You are on page 1of 7

Teorías del Aprendizaje

Universidad del Cine. 2013
Trabajo realizado por Cecilia Onorato.

En esta ocasión me propongo analizar la película “Dónde está la casa de mi amigo”, de Abbas
Kiarostami, filmada en el año 1987.
Con respecto a la metodología y la organización de este trabajo debo aclarar que un primer
momento me encontré viendo la película y anotando en un bloc de notas una serie de frases,
fragmentos, diálogos que se desprendían del film y que funcionan a modo de resumen de la
trama. Estas anotaciones las he pasado en limpio y construí encima este texto, son la columna
vertebral del informe y las palabras clave a partir de las cuales empecé a escribir.
Comenzaré entonces por una breve sinopsis de la película y el motivo de su elección para este
trabajo:
La historia inicia en una pequeña escuela rural, en el pueblo de Koker, al norte de Irán. Uno de
los alumnos, Nematzadeh, olvida ese día llevar su cuaderno de trabajos, y el profesor lo
amenaza con la expulsión si vuelve a cometer esta falta. Otro de los alumnos, Ahmad, toma
ese día por equivocación el dichoso cuaderno y al darse cuenta al regresar a su casa de lo que
ha sucedido decide devolverle el cuaderno a Mohamed, para lo cual deberá dirigirse al pueblo
vecino Poshteh atravesando varios kilómetros a pie a través del campo desértico con la noche
avanzando cada vez más rápido. Una tormenta de viento se avecina y el chico regresa a su
hogar, sin haber tenido éxito, pero realiza la tarea de ambos en cada cuaderno y al otro día
logra llegar a tiempo antes de que el profesor descubra lo sucedido, y la historia finaliza con la
devolución del cuaderno.
A grandes rasgos esto es lo que sucede con respecto a la acción del personaje y podríamos
quedarnos con la percepción de que se trata de una bonita historia-canto a la solidaridad. Pero
el trasfondo de la película y las voces ideológicas que la atraviesan son mucho más complejas y
requieren otro tipo de análisis.
Durante la cursada hemos abordado ciertas temáticas que en esta obra aparecen
ejemplificadas y contrapuestas a la perfección, y son el motivo por el cual elegí analizarla, a
saber:
_El rol de la escuela y cómo choca con los mandatos familiares, o como se relacionan la
escuela y la familia con respecto a la educación del niño.
_El mundo de los niños y el mundo de los adultos, o las diferencias en la cosmovisión de los
niños contra la de los adultos.

_La ciudad y la escuela como construcciones geográficas. pregunta más bien qué está pasando y por qué hay tanto ruido. en seres insensibles que no escuchan. _El avance del capitalismo y la pérdida de valores. son frases que el profesor lanza a los alumnos. en cuanto a instancia de caso omiso a las reglas. o cómo chocan las culturas. transformando a sus alumnos en piedra. En este punto sucede algo curioso. bien obediente? Quizás en las primeras aulas. ¿Qué niño ante la ausencia del profesor ha permanecido quieto y tranquilo. uniforme. Los 5 minutos en los cuales el profesor se va. exhaustivamente. la existencia de pupitres de diferente color y la puerta que no cierra nos indican un malestar estructural. de espacio o momento en el cual el estudiante se escapa. refiriéndose al bullicio de los niños que hablan y merodean por el aula. metafóricamente. Instaura una suerte de culpa hacia sus alumnos por haber estado haciendo bullicio en vez de preguntarse por qué el profesor no viene. “cuántas veces te pedí que hicieras la tarea en el cuaderno. En sobre impresión se lee "Instituto para el desarrollo intelectual de niños y adolescentes". Así pues nace una de las primeras contradicciones en cuanto a la imagen: en una arquitectura que debería ser ordenada. Este un espacio precario. Se constituye el profesor como figura de persona des fetichizada. ordenado como cualquier aula clásica: el profesor está al frente y los alumnos en sus pupitres le miran. El profesor. cuántas veces te lo pedí. Pero inmediatamente agrega "siento que estoy hablando a las paredes". o las más terribles. los estudiantes siempre han buscado una fuga. _La escuela en su forma occidental en países orientales. La primera imagen que vemos de la película sobre la cual inician los créditos. quien se supone una persona seria y que no debe dar explicaciones a los alumnos pues se impone como autoridad. En estos primeros segundos de film ya desde la arquitectura algo funciona mal. "Me voy por 5 minutos y hacen un lío". Se puede ver a su vez que el profesor tampoco es una figura bien instruida en la educación de un niño. A continuación le siguen una lluvia de frases igualmente implacables: “cállate y no hables si no te pregunto”. La entrada del profesor al aula es definitiva. Sin embargo. golpea y emite un sonido molesto. para que estos conceptos mencionados salgan a flote. No hay posibilidad de pensar en hacer una ronda u organizar de otra manera los bancos. No se le . cuántas veces te lo pedí y no lo hiciste”. A continuación me propongo analizar la película una vez más. La jerarquía establecida entonces corresponde a la Occidental. no pide silencio. es una puerta oxidada que se mueve con el viento. del orden escolar. o cómo se normaliza y estandarizan ciertos procesos y las consecuencias que esto produce. suele ser un punto de fuga por excelencia. disciplinarias e implacables. “escribí tu tarea en un cuaderno”. Se ve precaria. las grietas de una construcción a medio hacer. les dice "si llego tarde es porque me paso algo". o cómo se piensa la escuela dentro de una ciudad. "no se puede confiar en ustedes". limpia y estandarizada.

