You are on page 1of 2

¿Solidaridad u Objetividad?

Ideas principales de Richard Rorty expuestas en el Cap. 1 de “Objetividad, Relativismo y Verdad”

Los seres humanos siempre buscan dar un sentido a su vida a través de la reflexión. Existen

dos maneras de hacer esto, según nos explica Rorty. La primera es recopilar sus acciones y aportes a
una comunidad, como una especie de autobiografía, la cual puede ser histórica y real (donde viven u
otro lugar) o

imaginaria, llena de ficción, lo que sería como un cuento de hadas,

como se imaginan o

desean vivir. En cambio, la segunda forma de dar sentido a sus vidas es visualizarse en relación con
una realidad no humana, una realidad externa que trasciende su realidad. La primera forma ilustra el
deseo de “solidaridad” y la segunda, el deseo de “objetividad”.

Cuando una persona busca la

solidaridad sólo se enfoca en la realidad existente en su comunidad, por lo que no relaciona esta
realidad con otra externa (otra comunidad u otro grupo). En cambio, cuando se busca la objetividad, es

necesario apartarse de la comunidad y su realidad es vista desde fuera, sin referencia a seres humanos
particulares.

A partir de estas ideas, podemos afirmar que una comunidad nunca podrá progresar a la luz de

la solidaridad pura, por lo que es necesario el análisis objetivo siempre, o más bien, una combinación
de ambos. Nosotros somos herederos de una tradición objetivista, centrada en la idea de que debemos
saltar fuera de nuestra comunidad para poder examinarla a la luz de algo que va más allá de ella, que

sería, lo que tiene en común con las demás comunidades humanas reales y posibles, una comunidad

que pueda superar la distinción entre lo natural y lo social. Es por esta razón que existen dos grupos

de concepciones distintas. Aquellos que desean fundar la solidaridad en la objetividad son llamados

“realistas” y aquellos que desean reducir la objetividad a la solidaridad son los llamados “pragmatistas”.
Los realistas conciben la verdad como correspondencia con la realidad, entienden una metafísica que
diferencia las creencias verdaderas de las falsas, argumentan que existen procedimientos de justificación

de las creencias naturales y no meramente locales, y así, construyen una epistemología de justificación
natural. En cambio, los pragmatistas no precisan una metafísica o una epistemología, sino que conciben
la verdad como aquello «en que nos es bueno creer» (William James), y no necesitan una explicación

de la relación entre creencias y objetos (correspondencia) ni una explicación de las capacidades
humanas que permita establecer esta relación. Para los pragmatistas, decir que aquello que es racional

puede no ser verdadero, es decir que alguien puede salir con una idea mejor y que puede haber lugar
para una creencia mejor.
Los

realistas

imponen

el

relativismo

a

los

pragmatistas,

relativismo

que

establece

tres

concepciones: a) una creencia es tan buena como cualquier otra; b) el término verdadero es equívoco,

pues puede tener tantos significados como justificaciones; c) no puede decirse nada sobre la verdad o

racionalidad aparte de la justificación que hace una determinada sociedad en uno u otro ámbito de
indagación, y esta concepción es etnocéntrica. Por consiguiente, el término verdadero significa lo mismo
en todas las culturas, pues es un término flexible, como aquí, allí, malo, bueno, etc… Esto quiere

Jacobo B. Lama Abreu

Mat. 13-002

» Esto quiere decir. de prudencia. Es una cultura que actúa en racionalidad. “conocimiento” o “filosofía”. sólo puede ser criticado por tomarse demasiado en serio su propia comunidad. de saber como hacer las cosas. que según Hilary Putnam. 13-002 . qué autoimagen debería tener nuestra sociedad de sí misma. “racionalidad”. aunque el realista así lo considere. sino que por medio del sentido común. se define por normas culturales locales. pues divide la especie humana en las personas ante las que debemos justificar nuestras creencias y las demás. Finalmente.significar (según el pragmatista) que no hay nada que decir sobre la verdad excepto. pues no se toma en serio la elección entre comunidades. Consiste en la aplicación de criterios. acusándolo de ser insolente e irónico. «La filosofía es precisamente aquello de que una cultura se vuelve capaz cuando deja de definirse en términos de reglas explícitas y se vuelve lo suficientemente ociosa y civilizada como para basarse en un know-how no articulado. es etnocentrista. que una cultura hace filosofía cuando no necesita de reglas impuestas. que cada uno recomienda como verdaderas las creencias que considera buenas. y mantiene un diálogo con otras culturas en busca de beneficios comunes. Jacobo B. y la conquista de foráneos por la conversación con ellos. en primer lugar. siendo una contrapartida del positivismo. en el deseo de objetividad. Lama Abreu Mat. sabiduría práctica. goza de una phronesis. el pragmatista. la cuestión no es como definir “verdad”. es decir. podemos afirmar que el realista piensa que todo el objeto del pensamiento filosófico consiste en distanciarse de cualquier comunidad dada y contemplarla desde un punto de vista más universal. sino. pero no es relativista. sencillamente las hace. Sin embargo. y en segundo lugar. sustituir la codificación por la phronesis. En cambio. dominado por el deseo de solidaridad. en maduración humana. cuenta con una virtud de pensamiento moral. evitando el relativismo. y (según el realista) esta es una teoría positiva más sobre la naturaleza de la verdad: la verdad es simplemente una opinión contemporánea de un individuo o grupo elegido.