You are on page 1of 6

El concepto de socialismo es definido como un sistema de

organización económico y social, cuya base es que los
medios de producción sean parte del patrimonio colectivo y
sea el mismo pueblo quien los administre. Algunos de los
objetivos principales de un orden socialista son la justa
repartición de los bienes y una organización racional de la
economía. Para ello plantea la eliminación de la propiedad
privada y la extinción de las clases sociales.
El socialismo es un término que se ha utilizado mucho a lo largo
del siglo XX e incluso en la actualidad. Sin embargo es un
término que ya había sido utilizado por el mismo Platón y fue
retomado a mediados del siglo XIX, nuevamente. En este caso
la palabra socialismo era utilizada para contrarrestar el término
individualismo. Sin embargo su definición ha mutado
enormemente con el paso del tiempo. A partir de la revolución
industrial este concepto tomó una gran importancia gracias a
pensadores de la época como Marx y Engels.
Según la teoría de Karl Marx el comunismo resulta una etapa
superadora del régimen capitalista. Marx a través del estudio de
la historia afirma que las sociedades se encuentran en constante
lucha entre clases, donde siempre se alcanza una etapa nueva,
por ejemplo de un régimen feudal se alcanza uno capitalista y
luego se debería alcanzar un orden socialista. Como método de
estudio para alcanzar dicho resultado utiliza la dialéctica, es
decir que propone una tesis, una antítesis y una resolución en un
tercer plano llamada síntesis
Marx define al capitalismo como un régimen donde el hombre es
explotado por el hombre. Determina que en el mismo hay dos
clases antagónicas, la burguesía y el proletariado, es decir
aquellos que poseen los medios de producción y los trabajadores
respectivamente. Además afirma que existen contradicciones

mismas dentro del capitalismo que llevarán a su auto destrucción
del sistema.
Por otro lado Marx afirma que el estado es una herramienta que
utiliza la clase burguesa para poder dominar al proletariado. Por
ello la clase oprimida debe tomar el control del estado, etapa a la
cual Karl llama “la dictadura del proletariado”, y hacer uso del
mismo para eliminar las clases sociales. De este modo el ente
estatal perdería su finalidad, dominar a una clase, extinguiéndose
de manera prácticamente natural. Una vez extinguido el estado,
según la teoría, debe implantarse una organización planificado en
los planos económicos, sociales y políticos, con el fin de obtener
el bien común.
Algunos de los países que han inspirado sus políticas en la teoría
marxista, son Cuba, con Fidel Castro y Ernesto “el che” Guevara,
la Unión Soviética de Lenin Stalin y Trotsky, la República Popular
de China con Mao Tse-Tung, entre muchos otros ejemplos que
podrían ser mencionados.
Existen a su vez dos grandes corrientes que encuentran su
origen en la misma teoría, por un lado el socialdemócrata,
también conocidos como reformistas, que pretenden acceder al
orden socialista mediante elecciones democráticas y cambios
progresivos en el sistema, no a partir de una revolución, como
sería el caso de Allende en Chile. En las antípodas es posible
mencionar al anarquismo, definido como el movimiento social que
pretende eliminar no solo al estado, si no a cualquier forma de
poder, autoridad o control de la sociedad. A lo largo de la historia
reciente existe un gran número de movimientos y agrupaciones
que han adherido a dicha doctrina

Read more: http://concepto.de/socialismo/#ixzz3JfEpJ9T6

La UCR y el socialismo
toman el control de UNEN
Rumbo al 2015. La interna opositora.Sin consultar a sus socios
menores,anunciaron que en un mes lanzarán el plan de gobierno.
Fue en una reunión desus referentes. Así avanzaron con la propuesta
de la cumbre radical.





TAGS

CONTROL,
OPOSICIÓN,
SOCIALISMO,
UCR,
UNEN

9
opiná

179
shares

87 92

Fumata blanca, pero de pocos. Tras el cónclave radical en San
Fernando, los máximos referentes del socialismo y la UCR se
reunieron ayer en el Congreso y acordaron tomar las riendas del
Frente Amplio UNEN. Tan de acuerdo estuvo Hermes Binner con
el planteo que surgió de la reunión radical que al final se anunció
un acto para el 16 o 17 de diciembre donde lanzarán el plan de
gobierno del frente.
Así lo aseguró el presidente de la UCR, Ernesto Sanz, al
abandonar apurado el despacho del jefe de su bloque de
diputados. Allí, estuvieron el anfitrión, Mario Negri, junto a Julio
Cobos, Ricardo Alfonsín y Laura Montero. Del lado socialista

