You are on page 1of 50

La transición demográfica, el anzuelo de Occidente.

La
demografía desde una perspectiva histórica
La concepción de la transición demográfica tiene sus orígenes en el pensamiento
malthusiano. Malthus señalaba que existía un crecimiento geométrico de la población,
en tanto que los recursos crecían de manera aritmética, por lo que en determinado
momento, si la población no detenía su crecimiento los recursos llegaría a su fin y con
ello a la población. La tesis de Malthus le llevo a plantear que había que establecer un
control sobre la natalidad, en particular, de las clases más pobres. El control de los
nacimientos, sería sólo a través de una mayor racionalización de los individuos y, a su
vez, esto permitiría la modernización de la sociedad. Con esto, establece un eje
fundamental Población-Recursos que después sería reformulado pero, que guía gran
parte de los estudios demográficos.
Las tesis neomalthusianas, centran su preocupación en la reproducción de la población y
por un lado, plantean que la reproducción de esta afecta de manera directa en el
crecimiento y desarrollo económico por otro lado, plantean que son las condiciones
económicas y sociales las que inciden de manera directa en la reproducción de la
población. "En este discurso neomalthusiano es clara la reformulación de la relación
población-recursos en el marco de la modernización. Por un lado, la modernización es
el objetivo y, por otro, la dinámica de la población es el obstáculo." (Canales, p.398)
Se invierte el eje Población-Recursos por Recursos-Población, sin embargo, se sigue
concibiendo el mismo proyecto. En el fondo está el objetivo de generar una
modernización ya sea vía la población o vía el desarrollo económico, pero que se vería
reflejado a final de cuentas en la primera. Occidente, tendría que encargarse de
determinar que parámetros determinarían la modernización de una sociedad, y para ello
habría que establecer a partir de la población, en que momento se había pasado de una
sociedad premoderna a una moderna.
La transición demográfica sirve como anzuelo para el resto del mundo, para compartir
ese proyecto modernizador. El concepto de transición demográfica, hace alusión de
pasar de un estadio demográfico a otro. Sin embargo, no deja de estar cargado de una
visión teleológica de la historia. Porque a pesar de que lo que denomina con ese nombre
es "una descripción sintética de aparentes regularidades observadas en el pasado, que
sugiere algunas relaciones entre la evolución de la población y el crecimiento
económico" (Arango, p.173), lo que concibe es un modelo de sociedad, un modelo de
población moderna, una modernización demográfica. Y así, se entendió por mucho
tiempo en la demografía y en diversas ciencias sociales, lo que llevó a su vez, que se
aplicaran políticas de población tendientes a equiparar esta dinámica de población.
Tal como señala Canales: "La modernización demográfica se expresaría concretamente
en el tránsito desde una sociedad tradicional caracterizada por altos niveles de
fecundidad y mortalidad, hacia una sociedad moderna caracterizada, en cambio, por
bajos y controlados niveles de tales variables demográficas. La reducción en los niveles
de estas variables demográficas se asocian al proceso de modernización de la sociedad
en términos de que la secularización de las relaciones sociales implicarían un cambio
radical en el comportamiento demográfico, en especial, con relación a las prácticas de

reproducción de la población, la formación de hogares, la inserción laboral de las
mujeres y el cambio en la estructura de valores, entre otros factores."(Canales, p.394)
En Estados Unidos y Europa, en los siglos XIX y XX, había experimentado cambios
notables en las tasas de fecundidad y mortalidad, ambas habían descendido, a su vez, en
este tiempo, EU y Europa había intensificado su proceso de industrialización y
modernización. Por lo que demógrafos como Thompson, Notestein, Coale, Bacci, entre
otros, plantean que para que otras regiones alcancen el mismo desarrollo de estos países,
tendrían que seguir el mismo transito demográfico, pasar de altas tasas de natalidad y
mortalidad a bajas. Para ello, estos países tendrían que aplicar políticas tendientes al
control de la fecundidad, y a su vez, hacer reformas en el sistema de salud para
disminuir la mortalidad.
Fue como poner una zanahoria delante de los demás países: el desarrollo económico de
estas regiones, a la que aspiraban la mayoría de las sociedades, fue el anzuelo necesario
para anclar a estos países en una dinámica demográfica e histórica, que no era ad hoc a
la realidad que experimentaban estas regiones. Así mismo, la demografía realizó
estudios para revelar los elementos que habría que modificarse y generar las
condiciones para que se desarrollará esta transición demográfica.
El estudio de las tasas de fecundidad y mortalidad se hizo en función de esta
perspectiva, se señalo que existían tasas pretransicionales, las que significaban elevadas
tasas de fecundidad y mortalidad, baja esperanza de vida y crecimiento moderado de la
población. Y las tasas postransicionales son bajas e igualadas tasas de fecundidad y
mortalidad, con elevada esperanza de vida y crecimiento bajo o nulo de la población.
Esta transición demográfica fue clasificada en cuatro etapas:



Transición incipiente. Alta natalidad y mortalidad, con un crecimiento natural
moderado.
Transición moderada. Alta natalidad, mortalidad moderada. crecimiento
natural elevado.
Transición plena. Natalidad moderada y mortalidad moderada o baja,
crecimiento natural moderado.
Transición avanzada. Natalidad y mortalidad moderada o baja, un crecimiento
natural bajo.

