You are on page 1of 411

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

Lucrecia Raquel Enríquez Agrazar

DE COLONIAL A NACIONAL:
LA CARRERA ECLESIÁSTICA
DEL CLERO SECULAR
CHILENO
ENTRE 1650 Y 1810
Pub. No. 534

INSTITUTO PANAMERICANO DE GEOGRAFÍA E
HISTORIA

Premio “Ricardo Caillet Bois” 2005

I

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

INSTITUTO PANAMERICANO DE GEOGRAFÍA E HISTORIA
COMISIÓN DE HISTORIA

Presidenta: Dra. Maria Cristina Mineiro Scatamacchia
Vicepresidente: Dr. Fernando da Silva Camargo
(Brasil)
Para ventas y distribución de publicaciones, dirigirse a:
Instituto Panamericano de Geografía e Historia
Secretaría General
Apartado Postal 18879
11870 México, D.F.
Teléfonos: (5255) 5277-5791 y 5277-5888 Fax: (5255) 5271-6172
Correo electrónico: info@ipgh.org Página web: www.ipgh.org

Las opiniones expresadas en la presente publicación son de exclusiva responsabilidad de
su autor. Esta obra obtuvo el primer lugar del premio “Ricardo Cailllet-Bois” versión
2001-2005, según consta en la Resolución No. 7 de la XVI Reunión de Consulta de
Historia, Caracas, Venezuela, 16-18 de noviembre de 2005.

Diseño de portada: Ángel de la Cruz Jiménez
© 2006 Instituto Panamericano de Geografía e Historia
Ex-Arzobispado No. 29, Col. Observatorio, 11860 México, D.F.
ISBN:

Impreso en México
Printed in Mexico

II

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

A mis padres

III

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

IV

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

Agradecimientos

La magnitud del trabajo de investigar y escribir una tesis doctoral
requiere, a lo largo de todas sus etapas, de la ayuda de muchas
personas que asisten de diferentes formas en este proceso. En
primer lugar quisiera agradecer al Instituto de Historia de la
Pontificia Universidad Católica que me recibió como alumna y al
programa de doctorado del Institute d’Histoire de la Université
Michel de Montaigne, Bordeaux 3, que me recibió como alumna
en cotutela.
Tres maestros aportaron sus conocimientos para el desarrollo
de esta tesis. Los lineamientos fundamentales se los debo a mi
cotutor, el Dr. Jean Pierre Dedieu, quien me brindó una ayuda
generosa y me introdujo en el conocimiento de la administración
imperial española de los siglos XVI a XIX. Una segunda etapa de
este estudio estuvo marcada por el nombramiento de Don Javier
González Echenique como tutor de la tesis, a quien debo la
recomendación de una segunda estadía en el Archivo de Indias y la
primera etapa de la redacción. Su gestión ante la Escuela de
Estudios Hispanoamericanos en Sevilla me posibilitó acceder a la
beca de alojamiento de esa institución. No fue posible a Don Javier
concluir la dirección de esta tesis reemplazándolo el Dr. René
Millar, quien asumió esta tarea hacia el final de la redacción
poniendo a mi disposición toda su ayuda, conocimientos y material
bibliográfico.
Pero, sin duda, nada de esto hubiera ocurrido sin el sostén y
apoyo constante de mi familia y amigos más cercanos,
especialmente mi padre que me alentó en tantos momentos
difíciles por los que se pasa en este largo estudio. Los viajes a
Sevilla hubieran sido imposibles sin el apoyo económico y moral
de mi familia, especialmente de mis tíos Cesar Crispiani y Amalia
Enríquez, Alfredo Carrere y Raquel Enríquez. Mi agradecimiento
también a mis amigos incondicionales María Eugenia Cruset, Ana
María Orrego, y Mauricio Duque, infaltables.
Esta tesis fue posible de realizar gracias a las becas de matrícula,
sostén económico y estadía en el exterior para doctorandos que me
fueron otorgadas entre los años 1998 y 2001, y la beca de residencia

V

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

en el primer semestre 2004 de la Dirección de Postgrado de la
Pontificia Universidad Católica de Chile. El Consejo Nacional de
Investigación Científica y Técnica (CONICYT) me favoreció con
las becas “Realización del proyecto de Tesis” en los años 2002 y
2003, y “Término de Tesis” en el primer semestre del 2004, que
permitieron mi mantenimiento y conclusión del doctorado.

VI

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

Prefacio
Me gustan los prefacios factuales, que huyen de calificaciones y se
atienen a los hechos. Ponen a prueba el libro. Resaltan su calidad
mejor que largas retahílas de adjetivos.
Tiene entre manos el lector mucho más que un estudio sobre el
clero chileno. “De colonial a nacional” analiza, de hecho, unos
mecanismos fundamentales que sustentaron la Monarquía española
y, por el hecho mismo, crearon dentro de ella los territorios sobre
los cuales se asentaron los Estados sucesores, tanto los de América
como la España europea.
La autora muestra la importancia de la relación con la
monarquía como elemento clave en la definición de la élite social:
el rey, por su favor, por los honores que entrega, por las plazas que
concede, por los privilegios que otorga, es quien, en última
instancia escoge a los ganadores entre las muchas familias que
compiten para alcanzar la estrecha cumbre de la sociedad chilena.
Se describen a continuación los mecanismos puestos en obra los
competidores para establecer con su lejano soberano un enlace
eficaz, condición necesaria para que fluya hacia ellos, y no hacia
sus rivales, el caudal necesariamente limitado de las mercedes
reales. Se observa que estos mecanismos se centraban en la capital,
donde residían la Audiencia, el capitán general y el obispo, tres
organismos que hacían institucionalmente de puente entre los
organismos que administraban la distribución de las gracias y
mercedes reales y Chile. Concluye la autora, con argumentos
fuertes, que por esta vía se fue aglutinando un territorio en el
que todo lo que sobresalía socialmente se acostumbró a mirar
hacia Santiago, desvinculándose progresivamente de Lima,
creando además todos los instrumentos necesarios para
adquirir in situ, sin necesidad de costosos viajes y de no menos
costosas estancias en el Perú, los requisitos imprescindibles
para ser objeto de los reales favores, tales una universidad,
unos cabildos eclesiásticos estructurados y jerarquizados, y
organismos de administración territorial en donde acumular
méritos... Cuando se rompió el nexo con la monarquía, no sin traumas,

VII

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

Chile empezó una singladura autocentrada. Bien lo podía, ya tenía
centro.
El modelo que propone la autora descansa sobre hechos
conocidos de antes. Hace tiempo que la historiografía sospecha,
cuanto menos, el papel de la monarquía en la selección de las
élites. Tampoco es nueva la idea de que fue la acción de la
monarquía la que definió los espacios americanos: a la
historiografía anterior no se le había escapado el que la mayoría de
las independencias se centraran en una real audiencia, y
conclusiones había sacado del hecho. Sin embargo la tesis de
Lucrecia Enríquez suena como algo a la vez profundamente
novedoso y no menos obvio: dio en el blanco. Como todos los
descubrimientos mayores, hace las cosas mucho más sencillas y
describe mecanismos de aplicación general, mucho más allá del
punto de observación de partida. La influencia de sus ideas,
conocidas de los que tuvimos la suerte de trabajar o de discutirlas
con ella durante la elaboración de su trabajo, ya se hace sentir en
varios trabajos en curso de publicación y en programas de
investigación que se están poniendo en marcha sobre América y
sobre España, y aún sobre Francia o Túnez.
El mérito hay que atribuirlo al trabajo que realizó, por partes
iguales, en los archivos chilenos y en los archivos españoles, lo
que le permitió abarcar ambos extremos de la cadena relacional
que estudia. Hay que atribuirlo también a la forma en que supo
asimilar los últimos avances de la historiografía española,
concretamente las aportaciones de Dominique Goncalves y de
Francisco Andújar, que resaltan la fuerza de la demanda de
reconocimiento social que los grupos sociales de todo tipo dirigen
hacia la monarquía y la habilidad con la que ésta supo trasmutarla
en recursos de gobierno. Hay que atribuirlo por fin a las calidades
personales de la investigadora.
Escribí al empezar que me iba a atener a hechos materialmente
constatables. No ponderaré pues en Doña Lucrecia Enríquez su inteligencia,
su entrega, ni su laboriosidad. Eso sí la forma en que supo aunar en su
quehacer de historiadora aportaciones formativas tan diversas como
complementarias. Adquirió las bases de su ciencia en la Universidad de La
Plata (Argentina), de mano de profesores que le enseñaron a percibir el
pasado como un todo organizado, en el que cada elemento no toma sentido
sino en relación con los demás. Pasó luego a la Católica de Santiago de
Chile, donde otros maestros le recalcaron la necesidad del rigor, de la
precisión, de la exactitud. Durante la preparación de su tesis, por fin, supo
relacionarse, en Francia, en España, en América, a la vez con jóvenes in-

VIII

El hecho de que este libro sea el producto de una cotutela entre el investigador del CNRS quien firma estas líneas y el lamentado presidente de la Academia Chilena de la Historia. otorgado por la Academia Chilena de la Historia y el premio “Ricardo Caillet Bois”. recompensaron este trabajo y el Consejo Nacional de Investigación Científica y Técnica (CONICYT) concedió a la autora un proyecto Fondecyt para ampliar la línea de investigación que acababa de abrir. El premio “Miguel Cruchaga Tocornal”. Las autoridades académicas y científicas lo percibieron así. muestra su capacidad de sacar lo mejor de donde lo encuentra y de refundirlo en una síntesis profundamente suya. y con investigadores ya hechos cuyas técnicas y visión de conjunto hizo suyas con discernimiento y suma eficacia.Lyon (Francia) IX . la importancia de este libro.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 vestigadores que desbrozaban un terreno nuevo. Tal cúmulo de recompensas testimonia. entre los cuales pronto adquirió cierto liderazgo. representativos los dos de dos formas de hacer historia que mentes superficiales suelen oponer la una a la otra. don Javier González Echenique. concedido por el Instituto Panamericano de Geografía e Historia (IPGH). por sí solo. Jean Pierre Dedieu Centre National de Recherche Scientifique (CNRS) LARHRA .

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 X .

n.]: sine loco UNAM: Universidad Nacional Autónoma de México XI .: páginas R.: reverendísima/o Sr.: Doctor exp. Santiago de Chile AASCH: Archivo Arzobispado Santiago de Chile De citas BAC: Biblioteca de Autores Cristianos cap.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Abreviaturas De archivos ACS: Archivo de la catedral de Santiago de Chile AGI: Archivo General de Indias.l.: página pp.]: sine nomine [s.: fojas Illmo: Ilustrísimo/a leg.: vuelta [s.: volumen vta.: capítulo Dr. Sevilla AHN: Archivo Histórico Nacional.: Señor t: tomo V: Usted vol.: número p.: expediente f: foja ff. Madrid ANH: Archivo Nacional Histórico.: legajo N.: renglón Rv.

XII . optamos por usar el nombre más usual en los siglos XVII y XVIII adaptando su ortografía a las normas actuales. Con este fin actualizamos la ortografía. Con respecto a los topónimos. los acentos y completamos las abreviaturas del original. con excepción de las de uso más común y general.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Criterios de transcripción de documentos Procuramos combinar la reproducción exacta y fiel de los documentos que citamos con adaptaciones que facilitaran la lectura.

2000.1 En este contexto.. pp. LIAME.. El planteo general de esta corriente que describimos figura en la introducción. Madrid. N° 5. 2000. Administration) et ville en France. Italie et Espagne de la fin du XVIIe siècle à la fin du XVIIIe siècle. enfoca el estudio de las instituciones desde los vínculos personales de amistad. sólo fue posible de gobernar y controlar por medio de un eficaz aparato administrativo que permitiera la integración institucional de las elites locales al gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Introducción Planteamiento y contexto historiográfico Un imperio que abarcaba territorios en tres continentes. de ahí que las relaciones entre éste y las instancias locales de gobierno sean un elemento de análisis privilegiado. sin olvidar los aspectos normativos.. 1 XIII . la mitra y la espada. Jean P. Esta temática en la historiografía española se ha visto impulsada por la afirmación de las autonomías españolas en el seno del Estado. 25-42. como fue el español entre los siglos XVI y principios del XIX. Maison des Pays Ibériques. María V. una nueva corriente historiográfica comienza a renovar el estudio de las instituciones de gobierno centrándose en la relación entre la Monarquía y las elites locales. Tentative de sunthèse des apports de l’historiographie récente”. patronazgo-clientela y parentesco entablados entre el personal administrativo y la sociedad. en: Pouvoirs publics (État.). “La ville et l’Etat en Espagne à l’époque moderne.. Juan L. La pluma. paulatinamente van dejándose de lado los estudios de las instituciones basados exclusivamente en la reglamentación interna y en las reales cédulas que las modificaron y se abre paso una nueva tendencia que. También ver Dedieu. 365 pp. Según esta perspectiva. Marcial Pons. Estudios de Historia Institucional en la Edad Moderna. Dedieu. (eds. La historiografía española de la última década precisamente insiste en que el sistema de gobierno de la Monarquía española del Antiguo Régimen se basaba en esa integración. Bulletin du Centre D’Histoire Moderne et Contemporaine de l’Europe Méditerranéenne et de ses Périphéries. Castellano.. Cfr. Jean P. y López Cordón.

. María V.4 Estos flujos de relaciones los administraba el Rey a través de la Cámara de Castilla. ver especialmente el capítulo 2 del magnífico libro de Yun. lo que: Hace imprescindible tomar en cuenta.. judiciales. Patrons..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 A partir de los estudios pioneros de Sharon Kettering2 se reconsideró la supuesta oposición de intereses entre la Monarquía y las elites locales al comprobarse que estaban integradas al gobierno a través de una relación de patronazgo-clientela con el Rey. Brokers. Antonio M. Crítica. 67-86. y López Cordón. Jean P. 6 Clavero. Barcelona. (eds. pp. 3 Sobre los orígenes de esta alianza entre los núcleos urbanos y la Corona durante el reinado de los Reyes católicos. el conjunto de las relaciones de todo tipo que relacionan al conjunto de los actores y de incluir en el campo de la historia político administrativa el campo entero de lo social. (ed.. La grace du don. Madrid. ya que el nexo entre lo político y lo administrativo reside en un juego generalizado de relaciones interpersonales. Dedieu.3 El Rey distribuía favores políticos. and Clients in seventeenth century France. Bartolomé. Sharon. Ibidem. El patronazgo fue una vía de integración de personas que se encontraban en una situación económica. económicos. Paris. Éstas se basaban en un juego de don y Kettering. La gracia del derecho. Recherches sur l’histoire de l’Etat dans le monde ibérique (XV-Xxé siécles). inherente a la sociedad sacralizada del Antiguo Régimen. capítulo 2. 1993. La historiografía española también ha hecho hincapié en la relación clientelar entablada entre las ciudades y la Monarquía.. en: Schaub. 1993.). 4 Hespanha. New York/Oxford. relacionadas por un flujo de intercambios. El precio del Imperio español 1450-1600. “Les autres raisons de la politique. Juan L. Albin Michel. Marte contra Minerva. Publications del ENS.5 Para Bartolomé Clavero6 incluso el concepto de la “caritas” católica. penetró las relaciones sociales. abarcando lo público la esfera de lo privado. 623 pp. 1986. en el estudio de los sistemas políticos. Fréderic. Anthropologie catholique de l’économie moderne. París. política y social desigual que reguló la relación entre las elites y la Monarquía. 5 Cfr. eclesiásticas y honores a cambio de garantizar la colaboración necesaria para gobernar constituyendo estos intercambios la clave del sistema político.). la introducción del libro de Castellano. L’économie de la grace”. constituyendo esta relación uno de los elementos que fundamentaba el poder político en el Antiguo Régimen. 2 XIV . Centro de Estudios Constitucionales. Economía de la cultura en la Edad Moderna. plazas administrativas. 1996.. Bartolomé. 2004.

pp. Manuel. Escuela de Estudios Hispanoamericanos. en: Estudios del Deusto. El tema ha sido abundantemente estudiado desde la perspectiva del derecho. con el clero secular. Alberto. “Notas para el estudio del regalismo español en el siglo XVIII”. pp. 108-168. Salas Almela. 1970. 1954. patrono de la Iglesia. Egaña. Alberto. españoles por criollos. obispados y arzobispados. “El Regio Patronato Hispano-Indiano. 2000. Escuela de Estudios Hispanoamericanos. 1974. y un cambio de “cuna”. En las Indias esta relación era fruto de una concesión papal que estableció una vinculación entre el clero y el Rey por medio del sistema de presentaciones a las prebendas de los cabildos eclesiásticos. Su funcionamiento en el siglo XVI”. 52. en: Anuario de Estudios Americanos. 98-119. constituyendo éste uno de los elementos que explican las relaciones humanas. Sevilla. en: Revista Chilena de Historia del Derecho. Antonio. nos situamos en otro plano de análisis que consideramos más cercano a la realidad histórica. Nuestro estudio sobre el clero secular chileno se inserta en esta corriente en una óptica muy específica: la relación del Rey. pp. N° 11. 31. el tema se plantea sólo desde una óptica desregularizadora en plena coincidencia con el descrédito del clero regular. en particular de obispos y prebendados. 11. en: Anuario de Estudios Americanos. vol. “Regio patronato indiano (Ensayo de valoración histórico-canónica)”. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. 147-204. Santiago de Chile.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 contradón por encima del derecho positivo. 423-455. Madrid. Si reconstruimos las carreras de los miembros del clero secular del siglo XVIII. vol. Sevilla. Bilbao. De la Hera. el del regular por el secular. 6. vol. 409-444. Resulta evidente que a partir de 1700 el Rey de España incorporó a miembros de las elites territoriales americanas en la jerarquía de la Iglesia en Indias presentando a sus miembros en las Gutiérrez Arce. El individuo existe para el derecho en el Antiguo Régimen en cuanto forma parte de un grupo o una familia. pp. “Patronato regio y rentas: la negociación de la gracia”. a diferencia del papel asignado al derecho a partir del siglo XIX. vol. pp. La llegada de los Borbones al trono de España implicó para el episcopado americano un “cambio de hábito”. nos detendremos a estudiar las diferentes forma de relacionarse con la Monarquía que posibilitaban el acceso a estas instituciones controladas por el Rey patrón. “La legislación del siglo XVIII sobre el Patronato Indiano”. Si aislamos este proceso del estudio del origen geográfico y social de los obispos y prebendados americanos. 1958. 7 XV .7 Por nuestra parte. en: Hispania Sacra. Luis. Instituto de Historia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. De la Hera.

