You are on page 1of 7

LA PRESIÓN ARTERIAL

La presión arterial alta no controlada es un problema de salud muy grave que puede conducir
a enfermedades cardíacas y aumentar el riesgo de embolia. La buena noticia es que
mediante un plan de alimentación saludable, en combinación con ejercicio y técnicas
efectivas para reducir el estrés, las probabilidades de disminuir su presión arterial estarán a
su favor.
Si usted o alguien que ama tiene complicaciones de presiona arterial alta, entonces por
favor revise y comparta la siguiente información. En caso de necesitar más información,
también incluyo una lista de artículos sobre suplementos. La hipertensión en realidad es una
condición fácil de tratar, pero si se ignora, podría causar daño severo en su salud.
Su Alimentación Aumentará o Disminuirá su Presión Arterial
¿Usted sigue un régimen alto en granos y bajo en grasas?
De ser así, le tengo malas noticias, porque está combinación nutricional es un camino directo
hacía la hipertensión y puede devastar su salud por completo.
Una investigación publicada en la revista Diabetes en 1998 reportó que cerca de dos tercios
de los sujetos en la prueba, quienes eran resistentes a la insulina (RI) también tenían presión
arterial alta, y la resistencia a la insulina es causada directamente por una alimentación alta
en azúcar y granos, junto con una cantidad insuficiente de ejercicio.
Por lo tanto, si usted padece de hipertensión, lo más probable es que también tenga
un mal control de sus niveles de azúcar porque estos dos problemas a menudo van de
la mano.
A medida en que aumentan sus niveles de insulina, también lo hace su presión arterial…
Como lo explica el Dr. Rosedale, la insulina almacena magnesio, pero si sus receptores de
insulina no están funcionando correctamente y sus células desarrollan resistencia a la
insulina, entonces no podrá almacenar magnesio y será eliminado de su cuerpo a través de
la orina. El magnesio almacenado en sus células relaja los músculos.
Si su nivel de magnesio es muy bajo, sus vasos sanguíneos se contraen en lugar de
relajarse, lo que aumentará su presión arterial y disminuirá su nivel de energía.
La insulina también afecta su presión arterial haciendo que su cuerpo retenga sodio. La
retención de sodio provoca retención de líquidos. La retención de líquidos, a su vez, provoca
que su presión arterial aumente y en última instancia esto puede conducir a una insuficiencia
cardíaca congestiva.
Si la hipertensión es el resultado directo de los niveles de azúcar en la sangre
descontrolados, entonces normalizar los niveles de azúcar en la sangre también hará que su
presión arterial se encuentre dentro de un rango saludable.

La Fructosa (Azúcar) Puede Provocar Que Su Presión Arterial se Vaya Por las Nubes
Lo primero que tiene que hacer es eliminar todos los granos y azúcares de su
alimentación, en particular la fructosa, hasta que su peso y su presión arterial se hayan
normalizado. Comer azúcares y granos- incluyendo todo tipo de pan, pasta, maíz, patatas o
arroz- provocará que sus niveles de insulina y presión arterial se mantengan elevados.
Un estudio 1 publicado a principios de este año descubrió que las personas que consumieron
74 gramos o más de fructosa al día (equivalente a cerca de 2.5 bebidas azucaradas) tuvieron
un riesgo mayor a 77 por ciento de tener niveles de presión arterial de 160/100 mmHg. (En
comparación con la presión arterial normal que está por debajo de 120/80 mmHg.)
Consumir 74 gramos o más de fructosa todos los días también aumentó el riesgo de tener
una presión arterial de 135/85 en un 26 por ciento y de 140/90 en un 30 por ciento.
Esto es significativo porque en la actualidad el estadounidense promedio consume 70
gramos de fructosa TODOS los días.
La fructosa se descompone en una variedad de productos de desecho que son malos para
su cuerpo, uno de ellos es el ácido úrico. El ácido úrico eleva la presión arterial al inhibir el
óxido nítrico en los vasos sanguíneos. El óxido nítrico ayuda a que sus vasos mantengan su
elasticidad, por lo que la supresión de óxido nítrico conduce a un aumento de la presión
arterial.
De hecho, los 17 estudios realizados demuestran que los niveles elevados de ácido úrico
provocan hipertensión, por favor lea el artículo donde entreviste al Dr. Richard Johnson,
quien fue el principal investigador médico en este ámbito, pero su investigación sobre los
peligros para la salud de la fructosa, particularmente sobre como la fructosa causa problemas
de salud como presión arterial alta.
Mi Recomendación Sobre el Consumo de Fructosa
Como una recomendación estándar, le recomiendo firmemente que mantenga su consumo
total de fructosa por debajo de los 25 gramos al día. Ya que la lata promedio de soda de 12onzas contiene 40 gramos de azúcar, por lo menos la mitad es fructosa, esta lata de soda
POR SÍ SOLA excede la cantidad diaria permitida.
Además, sería prudente que la mayoría de las personas también limiten la cantidad de
fructosa que obtienen del consumo de frutas a 15 gramos o menos, porque está
prácticamente garantizado que usted consumirá fuentes de fructosa “ocultas” (generalmente,
en forma de jarabe de maíz de alta fructosa) de la mayoría de las bebidas y de casi todos los
alimentos procesados que come.