Uno implica orden y el otro desordena. En el medio de tantas voces Ahmed entra a su casa. La madre le ordena que vaya a cuidar a su hermano. el pueblo vecino. El lugar de trabajo agrícola y la escuela coexisten y se funden a la vez que se repelen. dónde está instalada la escuela. Esto establece. y la madre le sigue . lo contiene pero a la vez lo reprende. Nematzadeh. “deben salir un rato antes de sus casas. allí un niño ya está terminando la tarea copiando de un libro. Cuando salen de la escuela.muestra el error una vez al alumno sino repetidas veces. como algo que no pertenece a esa tradición o cultura. los niños juegan con una herramienta agrícola para trabajar el suelo. El profesor ahora habla para toda la clase. geográficamente. Allí se mezclan demasiados argumentos. Como si olvidarse el cuaderno en la casa fuese un crimen. pues si hay algo que habrá en esta película es castigo y disciplina física y mental. sino que acoge niños que pertenecen a pueblos a varios kilómetros de distancia. el profesor no deja de repetir: “Lo primero que hacen al llegar a casa. luego escucha sobre su dolor. pues vive en Poshteh. metida en medio del trabajo. guardan el cuaderno en la mochila y hacen lo que quieran. El niño entonces intenta explicarle a la madre lo que acaba de pasar. El profesor es el legitimador del saber. Los niños de afuera de la casa le hablan a Ahmad. Sin embargo un niño al fondo está aún más abajo del eje de la mirada. un alumno irrumpe en el aula llegando tarde. Mientras da esta charla se pone a la altura de sus alumnos corporalmente. de forma humillante y definitiva. se da cuenta de que tiene el cuaderno de Nematzadeh. el profesor le regaña por la postura. así duermen bien y llegan temprano”. es regañado por no llevar la tarea escrita en el cuaderno. y el niño no puede manejarlo. Ahmad sigue sin comprender bien qué ha sucedido. pues no es que se trata de una escuela que aglomera niños de una cierta zona rural. Es un tipo de vivienda en la cual coexisten varias generaciones de la familia en un mismo sitio. es decir la posición del profesor no puede igual la de sus alumnos. una nueva línea de pensamiento se cruza como un rayo y se impone: su madre antes de saludarlo le pide pañales y le apura para que le ayude en el quehacer del hogar. ¿Por qué escribir en un cuaderno? porque indica disciplina”. abandonada allí. a la par que la madre de Ahmad lo sigue apurando. porque no están todos en las mismas condiciones. Geográficamente la escuela está insertada. El profesor ni sabe que esos dos chicos son primos. pero él contesta que debe hacer la tarea. es hacer la tarea. y forma una nueva contradicción. La abuela de Ahmad lo ve y le pide que no use zapatos en la planta alta. La situación es tan terrible a primera vista que Ahmad no puede reaccionar. Los niños como si nada le contestan: “hacela después". Cuando Ahmad llega a su casa. Este niño que se encuentra como agachado sufre de dolor de espalda. el que no debe ser cuestionado ni confía en sus alumnos como individuos. pues es su primo y se lo había dejado olvidado allí. y en un principio no creía en la explicación de su alumno. En medio de la represalia. tiene dos cuadernos iguales y uno no es de él. La arquitectura del lugar consta de un patio en común y de dos pisos. Algo que debería ordenar las cosas y funcionar de forma disciplinaria hace el efecto contrario. El aula está al lado del establo de los animales. como si quisiera acercarse a ellos. Este es el momento en la trama en el cual el personaje secundario. Aquí vemos como el problema de estandarizar todo y que todo sea igual para todos produce una confusión que va en contra del mismo sistema educativo. como si fuese la única escuela de la región. Este alumno que llega tarde es quien tenía el cuaderno de Nematzadeh. Cuando el niño va hacer la tarea. luego de todo ese lío discursivo. Se pueden ver tambos y otros signos de que aquel lugar es una zona agrícola. y nos mete en la lógica que Kiarostami está armando como un ovillo de lana apelmazado. literalmente. le invitan a jugar.