Editorial Universitaria. ¿Dónde se tomaban entonces las decisiones: en España o en los reinos? ¿De qué manera se influía localmente en la decisión regia? ¿Qué papel jugaban los ministros del Rey y la Cámara de Indias? Se advertirá que en virtud del patronato real el clero secular en las Indias bajo el dominio español quedó sujeto a mecanismos de 8 Sobre la fundamentación de la consideración de las Indias como reinos y no como colonias remitimos a Bravo Lira. Era un sistema complejo en el que el Rey. intentaremos responder a la pregunta siguiente: ¿Cómo seleccionó el Rey a los miembros de la jerarquía de la Iglesia en Indias? La selección de prebendados y obispos movilizaba un complejo sistema administrativo basado en una interrelación entre el Consejo de Indias e informantes locales. entramos en el campo de la decisión de con quién y cómo gobernaba la Monarquía y en los medios a través de los cuales las elites se impusieron al Rey en el gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 instituciones de la jurisdicción eclesiástica a las que el mismo controlaba en su acceso en virtud del real patronato: cabildos eclesiásticos y obispados. Se trataba obviamente de evaluar ante cada designación la fidelidad al Rey manifestada tanto por la persona como la familia a la que pertenecía. 20. XVI . dependía de hecho de la información que le proporcionaban otros. es decir. “Monarquía y Estado en Chile”. El informe incluía la confirmación de los datos biográficos aportados por los candidatos y de los méritos personales y heredados familiarmente que se aducían. N° 96. Nos situamos entonces en el corazón de los mecanismos de control del imperio puestos en marcha desde España y hacia América y de la integración específica de los reinos8 en el sistema de gobierno de la Monarquía. debían situar este informe de méritos en la configuración de las relaciones de poder de los reinos de ultramar para guiar la acción de los servicios de “gracia y justicia” en España. el determinar quiénes y por qué fueron seleccionados para un cargo administrativo o eclesiástico en el imperio español nos sitúa directamente dentro del proceso de formación de una elite territorial y de su alianza con el Rey. gobernador o audiencia. quien siempre tenía la última palabra. 1985. en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. y de los obispos era informar sobre los beneméritos. Concretamente. p. fueran estos gobernadores o virreyes. Una de las funciones primordiales de los presidentes de las audiencias. ¿En qué medida entonces el control del clero por parte del Rey contribuyó al gobierno del imperio? Por lo tanto. Santiago. Pero no sólo esto: el virrey. dignos y merecedores de la gracia real. Bernardino.

las iglesias sufragáneas de las metropolitanas. tales cambios tuvieron necesariamente repercusiones sobre los procesos de reclutamiento del clero. Por otra parte. Teniendo en cuenta la importancia ya señalada de los centros de la administración como fuente de información sobre los candidatos. la jerarquía de ascensos de las carreras eclesiásticas y administrativas y por lo tanto la vinculación de cada reino con España. Esto sólo estaba al alcance de un grupo elitario. los nuevos virreinatos. Se puede enfocar el tema desde varios puntos de vista. instituyó la organización política del territorio y vinculó administrativamente los territorios entre sí: las gobernaciones dependían de los virreinatos. en las capitales de los virreinatos se encontraban las sedes de las instituciones políticas y eclesiásticas que resolvían la administración de los territorios dependientes. En el siglo XVIII los cambios de las circunscripciones de gobierno. Para resolverla hay que considerar un conjunto de va- XVII . Se advertirá también que delimitamos el objeto de análisis a aquellos clérigos que entablaron una relación con el sistema administrativo y obtuvieron o no una plaza eclesiástica de presentación real. en el vasto imperio se fueron estructurando espacios político-administrativos de los que se puede suponer que contribuyeron a conformar sociedades locales autónomas con sus propios límites geográficos. afrontar los gastos necesarios para gestionar en la corte personalmente o por medio de agentes los puestos en los obispados y cabildos eclesiásticos. demostrar ser benemérito lo que implicaba pertenecer a una familia que había servido al Rey en la conquista de los reinos de Indias o que hubiera hecho otros servicios señalados a la Monarquía. la Monarquía reglamentó a lo largo de los siglos las posibilidades comerciales de cada zona del imperio. las intendencias y corregimientos alteraron las relaciones políticas y económicas entre los territorios. contar con la posesión efectiva de ingresos al momento de la ordenación. Para obtenerla había que ser graduado en una universidad. Por una parte. Pero el estudio de la carrera eclesiástica en el marco de un reino de la Monarquía plantea el problema de la relación existente entre ésta y aquel. ¿De qué manera la estructura de la carrera eclesiástica en el reino de Chile contribuyó en la configuración de una sociedad que se manifestó como autónoma ante los acontecimientos de 1810? Estudiar una elite conlleva la dificultad de definir quienes la componían.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 selección y presentación vigentes para cualquier agente de la Monarquía.

Mémoire de synthèse en vue de l’obtention d’une Habilitation à Diriger des Recherches. La persona allí colocada expresaba el alto status de su familia que se reflejaba a su vez en las relaciones que ésta entablaba con las demás de las elites. El Colegio de México. “Miembros de los cabildos eclesiásticos y sus familias en Lima y la ciudad de México en el siglo XVIII”. Por esto el análisis de los conflictos institucionales o de los conflictos entre miembros de las elites por el control de las instituciones. 2003. en: Gonzalvo. Paul. difusión de ideas. Les économies d’Ancien Régime en Amérique espagnole: comerse. Familias novohispanas. De ahí que un signo fundamental de pertenencia a las elites sea la presencia de una familia en las instituciones eclesiásticas y de gobierno cuyo acceso la Monarquía controlaba. articulación de facciones y todo tipo de mediación política. en efecto. los estudios del período colonial se han centrado sobre todo en las instituciones civiles del gobierno. necesariamente amigo o enemigo. estrechamente unidos al comercio y a sus redes por las que circularon información y favores. Existen algunos trabajos sobre la iglesia secular. réseaux sociaux et dynamiques politiques. Pilar. Coincidimos con Paul Ganster9 en que la riqueza y las propiedades no son indicadores por sí solos de posición social. pero muchos más sobre las órdenes religiosas fundamentalmente porque ella mismas se encargaron Ganster. siglo XVI al XIX.149-162. inédito. México. ya que no todos los que la componían los poseían. de aquel al que pertenecía el observador. Agradezco al autor el haberme facilitado el texto. Zacarías. percibían a cada uno de los actores individuales no como un elemento aislado sino como componente y producto de un grupo familiar. En Chile. París. capítulo 4. constituye uno de los medios fundamentales que hemos utilizado para adentrarnos en las elites locales.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 riables correlacionadas. como en otros países que formaron parte del otrora imperio español. Moutoukias. Consideramos que estudiar una elite en la época colonial equivale a estudiar familias interrelacionadas entre sí y con la Monarquía. ya que incluyen a los nuevos ricos no aceptados socialmente y excluye a miembros empobrecidos de las elites. Lo mismo ocurre con los títulos de nobleza tomados como signo distintivo de las elites. Un elemento central que define a una elite colonial es el control que ejerce sobre los canales de comunicación del reino hacia la metrópoli. 10 Cfr. pp. 1991. Las familias. 9 XVIII .10 La capacidad de una familia de entablar este tipo de contacto con el sistema central de gobierno fue el vehículo por el cual se conectaron con los principales mediadores hacia el Rey.

Agravó el problema la perspectiva reduccionista vigente en los años ’70 que limitaba la pugna por el control de las instituciones coloniales a un enfrentamiento entre criollos y peninsulares.2% en 1786 y a fines del siglo XVIII eran mayoría. o para ensalzar sus contribuciones en el área de la educación o la cultura. Michoacán.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de la tarea al destinar a algunos de sus miembros para escribir la historia de la Orden y la biografía de sus figuras destacadas. pp. Los estudios sobre la Iglesia secular. Unido a este proceso. y que la clave de su historia reside. probablemente un 70%. XIX . Para sostener esta conclusión generalizada sólo Oscar Mazín11 ofrece cifras que le permiten sostener que si bien el cabildo eclesiástico de Valladolid de Michoacán siempre tuvo a peninsulares en su composición la relación entre criollos y peninsulares fue variando a lo largo del período colonial. Oscar. tienden a diluirse en otros temas como la evangelización de los indios o conflictos puntuales de la relación iglesia-autoridades civiles. Esta no fue en absoluto la realidad chilena. Más bien tendemos a ver la Iglesia como una institución alejada de la vida concreta de las personas. Mazín vincula este cambio con la visita a Nueva España que efectuara el ministro José de Gálvez y la política implementada desde entonces de reducir el arraigo local de las instituciones políticas y eclesiásticas. No menos peligrosa es la tendencia a proyectar sin comprobación previa a la totalidad del imperio conclusiones extraídas en una de sus partes. 1996. No hay duda que muchos investigadores miran el conjunto de América española con el trasfondo de la historia mexicana y dan por sentado que todos los cabildos eclesiásticos estaban compuestos por peninsulares y criollos. lo que llevaba a ocultar la riqueza de la vida interna de las sociedades locales. 369-377. 11 Mazín Gómez. El Cabildo Catedral de Valladolid de Michoacán. Los cabildos eclesiásticos de Santiago y Concepción siempre fueron mayoritariamente criollos y compuestos por nativos de los respectivos obispados. En síntesis. como en México. por su parte.4% de los prebendados. en las variaciones del porcentaje de la presencia de unos y otros. la historiografía sobre el papel de la iglesia en el proceso evangelizador se refiere fundamentalmente a las órdenes religiosas. por ejemplo. en el último tercio del siglo XVIII aumentaron las promociones de prebendados de otras catedrales a la de Valladolid de Michoacán. El Colegio de Michoacán. Entre 1730 y 1760 eran peninsulares el 24. Poco sabemos aún. el porcentaje aumentó al 47. sobre la administración eclesiástica y su relación con la vida cotidiana de la sociedad.

La corriente marxista consideró al grupo social como el verdadero actor de la vida social y por lo tanto como una categoría de explicación de la acción.1996. pp. red social y elites. de parentesco. Metodología de análisis: la base de datos Fichoz El núcleo de las nuevas tendencias en ciencias sociales que viene desarrollándose desde hace alrededor de quince años. no en el individuo relacionado con los demás. poder y red social. Propone un modo de análisis que aborde la sociedad en términos de relaciones sociales.13-50. el elemento central para el estudio de la sociedad.. José M. Servicio Editorial Universidad del País Vasco. se define como una vuelta al sujeto de la historia. José M. de paisanaje y de patronazgo y clientela. Esto requiere una metodología que posibilite recopilar los datos y a la vez reconstruir el sistema de gobierno. de amistad. Un análisis de la vertebración social en el Antiguo Régimen”. Las elites del País Vasco y Navarra en la Edad Moderna (estado de la cuestión y perspectivas). Apoyada en estos elementos la historia de las mentalidades estudió los Para ver el estado de la cuestión sobre este tema recomendamos el libro de Imízcoz Beunza. (dir. de familia. 12 XX .12 Nos encontramos frente a un redescubrimiento del hombre como actor en la sociedad. en: Imízcoz Beunza..). “Comunidad. ya sea éste el aparato de producción. La Escuela de los Anales francesa aunque no era marxista compartía con el marxismo muchos puntos de vista sobre este aspecto. Es por tanto necesario al inicio de esta exposición explicar la metodología que la sustenta. El problema reside en el hecho de que el grupo social como categoría tiene un valor relativo al referente empleado para establecerlo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Nos proponemos pues estudiar el clero secular chileno y su relación con la Monarquía reconstruyendo la carrera eclesiástica. Bilbao. un sistema de valores o un ordenamiento jurídico. La historiografía actual del Antiguo Régimen lo inserta en redes de vínculos personales perfectamente definidos dentro de la sociedad estamental. Elites. Esta nueva tendencia adquiere su verdadera dimensión al confrontarse a la metodología tradicional que ve en el “grupo social”. como si los grupos sociales definidos por la mirada del historiador fueran grupos reales de funcionamiento y de acción colectiva. Elegimos para poder llevarlo a cabo la base de datos Fichoz y las posibilidades de análisis que ésta ofrece. Enriqueció ese paradigma con criterios de entendimiento y de análisis basados en la larga duración y la preeminencia de lo económico por sobre lo político o cultural.

Los historiadores marxistas británicos. es decir. y en el conjunto formado por el grupo de acción al que pertenecen en cada momento. y no sobre la vinculación entre sus miembros. Bilbao. 20.13 Esto lleva a una historia social entendida como historia de las tensiones y los conflictos. Por el contrario. Thompson se liberaron del marxismo estructuralista y del determinismo unicausal. parentesco. Levi. Imízcoz. p. Nerea.. quien introdujo en la reflexión histórica sobre los grupos sociales elementos como las vivencias. con sus interacciones y funcionamientos específicos. los actores sociales y sus redes de relaciones. ya que excluía a los actores efectivos de la historia.). provocando un profundo cuestionamiento sobre el valor de las categorías con las que se trabajaba de una manera tan absoluta. 1990. un análisis desde las redes relacionales se detiene en los individuos. Se ha tendido a definir los “grupos sociales” sobre la base de las diferencias entre los mismos. La historia de un exorcista piamontés del siglo XVII.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 comportamientos individuales a través de las mentalidades colectivas. Redes familiares y patronazgo. José M. con sus actos y destinos particulares. También convergió hacia la situación actual la línea de investigación abierta por Maurice Agulhon. amistad o clientelismo y las definen como articulaciones fundamentales de las configuraciones formadas por los actores sociales y políticos del Antiguo Régimen. se produjo una apertura historiográfica en la que convergieron líneas históricas diversas. 15 Cfr. ha conducido a análisis que se centran en el estudio de las relaciones de familia. Erick Hobsbawm y E. 13 14 XXI . 2002. (dir. y sus estudios sobre las sociabilidades.. La microhistoria. los individuos y sus motivaciones en un ambiente y lugar determinado. social y político. Aproximación al entramado social del País Vasco y Navarra en el Antiguo Régimen (siglos XVXIX). Madrid.14 permitieron mostrar que el papel protagónico concedido a los grupos sociales no resistía el análisis de casos específicos. en particular los aportes de Giovanni Levi. El estudio de los lazos que relacionan a las personas entre sí en lo económico.15 En este contexto tiene lugar y sentido un estu- Ibidem. Servicio Editorial Universidad del País Vasco. 14. integrando en sus explicaciones modelos pluralistas y poniendo al hombre como agente del proceso de cambio. 214 pp. p. La herencia inmaterial. A partir de los años ochenta y noventa. Giovanni.

