You are on page 1of 3

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA EQUINOCCIAL

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA INGENIERIA

INGENIERÍA MECATRÓNICA

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA EQUINOCCIAL FACULTAD DE CIENCIAS DE LA INGENIERIA INGENIERÍA MECATRÓNICA PROFESOR: JULIO PAMBABAY ALUMNO: DANIEL
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA EQUINOCCIAL FACULTAD DE CIENCIAS DE LA INGENIERIA INGENIERÍA MECATRÓNICA PROFESOR: JULIO PAMBABAY ALUMNO: DANIEL

PROFESOR:

JULIO PAMBABAY

ALUMNO:

DANIEL VITERI

CURSO:

MECATRÓNICA 4 “B”

Funcionamiento de los ojos

La vista, al igual que los otros sentidos, requiere algo más que el ojo para funcionar. Para que el cerebro pueda interpretar lo que ve el ojo, tiene que entrar luz por este último. La luz que golpea un objeto se refleja después en el ojo. Los rayos luminosos pasan primero por la córnea (la ventana anterior transparente), luego por el humor acuoso (líquido acuoso que se encuentra detrás de la córnea), después por la pupila (orificio situado en el centro del iris), el cristalino y por último el gel vítreo hasta llegar a la retina. La córnea y el cristalino refractan los rayos de luz y los dirigen hacia la retina (la pared posterior interna del ojo) que contiene aproximadamente 127 millones de células sensibles a la luz que forman el bastón y el cono del ojo.

Estas células absorben los rayos luminosos y los convierten en una señal electroquímica que se transmite a otras células de la retina. De ahí pasa por el nervio óptico hasta llegar a la zona del cerebro donde se encuentran los lóbulos occipitales y donde se produce el proceso visivo.

Partes

La CÁMARA ANTERIOR, constituye el espacio existente entre la córnea y el iris, o sea, el complejo cristalino que contiene el humor acuoso, que a su vez es un fluido claro y transparente.

La PUPILA constituye la apertura existente en el centro del iris de la masa transparente y carente de color, formada por material blando y gelatinoso que cubre el ojo por la parte posterior del cristalino.

La RETINA es la capa interna más profunda del ojo que contiene las células nerviosas sensibles a la luz y las fibras que se unen para formar el nervio óptico y seguir el recorrido hasta el cerebro.

El CUERPO CILIAR, la parte de la capa vascular entre el iris y la membrana coroides, contiene los músculos de sostén y segrega el fluido acuoso.

La MEMBRANA COROIDES, es la capa vascular intermedia del ojo que se encuentra entre la retina y la esclerótica.

La MÁCULA constituye una zona reducida de la retina que se encarga de proporcionar la visión clara central (o la línea recta).

El NERVIO ÓPTICO está formado por un cable de fibras nerviosas y transmite el mensaje visual desde la retina hasta el cerebro. La protección del ojo Nuestro ojo se encuentra protegido de posibles daños por la órbita ósea en la que reside. La glándula lagrimal, que se halla ubicada entre la extremidad externa superior de cada órbita, tiene la propiedad de segregar lágrimas las cuales fluyen por toda la superficie exterior del ojo. Las lágrimas se deslizan por un pequeño orificio que se encuentra en la parte angular interior de los párpados hasta llegar a la nariz a través del conducto lagrimal.

La parte anterior de los ojos está protegida por los párpados. El movimiento de los párpados sirve para que el fluido de las lágrimas se mueva y así se pueda mantener humedecida la córnea y limpia de las impurezas que aparezcan en la superficie del ojo. Las lágrimas se producen cuando lloramos o cuando tenemos los ojos irritados.

LOS CONOS

Los conos son células foto receptoras de la retina del ojo humano que son estimuladas por la luz relativamente intensa. Los conos permiten la percepción de los colores y los detalles más finos como así también los cambios rápidos de imágenes. Hay aproximadamente unos 6 millones de conos en la retina. El ojo humano tiene tres tipos de conos con diferentes iodopsinas, la cual es una cromoproteína situada en los segmentos exteriores de los mismos. Esto hace que haya diferentes repuestas a las variaciones de los colores. Es por ello que se puede decir que los conos tienen una visión tricromática. El primer tipo de conos responde a la luz de longitud de onda larga con un pico en la franja amarilla; el segundo tipo responde a la luz de longitud de onda media, con un pico en el verde; el tercer tipo de conos reacciona a la luz de longitud de onda corta en la franja violeta.

LOS BASTONES

Los bastones o bastoncillos son células foto receptoras de la retina responsables de la visión en condiciones de baja luminosidad. Presentan una elevada sensibilidad a la luz aunque se saturan en condiciones de mucha luz y no detectan los colores. Contienen rodopsina, que es una proteína que presenta una mayor sensibilidad a las longitudes de onda cercanas a 500 nanómetros, es decir, a la luz verde azulada. Los bastones se conectan en grupo y responden a los estímulos que alcanzan un área general, pero no tienen capacidad para separar los pequeños detalles de la imagen visual. La diferente localización y estructura de estas células conduce a la división del campo visual del ojo en una pequeña región central de gran agudeza y una zona periférica de menor agudeza, pero con gran sensibilidad a la luz. Así, durante la noche, los objetos se pueden ver por la parte periférica de la retina cuando son invisibles para la fóvea central.

VISIÓN FOTÓPICA

Es la percepción visual que se produce con niveles de iluminación diurnos (a plena luz del día). Este tipo de visión, hace posible la correcta interpretación del rango de colores por el ojo. Está basada en la respuesta de los conos del ojo, que son mucho menos sensibles y sólo se activan cuando los niveles de iluminación son muy elevados.

VISIÓN ESCOTÓPICA

Es el tipo de percepción visual que se produce con unos niveles de iluminación muy bajos. La agudeza visual es muy baja y la recepción de la luz se realiza principalmente con los bastones de la retina, que son muy sensibles al color azul del espectro (por lo que son completamente nulos para percibir el rojo). Este tipo de visión es monocromática.