You are on page 1of 286

DICCIONARIO

(TORREÑO ESPAÑOL)
Refranes y dichos

Autor: Francisco Cejudo Gasco.
Clase de obra: Científica.
Objeto de la propiedad intelectual: El texto.
Parte de lo obra de la que es autor: Su totalidad.
Tipo de soporte: Papel.
Fecha de presentación: 30/01/2012. 11h 46’ 13´´
Número de expediente en Registro de la Propiedad: GR-70-12.
Número de Registro Aries: 201299900192753.
Número de Asiento General: 04 / 2012 / 20935.
ISBN:
Depósito Legal:

DEDICATORIA Y NOTA:

En memoria de mis padres.

El conocimiento de nuestra forma de hablar
español, proporciona un rico tesoro de voces raras, de

Francisco Cejudo Gasco

2

Diccionario Torreño Español.

poco uso o pintorescas, algunas precisas y variadas,
explicadas de modo que se capta con facilidad el sentido
de lo que realmente quieren decir. Por lo tanto, este es
un diccionario que abarca mucha lexicografía, y cierta
picardía, y sirve para entender y entenderse mejor en
tierras de Sierra Mágina.
Una palabra que en el lenguaje ordinario tiene un
significado general, puede ampliar ese significado al
pasar a otra área específica.
Algunas de las aquí descritas, no son de esta
zona, pero por ser típicas, he decidido incorporarlas,
otras tienen poco uso y otras, por desgracia, han
desaparecido del diccionario. También se incorporan
algunos refranes muy instructivos (En letra cursiva) así
como el significado que cada uno de ellos tiene y frases
sueltas que por ser ingeniosas, nos ilustrarán mucho.
(Ejem. Morir es como dormir, pero sin levantarse a mear.
Ha nacido en las calles de Torres y por lo tanto,
nada más justo y loable que se lo dedique a todos mis
paisanos, ya que ellos fueron los que me facilitaron, en
gran parte, este trabajo.
También a mis nietos María, Ignacio y África, que
ha nacido al tiempo que este diccionario.

3

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

A
ABACERÍA: Puesto o tienda donde se vende al por
menor todo tipo de utensilios, viandas, aderezos,
herramientas, etc., y todo ello, generalmente, en un
espacio no muy amplio pero sí abigarrado. En las
abacerías podía hallarse, al menos en las poblaciones
importantes, los más diversos productos y objetos
destinados al uso y consumo de personas y animales.
ABARRAGANADO: Pareja, juntado, no casado.
ABARRAÑAR: Sistema de coger aceituna mediante una
escoba cuando ésta ya está caída en el suelo.
ABARROTAO. Lleno.
ABARULLAR: Embarullar. Desordenar.
ABASTO: La previsión de bastimentos necesarios.
ABATANAR: Apelmazar la lana.
ABEJARRÓN: Juego en que el perdedor se coloca de
pie y dándole las espaldas al resto de los jugadores,
pone la mano izquierda abierta entre la axila derecha y la
mano derecha tapándose los ojos a modo de orejera;
éste, al recibir un fuerte golpe sobre la mano extendida,
tiene que adivinar cuál de los jugadores le ha pagado. Si

Francisco Cejudo Gasco

4

Diccionario Torreño Español.

acierta, éste pasa a ocupar su puesto, y si no, sigue el
juego.
ABERENJENADO: Lo que tiene color de berenjena, o se
parece a ella.
ABESANAR: Hacer besanas en la tierra con el arado.
ABINTESTATO: Locución latina usada en castellano
para significar “sin testamento” y así se dice del que
murió sin testar que murió abintestato.
ABLENTAR: Aventar. Echar al viento grano para limpiarlo
de paja.
ABOCADO: Aplícase al vino que por su suavidad
agradable o grato al gusto.
ABOMBAO: Debilitado de
atolondrado. Agilipollaillo.

la

cabeza,

es

aturdido,

ABONDAR: Abundar.
ABORREGAR: Cuando el cielo está cubierto de nubes.
ABORTO: Se le dice a la persona que es fea.
ABORUJARSE: Envolverse, arrebujarse.
ABOTARGAO: Hinchado de un modo raro o enfermizo.
ABREBAR: Beber las bestias.

Francisco Cejudo Gasco

5

Diccionario Torreño Español.

ÁBREGO: Viento que sopla entre medio día y viene del
oeste.
ABRIERO de boca: Bostezar mucho.
ABUECAR: Ahuecar. Se dice: “Abueca el ala que mus
vamos follaicos perdíos” (Prepárate que nos vamos
rápidamente)
ABUJA: Aguja. Ref. Aquí perdí una aguja, aquí la hallaré
Se refiere a que los que han salido mal de algún
negocio, vuelven de nuevo a él con la esperanza de que
le salga bien.
ABUJERO: Agujero. Rotura que tiene alguna cosa. Ref.
Quien acecha por agujero, ve su duelo. Advierte que los
curiosos suelen oír o ver cosas que después le
disgustan.
ABULAGA: Ahulaga. Genista hirsuta. Arbusto espinoso
de ramas estriadas con abundantes pelos blanquecinos,
que se usaba para limpiar las chimeneas.
ABUNDIO: Aparte de ser tonto, es una persona
obediente.
ABURRICIÓN: Aburrimiento.
ACABOSE: ¡Es el acabóse!, ¡Es el colmo!, ¡Es el no da
más!
ACACHARSE: Agacharse.

Francisco Cejudo Gasco

6

Diccionario Torreño Español.

ACARAMELADO: Muy enamorado, tierno.
ACARMINADO: Del color del carmín. Rojo.
ACARREAR: Se deduce por sí mismo: transportar en
carro. Sin embargo, en otros tiempos significaba
específicamente el transporte en carros de la mies
segada, desde la tierra a la era, para ser trillada, o el
transporte a lomos de caballerías de cualquier producto
agrícola (Aceituna, garbanzos, maíz, leña, etc)
ACARTONÁ: Se dice de la persona mayor que está
delgada, sana y robusta de salud.
ACEBUCHE: Olivo silvestre que se caracteriza por tener
sus hojas y frutos más pequeños que los cultivados.
ACÉMILA: Del árabe, «al-zamila», la bestia de carga. Se
refería al macho o mula de carga, que era la más común
utilización de la palabra respecto del concepto. Sin
embargo, también se llamaba así antiguamente a una
carga o tributo que se imponía al pueblo.
ACENDERO: Trabajo al que debe acudir todo el
vecindario por ser de utilidad común.
ACEÑA: Molino de trigo movido por el agua. Ref. El que
está en la aceña muele, que no el que va y viene.
Advierte que para conseguir las cosas es preciso tener
sufrimiento y constancia.

Francisco Cejudo Gasco

7

Diccionario Torreño Español.

ACERICO: Almohadilla pequeña en la que las mujeres
clavan los alfileres.
ACETÁBULO: Medida pequeña antigua que hacía
quince dracmas o la cuarta parte de una hémina.
ACETRE: Caldero pequeño que se usa para sacar agua
de las tinajas. Recipiente que lleva el agua bendita en
las iglesias.
ACEZAR: Jadear.
ACHANTAR: Humillar. Callar la boca.
ACHAQUE: Excusa o pretexto, disculpa.
ACHÍ: Voz que se le dice a quien estornuda.
ACHICHARRAO: Persona que está muy harta de que le
hagan cosas malas y que no aguanta más.
ACHISPARSE: Emborracharse.
ACHOZAO: Olivo que, por la gran cantidad de fruto,
tiene las ramas hacia abajo a modo de choza.
ACHUCHAR: Empujar.
ACHUCHÓN: Empujón que se le da a alguien o algo
para que se mueva.
ACIAL: Instrumento de palo y cuerdas que se le pone al
hocico de las bestias para que en quedándose quietas

Francisco Cejudo Gasco

8

Diccionario Torreño Español.

poder herrarlas, esquilarlas a curarlas. Ref. Más vale
acial que fuerza de oficial. Nos dice que más vale maña
que fuerza.
ACIBAR: Zumo de la zábila.
ACICALÁ: Mujer muy bien arreglada o vestida.
ACIDIA: Pereza, flojedad.
ACITUNA: Aceituna.
ACIZAÑAOR: El que mete cizaña o azuza.
ACOGOTAR: Intimidar a una persona cogiéndola por el
cuello.
ACOQUINAR: Amilanar, acobardar.
ACORRIESE: Socorriese.
ACRIBAR: Cribar. Pasar el grano por la criba.
ACRISTIANAR: Bautizar.
ACUCIAR: Dar prisa.
ACULLÁ: A la otra parte o a la opuesta de donde uno
está.
ACURRUCAO: Hecho un ovillo.

9

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

ADAFINA: Entre los judíos castellanos de los siglos XIV
y XV, la adafina se llamaba a un alimento compuesto por
distintos ingredientes, a saber: fideos, garbanzos, habas,
verduras, carne de ternera o de ave, el cuál se tomaba
de forma perfectamente diferenciada: primeramente los
fideos: después, los garbanzos o verduras y, finalmente
la carne.
ADAGIO: Refrán.
ADÁN: Haraposo, sucio, desaliñado.
ADARME: Medida de peso que equivale a 14 gramos.
ADEALA: Propina.
ADEFESIO: Persona, traje o adorno
extravagante. Persona fea o mal vestida.

ridículo

y

ADELANTADO: Gobernador militar y político de una
provincia fronteriza. Atrevido.
ADELANTAILLO: Persona que aparenta saber mucho.
ADIESO: Al instante.
ADIVINA: Consultora
especificar.

de

asuntos

secretos

sin

ADOBAR: Meter en adobo las carnes, sazonar en la
matanza el lomo u otras partes del cerdo para su
curación.

Francisco Cejudo Gasco

10

Diccionario Torreño Español.

ADOBE: Procedente del árabe «al-tub», se llama así a
unas determinadas proporciones de tierra, paja trillada y
agua, que se mezclaba al ser pisada por el hombre
hasta ofrecer una masa homogénea. Esta se vertía
sobre unos moldes de madera de unas dimensiones
aproximadas a las del ladrillo y se dejaba secar al sol
retirando el molde. Una vez seco, se empleaba en la
construcción de tapias y casas, tanto en pueblos como
en ciudades.
ADOBIO: Adorno.
ADÓNICO: Se aplica a una especie de verso, que consta
de un dáctilo y un espondeo, y se usa en el fin de cada
estrofa de versos sáficos.
ADREDE: De propósito, con deliberada intención.
ADRIÁN: Callo que se forma en los pies.
ADRUBADO: Deforme, gibado.
ADUFE: Pandero.
AFANAR: Fatigarse en el trabajo. Ref. Afanar afanar y
nunca medrar. Da a entender la desgracia de algunos
que por más trabajo que tengan, nunca mejoran de
fortuna.
AFILADERA: Piedra propia para afilar utensilios de corte.
AFLATO: Inspiración.

Francisco Cejudo Gasco

11

Diccionario Torreño Español.

AFOLLADOR: El que sopla con los fuelles en la herrería.
AFOLLAR: Soplar con los fuelles.
AFOTO: Fotografía.
AFUFAR: Huir a escape.
AGAREJO: Acción de burla. Es una reminiscencia de la
Inquisición para saber si a los niños privadamente se les
había hecho la circuncisión. Se le bajan los pantalones, y
si la tenía hecha, se le escupía en los genitales y se le
ridiculizaba y humillaba.
AGARENO: Mahometano.
AGARRÁ: Persona que da poco.
AGIBÍLIBUS: Habilidad para procurarse lo que a cada
uno le conviene.
AGLAYO: Asombro.
AGONÍAS: El que lo quiere todo para si. Ansia o deseo
vehemente.
AGOSTAR: Sacar el grano en agosto, mes de la siega.
AGRIMENSOR: El que por oficio tenía el de medir las
tierras.

Francisco Cejudo Gasco

12

Diccionario Torreño Español.

AGUACHINAR: Estropear un fruto u otro alimento por
exceso de agua.
AGUACHIRLE: Licor rebajado de poca calidad.
AGUACHIRRI: Bebida sin sabor o con poca sustancia.
AGUAERAS: Armazón de madera que se utiliza para
colocar en ellos los cántaros y transportar agua a lomo
de las caballerías.
AGUARDO: Acción de esperar.
AGÜELO: Abuelo.
AGUILANDO: Aguinaldo. Regalo o propina, en dinero,
generalmente. Dulces, que se da en las fiestas de
Navidad. Si no me das el aguilando/ al Niño le voy a
pedir/ que te dé un dolor de muelas/ que no te deje
dormir.
AGÜILLA: Líquido acuoso que destilan las heridas.
AGUZAR: Sacar punta a algo. Afilar la reja del arado.
AHECHAR: Limpiar el trigo en la criba, zaranda o cedazo
antes de llevarlo al molino, separándolo de las
pedrezuelas, polvo y paja con que viene mezclado de la
era.
AHIJAERA: Lugar donde se tiene a los cerdos.
AHILO: Desmayo por la flaqueza del estómago.

Francisco Cejudo Gasco

13

Diccionario Torreño Español.

AHOGAILLA: Intento de ahogar en broma.
AHOGAIZA: Ahogadizo. Dícese a la miga del pan, tortas
o bollos que se hacen bolas en la boca.
AHORA MISMICO: ¡Ya, ahora mismo!
AIGA: Haya. Del verbo haber.
AÍNA: Con prontitud.
AIRAZO: Ventarrón. Cualquier viento muy fuerte.
AIRE: Cuando se le tuerce a uno la boca por
enfermedad, le ha dado un aire. Ref. Al loco y al aire
darle calle. Advierte que se debe evitar contiendas con
personas de genio violento. Al viejo múdale el aire y te
dará el pellejo. Denota lo peligroso que es en la vejez
mudar de clima.
AIRES: Cuando los pueblos son preguntados acerca de
sus confrontaciones con otros términos jurisdiccionales,
y cuando cada vecino tiene que dar en su memorial la
descripción y límites de sus tierras, aparecen términos
muy diversos para referirse a los puntos cardinales, que
en algunas provincias son sustituidos por los "aires".
Ábrego (sur), cierzo (norte), solano (este) y regañón
(oeste)
AJOLIO: Salsa compuesta de ajos machacados y aceite
de oliva.

Francisco Cejudo Gasco

14

Diccionario Torreño Español.

AJORCA: Del árabe «al-surqa», el brazalete. Así se
llamaba el anillo o argolla de alquimia, oro, plata o cobre
que hasta el siglo XVI las mujeres se ponían como
adorno en tobillos, muñecas y cuello.
AJUSTADOR: Sostén, Sujetador.
AL: Ref. Al buen sordo, pedo gordo. Al papel como a la
mujer, hasta el culo te has de ver. Al seis lo inventaron
en un dos por tres.
ALACENA: Vocablo con el cuál se designa el hueco o
huecos abiertos en una pared y provistos de pequeñas
puertas, hechos para guardar objetos: en las iglesias,
libros, cálices, copones y útiles para el culto, como
naveta, incienso, incensario, vino, formas para
consagrar, etc.; en las casas, vajillas, cubertería, vasijas,
etc.
ALACRÁN: Escorpión.
ALAMÍN: El oficio de alamín equivalía al de juez
subalterno respecto de aspectos muy concretos de la
vida económica. Así, aparecen el alamín de caballerías;
alamines de granos y panes, que eran los responsables
del control sobre precios, pesos y calidades, con
competencias para sentenciar en conflictos y con
posibilidades de inspeccionar las panaderías, alamín de
obras, especie de alarife responsable de reconocer las
obras una vez acabadas, dictaminando si se ajustaba al
proyecto y a las ordenanzas.

Francisco Cejudo Gasco

15

Diccionario Torreño Español.

ALANOS: Perros que nacen de la unión de un dogo y
una mastina. Muy valientes y luchadores.
ALARIFE: Del árabe «al-arif». Nombre del oficio de quien
con cargo público quedaba habilitado para reconocer,
apreciar, dirigir y aprobar las obras de arquitectura. En
algunas zonas se daba este nombre a todo maestro de
albañilería.
ALARÍO: Grito horrible.
ALAZÁN: Caballo que tiene el pelo de color rojo. Ref.
Alazán tostado antes muerto que cansado. Explica lo
fuertes que son los caballos de este color.
ALBA: La primera luz del día.
ALBAÑIL: Auxiliar de servicios de ingeniería civil.
ALBARCA: Abarca. Calzado rústico que se hace de
cuero de buey, caballo, sin adornar, cubre la planta, los
dedos y la mayor parte del pie y se ata con unas cuerdas
o correas sobre el empeine y tobillo.
ALBARDA: Pieza de lona fuerte rellena de paja que se
pone en el lomo de las caballerías para sujetar la carga y
no herir al animal. Ref. Coser y hacer albardas, todo es
dar puntadas. Los que no examinan bien las cosas, las
confunden porque se parecen.
ALBARDERO: El que hace, compone o vende albardas

Francisco Cejudo Gasco

16

Diccionario Torreño Español.

ALBARDONERO: Oficio semejante al de albardero, pero
que fabrica o vende albardones, nombre que se da a las
albardas del aparejo de las caballerías de monta.
ALBARICOQUE: Fruto del albaricoquero, dulce y
carnoso, casi redondo, de color amarillento y algo
encarnado, piel aterciopelada y con un hueso liso en el
centro.
ALBARILLO: Fruta parecida al melocotón.
ALBÉITAR: Oficio equivalente al de los actuales
veterinarios. El los diccionarios de la época se define
como "el que cura las enfermedades de las bestias
conforme a arte".
ALBERCHIGO: Fruto del alberchiguero, de carne dura y
jugosa y de color amarillo intenso, muy parecido al
melocotón.
ALBERO: Paño que sirve para secar y limpiar los platos.
ALBORADA: Toque de diana.
ALBÓRBOLA: Alegría.
ALBRICIA: Alegría. Ref. Albricias madre, que pregonan
a mi padre. Se aplica a los que se alegran de aquellas
cosas que debían sentir mucho.
ALCÁBALA DE VIENTO: Era un impuesto sobre las
compra ventas que percibía la Real Hacienda. Ref.
Quien descubre la alcábala, ese la paga. Se aplica a los

Francisco Cejudo Gasco

17

Diccionario Torreño Español.

que inadvertidamente dicen alguna cosa de cuyo
recuerdo les puede producir un daño.
ALCÁBALA: Gravamen sobre las compraventas,
establecido ya en el siglo XIII. Tras una breve etapa en
que consistió en el 5 por ciento del precio de venta, pasó
pronto a una cuota del 10 por ciento. Los Reyes
Católicos establecieron sobre este tributo "que los
vendedores paguen el alcábala". Los alguaciles y
procuradores sometían a una exhaustiva vigilancia la
entrada de los pueblos a fin de que nadie entrara sin su
control para vender o comprar mercancías sin pagar la
alcábala. Vigilaban los movimientos de los comerciantes
y en especial, controlaban las trojes, almazaras y
bodegas. Había algunas villas que estaban exentas del
pago de alcábala. Era entre el 5 al 10 %. En tiempos de
la Orden de Calatrava, Torres era una de ellas.
ALCACER: Derivado del árabe «al-qasil», así se llamaba
a la cebada cuando aún estaba verde en los sembrados.
Ref. Ya está duro el alcacer para zampoñas. Se dice a
las personas que se le ha ido el tiempo para aprender.
ALCACHOFA: Figuradamente, micrófono.
ALCAGÜETA: Chismosa. La que apaña novios.
ALCAIDE: Título que ostentaba un amplio grupo de
funcionarios: los que tenían a su cargo la custodia de los
presos en las cárceles; los conservadores y
administradores de los sitios reales, ayuntamientos etc.
Ref. Alcalde de aldea, el que lo desee que lo sea.

Francisco Cejudo Gasco

18

Diccionario Torreño Español.

Advierte que no se deseen oficios que tienen más
pérdidas que ganancias.
ALCALCIL: Alcaucil.
ALCALDE DE ALZADA: Oficio municipal, teóricamente
con el mismo rango que el corregidor y el alcalde mayor.
Se trataba de un juez de apelaciones con competencias
para dirimir en cualquier recurso, salvo en los de causas
criminales, ante procedimientos sustanciados y ante
cualquier instancia.
ALCALDE DE LA SANTA HERMANDAD: El que se
nombraba cada año para que conociera de los delitos o
excesos cometidos en el campo. Era una especie de
tribunal con jurisdicción para proceder contra los delitos
cometidos fuera del pueblo.
ALCALDE MAYOR: Juez de letras que ejercía la
jurisdicción ordinaria en un pueblo. Era asesor del
corregidor si este era lego.
ALCALDE ORDINARIO: El que administra justicia en
una villa, siendo vecino de ella.
ALCANCE: Capacidad o talento.
ALCANCIA: Hucha. Proviene del árabe «al-qanziyya»,
es decir, la caja propia para atesorar. De este modo se
llamaba a la vasija normalmente de barro cocido en cuya
parte superior se abría una corta hendidura por la que se
introducían monedas para guardarlas. La palabra
alcancía tiene poco uso en la actualidad.

Francisco Cejudo Gasco

19

Diccionario Torreño Español.

ALCANDÍA: Trigo candeal.
ALCAYATA: Pieza de metal en forma de siete. Hincada
en la pared sirve para colgar objetos.
ALCAZERÍA DE LA SEDA: Casa-aduana a la que los
cosecheros llevaban la seda para el pago de los
correspondientes gravámenes.
ALCUCERO: Fabricante de alcuzas.
ALCUZA:
Vasija
en
forma
cónica
para
el
almacenamiento del aceite. Este oficio se identifica con
el de hojalatero, por hacerse generalmente las alcuzas
de hojalata, aunque también las había de barro.
ALDABA: Sistema para atrancar la puerta por la parte
interior (tipo pasador) para evitar que se abriese
mediante un empujón. Metáfora. Tener buena aldaba es
tener buena recomendación.
ALE: Saludo, adiós, ahí te quedas.
ALEFANGINAS: Píldoras compuestas por varias drogas
a las que se les atribuían virtudes maravillosas.
ALERONES: En sentido figurado, sobacos.
ALFAYATES: Sastres moriscos.
ALFEIZAR: Su procedencia es del árabe «al-fasha». Con
esta palabra se hacía referencia al hueco abierto en una
pared para colocar en él una ventana, si bien el alféizar

Francisco Cejudo Gasco

20

Diccionario Torreño Español.

se ubicaba más concretamente en la parte inferior de la
misma, sobre la que una persona podía acodarse o
poner una maceta.
ALFEÑIQUE: Persona delicada de cuerpo.
ALFERECÍA: Enfermedad. Mala sensación sentida ante
situaciones de pánico o de miedo.
ALFÉREZ MAYOR: El que tenía el privilegio de alzar el
pendón real en las aclamaciones de los reyes y tenía voz
y voto en los cabildos y ayuntamientos, con asiento
preeminente y entraba en ellos con espada.
ALFOLÍ: Granero Almacén de sal. La sal, patrimonio real
desde el siglo XVI, constituía uno de los estancos
fundamentales, por lo que todo el proceso de fabricación
y comercialización estaba sometido a un riguroso
control. Cada salina abastecía a un territorio claramente
delimitado, en el cual existían alfolíes (almacenes al por
mayor) y toldos (tiendas al por menor), que se surtían de
aquéllos. Alfolieros y tolderos estaban obligados a llevar
libros-registro donde debían quedar anotadas todas las
entradas y salidas, señalando fecha, comprador y
cantidad suministrada.
ALFOREJA: Especie de talega, abierta por el centro y
cerrada por los extremos, formando dos bolsas grandes,
se utilizaba para llevar los comestibles necesarios para
el camino.
ALGUACIL: Oficial de justicia que ejecutaba las órdenes
del juez o tribunal al que sirve. Ref. Alguacil descuidado

Francisco Cejudo Gasco

21

Diccionario Torreño Español.

ladrones en el mercado. Dice que donde no hay
autoridad hay desórdenes. Cada uno tiene su alguacil.
Por mucha autoridad que uno tenga, siempre habrá otro
que tenga más y le pedirá cuentas.
ALHAJA: Expresión irónica que se le dice al individuo
pícaro y vicioso.
ALHAMARES: Cobertores de lienzo encarnado.
ALHAMÍA: Lengua española que hablaban los moriscos
y escribían con caracteres árabes.
ALHEÑAR: Pintarse con alheña.
ALHÓNDIGA: Casa pública destinada a la compra y
venta de trigo y, por extensión, de otros granos y
mercaderías.
ALHORÍ: Pósito, hórreo o granero.
ALIENDE: Término que se utilizó hasta las postrimerías
del siglo XVIII y que era sinónimo de: habida cuenta
de..., teniendo en cuenta que..., puesto que..., ya que...,
etc.
ALÍPEDE: Figuradamente, como el que lleva alas en los
pies.
ALIVIA: ¡Date prisa, corre!

Francisco Cejudo Gasco

22

Diccionario Torreño Español.

ALJOFAINA: Recipiente de barro vidriado de figura
redonda más ancha que honda y sirve para contener el
agua para lavarse.
ALJUBAS: Vestidura morisca que usaron también los
españoles.
ALLEGÁ: Persona muy cercana a la familia.
ALLEGADOR: El que recoge y junta. Ref: Allegador de
la ceniza y derramador de la harina. Se refiere al mal
gobierno y economía del que se aplica a guardar cosas
de poco valor. Allégate a los buenos y serás uno de
ellos. Argumenta la utilidad que se consigue cuando se
junta uno con buenas personas.
ALLOZA: La almendra cuando está verde y antes de
endurecer.
ALLOZOS: Almendros jóvenes.
ALMÁCIGA: Trozo de terreno muy bien fertilizado donde
se siembran las semillas para que una vez brotadas,
trasplantarlas.
ALMADIADO: Persona a la que se le desvanece la
cabeza. Loco.
ALMALAFA: Vestidura morisca que cubría desde los
hombros a los pies.
ALMANACAS: Adornos, pulseras de mujer.

Francisco Cejudo Gasco

23

Diccionario Torreño Español.

ALMANTECAO: Mantecado. Dulce de navidad hecho
con manteca.
ALMARIO: Armario.
ALMÁRTAGA: Oxido de plomo en forma de escamas de
color blanco rojizo. Se conocía también como Litargirio
de plata o de oro, según se asemejase a estos colores.
ALMEJILLÓN: Mejillón.
ALMENCINA: Almecina. Fruto del almez de color marrón
oscuro, que cuando madura es comestible.
ALMOGAVARES: Gentes que desde la frontera de
Castilla, se introducían en partidas en el reino nazarí de
Granada, y se dedicaban al robo de ganados y cosas en
tierras enemigas.
ALMOHADES: Pueblo moro seguidor de Ibn Tumart que
invadió España en el año 1146.
ALMOJÁBANAS: Tortas que se hacen de queso y
harina.
ALMÓNDIGA: Albóndiga.
ALMORÍ: Tortas cocidas al horno que se compones de
harina, mien, sal y otras cosas mas.
ALMORROIDES: Hemorroides. Problemas de salud del
ojete.

Francisco Cejudo Gasco

24

Diccionario Torreño Español.

ALMORZÁ: Almorzada.
ALMOTACÉN: Responsable oficial de contrastar los
pesos y medidas.
ALMUD: En general equivale a celemín, o doceava parte
de la fanega, aunque en zonas de Castilla corresponderá
a media fanega. La denominación almud no se utilizaba
para expresar partes de la fanega de tierra, sino sólo de
la fanega de granos o áridos.
ALOJA: Se trataba de una bebida refrescante fabricada
con agua, miel y diversas especias. La Real Hacienda en
unos casos y las propias ciudades y villas en otros,
concedían a un particular el derecho exclusivo de
fabricación y comercialización de dicha bebida.
ALOQUE: Vino Rosado.
ALPECHÍN: Líquido oscuro y fétido que sale de las
aceitunas cuando están apiladas antes de la molienda, y
cuando, al extraer el aceite, se las exprime con auxilio
del agua hirviendo.
ALPISTE: Bebida alcohólica. Planta anual de la familia
de las Gramíneas, que crece hasta 40 ó 50 cm y echa
una panoja oval, con espiguillas de tres flores y semillas
menudas. Toda la planta sirve para forraje, y las semillas
para alimento de pájaros y para otros usos.
ALQUERÍA: Denominación que se da a las casas sueltas
de labranza alejadas del casco de una población;

Francisco Cejudo Gasco

25

Diccionario Torreño Español.

también se emplea para referirse a un grupo de casas en
tales condiciones. Cortijo.
ALQUIMIA: Arte por el cual se creía que se podía
trasmutar los metales. Ref. Alquimia probada, tener
renta y no gastar nada. Se da a entender que el medio
más seguro para hacer dinero es no gastarlo.
ALRENTAR. Dar aliento, respirar.
ALTÍLOCUO: Persona que tiene un alto estilo.
ALÚA: Hormiga con alas que se pone en las costillas
(trampas) de cebo para coger pájaros.
ALUEGO: Luego, después.
ALZAR: Realizar la primera labor en la tierra con el
arado.
AMACHAMBRAR: Unir íntimamente dos cosas. Afianzar
o asegurar un trato, con tal firmeza que puede
considerarse seguro.
AMAR: Ref. Amar sin ser amado, es como limpiarse el
culo sin haber cagado.
AMARTELAO: Persona
amorosas muy fuertes.

que

AMBARINO: De color amarillo.

mantiene

relaciones

Francisco Cejudo Gasco

26

Diccionario Torreño Español.

AMOCAFRE: Pequeña herramienta agrícola que sirve
para escaldar la tierra y quitar hierva.
AMODORRAO: Persona con sueño violento, letargo.
AMOLACHÍN: Afilador.
AMONDONGADA: Aplicase a la mujer gorda, morena y
de facciones toscas.
AMOR: Enfermedad temporal que se cura con el
matrimonio. Ref. Amor de asno coz y bocado. Dice de
aquellos que muestran su cariño haciendo un mal. Amor
de padres que todo lo demás son aires. Solo el amor de
los padres es seguro. Amor loco, yo por vos y vos con
otro. La persona que es muy amada de uno, suele
enamorarse de otro. Amor trompero, cuantas veo, tantas
quiero. Dícese de los hombres que se enamoran con
mucha facilidad de las mujeres que ve. Se van los
amores y quedan los dolores. Da a entender que el fin
del amor es amargo y triste. Amor de monja y pedo de
fraile, todo es aire. Amor de putas y fuego de virutas si
presto se apaga lo pasarás canutas
AMORRAR: Bajar la cabeza.
AMORRINARSE: Adormecerse.
AMOTO: Motocicleta.
AMUERMAO: Persona floja, cansada.
ANAFRE: Hornillo portátil.

Francisco Cejudo Gasco

27

Diccionario Torreño Español.

ANÁLESI: La analética que manda el dortoc.
ANAQUELES: Tablas puestas en horizontal a modo de
estantes.
ANDEMIHMO: Adverbio que significa “en el mismo
lugar”. Ejem. ¿Dónde nos vemos esta tarde? Digo la
polla, “andemihmo”.
ANDOLINA: Golondrina. Ref. Una golondrina no hace
verano. Nos enseña que un ejemplar no hace regla.
ANDOSCOS: Res de ganado menor que tiene dos años.
ANDURRIALES: Fuera del camino.
ANEQUÍN: El precio que se cobraba por esquilar una
oveja.
ANGARILLAS: Armazón compuesto de dos varas con un
tabladillo en medio que sirve para transportar cosas
entre dos personas.
ANGARILLÓN: Armazón de madera con red que servía
para transportar las gavillas del sembrado a la era y
luego la paja al pajar de cada casa.
ANGOSTO: Estrecho.
ANGUSTIA: Náusea.
ANHÉLITO: Respiración fatigosa.

Francisco Cejudo Gasco

28

Diccionario Torreño Español.

ANQUETA: Estar sentado a medias.
ANSIA: Desear algo con vehemencia.
ANSINA: Antiguamente y en el lenguaje vulgar, equivalía
a ansí; hoy, así. Ansí aún se usa, por personas mayores
en alguna zona muy aislada de España.
ANTAÑONES: Viejos.
ANTE: Ref. Ante la duda, la más tetuda.
ANTEANTAÑO: Año antecedente al pasado.
ANTENOCHE: Antes de anoche.
ANTERO: Curtidor o vendedor de pieles de animales
sometidas a procesos de adobo y curtido específico.
ANTES: Antes de morir... prefiero la muerte. Antes era
indeciso... ahora no sé.
ANTEYER: El día anterior al de ayer.
ANTIBRITÁNICA: Vacuna antitetánica.
ANTICONGELANTE: Esto le ponen a uno cuando se
sangra mucho por la nariz. (Coagulante)
ANTICORROSIVO: La píldora
anticorrosivo. (Anticonceptivo)

es

un

método

Francisco Cejudo Gasco

29

Diccionario Torreño Español.

ANTIER: Procedente de los adverbios latinos «ante»
(antes) y «heri» (ayer), se utilizaba vulgar y
familiarmente para expresar lo que hoy decimos
anteayer.
ANTIGÜÍSIMO: Antiquísimo, muy antiguo.
ANTOJERAS: En las guarniciones de los animales de
carga, pieza de cuero cosida a la parte exterior junto al
ojo del animal para que no vea por ese lado.
ANTOÑO: Nombre por el que atenderá todo aquel que
se llame Antonio.
AÑEJAL: Terreno abandonado al cultivo por su poco
rendimiento.
AÑO Y VEZ: Sistema de cultivo en el que la tierra se
siembra de cereal un año y queda el siguiente en
barbecho, pudiendo rotar un solo cultivo o varios. Una
rotación bastante tradicional, consiste en sembrar el
primer año trigo, el segundo la tierra quedaba en
barbecho, el tercero se siembra cebada y el cuarto se le
daba un nuevo descanso. Existe también cultivo en
medio barbecho, consistente en ocupar la tierra en el
año de barbecho pero solo durante una estación corta,
cultivando generalmente leguminosas. Ref. Al año tuerto
el huerto, al tuerto tuerto, la cabra y el huerto, al tuerto
retuerto la cabra el huerto y el puerco. Nos enseña que
el ganado cabrio y de cerda y el cultivo del huerto, son
los recursos más útiles en los años de crisis.
AÑOJO: El becerro con un año cumplido.

Francisco Cejudo Gasco

30

Diccionario Torreño Español.

AONDE: A dónde.
APALOMAO. Aplatanado, con poca fuerza. Agotado.
APAÑAO: Dícese de la persona de buen aspecto.
APAÑAR: Darse maña para hacer o arreglar algo.
APAÑO: Hacer algo con un fin predeterminado. Arreglo.
APARADOR: Mueble donde se guardaban en las casas
de bien los objetos finos de la comida y de la bebida.
APARATO: Avión. Aeroplano; se le dice a todo artilugio
que vuela
APAREJO: Arreos necesarios para montar o cargar una
caballería.
APARGATE: Alpargate. Especie de calzado hecho de
cáñamo.
APÁTICOS: Hepáticos. Los problemas que surgen
cuando el hígado está jodío,
APEAR: Bajarse de un animal de monta o vehículo.
APECHUGAR: Cargar con la responsabilidad.
APECHUSQUES: Herramientas.
APENCAR: Asumir las consecuencias de algo.

Francisco Cejudo Gasco

31

Diccionario Torreño Español.

APEONAR: Andar de las aves, en especial de las
perdices.
APERAOR: Persona de confianza que cuida el cortijo y
se encargaba de todo lo relacionado con las faenas
agrícolas del mismo; puede ser sinónimo de capataz.
APEROS: Conjunto de instrumentos y demás arreos
necesarios para la labranza.
APERRADO: Persona con pocas ganas de hacer cosas.
APLANCHETAR: Aplastar.
APLISAO: Apaisado. Más ancho que alto.
APOCADO: De poco ánimo o espíritu.
APOLLARDAO: Insulto inofensivo que equivale lo mismo
que decir atontado.
APONTOCAR: Apoyar. Sostener una cosa o darle apoyo
con otra.
APORCAR: Cubrir con tierra ciertas hortalizas para que
se blanquezcan y pongan tiernas como los cardos.
APORRAURA: Herida producida por el golpe o impacto
de una piedra en la cabeza.
APORREAR: Hacer una herida en la cabeza.
APORRECEAR: Llamar a la puerta con insistencia.

Francisco Cejudo Gasco

32

Diccionario Torreño Español.

APOSTEMA: Así se le llama a un absceso, grano o
forúnculo grande.
APRECIADURA: Esta palabra se utilizaba para significar
el hecho de estimar el valor de una cosa, tasarla,
calcularla, apreciarla.
APRETÁ: Mujer recia y de buen ver. Firme de carnes.
APRETACULOS: Fruto del rosal, que consumido por las
personas, produce un fuerte estreñimiento.
APRIESA: Ampliación vocálica. Aprisa.
APRISCO: Palabra de evocación bucólica, pero que hoy
casi no se usa porque el rebaño se guarda generalmente
en las cijas. El aprisco, antiguamente, era el lugar del
campo en el que el rebaño pasaba la noche dentro de un
recinto llamado redil.
APUNTAPALA: Indica que hay gran cantidad de una
cosa.
APUÑAOS: Juntados, en un puño.
AQUÍ: Aquí, o follamos todos, o la puta al río.
ARA: Ara duro y no le besarás a tu suegro el culo.
ARACRÁN: Alacrán. Bisho feo que si te pica, joe
munsho.
ARADRERO: El que fabrica arados.

Francisco Cejudo Gasco

33

Diccionario Torreño Español.

ARAMBELES: Andrajos o trapos que cuelgan del
vestido.
ARANCEL: Reglamento en el que se fijaban el precio de
las cosas.
ARBARILLO: Albaricoque.
ARBITRIOS: Las haciendas municipales se nutrían
principalmente por dos vías: la explotación de los bienes
de propios y la recaudación por vía de arbitrios, cuya
naturaleza era variadísima. Generalmente se trataba de
gravámenes al consumo: del vino en las tabernas, de la
carne en las carnicerías públicas, etc. Ningún pueblo
podía imponer arbitrio alguno sin autorización, debiendo
señalar en su solicitud el destino de lo que se recaudare,
el tipo de gravamen y la duración del mismo. Los
arbitrios fijados en cada localidad son muy diversos,
aunque casi todos tienen como denominador común el
quedar establecidos sobre los consumos, lo que gravaba
sin duda mucho más a los pobres, pues los más ricos se
establecían de su propia producción.
ARCÁ: Arcada, nausea, vómito.
ARCABUZ: Arma de fuego ligera que llevaban los
soldados llamados arcabuceros.
ARCAGÜETA: Alcahueta, mujer encubridora, pícara
soplona, chismosa.
ARCANCIL: Alcaucil, Especie de alcachofa.

Francisco Cejudo Gasco

34

Diccionario Torreño Español.

ARCAPARRONES: Alcaparrones.
ARCEDIANO: dignidad mayor eclesiástica y jurídica.
ARDALLES: Ramas bajas de los árboles, en especial de
los olivos.
ARDILES: Ardides, astucia, maña.
ARDITE: Moneda de poco valor.
ARENGA: Así se llaman las sardinas arenques.
ARIJA: Tierra buena y fácil de cultivar.
ARISTOS TOSTELES: Aristóteles.
ARMATOSTE: Trasto, artilugio, cacharro.
ARMIREH: Almirez. Mortero de metal, pequeño y portátil,
que sirve para machacar o moler en él.
ARMÓFERA: Atmósfera, aire, ambiente.
ARODRIGONAR: Poner estacas en las vides para
sustentarlas.
ARQUETA: Especie de depósito con compuerta, donde
se regula el caudal de agua.
ARRACLÁN: Alacrán, escorpión.
ARRADIO: Radio, receptor de ondas.

Francisco Cejudo Gasco

35

Diccionario Torreño Español.

