You are on page 1of 2

LUCHA SOCIAL !!!

Una mafia policial y judicial al desnudo. Los turbios manejos en la justicia mendocina quedaron al descubierto a partir de los aprietes al compañero Ricardo Ferreyra (ex delegado del pabellón 3) para que firme una declaración falsa por homicidio contra un tal Pañalín que hoy sigue en la cárcel con pruebas evidentemente fraguadas por el fiscal Giunta, oficiales de la policía y un soplón. De más está decir que esta mafia no se limita sólo a los que han quedado direcramente implicados; pero todo se les complicó cuando pese a las amenazas recibidas y de haberle demostrado a Ferreyra la impunidad con que planeaban incriminaciones fraguadas, extorsiones y asaltos, éste se rebeló a las presiones y denunció públicamente todo lo que había sufrido y observado en los viajes y charlas forzadas con el personal de “justicia”. Luego de dos semanas de la más amplia difusión del caso por los medios provinciales la lucha sigue por impedir que sigan estas mafias organizando la inseguridad y la delincuancia en Mendoza. Asamblea Mendocina por el Agua Pura. La AMPAP realizó un corte el dia 14 de noviembre junto con vecinos de Jocolí y otras organizaciones en coordinación con otras asambleas del Valle de Uco. También se movilizaron en la UNC por rechazo de fondos de las megamineras Ymad y bajo la Alumbrera, dado que pretendían con su dinero obtener el silencio de univeridades del país ofreciendo capitales para el desarrollo tecnológico. Además participaron en programas de radio, exposiciones y foros-debates, primero con Oikos sobre los proyectos Potasio Río Colorado y San Jorge, segundo en la proyección del documental Oro Impuro de Pino Solanas. Multisectorial. La Multisectorial participó el dia 25 de noviembre en la marcha en el “Día Internacional de la no violencia hacia la mujer”. Acudieron a la manifestación más de 300 personas. Además se están programando actividades para los dias 19 y 20 de diciembre para exigir un aumento salarial, protestar contra el tarifazo y por una administración igualitaria de agua pura para todos. Compañeros: a no bajar los brazos, que las medidas represivas no se hacen esperar para criminalizar la protesta. Que nuestro desacuerdo se haga oír ¡¡¡Viva la lucha social!!! Lucha gremial. Los trabajadores estatales agrupados en ATE volvieron a los reclamos con cortes de calles y rutas, paros y movilizaciones fundamentalmente contra la flexibilización laboral y la persecución y amenazas contra el gremio, y por aumento salarial. Por su parte, ya son varias las demandas que movilizan a trabajadores de la educación autoorganizados, preocupados por su situación laboral y los bajos salarios ante la total inactividad del SUTE. Es así que se ha formado una asamblea de trabajadores de la educación y se vienen reuniendo desde hace un mes para juntar fuerzas, proyectar medidas de lucha por la continuidad de las suplencias y contra la flexibilización de docentes y no docentes, entre otros. Se organizaron protestas como la del miércoles 2/12 fernte a Casa de Gobierno y se proyecta un escrache al sindicato para intentar llamar a su dirigencia a hacer algo. En el mismo gremio también deben llevar por su cuenta la lucha en defensa de la escuela y la posibilidad de estudiar de los presos los profesores del CCT 6-053, que funciona en la cárcel de Cacheuta. Los oficiales les ocupan las aulas, les dificultan trabajar y han llegado hasta la amenaza de muerte a un profesor. Los profesores están en lucha y cuentan con el apoyo de los presos. Más info: www.blogs.clarin.com/carcel-y-educacion

¡¡¡El barrio es nuestro!!!
Todos los días los medios informativos se ocupan de difundir cada caso policial que se presenta. Así refuerzan las experiencias directas e indirectas que todos podemos tener de violencia callejera. Como sabemos, ésta afecta sobre todo a las clases bajas y medias, que se aíslan y encierran en sus casas o se manifiestan cada tanto pidiendo más y más policía. Y nosotros ¿qué hacemos al respecto? En cualquier diario o noticiero televisivo, encontramos que la noticia más predecible es la del grupo de jóvenes que golpeó y robó, mató o violó a alguien, mayor o menor en edad que ellos; pero de su misma clase social. Se intenta igualar esta problemática con la delincuencia profesional o con el “caos” que generan las movilizaciones sociales (exceptuando a las de derecha: propietarios del campo, “seguridad”); pero todos sabemos que el encierro temprano y la proliferación de rejas y alarmas en los barrios obreros no responden al temor al asalta bancos ni al piquete sindical. El miedo que encierra se tiene, en primer lugar, a aquellos que en la jerga delictiva se margina como “lauchas” y “violines”. Es decir, gente más o menos pobre; pero que se caracteriza por ensañarse con quienes menos tienen o menos pueden. Pequeños verdugos en formación, productos de una “sociedad” cobarde y corrompida. Descontando que los multimedios nunca perseguirán los abusos y robos de los ricos y poderosos (ellos mismos) contra los trabajadores, la realidad es que estos abusos de rateros y violadores existen y, ya sea que crezca o decrezca el número de

