You are on page 1of 7

La estratigrafía es la matriz de la arqueología.

Para este libro la sociedad catalana de arqueología me ha preguntado
por mi impresión acerca de lo que la matriz de Harris a significado para el
desarrollo de la arqueología en los 80’s. Desde el aislamiento de las bermudas
me seria imposible satisfacer aquella petición, si fuera requerido un balance
detallado del desarrollo de las practicas estratigráficas durante la presente de
cada. Como hay muchos arqueólogos con un mejor entendimiento de los
desarrollos regionales, espero ser excusado si doy una visión general sobre el
tema.
Durante los años 70’s tuve la buena suerte de juntar un numero de ideas
arqueológicas bajo el concepto de Matriz de Harris. Esto me llevo a exponer
una nueva teoría de la estratigrafía arqueológica, que fue publicada en 1979
como Principles of Archaeolgy Styratigraphy, también tuve suerte al tener
muchos colegas y amigos que apoyaron esta nueva teoría cuando esta nació.
Como solo algunos son nombrados en este pequeño texto, quiero recordarles
mis agradecimientos a todos los que me ayudaron en el desarrollo de estas
ideas nuevas de estratigrafía a finales de los 70’s.
Al escoger el titulo de que la estratigrafía es la matriz de la arqueología
use un sentido antiguo de matriz “lugar o medio en el que algo es engendrado,
producido o desarrollado”. Es mi visión que la estratigrafía es el medio en el
que la buena arqueología es producida. El estudio y análisis de estratificación
de un sitio es la única base sobre la cual, por medios arqueológicos, podemos
construir una imagen fiable de lo que paso en la historia. Los estudios
estratigráficos deben ser la base sobre los cuales los análisis de artefactos
deben ser conducidos, si pretendemos recuperar mas que catálogos de
objetos. En el estudio de la estratigrafía están los métodos para el
desmembramiento controlado de los sitios excavados arqueológicamente.
Todo sitio arqueológico esta estratificado. Aquellos que insisten en lo
contrario ocupan el termino “no-estratificado” como un muro detrás del que
esconden su ignorancia, ineptitud o desgano de enfrentar las dificultades de
interpretación de la estratigrafía arqueológica. Creo que una estratigrafía
arqueológica prolija producirá buenos registros de sitio, que se transforman en
el archivo histórico del que salen nuestras teorías e interpretaciones sobre el
desarrollo de la naturaleza del pasado. Una estratigrafía pobre solo hace hoyos
en el sitio y desconecta todo artefacto encontrado en el proceso de su lugar a
la historia. Fuera del estudio de la estratigrafía fluye todo el otro esfuerzo
arqueológico.
Es la excavación arqueológica la que produce o destruye los datos
estratigráficos con que los arqueólogos, antropólogos, historiadores y otros
deben basar sus teorías de las sociedades humanas pasadas. A los
arqueólogos se les ha dicho por décadas que ellos deberían ser otra cosa que
lo que son. En América, por ejemplo, los arqueólogos son supuestamente
antropólogos; en Europa y otras partes se supone que somos historiadores y,
mas recientemente, un nuevo grupo dice que deberíamos ser geólogos. Un
miembro de este grupo recientemente dijo “Harris a perjudicado a los

arqueólogos y geólogos justo cuando los beneficios mutuos de la interacción
geoarqueologica llegaba a buen puerto”. Según esto aquellos que siguen los
métodos de la matriz de Harris representan una visión separatista de lo que los
pensamientos criticados que constituye la corriente estratigráfica en
arqueología.
Otro intento de limpiar el pensamiento estratigráfico en nuestros tiempos
puede ser desarrollado en algunos de los trabajos de los denominados, Nuevos
Arqueólogos. Por su defensa de teorías de alto flujo y “modelos”, este
abandona sido responsable en las ultimas 2 décadas de los mayores
problemas estratigráficos de afrontar a los arqueólogos que quisieran ser
excavadores. No importaba que por muchas décadas los excavadores, como
recolectores de información primaria arqueológica, han estado cayendo con
sus cabezas en un fango de registros pobres y una estratigrafía trivial. No
importa que incalculables cantidades de nuestro patrimonio ha sido destruido
por arqueólogos excavando de una forma no-estratigráfica. Los siguientes
falsos dioses, como los nuevos arqueólogos, han prevenido que muchos
arqueólogos enfrentaran la visión de los métodos estratigráficos en
arqueología, o hasta de aprender como excavar y registrar estratigraficamente
en primer lugar. El hecho de que muchos arqueólogos todavía excavan sitios
estratigráficos por unidades arbitrarias – ejemplos recientes de California, por
nombrar un solo lugar – es una desgracia para nuestra profesión.