Quince gramos de fructosa no es mucho- representa dos plátanos, un tercio de taza de
pasas de uva o sólo dos ciruelas pasa. En su libro llamado, “The Sugar Fix”, el Dr. Johnson
incluye tablas detalladas que muestran el contenido de fructosa en diferentes alimentos, pero
para una muestra del contenido de fructosa de diferentes frutas comunes, por favor vea este
enlace.
Otras Consideraciones Alimenticias
Normalice su relación de omega 6:3: Tanto las grasas omega-3 como las omega-6 son
vitales para su salud. Sin embargo, la mayoría de los estadounidenses están obteniendo
mucha grasa omega-6 proveniente de su alimentación y muy poca omega-3. Consumir
grasas omega-3 es una de la mejores maneras de re-sensibilizar sus receptores de insulina
si padece de resistencia a la insulina.
Las grasas omega-6 se encuentran en el maíz, soya, canola, cártamo y girasol. Si usted está
acostumbrado a consumir estos aceites, lo mejor será que los evite o bien limite su consumo.
Las grasas omega-3 generalmente se encuentran en el aceite de linaza, aceite de nuez y en
el aceite de pescado. Siendo este último su mejor fuente. Desafortunadamente, en la
actualidad la mayoría de los pescados frescos contienen niveles peligrosamente altos de
mercurio. Así que lo mejor que puede hacer es encontrar una fuente de pescado segura, o si
esto le resulta muy difícil, opte por un suplemento de aceite de Krill de alta calidad, que se ha
demostrado es 48 veces más potente que el aceite de pescado.
Elimine la cafeína: La relación entre el consumo de cafeína y la presión arterial alta no se ha
entendido del todo, pero existe una amplia evidencia que indica que si usted padece de
hipertensión, entonces el café y otras bebidas y alimentos con cafeína pueden agravar su
enfermedad.
La cafeína es una droga y debido a que es consumida mucho y es completamente legal,
puede tener un efecto poderoso en su fisiología individual. Si quiere eliminar la cafeína de su
alimentación, trate de hacerlo de manera gradual durante un período de días o incluso
semanas, con el fin de evitar los síntomas de abstinencia como los dolores de cabeza.
Consuma alimentos fermentados: Las diferencias de la flora intestinal entre una persona y
otra parece tener un amplio efecto en que se desarrolle o no la enfermedad cardiaca. Si su
flora intestinal no está saludable tiene un riesgo es más elevado de desarrollar enfermedad
cardiaca, así como también otros problemas de salud crónicos. La mejor manera de optimar
su flora intestinal es mediante el consumo de alimentos fermentados naturalmente, como el
chucrut y otros vegetales fermentados, yogurt, kéfir y natto. Un beneficio adicional de los
alimentos fermentados es que algunos de ellos son excelentes fuentes de vitamina K2,
importante para prevenir la acumulación de placa arterial y enfermedad cardiaca.

