You are on page 1of 14

OCUPACIÓN DEL FORMATIVO FINAL EN LA PUNA JUJEÑA

EL CASO DE SANTA ANA DE ABRALAITE.
María Amalia Zaburlín*
RESUMEN
Se presentan nuevos datos sobre una ocupación del período Formativo Final con
cerámica tipo Alfarcito en el sitio de Santa Ana de Abralaite ubicado en la Puna Jujeña. Las
características de la estratigrafía y vasijas de cerámica ordinaria permiten plantearlo como un
sitio de ocupación permanente.
PALABRAS CLAVE: Período Formativo Final, Puna, estilo Alfarcito.
ABSTRACT
In this paper presents new data about a occupation in the Formative Final period, with
Alfarcito ceramic type, at the site of Santa Ana de Abralaite located in the Puna of Jujuy. The
characteristics of the stratigraphy and pottery vessels ordinary form can be made as a site of
permanent occupation.
KEY WORDS: Formative Final period, Puna, Altarcito style.
INTRODUCCIÓN
El objetivo de este artículo es revisar los modelos sobre área nuclear y área de
interacción para las sociedades formativas en la Quebrada de Humahuaca y Puna de Jujuy,
generando nuevas preguntas partir del análisis de la estratigrafía del sitio de Santa Ana de
Abralaite.
En los estudios arqueológicos sobre La Quebrada de Humahuaca y la Puna Jujeña, estas
áreas geográficamente vecinas se fueron definiendo como dos áreas culturales independientes,
idea que se sostiene principalmente a partir de evidencia propia de los períodos tardíos.
A diferencia con los sitios del Periodo de Desarrollos Regionales que tienen una buena
visibilidad, los sitios asignables al Formativo Final registrados en la Quebrada de Humahuaca y
Puna Jujeña son escasos debido a distintas causas que obstaculizan su descubrimiento con
metodologías de prospección de superficie. En primer lugar, en ambas regiones, las ocupaciones
propias del Período Formativo Final corresponden con ocupaciones poco densas conformando
sitios de baja visibilidad.
En el caso de la Quebrada de Humahuaca, los espacios utilizados para el asentamiento
de los grupos formativos son superficies expuestas a acumulación o a intensos fenómenos de
remoción, razón por la cual los sitios conocidos se encuentran en estado fragmentario o
cubiertos por espesos mantos de sedimento. Además, estos sitios han sido objeto de intensa
reocupación tanto en período prehispánico como en la actualidad debido al aprovechamiento de
los espacios favorables para la agricultura (Nielsen 2001:187).
En la Puna Jujeña, los espacios apropiados para el establecimiento de poblados o
viviendas con acceso a agua y condiciones de protección son escasos. Esto ha generado una
reocupación sistemática de los lugares aptos para la vivienda tanto durante el período
prehispánico, colonial e incluso en la actualidad (Albeck y Zaburlín 2008: 174).
El hecho de que las ocupaciones de este período se encuentren tapadas por
reocupaciones posteriores genera que existan pocas posibilidades de obtener contextos que
permitan asociar por lo menos arquitectura y artefactos. Con muy pocas excepciones, los datos
sobre este período provienen de los niveles más profundos de basureros o de hallazgos aislados
en recolecciones de superficie.
Todas estas condiciones generaron que en los modelos explicativos sobre la
delimitación del área nuclear y del área de interacción de los grupos formativos en Quebrada y
Puna se encuentre débilmente definida. Estos se sostienen principalmente en la concentración /
dispersión de piezas o fragmentos cerámicos decorados. “…Durante el formativo el intercambio
*

CREA. Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales. UNJu. mzaburlin@yahoo.com

Los fechados radiocarbónicos se encontraban asociados con fragmentos de pipas cerámica. El período aproximado que corresponde con la ocupación temprana de este sitio abarca un rango desde el 5 AC al 694 AD. tipos de construcciones de vivienda y en los materiales asociados (Albeck y Zaburlín 2009 ep). Estos son: Torres (Fernández Distel 1998:129). Hasta el momento la tradición con estilo cerámico Alfarcito había sido ubicada exclusivamente en la Quebrada de Humahuaca y la cerámica fuera de esa área se había pensado como evidencia de interacción “…el Alfarcito Bicolor tiene una dispersión que excede a la Quebrada. hasta el momento se pudieron identificar dos ocupaciones correspondientes al Formativo Final y al período de Desarrollos Regionales I. El sitio Calaverioj. notoriamente se pudo identificar una ocupación más antigua a lo previsto correspondiendo con procesos del Período Formativo Final asociado a material cerámico conocido como Alfarcito (Madrazo 1969).C. en el año 2006 se retomaron los estudios en este sitio buscando avanzar en el estudio del Periodo de Desarrollos Regionales I (900. principalmente cerámica…” (Albeck 1994:123). alfarería de tipo San Francisco y pulidos tricolor que la autora plantea en que podría tratarse de tipos Vaquerías o Las Cuevas Tricolor (Fernández Distel 1998:129). los sitios registrados presentan mayor homogeneidad en materiales asociados y ubicación cronológica (figura 1). aunque no se descarta la posibilidad de ocupaciones más tardías. casi exclusivamente.1200 d. Los fechados obtenidos de los estratos más profundos de uno de los montículos están asociados con cerámica similar a la registrada en el sitio de Cerro Colorado 1. FORMATIVO FINAL EN QUEBRADA DE HUMAHUACA Y EN LA PUNA JUJEÑA. a esta pequeña lista se les suma ahora el nivel inferior de Santa Ana de Abralaite.). materiales asociados y cronología. El sitio Torres (Coch 39) presenta recintos circulares con paredes construidas con lajas clavadas. 2 . Formativo en la puna Los asentamientos de la Puna Jujeña asignables al Periodo Formativo.se verifica. aquí los materiales asociados incluyen un fragmento de vaso San Pedro Negro Pulido. además en superficie se recolectaron fragmentos de pipa (Albeck 1993:58-59). además son disímiles en cronología. Para tener una aproximación al periodo de ocupación de este sitio se consideró el conjunto de fechados calibrados con dos sigmas. El fechado obtenido ubica cronológicamente esta ocupación entre 669 y 872 AD. fragmentos de pipa y con vasijas con rasgos antropomorfos en el cuello realizados en relieve y grabados (Krapovickas 1987-88: 210-12). pero todos presentan variaciones muy marcadas en tipos de asentamientos. encontrándose en Tabladitas. Los datos registrados en Santa Ana de Abralaite permiten revisar y plantear nuevas preguntas sobre esta noción de Quebrada y Puna como áreas culturales diferenciadas para el Período Formativo Final. que cuentan con fechados radiocarbónicos son escasos. por la presencia de elementos culturales alóctonos. también presenta varias ocupaciones. se conocen algunos sitios con fechados radiocarbónicos. pocos fragmentos no diagnósticos de cerámica gris y rojo pulido de paredes finas y fragmentos ordinarios con mica dorada. El sitio La Quiaca Vieja presenta seis formaciones monticulares sobre las cuales se asienta un RPC incaico. En el nivel de ocupación inferior se distingue parte de una construcción circular. El sitio de Santa Ana de Abralaite también es multicomponente. los estudios sobre procesos del Formativo Final en la Puna Jujeña se encuentran poco desarrollados. Por otra parte los estudios sobre este período en la Quebrada de Humahuaca están más avanzados. El sitio de Santa Ana de Abralaite (Puna de Jujuy) era conocido en la literatura por los trabajos de Pedro Krapovickas y colaboradores (1979). La Quiaca Vieja (Krapovickas 1987-88) y el nivel inferior de Calaverioj (Albeck 1993). los cuales indican un rango que abarca desde el 198 AC al 870 AD. Rinconada y San Pedro de Atacama…” (Nielsen 2001:189). Como se desarrolla a continuación.