Los inicios de la estratigrafía moderna pueden ser rastreados a el trabajo
de Sir Mortimer Wheeler, Maden Castle en los 30’s y a su tiempo en la india a
finales de los 40’s. En la india, fue enfrentado con el problema arqueológico de
un subcontinente, y fue forzado a publicar sus métodos de trabajar sitios
arqueológicos bajo los principios estratigráficos. Antes de este tiempo la
transmisión de métodos arqueológicos era por palabra y por experiencia. Dame
Kathleen Kenyon, una estudiante de Wheeler, expandió su enseñanza de
estratigrafía. Juntos sus respectivos libros, Beginning in Archaeology (1952) y
Archaeology from the earth (1954) fueron los manuales estratigráficos mas
importantes. Las teorías desarrolladas por Wheeler y Kenyon que representan
las nociones de estratigrafía en arqueología de los 30’s a mediados de los 70’s.
Wheeler y Kenyon desarrollaron métodos estratigráficos que encajan
razonablemente en los sitios de su tiempo, también la complejidad de lugares
como Jericó desarma incluso hoy. Estos métodos incluyen técnicas precisas de
excavación y formas de registrar la estratigrafía con una particular confianza en
las secciones. Los métodos fueron pasados a muchos discípulos en los 50’s,
pero llegaron a crisis en los 60’s cuando fueron aplicados a sitios largos en
ciudades y pueblos. En esos momentos encara de una manera no evidente la
complejidad de la estratigraficación en yacimientos urbanos que los métodos
de Wheeler y Kenyon no habían previsto. Estos métodos son de cierta forma
redefinidos en los 60’s en un sentido cualitativo: ej. planos dibujados de forma
mas precisa y coloreados para representar varios suelos y características del
yacimiento. Pero los métodos principales de registro estratigráfico como dibujos
de sección, planos compuestos que mostraban fases o periodos y diarios de
excavación seguían sin mayores variaciones.

Había poco interés en los años 60’s de una reexaminación de los
principios estratigráficos o con el hecho de que muchas unidades
estratigráficas no eran registradas en secciones o planos. Se esperaba que los
responsables del sector adquirieran sus habilidades con la practica. Una de las
principales tareas del director era ir al sitio y registrar la estratigrafía en una
sección. Los objetos eran analizados sin ser conectados a la secuencia
estratigráfica del yacimiento, teniendo en cuenta que las secuencias
estratigráficas no existían como las conocemos y expresamos eficientemente
en los diagramas de la Matriz de Harris. Esto agregado al hecho que las
secciones solo podían dar una visión parcial de la secuencia estratigráfica de
un sitio complejo, pero que mantuvieron así hasta finales de los 70’s. Puede ser
argumentado que antes de la invención de la matriz de Harris era de hecho
imposible entender la secuencia estratigráfica de sitios complejos.
Saliendo de los 60’s en Europa y otras partes, toman sitios enormes
excavaciones envolviendo a muchos voluntarios y millones en fondos públicos.
Los resultado, por la falta de métodos estratigráficos, van a estar con nosotros
siempre: registros pobres de sitio, registros no terminados de excavación y
muchos sitios no publicados. Mucho del trabajo de este periodo representa uno
de los mayores fraudes públicos de todos los tiempos, como el resultado de
muchas excavaciones, una reevaluación de los registros mostraría una perdida
de datos estratigráficos. Con esto me refiero que también una unidad fue
excavada, el vacío de registros sistemáticos ha dejado esa unidad como una
entidad “no-estratigráfica” en los registros de excavación. Yo observe muchos
de estos problemas en excavaciones durante ese periodo y a menudo los veo
ocurrir en sitios modernos, porque los estudios estratigráficos todavía no tienen
la importancia que merecen. Fue fuera de la crisis causada por la aplicación de
los métodos estratigráficos que Wheeler y Kenyon a estos sitios largos que la
matriz de Harris fue inventada en el ultimo día de febrero de 1973.