Utilice el Ejercicio Como Un Medicamento
La actividad física, es sin duda uno de los “medicamentos” más potentes que existe y sus
efectos secundarios son exactamente el tipo de efectos que querrá tener.
Independientemente de la razón principal por la que empiece un programa de ejercicios, sus
esfuerzos serán recompensados de muchas maneras.
Un programa de ejercicios completo, como el programa Peak Fitness, parece ser muy
importante para la producción de beneficios a largo plazo en personas con presión arterial
alta. Casi todos los programas deberían incorporar ejercicios anaeróbicos o ejercicios de alta
intensidad una o tres veces a la semana, ya que estos ejercicios han mostrado ser, incluso,
más eficaces que el ejercicio aeróbico para reducir el riesgo de muerte por ataque cardiaco.
Si usted tiene resistencia a la insulina, definitivamente querrá incluir entrenamiento con pesas
en su programa de ejercicios. Cuando trabaja grupos individuales de músculos, aumenta el
flujo sanguíneo de esos músculos. Un buen flujo sanguíneo aumentará su sensibilidad a la
insulina.
Dependiendo de su condición física cuando comience con un programa de ejercicios, usted
necesitará consultar a un profesional de la salud para que pueda ayudarlo a aumentar la
intensidad necesaria para reducir los niveles de insulina. También se ha demostrado que el
ejercicio, en combinación con un suplemento de L-arginina corrige el funcionamiento anormal
de los vasos sanguíneos padecido por personas con insuficiencia cardíaca crónica. Sin
embargo, yo vería esto más como un enfoque de medicamentos y no necesariamente como
un suplemento que debería utilizar para optimizar su salud en general. La L-arginina
probablemente trabaje a través de su interacción con el óxido nítrico. Yo la consideraría
como un complemento, no un remplazo de la coenzima Q10, que es una terapia que ha sido
probada para la insuficiencia cardíaca.
Optimice sus Niveles de Vitamina D
Lo crea o no, mientras más lejos viva del ecuador, mayor es el riesgo de desarrollar presión
arterial alta. Y, ¿sabía que la presión arterial generalmente es más alta en los meses de
invierno que durante el verano?
La luz del sol en realidad afecta la presión arterial en muchas maneras:
La exposición al sol provoca que su cuerpo produzca vitamina D. La falta de luz solar reduce
el almacenamiento de vitamina D y aumente la producción y almacenamiento de la hormona
paratiroidea, que a su vez aumenta la presión arterial.
La deficiencia de vitamina D ha sido relacionada con la resistencia a la insulina (RI) y el
síndrome X (también conocido como síndrome metabólico), un grupo de problemas de salud
que puede incluir RI, niveles altos de colesterol y triglicéridos, obesidad y presión arterial alta.

La vitamina D también es un inhibidor del sistema renina-angiotensina (RASS) de su cuerpo,
que regula la presión arterial. Si es deficiente de vitamina D, esto provoca una activación
inapropiada de su RASS, que podría conducir a la hipertensión.
Además, se cree que la exposición a los rayos UV causa liberación de endorfinas, sustancias
químicas en su cerebro que provocan sentimientos de euforia y alivio del dolor. Las
endorfinas alivian el estrés de manera natural y controlar el estrés es un factor muy
importante para la resolución de la hipertensión.
La exposición a la luz solar en cantidades adecuadas y de manera segura es un requisito
básico para su salud y no sólo para normalizar su presión arterial. La vitamina D ayuda a los
sistemas y órganos para que su cuerpo funcione correctamente.
Idealmente, usted debería obtener su vitamina D a través de la exposición al sol o bien
mediante una cama de bronceado segura, sin embargo también puede utilizar suplementos
orales de vitamina D3. Por favor NO permita que sus médico le dé una “receta” para vitamina
D. Eso es vitamina D2, que es sintética, y no tan benéfica como la vitamina D real, que es la
vitamina D3 (colecalciferol).
Tome en cuenta que si opta por los suplementos orales de vitamina D3, entonces debe
monitorear cuidadosamente sus niveles de vitamina D para evitar una sobredosis. (Es por
esto que es mucho mejor obtener la vitamina D a través de la exposición al sol, ya que
prácticamente no hay posibilidad de sobredosis).
Controlar su Estrés es Crucial
Uno de cada tres adultos estadounidense tiene presión arterial alta (hipertensión) y al igual
que muchos, de no ser que todos, batallan con estrés mental y emocional todos los días.
¿Estas dos enfermedades están relacionadas?
Ya lo creo.
Como lo reportó ABC World News el 16 de septiembre del 2010, un cardiólogo cree que la
relación entre el estrés y la hipertensión no se puede negar, aun así no recibe la atención
que merece. En respuesta, el Dr. Kennedy desarrolló una técnica para aliviar el estrés que él
llama “The 15 minute Heart Cure”, que consiste en una serie de respiraciones y técnicas de
visualización creativa que pueden hacerse en cualquier parte, en cualquier momento.
Usted puede proteger su salud enseñando a su cuerpo a tranquilizarse y relajarse cuando
hay momentos de estrés- esencialmente cortando la reacción física al estrés.
Mi método preferido es la Técnica de Liberación emocional (EFT), de la cual puede aprender
más aquí. Es fácil de aprender, fácil de usar y puede ayudarlo a liberar las emociones
negativas. También utiliza la visualización, calma y respiración tranquila, mientras da unos
suaves golpes con los dedos para “reprogramar” los patrones emocionales.