Para el historiador la reconstrucción del sistema de gobierno de la Monarquía española ha topado siempre con el problema de no poder acceder a toda la información. París. Su sistema administrativo se caracterizaba por el ascenso en una carrera que combinaba cargos administrativos en diferentes lugares del imperio. 239 pp. calificados como vínculos. Madrid. pouvoirs en Espagne. Editorial Guaderrama. "¿Vino joven en odres viejas? Prosopografía y relaciones sociales en la Monarquía hispánica". Robert. en: Descimon.. 16 XXII . Se puede definir una red como una estructura construida por la existencia de lazos o relaciones entre individuos. Miguel. Teoría de la estructura social. Estudios en memoria del Profesor Ángel Rodríguez Cancho. en: Revista Mexicana de Sociología. abril-junio. como lo hacía la prosopografía tradicional. Es precisamente el caso del personal administrativo y eclesiástico de la Monarquía española entre los siglos XVI a XIX. 2002. en: Rodríguez Cancho. Michel. ocultando por falta de referente exterior la frontera misma que lo definía como grupo. Editora Regional de Extremadura. Cáceres. Es un defecto del que procuramos huir. vol. Michel. México. Jean-Frédéric. y Bertrand. optándose por los datos obtenibles localmente y perdiendo la visión del conjunto. El estudio se torna todavía más complejo cuando los actores han interactuado en diferentes espacios geográficos. lo que equivalía a cerrarlo sobre sí mismo. por lo que las huellas dejadas de sus carreras vitales se encuentran dispersas por diferentes archivos. Institutions.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 dio prosopográfico16 que conjugue al individuo con el grupo.17 Si los consideramos. aunque esta definición no incluye los intercambios. pp. 17 Nadel. “Une approche “fine” de la prosopographie”. Schaub. El imperio español de otrora abarcaba lo que son hoy muchos países. p. en France et au Portugal. pero esta voluntad volvía Para una comparación entre la prosopografía clásica y la moderna recomendamos la lectura de Dedieu. También para una análisis actual de la cuestión de las redes sociales ver Bertrand.. 1999. 31-38.. una red sería también un sistema de intercambios por el que circulan bienes o servicios. 107-135. Jean P.. (coord). que circulan en su interior. 16e-19e siècle. Éditions de l’École des Hautes Études en Sciences Sociales. 1997. réseaux. Bernard. ya que esta forma de enfocar el estudio histórico requiere investigar e interrelacionar la mayor cantidad de datos posible de la vida de los actores para reconstruir la trayectoria personal y grupal del sujeto.. pp. (dir. El desafío técnico con el que se encuentra el historiador es enorme. Dedieu. Les figures de l’administrateur. Jean P. “De la familia a la sociabilidad”. Siegfried F. N° 2. 236-242. y Vincent. aunque sin delimitar de antemano el grupo a la población estudiada.). Historia y perspectivas de investigación. 61. 1966.

N° 24. para lo cual se recurre a la informática. y a su vez. pp. 187. El límite lo pone el mismo investigador al observar que no hay efectos apreciables de relación con respecto al individuo. Madrid. para explicar dichos acontecimientos. incorporando el conjunto de relaciones conocidas de estos actores. op. del análisis simultáneo de cómo se gestaron y desarrollaron. pp.. Es en realidad el corazón de un conjunto de archivos interrelacionados que convergen en él. Jean P. Estos tres archivos relacionados en un solo sistema de manejo de información. “Les grandes bases de dones: une nouvelle approche de l’histoire sociale. Las redes parciales que se deducen de estas interrelaciones obedecen a normas.19 Al trazar las carreras de los individuos. Fichoz tiene la ambición de registrar las carreras vitales de todas las personas que estuvieron en contacto con la Monarquía española en el siglo XVIII. Por último. Jean P. Ibidem.18 Esta ha sido concebida para el manejo de una cantidad ilimitada de información interrelacionada. en: Cuadernos de Historia Moderna. Le système Fichoz”. "¿Vino joven en odres viejas?.. por lo tanto. 2005. Ver Dedieu. que es el que interesa describir. “Un instrumento para la historia social: la base de datos Ozanam”.. En segundo lugar el fichero de carreras vitales y de relaciones interpersonales no familiares. y Bertrand. cit. História. sino también las de los individuos relacionados con él. tanto en España como en América. se pueden inferir cadenas de relaciones que unen los acontecimientos. las relaciones de discípulo-maestro. en: Revista de Facultade de Letras de Porto. p. en el que se recogen las interacciones de todo tipo entre los individuos como la amistad. Las redes globales y también las parciales que las componen. influyendo determinantemente en la elección de las carreras. Jean P. 99-114. 18 XXIII .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 más apremiante el problema planteado por la masa documental.. 2000. permiten realizar un estudio social que abarca todas las dimensiones de la vida de un individuo. Dedieu. enfrentamiento. colaboración. Para poder captar una red. hay que abarcar no sólo amplios conjuntos de las relaciones binomiales centradas sobre el sujeto estudiado. variables en cada época.”. el fichero de las instituciones. en cada sociedad y en cada grupo social. dar cuenta de un sistema global... “Un instrumento para la historia social.. Para resolverlo recurrimos a la base de datos Fichoz. 185205. Michel. Se trata de descubrir la lógica de esas cadenas.”. 19 Dedieu.. dado que los vínculos de familia y parentesco regían la vida colectiva y la acción social de los individuos. etc. El primero de ellos es el archivo de relaciones de parentesco.

obras suyas. Aparecen o desaparecen binomios. y de redes de relaciones interpersonales. para lo cual reconstruimos la etapa parroquial de las carreras de otros aproximadamente mil trescientos curas pertenecientes a los dos obispados chilenos. porque la relación con la Monarquía que trazó sus carreras eclesiásticas se inscribió en el marco de sus familias y lugares de origen. 201. No hemos considerado tampoco a aquellos que fueron obispos de las diócesis chilenas pero no eran nativos del reino. Es tarea esencial para entender la red. es decir con un sistema de gobierno en el que el Rey ocupaba un papel central aconsejado por un aparato administrativo montado para controlar uno de los imperios más vastos de la historia. p. Santiago y Concepción. XXIV . que él mismo ha edificado. o una relación positiva se vuelve negativa. nos permitieron plantearnos el estudio de la carrera eclesiástica de los estratos superiores del clero secular chileno en su relación con la Monarquía española. en concordancia con la nueva tendencia historiográfica de revalorizar el sujeto y sus redes de relaciones. tiene como eje organizador el actor: No se trata de un individuo abstracto. 20 Ibidem. Hemos situado por lo tanto las carreras de los prebendados y obispos chilenos en su relación imperial. considerando las carreras parroquiales en la relación de ascenso a los cabildos eclesiásticos. Para ello hemos reconstruido la carrera eclesiástica y las relaciones personales de alrededor de trescientos individuos de todo el imperio considerados por la Cámara de Indias en las vacancias de obispados y cabildos eclesiásticos chilenos. El sistema Fichoz.20 El planteo teórico del que hemos dado cuenta y la posibilidad de contar con la base de datos Fichoz.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 evolucionan y cambian de forma permanentemente. sino en los prebendados y en los obispos chilenos. individualizado y dotado de una capacidad de acción y de autoconstrucción. que difícilmente hubiéramos podido estudiar con la profundidad suficiente. tener en cuenta esta fluidez. lo que nos llevó a estudiar los párrocos y capellanes que fueron consultados por la Cámara de Indias. cúmulo de pertenencias a clases estadísticas. pero también local. Nuestro estudio por lo tanto no se centra en los curas párrocos chilenos en el período considerado. sino de un ente construido por la acumulación de “acontecimientos” diversos.

276 pp. cfr. la primera fundada en la constatación de que hacia 1630 la Monarquía acababa de determinar en Madrid los criterios de ascensos de las prebendas en las Indias. 23 Ramírez Rivera. En la misma perspectiva destaca el libro del A la misma conclusión arriba Oscar Mazín en relación a las provisiones de las vacancias del cabildo eclesiástico de Valladolid de Michoacán. 1995. Jaime. 21 XXV . con la Monarquía analizándolo a través de las carreras particulares.M. Un ilustrado chileno: el Doctor Fray Joseph Xavier de Guzmán y Lecaros (1759-1840).. 22 Eyzaguirre.. en el sentido que describen la sociedad chilena del siglo XVIII desde el punto de vista relacional. 436 pp. Santiago. 160. Oscar. económico. Hugo R. Santiago. nuestro estudio sobre la carrera eclesiástica del clero secular utiliza la prosopografía moderna inserta en la perspectiva historiográfica actual de las redes sociales.23 en el que se describen las redes de este clan familiar en lo político. pero domiciliario de los obispados chilenos. El conde de la Conquista. La finalización del estudio en 1810 estuvo determinada por el colapso del sistema que describimos a partir de la ruptura de la relación con la Monarquía. Dos obras de historiadores chilenos se nos adelantaron en este camino. p. No necesita mucha demostración afirmar que el clero secular chileno durante el dominio español era numéricamente escaso en relación al mexicano. lo que permite considerarlo en su conjunto. Por lo tanto. religioso y cultural. 1966. La Provincia Franciscana de Chile entre el ocaso del Antiguo Régimen y los inicios de la República. por ejemplo. que a partir de 1650 la Cámara de Indias relacionó la carrera de los prebendados de los cabildos eclesiásticos de Santiago y Concepción en una relación de ascenso mutuo. Editorial Andrés Bello.. que incluye el análisis de las cadenas de vínculos movilizadas por un individuo o su grupo parental en el desarrollo y prosecución de su carrera. también en base al análisis de las carreras de los prebendados. Talleres de J. Impresores. El inicio de este estudio en 1650 se debió a dos consideraciones. Nos referimos al estudio de Jaime Eyzaguirre22 sobre Mateo Toro y Zambrano y al libro sobre Fray José Javier de Guzmán y Lecaros del historiador Hugo Ramírez Rivera. Mazín.21 La segunda. Ibidem. Editorial Andrés Bello.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El período temporal que abarcamos en este estudio (16501810) apunta por su misma amplitud a dar cuenta del sistema global de la relación del clero nativo chileno y foráneo. lo que significó el inicio de un sistema eclesiástico chileno.

24 XXVI . López. Mestre Sanchis. 25 En esta línea situamos los trabajos de Cobos Ruíz de Arana. Jacques. 1976. Cádiz. 288 pp. 1979. en: Revista Studia Historica. Historia de la Iglesia en España. Cádiz. Antonio. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz. en: Cuadernos de Investigación Histórica. Contamos así con estudios de los párrocos. 1994. tomo IV. Arturo. Arturo.). Estado de la cuestión: la historiografía sobre el clero secular Son pocos los estudios específicos sobre el clero secular en sí mismo. En España. (dir. 111-129. University of Ottawa Press. Madrid. Esta proyección ha impedido muchas veces ver sus características propias y su específica composición. 1755-1796. muchas veces diluido dentro de estudios descriptivos de la Iglesia en general o de los dos cleros. La Iglesia secular de Madrid en el siglo XVIII. Salamanca. 1997. descontextualizándolos del pro- Barbier. Iglesia y sociedad en el Cádiz del siglo XVIII. 614 pp. Fundación Universitara Española. regular y secular. España. Morgado García. Arturo. 1986. refiriéndose a su composición. 238 pp. Gloria. Antonio.. Morgado García. Madrid. La escasez se acentúa con respecto al estudio del clero en el Antiguo Régimen. Universidad Complutense. Reform and politics in Bourbon Chile. “La Iglesia en la España de los siglos XVII y XVIII”. El clero en el siglo XVII. Ottawa. Morgado García.. Cádiz. Una de las características que comparte la bibliografía sobre el clero secular es la proyección de la realidad actual al análisis del clero en el Antiguo Régimen. 1989. nació una corriente de estudio del clero secular sumamente esquemática y simplificadora de su realidad propia25 que desconoció los vínculos entre los diferentes núcleos del clero al aislarlos unos de otros. “El alto clero gaditano durante el Antiguo Régimen (1600-1833)”. y como fruto de esta proyección. Ediciones Universidad de Salamanca.. en: Mestre Sanchis.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 canadiense Jacques Barbier24 sobre el trasfondo político y social de la aplicación de las reformas borbónicas en Chile. vol. José. Roberto. El estamento eclesiástico y la vida espiritual en la diócesis de Cádiz en el siglo XVII. Un estudio socioeconómico. 223-255. Córdoba. La Iglesia gaditana en el siglo XVIII. pp.. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz. pp. 1996. Estudio de una visita secreta a la ciudad de Córdoba. 1987. de los cabildos eclesiásticos y de los obispos en largos períodos temporales. Pablo. 11. Franco Rubio. 1980. “Aproximación al clero urbano ovetense (1751-1790)”. 287 pp. Antón Solé. sus miembros y la carrera eclesiástica. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz.

José V. origen y status de vida”. El Cabildo Catedral de León. 198687. 1983-1984. 71-138. Archivo Histórico Diocesano. Roma.. 2000. “Los obispos de Castilla la Nueva y Extremadura. Un esquema de estudio representativo de esta corriente contiene los siguientes aspectos: en primer lugar un estudio físico del territorio que abarca el medio geográfico y la organización territorial. 687 pp. Roma. N° 28 y 29. Cuenca. Instituto Español de Historia Eclesiástica. Coronas Vida. N° 34. Los obispos de Andalucía (16001840)”. Sociedad. “Perfil socioeconómico de una elite de poder (VI). El cabildo catedralicio cordobés desde la Revolución a la restauración (1788-1882). Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha. 77-100.. García Cuevas. León. 1600-1840”. 43-106. Universidad de Granada. en: Anthologica Annua. en: Anthologica Annua. “Perfil socio-económico de una elite de poder (III): Los obispos del Reino de Galicia (1600-1840)”. N° 30 y 31. dándose cuenta de su número y sociología. N° 15. 11-188. Los obispos de Pamplona (1556-1834)”. pp. 16001840”. Roma. pp. Dentro de ese medio geográfico se inserta a la circunscripción eclesiástica sea ésta parroquia y sus capillas.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ceso de cambio de la Iglesia y la sociedad. Maximiliano. pp. vicaría foránea u obispado. 1974. “Los miembros del Cabildo de la catedral de Jaén (1700-1737)”. en: Anthologica Annua. pp. Roma. N° 33. Instituto Español de Historia Eclesiástica. Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León. en: Chronica Nova. origen geográfico y nivel de estudios. en: Anthologica Annua. pp. Morgado García. pp.. en: Aranda Pérez. 1996. Instituto Español de Historia Eclesiástica. en: Anthologica Annua. 11-107. Instituto Español de Historia Eclesiástica. pp. “Vida de canónigo. Se considera a la Iglesia compuesta de “efectivos” que se agrupan en clero regular y clero secular. sociedad y economía. Granada. Roma. Luis J. Centro de Estudios e investigación "San Isidoro". 1985. Francisco J. Córdoba. Barrio Gozalo. Instituto Español de Historia Eclesiástica. Estudio histórico-jurídico: siglos XII-XIX. Percepción. la demografía. Arturo. “Perfil socio-económico de una elite de poder (IV). 1986. 1981-1982. en: Anthologica Annua. 209-291. “Perfil socio-económico de una elite de poder (II): Los obispos del Reino de León (1600-1840)”. Sobre el clero regular se incluye una historia de los conventos. “Perfil socioeconómico de una elite de poder: los obispos de Castilla la Vieja. 272 pp. N° 38.. N° 32. fundaciones y número de miembros. Instituto Español de Historia Eclesiástica. Tomás. Roma. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba. 1991. 26 XXVII . elites eclesiásticas en la España moderna. “Perfil socio-económico de una elite de poder (V). 1987.. 159-302. Departamento de Historia Moderna y de América.26 Cada colectivo se estudia en un capítulo aparte conformando el conjunto una imagen global de la Iglesia como institución. El clero secular se trata en capítulos separados ya que se considera que cada núcleo es un grupo social Villacorta Rodríguez.

