You are on page 1of 4

HAY ALGO MÁS ALLÁ ADENTRO

INTRODUCCIÓN:
LUCAS 5: 1-4 Una vez Jesús estaba a la orilla del lago de Genesaret, y la gente lo apretujaba,
tratando de escuchar la palabra de Dios. 2Jesús vio dos botes que estaban cerca a la orilla del
lago. Los pescadores habían bajado de ellos para lavar sus redes. 3Jesús subió al de Simóna
y le pidió que lo alejara un poco de la orilla. Luego se sentó y le enseñó a la multitud desde el
bote. 4Cuando terminó de hablar le dijo a Simón: —Lleva el bote a aguas profundas y lancen
las redes para pescar.
La escritura dice que Jesús en un momento determinado les pide que se metan a aguas profundas o
mar adentro, y yo no soy pescador, pero yo creo que cuando alguien se dedica a esta actividad aun
por hobbies creo que debe tener cierto conocimiento de cómo como tirar las redes, donde, qué tipo de
anzuelo usar y que tipo de carnada, cuando Jesús mira estos pescadores, ellos ya estaban limpiando
sus cosas, terminando su jornada y él les dice vamos hacia mar dentro, allá adentro hay algo más, y
en este mismo pasaje un verso más adelante Pedro le dice al Señor que estuvieron trabajando toda la
noche y no habían pescado nada y Jesús le dijo vamos adentro tiren sus redes y van a mirar que
cantidad de peces van a sacar y yo quiero mostrarte con el favor del Señor que muchas veces nos
quedamos solamente con lo de encimita, que nos conformamos, yo no sé si hemos tenido algún
fracaso o que no nos han salido las cosas, los planes como hubiéramos querido y de repente el Señor
nos vuelve a decir hay algo más adentro, date otra oportunidad vuelve a intentarlo, vamos a ver
algunos ejemplos de hombres que se volvieron a dar otra oportunidad, si fallamos en algo si algo no
nos salió que pudiera parecer una derrota o que nos pueda representar un fracaso siempre en Dios
hay una segunda oportunidad, siempre el Señor dice vuelve a intentarlo, has leído con Gedeón que le
dice con esta tu poca fuerza que tienes porque tal vez no tenía el potencial en ese momento, pero Dios
de cosas pequeñas hace cosas grandes, de 12 personas que el empezó a llamar la biblia dice que
hubo un momento que Gamaliel cuando estaban persiguiendo a la iglesia dijo mejor oremos a Dios
mejor preguntémosle al Señor no vaya ser que nos encontremos peleando contra el mismo Dios y era
una iglesia pequeña no era una gran cantidad la que tenía porque dice la escritura que al principio
eran 120 personas la iglesia comparada con la iglesia que hay en la actualidad en el mundo no era
nada, era una minoría, Dios siempre da una segunda oportunidad, Dios siempre te dice vámonos mas
para adentro.
DESARROLLO:
HECHOS 3:1-8 Un día a las tres de la tarde, la hora de la oración, Pedro y Juan fueron al área
del templo*. 2 En ese lugar del templo había una puerta llamada La Hermosa. Todos los días un
paralítico de nacimiento era llevado hasta allí para que les pidiera limosna a los que entraban
al área del templo. 3 Cuando el paralítico vio a Pedro y a Juan a punto de entrar, les pidió
limosna. 4 Pedro y Juan lo miraron a los ojos y le dijeron: —Míranos. 5 Entonces el hombre los
miró, esperando recibir algo de ellos. 6 Pero Pedro le dijo: —No tengo oro ni plata, pero lo que
tengo te doy: en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. 7 Entonces Pedro lo
tomó de la mano derecha y lo levantó. De inmediato, las piernas y los pies del hombre se
fortalecieron. 8 El hombre saltó, se puso de pie y comenzó a caminar. Entró al área del templo
con ellos, caminando, saltando y alabando a Dios.