Los países se ubicaron bajo estas diversas clasificaciones según sus tasas de fecundidad
y mortalidad, y cada uno hizo lo posible por ubicarse en la parte más alta de esa
clasificación, ya que hacerlo significaría alcanzar el ansiado o anhelado progreso tan
anunciado.
La tesis central para establecer esta relación entre desarrollo y transición demográfica,
es que en la medida en que existiera una alta tasa de fecundidad, la tasa de dependencia
demográfica, sería mayor con lo cual la población económicamente activa dedicaría
gran parte de los ingresos al sostén de esta población, en cuanto a manutención, tiempo
y servicios. No sólo eso, sino una población que creciera a tasas elevadas, carecería de
los recursos y servicios necesarios para abastecerse. De igual modo, las condiciones en
las que se encontraban los países en vías de desarrollo, representarían mayor
vulnerabilidad para la población. Ninguno de estos elementos es despreciable a tomar

en cuenta en el desarrollo de una población; sin embargo, el envejecimiento de la
población que ocasionaría la elevada transición demográfica, generaría una alta tasa de
dependencia demográfica y a su vez con una disminuida población económicamente
activa, los ingresos tendrían que disputarse entre la manutención de la población
envejecida o en el desarrollo de la sociedad en su totalidad. No obstante, el punto
central está en: que las condiciones estructurales permanecen intocables. A esto, varios
autores señalaron que los cambios en la dinámica de la población, tendrían que venir
acompañados de cambios económicos y sociales, generando así la modernización de la
sociedad. Un mayor desarrollo económico reduciría las tasas de mortalidad y a la vez la
fecundidad disminuiría en la medida en que hubiera una sociedad más secularizada.
Aún así, la díada Población?Modernización sigue presente. "Desde un punto de vista
diferente, pero también dentro del marco neomalthusiano de la transición demográfica,
se plantea la relación población-modernización en una dirección opuesta. No es la
población la base de la modernización, sino a la inversa, la modernización es la base de
la transformación del régimen demográfico. En este esquema también se plantea la
necesidad de políticas de población, pero en un sentido diferente. No ya como política
de promoción del desarrollo necesariamente, sino como política que posibilite en la
práctica la 'modernización' de los patrones demográficos." (Canales, p.399)
El proyecto modernizador de Occidente requiere de la homogeneización en todos los
patrones, incluyendo los demográficos, sólo así, sería alcanzable dicha modernización.
Ese "otro" no enunciado, diluido e incluido en una cifra, cada vez se parecía más a ese
Uno al que aspiraba Occidente, tal parecía que la historia de ese otro, con sus
discontinuidad y unicidad, fácilmente sería desdibujada y tomaría la forma que el
mundo occidental había recorrido. Esa linealidad histórica que se pretendía con la
transición demográfica, comenzó a ser criticada desde otra vertiente de la demografía, la
histórica.
Los estudios empíricos de la demografía histórica fueron derrumbando los supuestos de
la transición demográfica. El conocimiento de ese pasado y futuro que planteó dicha
teoría para gran parte del mundo occidental, se demostró que era inconsistente y en
algunos casos se refutaba. "Las fuentes más importantes de oscurecimiento de la
aparente claridad y unicidad de la experiencia histórica afectan a casi todos los órganos
vitales de la teoría de la transición demográfica: entre otros, el nivel de la natalidad en
las sociedades preindustriales o pretransicionales; la correspondencia entre grado de
desarrollo económico y nivel de evolución de las principales variables demográficas en
la escala de la transición o, lo que es lo mismo, la intensidad de la asociación entre
desarrollo económico y cronología del descenso de las tasas vitales; el supuesto
monopolio causal de los factores económicos en la alteración de los niveles
tradicionales de natalidad y mortalidad; la cronología del inicio de la transición y la
combinación de factores responsable de los primeros estadios del crecimiento moderno
de la población; la duración —e incluso, en algunos casos, la misma existencia— del
característico desfase entre descenso de la mortalidad y descenso de la natalidad que
predica la teoría". (Arango, p.175)
La demografía histórica, logró una importante herramienta de análisis, que fue la
reconstrucción de las familias, y a su vez, la proyección retrospectiva, con lo cual le
permitió ir refutando cada uno de los supuestos planteados por la transición
demográfica. Este esfuerzo fue inaugurado por académicos franceses, y fue seguido por

