You are on page 1of 2

El Castillo de Monteagudo es una fortificación que se encuentra situada a unos 5 kilómetros

al noreste de la ciudad de Murcia (Región de Murcia, España) y a unos 10 kilómetros al
suroeste de Orihuela.
El castillo está enclavado en un impresionante puntal rocoso que se eleva 149 m sobre el nivel
del mar, por lo que domina toda la Huerta de Murcia, regada por el río Segura. Su estratégica
situación y su singular disposición convierten a esta fortaleza en un hito fundamental de
la depresión prelitoral murciana. A los pies del cerro se sitúa, actualmente, el núcleo urbano de
la pedanía de Monteagudo, situada en el borde septentrional de la Huerta. 1
El castillo de Monteagudo remonta sus orígenes a época islámica. Las primeras referencias
documentales a esta fortificación indican su existencia hacia 1078-1079. Sin embargo, es en
tiempo de Ibn Mardanis cuando el castillo adquiere su disposición actual por lo que queda
relacionado con el esplendor de la corte taifal murciana y la resistencia hispanomusulmana
frente a los almohades durante la segunda mitad del siglo XII. No obstante, la trascendental
fama que aún conserva le vendría con la incorporación del reino a la Corona de Castilla
en 1243. Allí situó Alfonso X el Sabio su residencia murciana, quedando vinculado a los
monarcas castellanos. La agregación al reino de Valencia del valle del Vinalopó y la vega baja
del Segura a comienzos del siglo XIV convertiría al castillo de Monteagudo en la principal
fortificación de Castilla frente a la Corona de Aragón, vigilante secular del Camino Real que
unía a Murcia con Orihuela.1
En uno de los más recientes estudios realizados sobre el castillo de Monteagudo, el arqueólogo
Manzano Martínez delimitó las estructuras arquitectónicas existentes en dos espacios
amurallados concéntricos que se sitúan en la cima del cerro donde quedó enclavada la
fortaleza.3
El recinto superior ocupa la parte más alta del puntal rocoso con una planta rectangular
jalonada de torreones cúbicos que defienden los muros y ayudan a su solidez estructural a
modo de contrafuertes dada la irregularidad del terreno, ocupando una superficie aproximada
de unos 50 m por 25 m. A su vez este edificio quedaría subdividido en otros dos sectores bien
diferenciados: por un lado la plaza de armas, donde hoy se sitúa una monumental imagen del
Sagrado Corazón de Jesús, y por otro, un espacio situado al norte donde serían ubicadas una
serie de estancias y dependencias así como el acceso a este recinto, parcialmente destruido
pero que presenta la espectacularidad de su vano con un típico arco de herradura. Como
elemento característico surgen, en las esquinas de este cuerpo, la disposición de las torres en
ángulo entrante en lugar de las comunes torres de esquinas existentes en otras fortificaciones.
El recinto inferior se extendería principalmente en el sector nororiental del cerro, y está
compuesto por un cinto amurallado cuyas torres también se situaron muy próximas entre sí,
dándole un aspecto semejante a otras fortificaciones de su contexto histórico y geográfico. Para
acceder a este espacio había que sortear una serie de puertas en recodo y pasillos dominados
por diferentes torreones que guardaban perfectamente el halo de inexpugnabilidad de la
fortaleza. Destaca también en este sector un torreón relacionado con una sima desde la que se
abastecía de agua la guarnición del castillo.

diseñada en 1951 por el artista Nicolás Martínez. Esta obra monumental. en algunos tramos determinados se utilizó el ladrillo. el conjunto del edificio fue construido utilizando un tapial de argamasa de excelente calidad. con el patrocino del alcalde de Murcia Francisco Martínez García. que goza de gran devoción. Cabe mencionar el hecho de que sobre la cima del cabezo y dominando el valle. con encofrados modulares de unos 80 cm de altura. encontramos el monumento de desagravio al Corazón de Jesús. tanto en muros como en zócalos. No obstante. . En líneas generales. se trata en realidad de una réplica de otra escultura anterior que fue construida en 1926 por Anastasio Martínez Hernández (1874-1933). y que acabó siendo destruida en 1936. escultura majestuosa de 14 metros de alto.Cristo de Monteagudo en la cima del cerro.

Related Interests