302 pp.. 29 Harington.. relaciones con el cabildo eclesiástico. Rialp. Ana C. historia. 378 pp. Madrid.27 Después de la tesis de Paul Ganster sobre el cabildo eclesiástico de Lima en la segunda mitad del siglo XVIII. ingresos. 314 pp. Oscar. José Patricio Fernández de Uribe (1742-1796). relación con el Rey. Escamilla González. 2000. el regalismo. 28 Ganster. 332 pp. Con respecto al estudio de la Iglesia en la América española. tanto la historiografía española como la americana se han centrado más en temas como el patronato.1994. Madrid.. pinacoteca y música. Dissertatiom submites to the Faculty of the School of Arts and Sciences of the Catholic Universityof América.. 2 vols. Roberto. Oaxaca y el movimiento insurgente. Mapfre. Washington.. México. con su historia. Francisco I. 27 XXVIII . 113 pp.. Iglesia y Corona en la América española. 1982. Ibarra. Madrid. Elisa. Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción".. El Cabildo Eclesiástico de México ante el Estado Borbónico. visitas. Di Stéfano. cabildo eclesiástico. The secular clergy in the diocese of Mérida de Yuctán. Iglesia y Estado en la América española. Brading. BAC.. la evangelización de América. El Cabildo Catedral de Antequera. Sánchez Bella. Rafael E. 512 pp. 1991. Luque Alcaide. 244 pp. Mazín. México. Mapfre.29abarcando un territorio nacional o un entorno geográfico Borges. De la Hera. cartas pastorales. La Iglesia católica y América. wealth and activities. El regalismo borbónico: en su proyección indiana. lentamente comienza a escribirse la historia de los cabildos eclesiásticos28 o del clero parroquial. Pedro. (dir.Ibidem. 1985. 1992. vida cotidiana. composición.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 en sí mismo y diferente del otro: curas y beneficiados. Libro de acuerdos del cabildo de la catedral de Asunción (1744-1764) y correspondencia del mismo (16101784). sistema de nombramientos. Eunsa. origen geográfico. la asistencia benéfica y la cultura: biblioteca. Una Iglesia asediada: el obispado de Michoacán.). el obispo como padre y pastor. con alusiones a los clérigos particulares.1780–1850: their origins. 1992.. relación con el papado y con los otros obispos nacionales. 1992. los títulos justificativos de la conquista. 1974. arte. Los Ángeles. University of California. A social history of the secular clergy of Lima during the middle decades of the eighteenth century. oposiciones.. Pamplona. México. El Colegio de Michoacán. Historia de la Iglesia en Hispanoamérica y Filipinas. 1749–1810. Pero la mayor parte del estudio la llevan el obispado y sus obispos: origen.. y Saranyana. 371 pp. Ismael. Alberto. ingresos. 360 pp. Toda esta descripción termina con un análisis de la inserción de la Iglesia en la sociedad que abarca la enseñanza y educación. obispos y arzobispos. biografías de los miembros. Joseph-Ignasi. Velázquez. 200 pp. David.. Conaculta. careers. Paul. 1999. la Inquisición. sociología de los capitulares. defensa de la ortodoxia. Madrid. Raymond. Fondo de Cultura Económica. Asunción. 1963...

vol. 286 pp. Buenos Aires. formación intelectual Clero sculare e società coloniale. ascenso. y Marchena. 1962. Sacerdotes y feligreses en el México del siglo XVIII.. Taylor.. en: Boletín del Instituto de Historia Argentina y Americana “Dr. Instituto de Historia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Rubén. Colegio de Michoacán. Madrid. vol. Rubén.. 2 vols. capellanes. tercera serie. 38. Bolonia. Juan. La jerarquía de la Iglesia en Indias: el episcopado americano 1500–1850. Además ha habido una transposición de la categoría francesa de división del clero secular. pp. Escuela de Estudios Hispanoamericanos. en: Hispania Sacra. Cuenca Toribio. Emilio Ravignani”. Di Stéfano. 42. tesis inédita. 1966. vicarios. 1992.. 1780-1810. la Monarquía y las elites gobernantes en la conformación de los escalones de la carrera eclesiástica. Ministros de lo sagrado. Ediciones Pegaso. El Colegio de México. 462 pp.. Castañeda. escasez de párrocos: las contradicciones del reclutamiento del clero secular en el Río de la Plata (1770-1840)”. 314 pp. Sevilla. Roberto “Abundancia de clérigos. 106-143. Lima. números 16 y 17. Tres figuras señeras del episcopado americano.. 229 pp. 616 pp. El bajo clero estaría formado por una especie de proletariado eclesiástico que incluiría a la masa de curas párrocos. La diocesi di Buenos Aires nel tramonto del mondo coloniale.. en: Anuario de Estudios Americanos. XXIX . 215-249. José M. Madrid. Universidad de Bolonia. 1976. enfrentados entre sí. Vargas Ugarte. Carecemos sin embargo de estudios que se detengan en la composición del clero y su comportamiento propio. William. aunque han despertado cierto interés en relación a la postura adoptada frente a la independencia31 y en algunos países se han escrito episcopologios de carácter biográfico. Carlos Milla Batres. Zamora. 1986. Librería e Imprenta Gil. El episcopado en los tiempos de la emancipación Sudamericana. "Iglesia y estado a fines del Antiguo Régimen: la elección del episcopado hispano-americano (1789-1824)". obispos y arzobispos. Mientras que el alto clero estaría compuesto por los miembros del cabildo eclesiástico. Paulino. “Los sacerdotes y las prelaturas indianas durante el período hispano”. Los obispos americanos han sido escasamente estudiados como grupo. Madrid. 1990. 2° semestre de 1997 y 1er semestre de 1998. pp. en una visión de conjunto que abarque las interrelaciones con la sociedad. Jorge. alto y bajo clero. Comadrán Ruíz. clérigos minoristas. 31 Vargas Ugarte.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 determinado. José M. Lima. La diferencia entre alto y bajo clero estaría determinada por su función. Secretaría de Gobernación.. Mapfre. Consejo Superior de Investigaciones Científicas.1999.30 poco sabemos de sus carreras preepiscopales. 1997. encargados de beneficios simples. Sociología del episcopado español e hispanoamericano (1789-1985). 30 Cuenca Toribio.

95.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 y recursos económicos. En 1892 volvió a publicarse hasta 1895. ya en el siglo XVII Fray Gaspar Villarroel.32 Se da por sentado que las rentas de los prebendados. Un párroco de una parroquia con mucha feligresía percibía más ingresos que un racionero. la división entre alto y bajo clero lo que realmente ignora es la verdadera composición del clero secular en el Antiguo Régimen impidiendo ver la heterogeneidad social que lo caracterizó. Tampoco refleja la diferencia entre las diócesis. Se traslada de esta forma un concepto clasista de la sociedad al clero. Esta visión. mientras los clérigos del Perú valoraban más una doctrina en su tierra que una prebenda en las iglesias de Chile. Pablo. tergiversa y simplifica la realidad en varios sentidos. (en adelante AASCH). un canónigo chileno ganaba menos que un cura doctrinero en Perú. obispo de Santiago de Chile. En el ámbito eclesiástico a partir de 1843 el arzobispado de Santiago comenzó a publicar La Revista Católica34 dedicada especialmente a la historia de la Iglesia chilena y del clero. Archivo del Arzobispado de Santiago de Chile. Secretaría del Obispado. 32 33 XXX . En realidad. p. elementos fundamentales en una promoción eclesiástica y en el desarrollo de una carrera. 22. año en que desapareció. de la Monarquía y del resto de la sociedad y de sus redes de relaciones que la conformaban. en el que se supone que a más jerarquía más ingresos. ff. escribía al Rey33 en 1653 solicitando que presentase para los cabildos locales a nativos chilenos o a españoles. eran más altas que las de un párroco. 34 Sobre la historia de La Revista Católica ver el número conmemorativo de sus 150 años de 1993. reapareciendo definitivamente en 1901. Un capellán podía pertenecer a las elites y nunca ser consultado por la Cámara de Indias para un obispado ni presentarse a oposiciones parroquiales o del cabildo eclesiástico. 325-326. Su primera etapa culminó en 1874 cuando fue reemplazada por la revista El Estandarte católico. las posibilidades de acceso a cada una y la elección de ellas en función de una carrera eclesiástica. porque éstos últimos ignoraban la pobreza del lugar al que llegaban. Su reper- Antón Solé. y en especial a los prebendados y obispos. Es decir. Esta visión desconoce además las diferentes modalidades de ser un clérigo presbítero secular. Pero además al centrarse en criterios económicos desvincula al clero secular. sin embargo. Ibidem. Por su parte la historiografía chilena de mediados del siglo XIX y principios del siglo XX ha mostrado mucho interés por el estudio de la Iglesia. Una buena capellanía podía rentar más que un obispado pobre. leg. por ejemplo.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 torio incluye temas históricos. entre ellos Crescente Errázuriz.37 Carlos Sil- 35 Cfr.. En un viaje a España recopiló e hizo copiar documentación eclesiástica chilena de los archivos de Indias y Simancas con el fin de que su sobrino Crescente Errázuriz escribiera una historia de la Iglesia chilena. Imprenta El Correo de Valparaíso. en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. “Iglesia y Estado en Chile. política y literaria de Chile. 107-165. José Ignacio. 1750-1850”. número de parroquias y curas a cargo. En efecto. XXXI . París. Garnier Hnos. un estudio exhaustivo en Walter Hanisch. 36 El tema ha dado mucho que hablar en la historiografía chilena. Francisco B. y desde 1861 con El Boletín eclesiástico. En el segundo se publicaban todos los decretos arzobispales relativos al clero y gobierno de la Iglesia. SJ. La provincia eclesiástica chilena: erección de sus obispados y división en parroquias. Impresos Universitaria. sacerdotes o laicos.. fundaciones. 562 pp. 1873. En la misma línea historiográfica ver Eyzaguirre. 3 vols.. ambas publicaciones continúan hasta la actualidad. Valparaíso. Santiago. El primero formado por historiadores profesionales36 nucleados en torno a Diego Barros Arana y Miguel Luis Amunátegui. Vergara Quiroz. El segundo grupo formado por historiadores católicos con menos profesionalismo. sostenía el postulado del conservadurismo eclesiástico frente al estado progresista del siglo XIX. Fue durante su gobierno que el arzobispado de Santiago comenzó con la publicación del Catálogo de eclesiásticos de ambos cleros. en: Historia. El primero recogía el estado del clero regular y secular en cuanto a número de conventos. N° 20. Santiago. 1873.. Esta preocupación tuvo un carácter combativo ante la instalación de corrientes laicas y anticlericales en la política local. aunque no con la periodicidad inicial. Gandarillas. 322-323.. también del mismo autor Historia eclesiástica. 684 pp.1850. El catolicismo en presencia de sus disidentes. el tema de la historia de la Iglesia en Chile a fines del siglo XIX y principios del XX se enfocó desde dos grupos historiográficos35. miembros.. teológicos y relativos a la evangelización. Friburgo de Brisgovia. 1895. Se le debe al arzobispo Valdivieso la preocupación inicial por recuperar las huellas del pasado que se instaló en Chile en el siglo XIX. Se considera al arzobispo de Santiago Valentín Valdivieso (1847-1878) como el gran impulsor de la historiografía eclesiástica en Chile. 2 vols. Imprenta del Correo. 1994. Santiago. Los orígenes de la Iglesia chilena 15401603. 37 Errázuriz Valdivieso. “Aspectos religiosos de la historiografía chilena”. a partir de 1850. N° 104. 1985. Instituto de Historia Pontificia Universidad Católica de Chile. pp. Sergio. pp. Publicación de la sociedad Bibliográfica de Santiago. Crescente.

. 1915.44 ambas obras formadas por una serie de biografías. José T. Santiago. 1890. 1004 pp. tomo 1... Santiago. 1552-1818. 2 vols. 1957. Diccionario biográfico del clero secular de Chile.. “La historiografía eclesiástica chilena como instrumento político. Alfabeta Impresores. Apuntes para la crónica del siglo XVIII. 43 Prieto del Río. Silva Cotapos. por decreto de 1885. copia hoy conservada en el archivo del arzobispado. Secretaría del obispado. 1848-1918”. 548 pp.39 Por tanto al acercarse a la historiografía chilena de esta época hay que tomar muy en cuenta la postura política del autor. Fondo Histórico y bibliográfico José Toribio Medina.. Historia de la Instrucción Pública en Chile desde sus orígenes hasta la fundación de la Universidad de San Felipe.. Santiago. Imprenta y Litografía Universo. 39 Ver Barrios Valdés. leg. Luis F. Historia eclesiástica de Chile. Carlos. Imprenta San José. Imprenta Ercilla. 500 pp. de Reinaldo Muñoz Olave. Rasgos biográficos de eclesiásticos de Concepción. 1983. 1535-1918. Imprenta Elzeviriana. 41 Feliú Cruz. Imprenta Chile. 38 XXXII .. pp. 43. Diccionario biográfico colonial de Chile. Imprenta Elzeviriana. Imprenta San José. escrito por Luis Prieto del Río. Santiago. Historia de la Real Universidad de San Felipe. 1905. Imprenta Ercilla. 2 vols. Obispo de Santiago de Chile (1752-1832). se oponía a la Iglesia restringiéndola en sus derechos e interviniendo en ella.38 José Hipólito Salas. 1916. Santiago. Más científico es sin duda el legado historiográfico total de José Toribio Medina40 y las abundantes fuentes de primera mano que allí encontramos.. 44 Muñoz Olave.41 Al encargo del gobierno chileno hecho a Medina de copiar documentación del Archivo de Indias en Sevilla. 1889. Imprenta San José. Santiago.. 387 pp. Historiografía colonial de Chile. 1899.. 40 Medina. para quienes el Estado.. 431 pp. El camino de nuestro estudio fue preparado asimismo por el Diccionario del clero chileno. Santiago. Reinaldo. 1922. Guillermo. Santiago.. Santiago. 1925. 11-26. Marciano. N° 1.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 va Cotapos.42 de copiar la documentación eclesiástica chilena de ese repositorio. 2 vols. 1906. Santiago. 42 AASCH. se sumó el del vicario capitular del arzobispado Joaquín Larraín Gandarillas. Constituye un aporte fundamental a nuestra temática.43 y por los Rasgos biográficos de eclesiásticos de Concepción. Historia del tribunal del Santo Oficio de la Inquisición en Chile. como institución anticatólica y atea. Don José Santiago Rodríguez Zorrilla. Biblioteca Hispano-Chilena (1523-1817). 4 tomos. Imprenta Elzeviriana. 519 pp. Cosas de la colonia. 1796-1886. Santiago. Santiago. 1928. pero además expresan una época de recuperación del pasado del país y de las fuentes para el conocimiento de su historia. en: Anuario de Historia de la Iglesia. 736 pp.

Hacia 1980 un grupo de historiadores laicos y de las órdenes religiosas fundaron la Sociedad de Historia de la Iglesia. 4 tomos. Pontificia Universidad Católica de Chile. en forma aislada y esporádica en comparación con el estudio sistemático de las décadas anteriores. Historiografía eclesiástica chilena. El Boletín de la Academia Chilena de la Historia y la Revista Chilena de Historia y Geografía.47 que ha nutrido en parte el trazado de las carreras de los obispos chilenos en nuestro propio estudio. vol. 1992. Comenzó sin embargo aproximadamente en la década de 1930 un desinterés por los temas eclesiásticos y clericales. Marciano. Santiago. XL (1989) cuaderno 2. fundadas en 1960 y 1961 respectivamente. Anales de la Facultad de Teología. Santiago. Las revistas Teología y vida e Historia.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Raimundo Arancibia45 completó el estudio de Prieto del Río a partir del período en que éste terminaba. nos introdujimos en el tema de los cabildos eclesiásticos. después de la cual simplemente la historiografía privilegió otra temática. Alfabeta Impresores. de las facultades de Teología e Historia de la Pontificia Universidad Católica. en realidad. P. Raimundo. 1990. Javier González Echenique. Los obispos de Chile 1561–1978.. 1918-1988. 1918-1968. P. Episcopologio chileno 1561-1815. Pensamiento teológico en Chile. entre ellos Fidel Araneda. Gabriel Guarda y Monseñor Carlos Oviedo Cavada. participaron de este proceso ya que en ellas publicaban los autores citados. Diccionario biográfico del clero secular chileno. privilegiando en el mismo la publicación de fuentes además de los estudios sobre temas eclesiásticos. que a partir de 1983 empezó a publicar el Anuario de Historia de la Iglesia. (dir. 271 pp. Santiago.46 Particularmente éste último realizó un trabajo de investigación sobre los obispos chilenos con fuentes vaticanas e impulsó un trabajo de investigación conjunta con otros historiadores que dio como fruto el Episcopologio chileno. 262 pp. Ediciones de la Universidad Católica de Chile. Hemos consultado mucha bibliografía francesa con la que.. 45 XXXIII . Barrios Valdés. Walter Hanisch. Carlos. es decir entre 1918 y 1968. Editorial Salesiana. contribución a su estudio. 1979. Posiblemente influyó en esto la separación de la Iglesia y el Estado en Chile de 1925. Renació la historia de la Iglesia durante la década de 1960 en torno a un grupo de historiadores que paulatinamente fueron colocándola nuevamente en la palestra. 47 Oviedo Cavada.. muestran este proceso.). 1969. 110 pp. Con anterioridad había publicado sobre el tema la obra Carlos Oviedo Cavada. Santiago. Editorial Neupert. 46 Cfr. a Arancibia Salcedo. aunque siguió investigándose sobre temas eclesiásticos. donde están recopiladas las publicaciones de estos autores.

En los últimos años se ha renovado este interés fundamentalmente a partir de la tesis doctoral del mismo Philippe Loupès48 sobre los cabildos de Guyena desde fines del siglo XVI a fines del XVIII. Clermont Ferrand. sobre todo en la perspectiva del origen social de los prebendados y de la causa de la elección de ese tipo de vida.49 El aporte fundamental de la historiografía francesa al estudio de los cabildos eclesiásticos ha sido remarcar su dualidad religiosa y administrativa ya que siendo su origen religioso. En esta última perspectiva cobran importancia las historias de vida de los prebendados. Recientes estudios muestran que este interés no ha decaído. sobre todo a nivel regional. Èditions de l'Ècole des Hautes Ètudes et Sciences Sociales. Bernard (ed. Vocations d'Ancien Régime. El enfoque del tema no se sitúa por lo tanto en un ámbito historiográfico que podría denominarse “historia de la Iglesia” como si fuera una historia aparte del resto de la historiografía francesa. los cabildos llegaron a cumplir funciones de gobierno a nivel diocesano. la alabanza a Dios por medio del rezo del oficio en las sedes episcopales.. Y no es raro que lo sea ya que Philippe Loupès estima que la Francia del Antiguo Régimen contaba con alrededor de setecientos cabildos y entre quince y dieciocho mil canónigos. sus estudios universitarios.. Philippe. Desde mediados del siglo XIX los historiadores franceses se han interesado en los cabildos catedrales. Chapitres & chanoines de Guyenne aux XVIIe et XVIIIe siècles.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 la que consideramos en su conjunto como puntera en el estudio de la Iglesia en la sociedad y del clero. 590 pp. 1997. En esta perspectiva situamos nuestro propio estudio sobre el clero secular chileno. sus orígenes urbanos o rurales. Un punto de análisis en el que los historiadores se han detenido particularmente es la permanencia de las prebendas entre los miembros de una misma familia por varias generaciones. anclado en la realidad bi-jurisdiccional de la Monarquía española durante el Antiguo Régimen. Esta constatación abrió paso al estudio de las redes de familia a nivel local y a la inserción de las elites en la Iglesia diocesana. Revue d'Auvergne. 49 Dompnier. 257 pp. y a la que adherimos en sus principales enfoques. sus linajes y dinastías dentro de la corporación. a través de las renuncias in favorem. 48 XXXIV .). Loupès. su permanencia dentro del cabildo y sus ascensos en la administración diocesana. 1985. París. sus formas de ingreso en la vida religiosa. Les gens d'Eglise en Auvergne aux XVIIe et XVIIIe siècles.