A diferencia de la educación que tiene en cuenta la forma de vida del niño y se integra a la comunidad. y cerca de ahí. un imaginario de pro qué le dolía la espalda al niño. Cuando llega a un punto debe volver el mismo camino. como si el cuerpo del niño pudiese romperse y hacer todo lo que debe hacer. la información con la que cuenta el niño es todo su mundo. En todas estas ocasiones. pero le queda chico: él solo sabe que Nematzadeh vive en Poshteh. La comunicación entre estos dos mundos es imposible. En otra secuencia similar. sino al de su primo. Ahmad hace su tarea y se dispone ayudar a su madre. "Eso es imposible". por creer que solo dando un nombre y aclarar que es un compañero de clase. La mirada del niño y la madre es como un abismo.. en la imagen de un trabajo que no debería realizar un niño tan pequeño según los criterios de otro tipo de sociedad. cobra fuerza en carne y hueso. Se lo ve cargando costales pesados. primero vemos tendidos unos pantalones rojos que Ahmad identifica como los de Nematzadeh. No tiene una grilla planificada. “ vive en Poshteh? no podes ir hasta allá. Así Ahmad da vueltas en círculos. también es un Nematzadeh. lo manda a comprar pan al mismo tiempo. las indicaciones se remiten a “tal vez más allá” o “pasando un árbol” o “subiendo por una escalera del otro lado”. Al inicio vemos que hay varios Ahmad. “dale su cuaderno después”. o en zig zags. Mientras la abuela le enseña que debe sacarse los zapatos antes de subir: “¿ves? él ya hizo su tarea. El niño finalmente toma el cuaderno y huye. todos ya hicieron su tarea menos vos”. y se acaba la conversación. veras una puerta azul. varios Mohamed. tenemos como espectadores la esperanza y la sensación de . varios Nematzadeh. La ciudad es un rompecabezas. pero no sabe que allí hay distritos o cualquier otro tipo de organización geográfica. El camino a Poshteh es un zigzag camino arriba hacia el monte. pero continúa insistiendo en que debe ayudar a Nematzadeh. un laberinto. Ahmad se encuentra en cierto momento al niño al que le dolía la espalda. Es decir. castigado físicamente. Este personaje tampoco sabe dónde queda la casa de Nematzadeh. alguien sabrá indicarle dónde vive. por un lado.. Esta duplicidad del cuerpo también se mantiene en la trama. cuadernos iguales. pero no aquel al que Ahmad necesita encontrar. y allí una vez más comienzan las indicaciones extrañas: (“seguí por ahí. luego otros exactamente idénticos. En esta instancia lo que antes era el fuera de campo de la película en el aula. pero esta vez puestos en un niño que. Por otro. La desconexión entre el mundo de los niños y su realidad cotidiana y el de los adultos de mente totalmente cerrada es tan grande que no puede establecerse un diálogo. es algo que literalmente va para un lado y para el otro. un juego de extremos irreconciliables. no haces nada. es muy lejos”.repitiendo que haga la tarea y se vaya a jugar. Esta acción es totalmente inocente. si no obedece a su madre. Aunque lo obliga a trabajar. el niño pregunta a los adultos que ve en dónde queda la casa de su amigo. Al llegar del otro lado. etc.”) y entendemos que lo que un adulto llama “distrito” básicamente es el paso de un pasillo a otro. en las que vemos el film desde el punto de vista de Ahmad. expulsado. no sin antes confundirse una vez más de cuaderno y tener que cambiarlo. Su madre le contesta: “si lo expulsan seguro es por algo”. replica su madre. como si no hubiese hablado nunca. Si no obedece al profesor. y Ahmad le responde “hay chicos que van de ahí todos los días”. quien no puede ayudarle pues tiene que trabajar con su padre. para colmo. la escuela que se narra en esta historia ignora totalmente la realidad de estos niños. La violencia ejercida en estos niños es dual. vos nunca queres hacer la tarea.

