You are on page 1of 4

Historia de la educación en México.

1
¿QUÉ ES LA HISTORIA AHORA?

ESCUELA NORMAL PARA EDUCADORAS
“PROF. SERAFIN CONTRERAS MANZO”
CLAVE: 16DNE0002U
MORELIA, MICHOACAN.

¿QUÉ ES LA HISTORIA AHORA?

ASIGMATURA:
HISTORIA DE LA EDUCACIÓN EN MÉXICO.

PROFESOR:
CUAUHTÉMOC SOSA CARO.

ALUMNO:
PEDRO VAZQUEZ ALVARADO.

PRIMER SEMESTRE

GRUPO “A”

Morelia, Mich. A 3 de Octubre de 2014
Pedro Vázquez Alvarado
Bibliografía: David Cannadine Norfolk, ¿Qué es la historia?, editorial Universidad de Granada, pág.
21-51

Historia de la educación en México. 2
¿QUÉ ES LA HISTORIA AHORA?

¿QUÉ ES LA HISTORIA?
CAPÍTULO I DEFINICIÓN DE LA HISTORIA.
Se preguntaba E. H. Carr en 1961…
Carr responde con una distinción entre historia y crónica. La historia era un intento
de comprender e interpretar el pasado, de explicar las causas y los orígenes de
las cosas. La crónica era la manera en que se catalogaban los hechos sin ninguna
intención de establecer conexiones entre ellos.
Carr estableció que el acontecimiento era importante para el trabajo del
historiador, radicando en el la explicación e interpretación. Para el cronista era
algo que la había ocurrido en el pasado, pero se convirtió en un hecho histórico
cuando era tomado y utilizado por un historiador.
La tarea del historiador consistía en discernir e interpretar los modelos y las
regularidades del pasado, pues debía mirar a las fuerzas más amplias de la
historia para comprenderlas y utilizar teorías desarrolladas en el presente.
En la época en que E. Carr escribía toco la fibra sensible de la generación de los
estudiantes en los años sesenta, donde la historia era excitante porque ofrecía
una explicación para el presente y esperanza del futuro. También toco la fibra
sensible con su petición de que la historia no fuese enseñada y estudiada como la
historia de Gran Bretaña; sino sobre una base más amplia como la historia de
Rusia y China. Su petición de historia Británica y extra-europea se acompañó de
otra petición basada en el intercambio intelectual entre la historia y la sociología.
Pensaba que los historiadores pertenecían a su propio tiempo y que tenían que
ser conscientes de sus propias tendencias y preconcepciones, pero también de
ser consientes conscientes de por qué escribían y de cómo su trabajo podía ser
útil en la sociedad.
Para el historiador objetivo la historia era el estudio científico del pasado, y su
interpretación en grandes fuerzas y desarrollos a largo plazo. Carr hizo que el
advenimiento de los historiadores reuniera y analizaran datos cuantitativos sobre
el pasado a una escala que antes no se podían imaginar.
CAPITULO II CRISIS DE LA HISTORIA.
La historia se investigó no por individuos sino por grupos, laboratorios,
organizaciones, usuarios de las más sofisticadas herramientas de las ciencias
sociales.
Pedro Vázquez Alvarado
Bibliografía: David Cannadine Norfolk, ¿Qué es la historia?, editorial Universidad de Granada, pág.
21-51

Historia de la educación en México. 3
¿QUÉ ES LA HISTORIA AHORA?

Al final de los años setenta, todo cambio cuando los gobiernos conservadores
entraron en funciones en condiciones de riesgo económico causados por las crisis
del petróleo. La nueva hegemonía del conservadurismo, corto la posibilidad de
hacer hallazgos de historiadores radicales y liberales en términos políticos.
En 1989 – 1990 se destruyeron no solo las grandes teorías y teologías que Carr
había incitado, sino también cualquier idea que pudiera considerarse que la
historia tenía una única dirección y un único propósito. La creencia de que esta
idea se podía probar por métodos científicos fue simplemente refutada por los
hechos.
A principios de los años noventa Carr entro en una profunda crisis cuestionando
no solo la posibilidad de alcanzar cualquier interpretación objetiva o del pasado,
sino la posibilidad de conocer cualquier cosa del pasado con seguridad.
En gran parte el trabajo de los años setenta y comienzos de los ochenta, las
personas individuales desaparecieron por completo de la visión del historiador. El
giro hacia la teoría lingüística también fracaso y se limitaron a sustituir una forma
de jerga por otra.
Los historiadores científicos – sociales de las dos o tres décadas anteriores
empezaron proclamando que la historia “tradicional” estaba muerta, afirmando que
su modo de hacer historia dejaba obsoletos a los demás.
A comienzos de los años dos mil, los teóricos de la historia habían estado
ocupados proclamando la posibilidad del conocimiento de historia y la gente
seguía escribiendo historia y los lectores no habían dejado de creer que los
historiadores contaban un tipo de verdad sobre el pasado.
El giro de los historiadores hacia el estudio de lo irracional, lo excéntrico, lo
estrafalario, y los primeros tiempos modernos, creencias cosmológicas y la vida
social y espiritual de los herejes cátaros en el siglo XIII fueron otros de los
procesos que Carr no aprobó.
CAPITULO III HISTORIA CULTURAL.
Para los historiadores más jóvenes el giro hacia la historia cultural ha sido
decisivo, ya que no significa que hayan rechazado en su totalidad teorías,
métodos y objetos de estudio, sino que los están viendo y utilizando de un modo
distinto.

Pedro Vázquez Alvarado
Bibliografía: David Cannadine Norfolk, ¿Qué es la historia?, editorial Universidad de Granada, pág.
21-51

Historia de la educación en México. 4
¿QUÉ ES LA HISTORIA AHORA?

La conciencia de la historia lo invade todo al comienzo del siglo XXI, está presente
donde quiera que miremos, además ha devenido de nuevo en la construcción de
la identidad nacional, y el socialismo ha desaparecido de manera virtual, de modo
que los liberadores y conservadores buscan una imagen alternativa que pueda
contractar sus propios credos políticos. En absoluto Carr fue quien sostuvo ¿Qué
es la historia? Y que los historiadores no eran navíos vacíos a través de los cuales
la verdad sobre el pasado era trasladada desde los documentos al lector, sino
individuos que llevaban sus propias visiones a su trabajo, el cual tenía que leerse
teniendo en cuenta este hecho…

Pedro Vázquez Alvarado
Bibliografía: David Cannadine Norfolk, ¿Qué es la historia?, editorial Universidad de Granada, pág.
21-51