You are on page 1of 15

ENSAYO

LA MUSICA EN LA ERA DEL TERROR

Mauro Lamas

Esta era. la era del terror.
Prud’homme..
comp. sin embargo hoy el artista ha quedado rezagado y reemplazado por la maquinaria mediática. donde la imágenes y sonidos.
imagen
BIOGRAFIA:
(Descarga
directa)
Plataforma
 virtual
Escuela
Latinoamericana
de
estudio
de
postgrado‐
Universidad
ARCIS
 2
“Tragédie
mise
en
musique
par
M. en donde ésta se instrumentalizaba para enaltecer las hazañas feudales. llevándola a niveles de derecho de elevada elocuencia. la cual ha usado ininterrumpidamente el pasmo y el shock.
et
Surientendant
de
la
Musique
de
Sa
 Majesté”. ocultando deliberadamente el pavor de las acciones cometidas por éste. invisibilizado las esperanzas del ciudadano y trastocando su conexión hacia una realidad heterogénea.
“El
destino
del
arte
en
la
era
del
terror” Lectura
Pdf.MUSICA
EN
LA
ERA
DEL
TERROR
 
 
 Las transformaciones y traslaciones del arte en la modernidad y post-modernidad hoy nos han llevado a una era donde lo irrepresentable se presenta.
Lully. en el presente ensayo deseo abordar como la cultura musical ha tomado una identidad ética. democratizando sus sonoridades en un contexto en donde. violento..
Conseiller
Secrétaire
du
Roy. en una campaña donde el terror se encarna como la realidad desprovista de todo bien. enviados desde los gobiernos mediáticos y las fracciones hegemónicas. ha ido configurando el rumbo de las políticas estéticas actuales y menospreciando al artista en cuanto a su participación en el contexto crítico. en la dedicatoria de su Perso2 a Luis XIV. reinan en el imaginario taciturno del espectador.
citado

por
J.
pág. tienen la 























































 1
GROYS. sangriento. como lo evidencia Lully.
Boris.
Escuyer. Boris Groys1 apunta que la relación de los artista visuales con los guerreros de antaño se sustentaba en un eje de dependencia en donde el primero necesitaba del acto violento ejercido por el guerrero para encender su motivación y luego por medio de las pinceladas glorificar a éste. consensuada y debilitada en la discusión. abominable y sucio. sin posibilidad de evadirla. junto la imagen. dando pie al progreso mediático y un retroceso en la emancipación y la infinita promesa de la igualdad.
 . Algo similar transcurría en la música. ha partir de la acción entre ella y su entorno.
“Écrits
de
musiciens”.G.
209. Estas imágenes y sonidos servidos como plato caliente tras cualquier acontecimiento bélico. Dentro de este contexto. directamente frente a nuestros sentidos como una verdad irrenunciable y enmudecedora. el cual subyace mas como espectador desnudo que ciudadano con sus derechos en su propio devenir.

y los cambios y discursos sociales. contrapuestos a la merced de un supuesto cernidero estético y funcional. Por otra senda. pero principalmente siendo la materialización. comportándose el ruido de manera irregular durante su existencia vibracional . en el terreno de la enseñanza formal o encierro disciplinario. junto a la escritura. ha participado en forma de incorporación o resistencia frente a este panorama. éstos transmitidos mas allá de lo que se dice explícitamente como discurso artístico lo cual modifica constantemente sus valores y sus sistemas de referencia. Probablemente nuestra especie tendría un presente distinto si no hubiese contado con esa plataforma sonora para dar resonancia a sus pensamientos. siendo instrumentalizado para distintas funciones cotidianas y estéticas. serán polivalentes en la medida de en que momento y lugar sucedan. Lo anterior significa que éstos no quedarán para siempre como un tal instituido en la construcción mental del tipo. la música demanda de una materia prima irrenunciable para su existencia. siempre se ha insistido en la abyección que se desprende del sonido resistiéndose a éste… el ruido. Los antagonismos de éstos se dividen.misión de revelar lo terriblemente verdadero proporcionado por los medios. Y en segundo sentido. en conjunción al desarrollo técnico-digital. en una primera instancia. Esta es el sonido. transmitido por un medio elástico. de cómo se representa (visualmente por mediciones de espectro) en el espacio tiempo.
publicada
 en
2001
 . detonando en el sujeto una percepción única e irrepetible de 























