los ingleses, al crearse el Grupo Cambridge. Ambos generaron nuevas técnicas y
métodos que les permitieron incorporar otras variables, entre ellas la principal fue la de
nupcialidad, la cual no toma en cuenta la transición demográfica.
Con el análisis de la variable nupcialidad planteaban que la fecundidad más bien
dependía de la edad a la que se contrajera matrimonio. En el caso de Inglaterra se
observó que existía una edad más tardía para contraer matrimonio lo que a su vez
también reducía la edad fértil de las mujeres y con ello la tasa de fecundidad: "la
nupcialidad continuaba ejerciendo la mayor influencia sobre la disponibilidad de niños;
por lo que la diferencia en el nivel observado de la fecundidad total en poblaciones de
'fecundidad natural' se explica, en buena medida, por los modelos de edad al primer
matrimonio y el celibato definitivo." (Saito, p.181) Así mismo, el espaciamiento entre
hijos fue otro factor que podía explicar una reducción en el número de hijos. De igual
modo, los métodos de anticoncepción no sólo eran privativos de las clases más altas,
también se utilizaban por parte de los sectores más pobres en situaciones de crisis
agrícolas, y que estos eran utilizados antes de que se iniciara la transición, con lo cual se
pone en duda que la modernización de la población modifica el comportamiento en
cuanto a un control voluntario de la fecundidad. Aunado a lo anterior, "el
descubrimiento de fuertes diferencias en los niveles preindustriales de natalidad otorga
acrecentada credibilidad a la posibilidad de que el crecimiento de la población durante
la fase de transición no se debiera sólo al descenso de la tasa de mortalidad, como la
teoría supone, sino también —o, incluso, únicamente— a la elevación de la tasa de
natalidad."(Arango, p.180) Por lo que la supuesta relación intrínseca entre fecundidad y
mortalidad, queda en entredicho y con ello, la linealidad que supone la transición
demográfica.
En lo que corresponde a la relación entre industrialización y modernización con el
avance de la transición demográfica, no se sostiene, debido a los estudios que aportó
gran parte de la medicina, lo que se pudo observar es que en la medida en que se
generaba una mayor industrialización, la salud de los personas disminuía en el momento
que ingresaban al mercado laboral, las condiciones de trabajo, así como el trabajo
femenino, mermó la salud y nutrición de la población, y con ello, la esperanza de vida.
Así mismo se observó que en ciertas fases de recesión económica, la salud de la
población trabajadora mejoraba, dado que no se encontraba expuesta a ciertas
condiciones que ponían en riesgo su salud y a la vez las mujeres podían dedicar más
tiempo al cuidado de los hijos. (Tapia, 2005)
Ante esto Arango señala: "Si la teoría de la transición demográfica hubiese precisado
mejor qué entiende por «desarrollo socioeconómico», o «modernización», o los
términos de este tenor que utiliza; y, por supuesto, si una vez hecho esto, dispusiésemos
de datos fiables para dar vida a los indicadores que operacionalizasen tal concepto para
un largo período de tiempo, nos ahorraríamos muchas palabras, expresando
cuantitativamente la intensidad de la asociación. Por el contrario, al carecer de
coeficientes de correlación, nos encontramos en un terreno incómodamente valorativo e
impresionista. Aun así, no resulta difícil sustentar las afirmaciones que anteceden
respecto a la existencia de una relación indudable, pero plagada de irregularidades —
que ponen en cuestión muchas imputaciones de causalidad unilateral y simplista— entre
desarrollo económico y nivel de la fecundidad." (Arango, p.187)

Sin duda, existe una asociación entre crecimiento económico y descenso de la natalidad,
pero a la vez, al analizar la particularidad de cada una de las regiones y países se
observó en algunos casos que el descenso de la fecundidad se había dado en otras
poblaciones que no habían presentado un importante desarrollo económico. Tal es el
caso que muestran Rodríguez Wong y otros autores (2000), para la región de América
Latina, en donde señalan que esperarían que el cambio de la fecundidad estuviera
asociado directamente con su estatus socioeconómico, sin embargo observan que para el
caso de Perú que muestra un menor Índice de Desarrollo Humano, a su inicio de la
transición, es a quien menor tiempo le toma recorrer este proceso.
El eje Modernización-Población, no se cumple para todos los casos. Y pone en duda el
principio que haría posible alcanzar el desarrollado anunciado por parte del proyecto
modernizador a partir de la transición demográfica. Por lo que, "siguen sin aparecer
regularidades persistentes, y por el contrario se entrevén variables no económicas que
singularizan cada experiencia particular. (...), quien espere encontrar una clara
correspondencia entre el timing de la industrialización-urbanización y el del descenso de
la fecundidad, se sentirá probablemente perplejo y desorientado al enfrentarse a la
complejidad de la experiencia histórica." (Arango, p.188)
La generalización de la historia, así como los supuestos que plantea la transición
demográfica son puestos en duda, desde Occidente; sin lugar a dudas, que uno de los
iniciadores es Marx, al incorporar la visión histórica de la sociedad y dejar de lado el
naturalismo que había privado en algunas teorías. No obstante, lo relevante de la
demografía histórica es que dota de la unicidad que corresponde a cada una de las
regiones y devuelve el sentido de otredad. Pone en duda, al mismo tiempo, el modelo
del proyecto modernizador sustentado en el eje Modernización-Población. Y esto a la
vez lo hace desde los estudios empíricos y cuantitativos. Logra introducir otro tipo de
variables y se deja un poco de lado el carácter economicista que había privado en gran
parte de los estudios sobre la población.
Esto permitió a la demografía histórica plantear otras teorías que explicaran el descenso
continuado de la fecundidad. La principal fue la propuesta por el Grupo de Cambridge,
que es la Teoría de la difusión en donde se planteo vecindad geográfica y la historia
compartida de ciertas regiones modificó los códigos de comportamiento en cuanto a la
fecundidad. Por lo que, "a medida que progresa nuestro conocimiento de la transición
demográfica tal como realmente ocurrió se afirma más la noción de la regionalidad de
las pautas de fecundidad y su modificación, lo que subraya la importancia de algunas
variables culturales —incluyendo destacadamente en ellas a las lingüísticas— junto a, e
incluso a veces por encima de, las de índole económica. Esto parece ser particularmente
cierto de los procesos de difusión de los nuevos comportamientos reproductivos, más
que de su iniciación o adopción. De hecho, es éste el descubrimiento más importante —
junto con el crucial rol desempeñado por la nupcialidad en el control del tamaño de la
familia— de los varios producidos por la investigación reciente en demografía
histórica." (Arango, pp.191,192)
Los factores culturales que originalmente habían sido desdibujados desde la
construcción del concepto de población, salen a relucir en los estudios empíricos de la
demografía histórica. Se demostró que cada una de las regiones tendría patrones de
conducta en cuanto a la fecundidad que dependieran en mayor o en menor medida,
según los casos, de su cultura.

