You are on page 1of 1

Protección

del cuerpo
contra el cemento

EL CEMENTO solo o formando
compuestos con otros materiales
de construcción, por ejemplo
con arena y grava para formar
hormigón armado, es uno de los
elementos de construcción más
seguros que se conocen.
Se
puede decir con certeza que a
través de los años ha habido
pocos trabajadores que han
sufrido lesiones al estar en
contacto
directo
con
este
material. Pero recientemente se
ha empezado a dar más
importancia al cemento ya que
las investigaciones han revelado
que el cemento no sólo puede
producir lesiones en las partes
externas
del
cuerpo,
sino
también
enfermedades
pulmonares
que
atacan
la
respiración.
En esta charla les voy a indicar
brevemente las precauciones
que
deben
tener
cuando
trabajen con cemento, tanto
aquí, como en sus casas.

El aire que respiramos, y más si
se vive en zonas industriales
como la nuestra, contiene cierta
cantidad de polvos dañinos.
Estos polvos, generalmente, no
dañan
sensiblemente
los
pulmones de las personas, pero
en condiciones especiales, donde
pueda haber una gran cantidad
o concentración de polvos,
pueden
producir
trastornos
pulmonares
o
incluso
enfermedades
que
pueden
conducir a la muerte.
La mejor forma en la que
ustedes se pueden proteger del
polvo del cemento es usando un
respirador, y sobre todo si a
veces
tienen
dificultad
en
respirar, lo cual puede ser un
síntoma de que sus pulmones
han absorbido ya bastante polvo
o están dañados por el humo del
tabaco, si son fumadores.
También
debemos
proteger
nuestros
ojos
cuando
trabajamos con cemento. Para
proteger los ojos se puede usar
protección ocular, como gafas de
protección, y con más razón si
es un día de mucho viento.
Muchos trabajadores piensan
que es ridículo llevar gafas de
protección
al
trabajar
con
cemento, porque es mínimo el
riesgo que se corre. Recuerden
que hay trabajadores que han
perdido su vista por esta razón.
Los ojos son los órganos más
valiosos que tenemos y debemos
hacer siempre todo lo posible
para protegerlos.
Y para
completar la protección ocular,
seria muy recomendable que
usaran
siempre
un
casco
protector.
Uno de los peligros más grandes
de trabajar con cemento son las
lesiones de espalda.
Las

lesiones de espalda pueden
sufrirse no solo por levantar
incorrectamente
un
objeto
pesado, sino por manejar o
moverse incorrectamente o no
trabajar en la posición o con el
instrumento recomendados. A
veces he observado que algunos
de
ustedes
extienden
el
hormigón con una pala cóncava.
Este
es
un
procedimiento
incorrecto. La forma correcta
para extender hormigón es con
una pala plana. Y una vez que
el hormigón ha sido depositado
desde una carretilla o desde un
embudo transportador al área
deseada, no traten de levantar
nunca
el
hormigón,
sino
arrástrenlo hasta la posición
exacta donde quiere que vaya.
El cemento y el hormigón
también
atacan
la
piel.
Especialmente cuando trabajen
con hormigón fresco, traten de
que el hormigón no esté en
contacto con su piel demasiado
tiempo, ya que les puede causar
irritación
o
quemaduras
químicas.
Cuando trabajen con hormigón
nunca permitan que sus ropas
se saturen con la humedad del
hormigón, ya que la ropa
saturada puede resecarles la piel
en exceso.
Les recomiendo que siempre que
trabajen con hormigón lleven
guantes a prueba de agua,
camisas de manga larga y
pantalones largos.
Y cuando
deban
trabajar
encima
del
hormigón fresco, mientras que lo
están poniendo en el sitio exacto
donde debe ir, lleven botas altas
de caucho para evitar que la
humedad del hormigón les pase
a los pies. Siempre que tengan
que arrodillarse por cualquier
razón en el hormig6n fresco,

pongan almohadillas debajo de
las rodillas.
Les repito una vez más, nunca
permitan que sus ropas se
saturen con la humedad del
hormigón armado. Cuando por
cualquier
razón
se
hayan
salpicado o sus ropas estén
impregnadas
con
hormigón,
traten de lavarlas con agua
fresca o cámbiense.
Si se
salpican los ojos, cara, manos o
cualquier otra parte del cuerpo
con
cemento
u
hormigón,
lávenlos con agua limpia durante
varios minutos.
El cemento es uno de los
materiales más seguros para
trabajar, como hemos dicho al
principio, pero puede producir
lesiones si no observan las
precauciones debidas.

Tomado
del
“Supervisor”.
Publicación
del
Consejo
Interamericano de Seguridad.