 3
 El
Diccionario
de
la
lengua
española
(DRAE)
es
la
obra
de
referencia
de
la
Academia. del pensamiento por medio de la palabra hablada. es posible inmediatamente situarnos en el como ha acompañado al ser humano en el devenir de muchas culturas. en distancia con la uniformidad u orden que presenta el sonido. relacionándola con formas afectivas y/o funcionales de la vida cotidiana las cuales clasifican de placenteras o “ruidosas”. Al hablar de éste. el cual es valorado como la sensación producida en el órgano del oído por el movimiento vibratorio de los cuerpos. el cual lo excluye radicalmente y lo destina donde el sonido se desmorona. como el aire3. primero en uno de carácter científico. como nuestro organismo sensible y pensante percibe e interpreta las vibraciones amplificadas de un cuerpo y luego les da asidero y sentido.ª.
La
edición
actual
—la
22. Lo medible y/o interpretativo que resulta ser el sonido o el ruido hace que derive tempranamente en una connotación reversible. Para empezar daremos un marco en donde podemos precisar que. y de cómo a la vez. alabado o castigado. el cual se compone y descompone durante su expansión en el espacio tiempo.

fijando sus espacios como un templo pulcro solo para el sonido.el hombre y la mujer han perdido contacto con su ser interior gracias al ruido que emana de la sociedad moderna. en el contexto de la producción musical.
1º
ed. pero a pesar de eso permanece más instalado que nunca. ruido generado por un disco de vinilo rotado en dirección inversa contra aguja. Sin embargo se produce la siguiente paradoja.5998 
 5 
ATTELI.
1995. Jacques Attali consagra como arma de poder al ruido. tuvieron atributos de ruido en un momento pasado.reasignando un sentido de perdida de interioridad del ser.
español. Es por eso que los estudios de grabación se marginan de la realidad sonora por medio de sistemas sofisticados de aislación que promueven evitar el ingreso de ese dañino mal. canalizar su violencia y su esperanza. como aquello que la música apenas soporta y que puede dañar o devastar una obra.

México. llevado a su extremo límite. Actualmente sonidos que validamos como tales.
ensayo
sobre
la
economía
política
de
la
música”.revues.
Siglo
XXI
editores. está a punto de hacer del Estado moderno una gigantesca fuente única de emisión de ruido…?” 5 presagiando este modo las posibles atrocidades o maravillas que se entrega el ruido como dispositivo de poder. Es el caso del “Scratch”.
Puesto
en
línea
el
05
septiembre
2012.
 .
Polis
[En
línea]. hoy deambula como el sonido fundamental de la cultura hip-hop. ¿Quién no presiente hoy el proceso.
URL
:
http://polis. Esta lectura es absorbida indoloramente por la tradición escolástica tradicional. el ruido distorsionado producido por el sistema eléctrico de las guitarras. que se desprende para que el sonido viva.esa sensación auditiva.
Jacques. es poder interpretar y dominar la historia.4 . Y así podría seguir. el ruido es tratado como sedimento. Es aquí donde una misma sensación producida en el órgano del oído por el movimiento vibratorio de los cuerpos
 puede ser consumida reversiblemente como agradable o molesta.
Freddy
«
La
revolución
del
silencio
».4000/polis.
DOI
:
10. debido a su flexibilidad lo cual lo acomoda a infinitas posibilidades de relaciones y de comprensión con el hombre. Esta paradoja se 























































 4
EHLERS. hermoso o feo.
“Ruidos. la cual le agrega inmediatamente un factor ético al asunto atribuyéndole una imagen negativa al ruido y dejando al sonido reservado para el bienestar del hombre. sonido o ruido. memorizar.org/5998
.
8
|
2004.
consultado
 el
07
marzo
2014. Este paradigma se desarma y reconstruye constantemente por su reversibilidad. Por otra parte. comparable con los quiebres visuales que expone el grafiti y el tag. indicando que … “son el sueño de los politólogos y el fantasma de los hombres de poder: escuchar. Por ejemplo Freddy Ehlers se acomoda a este paradigma proponiendo que . hoy es el sonido estándar del rock. manipula la cultura de un pueblo.