Este hombre tenía una necesidad, yo no sé si alguna vez a ti te ha pasado que vas al templo con una
necesidad y no necesariamente una necesidad material, pero si con una necesidad de buscar de Dios,
este hombre era puesto todos los días, ahí estaba y lo ponían para que realizara algo, pero él requería
algo más que una limosna que era su sanidad, Dios le concede la sanidad pero nota que la sanidad
no se la dio el Señor adentro del templo, la sanidad le vino afuera del templo, pero aquí lo hermoso es

que él no se quedó solamente con su sanidad sino que él se atrevió a ir adentro del templo y dice la
escritura que ya estando adentro el empezó a glorificar, el empezó a saltar delante del Señor él empezó
a bendecirlo, podemos venir delante del Señor pero cuando nos metemos más adentro no solamente
nos quedamos con lo que recibimos de parte de Dios porque yo sé que cada que buscamos a Dios
aunque en el momento no lo veamos recibimos algo de parte de Dios, pero no nos quedemos ahí
solamente cada que terminamos la oración de intercesión damos gracias pero empiézate a meter
como si ya lo hubiéramos recibido, aquel hombre recibió sanidad y él lo que iba a buscar era limosna
y recibió algo de parte del Señor y no solamente lo recibió sino que ya estando sus rodillas firmes, ya
estando de pie dice que entro se metió y empezó a bendecirle, empezó a alabarle, eso para ti y para
mi ¿qué es? Tu petición ya está puesta delante del Señor que yo no sé si tú puedes creer que Dios
está atento como decimos en la oración que el escucha la oración que él está atento a la súplica que
le hacemos y que tenemos que andar dice la escritura que este hombre empezó a andar por lo que
había recibido y mi amado usted puede ver como Ana expuso su petición delante de Dios dice que
derramo su alma, vacío su alma, yo no sé hasta qué grado habrá derramado su alma que cuando la
veía aquel sacerdote y que tremendo que se pueda perder el discernimiento porque aquel hombre ya
no discernía y yo no sé cuanta gente habrá visto que llegaba al templo que ya no alcanzo a ver que
Ana estaba poniendo su petición y Ana nos da un ejemplo de que también se atrevió a entrar porque
dice que expuso su petición delante de Dios pero ya una vez que derramo su alma cuanto deseo tenia
aquella mujer por un hijo pero la manera como se lo expreso al Señor al punto que dice la escritura
que ya no salían palabras de su boca y ya no emitía sonido, solo era el movimiento por eso pensó
aquel hombre que estaba borracha, dice que una vez que la puso delante de Dios se levantó se limpió
y anduvo como si ya hubiera recibido la promesa, no anduvo al tiempo dudando diciendo ya ha pasado
el tiempo y no ha pasado nada, no, tu y yo tenemos que poner la petición delante de Dios y
adentrarnos, y adentrarnos significa que andemos como si ya lo hubiésemos recibido, con nuestra
cabeza levantada, dándole gracias a Dios por lo que hemos recibido porque el escucha la petición,
porque el oye la súplica, porque él está atento a nuestra necesidad, y lo que le pongamos tenemos
que caminar como si ya lo tuviésemos, aquel hombre recibió la sanidad se afirmó y empezó a andar y
lo primero que hizo fue darle gracias a Dios por lo que había recibido, tenemos que andar, tenemos
que meternos y no quedarnos afuera solamente.
