You are on page 1of 3

Intoxicación por plomo, más que sangre pesada

Aunque el plomo es conocido desde hace miles de años, su extracción, refinación y amplio uso
industrial han incrementado sus concentraciones en suelo, agua y aire, principalmente en
ciudades y zonas mineras; cuando el organismo humano se satura con este elemento pueden
presentarse múltiples problemas que perjudican gravemente la salud.

Los siguientes son dos hechos que nos llaman a cobrar conciencia sobre cómo la
contaminación ambiental afecta nuestra salud. Primeramente, un estudio realizado en la
Universidad de Chicago, Estados Unidos, a un cabello del genial músico alemán Ludwig van
Beethoven (1770-1827) permitió determinar que su muerte no se debió a sífilis o a una
enfermedad hepática como se había especulado, padecimiento crónico causado por
intoxicación con sales de plomo.
No sólo esto; los cambios drásticos de humor, graves dolores en todo el cuerpo e incluso la
sordera del compositor, que aparecen como características en todas sus biografías, pudieron
deberse a grandes cantidades de este elemento que ingirió paulatinamente a través de agua
contaminada y pescados obtenidos del Río Danubio, igualmente afectado por compuestos
nocivos.
El segundo acontecimiento, en el ámbito local, es reciente registro de gran número de niños y
adultos intoxicados con plomo en la ciudad de Torreón (Coahuila), presumiblemente por los
desechos de una planta metalúrgica local, lo cual ha llamado la atención sobre las
repercusiones de la industrialización, cuyos efectos potenciales se han observado en México
desde mediados del siglo XIX, pero que en la actualidad cobran mayor importancia debido a la
conciencia que en general se empieza a adquirir en cuanto a la relación que guardan ecología y
salud.
Por ello, es necesario informarse sobre los riesgos de padecer una intoxicación por plomo, la
que generalmente se manifiesta con palidez, vómito, dolor abdominal, apatía, estupor,
estreñimiento, disfunción eréctil, irritabilidad y falta de coordinación muscular, aunque los
alcances del problema son mucho mayores. Asimismo, exponemos algunas medidas útiles para
eliminar de manera natural este metal.
Contaminación por plomo
El plomo es un metal pesado, de color gris azulado, que se encuentra ampliamente distribuido
en la corteza terrestre tanto por motivos naturales (es una emisión de volcanes activos, por
ejemplo) como a consecuencia de su empleo industrial o como resultado del uso de ciertos
combustibles; está presente también, en pequeña escala, pero de manera muy directa, en el
humo del cigarrillo.
Asimismo, es posible que vegetales y cosechas se contaminen con este metal por el excesivo
uso de fertilizantes, porque los cultivos se encuentren cerca de sitios con desechos peligrosos y
áreas con elevado tránsito vehicular, o porque son regados con aguas que han entrado en