que la teoría o no especifica mucho acerca de timing. tuvo fuertes repercusiones para varias regiones. Por lo que. en los países de industrialización temprana. progreso económico. con una excepcional válvula de escape por la que dar salida a los excedentes humanos que a pesar de todo se iban acumulando. los países avanzados tuvieron la fortuna de contar. la teoría de la transición demográfica se limita a describir la conocida secuencia de los cursos de mortalidad y natalidad de la que ha tomado el ser. ya que al no contar con el tiempo del que tuvo Europa y EU para asimilar estos cambios. Como dijo Arthur Lewis hace ya tiempo. no alcanza la categoría de teoría—. y aún no se había consumado cuando ya la natalidad había entrado en declive. a los extensos territorios excoloniales o semicoloniales. Por lo tanto. la caída de la mortalidad fue mucho más gradual en la experiencia occidental que en la del resto del mundo. incrementó la vulnerabilidad de la población y su propia viabilidad como región. por supuesto. y fue simultáneo al. que los países en desarrollo contarán con políticas de población tendientes a la reducción de la natalidad.195) Esto delimita las condiciones históricas que cada una de las poblaciones ha experimentado a lo largo de su historia. incluso ciertos instituciones de crédito internacionales. "las anomalías empíricas reveladas por la investigación histórica no niegan la noción de una gran transición demográfica. La explicación de esta diferencia estriba en el hecho de que el descenso de la mortalidad en el mundo hoy desarrollado resultó del." (Arango. En su forma más elemental —en la que. No obstante. ponían como condición para el otorgamiento de prestamos. sin apenas distinción de fases. Al establecer que una modernización demográfica lograría un supuesto progreso y desarrollo. En segundo lugar. se centraron en alcanzar ciertos parámetros de la transición demográfica. el proyecto modernizador se había institucionalizado y se dirigía. p. lags. etc. los estudios de Cambridge permitieron llegar a las siguientes conclusiones: "el ritmo de crecimiento de la población en la fase transicional fue. de lo que los proponentes de la teoría suponían. En primer lugar. por supuesto. Por ejemplo. borra toda singularidad histórica y cultural. especialmente el «lejano imán» norteamericano. las tasas de natalidad europeas eran inferiores —a veces en medida considerable— a las vigentes hoy en los países en vías de desarrollo. o . y. Sin embargo. la transición demográfica no alcanza el estatus de teoría ya que varios de sus supuestos quedaron refutados. en el período de mayor presión demográfica. dos y hasta tres veces más lento del que conocen hoy en día los países del Tercer Mundo. gran parte de las políticas de población para el caso de América Latina -en donde se puede observar un alta pluralidad demográfica.. en nuestros días «la tasa de mortalidad está en función del conocimiento y de la voluntad más que de la renta per cápita». por derivar de la aplicación del potencial trasnacional de los avances médicos y sanitarios generados en el mundo desarrollado. menos uniforme. mientras que en el Tercer Mundo se ha producido de forma súbita. y a postular una imprecisa relación de causalidad con el desarrollo socioeconómico. (…) Lo que ocurre es que tal secuencia es más compleja y variada. umbrales. por su población indígena-. En tercer lugar. y esto a su vez. el afán colonizador de dicho proyecto se tomó muy en serio. En referencia. No cabe duda de que tal transición se haya producido en un número considerable de países. más aún.Esto nos permitiría explicar el cambio demográfico para otras regiones y cerrar con ello una etapa de cierto fundamentalismo demográfico basado en la transición demográfica y generar las diferenciaciones históricas de acuerdo a las regiones y a las pautas culturales. y que lleva trazas de acontecer en muchos de los restantes.

en los análisis de matrices que el hace se puede apuntar ciertos factores culturales. detecta .196) La demografía histórica. A pesar de que el autor sigue el mismo eje modernizador. donde la demografía histórica. pone énfasis en la modernización de la sociedad. Aunque hace apuntes importantes sobre los factores que inciden de manera directa en la fecundidad. así como la edad en la que se contrae matrimonio y el aumento en los niveles de escolaridad. p. Así mismo. Aunque. lo importante es que señala un factor importante que es la desigualdad social. Tuirán señala como la transición demográfica modifica el tiempo de vida dedicado a la escolaridad. sino más bien introduce una variable que permite medir lo que a nivel macro no es observable. Benítez hace estudios en donde integra diversas variables que apuntalan el avance de la transición demográfica (Benítez. cabe tomar en cuenta la prevención que hace Canales. por tanto. Plantear el posible uso de la transición demográfica como modelo descriptivo pura y simplemente es un llamado engañoso. No es posible usar el modelo de la transición demográfica desde un enfoque que no sea el de la modernidad. pero sin hacerlo explícito e impidiendo. no obstante. La teoría de la modernización es el marco desde el cual el modelo de la transición demográfica ha sido construido y llenado de sentido y significación.incurre de nuevo en generalizaciones abusivas con las que la experiencia histórica no siempre se compadece. en el fondo este modelo se sustenta en el marco teórico de la modernización. bajo un análisis de causa y efecto. aunque pocas veces ello se haga en forma explícita. en particular de la mujer.396) Estudios en México de la transición demográfica y la demografía histórica Propuesta de un acercamiento a la teoría de la difusión para el caso de México. Gran parte de los estudios en México se centraron en estudiar la dinámica demográfica en función de la transición demográfica. Asimismo el estudio de Tuirán (2002). ya que estableció las dimensiones reales a las que la transición demográfica les había otorgado una importancia crucial y que a la vez fundamentaba gran parte del proyecto modernizador. p. el eje Modernización-Población estuvo presente en varios estudios demográficos hasta gran parte de los años 70." (Canales. pues obliga a pensar el problema demográfico en el ámbito de la teoría de la modernización. comenzó a tener relevancia. 1982). la reconstrucción del problema demográfico a partir de la revisión crítica del paradigma de la modernidad. no logra trascender el eje Población-Desarrollo. En lo que corresponde al primer caso." (Arango. Con esto la transición demográfico quedó reducida a un modelo descriptivo. y además son variables que siguen ancladas en una perspectiva de modernización. al señalar que es una salida fácil "porque aun cuando se asuma la transición demográfica como modelo estrictamente descriptivo y empírico. significa un gran aporte para el estudio de la población. con esto modifica en cierto grado el planteamiento que sólo del crecimiento económico sin importar la desigualdad. no se ahonda en estas variables. En donde una de las preocupaciones centrales es alcanzar el estatus previsto en función de generar ciertos cambios sociales y un determinado régimen demográfico. tales como la rama de actividad y la escolaridad.