refiriendo sus sonoridades (o abyecciones ruidosas) como inadvertidas. su ruido.
 .6 engendrado en una sociedad del consenso. o sea. dando supremacías y degradando a otras. han sido abiertas en sus fronteras. Su llegada significó una tensión y luego la reacción dispersa de la crítica del año 1913. deambulando. en una sociedad moderna que las incorpora. nos ayudará en la lectura de una era en donde la música y las subculturas que la traducen. el 























































 6 
RANCIÈRE. casi terrorífica y fascinante. el sonido será siempre hostigado o intimado desde su propio ser interno. en donde los pueblos son reducidos a uno solo y todos cuentan. las recolorea y las tiende a reproducir finalmente en serie. la armonía.
Santiago‐Chile. por el ballet La Consagración de la Primavera compuesta por Igor Stravinsky.relaciona con el reciclaje de sonidos excrementales que va dejando las transformaciones y traslaciones del arte en la modernidad y post-modernidad. político y ético que supone un trauma infinito que viaja desfasado un poco más atrás (hacia el pasado). Esta oferta que nos entrega Ranciére. sino desde su propio centro. dada su connotación de infinito.
Jacques:
El
viraje
de
estética
y
la
política. trasgrediendo el derecho si es necesario. El trauma demanda ser sosegado eternamente. sino a al desvanecimiento de la especificad de las prácticas políticas y artísticas que va de la mano del viraje ético expuesto por Rancière. instancia en la cual se desprende la necesidad de sobrepasar el eje central y tomar justicia con nuestras manos antes de ser destruidos. Lo anterior nos conlleva hacia el marco del referente terror de este ensayo.
Editorial
Palinodia. Llevado al campo de la política este trauma se traduce en el terror. bestiales. dicho desde este estudio. desde esa repugnancia inquieta. por lo cual cíclica y espontáneamente se reproducirá o regenerará un héroe que deba cautelar el bienestar del consenso. la cual no proviene de afuera. y sus diferencias reducidas. Este trauma amenaza nuestras existencias. A esta obra a menudo se le tacha como la obra que inaugura la música moderna. Esto tiene una relación con el problema ético en el sentido de la jerarquización de sonidos. sin embargo este delgado consenso está en constante amenaza de destrucción. La democratización del sonido no obedece necesariamente a un juicio moral o “rescatistas”. las desviste. a modo de referente. y una discusión abierta hasta hoy. Las aproximaciones que plantea Ranciére impulsan la idea de un contexto social. Más allá del análisis riguroso del ritmo. para conservar al mismo. compasivas y reales.
2005. Quisiera detenerme un momento para advertir la transfiguración de las sonoridades y su avance hacia el viraje ético. transfiguradas.

como el que realiza Pierre Boulez en el artículo “Stravinsky Demeure”7. siendo la superación de este solo la muerte.
Hal:
“El
retorno
a
lo
real. enuncia J. genera un trauma en el ordenamiento ético de la música (especialmente en la docta).
Madrid.
Pierre

“Stravinsky
demeure”. no se puede desprender. Pero este axioma extiende sus garras más allá aun.
en
Relevés
d’apprenti.
 
FOSTER. los cuales buscan la fluidez. un constante ritmo autómata del cual el ser humano. que en realidad son mas producidas que re-producidas. deseo exponer como su sonoridad. seguramente nos alejaremos al ritmo de él de este mundo. La incorporaciónn del ruido a esta comunidad de consenso. dicho de otro modo… “lo esencial de las nuevas políticas económicas está en la producción 























































