You are on page 1of 4

"Estética de los medios

audiovisuales"

esa que W. TV. producen tal saturación de imágenes que no queda ningún espacio vacío para poder ordenarlas. la constitución de una nueva figura de ciudad y la formación de un nuevo modo de percepción..cine. según Benjamín. que es el individuo en su soledad. de temporalidades y fragmentos narrativos— con la unicidad de la mirada exigida por la pintura clásica. Ahora emprendemos entre sus diversos escombros viajes de aventuras. nuestras oficinas y viviendas. a la vez. la imagen múltiple. . pues «el crecimiento masivo del número de participantes ha modificado la índole de su participación» (Benjamín.etc. que corresponde al observador de la pintura y al lector de novela. dando lugar a una ―cultura mediática‖. Parecía que nuestros bares. y rompe con. configuran ese nuevo sensorium son la dispersión y la imagen múltiple. Entonces vino el cine y. Ortega— va a ser el primero en pensar no conservadoramente: «la masa es una matriz». remite a la operación que hace particularmente explícita la diferencia del montaje cinematográfico —articulación de la multiplicidad de puntos de vista. 52). dificultando la reflexión. hizo saltar ese mundo carcelario. nuestras estaciones y fábricas nos aprisionaban sin esperanza. el antiguo modo cultual de recepción configurado por el recogimiento. En ella los medios. Los dispositivos que. con la dinamita de sus décimas de segundo. especialmente los audio-visuales.La gravitación de los medios audiovisuales en nuestra vida es un hecho tan indubitable que se ha llegado a caracterizar al hombre actual como ―homo videns para el cual la palabra está destronada por la imagen‖. El otro dispositivo. La dispersión se arranca a. El cine mediaba así.video-CD. 1982. Benjamín —frente a los Tocqueville. La consecuencia inmediata de este fenómeno es que la relación de los seres humanos con la realidad se configura a través de las imágenes que provienen de los medios. Le Bon. La dispersión es el modo de perceción de la masa.

Fue el sentimiento de duración lo que permitió al lector popular pasar del relato-cuento a la forma-novela del folletín. pero permeable a las reacciones de los lectores. esto es. que ni es la popular — colectiva y en voz alta— ni la moderna «del individuo en su soledad» (Benjamín. Es por su larga duración —un año y más— por lo que el folletín logra confundirse con la vida de los lectores. El relato folletinesco se basa en dos dispositivos: los episodios y la serie. Opinión . Cualquier parecido a lo que hoy sucede con las telenovelas —la cantidad de espectadores que escriben a los periódicos interactuando con los que hacen las telenovelas tanto en el argumento como en la actuación— no es un mero parecido sino la permanencia de las señas de identidad de una matriz narrativa popular que es a la vez un modo implicado de ver. que se escribe día a día. y poroso a los sucesos de la actualidad. sobre un plan. que se abre a una nueva forma de leer (Angenot. una relación asalariada al escritor y unos circuitos comerciales a la distribución y venta de los textos— y la literatura. La organización en episodios trabaja sobre la duración y el suspense. Lo que producirá un relato de estructura abierta. disponiéndoles a meterse en la narración. posibilitándole identificarse con el nuevo tipo y número de personajes y adentrarse en la nueva trama —cantidad y variedad de peripecias— sin perderse. 1975). c*e escuchar o leer. a incorporarse a ella mediante cartas al periódico que buscan incidir en el desarrollo de la trama. 1973.El folletín nace también a caballo entre el periodismo que impone el modo industrial a la producción literaria. 306).

es un ―desafío‖: si los medios audiovisuales se han convertido en los ―nuevos maestros‖. para que con criterios claros realicen su tarea como ―misión de servicio‖. basada en la comprensión de la propia historicidad.CONCLUSIÓN En mi opinión la estética de los medios audiovisuales. pues les toca a ellos la transformación de esta cultura mediática. que es otro-yo. permitan la construcción de una subjetividad ―con proyecto‖. en lo particular creo que los docentes debemos estar preparados para educar a los estudiantes en general. . ya que son comunicadores de ―algo‖ para ―alguien‖. generando desvalores en los sentidos que trasmiten. Solo con la responsabilidad de formar ―auténticos comunicadores sociales‖ y receptores consientes y activos tendremos la esperanza de superar este ―malestar‖ en la cultura. Es preciso despertar la conciencia de estos estudiantes respecto su verdadero rol en la sociedad. para que sean capaces de ―discernir‖ en los contenidos que ofrecen los medios los valores de los desvalores y llevar cabo una desmitificación y reconstrucción de los significados de la cultura mediática. que les permitan realizar una ―batalla de ideas‖ o de ideales. que –en conexión con la vivencia de los jóvenes-. también formar a los estudiantes de Comunicación Social en especial en valores auténticamente humanos.