de las poblaciones indígenas. Si lo que plantea la teoría de la difusión es que en función de las pautas culturales tales como la lengua y en función de la vecindad e historia compartida. la escolaridad y los divorcios. al señalar que una sociedad moderna racionaliza el desarrollo de su población. Lo que hace el autor es señalar diversas variables que explican las tasas de fecundidad y mortalidad. desde la teoría de la difusión. el papel cultural que jugó la iglesia en la dinámica y composición de las familias. y que a su vez mantenían y mantienen. las cuales permitían dar cohesión a la familia y a la comunidad. como las diversas uniones conyugales van alternado los patrones de fecundidad. políticas de población que contravienen a la propia realidad histórica de la sociedad. Estos patrones se mantuvieron de una u otra manera para hacer frente a determinados riesgos que se presentaban a la población. a diferencia de las sociedades premodernas. tales como epidemias. así como las cambios subsecuentes que tuvo esta. A la vez. La investigación de Quilodrán (2001). Así mismo. así como las nuevas uniones conyugales que se vinieron gestando a lo largo de los años. quisiera hacer el planteamiento de un estudio sobre la tasa de fecundidad y la población indígena. El estudio de Gómez de León (2001). que podían poner en riesgo la continuidad de una familia o de una población. surgida de la demografía histórica. las aportaciones de la demografía histórica para estudio de la población en México. nos arroja información sobre los patrones culturales que prevalecían sobre la época prehispánica en el mantenimiento de familias extensas. La demografía histórica para el estudio de la población en México. otros factores como. por un intento de acercarnos a estudiar la fecundidad en México. En la época colonial. los podríamos encontrar en Robert McCaa (2001). así como el régimen alimenticio serán elementos que permiten explicar los niveles estas tasas. estudia como los cambios en la nupcialidad modifica las tasas de fecundidad. Señalar que una sociedad es premoderna por el hecho de que mantiene altas tasas de natalidad y fecundidad. De igual modo. estudia la evolución de la nupcialidad y la importancia del matrimonio como institución reguladora de la fecundidad. La nupcialidad. se puede difundir pautas de . los cuales a su vez podrían ayudar en las actividades laborales. en función de la edad a la que se contraía la nupcias. De igual modo. ha permitido ahondar en los factores culturales y sociales que han ido modificando la tasa de fecundidad y que han venido generando los cambios demográficos. de igual modo. Sin embargo. Con ello se ha podido sortear de mejor manera el eje que mucho tiempo privó los estudios de población en México. se observa un uso de la racionalidad al calcular los beneficios que se poseía. al tener más hijos. omite los criterios de racionalidad que se asumen al mantener una tasa alta de fecundidad frente a los riesgos que se pueden presentar para esa población. guerras o el régimen productivo. los aspectos militares.varios factores que pueden poner en riesgo a la población de las mujeres frente al avance de la transición demográfica. el estudio de Esteinou (2008). en función del aumento de la esperanza de vida y. nos permite refutar el planteamiento hecho por la teoría modernizadora de la población. y que decayeron en la medida en que estos factores de riesgo fueron mayormente controlables.

la cual permita trascender la racionalidad instrumental que ha operado en gran parte de las ciencias sociales.96. Es mirarse en el espejo de la historia. los otros estados experimentaron un crecimiento negativo de su población indígena. y que a la vez estas han aprendido a afrontar. Los cuales tres de estos Oaxaca. en el análisis demográfico. es como las pautas culturales pueden modificar de manera directa las tasas de fecundidad de la población tomaríamos dos variables la de la lengua y la migración. Sin embargo. los dos primeros de 2. Es hacer del concepto de población. y lograr aunar tradición y modernidad. de acuerdo con datos de los Indicadores Sociodemográficos la Población Indígena. la continuación de abrirse brecha frente a un camino diferente del desarrollo y del progreso planteado por Occidente. Chiapas. así como la necesidad de mano de obra. y de la cual la demografía no se ha visto ajena. nos podría arrojar información de hasta donde la lengua pueden ser factor determinante para que la modificación de la fecundidad sea más lenta comparada con otras poblaciones indígenas bilingües o hispanoparlantes. la que posee la mayor tasa de fecundidad de 2. Guerrero y Chiapas. de lo que se pretende dar cuenta. analizar las tasas de nupcialidad y las edades en las que se contraen. Sin embargo. a partir de la teoría de la difusión. Conclusiones Este ensayo más que plantear una visión antioccidental o antimodernizadora. a la demografía. Si lo que nos interesa explorar. los otros cuatro estados concentran la mayor población indígena. la cual tiende a borrar las diferencias históricas y culturales de una población. Es plantearse el análisis del discurso demográfico desde una teoría crítica. Es apelar a al incorporación de otras disciplinas. sólo se incluye los estados con mayor y menor inmigración.9 por cada mujer y los tres últimos de 3. en ocasiones pueden significar respuestas a desafíos que se hacen presentes. Aplicar ciertos modelos que no concuerden con la realidad histórica de esta pueden en poner en riesgo a una población. entonces la pregunta eje que guiaría este estudio es: ¿La presencia de población indígena y su tasa de fecundidad son determinantes para que ciertos estados mantengan altas tasas de fecundidad? De acuerdo con datos de CONAPO. de los pasos ciegos que tiene el proyecto modernizador. Realizar los cruces con las respectivas variables. Las pautas culturales de una población más que significar una sociedad premoderna. sólo se incluye la tasa de crecimiento de esta. y situar el discurso sociológico.comportamiento que modifiquen la tasa de fecundidad. nos permitirá conocer que factores culturales imperan en estas poblaciones. . nos haría falta otro dato fundamental que es la tasa de fecundidad de la población indígena. un concepto incluyente al hacerlo desde una perspectiva histórica. que no se incluye en los Indicadores de la población indígena. Así mismo. a diferencia de Chiapas y Guerrero que experimentaron un aumento de la población indígena. El intento es repensar los caminos por los cuales se transita hacia la modernización y qué tipo de modernización. con estimaciones de CONAPO. San Luis Potosí. pero no con mayor migración. Es a la vez. los estados que presenta una mayor tasa de fecundidad son Oaxaca. A excepción de San Luis Potosí. Así mismo. Guerrero y Puebla. como se ha venido haciendo. Dejo en el tintero este estudio que nos permitiría arrojar explicaciones sobre los patrones de conducta de la fecundidad de estas poblaciones y analizar más allá de los datos presentados como que las tasas elevadas de fecundidad responde a una reacción de las altas tasas de mortalidad. integran la región suroeste.