A. cubriendo un amplio rango altitudinal (Nielsen 2001:117 y 187). Tabla 1.Abralaite B1 E3N3 S. Menacho y González 2005).C (Nielsen 2001:11. Rivolta 1996:132.A. Posiblemente el trabajo en metales implicara algún tipo de especialización. hasta el momento no tiene correlación con arquitectura. de San Pedro Negro Pulido y ceram. no diagnóstica Alfarcito pulido Formativo en la Quebrada de Humahuaca En la Quebrada de Humahuaca los sitios asignados al Formativo Final donde se registra cerámica “Alfarcito” se ubican en la cuenca del Río Yakoraite: Vizcarra (Nielsen1997) y Peñas Blancas (Krapovickas 1987-88. Sitios con ocupaciones formativas de la Puna Jujeña Procedencia Coch 39 A4 Coch 39 P3 Coch 39 A2 LQVCapa Vb LQVCapa Va LQVCapa V Cal1 I95-100 cm S. Deambrosis y De Lorenzi 1975).778 AD 659 – 872 AD LuS 7924 1070±45 981-1045 AD 946 . Los materiales asociados corresponden con tipos Alfarcito (sensu Madrazo 1969) y el rango que abarcan los fechados con dos sigma es de 946 a 1148 AD. Madrazo 1969). Corresponde con Período Temprano definido por Pérez (1973).Abralaite B1 E3N3 14 C.1053 AD LP-2063 1040 ± 70 1076-1148 AD 943–1202 AD Muestra LP – 682 Hy -18926 LP – 639 INGEIS AC1097 INGEIS AC1096 INGEIS AC1095 LuS. Pérez 1973). bajo el éjido actual del pueblo de Tilcara: Malka (Nielsen 2001 y 2007.6734 Material asociado Monocromos pulidos y alfarería San Francisco Vasijas con agregados antropomorfos y cerámica similar a Cerro Colorado 1 Frg. Tarragó y Albeck 1997) y en el sitio El Alfarcito donde fue definido este estilo (Debenedetti 1918. Nielsen 2001:187). en el mismo sitio M. la presencia de estos materiales indica por lo menos algún tipo de interacción con grupos formativos portadores de la cerámica Alfarcito.Ruiz registró también un vaso con cintura con decoración similar al anterior (figura 1 a y b respectivamente). Til 20 (Mendonca y Bordach 1999) y Til 22 (Rivolta y Albeck 1992: 90. Se encuentran emplazados en lugares bajo y de fácil acceso. pero hasta el 3 .AP 2140 ± 70 1835 ± 50 1350 ± 55 1810 ± 140 1 sigma 198–34 AC 209 – 264 AD 665 – 772 AD 122 – 425 AD 2 sigma 235AC–65 AD 125 – 393 AD 649 – 870 AD 5 AC – 582 AD 1780± 100 210 – 425 AD 82 – 540 AD 1570 ± 110 432 -634 AD 315 – 694 AD 1330 ± 50 668. en asociación directa con cursos de agua permanente o estacional. En el Pucará de Rinconada Boman (1908:654) publica un vaso de contorno hiperboloide con decoración Alfarcito Bicolor. Los sitios correspondientes a este período se distribuyen en las porciones medias y superiores de las quebradas tributarias del Río Grande y en la Quebrada principal. Benett 1948. Se trata de sitios pequeños con poca concentración edilicia donde se asocian estructuras habitacionales junto a corrales y áreas de cultivo (Olivera 2001:98. Si bien hasta el momento no se ha ubicado esta ocupación antigua en el sitio. Las actividades productivas principalmente son agropastoriles.pers). Por último en los sitios de Tabladita (Nielsen 2001:189) y Alfarcito ubicado en las Salinas Grandes se han reportado fragmentos de cerámica tipo “Alfarcito pulido” (Albeck com. la escasa evidencia disponible indica que no hubo un desarrollo de especialización en áreas productivas. en la actualidad los fechados radiocarbónicos en Quebrada de Humahuaca permiten ubicarlo cronológicamente en un lapso entre el 700 y 900 d. También se han reportado materiales asignables al formativo final en otros sitios puneños.La ocupación más antigua fue fechada en el nivel más profundo del Basurero I.