 7 8 
BOULEZ. si este pierde su constancia. generando la supresión de la división entre lo sonoramente estable e inestable. no muy recomendadas por los tratados musicales. en la cual si se llegase a perder el ritmo repetitivo y constante para la producción y el consumo. Lo anterior provoca un consenso moral en el actuar de algunas corrientes vanguardista. debido a que la vida misma se sostiene en el ritmo propio del corazón. Desde otro enfoque algo mas esencialista.
du
Seuil. el alejamiento del paralelismo y la variación rítmica. en donde desenmascaran ciertas torpezas del compositor que se sobreponen más tarde con el aura con el que se le envistió desde lo sublime o irrepresentable de la misma obra. asunto que podemos relacionar con la visión de Hal Foster 8. para vivir.contrapunto.
2001
 . en este caso de la imagen. abre puertas a otras nociones estéticas excluidas o en cierta manera. desde la perspectiva de una defensa contra el efectismo por medio de la repetición.
Akal. También la obra de Stravinsky se relaciona con una repetición traumática de sus partes. reduciendo las músicas a esa sola comunidad que rinde tributo a una justicia sonora.
1966.
Paris. Attali. la vida social cae en un profundo riesgo de extinguirse. Esta repetición en serie es un producto de la industria. la orquestación y la forma. donde el capital está mas presente que nunca. en donde esencialmente la repetición implica el desarrollo de actividades de servicios que reproducen al consumidor. Esto último nos relaciona con un automastismo del cual dependemos para que la carne viva.
Ed.
la
vanguardia
a
fines
de
siglo”. el ritual de la repetición puede ser el axioma más biológico dentro de la concepción musical. En la obra de Stravinski emerge con fuerza la nación de repetición compulsiva de las frases musicales. al parecer un tanto “ruidosa”. similares a las reproducidas en obras de Andy Warhol. a una sociedad activada por la producción y el consumo en serie. traducida en una democracia de los sonidos donde el ruido deja atrás sus ribetes de molesto para devenir a ser titular en el actual panorama musical.

Según Francis Routh11 el mismo Stravinsky sufrió de dudas especulativas sobre el arte musical. haciendo posible resistir al hecho de la desigualdad entre los sonidos.(Consulta:
18
de
marzo
de
2014)
disponible
[
http://orfeoed. sociales. sino que la desvía.” Otra arista que emerge desde la obra de Stravinsky y que nos ayuda a relacionar la transfiguración del sonido.
Javier
Vergara
Editor.
1990
[1975]. la descamina. en una década en donde el mundo se reconstruía después de una guerra planetaria y el cine se inyectaba indoloramente en la retina de los pueblos. ya que no abandona ni asume una interdicción. desde Bach hasta Schonberg y la segunda escuela musical de Viena. (lo cual) lo condujeron a una estética 























































 9
 LLADE.com/melomano/2012/articulos/claves‐para‐disfrutar‐de‐ la‐musica/grandes‐obras/la‐consagracion‐de‐la‐primavera‐de‐igor‐stravinski/
]
 10 
KRISTEVA
. la marcha creativa de un obra. nacionalizado francés y. Martín Llade. la corrompe10. Esta visón obedece a las profesadas por las escuelas formales de música.
195. Sin embargo ocurre una paradoja en la bases misma de la obra del compositor ruso. reflejándose en los desequilibrios culturales. al igual que el ruido. La incorporación a los lenguajes expresivos del ruido. políticos y económicos. da las primeras luces de abyección artística. Si damos un enfoque desde la mirada de Boris Groys.
Argentina.
 . la repetición y la ruptura de la forma que poco a poco se instituyen en la obra de Stravinsky. este abandono de la forma se condice. no existen temas bien diferenciados y la única manera de mantener coherencia sería a través de los desencadenamientos rítmico-tímbricos …”9.
Francis:
Stravinsky.
imagen
BIOGRAFIA:
(Descarga
directa)
Plataforma
virtual
Escuela
 Latinoamericana
de
estudio
de
postgrado‐
Universidad
ARCIS
 11 
ROUTH.
Julia:
Poderes
De
La
Perversión­
Lectura
Pdf.
p. La desconexión con la funcionalidad pone en un estado de caos la marcha musical. Esta obra.
 la
 revista
 de
 la
 música
 clásica
 (on
 line). posteriormente.
 Melómano. con una política de la igualdad estética la cual está sujeta a la presuposición de la igualdad de todas las formas musicales. nos dice al respecto que de ésta que “… no tiene (la obra) una estructura concreta. principalmente la proveniente de san Petersburgo. no tiene un tema dramático. una regla o una ley. La forma musical es quien sostiene. cayendo prontamente en desgracia.(repetición) de la demanda y no en la producción de la oferta. tendrían un toque de perversión artística. se divide en “cuadros” separados. ni personajes ni acción continuada. estadounidense. como esqueleto. con sus descarnadas sonoridades y desde la tribuna analítica.
 Martín:
 La
 consagración
 de
 la
 primavera
 de
 Igor
 Stravinsky. Esta se somete a un sentido de lógica funcional de la música. la cual está en conexión con las necesidades y funciones humanas. tiene relación con la forma.

entonces la modernidad no sería la responsable de la ruptura en los sistemas de canalización de la violencia y de los nuevos imaginarios. y la instalación de lo sublime.
“Ruidos. insta a repensar que el viraje ético de la sociedad no logra conducir a una real socialización de las estéticas. Sin embargo. debido a que ésta (la 























































