You are on page 1of 3

Marco Teórico

Internet constituye una tecnología que ha impactado especialmente a las personas
jóvenes y les ha proporcionado muchos beneficios. Pero algunas personas llegan a estar
obsesionadas con Internet, se muestran incapaces de controlar su uso y pueden poner en
peligro su trabajo y sus relaciones. El uso y abuso de Internet están relacionados con
variables psicosociales, tales como la vulnerabilidad psicológica, los factores estresantes
y el apoyo familiar y social. Hay algunos factores de riesgo específicos para el abuso de
las redes sociales entre los jóvenes. Algunas señales de alarma se disparan antes de que
una afición se convierta en una adicción.
El concepto de “adicción a Internet” se ha propuesto como una explicación para
comprender la pérdida de control y el uso dañino de esta tecnología. La adicción es
socialmente vista como algo vergonzozo y rechazado. Dentro de este marco se hace caso
omismo de la dependencia, la tolerancia y el síndrome de abstinencia en razón del valor
atribuido socialmente a la voluntad. Por otro lado ver la adicción como una enfermeda es
muy útil para poder aceptarla y buscar ayuda. Sin embargo lo optimo seria prevenir la
adicción para no tener que tratarla. Los síntomas de la adicción a Internet son
comparables a los manifestados en otras adicciones.1 Lo que caracteriza a una adicción
es la pérdida de control y la dependencia. Todas las conductas adictivas están
controladas inicialmente por reforzadores positivos –el aspecto placentero de la conducta
en sí-, pero terminan por ser controladas por reforzadores negativos -el alivio de la tensión
emocional, especialmente-. Es decir, una persona normal puede hablar por el móvil o
conectarse a Internet por la utilidad o el placer de la conducta en sí misma; una persona
adicta, por el contrario, lo hace buscando el alivio del malestar emocional (aburrimiento,
soledad, ira, nerviosismo, etcétera)
Se define, en general, como adicto a Internet al sujeto cuya vida gira en torno a su
conexión a la Red, que pasa a ser el centro de la vida de la persona, olvidando por tanto
toda la serie de relaciones que conforman la convivencia social o la vida misma (familia,
trabajo, relaciones significativas, estudio, responsabilidades, etc.)2
Las redes sociales son estructuras sociales constituidas por un grupo de personas que se
interrelacionan entre sí. En estas relaciones los individuos intercambian información e
interactúan mediante foros, chats, juegos en línea, blogs, etcétera3
Muchos usuarios reportan sentirse más capaces de mostrarse “auténticos” ya que varios
de los juegos que se dan en la interacción cara a cara no están presentes en la
interacción online. Las relaciones virtuales permiten ser más “uno mismo”. Por eso, los
más jóvenes se animan a declararse a sus novias y los adultos a flirtear y mostrar sus
facetas más oscuras. Es por esto también que pasan tantas horas en dichos entornos
virtuales. 4

1

Enrique, Echeburúa. Adicción a las nuevas tecnologías y a las redes sociales en jóvenes: un nuevo reto. p1
Balaguer, Roberto, ¿Adicción a internet o adicción a la existencia? Agosto 2008 pp 5
3
Xavier, Mañé Juliá. Adiccion a las redes sociales. pp. 3
4
Turkle, 1995
2

La conexión a la Red, la dependencia y el constante chequeo de lo que allí sucede, da
cuenta de la importancia que tiene para los sujetos actuales,5
Esta nueva cultura digital presenta posibilidades de expresión, agrupamientos y búsqueda
de satisfacciones libidinales que nuestra cultura occidental parecía ya no brindar. Más allá
que dichas agrupaciones tengan algunas características narcisistas, también ofrecen
sostén social y posibilidades de despliegue de lo tribal. A través de las redes sociales, la
conexión permanente por medio del MSN o entornos como Twitter o Facebook, se puede
generar profundos sentimientos de existencia, sostén y continuidad.6

