You are on page 1of 12

INSTITUTO TECNOLÓGICO Y DE ESTUDIOS

SUPERIORES DE MONTERREY
CAMPUS ESTADO DE MÉXICO

“Actitudes y valores cívicos”
Profesora: Aura González Turnbull
07 de Noviembre del 2014
INTEGRANTES
Laura Alejandra Sánchez Martínez

A01372104

Ana Graciela Patricia Covarrubias Vaca

A01168007

Cristóbal Rolando Gómez Gutiérrez
Guillermo Arturo Gutiérrez Valdes

A01168221
A01167374

Diagnóstico
______________________________________________________________

El público está conformado por adolescentes de ambos géneros, que son
estudiantes del segundo grado de secundaria en una escuela pública. El público
cuenta con un nivel socioeconómico medio, se encuentra en un rango de edad
entre los 13 y 15 años, por lo que la atención prestada se puede interrumpir
fácilmente. Son estudiantes e integrantes de un grupo denominado 2 oA; por
consiguiente deberá ser dinámico, evitando tecnicismos y monotonía. Este tema
es de interés para el público porque se presentará dónde se encuentra la cívica en
la actualidad, su importancia y la influencia que tiene en nuestras actitudes. Por
lo tanto, el público podrá reflexionar acerca de esto y determinar qué papel tienen
en la cívica, envolviéndose en el tema y en la reflexión. En cuanto al espacio, se
pudo contemplar que la escuela tenía grandes dimensiones y los salones contaban
con pizarrones blancos. A pesar de que no se pudo proyectar presentación alguna
debido a que los salones no cuentan con proyectores en todos los salones, se
preparó material didáctico en forma de rotafolios, con el fin de captar la atención
de los niños. Cabe resaltar que el material de apoyo fue poco, esto con la finalidad
de no abrumar tanto a los estudiantes y que captaran la información clave que les
presentáramos. La estrategia que nosotros realizamos para captar la atención fue
la de incorporar un juego con la finalidad de la obtención de puntos y un premio.
La dinámica resultó exitosa, sin embargo es notorio el déficit de atención por
parte de los alumnos al ser completamente indiferentes a las situaciones que los
rodean. Distraídos, desinteresados y apáticos son las características principales
que presentan, sin embargo con las técnicas adecuados se pueden lograr
resultados óptimos y eficaces. Por ende como tal, resulta de vital importancia el
tema para ellos ya que serán los ciudadanos del mañana no tan lejano.
Artículo EVAP
________________________________________________________________
___
Al llegar a la escuela nos sentíamos un poco nerviosos, pues entendíamos que
se aproximaba la hora en la que debíamos de poner en práctica nuestros

conocimientos de EVAP, además de que la siguiente experiencia consistiría en
esforzarse por dejar un mensaje en la vida de los jóvenes de la escuela, que
verdaderamente les motivara en mejorar su manera de vivir.
En el momento de entrar al salón se veía que necesitaríamos ser muy ágiles y
dinámicos en cuanto a nuestro desarrollo, pues estaban muy inquietos, pero a su
vez, con interés, pues fue de gran ayuda la primera visita con los adolescentes en
cuanto a la interacción entre ellos y nosotros.
Nos colocamos hasta en frente del salón, encima del nivel para ver al profesor
desde abajo, y nos instalamos con nuestros rotafolios, trípticos, hojas de
preguntas y paletas de regalo para los adolescentes. Nos presentamos hacia la
clase e iniciamos con la sesión de “actitudes cívicas”.
Comenzamos con unas preguntas sobre algunos conceptos, tales como valores,
nacionalismo, respeto y cívica. Esto sirvió como una introducción en cuanto al
tema. Como equipo, cada uno de nosotros desarrolló un concepto, de manera que
nos distribuyéramos de manera equitativa nuestra participación. Nuestro público
se veía interesado con la información que presentábamos, pues además de obtener
su atención, se mostraban participativos en los momentos que su participación
era requerida por nuestra indicación. Quien tal vez se veía con menos interés, o
bien demostraba cierta indiferencia en cuanto a nuestra participación, era la
maestra que estaba dando la clase anterior (quien estaba sentada hasta atrás del
salón).
Una vez terminada la explicación de los términos que serían base para nuestro
desarrollo y presentación, repartimos a cada uno de los adolescentes un tríptico
que contenía información sobre nuestra presentación; conceptos de cívica,
actitudes y conocimientos cívicos, e incluso algunas áreas donde se podría
aprovechar el actuar de una manera cívica. De inmediato los adolescentes
comenzaron a leer el folleto, mientras nosotros hablábamos en cuanto al
contenido del mismo.
Concluida la fase de entrega de material, nos dispusimos a realizar una
dinámica con la clase. Ésta resultó interesante para nuestra audiencia, pues
consistía en realizar una serie de preguntas relacionadas al tema, cuyas respuestas
eran conceptos e ideas que previamente se habían explicado al inicio de la sesión.
Dividimos a la clase en dos equipos, y la participación de cada uno de los alumnos
influía directamente a su equipo. Los estudiantes se veían entusiasmados y
participativos con las preguntas, además de que la persona que contestaba
correctamente se ganaba una paleta de caramelo como un premio significativo a
su esfuerzo y reunía puntos para su equipo. Terminada la ronda de preguntas se