ARRAMBLAR: Arramplar, despojar, arrastrar, desvalijar,
saquear, juntar, reunir, birlar. Arrollar con todo, llevarse
todo.
ARRANCAPINOS: Se le dice al hombre que es pequeño.
ARREBOL: Color rojo que se ve en las nubes cuando le
dan los rayos del sol. Ref. Arreboles al oriente, agua
naciente. Lo más probable es que llueva.
ARRECHUCHE: Aunque parece que es una derivación
del vocablo arrechucho (quebranto leve de salud) el uso
que se da es más un arranque súbito o una enfermedad
repentina.
ARRECÍO: Muerto (no literalmente) de frío.
ARRECULAR: Caminar hacia atrás. Arrimar por lo parte
trasera.
ARREGLAO: Bien vestido y aseado. Arreglar los
problemas económicos es fácil, lo único que se necesita
es dinero.
ARREGULATE: Compórtate, sé prudente.
ARREJACAR: Con este infinitivo se significaba, el hecho
de romper con azadilla, grada o rastra la costra de tierra
de los sembrados ya nacidos. Es sinónimo de aricar, que
sí se utiliza, o de rejacar, que ha caído en desuso.
ARREJUNTARSE: Vivir junto a otra persona sin estar
casado.

Francisco Cejudo Gasco

36

Diccionario Torreño Español.

ARREMPUJAR: Empujar con brío y decisión.
ARRENGAR: Cargar con exceso, derrumbar. Está así el
que después de transportar una carga excesiva se echa
mano de los riñones y mira al cielo.
ARREQUIVES: Adornos, atavíos.
ARRIERO: Dentro del transporte realizado con animales
de carga, actividad fundamental que se realizaba
antiguamente. Existen dos tipos de profesionales, el
arriero, que es aquel que transporta géneros por
encargo, y el trajinante, que transporta géneros,
dedicándose a la compraventa de los mismos por cuenta
propia. A pesar de esta clara diferencia desde el punto
de vista teórico, en la realidad no existía el tipo puro,
pues todo arriero en alguna ocasión trajina y todo
trajinante a veces transporta por cuenta ajena. Ref.
Arrieros somos y en el camino nos encontraremos.
Amenaza que por la gracia o favor que a uno se le niega,
éste se desquitará en otra ocasión que el otro le pida
algo.
ARRIMAILLO: Instrumento de hierro que sirve para
sostener y arrimar el puchero al fuego, para la cocción
de los alimentos.
ARROBA: Unidad de medida de peso y de capacidad.
Como unidad de peso equivalía a la cuarta parte del
quintal o 25 libras de 16 onzas cada una,
aproximadamente 11,5 kilogramos. Como medida de
capacidad de líquidos era en muchos lugares
equivalente al cántaro o cántara, y se subdividía en 8

Francisco Cejudo Gasco

37

Diccionario Torreño Español.

azumbres, en 16 medios azumbres o en 32 cuartillos. El
azumbre era la medida típica de la miel.
ARROBAMIENTO: Pasmo o admiración grande causada
por una consideración vehemente que deja como en
suspenso los sentidos.
ARROJAR: Vomitar.
ARROPE: Mosto cocido al fuego hasta que toma
consistencia de miel o jarabe.
ARRUMBAO: Objeto o cosa que se ha caído o dejada
abandonada en un rincón.
ARRUMBAR: Guardar algo inútil porque no tiene uso..
ARRUÑÓ: Arañó.
ARTE: Persona que se le da bien hacer las cosas.
ARTESA: Vocablo con el cual se designa a una especie
de caja de madera, de forma piramidal truncada invertida
y rectangular, donde se amasaba harina y levadura para
hacer el pan. Se usaba también para mezclar carne,
tocino, ajo y pimentón para hacer los chorizos.
Igualmente, pero de modo exclusivo, servía para lavar la
ropa en la casa. Utilizando también una pieza de madera
de superficie ondulada, contra la que se frotaban las
prendas enjabonadas para aclararlas en el agua que
contenía la artesa.
ARTILUGIO: Aparato complicado de entender.

Francisco Cejudo Gasco

38

Diccionario Torreño Español.

ARVEJÓN: Legumbre.
ARVELLANA: Avellana, fruto del avellano.
ARZA: Voz que denota asombro. “Arza su polla lo bien
que la salio eso"
ARZÓN: Pieza de madera que tienen las sillas de
montar.
ASAURA: Asadura. Hígado de los animales, en cuanto
alimento. Persona áspera.
ASENDÍA: Sandía.
ASERRÍN: Serrín, residuo que queda el cortar la
madera.
ASERRUCHO: Serrucho, sierra pequeña.
ASÍN: Así, de este modo o manera.
ASINE: Así.
ASINQUE: Así es que… Por lo tanto.
ASIR: Tomar a coger con la mano alguna cosa.
ASOHORA: De improviso, repentinamente.
ASPEAR: Despear. En la caza, los perros se gastan las
uñas y sangran por la aspereza del terreno.

Francisco Cejudo Gasco

39

Diccionario Torreño Español.

ASTRÍFERA: Cabeza que piensa siempre en los astros.
Que está en otro sitio, absorto.
ASTROSA: Desastrada, sucia.
ATACAO: Irritado..
ATAERO: Cuerda o cualquier otro material que sirva
para amarrar algo.
ATAJO: Senda por donde se abrevia el camino. Ref. No
hay atajo sin trabajo. Sin trabajo no se puede conseguir
pronto lo que se quiere.
ATAONA: Casa donde se cuece el pan. Molino seco que
funciona mediante fuerza animal, disponiendo de una
rueda que hace girar una bestia de tiro al describir un
movimiento circular en torno a un eje. El atahonero es el
oficio del que cuida el funcionamiento y la molienda de la
atahona.
ATAR: Ref. Quien bien ata, bien desata. El que
emprende con conocimiento un negocio difícil, bien
podrá salir de él.
ATARRE: Ataharre. Banda de cuero, cáñamo o esparto
que sujeta por sus puntas a los bordes laterales y
posteriores de la silla o albarda. Rodea los ijares y las
ancas de las caballerías y sirve para impedir que el
aparejo se mueva.
ATAVIÁ: Engalanada, bien vestida.

Francisco Cejudo Gasco

40

Diccionario Torreño Español.

ATELERIO: Tener mucho frío.
ATERRECÉ: Me dio terror.
ATESTAO: Lleno a rebosar, repleto.
ATIBORRAO: Harto de comer.
ATIFORRAR: Atiborrar, atiborrarse. Llenar algo en
exceso. Atestar de algo un lugar, especialmente de
cosas inútiles. Atracar de comida.
ATINO: Acierto.
ATIZAR: Avivar La lumbre para que no se apague.
Golpear.
ATOMATAO: Colorado como un tomate.
ATONTOLINAO: Atolondrado.
ATORAR: Atascar. Obstruido. Taponado.
ATORRIJAO: Somnoliento después de dormir o por
efecto del calor.
ATORTUJADO: Apretado.
ATORULLAO: Estar hecho un lío. Persona que se pone
muy nerviosa.
ATRACOMANÍA: Traqueotomía. El bujero que te hacen
en el garnate cuando te quedas sin aire.

Francisco Cejudo Gasco

41

Diccionario Torreño Español.

ATRAQUE: Atacar con la baqueta el cañón de un arma
que se cargue por la boca para apretar la pólvora, tacos
y plomos.
ATROJAR: Meter la aceituna o grano en el troje.
ATUFAR: Apestar, asfixiarse por exceso de humo.
ATUSAR: Recortar al máximo. Bien peinado.
AUTOS: Las averiguaciones.
AVAREAR: Varear. Acción de dar golpes con una vara o
garrote al árbol, olivo, almendro etc. Con el fin de tirar al
suelo el fruto para recoger después.
AVEJUNO: Con esta voz se nombraba especialmente en
el siglo XVIII a las abejas, como ganado, palabra
utilizada especialmente en la época de diezmar
cosechas. Completamente en desuso, puesto que las
abejas no son hoy consideradas como ganado. Estaba
muy en consonancia con la costumbre, ya que había
ganado «ovejuno, cabruno y vacuno». Este último es el
que persiste.
AVENATE: Bebida hecha de avena montada, cocida con
agua y molida a manera de almendrada, la cuál es
refrescante y pectoral.
AVENENCIA: Contrato.
AVENIDO: Acordado.

Francisco Cejudo Gasco

42

Diccionario Torreño Español.

AVENTAR: Una de las múltiples actividades agrícolas
antes de la era de la mecanización del agro, consistente
en lanzar con el gario al aire el grano y paja trillado para
que el viento aleje ésta de aquél, habida cuenta de la
diferencia de peso de ambos elementos. A esto se llama
aventar.
AVIAR: Cocinar.
AVILANÁ: Atontada.
AVILANEJO: Especie de golondrina.
AVIOS: Conjunto de alimentos para hacer una comida.
Cosas necesarias para cualquier trabajo.
AZÁ: Azada. Instrumento para cavar la tierra.
AZACÁN: Aunque era el nombre con el que también se
conocía a los aguadores, se aplica así mismo a todos los
dedicados a transportar leña y otros efectos por encargo.
AZAMBOA: Membrillo.
AZAQUE: Impuesto árabe que se pagaba por ley a Dios
y al rey como medio de acrecentar los demás bienes. El
azaque de los frutos del campo regados con agua del
río, fuente etc. se pagaba diezmo completo. Cuando se
regaba con cántaros, arcaduces o norias, pagaban
medio diezmo. El azaque de ganado, se pagaba: en los
camellos, un mamón cada cinco; en las vacas, un
becerro cada treinta; Ovejas y cabras, cada cuarenta,
una hembra ya criada y de ciento veinte dos, pudiendo

43

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

ser indistintamente ovejas o cabras. El azaque de joyas,
se debía pagar un cuarto de diezmo cuando eran de oro
y llegaba su valor a veinte doblas y la de plata a veinte
adarmes; más no se pagaba cuando el oro, plata o
piedras preciosas se aplicaban a las guarniciones de
espadas, forros de manuscritos relativos a ciencias y
artes, a anillos o galas de señora.
AZEÑA: Molino que se acciona mediante la fuerza del
agua corriente.
AZOGUE: Moverse mucho. No estarse quieto. .
AZUD: Denominación que se da a la parte inicial de una
acequia de riego.
AZULETE: Polvo de color azul que al agregársele a la
cal para blanquear. También se usa para dar a la ropa
blanca un blanco azulado.
AZUMBRE: Medida de capacidad de dos litros

B
BABI: Bata que se le ponen a los niños cuando van al
colegio.
BABIA: Estar en Babia es estar distraído; como ajeno a
aquello de que se trata.

Francisco Cejudo Gasco

44

Diccionario Torreño Español.

BABUCHAS: Especie de zapatillas.
BACALÁ Meter la: Meter la pata.
BACÍA: Recipiente metálico plano donde se pone la
brasa para calentarse.
BACÍN: Hombre despreciable por sus acciones.
BADANA: La piel de carnero u oveja curtida. Se utilizaba
como: “sobar la badana'”o “zurrar la badana”, pegar una
paliza.
BADIL: Del latín «batillum», también conocido como
badila, era, aún es, aunque cada vez menos, un
instrumento manual constituido por una barra delgada de
hierro cuyo extremo se ensanchaba circularmente,
cóncava en su centro, que servía para cubrir la superficie
externa de las brasas y carbón de encina del brasero
con ceniza. Pala o recogedor.
BADILÁ: Paletada de ascuas que se coge de la lumbre y
se echa al brasero.
BADULAQUE: Persona de poca razón o fundamento.
BAGAJES: Carga de cosas que lleva una bestia.
BAILAR: Es la frustración vertical de un deseo horizontal.
BAJAMANO: Ladrón que entrando en una tienda, y
señalando con una mano alguna cosa, hurta con la otra
lo que tiene cerca.

Francisco Cejudo Gasco

45

Diccionario Torreño Español.

BAJERA: Partes bajas de una casa.
BALADROS: Alaridos espantosos.
BALATE: Margen de una parata. Terreno pendiente,
lindazo, de poca altura. Promontorio de tierra o desnivel
quebrado en el terreno.
BALAUSTRE: Balaustrada. Barandilla de la escalera.
BALDAO: Estar baldado. Tener un lumbagazo de aúpa.
Estar hecho carbonilla.
BALDE: Gratis. Sin coste.
BALDUQUE: Cinta delgada que sirve para atar legajos o
documentos.
BANASTO: Cesto grande rectangular, hecho de tiras de
castaño.
BARATILLO: Puesto de venta ambulante.
BARBAS: Metáfora. Pelo en el pubis de la mujer. Ref. A
poca barba poca vergüenza. Los pocos años hacen a los
hombres atrevidos y desvergonzados. Barba pone
mesa, que no pierna tiesa. Recomienda el trabajo para
adquirir cosas.
BARBECHO: Terreno que se deja sin sembrar.
BARBERO CIRUJANO: El que hacía las sangrías en la
antigüedad.

Francisco Cejudo Gasco

46

Diccionario Torreño Español.

BARCINA: Red hecha regularmente de esparto
machacado, que sirve para recoger paja, transportarla y
almacenarla.
BARCINAR: Meter las gavillas de mies o de paja en
barcinas.
BARDAO: Cansado, agotado.
BARQUÍN: Fuelle grande en las herrerías.
BARRACO: Verraco. Cerdo padre.
BARRANQUERA: Quiebra o destrozo que hacen las
aguas cuando llueve con mucha fuerza.
BARRAQUERA: Verraquera.
continuado de los niños.

Lloro

con

rabia

y

BARRENDERO: Técnico municipal de mantenimiento e
higiene.
BARRILLO: Granillo en la cara. Enfermedad del olivar.
BARRÓN: Cilindro largo y pesado, como de un metro y
recio como una muñeca que sirve para mover o arrancar
grandes piedras haciendo de palanca.
BARRUNTO: Idea, conjetura, indicio.
BARTOLA: Nombre propio de mujer. Panza.

Francisco Cejudo Gasco

47

Diccionario Torreño Español.

BÁRTULOS: Utensilios, enseres de uso corriente.
Trastos.
BASILICÓN: Ungüento amarillo.
BASQUIÑAS: Ropas de mujer que se ponen desde la
cintura a los pies.
BASTIÁN: Sebastián.
BATACAZO: Golpe fuerte y con estruendo que da una
persona cuando cae.
BATÁN: Nombre de un artefacto o máquina formado por
mazos de madera que articulados por un eje y movidos
por una rueda de agua, golpeaban, desangraban y
enfurtían los paños o las pieles en un continuo
movimiento de sube y baja. Al utilizar el agua como
fuerza motriz, los batanes se ubicaban ordinariamente
en los ríos. En los batanes existían los llamados "pozos"
para las labores de remojo y función. Se distinguían los
batanes de corriente y los de represa.
BATANERO: Oficio propio del que trabaja en un batán.
BATEA: Cesta de mimbre.
BATIDA: La montería de caza mayor que se hace
batiendo el monte para que salgan las reses hacia los
puestos donde están esperando las cazadores.
BAYONESA: Mahonesa.

Francisco Cejudo Gasco

48

Diccionario Torreño Español.

BAZOFIA: Mezcla de heces, sobras o desechos de
comida. Cosa soez, sucia y despreciable. Comida poco
apetitosa.
BECERRO: No nos referimos a la cría de la vaca, sino al
libro en que en iglesias y monasterios antiguos se
manuscribían sus privilegios y propiedades. Si se trata
del Becerro de las behetrías, es el libro manuscrito de
las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada, en el
que minuciosamente se describe la naturaleza y origen
de la nobleza española en el último tercio de la Edad
Media, mandado hacer por Pedro I de Castilla, y antes
por su padre, Alfonso XI, en el año 1340.
BEDOYA: Era un tonto muy conocido. Todo el mundo
sabe que se cayó hacia atrás y se rompió...la berenjena.
BEGIN: Persona que se enoja sin motivo.
BEHETRIA: Antiguamente con este vocablo se
significaba el hecho jurídicamente reconocido en virtud
del cual los vecinos de un pueblo, no vasallos, sino libres
y dueños absolutos de sí mismos, podían hacer cesión
provisional de su libertad en favor de un señor, a cambio
de su protección en «casus belli», situación que se dio
fundamentalmente en la época de la Reconquista.
BELDAD: Belleza.
BELFO: El que tiene el labio inferior caído y más
abultado que el superior.

Francisco Cejudo Gasco

49

Diccionario Torreño Español.

BELLACO: De dudoso origen, pero probablemente
derivado del celta «bakkollarkkos», significaba
campesino, y en sentido peyorativo, palurdo. Aplíquese a
la persona ruin, taimado. Es uno de los peores
calificativos que se le puede aplicar a alguien, para
designarle como perteneciente a lo más abyecto y
despreciable.
BELLOTO: Hombre brusco y tosco.
BENARDO: Así se les llama a los Bernardos en Torres.
BENEFICIOS: conjunto de derechos y pagas que recibe
un eclesiástico. Labor y cultivo que se da a los campos.
BENIMERINES: Pueblo bereber de Marruecos llamado
Banu Marin.
BERBAJO: Verga del toro, que después de cortada, seca
y retorcida, se usa como látigo.
BERENGENAL: Meterse en un lío.
BERNEGAL: Especie de taza ancha de boca.
BERRINCHE: Enojo muy grande.
BERRÍO: Berrido, grito fuerte, desaforado.
BERRO: Planta comestible en ensaladas.

Francisco Cejudo Gasco

50

Diccionario Torreño Español.

BERZA: Col. Figuradamente, cabeza. Ref. Si preguntas
por berzas, mi padre tiene un garbanzal. Se le responde
a quien pregunta con despropósito.
BESANA: Porción de tierra de labor. El primer surco que
se hace en la tierra cuando se empieza a arar.
BETÚN: Masa de morcilla. Plato muy típico en Torres.
BIANTES: Del verbo latino “beare” que significa feliz o
dichoso.
BICHA: Serpiente.
BICHEAR: Observar, mirar detenidamente.
BICHITOS: Figuradamente, camarones
BICOCA: Del latín bicocca, y este de Bicocca, población
italiana al oeste de Milán, y nombre de la batalla que en
este lugar libraron franceses y españoles en 1522.
Fueron vencidos los franceses con tanta facilidad que
para los españoles fue una bicoca.
BIELGO: Instrumento de labradores que se compone de
un palo largo, y en uno de sus extremos se atraviesa
otro, en el que se fijan cuatro palos como dientes y que
sirve para aventar la paja.
Bienaventurados los borrachos, que verán a Dios dos
veces.

Francisco Cejudo Gasco

51

Diccionario Torreño Español.

BIENES MOSTRENCOS: Bienes raíces, muebles, o
semovientes que por no tener dueño conocido se aplican
al Estado.
BINAR: Acción de arar por segunda vez.
BIRLAR: Quitar con malas artes.
BIRLOCHO: Carruaje ligero de dos o cuatro ruedas y
dos asientos con la caja abierta por delante.
BIRRIA: Persona o cosa de poco valor o importancia.
BISCUTER: Un quinto de cerveza. Botellín.
BISOJO: El que por defecto tiene los ojos torcidos.
BISUNTA: Sucia, sobada, grasienta.
BITANGO: Enfermedad repentina.
BLANCA: En siglos pasados, moneda de ínfimo valor,
que equivalía a medio maravedí. De aquí la expresión
«estoy sin blanca», para significar la ruina total o la
carencia de dinero. Hoy equivaldría a menos de un
céntimo de euro. Ref. Más vale blanca de paja que
maravedí de lana. Denota que algunas cosas compradas
por menos precio, son mejores que otras que tienen más
valor.
BLANQUEOR: Así se le llama al pintor que blanquea con
cal.

Francisco Cejudo Gasco

52

Diccionario Torreño Español.

BLINCO: Brinco. Movimiento que se hace levantando los
pies del suelo con ligereza.
BLONDA: Especie de encaje de seda.
BÓBILIS: Gratis.
BOBO: Persona de poco entendimiento. Ref. ¿Qué
haces bobo? Bobeo; escribo lo que me deben y borro lo
que debo. Ironía que se dice a los que hacen lo que les
da la gana. Bobos van al mercado cada cuál con su
asno. Refrán contra los que insisten neciamente en su
dictamen aunque conozcan que es contra la razón. Al
bobo, múdale el juego. Nos dice que hay personas que
siempre hablan de lo mismo y parecen sabios; sin
embargo, se le cambia el tema y ya no hablan tanto. A
los bobos se les aparece la Madre de Dios. Denota que
algunos sin hacer esfuerzo, les viene la fortuna sin saber
como. El bobo si es callado, por prudente será reputado.
Recomienda el silencio antes que hablar sin
conocimiento.
BOCANÁ: Bocanada. Corriente grande de aire o líquido.
BOCAZAS: Se le dice a quien habla mucho sin tener que
hacerlo. Persona que tiene la boca grande.
BOCINA: Trompetilla del pregonero. Tocar la bocina.
BOCINAZO: Grito.

Francisco Cejudo Gasco

53

Diccionario Torreño Español.

BODEGUERO: Persona que tiene un bodegón, lugar
donde se dan comidas elaboradas con viandas
ordinarias.
BOLA: Cuerpo esférico de cualquier materia. Estar en
bolas es igual que estar desnudo. Cabeza rasurada al
cero.
BOLÓN: Como la bola pero de mayor peso y volumen.
BOLONIO: Ignorante.
BOLSA: Saquillo de cuero donde se guardaba el dinero.
Ref. Bolsa sin dinero, llámala cuero. Significa el poco
aprecio que se deben hacer de las cosas cuando no
sirven al fin para lo que están destinadas. El que compra
y miente, su bolsa lo siente. Refrán contra los que por
demostrar listeza, siempre disminuyen el precio de lo
que compran.
BOLUNTO: Idea.
BOMBA.- Borrachera.
BOMBILLA: Cabeza rapada al cero.
BONETE: Gorro del cura.
BONICO: Bonito, guapo.
BOQUEÁS: Últimos alientos de la vida.
BOQUERA: Calentura en la comisura de los labios.

Francisco Cejudo Gasco

54

Diccionario Torreño Español.

BORCEGUÍES: Botas moriscas.
BORDE: Impertinente, antipático, mal hablado.
BORRA: Parte más grosera de la lana. Pelo de cabra
con el que se rellenan las pelotas, cojines y otras cosas.
Pelo que el tundidor saca del paño con la tijera.
BORRACHO: Bizcocho hecho con vino. Ref. Al borracho
fino, ni el agua basta ni el vino. El que bebe mucho vino
necesita después mucha agua.
BORRICA: Hembra del borrico. Mujer necia. Ref. A
borrica arrodillada, dóblale la carga. Se dice contra los
que añaden trabajo a los que no pueden con el que
tienen.
BORRO: Cordero que pasa de un año y no llega a dos.
BORSILLA: Tener los bolsillos llenos de algo.
BOTA: Odre pequeño de cuero donde se hecha vino.
BOTERO: El que hace, adereza o vende botas o pellejos
para vino, vinagre o aceite.
BOTIJA: Vasija de barro, similar al botijo, pero con una
sola boca que se utiliza para llevar agua.
BOTILLERO: El que hace o vende bebidas heladas o
refrescos.

Francisco Cejudo Gasco

55

Diccionario Torreño Español.

BOTÍN: Expresión de procedencia galicista con la que se
conocía el calzado de cuero o tela que cubría la parte
superior del pie y tobillo y que se ajustaba con botones,
hebillas o correas. Despojo que se concedía a los
soldados, como premio de conquista, en el campo o
plazas enemigas. Conjunto de las armas, provisiones y
demás efectos de una plaza o de un ejército vencido y
de los cuales se apodera el vencedor. Beneficio que se
obtiene de un robo, atraco o estafa.
BOTÓN: Figuradamente, ombligo. Yema de las plantas
cuando empiezan a brotar. Pieza pequeña que se pone
en los vestidos para que, entrando en el ojal, los abroche
y asegure.
BRABÁN: Arado de hierro de grandes proporciones
compuesto de dos rejas.
BRAGA: Especie de bufanda cilíndrica que se pone en el
cuello contra el fío. Ref. El que no está hecho a las
bragas, las costuras le hacen llagas. Dificultad que
cuesta hacer las cosas a las que uno no está
acostumbrado. ¿Qué tienen que ver las bragas con el
precio de las habas? Se le dice al que habla de un
asunto del que no se está tratando.
BRAGAO: Hombre muy valiente.
BRASAS: Leña incandescente.
BRASERO: Recipiente de hierro o de cobre, circular, con
dos asas, un tanto profundo, en el que se depositaban
las brasas de carbón de encina que, cubierto por una

Francisco Cejudo Gasco

56

Diccionario Torreño Español.

capa de ceniza, servía para calentarse en los crudos
inviernos. Hoy se sigue dando esta denominación a lo
que en su seno alberga unas resistencias enrojecidas
por la electricidad; indebidamente, porque ésta no
produce brasas, de donde le vino el nombre a aquél.
BREGA: Lucha, forcejeo. Ajetreo, trabajar afanosamente.
BREVA: Ref. Sobre brevas no bebas. Es poco saludable
beber después de haber comido brevas.
BRIAL: Como un camisón de dormir.
BRIDA: Freno del caballo con las riendas y todo el
correaje que sirve para sujetarlo a la cabeza del animal.
BRIEGA: Ajetreo, trajín. Actividad fatigosa por exceso de
movimiento o agitación. Lucha afanosa para superar las
dificultades.
BRIZNA: Parte muy pequeña de una cosa.
BRONCO: Persona de trato áspero.
BROSLAR: Bordar.
BRUÑIDO: Limpio, lustroso.
BRUSA: Blusa. Prenda abierta de tela fina, similar a la
camisa, que usan las mujeres y los niños, y que cubre la
parte superior del cuerpo. Prenda de trabajo holgada y
con mangas, generalmente de lienzo, que cubre el torso
y suele llegar a media pierna.

Francisco Cejudo Gasco

57

Diccionario Torreño Español.

BUBILLA: Abubilla. Pájaro insectívoro, del tamaño de la
tórtola, con el pico largo y algo arqueado, un penacho de
plumas eréctiles en la cabeza, el cuerpo rojizo y las alas
y la cola negras con listas blancas, como el penacho. Es
muy agradable a la vista, pero de olor fétido y canto
monótono.
BÚCARO: Vasija hecha con arcilla. Botijo.
BUCHACA: Bolsa generalmente de cuero.
BUCHE: Figuradamente, estómago de las personas.
BUCHITO: Sorbo pequeño de líquido.
BUECO: Hueco, vacío.
BUENO: Lo que tiene bondad en su género. Ref.
Arrímate a los buenos y serás uno de ellos. Enseña el
provecho que se saca de las buenas compañías.
BUEY: Toro castrado que se dedica a las labores del
campo. Ref. Buey viejo, surco derecho. Se aplica a las
personas que por su experiencia hacen las cosas bien.
Al buey harón (perezoso) poco le hace el aguijón.
Aplíquesele a la persona que por mucho que la
estimulen, nunca sale airoso. ¿Adónde irá el buey que
no are? Nos enseña que en todos los trabajos hay que
sufrir. El buey sin cencerro piérdese presto. Advierte de
la diligencia que hay que tener con las cosas para que
no se pierdan. El buey suelto bien se lame. Nos dice lo
apreciable que es la libertad. Habló el buey y dijo mu.

Francisco Cejudo Gasco

58

Diccionario Torreño Español.

Aplíquese a los necios que cuando hablan dicen
disparates.
BUFÍO: Bufido, voz de persona o animal que bufa
Demostración de enojo.
BUJERO: Agujero.
BULANO: Algodoncillo que desprenden los álamos
blancos y que al ser tan sutiles vuelan suspendidos en el
aire a modo de nevada. De forma figurada, tener bulanos
en la cabeza es tener ideas vanas, sin sustancia,
cuentos.
BULDÉGANO: Mulo engendrado por caballo y borrica.
BULDERO: El que predicaba las bulas.
BULLA: Prisa.
BULLIBULLI: Nervioso. Inquieto.
BULTO: Paquete, fardo, maleta. Volumen o tamaño de
cualquier cosa. Cuerpo indistinguible por la distancia, por
falta de luz o por estar cubierto. Elevación de la piel
causada por cualquier tumor o hinchazón.
BURDOS: Toscos, bastos, groseros.
BUREO: Estar ocioso y callejear, eso es estar de bureo.
BURRACA: Urraca. Pájaro con pico y pies negruzcos, y
plumaje blanco en el vientre y arranque de las alas, y

Francisco Cejudo Gasco

59

Diccionario Torreño Español.

negro con reflejos metálicos en el resto del cuerpo.
Abunda en España. Ave semejante al arrendajo.
BURUJÓN: Hinchazón que se hace por haber recibido
un golpe fuerte.
BUSCARRUIDOS: Persona provocativa.

C
CABALLICOS: Tiovivo que se instala en las ferias.
CABALLÓN: Lomo de tierra entre dos surcos.
CABEZADA: Espacio corto de tiempo en que uno
duerme.
CABRA: Aparte de animal cuadrúpedo, dícese de la
señal o señales que salen en las piernas debido al calor
del brasero. También llamadas cabrillas. Ref. Cabra coja
no quiere siesta. Da a entender que quién tiene poco
talento, debe aplicarse más. Por donde salta la cabra
salta el cabrito. Denota que los hijos tienen por lo común
las mismas costumbres de sus padres.
CABRILLAS: Sabañones. Caracoles rayados pequeños.

Francisco Cejudo Gasco

60

Diccionario Torreño Español.

CABRITERO: Oficio consistente en componer las pieles
y adobarlas con diferentes usos.
CABRUNO: En pasados siglos, así se llamaba al ganado
caprino; de igual modo que al ganado ovino se le
llamaba ovejuno y a las abejas, ganado abejuno. Sólo se
conserva el término vacuno.
CACAGÜÉ: Cacahuete. Avellana.
CACAMURRIA: Tristeza.
CACARUCA: Cabeza.
CACHA: Nalga, muslo. Cada una de las dos chapas que
cubren el mango de las navajas, de algunos cuchillos y
de algunas armas de fuego.
CACHARRA: Vasija tosca.
CACHEO: Voy al médico, a hacerme un cacheo.
(Chequeo; revisión médica)
CACHIGORDETE: Pequeño y gordo.
CACHIRULO: Vasija ordinaria y pequeña.
CACHUCHO: Medida de aceite que se corresponde con
la sexta parte de una libra.
CADA: Cada cual puede hacer de su culo un candelero.
CADEJO: Madeja pequeña de hilo o seda.

Francisco Cejudo Gasco

61

Diccionario Torreño Español.

CAFESES: Varios cafés.
CAFRE: Proviene de la palabra kafir con la que se
designa a todos los no musulmanes. Hombre bárbaro.
CAGA: Ref. Caga el cura, caga el Papa, y de cagar,
nadie se escapa. Caga más un buey que cien
golondrinas juntas.
CAGÁ: Miedosa. Excremento que sale al evacuar el
vientre.
CAGACHÍN: Nombre que se le da a un pequeño pájaro
llamado herrerillo. Mosquito.
CAGAJÓN: Excrementos de caballo, mula asno, etc.
CAGALERA: Síntoma o fenómeno morboso que consiste
en evacuaciones de vientre líquidas y frecuentes.
CAGARRUTA: Heces de algunos animales, como la
cabra, oveja, conejo, liebre en forma sólida y redonda.
CAGUETA: Diarrea. Dícese de la persona que tiene
miedo.
CAÍLLO: Cadillo. Planta umbelífera, muy común en los
campos cultivados, que crece hasta unos 30 cm de
altura, con hojas anchas de dientes profundos, flores de
color rojo o purpúreo y fruto elipsoidal, erizado que se
pega con mucha facilidad en la ropa o en el pelo de los
animales.

Francisco Cejudo Gasco

62

Diccionario Torreño Español.

CAJA: En sentido figurado, boca. Caja de la boca. Ataúd.
CAJETA: Caja, generalmente de madera o cartón.
CALÁ: Cada una de las chupadas que se le da a un
cigarrillo.
CALAMOCANO: Persona que está algo embriagada.
CALAMONAZO: Darse un fuerte golpe.
CALAÑA: Calidad, naturaleza de alguien o algo. Ser de
buena, o mala, calaña.
CALAR CUERDA: Dar mecha al mosquete para
dispararlo.
CALAR: Darse uno cuenta de las intenciones del otro.
Pinchar el jamón, melón o sandía para saber si está en
su punto.
CALCAMONÍA: Calcomanía. Entretenimiento que
consiste en pasar de un papel a objetos diversos de
madera, porcelana, seda, estearina, etc., imágenes
coloridas preparadas con trementina. Imagen obtenida
por este medio.
CALDERILLA: Moneda de poco valor.
CALDO: Ref. Como caldo de altramuces, que está fío y
quema. Se aplica a ciertas expresiones, que aunque
parecen suaves, tienen sentido ofensivo.

Francisco Cejudo Gasco

63

Diccionario Torreño Español.

CALENTURA: Fiebre. Aumento de calor corporal.
Persona pesada.
CALIENTAPOLLAS: Persona que excita sexualmente a
un hombre sin intención de satisfacerlo.
CALIMOCHO: Vaso grande de vino.
CALLAR: Ref. Calle el que dio y hable el que tomó. El
que ha recibido el beneficio, es el que debe decirlo, y no
quien lo da. Quien calla otorga. El que no contradice
aprueba lo escuchado.
CALLE: Ref. Quien con lo ajeno se viste, lo desnudan en
la calle. Los que se lucen con trabajos ajenos, fácilmente
se descubren y quedan mal.
CAL-LOC: Si en Torres le llaman Cal-loc, es que usted
se llama Carlos.
CALOSTROS: Leche de las vacas o de las cabras de los
primeros días después de parir.
CALZATREPAS: Trampa o cepo.
CALZONAZOS: Hombre
condescendiente.

de

carácter

débil

y

CAMAL: Palo grueso en ángulo obtuso y con escalones
labrados del que se suspende por las patas traseras al
cerdo muerto en ocasión de la matanza.
CAMANONCA: Tela antigua que se usaba para forrar
vestidos.

Francisco Cejudo Gasco

64

Diccionario Torreño Español.

CÁMARA: Habitación de la parte superior de la casa,
destinada a guardar los granos y la paja.
CAMARERO: Coordinador y distribuidor de productos
alimentarios.
CAMASTRÓN: Persona disimulada y doble que espera
oportunidad para hacer o dejar de hacer las cosas,
según le conviene. Persona hipócrita, astuta y
disimulada. Soez, guasón, socarrón.
CAMBALÁ: Dar tumbos; y por lo general, por el efecto
del alcohol.
CAMBALACHE: Trueque, con frecuencia malicioso, de
objetos de poco valor.
CAMBIO: Cambio lindo perro Doberman por mano
ortopédica.
CAMISÓN: Bata que se ponen las mujeres para dormir.
CAMUESOS: Manzano cuyos frutos tienen un olor y
sabor muy suave y agradable.
CANALES: Las tejas que están boca arriba en el tejado.
CANCAMURRIA: Especie de tristeza y cargazón de
cabeza que hace andar cabizbajo y melancólico a quien
la padece.
CANDELA: Lumbre de chimenea.

Francisco Cejudo Gasco

65

Diccionario Torreño Español.

CANDIL: Cuenco de lata con un pico por delante y un
gancho por detrás para colgar, sobre el que echando
aceite y empapando la torcía o candileja, dándole fuego
hace luz. Ref. ¿Qué aprovecha el candil sin mecha? Se
usa cuando le falta a una cosa alguna pieza necesaria.
CANELO: Que tiene el color de la canela.
CANGILÓN: Del latín «congius», medida romana para
los líquidos, capaz para tres azumbres, es decir, seis
litros; de esta forma se conocía cada uno de los
recipientes metálicos que, unidos a la rueda de la noria,
servían para extraer el agua del pozo y elevarla al
exterior para el riego de las huertas. Palabra hoy en vías
de extinción, puesto que actualmente el agua de los
pozos se extrae por medio de motores.
CANGREJE: Juego infantil. Sobre un niño agachado
haciendo de burro, saltan los demás cantando esta
canción: Cangreje, harina y harineje, angarillas, una
rodilla, dos rodillas. Tengo un patio muy bonito, en medio
hay una higuera, que echa los higos churumbeles, y la
mujer que se los come, a los nueve meses pare.
Silencio, que ha parió la burra del tío Lorenzo, un
borriquito con los ojos negros, una espuerta de ratones,
y el que hable se los come, me convidas a cañamones,
no, pues... La primera... así hasta las veinte que se
acaba el cangreje.
CANGUELO: Miedo, susto.
CANÍCULA: Período del año en que es más fuerte el
calor.

Francisco Cejudo Gasco

66

Diccionario Torreño Español.

CANICULARIO: Empleo catedralicio a cuyo cuidado
estaba arrojar los perros del templo durante las
ceremonias religiosas.
CANIJO: Se le dice a la persona que es débil y
enfermiza.
CANILLA: Cada uno de los huesos largos de la pierna o
del brazo, y especialmente la tibia. En las máquinas de
tejer y coser, carrete metálico en que se devana la seda
o el hilo y que va dentro de la lanzadera.
CANORA: Voz armoniosa y bonita.
CANSOSO: Cansino. Pesado, el que repite muchas
veces la misma cosa.
CANTAMAÑANAS: Persona
informal,
irresponsable, que no merece crédito.

fantasiosa,

CANTARERA: Así se conocía el armazón de madera
más o menos sencillo, más o menos artístico, de una o
dos plantas y distintas capacidades, que servía para
colocar los cántaros. La cantarera, como los cántaros,
están en desuso. Se han venido utilizando hasta hace
muy poco, en la que la mayor parte de los pueblos tienen
agua corriente; hasta entonces había que ir al caño o a
la fuente con los cántaros a por agua, y reservarla en la
cantarera para todos los usos domésticos.
CANTARILLA: Vasija pequeña de barro.

Francisco Cejudo Gasco

67

Diccionario Torreño Español.

CÁNTARO: Recipiente en el que caben 16 litros. Ref.
Cántaro que va a la fuente, que deja el asa o la frente.
Nos advierte que el que frecuentemente se expone a las
ocasiones, peligra en ellas. Si da el cántaro en la piedra,
o la piedra da en el cántaro, mal para el cántaro. No
conviene tener disputas con el que es más fuerte o tiene
más poder.
CANTERO: Faja de terreno.
CANTINERO: Experto en modificación de la conducta
humana.
CANTO: Porción de una pieza de pan, a la cual se le
hace un hoyo en el centro y se le llena de aceite y
azúcar. Útil que se usaba en la chimenea para sujetar las
cazuelas y pucheros en forma circular o semicircular.
CANTÓN: Esquina de las tierras.
CANUTAS: Verse en situación muy apurada.
CANUTO: Haba entera verde no granada. Liar un Porro.
CAÑÁ: Cañada. Vía para los ganados trashumantes, que
debía tener 90 varas de ancho.
CAÑADA REAL: Conjunto de todos los ganados del
reino y sus dueños, situados bajo el amparo del monarca
en el uso de sus prerrogativas mayestáticas.
CAÑADÚ: Planta gramínea, originaria de la India, con el
tallo leñoso, de unos dos metros de altura, hojas largas,

Francisco Cejudo Gasco

68

Diccionario Torreño Español.

lampiñas, y flores purpúreas en panoja piramidal, cuyo
tallo está lleno de un tejido esponjoso y dulce, del que se
extrae azúcar.
CÁÑAMO: Materia prima textil básica. Además, resultaba
indispensable para el mar, por cuanto que con él se
fabricaban los tejidos para los distintos tipos de velas y
los cabos y cordeles para los aparejos de las
embarcaciones, elementos estos últimos que en
conjunto forman la jarcia. El cáñamo venía cultivándose
en España desde muy antiguo y en distintas regiones.
CAÑAMÓN: Figuradamente, pequeño.
CAPACHA: Bolso de esparto en la que los agricultores
llevan su comida al campo.
CAPACHETA: En las almazaras, sera redonda de
esparto que se llena con la aceituna ya molida para
prensarla.
CAPACHO: Especie de saco hecho de esparto en el que
se transportaba la aceituna desde el olivar a la fábrica.
Consta de cuerpo, tapadera y orejas para facilitar su
transporte.
CAPAOR: Castrador.
CAPAR: Castrar.
CAPITULARES DE CENSOS: Pacto, ajuste o concierto
que el Ayuntamiento vende a un particular y este compra
el derecho a percibir una pensión anual. Se recibe una

Francisco Cejudo Gasco

69

Diccionario Torreño Español.

cantidad por la cual se ha de pagar una cuota,
asegurando dicha cantidad con bienes raíces.
(Préstamo)
CAPITULARES DEL AYUNTAMIENTO: Los individuos de
la comunidad que tienen voto en ella. Estaban formados
por el corregidor, alcaldes y regidores o concejales.
CAPON: El pollo que se castra cuando es pequeño.
CAPOTE: Tierra que queda junto al tronco del árbol y
que por no poderse arar hay que cavarlo a mano.
CAPULLO: Prepucio. Rosa antes de abrir.
CARAMALES: Calamares, cefalópodos.
CARANTOÑA: Caricia.
CARBONATO: Bicarbonato. En sentido figurado, estar
hecho carbón.
CARCAMAL: Persona decrépita y achacosa.
CARCOMA: La han operado de carcoma en un ojo.
(Glaucoma).
CARDA: Instrumento para cardar la lana que solían ser
dos cepillos que la ahuecaban antes del hilado.
Instrumento para quitar el abono pegado en las nalgas
de las vacas.