 12
ATTELI. se encuentra en último lugar en la ruptura mismas de éstas. sino a una organización del no-sentido más fuerte pero menos significante. motivado por la pérdida de éstas desde fines del siglo IXX hasta las tensiones de Arnold Schönberg (el cual continuó las consecuencias de la música de Wagner porque consideraba que constituía el transcurso normal que la música). dado que su búsqueda estética es instruida desde lo preciso y la lógica.
ensayo
sobre
la
economía
política
de
la
música”. Desde una lectura actual. sus expectativas de consumo se visten de los mismos ribetes bajo el encandilamiento tecnológico. quienes situaban sus emociones como modelos. Su estética objetiva era opuesta a la de los románticos. la instalación de una nueva justificación tecnocrática y turbia del poder en las organizaciones12 .
Jacques.compleja pero precisa y lógica porque en la composición sólo obedecía aquellas leyes que consideraba como parte de la verdadera naturaleza de la música. desconfiaba de una base tan subjetiva para lo que consideraba un proceso muy exigente: la creatividad. lo cual se muestra en que sus principios estéticos se basaban en la incesante búsqueda de orden y unidad. sino. desde el enfoque de Attali.
 1995.

México. llevando más allá de si misma lo irrepresentable de su arte. se encuentren en constante búsqueda de referentes de emancipación.
1º
ed. resultando que la Consagración de la Primavera revindica lo opuesto a está búsqueda.
(Pág
125)
 . Este quebrantamiento. pero a la vez. sin ser indiferente a la emoción humana. puede sonar contradictorio el hecho de que las culturas musicales. su ideario de revindicar la voluntad creadora del hombre frente al poder destructor que. plenamente un sencillo reacondicionamiento del poder.
español. coherente con un discurso tecnócrata regulado desde el poder hegemónico y desarrollados en la rutina de sus actividades. promovía la libertad. mientras él. Si esto es cierto. para él. unas resistiendo y otras profundizando a favor del reacondicionamiento del poder. lamentablemente. la cual promete un reencuentro con el orden y la unidad. En dicha indagación Stravinsky persigue la verdadera naturaleza de la música. Esta lectura sobre las motivaciones nativas del compositor pone en conflicto mis aspiraciones de develar la abyección que provoca su obra en el devenir de la música.
Siglo
XXI
editores.

.11
n.scielo. surgidas desde las clases trabajadoras con rituales de resistencia para adquirir un espacio de lucha frente al “mainstream”16. “convergencia”. que las prácticas de éstas podrían funcionar para contribuir a perpetuar la hegemonía de la clase dominante o bien resistirse a ella.
house.hegemonía). es aquí donde se instituye la paradoja de la 























































 13 
ANDRADE.E.
A.
Paidós.
De
la
ciudad
profética
a
la
sociedad
global”
Barcelona. induciendo a una estandarización con axiomas como.
Padiós.
Jesús‐
CAMPO. nunca es plenamente adquirida. el aparato transnacional de producción de mercancía culturales y de información sea un régimen de organización de poder.
 
 .1999.
“Cultura
y
política
de
la
música
dance.
Barcelona. al confort y el placer obtenido por los medios tecnológicos..
“Historia
de
la
utopía
planetaria. los cuales han invisibilizado la emancipación de las subculturas que subyacen en las dermis de la urbe.
2000. En este marco. Las “tecnomultitudes”. el actual consenso estético de las sonoridades y de las imágenes se distribuye por medio de estas redes tecnológicas. ese miedo a no ser parte del consenso que propina invisiblemente los paradigmas.
 