Puestos de distribución y venta de la Sociedad de Resistencia Mendoza (FORA/AIT) Capital: puesto de libros de Km. 0 (Garibaldi y S. Martín(, Kiosco de revistas de Lavalle y San Juan, Galería Caracol L. 74 y 84, Puesto de libros en Alameda (Alberdi y S. Martín), . Godoy Cruz: Maxi Lomo, Paso de los Andes 1545, mercería en San Luis 1751(Bº Gas), minimarket San Nicolás (Perito Moreno 98). Pedí el listado de títulos y precios de periódicos, folletos, libros y películas a nuestro e-mail.

casos, serán cada vez más amplificados por los multimedios. Este miedo es utilizado claramente desde el poder para generar pánico en la sociedad y, a partir de él, aislar y encerrar a los pobres (ya sea en sus casas o en comisarías y cárceles), potenciar el aumento de fuerzas represivas y su poder e impunidad sobre individuos y familias, el vaciamiento de los espacios públicos y el ocultamiento de problemas consustanciales al capitalismo (como la “inseguridad” laboral, la falta de agua y el

deterioramiento de servicios en general, el saqueo permanente del estado y el capital sobre nuestras vidas, la trata de mujeres, la falta de vivienda). Las familias se esconden como el avestruz o llaman e insultan a la vez, histéricamente, a la policía. ¿Consecuencia? Calles vacías (salvo las de los barrios ricos) y controladas por estos lauchas, violadores y policías para actuar a sus anchas. Pero hasta ahora hemos dejado a este tercer personaje fuera de escena… ¿Qué hace la policía entonces? ¿Qué hacen el poder judicial y las múltiples fuerzas represivas, qué hace el estado, con el poder absoluto que el pueblo delega en sus manos, ciega y alocadamente irresponsable? La pregunta empieza a contestarse sola si pensamos en los, ahora sí, crecientes casos de abuso policial contra las clases bajas (y medias incluso). Las demoras y vejaciones constantes que ejecutan aún de día con total impunidad, las ostentaciones de patota armada que hace “lo que quiere” (como repiten en cada requisa) convierten a la policía en una razón más para que el pobre la piense muchas veces antes de salir de noche de su casa. Quien los llama una vez es raro que los vuelva a llamar ante otra emergencia. La impunidad policial es tan grande que se dan el lujo de despreciar a la opinión pública y todos los derechos que quieran reclamarles. Esto sin mencionar el terrible poder de las mafias policiales y judiciales, que todos fingen desconocer pero con las que todos saben que “no hay que

meterse”. Pocas veces salen a la luz como en la reciente denuncia de un testigo del caso Cardozo, que se juega la vida presentando a la sociedad el accionar de una de estas mafias, que incluiría desde el responsable de seguridad del gobierno, hasta comisarios y miembros del poder judicial. Lauchas, violadores y policías comparten la calle y confunden sus roles mientras los vecinos se encierran y claman por más encierro. ¡Trabajadores! ¡No nos dejemos convencer de que sólo nos queda resignarnos y entregar a nuestros verdugos la llave de nuestro calabozo! Los “progres” nos proponen entender que quién nos viene a violar o a quitar lo que nos ganamos es una víctima social y que le demos un abrazo. Los “fachos” sueñan con gente “que se pudra en la cárcel”, fusilamientos y otras ternuras de ese tipo. ¡Pero ambos son funcionales a lo existente! ¡Alcemos la cabeza de una vez y con los vecinos ocupemos nuestras veredas y calles! Si con firmeza y solidaridad nos hacemos cargo de nuestras vidas y del espacio en que habitamos, ni lauchas ni violadores ni policías podrán venir a encerrarnos. Esto no se difunde pero de un modo u otro se aplica en varios barrios de Mendoza. Así, más que “seguridad”, lo que se obtiene es dignidad, espíritu de comunidad y, desde el barrio, la capacidad de imaginar la vida que queremos y luchar por ella. por Horacio Seo

educación, quita de becas y planes sociales,”corralito” financiero, etc. Ya desde el 17 llegaban noticias de saqueos en diversas provincias, ya para el 19 se propagaban por el conurbano de Buenos Aires y Rosario. Hay enfrentamientos en Córdoba, La Plata y en Corrientes. El conurbano es un nudo de tensión, la gente retira alimentos de supermercados de Capital Federal. La tarde cae, algunos protestan desde los balcones y en la calle, los negocios bajan las persianas. Toda la atención estaba puesta en las palabras de un gobierno que tardó horas en dar la cara. La indignación y la bronca rebalsaron todos los límites de tolerancia. Se anuncia el estado de sitio. En Rosario las cacerolas salen a hacerse escuchar, mientras la policía los reprime. Los primeros latidos del 20, se escucharon en Entre Ríos, unas mil personas comenzaron a saquear supermercados, llevándose desde alimentos a todo tipo de mercadería. En menos de 3 horas estos hechos se multiplicaron a gran escala en toda la provincia. La policía trató de impedir el ingreso de más gente a los locales, pero no lograron parar los saqueos. En Capital se escuchan desde todos los puntos bocinas y cacerolas. En las esquinas de los barrios la gente se concentra, prende fuego a lo que encuentra en la vereda, aplaude, hace sonar sus cacerolas. La Plaza de Mayo se va colmando. Sigue la represión en Rosario. Anuncian la