GÉNESIS 18:1-10 El Señor se le apareció a Abraham al lado de los robles de Mamré mientras
estaba sentado en la entrada de su carpa a la hora más calurosa del día. 2 Levantó los ojos y
vio a tres hombres de pie frente a él. Cuando los vio, corrió desde la entrada de su carpa para
encontrarse con ellos, se postró rostro en tierra 3 y dijo: —Señor, si he merecido su aprobación,
por favor quédese conmigo. Yo soy su siervo. 4 Permítanme traerles un poco de agua. Luego
laven sus pies y descansen bajo un árbol. 5 Traeré un poco de pan para que repongan sus
fuerzas. Después podrán continuar su camino. Permítanme hacer esto ya que han venido hasta
aquí, donde está su siervo. Entonces ellos dijeron: —Haz lo que has dicho. 6 Inmediatamente
Abraham corrió a su carpa, donde estaba Sara, y le dijo: —Rápido, saca tres medidas de harina
fina, amásala y prepara pan. 7 Luego Abraham corrió hacia el rebaño y tomó un cordero bueno
y tierno, y se lo dio a su siervo quien se fue rápidamente a prepararlo. 8Después tomó unas
cuajadas, leche y el cordero que había preparado y los colocó ante ellos. Abraham se quedó de
pie al lado de ellos mientras comían, listo para atenderlos. 9 Entonces ellos le dijeron: —
¿Dónde está tu esposa Sara? Y él les respondió: —Ahí en la carpa. 10 Uno de ellos dijo: —Te
aseguro que regresaré el próximo año por este mismo tiempo y tu esposa Sara tendrá un hijo.
Sara estaba escuchando la conversación a la entrada de la carpa que estaba detrás de él.
Mire a la puerta de la tienda, afuera, no estaba adentro, a la puerta de la tienda Abraham escucho la
voz de Dios, a la puerta de la tienda Abraham estuvo con Dios, y dice la escritura que él les empieza
a ofrecer, mire hablar con Dios es bueno y que te responda es aún más bueno, porque Jesús oraba y
decía Señor te doy gracias porque yo sé que siempre me oyes, nosotros debemos de tener esa
convicción de que cuando oremos de que cuando presentemos nuestra peticiones delante de Dios

estar convencidos de que él nos escucha, estar con la certeza de que él está atendiendo la súplica, la
petición y Jesús decía yo sé que siempre me oyes pero oro de esta manera por causa de estos para
que sepan que tu estas pendiente a la súplica, entonces orar, yo sé cómo este tu comunión con el
Señor pero que fuera de empezar a orar y que él te empezara a contestar, y empezar a entablar un
dialogo porque esto es hermoso cuando estamos en el Señor de que no ores y tengan que pasar días
para que Dios te responda y que te responda de una manera que no comprendas o entiendas, es
hermoso cuando tú estás hablando con el Señor y él te esta respondiendo en ese momento y lo
cuestionas y él te vuelve a responder y en esa calidad de intimidad era la relación que tenía Abraham
y él estuvo con Dios y hablo con Dios en la puerta ni siquiera habían entrado pero cuando el dispuso
cuando él quiso ir más allá le preparo algo al Señor y Dios le da dos cosas Dios le concede el anhelo
de su corazón y Dios le da revelación de lo que iba a venir porque Abraham insiste en que el Señor no
pase de él, busca la manera de que se quede con él, tenemos que ver la manera de provocar que el
Señor se detenga cuando visite nuestras vidas, visite nuestra casa, porque si nos atrevemos a ir mas
adentro con el vamos a recibir revelación y que implica recibir revelación hay ocasiones que Dios nos
muestra cosas que aún no han sucedido que pueden venir a futuro, no sé si puedas creer que Dios te
puede mostrar lo que viene en el futuro que Dios puede cuando decides ir mas adentro él te puede
mostrar tal vez por un sueño por una visión te puede poner un sentir sabes que esto no lo hagas, en
esto no inviertas porque no va a funcionar, y Dios te puede prevenir de cosas, nunca te ha pasado que
tengas un sueño y los sueños que son largos es donde de repente Dios habla los sueños cuando son