Suplementos y Otras Alternativas
A pesar de que hay suplementos que pueden ser útiles, es importante entender que no
deberían ser considerados como una alternativa a las elecciones de estilo de vida que tratan
la causa del problema.
Utilizar los suplementos sin modificar su estilo de vida es un enfoque alopático y es similar al
uso de medicamentos. En la mayoría de los casos, es poco probable que sirvan de algo.
Una vez que haya hecho los cambios benéficos en su estilo de vida, entonces puede
considerar algunos de los siguientes suplementos como una manera de mejorar su salud.
Calcio y magnesio. La suplementación diaria de calcio y magnesio puede servir para bajar
la presión sanguínea, en especial si se encuentra en lo más alto. Sin embargo, si evita los
granos y azúcares y come de acuerdo con su Tipo Nutricional™ (del que hablamos antes),
es poco probable que los suplementos de calcio y magnesio sean necesarios.
Vitamina C y E. Los estudios indican que estas vitaminas pueden ayudar a disminuir la
presión arterial. Lo ideal sería que consumiera cantidades adecuadas de estos nutrientes
solo mediante su alimentación. Si decide que necesita tomar un suplemento, asegúrese de
tomar una forma de vitamina E natural (no sintética). Usted puede saber lo que está
comprando si lee la etiqueta cuidadosamente. La vitamina E natural siempre está enlistada
como la forma “d” (d-alfa-tocoferol, d-beta-tocoferol, etc.) La vitamina E sintética está
enlistada como forma “dl”.
Extracto de hoja de olivo. En un estudio realizado en el 2008, la suplementación con 1,000
mg de extracto de hoja de olivo diariamente durante ocho semanas provocó una caída
significativa tanto en los niveles de presión arterial como en los niveles de LDL (el llamado
colesterol “malo”) en personas con hipertensión. Si usted desea incorporar hojas de olivo
como un complemento natural de una alimentación nutritiva, debería buscar los extractos
líquidos de hojas frescas para una máxima potencia sinérgica. También puede preparar su
propio té de hoja de oliva colocando una cucharadita de hojas secas de oliva en una
bola de té o saco de hierbas. Colóquelo en unos dos litros de agua hirviendo y deje
reposar de 3 a diez minutos. El té debe ser color ámbar cuando esté listo.
Acupuntura eléctrica. Se ha demostrado que la acupuntura en combinación con la
estimulación eléctrica disminuye temporalmente los aumentos de la presión arterial en
animales en casi un 50 por ciento. Actualmente se está probando en humanos y podría ser
un tratamiento alternativo muy prometedor para controlar la presión arterial.
Leche materna. Los estudios han demostrado que los bebés que son alimentados con leche
materna durante más de 12 meses tienen un riesgo mucho menor de desarrollar
hipertensión. Los investigadores creen que los ácidos grasos de cadena larga (los mismos
que se encuentran en el pescado graso) en la leche materna proporcionan un efecto
protector en los recién nacidos.

Trucos rápidos. Aumentar el monóxido de nitrógeno en su sangre puede abrir los vasos
sanguíneos y bajar la presión arterial. Los métodos para aumentar este compuesto incluyen
tomar un baño con agua caliente, inhalar y exhalar por una fosa nasal (tapas un lado y la
boca) y comer melón amargo, rico en aminoácido y vitamina C. Al igual que la obesidad, la
presión arterial alta es una epidemia. Y como la obesidad, el mejor tratamiento es evaluar su
estilo de vida y hacer los cambios necesarios.
Siempre es una mejor opción utilizar un método natural para prevenir enfermedades y
curarse cuando lo ataca una enfermedad. En el caso de la presión arterial alta, los cambios
en el estilo de vida- con un énfasis particular para normalizar sus niveles de insulina pueden
colocarlo en un camino libre de medicamentos, que es un regreso natural a una salud
óptima.

CUÍDESE ES SU SALUD