hizo un conteo de los puntos del equipo, se designó al ganador, y enfatizamos en
cuanto al respeto entre cada uno de los participantes.
Al finalizar la dinámica, expusimos unos últimos puntos, dimos paletas a todos
y nos despedimos de los muchachos, quienes se veían satisfechos con lo que
habían aprendido y obtenido como premio.
Durante la sesión nos dimos cuenta de que la mayoría de los jóvenes tenía
noción sobre conceptos relacionados a la cívica, valores, principios éticos y
nacionalismo, sin embargo, divagaban de una idea a otra, mezclaban algunos
conceptos y buscaban una respuesta “adornada” hacia las preguntas que les
hacíamos, en lugar de buscar congruencia con los conceptos relacionados. En este
caso, la participación de los adolescentes no fue problema, sino más bien la forma
en que ellos iban adoptando las ideas de acuerdo al tema. Posteriormente de
aclarar toda duda en el salón, y de ayudarles a responder algunas de las preguntas,
ellos se veían con mayor confianza para participar y decir algo frente a todo el
grupo. Se sentían seguros a pesar de que nosotros éramos unos desconocidos para
ellos.
Como equipo, buscábamos que la mayoría de los alumnos participaran, alentar
a los que no alzaban su mano, utilizar un lenguaje en el que ellos se sintieran
identificados, así como de utilizar términos que ellos entendieran; hablar sobre
principios que ellos pudieran aplicar en situaciones reales de acuerdo a su propio
estilo de vida, y ante todo, mostrar un actuar cívico, primeramente con nuestra
manera de conducirnos hacia ellos, y en cuanto al desarrollo de la presentación,
de manera en que ellos tuvieran la iniciativa de actuar de manera cívica una vez
de haber entendido los conceptos.
Finalmente, al salir del salón, los jóvenes se despidieron afectuosamente de
nosotros, pues encontraron en nosotros una imagen de autoridad dentro del salón
de clases, pero también como un grupo de estudiantes y de personas jóvenes al
igual que ellos. Agradecimos también a la profesora que estaba dando su clase
antes de que nosotros llegáramos a dar la sesión, pues se mantuvo todo el tiempo
dentro del salón de clases y nos cedió el tiempo y el espacio de su clase.

Estadísticas
________________________________________________________________
Con objeto de conocer mejor al público, se aplicó un instrumento previo a la presentación para
conocer más acerca de sus intereses y conocimientos respecto a la cívica. Dicho cuestionar io

constó de seis preguntas abiertas, mismas que nos permitieron saber, directamente, qué
pensaban los jóvenes.
Por lo tanto, en términos de estadística, es complicado que las seis preguntas puedan
ser representadas, ya que, por ejemplo, la pregunta “En tus palabras, ¿cuál es la definición de
cívica?” arroja muchos resultados muy diversos, mismos que, debido a su heterogeneidad, no
es posible representarlos gráficamente. Sin embargo, hay otras preguntas que, debido a la
naturaleza de la respuesta, es posible ajustarlas para tener información estadística, quedando
de la forma que a continuación se presenta.
Pregunta #1: Al escuchar la palabra cívica, ¿qué valores vienen a tu mente?
Las respuestas obtenidas quedaron de la forma:

Quedando
manera.