Las formas son piezas pequeñas principalmente pucos y vasos subcilíndricos con o sin un asa vertical. ollas y vasos asimétricos (Madrazo 1968.1148 AD 771-1288 AD LP . Se ha planteado que la actividad ganadera y sus productos debieron ser un importante aporte en los grupos puneños para la participación en las redes de intercambio. las pipas de gruesa rama horizontal. lo cual ha conformado la base para plantear hipótesis sobre la circulación de bienes de subsistencia (Albeck 1994.momento se desconoce si las piezas de metal fueron manufacturadas a nivel local (Nielsen 2001:228).349 1025 ± 140 964-1213 AD 1076.1042AD Til 22 Beta 80704 1160±80 863-1020 AD 765-1047 AD Abralaite B1 E3N3 Abralaite B1 E3N3 Til 22 32 cm. Esta hipótesis se sostiene en la situación de que la cuenca de Guayatayoc. metales y obsidiana) cuyo acceso están siendo trabajados por distintos campos de estudio.1053 AD LP-2063 1040 ± 70 989-1052 AD LP. Distribución de recursos naturales y circulación de bienes Los estudios de interacción entre la Quebrada de Humahuaca y la Puna de Jujuy han sido abordados principalmente para el período de Desarrollos Regionales. contando con pasturas estacionales que permiten realizar trashumancia estacional a cortas distancias (Albeck y Ruiz 1997:218). desde la etnohistoria hasta análisis de proveniencia de materias primas. Destacan. Los motivos son líneas paralelas rectas o quebradas. además. Las condiciones climáticas puneñas implican mayor riesgo y menor posibilidad de producción de excedentes agrícolas. Inka y Colonial que son los momentos que permiten acceder a mayor cantidad y calidad de datos.988 LP. por lo cual se ha propuesto que la dirección los productos agrícolas habrían circulado desde la Quebrada de Humahuaca hacia la puna (Albeck 1994:122). Palma 1997). de Prof Muestra AA 12138 LP-346 14 C. de prof LuS 7924 1070±45 981-1045 AD 946 .AP 1220+55 1190 ± 90 1 sigma 802-899 AD 805. Procedencia Vizcarra Til 22 35 cm. Las Salinas Grandes se ubican al sur del bolsón de Guayatayoc. se identifican como propias de este conjunto las grandes vasijas globulares y tubulares de hasta un metro de altura con o sin asas. La cerámica característica de este momento en sus variedades decoradas ha sido definida como Alfarcito monocromo y bicolor (Madrazo 1969). se ha planteado la pregunta a cerca de si los pueblos aquí asentados ejercían algún tipo de control en el acceso a 4 . Las primeras presentan superficies negras y grises pulidas. La cerámica ordinaria si bien es abundante hasta el momento no ha sido trabajada en profundidad. 990+50 940 ±60 1062-1150 AD 1131-1212 AD 1016-1207 AD 1025-1231 AD ESTUDIOS DE INTERACCIÓN ENTRE QUEBRADA Y PUNA. de Prof. la variedad bicolor presenta superficies con tonalidades de rojo pulidos o alisados y pintadas con diseños de líneas negras.Miraflores es una de las zonas donde se concentran pasturas y medio ambiente propio para la cría de auquénidos. Los modelos de interacción han considerado la ubicación diferencial de recursos naturales y condiciones climáticas vinculadas con la capacidad de producción de excedentes.1969) Tabla 2 Sitios Formativos de la Quebrada de Humahuaca con fechados radiocarbónicos. Por otra parte existen minerales ubicados en la Puna Jujeña (sal.988 AD 2 sigma 765-989 AD 672. Malka Til 22 25 cm.336.

5 . Los mecanismos de intercambio a corta y larga distancia durante el Formativo se consideran como “sistemas de intercambio laxos y poco orgánicos” (Albeck 1994:123).691). La evidencia disponible hasta el momento indicaría que los pueblos asentados en la puna tuvieron una mayor orientación hacia las actividades mineras. En el mismo analiza la correlación espacial de los sitios y las vías de comunicación naturales (abras. Albeck (1992) analiza las vías naturales de comunicación en Quebrada de Humahuaca y los Bolsones de Puna. Albeck 1992:103). Las preguntas sobre mecanismos de intercambio y el control sobre acceso a recursos también han tenido un notable desarrollo para los Periodos de Desarrollos Regionales I y II y para el período Inka. Este camino comunica sectores con producciones diferentes. En base a la evidencia arqueológica se ha planteado que probablemente hayan sido los pueblos puneños quienes explotaban los yacimientos de oro. La vía natural que nos interesa es aquella conformada por el río Yakoraite. El autor remarca que el desarrollo del intercambio entre estas zonas es anterior a los desarrollos tardíos.9). Uno de los sitios considerados en la muestra es Til 22 en la Quebrada de Humahuaca (Yacobaccio et al 2004:194). Ambos sitios comparten algunas características de sus asentamientos que los ubicaba en el Periodo Medio (Krapovickas 1979:690 . Análisis de vías de comunicación Krapovickas (1979) presenta un modelo sobre la circulación prehispánica entre la puna y los valles orientales. Cochinocas y Omaguacas controlaban el acceso a las salinas (Palomeque 1994:25-26). Los recursos metalíferos registrados en el bolsón de Guayatayoc son oro y estaño. Esto se plantea en comparación con el periodo siguiente (PDR I) donde a partir del 900 d. Chile y Argentina (Yacobaccio et al 2004:199). estaño y plata localizados en el altiplano. el cual comunica la Quebrada de Humahuaca con la zona de Casabindo y de allí a las Salinas Grandes. Esto resulta interesante debido al hecho de que se remarca que pueblos de la Quebrada de Humahuaca tenían derechos sobre este recurso ubicado en la puna. Ambos autores coinciden en que el control de la circulación e intercambio fueron uno de los factores causales del desarrollo de los grandes asentamientos tardíos en la Quebrada de Humahuaca (Krapovickas 1979:690. es altamente probable que esta región también se abasteciera de la fuente de Zapaleri. estos son escasos en la Quebrada de Humahuaca. la evidencia con la que sostiene esta afirmación es la presencia de dos sitios en los extremos de la ruta marcada por el río Yakoraite: Santa Ana de Abralaite y Peña Colorada. en lugar de metalúrgicas. Si bien no hay datos para el período prehispánico (ya que la sal es un elemento de difícil conservación en el registro arqueológico). ríos).este recurso (Albeck 1994. La fuente de obsidiana más cercana es la Zapaleri localizada en el margen Sudoeste de Laguna Blanca (Bolivia) cerca del límite tripartito entre Bolivia. se generó una consolidación de las redes de interacción a largo alcance conjuntamente con el desarrollo del tráfico de caravanas larga distancia (Nielsen 2001:229). sin embargo los estudios sobre mecanismos de intercambio para el Período Formativo Final todavía están en su fase inicial. si bien aún no se han realizado análisis de proveniencia de los materiales líticos de la cuenca de Guayatayoc. Albeck y Ruiz 1997). que caracterizan los asentamientos tardíos en la Quebrada de Humahuaca (Angiorama 2003: cap. por otra parte. ganaderos y cultivos microtérmicos en la puna con cultivos mesotérminos en la Quebrada (Albeck 1992:100). se cuenta con documentos de 1589 y de 1826 donde mencionan que Casabindos. relacionándolos con medio ambiente y potencial productivo que presenta cada una de estas regiones y la distribución espacial de sitios del Período de Desarrollos Regionales II. desde 2200 BP hasta la ocupación inka (Yacobaccio et al 2004:201-202). Los estudios sobre circulación de bienes entre Quebrada de Humahuaca y la Puna de Jujuy han avanzado en identificación de fuentes de materia prima y distribución de algunos artefactos. En base a análisis de procedencia de materias primas se ha establecido que la esfera de distribución de obsidiana proveniente de esta fuente abastecía los sitios registrados en Jujuy y al norte y oeste de Salta.C. quebradas.