Francisco Cejudo Gasco

70

Diccionario Torreño Español.

CARDADOR: Oficial que limpia y suaviza la lana con la
carda, a la vez que la prepara para el hilado.
CARDENAL: Mancha amoratada, negruzca o amarillenta
de la piel a consecuencia de un golpe u otra causa.
CARDENILLO: Suciedad del cobre.
CARDILLOS: Planta bienal, de la familia de las
Compuestas, que se cría en sembrados y barbechos,
con flores amarillentas y hojas rizadas y espinosas por la
margen, de las cuales la penca se come cocida cuando
está tierna.
CAREO: .- Llevar a los animales a comer. Conversación,
charla.
CARERO: Comerciante que acostumbra a vender caro.
CARETO: Tener mala cara por diversos motivos, sobre
todo, cuando se está enfadado. Así se le llama
cariñosamente a nuestros paisanos de Jimena.
CARNE: Juego infantil. Echando pies, se decide cuál es
el equipo que hace de burro (hasta seis niños) estos se
agachan puestos uno detrás de otro, de modo que el
segundo equipo, con los mismos miembros, salta uno a
uno tratando de no caerse. Si alguien del equipo se cae
o toca con su pie el suelo pierde y se pone su equipo de
burro. Si no se caen, el equipo del burro, dice "Carne"
que equivale a decir nos rendimos, y se vuelve a saltar
de nuevo.

Francisco Cejudo Gasco

71

Diccionario Torreño Español.

CAROQUERO: El que hace carocas, lienzos y
bastidores con los que se decoraban ciertas calles y
plazas para celebraciones importantes, especialmente
en la fiesta del Corpus.
CARPENTEAR: Arrejacar o dar a los sembrados una
vuelta de reja.
CARPETILLAS: Pequeño tractor de marca Caterpillar.
CARPINTE: Cuando llueve o nieva mucho y fuerte.
CARRACA: Instrumento acústico que se tocaba en los
oficios religiosos de la Semana Santa.
CARRERA: Línea de puntos que se sueltan de las
medias.
CARRIL: Vereda con anchura suficiente por la que
pueden pasar ciertos vehículos.
CARRILLO: Carro a modo de baúl donde se vendían
helados o chicherías.
CARRIZO: Planta gramínea, indígena de España, con la
raíz larga, rastrera y dulce, tallo de dos metros, hojas
planas, lineares y lanceoladas, y flores en panojas
anchas y copudas. Se cría cerca del agua y sus hojas
sirven para forraje. Sus tallos secos sirven como varilla
para tocar la zambomba, y sus panojas, para hacer
escobas.

Francisco Cejudo Gasco

72

Diccionario Torreño Español.

CARRUCHA: Polea para sacar agua de los pozos o
subir los costales de trigo a las cámaras y pajares.
CARRUQUERO: En los siglos XVI al XVIII, por este
nombre se conocía al que conducía un carro; es decir, al
carretero.
CARTERILLA: Envoltorio pequeño de papel
contenía pequeñas cantidades de condimentos.

que

CASA: Ref. A tuerto o a derecho, nuestra casa hasta el
techo. El ambicioso usa todos los medios, sean buenos
o malos para satisfacer su ambición. Cuando fueres a
casa ajena llama desde fuera. Se refiere a la mala
educación que tienen algunos cuando entran a una casa
sin llamar antes. En buena casa buena brasa. En las
buenas casas todo es bueno. En casa de Gonzalo, más
puede la gallina que el gallo. Nos dice que en ciertas
casas suele tener más dominio la mujer que el marido.
Triste está la casa donde la gallina canta y el gallo calla.
Denota que regularmente no está bien gobernada una
casa en la que manda la mujer.
CASACA: Vestidura con mangas hasta las muñecas que
se ciñe en la cintura a modo de chaqueta.
CASAR: Contraer matrimonio. Ref. Antes de que te
cases mira lo que haces. Se debe pensar muy bien un
asunto importante, antes de meterse en él.
CASCACIRUELAS: Se le dice a la persona inútil y
despreciable.

Francisco Cejudo Gasco

73

Diccionario Torreño Español.

CASCADO: (Estar) Tener mala salud.
CASCAERA: Hablar muchos y mucho a un mismo
tiempo.
CASCAJO: Fragmentos de piedra y de otras cosas que
se quiebran.
CASCAR: Morir, hablar.
CASCARABITO: Vaina del garbanzo.
CASCARÓN: La cáscara del huevo de cualquier ave.
Ref. Aún no ha salido del cascarón y ya tiene
presunción. Se le aplica al joven que no tiene
experiencia y quiere parecerse a un hombre.
CASCARRIA: Moco seco. Abono pegado en las ancas
de las vacas y ovejas.
CASCÓ: Murió.
CASCO: Pezuña de los animales. Fragmento que queda
de un vaso o vasija al romperse, o de una bomba
después de estallar. Cada una de las divisiones
interiores de algunas frutas. Cada una de las capas
gruesas de la cebolla. Cobertura de metal o de otra
materia, que se usa para proteger la cabeza de heridas,
contusiones, etc. Recipiente, como un tonel o una
botella, cuando está vacío. Ref. ¿Qué se parecen los
cascos a la olla? ¿Qué tiene que ver esta cosa con la
otra?

Francisco Cejudo Gasco

74

Diccionario Torreño Español.

CASOLIDÁ: Casualidad. Combinación de circunstancias
que no se pueden prever ni evitar.
CASORIO: Casamiento hecho sin juicio ni consideración.
CASQUIVANO: Ligero de cascos, de poco seso o juicio.
CASTA: Generación o linaje. Ref. De casta le viene al
galgo ser el ser rabilargo. Los hijos suelen imitar las
costumbres de los padres.
CASTAÑA: Borrachera. Bofetada.
CASTAÑETA: Sonido que resulta de juntar la yema del
dedo de en medio con la del pulgar, y hacerla resbalar
con fuerza y rapidez para que choque en el pulpejo.
CASTILLO: Fuegos artificiales.
CATACALDOS: Se le dice a la persona que le gustan
todas las bebidas.
CATALINA: Excremento humano.
CATAPLINES: Es igual que decir: ¡No me toques los
lerenles!
CATAR: Probar.
CATE: Golpe dado con el puño cerrado sobre el mentón
del adversario. Suspenso en los estudios.
CATINO: Cazuela.

Francisco Cejudo Gasco

75

Diccionario Torreño Español.

CATIUSCAS: Botas generalmente de goma para el
agua.
CAUTERIO: Varita de hierro redonda, en cuya punta hay
una cabecilla. La utilizaban los cirujanos para aplicarla al
rojo vivo y así restañar la sangre
CAVAR: Levantar la tierra con azada o azadón.
CAZOLETERO: Persona que se entromete en tareas o
asuntos ajenos, especialmente de carácter doméstico.
CEBÁ: Cebada. Conjunto de granos de esta planta.
Persona gorda.
CEBAR: Voz desaparecida en cuanto que antes de
existir la electricidad, había velas y candiles. Estos eran
unos instrumentos provistos de mecha y aceite, que
servían para dar luz. Al hecho de reponer el aceite al
candil, se llamaba cebar: Cebar el candil.
CEBERO: Esportillo hecho de esparto con un asa, en el
que se echa generalmente grano para dar de comer a
los animales.
CEBOLLAZO: Caída aparatosa. Cepazo.
CEBOLLETA: Dícese de dos formas, cebolleta o cipote.
CECIONES: Calenturas intermitentes que entran con el
frío.

Francisco Cejudo Gasco

76

Diccionario Torreño Español.

CEDACERO: Oficio consistente en hacer o vender
cedazos, instrumentos que sirven para limpiar el grano.
CEGAJO: El macho de cabrío cuando sólo tiene dos
años.
CEGATO: El que ve poco o casi nada.
CELADA: Pieza de la armadura que cubría la cabeza.
CELADOR: Coordinador de movimientos internos e
información.
CÉLEBRE: Es cuando a uno le da un ataque cerebral.
CELEMIN: Medida cuya capacidad equivale a 4 kilos y
625 gramos. Es la doceava parte de una fanega, tanto
de superficie como de capacidad. Equivale a 4,625 litros
ó 537 metros cuadrados.
CELOSÍA: Derivada del latín «celo-as-avi», celar, ocultar,
encubrir, era el enrejado de madera o hierro que
formaban huecos romboidales y servía para proteger las
ventanas de miradas indiscretas desde el exterior de la
vivienda. Hoy, en Castilla, sólo existen en los conventos
de clausura femeninos erigidos en pasados siglos.
CENACHO: Espuerta hecha de esparto.
CENAHORIA: Zanahoria.
CENCEÑO: Delgado, enjuto.

Francisco Cejudo Gasco

77

Diccionario Torreño Español.

CENCERRÁ: Escandalera a base de cencerros y
cacerolas que se da a los recién casados cuando alguno
de ellos o los dos son viudos.
CENCIA: Metátesis. Ciencia. El que es listo es que tiene
muncha cencia.
CENDAL: Tela de seda delgada y transparente.
CENIZO: Gafe.
CENSO: Contrato por el cual uno vende y otro compra el
derecho a percibir una pensión anual. Los había:
Consignativos.- Los que se recibía una cantidad por la
cual se pagaba una pensión anual, asegurando dicha
cantidad o capital con vienes raíces. De por vida.- El que
se imponía por una o más vidas. Perpetuo.- Imposición
hecha sobre bienes raíces, en virtud del cual quedaba
obligado el comprador a pagar al vendedor cierta
pensión cada año, contrayendo también la obligación de
no poder enajenar la casa o heredad que ha comprado
con esta carga, sin dar cuenta al dueño del censo, para
que use de una de dos acciones que le competen, que
son: o tomarla por el tanto que otro diere o percibir la
veintena parte de todo el precio en que se ajustare; pero
aunque no pague algunos años la pensión o venda sin
licencia, no cae en comiso, a menos que no se pacte
expresamente. Redimible.- El que se puede recuperar.
Reservativo.- Aquel en que se da un edificio u heredad
con pacto de que quien recibe estas cosas ha de pagar
cierta pensión cada año al que las concedió.

Francisco Cejudo Gasco

78

Diccionario Torreño Español.

CENTIMO: Del latín «centesimum», hasta hace medio
siglo era una moneda de curso legal, que equivalía a la
centésima parte de la peseta. Hasta mediados del
presente siglo circularon monedas de un céntimo y de
dos céntimos. Hoy persiste con la moneda de euro.
CEPAZO: Caída de golpe.
CEPILLO: Caja de madera que puesta ante los santos,
sirve para recoger la limosna.
CEPORRO: Cepa vieja que se arranca para la lumbre.
Persona torpe e ignorante.
CERA: Acera. Orilla de la calle o de otra vía pública,
generalmente enlosada, y destinada para el tránsito de
la gente que va a pie. Sustancia que hacen las abejas y
sirve para hacer velas. Ref. No tiene ni cera en las
orejas. Persona que no tiene absolutamente nada. Pobre
de solemnidad.
CERDA: Pelo grueso de los animales.
CEREBRO: Órgano que sirve para que pensemos que
pensamos.
CERNAERO: Cernadero. Lienzo grueso que se ponía en
el cesto o coladero sobre toda la ropa, para que,
echando sobre él la lejía, pasase a la ropa solo el agua
con las sales que llevaba en disolución deteniéndose en
él la cernada. Paño de lienzo que se ponía a los niños
pequeños debajo del pañal.

Francisco Cejudo Gasco

79

Diccionario Torreño Español.

CERNER: Separar la harina del trigo molido.
CERRAJA: Espacio donde se mete la llave para abrir o
cerrar una puerta y mecanismo para cerrarla. Hierba que
gusta mucho a los roedores.
CERRIL: Torpe. Obstinado, bruto y difícil de convencer.
CERRIMO: Acérrimo. Intransigente, fanático, extremado.
CESTA: Recipiente de mimbre, hojas de palma o listas
de madera delgadas y entretejidas. Ref. Decir unas
veces cesta y otras ballesta. Decir una cosa ahora y
luego otra distinta.
CHABETA: Figuradamente cabeza.
CHACHA: Tía. Respecto de una persona, hermano o
hermana de su padre o madre, primo o prima de su
padre o madre.
CHÁCHARA: Conversación.
CHAIRA: Cuchilla que usan los zapateros para cortar la
suela. Cilindro de acero que usan los carniceros y otros
oficiales para afilar sus cuchillas.
CHALRRA: Pájaro de unos 25 cm de largo. El macho es
enteramente negro, con el pico amarillo, y la hembra de
color pardo oscuro, con la pechuga algo rojiza,
manchada de negro, y el pico igualmente pardo oscuro.
Se alimenta de frutos, semillas e insectos.

Francisco Cejudo Gasco

80

Diccionario Torreño Español.

CHAMARÍN: Chamariz. Pájaro del tamaño del jilguero,
de plumaje verdoso, manchado de negro y ceniza,
amarillo en el cuello, pecho y extremidades de las
remeras y timoneras; color pardo negruzco en la cabeza
y gris en el vientre. La hembra es más cenicienta y tiene
manchas pardas en el abdomen. Se adapta a la
cautividad, y suele imitar el canto de otros pájaros.
CHAMUSCAR: Quemar, ahumar, quemar el cerdo
después de muerto con helechos.
CHANCHULLO: Hacer trampa.
CHANCILLERÍA: Tribunal supremo de justicia para todos
los casos, excepto los de la Corte.
CHANCLETA: Llevar las zapatillas sin meter el talón en
ellas.
CHANCLETAS: Zapatillas.
CHANGAO: Cosa rota o estropeada.
CHANTRE: Equivale a cantor, y su función principal era
"comenzar los responsos o los himnos, o los otros
cantos que hubiere de cantar". Esta dignidad solía ir
unida a la de Sochantre, o sub-chantre, encargado de
sustituir al chantre y, en particular, de gobernar el "canto
llano".
CHAPETÓN: Lluvia recia de corta duración.
CHAPINES: Especie de chanclas de corcho que usaban
las mujeres.

Francisco Cejudo Gasco

81

Diccionario Torreño Español.

CHARNAQUE: Algo viejo, roto, estropeado y de poco
valor.
CHASCAR: Romper o quebrar un palo o cualquier otra
cosa quebradiza, debido al ruido que produce al
fracturarse.
CHASCO: Decepción que causa a veces un suceso
contrario a lo que se esperaba.
CHASPAR: Quitar la hierba a ras del sueno rozándola
con una azada.
CHATO: Vaso pequeño de vino.
CHAVETA: En sentido figurado, cabeza.
CHICADA: Rebaño de corderos enfermizos que apartan
los pastores para que coman la mejor hierva y se
restablezcan.
CHICHA: Comida. Tener pocas carnes o pocas fuerzas.
CHICHARRA: Filete de carne de cerdo asado en las
ascuas. Cigarra.
CHICHARRO: Meter un chicharro es meter un gol.
CHICHARRONES: Lo que queda de cada pedazo de
manteca de cerdo después de frita en su propia grasa y
exprimida en la sartén.
CHICHINAVO: Persona que no vale mucho.

Francisco Cejudo Gasco

82

Diccionario Torreño Español.

CHIFLAO: Ido de la cabeza.
CHIFLAR: Silbar.
CHILÁNCANO: Charco o poza de agua que se queda
remansada cuando se interrumpe el curso de agua en un
río.
CHILRRO: Zorzal. Nombre vulgar de varias aves
paseriformes del mismo género que el mirlo. El común
tiene el dorso de color pardo y el pecho claro con
pequeñas motas. Vive en España durante el invierno.
CHILTIPIQUINES: Pimientos.
CHIMENEA: Metáfora: Cabeza.
CHINA: Piedra pequeña y a veces redondeada. Suerte
que echan los muchachos metiendo en el puño una
piedrecita u otra cosa semejante, y, presentando las dos
manos cerradas, gana aquel que señala la mano en que
está la piedra.
CHINARRO: Guijarro.
CHINCHERO: Tejido de mimbre o de listones de madera
llenos de agujerillos que se ponía alrededor o debajo de
las camas para que se metieran los chinches y sacudirlo
fuera de la casa después.
CHINCHOSO: Pesado. Pelmazo.
CHIQUILÍN: Chicle, goma de mascar.

Francisco Cejudo Gasco

83

Diccionario Torreño Español.

CHIQUIRRIQUITITILLO: Mas pequeño que chiquititillo.
CHIQUIRRIQUITITUSO: Más pequeño que chiquirrituso.
CHIQUIRRITUSO: Más pequeño que chiquituso.
CHIQUITILLO: Pequeño.
CHIQUITITILLO: Más pequeño que chiquitillo.
CHIQUITUSO: Muy pequeño.
CHIRGUETAZO: Chorro de liquido que sale de una fruta
al estrujarla con las manos o pisarla.
CHIRIBAILA:
Persona
con
Irresponsable. Poco formal.

poca

personalidad.

CHIRIBITIL: Cuarto pequeño.
CHIRIMBOLO: Objeto que no se sabe su nombre.
CHIRIPA: Suerte favorecida. Casualidad.
CHIRLE: Estiércol muy blando.
CHIROLA: Figuradamente cabeza.
CHIRRIAR: Crujir los dientes, o la lumbre.
CHISPILLA: Poca cosa de algo.
CHISPITILLA: Algo más pequeño que una chispilla.

Francisco Cejudo Gasco

84

Diccionario Torreño Español.

CHISQUERO: Mechero, sobre todo el de mecha larga.
CHISQUES: Mechero, encendedor.
CHITÓN: Se usa para imponer silencio.
CHOCAR: Extrañar.
CHOLA: Cabeza.
CHOMINÁ: Tontería.
CHOMINOSO: El que dice y hace chominás.
CHOPO: Fusil de asalto.
CHORBA: Persona cuyo nombre o identidad se ignoran
o no se quieren decir.
CHORICERAS: Las tripas que por tener el grosor
adecuado se van a utilizar para hacer los chorizos.
CHORRA:
Casualidad.

Figuradamente,

miembro

masculino.

CHORREANDO: .Estar mojado.
CHORREÓN: Golpe o chorro de un líquido: un chorreón
de aceite. Mancha que deja ese chorro.
CHOTO: Cría de la cabra mientras mama. Ternero. Estar
como una chota loc. col. Estar muy chiflado.

Francisco Cejudo Gasco

85

Diccionario Torreño Español.

CHUCHURRÍO: Marchito, mustio,
chuchurridas, con poco vigor.

decaído:

flores

CHUFETA: Braserillo pequeño que poniéndose sobre la
mesa sirve para calentar la comida.
CHUFLA: Golpe dado con la mano en la cara de otro.
CHUNGO: De mal aspecto, en mal estado, de mala
calidad. Difícil, complicado.
CHUPOPTERO: Persona que vive a costa de los demás.
CHUPÚ: Obra de poca importancia.
CHURRETE: Mancha en la cara.
CHURRETEAR: Decir lo que no se debe decir a otra
persona.
CHURRETERO: El que dice a los demás cosas de otras
personas.
CHUSCO: Porción de pan. Bollo pequeño.
CHUSMARRA: Conjunto de gente soez. Muchedumbre
de gente vulgar. Persona chismosa y de modales
groseros y comportamiento vulgar.
CHUZO: Palo armado con un pincho de hierro, que se
usa para defenderse y ofender. Pedazo de hielo
alargado y fino. Látigo hecho de vergajo o cuero

Francisco Cejudo Gasco

86

Diccionario Torreño Español.

retorcido que va adelgazándose hacia la punta. Caer
granizo, llover o nevar con mucha fuerza o ímpetu.
CIDRA: Planta cucurbitácea. Fruto de esta planta, de
corteza lisa y verde con manchas blanquecinas y
amarillentas, y simiente comúnmente negra. Su carne es
jugosa, blanca, y tan fibrosa que después de cocida se
asemeja a una cabellera enredada, de la cual se hace el
dulce llamado cabello de ángel.
CIEGO: Invidente. Se le dice al queso que no tiene
agujerillos. Ref. Muy ciego es el que no ve por tela de
cedazo. Significa la poca perspicacia de quien no
percibe las cosas que son claras. Soñaba el ciego que
veía y soñaba lo que quería. Denota la facilidad con que
algunos se lisonjean de conseguir lo que quieren.
CIENES DE VECES: Te lo he dicho más de cien veces.
CIENTO: Recargo que iba entre el 1% y el 4% en las
alcabalas. Ref. Ciento que hice, a todos satisfice; pero
una que erré, todas las cagué.
CIGARRÓN: Saltamontes.
CIMILICERDA: Juego infantil. Un jugador se sienta en un
escalón y el jugador que ha perdido el sorteo, mete su
cabeza entre las piernas del anterior. El resto de los
jugadores les dan palmadas sobre la espalda diciendo:
¿Cimilicerda que fruto llevas...? El jugador que está
sentado ordena: Que vayáis que vayáis a por...
(Ejemplo) a por una bocanada de agua etc. Todos los
jugadores van a cumplir la orden dada. Tras ellos sale

Francisco Cejudo Gasco

87

Diccionario Torreño Español.

corriendo el jugador que está en la posición de burro.
Éste trata de coger a alguien, y si es capturado, se pone
él de burro y continúa el juego. Los que no cumplen la
orden también pierden.
CINCHA: Faja de cáñamo, lana, cerda, cuero o esparto,
con que se asegura la silla o albarda sobre la
cabalgadura, ciñéndola ya por detrás de los codillos o ya
por debajo de la barriga y apretándola con una o más
hebillas.
CINCO: Cinco de cada cuatro personas se preguntan
dónde está el quinto.
CÍNIFE: Mosquito.
CIPOTE: Pene.
CIPOTÓN: Bastante tonto.
CIRINE: Cireneo. Venir como un cirineo es venir sucio de
arriba a abajo.
CIRRIOS: Culpa que se le hecha a otra persona.
CISCO: Lío, embrollo de personas o cosas. Carbón
vegetal menudo.
CISMA: División o separación en el seno de una iglesia
o religión. Escisión, discordia, desavenencia.
CITRÓN: Limón.

Francisco Cejudo Gasco

88

Diccionario Torreño Español.

CLAMOREO: El sonido que hacen las campanas cuando
tocan a difuntos.
CLARA: Espacio corto de tiempo que deja de caer agua
cuando llueve. Materia limpia y blanca que rodea la
yema del huevo
CLÁUSULAS: Cápsulas. Lo que manda er dortoc pa que
te se vaya la tos.
CLAVERO: Es termino que procede del latino
clavicularius y que corresponde a una dignidad
reconocida en varias Ordenes Militares y en algunos
cabildos catedráticos. Correspondía la denominación de
clavero (o llavero) al responsable de la llave o llaves del
convento, castillo, archivo, etc.
CLINEJA: Crizneja. Labor que se hace con el esparto
trenzándolo.
CLÍSTERES: Lavativas.
COBERTERA: Pieza llana de metal o de barro, de forma
generalmente circular, y con un asa o botón en medio,
que sirve para tapar las ollas o para otros usos.
COBERTOR: Vocablo hasta no hace muchos años en
uso, que significaba el equivalente a colcha, o manta de
abrigo para la cama, o cubretodo. Fue un término
normalmente utilizado hasta pasado el primer tercio del
siglo XX.

Francisco Cejudo Gasco

89

Diccionario Torreño Español.

COCRETAS: Croquetas. Porción de masa hecha con un
picadillo de jamón, carne, pescado, huevo, etc., que,
ligado con besamel, se reboza en huevo y pan rallado y
se fríe en aceite abundante. Suele tener forma redonda u
ovalada.
COJER: En referencia a los animales, cubrir el macho a
la hembra.
COJETÁ: Andares de un cojo.
COJONAZOS: Persona perezosa y tranquila.
CÓLICO TAURINO: Tenía molestias, fue al ginecólogo y
le dijo que tenía un cólico taurino (pólipo uterino)
COLLERA: En el medio rural siempre se ha conocido
esta palabra como la indicada para señalar el aparejo
que se ponía al pescuezo de los animales de labranza
para que no le hiriese al tirar del carro o del arado.
COLORÁ: Colorada.
COLORÍN: Jilguero. Pájaro muy común en España, que
mide 12 cm de longitud desde lo alto de la cabeza hasta
la extremidad de la cola, y 23 cm de envergadura. Tiene
el pico cónico y delgado, plumaje pardo por el lomo,
blanco con una mancha roja en la cara, otra negra en lo
alto de la cabeza, un collar blanco bastante ancho, y
negras con puntas blancas las plumas de las alas y cola,
teñidas las primeras de amarillo en su parte media. Es
uno de los pájaros más llamativos de Europa. Se

Francisco Cejudo Gasco

90

Diccionario Torreño Español.

domestica fácilmente, canta bien, y puede cruzarse con
el canario.
COMADRE: Mujer que asiste a la que está de parto. Ref.
Mi comadre la gargantona, convidome a su olla y
comiósela toda. Hay personas que ofrecen mucho y dan
poco.
COME: Ref. Come, come, gato sardina, que ya cagaras
la espina.
COMEDIMIENTO: De forma comedida, sosegada.
COMENDADOR: Caballero que tiene encomienda en
alguna de las órdenes militares o de caballería.
COMER: Ref. Comer uva y cagar racimo. Como come el
mulo, caga el culo.
COMPAÑA: Compañía.
COMPELER: Obligar a alguno con fuerza y autoridad a
hacer lo que no quiere.
COMPONEDOR: Sujeto con el que se comprometen dos
o más que litigan para que determine el litigio. Ref.
Muchos componedores descomponen a la novia. En las
cosas de ingenio y gusto, no conviene que intervengan
muchos.
COMPULSORIA: Mandato o provisión del juez que se da
para sacar una copia cotejada con su original.

Francisco Cejudo Gasco

91

Diccionario Torreño Español.

COMPUNGIR: Remorder la conciencia a alguno.
COMÚN: Lo que no siendo privativamente de ninguno,
pertenece o se extiende a muchos; como bienes
comunes, pastos comunes, usos comunes etc.
COMUNALÍA: Medianía, a medias.
CON: Ref. Con calmita y salivita, un elefante se lo metió
a una hormiguita. Con tierra, agua y tractor, cualquier
bobo es agricultor.
CONCASINQUE: Esto vale lo mismo que decir: Con que
así qué.
CONCEJO: Ayuntamiento o junta de la justicia y
regidores de un pueblo. Se convocaba al son de ciertos
toques de campanas cuando era público.
CONCENCIA: Conocimiento interior del bien y del mal.
CONCHABAR: Hacer algo en complicidad con otro.
CONCLUSO: Dar la causa por concluida.
CONCORDIA: Por acuerdo.
CONDUCTOS Venas.
CONDUMIO: Lo que se come con el pan.
CONEJO: Familiarmente, aparato genital de femenino.
Animal cuadrúpedo. Ref. El conejo ido, el consejo

Francisco Cejudo Gasco

92

Diccionario Torreño Español.

venido. Nos dice de los que vienen a poner remedio
después de pasada la ocasión.
CONNUBIO: Matrimonio.
CONOCENCIA: Conocimiento de algo o alguien.
CONREAR: Comer despacio, conreado., sin prisas y
bien aprovechado.
CONSIGNA: Los órdenes que recibe el centinela.
CONSORTES: Los que litigan por la misma causa e
interés, formando una sola parte.
CONTADOR: Persona que esta al frente de una
Contaduría, oficina donde se lleva la cuenta y razón de
los caudales y gastos de una institución, administración,
etc. El que tiene por empleo o profesión llevar la cuenta
de la entrada y salida de caudales, haciendo el cargo a
las personas que los perciben, y recibiéndoles en data lo
que pagan, con los recados de justificación
correspondientes. Para garantizar el buen uso de los
caudales públicos, estos se guardan en arcas de tres
llaves, guardadas por el contador, el administrador y el
arquero.
CONTRASTE DE PLATA Y ORO; MEDIDAS DE PALO,
PESOS Y PESAS: Oficio público, equivalente a
almotacén, responsable de determinar el peso y ley de
las monedas de oro y plata que unas personas daban a
otras como pago de una compra. Se denominaban
también contrastes los responsables de igualar los pesos

Francisco Cejudo Gasco

93

Diccionario Torreño Español.

y las pesas, así como las medidas de palo (varas), a las
unidades patrón, procediendo a sellarlas en garantía de
fidelidad.
CONTRIMENOS: Mientras menos.
CONTRINIMÁS: Mientras más.
CONVIDAR: Invitar.
COPETE: Mechón de crin que cae sobre la frente del
caballo.
COPIAR: Copiar a otro: plagio. Copiar a muchos:
investigación.
CORCUSILLA: Curcusilla. Extremidad del espinazo.
CORDILLERO: El que hace o vende cordillas; trenzas
hechas con las tripas de los carneros que se mataban en
las carnicerías para el abasto público, que se vendían
para comida de los gatos.
CORDOBÁN: Piel curtida de macho cabrío o de cabra.
COREOS: Pie de verso latino que consta de dos sílabas,
la primera larga y la segunda breve.
CORNÁ: Cornada.
CORONETA: Coronilla. La parte más alta de un monte.

Francisco Cejudo Gasco

94

Diccionario Torreño Español.

CORONILLA: Especie de calabaza. Espacio trasero de
la cabeza que queda sin pelo.
CÓRPERE INSEPULTO: Lo que tiene uno que hacer
para que la mujer no se quede embarazada. Coitus
interruptus.
CORREDURÍA: Denominación que se da al oficio o
ejercicio de corredor, siendo corredor el que por su
profesión interviene en almonedas, ajustes, compras o
ventas de cualquier género de cosas.
CORREGIDOR: (El que co-rige) Magistrado que en su
territorio ejercía la jurisdicción con mero y mixto imperio,
conocía de las causas contenciosas y gubernativas y del
castigo de los delitos. Mero imperio.- Disponía en
nombre del Rey penas a los delincuentes con
conocimiento de causa. Mixto imperio.- Facultad que
tenía el magistrado para decidir las causas y llevar a
efecto sus sentencias. Solía haber corregidores de capa
(nobles) y espada (militares)
CORREGÜELA: Hierba baja, de crecimiento horizontal y
florecillas blancas. Les encanta a los conejos.
CORRELEGIONARIO: Correligionario. Que profesa la
misma religión que otra persona. Que tiene la misma
opinión política que otra persona, especialmente si está
afiliado al mismo partido.
CORRER: Ref. Más corre el galgo que el mastín, pero si
el caminar es largo, más corre el mastín que el galgo.
Hay quien tiene buenas cualidades para hacer algo

Francisco Cejudo Gasco

95

Diccionario Torreño Español.

rápidamente, aunque si es a largo plazo, es preferible la
constancia para conseguirlo.
CÓRRETE: Malpensado/a, esta voz equivale a decir
¡muévete!
CORRUTO: Corrupto.
CORTA: Época en la que se talan los olivos.
CORTAPIJAS: Insecto ortóptero. Tijereta.
CORVAS: La parte de las piernas contrarias a las
rodillas.
COSARIO: Nombre que se daba a los carreteros que
cubrían "rutas regulares'', realizando viajes periódicos de
ida y vuelta entre la capital y determinados pueblos o
ciudades. Los cosarios admitían todo tipo de encargos:
comprar, vender, transportar, recoger, transmitir
mensajes, etcétera.
COSCOJA: El Diccionario de Autoridades defiende este
término así. "Especie de encina pequeña, cuyas hojas
son espinosas, y en la corteza arroja ciertos granos
redondeados y colorados como majuelas, y dentro de
ellos se engendran unos gusanos pequeños, de color
rojo encendido, de que se saca la grana".
COSQUILLOSO: Persona que se ofende con poco
motivo.

Francisco Cejudo Gasco

96

Diccionario Torreño Español.

COSTAL: Envase en forma de saco más alto de lo
normal, hecho de tela ordinaria muy tupida, que servía
para transportar grano u otras cosas.
COSTALÁ: Caída de costado que se da uno en el suelo
cuando se le resbalan los pies.
COSTILLA: Trampa de alambre para coger pájaros.
Familiarmente, la mujer propia.
COTARRO: Albergue en que se recogen los pobres que
no tienen casa.
COTORRA: Persona que habla mucho.
COTUFA: Golosina.
CREÍS: Creéis. Presente de indicativo del verbo creer.
CRESPINA: Redecilla para recoger el cabello.
CREZNEJA: Crizneja. Trenza de cabellos. Soga o pleita
hecha de esparto.
CRIBA: Cada uno de los aparatos mecánicos que se
emplean en agricultura para cribar semillas, o en minería
para lavar y limpiar los minerales. Selección rigurosa.
CRISTALA: Bola de cristal.
CRISTIANAR: Bautizar.
CROAJAR: Gaznar el cuervo.

Francisco Cejudo Gasco

97

Diccionario Torreño Español.

CROTORAR: Canto de la cigüeña.
CRUO: Crudo. Estado en que está la carne o el pescado
antes de freírlo.
CUADRIVIO: Lugar donde se cruzan cuatro caminos.
CUAJADERA: Escudilla de barro vidriado y de fondo
ancho para hacer cuajado.
CUAJAO: Helado de frío.
CUAJARÓN: Coágulo de sangre.
CUALA: Cuál.
CUANDO: Ref. Cuando alguien tiene un vicio, o se caga
en la puerta o se caga en el quicio. Cuando el león
muere, encima le mean las liebres.
CUARTA: Medida de longitud equivalente a un palmo.
CUARTERÓN Antiguo paquete de tabaco picado y sin
liar.
CUARTILLA: Vasija o recipiente de madera, en forma de
cajoncillo, para medir cereales. Cuarta parte de una
arroba.
CUARTILLO: Cuarta parte de un celemín. Medida de
capacidad equivalente a un cuarto de litro.

Francisco Cejudo Gasco

CUATRÍN: Moneda de
antiguamente en España.

98

Diccionario Torreño Español.

poco

valor

que

había

CUÁTRUPLE: Lo que sea multiplicado por cuatro.
CUATRUPLICAR: Cuadruplicar.
CUBETA: Cubo. Recipiente de madera, metal u otra
materia, por lo común de forma de cono truncado, con
asa en la circunferencia mayor, que es la de encima, y
fondo en la menor.
CUCAMONAS: Realizar con la cara y brazos ciertas
expresiones.
CUCAÑA: Palo largo untado de jabón o grasa, por el
cual se ha de trepar para coger como premio un objeto
atado en su extremo.
CUCHA: Escucha.
CÚCHALO: Míralo, ahí está. “Cúchalo ahí está”
CUCHI: Mira.
CÚCHILO: Míralo.
CUCO: Persona lista, que está pendiente de todo.
CUCULLETAS: Cuclillas.
CUDIAO: Cuidado.

Francisco Cejudo Gasco

99

Diccionario Torreño Español.

CUESCO: Pedo, ventosidad.
CUESTA: Pendiente del terreno. Ref. Lo mismo es
acuestas que al hombro. Importa poco que una cosa se
haga de una forma o de otra, lo importante es hacerla.
CUESTARRÓN: Cuesta muy pronunciada.
CUIDADO: Tener atención para hacer bien una cosa.
Ref. Cuidados ajenos matan al asno. Es de necios tener
cuidado de algo que no le importa. Cuida bien lo que
haces y no te fíes de rapaces. En negocios de
importancia no debe fiarse uno de gente sin experiencia.
CUITADO: Afligido, apocado, de poca resolución y
ánimo.
CUJARA: Cuchara.
CULCUSIDO: Lo mal cosido de modo que forma
costurón por la muchas puntadas dadas sin orden.
CULÍN: Pequeña porción de líquido echado en un vaso.
CULITO: De culo. Ref. Quien no castiga culito, no
castiga culazo. Enseña que los padres que no cuidan de
corregir los defectos de los niños cuando son pequeños,
tampoco enmiendan sus defectos cuando son grandes.
CULO: La parte posterior o asentaderas de los
racionales, esto es, la carne mollar que ocupa todo el
espacio intermedio entre el fin del espinazo y el
nacimiento de los muslos. Ano por donde se expelen los

Francisco Cejudo Gasco

100

Diccionario Torreño Español.

excrementos. Ojete. Ref. Quien mucho se agacha, el
culo enseña. La sumisión y la humildad no deben de
degenerar en bajeza. Quítesele el culo al cesto, y se
acabó el parentesco. En faltando el motivo del interés,
cesa la amistad o el cariño. A buen culo, buen pedo.
Cuando el labrador cava la huerta, más alto tiene el culo
que la cabeza. Cuando se tiene diarrea hay que apretar
el culo. Cuanto más te agachas más se te ve el culo.
Culo de mal asiento, no acaba cosa ninguna y
emprende ciento.
CULPA: Falta más o menos grave cometida por propia
voluntad. Ref. Culpa no tiene quien hace lo que debe. El
que cumple con su obligación no es responsable de
nada. La culpa del asno, echarla a la albarda. Aplíquese
a las personas que por no disculpar sus errores los
atribuyen a otros que no han tenido parte en ellos. Ni
ausente sin culpa ni presente sin disculpa. Da a entender
lo difícil que es al ausente de los cargos que se le hacen.
CUNA: Cama de donde duermen los niños. Estirpe,
familia o linaje. Ref. Lo que se aprende en la cuna,
nunca se olvida. Las cosas que se aprenden en la niñez,
nunca se olvidan.
CUNDIR: La persona que hace las cosas rápidamente,
deprisa, le cunde mucho.
CUNICAS: Atracción infantil de feria.
CURA: Sacerdote. Acción de curar alguna herida. Acción
que se realiza sobre los árboles echándole unos
productos determinados, con el fin de terminar con sus

101

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

enfermedades Ref. No se acuerda el cura de cuando
fue sacristán. Reprende al que habiendo sido elevado a
algún empleo, reprende a otros los defectos que él tenía.
CURIANA: Cucaracha.
CUSCURRÓN: Pequeño trozo de pan duro.
CUSTIÓN: Cuestión.

D
DÁBALE: Ref. Dábale el jodido pan al pato, y le tentaba
el culo de rato en rato.
DÁCTILO: Pié de verso latino que consta de tres sílabas,
la primera larga y las otras dos breves.
DADIVOSO: Generoso, propenso a hacer regalos
gratuitos. Ref. Dádivas quebrantan peñas. Con los
regalos que se hacen a algunas personas, es suficiente
para vencer ciertas dificultades.
DAGA: Arma blanca que corta por los dos filos.
DALEADO: Alteración silábica. Ladeado, torcido.

Francisco Cejudo Gasco

102

Diccionario Torreño Español.