Encuesta
Respeto
Honestidad
Responsabilidad
Tolerancia
Libertad
Solidaridad
Equidad
Justicia
Amistad
Paz
Humildad
No sé
Humanidad
Ninguno
Amor
Lealtad

Total
23
10
9
6
4
4
3
3
2
2
2
1
1
1
1
1

representadas de la siguie nte

Al escuchar la palabra cívica, ¿qué valores vienen a tu
mente?
Respeto
Honestidad

25

Número de respuestas obtenidas

Responsabilidad
Tolerancia

20

Libertad
Solidaridad
Equidad

15

Justicia

Amistad

10

Paz
Humildad
No sé

5

Humanidad
Ninguno

0

Amor

Total

Lealtad

Valores seleccionados

Por lo tanto, podemos identificar que los jóvenes, antes de la plática, relacionaban el
respeto, la honestidad, la responsabilidad y la tolerancia; mayoritariamente, con la cívica.
Otra forma de representar la información se puede dar con un diagrama circular que
quedaría de la forma:

Al escuchar la palabra cívica, ¿qué
valores vienen a tu mente?
1% 1%
1% 1%

3%

1%

Respeto

3%

Honestidad

3%

Responsabilidad
32%

4%

Tolerancia

4%

Libertad

5%

Solidaridad
Equidad

5%

Justicia

14%

8%
12%

Amistad

Paz
Humildad

Pregunta #2: ¿Te gustaría saber algo de la cívica?
Las respuestas obtenidas quedaron de la forma:

Encuesta

Me es indiferente
No

Total
21
5
8

Por lo que se representación gráfica quedó así:

¿Te gustaría saber algo de la cívica? ¿Por
qué?
21

8
5
TOTAL

Me es indiferente

No

Así, se puede determinar que los alumnos, mayoritariamente, sí tenían interés por saber
del tema, hecho que nos benefició para determinar la estrategia con la que nos presentaría mos
con ellos. Sin embargo, los alumnos que dijeron que no representan una muestra importante,
por lo que se tendría que ver cómo atraerlos, así como los “indiferentes”, para tener éxito en
nuestra presentación.
Pregunta 2-b: ¿Por qué?
Las respuestas obtenidas quedaron de la forma siguiente:
Encuesta
No me interesa
Es interesante
Es muy
importante
Para aprender
Ser mejor
persona
No sé
Para convivir
mejor
Y quedó su representación gráfica de la forma:

Total
10
9
4
4
4
2
1

¿Por qué?
Frecuencia por respuesta

12
10

No me interesa
8

Es interesante

6

Es muy importante
Para aprender

4

Ser mejor persona
2

No sé

0

Para convivir mejor
TOTAL

Respuestas recibidas

Por lo tanto, con la información recabada se puede determinar que a los alumnos puede
que nos les interese mucho saber acerca de la cívica, sin embargo, consideran que es interesante
e importante para su desenvolvimiento personal.
Pregunta 3: ¿Consideras que practicas la cívica día con día?
Las respuestas obtenidas quedaron de la forma:
Encuesta
Cuya


Algunas veces
No sé
No

Total
22
5
2
5

representación

gráfica

es:

Por lo tanto, podemos determinar que los alumnos consideran que sí aplican la cívica
en su vida diaria. Lo importante aquí es saber por qué lo consideran así.
Pregunta 3-b: ¿Por qué?
Las respuestas recabadas quedaron de la forma:

¿Consideras que practicas la cívica día con día?
25

Frecuencia

20
15


Algunas veces

10

No sé
5

No

0
Total
Respuestas recibidas

Encuesta
Práctica de valores
Honores a la bandera
No sé
No sé qué es cívica
Clases/Formación
académica
No me gusta
No me interesa

Total
18
4
4
3
2
2
1

Cuya representación gráfica es:

Por lo tanto, podemos darnos cuenta de que los jóvenes consideran que llevan a cabo la
cívica desde que practican los valores que ellos consideran que ésta conlleva. Por otra parte,
podemos observar que es falso que la muestra considera a los “honores a la bandera” como
elemento fundamental de la cívica, ya que los resultados que arroja esa opción no son