entonces se consideró que era más probable encontrar el componente antiguo de la ocupación en este sector del sitio. La segunda datación corresponde a una muestra de restos faunísticos donde se fechó el colágeno (LP-2063) con una edad radiocarbónica de 1040 ± 70 (calibrado con un sigma 989-1052 AD y con dos sigma 943 – 1202 AD). incluyendo el área agrícola. elementos óseos enteros y abundante carbón. El estrato 1 (0-22cm bajo la superficie actual) corresponde al relleno postocupacional. OCUPACIÓN DEL FORMATIVO FINAL EN SANTA ANA DE ABRALAITE La quebrada de Santa Ana de Abralaite se ubica en el faldeo occidental de la Sierra del Aguilar junto al arroyo homónimo que desagua en el norte de la Laguna de Guayatayoc. Hasta el momento se carece de fechados radiocarbónicos para este estrato. en tanto la superficie total.Niveles 2 y 3 (66.Existe cierto consenso en definir el intercambio para el Formativo Final como pequeñas aldeas vinculadas entre sí por lazos económicos y sociales. La excavación se planteó en forma de trinchera paralela al perfil expuesto. En base a los fechados y a las características de los materiales se puede plantear que el nivel 1 (E3/ N1) conformaría una unidad de depositación distinta a los dos niveles más profundos (E3 N2 y N3). es de diez hectáreas. fue subdividido en tres niveles que corresponden a dos unidades de depositación cronológicamente distintas. la muestra fue fechada por AMS (LuS 7925) que dio una edad radiocarbónica de 995±45 (calibrado con un sigma: 1075 AD: 1149 AD y dos sigmas: 1016 AD: 1186 AD). midiendo 2m de norte a sur y avanzando aproximadamente 50cm hacia adentro del perfil. Se eligió excavar el basurero 1 debido a que se encuentra en las cercanías de un recinto huaqueado (R0) en cuyo sedimento removido se encontraron fragmentos de cerámica correspondientes a los tipos Alfarcito policromo (Bennett et al 1948:21). que fueron subdivididos en niveles artificiales de 20cm (Figura 3). intercambio genético y una variada gama de relaciones sociales y económicas” (Olivera 2001:107). En el nivel más profundo se dataron dos muestras las cuales dieron fechados contemporáneos. Estrato 3-Nivel 1 (39-58cm bajo la superficie actual): Este nivel se restringe al sector sur de la trinchera. Alfarcito bícromo y Alfarcito gris pulido (Madrazo 1969). El Basurero 1 está ubicado junto al arroyo estacional que corta por el oriente el sitio.1053 AD). ocupando también parte de uno de los faldeos contiguos ubicados hacia el este (Figura 1). La primer datación corresponde a una muestra de carbón fechado por AMS (LuS 7924) con una edad radiocarbónica de 1070±45 (calibrado con un sigma: 981. Se registraron 3 estratos naturales.131 cm bajo la superficie actual): abarca toda la extensión de la trinchera. El área de viviendas cubre una superficie de una hectárea.1045 AD y con dos sigma 946 . Esta vivienda se encuentran asociadas a construcciones agrícolas que se extienden sobre el fondo de valle siguiendo el curso del arroyo. Olivera 2001:114). el depósito de basura era visible en el punto donde termina un grueso muro de contención que recorre el borde del arroyo (Figura 2). El tercer estrato apoya sobre el estéril. El estrato 2 (22. Se encuentra ausente la cerámica asignable al Formativo. El depósito presenta un buzamiento norte sur de aproximadamente 10 grados y un leve buzamiento este-oeste. donde el parentesco tendría un rol importante para mantener alianzas regionales (Tarragó 1991:12 Nielsen 2001:227 y 234.66 cm bajo la superficie actual) presenta materiales asignables a los tipos Isla que permiten ubicarlo en el Período de Desarrollos Regionales I. Se recuperó bastante carbón. (para una descripción más detallada ver Krapovickas et al 1979:27-29) Las construcciones habitacionales se concentran sobre una pequeña elevación con eje norte sur bordeado de dos arroyos estacionales. 6 . El material diagnóstico asociado corresponde con un fragmento decorado con vírgulas blancas. NUEVOS DATOS.s.m. se recuperó cerámica asignable a los tipos Alfarcito pulido monócromo y bicolor (Madrazo 1969). “La dinámica de interrelación de las poblaciones humanas durante el Formativo parece exceder en complejidad el componente artesanal y el mero intercambio de objetos materiales para involucrar movimiento de poblaciones. Estrato 3. el sitio se ubica a 23o 09’040’’ de latitud sur y 65o 46’408’’ de longitud oeste a 3000 m.n.

Ext. Int. int Negro sup. Marrón ambas sup. 2) alisados pintados (monócromos y decorados). lo que representa el 62. más que con los sitios registrados en la Puna. no se registraron remontajes entre niveles ni entre estratos. morado ante Negro s/ morado Ext natural Ext rojo Ext negro alisado Gris sup. 3) pulidos (pulidos en general y Alfarcito pulido).Este perfil indica que al menos este sector del sitio estuvo ocupado de manera continua desde el Formativo Final hasta el Período de Desarrollos Regionales I. ANÁLISIS DEL MATERIAL CERÁMICO PROVENIENTE DEL BASURERO 1 El material cerámico fue lavado y siglado. Negro s/ rojo Negro s/ grisáceo N s/morado 3/2 288 35 1 22 21 1 12 9 5 10 6 2 5 2 1 1 1 Cantidad de fragmentos por nivel 3/3 total 355 643 30 65 9 10 66 88 21 1 15 27 6 15 20 25 3 3 1 1 10 15 21 10 10 7 7 2 5 3 3 3 5 1 2 3 1 2 2 7 . Tabla No3 Tipos cerámicos identificados en el Estrato 3 del Basurero 1 Santa Ana de Abralaite. Se realizaron remontajes aunque fueron escasos. Clasificación Según el tratamiento de superficie se diferenciaron 3 grandes grupos (Tabla 3): 1) ordinarios. int Negro ambas sup.8% del total del material cerámico extraído en el Basurero 1. A continuación se presenta el análisis del material cerámico recuperado de los niveles más profundos del Estrato 3 (niveles 2y3). Hasta el momento la secuencia y los materiales registrados presentan similitudes con los sitios de registrados en la Quebrada de Humahuaca. TIPOS CERÁMICOS ORDINARIOS PINTADOS PULID OS Pulidos en general monocromos decorados monocromos decorados PINP Alfarcit o pulido monocromo bicolor ordinario Baño blanquecino con mica Baño rojo Baño morado Negro s/ rojo Rojo Sup. donde se obtuvieron 971 fragmentos. los fragmentos no presentaban adherencias ni hollín. Rojo Sup. ext Gris sup. ext Negro sup.