y se plantea que todos los hombres (no mujeres. sociales y culturales. concibió que entonces el mundo entero debía compartir patrones económicos. Se analiza los supuestos de la teoría de la transición demográfica y el proyecto modernizador que sustenta. la vía bajo la cual se podría acceder a ese "paraíso terrenal". más adelante veremos por qué). Es por ello. los deslocaliza. Al final se hace una revisión de algunos autores que realizan estudios de población desde la demografía histórica. y la llamada teoría de la transición demográfica sería un catalizador del proyecto modernizador. encuentra sus bases en ese proyecto modernizador. Sin embargo. ser amo. los homogeiniza. en particular la Revolución francesa. todos pueden ser iguales como Occidente y alcanzar el desarrollo que éste se propone.a diferencia de otros sociedades que sólo representaba una parte de la población-.Resumen En este ensayo se hace una revisión de los conceptos de población y transición demográfica. diluye su historia. . se convierte en un cocinero sin sentido del gusto. como Occidente se concibe como propulsor y modelo de este desarrollo. este concepto de "igualdad". se propuso la generación de un determinado orden. con lo que dio pie a una visión teleológica de la historia. fundados en la razón y la ciencia. influyeron fuertemente para la construcción del concepto. incluye a todos los sectores de la población . La modernidad. Es así. como proyecto. en un transito en algunos casos más rápidos en otros más lentos. Las ideas de la Ilustración y el liberalismo. sería la que planteara Occidente. a su vez se refutan varios de los supuestos desde la demografía histórica. desde cómo se había iniciado la modernidad y cómo desembocaría. Dado que el proyecto modernizador tenía una visión telelógica de la historia y contemplaba que la única vía realizable sería que la proviniera de Occidente. Introducción Modernidad y población. está enmarcado en el proyecto modernizador. que el concepto de población a la vez de incluirlos en el proyecto modernizador de Occidente. se realiza una propuesta de estudiar las tasas de fecundidad de ciertos estados desde la teoría de la difusión. Sin embargo. surgido de la Ilustración. el concepto de población. El concepto de población daría el primer paso. poseer la riqueza y tener acceso a la educación. se encaminó hacia un orden y progreso. desde la ciencia hasta el expansionismo colonial no dejaron de verse influenciadas por esta visión. en principio) son iguales ante la ley. el concepto moderno de población rompe ese monolito e incluye a todos los sectores de la población. que desde la visión de la modernidad. La humanidad. asimismo. ya que frente a un régimen que planteaba que sólo determinado sector de la población podía gobernar. y más que hacer referencia a distinciones de clase o culturales. El concepto de población (y el de transición demográfica. significa el conjunto de habitantes de un territorio. Se opone a la ley frente a "la naturaleza". concibió una visión del mundo. El concepto moderno de población. progreso y bienestar. Este proyecto. sólo la ciencia y la razón le podían otorgar.