¿Por qué?
20

15
10
5

0
Total
Práctica de valores
No sé
Clases/Formación académica
No me interesa

Honores a la bandera
No sé que es cívica
No me gusta

representativos.
Pregunta 4: Problema - Si Lupejo está haciendo tarea y, de repente, se levanta y comienza
a cantar el Himno Nacional, ¿consideras que esto es "cívica"?
Los resultados obtenidos quedaron de la forma siguiente:

Encuesta
Cuya
quedó de la forma:


No
No sé

Total
21
11
2

representación

gráfica

¿Consideras que esto es cívica?
25
20
15
10
5
0

Total

No

No sé

Como se puede observar, la mayoría delos alumnos consideran que cantar el himno
nacional, bajo el contexto de Lupejo, sí se puede considerar como cívica. Por lo tanto, se definió
que es importante hacer énfasis en la relación del nacionalismo con la cívica, con objeto de
disipar dudas y dar un enfoque más práctico. Sin embargo, no todos consideraron que sería
cívica al encontrarlo como “una burla”, por lo que reiteramos el punto de que no todos los
adolescentes relacionan directamente la cívica con los honores a la bandera.
Pregunta 4-b: ¿Por qué?
Las respuestas recibidas fueron:

Cuya
quedó de la forma:

Encuesta
Respeta símbolos
patrios
No lo sé
Nadie hace eso
Está practicando
valores
Es parte de su
formación
Es una grosería

Total
10
7
7
6
2
2

representación

gráfica

¿Por qué?
10
8
6

4
2
0
Total

Respeta símbolos patrios

No lo sé

Nadie hace eso

Está prácticando valores

Es parte de su formación

Es una grosería

De esta manera, nos pudimos dar cuenta de que la relación entre la vida diaria y la cívica
estaba muy relacionada con los valores y la formación personal; por lo que esta pregunta nos
dio pauta para determinar cómo podríamos llevar la parte vivencial de la cívica a los
adolescentes.

Reflexión
______________________________________________________________

Cuando hablamos de conocimiento nos podemos referir a un conocimiento teórico o
empírico y este conocimiento nos ayudará y apoyará en un sinfín de actividades y
acontecimientos a lo largo de nuestra vida. Día a día vamos experimentando cosas nuevas y
probamos que las enseñanzas que nos da la vida son importantes y acumulativas ya que no
podemos simplemente borrar lo que aprendemos para ingresar nuevas cosas a nuestra mente;
ahí está la importancia de aprender, saber y conocer. Lo que aprendemos de los demás se vuelve
aun más importante cuando nos brinda la oportunidad de ayudar y enseñar a otras personas
sean niños más pequeños que nosotros o personas mayores, esta es una de las mejores partes
del conocimiento: compartirlo. Es por esta razón que Ágora resulta tan importante y de gran
enseñanza durante la carrera ya que te brinda la posibilidad de interactuar con las personas y
existe la posibilidad de una transferencia de conocimiento.
En esta ocasión acudimos a una secundaria cerca del Tec, debemos reconocer que la
idea de enfrentarnos a un grupo de clase resulta impactante para algunos ya que un quórum
siempre es de gran peso y más aun si son personas menores a nosotros que pueden o no

aburrirse con el tema que vamos a presentar, en este caso sentíamos más la presión ya que el
tema era Actitudes cívicas, y realmente los adolescentes no se sienten atraídos o interesados
por el tema por lo que ideamos estrategias para que fuera entretenido e inclusivo. Acordamos
que presentaríamos un tríptico, una presentación con conceptos básicos y un juego para que
aplicaran dichos conceptos a la vida cotidiana. Creemos que fue la mejor opción ya que
pudimos conocer lo que los alumnos realmente pensaban y como actuaban día con día, fue
enriquecedor para todos ya que con su vitalidad te inyectan de un sentimiento diferente, muchos
están agobiados por las situaciones que viven en sus casas pero llegan a la escuela y deciden
dejarlo de lado para divertirse con sus compañeros. Tener acercamientos de este tipo reafirma n
que el conocimiento es un medio para llegar a otras personas e incrementar nuestro propio
conocimiento. Sin duda presentar ante una secundaria fue todo un reto pero muy enriquecedor.