Los fragmentos de puco interior negro pulido son fácilmente distinguibles dentro del conjunto por su tratamiento de superficie interna y por la curvatura de sus paredes aún en fragmentos de menos de 1cm2. Por el momento difícil separar las variedades de cerámica ordinaria en tanto no se avance en un análisis de pasta. Los fragmentos decorados con líneas negras son de tamaños pequeños y no presentan motivos identificables. Considerando el tratamiento de la superficie externa se registraron tres variedades: -Los fragmentos que presentan la superficie externa alisada de color natural de la pasta se registraron en todos los niveles del Basurero 1. en la puna existen tradiciones de cerámica interior negro pulida que no pudieron diferenciarse fehacientemente de la cerámica Alfarcito Negro Pulido. Los colores registrados principalmente incluyen variedades cromáticas de baño rojo suave y pintura morada espesa. Es necesario recalcar que el fragmento decorado negro sobre morado era muy pequeño y no fue posible identificar motivos. la cual es visible en ambas superficies. El análisis de pastas está en proceso.1) Pulidos en general. sin embargo considerando atributos cualitativos se pueden identificar dos variantes: Ordinario con baño blanquecino: estos fragmentos presentan un baño levemente más claro en la superficie externa.1) Cerámica Ordinaria Se incluye en este conjunto a los fragmentos de piezas sin tratamiento en las superficies. una situación similar ocurre con los fragmentos de cerámica rojo pulida. con lo cual se dificulta el reconocimiento de atributos morfológicos o de atributos cronológicos claros. En este conjunto se agruparon los fragmentos que no presentaban atributos diagnósticos que permitieran asignarlos a tipos ya conocidos como “Alfarcito pulido” (Madrazo 1969). 2) Cerámica alisada Pintada En este conjunto se incluyen los fragmentos con tratamiento de superficie alisado y pintado. debido a que en general se trata de fragmentos fácilmente distinguibles del conjunto pero se registraron en tamaños muy pequeños (menos de 2 cm2). en especial si se trabaja a nivel de fragmentos sin piezas enteras. La clasificación de los fragmentos pulidos se presentó problemática. Se registran fragmentos pulido con variedades cromáticas de rojo. 8 . Estos fragmentos pueden asignarse al tipo “Agua Caliente con mica” definido por Ottonello (1973). aunque esta última con menor representación. 3. El conjunto de Pucos interior negro pulido (PIN) fue tratado por separado ya que en la puna jujeña existe una tradición de pucos interior negro pulido (Ottonello 1973:38) que es difícil de separar de aquellos definidos como Alfarcito Negro Pulido (Madrazo 1969: 44-45). pero es posible afirmar que la cerámica ordinaria y la pintada a nivel macroscópico presentan un tipo de antiplástico característico de la zona con abundante mica. el color resultante es entre ceniza y blanquecino. de manera tal que no se incluyen en este trabajo. 3) Pulidos En este grupo se incluyen los fragmentos que presentan alguna de sus superficies pulidas.Los fragmentos con la superficie externa con un leve baño rojo también se encuentran representados en todos los niveles del Basurero 1. no se trata de pintura sino de un baño con algún tipo de arcilla más clara. Ordinaria con mica: en este conjunto se incluyen aquellos fragmentos que presentan gran cantidad de mica en el antiplástico. planteando la presencia de mica como un atributo cualitativo. Se debe considerar las recomendaciones de Ottonello (1973:50-52) quien aclara que es un tipo de difícil caracterización debido a que la mayor parte de la cerámica puneña presenta agregado de mica. . Por ejemplo. En líneas generales son más pequeños que los ordinarios y se recuperaron muy pocos con formas diagnósticas. la mayoría presentan un alisado en grados variables. morado y ante.

Estos se identificaron principalmente por presentar las líneas de decoración negra con una pintura espesa que contrasta en textura sobre el fondo pulido.Los fragmentos con la superficie externa negra alisada se registran únicamente en el Estrato 3 (niveles 2 y3) del Basurero 1. Vasos Se identificaron fragmentos de vasos altos de contorno hiperboloide y en tonel con tratamiento pulido en alguna o ambas superficies (figura 4). aunque es difícil identificar la variedad específica de forma. Las dimensiones de los fragmentos no permiten identificar motivos más allá de definir líneas y líneas paralelas. cuencos y pucos. etc. Dentro de este conjunto el 2 % presentaron dimensiones apropiadas para identificar la forma específica de la pieza a la que pertenecen.. Alfarcito gris pulido: Se trata de cerámica gris pulida con cocción reductora. Es necesario aclarar los fragmentos de pipas. Del total de fragmentos recuperados en la excavación solamente el 10% presentaban atributos morfológicos. es probable que ambos sean fragmentos de pequeños pucos. Además se definieron dos categorías formales amplias para piezas medianas y grandes: Vasijas cerradas con cuello y Vasijas de boca ancha.2 Alfarcito pulido En este conjunto se agruparon los fragmentos que presentaban características similares a las definidas por Madrazo (1969) y Bennett (1948). 3. Nielsen 2001:185). Alfarcito bicolor: Madrazo (1969:37. estos fueron registrados exclusivamente en el Estrato 3 (niveles 2 y3) del Basurero 1. Por último es necesario agregar que en superficie. 9 . Se recuperaron 8 fragmentos con la superficie externa gris pulido y la superficie interna color grisáceo producto de una cocción reductora. Marrón pulido: Se trata de un solo fragmento del borde de un puco que presenta un pulido marrón prolijo en ambas superficies. Se registraron también dos fragmentos con la superficie interna gris pulida y la superficie externa alisada color natural. comunes en sitios formativos. Por lo tanto es probable que estos puedan vincularse con los tipos Alfarcito. bordes. estuvieron ausentes en la excavación y en las recolecciones de superficie. por ejemplo vasijas cerradas con cuello. es decir bases. Alfarcito Negro pulido: Estos fragmentos fueron separados del conjunto “gris pulido” debido a que presentan un pulido negro intenso. pucos. Se reconocieron tres formas específicas para piezas pequeñas cuya capacidad es menor a un litro: vasos. Además todos los fragmentos Alfarcito Bicolor correspondían con partes de vasos. junto al R0. Análisis morfológico. Consisten en trece fragmentos provenientes del nivel más profundo del basurero. 45-46) plantea que generalmente se trata de negro sobre rojo pero la definición cromática no es tan precisa y el fondo puede variar en tonos marrones muy oscuros. Estas formas han sido identificadas como características del Formativo Final en la Quebrada de Humahuaca (Madrazo 1969. Los siete fragmentos registrados en el Basurero 1 presentan decoración negro sobre rojo pulido (3). se recolectaron varios fragmentos de vasos gris pulido. sobre un tono grisáceo oscuro pulido (1) y sobre morado pulido (2). los fragmentos corresponden en su mayoría a formas de vasos. asas o partes distinguibles de cuello o cuerpo con lo cual fue posible asignarlos a categorías morfológicas amplias. vasos. presentan cocción reductora y paredes finas entre 4 y 5 cm de espesor. Madrazo (1969:43-44) aclara que presenta cierta variación cromática entre el gris claro y un gris muy oscuro casi negro. La identificación morfológica es dificultosa pero se puede plantear que se trata de vasos altos. Aquellos con atributos morfológicos distinguibles corresponden exclusivamente a vasos altos.

