You are on page 1of 4

EMPRESA E INNOVACIÓN

En el sector empresarial existe una necesidad por lograr un resultado superior y más
eficaz, que a su vez sea perdurable en el tiempo y con la finalidad, en un inicio, de
asegurar la supervivencia de las empresas y, posteriormente, de alcanzar una posición de
ventaja competitiva que sustente futuros proyectos empresariales de crecimiento y
diversificación.
Ante esta situación, creemos que la innovación empresarial, entendida como un proceso
de cambio organizativo, desempeña un papel determinante en la consecución de la
posición competitiva que requieren las empresas para enfrentarse con éxito a sus
competidores y satisfacer la demanda de los clientes. El aporte de la innovación a la
ventaja competitiva radica en la capacidad de diferenciación que las organizaciones
alcanzan cuando orientan sus esfuerzos de forma coordinada hacia una mejora de
productos, o de procesos, o cuando desarrollan productos o procesos novedosos para el
mercado o para la propia organización. Se requiere, pues, de una sistemática y una
acción intencionada por parte de la alta dirección para conseguir una posición de ventaja
competitiva sostenible.
La innovación implica la generación de una idea que puede afectar a la puesta en marcha
de un nuevo producto, a los procesos de producción y/o de comercialización, a la gestión
de las personas, a las relaciones con otras empresas, entre otros muchos aspectos.
Así pues, innovar es un proceso que abarca desde la generación de la idea de que se
trate, hasta su implementación y evaluación. Un proceso que, teniendo en cuenta el
actual escenario socioeconómico, se ha convertido prácticamente en una obligación para
todas las empresas, con independencia de su tamaño y de la actividad que realicen, hasta
tal punto que, en la mayoría de los casos, la posición competitiva en el mercado está
directamente ligada a su capacidad para introducir cambios que supongan a la empresa o
a la clientela un valor añadido en relación a un producto, servicio o proceso existente.
Sin embargo, los procesos de innovación son todavía bastante desconocidos para
muchas microempresas y pymes, a pesar de que en ocasiones se aplican procesos
similares sin que se sea plenamente consciente de ello.
De manera resumida se puede decir que la innovación se define como: La
implementación de un nuevo producto o servicio, o de un cambio cualitativo en un
producto o servicio ya existente; la introducción de un nuevo proceso; la apertura de un
nuevo mercado; el desarrollo de nuevas fuentes para el suministro de materias primas y
búsqueda de nuevas materias primas; la introducción de cambios en la organización y la
gestión de la empresa.
Algunos casos de innovación en el Perú

Las experiencias exitosas que se citarán son: el fast food de venta de hamburguesas
Bembos Buger Grill, la productora Café Altomayo y el centro comercial MegaPlaza.
Bembos Burger Grill
Bembos se creó en junio de 1988 por dos jóvenes empresarios peruanos que decidieron
ingresar al sector de hamburguesas. En esa época, no había mayor competencia en el
sector, la cual estaba representada por algunos restaurantes locales que ofrecían este
tipo de comida.
Su primer local se ubicó en el distrito limeño de Miraflores. Para esto reunieron
US$30.000 con recursos propios y préstamos. En 1990 se inauguró el segundo
establecimiento de la empresa en el distrito de San Isidro. Sus locales destacaron por su
diseño moderno en que se resaltan los colores rojo, amarillo y azul.
Bembos se dirigió principalmente al mercado de jóvenes de los Niveles Socioeconómicos
(NSE) A y B. En 2004, inició su expansión nacional inaugurando el primer local en
provincias. La expansión internacional empezó en 2006 con el inicio de las actividades de
su primera franquicia en la India.
La estrategia de la empresa es la diferenciación basada en la alta calidad de sus
productos. La hamburguesa de Bembos se caracteriza por su alta calidad, fina carne,
sabor agradable y cocido al carbón. Además desarrolló una gran variedad de
combinaciones como la hamburguesa francesa, alemana, parrillera, hawaiana, entre
otras. Bembos también ofrece “combos” (opciones de hamburguesas con papas fritas y
refresco), hamburguesas servidas en plato, ensaladas, postres, entre otros. La compañía
ha ido innovando a través del tiempo en sus actividades.
Por ejemplo, la creación de su hamburguesa al plato representó un aumento del 50% en
sus ventas. La competencia aumentó de manera importante en la década del 90. En 1993
ingresó la multinacional Burger King al mercado peruano. Y en 1996 lo hizo McDonalds.
En el sector de fast food, Bembos también tiene la competencia de empresas de pizzas,
pollos a la brasa, comida china, sándwiches de diversos tipos, entre otros.
Ante la mayor competencia, la empresa continuó con su enfoque de diferenciación
basado en su buen producto y servicio e innovando en sus actividades. Si bien los precios
de sus productos son diferenciados ante el aumento de la competencia, en lugar de bajar
precios Bembos decidió ofrecer, además de la hamburguesa grande, la hamburguesa
mediana y la hamburguesa pequeña (junior) como opciones para atender al mercado, sin
descuidar su alta calidad.
Bembos cuenta con cuarenta locales y ha logrado que su mercado se identifique y sea
muy leal con su marca. Tiene el mérito de ser líder en un sector altamente competitivo y
en donde tiene aproximadamente el 50% de participación. La constante innovación en un
sector altamente competitivo, le ha permitido a Bembos mantenerse como líder durante
estos años. Como dice su lema: “Como Bembos no hay otra”.