Trujillo).De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Fuentes necesarias y fuentes disponibles Al definir nuestro tema como la relación del clero secular chileno con la Monarquía. Quito. no siempre tan evidente de interpretar a primera vista. obispos y arzobispos. nuestra investigación en Sevilla no se limitó a las series que hacían explícita referencia a Chile. En efecto. Cada instancia relacionada con la selección del personal eclesiástico dejaba en él su veredicto. queda claro que el Archivo de Indias ha sido el que nos ha aportado las principales fuentes de nuestra investigación. Charcas. obispado u arzobispado. virreyes. Hacia la Cámara convergían las relaciones de méritos de los candidatos a vacancias. Llama poderosamente la atención que haya sido tan poco usado en los estudios sobre el clero secular. con el fin de conseguir una prebenda. Cuzco y Panamá. y por lo tanto también clave en esta tesis. Particularmente la documentación específica de la Cámara de Indias ha sido clave para establecer y describir esa relación. Estas se encuen- XXXV . En esta perspectiva encontramos datos fundamentales sobre todo en los legajos de la Audiencia de Lima (Arequipa. La magnitud y riqueza de esta información nos llevó además a decidirnos por estudiar la relación eclesiástica entre Chile y Perú desde el archivo de Indias sin consultar los archivos peruanos. Decíamos más arriba que nos interesa en esta tesis describir el sistema. cincuenta y ocho consultas de las prebendas del cabildo eclesiástico de Concepción y quince consultas del obispado de Santiago y otras diecisiete del obispado de Concepción. pero profundamente complejo de considerar. pero también en los de Santa Fe. Con esta documentación se elaboraban las consultas de la Cámara de Indias al Rey. en función de esto realizamos la investigación buscando de qué manera el clero secular chileno estaba insertado en el sistema de ascensos y consultas y cómo lograron insertarse. sino que revisamos la documentación de otras audiencias de la América del sur. También revisamos sistemáticamente las cartas de los gobernadores de Chile y virreyes de Lima buscando las recomendaciones de los clérigos del reino de Chile. las cartas de recomendación enviadas desde el reino por los gobernadores. Asimismo hemos considerado las provisiones de las vacancias sin consultas a la Cámara de Indias. documento éste clave en la selección del personal administrativo y eclesiástico. Nuestro análisis se basa en la consideración de ciento sesenta y cinco consultas de vacancias de las prebendas del cabildo eclesiástico de Santiago. datos que se encuentran dispersos en consultas de obispados y vacancias de prebendas de otros reinos de la Monarquía. las pretensiones personales o a través de agentes de negocios o familiares y amigos.

Aprovechamos especialmente las genealogías de los clérigos mencionados en los expedientes de limpieza de sangre. La primera porque se perdió con el terremoto y maremoto de 1751. Esta realidad limita. La segunda. por dos razones. que en caso de existir documentación del período anterior podría estar dispersa entre el Seminario de la diócesis y algunas oficinas del obispado. el estudio del clero por la desaparición de información irremplazable. Una situación semejante detectamos en relación al archivo de la catedral de Concepción. El trabajo de búsqueda de fuentes que nos fue permitido realizar nos permitió llegar a la siguiente conclusión: probablemente no existe documentación original emanada de la administración diocesana de los siglos XVII y XVIII.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 tran en los legajos relativos a la correspondencia entablada con el Consejo de Indias o en la correspondencia con la secretaría de gracia y justicia. Ésta se limitó a solicitudes para ser comisarios o calificadores del Santo Oficio en los respectivos obispados. por tanto. En Madrid también buscamos en los archivos de la Inquisición la relación del clero secular chileno con este tribunal. y el momento a partir del cual es posible vislumbrar que las elites chilenas se conectaron directamente con la Monarquía autónomamente del contacto vía Lima. propia y específica. el viaje de investigación que realizamos al archivo eclesiástico del arzobispado de Concepción resultó infructuoso en la búsqueda de fuentes para el período de nuestro estudio. Aparentemente en algún momento de la historia se unificaron el archivo de la catedral y el del obispado. debe hacerse desde los archivos de la Capitanía General de Chile y Real Audiencia de Chile. Más aún. Las informaciones confusas que hay al respecto permiten creer. y desde el Archivo General de Indias. corriendo así el primero el destino del segundo. Con respecto a las fuentes chilenas consultadas. que arrasó con la ciudad de Penco. XXXVI . sin embargo. sede del obispado. porque un incendio acaecido en 1949 destruyó gran parte del archivo. Este archivo en la práctica sólo guarda documentos a partir de la erección del arzobispado en 1840. En la actualidad el archivo se encuentra en una etapa (comenzada en marzo de 2003) de recuperación de los documentos e inicios de clasificación. nunca se catalogó la documentación. El estudio del clero secular de Concepción con fuentes originales. ignorándose las pérdidas exactas por la falta de catalogación de la documentación al momento de registrarse el siniestro. sin embargo. Esta cartas nos permitieron establecer el origen y el final de la conexión limeña en la estructuración de una carrera eclesiástica a través del rol de la recomendación del virrey o del gobernador.

Concepción. El estado de la documentación referente al clero secular del obispado de Santiago de Chile es muy diferente. Reinaldo. y que hoy día. Imprenta San José. patrimonios. Yerbas Buenas. Linares i San Javier. El Seminario de Concepción durante la colonia y la revolución de la independencia. Los legajos de reales cédulas aportaron elementos para evaluar las relaciones del clero con la Monarquía. Instituto de Historia Pontificia Universidad Católica de Chile. 422 pp. Fundación Alemana para el Desarrollo. 342 pp.. oposiciones parroquiales. importantes al considerar en relación al desarrollo de una carrera. Rasgos biográficos. se ha transformado en fuente para el estudio de la iglesia de Concepción. cuenta con documentación original bien conservada. Historia de la diócesis de Concepción. 186pp. 1911. Contamos sin embargo con los rigurosos estudios de Reinaldo Muñoz Olave.. Santiago. Soulodre & Cía. pájinas de su historia. El archivo del obispado. Imprenta J. de congruas. También se conserva la documentación entregada por los opositores para concursos a los curatos del reino. reorganizado también a partir de la erección de la diócesis como arzobispado.. los cabildos eclesiásticos y sus miembros. 1910.... Encuadernación O’Higgins. sobre todo cartas de los obispos al Rey donde figuran las recomendaciones del clero y copias de relaciones de méritos.. con valiosos datos biográficos de los concursantes. pero si alargaba considerablemente la investigación. 220 pp.. catalogada y posible de consultar.1915. op. El libro de órdenes nos aportó los datos exactos sobre la fecha de ordenación y título. Santiago. V. La Iglesia catedral de Concepción de Chile. Para un camino de ascensos eclesiásticos la capellanía no actúa como motor. Las cartas entre el cabildo eclesiástico y el obispo también han aportado elementos para entender Muñoz Olave. Para el período que abarca nuestro estudio se encuentran a la vez documentación original y copias del Archivo General de Indias. Datos para su historia.50 que consultó documentación original conservada en el archivo del arzobispado anterior al incendio de 1949. ya que éstas manifiestan la autoridad real en su relación con el obispo. etc. El fondo de capellanías es uno de los más completos y mejor conservado del archivo. por la situación relatada. cit.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 emanada de la administración diocesana: expedientes de órdenes. Interesan al tema del desarrollo del clero secular las capellanías eclesiásticas fundadas con el fin de otorgar una congrua de sustentación a miembros de las propias familias. 50 XXXVII . Concepción. 1973. Por eso no realizamos ningún estudio exhaustivo de las capellanías que poseían los canónigos porque no agregaba un elemento decisivo a la explicación de una carrera. Libro de órdenes.

cit. Biblioteca Hispano-Chilena. 51 52 XXXVIII . caminos propios de comercializar los contactos políti- Medina. José T. el gobierno o educativas. 1908. Ed. han aportado los datos relativos a la toma de posesión. extrayendo de éstos datos familiares y relativos a la muerte.. Amunátegui Solar. en el siglo XVIII la encomienda y el status social se desligaron. Santiago. almacenada en la base de datos Fichoz.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 la relación entre estas dos instituciones eclesiásticas. Hemos consultado asimismo relaciones de méritos y algunos pleitos en los legajos de la Audiencia sobre los que hacemos referencia en nuestro análisis. También la Sala Medina de la Biblioteca Nacional nos aportó sobre todo relaciones de méritos que complementaron las publicadas en la Biblioteca Hispano-Chilena. Las reuniones y la correspondencia capitulares han sido útiles al tema en la medida en que incluían elementos relativos a las relaciones con otras instituciones de la Iglesia. Cfr. pero si ha sido utilizada para reconstruir las carreras del clero secular chileno y de todos los consultados por la Cámara de Indias y pretendientes a vacancias eclesiásticas chilenas. que nos ha permitido determinar carreras tipos que son las que analizamos en este estudio. según el cual el investigador pide lo que sabe que necesita y se le entrega pero sin tener la visión de conjunto de lo que efectivamente hay en el archivo. En los fondos de la capitanía general nos detuvimos en las cartas entre los obispos y los gobernadores en que los primeros informaban a los segundos sobre los opositores y las ternas de los concursos parroquiales. Las actas del cabildo eclesiástico guardadas en el Archivo de la Catedral de Santiago. op. Lo mismo ocurre con la correspondencia entre el gobernador y el obispo.52 Para ser rico había que tener tierra.. Cervantes. 2 vols. En el Archivo Nacional Histórico hemos consultado en el fondo de los escribanos de Santiago los testamentos de los canónigos. Sin embargo la investigación en este archivo fue limitada por la imposibilidad de investigar propiamente. Las elites chilenas y la Monarquía española Si en el siglo XVI en Chile pertenecer a las elites y poseer encomiendas eran sinónimos. Las encomiendas de indígenas en Chile.. dado el sistema de atención instaurado sin índices ni catálogos.. ascensos y muerte de los prebendados. Domingo.51 No toda la documentación consultada está citada en la tesis.. mano de obra.

University of Wisconsin. dependía para su sostén del real situado enviado desde la administración limeña en el siglo XVII. “Perú y Chile. 1971. Instituto de Historia Pontificia Universidad Católica de Chile. En ese escenario el indio se convirtió en un campesino mestizo. urbanas y suburbanas) impulsó el monopolio de la mano de obra. 124-129. Participaban en el cabildo secular por elección o por compra de oficios. sus hijos eran los canónigos del cabildo eclesiástico y los prelados de las religiones femeninas y masculinas. Fernando. No estaba ausente tampoco un aspecto financiero. Esta aristocracia terrateniente era a la vez un patriciado urbano desde que la conquista se consolidó y pacificó. del cual también se pagaban además los sínodos de los curas de ese obispado.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 cos. En efecto Concepción Cfr. La relación con el clero se estrechaba por los préstamos a censo. no tan ligado a la producción sino a los préstamos y censos que gravaban las propiedades raíces. 1968. Desde 1687 el situado para Concepción se remitía a Chile desde las cajas de Potosí. En suma. Center for Latin American Studies. 1970. Vivían en casas principales en las ciudades en las que vendían los productos de sus chacras. Universidad de Chile sede Valparaíso. Góngora. Santiago. se tradujo en la participación de los estancieros en las exportaciones al Perú de ganado o negocios de importaciones de mercancías. Mario.55 es decir de fondos remitidos a las reales cajas chilenas para pagar el ejército permanente que la Monarquía sostenía en la frontera indígena de Concepción. 55 Silva Vargas. Pero Chile no era autónomo económicamente. con un ascendiente que provenía de la concurrencia de los múltiples factores que hemos descrito. en: Historia. Según Mario Góngora54 el sentido mercantil de la aristocracia chilena. N° 7. Estratificación social urbana en Chile (siglos XVI. Milwaukee. XVII y primera mitad del XVIII. medianamente abierta. Valparaíso. 53 XXXIX . El monopolio de la tierra por parte de la elite (tierras rurales. más centradas en la ganadería de exportación a Potosí y Perú que en la agricultura. concluye Góngora. Mario. formándose latifundios que conformaban unidades económicas estables. mandaban las milicias urbanas y rurales.. 158 y sig. como él la denomina. Notas sobre sus vinculaciones administrativas y fiscales (1785-1800)”. 1580-1660. pp.53 La tierra se concentró en pocas manos. A fines del siglo XVII este proceso estaba casi acabado. pp. Encomenderos y estancieros: estudios acerca de la constitución social aristocrática de Chile después de la conquista. 54 Góngora. la aristocracia chilena era a la vez terrateniente y ciudadana. 31 hojas. Los situados para Valdivia y Chiloé se siguieron pagando de las cajas reales de Lima durante el siglo XVIII.

26-31. pp. Demetrio. Aunque en términos generales Chile dependía del comercio del ganado y la agricultura de subsistencia. para algunos latifundistas el nuevo mercado peruano abrió nuevas posibilidades. Aumentaron las instituciones de capellanías y se engrosaron sus principales. Sergio. ingresaron artículos de lujo. Comayagua. Nicaragua. aumentó el contrabando de cuyos artículos se nutrían los comerciantes chilenos. crecieron los préstamos a censo. La población aumentó. 58 Villalobos. comprando el oro sin amonedar a bajo precio. Universitaria. Córdoba del Tucumán. Santiago. La ciudad de Santiago en 1764 tenía 20. Instituto Fernández Oviedo. La expansión económica tuvo también considerables consecuencias en lo religioso. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Ramos.000 pesos anuales hacia 1750. Entre las elites chilenas. 143 y ss. 56 XL . esclavos y otros productos tales como la yerba mate o azúcar. Ed. Por las nuevas rutas comerciales del Cabo de Hornos y del Río de la Plata. abiertas por la suspensión del sistema de Flotas y Galeones. Hubo En el siglo XVIII eran de caja aún los obispados de Cartagena de Indias. pp. 1974.57 En el mismo escenario geográfico que la producción agrícola. La prosperidad trajo también un aumento de la población. Santa Marta y Santa Cruz de la Sierra. Madrid.58 Junto al comercio legal. navieros del Callao y hacendados limeños entre la crisis agrícola del siglo XVII y la comercial de la primera mitad del siglo XVIII. se desarrollaron las exportaciones de trigo. 57 Cfr. La prosperidad aumentó el consumo. Trigo chileno. Historia de Chile. Paraguay. creció la explotación de oro. Esta última de ser casi inexistente pasó a rendir 350. por crecimiento vegetativo y por inmigración. Buenos Aires. Cabe destacar que la provincia de Concepción quedó al margen de este proceso por la lejanía de los centros de desarrollo. El terremoto que asoló el Perú en 1687 y la destrucción de las cosechas de trigo que le siguieron abrieron la posibilidad de colocar en ese mercado trigo proveniente del norte chico y del valle central chileno. Los comerciantes pronto fueron los intermediarios de la venta de oro entre Chile y Perú. la minería resurgió y se abrieron nuevas rutas de comercio a través del Río de la Plata y el Cabo de Hornos. El panorama general que acabamos de resumir cambió radicalmente en el siglo XVIII. Popayán.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 era uno de los obispados “de caja”.000 residentes. 1967.. Concepción de Chile. la santiaguina en el siglo XVIII fue la mayor beneficiaria de los cambios del reino. y en una escala desconocida.56 es decir que dependían de las cajas reales para su sostén por los exiguos que eran los diezmos.