 15 
MATTELART.
2005
(visitada
el
20
de
marzo
de
 2014)
Disponible
en
«
http://www. asociando el bienestar erigido en la cultura occidental.
 Barcelona.
María
‐MANDRILLO. como habla Jean-Marie Seca14. Jeremy Gilbert y Ewan Pearson17 en sus investigaciones y análisis de las culturas nos advierten.1
Marcaibo
abr. respecto a las lecturas emanadas desde los estudios culturales liderado por Raymond Williams.org.
gustos
o
preferencias
predominantes
en
un
momento
determinado
en
una
sociedad.
Toma
 relevancia
 en
 los
 estudios
 mediáticos
 actuales
 al
 reflejar
 los
 efectos
 de
 los
medios
 de
 comunicación
 de
 masas
 del
 siglo
 XX
 sobre
la
sociedad
actual.
2001. Estas mismas tecnologías son las que se han instrumentalizado para que.
drum`s
and
bass
y
garage”.
J.php?pid=S1315‐95182005000100006&script=sci_arttext
 14 
SECA
Jean‐Marie.techno.
(visitada
el
20
de
marzo
de
2014)
Disponible
en
«
http://es. sufrirían un alto grado de angustia si en algún momento no tienen acceso a las tecnologías de boga. planteado por Ranciére.
Cósimo.
hip
hop. no exclusivamente un proyecto de cultura. Esta tecnocratización a derivado en una democratización idólatra que ha reconfigurado el rumbo posmoderno. desde el prisma estructuralista de Anthony Giddens.
“Discurso
y
uso
de
tecnologías
de
información:
herramienta
para
 la
hegemonía
del
poder”
‐
Scielo
Revista
de
Ciencias
Sociales
(online)
v.
Disco.
Paidós. según menciona Armand Mattelart15 .org/wiki/Mainstream
 17 
GILBERT.
 
 16 
Cultura
principal
o
mainstream
(anglicismo
que
literalmente
significa
corriente
principal).
y
PEARSON.
son
términos
que
se
utilizan
 para
designar
los
pensamientos.wikipedia.ve/scielo. “sinergia” y “globalización”.
“Los
músicos

underground”. Aquí es donde entran en el juego los gases ofrecidos desde la era del terror. sino que está en incesantemente proceso de lograr el poder por medio del uso de un discurso (instrumentalizando los medios) que legitima las estructuras con el consentimiento de los agentes subordinados13.

pero a la vez valiéndose de éste. Sarah Thornton18 nos plantea que ésta se puede entender como el proceso en donde un grupo subcultural. La hegemonía se vale de esto por lo cual regula el consenso y la difusión de ideas.azheavymetal. con lo cual podrá subsistir públicamente.
(visitada
el
20
 de
marzo
de
2014)
Disponible
en
«

http://www. A partir de lo anterior es recién cuando se inicia la paradojal resistencia. pero a la vez. Para explicar este panorama. la cual peregrina como un movimiento contracultural considerado alternativo. reservándose cierta pureza inmaculada frente a las anteriores. criticando el modelo.php
 18 19 .com/especiales/grunge6.
Pág.
El
Grunje
“Carta
de
suicidio
de
Kurt
Cobain”
(Traducción)Pág. sino embarcándose en resultados complejos y ambivalentes.
S.
Cambridge. Se plantea que finalmente la incorporación se transforma en una negociación entre la cultura dominante y las subdominantes. lider de la banda Nirvana. que había estado fuera o en oposición al mainstream. Si ella es absorbida por la cultura dominante. Sin embargo. se puede entender de que Cobain siempre se halló asqueado de tanto éxito y cada vez que la banda lograba mayor notoriedad en el mercado musical. Da la impresión que esta subcultura transita ajena a la instituciones que norman la cultura pública. Para explicar la paradoja de la incorporación podría hablar del caso de Kurt Cobain. me referiré al subcultura de la música undeground. o ajeno a la cultura oficial.87. es absorbida por dicha cultura. pero las moldea del tal modo que pueden sentirse las normas de la clase dominante como legitimizadas y naturales.
 
Az
heavy
Metal. no limitándose a resultados simples.
Web
azheavymetal
(on
line). en primera instancia.
Music.
Polity
Press. los poderes del capital y los medios de comunicación. Este encuadre a favor de lo hegemónico genera un espacio ideológico en el cual las subculturas son contenidas y dotadas de un placebo que funciona de tal manera que convierte lo cultural en mercancía. sobre quien gana o pierde. y quebrada y neutralizada. debido a una necesidad de penetración. elevado a la cúspide del espectáculo y llevado a la muerte por esta misma. De acuerdo a la carta19 dejada por el músico y a entrevistas realizadas poco antes de su muerte. instalado como grupo transgresor contra las normativas del mainstream.incorporación.
“Club
cultures. paralelo. todo movimiento musical demanda un mínimo de relaciones institucionales y de mercado para establecer sus estructuras tecnológicas y medios de difusión.
1995. contrario. sentía que el proyecto que regía. pasando indoloramente a ser parte de aquello a lo cual se oponía nativamente. se iba arruinando.
media
and
subculture
capital. según expone José Luis 























