Los pucos interior negro pulido.4 cm de espesor de la pared (fig. La forma de los labios varía entre rectos y redondeados y las bases son planas. Vasos de contorno en tonel: Se registraron cuatro fragmentos de vasos gris pulido.7 cm de espesor (fig. El conjunto de fragmentos agrupados dentro de la categoría de “medianas” incluiría vasijas de entre 5 y 10 litros de capacidad. Pucos Los pucos están presentes en toda la estratigrafía del Basurero 1. Los fragmentos negro pulido corresponden con piezas de menores dimensiones. el diámetro es de 14 cm y paredes muy finas de 0. grandes y medianas Si bien no se pudo identificar formas específicas. Este puede corresponder con las grandes vasijas tubulares similares a las registradas en la calle sorpresa en Tilcara (Madrazo 1969). Consisten en bordes evertidos con un espesor que varía entre 0.2 a 1. 5 No 9y 10 respectivamente) y las paredes de 0.5 cm de espesor (fig. Cuencos Se registraron dos fragmentos del borde de vasijas subglobulares de contorno restringido simple. Tiene 22 cm de diámetro y las paredes son de 0. Vasijas cerradas con cuello. 10 .7 cm de espesor y el No16 corresponde a un borde ordinario con mica de 16 cm de diámetro y 0. Este tipo de piezas tiene poca representación en la puna en general.5 cm de espesor.4 y 0. Se registró un borde con baño morado alisado.6 cm. Un solo fragmento presenta contorno troncocónico de borde engrosado y labio recto (fig.4 cm de espesor. el No 3 (Fig. Los fragmentos con manufactura ordinaria corresponden con piezas de 18 cm de diámetro (Fig. 4 No 12) los diámetros varían entre 10 y 12 cm. permitiendo el acceso para la manipulación de los contenidos. 4 No 7 y 8).4 No 11). 4 No 13). Se recuperó un pequeño fragmento de puco marrón pulido con labio recto (fig. presenta 24 cm de diámetro y 0. son también bastante homogéneos en cuanto a sus atributos morfológicos (Fig. se registró una base ordinaria con baño blanquecino.5 cm. cabe aclarar que todos los fragmentos corresponden a piezas pequeñas con una capacidad aproximada inferior a 1 litro. y el espesor de las paredes entre 0.3 cm de espesor. No 1 y 2). Por ultimo destaca un borde de vasija muy grande con manufactura ordinaria.5 No17).4) presenta 12 cm de diámetro y el No 4 es un borde evertido con 16 cm de diámetro con una pequeña asa adherida.5 y 0. 4 No 5 y 6) y dos bases planas de 10 cm de diámetro (fig. En el conjunto analizado estas piezas son bastante uniformes en cuanto a los atributos formales en tanto la variabilidad está expresada principalmente en el tratamiento de superficie. El borde No15 (fig. dos bordes directos de 14 y 16 cm de diámetro (Fig.Vasos de contorno hiperboloide: Los fragmentos correspondientes a estos vasos fueron manufacturados con cerámica ordinaria y negro pulido. la presencia de cuellos permite catalogar un conjunto de vasijas cerradas. El conjunto de fragmentos parecen pertenecer a piezas abiertas semiesféricas de contorno simple y se registran muy pocos casos con otra variedad de contorno. Los diámetros son de 12 y 10 cm (Fig.5) ordinario con baño blanquecino con 16 cm de diámetro y 0.5). Además de los fragmentos graficados.5 No14). 4. ambos de manufactura ordinaria. esta forma está ausente en los niveles superiores del Basurero 1. está alisado y presenta un leve baño rojo en ambas superficies. el borde es recto de 50 cm de diámetro y 1. Vasijas de boca ancha En este conjunto se agrupan los fragmentos que pertenecen a piezas con el diámetro de su boca amplio.

