You are on page 1of 1

PRINCIPIOS DE LA ECONOMÍA SOCIAL DE MERCADO

La economía social de mercado y las corrientes de pensamiento:
3) Liberalismo:
a)
b)
-

c)
d)
e)
-

Aspectos fundamentales:
Libertad no es un medio para el fin político, sino que es el fin más elevado.
Enfatiza los derechos individuales e igualdad de oportunidades.
Limitación del poder del gobierno, estado de derecho, derecho a propiedad privada.
Orígenes - Desarrollo:
Surge del movimiento de emancipación de las ciudades burguesas frente al sistema feudal
(revolución Inglesa)
Frente al absolutismo monárquico (revolución francesa)
Frente al totalitarismo (liberalismo social y neoliberalismo)
Frente al liberalismo social de corte keynesiano, con participación del estado en la economía,
surge la llamada corriente libertaria con personajes como F. Hayek y Milton Friedman. Hayek
argumentaba que el capitalismo regulador y la economía mixta de postguerra llevaban al
totalitarismo.
Liberalismo en lo político:
Los individuos son la base de y el fin último de la ley y la sociedad.
Enfatiza el contrato social (suma de las voluntades individuales, se constituye el
constitucionalismo)
Elecciones periódicas y división de poderes.
Liberalismo en lo económico:
Argumenta que los sistemas económicos basados en los mercados libres son más eficientes y
generan prosperidad.
Liberalismo en Filosofía:
Valoración absoluta de la persona humana.
Se desarrolló el concepto y contenido de derechos humanos.

4) Conservadurismo:
-

-

Tiene como mayor representante a E. Burke (1729-1797).
Según Burke, el gobierno debía guiarse a partir de los desarrollos históricos, de las lecciones de
las experiencias concretas y la continuidad de las instituciones fundamentales como la familia,
la iglesia, etc.
Rescata los valores más permanentes de la humanidad como la ética, la comunidad, la familia
y la patria.
Propone el cambio gradual y al reforma frente al ímpetu revolucionaria y la utopía.

5) Pensamiento social Cristiano:
-

-

Tanto el mercado como el estado deben estar al servicio de la persona humana y de
asociaciones más pequeñas y no al revés.
Se nutre en gran medida de la doctrina social de la Iglesia (DSI), que ha surgido de la
reflexión sobre la cuestión social y las teorías económicas.
Para la organización de la sociedad desde el punto de vista económico se reconoce la
relevancia de la institución del mercado siempre y cuando está sometida al control social
a través de diversas instituciones y en tanto sus resultados se extiendan al conjunto de la
sociedad.
El origen de la democracia cristiana es la lucha frente a los diversos tipos de totalitarismo
y la defensa de la dignidad humana y de los derechos, individuales y sociales, en la esfera
pública de la democracia.