 
Thornton. perdería su condición de uderground..

revirtiendo hasta cierto punto el ingrediente ideológico que se 























































 
CAMPOS. El comprender o intuir la incorporación y la articulación ha permitido que artistas se relacionen y muten continuamente sin ser absorbidos por una cultura dominante.
2008.. influyendo en el proceso de reproducción de la ideología dominante y la visibilización de las transformaciones sociales. Sin embargo la articulación que logra este grupo. Esta procura desarticular (ruptura) las conexiones y mutaciones que pudiesen llevar a una incorporación y absorción de las subculturas por parte del mainstream.Campo20. en los procesos de articulación de las subculturas musicales.
Publicada
en
12
de
febrero
 de
2012.wordpress. como tampoco se encuentra divorciada de las experiencias e intereses de quienes la producen y la consumen.
Esther.
(Visitada
22
de
marzo
de
2014)
Disponible
en
«
 
http://estherpinedag. debido a que no existe una única formación cultural dominante que absorba por completo a las más pequeñas. y otras subculturas. casi a modo de troyano.
Biblioteca
Nueva.
“Calle
13:
Irreverencia
para
la
crítica
social”. la estética.
“Cuando
la
música
cruzó
la
frontera
digital”.
Pág106.
Madrid..
 
PINEDA. Esta paradoja de la incorporación podría ser superada desde el planteamiento que dibujan Laclau y Mouffle relativo a la articulación. en las cuales el poder puede concentrarse o expandirse en variados puntos de intercambio y de secuencias simbólicas. entendida como “cualquier práctica que establezca una relación entre los elementos cuya identidad se vea modificada como resultado de esa práctica”. se enfoca contrasentidamente en la desarticulación misma. sociales y culturales del momento histórico específico en que emerge.
José
Luis. según nos propone Esther Pineda21. Este es el caso del grupo puertorriqueño Calle13 el cual no se encuentra desvinculada de los factores políticos. siendo inalcanzable demarcar con luminosidad dónde empieza una y acaba otra.
(online)
Blog
de
Esther
Pineda
G. la industria y el ritual. el mercado. Lo anterior funciona como la agencia de una resistencia que se incorpora de manera superflua pero con claridad. Lo anterior hace innecesaria la incorporación ya que libera a la sociedad de aquellas conformaciones que se oponen. en el caso de la música. Esto deriva en una serie de relaciones complejas entre distintas formaciones.com/2012/02/12/calle‐13‐irreverencia‐para‐la‐critica‐social/
 20 21 . incorporándose y a la vez articulando su acción de una forma significativa con el mainstream. entre el artista. caminan hacia la búsqueda de su propio equilibrio social con el indiscutible peligro de no lograrlo y desaparecer. pero a la vez reforzando articulaciones entre subculturas las cuales.

en donde todas supuestamente cuentan. por lo cual no consagran para obtener estatuto. . nos invita a reflexionar sobre la necesidad de resistir o desvincularse con las auras de la pureza.
 . devolviendo esos “no se que”. para así mantener controladas y agradecidas. articulándose en una dermis mas profunda. que mas nos aleja de poder 























