si bien no aporta más detalles es probable que se trata de este tipo de pieza.6 cm. La manufactura local de grandes vasijas y el almacenaje indican que el sitio presentaría una ocupación prolongada. más bien. Con cuello mediana grande x x Vas. son similares a las registradas para los sitios del Formativo Final. tonel x x cuencos pucos x Vas. borde redondeado y el espesor de las paredes de 0. Negro s/ rojo Negro s/ grisáceo N s/morado vasos Hiperb.Se registró un borde evertido (fig.5 No 19 y 20) los diámetros son de 18 cm. TIPOS CERÁMICOS ORDINARIOS PINTADOS P U L I D O S Monocrom. 1969). El conjunto cerámico de piezas medianas y grandes de manufactura ordinaria o pintada registrado en los niveles más profundos del Basurero 1 se puede plantear que son de manufactura local. pueden ser de manufactura local así como pudieron ser trasladadas desde la Quebrada. ya que sus dimensiones permiten su transporte. Por otra parte se registran dos fragmentos de vasijas con bordes levemente cerrados con diámetros de 28 cm (fig. ext Gris sup.5 y 0. Madrazo (1969:43) plantea que una de las formas características del Alfarcito ordinario son las vasijas sin cuello. se trata de un conjunto similar en todas sus características a las ocupaciones del Formativo Final de la Quebrada de Humahuaca. 28 cm y el espesor de las paredes varía entre 0.5 No 18) con un diámetro de 24 cm.6 cm. 38 cm de diámetro y 06 cm de espesor. El análisis de pasta está en proceso.5 No 23). todas fueron realizadas con cerámica ordinaria. en cambio presentan similitudes formales con aquellas registradas en sitios del Formativo Final de la Quebrada de Humahuaca: ollas tubulares de Til 22 y vasijas sin cuello de el Alfarcito (Madrazo 1968. boca ancha x x x x x x x x x x x x x x x x x 11 . Las dimensiones de fragmentos y bordes de las vasijas con cuello permiten plantear la presencia de actividades de almacenaje. Marrón ambas sup.. Solamente en los dos niveles más profundos del estrato 3 se registraron este tipo de vasijas. Las piezas pequeñas asignables a los tipos Alfarcito Monócromo y Bicolor. Las formas de cerámica ordinaria registradas en el Estrato 3 no son comparables con piezas registradas para la puna. pintadas y pulidas) se puede plantear que las piezas tipo Alfarcito no conforman evidencia de intercambio. tabla No4 Asociación de tipos cerámicos y formas reconocidas. por último el fragmento No 21 es un borde directo con labio redondeado. Pucos Interior Negro Pulido Alfar cito pulid o monocromo bicolor ordinario Baño blanquecino con mica Pintura roja Baño morado Ext natural Ext rojo Ext negro alisado Gris sup. int Negro ambas sup. En base al conjunto de formas registradas (ordinarias.5 No 22) y 22 cm (fig. dos bordes levemente evertidos con labio recto (fig.

con pocas excepciones. El sitio de Santa Ana de Abralaite se ubica precisamente en este espacio límite. Estos conceptos han sido criticados y revisados desde la década del 60’. Nielsen 2001: 227). El acceso a productos en estas áreas también ha sido catalogado dentro del Intercambio a corta distancia (Albeck 1994). a menudo con periodicidad estacional (Olivera 2001:98). El hecho de que se registre una ocupación permanente permite replantear el modelo de asentamiento para este período. en general durante el año completo. pasturas. Esto entra en contradicción con el modelo propuesto para este período.). incluyendo el área puneña dentro del área nuclear para los grupos portadores de la cerámica Alfarcito. está lo suficientemente cerca (no más de 2 jornadas de viaje desde la Quebrada de Humahuaca) para acceder a recursos de Puna mediante partidas logísticas. En la Quebrada de Humahuaca estos sitios se ubicarían en las porciones medias y superiores de las quebradas tributarias al Río Grande. en los mismos se registra evidencia que permite establecer las condiciones de una larga ocupación temporal. se encuentran entre los lugares más favorables para el asentamiento ya que posibilitan acceder a la mayor diversidad de recursos con el menor desplazamiento (Olivera 2001:98. siendo que los rangos temporales amplios no condicen con procesos de cambio más rápidos (Nielsen 2007:241).DISCUSIÓN La información obtenida con el análisis de la cerámica en el sitio de Santa Ana de Abralaite indica que durante el Periodo Formativo Final se registra una ocupación de carácter permanente. Alfarcito tricolor y Peñas Blancas con vírgulas en un momento de cambio y para el Período de Desarrollos Regionales I el estilo Isla (Nielsen 2007 :236-237). con características similares a las presentadas en los sitios contemporáneos de la Quebrada de Humahuaca. Los sectores ecológicos diferentes a la Quebrada de Humahuaca son las áreas vecinas de puna y valles. Tradicionalmente se utilizaron los estilos de la cerámica decorada para definir “Culturas” y la dispersión geográfica de estos estilos eran la base para delimitar el área de influencia cultural. ya que al estar ubicado en un ambiente puneño se esperaría un asentamiento de carácter transitorio. Sumado a esto la secuencia estratigráfica permite plantear que hubo una ocupación continua desde el Formativo Final hasta Periodo de Desarrollos Regionales I. En cuanto al acceso de recursos de subsistencia fuera del área próxima al sitio se ha planteado que existe también otro tipo de sitios de ocupación no permanente.). ubicados en sectores ecológicos de características diferentes que permiten acceder a recursos complementarios (sal. que consiste en uno de los indicadores más sólidos para diferenciar ambos períodos. etc. Esto permite plantear la posibilidad de que la Quebrada de Santa Ana de Abralaite presenta una extensión en el área ocupada por grupos. Pero también está lo suficientemente lejos y conforma un espacio geográfico y ecológico distinto como para formar parte un área cuyo acceso a los recursos podría estar mediado por diversos mecanismos de intercambio. interpretada como apropiación de territorios continuos. Las características propias del método de fechado radiocarbónico no permiten afinar las cronologías.) y principios del período de Desarrollos Regionales I (900-1200 d. La secuencia registrada en el Basurero 1 es similar a aquellas registradas para Quebrada de Humahuaca. que hasta el momento se consideraban nucleados en la Quebrada de Humahuaca.C.C. En este lapso de tiempo ocurre un reemplazo paulatino en el conjunto de la cerámica decorada. en la actualidad los estilos cerámicos son utilizados principalmente como indicadores cronológicos y los 12 . materias primas líticas. caza. Los estilos cerámicos utilizados como indicadores cronológicos son Alfarcito Antiguo asociado al Formativo Final. siendo que en la región de la Puna no se registran secuencias similares. Los núcleos poblacionales característicos del Formativo Final consisten en sitios denominados “bases residenciales con actividades múltiples”. el pastoreo y acceso a las Salinas Grandes. presentan una secuencia que abarca desde el Formativo Final (700 al 900 d. Los sitios con ocupaciones más antiguas registrados en la Quebrada de Humahuaca. La ocupación permanente es viable ya que el espacio donde se asienta el sitio tiene potencialidades para la agricultura. recolección.

