You are on page 1of 4

Jesucristo, Rey del Universo

Llamar Rey a Jesucristo no es la afirmación de un imperio sobre otros al modo en que habitualmente se entiende el poder entre los hombres, Jesús no es rey en el sentido que se suele entender el reinado. Su reinado es de otro orden. Él es Rey en cuanto precede a todos en una
conducta marcada por el amor y la entrega generosa, es el Rey que se ocupa y preocupa por los
suyos. El apóstol Pablo relaciona el reinado de Jesucristo con su resurrección gloriosa, la misma
que sólo pudo tener lugar después de la muerte del Señor. Jesucristo reina por el amor, porque
ama donando vida plena y verdadera. Así queda claro que el reinado de Jesucristo proviene de
su ofrenda de amor por los hombres.
Porque el Señor Jesús reina por el amor, los suyos también han de hacer del amor la norma de
su vida. Es lo que se desprende del evangelio de hoy. La parábola del juicio final es la
afirmación contundente de la importancia del amor como criterio decisivo en el juicio al cual
todos los seres humanos seremos sometidos cuando el Hijo del hombre venga en su gloria para
juzgar. En el relato evangélico es particularmente importante la identificación de Jesús con los
desventurados de la tierra. Tanto los que son admitidos al gozo eterno como los que son
excluidos de él, quedan sorprendidos ante la afirmación del Juez, el Hijo del hombre, quien dice
haber sido asistido o no haber sido asistido en la necesidad. Ante la sorpresa de ambos grupos
el Juez señala que cada vez que se practicó o no la caridad con algún desventurado se practicó
o no con él. Saber reconocer en el necesitado el rostro sufriente del Señor es una exigencia para
todo cristiano de cara al juicio final.
Vivir la caridad en la cotidianeidad de la vida es el modo de reconocer que nos identificamos
con Jesús como nuestro Rey. Es por eso que el papa Francisco invita a volver sobre esta página
evangélica. Que este final del año litúrgico nos ayude a pensar en Cristo no sólo como Rey
Poderoso sino que nos ayude a descubrirle también en los necesitados de la tierra para
socorrerle en ellos mostrando que somos de los suyos.
MONICIÓN Hermanos y hermanas: Hoy, con gran alegría celebramos la solemnidad de
Jesucristo Rey del Universo. Jesucristo reina por el amor, porque ama donando vida plena y
verdadera. Así queda claro que el reinado de Jesucristo proviene de su ofrenda de amor por los
hombres y los suyos también han de hacer del amor la norma de su vida. Y es en el amor que
seremos juzgados todos los seres humanos cuando venga en su gloria para juzgar.

LECTURAS
El Profeta Ezequiel nos proclama la presencia de Dios en medio de su Pueblo como Pastor que
siempre está en busca de sus ovejas y que vendrá a juzgarlas por su conducta.
Lectura de la profecía de Ezequiel

34,11-12.15-17

Así dice el Señor Dios: «Yo mismo en persona buscaré a mis ovejas, siguiendo su rastro. Como
sigue el pastor a su rebaño, cuando las ovejas se le dispersan, así seguiré yo el rastro de mis
ovejas y las libraré, sacándolas de todos los lugares por donde se dispersaron un día de
oscuridad y nubarrones. Yo mismo apacentaré mis ovejas, yo mismo las haré reposar — dice el