debido al descenso posterior de la fecundidad. . el ejercicio del control de las colonias requería que se tolerarán formas culturales diferentes a las del Imperio. y posteriormente se fueron generando parámetros en función de las necesidades tanto del Estado como del proyecto de modernidad. En qué magnitud y a qué velocidad cambia la tasa de crecimiento. El primero. tanto porque se refiere a procesos demográficos identificables aun en diferentes situaciones históricas. de bajo crecimiento demográfico con altas tasas de mortalidad y fecundidad." (Canales. Los cambios demográficos de los últimos decenios se insertan en el denominado proceso de transición demográfica. económicos y culturales (Zabala de Cosío. (Banco Interamericano de Desarrollo/ Comisión Económica para América Latina y el Caribe/ Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía). 1992). 1986).Para lograr esta disolución de la historia. que el número. de bajo crecimiento pero con niveles también bajos en las respectivas tasas. entonces esto podría ser realizable. Impacto de las Tendencias Demográficas sobre los Sectores Sociales en América Latina. y otro. permite ampliar el espectro de influencia. hasta la humanidad. no obstante no podían controlar las pautas culturales y sociales de la población. Si Occidente pensaba que se requería patrones culturales. los imperios habían mantenido cierto control sobre su población y sus colonias. dependerá de la velocidad y del momento en que comienzan a descender la mortalidad y la fecundidad (Chesnais.386) La visión moderna del mundo creyó que todo era controlable desde la ciencia y la razón. en el que dicho crecimiento disminuye. a pesar de la heterogeneidad de ésta. y el segundo."El 'otro' es reducido a una modalidad o expresión estadística de la población. en el que la tasa de crecimiento de la población aumenta como consecuencia del descenso de la mortalidad. fue el primer paso. del agregado. cuantificar el total de ésta. su uso se ha extendido hasta el presente. La cuantificación sustituye la cualificación. Desde la antigüedad. El concepto de población al anular toda diferencia. sociales y económicos para alcanzar el progreso al que aspiraba. Santiago. como por el hecho de que constituye una propuesta siempre vigente. p.de explicación de la dinámica demográfica a la luz de sus interrelaciones con los factores sociales. no existiría mejor corrosivo. inicial. que transcurre entre dos situaciones o regímenes extremos: uno. Entre ambas situaciones de equilibrio se pueden identificar dos momentos principales. Poner a la población en números. La transición demográfica ha sido descrita como un proceso de larga duración. por lo que la construcción del concepto de población vislumbró la posibilidad de que esta fuera controlable. en la medida en que se podría tener un pasado y devenir común. La Transición Demográfica en América Latina Basado en : BID/CEPAL/CELADE. final. Si bien el concepto de transición demográfica tuvo su origen en el intento de explicar la relación entre los cambios demográficos y los cambios socioeconómicos en Europa durante el siglo XVIII.

Identificar situaciones similares en diferentes países permite realizar agrupaciones y obtener una visión de conjunto de la situación de la región y de sus perspectivas futuras. y cuatro de los cinco países de transición demográfica aún moderada y los dos países de transición incipiente se corresponden con un nivel de modernización también incipiente (CEPAL/CELADE. después de haber experimentado cambios importantes en la mortalidad desde antes de la segunda mitad del siglo -aunque todavía con un amplio margen de posible reducción-. Por su contribución para comprender la situación de América Latina. 1993). las conductas asociadas a la formación de las uniones y a la planificación familiar. se ha adoptado la tipología elaborada en CELADE (1992). Para dar alguna referencia al respecto. urbanización y educación. Son países con alta natalidad y mortalidad. no sólo a una disminución del crecimiento. un proceso complejo. el estado nutricional y de salud de la población. que se ha producido en forma rápida. Dentro de cada país. como señalaron Chackiel y Martínez (1993). con un crecimiento natural moderado. el comportamiento de la fecundidad.En el marco de este esquema. así como respecto a los cambios en otras variables estrechamente relacionadas. con la excepción de Cuba. sin embargo. América Latina se encuentra. la fecundidad es la variable que mayor influencia ha tenido en este proceso de cambios. dos tercios de los países que se encuentran en plena transición demográfica se ubican en un nivel intermedio de modernización (parcial y acelerado). de acuerdo con un concepto de "modernización" que se refiere a los cambios sociales que ocurrieron en los decenios de 1960 y 1970 y en base a los criterios de terciarización de la economía. En América Latina. aunque la relación entre esa transición y esos cambios sea compleja y difícil de precisar. 1986). es interesante destacar que. del orden de 2.5%. estancamiento o expansión de diferentes grupos que. en países europeos. a su vez. la situación está todavía lejos de ser tan extrema en la mayoría de los países. con el resultado de una tasa de crecimiento en descenso". No obstante las diferencias hay un cierto consenso en que la transición demográfica se ha dado en el seno de las transformaciones sociales y económicas que han ocurrido en la región. aunque puede decirse que todos ellos se encuentran actualmente en alguna etapa del proceso. que indica las etapas de la transición demográfica en que se encuentran los países. que el descenso de la fecundidad por debajo del nivel de reemplazo de sus miembros puede dar lugar. Los países de este grupo son Bolivia . Ya se ha observado. por su fuerte impacto en el tamaño de las nuevas generaciones. En esta tipología se han usado como criterios de clasificación las tasas brutas de natalidad y mortalidad. "transitando la fase de disminución de la fecundidad. Transición incipiente. De estos tres factores. La transición demográfica es. y los países difieren en cuanto al momento de inicio y al ritmo de los cambios en la fecundidad y la mortalidad. se ha encontrado que todos los países de transición demográfica avanzada presentan también un nivel de modernización avanzado. la mortalidad y las migraciones internacionales afectan el crecimiento y la distribución por edades de la población. las que determinan el crecimiento natural de la población y su estructura por edades. tales como el lugar de residencia. Los grupos son los siguientes: Grupo I. sino incluso a una disminución absoluta de sus efectivos y a una inversión de la pirámide de edades (Chesnais. articulan demandas diferenciadas. efecto que se traslada con los años a los diferentes grupos de edades. dando lugar a la disminución.