Así que volvemos a la premisa de este texto: que efecto tuvo la llamada
matriz de Harris en la arqueología de los 80’s, dada su total publicación en
1979? Si las publicaciones nacionales son alguna indicación, parece haber sido
abiertamente aceptada como un avance a las practicas pasadas. Principles of
Archaeology Stratigraphy fue publicado en Italia en 1983, con su introducción
de Daniele Manacorda y traducido por Ada Gabucci bajo el instituto para la
historia del material cultura, Warsaw, y traducido con un prefacio por Zbigniew
Tobylinski, apareció en Polonia en 1989. Una edición es español fue agregada
y una versión en alemán a ser traducida por David Biblio. En Konstanz, es una
posibilidad. La edición original fue reimpresa en 1986 y una edición revisada
esta en la prensa.
En lo que concierne a trabajo de campo, la matriz de Harris a tenido un
efecto considerable. A destruido la idea de director como supremo estratificador
de una excavación poniéndolo en poder de todo el equipo. Al hacer una matriz
mientras la excavación y un sistema de registro sin precedentes. El primer
grupo que experimento con la matriz y de probar su eficiencia fue el
departamento de arqueología urbana en 1974, por Brian Hobley en el museo
de Londres.

Al aplicar un método sistemático de registro de la información
estratigráfica de cada unidad estratigráfica, se a probado posible el entrenar
nuevos obreros de una forma rápida y segura. Nick Pearson del York
Archaeological Trust, insiste en abandonar métodos antiguos en 1983 en su
excavación de General Accident en York. El dice que el método de la matriz de
Harris es tan eficiente que los arqueólogos que lo usen deberían tener
preferencia por sobre los que ocupan técnicas antiguas a la hora de dar becas
publicas o privadas para una excavación.
El énfasis en la utilización de capas simples surge con la matriz de
Harris: este sistema es posiblemente el cambio mas importante que ocurre en
los métodos para registrar estratigrafía. Ahora se considera que es verdad que
la única forma de obtener una secuencia estratigráfica completa para un sitio
es concentrarse en los aspectos horizontales de la estratificación. Estos
aspectos son registrados en un sistema de plano de campos simples, que a
sido responsable de destruir la confianza en secciones para la interpretación
básica de la estratificación en arqueología. Este método ha sido usado en el
York Archaeology trust, en Colonial Williamburg, bajo la dirección de Marley
Brown III, y en otras partes con gran éxito. Bryan Alvey del Institute of
Archaeology de la Universidad de Londres ha desarrollado un sistema
computarizado para planos de capas simples, lo que significa que se puede
construir la estratigrafía de un sitio en la pantalla del computador.
El sistema de la Matriz de Harris obliga a los arqueólogos a terminar su
trabajo estratigráfico en el único tiempo correcto: cuando están excavando y
destruyendo la evidencia. Seria axiomático que al final de una excavación fuera
el momento en que la estratigrafía completa del sitio fuera completamente
dibujada. Bajo métodos antiguos, esto habría ocurrido años atrás, si llegaba a
ocurrir. Por la matriz de Harris al momento de dejar una excavación, se puede
iniciar inmediatamente el análisis del sitio y sus artefactos en relación con la
secuencia estratigráfica, en ves de gastar varios años haciendo lo que se debió
hacer durante la excavación. La matriz de Harris ha terminado con muchos de
los tediosos e innecesarios trabajos de los procesos de excavación, pudiendo
invertir esto en el estudio científico del yacimiento, de sus artefactos y de su
lugar en la historia.