Las reformas borbónicas de fines del siglo XVIII acentuaron la autonomía de las elites chilenas. La creación del Tribunal de Minería y del Consulado complementaron este proceso que permitió a las elites desarrollar políticas y propuestas que favorecieran sus intereses. “Los hacendados chilenos y las fundaciones del siglo XVIII”. En 1736 se había creado ya una Diputación de Comercio. La acción política de las elites y el control efectivo del reino Lorenzo Schiafino. Si bien los motivos fueron imperiales. subsidiada por el cabildo secular. Las nuevas oportunidades económicas implicaron el ascenso social de la mayoría de las familias de las elites chilenas. lo que favoreció la separación administrativa del Perú. El desarrollo económico y el crecimiento demográfico consolidaron también a la Iglesia. Simultáneamente. en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. En el reino de Chile las reformas se tradujeron en un reforzamiento de las instituciones locales. no locales. requirieron de la cooperación de las elites locales. N° 104. En 1749 se inauguró una Casa de Moneda y en 1747 abrió formalmente la Universidad de San Felipe. 1994. En Chile en el plano militar se acentuó este mutua necesidad: el reclutamiento de las tropas necesarias para contrarrestar tanto a los enemigos externos como a los indígenas no podía efectuarse sin un respaldo de los líderes locales. Editorial Universitaria. En definitiva las reformas borbónicas acrecentaron los contactos directos entre las elites chilenas y la Monarquía por medio de canales de comunicación que las elites sociales locales entablaron y controlaron. Igualmente creció la capacidad de tener influencia en la corte y de reducir la dependencia cultural y económica de Lima. 100 y ss. 59 XLI . se erigieron cabildos en varias ciudades (rápidamente dominados por los hacendados locales)59 y se dotó de nuevo vigor al de Santiago. Los municipios no eran solamente unidades administrativas sino también un espacio autónomo de acción política. Santiago. que constituía el límite de la cristiandad colonial no sólo del reino de Chile sino también del imperio español en América.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 nuevas parroquias y se multiplicaron en el campo los oratorios particulares. Pero esta expansión tuvo para el Estado y la Iglesia la misma frontera indígena. Santiago. Las reformas apuntaban a un aumento de ingresos para la Corona con el fin de poder afrontar los gastos militares de seguridad de las fronteras del imperio y las guerras entabladas con sus enemigos. pp. conservando el Consulado de Lima sólo el derecho de apelación.. el auge económico aumentó los ingresos chilenos.

emprender procedimientos administrativos e intervenir en los mismos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 descansó precisamente en la explotación para su propio beneficio de las relaciones con los agentes de poder exteriores al reino. Redes clientelares y Monarquía hacia finales del Antiguo Régimen. En el caso de los comerciantes. 61 Barbier. la Iglesia. peruanos. De parte de las elites uno de los objetivos primordiales fue el conquistar una situación que le permitiera entablar un contacto directo con la burocracia real. 1997. rioplatenses. No había en Chile cargos administrativos apetecibles. los tribunales y la administración real. La elite invirtió también fuertemente en tierras y en títulos de Castilla. 2) Diversificación de sus intereses económicos en varias ramas de la economía. Sevilla. éstos operaban como mayoristas o minoristas y vendían un amplio espectro de productos chilenos. Jacques. Elites locales. 59-170. sobre la toma de decisiones ya que estos grupos elitarios instrumentalizaban la actividad política según sus propios intereses. Se incrementó por eso en los municipios el poder de quienes podían efectivamente establecer contactos con agentes de poderes externos e influir. Como señala Christian Windler60 el ejercicio del poder político desde los municipios presuponía la capacidad de establecer contactos escritos. reformistas. capítulo 2. Perú fue uno de los lugares más elegidos. Por eso buscaron afanosamente colocar a miembros en el ejército. 4) Aristocrática en sus inversiones tanto en cargos administrativos. 1) Autonomía como fruto de la apertura de las rutas del Cabo de Hornos y del Río de la Plata. y de la política borbónica de venta de cargos administrativos durante la guerra de sucesión. Ibidem. pp. señores. Fundaron además mayorazgos. Lima y Buenos Aires. por lo cual quien quisiera hacer carrera tenía que pensar en irse. a la vez. por otro. Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla. Universidad de Córdoba. 60 XLII . por un lado. 3) Marcadamente mercantil en su composición. Mendoza. Windler. como en tierras y títulos nobiliarios. Una nueva elite chilena Cuatro son las características que le atribuye Jacques Barbier61 a las nuevas elites promotoras y beneficiarias de los cambios del reino a mediados del siglo XVIII. españoles o extranjeros. Christian. Este último aspecto representa el alcance geográfico de la elite que hacia mediados del siglo XVIII tenía agentes y socios en Valparaíso.

acentuándose el ritmo de las mismas a partir de 1755. 3 vols. pp. Esta última fecha es la que considera Jacques Barbier como divisoria entre la vieja y las nuevas elites chilena. en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. 133-155. es decir por individuos conectados con círculos administrativos imperiales. Editorial Universitaria. conectando por medio de ellas al reino de Chile con la Monarquía. N° 21. Luis. “Hidalgos americanos. sobre todo pp. Bernard. aristócratas y empresarios. Editorial Zamorano y Caperán. y Büschges. Madrid.63 Si en el siglo XVII se fundaron cuatro mayorazgos en Chile. lo que permitió a esta nueva elite participar de los más altos cargos administrativos y eclesiásticos del impe- Cfr. Vervuert. favores. Christian (eds.). “La concesión de títulos de Castilla a los habitantes de Indias. 63 Cfr. María Rosaria. Lira Montt. 1999. Las nuevas elites eran chilenas en cuanto al lugar de la fusión de los vascos con las elites tradicionales del reino y las redes de contacto con la Monarquía se tendieron desde Chile y se incluyeron. Como hemos dicho. 192-197. 64 Stabili. por estas redes circulaban contactos. siete de los once mayorazgos fueron fundados por mercaderes. En particular llama la atención que de las fundaciones y creaciones anteriores a 1755. 62 XLIII . Este segundo núcleo careció del alto nivel de conexión política del primero. Mayorazgos y títulos de Castilla. tres fueron hechas por presidentes de audiencias y cuatro por altos funcionarios. en: Schröter. Beneméritos. sin duda. en el XVIII se fundaron otros diez y siete. Santiago. Identidades y estructuras sociales de las capas altas urbanas en América Latina. Amunátegui Solar. La formación de la elite vasco-castellana de Santiago de Chile en el siglo XVIII”. Domingo. en las redes comerciales vascas existentes. Santiago. Una vez consolidadas tendían también a aliarse por medio de matrimonios con los cuadros administrativos. 1901. Estudio histórico-jurídico”.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Los cambios económicos del siglo XVIII permitieron que nuevas familias de extracción mercantil ingresaran a las elites tradicionales por medio de alianzas matrimoniales. ideas y mediación política. Coincidimos con Barbier en llamar nueva a la elite social renovada que se asienta en la primera mitad del siglo XVIII más que considerarla en términos de “vasco castellana”64 por el origen regional español de los recién llegados e incorporados. A los dos títulos de Castilla del siglo XVII se sumaron otros cuatro en el XVIII. sólo Francisco García Huidobro ocupaba un cargo administrativo.. La sociedad chilena del siglo XVIII. En cuanto a las fundaciones posteriores a 1755. Una expresión de este proceso fue el ritmo de adquisición de títulos de Castilla62 y la fundación de mayorazgos. 1987.

Pamplona. merced y patronazgo real. 430 pp.65 En torno a esta familia se conformó una red comercial desde Cádiz que incluía a comerciantes de México. en: Imizcoz. Pensamos por nuestra parte que constituyen uno de los criterios que define la pertenencia o no de una persona o familia a la elite. 201. La Cámara de Castilla entre 1474-1530.. a través de la Cámara de Indias. Esto significa que el Rey. por medio de las cuales actores locales podían vincularse con la Monarquía.. op. No es casual sin duda que fueran hijos de vascos avecindados en Chile los que encontremos en los cabildos eclesiásticos y obispados: Larraín. se reservaba el control del gobierno de la Iglesia por medio de la selección de 65 Imízcoz. era la encargada de proveer los beneficios eclesiásticos mayores. A los cargos eclesiásticos los consideran sólo como un signo más de prestigio y honores. a veces mantenidos por varias generaciones. José M.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 rio y del reino. No es casual que el mismo órgano de gobierno. Chile. la más poderosa después de la propia real. En el capítulo 6 citamos el texto completo de una carta entre Francisco García Huidobro y el comerciante vasco Juan Agustín Ustariz que muestran los vínculos comerciales existentes entre ambos. Un ejemplo extraordinario de este tipo de red en la conformación de un nuevo liderazgo lo encontramos en los vínculos comerciales entre Francisco García Huidobro y la casa de Ustariz. mientras que los menores se definían localmente. Buenos Aires. carreras y redes sociales en la España moderna (siglos XVII-XIX)”. cit. 66 K. Los estudios sobre las elites gobernantes. normalmente recogen el hecho de que miembros de las familias que la componen llegaron a ocupar altos cargos de la jerarquía tanto civil como eclesiástica. Azúa e Iturgoyen. el control por parte del Rey de la jurisdicción eclesiástica. Madrid. La coincidencia de ambas jurisdicciones en sus manos reforzaba notablemente su capacidad negociadora. De Dios. administrara la gracia real de las concesiones de vacancias administrativas y eclesiásticas del imperio español.66 tuvo un papel esencial en el sistema de gobierno como instrumento que le permitió al monarca intervenir en la conformación del liderazgo local.. al darle un monopolio casi completo de la distribución de los honores. 1993. (dir).. p. etc. Centro de Estudios Constitucionales. dignidades y obispados. Guatemala. Entre estas últimas. Gracia. amistad y paisanaje. Elites. Martínez Aldunate.. “De la comunidad a la nación: elites locales. Salustiano. Alday. XLIV . canonjías. etc.. familia originaria del valle del Baztán. poder y red social.. Lima.. quienes forjaron sus carreras por medio de un juego de vínculos de parentesco. José M. la Cámara de Indias.. En la Monarquía española.

pero no tomó posesión por morir en el camino a su sede en 1732. comenzó un nuevo proceso en el que nativos chilenos con carrera preepiscopal en el reino fueron seleccionados por el Rey para los obispados chilenos. L'Eglise d'Espagne sous le Patronage Royal (14761834). que hizo su carrera en los dos cabildos eclesiásticos existentes. obispo de Concep- Hermann. terremotos sumieron a Chile en esta centuria en una pobreza extrema. entre cuyas familias la Cámara de Indias seleccionó a los miembros de los cabildos eclesiásticos abriéndose así el camino hacia los obispados. Miembros de las elites chilenas. catedrático en la Universidad de San Marcos. 67 XLV . El segundo. En este contexto evaluaremos en esta tesis el rol del Rey en la conformación de la elite chilena a través del patronato real y el papel integrador de las elites chilenas a la Monarquía que jugaron las instituciones eclesiásticas. Las potentes rebeliones indígenas. Christian.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 todos los miembros del clero que ejercía funciones de gobierno. Por eso las carreras dentro de los cabildos eclesiásticos.. como obispo de Tucumán entre 1713 y 1723. Santiago de Chile y Concepción. El gran problema de la Iglesia fue la escasez de clérigos. de origen local.67 eran la antesala de las mitras. desde los cuales algunos fueron promovidos a obispados y arzobispados americanos. 342 pp. El panorama de la Iglesia cambió radicalmente en el siglo XVIII. En este sentido el estudio de la conformación de la jerarquía del clero secular chileno ofrece un interés especial. que según la tradición hispánica conservaron un papel administrativo dentro de las diócesis.1988. El primero fue Manuel Antonio Gómez de Silva. cuando se conformó una nueva elite. conquistaron rápidamente algunos de los puestos más altos de la jerarquía eclesiástica del imperio español en América. obispo de Santiago de Chile entre 1723 y 1730 y arzobispo de Charcas en 1730. Casa de Velásquez. recién en el siglo XVIII nos encontramos con un clero numeroso. Madrid. y desde el deanato del cabildo eclesiástico de Lima y ascendió al obispado de Cartagena de Indias en 1726. quien fuera primero canónigo de la catedral de Santiago de Chile. En 1728 fue presentado por el Rey para el obispado de Popayán. Estos fueron: Pedro Felipe de Azúa e Iturgoyen. Tardíamente con respecto al clero de otros lugares de América. desastres climáticos. obispo de Concepción entre 1708 y 1715 y obispo de Trujillo (Perú) entre 1716 y 1717. Entre ellos dos hicieron su carrera precapitular en Lima. Diego Montero del Aguila. o su mala formación cuando los había. El clero secular chileno en el siglo XVII compartió el destino del país. nativos chilenos. A partir de la designación de Alonso del Pozo y Silva.

XLVI . obispo de Concepción en 1784 hasta se muerte en 1805. José Santiago Rodríguez Zorrilla. ya lo habrá entendido el lector. murió en 1811 siendo obispo electo de Santiago de Chile. al análisis del sistema de nombramientos y presentaciones hecho por el Rey de España como patrono. obispo de Concepción entre 1744 y 1760. Manuel de Alday. y arzobispo de Santa Fe de Bogotá en 1744. pues nuestro tema se centró en la relación del clero con la Monarquía. primero auxiliar para Chiloé y después residencial. obispo de Huamanga entre 1804 y 1811. José Antonio Martínez de Martínez Aldunate. obispo de Santiago de Chile entre 1815 y 1832. Nos hemos limitado. Tomás de Roa y Alarcón.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ción. dejando de lado el proceso romano de designaciones. entre 1735-1744. José Toro y Zambrano. obispo de Santiago de Chile entre 1753 y 1788.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 I PARTE El real patronato: Elites y Monarquía -1- .

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 -2- .

sobre todo desde el punto de vista del derecho.1 Los legisladores castellanos elaboraron en la segunda mitad del siglo XIII la primera formulación nacional del patronato de la Corona sobre las iglesias dentro del código de las Siete Partidas. privilegio entregado por el Papa. Esta concesión tenía su antecedente en España donde el patronato real se reivindicó como un derecho fundamentado con título de cruzada y de restauración de la Iglesia en tierras de infieles. Pedro.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 1 El sistema del real patronato El Rey de España poseyó ya desde el reinado de los Reyes Católicos una prerrogativa única entre todas las monarquías de Europa contemporáneas: el patronato universal de la Iglesia en los nuevos territorios de las Indias. tomo 1. (dir. recomendamos la lectura de García García. Libro 1. tomo 5. Ibidem. “La donación pontificia de las Indias”.). 35 y ss. por haber fundado allí iglesias y porque las dotaron. 2 Código de las Siete Partidas. 18. pp. Antonio. en: Borges. Los intereses de la Iglesia habían concordado con los de la nueva potencia ibérica surgida de la unión de las Coronas de Castilla y Aragón a través del matrimonio de Fernando e Isabel. 1 -3- . Una bula del Papa Inocencio VIII de 1486 concedió a los reyes de Castilla y sus sucesores el patronato sobre las iglesias conquistadas o fundadas por ellos de su propio peculio. ¿Qué significaba ser el patrón de una iglesia? Con la bula “Inter Caetera” de 1493 el Papa Alejandro VI donó al Rey de Castilla las Para una profundización de los antecedentes medievales.2 El patronato universal entre la Corona española y la Iglesia en Indias tuvo como antecedente inmediato al descubrimiento y conquista de América el patronato ejercido en el recientemente conquistado reino de Granada. En él se sostiene que el Rey de España era el patrón de la Iglesia por tres razones: haber conquistado la tierra a los moros. Se los autorizaba asimismo a erigir monasterios en las localidades conquistadas o a conquistar. 1.

. con la condición de que la Corona se comprometiese a la dotación de todo lo necesario en las iglesias. Otros honores a los que tenía derecho el patrón variaban según la costumbre. Esto significaba que el patrón en justicia asumía la defensa de los intereses materiales y morales de su iglesia. Iglesia y Corona en la América española. En Indias el fundamento de este privilegio era el derecho de erección de las iglesias. como veremos a lo largo de estas páginas. que tal autoridad entonces “investía” con los mismos. Sánchez Bella.. Ibidem. los excedentes del mantenimiento de la iglesia y de los clé- De la Hera. Christian. Ibidem. también por el Papa Alejandro VI. En 1504 otra bula autorizó a los reyes a erigir obispados. Así llegamos a la concesión papal que ligó tan estrechamente al Rey con la jerarquía eclesiástica a través de la fundación de los beneficios en Indias. El regalismo borbónico en su proyección indiana. p. Ismael. 4 Hermann. Ibidem. interponiendo su jurisdicción (en caso de tenerla).. El honor principal del patrón era el derecho de presentación de los servidores de la Iglesia. Los derechos útiles eran las rentas que la iglesia procuraba al patrón.. La presentación era la proposición a la autoridad eclesiástica habilitada de sujetos aptos para cubrir las vacancias de dignidades o beneficios eclesiásticos. Por medio de la bula “Universalis Excclesia” del 28 de julio de 1508. toda la relación del clero con la Monarquía tiene este trasfondo.. de los diezmos de las zonas descubiertas. p.. La bibliografía muchas veces desvincula estos dos elementos. 3 -4- . Los derechos onerosos eran los de defensa de la iglesia. aunque aparentemente fue una concesión específica para las Antillas. y empeñando sus bienes. 19. oneroso y útil. obligación de asegurar su mantenimiento y el de sus servidores. reduciendo el patronato al derecho de presentación. Ibidem.3 Un elemento fundamental que consolidó esta donación fue la asignación en 1501. 41-43. como el derecho de sepultura. banco. los de la fundación misma.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 tierras descubiertas concediéndole la exclusividad de la tarea de evangelización y ordenándole a la vez la selección y envío de personas adecuadas para llevarla a cabo. Alberto. escudo de armas. Sin embargo. el Papa Julio II concedió al Rey Fernando el derecho de erección de las iglesias magnas es decir los obispados y parroquias y con ello el patronato o derecho de presentación a todos los beneficios eclesiásticos que no fueran capellanías estrictamente privadas. Christian Hermann4 recuerda que el patronato sobre una iglesia era un derecho honorífico.