profundos la biblia dice sobre todo en la cuarta vigilia cae el sueño profundo sobre los hombres y Dios
te puede mostrar y cuando te despiertas dices mejor no esto, mejor no realizo este viaje, mejor no
invierto en aquello, etc., porque Dios te puede prevenir de algo y es cuando decides ir más allá con
Dios, como se le llamaba a Abraham ¿cómo lo conocían? ¿Tú eres siervo de Dios? ¿Y no te gustaría
ir más allá? Porque Abraham alcanzo un nivel más, Abraham fue llamado amigo de Dios, y dice la
biblia que Dios al siervo no le dice todo, pero al amigo no le encubre no le guarda nada, al siervo Dios
le da las indicaciones de lo que tiene que hacer pero el que llega a ser amigo de Dios, Abraham nos
deja ver que se puede ir más allá, que se puede ser amigo de Dios, se puede alcanzar ese nivel, es
bueno ser servidor del Señor a veces hermano la frase “siervo de Dios” durante mucho tiempo yo creí
y creo que cuando decimos “siervo de Dios” es como si llevara más peso decir la palabra siervo que
de Dios, y ser servidor de Dios que representa, cuando uno dice ahí está el “siervo de Dios” que está
diciendo ¿qué significa un servidor? Y a veces esa palabra siervo lo tomamos con mucho mérito y el
que se debe de llevar el mérito es el Señor, pero debemos buscar ser amigos de Dios y no quedarnos
solo como servidor, entrar en esa amistad con Dios, porque cuando tenemos esa amistad él no nos
guarda nada, Abraham fue llamado amigo de Dios y Dios no le guardo lo que venía sobre Sodoma,
Dios le mostro porque ahí tenia familia fíjese que platicando acerca de la oración con la pastora nos
damos cuenta que en esa intercesión que Abraham hizo por Sodoma, Abraham le fue bajando hasta
que se quedó en 10 justos y que tremendo que en Sodoma no había 10 justos, la biblia habla del justo
Lot pero no había 10 justos en Sodoma, cuando nos atrevemos a ir mas para adentro Dios nos revela
lo que puede venir, por eso iglesia no te conformes solamente con ser siervo de Dios busquemos ser
amigos del Señor, porque el amigo no le guarda nada, el al amigo lo previene, el al amigo le dice sabes
que ponte las pilas porque. Te has puesto a investigar como están ahorita en medio oriente los
cristianos los extremistas islámicos llegan a las ciudades a los que no confiesan el Corán aunque sea
un versículo los están decapitando a los varones, mujeres y niños y a las mujeres y jovencitas que se
ven de buen ver, las están conservando y las venden como esclavas, esa es la realidad que está
viviendo ahorita medio oriente, aquí en occidente estamos en la gloria, el frio no pasa de que nos
detenga pero imagina que un día te digan no salgas Dios nos puede prevenir de esto, aun por eso es
bueno ser amigo de Dios.
2 REYES 7:3-8 Cuatro leprosos que estaban en la puerta de la ciudad se dijeron unos a otros:
— ¿De qué nos sirve estar aquí sentados esperando la muerte? 4 No hay comida en Samaria y
si entramos a la ciudad, allí moriremos. Si nos quedamos aquí también nos moriremos. Mejor
vayamos al campamento sirio. Si nos dejan vivir, bien. Si nos matan, pues que nos maten. 5 Así

que esa tarde los cuatro leprosos* fueron al campamento de los sirios. Cuando llegaron al borde
del campamento, no había nadie. 6 El Señor había hecho que los sirios escucharan el sonido
de carros, caballos y un gran ejército. Por eso los sirios se dijeron: «El rey de Israel contrató a
los hititas y a los egipcios para atacarnos» 7 y salieron huyendo esa tarde dejando todo atrás.
Abandonaron sus carpas, caballos y asnos, y escaparon. 8 Los leprosos se acercaron al borde
del campamento y entraron a una carpa. Después de haber comido y bebido, se llevaron de ahí
plata, oro y ropa. Entonces fueron y escondieron algunas cosas. Luego entraron a otra carpa y
se llevaron cosas de ahí y las escondieron.