DAMAJUANA: Recipiente de vidrio o barro cocido, de
cuello corto, a veces protegido por un revestimiento de
mimbre, caña o plástico, que sirve para contener
líquidos.
DAÑO: Lo que daña o hace perjuicio. Ref. Poco daño
espanta y mucho amansa. Cuando son ligeros los
contratiempos hacen ligeros daños, pero cuando son
grandes, enseñan y corrigen. Huye del malo que trae
daño. Nos aconseja que se debe evitar las malas
compañías.
DAR IGA LA ESCOPETA: No dar lumbre el pedernal al
dispararla.
DAR VAYA: Hacer burla.
DÁTILES: Figuradamente, dedos.
DE: Ref. De barriga gigante, pedo retumbante. De lo
que come uno, caga el culo. De malas marranas,
buenos lechones...¡Por los cojones! De místico a
maricón solo hay un escalón.
DEBEDES: Debes de…
DECAÍDO: Ir a menos de lo que con anterioridad se era.
DECESO: Muerte natural.
DECIRES: Dichos, habladurías de la gente.
DECISAI: Dieciséis.

Francisco Cejudo Gasco

103

Diccionario Torreño Español.

DECLINATORIA: Petición en que se declina el fuero y no
se reconoce a uno por legítimo juez.
DECLIVIO: Pendiente, cuesta o inclinación del terreno.
DEDADA: La porción de alguna cosa que se puede
coger con los dedos.
DEDIL: Funda de cuero que se usaba para proteger los
dedos durante la siega y evitar cortes.
DEGESTIR: Digerir.
DEHESA BOYAL: Tierra acotada, destinada a pastos y,
en general de aprovechamiento común de todos los
vecinos, en la que pastaban los bueyes y animales de
labor.
DEJA: Deja que la niña pene, que pene sus penas de
amor, que para la pena que tiene la niña, mientras más
pene mejor.
DEL: Ref. Del que tiene dinero, suenan bien hasta los
pedos.
DELASOLRÉ: El quinto signo de la música, sol.
DELETEREAS: Mortíferas.
DELICADO: Suave, blando, tierno, sutil. Ref. Al delicado
poco mal y bien atado. El que es delicado se abate con
cualquier contratiempo.

Francisco Cejudo Gasco

104

Diccionario Torreño Español.

DELIQUIO: Desmayo, desfallecimiento.
DELIRIO: Lo que te manda el médico cuando te pican
los ojos. (Colirio)
DELUSORIO: Engañoso.
DEMASÍA: De más.
DEMOÑO: Demonio. “Es un demoño este zagal, cúchilo
como no para”.
DENDE: Desde. "Dende Sandulce (Santulce) a Birbao,
ando por toa lorilla".
DENTAL: Palo que se encajaba en la reja del arado.
Como todas las piezas de éste, palabra completamente
en desuso en el medio agrícola, en el que tenía su
estricto significado.
DEPRABAR: Corromper, viciar, adulterar.
DEPUCACIÓN: Destinar o elegir de algún cuerpo a
alguno de sus individuos para que le representen en
algún acto.
DEPUSICIÓN: Asegurar y afirmar así: fulano depone que
ha visto u oído esto o aquello.
DERCOPÓN: Expresión usada
fenómenos (hambre, frío, calor, etc.)

para

magnificar

Francisco Cejudo Gasco

105

Diccionario Torreño Español.

DERECHO DE PRIMICIA: Prestación de frutos y
ganados que además del Diezmo se daba a la Iglesia.
DERRAMA: Repartimiento, tributo, impuesto.
DERRENGAR: Cansar, lastimar gravemente el espinazo
o los lomos de una persona o de un animal.
DERROCADA: Derribada, destruida, caída.
DESABORÍO: Comida sin sabor. Persona que tiene poca
gracia y mucha mala follá.
DESACALORAR: Quitarse el calor.
DESADORMECER: Despertar.
DESAGERAO: Exagerado.
DESAGRADECIDISIMAMENTE: Con desagradecimiento
DESAMBRIDO: Muy hambriento.
DESAMORADO: El que no tiene amor.
DESAPARTAR: Apartar. Separar, desunir, dividir.
DESASADO: Lo que tiene rotas o quitadas las asas.
DESASEO: Falta de limpieza, de aseo.
DESASIR: Desatar, desunir.

Francisco Cejudo Gasco

106

Diccionario Torreño Español.

DESATONTARSE: Salir alguno del atontamiento.
DESAZONAR: Disgustar.
DESBRAGUETADO: Dícese de la persona que tiene
desabrochada la bragueta.
DESBROZAR: Quitar la hierva o broza.
DESCADILLAR: quitar a la lana los cadillos, pajuelas y
motas que tiene pagada.
DESCAECER: Flaqueza, debilidad, falta de fuerza.
DESCAMISAR: Quitar las hojas a las mazorcas de maíz.
DESCARGASACOS: Persona muy fuerte.
DESCASTAO: Persona que siente poco afecto y apego a
su familia.
DESCHUPONAR: Limpiar al olivo de chupones.
DESCOJONARSE: Reírse a carcajadas, Desternillarse,
troncharse de risa.
DESCUAJARINGAR: Deshacer, destrozar. Descomponer.
DESCUERNACABRAS: El viento frío que viene del
norte.
DESDE: Ref. Desde pequeñito le amarga el culo al
pepino.

Francisco Cejudo Gasco

107

Diccionario Torreño Español.

DESEMEJADO: Diferente, diverso.
DESENCALABRINÁNDOSE: Quitarse el aturdimiento de
la cabeza.
DESIMULAR: Disimular. Hacerse el sonsolillo.
DESINQUIETO: Inquieto.
DESJARUDAR: Quitarle la jaruga (cáscara) a las habas.
DESMOCHAR: Deshacer los terrones de tierra con el
mocho del azadón.
DESNORTADO: Desorientado, perdido.
DESNUO: Desnudo. Ref: Desnudo nací, desnudo me
hallo, ni pierdo ni gano. Se le dice al que se conforma
aunque pierda.
DESO: Cuando se pide algo que no se sabe su nombre.
DESPACHAR: Echar a alguien de un sitio. Servir un
producto a un cliente en una tienda.
DESPANAR: Sacar el grano de la haza después de
segado.
DESPAVILADERA: Tijeras con las que se cortaba el
pabilo de las velas para apagarlas.
DESPROTICAR: Metátesis, despotricar. Hablar sin
consideración ni reparo.

Francisco Cejudo Gasco

108

Diccionario Torreño Español.

DESPUÉS: Después de comer, un cigarrito y un peo y te
crece la picha un deo.
DESQUE: Contracción. Desde que, luego que, así que.
DESRAIZAR: Sacar de raíz.
DESROSTRADA: Maltratada.
DESTE: Contracción. De este
DESTORNILLARSE:
Desternillarse,
romperse las ternillas de tanto reírse.

figuradamente,

DESTOTRO: Contracción. De esto otro.
DESTRAL: Hacha con dos bocas o cortes.
DESTRICIA: Escasez, necesidad, aprieto.
DESTRÓN: El lazarillo o mozo del ciego. Ref. Destrón el
consejo, la lengua el ciego. Nos enseña que se debe
pensar con juicio y prudencia antes de soltar la lengua
para hablar.
DESVATETAR: Quitar las varetas del olivo.
DETRÁS: Detrás de cada gran hombre, hay una mujer
metiéndole prisa.
DEUDO: Pariente de otra persona.
DI: Di no a la droga, hay poca y somos muchos.

Francisco Cejudo Gasco

109

Diccionario Torreño Español.

DIACITRÓN: Cidra después de confitada.
DÍCESELO: Díselo.
DIENTUO: El que tiene los dientes grandes.
DIEZMO MENUDO: Diezmo de los frutos menores como
hortalizas, miel, cera, frutas, etc.
DIEZMO: La décima parte de alguna cosa en cualquier
línea. El derecho del diez por ciento que se pagaba al
rey del valor de las mercancías que se traficaban. La
décima parte que pagaban los fieles a su iglesia.
DIEZMOS
NOVALES:
Diezmos
sobre
tierras
recientemente cultivadas y a las plantas y frutos que
producen.
DIJUSTO: Disgusto.
DIPUTADO: Representante por cuenta ajena a tiempo
mínimo y ganando el máximo.
DIRERCIÓN: Dirección. Domicilio de una persona.
DIRERTO: Directo. Derecho o en línea recta.
DIRNO: Digno.
DISLATE: Disparate.
DOBLAR la oreja: Acostarse para dormir.

Francisco Cejudo Gasco

110

Diccionario Torreño Español.

DOBLÓN: Moneda de oro acuñada en tiempos de los
Reyes Católicos, concretamente desde 1497, acuñación
que se prolongó hasta 1868, en que se adoptó el
sistema de la peseta como unidad monetaria. El doblón
podía ser de a ocho = 301,17 reales; de a cuatro =
150,58 reales; de a dos = 75,29 reales; de a uno = 37,64
reales. Independientemente de estas valoraciones, ha
tenido siempre fluctuaciones a lo largo de más de cuatro
siglos.
DOLO: Engaño, fraude, simulación.
DONDE: Ref. Donde otro mete el pito, no metas tú el
hocico, ¿Aunque si se lava…? Donde tengas la olla no
metas la polla.
DONPEDRO: Planta de la familia de las nictagináceas,
con flores blancas, encarnadas, amarillas o jaspeadas
de estos colores. Sus flores se abren al anochecer y se
cierran al salir el Sol.
DORMIGÓN: De hormigón.
DORNILLO: Cuenco de madera del tamaño de un plato
grande, más o menos hondo, que se usa para hacer
pipirrana o gazpacho.
DORTOR RINO: El que mira los oídos cuando duelen
(Otorrino)
DORTOR: El que manda las inyerciones pa que las
ponga el platicante ener sieso.

Francisco Cejudo Gasco

111

Diccionario Torreño Español.

DRENTO: Dentro. El o lo que no está fuera.
DUCADO: Moneda de oro que se usó antiguamente en
España, cuyo valor era de 375 maravedíes u 11 reales y
1 maravedí. Los de plata, después de la pragmática de
10 de Febrero de 1680, se reguló su valor en 562
maravedíes y medio. A mediados del siglo XVII, se fijó su
valor en cuatro duros; es decir, veinte pesetas.
DURAZNO: Especie de melocotón.
DURO DE MOLLERA: Cabezota, intransigente.

E
EA: Para denotar alguna resolución de la voluntad, o
para animar, estimular o excitar. Ref. Con otro ea
llegaremos a la aldea. Nos anima a continuar con
nuestro trabajo.
ECHACUERVOS: Se le dice al hombre embustero y
despreciable.
ECHAR PIES: Forma infantil que consiste en saber
quien escoge a sus compañeros para formar un equipo
para el juego. Consiste en ponerse dos niños uno frente
a otro a una distancia de cuatro metros; avanzan uno y

Francisco Cejudo Gasco

112

Diccionario Torreño Español.

otro alternativamente poniendo un pie delante del otro,
de modo que cuando el último pise el zapato del otro
gana y escoge.
ECUO: Recto, justo.
EDEMA: Enema. Medicamento líquido que se introduce
en el cuerpo por el ano con una pera de goma, y sirve
por lo común para limpiar y descargar el vientre.
También se dice así: Potingue aguatico que se mete por
el ojete con una pera de goma pa que aluego se evacue
el vientre con facilidá.
EDIL: Entre los romanos, persona a cuyo cargo estaban
las obras públicas. Había de dos clase, uno le llamaban
curules, patricios, y otro plebeyo, elegido entre el pueblo.
EFARATAO: Roto, hecho carbonato.
EFERECÍA: Alferecía. Enfermedad, caracterizada por
convulsiones y pérdida del conocimiento, más frecuente
en la infancia, e identificada a veces con la epilepsia.
ÉFETA: Voz que se usaba para manifestar la tenacidad
cuando alguien tiene un propósito fuerte; y se dice así:
Fulano éfeta que se ha de casar con fulana.
EFÍMERO: Lo que tiene duración de un solo día.
EFOLILLAO: Estropeado, roto, que no sirve.
EFRAGUETAO: Persona que lleva los faldones de la
camisa por fuera del pantalón y de muy mala manera.

Francisco Cejudo Gasco

113

Diccionario Torreño Español.

EGENO: Pobre, miserable.
EHO: Palabra que en Torres se utiliza para llamar a otro.
EHTORNUO: Estornudo. Arrojar con violencia el aire de
los pulmones, por la espiración involuntaria y repentina
promovida por un estímulo que actúa sobre la membrana
pituitaria. La persona se quea descuajaringá.
EJARRÁ: Desgarrada, rota.
EJARRAR: Desgarrar. Romper o hacer pedazos. Causar
gran pena o despertar mucha compasión.
EJIDO: Campo cercano a un pueblo que no se cultiva y
es comunal de los vecinos.
EJOBERNAO: Desbaratado.
EL: El alcohol produce amnesia, y otras cosas que no
recuerdo. El mayor placer de una persona inteligente es
aparentar ser idiota delante de un idiota que aparenta
ser inteligente. El día que leí que el alcohol era malo
para la salud, dejé de leer. El día que la mierda tenga
algún valor, los pobres nacerán sin culo. El mejor amigo
del perro es otro perro. El tiempo es el mejor maestro:
lástima que mate a todos sus alumnos. El tiempo sin ti
es "empo". El trabajo en equipo es esencial... te permite
echarle la culpa a otro. Ref. El amigo que no te es fiel,
cágate en él. El dinero disfraza de sabio al ignorante. El
dinero no da la felicidad, pero aplaca los nervios. El
espantajo solo dos días engaña a los pájaros; a los tres,
se cagan en él. El gallo está triste porque la gallina no

Francisco Cejudo Gasco

114

Diccionario Torreño Español.

tiene tetas. El mucho joder empreña. El que a reglas de
educación no se sujeta, en cualquier parte su culo hace
trompeta. El que al mundo vino y no toma vino, ¿a que
mierda vino? El que bien caga y mejor mea, no necesita
que el medico le vea. El que de pequeño come
perdices, de viejo caga las plumas. El que en mayo
come sardina, en agosto caga la espina. El que está, y
no está por su gusto, que se joda; es justo. El que
madruga... encuentra todo cerrado. El que mea claro y
caga a diario no necesita boticario. El que mea lejos y
pee fuerte no debe temer a la muerte. El que mea y no
pee, es como el que va a la escuela y no lee. El que
polla ve, hombre es. El que ríe el último, piensa mas
lento. El que se mea las botas, no es bueno para las
mozas. El tonto que es tonto, y sabe que es tonto, no es
tan tonto. El vino en bota, y la mujer en pelota.
ELATO: Altivo, presuntuoso, soberbio.
ELEDRÓN: Edredón. Cobertor relleno de plumón o de
algodón.
ELEGÍA: Poema corto que refiere cosas tristes y
lamentables, especialmente en asuntos amorosos.
ELENCO: Índice.
ELÉTRICAS: Eléctricas. Que tiene o comunica
electricidad. Que funciona mediante ella. Perteneciente o
relativo a la electricidad.

115

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

ELJAIMER: Altzheimer. Es una enfermedad que quien la
tiene se le olvidan mucho las cosas.
ELUCIDAR: Explicar.
EMBARDUÑAR: Embadurnar, rebozar.
EMBEBECIDO: Embelesado, pasmado.
EMBEBÍO: Encogido, apretarse, tupirse.
EMBEDIJADO: Pelo revuelto, enredado.
EMBELECADOR: El que engaña con falsas apariencias.
EMBORRIZAR: Enharinar un alimento con una sustancia
compuesta por huevo, harina y otros condimentos
EMPACAR: Comprimir
conservarla.

la

paja

en

pacas

para

EMPANAR: Sembrar de trigo las tierras. En torno al
término pan giran muchas palabras de la época,
refiriéndose a todos los granos panificables, e incluso a
los no panificables. Así, para referirse a las tierras
cultivadas de cereal se habla de "tierras de pan llevar". A
veces, en los Memoriales, un vecino dice de sí mismo
ser "labrador de panes y cosechero de vino".
EMPELLÓN: Empujón.
EMPICAR: Hacer una cosa reiteradamente.

116

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

EMPRESTAR: Prestar.
EMPRUMAR: Emplumar. Sancionar, arrestar, condenar.
EN: Ref. En casa de la puta, el que la pilla la disfruta. En
el tiempo del higo, no fiarte, piensas peerte y puedes
cagarte. En tu casa, tu culo descansa.
EN PORRETA: Desnudo
ENARCAR: Arquear las cejas.
ENCABRONAO: Irritado. Disgustado, de mal humor.
ENCALAR: Blanquear con cal algo, principalmente una
pared.
ENCARAMAR: Subirse a todo lo alto.
ENCASQUETAR:
corresponde.

Cargar

a

otro

lo

que

no

le

ENCASQUILLAR: Trabarse al hablar o hablar con
dificultad.
ENCELLAS: Moldes para hacer queso.
ENCENDIMIENTO: Ardor o alteración vehemente.
ENCOGIDO: Persona tacaña.
ENCOGíO: Embebido.

117

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

ENCOJAR: Poner cojo a alguien.
ENCOMIENDA: Dignidad dotada de renta, que las
órdenes militares daban a algunos caballeros.
ENCREPAR:
severidad.

Increpar.

Reprender

con

dureza

y

ENCURTIR: Echar pimientos, pepinos y otras cosas en
vinagre para que se conserven.
ENDELUEGO: Desde luego
ENDIÑAR: Castigar o maltratar a alguien con golpes.
Atribuir la culpa.
ENDIRGAR: Atribuir la culpa a otro. Conceder, otorgar.
Dar licencia.
ENDISPUÉS: Después.
ENDOBLAR: Doblar, dar el doble.
ENDRENTO: Dentro.
ENDRIAGO: Monstruo fabuloso formado por facciones
humanas y de animales.
ENDROGAO: Persona que está bajo los efectos de
alguna droga.
ÉNEO: Lo que es de bronce, cobre o alambre.

Francisco Cejudo Gasco

118

Diccionario Torreño Español.

ENFERMO: Ref. Enfermo que bebe y mea el diablo que
se lo crea. Enfermo que come y caga no tiene nada.
ENFIESTO: Erguido, levantado.
ENFILAR: Vigilar. Controlar.
ENFITA: Fraude, engaño.
ENFLECHAO: Figuradamente, correr como una flecha.
ENFOLLINAO: Ánimo que suscita ira contra alguien.
Estar enojado.
ENFORCIA: Fuerza o violencia hecha a alguna persona.
ENFUCIAR: Confiar.
ENFURRUÑARSE: Enfadarse.
ENGARROTAR: Entumecer de frío. Agarrotar, ponerse
tieso.
ENGATUSAR: Inducir a alguien a tener por cierto lo que
no lo es, valiéndose de palabras o de obras aparentes y
fingidas. Ganar la voluntad de alguien con halagos para
conseguir de él algo.
ENGLANDADO: Se aplica al roble o encina cargada de
bellotas.
ENGRUDO: Masa de harina desleída en agua, a fuego
lento y puesta a punto para pegar una cosa a otra.

Francisco Cejudo Gasco

119

Diccionario Torreño Español.

ENGÜERAR: Incubar las gallinas los huevos. Volverse
huero. Vano, vacío y sin sustancia.
ENGURRIA: Arruga.
ENGURRUÑIO: Persona que da poco o nada.
ENINTERRUMPIDO: No interrumpido. Continuidad de
algo en el lugar o en el tiempo.
ENNORTAO: Desnortado, perder el norte.
ENRABIAO: El que tiene mucha rabia.
ENREAR: Enredar, liar. Meter discordia o cizaña.
ENRIAR: Meter en agua el esparto para que se cueza.
ENRITAR: Irritar. Hacer sentir ira.
ENSAYADOR: El que tiene por oficio probar la calidad
del oro y la plata.
ENSEPARAO: Separado.
ENSOÑAR: Soñar.
ENTELERÍO: El que tiene muchísimo frío.
ENTENDERES: Tener conocimiento, saber mucho.
ENTENGUERENGUE: Cosa que difícilmente guarda el
equilibrio. Con poco apoyo.

Francisco Cejudo Gasco

120

Diccionario Torreño Español.

ENTERRADOR:
Técnico
en
excavaciones
soterramientos antropológicos contemporáneos.

y

ENTIRRUMPIR: Interrumpir. Cortar la continuidad de
algo.
ENTRE: Ref. Entre reventar y peer, ¿qué duda puede
haber?
ENTREMÉS: Composición dramática breve que solían
representarse en el intermedio de las comedias.
ENTRÉPETE: Intérprete.
ENTRUCHAR: Atraer a alguno con disimulo y engaño
para meterlo en algún lío.
ENVEJECER: Envejecer es el único medio de vivir
mucho tiempo.
ESTÁ: Esta bien ser abstemio, pero con moderación.
EPANADIPLOSIS: Figura que consiste en repetir al fin
de una cláusula o frase el mismo vocablo con que
empieza.
EPANÁSTROFE: Figura consistente en emplear al
principio de dos o más cláusulas o miembros del período
la última voz del miembro o cláusula inmediatamente
anterior.
EPANORTOSIS: Corrección de una palabra ya escrita.

Francisco Cejudo Gasco

121

Diccionario Torreño Español.

EPÉNTESIS: Figura de dicción que consiste en añadir
algún sonido dentro de un vocablo. ej., corónica por
crónica
EPICEYO: Versos o elegía que antiguamente se
recitaban ante un difunto, antes de darle sepultura.
EPIMONÉ: Figura que se comete cuando en alguna
composición poética se repite o intercala muchas veces
un mismo verso.
EPIQUEYA: Interpretación moderada de la ley según el
tiempo, lugar y persona.
EPÍTASIS: La parte de la comedia donde se manifiesta
más enmarañada y enredada su trama.
EPÍTOME: Resumen de una obra. Se recoge lo más
principal de ella.
EPÍTRITO: Pié de verso latino que consta de cuatro
sílabas.
EPÍTROPE: Figura que se comete cuando dejamos a
criterio de otro para que haga contra nuestro dictamen lo
que quisiere.
ÉPODO: El último verso repetido muchas veces.
Equivocarlo en lo correcto.
ERA: Superficie de tierra limpia y apisonada donde se
trillaban las mieses.

Francisco Cejudo Gasco

122

Diccionario Torreño Español.

ERALES: Los novillos de dos años.
ERNUCLAO: Situación en la que se queda una persona
que fallece como consecuencia de un golpe detrás de la
cabeza.
ERRABILLAO: Estar mal de la rabadilla por el trabajo.
ERRAR: Obrar con error, no acertar. Ref. Al que yerra,
perdónale una vez, más no diez. Es razonable perdonar
el primer fallo, pero no más.
ERRE: Ref. Tropezar en las erres. Nos dice que cuando
uno ha bebido, demasiado, no puede pronunciar esta
letra.
ERRUCIAR: Derramar, expandir.
ERURTO: Eructo. Expeler con ruido por la boca los
gases del estómago.
ESABORÍO: Desaborido. Sin sabor. Sin sustancia.
Persona sosa, de carácter indiferente.
ESABRÍA: Desabrida. Dicho de una fruta o de otro
alimento: Que carece de gusto, o apenas lo tiene, o lo
tiene malo.
ESCABEL: Tarima pequeña que se pone delante de la
silla para que descansen los pies del que se sienta en
ella.

Francisco Cejudo Gasco

123

Diccionario Torreño Español.

ESCABULLIRSE: Quitarse de en medio. Irse sin decir
nada.
ESCAGARRUCIAO: Tener mal cuerpo y no encontrarse
bien.
ESCALDAR: Introducir algo en agua hirviendo.
ESCAMAO: Escamado. El que sospecha algo de
alguien.
ESCAMONDAR: Limpiar un árbol de ramas que no le
sirven.
ESCAMPIAR: Escampar. Cesar de llover.
ESCANDIR: Medir el verso, contar el número de pies o
de sílabas de que consta.
ESCANSIÓN: La medida de los versos.
ESCANTILLAO: Perder el filo. Mellado.
ESCAÑA: Especie de cebada de menor peso. Trigo de
tierras pobres, de paja dura y corta, y cuyo grano se
separa difícilmente de la cáscara.
ESCAPAZ: A ver si eres capaz de hacer esto o aquello.
ESCARABAJO: coleóptero de cuerpo ovalado, patas
cortas y por lo general coprófagos. Persona pequeña de
cuerpo y de mala figura. Ref. Dijo el escarabajo a sus
hijos: Venid acá mis flores. Explica cuánto engaña la

Francisco Cejudo Gasco

124

Diccionario Torreño Español.

pasión en el concepto que tenemos de las personas que
uno ama.
ESCARBADIENTES: Dícese de los palillos higiénicos.
ESCARDAR: Quitar con el escardillo la hierva nociva de
los sembrados.
ESCARDILLA: Pequeña azada.
ESCARDILLO: Especie de azada pequeña que sirve
para escardar la tierra.
ESCARNAR: Separar la carne del hueso.
ESCARNIO: Burla o menosprecio.
ESCIBLE: Lo que puede o es digno de saberse.
ESCLISIADO: Herido en el rostro.
ESCOTE: Parte o cuota que a cada uno corresponde
pagar por acuerdo entre varias personas.
ESCRIBANO: El que por oficio público estaba autorizado
para dar fe de las escrituras y demás actos que pasaban
ante él. Los había de distintas clases; de cámara, del
rey, de provincia, de número y ayuntamiento. Ref. Por
bueno o por malo, el escribano en tu mano. Es bueno
tener de su parte a quien manda.
ESCRIBIR: Ref. Escribe antes que des, y recibe antes
que escribas. Nos enseña las precauciones que se han

Francisco Cejudo Gasco

125

Diccionario Torreño Español.

de tener para no exponerse a las pérdidas producidas
por algún descuido por demasiada confianza.
ESCUADERNAO: Descuadernado.
ESCUAJARINGÁS: Así se quedan las carnes cuando
uno está totalmente relajado.
ESCUCHIMIZAO: Delgado, flaco.
ESCUDILLA: Del latín «scutella», antiguamente consistía
en un recipiente a modo de cuenco de barro cocido o de
madera, no muy grande que servía, a modo de plato,
para contener el alimento que había de ser tomado.
ESCUDO: Moneda que recibía su nombre por tener
grabado el escudo del príncipe soberano. En la Corona
de Castilla, en el siglo XVIII, había escudos de plata y de
vellón. "El de plata tenía un valor de ocho reales de plata
antigua, y es lo mismo que un real de a ocho de dicha
plata, y el de vellón tenía el valor de diez reales de
vellón"
ESCUELAS: En este tipo de enfermedades, lo peor son
las escuelas que te quedan. (Secuelas)
ESCULCA: Compañía de gente armada compuesta de
combatientes, exploradores y espías.
ESCUPITINAJO: Escupitajo. Saliva, flema o sangre
escupida.

Francisco Cejudo Gasco

126

Diccionario Torreño Español.

ESCUSA: Derecho que el dueño de una finca o
ganadería concede a sus guardas, pastores, etc., para
que puedan apacentar, sin pagar renta, un corto número
de cabezas de ganado de su propiedad, y esto como
parte de la retribución convenida.
ESFARAJUSTE: Desbarajuste. Confusión y alteración
del orden. Perturbación del orden y disciplina de un
grupo, de una reunión, de una comunidad de personas.
Disturbio que altera la tranquilidad pública.
ESFARRIAR: Apartar, alejar a alguien o algo del camino
que seguía.
ESGAÑITARSE: Desgañitarse.
ESGARRAR: Rasgarse la rama de un árbol.
ESLABÓN: Hierro acerado que raspándolo contra el
pedernal da chispas para encender la yesca.
ESMALLAO: Desmayado. Persona que tiene mucha
hambre por no haber comido. Persona que no tiene
bienes.
ESNUA: Desnuda. Mujer sin ropa.
ESOCUPÁ: La que no trabaja.
ESOLLÓN: Desollón. Quitarse parte de la piel del
cuerpo.

Francisco Cejudo Gasco

127

Diccionario Torreño Español.

ESOMRIBLE: Horrible. Si ya eres feo, más feo todavía.
Intensamente feo.
ESPABILAR: Andar listo. Despabilar.
ESPACHAR: Despachar. Atender a los clientes. Mandar
fuera al que está dentro.
ESPACHURRAO: Aplastado, reventado.
ESPANTAJO: Espantapájaros. Persona ridícula.
ESPANZURRAO:
Despachurrado.
Aplastar
algo
despedazándolo, estrujándolo o apretándolo con fuerza.
Estropear una historia o relato por torpeza de quien lo
cuenta.
ESPARATRAPO: Esparadrapo. Tira de tela o de papel,
una de cuyas caras está cubierta de un emplasto
adherente, que se usa para sujetar los vendajes.
ESPARPAJO: Hablar claro, rápido y con sentido común.
ESPARRAMAR: Extender, tirar.
ESPARTEÑA: Calzado muy primitivo que se hacía de
esparto.
ESPATARRAO: Despatarrado. Tener una pierna aquí y
otra allí. Que anda con las piernas abiertas.
ESPERNIBLE: Pícaro, bribón.

Francisco Cejudo Gasco

128

Diccionario Torreño Español.

ESPERTÁCULO: Espectáculo.
ESPICHAR: Morir.
ESPIGAR: Recoger las espigas que han quedado sin
segar o las que han quedado en el rastrojo después de
segar los segadores.
ESPIZCAR: Desmenuzar. Partir en pequeños trozos.
ESPLOTIO: Explosión.
ESPOLIQUE: El mozo que camina a pie delante de las
caballerías. Talonazo que en el juego del salto dá el que
salta al muchacho que está encorvado, como en el
cangreje.
ESPONDEO: Pie de la versificación latina y griega que
consta de dos sílabas largas.
ESPORTAZO: Porrazo fuerte. Caída.
ESPORTILLERO: Oficio del mozo que se ganaba la vida
acarreando cargas de cualquier naturaleza sirviéndose
de espuertas, esportillos o esportones, recipientes
cóncavos y con asas elaborados con esparto.
ESPUKNIK: Figuradamente, supositorio.
ESPUMADERA: Especie de cucharón plano con
agujeros para quitar la espuma o partículas de la sartén.

Francisco Cejudo Gasco

129

Diccionario Torreño Español.

ESQUENA: Sinónimo de raspa; es decir, espina principal
de los peces que viene a ser como la columna vertebral
de éstos, es hoy un vocablo ausente del lenguaje
ciudadano y escasamente utilizado.
ESQUEROSO: Asqueroso.
ESQUIJAMA: Pijama.
ESQUIJARAO: El que tiene las mandíbulas (quijadas)
grandes.
ESQUILAR: Cortar el pelo, vellón o lana a las ovejas.
ESQUILÓN: Campana pequeña. Ref. Tañe el esquilón y
duermen los tordos al son. Se dice de los que han
perdido el miedo a la autoridad y no hacen caso de qué
dirán.
ESQUIROL: Del catalán esquirol, y este de L'Esquirol,
localidad barcelonesa de donde procedían los obreros
que, a fines del siglo XIX, ocuparon el puesto de trabajo
de los de Manlleu durante una huelga Que se presta a
ocupar el puesto de un huelguista. Que no se adhiere a
una huelga.
ESTACA: Palo redondo sin pulir de dos cuartas de largo
con punta en un extremo para fijarlo en tierra. Ref. El
cuerdo no ata el saber a estaca. El hombre prudente no
se deja llevar a ciegas de la opinión ajena. Oliva joven.
ESTACAR: Fijar en tierra una estaca y atar en ella una
bestia. Olivar joven.

Francisco Cejudo Gasco

130

Diccionario Torreño Español.

ESTADAL: Medida equivalente a 11´168 m². ó 16 varas
cuadradas.
ESTAMBRE: Se entendía por estambre la lana después
de ser cardada, lavada y torcida, quedando así en
condiciones de ser utilizada para tejer paños o
estameñas (paños cuya urdimbre y trama era toda de
estambre)
ESTAMEÑA: Tejido ordinario de estambre puro.
ESTAMPA: Cromo.
ESTANCO: Prohibición y tenencia de alguna cosa.
Corresponde este término al contrato o asiento por el
que alguien concede a otro o el rey así mismo, el
monopolio de venta o fabricación de un determinado
producto, que desde ese momento queda estancado,
llamándose estanquero al que queda autorizado a la
venta al por menor. Eran varios los productos
estancados, siendo los principales: tabaco, la sal, los
naipes y la nieve.
ESTANGURRIA: Enfermedad en la orina cuando esta
gotea frecuentemente sin poder evitarlo.
ESTANTE: Instante.
ESTATERA: Peso, balanza.
ESTAUTA: Metátesis y deformación léxica, estatua.

Francisco Cejudo Gasco

131

Diccionario Torreño Español.

ESTEVA: Derivado del latín «stiva», con este nombre se
conocía hasta la desaparición del arado romano y su
sustitución por el incorporado al tractor, la pieza de aquél
situada en el extremo del mismo, acomodada a la mano
del hombre, para ser asido fuertemente por el labrador
para hacer fuerza apretando contra la tierra al arar.
ESTEVADO: El que tiene las piernas torcidas, en arco.
ESTÍPITE: Pilastra en forma de pirámide truncada, con
la base hacia abajo.
ESTIRÓN: Crecer de un niño.
ESTIRPE: Raíz o tronco de una familia.
ESTOCAPRÍS: Guisado de pescado troceado y revuelto
con mostaza.
ESTÓGAMO: Deformación léxica, estómago.
ESTÓLIDO: Falto de razón.
ESTOTRA: Pronombre demostrativo compuesto de los
pronombres esto y otra, que sirve para señalar una cosa
distinta de otra que se le ha nombrado antes.
ESTRABÓN: Persona bizca o que tuerce los ojos.
ESTRAGAO: El que no ha comido nada y tiene mucha
hambre.

Francisco Cejudo Gasco

132

Diccionario Torreño Español.

ESTRÉBEDES: Aro de hierro con tres pies que se pone
encima de la lumbre y que sirve para poner encima los
pucheros o potes a la hora de calentar o hacer la
comida.
ESTRIPTIS, BAILARINA DE: Experta en terapia
ocupacional para el tiempo libre de los hombres.
ESTROZÓN: De destrozar, que todo lo rompe.
ESTRUCIÓN: Instrucción.
ESTRUIR: Instruir, aleccionar.
ESTRUMENTO: Instrumento.
ESTURREAR:
Dispersar,
esparcir,
desparramar.
Separar. Tirar cosas al suelo sin ningún orden.
ESTUVISTIS: Estuvisteis. Verbo estar. Tercera persona
del plural del pretérito perfecto simple o indefinido.
EURO: Uno de los cuatro vientos cardinales que sopla
del este. Moneda común actual de los países de la Unión
Europea.
EXAUDIR: Oír favorablemente los ruegos y conceder lo
que se pide.
EXCIDIO: Destrucción, ruina, desolación.
EXCUSADO: Fundamentalmente, con este término se
conocía a la persona labradora que en cada parroquia

Francisco Cejudo Gasco

133

Diccionario Torreño Español.

era elegida por el rey para que pagase los diezmos a la
real hacienda. Este labrador estaba excusado de
diezmar como el resto de sus convecinos; de aquí el
nombre. Retrete.
EXCUSALÍ: Delantal pequeño.
EXPERENCIA: Experiencia.
EXPRIMIJO: Artesa grande donde se ponen los moldes
para hacer queso.

F

FÁBRICA: La renta que cobraba la iglesia para repararla
y costear los gastos para del culto.
FACA: Cuchillo de grandes dimensiones y con punta,
que suele llevarse envainado en una funda de cuero.
FALANGITIS: Picor en la garganta. Faringitis.

Francisco Cejudo Gasco

134

Diccionario Torreño Español.

FALDA: Parte del cuerpo del cerdo que pega a las
costillas.
FALSILLA: La falsilla, o pauta, era una hoja de papel en
la que se habían señalado muy marcadamente unas
líneas paralelas que servían para no torcer los renglones
de la escritura cuando se ponía otra hoja de papel
encima, en la que se escribía la carta o el escrito, bien
particular ya oficial, costumbre observada desde el siglo
XVI, y aún desde antes, por los escribanos aun reales.
FALSIO: Relleno de carne.
FAMA: Ref. Buena fama hurto encubre. De quien se
tiene buena opinión disimula mejor un defecto. Si
quieres buena fama, que no te de el sol en la cama.
Reprende a los holgazanes y alaba a los trabajadores.
FÁMULO: Criado, doméstico. Sirviente de la comunidad
de un colegio.
FANEGA DE TIERRA: Una equivale a 64,395 áreas ó
9,216 varas cuadradas.
FANEGA DE TRIGO: Una equivale 55,5 kilos.
FANEGA TERCIADA: Muchos contratos de la época
contemplaban el pago en especies de granos, siendo la
unidad de medida más general la fanega o la media
fanega. Los tres frutos más difundidos eran el trigo, la
cebada y el centeno. Fanega mediada se llamaba a la
formada por mitad de un fruto y mitad de otro (trigo y
cebada, trigo y centeno, etc.), denominándose fanega

Francisco Cejudo Gasco

135

Diccionario Torreño Español.

terciada a la constituida por terceras partes iguales de
dichos tres frutos.
FANEGA: Bajo este nombre de medida se englobaban
realidades muy distintas. La fanega o anegada era el
primer lugar en una medida de capacidad de granos,
subdividida en doce celemines. Pero existía también la
llamada fanega de sembradura o fanega de puño, que
era el espacio de tierra en que se sembraba una fanega
de un grano determinado adoptado como patrón,
generalmente el trigo. Ello hacía que la superficie de una
fanega fuese muy diferente según las calidades de la
tierra. Como medida estándar de superficie existía la
llamada fanega de tierra, definida idealmente como la
superficie ocupada por 576 estadales cuadrados, es
decir, la de un cuadrado de 24 estadales de lado, siendo
el estadal una unidad de longitud igual a cuatro varas o a
doce pies castellanos.
FANFURRIÑA: Enojo leve y pasajero.
FANGO: Barro, lodo.
FARDAR: Presumir, jactarse, alardear.
FARDEL: Con este nombre se conocía el talego en el
que los pobres, caminantes o pastores llevaban consigo
para guardar en él los alimentos u objetos de uso
personal, como ropa, etc.
FARFALLOSO: Persona tartamuda o tartajosa.

Francisco Cejudo Gasco

136

Diccionario Torreño Español.

FARFÁN: Soldado de a caballo que siendo cristiano
servía a sueldo a los reyes mahometanos.
FARFOLLA: Hojas de la mazorca de maíz. Persona de
poca entidad.
FARFOLLAR: Quitar las hojas a las mazorcas de maíz.
FARFULLAR: Hacer comentarios en voz baja.
FARIO: Suerte, fortuna, sino. Buen, mal fario.
FARRUCO: Insolente, altanero. Ponerse farruco.
FARSARIO: Falsario.
FARSO: Falso.
FASÉOLO: Judía.
FASQUÍA: Asco que se tiene a alguna cosa que huele
mal.
FAVILA: Ceniza del fuego apagado.
FAVONIO: Viento suave que sopla del oeste.
FAZ: Haz, cara de alguna cosa.
FEBLEDAD: Debilidad, flaqueza.
FEEZA: Fealdad.

Francisco Cejudo Gasco

137

Diccionario Torreño Español.

FEILA: Engaño o simulación que hacen los ladrones
cuando los cogen con la mano en la masa y se fingen
desmayados.
Felices los que nada esperan, porque nunca serán
defraudados.
FELPA: Diadema para el pelo.
FENECER: Morir.
FENNANDO: Ante esta voz, vuelven la cabeza todos los
que se llaman Fernando.
FERTILIZADA: Preñada.
FIEL: La persona reputada que reconocía los pesos y las
medidas de que usaban los que venden. Tenía a su
cargo los pesos públicos en que se pesaban los géneros
que se vendían.
FIELES
DE
TERCIA:
Personas
bajo
responsabilidad se custodiaban los diezmos.

cuya

FIGONERO: Persona que posee o administra un figón o
casa de comidas. El figón podía ser casa de comidas
propiamente dicha o mera tienda donde se vendían
manjares ya cocinados para ser consumidos fuera. En
general, los usuarios de los figones eran personas
acomodadas.
FIGUERAL: Sitio poblado de higueras.