Estos tres elementos configuraron la relación entre el clero secular y el Rey.5 La recaudación y distribución de la cruzada estaba a cargo del Consejo de Cruzada presidido por un comisario general elegido por el Rey y confirmado por el Papa. la erección de Iglesias magnas y el derecho de presentación. mientras que los hospital- En España. es decir. El consejo fue suprimido en 1750 en el contexto de una mayor toma de control de la estructura administrativa de la Iglesia por parte del Estado. En contrapartida. se abrió para la Corona española la posibilidad de intervenir en la composición y desarrollo de la Iglesia secular de las Indias. se pagaba además el subsidio o contribución directa que hacía la Iglesia española a las finanzas de la Monarquía. quien nombraba jueces subdelegados en cada ciudad y comisarios generales en los reinos de Nueva España y Perú. no en Indias. El comisario general y los subdelegados nombraban predicadores para la publicación de la bula. Era recíproco el deber alimentario entre el patrón y su iglesia. los párrocos y otros ministros del culto (los cuatro novenos beneficiales). 5 -5- . El 50% restante se dividía en nueve fracciones. recurría a la caridad de su iglesia. los diezmos. si el patrón sufría reveses de fortuna. la legislación establecía que la masa decimal debía dividirse en cuatro partes. En tiempos de guerra el Rey pedía ayuda pecuniaria a la iglesia. la primera de las cuales se asignaba al obispo y la segunda al cabildo eclesiástico de la diócesis.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 rigos. y los párrocos o los obispos pedían también al Rey los fondos necesarios para la construcción de sus parroquias o de una catedral. tesoreros y alguaciles en cada ciudad del territorio de los reinos de la Monarquía española. Completarán este dominio el control de los regulares y nuevos privilegios económicos. Con respecto a la distribución de los diezmos. y el excusado que consistía en el pago a la Corona del diezmo de la casa mayor diezmera de cada parroquia. Con las cuatro concesiones papales. notarios. que se distribuían entre la Real Hacienda (dos novenos llamados reales o de “Su Majestad”). Estos fueron la cruzada o predicación de bulas de indulgencias a los fieles quienes por medio de su compra recibían gracias. de quien los curas o prebendados se consideraban sus capellanes. indultos y privilegios espirituales. Entre estos últimos se sitúan las contribuciones de la iglesia a los gastos de la Corona española o impuestos que percibía el Rey por concesión papal. la donación de tierras.

Egaña. instituido en vicario y legado apostólico. título 23. 1841.6 Las relaciones entre la Monarquía y el Papado construidas a través del patronato indiano Más allá de las concesiones papales. Madrid. impidiendo una comunicación directa. [en adelante Leyes de Indias]. El nexo de comunicación entre España y el papado fue el embajador de España en Roma. ya que se prohibió la publicación de las bulas. cartas o letras apostólicas sin la autorización real. la Corona fue dificultando las relaciones del clero americano con Roma. En este contexto. allí debía enviar las bulas y decretos del gobierno de la Iglesia y el Consejo decidía si se comunicaban a América.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 les y la fábrica de las iglesias recibían un noveno y medio respectivamente. se interpretó la bula de 1493 en el sentido de que sin licencia del Cfr. También la institución del regium exequatur o “pase regio” ilustra como nada la política regalista de la Corona. 1958. Egaña es uno de los mayores exponentes de esta teoría. N° 95. ley 16. en: Analecta Gregoriana. pp. 153-164. Mandadas imprimir por la Majestad Católica del Rey Carlos II. Felipe II continuó con la política de la Corona de concentrar en sus manos más poder en lo eclesiástico. Muchas veces se trataba de frenar breves gestionados por las órdenes relativos a la evangelización de los indios o a motivos particulares. Una de las manifestaciones más significativas de esta política fue la exclusión del nuncio apostólico en Madrid de los asuntos eclesiásticos de las Indias. 6 -6- . 7 Cfr. El tema está ampliamente expuesto con la bibliografía actualizada en las obras de Alberto de la Hera sobre el regalismo que hemos citado. Roma. “La teoría del Regio Vicariato Español en las Indias”. Si el Papa quería comunicarse con la Iglesia americana debía hacerlo a través del Consejo de Indias. Recopilación de las Leyes de los Reinos de Indias. Los motivos para la retención de las bulas eran diversos. Libro 1. Amparada en la doctrina del real patronato. y además cuándo y cómo. considerados por la bibliografía como característicos del regalismo imperante en España o manifestación de la teoría del “regio vicariato indiano”7. Antonio. el patronato regio condicionó las relaciones con Roma de la Corona española en diferentes aspectos de los que daremos cuenta a continuación. Los tratadistas de la Corona de Castilla sostuvieron que el Papa gobernaba la Iglesia en Indias por mediación del Rey. por lo que era innecesario un nuncio en las Indias.

En 1524 se creó el patriarcado pero con carácter honorífico. diócesis y parroquias asentaban a la población en el territorio conquistado. Ibidem. al erigir las diócesis y arquidiócesis. Lima. Bastaba la licencia real para fundar conventos y monasterios de Indias. “La Santa Sede y la Iglesia americana”. No prosperó tampoco la creación de un Patriarca de Indias con jurisdicción para las Indias y residente en ellas. el tribunal romano de la Rota.). asunto que se trató con Roma durante todo el siglo XVI. debido a que los papas querían evitar el peligro de un cisma. Historia General del Perú. 1966. Pedro. p. 8 -7- . y controlar la Iglesia americana. tomo 1.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Rey ninguna Orden podía implantarse en las Indias. tomo I. La política eclesiástica de Felipe II perseguía dos objetivos: consolidar el poder real en América por medio del clero. 362. A partir de 1573. Fue por tanto la Corona la que decidió la estructura territorial de la Iglesia americana. 59. Los comisarios o vicarios generales enviados desde Roma por los superiores generales de las órdenes para visitar los monasterios. los nombraría el Rey. Raúl. Pedro. 9 El tema no ha sido muy estudiado. ya que todo intercambio entre ambas debía hacerse a través del Consejo de Indias.9 el patriarca tenía la calidad de un arzobispo y cumplía un papel de intermediario entre el papado y la iglesia Vargas Ugarte. dejó de tener jurisdicción de apelación sobre las causas eclesiásticas de las Indias. El Papa admitía así que las causas eclesiásticas de las Indias se juzgaban en las Indias. De esta manera la Monarquía continuaba valiéndose de la Iglesia en su política de conquista: una fundación acelerada de ciudades. sin ser necesaria la autorización del obispo ni de Roma. razón por la cual se limitaba el contacto con Roma evitando todo tipo de influencia que pudiera convertirla en un poder independiente. En 1562 el Papa autorizó al Consejo de Indias a innovar en los límites de las diócesis y enmendar algunas erecciones. sin recurso ni apelación a los tribunales romanos. nos guiamos para exponerlo por Borges. en: Borges. (dir. El Rey se convirtió en una especie de vicario del Papa8 al incomunicar a la Iglesia en América con la Iglesia universal. p. Imprenta Gil. limitándose las relaciones mutuas. El Papa Gregorio XIII fijó la primera instancia en el ordinario diocesano o metropolitano (cuando actuaba como ordinario de su diócesis). la primera apelación con el metropolitano o el obispo sufragante más próximo y la segunda apelación con el metropolitano más próximo o el obispo sufragante vecino. y ningún clérigo secular o regular podía pasar a Indias y establecerse allí o volver a Europa.

según lo establecía el derecho canónico. Se estudió el establecimiento de una nunciatura indiana y el envío de visitadores y vicarios apostólicos. En 1591 el cargo se convirtió en una dignidad exclusivamente honorífica y recibió la designación de Patriarcado de las Indias Occidentales. para mantener informado al Papa sobre el estado de la Iglesia en el mundo. También el Papado trató de intervenir en forma directa en América a través de la Congregación de Propaganda Fide. Toda la comunicación de los obispos con el Papa también debía hacerse a través del Consejo de Indias. Un campo de especial enfrentamiento entre la Monarquía y el Papado se dio en torno a los concilios provinciales que se celebraron -8- . Se requería la aceptación del Consejo para que el renunciante pudiera efectivamente abandonar su cargo. Si los obispos americanos necesitaban comunicarse con el Papa para consultarlo. Los obispos tenían además la obligación de enviar a Roma periódicamente un informe de la diócesis. Pero aunque hubo dos designaciones. El Papa tuvo que dispensar a los obispos de las Indias de las visitas ad limina hechas personalmente en Roma. el cual también debía aprobar el documento de la visita. Se prohibía pasar a Roma información sobre las sedes vacantes para evitar el cobro por la cámara apostólica de los expolios y sedes vacantes. no llegaron a ejercer en concreto. Los obispos americanos podían hacerla por medio de apoderados aceptados previamente por el Consejo de Indias. La Corona impidió también este contacto al retener el informe y enviarlo cuando lo estimara conveniente.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de las Indias. con residencia en España. creada en 1622. Sin embargo. la comunicación con Roma no se cortó nunca y los obispos americanos recurrieron directamente al Papa muchas veces. la Congregación logró intervenir en el establecimiento de algunas misiones en América y sobre todo en la fundación de colegios de Propaganda Fidea través de la Orden franciscana. En esta línea también hay que entender que no se comunicaran a la Iglesia americana las decisiones papales que se consideraron que atentaban contra el patronato y la prohibición de asistencia al concilio de Trento de los obispos de las Indias. también debían hacerlo a través del Consejo de Indias. Las renuncias de obispados y canonjías se hacían al Rey y éste se las comunicaba al Papa a través del Consejo de Indias. Las bulas papales llegaban a manos de los obispos insertas en reales cédulas. Aunque todas estas posibilidades se frustraron.

13 Lisi. Sevilla.12 Por la distancia en las Indias entre las diócesis sufragáneas y las metropolitanas. Estudio crítico con edición. capítulo 2 sobre la reforma. 1949. demuestra que éstos fueron fundamentales para legislar sobre la evangelización de los indios. Los dos concilios cerraron una primera etapa de la conquista espiritual de las Indias y sentaron las bases de la Iglesia americana para los próximos dos siglos. en el siglo XVIII no fueron aprobados por Roma debido a su excesivo regalismo. 11 Leyes de Indias. sesión XXIV. en: Anuario de Estudios Americanos. capítulo 2. El tercer Concilio Limense y la aculturación de los indígenas sudamericanos.. Esta medida establecida por las Leyes de Indias. El concilio de Trento preveía la celebración de estos concilios cada tres años. Ley 6. 12 Concilio de Trento. 10 -9- . Fue fundamental en América del Sur el tercer concilio de Lima de 1583. Escuela de Estudios Hispanoamericanos. [en adelante Tercer Concilio de Lima]. Siguiendo el lineamiento político de la Corona. El estudio de Manuel Gutiérrez Arce sobre la totalidad de los concilios provinciales celebrados en América. Los sínodos diocesanos también debían ser aprobados por el Consejo de Indias para ponerlos en ejecución en las diócesis. Ediciones Universidad de Salamanca. ambos fueron aprobados por el Papa. título 8.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 en las iglesias metropolitanas de América. Lo mismo se definió en el tercer concilio mexicano de 1586. para que en nada se lesionara el real patronato. Manuel. “Instituciones de Naturales en el Derecho Conciliar Indiano”. Lo principal de su labor se centró en la integración definitiva de los indios al mundo español por medio de la Iglesia. traducción y comentario de las actas del Concilio provincial celebrado en Lima entre 1582 y 1583.13 La bibliografía se muestra unánime en destacar la importancia de este concilio que se concentró en la aplicación del tridentino a la realidad americana. los papas permitieron que ese plazo se ampliara a doce años como máximo. Francesco L. 6. Libro I.10 Para su vigencia se requería la aprobación papal y el pase regio del Consejo de Indias.1990. Sobre un análisis de conjunto de los sínodos y concilios americanos recomendamos la lectura de Gutiérrez Arce. Si bien se celebraron con frecuencia. Salamanca.11 tenía por objetivo establecer una censura de los textos aprobados. vol. el concilio se apoyó para lograr este objetivo en la doctrina del real patronato. Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

se limitó la jurisdicción de los párrocos en los casos de embriaguez.14 llegando a ser su intervención muy directa. De Dios. En el ámbito de la justicia eclesiástica los recursos de fuerza eran un procedimiento que suspendía las decisiones de los tribunales eclesiásticos y permitían apelar a las audiencias y chancillerías reales a quienes se consideraran víctimas del exceso de poder eclesiástico. La Corona impulsó a los obispos a erigir nuevas parroquias. conocía privativamente en las causas relativas a la visita o corrección de regulares por sus superiores. 1979. En 1773. Ibidem. El clero secular fue más controlado también a partir de la orden a los virreyes de elaborar un informe sobre los curatos en 1772. equiparable al Consejo de Castilla que examinaba en apelación los recursos de fuerza. Entre 1760 y 1780 las autoridades reales requirieron información más detallada sobre las actividades de los curas y las finanzas de las parroquias. pp. Las reformas borbónicas afectaron también la Iglesia desde un punto de vista administrativo. Richard. Madrid. A partir de 1778 los pedidos de dispensas o indultos de los regulares a Roma también debieron hacerse a través del Consejo de Indias. Aguilar. Herr. idolatría y disputas sobre propiedad. aplicación del concilio de Trento y juzgaba las causas relativas al real patronato. a poner un clérigo residente por lo menos cada cuatro leguas (16 kilómetros aproximadamente). a cuidar que los sacerdotes no abandonaran las parroquias sin licencia oficial. Sánchez Agesta. Instituto de Estudios Públicos. El pensamiento político del despotismo ilustrado.. el Consejo de Indias se convirtió en tribunal de término de las causas eclesiásticas de las Indias. El derecho de asilo eclesiástico fue limitado en España e Indias en 1773. Desde el punto de vista judicial.. Cfr. En cuanto al clero regular se ordenó en 1769 la realización de una visita-reforma en todas las Indias. pretendiéndose disminuir el número de lugares sagrados. 14 15 . Salustiano. Luis.10 - . España y la revolución del siglo XVIII. 317 pp. 1953. se instó a la residencia y a impartir rápidamente los sacramentos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Por lo tanto el Rey de España intervenía en América y ponía a su servicio la jurisdicción más poderosa después de la propia. 18 y ss. A partir del reinado de Carlos III (entre 1759 y 1788) se reglamentó la vida religiosa y se acentuó aún más la política regalista de la Corona lográndose lo que algunos historiadores califican como una verdadera subordinación de la Iglesia al Estado en asuntos temporales15. adulterio. Madrid.

Se permitía la transmisión a las Indias de lo que competiera al Papa en este sentido aplicándose el pase regio por el Consejo de Indias. Para esto existía un formulario que se proponía a los testigos. dotes. alimentos. obispos y miembros de cabildos eclesiásticos. inventarios de bienes. después de algunas contradicciones.11 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Pero fundamentalmente continuó limitándose la jurisdicción eclesiástica en América en dos aspectos: la restricción en materias de testamentos y en las causas matrimoniales. por ser temas considerados temporales. lo espiritual y el culto. Estaba reservada al Papa la investidura de los candidatos que le presentaba el Rey de España para la provisión de obispados. secuestro. Pero su única relación directa con el clero secular americano se producía durante el proceso de selección de los arzobispos. la vida y costumbres de los candidatos y el estado de la diócesis a donde iría el futuro obispo. Toda la bibliografía es categórica en afirmar que el Papa siempre confirmó la presentación regia a través del nombramiento de los candidatos seleccionados por la Monarquía. optó por no permitir más a los tribunales eclesiásticos intervenir en la validación o nulidad de testamentos. el nuncio apostólico en Madrid confeccionaba el proceso consistorial. Se trata del proceso consistorial realizado en Cádiz el 3 de diciembre . Allí se sometía al análisis de testigos para certificar las condiciones personales. El proceso consistorial era enviado al Papa junto con la proposición de sujetos hecha por el Rey para cubrir una vacancia. depósitos de bienes de los testadores. La relación del Papa con el clero secular americano A esta altura de la exposición cabe la pregunta ¿cuál era el rol reservado al Papa por el real patronato en el gobierno de la Iglesia americana? Nunca fue discutida su autoridad en lo dogmático. que debían responder bajo solemne juramento. El primero se planteó en relación a si debía ser un juez civil o eclesiástico el que atendiera en los inventarios de los que murieran dejando por heredero a un clérigo o a su alma. El proceso tanto en Indias como en España se desarrollaba de la siguiente manera: una vez que el Rey decidía quien sería presentado al Papa. El Consejo. En materia matrimonial. aunque fueran clérigos y dejaran a su alma por heredera. Los legajos chilenos del Archivo de Indias guardan un proceso consistorial que nos permite adentrarnos en este sistema. una real cédula de 1787 prohibió a los jueces eclesiásticos de las Indias entender en causas matrimoniales de divorcios. arzobispados y prebendas de los cabildos y colegiatas.

