You are on page 1of 2

“Soy como la vida cuando tiene vida

:
zurda y civilizada.
Ninguna otra me sirve más,
pero, ¡por todo el amor, no me desilusiones!”
El 12 de febrero de este año se extendió como pólvora entre los cubanos de todo el mundo la noticia
de la muerte del trovador Santiago Feliú. Santiaguito. Santy. No lo podía creer; nadie lo podía creer.
Santiaguito era aun joven, recién había pasado los 50 y su voz seguía resonando con la misma
fuerza y franqueza de siempre. Ni siquiera hace un año y me parece una eternidad. Creo que ha sido
la primera vez que he sentido dolor por la muerte de un artista, alguien a quien nunca conocí en
persona.
No es que quieras y no puedas,
el amor no está de moda.
Son ventanas que por dentro
se nos cierran sin remedio
y nos devuelven ese tiempo
cuando todo comenzaba,
y no queda más salida que llorar y sonreír,
para seguir intentando encontrar un porvenir.
Y es que, ajeno a mi entorno como era, este trovador fue piedra angular de mi formación. En los
momentos de mi adolescencia (“suspiran en ti años felices, dudas del porvenir...”) en que empecé a
decidir por mí misma qué quería escuchar, cuando empecé a cuestionarme qué tipo de música era la
que realmente me gustaba, la que me llamaba, la que me hablaba y me hacía crecer como ser
humano, entonces Santiaguito fue de mis primeras elecciones, junto con Silvio, Pablo y otros
representantes de la Nueva Trova mucho menos conocidos.
Esa lágrima en tu seno
son diabluras que hace el miedo.
Tú imagínate horizonte,
un atardecer en Venus,
y no te creas que no es cierto,
la verdad, te está pasando.
Los guerreros de la vida
de tu amor están cuidando,
y no hay otra fantasía más sagrada que vivir.
¿Por qué lo elegí? Creo que no hay una razón única para una elección que sale más bien del
corazón. Quizás fuera por su voz limpia, por su fuerza, por su mezcla de trova con rock, por sus
canciones llenas de sentido que me hablaban de la verdadera libertad, por sus cabellos largos, por su
irreverencia, porque incluía la armónica en algunos de sus temas o por su forma peculiar de tocar la
guitarra.
Cuando sube, siempre baja la marea,
ilusiones y canciones que se van,
pero queda lo infinito que te falta:
la libertad, la soledad.
Esto último era quizás lo más llamativo en él, porque han de saber que era zurdo y tocaba la guitarra
al revés, tal cual, sin cambiarle las cuerdas. Alguna vez leí que lo hizo así porque nunca nadie le
dijo que no era la manera correcta. Él sencillamente quería tocar guitarra y un día agarró una, le dio

sino que además siempre tiraba por la izquierda. el amor no está de moda. Por eso cuando leí que el tema de esta semana era “izquierdo” pensé inmediatamente en él.) https://www. y los fragmentos intercalados en el texto así como el epígrafe inicial pertenecen a otro de sus temas titulado “La ilusión”. de humanidad amplia e integradora. (Los versos son de su canción “Para ti”. Izquierdo es (también) zurdo. Siempre sube y siempre baja la marea. escapando del destino. y Santy ha sido el zurdo más importante de mi historia personal aunque. para seguir intentando encontrar el porvenir. nunca coincidimos salvo en algún teatro. Santiaguito era así de rebelde y fiel a sí mismo. intentando no existir. pero queda lo infinito que te falta: la libertad. Son ventanas que por dentro se nos cierran sin remedio y nos devuelven aquel tiempo. según yo.la vuelta y comenzó a adaptar las posiciones a sus necesidades. no serías ni el misterio de la luz y el desencuentro.youtube. y no queda más salida que llorar y sonreír. donde todo comenzaba. No sólo era zurdo -y gago y tímido y un excelente poeta. sus ideas de izquierda y su actitud de “así soy yo y no me importa lo que piense el mundo”. Tiene muchas románticas. de justicia social. su irreverencia. El mundo cambió y él se mantuvo cantándole a aquellas causas que consideraba justas hasta que las causas cambiaban su línea (“pero cómo seguirte a ti si cuando más me necesitas. reúne su simpatía. No serías ni la sombra del amor que tienes dentro. Entonces las criticaba y encontraba otras que encajaran en sus ideas de izquierda. andarías descubierta como el ángel sin belleza. su rebeldía. bonitas. incluso teniendo amigos en común y frecuentando los mismos lugares. él en el escenario y yo entre sus fans de primera fila. He pensado mucho qué canción compartirles de él. sin dejar de ser por todo ello una canción de amor. No es que quieras y no puedas más. fáciles de escuchar pero al final me he decidido por una bastante rockanrolera que no sé si es de sus mejores pero. la soledad. nuevos sueños que en tu estrella brillarán. Y qué color tendría el mundo si se te acabara el sueño.com/watch?v=ei-lgxX66Wg . me abandonas”).