Francisco Cejudo Gasco

138

Diccionario Torreño Español.

FILENO: Delicado, diminuto.
FILIPICHÍN: Tejido de lana estampado.
FILLOS: Fruta de sartén que se hacen de harina, yemas
de huevos batidas, leche frita y manteca.
FINAR: Morir.
FININI: Dícese de la persona que es extremadamente
delgada.
FINOLIS: Persona extremadamente educada y fina en el
hablar.
FIRMAR: Metáfora. Mover el brasero a fin de que
caliente más.
FLAMA: Calor.
FLAÓN: Especie de dulce compuesto de harina, leche,
huevos y azúcar, todo cuajado y tostado.
FLÉVIL: Lloroso, lamentable.
FLIZ: Todo líquido que sirve para matar moscas.
FLOR: Tres cartas ligadas en una mano del truco.
FLORENSE: Médico forense que hace latopsia a los
cadáveres.

Francisco Cejudo Gasco

139

Diccionario Torreño Español.

FLUORESCENTE: Dícese a la aspirina cuando es
efervescente.
FOFO: Flojo, blando, de poca consistencia.
FOGARÁ: Fogarada. Llama fuerte que levanta el fuego.
Irritación rojiza de la piel de la cara.
FOLLADA: Empanadilla hueca y hojaldrada.
FOLLAR: Tirarse ventosidades sin ruido. Soplar con los
fuelles en la herrería.
FOLLETÁ: Cuando alguien dice una tontería.
FOLLETA: Medida de vino que se corresponde con el
cuartillo.
FOLLÓN: Desorden, enredo, complicación.
FOLLONAZO: Pedo como soplado y casi sin ruido.
Tirado con cierta sutileza pero con mucha mala follá.
FONDINGA: Tener mala o buena fondinga es como tener
buena o mala leche.
FORCINA: Especie de tenedor con tres púas.
FRAILE: Figuradamente glande.
FRANQUICIA: Exención que se concedía a algunas
villas para no pagar derechos en las mercaderías que
entraban o salían de ella. En tiempos de la Orden de

Francisco Cejudo Gasco

140

Diccionario Torreño Español.

Calatrava, las gentes de Torres tenían franquicia de no
"pechar" pagar impuestos, con el fin de que la zona se
poblase más.
FREIRE: Caballero religioso de alguna de las órdenes
militares.
FRÉMITO: Bramido. Voz de algunos animales, como los
ciervos, toros etc.
FRENÉTICO: Así se llama al cólico nefrítico.
FRESCACHÓN: Persona desvergonzada.
FRESQUERA: Lugar sombreado y fresco.
FRICASEA: Guisado que se hacía de carne ya cocida,
friéndola con manteca y sazonándola con especias y se
servía sobre rebanadas de pan.
FRIOLERA: Cosa de poca monta y de poca importancia.
FRIQUE: Frote.
FRITADA: Conjunto de productos fritos a un mismo
tiempo. También se aplica a una fritura de carne o
pescado.
FRITO: Quedarse frito es igual a quedarse dormido.
FRIYENDO: Friendo.

Francisco Cejudo Gasco

141

Diccionario Torreño Español.

FUFÚ: Líquido pulverizado que se utiliza para matar
insectos.
FUGUILLA: Persona muy nerviosa que se excita
fácilmente.
FULLERO: Persona falsa, embustera, o simplemente
charlatana. En árabe andalusí significa “el que comete
muchas faltas”.
FURBOH: Fútbol.
FURULAR: Si furula es que funciona, si no furula es que
no funciona.
FUSTÁN: Tela de algodón que sirve para forrar los
vestidos.
FUSTIGAR: Azotar o pegar con la fusta.

G

GABINA: Cabina.

Francisco Cejudo Gasco

142

Diccionario Torreño Español.

GACHETA: Masa comúnmente hecha con harina o
almidón que se cuece en agua, y sirve para pegar
papeles. Gacha muy ligera.
GACHÍ: Muchacha hermosa y bonita.
GACHÓN: Niño que se cría con mucho mimo.
GAITA: El que tiene pescuezo largo, tiene buena gaita.
GAJAR: Desgajar, desgarrar.
GAJE: Las molestias o perjuicios que se experimentan
con motivo del empleo u ocupación.
GAJO: Parte de una naranja.
GALAFATE: Ladrón sagaz que roba con arte, disimulo o
engaño.
GALANO: Bien adornado.
GALBANA: Pereza, desgana o desidia para hacer
alguna cosa. Sopor que entra con el calor.
GÁLBULO: La nuez del ciprés.
GALERA.- Carro grande provisto de cuatro ruedas,
generalmente cubierto por una lona, que servía para el
transporte de viajeros o presos y que se utilizó hasta
bien entrado el siglo XIX.
GALFARRO: El hombre ocioso, perdido, mal entretenido.

Francisco Cejudo Gasco

143

Diccionario Torreño Español.

GALGO: Lo mismo que lechuzo. Persona que le gusta
mucho lo dulce.
GALLARDO: Galán, airoso.
GÁLLERA: Gállara. Agalla del roble.
GALLILLO: Epiglotis.
GALLINA: Suelta la gallina, es lo mismo que decir ¡Paga!
Un gallina también es un cobarde. Ref. Cuando meen
las gallinas. Denota la imposibilidad de hacer alguna
cosa y también que no debe hacerse por ser imprudente.
Holgad gallinas, que el gallo está en la vendimia. Da a
entender la falta que hace la cabeza en una casa, por la
libertad que se toman los dependientes de ella. No es
mucho que quien te da una gallina entera, tú le des una
pierna de ella. Debemos ser agradecidos a los que nos
dan. Tan contenta va una gallina con su pollo como otra
con ocho. Nos enseña el amor de las madres con los
hijos aunque tenga uno.
GALLINERO: Los asientos más altos desde donde se ve
el cine o el teatro.
GALLO DE MONTE: Así se le llama al arrendajo.
GALLO: Ref. Al gallo que canta le aprietan la garganta.
Advierte el daño que se puede recibir de no guardar un
secreto. Cada gallo canta en su muladar. Cada uno
manda en su casa. Como el gallo de Morón, cacareando
y sin plumas. Se aplica a los que conservan algún
orgullo, aunque queden vencidos en la pelea que

Francisco Cejudo Gasco

144

Diccionario Torreño Español.

iniciaron. En un daca el gallo, toma el gallo, quedan las
plumas en la mano. Nos enseña que por trabajar mucho
las casas, estas suelen desmejorarse o perderse. El que
solo come su gallo, solo ensilla su caballo. El que no da
lo que tiene, no halla quien lo socorra. El gallo y el
gavilán, no se quejar por la presa, sino por su ralea. Hay
gente que hace daño a los demás aún cuando no tienen
ánimo de hacerlo. Engreído como gallo en su cortijo. Se
aplica al que presume que vale más que otros. Escarbó
el gallo y descubrió un cuchillo. Los que andan
averiguando lo que no les conviene, a veces, suelen
descubrir lo que no quieren. Ir a la escucha del gallo.
Observar por si se descubre alguna cosa. Metí un gallo
en mi cillero, y después se hizo mi heredero. Se dice del
que voluntariamente mete a alguien en su casa, y con el
tiempo, éste se hace dueño de ella. Oyó al gallo cantar y
no supo en qué lugar. El que dice alguna cosa y no está
seguro de ella.
GÁMBARO: Crustáceo, cangrejo.
GAMELLÓN: Comedero de cerdos, construido de una
pieza de un tronco de madera.
GAMUSINO: Ser imaginario.
GANADO: Abrimos esta voz para ir recogiendo en ella la
terminología empleada en cada lugar en relación al
ganado. Las crías de la yegua se denominan potro o
potranca, según su sexo, y se le sigue denominando así
hasta los tres años de edad, en que se suponen ya
plenamente adultos. Las crías de burra, según que el
padre sea mulo o burro, pasan a denominarse burro,

Francisco Cejudo Gasco

145

Diccionario Torreño Español.

borrica, muleto y muleta. En el vacuno dan el nombre de
ternero o ternera hasta los dos años y novillo o novilla
hasta los tres. En el cabrío, denominan cabrito o cabrita
las crías hasta cumplir el año, momento en el que pasan
a ser cegajos o cegajas. Al segundo pasan a llamarse
primal y primala respectivamente. Y al tercero, andosco
y andosca, en definitiva, todo es ganado.
GANCHA: Callado. Bastón.
GANCHILLO: Labor preciosa
aguja, hilo o lana.

que se hace con una

GANDUL: Nos referimos a la persona muy vaga, floja y
en plan despectivo a una profesión muy conocida. En
árabe andalusí significa “soldado mercenario”.
GANGA: Arado de hierro tirado por una sola bestia.
Producto o cosa barata con respecto al precio que antes
tenía.
GAÑÁN: Persona encargada de los animales de
labranza en un cortijo.
GAÑOTE: Gajuerro, garguero.
Garañón que no relincha, que lo capen.
GARATA: Echarlo todo a perder, estropear una cosa.
GARBANA: Persona sin gana de trabajar.
GARBANA: Pesadez, somnolencia.

146

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

GARBANCERO: Persona que vendía o cambiaba
garbanzos tostados.
GARBEO: Darse una vuelta para ver lo que hay.
GARDUÑA: La marta. Mamífero pequeño, mustélido.
GARGAJO: Lapo, flema. Gallo.
GARIO: Instrumento agrícola consistente en un mango o
palo largo, en uno de cuyos extremos se encajaba otro,
corto, transversal, del que arrancaban cuatro palos en
forma de púas, el cual servía para mover la paja de la
era, acarrearla y vaciarla del carro al pajar a través del
bocín.
GARROTILLO: Inflamación
hinchazón de las fauces.

de

la

garganta

con

GARRULO: Se aplica a las aves que cantan mucho, y
por comparación se dice también a los hombres
habladores.
GARVEO: Dar una vuelta, salir de paseo.
GASOLINERO:
petrolíferos.

Técnico

especialista

en

derivados

GASÓN: Cascote de yeso. Trozo de tierra apelmazado
que no ha desecho el arado.
GATERA: Agujero que se deja en las puertas para que
pasen los gatos.

Francisco Cejudo Gasco

147

Diccionario Torreño Español.

GAVASA: Mujer pública.
GAVILANES: Vara que en el extremo lleva una punta de
hierro para picar a la yunta y en el otro, una paletilla de
forma de media luna que sirve ara quitar la tierra
adherida a la reja del arado.
GAVILLA: Proviene del celta «ganail», hoy casi en
desuso, significa tres manojos de mieses que el segador,
hoz en mano, forma y ata durante la siega.
GAVILLERO: El encargado de atar las gavillas en la
siega.
Gaviotas a tierra, marineros a la mierda
GAZMIAR: Quejarse, resentirse.
GAZNÁPIRO: Palurdo, simplón, torpe, que se queda
embobado con cualquier cosa.
GAZNATADA: Trago violento de vino u otro líquido.
GAZUZA: Hambre.
GENILLA: Pupila o niña del ojo.
GERMANÍA: Modo de hablar que usan los rufianes para
entenderse y no ser entendidos.
GERTAS: En germanía, las orejas.

Francisco Cejudo Gasco

148

Diccionario Torreño Español.

GIGOTE: Guiso de carne picada que se rehoga en
manteca.
GILÓN: Tonto, bobo, que se engaña con facilidad.
GINCHONAZO: Cuando la piel o la ropa reciben un
pinchazo y se desgarra.
GINECÓLOGO: Especialista que trabaja en el lugar
donde otros se divierten.
GIÑAR: Evacuar el vientre. Echar a perder algo.
GIPÍO: Gemido.
GIRINO: Coleóptero pentámero, de unos siete
milímetros de largo, con cuerpo ovalado, de color
bronceado muy brillante. Anda rápidamente sobre las
aguas estancadas, trazando sobre ellas multitud de
curvas. Embrión de la rana.
GIRÓVAGO: Se dice del monje que, por no sujetarse a
la vida regular de los anacoretas y cenobitas, vagaba de
uno en otro monasterio. Vagabundo.
GLEBA: Terrón que se levanta con el arado.
GOCHO: Cochino, puerco, cerdo, marrano, verraco,
verriondo, verrón, guarro, gorrino, chancho.
GOFO: Necio, ignorante y grosero. Dicho de una
persona de baja estatura.

Francisco Cejudo Gasco

149

Diccionario Torreño Español.

GOLER: Oler.
GOLETA: Embarcación muy resistente. Por similitud,
espacio de fácil defensa y muy dificultoso para su
conquista.
GOLISMERO: Persona que curiosea a los demás.
GOLPE: Ref. El golpe de la sartén aunque no duela,
tizna. La calumnia aunque no duela, deja mala
reputación.
GORBER: Volver.
GORGORITO: Quiebro que se hace con la voz en la
garganta, especialmente al cantar.
GORGUERA: Adorno del cuello que se hacía de lienzo.
GORIGORI: Canto lúgubre de los entierros.
GORRINO: Cerdo.
GORRIÓN: Se le aplica a la persona que es muy astuta.
Ref. Por miedo al gorrión no dejes de sembrar
cañamones. Las cosas necesarias no se beben de dejar
de hacer porque haya algún riesgo en ellas.
GOTERA: Ref. Quien no quita la gotera tendrá que hacer
casa nueva. Hay que remediar los males pequeños
antes que se hagan grandes.
GOZNES: Bisagras.

Francisco Cejudo Gasco

150

Diccionario Torreño Español.

GOZQUE: Perro pequeño muy ladrador.
GRABIEL: Nombre propio. Gabriel.
Gracias a Dios que soy ateo.
GRAJA: La hembra del grajo. Ref. No entiendo a la graja
cuando habla. Es difícil entender a ciertas personas
cuando hablan con poca entidad.
GRAMANTE: Bramante. Cordel delgado de cáñamo.
GRANDILOCUA: Con estilo sublime.
GRANUJA: La uva desgranada y separada de los
racimos.
GRANZAS: Residuos y desechos que quedan del trigo,
cebada y demás semillas cuando se criban y limpian.
GREÑA: Pelea, discusión.
GREÑAS: Cabellera revuelta y mal compuesta.
GRILLÁ: Loca, ida.
GRUÑIR: Chillar. Echar la bronca dando fuertes voces.
Sonidos.
GRUÑIURAS: Persona mal humorada que emite sonidos
inarticulados o roncos.

Francisco Cejudo Gasco

151

Diccionario Torreño Español.

GUÁCHARO: Se le aplica a la persona que está
constantemente llorando y lamentándose.
GUACHARRO: Cría de animal.
GUACHINTONA: Variedad de naranja.
GUAGERRO: Gajuerro. Gañote, garguero.
GUARNÍO: Flácido, decaído, etc.
GUARRAZO: Porrazo que se da uno al caer. Caída al
suelo.
GUARRO: Cerdo.
GUASCA: Golpe que se recibe con un ramal de cuero,
cuerda o soga, que sirve especialmente de rienda o de
látigo llamada así.
GUAYABO: Persona joven y guapa.
GUCHILLO: Cuchillo.
GUELTA: Vuelta.
GUENO: Bueno.
GUERO: El huevo que después de empollarlo la gallina
no tiene cría.
GUERTA: Huerta. Terreno de mayor extensión que el
huerto, destinado al cultivo de legumbres, hortaliza y
árboles frutales.

Francisco Cejudo Gasco

152

Diccionario Torreño Español.

GUESO: Hueso.
GUEVO: Huevo.
GUEVUO: Persona perezosa que le trae todo sin
cuidado y no tiene en cuenta las opiniones de los demás.
GUÍA: Pájaro un poco más grande que el zorzal.
GUIJÓN: Insecto que los antiguos decían corroía los
dientes y muelas.
GUIÓN: Distintivo a forma de bandera que lleva un
cuerpo en el ejército.
GUIPAR: Ver, observar. Ver, percibir, descubrir.
GUISA: De esta forma, de esta manera.
GUISO: Colleja. Hierva silvestre comestible.
GUISOPO: Hisopo. Utensilio usado en las iglesias para
dar o esparcir agua bendita. Manojo de ramas pequeñas
que se usa con el mismo fin, cuando lo autoriza o manda
la liturgia en algunas bendiciones solemnes.
GUITA: Cuerda delgada de cáñamo. Caudal, hacienda,
bien. Dinero contante.
GURRIMINO: Pequeño.

Francisco Cejudo Gasco

153

Diccionario Torreño Español.

GURRIMINO: Torpe. Ruin, desmedrado, mezquino.
Hombre que tiene contemplación excesiva con la mujer
propia.
GURRINA: Órgano genital masculino.
GURRIÓN: Gorrión.
GURRIPATO: Cría de gorrión.
GUSARAPO: Cualquier bicho despreciable.
GUTIFARRA: Butifarra. Embutido derivado del cerdo.

H

HABA: Figuradamente, pie.
HABICHOLILLA: Judía verde.
HABICHOLÓN: Fruto parecido a la habichuela, de color
rojo granate intenso, que es de exquisito comer, sobre
todo si son de los criados en preciosos parajes de Torres
(Jaén) denominados Fuenmayor o Nava París.
HABICHUELA: Judía.

Francisco Cejudo Gasco

154

Diccionario Torreño Español.

HABÍS: Habéis. Segunda persona del plural del presente
de indicativo del verbo haber.
HABÓN: Hinchazón de la piel producida por la picadura
de un insecto.
HACEDORES: Personas que tienen a su cuidado la
administración de alguna hacienda, ya sea de campo,
ganado u otra granjería.
HACHÓN: Mecha de esparto y alquitrán.
HALDA: Falda.
HAMPO: Valentón.
HARAGÁN: Desastrado en su aspecto exterior. Vago.
HARAPO: Ropa vieja, rota y andrajosa.
HARCA: Partida de tropas indígenas de organización
irregular. En esta palabra se aspira la hache para sonar
como jota (jarca).
HARNERO: Cedazo para cribar semillas.
HARTIZO: Persona cansosa, pesada y molesta.
HATILLO: Pequeño envoltorio de ropa o efectos
personales que los mendigos llevaban cuando iban
pidiendo de pueblo en pueblo, y que frecuentemente

Francisco Cejudo Gasco

155

Diccionario Torreño Español.

portaban al extremo de un palo que apoyaban en el
hombro.
HATO: Sitio que, fuera de las poblaciones, eligen los
pastores o agricultores para comer y dormir durante su
permanencia allí con el ganado o trabajo.
HAY: Ref. Meo en caldero y no suena y en lana y truena.
HAYGA: Alteración verbal. Haya.
HAZ: Conjunto de tres gavillas atadas.
HAZA: Porción de terreno de cultivo.
HEMATOFRITOS: Bichejos que tiene uno en la sangre.
Hematocritos.
HÉMINA: Medida de grano que se corresponde con la
tercera parte de una fanega.
HENCHIDA: Llena.
HERBAJAR: Apacentar o meter uno sus ganados en
alguna dehesa o prado para que pasten.
HERRAJ: El hueso molido de la aceituna que queda
después de sacado el aceite y sirve para los braseros.
HERRAMIENTA: Figuradamente, persona de cuidado.
HIDEPERRA: Insulto. Hijo de perra.

156

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

HIEDE: Huele.
HIGA: Burla, desprecio.
HIJOPUTILLA: Hijo de puta dicho con afecto.
HIJOS: Brotes de las plantas.
HIJUELA: Acequia pequeña que desagua o riega las
tierras bajas y lleva agua a otras zanjas más grandes
que se llaman madres.
HILANDO LA
conversación.

PLÁTICA:

Continuando

con

la

HINCAR: Clavar. Comer o beber. “Sa hincao to er jamón
er jodio”
HINCHA: Odio a alguien.
HINOJOS: Caer de hinojos es caer de rodillas.
HIPLERCOR: Un comercio mu grande llamado Hipercor.
HIPOCRÁS: Bebida hecha de vino, azúcar, canela y
otros ingredientes.
HIPÓGRIFO: Animal fabuloso imaginario alado.
HIRSUTO: Velloso, áspero y duro.
HITO: Trozo de teja que se utilizaba en ciertos juegos
infantiles.

Francisco Cejudo Gasco

157

Diccionario Torreño Español.

HOCICAR: Caer de hocicos al suelo.
HOCINILLO: Hoz muy fina y ligera.
HOCINO: Instrumento a modo de machete que sirve
para desbrozar, podar, etc.
HOGAÑO: Es la mismo que decir, este año.
HOGARÍL: Chimenea.
HOGAZA: Pan grande y redondo de harina.
HOJUELA: Masa delgada y frita.
HOLA: Hola, Caperucita verde. Hola lobo daltónico. Hola
¿habla Dora? - Habladora tu madre, hijo de puta. Hola
¿Conchita? No, con Tarzán.
HOLLEJO: Piel delgada que cubre algunas frutas y
legumbres, como la uva, la habichuela, etc.
HOMBRE: Hombre invisible busca mujer transparente
para hacer lo nunca visto.
HORCA: Del latín «furca», era un palo recto que
terminaba en uno de sus extremos en dos o cuatro más
cortos y que los labradores utilizaban para faenas
agrícolas, tales como hacinar las gavillas en la tierra,
levantarlas al carro para llevarlas a la era, remover la
parva durante la trilla, etc.

Francisco Cejudo Gasco

158

Diccionario Torreño Español.

HORCO: Se llamaba así en los siglos XVII y XVIII al
manojo de ajos o cebollas.
HORCÓN: Horca para sostener las ramas de los árboles
cargadas de frutos para que no rompan.
HORMA: Pared o cerca de piedra.
HORNAZO: Rosca o torta guarnecida de huevos que se
cuecen juntamente con ella en el horno. Los hay de
forma redonda con un huevo o con dos, y también con
forma de lagarto y ojos de habicholones coloraos.
HORNILLA: Cocina de leña.
HORTERA: Escudilla o cazuela de madera.
HOSTELAJE: Precio debido por el tiempo que se está en
una posada o mesón.
HOZAR: Escarbar la tierra los cerdos o los jabalíes con
el hocico.
HUELGO: Aliento, respiración.
HULE: Tela barnizada por un solo lado, que por su
impermeabilidad tiene muchos usos, sobre todo hace de
mantel para la mesa.
HURRACO: Adorno desaliñado que llevaban las mujeres
en la cabeza.

159

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

HUSMEAR: Rastrear con el olfato algo. Andar indagando
algo con arte y disimulo.
HUSO: Instrumento, algo más grueso y más largo que el
de hilar, que sirve para unir y retorcer dos o más hilos.

I

IGUALES: Lotería, cupón de la ONCE.
ILLO: Se usa para llamar a alguien que no conocemos
su nombre.
IMBELE: Débil, flaco, sin fuerza ni resistencia.
ÍNCLITO: Ilustre, esclarecido.

Francisco Cejudo Gasco

160

Diccionario Torreño Español.

INCULTO: Terreno sin labrar y cultivar.
INDELEBLE: Lo que no se puede borrar.
INDIFERENCIA: Actitud que adopta una mujer hacia un
hombre que no le interesa, que es interpretada por el
hombre como que: "Se esta haciendo la difícil”
INDINO: Indigno.
INDIO SIN GRACIA: Me ha dicho el psiquiatra que eso
se debe a mi indio sin gracia. (Idiosincrasia)
INDUSTRIA: Maña, conocimiento o destreza para hacer
alguna cosa.
INEBRIAR: Embriagar, emborrachar.
INFERIR: Sacar consecuencias.
INFICIONAR: Corromper a alguno con malos ejemplos.
INFIEL: Una torre muy famosa que está en París. Eiffel.
INFIERNILLO: Artilugio a modo de estufa que sirve para
calentar.
INFUMABLE: Dicho del tabaco: Pésimo, ya por su
calidad, ya por defecto de elaboración. Inaceptable, de
mala calidad, sin aprovechamiento posible. Se hace
también extensivo a cierta clase de persona.
INIMICICIA: Enemistad.

Francisco Cejudo Gasco

161

Diccionario Torreño Español.

INMOTO: Lo que no se mueve.
INOPIA: Indigencia, pobreza, escasez.
INQUINA: Aversión, mala voluntad.
INQUISICIÓN: Tribunal eclesiástico establecido para
castigar los delitos contra la fe.
INSERRUPTO: Insurrecto. El que se revela contra algo o
contra alguien.
INTEGÉRRIMO: Íntegro.
INTENDENTE: El superintendente general operaba
sobre las veintiséis intendencias en que se había
subdividido el territorio nacional, al frente de las cuales,
había un intendente o jefe de la real hacienda en una
provincia. España se dividía en siete intendencias de
ejército y diecinueve intendencias de provincia, de tres
clases: ocho de primera, seis de segunda y cinco de
tercera. Se les encomendó la dirección de las
averiguaciones catastrales.
INTENTÉ: Intenté suicidarme y casi me mato.
INTERMISIÓN: Sin interrupción.
INTERREGNO: El espacio de tiempo que un reino está
sin rey.
INTREPETE: Metátesis. Interprete.

Francisco Cejudo Gasco

162

Diccionario Torreño Español.

INTRÍNGULIS: Dificultad o complicación de algo.
Intención solapada o razón oculta que se entrevé o
supone en una persona o en una acción.
INYERCIÓN: Lo que te pone el platicante en el cachete.
Tiene una abuja y un cacharrillo de cristal; endrento está
la melecina.
IVIERNO: Invierno.

J

JABALISES: Jabalíes en plural.
JACARANDANA: Junta de rufianes.
JACO: Caballo pequeño, ruin y de poca calidad.
JALAR: Comer.
JALLULLOS: Pan que se pone sobre las ascuas de la
lumbre para que se tueste. Se le pone miel o aceite para
hacerlo más agradable.

Francisco Cejudo Gasco

163

Diccionario Torreño Español.

JALMERO: Persona que hace o vende enjalmas, aparejo
para bestias de carga semejante a una albardilla ligera.
JALUFO: Achácasele esta palabra a la denominación
que hacen los árabes al tocino.
JAMUGA: Instrumento compuesto de dos palos que va
sobre el lomo de las caballerías para transportar mies de
la era.
JAPUANA: Coloquialmente, manta de palos. Paliza
grande.
JAPUTA: Contracción de hija de puta.
JARANA: Ir de juerga, beber en abundancia, etc.
Proviene de la palabra haram (malo, desaconsejable).
En el Islam existe lo halal, bueno, aconsejable y lo
contrario, haram.
JARDINERO: Especialista medioambiental en desarrollo
geobotánico.
JARMAZO: Caída.
JARRUCHEAR: Ir de un lado a otro sin nada que hacer.
JARUGA: Haba verde y pequeña cuando está en la
mata.
JAUTO: Insípido y sin sal.

Francisco Cejudo Gasco

164

Diccionario Torreño Español.

JAYÁN: Persona de gran estatura, robusta y con mucha
fuerza.
JEFA: Esposa, dueña.
JEREMÍAS: Niño que llora mucho.
JERGÓN: Especie de colchón.
JERIGONZA: Dialogo difícil de entender.
JETA: Seta. Cara, labios.
JIGOTE: Guisado de carne picada rehogada con
manteca.
JINCAR: Comer.
JINCHAO: Hinchado.
JIÑAERO: Lugar donde se jiña. Retrete.
JIÑAR: Evacuar el vientre.
JIPAR: Ver, observar.
JÍQUERA: Trozo de cristal o pedernal que se ponía entre
los cables de alta tensión para evitar su unión y así evitar
un cortocircuito.
JOCICO: Hocico.
JODER: Joder jode, pero no joder. ¡joder lo que jode no
joder!

Francisco Cejudo Gasco

165

Diccionario Torreño Español.

JOFAINA: Del árabe «yufaina», así se llamaba antes de
conocerse como palangana o palancana. No era sino un
recipiente de loza o de porcelana destinado a lavarse
cara o manos cuando, se carecía de agua corriente.
JOIO: Jodido, fastidiado.
JOLLÍN: Hollín. Aspiración dialectal de la “h” inicial de
palabra.
JOPO: Flor y tallo del maíz. Copete o mechón de pelo.
Rabadilla del zorro.
JUANLANAS: Persona casada que hace todo lo que le
manda su mujer. Le da todo igual y no tiene iniciativa
propia.
JUAQUÍN: Nombre propio, Joaquín.
JUBÓN: Vestidura que cubría desde los hombros a la
cintura, ceñida y ajustada al cuerpo.
JUDIÁ: Putada. Acción mala, que tendenciosamente se
consideraba propia de judíos.
JUMENTOS: Asnos.
JUMERA: Borrachera.
JUNCIA: Planta juncal de tallo triangular, medicinal y
olorosa

Francisco Cejudo Gasco

166

Diccionario Torreño Español.

JURO: Derivado del latín «ius-uris», significaba tener
derecho de propiedad perpetuamente sobre algo, y por
tanto podía ser enajenado. La venta de juros era
frecuentemente una fuente de ingresos para la real
hacienda en pasados siglos.

L

LA: La verdad absoluta no existe y esto es
absolutamente cierto. La advertencia consiste en
amenazar por las buenas. La inteligencia me persigue,
pero yo soy más rápido. La vida es una enfermedad
mortal de transmisión sexual. La violencia en el cine
empieza por el atraco en la taquilla. La mujer que no
tiene suerte con los hombres no sabe la suerte que
tiene. Ref. La mujer gentil, de un pedo apaga el candil.
La mujer para ser buena, poco culo y buenas tetas. La
mujer por lo que valga, no por sus nalgas. La mujer que
de joven le gusta cambiar de pareja, de vieja duerme
sola, por pendeja. Lo importante no es ganar, sino hacer
perder al otro. La voz del culo, no tiene remedio ni
disimulo. La voz que el culo emite no hay arrastre de
sillas que la imite. La zorra vieja en el lazo se mea. La
voz del culo, no tiene remedio ni disimulo.
LABIA: Hablar mucho y bien.

Francisco Cejudo Gasco

167

Diccionario Torreño Español.

LABOREO: Cultivo de la tierra o del campo.
LACAYO: Criado vestido de librea, cuya ocupación
principal era la de servir a su amo acompañándole bien a
pie ya a caballo, pero principalmente en el coche o
carroza que aquél utilizara para ayudarle a subir o bajar
de la misma. Hoy, esta palabra sólo se utiliza en sentido
estrictamente peyorativo para indicar un excesivo
servilismo.
LACENA: Alacena. Armario, generalmente empotrado en
la pared, con puertas y anaqueles, donde se guardan
diversos objetos.
LADRÓN: Clavija múltiple para los enchufes eléctricos.
LAERO: Ladero.
LAMBRÍO: Golpe dado con un palo fino.
LAMEDOR: Composición de farmacia hecha con azúcar.
LAMIENDO: Lamiendo culos a la cumbre subieron
muchos.
LAMPANTE: Aceite de oliva de baja calidad.
LAMPAR: Andar siempre aprovechándose del prójimo.
Tener ansiedad por lograr algo.

Francisco Cejudo Gasco

168

Diccionario Torreño Español.

LAMPARILLA: Torcida que se ponía en un vaso con
agua y aceite para alumbrar en la capillitas de la Virgen
que se llevaban de casa en casa.
LAMPARÓN: Mancha grande.
LAMPIÑO: Dícese del hombre que no tiene barba.
LANA: El vellón o pelo de las ovejas y carneros que se
hila para hacer tejidos. Familiarmente, dinero. Ref. Cual
más cual menos, toda la lana es pelos. Una disputa es
inútil cuando es lo mismo una cosa que otra. Poca lana y
esa en zarzas. Se aplica al que tiene poco y eso con
trabajo y esfuerzo.
LANCE: Acción o efecto de lanzar. Trance, ocasión
crítica.
LANCHA: Loncha de jamón.
LANTERA: Persona o animal que va delante.
LAÑA: Grapa. Pieza de hierro u otro metal, cuyos dos
extremos, doblados y aguzados, se clavan para unir o
sujetar dos tablas u otras cosas. Pieza metálica pequeña
que se usa para coser y sujetar papeles. Pieza
semejante a esta, que se utiliza en cirugía para unir los
bordes de una herida.
LAÑAOR: Persona que pone lañas. En otros tiempos,
cuando un cacharro de barro (lebrillo) se rajaba, el
lañador con un taladro manual, hacia sendos agujeritos
perpendiculares a la raja, y poniéndole un pegamento,

Francisco Cejudo Gasco

169

Diccionario Torreño Español.

introducía una laña o grapa y quedaba solucionada la
rotura.
LAOS: Lados.
LAPI: Lápiz.
LAPISLÁZULI: Piedra de color azul con diferentes
matices y puntos blancos. Adquiere un lustre muy
brillante y bonito después de pulida.
LAPO CORRÍO: Juego infantil. Como material se
necesita un cinto. Los jugadores se ponen en fila delante
del burro. Por detrás se van pasando el cinto de uno a
otro sin que lo vea el jugador " "burro" que está delante,
Éste tiene que meter sus manos entre la barrera formada
por los jugadores tratando de coger el cinto. Si lo
recupera de algún jugador, éste pasa a formar parte de
dicha barrera y el otro a la posición de burro. Mientras el
burro busca el cinto, los otros pueden darle correazos.
LAPO: Flema casi coagulada que se expele de la
garganta.
LARDADA: Untada de grasa.
LARDO: Lo gordo del tocino.
Las: Ref. Las gallinas de arriba cagan a las de abajo.
LASCA: Piedra muy plana.
LASCIBIA: Propensión a los deleites carnales.

Francisco Cejudo Gasco

170

Diccionario Torreño Español.

LATITANTE: Lo que está oculto y escondido.
LAVATIVA: Clister o enema pa metérselo por el ojete.
LAVISTICA: Expresión que denota sorpresa.
LEBRILLO: Vasija de barro vidriado, más ancha por el
borde que por el fondo, y que sirve para lavar ropa, para
baños de pies y otros usos.
LECHE SIN HECHIZAR: Leche sin agua añadida.
LECHONA: Cerda que está criando.
LECHUZO: Similar a galgo, que le gusta mucho lo dulce.
LEER la cartilla: Regañar a alguien
LEGÍO: Ejido. Campo común de un pueblo, lindante con
él, que no se labra, y donde suelen reunirse los ganados
o establecerse las eras.
LEGÓN: Especie de azada grande en forma de
semicírculo.
LEGUA CASTELLANA: Medida de longitud que hace
20.000 pies ó 6.666 varas y dos tercios, equivalente a
5.572 metros y 7 decímetros. La legua de Jaén era igual
a 6.167 metros.
LEGUA: Medida de longitud equivalente a 20.000 pies o
5.572 m.

Francisco Cejudo Gasco

171

Diccionario Torreño Español.

LEGULEYO: Persona que aplica el derecho sin rigor y
desenfadadamente.
LELILÍ: Cruce del ár. lā ilāha illā llāh, (no hay más dios
que Dios) usado como grito de guerra, con ya laylī [yā
‘aynī], oh, noche mía; (oh, ojos míos) Grito que hacen los
moros cuando entran en combate.
LENDRERA: Peine de dientes espesos que capturaba
las liendres al peinarse.
LENGUA: Órgano sexual que algunos degenerados
utilizan para hablar.
LENGUARAZ: Chismoso, que siempre habla de más y
de sobra.
LENGUAZA: Hierva áspera que al cocerse, y mezclada
con salvado, se la daban a comer a los pavos.
LENIR: Ablandar, suavizar.
LENJOS: Lejos.
LEÑA: Ramas de los árboles, que cortada se destina
para la lumbre. Castigo, paliza.
LEÑAZO: Golpe dado con un leño, un garrote, etc. Golpe
fuerte producido por cualquier agente o circunstancia,
como un tropezón, una caída, o un choque.
LERENLES: Figuradamente. Testículos.

Francisco Cejudo Gasco

172

Diccionario Torreño Español.

LETRICIDÁ: Electricidad.
LEVIATÁN: Demonio.
LEZNA: Instrumento que se compone de un hierro con
punta muy fina y un mango de madera, que usan los
zapateros y otros artesanos para agujerear, coser y
pespuntar.
LIBRA: Unidad de medida formada pos 4 cuarterones ó
16 onzas. La libra de botica se subdividía en 12 onzas. Y
la libra carnicera en 32 ó 24 onzas.
LIBREA: Se llamaba así a una especie de uniforme que
los amos daban e imponían usar a sus criados, ya fueran
mayordomos, caballerizos, lacayos, etc.
LÍBREME: Líbreme Dios de un rayo en el mes de mayo
y de un idiota a caballo.
LICEO: Escuela pública que tuvo Aristóteles en Atenas.
LICHÓN: Confusión vocálica. Lechón. Cerdo joven.
LIGAR: Reunión de amigos que se juntan para beber.
LILA: Tonto. Falto de razón o de entendimiento. Lleno de
presunción o vanidad infundada y ridícula.
LÍMPIDO: Limpio.
LINDE: Límite de una finca.

173

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

LINGOTAZO: Trago grande de líquido que se da de una
sola vez.
LLAMARÁ: Llamarada. Guantazo.
LLAMARETÁ: Llamarada muy grande.
LLECHE: Bofetada.
LLEGATIS: Llegasteis. Tercera persona del plural, del
pretérito de indicativo del verbo llegar.
LLORADUELOS: El que frecuentemente llora y lamenta
su infortunio.
LLUECA: Clueca. Se dice de la gallina y de otras aves
cuando se echan sobre los huevos para empollarlos.
LO: Lo que no puede ser, no puede ser y además es
imposible. Lo triste no es ir al cementerio, sino quedarse
en él.
LOBANO: Elevación de la piel causada por cualquier
tumor o hinchazón.
LOBAZO: Borrachera.
LÓBREGO: Oscuro tenebroso.
LOCA: Higuera
comestibles.

silvestre

cuyos

frutos

no

son

Francisco Cejudo Gasco

174

Diccionario Torreño Español.

LOGÍSTICA: Todo lo que se le lleva a los combatientes
en una guerra.
LOMBRÍ: Lombriz.
LOMO: Parte inferior y central de la espalda. En los
cuadrúpedos, todo el espinazo, desde la cruz hasta las
ancas. Cada una de las dos piezas de carne de cerdo o
de vacuno que están junto al espinazo y bajo las
costillas. Parte del libro opuesta al corte de las hojas, en
la cual se pone el rótulo. Parte por donde doblan a lo
largo de la pieza las pieles, los tejidos y otras cosas.
Tierra que levanta el arado entre surco y surco. En los
instrumentos cortantes, parte opuesta al filo. Parte
saliente y más o menos roma de cualquier cosa.
LONGO: Largo.
LONGUI hacerse el: Hacerse el despistado. Como si
algo no fuese con él. Hacerse el longui es hacerse el
sonsolillo.
LORENZO: Sol.
LOS: Ref. Los que de noche quieren ser leones, por la
mañana han de tener cojones. Los sermones largos
antes mueven culos que corazones.
LUCTUOSA: Derecho existente en algunos señoríos por
el que el señor percibía una alhaja o bien, tras el
fallecimiento de sus vasallos. En algunos casos, la alhaja
podía ser determinada en el testamento del difunto; en
otros, correspondía al señor la elección.

Francisco Cejudo Gasco

175

Diccionario Torreño Español.

LUDIBRIO: Desprecio, mofa.
LUMBRERA: Persona muy lista.
LUMINARIA: Lumbre muy grande. En Torres se hacían
luminarias por San Blas.
LUTO: Signo exterior de pena y duelo en ropas, adornos
y otros objetos, por la muerte de una persona. El color
del luto es el negro. Vestido negro que se usa por la
muerte de alguien.