Café Altomayo
La empresa Altomayo forma parte del consorcio Perhusa, de la familia Perales y
Huancaruna, que se dedica a la producción y exportación del café. Perhusa es el principal
exportador de café peruano. El café es cultivado en los valles altoandinos o zonas de
selva alta del país y con Perhusa, trabajan de manera directa e indirecta 40.000 familias.
Entre los participantes que producen café en el mercado local se puede mencionar a
Nestlé, el grupo Romero, y el grupo Gloria. Nestlé tiene las marcas Nescafé y Kirma, el
grupo Romero la marca Cafetal, y el grupo Gloria la marca Mónaco. Nestlé tenía el 90%
de participación en el mercado de café instantáneo. En mayo de 2002, la empresa
Altomayo lanzó al mercado el café instantáneo Altomayo con el objetivo de obtener el
12% de participación en el primer año. De esta manera, la empresa desarrolló una
estrategia de integración vertical hacia delante, considerando que el consorcio Perhusa ya
tenía más de cuarenta años en la producción de café.
El café instantáneo Altomayo tiene un envase atractivo. No solo tenía la presentación de
lata de 200 gr. y 50 gr. sino que también tenía presentaciones en envases de vidrio de
200 gr. y 50 gr. El precio se estableció en 10% menos de la competencia. Para la
distribución, Altomayo hizo una alianza con Unilever.
En cuanto a la promoción se hicieron degustaciones y en los comerciales de televisión se
presentó el mundo Altomayo en donde se destacaba la naturaleza. El lema de Altomayo
era: “el sabor natural del café”. Con estas acciones, la empresa Altomayo entró al
mercado de café instantáneo y pudo crear una importante posición en dicho mercado.
Café Altomayo tuvo una participación de 12% al cuarto mes de su lanzamiento y en marzo
de 2003 su participación llegó a 23% en el mercado de café instantáneo.
MegaPlaza
En Perú, los centros comerciales se crearon a fines de la década del 70. En esa época se
construyeron los centros comerciales “Camino Real” y “Plaza San Miguel”. En las décadas
de los 80 y 90 continuó el desarrollo del sector y se fueron creando en distritos de fácil
acceso a zonas residenciales. En 1997 se creó el Jockey Plaza en el distrito de Surco
(clase media alta), que presentaba grandes dimensiones y una amplia área de
estacionamientos. Sin embargo, a través del tiempo se apreció el requerimiento de estos
servicios en zonas distintas, como Lima Norte, donde la mayoría de la población
pertenecía a los NSE C y D.
En la zona norte de Lima, que incluye los distritos de Carabayllo, Comas, Independencia,
Los Olivos, Puente de Piedra y San Martín de Porras, se había producido un importante
cambio demográfico en las últimas décadas. Tenía una población estimada de 1,7
millones de personas, lo que representaba el 25% de la población de Lima, y la mayoría
de sus pobladores pertenecían a los NSE C, y D. Administradora Panamericana
desarrolló e implementó el proyecto Mega Plaza en Lima Norte.

La empresa identificó la oportunidad de entrar a un nuevo mercado, donde se presentaba
la necesidad insatisfecha de los pobladores por contar con un Centro Comercial cercano.
No había un desarrollo comercial de competidores como el que se pensaba realizar con el
MegaPlaza.
El centro comercial Mega Plaza se creó en 1992 en el distrito de Independencia, en Lima
Norte. Tiene un área de 96.000 metros cuadrados y una amplia playa de estacionamiento.
El MegaPlaza consideró en su diseño el perfil del mercado al que se dirige, por lo que la
construcción se asemeja a una plaza de provincia del interior del Perú, en donde la gente
busca reunirse. Cuenta con más de 140 tiendas, siendo las tiendas “ancla” Tottus y
RipleyMax. Además, tiene un amplio gimnasio (Gold´s Gym), un cine con nueve salas
(Cinemark), un área de juegos (Coney Park), un amplio food court con varios
restaurantes: Pizza Hut, Pardo´s Chicken y KFC, entre otros.
El MegaPlaza se ha constituido como un modelo de centro comercial y atiende los
requerimientos de su mercado de Lima Norte. Durante su primer año de actividades logró
en promedio 1.200.000 visitas mensuales, siendo el 83% de los visitantes los residentes
Lima Norte. Al final del primer año se tuvieron ventas superiores en 33% a lo proyectado,
llegando a US$91 millones.