llegaron Binner con otros diputados: Juan Carlos Zabalza, Alicia
Ciciliani y Alfredo Lazzeretti.
“Estamos contentos de haber logrado esta reunión para que nos
informen de la reunión que tuvieron”, indicó el ex gobernador de
Santa Fe, mientras bajaba las escaleras del segundo piso, al
finalizar la reunión. Dijo que el proceso de toma de decisiones “se
ve en la práctica”. Quien no estuvo contenta con la decisión de la
UCR fue la la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que quedó
corrida del centro de las decisiones. La chaqueña optó por el
silencio (ver pág. 9), pero hizo saber que seguirá trabajando por
un acuerdo con el PRO. La cumbre radical había decidido, además
de la reformulación del funcionamiento de UNEN, tomar
distancias de las propuestas de eventuales acuerdos nacionales
con Mauricio Macri y Sergio Massa.
Sanz planteó en la reunión con el socialismo que su partido busca
“institucionalizar el frente con reglas claras”. Un eufemismo para
indicar que no todos los partidos que integran UNEN tienen la
misma representatividad y por tanto no pueden tener el mismo
peso en la toma de decisiones. Tuvo buena repeción e inclusive en
el encuentro se avanzó en la decisión de reflotar las reuniones de
coordinación de los miércoles con delegados partidarios y equipos
técnicos. A partir de ahora los radicales llevarán más
representantes: a Ricardo Gil Lavedra y Juan Manuel Casella se le
agregarán la senadora cobista Laura Montero y algún otro
dirigente. La excusa de los radicales es que el socialismo cuenta
como aliados dentro del FAP a representantes de otros partidos: el
GEN, Libres del Sur y el juecismo.
El jefe radical cree que hay que “discutir” cómo será el proceso de
toma de decisiones en el frente, un reclamo que sonó fuerte el
lunes a orilla del rio Luján por parte de al menos ocho

precandidatos a gobernador con chances de ganar en sus
provincias. Piden una definición del rumbo nacional.
Sobre ese punto también se expresó Binner: “Si se va a votar es
necesario que haya una representación acorde, pero siempre es
mejor el diálogo y el consenso”. De esa manera, el socialista
advirtió que lo más probable es que las decisiones se tomen
mediante el consenso, tratando de evitar que se llegue al
mecanismo de votación. Insistió en que esa ha sido la forma en la
que vienen trabajando en el frente de Santa Fe desde hace veinte
años.
Sanz explicó que la reunión con el socialismo era el acto lógico
después del encuentro radical del lunes y especificó:
“Correspondía este encuentro, los socialistas son nuestros aliados
más antiguos y debíamos comunicarles lo que habíamos
conversado en el transcurso de menos de 24 horas”.
Consultado respecto de las conclusiones del documento radical de
San Fernando, Binner aseguró que cree en el radicalismo y en “su
voluntad de construir”. Considera que todo puede resolverse con
diálogo, inclusive con sus socios díscolos del FAP, como
Humberto Tumini de Libres del Sur. Para más adelante quedará la
forma en que se diferenciarán los tres presidenciables que
participaron del encuentro, el propio Binner, Sanz y Cobos para
las primarias de 2015.
Con todo, si bien la UCR puso un freno a posibles acuerdos
nacionales con el Frente Renovador o el PRO, en sus filas no
quedó claro que este sea un tema cerrado. Varios candidatos a
gobernador ayer insistían en que se trata de una “impasse” hasta
que se reúna la Convención, avanzando el 2015. En los pasillos del
Congreso, el tucumano José Cano advirtió a Clarín que: “El
objetivo de UNEN debe ser disputar poder real”. Como otros

legisladores, no se explicaba la ausencia de Gerardo Morales,
cercano a Massa, en la reunión de ayer a la tarde con Binner
SISTEMA SOCIALISTA DE ECONOMÍA NACIONAL: economía planificada
que tiene por base la propiedad social sobre los medios de producción. El
sistema socialista de economía se desarrolla según un plan y a altos ritmos
con miras a satisfacer mejor las necesidades materiales y culturales del
pueblo. Se diferencia por principio del sistema capitalista de economía y en
comparación con él posee importantes ventajas. Entre las de más
trascendencia hay que incluir: 1) El sistema socialista de economía se basa
en la propiedad social sobre los medios de producción, con lo que se
excluye la explotación del hombre por el hombre. Todos los miembros de la
sociedad socialista se encuentran en situación igual frente a los medios de
producción y están obligados a trabajar. El desarrollo del sistema socialista
de economía se efectúa en interés de los propios trabajadores. Todo el
producto social creado les pertenece y se distribuye de modo que se eleve
el nivel de vida del pueblo. 2) El sistema socialista de economía se
desarrolla de manera planificada y a ritmos elevados. El hecho de que no
exista la anarquía de la producción ni la competencia abre amplias
posibilidades al progreso rápido e incesante de las fuerzas productivas. La
economía socialista líquida de manera definitiva y para siempre el paro
forzoso, permite utilizar de la manera más racional y completa los recursos
laborales de la sociedad. 3) La dirección del sistema socialista de economía
se basa en el principio leninista del centralismo democrático. La
centralización rigurosa en la dirección de la economía socialista se combina
con la participación amplia y activa de las masas trabajadoras en la
dirección de la producción. Lo que contribuye a descubrir nuevas fuentes y
reservas de crecimiento de la producción social. Las ventajas indiscutibles
del sistema socialista de economía frente al capitalista han hallado su
demostración en el curso de la construcción del socialismo y del
comunismo. Mientras que el sistema capitalista de economía necesitó de
dos a tres siglos para instaurar su dominio, el sistema socialista de
economía en la Unión Soviética y en otros países socialistas lo ha hecho en
menos de un cuarto de siglo. La mejor prueba de las ventajas que presenta
el sistema socialista de economía estriba en el crecimiento de su fuerza de
atracción para los pueblos del mundo capitalista, en el crecimiento de su
potencia económica y en que asegura a todo el pueblo la elevación del nivel
de vida material y cultural.