En esencia la matriz de Harris y su método han creado un sistema
universal para el registro estratigráfico, que puede ser utilizado en cualquier
sitio arqueológico en el mundo. Esto incluye, creanlo o no, sitios prehistóricos,
el trabajo de David Black y Charles Ham en Canadá y Barbara Stucki y 2 en
estados unidos probablemente lideran el camino de este importante trabajo de
campo. Otro tema que ha estado afectado radicalmente por la matriz es el
estudio arqueológico de los edificios. El excelente trabajo de David Simmons
en Strurbridge Village, Massachussets, y Martín Daries en Australia son 2
ejemplos donde los trabajos importantes en la nueva estratigrafía esta
ocurriendo en el estudio de edificaciones con la ayuda de la matriz de Harris.
Hay un numero de arqueólogos trabajando en sitios prehistóricos donde
la mayoría de la estratigraficación es por origen natural. Este grupo piensa que
deberíamos volver a las nociones geológicas de estratigrafía. Pero ninguno de

estos defensores geológicos (muchos de los cuales probablemente nunca han
dibujado un sitio urbano complejo) nos ha podido decir como hacer una
secuencia estratigráfica para un sitio. Ellos deben pensar que un dibujo de
sección representa adecuadamente la secuencia de un sitio, pero los dibujos
de sección no son secuencias estratigráficas. En vez de cambiar a sus
métodos yo predigo que estos arqueólogos eventualmente vana tener que
usar la matriz de Harris para ilustrar las secuencia estratigráficas de sus sitios.
El análisis post-excavación de los artefactos en relación a secuencias
estratigráficas es el área que necesita el mayor estudio y desarrollo en
arqueología. Los artefactos siempre has sido estudiados de manera aislada,
particularmente en yacimientos grandes y complejos porque no hay una
manera sencilla de mostrar como los depósitos (y sus artefactos) están
relacionados estratigraficamente unos con otros. Antes de la matriz de Harris
no había forma de comprobar lo que el analista de los trabajos juzgara de
evidencia de los artefactos. Usando monedas de Cartago, Richard Reece del
instituto de arqueología, hizo estudios tempranos usando los diagramas de la
matriz como su armado analítico. Mas recientemente John Triggs y Richar
Gerrard en Toronto has estado experimentando con estudios cerámicos y
análisis computarizados de objetos, con las secuencias estratigráficas como
llave del proyecto. En el sitio de Canadian Parks Service en el fuerte de
Louisburg, el equipo a estado usando la matriz de Harris por mas de una
década y guardan sus artefactos en el orden dado por la secuencia
estratigráfica. De acuerdo a especialistas, este método de almacenaje hace a
las colecciones mas fáciles de trabajar.
Probablemente hay muchos buenos trabajos siendo realizados en esta
área de los análisis estratigráficos. Es el área que proporcionara importantes
descubrimientos mientras los excavadores puedan presentar buenos datos
estratigráficos a los estudiantes de artefactos. La matriz de Harris en las
demostraciones de secuencias estratigráficas clara y simplemente se convierte
en un instrumento primordial en esta área de los estudios arqueológicos.
A nivel filosófico la matriz de Harris a cambiado la naturaleza de la
arqueología, cambiando su paradigma estratigráfico de una imagen en 2D a
una en 4D. Para explicar esta afirmación debemos volver a la idea de
secuencia estratigráfica y clarificar un punto importante. La matriz de Harris era
simplemente un numero de cajas en un pedazo de papel. Fue nombrado Matriz
de Harris porque era un medio en el que los datos estratigráficos podían ser
colocados y que reflejaría estratigraficamente la calidad de estos datos, como
con los computadores, basura adentro, basura afuera. La matriz de Harris sola
no tiene significado, es la imagen que la matriz produce lo que cambia el
paradigma y su importancia fundamental en la arqueología.
Esta imagen ahora es conocida como secuencia estratigráfica y
representa las 3 unidades físicas de cada unidad estratigráfica, y su relación
temporal relativa entre todas las unidades de un sitio. Las secuencias
estratigráficas de sitios arqueológicos solo pueden ser demostrados
visualmente por los diagramas de la matriz de Harris y son imágenes en 4D.
Antes de la invención de la matriz de Harris la arqueología desde un punto de

vista estratigráfico tenia un paradigma en 2D. Los dibujos de sección no
pueden mostrar en su totalidad las 3D de una unidad estratigráfica muestra
explícitamente la secuencia estratigráfica de un sitio aun que tiene la forma
mas simple.