M

MACAMAO: Juego que se hacía de noche estando todos
los jornaleros reunidos después de la faena, junto al
fuego; uno de ellos tiraba alguna cosa para apagar el
candil diciendo: ¡Macamao! El resto respondía: ¡Zurro
armao! Todo a oscuras se pegan unos a otros (Sin saña)
con cuerdas, toallas, ropa etc. Cuando alguien encendía
el candil, se acababa el juego.

Francisco Cejudo Gasco

176

Diccionario Torreño Español.

MACANA: Persona de poca valía. Artículo roto, viejo de
poco valor.
MACETA: Martillo con cabeza de dos bocas iguales y
mango corto, que usan los canteros para golpear el
cincel o puntero.
MACHACA: Antiguo ordenanza en el ejército.
MACHO: Mulo. Cruce de yegua y burro o de burra y
caballo.
MACHOPINGO: Mujer poco femenina que siempre
quiere estar fuera de su casa.
MACHORRA: Dícese de la mujer que tiene estilo de
hombre.
MACHOTA: Especie de mazo.
MACHUCAR: Comer.
MACHUCHA: Me achucha, me empuja.
MACILENTO: Flaco y de mal color. Triste.
MACUERDO: Me acuerdo.
MADALENA: Magdalena. Mujer penitente o visiblemente
arrepentida de sus pecados.
MADRE: Reguero por donde discurre el agua entre las
lindes de las tierras. Viga gruesa del techo de la cuadra.

Francisco Cejudo Gasco

177

Diccionario Torreño Español.

MAESTRAZGO: Territorio de la jurisdicción que tenía el
maestre.
MAESTRE: El superior de cualquiera de las órdenes
militares.
Maestro, ¿por qué antes del sexo cada uno ayuda al
otro a desnudarse y después del sexo cada uno se viste
solo? En la vida, nadie te ayuda cuando estás jodido. Si
te ayudan, es porque te van a joder...
MAFIXIO: Se dice así: Yo no soplo, por si un casual
mafixio.
MAGREO: Sobar libidinosamente las carnes de una
mujer o un hombre.
MAISA: Juego infantil.
MAJÁ: Excremento grande.
MAJADA: Machacada. Lugar donde se recoge de noche
el ganado y se albergan los pastores.
MAJAGRANZAS: Apodo que de aplica al hombre pesado
y necio.
MAJANO: Montón de piedras sueltas que se forma en
las tierras de labor o en las encrucijadas y división de
términos.
MAJAR: Machacar. Triturar.

Francisco Cejudo Gasco

178

Diccionario Torreño Español.

MAJOLETO: Espino arbóreo con hojas de borde velloso,
flores en corimbos muy ralos y con un solo estilo, cáliz
lampiño, fruto ovado y de pedúnculo muy largo, corteza
nítida y madera dura. Su fruto es comestible y abunda en
nuestra tierra.
MAL: Lo contrario del bien. Ref. Bien vengas mal, si
vienes solo. Nunca viene una desgracia sola. Mal del
milano, las alas cortadas y el pico sano. Se aplica a los
que siendo cobardes, hablan siempre de valentía para
demostrar un valor que no tienen. El mal entra a
brazadas y sale a pulgadas. Las enfermedades entran
de golpe y salen despacio. En el mal de la muerte, no
hay médico que acierte. Las cosas que son inevitables
no tienen remedio. Paga lo que debes y sanaras del mal
que tienes. Paga tus deudas y te librarás de sus
molestias y remordimientos. Quien canta, su mal
espanta. Para el alivio de los males, es bueno buscar
alguna diversión. Mal hace la pájara que en su nido
caga.
MALACATÓN.- Deformación léxica. Melocotón.
MALAGE: Mala persona. Persona con poco agraciada
moralmente.
MALANDRÍN: Maligno.
MALAPINTA: Persona que no tiene buena impresión.
MALAPIPA: Antipático.

Francisco Cejudo Gasco

179

Diccionario Torreño Español.

MALICIA: Inclinación a lo malo y contrario a la virtud.
Ref. Aunque la malicia oscurezca la verdad, no la puede
apagar. Aunque el engaño procure encubrir la realidad,
el tiempo se encargará de descubrirlas.
MALSÍN: El que habla mal de otro. Cizañero, soplón.
MALVA: Planta de la familia de las malváceas. Ref. Ni de
malva buen vencejo, ni de estiércol buen olor, ni del
mozo buen consejo, ni de puta buen amor. De las malas
causas no deben esperarse buenos efectos.
MAMA: Teta. Acción de chupar del pecho de la madre.
MAMAPEPA: Abuela cuyo nombre es el de María Josefa.
MAMARRACHO: Persona o cosa defectuosa, ridícula o
extravagante. Cosa imperfecta. Hombre informal, no
merecedor de respeto.
MAMOLA: Cierto modo de poner uno la mano debajo de
la barba del otro como para acariciarle y burlarse de él.
MAMÓN: En los árboles, brote largo que chupa savia y
no da fruto.
MAMOTRETO: Libro o legajo muy abultado,
principalmente cuando es irregular y deforme, que se
apuntan las cosas que se han de tener presentes, para
ordenarlas después.
MAN: Apócope de me han.

Francisco Cejudo Gasco

180

Diccionario Torreño Español.

MANÁ: Manada.
MANADERO: Fuente donde brota el agua.
MANCERA: Pieza corva y trasera del arado, sobre la
cual lleva la mano el que ara para dirigir la reja y
apretarla contra la tierra.
MANCHA: Así le llamamos a nuestro vecino pueblo
Mancha Real. Ref. No temas mancha que salga con
agua. No deben atemorizar los males que tienen sencillo
remedio.
MANDA: Promesa. Ref. La manda del bueno no es de
perder. Generalmente la buena persona siempre cumple
con lo que promete.
MANDAILLO: Expresión usada cuando a alguien se le
pregunta dónde va y no quiere dar ninguna explicación.
¿Dónde vas? ¡A un mandaillo!
MANDAO: Recado, encargo. Tener grande o chico el
“mandao” es... tener grande o chico er mandao; y con
esto queda mu bien explicao.
MANDIL: Delantal.
MANDILONAZO: Mandilón. Hombre muy sometido a los
caprichos de su mujer.
MANDUCAR: Acción de machacar alimentos. Comer.
MANFLORITO: Hermafrodita. Dicho de una persona con
tejido testicular y ovárico en sus gónadas, lo cual origina

Francisco Cejudo Gasco

181

Diccionario Torreño Español.

anomalías somáticas que le dan la apariencia de reunir
ambos sexos.
MANGANTE: Vago, que gusta vivir del trabajo de los
demás. Ladrón.
MANGAR: Robar algo que es ajeno.
MANGARRUCHA: Localismo de Albanchez de Mágina.
Persona de poca valía.
MANGUZÁ: La acción de tirar el agua que cabe con las
manos juntas.
MANICORTO: Persona poco dadivosa.
MANIJA: Funda de cuero que se usaba para proteger los
dedos durante la siega.
MANIJERO: Capataz de una cuadrilla de trabajadores
del campo.
MANÍO: Manido, sobado.
MANIROTO: Persona muy dadivosa.
MANOYERRO: Mano de hierro. Herramienta de hierro
con dientes a modo de peine, que se emplea para quitar
pequeñas piedras y allanar la tierra.
MANTA: Tunda, paliza. Ser holgazán, no tener habilidad
para algo.

Francisco Cejudo Gasco

182

Diccionario Torreño Español.

MANTENCIÓN. Manutención.
MANTÓN: Lienzo que se pone debajo de olivo sobre el
que cae la aceituna vareada.
MAÑA: Manojo de lino u otras plantas. Treta, artimaña.
MAQUEARSE: Arreglarse, ponerse guapo.
MAQUILA: Porción de grano, harina o aceite que
corresponde al molinero por la molienda.
MARAÑA: Pelo enredado. Madeja de lana enredada.
MARAVEDÍ: Moneda antigua española que unas veces
se ha entendido por determinada, real y efectiva, y otras
por cierta cantidad de dinero. Ha tenido diversos valores
según la estimación del marco de plata, y también por su
diferente calidad y metal; porque los hubo de oro, de
plata y cobre, con distinción de sus nombres por la
materia, peso, ley o arbitrio de los reyes; como maravedí
de oro, buenos, viejos, prietos, blancos, cobreños y
otros. Era la trigésima cuarta parte del real de vellón.
MARCO DE AVILA: El patrón u original por donde se
regulaban los pesos y medidas.
MARCO: Moneda que valía 50 castellanos si era de oro,
y el de plata, 8 onzas.
MARDÁ: Maldad.
MARDITO: Maldito.

Francisco Cejudo Gasco

183

Diccionario Torreño Español.

MARE MAGNUN: Voces latinas adoptadas al lenguaje
familiar para ponderar la abundancia, grandeza o
confusión de alguna cosa.
MÁRFAGA: Tela gruesa y tosca.
MARICONA: Gay, lesbiana. Cartera de mano para
hombre.
MARIMACHO: Mujer poco femenina y que en su
corpulencia o acciones parece hombre.
MARIMORENA: Riña, pendencia.
MARMÁJULA: Localismo torreño que significa trampa.
Hacer marmájula es hacer trampa.
MARMOTA: Sirvienta, criada.
MARNÍFICO: Magnífico.
MARQUESA DE CAMARASA: Doña María de Mendoza
y Carvajal y sus descendientes. Hoy pertenece este
marquesado a la casa de Medina Sidonia.
MARRANO: Cerdo.
MARRAS: El tiempo que ya pasó o sucedió algo
particular; como la noche de marras.
MARROTAR: Raramente se puede escuchar hoy esta
voz. Significa estropear, deteriorar una cosa.

Francisco Cejudo Gasco

184

Diccionario Torreño Español.

MARRULLERO: Desordenado, desorganizado.
MARTINGALA: Astucia para engañar a alguien.
Más ata pelo de coño que maroma de barco.
MASTÍN: Perro de color rojizo y fuerte cuerpo.
MÁTATE: Mátate estudiando y serás un cadáver culto.
MATAURA: Herida. Llaga o herida que se hace la bestia
por el roce de un apero. Rozadura en el pie producida
por el zapato.
MATRACA: Instrumento giratorio construido de tablas,
que antiguamente se usaba en Semana Santa desde el
Jueves Santo hasta el sábado de Gloria y sustituía a las
campanas. Carraca. En sentido figurado, cabrear al que
oye.
MAULA: Cosa inútil y despreciable.
MAULERÍA: Puesto donde se venden retazos de
diferentes telas.
MAURA: Madura.
MAYA: Juego infantil. Se delimita un trozo de pared a la
que se le denomina "maya". El que se queda debe
contar hasta veinte diciendo: Y a la de veinte, el que no
se haya escondido que se esconda y el que no que le
caiga una bomba y si no que reviente. Los demás en ese
tiempo se esconden. El jugador que se ha quedado,

Francisco Cejudo Gasco

185

Diccionario Torreño Español.

debe descubrir el escondite de los otros, y corre a la
pared diciendo ¡Alza la maya a fulanito! Si el jugador
descubierto llega antes a la maya que el descubridor no
pierde, pero si llega después, tiene que quedarse él.
Cualquier jugador puede salir de su escondite y tocar la
maya diciendo: ¡Alzo la maya por mí y por todos mis
compañeros! con lo que el jugador que se ha quedado
continúa. El jugador que se queda debe ir descubriendo
el escondite de todos y cada uno y en el caso que los
localice a todos sin perder la maya, el primero que fue
localizado debe quedarse y así continúa el juego.
ME: Me corto las venas o me las dejo largas. Me
emborraché para olvidarte, ¡pero ahora te veo doble! Me
gustan los reincidentes porque no cambian de idea. Me
pregunto: ¿Que haría yo sin mí?
ME SE HA IDO EL SERMÓN: Se me ha ido la idea.
MEAPILAS: Persona muy beata.
MEAR: Ref. Mear claro y recio deja al medico por necio.
Mear sin peer, rara vez.
MECACHE EN…: Es igual que decir: Me cago en…
MECAGÜEN: Equivale lo mismo que decir: Me cago
en...
MECO: Golpe que se da con el puño.
MEDIANQUETA: Manera de sentarse apoyándose en el
lado externo de la cadera y parte superior del muslo.

Francisco Cejudo Gasco

186

Diccionario Torreño Español.

MEDICINAR: Medicar, tomar medicamentos.
MEDIDAS: La Administración borbónica, y antes la de
los Asturias, realizó diversos intentos de unificación,
todos ellos ineficaces. Es más, ya en 1347 se dictó una
ley sobre "igualdad de pesos y medidas en todos los
pueblos", en la que, entre otras disposiciones, se
adoptaba la siguiente: "Que el pan y el vino, y las otras
cosas que se suelen medir, que se vendan y midan por
la medida toledana, que es en la fanega doce celemines,
y en la cántara ocho azumbres (...). Y otrosí, que el paño
y lienzo y sayal, y las otras cosas que se venden a
varas, que se vendan por la vara castellana (...). Y
declaramos que la vara castellana que se ha de usar en
todos estos Reinos, sea la que hoy tiene la ciudad de
Burgos". Enrique II en 1369 y 1373, Juan II en 1436,
Enrique IV en 1462 y doña Isabel y don Fernando en
1496, en pragmáticas dadas sucesivamente. Se refieren
a: "quánta desorden hay en estos nuestros Reynos por
la diversidad y diferencia que hay en entre unas tierras y
otras en las medidas de pan y vino, que en unas
comarcas y en unos lugares hay las medidas mayores y
en otras las menores, y aun nos es hecha la relación que
en un mesmo lugar hay una medida para comprar y otra
para vender". Las leyes se fueron sucediendo casi sin
interrupción, correspondiendo la última del Antiguo
Régimen a Carlos IV que en enero de 1801 ordenó "la
igualación de pesos y medidas para todo el Reyno" , ley
que fue seguida pocos meses después por la relativa a
la adopción del Sistema Métrico Decimal, surgido en
Francia a raíz de la Revolución. En la primera ley dictada
en 1801 se fijan como patrones los siguientes: de

Francisco Cejudo Gasco

187

Diccionario Torreño Español.

longitud, la vara que se conserva en el archivo de la
ciudad de Burgos; de capacidad de áridos, la media
fanega (archivo de Ávila); de capacidad de líquidos,
varias medidas (archivo de Toledo); y de peso, el marco
de las mismas conservado en Toledo. En las medidas de
longitud se fija el pie "como raíz de todas las medidas de
intervalos ó longitud"; el pie dará lugar a dos ramas de
submúltiplos; en una de las ramas los submúltiplos del
mismo serán el dedo (1/16 de pie), medio dedo (1/32 de
pie), la quarta (1/64) y la ochava (1/128); en la otra rama,
el pie tendrá como submúltiplo a la pulgada (1/12 de pie)
y a la línea (1/144 de pie o 1/12 de pulgada). Como
múltiplo del pie se establece la vara (3 pies),la cual a su
vez origina otras dos ramas de submúltiplos: por la
primera se subdivide así: media vara, quarta, ochava,
media ochava; por la segunda, en tercias, sexmas
(media tercia) y media sexmas. Y como mayor múltiplo,
la legua, que se hace equivaler a 20.000 pies (6.666,6
varas). Otra unidad de longitud fundamental será el
estadal, que se hace equivaler a 4 varas (12 pies). Sobre
esta unidad se fundan las de superficie, siendo la básica
la aranzada (20 x 20 estadales, 80 x 80 varas, 240 x 240
pies), formada por 400 estadales cuadrados, por 6.400
varas cuadradas o por 57.600 pies cuadrados. Por su
parte, la fanega de tierra equivaldrá a 576 estadales
cuadrados (24 x 24 estadales, 96 x 96 varas, 288 x 288
pies). Como submúltiplo, el celemín (1/12 fanega, 48
estadales cuadrados), unidad que no es posible dar
como cuadro, por no ser exacta la raíz cuadrada de su
valor, 48 estadales, ya que resulta de dividir uno de los
lados de la fanega en 3 partes y el otro en 4,
equivaliendo, pues, a 8 x 6 estadales, 32 x 24 varas, 96
x 72 pies. El celemín tendrá un submúltiplo, que será el

Francisco Cejudo Gasco

188

Diccionario Torreño Español.

quarto o quartillo (1/4 de celemín). La unidad de
capacidad de áridos será la fanega, que se subdividirá
en media fanega (1/2), quartilla (1/4), celemín (1/12),
medio celemín (1/24), quartillo (1/48), medio quartillo
(1/96), ochavo (1/192), medio ochavo (1/384) y ochavillo
(1/768). Múltiplo de la fanega será el cahíz, equivalente a
12 fanegas. La unidad de capacidad de líquido será la
cántara o arroba, subdividida en media cántara (1/2),
quartilla (1/4), azumbre (1/8), media azumbre (1/16),
quartillo (1/32), medio quartillo (1/64) y copa (1/128).
Como múltiplo, el moyo, igual a 16 cántaras o arrobas.
La unidad de peso (usada también para el aceite) será la
arroba. Como submúltiplos, la media arroba (1/2), quarto
(1/4), medio quarto (1/8), libra (1/16), media libra (1/32),
quarterón o panilla (1/64) y la media panilla (1/128). Por
su parte, la libra dará origen a otra rama, teniendo como
submúltiplos la onza (1/16 de libra), media onza (1/32),
quarta (1/64), ochava o dracma (1/128), adarme (1/256).
Este último, el adarme, rompe la serie por mitades y
pasa a subdividirse al tercio, dando lugar al tomín (1/3 de
adarme) y al grano (1/36, ya que un adarme tiene 12
granos). Pero la arroba de peso da lugar a otro sistema
que tiene como múltiplo el quintal (4 arrobas) y como
submúltiplo la libra (1/24 de arroba), con lo que bajo el
nombre de libra se utilizan tres medidas distintas, una
que equivale a 1/16 de arroba (aplicada solo al aceite) y
otra a 1/25 de arroba ("resto de cosas que se pesan");
con el mismo nombre se usaba otra unidad, la libra
medicinal o de botica, igual a 12 onzas.
MEFISTO: Diablo.

Francisco Cejudo Gasco

189

Diccionario Torreño Español.

MEJUNJE: Lo que sale después de mezclar varios
ingredientes sin orden o idea alguna.
MELECINAS: Deformación léxica. Medicinas.
MELESTER: Menester. Falta o necesidad de algo. Oficio
u ocupación habitual.
MELGAR: Amelgar. Señalar surcos en el terreno para
esparcir la simiente.
MELGUIZO: Mellizo. Nacido de un mismo parto, y más
especialmente de un parto doble. Mellizo originado de
distinto óvulo. Igual a otra cosa.
MELLAR: Romperse el filo de la guadaña o del hacha o
cuando se pierde un diente delantero.
MELÓN: Tonto. Hombre torpe o necio.
MELOPEA: Embriaguez, borrachera.
MEMBRUDO: Robusto, fornido y grande de cuerpo y
miembros.
MEMORIAL: Apuntamiento donde se contiene todo el
hecho del pleito.
MEMORIAS: Saludo verbal o escrito que una persona
enviaba a otra a través de una tercera. Dar memorias
era antes lo que hoy es dar recuerdos.
MENCHA: Mecha.

190

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

MENCHERO: Mechero.
MENGUAR: Achicar, disminuir, mermar. Suele aplicarse
a los días.
MENGUE: Demonio, diablo.
MENSAJERO: Especialista en logística y distribución
documental.
MENTAR: Nombrar a alguien.
MENTIR: Decir lo contrario a lo que se cree o piensa.
Engañar. Ref. Quien siempre me miente, nunca me
engaña. Al mentiroso nunca se le da crédito ni cuando
dice la verdad. El mentir pide memoria. Nos dice la
facilidad con que se descubre al que miente por no
acordarse de lo que dijo con anterioridad.
MENTIRAS: Ref. Mentiras de día y pedos de noche, los
hay a troche y a moche.
MENTIRIJILLA:
piadosa.

Decir

una

pequeña

mentira,

casi

MENUDO: Se aplica al dinero en moneda inferior.
También al estómago, patas y sangre de las reses que
se matan.
MEQUE: Cate, puñetazo.

Francisco Cejudo Gasco

191

Diccionario Torreño Español.

MERCAR: Del latín «mercari», comprar, esto es a lo que
equivale, pero que ahora se dice comprar, no mercar, por
lo que ha caído en desuso.
MERCED: Este vocablo se aplicaba como simple
cortesía al referirse a personas que carecían de otro
título. Vuestra, vuesa merced, su merced, equivale al
usted de hoy.
MERCHÁN: El que compra y vende género sin tener
tienda propia.
MERCLAO: Mezclado.
MERINO: Juez, de nombramiento regio, con jurisdicción
amplia sobre un territorio. En general, se distinguía entre
Merino mayor (designado directamente por el monarca)
y menor o chico (nombrado a su vez por el mayor), que
también podía recibir el nombre de alguacil. En
ocasiones el Merino Mayor era equivalente al cargo y
rango de Adelantado.
MERMA: Porción de algo que se consume, se sustrae o
se sisa. Menguar.
MERO IMPERIO: La potestad que reside en el soberano,
y por su disposición en ciertos magistrados para imponer
penas a los delincuentes con conocimiento de causa.
MESALINA: Meretriz. Puta.
MESE Cambio en el orden del pronombre átono. Se me.

Francisco Cejudo Gasco

192

Diccionario Torreño Español.

MESTA: Del latín «mixta», como abreviatura de
«animalis mixta», animales mezclados, la Mesta era la
asociación de ganaderos del reino de Castilla que bajo el
reinado de Alfonso X el Sabio surgió en 1273, y que tuvo
vigencia hasta 1836, en que fue abolida y disuelta.
MESTRAÑA: Me extraña.
METÁTESIS: Figura de dicción que aparece cuando una
sílaba o letra se muda de un lugar de la dicción a otro.
Cocreta por croquera.
MI: Mi hija se casó con un piloto italiano. ¿Y la suya?
Con un vestido de seda blanco.
MIAJA: Migaja.
MIAJÓN: Migaja grande.
MÍAQUE: Mira que...
MÍATU: Mira tú.
MIEDO: Ref. Por miedo a los gorriones no deje de
sembrar trigo. Las cosas necesarias no deben dejar de
hacerse por miedo a que aparezca alguna dificultad.
MIEL: Sustancia transparente y dulce que forman las
abejas. Ref. No se hizo la miel para la boca del asno.
Reprende a los que eligen lo peor entre lo que se les
presenta, despreciando lo mejor. Quien anda entre la
miel, algo se le pega. Es dificultoso librarse de caer en
culpa quien con materias peligrosas trata.

Francisco Cejudo Gasco

193

Diccionario Torreño Español.

MIENTRAS: Ref. Mientras el culo cante, ni cura, ni
medico, ni practicante.
MIGAJÓN: Miga de pan.
MIJILLA: Un poco de algo.
MIJITA: Poca cantidad.
MILESIAS: Cuentos disparatados, inverosímiles.
MILI: Servicio militar que
obligatoriamente en España

prestaban

los

jóvenes

MILONGA: Mentira. Embuste.
MINIQUI: De todos los dedos, el más chico.
MIRAR: Ref. Quien adelante no mira, atrás se queda. Es
conveniente premeditar las contingencias que pueden
tener las cosas antes de hacerlas.
MIRIÑAQUE: Adorno de poco valor.
MIRUSTÉ: Mire usted.
MISA: Ref. La misa dígala el cura. Aplíquesele a los que
hablan de lo que no entienden. No entra en misa la
campana y a todos llama. Para los que persuaden a los
otros para hacer lo que ellos no hacen. Por oír misa y
dar cebada, nunca se perdió jornada. Se advierte que el
cumplimiento de la obligación nunca es impedimento
para el logro de lo que se intenta justamente. No saber

194

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

de la misa a la media. Ignorar alguna cosa y no poder
dar razón de ella.
MISI: Voz con la que se llama a un gato.
MISINO: Gato.
MISMITICO: Esto quiere decir ¡Ahora mismo!
MITAD: El cincuenta por ciento de una cosa. Una parte
de dos. Ref. La mitad del año con arte y engaño, y la
otra parte con engaño y arte. Denota el modo de vivir de
algunos, que sin tener cosa propia viven por su habilidad
y maña.
MITRA: Guantazo.
MIXTO IMPERIO: La facultad que compete a los jueces
para decidir las causas civiles, y llevar a efecto sus
sentencias.
MOCARRERA: Humor espeso y pegajoso que segregan
las membranas mucosas, y fluye por las ventanas de la
nariz.
MOCCA: Mosca.
hijoputus.

Yo le

llamo

dípterus

cansosus

MOCHA: Piedra generalmente redonda sobre la que se
colocaba la pita para que al ser golpeada con la vara,
saltase mejor. Cabra que no tiene cuernos. Ref. Váyase
mocha por cornuda. Váyase una cosa por otra.

Francisco Cejudo Gasco

195

Diccionario Torreño Español.

MOCHAZO: Golpe dado con el mocho.
MOCHO: Res a la que le falta un cuerno.
MODORRA: Oveja que parece volverse loca por haber
tomado mucho el sol. Somnolencia, sopor profundo.
MODORRO: Recipiente de barro cocido de forma
ligeramente panzuda, que se utilizaba en casas y
bodegas, destinado a contener vino. Subsisten aún en
algunas bodegas modorros pequeños modorritos o
modorrillos, para dar a probar el vino de las cubas,
habiendo proliferado últimamente su fabricación como un
resurgimiento del pasado.
MODREGO: El sujeto que no tiene habilidad ni gracia
para nada.
MOFLETES: Carrillos de la cara.
MOGOLLÓN: Con abundancia.
MOGOTE: Montoncillo aislado que remata en punta.
MOHÍNO: Triste, melancólico, disgustado. Hijo de
caballo y burra. Que tiene el pelo, y sobre todo el hocico,
de color muy negro.
MOJE: De mojar. Cualquier salsa.
MOJÓN: Piedra que sirve para deslindar dos fincas.
Porción compacta de excremento humano que se expele
de una vez.

Francisco Cejudo Gasco

196

Diccionario Torreño Español.

MOLLAR: Lo que es blando y fácil de partir.
MOLLINA: Lluvia suave, sutil y delicada.
MONA: Borrachera.
MONDÁBASE DE RISA: Reíase mucho.
MONDAR: Pelar una fruta. Metáfora. Reírse mucho.
MONDARINA: Mandarina. Naranja pequeña que se pela
con facilidad.
MONDO: Limpio, libre de otras cosas.
MONDONGO: Conjunto de tripas de los animales.
MONFÍ: Nombre que se le daba al moro que asaltaba en
los caminos.
MONIATO: Boniato.
MONOPTONGACIÓN: Reducción de las dos vocales de
un diptongo en una sola. ( Ejem. Decir Ulogio en vez de
Eulogio)
MONTARACIA: El alquiler de los pastos al ganadero.
MOÑIGA: Boñiga. Excremento del ganado vacuno o de
otros animales semejantes.

Francisco Cejudo Gasco

197

Diccionario Torreño Español.

MORANCANÁNCANO: Si a un moro alto y fuerte se le
llama moranco, cuando es más alto y fuerte todavía, se
le llama morancanáncano.
MORAPIO: Vino oscuro, tinto.
MORCIGUILLO: Murciélago. Quiróptero insectívoro que
tiene fuertes caninos y los molares con puntas cónicas.
Tiene formado el dedo índice de las extremidades
torácicas por solo una o a lo más dos falanges y sin uña.
Es nocturno y pasa el día colgado cabeza abajo, por
medio de las garras de las extremidades posteriores, en
los desvanes o en otros lugares escondidos.
MORCILLERAS: Tripas para hacer morcillas.
MORCÓN: Embutido hecho de la parte más gruesa de
las tripas del cerdo.
MORDIHUÍ: Gorgojo de las semillas.
MORILLO: Caballete de hierro que se pone en la
chimenea para sujetar la leña.
MORIR: Morir es como dormir, pero sin levantarse a
mear.
MORRAL: Saco que usan los cazadores, soldados y
viandantes, colgado por lo común a la espalda, para
echar la caza, llevar provisiones o transportar alguna
ropa.

Francisco Cejudo Gasco

198

Diccionario Torreño Español.

MORTERÁ: Gran cantidad de algo. Mucho, un montón,
sobre todo de dinero.
MORUECO: Carnero padre que ha servido para la
propagación.
MÓRULA: Tardanza o detención muy breve.
MORUSA: Antigua moneda de plata. Moneda corriente.
MU: Decir mu es igual que no decir nada. Apócope de
muy.
MUCOSA: Cuando está alta, no se puede comer azúcar.
(Glucosa)
MUGRE: Suciedad.
MULLIDOR: En la actualidad, y de forma decreciente,
persona que cava alrededor de las cepas de la viña para
ahuecar o mullir la tierra.
MUNCHíSIMOS: Muchísimos.
MUNCHO: Mucho.
MUÑEQUILLAS DE CENIZA: Pequeños saquitos llenos
de ceniza, que se le echaban a las aceitunas de mesa
con el fin de que perdieran su acidez con más rapidez.
MURGA: Dar la lata. Comparsa.

Francisco Cejudo Gasco

199

Diccionario Torreño Español.

N

NA: No tener nada.
NAPIA: Nariz.
NATÁTIL: Lo que es capaz de nadar o flotar sobre las
aguas.
NAVA: Campo llano.
NAVO: En sentido figurado, pene.
NECESARIA: El parto se complicó y tuvieron que
hacerle la necesaria (Cesárea)
NECIO: Ignorante. Ref. El necio hace al fin lo que el
discreto al principio. Hay que hacer lo que el discreto.

Francisco Cejudo Gasco

200

Diccionario Torreño Español.

Más vale ser necio que porfiado. Entre dos propiedades
malas, se debe evitar la más mala.
NEGADO: Persona incapaz.
NEGRURA: Muy negro, referido a la noche cerrada o
nubes muy cargadas.
NEMA: Cierre o sello de la carta.
NEQUÁQUAM: De ninguna manera, de ningún modo.
NESECIDÁ: Necesidad.
NESECITO: Necesito.
NEVUSQUEAR: Comenzar a caer la nieve mezclada con
agua.
NINGÚN: Ningún tonto se queja de serlo No le debe ir
tan mal.
NIÑA: Pupila de los ojos.
NIÑATO: Joven mal educado.
NIPERO: Níspero.
NIPOS: Dinero.
NIQUISCOCIO: Negocio de poca importancia.

Francisco Cejudo Gasco

201

Diccionario Torreño Español.

NO: No te tomes la vida en serio, al fin y al cabo no
saldrás vivo de ella. No veo la hora de irme, decía un
ciego. No son hombres todos los que mean en la pared.
No te metas en el mundo de las drogas. Ya somos
muchos y hay muy pocas. No dejes para mañana, lo que
puedas hacer pasado. No hay opiniones estúpidas, sino
estúpidos que opinan. No cagues donde comes. No
comer por no cagar es doble ahorrar. Ref. No existe culo
honrado solo existe culo mal trabajado. No hay mayor
beata que una puta arrepentida. No hay mujer por
buena que sea, que cuando mea no se pea.
NO PROBLEN: Expresión latina que vale lo mismo que
decir que no hay ningún problema.

NOCHEBUENO: Tronco grande que se guarda para la
lumbre de nochebuena.
NOCTILUCA: Luciérnaga.
NOLIMETÁNGERE: Llaga maligna en el rostro, especie
de cáncer tan difícil de curar, que con los remedios se
empeora; por lo cual le dieron este nombre, como quien
dice: no la toques.
NOMBRAJO: Nombre feo. Apodo o mote mal sonante
que se pone a una persona.
NOÑO: Persona muy apocada.

Francisco Cejudo Gasco

202

Diccionario Torreño Español.

NORIA: Del árabe, «naura», rueda movida por agua. Era
-es aún, aunque muy raramente usada- un artilugio
introducido por los árabes en España, consistente en
una rueda grande a la que estaban unidos los
cangilones, y que a su vez engranaba a otra horizontal
de la que partía un palo grande cuyo extremo se
ajustaba a una caballería, la cual, dando vueltas y más
vueltas en derredor del pozo, iba extrayendo el agua del
mismo para el riego de las huertas. Hoy, esto se
consigue con motores.
NUEVO AUMENTO: Impuesto que se adelantaba.
Añadido a los otros.
NUILLO: Nudillo. Articulación de los dedos.
NUISTA: Persona a la que le gusta ir desnuda.
NUMO: Moneda que valía diez maravedís.

Ñ

ÑAÑARAS: Payasadas. Tonterías.

Francisco Cejudo Gasco

203

Diccionario Torreño Español.

ÑAQUE: Conjunto o montón de cosas inútiles y ridículas.
ÑIÑO: Niño.
ÑIQUIÑAQUE: Persona o cosa muy despreciable.
ÑOCLO: Especie de melindre hecho de masa de harina,
azúcar, manteca de vaca, huevos, vino y anís, formando
unos panecillos del tamaño de nueces, los cuales se
cuecen en el horno sobre papeles espolvoreados de
harina
ÑOÑERÍA: Dicho de una persona ñoña
ÑOÑO: Persona de corto conocimiento.
ÑORA: Pimiento muy picante. Guindilla.

O

ÓBICE: Obstáculo, estorbo, impedimento.

Francisco Cejudo Gasco

204

Diccionario Torreño Español.

OBLADA: La ofrenda que se llevaba a la iglesia y se
daba por los difuntos, que regularmente era un pan o
rosca. Solía ponerse sobre la caja del difunto antes de
dársela al cura, y estaba allí mientras se decía la misa.
Ref. Quien lleva las obladas, que taña las campanas.
Enseña que el que obtiene la utilidad es el que debe
hacer el trabajo.
OBLONGO: Lo que es más largo que ancho.
OBNOXIO: Expuesto a contingencia o peligro.
OBRÁ: Labor que un par de mulas o bueyes hace en un
día trabajando o arando la tierra.
OBRAR: Hacer algo, trabajar en ello. Construir, edificar,
hacer una obra. Evacuar el vientre, defecar.
OBSTAR: Impedir, estorbar, hacer contradicción y
repugnancia. Dicho de una cosa: Oponerse o ser
contraria a otra.
OBVIO: Que se encuentra o pone delante de los ojos.
Muy claro o que no tiene dificultad.
OBYECTO: Interpuesto, intermedio, puesto delante.
OCCISO: Muerto violentamente.
OCENA: Doce unidades.

Francisco Cejudo Gasco

205

Diccionario Torreño Español.

OCIOSO: Dícese de la persona que no trabaja ni hace
nada.
OFICIO: Misa de difuntos.
OFRASIA: Eufrasia. Nombre propio de mujer.
OFRECER. Dar una limosna, dedicándola a Dios en la
misa o en otras funciones eclesiásticas. Solía aplicarse
también a las personas, cuando la madre ofrecía a algún
hijo al santo o virgen de su advocación.
OJALÁ: Cuando queremos que un deseo se cumpla. Del
árabe insh´Allah, que “Quiera Dios”
OJETE: Orificio en que remata el conducto digestivo y
por el cuál se expele el excremento y se meten los
espuknik (supositorios) ca mandao er dortoc.
OJOS: Ojos que no ven... zapatos llenos de mierda.
OLLA: Ref. A olla que hierve, ninguna mosca se atreve.
A riesgo conocido no hay quien se arroje fácilmente No
hay buena olla con agua sola. Para que una cosa sea
buena es necesario que tenga todo lo conveniente.
OLLERÍA: Alteración verbal. Oiría.
ONDE: Donde.
ONEROSO: Pesado, molesto o gravoso.
OPITULACIÓN: Auxilio, ayuda, socorro.

Francisco Cejudo Gasco

206

Diccionario Torreño Español.

ORAJE: Estado del tiempo, temperatura, etc.
ORATE: Persona que ha perdido el juicio. Loco.
ORDEÑAR los olivos: Coger la aceituna con la mano.
ÓRDIGA: Exclamación para algo fuera de lo normal.
ORDINARIA: Persona mal hablada.
OREAR: Poner a secar algo. Ventilar. Por ejemplo: "Niño
abre se cuarto pa que soree"
OREBCE: Estado del tiempo, temperatura, etc.
OREJERAS: Palos al lado del dental del arado para abrir
surcos. Pliego de cuero u otra materia que se le pone a
los animales de carga junto al ojo derecho e izquierdo y
sirve para que vean sólo la parte de enfrente de su
camino.
OREJÓN: Pedazo de melocotón o de otra fruta, secado
al aire y al sol.
OREO: El golpe del aire que da suavemente en alguna
cosa.
ORFANATO: Orfelinato.
ORILLA: Viento suave y fresco. Estado atmosférico del
tiempo. Hace una buena orilla.

Francisco Cejudo Gasco

207

Diccionario Torreño Español.

ORUJO: Se llama así al residuo compuesto por
rampojos, hollejos y titos de los racimos de uva o
aceituna que quedan después de ser pisados o
prensados.
ORURTO: Eructo.
ORVIDAO: Olvidado.
OSCURANA: Oscuridad producida por las nubes.
OSEGINADA: Agua oxigenada.
OTABÍA: Todavía.
OTERO: Sitio alto.
OTROSI: Además, aparte de.
OVA: Alga verde, que se cría en el mar o en los ríos y
estanques, flotante en el agua o fija al fondo.
OVEJO: Persona terca como una oveja.
OVISPA: Avispa. Insecto himenóptero. Dicho de la
cintura o del talle.
OX: Voz que se usa para espantar la caza y las aves
domésticas.
OXICANTA: Escaramujo.

Francisco Cejudo Gasco

208

Diccionario Torreño Español.

OXIZACRE: Bebida que se hacía antiguamente con
zumo de granadas agrias y azúcar.
OXTE: Aparta, no te acerques, quítate.

P

PABILO: Cuerda de algodón por donde se enciende la
vela.
PÁBULO: Alimento que se toma para subsistir.
PACÁ: Para acá.
PACATO: De condición excesivamente pacífica, tranquila
y moderada. De poco valor, insignificante. Mojigato, que
tiene o manifiesta excesivos escrúpulos.
PACEDERO: Campo que tiene hierva para pastar.
PACENCIA: Paciencia.

Francisco Cejudo Gasco

209

Diccionario Torreño Español.

PACOTILLA: La porción de géneros que se permite
llevar por su cuenta a un particular cuando se embarca.
PAECE: Parece.
PAED: Pared.
PAERES: Paredes.
PAGANINI: Persona que le toca pagar.
PÁINE: Peine. Instrumento dentado que sirve para
peinarse.
PAJA: Hacerse una “porla”.
PAJAR: Lugar donde se almacena y se guarda la paja.
PÁJARA: Mujer de dudoso proceder.
PAJETA: Tomate partido por la mitad y secado al sol.
PAJIZO: Del color de la paja.
PAJOTE: Caña alta y gruesa de las rastrojeras que
queda después de la siega. Hacerse otra “porla”
PALANCANA: Palangana. Recipiente redondo de
porcelana que junto a su jarro, servia para contener el
agua para lavarse.
PALANCANERO Utensilio donde se ponía la palangana
y el jarrón del agua para lavarse.

Francisco Cejudo Gasco

210

Diccionario Torreño Español.

PALANTE: Hacia adelante.
PALILLOS: Castañuelas.
PALINODIA: Retractación pública de lo que se había
dicho.
PALIQUE: Saber hablar bien.
PALODÚ: Palo de sabor dulce.
PALOMICA: Roseta de maíz. Bebida que resulta de
mezclar agua y anís.
PÁMPANO: Sarmiento verde, tierno y delgado, o
pimpollo de la vid.
PAMPLINA: Tontería.
PAN DE POYA: Aquel con el que se contribuía en los
hornos públicos por precio de la cochura.
PAN: Aunque tiende a desaparecer por ser llamado cada
cereal por su propio nombre (trigo. cebada, etc.) aún en
algunos pueblos se llama pan a cualquier cereal. Ref. A
pan duro, diente agudo. Hay que superar las cosas
dificultosas. A quien no le sobre pan, no críe can.
Debemos acoplarnos a nuestros ingresos y no entrar en
gastos indebidos
PANÁ: Contracción de “para nada”.