debilidad. la imprenta. entra al torrente sanguíneo y así se traslada a otras partes del cuerpo. la otra parte es desechada. mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares (embolia. disminución de inteligencia. puertas y ventanas fabricadas con base en este metal. se deben añadir otras actividades que perjudican la salud del ser humano. aunque son más vulnerables los sistemas nervioso y circulatorio. En tanto. vómito. según estudios) y baja capacidad intelectual. del mismo modo. lento aprendizaje. Además. retraso en el desarrollo motor. uso de crayolas y lápices para iluminar no regulados (productos de contrabando). y operaciones de fundición y soldadura son vías comunes para entrar en contacto con dicho elemento. alteraciones del lenguaje y la capacidad auditiva. los pequeños con saturnismo pueden tener problemas neurológicos irreversibles. y combustión de gasolina (aunque ahora esta fuente está más controlada). Parte del plomo que entra a nuestro organismo se absorbe y se distribuye a todos los órganos y tejidos del cuerpo. entrar en contacto directo con pinturas de paredes. Detección del mal y prevención . para luego seguir su camino hacia los huesos. principalmente a través de orina y heces. A largo plazo. de igual manera puede introducirse a través del sistema digestivo (en concreto por los intestinos) cuando se ingieren alimentos y agua contaminados.contacto con residuos industriales depositados de manera clandestina e ilegal en lugares cercanos a poblaciones humanas. o cuando los niños juegan con tierra u objetos que contienen el elemento y se llevan las manos a la boca. dependiendo de la gravedad de la intoxicación. deterioro de memoria y problemas de audición y equilibrio. mediante trastornos de conducta. los adultos llegan a sufrir aumento en presión sanguínea. parálisis en muñecas y tobillos. anemia. Por ello. la exposición a altas concentraciones de plomo aumentan el riesgo de que durante gestación y lactancia transmitan el contaminante a su hijo. generando repercusiones nefastas: bajo peso. En mujeres en edad reproductiva y embarazadas. El que logra quedarse en el cuerpo puede permanecer en los diversos órganos desde unos cuantos minutos hasta días completos. este contaminante puede incorporarse a nuestro organismo al respirar aire con polvo que lo contiene en forma de partículas suspendidas. de modo que el plomo se aloja en pulmones. como reciclaje de baterías (las que utiliza la industria automotriz y aquellas que requieren los aparatos eléctricos). prácticamente todos los órganos del cuerpo humano son afectados. el exceso de plomo en el organismo o saturnismo se manifiesta. deficiencias en desarrollo neuronal. Efectos en la salud Independientemente de cómo entra al cuerpo. carácter agresivo (proclive a la delincuencia. diarrea y dolor abdominal recurrente. sobre todo en niños. mal funcionamiento renal. derrames cerebrales) y particularmente en hombres se puede presentar disminución y alteraciones en los espermatozoides. donde se alojará definitivamente. cerámica vidriada para cocinar y almacenar alimentos.

además de hacerlo antes de comer. • No almacenar o servir alimentos en platos y tazas de cerámica o barro vidriados. siendo el límite 10 microgramos por decilitro (mcg/dl). de sales con calcio. además de quesos y cereales. proteínas. Otras medidas oportunas para evitar el saturnismo son: • Lavar con frecuencia cara y manos de los niños. pues cuando hay deficiencia de hierro. lo deseable es que los niveles sean bajos. las cuales tienen la capacidad de neutralizar al plomo. Además. el metal tóxico se absorbe con facilidad. Como puede observarse. según el criterio médico. calcio o zinc. que proporcionan calcio. durante cinco días. como frijoles y verduras. Para evitar al máximo los efectos dañinos de este contaminante se debe seguir dieta regular. • Evitar el consumo de alimentos al aire libre y educar a los pequeños para que coman sólo en casa. • No fumar en sitios cerrados. Estos dos minerales neutralizan al plomo y ayudan a eliminarlo a través de la orina. bien balanceada. sedantes y glucosa para aminorar los síntomas. la contaminación por plomo es un mal severo al que estamos expuestos todos y que perjudica el desempeño físico e intelectual de las personas afectadas. que incluya alimentos con alto contenido de hierro. descansando dos días entre una y otra. beber y fumar. que sirve para medir la cantidad de este metal alojada en el organismo. una visita oportuna al médico será lo mejor para evitar daños severos. y después de jugar con tierra.Existe una prueba de laboratorio. Lave chupones y juguetes por lo menos una vez al día. beber o dormir. se pueden administrar antiespasmódicos. • Impedir que los niños mastiquen superficies pintadas o se lleven pedacitos de pintura a la boca. llamada examen de concentración de plomo en sangre. si se presentan algunos de los síntomas ya descritos. • Evitar períodos de ayuno prolongado. • Las personas que trabajan con plomo también deben lavarse manos y cara antes de comer. El tratamiento del saturnismo consiste en el suministro. . acción que debe repetirse 3 ó 4 veces.