¿Qué es una Family Office?

Las Family Offices –durante largo tiempo privilegio de los muy ricos—abren sus puertas a un público más amplio. Las primeras Family Offices se fundaron durante el siglo XIX como resultado de la riqueza creada por la Revolución industrial. Las más famosas fueron las de las familias Pitcairn, Rockefeller, Phipps y Carnegie. Pero, más recientemente, el término se refiere a empresas que prestan servicios financieros a familias “relativamente acomodadas”. Una Family Office es una empresa que administra las inversiones de una familia empresaria. Su misión es asegurarse de que la transmisión entre generaciones del patrimonio empresarial se hace de modo eficiente. A tal efecto, cuenta con abogados, economistas y contables que gestionan el patrimonio familiar, gestionan las inversiones, y todos los aspectos relacionados con sus necesidades como miembros de la familia empresaria. Con frecuencia están constituidas sobre las propiedades inmobiliarias y accionariales de la familia. Pueden ocuparse también de cuestiones relacionadas con el capital riesgo y desarrollo inmobiliario.

Razones para crear una Family Office: − La venta de una empresa o negocio ha generado activos líquidos importantes. − Los activos financieros de una familia crecen de tal forma que requieren una gestión profesionalizada a tiempo completo.

Artículo para El Boletín Pablo Gómez-Mora Estudio Jurídico-Fiscal Cirilo Amorós, 82, 46004 Valencia Tel. 963 731 811

¿Qué es una Family Office? − El tiempo que los miembros de la familia dedican a gestionar su patrimonio va en detrimento del que dedican a la empresa, lo cual afecta al negocio. − Los miembros de la familia quieren separar la gestión de su patrimonio personal de la gestión de la empresa por motivos de confidencialidad. − La familia está compuesta por varias generaciones, el fundador ya no vive y las siguientes generaciones no están dispuestas, o no son capaces, de afrontar la responsabilidad de gestionar el patrimonio familiar. − Las necesidades de un número creciente de miembros de la familia que requieren la gestión de patrimonios diversos, no puede ser afrontada con los recursos disponibles. Últimamente han surgido Multifamily Offices, que operan según el modelo descrito, pero gestionando el patrimonio de varias familias. De este modo, se reparten los costes entre los distintos clientes. Por ejemplo, en USA, la familia Rockefeller ha creado una empresa que presta asesoramiento a 180 familias, aunque han de tener como mínimo de 34 millones de € de patrimonio. Algunas Multifamily Offices, si embargo, han rebajado notablemente estas cifras, pues ofrecen sus servicios a familias con un patrimonio de 7 millones de € en adelante. Las Family Offices compiten con la banca privada y los gestores de patrimonios, que favorecen de modo excesivo las inversiones en activos del propio banco. No obstante ciertos bancos están comprando Multifamily Offices para controlar este sector. Antes de crear una Family Office, la familia empresaria debe plantearse, como mínimo estas cuestiones: − ¿Cuáles son sus valores? ¿Qué importancia tienen en la planificación del futuro de la familia y del negocio? − ¿Cuáles son los objetivos de la planificación hereditaria: minimizar los impuestos, atender a la siguiente generación o nombrar un sucesor? − ¿Cuáles son los objetivos de inversión a corto y a largo plazo? − ¿Son las reuniones familiares importantes? ¿Para qué? − ¿Cómo debe educarse a las siguientes generaciones en los valores y objetivos de la familia? − ¿Estamos inclinados a actividades filantrópicas? En definitiva, el sector de las Family Offices cubre una necesidad largo tiempo sentida por determinadas familias empresarias: profesionalizar la gestión de su patrimonio.

Artículo para El Boletín Pablo Gómez-Mora Estudio Jurídico-Fiscal Cirilo Amorós, 82, 46004 Valencia Tel. 963 731 811