Salmo (22) R. . R. R. Entonces dirá el rey a los de su derecha: "Vengan ustedes. En aquel tiempo. El reinado de Cristo al final de la historia. como un pastor separa las ovejas de las cabras.Señor Dios-. Si por Adán murieron todos. así dice el Señor: Voy a juzgar entre oveja y oveja. Pero cada uno en su puesto: primero Cristo. 31-46 R. / R. el cual ya comenzó con su venida y sólo será mostrado en plenitud al final de la historia. / R. Señor.9b-10a Aleluya. cuando Cristo devuelva a Dios Padre su reino. Y. . se sentará en el trono de su gloria. mis ovejas. una vez aniquilado todo principado. Señor. por un hombre ha venido la resurrección. cuando todo esté sometido. el pobre y el necesitado en diversas dimensiones y realidades. Aclamación antes del Evangelio Me 11. Te alabamos. Pablo nos invita a vivir con perspectiva. me guía por el sendero justo.Tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida. Gloria a ti. después los últimos. como primicia. después. Si por un hombre vino la muerte. por el honor de su nombre. nada me falta: en verdes praderas me hace recostar. de cara a Cristo que viene a llevarnos al Reino de su Padre. y habitaré en la casa del Señor por años sin termino. Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer. . Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 15. enfrente de mis enemigos. .Me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas. nada me falta. el de nuestro padre David! R. ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor. El último enemigo aniquilado será la muerte. implica nuestra definición en el presente y cuyo criterio de participación o de exclusión. será decidido por nuestro amor al prójimo. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.Preparas una mesa ante mí. cuando él vuelva. Palabra de Dios. y serán reunidas ante él todas las naciones. Cristo tiene que reinar hasta que Dios haga de sus enemigos estrado de sus pies. por Cristo todos volverán a la vida. Buscaré las ovejas perdidas. poder y fuerza. Te alabamos. 20-26. benditos de mi Padre. entre carnero y macho cabrío. a fin de que Dios sea todo en todos. tuve sed y me dieron . Y a ustedes. 28 Hermanos: Cristo resucitó de entre los muertos: el primero de todos. curaré a las enfermas: a las gordas y fuertes las guardaré y las apacentaré como es debido. y todos los ángeles con él. hereden el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo. Lectura del santo evangelio según san Mateo 25. El Señor es mi pastor. recogeré a las descarriadas. Bendito el reino que llega. y mi copa rebosa. todos los que son de Cristo. Aleluya. aleluya. en especial.El Señor es mi pastor. / R.» Palabra de Dios. entonces el mismo Hijo de Dios se someterá también a Aquel que le sometió todas las cosas. dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre. Él separará a unos de otros. / R. Señor. vendaré a las heridas. Me unges la cabeza con perfume.

/ R . . / R. Roguemos al Señor. o enfermo o en la cárcel. Y él entonces les responderá: "Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos. ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos. ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?". / R. sé el rey de nuestra vida! . estuve en la cárcel y vinieron a verme".Por todos nosotros para la esperanza de tener a Cristo como Rey de nuestra vida. estuve desnudo y ustedes me vistieron. enfermo y en la cárcel y no me visitaron". Así hoy repetimos: R. para que no pierdan la luz de la Resurrección y vuelvan a seguir los pasos de Cristo y reaviven su fe en la Iglesia que acoge y perdona. acoge y atiende estas necesidades que tu Iglesia te presenta en esta solemnidad de Cristo Rey y haz que caminemos siempre hacia la morada eterna. Señor Jesús. o desnudo y te vestimos?. ¿cuándo te vimos con hambre o con sed. Porque tuve hambre y ustedes no me dieron de comer. Roguemos al Señor. -Por todos los viven alejados de la Iglesia. encuentren la forma de salir de esta situación de crisis. lo que trae desesperación a las familias. especialmente contra la mujer. . Y el rey les dirá: "Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos. Roguemos al Señor. huelgas. Entonces los justos le contestarán: "Señor. tampoco lo hicieron conmigo". Y entonces dirá a los de su izquierda: "Apártense de mí. PLEGARIA UNIVERSAL S. Roguemos al Señor. / R. malditos. y los justos a la vida eterna». fui forastero y no me hospedaron. . enfermo y me visitaron. violencia de todos los tipos. Y éstos irán al castigo eterno. .Por todos los pueblos del mundo para que uniendo esfuerzos y volviendo su mirada a Cristo. para que puedan seguir su camino junto a Él. Roguemos al Señor.Por los difuntos de nuestras familias para que el Padre les conceda por su fe y los méritos de Cristo gozar del banquete eterno junto a todos los santos. váyanse al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.de beber. el día de Luz Eterna. y no te asistimos?".Por la Iglesia esposa del Rey para que sea siempre nuestro esfuerzo estar pendiente de sus necesidades y así nos llegue por ella la bendición del Cristo su esposo y cabeza.Por los enfermos para que Cristo les haga recostar y atienda sus heridas. o forastero o desnudo. Entonces éstos también contestarán: "Señor. conmigo lo hicieron". Palabra del Señor. Amén. fui forastero y me dieron hospedaje. Roguemos al Señor. Gloria a ti. tuve sed y no me dieron de beber. / R. Este día celebramos el día que ya no tendrá noche. / R. o con sed y te dimos de beber?. R. ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos. (Pueden añadirse peticiones particulares) S. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. con esa gozosa esperanza elevamos al Padre nuestra plegaria para que siempre sigamos los pasos del buen Pastor: Cristo Rey. estuve desnudo y ustedes no me vistieron. Padre Eterno. ¡Señor. nos haga más dóciles a sus palabras y a la acción del Espíritu Santo. R.