” A su vez. quienes charlan sobre el comportamiento del niño. Una nueva pista le obliga volver a Koker. lo engaña. pero no sé quién dura una vida entera. y de hecho no tienen nada de malo. para que sea un hombre. al dilatar el desenlace. El anciano ya tenía cigarrillos.alivio de haber encontrado lo que buscábamos. de donde ha venido. Ahmad persigue a este hombre una vez más hasta Poshteh. Se instala otra contradicción en la cosmovisión. Había pasado toda su vida haciendo puertas de madera. De hecho este hombre logra venderle estas puertas sin haber el viejo concedido tal cosa alguna vez. Su casa de hecho parece un lugar fantástico con el reflejo de los vidrios coloridos y la madera estancada. será perezoso. el cual exige el respeto a los mayores. "Cuando era pequeño. mi padre me daba un centavo. Otro grupo de adultos intenta venderles puertas de hierro para reemplazar las de madera a los ancianos de allí. Este anciano constituye un nuevo punto de vista. busco una buena excusa. Aquí tampoco se escuchan los viejos con los adultos no tan viejos. la idea de cambiar puertas de madera por puertas de hierro (como la de la escuela que vemos al inicio de la película. Menciona también que en ese lugar hay "muchos Nematzadehs". mientras cae la tarde. Viste como tuve que repetirle tres veces que fuera pro los cigarrillos. Una vez más vemos a Ahmad cruzar el monte. Con el empleo de semejante suspense. que se nota no sirven para nada). por llamarlos de laguna manera. Kiarostami juega con el espectador. el ritmo lento y desencantado del viejo choca ruidosamente con el apuro y la esperanza de Ahmad. pero no se pregunta qué hay de malo con las que ya tienen. Así nunca aprenderá y nunca será alguien útil para la sociedad. el que podemos identificar como el del pasado mejor. "¿y si el niño no hace nada malo. y habrá que golpearlo siempre para que aprenda disciplina. pues cree allí encontrará al primo de Nematzadeh. ¡para golpearlo así no se olvida!". Este personaje nos muestra un nuevo punto de vista. sensación que hasta el final se ve una y otra vez pospuesta y frustrada. Allí otro anciano le pregunta. la cámara se queda con este grupo de viejos. Mientras el niño corre tratando de cumplir con todo. esta vez en la que parece que va a ser la última estación de su particular vía crucis. Adultos con adultos tampoco hablan el mismo idioma. qué harías? ¿Lo retarías igual?" a lo que el viejo responde "Si no hizo nada malo. Este hombre no resulta ser quien Ahmad busca. Sólo con disciplina podrá respetar a sus padres y a sus tradiciones". “Las cambian. Ahmad debe comprar el pan aún. y una vez más es un niño quien le indica un camino donde tal vez encuentre a quien busca. El niño le pregunta repetidas veces si es un Nematzadehs y el hombre mayor ni siquiera le escucha. Dicen que las puertas de hierro duran toda la vida. esta misma operación es la que pone en práctica cuando. y el castigo físico como consecuencia de la desobediencia. y me golpeaba todas las noches. pero es interceptado por un anciano. el joven protagonista finalmente recurre a un oportuno anciano sabio que parece conocer a todo el mundo y que se ofrece para guiarle lentamente en un sub-viaje por el imposible dédalo de cuestas y escaleras que componen el pueblo. quien cree . urgido por la noche que avanza. A veces se olvidaba de darme el centavo pero nunca se olvidaba de golpearme. pero explica que el punto era hacer que el niño fuese educado para el día de mañana. el de la tradición y el trabajo a mano. Este señor de negocios aparentemente es quien Ahmad ha estado buscando pues escucha "Nematzadeh" mientras cierran el trato. pero se le pide que busque cigarrillos.