Suecia. Colombia. los países del grupo IV. del orden del 1%. así como el impacto de éstos sobre el crecimiento. Cuba y Uruguay. Jamaica.y Haití que. si bien recientemente han alcanzado tasas muy bajas de fecundidad y mortalidad. Guyana. Panamá. en las migraciones internas e internacionales. tienen una estructura por edades muy joven y una alta relación de dependencia. Grupo IV. lo que se muestra en el cuadro. Uruguay y. México. Son países de alta natalidad. Italia. los países del grupo III. Barbados. Cuadro 1 . República Dominicana y Venezuela. Transición moderada. con proporciones que van del 32 al 36% de la población por debajo de los 15 años. aun cuando ya ha disminuido la relación de dependencia.1. tienen una estructura que podría denominarse "en transición". A continuación se analizarán las principales características de los cambios en la mortalidad. asimismo. cercano al 3%. Costa Rica. en la fecundidad. lo que se traduce en un crecimiento natural bajo. tienen aún tasas de crecimiento más elevadas debido a su población relativamente joven. Los países de este grupo son: Argentina. la estructura por edades y la distribución espacial de la población. Transición avanzada. Estos son países con natalidad y mortalidad moderada o baja. Cuba) y que. Japón. Por este motivo su crecimiento natural es todavía elevado. Guatemala. Bahamas. por lo tanto. Reino Unido. lo que también lleva a una elevada relación de dependencia. sobre todo durante el primer año de vida. Grupo II. Martinica y Puerto Rico. y en el Caribe. y en el Caribe. Son países con natalidad moderada y mortalidad moderada o baja. Los países de los grupos I y II tienen una estructura por edades "joven". pero cuya mortalidad ya puede calificarse de moderada. Honduras. Grupo III. se caracterizan ya por una estructura por edades "madura". Chile. Ecuador. lo que determina un crecimiento natural moderado cercano al 2%. A cada uno de estos grupos le corresponde también un patrón diferente de estructura por edades. Nicaragua y Paraguay. Suriname y Trinidad y Tabago. Entre éstos se pueden distinguir dos subgrupos: los que han tenido fecundidad y mortalidad bajas por un largo período (Argentina. y los que. como las de Alemania. En plena transición. Los países de este grupo son El Salvador. Finalmente. Se destacarán. Los países de este grupo son: Brasil. Cabe mencionar que no se encuentran en la región países con poblaciones que se podrían llamar "envejecidas". tienen un crecimiento y una estructura de edades similares a los de países desarrollados. Guadalupe. las diferencias que pueden observarse entre los países como consecuencia de encontrarse en diferentes etapas de la transición. con menos del 20% de su población por debajo de los 15 años. El descenso de la mortalidad. Perú. con una proporción superior al 50% por debajo de los 15 años. en menor medida. Como el descenso de la fecundidad es reciente la estructura por edades se mantiene todavía relativamente joven. en la urbanización. con menos del 30% de su población en el grupo de edades menores. se ha traducido en un rejuvenecimiento de la estructura por edades. por su elevada fecundidad.

7 Tasa de mortalidad infantil b/ 29.1 15.6 Tasa global de fecundidad b/ 3.1 55.1 20.8 7.0 38.1 .8 59.0 3365 106147 13971 9275 Porcentajes de población 60 y más 2005 Población (en miles) 546345 Tasa de crecimiento a/ b/ 1.4 7.9 2.7 5.4 3535 119178 17752 11219 Porcentajes de población 60 y más 2015 Población (en miles) 620020 Tasa de crecimiento a/ b/ 1.5 64.5 23.0 23.1 5.0 34.8 24.6 58.7 2.5 1.2 2.8 Tasa global de fecundidad b/ 2.1 73.2 2.7 2.3 59.5 28. CORRESPONDIENTES A DIFERENTES ETAPAS DE LA TRANSICION DEMOGRAFICA: 1995.0 48.8 Esperanza de vida al nacer b/ 68.5 53.9 75.6 0.0 6. 2015 y 2025 Región y países Indicadores América Latina Uruguay México Guatemala Bolivia 1995 Población (en miles) 467363 3186 91145 10621 7414 Tasa de crecimiento a/ b/ 1.1 63.9 Esperanza de vida al nacer b/ 71.2 3.6 58.3 0.7 16.3 2.3 67.4 69.6 15-59 58.5 1.2 Tasa global de fecundidad b/ 2.6 22.3 2.3 3.1 2.4 8.4 6.2 73.4 71.3 40.3 53.6 Tasa de mortalidad infantil b/ c/ 37.7 61.5 44.2 34.1 71.5 75.8 14.6 2.9 0.4 3.4 35.1 2.7 72.6 Menor de 15 30.2 73.INDICADORES DEMOGRAFICOS DE AMERICA LATINA Y PAISES SELECCIONADOS.1 55.2 50.5 4.3 1.1 Menor de 15 33.3 5.3 Tasa de mortalidad infantil b/ c/ 45.6 3.6 17.4 4.2 15-59 61.5 30.3 27.1 Esperanza de vida al nacer b/ 73.8 41.6 6.3 38.

2 18.6 29.6 72.3 71.5 Tasa global de fecundidad b/ 2.6 60.2 15-59 62. c/ Por mil.9 2.7 58. por cien.7 21.5 7.9 60 y más 10.1 33.0 10.7 56.3 37.2 23.5 22.1 60.9 60 y más 14.0 0.5 76.2 7.1 2.0 6.c/ Porcentajes de población Menor de 15 26.0 61.4 8.4 3691 130247 21668 13131 2025 Población (en miles) 685822 Tasa de crecimiento a/ b/ 1.4 63.3 60.5 Esperanza de vida al nacer b/ 75.5 19.0 1.2 13.7 15-59 62.5 Tasa de mortalidad infantil b/ c/ 24.1 2.4 13.2 23.9 27.9 Porcentajes de población a/ Medio anual.0 74.4 26.2 2.     Email Like Save Embed .2 32.6 63.4 1. b/ Para el quinquenio anterior al año que se indica.9 1.9 17.1 Menor de 15 23.

    Email Like Save Embed .