renuncia del Ministro de Economía y cerca de la una de la mañana del 20 de Diciembre desatan una salvaje represión sobre la multitud que se manifiesta en La Plaza. Durante la madrugada del 20 se siguió resistiendo en las calles. Desde el exterior también se expresó solidaridad, desde: Euskal Herria, España, Bolivia, Chile, etc. "Tenéis al mundo en vilo", escriben. Y se solidarizaron desde Cataluña, Francia, Venezuela y Holanda. En Brasil prepararon una manifestación frente al Consulado apoyando la lucha. En Inglaterra un grupo anarquista tomó la Embajada Argentina. En la plaza la protesta espontánea de la gente contra el Gobierno se reavivaba a la mañana siguiente. A pesar de que la policía detuvo y reprimió a varias personas con la excusa del estado de sitio, cada vez se concentraban más manifestantes. Esta lucha provocó la renuncia del presidente De La Rúa, demostrando que el gobierno es el que necesita del pueblo y no al revés. La lucha social es el camino al gran cambio. Pero son las masas quienes deben encargarse de ese cambio. No se puede realizar un levantamiento y volver a dejar el poder en manos de dirigentes políticos, otra vez a manos de la clase explotadora. Les seguimos confiando las riendas de nuestras vidas a quienes no les importa si nuestras necesidades básicas son saciadas. “La emancipación de los trabajadores es obra de los trabajadores mismos”.

19 y 20 de diciembre de 2001:el día que el pueblo ejerció su voluntad
por Pinky y Rosana Los días 19 y 20 de diciembre, el pueblo se levantó contra un gobierno que (como todo gobierno) no respondía a los intereses de la mayoría, es decir, del proletariado. Más bien respondía a la misma burguesía que siempre está en el poder. A este levantamiento el estado respondió como sabe hacerlo, reprimiendo al mismo pueblo que lo mantiene en pie, a los que pagamos los impuestos, a los que tenemos que trabajar para que la patronal y demás capitalistas puedan progresar y mantener este sistema en el cual vivimos. Estos acontecimientos deben tenerse como ejemplo de lo que el pueblo, cuando se une y se organiza, puede lograr. Además lo transcurrido en estas fechas demuestra con claridad que el PODER está en la voluntad del pueblo. No dependemos de ninguna “autoridad” para saber qué es lo que realmente nos beneficia ni para alcanzar a satisfacer nuestras necesidades. ¿Puede alguien que no pertenece al pueblo entender lo que nosotros necesitamos? Estos hechos responderán esta pregunta… La situación que se vivía era insostenible. Reducción de jubilaciones y presupuestos de salud y

Autogestión
por Rosana Autogestión se refiere a la realización de un emprendimiento donde se aplica una gestión, o sea, una organización o planificación, realizada por los propios involucrados en el mismo. La autogestión es base del ideal anarquista de una no-autoridad y la no dominación de una clase en los medios de producción, ya que busca desarrollar múltiples establecimientos autogestionados de manera horizontal que, coordinados o no entre sí, logren el libre desenvolvimiento de la sociedad dentro de un bienestar material necesario. La realización de estos proyectos no poseen la finalidad de competir en el mercado o ser fuente de acumulación de capital, sino de autosatisfacer las necesidades de núcleos de resistencia dentro de un territorio y comenzar a vislumbrar puntos de fuga dentro de la dependencia con el sistema estatal-capital. La autogestión elimina a corto plazo los “parásitos” dentro del sistema productivo (directores, gerentes, vigilantes, etc.). Y a largo plazo, la formación de una red de proyectos autogestivos, puede ser el sustento material y económico de un proyecto alternativo en el marco de un colapso capitalista. Los principios no son ideas muertas, deben partir de la experiencia del propio individuo en cada decisión que tome en su propia vida cotidianamente. Es por eso que existe un gran punto de contacto entre autogestión y acción directa: quienes hacen, deciden; y quienes toman las decisiones las llevan a cabo. Su base es la idea de bienestar colectivo en la negación de la autoridad y en la afirmación de espacios horizontales de acción. La autogestión implica una organización integral, en la cual el proceso productivo cooperativo debe verse complementado con la negación del mercado capitalista y la búsqueda de canales alternativos de distribución y reproducción de los núcleos autogestionados.