Francisco Cejudo Gasco

211

Diccionario Torreño Español.

PANARRA: Hombre simple, tonto.
PANÁTICA: Provisión de pan en las embarcaciones.
PANCIVERDE: Hortelano de Bedmar.
PANDERO: Culo gordo.
PANDORGA: Vientre, barriga, panza. Mujer muy gorda y
pesada, o floja en sus acciones.
PÁNFILO: Cándido, bobalicón, tardo en el obrar.
PANILLA: Recipiente que se usaba para medir el aceite.
La cuarta parte de una libra. (113 gr. aprox.)
PANIZA: Mazorca de maíz.
PANIZO: Lo que queda de la mazorca cuando se le quita
el grano.
PANOCHA: Mazorca de maíz.
PANPLINAS: Dicho o cosa de poca entidad, fundamento
o utilidad.
PANTAPÁJAROS: Espantapájaros.
PANZA, ir de: Salir al campo y comer toda la fruta ajena
que se desee.
PANZÁ: Hartarse de comer, beber o de hacer algo.

Francisco Cejudo Gasco

212

Diccionario Torreño Español.

PAPAHIGO: Cierto pedazo de paño o de tela que está
hecha la montera, que tirándole hacia abajo, cubre la
cara menos los ojos y el pescuezo para taparse del frío.
PAPALINA: Especie de gorro con dos picos que cubre
las orejas.
PÁPARO: Admirado, pasmado.
PAPEAR: Comer.
PAPEL SELLADO: El que se señalaba con las armas del
rey, y servía para autorizar los documentos legales y
jurídicos. Se hacía todos los años y tenía diferente precio
el pliego según el documento para que se tomaba. Su
producto era para la hacienda pública. Se dictó una
disposición eximente para no grabar a los vecinos que
hicieron el catastro. Las declaraciones están escritas en
papel blanco, pero están conformadas por la firma del
intendente.
PAPO: Parte externa del aparato genital femenino.
PARA: Para comer no hay tontos ni cansados. Para
conseguir un crédito debes demostrar al banco que no lo
necesitas. Ref. Para ser puta y no ganar nada, mejor
mujer honrada. Para tener gustos y placeres: montar
buenos caballos y también buenas mujeres. Para una
vez que me remango, se me ve el culo.
PARALÍS: Parálisis.

Francisco Cejudo Gasco

213

Diccionario Torreño Español.

PARANCERO: Cazador que caza con lazos, perchas u
otras invenciones.
PARCHAJO: Mancha oscura, generalmente de grasa,
que se tiene en la cara.
PARDILLO: Dicho de una persona: Incauta, que se deja
estafar fácilmente. Paño tosco, grosero y basto de color
pardo.
PARÉ: Pared.
PARIDA: Ocurrencia, salida de tono. Decir una tontería.
PARIGÚELA: Camilla de madera para transportar
personas enfermas o heridas.
PARIPÉ: Fingimiento, simulación o acto hipócrita.
PARLOTEAR: Hablar.
PARPAGUEAR: Parpadear.
PARVA: Mies extendida en la era para ser trillada. En el
caso del centeno se le llama bálago. En sentido figurado,
un montón de cosas.
PATÁ: Patada. Golpe dado con la pierna.
PATAGORRILLO: Guisado que se hace de la asadura
picada del cerdo u otro animal.
PATAGUEAR: Patalear.

Francisco Cejudo Gasco

214

Diccionario Torreño Español.

PATARATA: Cosa ridícula y despreciable. Expresión,
demostración afectada y ridícula de un sentimiento o
cuidado, o exceso en cortesías y cumplimientos.
PATATÚN: Enfermedad que sin saber cual es, da a la
persona de pronto.
PATITIESO: Que ha recibido un golpe y quedó tendido
en el suelo.
PATOCHÁ: Disparate, despropósito, dicho necio o
grosero.
PATRAÑA: Embuste, Mentira inventada.
PATRÁS: Para atrás.
PATUCO: Zapatito hecho de punto para el niño pequeño.
Calcetín de lana para que los niños duerman con los
pies calientes.
PATUSCAZO: Equivale lo mismo que pedrada.
PATUSCO: Piedra.
PAUPÉRRIMO: Muy pobre.
PAVA: Tallos y hojas que quedan después de varear un
olivo.
PAVESA: Parte sutil que salta cuando algo es quemado.
PAVIAS: Figuradamente, orejas.

Francisco Cejudo Gasco

215

Diccionario Torreño Español.

PAY PAY: By Pass Cuando te lo instalan es que está uno
mu jodío.
PAZGUATO: Simple, que se pasma y admira de lo que
ve u oye.
PE A PA: Modo adverbial que significa desde el principio
al final.
PEA: Borrachera.
PEAZO: Trozo de alguna cosa.
PECENCIA: Paciencia.
PECHÁ: Comer, beber, trabajar etc... Mucho. Gran
cantidad de algo. Por ejemplo: ‘¡Ojú quillo! que peshá de
trabajá, llevo dehde la osho acarreando ehcombro’.
PECHO: Tributo que se pagaba al rey o señor territorial
por razón de los vienes.
PECILUENGA: Dicho de una fruta: Que tiene largo el
pezón del cual pende en el árbol como la cereza.
PEDICOJ: Salto que se da con un pie solo.
PEDRÁ: Pedrada. Golpe dado con una piedra.
PEDRICAR: Predicar.
PEGOTE: En sentido figurado, pequeño.

Francisco Cejudo Gasco

216

Diccionario Torreño Español.

PEINADOR: Tocador. Tela que se ponen las mujeres
sobre los hombros a modo de capotillo, para evitar que
les caiga el pelo en la ropa cuando se están peinando.
Operario que desenreda, peina y limpia la lana.
PEJIGUERA: Persona cansosa, pesada.
PELANDRUSCA: Mujer de mal vivir.
PELAR la pava: Estar con la novia al anochecer en la
puerta de su casa.
PELECHAR: Caída del pelo o plumas en los pájaros.
PELEGRINO: Peregrino.
PELENDENGUES: Testículos.
PELITRIQUE: Cosa de poca entidad o valor. Adorno
inútil del vestido, tocado
PELLEJA: Mujer mala.
PELLEJO: Cuero cosido para contener líquidos
principalmente vino. Se hace extensivo a la mujer que no
tiene buen comportamiento social. Mujer mala.
PELLIZA: Especie de chaquetón de piel basto, pesado,
grosero, tosco, de paño usado por los hombres.
PELOTAS: Persona que adula a otra. Figuradamente:
Testículos de los mamíferos.

Francisco Cejudo Gasco

217

Diccionario Torreño Español.

PENAS DE CÁMARA: Las condenas a pagar con dinero
en efectivo que imponían los jueces. Estos derechos, en
Torres, los percibía la marquesa de Camarasa.
PENCA: Esta voz, lo mismo que la de chichi, no se
explica.
PENCO: Mujer mala que tiene pocas virtudes.
PENDOLISTA: Persona que escribe con muy buena
letra.
PENDÓN: Persona, especialmente mujer, muy alta,
desvaída y desaliñada que está siempre fuera de casa.
PEO: Pedo. Ventolera mu jodía que sale por el sieso y
agrada a quien se la tira porque se ríe y jode, y muncho,
a quien lo escucha y güele.
PEONADA: Obra o trabajo que el peón o jornalero
realiza y cobra en un día.
PEPE: Vulgarmente vagina.
PEPIÓN: Moneda menuda usada en Castilla en el siglo
XIII, y cuyo valor fijó Alfonso el Sabio en la decimoctava
parte de un metical.
PEPÓN: Planta herbácea anual, de la familia de las
cucurbitáceas. Sandía.
PERAIRES: Cardadores de paños.

218

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

PERCAL: Estar bien enterado de un asunto o conocer
bien a alguien.
PERDIGÓN: Persona pequeña y muy viva.
PERDULARIO: Sumamente descuidado en sus intereses
o en su persona. Vicioso incorregible.
PERENAL: Bola de pedernal. En sentido figurado
cabeza.
PERFIDIA: Deslealtad, traición o quebrantamiento de la
fe debida.
PERICO: Ave trepadora, especie de papagayo. Especie
de tocado que se usó antiguamente, y se hacía de pelo
postizo para adornar la parte delantera de la cabeza.
Abanico grande. Espárrago de gran tamaño. Orinal de
gran altura, y con tapadera. Persona, especialmente
mujer, que gusta de callejear, y es a veces de vida
desenvuelta.
PERILLA: Interruptor de la luz. Pelo que se deja sobre el
mentón.
PERINOLA: Figuradamente, cabeza. Peonza pequeña
que baila cuando se hace girar rápidamente con dos
dedos un manguillo que tiene en la parte superior.
PERIQUETE:
Rápidamente.

Hacer

las

cosas

con

prontitud.

Francisco Cejudo Gasco

219

Diccionario Torreño Español.

PERIQUILLOS: Juego infantil en el que utiliza el barro.
Especie de dulce hecho solo de azúcar, y delicado como
melindre.
PERIVANO: persona que en su cabeza no tiene
conocimiento.
PERLESIA: Del latín «paralysis», es una enfermedad en
que los músculos pierden su vigor y su movimiento y, a
veces, la sensibilidad, produciéndose lo que hoy se
conoce como parálisis, y antaño como perlesía.
PERO: Manzana.
PEROL: Vasija de forma semiesférica para usos
culinarios.
PEROLA: Cabeza.
PEROLÓN: Cabezón.
PERQUIRIR: Investigar, buscar algo con cuidado y
diligencia.
PERRA: Por este nombre se conocía vulgarmente la
moneda de aluminio que tenía el valor de cinco
céntimos, y entonces se llamaba «perra chica o perrilla»,
o de diez, en cuyo caso se conocía como «perra gorda».
PERRENGUE: Hombre que con facilidad y vehemencia
se enoja, encoleriza o emperra.

Francisco Cejudo Gasco

220

Diccionario Torreño Español.

PERRERA: Galbana. Pereza, desidia o poca gana de
hacer algo.
PERRERÍA: Jugarreta. Acción mala que recibe alguien.
PERSÍGNUMCRUCIS: Familiarmente, señal por herida
que queda en el rostro
PERSPICUO: Claro, transparente y terso. Dicho de una
persona que se explica con claridad.
PERVERTIO: Pago que tiene que hacer la persona
llamada. Pago revertido.
PERVIGILIO: Falta y privación de sueño. Vela o vigilia
continua.
PESCOZÓN: Golpe dado en el pescuezo.
PESO: Moneda que valía 15 reales de vellón.
PÉSOL: Guisante.
PESTUGA: Vareta fina, larga y delgada de un árbol.
Conjunto de varas y ramas. Chupones.
PETACA: Estuche de cuero, que sirve para llevar
cigarros o tabaco picado. Hacer la petaca en la cama es
hacer una broma con las sábanas.
PETACO: Persona regordeta y de baja estatura. Así se
le dice a la mujer mala y poco hacendosa.

Francisco Cejudo Gasco

221

Diccionario Torreño Español.

PETIMETRE: Persona que se preocupa mucho de su
compostura y de seguir las modas.
PETRERA: combate a pedradas. Riña en que había
mucho ruido y voces.
PETRUS IN CUNCTIS: Locución puramente latina con
que se moteja al que aparenta saber de muchas cosas a
un tiempo, sin tener conocimiento sólido de ninguna.
PETULANTE: Insolente, Atrevido, descarado.
PEZ: Ref. El pez que busca el anzuelo, busca su duelo.
Es un error grave dejarse engañar por la apariencia de
las cosas. Salga pez o salga rana, a la capacha.
Reprende la codicia de los que recogen cuanto
encuentran por poco que valga.
PIAN PIAN: Poco a poco, a paso lento.
PICAO: Dícese del vino avinagrado.
PICATOSTE: Pan frito en la sartén con aceite.
Picha española no mea sola.
PICHEL: Vaso alto y redondo, ordinariamente de estaño,
algo más ancho del suelo que de la boca y con su tapa
engoznada en el remate del asa.
PICHO: Voz con que se le manda a un perro que se
vaya.

Francisco Cejudo Gasco

222

Diccionario Torreño Español.

PICHOTE: El que se cayó para atrás y se partió el
cipote.
PICO: Instrumento de labranza que sirve para levantar la
tierra más dura. Tener buen pico es hablar mucho y bien.
PICÓN: Especie de carbón muy menudo, hecho de
ramas de encina, jara o pino, que sólo sirve para los
braseros.
PIEJO: Piojo. Insecto hemíptero, anopluro, de dos a tres
milímetros de largo, con piel flexible, resistente y de color
pardo amarillento; cuerpo ovalado y chato, sin alas, con
las patas terminadas en uñas y antenas muy cortas,
filiformes y con cinco articulaciones, y boca con tubo a
manera de trompa que le sirve para chupar. Vive
parásito sobre los mamíferos, de cuya sangre se
alimenta.
PIGRICIA: Pereza, ociosidad, negligencia, descuido,
fallo.
PILICILINA: Sustancia antibiótica que te pone el
platicante con la jeringa en el sieso pa matar
bichorruchillos.
PILILA: Gallina pequeña. Pene infantil.
PILLÍN: Granuja, fino, listo.
PILÓN: Así se llamaba a un gran receptáculo de agua,
generalmente rectangular y de piedra, que sirve de
abrevadero a los cerdos.

Francisco Cejudo Gasco

223

Diccionario Torreño Español.

PILONGA: Castaña endurecida y reseca.
PILTRA: Cama.
PINETE: Tronco cortado de buen grosor sobre el que se
parte la carne y otras cosas.
PINGO: Mujer ligera y casquivana.
PINGONEO: Darse una vuelta. Ir de juerga.
PINRRELES: Pies.
PINTA: Buena pinta es tener buena presencia. Tener
parecido con alguien.
PIÑONATE: Cierto género de pasta que se hace con
harina, piñones, azúcar.
PIÑOS: Dientes.
PIOCHA: Herramienta de cantero semejante a la
piqueta, pero con el ala correspondiente a la boca
normal al mango de forma cilíndrica.
PIPAO: Bebido.
PIPIRIPAO:
Convite
espléndido
y
magnífico,
especialmente el que forma parte de una serie de ellos
que se van haciendo un día en una casa y otro en otra.
PIPIRITAÑA: Flautilla que suelen hacer los niños de las
cañas verdes del alcacer. (Cebada en verde)

Francisco Cejudo Gasco

224

Diccionario Torreño Español.

PIPIRRANA: Ensalada preparada de una manera
especial. En un dornillo se pone sal gorda, se le añade
un ajo y un poco de pimiento verde. Se machaca todo.
Agréguesele tomate y pepino, así como aceite de oliva
virgen y tendrán un plato exquisito. Admite muchas más
cosas. (Bacalao, anchoas, huevo duro, atún etc)
PIPO: Botijo.
PIQUERA: Habitación superior de la casa en la que se
guardaba lo recogido en las cosechas. Generalmente
disponía de una ventana pequeña, sobre la que había
colocada una carrucha, para subir desde la calle toda
clase de géneros.
PIQUISLABIS: Piscolabis o comida rápida y poco
abundante. Tentempié.
PIRAO: Loco. Ido. Demente. Pirarse es irse.
PIRIPI: Estar borracho.
PIRLITERO: Especie de espino que da majuelas.
Majoleto, piracanta o espino de fuego.
PIROFILACIO: Caverna dilatada que en otro tiempo se
suponía existir, llena de fuego, en lo interior de la Tierra.
PIRRIAQUE: Bebida alcohólica.
PIRRIARSE: Encantar, gustar mucho.

Francisco Cejudo Gasco

225

Diccionario Torreño Español.

PISCOLABIS: Ligero refrigerio que se toma, no tanto por
necesidad como por ocasión o por regalo.
PITA, PITA: Voz con la que se llama a una gallina.
PITA: Juego infantil con cuatro o cinco jugadores. Se
juega en la calle. Se utiliza una vara de 50-60cm. y otra
más pequeña llamada pita, de unos 15-20 cm. afilada en
sus extremos. La pita se pone sobre una pequeña
mocha, y al ser golpeada por la vara, salta, y es
entonces cuando en vuelo se le golpea lo más fuerte
posible. Todos los participantes tiran, y el que más ha
alejado la pita es el que inicia el juego. El jugador que ha
tirado, coloca la vara en la mocha y el otro va por la pita,
la cual lanza desde donde ha caído tratando de dar a la
vara. Si le da, será este el jugador al que le toque tirar de
nuevo, pero si no le da, el jugador número uno, volverá a
golpear la pita desde donde ha caído. Éste jugador
calculará las varas que hay desde la mocha hasta donde
ha caído la pita. Si el otro jugador está de acuerdo con
las varas dichas, se reanuda el juego, apuntándose en
su haber el número de varas dichas. Si no está de
acuerdo, se medirán. Si ha pedido más varas de las que
hay, éstas no se contabilizan y le toca tirar a otro. Cada
24 varas es una mano. Al principio de la partida de
deciden las manos a jugar.
PITARRA: Lagaña.
PITORREO: Tomarse a broma una cosa.
PÍXIDE: Copón o caja pequeña en que se guarda el
Santísimo Sacramento o se lleva a los enfermos.

Francisco Cejudo Gasco

226

Diccionario Torreño Español.

PIZPIRETA: Dicho de una mujer: Viva, pronta y aguda.
PIZQUITILLO: Porción mínima, muy pequeña.
PLATICANTE: El que pone las inyerciones.
PLEGARSE: Acceder a lo que dice otro.
PLEITA: Faja o tira de esparto trenzado en varios
ramales, o de pita, palma, etc., que cosida con otras
sirve para hacer esteras, sombreros, petacas y otras
cosas.
PLEVANO: En algunas partes, párroco, cura párroco.
PLICA: Sobre cerrado y sellado en que se reserva algún
documento o noticia que no debe publicarse hasta fecha
u ocasión determinada.
PLOMO: Persona que pesa mucho o se mueve poco.
Munición para escopeta de aire comprimido.
PLUMAS: Soltar plumas es peerse mucho.
PLÚTEO: Cada uno de los cajones o tablas de un
estante o armario de libros.
POCHO: Podrido.
POCILGA: Cochiquera para los cerdos en las cuadras de
las casas.
PÓCULO: Vaso para beber. Líquido que se bebe.

Francisco Cejudo Gasco

227

Diccionario Torreño Español.

PODAGRA: Enfermedad de gota, especialmente cuando
se padece en los pies.
POGRAMA: Programa: Generalmente, programa de
televisión. Por ejemplo: ‘Niño quita er cacharro ese que
va’mpeza el pograma de Hüan Imedio.
POLAINA: Especie de media calza, hecha regularmente
de paño o cuero, que cubre la pierna hasta la rodilla y a
veces se abotona o abrocha por la parte de afuera.
POLICHE: La casa donde se juega.
POLLA: Mujer joven. Gallina joven. Ref. Alábate polla
que has puesto un huevo, y es huero. Se moteja a los
que se alaban de haber hecho cosas de poca entidad o
importancia.
POLUTO: Sucio, inmundo.
POLVORADUQUE: Salsa que se hacía de clavo,
jengibre, azúcar y canela.
PONEDORA: Gallina que pone muchos huevos.
PONLEVÍ: Forma especial que se dio a los zapatos y
chapines, según moda traída de Francia. El tacón era de
madera, muy alto, inclinado hacia adelante y con
disminución progresiva por su parte semicircular, desde
su arranque hasta abajo.
PONTANILLA: Abertura que se hace en el cauce de un
arroyo o de una acequia, para que entre, o no, el agua
para riego.

Francisco Cejudo Gasco

228

Diccionario Torreño Español.

POR: Por más que la cagada sea de bebé no deja de
ser mierda.
PORCHE: Soportal, cobertizo.
PORCINO: Chichón.
PORCIPELO: Cerda fuerte y aguda del puerco.
PORGADERO: Harnero, cedazo, criba.
PORQUERA: Persona que guarda los puercos. Lugar o
sitio en que se encaman y habitan los jabalíes en el
monte.
PORRA: Figuradamente cabeza.
PORRERO: Fumador de hachís, cannabis.
PORRETA: Estar en cueros.
PORRILLO: Especie de martillo de mango largo y fino
que se utiliza para romper la piedra. Modo adverbial que
significa en abundancia, copiosamente, muchas cosas.
PORRINA: El estado de las mieses o sembrados cuando
están muy pequeños y verdes.
PORRO: Botijo.
PORTAÑOLA: Cañonera, tronera.

Francisco Cejudo Gasco

229

Diccionario Torreño Español.

PORTAÑUELA: Tira de tela con que se tapa la bragueta
o abertura que tienen los calzones o pantalones por
delante. Bragueta del pantalón.
PORTERO: Coordinador adjunto para la admisión de
personas.
PORTILLO: Entrada a una finca. Puerta pequeña que se
abría en el recinto amurallado de una ciudad, villa,
fortaleza o finca.
PORTÓN: Aparte de significar como su propio nombre
indica una puerta grande, así se conocía la que
separaba el zaguán del resto de la vivienda.
PORVO: Polvo. Yacer con una mujer.
POSDATA: Aquello que se añade a una carta ya
concluida y firmada.
PÓSITO: Derivada del latín «positum», o sea depósito,
así se llamaba al edificio en el que se guardaban los
granos, para prestarlos a los labradores en condiciones
módicas en época de escasez. De origen medieval,
tuvieron su auge en el siglo XVIII. A partir del XIX fueron
decayendo. Asociación formada para cooperación o
mutuo auxilio entre personas de clase humilde.
POSMA: Pesadez, flema, cachaza. Persona lenta y
pesada.
POSTILA: Acotación o glosa de un texto.
POSTÍN: Tener o darse mucha importancia.

Francisco Cejudo Gasco

230

Diccionario Torreño Español.

POTE: Tiesto en forma de jarra en que se plantan y
tienen flores y hierbas olorosas. Vasija redonda,
generalmente de hierro, con barriga y boca ancha y con
tres pies, que suele tener dos asas pequeñas, una a
cada lado, y otra grande en forma de semicírculo. Sirve
para guisar.
POYA: El derecho que se paga en pan al hornero que
cuece el pan en el horno comunal y por eso se dice:
horno de poya o pan de poya.
POYATO: Banco de piedra, yeso u otra materia, que
ordinariamente se fabrica arrimado a las paredes, junto a
las puertas de las casas de campo, en los zaguanes y
otras partes.
PRAVO: Perverso, malvado y de malas costumbres.
PRAXIS: Práctica, en oposición a teoría o teórica.
PREBOSTE: Individuo que es cabeza de una
comunidad, y la preside o gobierna. Persona que en un
determinado ámbito político, económico o profesional.
Tiene una posición de gran poder e importancia.
PRECÍPITE: Puesto en peligro o riesgo de caer o
precipitarse.
PREFULGENTE: Muy resplandeciente y lúcido.
PREJUICIO: Perjuicio. Efecto de perjudicar.
PRENCIPIO: Principio, inicio.

Francisco Cejudo Gasco

231

Diccionario Torreño Español.

PRENSEQUE: Error nacido de ligereza, descuido o falta
de meditación.
PRESONA: Deformación léxica de persona.
PRESTIÑOS: Ampliación consonántica. Pestiños. Fruta
de sartén. Dulce. .
PRETERMITIR: Dejar a un lado, omitir.
PRETOLEO: Deformación léxica. Petróleo.
PREVARICAR: Delito consistente en dictar a sabiendas
una resolución injusta una autoridad, un juez o un
funcionario.
PREXILAS: Plexiglás, plástico.
PREZ: Honor, estima o consideración que se adquiere o
gana con una acción gloriosa.
PRIAPISMO: Erección continua y dolorosa del miembro
viril, sin apetito venéreo.
PRIETA: Chalrra. Pájaro de color negro.
PRIMALA: Moza joven, guapa y hermosa.
PRIMILLA: Cernícalo. Ave de rapiña, común en España,
de unos cuatro decímetros de largo, con cabeza
abultada, pico y uñas negros y fuertes, y plumaje rojizo

Francisco Cejudo Gasco

232

Diccionario Torreño Español.

más oscuro por la espalda que por el pecho y manchado
de negro.
PRINGÁ: Conjunto de carne y otros ingredientes como
morcilla, tocino, oreja, rabo etc. que se sacan del
puchero. Estar metida el algún negocio turbio.
PRIOR: Dignidad superior que hay en algunas iglesias.
PROBE: Pobre.
PROCO: Pretendiente de una mujer.
PROFLIGAR: Sacudir, vencer, destruir, desbaratar.
PRONUBA: Madrina de boda.
PRORRATEAR: Repartir una cantidad entre varias
personas, según la parte que proporcionalmente toca a
cada una.
PRÓSTATA dental: Prótesis dental.
PRÓVIDO: Prevenido, cuidadoso y diligente para
proveer y acudir con lo necesario al logro de un fin.
PRUMA: Pluma.
PRUNA: Ciruela.
PSICÓPATA: Yo soy muy psicópata, enseguida conozco
a la gente (psicóloga)

Francisco Cejudo Gasco

233

Diccionario Torreño Español.

PUAF: Expresión de asco.
PUCHERO: Como tal, no solamente se conocía la vasija
de barro en la que se cocían los alimentos, sino el típico
plato castellano de sopa de fideos, garbanzos y
menestra vulgarmente conocido como «cocido». Decir
puchero equivalía a decir «cocido». Gesto que hacen los
niños antes de empezar a llorar.
PUDICIA: Virtud que consiste en guardar y observar
honestidad en acciones y palabras.
PULPEJO: Pulso.
PUMPUN: Pagar al momento y en metálico.
PUNTA: Clavo pequeño.
PUPA: Daño.
PURGAR: Tomar un tónico para lavar el estómago.
Limpiar, purificar algo, quitándole lo innecesario,
inconveniente o superfluo
PUTA: Terapeuta de género. Ref. Puta la madre, puta la
hija y puta la manta que las cobija. Se le dice a los que
siempre tienen el mismo defecto. A la mujer dámela
bruta, pero no puta. A la puta y al barbero, nadie los
quiere viejos. Puta en ventana: Mala mañana.

Francisco Cejudo Gasco

234

Diccionario Torreño Español.

Q

QUEBRANCÍA: Hernia.
QUEBRAO: Dícese de la persona que padece una
hernia. Protrusión o salida de parte de un órgano, como
el intestino, de la estructura anatómica que normalmente
la fija.
QUEDITO: Quieto. Sin movimiento.
QUEMASANGRES: Pesado. Socarrón. Cansoso.
QUERÍS: Queréis.
QUID PRO QUO: Para dar a entender que algo se
sustituye con otra cosa equivalente. Error que consiste
en tomar a alguien o algo por otra persona o cosa.
QUIEN: Quienmeharobadolabarraespaciadora.
Ref
Quien no limpia el arado cuando ara, no se limpia el
culo cuando caga.

Francisco Cejudo Gasco

235

Diccionario Torreño Español.

QUIJÁ: Cada una de las dos mandíbulas de los
vertebrados que tienen dientes
QUILLO: Disminutivo de chiquillo.
QUINQUILLERO: Equivalente a buhonero, vendedor
ambulante de productos baratos: agujas, alfileres,
dedales, cuchillos, tijeras y semejantes.
QUINTA: Casería. Efecto de sacar por suerte a los que
tenían que ir al ejército. Se era y se medían las quintas
por veinte o veintiún años después de haber nacido. Así
se llamaba porque se incorporaba uno de cada cinco
mozos.
QUINTO: Se aplica al mozo que una vez medido y filiado
tenía que servir en el ejército.
QUIRIELEISON: El canto del cura en los oficios de
difuntos.
QUIRURGO: Cirujano.
QUITIPÓN: Tener dos vestidos, uno para poner de diario
y otro de repuesto.

R

Francisco Cejudo Gasco

236

Diccionario Torreño Español.

RABAILLA: Punta o extremidad del espinazo, formada
por la última pieza del hueso sacro y por todas las del
cóccix.
RABÓN: Se le aplica al animal que teniendo rabo se le
ha cortado.
RABONA: No ir a la escuela.
RAFAILÓN: Refilón. Oblicuamente, de soslayo, al sesgo.
De paso, de pasada.
RAICES: Hacienda de campo, como viña, tierra, olivar
etc. que no se puede llevar a otra parte.
RAMAL: Soga que va a la cabeza de los caballos para
indicarles por donde deben de ir. Surco de agua referido
al regadío. Trozo de cuerda hecha de esparto.
RAMALAZO: Golpe dado con un ramal. Dícese del
hombre afeminado.
RAMÓN: Ramas y hojas que quedan después de
vareado el olivo.
RAMONEAR: Comer y mordisquear el ganado las partes
tiernas de las plantas.

Francisco Cejudo Gasco

237

Diccionario Torreño Español.

RAMPOJO: Va decayendo mucho este término, que
significa lo que queda de un racimo de uvas al que se le
han quitado éstas.
RANCHILES: Niño inquieto.
RANCHO: Comida, sobre todo la hecha en los cuarteles.
RANGLA: Un modelo de manga.
RAPOSO: Zorro.
RASERO: Cuando en otros tiempos se medían los
cereales con los celemines, las medias fanegas o las
fanegas, que se colmaban de grano, se rasaba éste con
un palo cilíndrico, que se llamaba rasero
RASO: Dormir al raso es dormir a la intemperie en el
monte. Cielo raso es un cielo despejado.
RASTRILLO: Del latín «rastrum», aún se utiliza para
recoger hierba, paja o broza, así como para allanar
pequeñas parcelas de tierra en huertos o jardines, y que
consiste en un mango de palo largo y delgado provisto
en un extremo de un travesaño con púas o dientes
normalmente de hierro.
RASTROJO: Residuo de las cañas de la mies, que
queda en la tierra después de segar. El campo después
de segada la mies y antes de recibir nueva labor.
REAL DE VELLÓN: Moneda equivalente en la época a
34 maravedíes. Había diverso tipo de reales: reales de a

Francisco Cejudo Gasco

238

Diccionario Torreño Español.

dos, cuatro u ocho, equivaliendo respectivamente a otros
tantos reales de plata, o a tres, seis o doce de vellón,
con la correspondencia entonces era de 1,5 reales de
vellón por 1 real de plata.
REALENGO: Dícese del pueblo que no es de señorío ni
de las órdenes. Sus terrenos eran del estado.
REATA Segunda cuerda de esparto que se utilizaba para
atar la carga en las caballerías, en una de sus puntas
tenía atado un gancho.
REBANAILLA: Rebanada pequeña de pan.
REBOLONDO: Objeto redondo.
REBULLIRSE: Empezar a moverse.
REBUSCA: Época en que, una vez terminada la
recolección de la aceituna, trigo, maíz, garbanzos,
habas, etc., se autoriza su recogida libre.
REBUSCAORES: Los que recogen aceituna que ha
quedado en el suelo después de la recolección.
RECACHA: Resguardado.
RECADO de urbanidad: Con prevención de todo lo
necesario para algún fin prevenido con cortesía,
comedimiento, atención y buen modo.
RECALO: Lugar donde se cuela el agua de riego.
Sensación dental cuando se toma algo frío.

Francisco Cejudo Gasco

239

Diccionario Torreño Español.

RECAUDO: Seguro.
RECHISTAR: Emitir algún sonido con intención de
hablar. Replicar.
RECONTAMIENTO: Narración.
RECOQUÍN: El hombre muy pequeño y gordo.
RECTORAL: Vía por donde se pone el supositorio.
(Rectal)
RECUA: Palabra derivada del árabe «rakba», o sea
caballería o más propiamente «rakuba», caravana, era
un corto número de caballerías que iban una tras otra
para transportar vino, cereales, aceite, etc., los arrieros.
RECUDÍAN: Acudían.
RECUERO: Arrieros a cuyo cargo está la recua.
RECULAR: Acular, arrimar por detrás.
REDECILLA: Red que en los siglos XVIII y XIX se
ponían los hombres frecuentemente para tener recogido
el cabello.
REDOMA: Vasija de vidrio anchas en su fondo y
estrechas por su boca.

Francisco Cejudo Gasco

240

Diccionario Torreño Español.

REFAJO: Falda basta, ordinaria, de bayeta o de paño,
con vuelo y corta, que las mujeres llevaban encima de
las enaguas.
REFINFLA: Se dice cuando algo resulta indiferente.
Traer sin cuidado.
REFLÁN: Refrán.
REFOCILAR: Alegrar, recrear.
REFUNFUÑAR: Hacer cierto ruido con las narices en
señal de disgusto.
REGAR a manta: Regar haciendo correr el agua a lo
ancho del terreno.
REGATÓN: Oficio del que se dedica a comprar al por
mayor (generalmente fuera del término) y vender al por
menor dentro de la población de su vecindad.
REGIDOR PERPETUO: Uno de los individuos del
ayuntamiento encargado del gobierno económico del
pueblo.
REGIDOR: Persona destinada en las ciudades, villas o
lugares para el gobierno económico. Las leyes
castellanas establecían el número de regidores
designables en las ciudades, villas y aldeas. En las
ciudades más importantes del reino ese número debían
ser 24, de ahí que a sus regidores se les designe
corrientemente como veintiquatros, y a sus cargos,
veintequatrías. De hecho los regidores eran muchos

Francisco Cejudo Gasco

241

Diccionario Torreño Español.

más, lo que no era óbice para que todos conservasen la
denominación.
REGOMELLO: Efecto que uno siente al saber que ha
perjudicado a otro. Malestar físico que no llega a ser
verdadero dolor. Intranquilidad, remordimiento.
REGORTILLO: Revuelto de varias cosas pequeñas
(pipas, avellanas, maíz etc)
REGÜELDO: Aire que se expele por la boca causando
ruido. Eructo.
REGUERA: Surco que forma el labrador para que corra
el agua y regar el campo.
REGUERÍO, tierra de: Tierra de riego.
REGUERO: Arroyo natural.
RELENTE: Humedad que en noches serenas se nota en
la atmósfera. Especie de niebla.
REMATE: Fiesta que se hace después de recogida la
aceituna. Fin, conclusión, término.
REMOLÓN: El que se entretiene para no realizar el
trabajo.
REMONTADO: Malhechores que se tiran al monte.
REMPUJAR: Empujar.

Francisco Cejudo Gasco

242

Diccionario Torreño Español.

REMUSGUILLO: Viento tenue y frío.
RENCILLA: Riña que da lugar a un estado de hostilidad
entre dos o más personas.
RENCO: Lo que tiene o padece cojera.
RENDIJA: Abertura larga en la pared que pasa de parte
a parte.
RENGAR: Doblar el espinazo por golpes o por el
excesivo peso. Derrengar
REPACER: Apurar el ganado la hierba que pasta por
segunda vez.
REPELÚS: Cuando se ponen los pelos de punta por
causa del miedo.
REPINAR: Remontar. Subir a los animales a zonas altas
para que pasten.
REPIZCO: Pellizco en la piel.
REPOLLUA: Mujer gruesa y baja.
RES: Cabeza de ganado.
RESACA: Malestar que queda en el cuerpo al día
siguiente de haber bebido mucho.
RESALÁ: Mujer simpática y muy graciosa.

Francisco Cejudo Gasco

243

Diccionario Torreño Español.

RESCOLDERA: Escozor, recelo o escrúpulo. Residuo
que queda de un sentimiento, pasión o afecto. Ardor de
estómago.
RESCOLDO: Brasa menuda resguardada por la ceniza.
RÉSPICE: Respuesta seca y desabrida. Reprensión
corta, pero fuerte.
RESPONSO: Responsorio que, separado del rezo, se
dice por los difuntos.
RETAILA Sucesión de cosas.
RETEMBLÍO: Escalofrío.
RETORCIJÓN: Apretón de vientre.
REVANCHE: Juego infantil.
REVEZO: Parte de algo. Me queda un revezo de tierra
que arar. Hacer un revezo de trabajo.
REVOLEAR: Tirar algo después de dar vueltas sobre la
cabeza.
REZAORA: Persona que reza en los funerales.
RIBADOQUÍN: Culebrina de bajo calibre. Arma de fuego.
RICIA: Hacer ricia es dar la nota, hacer el ridículo.

Francisco Cejudo Gasco

244

Diccionario Torreño Español.

RICO: Ref Rico de pueblo y cagada de yegua, todo
mierda.
RIGUERA: Reguera: Surco por donde va el agua para
regar.
RIPIO: Cascajo o fragmentos de ladrillos, piedras y otros
materiales de obra de albañilería desechados o
quebrados, que se utiliza para rellenar huecos de
paredes o pisos.
RISIÓN: Burla o irrisión que se hace a alguien. Persona
o cosa objetos de esta burla.
RISOL: Licor muy torreño que se hace con alcohol, café
y hierbas aromáticas. Bebida muy popular.
RISTRA: Trenza hecha de los tallos de ajos o cebollas.
Conjunto de ciertas cosas colocadas unas tras otras.
ROAL: Rodal. Lugar, sitio o espacio pequeño que por
alguna circunstancia particular se distingue de lo que le
rodea. Parte de una cosa con distinto color del general.
ROALILLO: Según algunos, es eso que sólo las mujeres
lo tienen.
ROCIÁ: Rociada.
RODÁ: Rodada. Huella que dejan las ruedas.

Francisco Cejudo Gasco

245

Diccionario Torreño Español.

RODILLA: Paño de poca calidad que se ponían las
mujeres bajo las rodillas para protegérselas, cuando
fregaban el suelo, a modo de cojín.
ROMA: Mula hija de caballo y burra.
ROMADIZO: Catarro.
ROMANA: Instrumento que sirve para pesar, compuesto
de una palanca de brazos muy desiguales, con el fiel
sobre el punto de apoyo. El cuerpo que se ha de pesar
se coloca en el extremo del brazo menor, y se equilibra
con un pilón o peso constante que se hace correr sobre
el brazo mayor, donde se halla trazada la escala de los
pesos.
ROMPETECHOS: Así se le llama a la persona que es
baja de estatura.
ROMPIMIENTO: Derivada del latín «rumpere», con esta
palabra se entendía el derecho que la parroquia tenía en
pasados siglos de recibir una cantidad en metálico por
«romper» (abrir) una sepultura para proceder a un
enterramiento.
ROMPIZO: Trozo de tierra de mala calidad.
ROÑA: Suciedad acumulada de mucho tiempo.
ROÑOSO: Ruin, tacaño. Oxidado, muy sucio.
RORRO: Niño pequeño.

246

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

ROSETA: Palomita de maíz.
ROZAR: Cortar los zarzales y maleza a ras de suelo
para limpiar las fincas.
RUCIO: Burro.

S

SABANEO: Bronca, paliza.
SABAÑÓN: Inflamación en los dedos o las orejas,
producida por el frío.
SABEOR: Persona que sabe mucho, enterado.
SABÍS: Sabéis.
SAETINES: Clavos pequeños sin cabeza.

Francisco Cejudo Gasco

247

Diccionario Torreño Español.

SÁFICO: Verso de la poesía griega y latina que consta
de cinco pies, de los cuales, el tercero ha de ser siempre
dáctilo y los otros pueden ser coreos o espondeos.
SAGUDIR: Golpear algo o agitarlo en el aire con
violencia para quitarle el polvo, enjugarlo, etc. Golpear,
dar golpes.
SAHORNO: Excoriación que padece alguna parte del
cuerpo por su roce con otra.
SAI: Seis.
SAICIENTOS: Seis veces cien.
SAJA: Corte hecho en la piel.
SALEGAR: El sitio en que se da sal a los animales en el
campo.
SÁLICA: Ley por la cual no pueden reinar las mujeres.
SALPIÑÓN: Champiñón. Nombre común a varias
especies de hongos agaricáceos, algunos de los cuales
son comestibles.
SALVAO: Alimento para los animales, procedente de las
cáscaras del trigo cuando se muele en el molino.
SANBENITO: Capotillo o escapulario que se ponía a los
penitentes reconciliados con el tribunal de la Inquisición.
SANDIO: Simple, necio.