. Temporalidad. BOMAN. (2007) “El Intermedio Tardío: interacciones económicas y políticas en la Puna de Jujuy”.E. Zaburlín y Menacho ep). UNJu. Universidad Nacional de Río Cuarto. y ZABURLÍN.A (2008) “Aportes a la Cronología de los Asentamientos Agropastoriles de La Puna de Jujuy”. Colección Mankacén. América Indígena. FERNÁNDEZ DISTEL. A.H SOMMER (1948) Norwest Argentine Archaeology.Ventura. KRAPOVICKAS P. V.Williams. D. W. MENDOÇA. DE LORENZI (1975) “Definición de nuevos tipos cerámicos (análisis de materiales procedentes de Peña Colorada. Antropológica 18.Callegari y H.San Salvador de Jujuy. A. New Haven. Buenos Aires. Interacción y Dinámica cultural del NOA en el ámbito de los Andes Centro-Sur. AGRADECIMIENTOS A la Comunidad Aborigen de Abralaite y Río Negro por permitirnos estudiar su patrimonio arqueológico.” . Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires. B.Yacobaccio. (1998) Arqueología del Formativo en la Puna Jujeña. Bs. No 38. Eric (1992) [1908] Antigüedades de la región andina de la república Argentina y del desierto de Atacama. Oswaldo (1999) Vida y Muerte en la Quebrada de Humahuaca. Sin embargo se sigue utilizando la densidad y dispersión geográfica de ciertos estilos decorativos en la cerámica como uno de los elementos principales par a definir el área central y el área de interacción. Tomo II y II. Buenos Aires. BENNETT. Esto no es del todo erróneo.territorios no son considerados a priori como territorios homogéneos pertenecientes a una cultura (Olivera 2001: 100. Antropología Física prehistórica del sitio S. muchas veces los fragmentos decorados son la única evidencia disponible. (1918) “Las ruinas prehispánicas de El Alfarcito”.As. (1979) “El tránsito entre la Puna argentina y los Valles Occidentales”.Til 20. DEBENEDETTI.. Y M. M. M.N.681-695.B. Bs.D. Yale University Publications in Anthropology.pp. Buenos Aires. BORDACH. XXXIX (4) 13 .I. Por estas razones los sitios donde se puede ubicar y fechar el componente Formativo Final son de importancia ya que siempre brindan nueva información. BIBLIOGRAFÍA ALBECK.125-146.S. Sociedades Precolombinas Surandinas. Comp. S. BLEILER. Santa Fe. 155-180. Pp. M. Publicaciones de la Secc. pp. En Actas y trabajos del primer congresos de arqueología Argentina. 1800 ac al 650 dc. DEAMBROSIS M. (Eds. Provincia de Jujuy)”.207-220 Runa Vol. Pp. ALBECK.(1987-88) “Nuevos fechados radiocarbónicos para el sector oriental de la Puna y la Quebrada de Humahuaca. de hecho en el caso de los sitios con baja visibilidad incluidos en el Período Formativo Final. A Julio Ávalos y Guillermo Demitrópulos quienes me acompañaron en el trabajo de campo. pp.y F.As. Revista Relaciones de la Sociedad Argentina de Antropología XXXIII. 451-461.).Juj. XVII XVIII-FFyL – UBA. Vol.E.

Córdoba.A. Publicaciones I. Argentina)”. Tilcara. C. (1979) “La instalación humana en Santa Ana de Abralaite. Dirección Eduardo Berberian y Axel Nielsen. P. Editorial Brujas. Adrana Callegari y Hugo Yacobaccio. Gobierno de la Provincia de Jujuy.. N. Dirección de Antropología e Historia. Vol. 186. Tesis Doctoral.. Relaciones de la Sociedad Argentina de Antropología. D. Monografías Nº 4. FHyCS-UNJu. Avances en Arqueología 3. Bs. (2005) La alfarería de “Malka”: Formativo Final de la Quebrada de Humahuaca. XIII. 83-127 Historia Argentina Prehispánica.(1996) Calle Lavalle y Sorpresa: Aportes a la Investigación Arqueológica de la Quebrada de Humahuaca.N. Ad 700-1536.. Editorial Brujas.265288. Sociedades Precolombinas Surandinas. pp.27-48. pp. Guillermo (1968) “La Alfarería Pre-Humahuaca en Tilcara”. A. PÉREZ J. M. (2001) Sociedades Agropastoriles Tempranas: el Formativo Inferior del Noroeste Argentino. (1973) Arqueología de las culturas Agroalfareras de la Quebrada de Humahuaca (Provincia de Jujuy. 14 . K. TARRAGÓ. UBA. Jujuy. 667-678. economía y cambio cultural en el sitio Tardío de Agua Caliente de Rachaite. Interacción y dinámica cultural del NOA en el ámbito de los Andes Centro –Sur. Etnía Nº 16 – 18. CASTRO. (2001) Evolución social en la Quebrada de Humahuaca. Argentina. 86-93. Museo Etnográfico Municipal “Damaso Arce”. A.”pp. Córdoba. Temporalidad. Jujuy NIELSEN. Facultad de Filosofía y Letras. Rep. (1989) Contribución al Conocimiento Arqueológico de las Poblaciones de los Oasis de San Pedro de Atacama en relación con los otros Pueblos Puneños. Cuadernos 26 FHyCS. (1973) Instalación. America Indígena XXXIII. Instituto Interdisciplinario Tilcara. MADRAZO. Dirección Eduardo Berberian y Axel Nielsen. MENACHO. PÉREZ MERONI. ALBECK. en especial. Tomo I. M. Tomo I. Jujuy. Historia Argentina Prehispánica.E ALBECK (1997) Fechados Radiocarbónicos para el sector medio de la Quebrada de Humahuaca. pp. el Sector Septentrional del Valle Calchaquí. GONZÁLEZ. República Argentina). RIVOLTA C y M. y A. 129-135 XXV Aniversario Museo Arqueológico Dr. RIVOLTA. pp. A. (2007) El Período de desarrollos regionales en la Quebrada de Humahuaca: aspectos cronológicos. UNJu. TARRAGÓ. OTTONELLO DE GARCÍA REINOSO. M. Beatriz Ventura.As. pp. pp. pp 235-250.Cuadernos 3. Olavarría. Sector oriental de la Puna. de Jujuy.E. Universidad Nacional de Rosario. Eduardo Casanova. N y M. CROWDER.KRAPOVICKAS. OLIVERA. Editores Verónica Williams. (1992) Los asentamientos tempranos en la localidad Tilcara: SJuj Til22. Olavarría. Buenos Aires. (1969) “Reapertura de la investigación en el Alfarcito (Pcia. pp:101-129.

Related Interests