 22
RANCIÈRE. se sustentan con las migajas entregadas a concesión por el estado (Fondos concursables).Esto se conecta directamente con lo ocurrido en nuestras tierras criollas. esta configuración ética anclada a los epílogos de la modernidad. algo sí como el underground del underground.
Editorial
Palinodia. han sido tratadas de reunirlas en una comunidad ética. desechando o conflictuándose solamente con algunas que resultan raramente problemáticas.
2005. Todo este trauma es enmudecido e invisibilizado en la desaparición tendencial de las diferencias. Estas se transforman en suplemento. en general. así mismo desvestirnos de ese “abrazo”. en donde el arte y la reflexión sobre sus estética se cuecen en una misma olla para ser servidas al servicio de un régimen ciego de la igualdad y al testimonio sin fin de la catástrofe. en donde el extensivo poder de los medios de comunicación se han asegurado de finiquitar los espacios creativos y de innovación de las subculturas musicales. Como dice éste.instalan en los ligamentos tejidos por las tecnologías comunicativas y el mensaje mediático.
Pág. el retardado.por un lado es simplemente el enfermo. la música y las subculturas que las promueven. dentro de un delgado marco. Desde la democratización sonora generada por la consagración de la primavera hasta llegar a la resistencia y desarticulación de ésta de manos de Calle13. ha reforzado el trauma del artista del cual desea escapar para lograr una emancipación. denominadas excluidas. extraviando sus derechos en la tienda de la justicia que no acaba y amenazados por la economía que no perdona la desatención. a las subculturas que se entretejen entre lo rentable que puede resultar el servicio social y el rechazo absoluto del otro. sus ambigüedades. en donde la música y las artes. evitando que los procesos cíclicos de la economía tomen posesión de las expresiones subculturales y las conviertan insensiblemente en mercancía o sean instrumentalizadas para la generación de consensos que reducen a una sola concepción de la realidad bajo el régimen del terror. fragilidades y su capacidad de litigio a las políticas y las artes. Finalmente.
Jacques:
El
viraje
de
estética
y
la
política. por Rancière. porque ya todas están incorporadas.
Santiago‐Chile.
29. Esta situación de menosprecio y caridad a regañadientes. a quien la comunidad debe tender una mano que lo socorre22 .

encontrarnos en nuestras diferencias. a no estar donde querrían que estemos. . y ver a cada uno en un camino en donde el miedo heterogéneo. no predomine sobre una emancipación que permita la superación del hombre desde un estado de libertad.

1995. SantiagoChile. Paidós. Valeria. Barcelona. 1966. “Ruidos. México. Paidós. Hal: “El retorno a lo real. Thornton. en Relevés d’apprenti”.E. 2001 SOLIS. “Los músicos underground”. Madrid. José Luis. J. Pierre “Stravinsky demeure”. 2005. Paris. Cambridge. Madrid.Lectura Pdf. media and subculture capital”. house. ROUTH. Editorial Palinodia.. Boris. Biblioteca Nueva. “Suena desafinado. imagen BIOGRAFIA: (Descarga directa) Plataforma virtual Escuela Latinoamericana de estudio de postgrado.techno. Javier Vergara Editor. 1995 SECA Jean-Marie. ATTELI. FOSTER. “Cultura y política de la música dance. “El destino del arte en la era del terror” Lectura Pdf. . Julia: Poderes De La Perversión. Jacques.Universidad ARCIS KRISTEVA . drum`s and bass y garage”. Tomando el pulso a la industria de la música en Chile”. 2008. Ed. Akal.BIBLIOGRAFIA
 
 
 
 RANCIÈRE. Music. GROYS. du Seuil.. Francis: “Stravinsky”. hip hop. Barcelona. 2010. 1º ed. Santiago. “Cuando la música cruzó la frontera digital”. Argentina. Disco. Polity Press. 1990 BOULEZ. Jacques: El viraje de estética y la política. GILBERT. español. y PEARSON.1999. Siglo XXI editores. ensayo sobre la economía política de la música”.. 2001. “Club cultures.. S. Planeta Sostenible. imagen BIOGRAFIA: (Descarga directa) Plataforma virtual Escuela Latinoamericana de estudio de postgradoUniversidad ARCIS CAMPOS. la vanguardia a fines de siglo”.

org/8604 . DOI : 10. « Post-scriptum sobre las sociedades de control ». FACUSE. mercados y diversidad en España”.. Gilles. Padiós. URL : http://polis. Músicas. Industrias. Polis [En línea]. 2000. Miguel.4000/polis.revues. URL : http://polis. María Emilia. “Comunicación y cultura en la era digital. « El Hip Hop: ¿Arte popular de lo cotidiano o resistencia táctica a la marginación? ». De la ciudad profética a la sociedad global” Barcelona. “La influencia de la informática en la producción de la música”.5509 TIJOUX. 2002.revues. 13 | 2006. parabólicas. DOI : 10. Puesto en línea el 14 abril 2006. DELEUZE. 33 | 2012.4000/polis. E... consultado el 30 marzo 2014.. BUSTAMANTE. (ed.MATTELART.8604 . Barcelona. Gedisa.). Polis [En línea]. “Historia de la utopía planetaria. DUJAMENT. S. consultado el 31 marzo 2014. Sevilla. 2002.. Puesto en línea el 17 diciembre 2012. Marisol y URRUTIA.org/5509 . A.