Francisco Cejudo Gasco

248

Diccionario Torreño Español.

SANGRADOR: Antiguamente asociado al médico y al
cirujano, su misión era la de sangrar al enfermo por
prescripción médica mediante un corte en la vena. Este
oficio solía ir asociado en los siglos XVI al XVIII al de
barbero cirujano.
SANTOS: Juego infantil con cuatro o cinco jugadores. Se
realiza junto a una pared haciendo una marca a un metro
de altura aproximadamente. La estampilla utilizada era la
cara recortada más bonita de las cajas de cerillas a la
que se le denomina santos. Se puede jugar con todos
los santos que se quiera. El jugador que inicia la partida
apega su santo sobre la marca de la pared y lo suelta,
cayendo éste al suelo. Esto lo hacen todos los
jugadores. Cuando en alguna de las tiradas, un santo
queda encima otro, éste pasa a ser propiedad del
jugador que ha tirado. Cuando un jugador pierde todos
sus santos, se retira. Así hasta que uno de ellos se lleva
todos los santos de los demás.
SAPE: Voz con la que se espanta al gato.
SAQUITO: Jersey.
SARIANA: Chaqueta.
SASÍFRAGA: Planta medicinal a la que se le atribuye la
virtud de romper las piedras en los riñones.
SAURA: Persona bronca y poco agradable.
SAVENAC: Bebida carbonatada y con ciertos aromas.
Seven Up.

Francisco Cejudo Gasco

249

Diccionario Torreño Español.

SAYÓN: El verdugo que ejecutaba la pena de muerte.
SAYUELA: Cono hecho de tela basta que se le pone a
las jaula de los pájaro de perdiz para que este no vea y
se transporte con más tranquilidad.
SÉ: Sé bueno con tus hijos; ellos elegirán tu residencia.
SE MA IDO EL SERMÓN: Se me ha olvidado lo que
tenía que decir.
SE SUS VA A CAER: Se os va a caer.
SEBO: Grasa ya seca.
SECANO: Campo que no se riega.
SECUCHO: Persona delgada, flaca.
SED: Deseo de beber. Ref. Miráis lo que bebo y no la
sed que tengo. Refrán contra los que murmuran de las
riquezas ajenas sin considerar el mucho trabajo que ha
costado para conseguirlas.
SEILLAS: Coche de marca Seat 600.
SEISABADO: Lo que tiene seis lados y seis ángulos.
SEISAVO: La sexta parte de un número.
SEMOS: Somos.

Francisco Cejudo Gasco

250

Diccionario Torreño Español.

SEMOVIENTE: Lo que por si mismo se mueve; como el
ganado.
SEMPEÑE: Se empeñe.
SENAGÜA: Enagua. Prenda interior femenina, similar a
una falda y que se lleva debajo de esta.
SENOS: La cavidad de los serones.
SEPELIR: Sepultar.
SEPURCLO: Sepulcro. Obra por lo común de piedra,
que se construye levantada del suelo, para dar en ella
sepultura al cadáver de una o más personas.
SEROJA: La hoja seca que cae de los árboles.
SERÓN: Útil generalmente de esparto, alargado,
provisto en ambos extremos de un receptáculo a modo
de sera y que al ponerlo sobre una caballería para
transportar enseres o grano etc., colgaba a ambos
costados del animal. Si era de mimbre, con dos senos a
cada lado para recibir cuatro cántaros, se llamaba
aguadera, porque así se transportaba el agua desde el
caño o la fuente a las casas de los pueblos.
SESERA: Juicio, inteligencia.
SESTEAR: Dormir la siesta.
SETAZO: Pinchazo.

Francisco Cejudo Gasco

251

Diccionario Torreño Español.

SETÍN: Clavo pequeño y fino.
SI: Ref. Si quieres almejas, mójate el culo. Si quieres
dejar al hombre que estas amando, imagínatelo
cagando. Si se alivia el enfermo, ¡Bendito san Alejo!; y si
se muere,¡ah que médico tan pendejo! Si tienes un
problema que no tiene solución, ¿para qué te
preocupas? Y si tiene solución, ¿para qué te
preocupas? Si el grajo vuela bajo, hace un frío del
carajo, pero si vuela entre balcones, hace un frío de
cojones. Si en Holanda usan suecos, ¿En Suecia usan
holandos? Si eres un joven entre 16 y 18 años, entonces
tienes 17. Si la montaña viene a ti, corre porque es un
derrumbe. Si quieres que te sigan las mujeres, ponte
delante. Si tienes ganas de trabajar, siéntate y espera a
que se te pase. Si tienes razón ¿Por qué alegas?, Y si
no la tienes ¿Por qué alegas? Si un pajarito te dice algo
debes estar loco pues los pájaros no hablan
.
SIESO: Culo.
SÍNDICO PROCURADOR GENERAL: El que en un
ayuntamiento tiene a su cargo defender los derechos del
público, promoviendo sus intereses quejándose de los
agravios que les hicieren.
SIPE: Voz con la que se espanta al gato
SIRVESTRE: Silvestre.

Francisco Cejudo Gasco

252

Diccionario Torreño Español.

SISAS: Bajo este término se englobaban una serie de
prácticas consistentes en entregar a los compradores
cantidades menores de las correspondientes a medidas
que solicitaban, destinando la parte sisada a su venta
para la obtención de dinero con el que se pagaban
determinados impuestos o se satisfacían algunos gastos
locales. El vino, que fue uno de los artículos básicos
para la recaudación de los servicios de millones, debía
sisarse en la octava y la reoctava, es decir, en 1/8 del
total primero, y en 1/8 de los 7/8 octavos después, es
decir, en 1/8 + 1/56 de la unidad, generalmente la
cántara. En el aceite también se practicó la sisa de la
octava y reoctava, y también en el vinagre, mientras que
en las telas consistía en la mitad de la doceava, es decir,
1/24, equivale a un 4,2 por cien. Este sistema dio lugar a
la existencia 'legal' de dos sistemas de medidas, las
completas y las sisadas, de cuya comprobación se
responsabilizó a los fieles medidores. Los fraudes
formaron, obviamente, parte del sistema. También se
practicó el método de recargo en el precio (otra forma de
sisar), para lo que se determinaba un precio fijo y la
imposición por unidad.
SOBAQUILLO: Cierta manera de tirar piedras o darle a
la pelota consistente en voltear el brazo, que rebota en el
costado.
SOBAR: Dormir. Manosear a alguien.
SOBAURA: Llaga o herida que se hace la bestia por
ludirla el aparejo o por el roce de un apero.

Francisco Cejudo Gasco

253

Diccionario Torreño Español.

SOBRELLAVES: Oficio del que dispone de una segunda
llave de un templo, castillo o edificio cualquiera, de
manera que los mismos no puedan abrirse sin su
intervención. En los concejos era preceptivo guardar los
fondos líquidos y determinados documentos en el arca
de las tres llaves, cuya
apertura requería
necesariamente la intervención de los portadores de
cada una de ellas.
SOCHANTRE: El que en la iglesia dirige el coro.
SOLÁ: Abundante fruta caída al suelo por la acción del
aire.
SOLANO: Así se le llamaba normalmente, al viento que
sopla de Levante, de donde sale el sol; de aquí el
nombre solano, del latín «solanus-i».
SOLAZAR: Alegrar.
SOLBER: Sorber. Beber aspirando.
SOLDADA.- Dinero que en otros tiempos se pagaba al
soldado. Proviene de sueldo, y ésta, del latín «solidus»,
moneda antigua de valor variable.
SOLIVIANTAR: Inquietar o alterar a alguien.
SOLOMO: Lomo de cerdo adobado. Ref. Cuando no
tengo solomo, de todo como. Se aplica al ambicioso, que
cuando no puede conseguir mucho, no deja de tomar lo
que le dan, aunque sea poco.

Francisco Cejudo Gasco

254

Diccionario Torreño Español.

SOMANTA: Tunda, zurra, generalmente de palos.
SOMORGUJAR: Sumergir, chapuzar, bucear.
SONSOLILLO: Localismo. Persona de comportamiento
muy discreto que trata de pasar desapercibido.
SOPAPO: Golpe que se da con la mano cerrada debajo
de la papada.
SOPETILLÓN: Sopa de pan más grande de lo normal
que se hace para mojar en la comida.
SOPLILLO: Especie de abanico hecho de esparto que
sirve para dar aire a la lumbre. Figuradamente orejas.
SORCHI: Soldado.
SOSEGADO: Tranquilo, descansado.
SOSTRAZO: Guantazo.
SUBCINERICIO: Se aplica al pan cocido debajo de la
ceniza.
SUBISTIS: Subisteis.
SUCERTIBLE: Sensible.
SUJETADOR: Sujetador femenino.
SULFURAR: Irritar.

Francisco Cejudo Gasco

255

Diccionario Torreño Español.

SUMIFUJIO: Sahumerio que se hace recibiendo el
humo.
SUOR: Sudor.
SUSANO: Lo que está en la parte superior o de arriba.

T

TABARDILLO: Insolación. Molestia causada por algo
pesado e insistente.
TABARDO: Prenda militar a modo de gabardina
TABARRA: Discurso que aburre.
TABARRERAS: Persona que molesta mucho.
TÁBARRO: Tábano. Insecto díptero; como una mosca
grande, que si estando usted segando en Moragón a eso
de las doce de la mañana de un mes de Agosto, se
descuida, le enganchará con sus patas y le dará un

Francisco Cejudo Gasco

256

Diccionario Torreño Español.

paseo gratis. Yo le llamo Dípterus hijoputus con
aumentus.
TABLA: Pedazo alargado de terreno. Madera labrada de
forma ondulada para lavar la ropa en los ríos.
TABLEAR: Cortar la tierra en tablas o canteros.
TACAÑO: Miserable, ruin, mezquino.
TACHUELAS: Clavos metálicos de cabeza redonda.
TÁCTICA: Arte de emplear a las tropas en el campo de
batalla.
TAHALÍ: Tira de cuero que va desde el hombro derecho
hasta la parte izquierda de la cintura y sobre la que se
cuelga la espada o el machete.
TAHULLA: Nicho del cementerio donde se colocan los
cadáveres. Espacio de tierra de sembrado que
corresponde a la sexta parte de una fanega.
TAJÁ: Borrachera. Trozo grande de carne.
TAJAR: Cortar.
TAJO: Sitio donde se trabaja. Corte profundo.
TALAR: Cortar por el pie un árbol. Arrasar campos,
edificios, poblaciones, etc. Podar olivos o encinas.

Francisco Cejudo Gasco

257

Diccionario Torreño Español.

TALARAÑA: Telaraña. Tela que
segregando un hilo muy tenue.

forma

la

araña

TALARINES: Comida a base de verduras y tortas de
harina, bacalao y almejas. En la sartén se hecha aceite,
y cuando está caliente se hace un sofrito de cebolla,
pimiento verde y tomate. Cuando está frito, se le
agregan las verduras limpias y troceadas (Berenjenas,
judías verdes, coliflor etc.) junto con el bacalao y las
almejas. Todo se marea hasta que esté medio cocido. Se
le agrega agua, azafrán y picante y se deja cocer. Se le
agregan las tortas de harina hasta que todo esté cocido.
Deben comerse muy picantes y muy calientes.
TALEGA: Saco o bolsa ancha y corta, de lienzo basto u
otra tela, que sirve para llevar o guardar las cosas.
TALEGAZO: Caída aparatosa.
TALEGO: Calabozo o cárcel.
TALLO: Churros. Fruta de sartén, de la misma masa que
se emplea para los buñuelos y de forma cilíndrica
estriada. Obra sin arte ni esmero.
TÁMARA: Rama de árbol. Leña muy delgada, despojos
de la gruesa.
TAMARERO: Lugar sonde se guardan los haces de leña.
TAMARILLAS: Leña fina que se pone para encender
fuego pronto. En sentido figurado, persona que dice o

Francisco Cejudo Gasco

258

Diccionario Torreño Español.

hace cosas para fastidiar a otra, tratando de que no se
note.
TANGANILLO: Palo que se le cuelga al cuello del perro
para que en estorbándole al correr, no pueda cazar.
TANGARILLÓN: Rama pelada grande y vieja de un olivo.
Muchacho alto y fuerte.
TAÑIR: Toque de las campanas.
TAPA: El pequeño aperitivo que se pone en el bar
cuando te sirven una bebida. Entre otras, en Torres se
pueden pedir: Caramales, almejillones, bichitos
(camarones) almóndigas, cocletas, arvellanas, monises,
sálpiñon etc.
TAPACULOS: Fruto del rosal de color rojo.
TAPIROJO: Tapón de ropa vieja con que se tapa la
salida de la alberca.
TAPUJOS: Mentiras.
TARABITA: Palito curvo que se pone al extremo de la
cincha.
TARAMBANA: Persona poco seria.
TARQUÍN: Cieno, lodo o barro pegajoso que las aguas
estancadas depositan en el fondo.
TARRO: Metáfora. En sentido figurado, cabeza.

Francisco Cejudo Gasco

259

Diccionario Torreño Español.

TARTANA: Coche viejo.
TARUGO: Trozo de madera o pan, generalmente grueso
y corto. Hombre de mala traza pequeño y gordo.
Persona de rudo entendimiento.
TARUMBA: Atolondrado, confundido.
TATARATAS: Cataratas. Cascada o salto grande de
agua. Opacidad del cristalino del ojo, o de su cápsula, o
del humor vítreo, que impide el paso de los rayos
luminosos y conduce a la ceguera.
TAUMATURGIA: Predicción, adivinación.
TAXISTA: Distribuidor viario de recursos humanos.
Te he dicho diez millones de veces que no exageres.
TELELE: Patatús, soponcio.
TELENTUAL: Intelectual.
TEMPRANO: Dícese del fruto que sale antes que los
demás.
TENAZÓN: Disparo de escopeta hecho con rapidez, al
instante y sin fijar la puntería.
TENER: Tener la conciencia limpia es síntoma de mala
memoria.
TENERÍA: Taller donde se curten y trabajan las pieles.

Francisco Cejudo Gasco

260

Diccionario Torreño Español.

TENGUERENGUE: Inestable, que escasamente se
sostiene en pié.
TENGO: Tengo el cerebro comunicado con el culo; cada
vez que pienso la cago.
TENTEMOZO: Así se llamaba a los dos palos articulados
y recogidos mediante una argolla a las dos varas del
carro y que se dejaban colgar hasta apoyarse en tierra
verticalmente cuando se desenganchaba de aquélla
caballería, pudiéndose mantener así las varas casi
horizontales.
TENTUJEAR: Tocar con las manos una cosa para
percibirla o reconocerla por el sentido del tacto.
TERCIANAS: Calenturas que se reproducen al tercer
día.
TERCIAR: Arar por tercera vez la tierra.
TETA: Teta que es mas chica que la mano, no es teta
sino grano. Teta que mano no cubre, no es teta, es ubre.
Ref. Tetas de mujer, tienen mucho poder.
TIENTO: En sentido figurado, cada vez que se bebe.
Trago.
TIJERETA: Chilena.

Francisco Cejudo Gasco

261

Diccionario Torreño Español.

TIMÓN: Del latín «temo-onis», era la pieza más larga del
arado, a uno de cuyos extremos se sujetaba el animal,
mientras que al otro se acomodaba con la cama, la reja,
que era un triángulo de hierro y más antiguamente, de
madera.
TINAO: En los cortijos, estancia cubierta donde se
recogen y comen los bueyes.
TINNE: Tizne.
TINO: Hábito o facilidad de acertar. Destreza. Juicio y
cordura.
TINTIRINTÍN: Sonido agudo y penetrante del clarín y
otros instrumentos.
TINTORRO: Vino tinto.
TÍO Y LA TÍA, el: Pobre puestecillo de feria que se
componía de un trípode sobre el que se fijaba una rueda
de corcho. Dicha rueda se dividía en muchos radios de
modo que se le pegaban figuras (tío, hombre o tía,
mujer) y al hacerla girar sobre su eje, de frente, se le
preguntaba al tirador: El tío o la tía. El tirador si decía
¡tío! tenía que disparar con el arco sobre la rueda dando
vueltas, de modo que si la flecha quedaba hincada sobre
la figura del tío, ganaba el premio acordado y si al
contrario, la flecha quedaba clavada sobre una tía,
perdía.
TIPOS: En Torres es quedar peleados y no hablarse.

Francisco Cejudo Gasco

262

Diccionario Torreño Español.

TIRICIA: Ictericia. Enfermedad producida por la
acumulación de pigmentos biliares en la sangre, cuya
señal exterior más perceptible es la amarillez de la piel y
de las conjuntivas.
TIRITAÑA: Especie de seda endeble. Cosa de poca
sustancia o entidad.
TIRRIA: Manía, odio u ojeriza hacia algo o alguien.
Disgusto, enojo. Rencor que se le tiene a alguien.
TISÚ: Tela de plata u oro con flores que pasan del haz al
envés.
TITIRITAINA: Ruido confuso de flautas o cosas
semejantes, y por extensión se dice de cualquier bulla
alegre o festiva.
TITIRITAR: Tiritar, estremecerse de frío.
TIZNAJO: Mancha de tizne o de otra cosa semejante.
TIZÓN: Palo o leña a medio quemar.
TO: Todo.
TOA: Toda.
TOAVÍA: Todavía.
TOCADÉ: Juego infantil de las niñas que se hacía
pintando con tiza ocho rectángulos en el suelo y
numerados del uno al ocho. Con un trozo de teja y a

Francisco Cejudo Gasco

263

Diccionario Torreño Español.

pata coja, partiendo de la salida, tiraban la teja y ésta
tenía que quedar dentro del rectángulo del uno, Dándole
un empujoncito con el pié, de modo que la teja se
quedara en el siguiente rectángulo sin salirse iban
avanzando sucesivamente. Una vez conseguida la
primera tanda, se tiraba la teja desde la raya de salida
para que se quedara en el rectángulo número dos y
completarla de nuevo. Después con el tres, etc. Quien
llegaba al ocho, ganaba el juego.
TOCHO: Inculto, tonto, necio, tosco.
TOCÓN: Parte de tronco que queda unida a la raíz
cuando cortan el árbol. Hueso del jamón.
TODO: Todo tiempo pasado es anterior al presente.
TRABAJAR: Trabajar nunca mató a nadie pero... ¿Para
qué arriesgarse?
TODOS: Todos deberíamos creer en algo. Yo creo que
tomare otra copa.
TOITICO: Todito. Todo.
TOLANO: Golpe fuerte dado con la cabeza.
TOLONDRÓN: Aturdido, desatinado, tonto. Bulto en la
cabeza.
TOMÍN: Medida de peso equivalente a 0, 598 gramos. O
la tercera parte de un adarme.

Francisco Cejudo Gasco

264

Diccionario Torreño Español.

TOMIZA: Cuerda de esparto retorcida.
TONTARRA: Tonto infeliz.
TONTILLO: Especie de faldellín o guardapiés que
usaban las mujeres con aros de ballena puestos a
espacios para que ahueque la demás ropa.
TONTOLABA: Tonto idiota.
TONTOLAPOLLA: Tonto con mala follá.
TONTUSCO: Atontado.
TOPAR: Tropezar, dar con alguien o con algo.
TOQUILLA: Pieza de abrigo generalmente de color
negro, de lana, cuadrada, la que, unidos dos ángulos
opuestos, formaba un triángulo y que puesta sobre los
hombros servía a las mujeres castellanas en el medio
rural para abrigarse la espalda en época de frío.
TORCÍA: Torcida, mecha de algodón de los candiles.
TORCIJÓN: Dolor agudo de tripas.
TÓRDIGA: Tira de piel de vacuno con la que se hacen
las abarcas.
TORNADIZO: Dar opiniones y pronto cambiar a otras.
TORNAR: Volver.

Francisco Cejudo Gasco

265

Diccionario Torreño Español.

TORNISCÓN: Golpe que se da en la cara con el revés
de la mano.
TOROZÓN: Inquietud, desazón, sofoco.
TORTERA: Bandeja sobre la que se pone la masa de las
tortas para cocer.
TORTICERO: Injusto, o que no se ajusta a la ley o
razón.
TOS: Todos.
TOTOVÍA: Pájaro muy común parecido a la alondra.
TOZOLÓN: Golpe.
TOZUDO: Testarudo.
TRABUCAR: Equivocar.
TRAGINERO: El que acarrea y lleva géneros y
mercaderías de un lugar a otro.
TRAIRÁN: Traerán.
TRALLA: Punta de correa o esparto que se pone al látigo
para que cruja más.
TRANCA: Palo grueso y fuerte que se pone para mayor
seguridad, a manera de puntal o atravesado detrás de
una puerta o ventana para cerrarla. Borrachera,
embriaguez.

Francisco Cejudo Gasco

266

Diccionario Torreño Español.

TRANCHETE: Navaja de punta
generalmente para hacer injertos.

curvada.

Sirve

TRANQUILLO: Coger la mecánica de hacer algo.
Saberlo manejar.
TRANSIDO: Fatigado, acongojado o consumido de
alguna penalidad, angustia o necesidad.
TRÁPALA: Persona que habla mucho y sin sustancia.
TRASCACHAR: Guarnecerse, esconderse.
TRASTÁ: Trastada. Jugada mal hecha.
TREFE: Lo que es ligero, delgado y flojo; por lo cual
fácilmente se ensancha, dobla y encoge.
TREMENTINA: Líquido resinoso espeso que se extrae
del pino. Aguarrás.
TREMPANO: Temprano.
TRENISLAO: Nombre de varón. Estanislao.
TREPASIMÓN: Juego muy entretenido que se hacía con
palmas del domingo de Ramos y que después de unir de
una forma habilidosa dos de ellas, al tirar de una, la otra
se levantaba y se le unía a la primera.
TRESAÑALES: Con tres años.

Francisco Cejudo Gasco

267

Diccionario Torreño Español.

TRILLAR al revés: Dícese de la persona que habla en
sentido contrario a lo que expone otra.
TRILLO: Es la traducción de la palabra latina «tribulum».
El
trillo,
prácticamente
desaparecido,
estaba
íntimamente vinculado a la agricultura, y especialmente
a los cereales. Consistía en un tablón o tablones
ensamblados hasta una anchura aproximada de un
metro por 1,70 m. de longitud. En uno de sus extremos,
la madera se levantaba en ligera curvatura para facilitar
la trilla de la parva. Unos tirantes servían para ser
enganchados a los asnos, mulas o bueyes, los que, al
dar vueltas en círculo sobre la parva, la mies era
triturada por las numerosas esquirlas de cortante
pedernal incrustadas en la parte inferior del trillo, lo que
hacía se soltase el grano de la espiga y la paja fuera
desmenuzada.
TRINCAPIÑONES: El mozo liviano y de poco juicio.
TRINCAR: Coger.
TRINCHAR: Partir en trozos.
TRIPOTÁ: Comer en demasía. Llenar el estómago.
TROCAR: Cambiar.
TROJE: Parte del molino de aceite donde se deposita la
aceituna procedente del olivar.
TROLA: Mentira, engaño.

Francisco Cejudo Gasco

268

Diccionario Torreño Español.

TROMPA: Figuradamente, cabeza. Borrachera.
TROMPAZO: Golpe dado con la cabeza.
TROMPEZÓN: Tropezón.
TROMPICÓN: Tropezar violenta y repetidamente.
TRONCHAO: Torcer sin romper y sin herramienta un
vegetal por su tronco, tallo o ramas.
TROPAJO: Estropajo.
TRUEQUE: Cambio.
TUBAS: Voz con la que se llama a un perro.
TUBILLO: Tobillo.
TUERA: Coloquintida. Planta de la familia de las
Cucurbitáceas. Fruto de esta planta, del tamaño de la
naranja y muy amargo, que se emplean en medicina
como purgante.
TUESTE: Freír en la sartén maíz para sacar palomitas.
TUFARÁ: Recibir humo de golpe.
TUFO: Flequillo.
TUNDA: Castigar con golpes, palos o azotes. Paliza
TUNTÚN: Decir algo sin pensar, de golpe.

Francisco Cejudo Gasco

269

Diccionario Torreño Español.

TUPÉ: Pelo que se lleva levantado sobre la frente.
TURBIOS: Desecho de un líquido, principalmente del
aceite.
TURUNTO: Una clase de palomo.
TUTÚ: Cualquier detergente.

U

UBÉRRIMO: Muy abundante y fértil.
UBIO: Yugo.
UBRE: En los mamíferos, cada una de las tetas de la
hembra.

Francisco Cejudo Gasco

270

Diccionario Torreño Español.

UCÉ: Vuestra merced.
UFANO: Envanecido, presuntuoso, engreído.
UFRASIO: Monoptongación. Así se llama que en tiene el
nombre de Eufrasio.
UGENIO: Monoptongación. Así se llama al que tiene el
nombre de Eugenio.
ULOGIO: Monoptongación. Así se llama al que tiene el
nombre de Eulogio.
ULTRAMARINO: Lo que se considera de la otra parte del
mar.
UMBRAL: Escalón contrapuesto al dintel.
UMBRÏA: Zona orientada al norte donde no da el sol.
UN: Ref. Un buen pedo puede hacer ruido largo tiempo.
Un tonto callado es oro molido. Una vez jode el pez a la
rana y otras es al revés; jode la rana al pez.
UNCIR: Atar al ubio bueyes y mulas.
UNICA CONTRIBUCIÓN: Repartimiento que se hace
con precepto a las haciendas y utilidades de cada uno
de los contribuyentes, a fin de reunir en un solo pago lo
que suele estar dividido en varios.
UNIGÉNITO: Se aplica al hijo único.

Francisco Cejudo Gasco

271

Diccionario Torreño Español.

UNOS: Ref. Unos mean en lana y suena, otros mean en
lata y no suena.
UNSÍNONO: Deformación léxica: Unísono; todos a la
vez.
UNTURA: Cualquier líquido que sirve para darse en la
piel. Ungüento.
URDIDOR: Operario que prepara los hilos en la urdidera
para pasarlos al telar.
URDIMBRE: Hilos que se colocan en el telar para tejer.
URDIR: Maquinar algo.
URINARIO: Lugar donde se orina.
URÓLOGO: Especialista que te mira el pene con
desprecio, te lo agarra con asco y te cobra como si te lo
hubiera chupado.
URSULINA: Los diabéticos tienen
ursulina (Insulina) todos los días.

que

inyectarse

URZA: Anda, calla, que dices.
USARCED: Es un vocablo en total desuso, metaplasmo
de vuesarced, vuesa merced y vuestra merced, todas
ellas también ya olvidadas.
USEBIO: Monoptongación. Eusebio.

Francisco Cejudo Gasco

272

Diccionario Torreño Español.

UTAQUIO: Monoptongación. Eustaquio.
UTREROS: Novillos desde los dos años y no llegan a
tres.
UVERO: Abejaruco. Pájaro del suborden de los
Sindáctilos, de unos quince centímetros de longitud, con
alas puntiagudas y largas y pico algo curvo, más largo
que la cabeza. En su plumaje, de vistoso colorido,
dominan el amarillo, el verde y el rojo oscuro. Abunda en
España y es perjudicial para los colmenares, porque se
come las abejas. Persona noticiera o chismosa.

V

VAFO: Soplo o aliento fuerte.
VAFOSO: Vaporoso.
VAGAR: No dar tiempo para hacer una cosa.
VAGIDO: El gemido o llanto del niño.

Francisco Cejudo Gasco

273

Diccionario Torreño Español.

VAINA: Envoltura de las legumbres. Persona de poca
calidad y sabiduría. Tonto.
VALIJERO: El que conduce las cartas desde una caja
principal de correos a los pueblos de travesía.
VANA: Vacía, que no contiene nada.
VARA CASTELLANA: La equivalente a 8.401 metros en
cuadro.
VARA DE ALCALDE: La que éste tenía, como símbolo
de su autoridad.
VARA: Medida equivalente a 722 centímetros. Garrote
grande que se utiliza para varear.
VAREJÓN: Vara larga y gruesa.
VARETA: Irse de vareta es igual que tener diarrea.
Ramilla delgada que echan los árboles en el tronco y no
dan fruto.
VASAR: Del latín «vasarium-ii», significaba la vasija o
utensilios de cocina que en ésta o en la despensa se
colocaba sobre baldas de ladrillo, adobe o yeso que
sobresalían de la pared.
VEDRIAO: Vidriado.
VEEDORES: Los que tenían por oficio ver y comprar
provisiones para el ejército.

Francisco Cejudo Gasco

274

Diccionario Torreño Español.

VEGADA: De una vez.
VEJANCON: Aumentativo de viejo.
VEJETAR: No hacer nada.
VELA: Verla, del verbo ver. Voltereta.
VELACIONES: Rogativas.
VELADA: Función nocturna.
VELAS.: Centinelas para vigilar. Mucosidad que cuelga
de las narices. Mocarreras.
VELLERA: La mujer que afeita o quita el vello a otras.
VELLÓN: Moneda de oro, plata o cobre.
VENACÁPACÁ: Expresión reiterativa que vale lo mismo
que decir ven acá.
VENAQUÍPAQUI: Expresión reiterativa que vale lo
mismo que decir ven aquí.
VENDEHUMOS: El que habla mucho y no dice nada. En
sentido figurado persona que vende promesas.
VENDO: Persona que no sirve para nada.
VENTORRILLO: Venta pequeña.

Francisco Cejudo Gasco

275

Diccionario Torreño Español.

VENTRERA: Faja que se pone sobre el vientre ceñida y
apretada.
VENTURA: Providencia.
VERA: A la orilla. Cerca de...
VERDE: Alcacer y demás hierba s que se siega en verde
y las consume el ganado sin dejarlas secar.
VERDECELEDÓN: Color que se saca tintando tela con
un azul muy suave y luego uno pajizo.
VERDERÓN: Pájaro parecido al canario.
VERDUGÓN: Mancha que sale cuando se recibe un
golpe sobre la piel.
VERDUGUILLO: Especie de hoz pequeña y muy ligera.
VERDULAGA: Planta silvestre que cocida, se la daban a
comer a los pavos.
VEREILLA: Veredilla. Vereda pequeña.
VEROS: Imperativo plural del verbo ir. Iros, marcharos.
VESANA: Línea recta que forman los labradores arando
desde un extremo de la tierra a otro.
VIANDAS: Comida para una jornada.

Francisco Cejudo Gasco

276

Diccionario Torreño Español.

VIDA: Estado de actividad de los seres orgánicos. Unión
del alma y del cuerpo. Ref. En esta vida caduca, quien
no trabaja, no manduca. Nos da a entender que para
comer hay que trabajar. Media vida es la candela y el
pan y el vino la otra media. Con buen alimento y buena
lumbre se pasa bien el tiempo. Quien las cosas mucho
apura, no tiene vida segura. Se ha de evitar la
demasiada curiosidad en averiguar cosas ajenas, por las
malas consecuencias que tiene. Vida que es una mierda
poco importa que se pierda.
VIDE: Vi.
VIGILANTE: Jefe de observación de movimientos
humanos.
VILORDO: Perezoso, tardo, lento en obrar.
VIOLADO: Jarabe confeccionado con violetas.
VIRGUERÍA: Cosa realizada con gran habilidad y
perfección. Cosa excelente, extraordinaria.
VISADO: Derecho por realización o validación de
documentos.
VÍSTICA: Expresión que significa sorpresa.
VISTIS: Visteis.
VENDO: Vndo una máquina d scribir qu l falta una tcla.
VOY: Voy a escribir algo profundo... Subsuelo.

277

Francisco Cejudo Gasco

Diccionario Torreño Español.

VOLÁ: Que actúa desorganizada y precipitadamente,
por excitación y ansiedad. Ida, loca.
VOLAO: Loco.
VOLUNTO: Idea.
VOTO DE SANTIAGO: Cierta medida o tributo de pan
dado a la iglesia por los labradores que poseían una o
dos yuntas.

Y

YACIJA: Lecho, cama o cosa en que se está echado.
YACTURA: Quiebra, pérdida o daño recibido.

Francisco Cejudo Gasco

278

Diccionario Torreño Español.

YANTAR: Derecho de origen feudal, gozado por el rey, la
familia real y los señores, por el que los pueblos por los
que transitaba o en los que se alojaba debían acudir con
víveres, prestar alojamiento y poner a su disposición
bestias de refresco para continuar viaje. El yantar regio
sólo era exigible desde Juan II de Castilla en las
poblaciones con más de 100 vecinos. Este derecho
cesó, respecto del rey, desde que el reino, reunido en
Cortes, acordó una cantidad fija para los alimentos de la
Real Casa. Los señores continuaron percibiendo este
derecho en los lugares de su señorío, y ello en cuanto
subrogados en los derechos del rey. Comer.
YAYA: Abuela.
YEDRA: Hiedra.
YELO: Hielo.
YEMA: Brote embrionario de los vegetales constituido
por hojas o por esbozos foliares a modo de botón
escamoso del que se desarrollarán ramas, hojas y flores.
YERBA: Hierba.
YERO: Planta anual muy cultivada en España, cuyo fruto
se emplea como alimento del ganado.
YERRA: Se equivoca.
YERRO: Hierro.

Francisco Cejudo Gasco

279

Diccionario Torreño Español.

YESCA: Materia muy seca, comúnmente de trapo
quemado, cardo u hongos secos, y preparada de suerte
que cualquier chispa prenda en ella. Cosa sumamente
seca, y por consiguiente dispuesta a encenderse o
abrasarse.
YEYÉ: Persona muy moderna.
YUGADA: Espacio de tierra que pueden arar una pareja
de bueyes en un día.
YUGO: Instrumento de madera al cual, formando yunta,
se uncen por el cuello las mulas, o por la cabeza o el
cuello, los bueyes, y en el que va sujeta la lanza o
pértigo del carro, el timón del arado, etc.
YUGUERO: El mozo que ara la tierra con un par de
bueyes.
YUNTA: Par de bueyes, mulas u otros animales que
sirven en la labor del campo o en los acarreos.
YUNTAR: Juntar.
YUSO: Del latín «deorsum», hacia abajo, significaba en
los escritos lo que se decía posteriormente, más abajo
(yusodicho), en contraposición de la palabra suso, que
significaba lo escrito anteriormente, más arriba
(susodicho) y que aún se usa normalmente, en especial
en escritos oficiales.

Francisco Cejudo Gasco

280

Diccionario Torreño Español.

Z

ZABARCEDA: Mujer que revende por menudo frutos y
otros comestibles.
ZÁBILA: Planta perenne de la familia de las Liliáceas,
con hojas largas y carnosas, que arrancan de la parte
baja del tallo, el cual termina en una espiga de flores
rojas y a veces blancas. De sus hojas se extrae un jugo
resinoso y muy amargo (acíbar) que se emplea en
medicina. Aloe Vera
ZACATÍN: Calle donde se vende ropa.
ZAFA: Vasija en forma de taza, de gran diámetro y poca
profundidad, que sirve principalmente para lavarse la
cara y las manos.
ZAFAR: Desembarazar, libertar, quitar los estorbos de
algo. Soltar o desatar algo.
ZAFARICHE: Cantarera.
ZAFIO: Tosco.
ZAGA: El que se queda atrás.

Francisco Cejudo Gasco

281

Diccionario Torreño Español.

ZAGALISTRÓN: Joven muy alto, crecido.
ZAGALUCHO: Joven pequeño.
ZAHÓN: Especie de mandil, principalmente de cuero,
atado a la cintura, con perneras abiertas por detrás que
se atan a la pierna, usado por cazadores, vaqueros y
gente de campo para resguardar el traje.
ZAHURDA: Establo para ganado de cerda. Lugar
hediondo y asqueroso.
ZALAMA: Halago.
ZALAMERO: Persona que demuestra cariño de una
forma empalagosa.
ZALONA: Cántara.
ZAMACUCA: hierba
comestible.

silvestre con raíz larga que es

ZAMACUCO: Persona tonta, torpe y abrutada. Persona
que, callándose o simulando torpeza, hace su voluntad o
lo que le conviene.
ZAMARRA: Chaquetón. Prenda de piel de oveja que
usaban los pastores.
ZAMBOMBAZO: Estampido o explosión con mucho ruido
y fuerza.
ZAMBRA: Fiesta con regocijo y baile.

Francisco Cejudo Gasco

282

Diccionario Torreño Español.

ZAMBULLO: Hombre despreciable por sus acciones.
Hombre gordo y de carnes flojas.
ZAMPABOLLOS: Glotón, gordo, fofo.
ZAMPAR: Comer o beber apresurada o excesivamente.
ZAMPOÑA: Instrumento musical pastoril a modo de
flauta.
ZANCA: Pierna del hombre o de cualquier animal, sobre
todo cuando es larga y delgada
ZANCAJO: Se le dice a la persona que anda con paso
muy largo.
ZANCO: Cada uno de dos palos altos y dispuestos con
sendas horquillas, en que se afirman y atan los pies.
Sirven para andar sin mojarse por donde hay agua, y
también para juegos de agilidad y equilibrio.
ZÁNGANO: Persona que no hace nada. Vago. Perezoso.
ZANGÜANGO: Indolente, embrutecido por la pereza.
Desmañado, torpe.
ZANQUITUERTO: El que tiene una pierna más larga que
la otra.
ZAPARRASTRAJO: Persona harapienta.
ZAPARRASTRONES: Ratero.

Francisco Cejudo Gasco

283

Diccionario Torreño Español.

ZAPARRASTROSO: Desastrado, mal vestido.
ZAPATETA: El golpe o palmada que se da con el zapato,
brincando al mismo tiempo.
ZAPATIESTA: Alboroto, jaleo, riña.
ZAPATONAS: Así se ponen las aceitunas cuando no
están buenas de comer.
ZAPITO: Cubo de madera donde se hecha la leche
cuando se ordeña.
ZAQUE: Cuero pequeño para echar vino.
ZARANDA: Criba.
ZARCILLOS: Pendientes.
ZARRACATÍN: El que compra barato para vender
después caro.
ZARZALERA: Lugar donde hay muchas zarzas.
ZASCANDIL: Hombre astuto, engañador, y que anda de
una parte a otra por lo regular, estafando.
ZATO: Pedazo o mendrugo de pan.
ZOCATO: El que utiliza con preferencia la mano
izquierda.
ZOLLIPO: Sollozo con hipo.

Francisco Cejudo Gasco

284

Diccionario Torreño Español.

ZOPENCO: El que es tonto y abrutado. Torpe.
ZOPO: Dícese del lisiado de pies o manos.
ZOQUETE: Persona torpe.
ZORRA: Así se le dice a la mujer mala. Ref. Cuando la
zorra anda a caza de grillos, mal para ella y para sus
hijillos. Nos enseña la necesidad que tiene el hombre
cuando hace cosas que no son de su condición. No hay
zorra con dos rabos. Expresa la dificultad de encontrar
dos cosas con las mismas condiciones. A la zorra,
candilazo. Habilidad que tiene alguien cuando engaña a
un astuto.
ZORRERA: Humareda.
ZORRONGLÓN: Se aplica a quien hace las cosas que le
mandan con desgana.
ZOTAINA: Paliza.
ZOTE: Ignorante, torpe.
ZULLENCO: Se le dice a la persona que no puede
retener las ventosidades.
ZULLÓN. Ventosidad expelida involuntariamente y sin
ruido.
ZUMBIO: Ruido o explosión grande.
ZUPIOSO: Vino mezclado que tiene mal color y gusto.

Francisco Cejudo Gasco

285

Diccionario Torreño Español.

ZURRA: Paliza.
ZURRAPA: Sedimento que en los líquidos se posa.
ZURRIAGAZO: Golpe dado con la correa.
ZURRIBURRI: El sujeto vil, despreciable y de muy baja
condición.
ZURRÓN: Bolsa grande de pellejo o cuero, como la
usada por los pastores.
.

Francisco Cejudo Gasco

286

Diccionario Torreño Español.