Por otro lado, cabe destacar que la adicción a alguna red social, en especifico a Facebook
tiene relación con la baja autoestima, la deprecion y la falta dehabilidades sociales7
La autoestima se reconoce como un idicados del desarrollo personal fundado en la
valoración, positiva, negativa o neutra, que casa persona hace de sus características
cognitivas físicas y psicológicas. Dicha valoración se construye sobre la base de la
opinión que cada persona tiene sobre si misma a partir de los atributos que le otorgan a
las características mencionadas, esa opinión es confirmada por cada individuo a partir de
la percepción de como y cuanto lo valora quienes lo rodean y particularmente, todo aquel
que es relevante para el en su vida cotidiana8 La baja autoestima se relaciona con
comportamientos adictivos9
Si las personas tienen una mala opinión de sí mismas y encuentran dificultades para
socializar por su timidez o falta de autoestima, pueden usar la Internet como una
alternativa de socialización, pues en ella se pueden abrir y ganar confianza sin tener que
interactuar cara a cara10
Estos son algunos indicadores de adicción a las redes sociales:11
 Necesidad de incrementar las cantidades de tiempo conectado.
 Irritabilidad cuando no se está conectado.
 Malestar y deterioro de otras actividades de varios contextos: trabajo, estudios,
familia, amigos, sueño, alimentación, salud, etc.
 Abstinencia manifestada por:
◦ Ansiedad.
◦ Pensamientos recurrentes (obsesivos) sobre internet.
◦ Movimientos voluntarios o involuntarios similares a los que se efectúan
cuando se está conectado.
Ya se plantea su eventual incorporación al aún en elaboración DSM-V, y se han
esbozados criterios esenciales para el diagnóstico, basándose en aspectos que
compartiría con otras adicciones: uso excesivo, síntomas de abstinencia, tolerancia y
5

Blagues, 2008
Balaguer 2005
7
María Fernanda Herrera Harfuch, La Adicción a Facebook Relacionada con la Baja Autoestima, la Depresión
y la Falta de Habilidades Sociales, enero-junio, 2010, pp. 6-18,
6

8

Arancibia, 1997
Niem & Griffiths, 2005
10
Navarro & Jimenez, 2007
11
Carrasco Dávila, 2007
9

consecuencias adversas en diferentes ámbitos. Se ha generado una interesante discusión
acerca de si la adicción a internet debería ser considerada una variante del proceso
neurobiológico detrás de la adicción a sustancias o si debiera ser clasificada como una
adicción conductual, concepto aún en controversia cuyo exponente más estudiado, la
ludopatía, el DSM-IV lo clasifica dentro de los trastornos de control de impulsos18,19. De
incorporarse las adicciones conductuales en el DSM-V, se daría Criterios diagnósticos
propuestos de adicción a internet
1. Está preocupado por internet (piensa acerca de la última conexión y anticipa la
próxima)
2. Necesita conectarse a internet incrementando el tiempo de uso para obtener la misma
satisfacción inicial
3. Ha realizado esfuerzos sin éxito para controlar, reducir o detener el uso de internet
4. Presenta fatiga, irritabilidad o sintomas depresivos cuando intenta disminuir o detener el
uso de internet
5. Se mantiene conectado más del tiempo originalmente previsto
6. Ha arriesgado o minimizado la perdida de relaciones significativas, trabajos,
oportunidades académicas o profesionales por el uso de internet
7. Ha mentido a familiares, terapeutas u otros para ocultar el uso excesivo de internet
8. Utiliza internet como vía de escape de problemas o para alivio de sintomas disforicos
Hay ciertas características de personalidad que aumentan la vulnerabilidad psicológica:12
◦ Introversión, baja autoestima, nivel alto de búsqueda de sensaciones,
impulsividad, afrontamiento inadecuado de los problemas, etc.
◦ Déficits en las relaciones interpersonales.
◦ Déficits cognitivos (Ej. problemas de atención o memoria.)
◦ Alteraciones psicopatológicas como la depresión.
El uso y abuso de las redes sociales están relacionados con variables psicosociales, tales
como la vulnerabilidad psicológica, los factores estresantes y el apoyo familiar y social13

12
13

Echeburúa, 1999
Echeburúa y Paz de Corral, 2010