Como esta interesado con gente y artefactos de sociedades antiguas, la
arqueología es una disciplina de 4D que trata de la observación de los restos
físicos (3D) a través del tiempo. Por esto es que la sección que era el
paradigma de Wheeler y Kenyon de la estratigrafía arqueológica es inadecuado
para futuros trabajos. Las secuencias estratigráficas mostradas en la matriz de
Harris son análogas a los modelos atómicos que demuestran la estructura de
los elementos químicos. Cada sitio arqueológico tiene su propia y única
secuencia estratigráfica que ahora puede ser ilustrada por los diagramas de la
matriz de Harris. La principal responsabilidad de un excavador es producir esta
secuencia única de cada yacimiento. Ya que aun no hay otra manera de
hacerlo sin usar la matriz de Harris.
La matriz de Harris también a aportado otro cambio en como vemos el
mundo estratigráfico por sus énfasis en la noción de interfaces estratigráficas.
La estratificación es el resultado de la acumulación de depósitos y de los
cambio entre ellos que nosotros llamamos interfaces. Hasta hace poco muchos
de los atributos de las interfaces en estratificación eran pobremente entendidos
o ignorados. Si ciertos tipos de interfaces no son tratadas como unidades de
estratificación, es imposible construir una secuencia estratigráfica apropiada
para un yacimiento.
Para demostrar el problema, uno de mis críticos recientemente dijo que
yo estaba mal al decir que la gente vivía en superficie, y que la interfase
marcaba el tiempo en que la gente estaba usando el sitio no construyéndolo.
Este individuo decía que la gente “vivía en los depósitos” – porque ahí era
donde sus artefactos eran hallados. Esa visión no es mas que una moderna
obsesión que los arqueólogos tienen con los objetos y depósitos.
Al reconstruir la historia a través de la arqueología debemos aplicarnos
igualmente al estudio de lo que fue generado en un depósito como también a
interpretar lo que paso en su superficie. Los periodos representados por las
interfaces frecuentemente hacen referencia a periodos de tiempo mucho mas
lejos que lo necesario para reconstruir los depósitos bajo estas superficies. Aun
que al concentrarnos en depósitos y sus contenidos hemos ignorado muchas
veces los aspectos interfaciales de la estratificación arqueológica, las interfaces
representan el 50% de el registro. La matriz de Harris fuerza a considerar que
la secuencia estratigráfica no puede ser hecha sin atención a la importancia de
las interfaces..
En resumen yo creo que se puede decir que la matriz de Harris a traído
la independencia de la estratigrafía arqueológica como su propio derecho en
los 80’s. A liberado a la estratigrafía arqueológica de los antiguos pensamientos
irrelevantes geológicos. A ayudado a los arqueólogos estratigrafos a moverse
de la obsesión de cortes verticales en una excavación, hacia un balance
horizontal de la estratificación de un sitio. Los excavadores ahora pueden

acceder a un acercamiento profesional a su trama estratigráfica. Al mismo
tiempo pueden usar los diagramas de la matiz de Harris para obtener un mayor
rigor a partir del estudio de los artefactos y análisis de los yacimientos
arqueológicos como entidades topográficas a través del tiempo. A liberadora
las excavaciones arqueológicas de un montón de trabajos innecesarios en los
sitios, y el tiempo salvado puede ser ocupado para realizar un mejor trabajo en
las necesidades estratigráficas. Ha engendrado claramente una serie de
nuevos desarrollos del pensamiento y del método arqueológico, lo que es un
resultado directo de la liberación a la adherencia de ideas obsoletas.
Ninguna otra disciplina en el ultimo siglo a cambiado nuestra forma de
mirarnos tan radicalmente como lo ha hecho la arqueología, la matriz y las
fundaciones de la arqueología son estratigrafía. Por sus métodos la matriz de
Harris parece haber adherido un poco a nuestro revolucionario armamento. Es
mi deseo que a través del trabajo de mis colegas que continuara ayudando a
desdoblar la imagen de la gente de nuestro pasado.