Como estaban estos hombres tenia lepra y la lepra es como el ebola en nuestro tiempo en aquel
tiempo por la lepra la gente tenía que aislarse la condición de estos 4 leprosos era que estaban
acomodados, estaban resignados a que de todos modos iban a morir, ¿alguna vez tu y yo nos hemos
resignado? hemos dicho ya no hay para donde, ya lo que hagamos ya no va a funcionar, estos 4
tomaron una decisión de levantarse y dice que se adentraron en el campamento contrario, dice que
se atrevieron a entrar en el campamento del enemigo, y ahí dice la escritura que encontraron
provisiones si ellos se hubieran quedado afuera por miedo hubieran muerto pero como se atrevieron
a entrar, hay un canto que hace muchos años entonábamos y platicando con su pastora yo le decía
que a veces uno canta cosas sin saber quién no ha escuchado el canto que dice al campo del diablo
yo voy, y hasta nos emocionábamos y decíamos y voy a tomar lo que robo, y esa es una verdad
tenemos que tomar lo que nos ha robado, pero ahorita después de 17 años de ser cristiano le tengo
que preguntar al Señor si me puedo ir a meter allá, porque Pablo quiso ir a predicar a Asia y en Asia
se movía el mundo conocido y cuando el apóstol Pablo quiso ir a Asia el espíritu no le permitió se le
opuso no le dejo meterse. Estos hombres en el sentido práctico, quiero que lo entiendas si no se
hubieran puesto en pie, si no hubieran tenido el valor de salir de esa condición de conformismo en que
estaban se hubieran muerto pero se atrevieron a entrar y dice que no encontraron a nadie que se les
opusiere, no sé si te ha pasado que a veces te has mortificado o te has preocupado de algo que ni
siquiera sabes si va a pasar de algo que puedes especular de lo que va a suceder pero cuando tomas
la decisión y no pasa nada de lo que habías pensado y hasta dices tanto mortificarme, tanto
preocuparme y no ha pasado nada y podemos estar con el pensamiento va a pasar esto, va a pasar
aquello y cuando te metes y lo haces te das cuenta que Dios acomoda todas las cosas, te das cuenta
que Dios ya iba por delante, porque cuando uno apenas va, Dios ya viene de regreso, estos leprosos
entraron y encontraron vida, entraron y encontraron comida, entraron y bebieron, tuvieron un descanso
y no solo esto sino que fueron prosperados pero se atrevieron a entrar.
CONCLUSIÓN: A veces las adversidades nos frenan, a veces los pensamientos nos frenan, a veces
los obstáculos en nuestra vida nos sitian y no nos permiten entrar, a veces son más los
cuestionamientos que tenemos en nuestro corazón, estos hombres estaban en una disyuntiva o nos
quedamos aquí o entramos, si Dios te ha dicho que entres atrévete a creerle, Pedro y los pescadores
ya habían pasado toda la noche pescando y vuelvo a insistir con esto yo creo que el que se dedica a
la pesca sabe dónde, cuándo y a qué hora, dice la biblia que pasaron toda la noche y no pescaron
nada y llega Jesús y les dice vámonos hacia dentro y si ellos se hubieran dejado llevar por el
razonamiento que hubieran dicho venimos de pescar toda lo noche y no sacamos nada y aquí lo
hermoso fue que Pedro le dijo pero por tu palabra la volveremos a echar, si Dios nos dice que entremos
vete sin tiento sin miedo atrévete a entrar, aquel hombre recibió sanidad afuera del templo y lejos de
correr a su casa se metió dándole gracias a Dios por lo que había recibido, estos hombres estaban
leprosos pensaron que iban a morir, se atrevieron a entrar encontraron provisión, comida, sustento,
descanso, Abraham insistió en entrar y recibió revelación de lo que venía y recibió su anhelo por esto
no hay que quedarnos en la entrada a ser un siervo de Dios, hay que atrevernos a entrar y ser amigos
de Dios, no es bueno quedarnos afuera, la biblia dice que Lot estaba a la puerta de Sodoma y Gomorra
pero no es bueno quedarnos afuera, no es bueno conformarnos y decir bueno ya conozco al Señor el
evangelio es más que esto.