como última posibilidad de salvación. frágil símbolo. así también ocurre con el vestigio de este paseo. pero a su vez está quebrada por que no está pensada . Ahmad se encuentra en su casa totalmente rendido. Si tuviésemos que comprender el método de enseñanza podríamos decir que es básicamente conductista. un puro acto ético de rebeldía como a veces sólo los niños y los locos son capaces de llevar a cabo. de una noche tan infructuosa como espectral. la amistad y la lealtad. Conclusiones Quisiera rescatar ante todo el punta de vista del niño de esta historia. la flor. una escuela Occidentalizada que choca brutalmente con la vida rural y de trabajo infantil que se lleva a cabo en esa zona de Irán. Pero el viejo lo guía a la casa equivocada del otro Nematzadeh. aquélla de la infancia. parece un condenado a muerte. en esta pequeña flor blanca. es que la historia se va terminando. pero también de humanidad primigenia. En esta confusión y a su vez fusión con los otros 2 Nematzadeh´s del curso. cerrando la espiral en sí misma. como el niño del día anterior. en el cuaderno se funden simbólicamente la escuela. Una escuela insertada a la fuerza en una sociedad que se rige por otros valores y que tiene otras prioridades. de la renuncia y el desencanto. Al otro día. Lo que prima en esta historia es la perseverancia de Ahmad por realizar un acto que él considera correcto. Entonces. ha de entenderse el cautivador y sobrenatural recorrido entre caprichosos reflejos de luces de todo tipo de formas y colores por el que ambos realizan su paseo. Este episodio refleja por enésima vez -en esta ocasión de manera efectiva. como un itinerario entre los fantasmas del trabajo. definitiva e insalvable. como un plano de ese mundo entero cerrado en sí mismo. En este precario marco de tristeza y antagonismo. pero lo que varía del cuaderno de Ahmad al de Nematzadeh es la flor que le dio el viejo que hacia puertas. tarde. Hasta el final. la comodidad y la aceptación de lo dado. Es muy fuerte y abismal al diferencia de prioridades que el niño tiene en contraposición con la de los adultos. único recuerdo. y persigue este objetivo porque lo que está en juego es algo que es más grande que él y más fuerte que cualquier voz exterior que le diga qué debe hacer: evitar que un alumno sea expulsado de la escuela. Curado de espanto. a lo cual Ahmad confundido y somnoliento responde que sí.la imposibilidad de comunicarse. Nematzadeh sigue sin cuaderno y Ahmad no ha llegado.encontrará finalmente la casa de Nematzadeh. Esperando al profesor. y los valores que propone y cómo chocan con los demás. de la vida y de la memoria. el profesor le pregunta si viene de Poshteh. por encima de la obediencia. Pero finalmente Ahmad llega al aula. que corrige los trabajos y reta a los alumnos a la vez. una verdadera y arriesgada empresa moral fundada en el deber. la acción del niño y el legado del hombre mayor que hacía puertas. la insuperable distancia entre dos realidades generacionales y vitales enfrentadas. Este plano de la flor puede ser entendido como un legado. haciendo la misma tarea en ambos cuadernos. Ahmad se confunde sus cuadernos con el de Nematzadeh. En una elipsis larguísima y desoladora. La noche cae y una tormenta de viento expulsa a Ahmad de la ciudad. de la potencialidad y la inocencia y ésta de la vejez. El marco de esta tortura de tiempo sobre el rostro de Nematzadeh es la voz del profesor: “Su primer responsabilidad es el estudio”.

pueden aplicarse a muchas escuelas ubicadas en países del tercer mundo o en recovecos olvidados por el avance capitalista regadas por todo el globo.para ese lugar. la duplicidad de nombres y de objetos. si se las piensa como símbolo. como hemos visto. la incomunicación. una escuela o un instituto o una maquinaria de control educativa en un lugar cualquiera. hay capas sobre capas de información superpuesta que crean una gran cortina de ruido y humo (o más bien. arena y tierra) que crean a su vez una gran tormenta con la cual cae la noche. el profesor que exige priorizar el estudio. y estas pequeñas acciones son las que constituyen seres humanos libres. . la normalización de un sistema educativo que no tiene relación con la realidad social de los alumnos. la tradición y la vejez. en fin. que pide orden. la ciudad entendida por los adultos y la ciudad que entienden los niños. el adulto que hace negocios. Hay muchos mundos conviviendo a la vez: el niño. quiénes son los que asistirán allí y con qué peso van y cursan (literalmente a veces. como el niño con dolor de espalda que no puede permanecer sentado) Rescatar a la vez e integrar los valores del niño y poder escucharlo sería una forma de tratar de reconciliar mundos tan diferentes e incomunicados. En estos casos lo mejor sería poder estudiar en qué contexto se está tratando de levantar una escuela. todo esto pensando en cómo levantar si es que es necesario. Lo que rescato de la historia es que este tipo de situaciones. la madre y el hogar. Lo que nos enseña esta película es que hay cosas que superan cualquier normativa. Y representan aquellos puntos de tensión en los cuales la escuela no ha podido integrarse a una comunidad cuyas reglas no pueden congeniar con la maquinaria escolar. serialización y control. La comunidad y las presiones que ejerce en niños como Ahmad en ningún momento son tomadas como realidad o como posible de parte del profesor. que llena de polvo los cuadernos al otro día y que sirve de telón para los acontecimientos del día. la cosificación del alumno.