si saben si ha vivido siempre católicamente y permaneciendo en la puridad de la fe. Sin duda la rapidez de la celebración del proceso consistorial se garantizaba en la península. y cómo en ellos se ha portado así en la doctrina. pero según el Concilio de Trento. buena comunicación y fama. . la haga el ordinario más cercano. y el acceso al obispo de Charcas de Necolalde “es impracticable”. [en adelante AGI]. si saben que es hombre de buena vida.16 Señala que está vacante el obispado de Concepción.. por ser el obispado de Cádiz el más cercano a La Paz.. canónigo chantre de la catedral de La Paz. la segunda parte se refería al obispado para el cual éste había sido elegido. si saben que tiene las órdenes sacras.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de 1714 que acompañaba la presentación de Juan de Necolalde. si saben si se ha ejercitado en las funciones eclesiásticas o en el ejercicio de las órdenes que ha tomado y si ha sido y es frecuente en la recepción de los santos sacramentos. Gobierno. criado o familiar. como en 16 Archivo General de Indias. y particularmente se ha cumplido treinta años. Por no haber en ese momento ni legado ni nuncio en España.. méritos. para la que se presentaban testigos. particularmente si ha sido de seis meses a esta parte. villa o lugar nació y cómo lo saben. sea el ordinario del lugar el que haga la información.12 - .. si saben si ha nacido de legítimo matrimonio y honestos y católicos padres. si saben que haya tenido algún cargo acerca de la cura de almas y gobierno de otra Iglesia. El proceso consistorial se dividía en dos partes. y que el Rey ha presentado a Juan de Necolalde a Su Santidad. si saben que es graduado de algún grado como es en sagrada teología y si ha ejercitado los Cánones y si verdaderamente tiene la doctrina que se requiere en un obispo para poder enseñar a los demás. como se llaman o llamaron y de donde fueron naturales. si saben en que ciudad. de cuanto tiempo a esta parte. recaía en su ordinario la tarea de ejecutar el proceso consistorial. se dispone que faltando legado o nuncio apostólico. la primera comprendía preguntas relativas al candidato presentado. que en este caso sería Charcas (por venir Necolalde de la chantría de La Paz). si saben que es hombre docto. la presentación debe acompañarse de “una información acerca de las partes. amigo o enemigo.. calidad. prudente y experimentado en muchas cosas de importancia y como lo saben. Las preguntas relativas al candidato eran: si conocen al dicho. y si este faltare. Chile. si saben que edad tiene el dicho. cuales y de cuanto tiempo a esta parte. si el testigo es su pariente. 151. vida y costumbres del dicho Juan de Necolalde”. buenas costumbres. como obispo de Concepción.

residente en Cádiz al momento del consistorio y había vivido en La Plata. Carlos. a que ha sido presentado.). natural de la villa de Ateyra. cit. El primero de 56 años. p. pudiendo entonces atestiguar que era Hijo de legítimo matrimonio. católicos limpios de toda mala raza de moros. Carlos. de 45 años de edad. del obispado de Lugo. Gobierno. capitán de infantería española del presidio de Buenos Aires. “Juan de Necolalde”. 142. Para responder las preguntas de la primera parte del proceso consistorial.13 - . La fragilidad y superficialidad de la información salta a la vista. natural de Lima. Había conocido a Juan de Necolalde más de veinticinco años atrás porque residió en La Plata y en La Paz. gitanos y sectarios. Los testigos en realidad dan testimonio de lo que se conocía sobre la familia en la ciudad. y si juzgan que su presentación será de mucho útil y progreso a la dicha santa Iglesia. residente en Cádiz.. Episcopologio chileno. también había vivido en La Plata. El segundo de 24 años. debían encontrar en la ciudad de Cádiz testigos que conocieran a la familia Necolalde como para poder atestiguar su limpieza de sangre y la legitimidad del matrimonio y del nacimiento de su hijo Juan. y si tiene otros vicios de cuerpo y alma u otro legítimo impedimento por el cual no deba ser presentado a iglesias catedrales. hábil y merecedor para bien regir y gobernar iglesia catedral y particularmente la de. residente en Cádiz. año en que fue nombrado canónigo magistral de la catedral de La Paz. de familia noble y de noble ascendencia.17 Los otros dos testigos fueron Diego Fernández Pillado y Francisco de Lara Salgueiro. judíos. natural de la ciudad de Huanuco en Perú. mulatos. si saben si ha sido público o secreto escandaloso de la fe. 17 18 . En primer lugar por la dificultad de conseguir en la península testigos adecuados a las preguntas.18 viviendo allí hasta 1698. en: Oviedo Cavada.. todos cristianos viejos... costumbres y doctrinas. (dir. los testigos fueron Pablo Bustillo Cevallos. luteros. Era navegante de los reinos de Indias. tomo IV.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 costumbres y prudencia. op. ya que sólo uno afirma haber tenido un contacto personal con Juan de Ibidem. herejes. si le estiman idóneo. 564.19 Para poder llevar a cabo el proceso consistorial. sarracenos. Ninguno de los dos últimos demuestra un conocimiento directo de Juan de Necolalde como el primer testigo. Lima. 19 AGI. Juan de Necolalde había nacido en 1664 en La Plata.. Salinas Araneda.. negros.

hay casas para la habitación del obispo. si saben si en dicha iglesia hay cuerpos de alguna insigne reliquia de santos.. calidad y grandeza es. cabeza de la provincia de Alava. si hay prebenda teologal y penitenciaria. campana. cuantas casas y vecinos tiene y quien es señor de ella en lo temporal. natural de la ciudad de Tudela. de 42 años. natural de la ciudad de Vitoria. canonicatos y demás beneficios. por lo que se presumía la limpieza. campanario. cual es la mayor dignidad después de la pontifical. si saben si en dicha ciudad hay iglesia catedral. Finalmente. si saben que distrito y cuantas leguas tiene su diócesis. en que consiste y si tiene reservada pensión alguna. hospitales y si hay monte de piedad. si saben que el dicho obispado. si saben si en la ciudad. navegante de los . que advocación.. si saben si en dicha iglesia hay cura de almas y quien tiene el ejercicio y también si hay pila bautismal. reino de Navarra. cómo se conservan. cuál el número de los sacerdotes que hay en dicha santa Iglesia..14 - . edificio y calidad y si ha menester algún reparo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Necolalde y manifiesta su buena conducta. hay seminario de niños y cuantos estudiantes sustenta. legitimidad y calidad personal del candidato.. si saben si en dicha iglesia hay sacristía suficientemente adornada de lo que es menester para el culto divino y para celebrar pontificalmente. con órgano. natural de la ciudad de San Sebastián en la provincia de Guipúzcoa.. cuantas iglesias colegiales. si saben cuantas iglesias parroquiales hay en dicha ciudad. de más de cincuenta años. si saben si en la dicha ciudad. Las preguntas de la segunda parte del proceso consistorial a los testigos relativas al obispado de Concepción eran las siguientes: si saben en que provincia está situada la ciudad de . campanillas y cementerio. si saben si está vaco el obispado de. cuanto distan de la dicha santa iglesia y si ha menester algún reparo.. que sitio. cuantos conventos de frailes y monjas. cuanto importa cada año... cofradías. fábrica. navegante de los reinos de Indias y residente en la ciudad de Cádiz. cómo y de cuanto tiempo a esta parte. Bernardo Antonio de Elizarri. tenga algún otro que le sea sufragáneo... de 42 años. por que. navegante a los reinos de Indias y residente en Cádiz. Los otros dos sostienen simplemente no tener elementos para afirmar lo contrario a las preguntas. si saben cuantas y cuales son en dicha iglesia las dignidades.. Llama la atención en este caso la vaguedad e inconsistencia de la información entregada a Roma. si saben verdadero valor de la renta de dicho obispado. y si cada una tiene su cura de almas y pila bautismal.. Pedro Paz de Zumaeta. Los testigos de esta segunda parte del proceso consistorial fueron el capitán Don Francisco de Isasi. y que rentas tienen las dichas dignidades. canonjías y otros beneficios eclesiásticos.

rogándole al cabildo eclesiástico que le entregara la jurisdicción para gobernar la Iglesia.15 - . También en el caso de los nombramientos episcopales se aplicaba el pase regio. 21 Silva Cotapos. cit. Episcopologio chileno.. los datos que aportaron eran imposibles de desconocerse. El conjunto del documento da una imagen de fragilidad de información y de cumplimiento de una pura formalidad requerida por Roma. op. enviaba al presentado la carta de “ruego y encargo”. antes de la confirmación pontificia. que se prolongó durante todo el dominio español y recién concluyó en 1873.. Recordemos en este contexto que Oviedo Cavada investigó en los archivos vaticanos y revisó allí los consistorios de los obispos chilenos que le merecieron la misma opinión de superficialidad. dentro del paulatino proceso de centralización en Roma de la administración eclesiástica universal y de la separación entre la Iglesia y el Estado. Lo que hay que recalcar en el contexto de nuestra exposición es que el obispo presentado empezaba a gobernar sin la designación papal. Estas medidas tendían a disminuir el poder Hemos encontrado ratificada nuestra opinión sobre este proceso consistorial en la introducción escrita por Oviedo Cavada. cit.. op. Las preguntas específicas sobre la situación del obispado no las pudieron contestar. Los tres dijeron conocer la ciudad de Concepción por sus viajes.. por la que le solicitaba que asumiera el gobierno de la diócesis. Después de la recepción de las bulas por el Consejo de Indias. El obispo presentado luego de la recepción de la carta de “ruego y encargo” podía comenzar a cobrar las rentas del obispado. uno solo afirmó haber vivido en ella. tal como la existencia de la catedral.). es decir que habían estado en Indias alguna vez. y en caso de traslado de sede podía tomar posesión personalmente del cargo. las bulas papales eran remitidas al Consejo de Indias. La bibliografía eclesiástica chilena más tradicional21 consideró como un abuso el gobierno de “los electos”. Se presentaron como navegantes. A partir de ese momento. un nuevo obispo podía consagrarse en caso de no estar ya consagrado. 20 . contando con las ejecutoriales y las bulas.. 4.. Carlos. que las hacían ejecutivas en el reino. El procedimiento descrito disminuía también el período de gobierno del cabildo en sede vacante. cuando el Papa Pío IX promulgó la constitución “Romanus Pontifex”.. a la que remitimos. Historia eclesiástica. el Rey firmaba las letras ejecutoriales.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 reinos de Indias y residente en la ciudad de Cádiz. p. Carlos (dir.20 Una vez que el Rey presentaba a un candidato al Papa. el obispo presentado firmaba desde entonces como obispo electo..

ya que las autoridades políticas del reino no tenían ninguna intervención en la designación de esta autoridad. ambas por la distancia. decretó la obligatoriedad de la aplicación del concilio de Trento en todos sus dominios. Finalmente. Las jurisdicciones. pudiendo hacerse en las iglesias a las que habían sido promovidos o en la de su provincia de origen. pero también tuvo un carácter disciplinario.16 - . Magdalena. Entre las cuestiones más importantes que trató figuran el restablecimiento de la autoridad a Leyes de Indias. en: Martínez Ruiz. los obispos debían jurar respeto al real patronato. sino también de los estados y naciones que se autodenominaban cristianas. Benlloch Poveda. Trento fue un concilio doctrinal que fijó el dogma católico. 22 23 . Estas dos medidas eran imposibles de cumplirse en Indias. Por lo cual las bulas con el nombramiento del nuevo obispo contenían también la dispensa para ambas situaciones. El concilio de Trento. Madrid. Enrique. para ser investidos de sus sedes. Concilio de Trento. siendo normalmente algunas de las dignidades del cabildo eclesiástico. A este concilio hay que recurrir cuando se quiere estudiar no sólo los siglos posteriores a él de la historia de la Iglesia. Instituciones de la España Moderna. la mención del concilio de Trento. se inicia la edad moderna. Una real pragmática del Rey Felipe II del 12 de julio de 1564.23 Además se preveía que fueran tres obispos los que estuvieran presentes en la consagración. capítulo II sobre la reforma. ya que era este organismo el que asumía el gobierno de la Iglesia durante la sede vacante a través de un vicario capitular nombrado por el mismo cabildo eclesiástico. según los historiadores de derecho eclesiástico. La consagración podía llevarse a cabo en los tres meses siguientes a la recepción de las bulas por el beneficiado. y Pazzis Pi.22 El concilio de Trento establecía que los obispos debían consagrarse dentro de los tres meses siguientes de su nominación. Antonio. “Jurisdicción eclesiástica en la Edad Moderna: el proceso”. y podía efectuarse con un solo obispo y dos sacerdotes erigidos en dignidades para el caso. elemento principal del contexto eclesiástico en el que se enmarca nuestro estudio. 112-141. Ley I.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 del cabildo eclesiástico local. 1996. Título 3. 24 Cfr. Actas. que renovó la legislación general de la Iglesia. Ha sido recurrente en nuestra explicación sobre el patronato en Indias.24 con el que. pp. Libro I. según la factibilidad. De ahí la desconfianza del monarca. influyó en la organización de la Iglesia en América.

Con respecto a la iglesia española. En el Antiguo Régimen. La Iglesia española. con la presentación de un patrón laico o eclesiástico. Patronato español-patronato indiano No pretendemos aquí realizar una comparación exhaustiva entre ambos patronatos. y europea en general. La Iglesia americana que nacerá de la alianza Corona– Papado será nueva por su reciente fundación. que sin embargo quedarán explicados a lo largo de nuestra exposición. la acumulación de beneficios por una persona. pero tendrá la característica de convertir a los indios aplicando la reforma impulsada por el concilio de Trento a un nuevo territorio poblado por naturales que nada sabían ni de la fe ni de los abusos que el concilio enfrentaba. pero haremos referencia a algunos aspectos relevantes para la mejor comprensión del patronato indiano.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 los obispos en las diócesis. el nombramiento de coadjutores en las . la limitación del poder de los cabildos eclesiásticos. eran de patronato. laica o eclesiástica. la diferencia más notable es justamente el tema que nos ocupa. No forma parte de nuestro tema detenernos en cada uno de estos puntos. pero la iglesia que se transplantó (en palabras de Bernal Díaz del Castillo) no fue una mera copia de la iglesia castellana del siglo XVI: se trataron de evitar la repetición de abusos en su estructura y de adaptarla a la nueva realidad. las condiciones para obtener beneficios. la gratuidad de las ordenaciones. marcando así su relación con Roma. si los beneficios estaban fundados y dotados por la autoridad eclesiástica ordinaria y sobre el patrimonio de la iglesia. el restablecimiento de la frecuencia de los concilios provinciales y de los sínodos diocesanos. la residencia de los pastores de almas en los beneficios. que será extendido a la Iglesia española a partir del concordato de 1753.17 - . conoció la falta de residencia de los beneficiados. Pero es importante puntualizar desde ya que la Corona española se consideró a sí misma como defensora de la aplicación del concilio de Trento. el patronato universal de la Iglesia americana desde su instalación en las nuevas tierras. estuvo fuertemente controlada por patronatos privados. la regulación de la predicación y la confesión. eran de derecho común y de libre presentación por el fundador eclesiástico. Si estaban fundados y dotados por un particular o una corporación. En América no habrá que reformar una iglesia más que milenaria.

beneficios que de otra manera no caían dentro del real patronato. cit.1997. 25 26 . las reservas pontificias fueron subrogadas en el Rey. que dejó al margen el patronato de particulares. Chapitres & chanoines. El objetivo era extender la autoridad real a costa de limitar en lo que se pudiera este patronato particular. El concordato.. para lo cual necesitaban la concesión romana. aún cuando no perteneciere al regio patronato. posesión y residencia al considerarse estos aspectos compe- Cfr..18 - . con la supresión total de las reservas pontificias. Philippe. cuya provisión pasaba a tocar al monarca por derecho de resulta.25 muchas veces a favor de los coadjutores. A partir del concordato de 1753 entre España y Roma. Un reciente estudio26 sobre la forma en que la Monarquía buscaba acceder a las prebendas eclesiásticas catalanas ajenas al real patronato. Antonio.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 prebendas y las renuncias in favorem.. La nominación de un individuo para una prebenda eclesiástica del real patronato dejaba una vacancia. Loupès. el caso catalán 1715-1788. pasaron a ser de presentación real cincuenta mil beneficios. la provisión de una plaza generaba una cadena de nombramientos de individuos que de otra manera quedaban al margen de las prerrogativas regias. los patronatos privados (laicos o eclesiásticos) y las llamadas reservas pontificias o el derecho que tenía la Santa Sede de conferir beneficios en España. Publicaciones de la Universidad de Alicante. 228. op. los Reyes intentaron por todas las vías controlarlos a través del patronato. El real patronato en la Corona de Aragón. La tensión entre los diferentes patronatos consistía en ampliar el propio a costa de los otros dos. Se buscaba acabar con las presentaciones que escapaban al control de la Corona. Alicante. destaca el ejercicio del real derecho de resulta como un instrumento regalista en manos de la Corona. El real patronato indiano incluyó desde un principio un control del sistema beneficial en todos los aspectos relativos a la presentación. Como los beneficios estaban ligados a vastos territorios. baste recordar que después de la institución del patronato universal en España a partir del concordato de 1753. Para ver la dimensión de este proceso. Así. En la Iglesia española coexistieron enfrentados el patronato real. p. Carrasco Rodríguez. fue un instrumento de reforma de la Iglesia hispana por medio de la centralización de la administración de la Iglesia en la Cámara de Castilla. La estrategia real consistía entonces en promover reiterados ascensos de un individuo que le permitían entonces proveer los beneficios que éstos dejaban vacantes.

En las Indias no existieron patronatos particulares. A nivel diocesano. la calidad de los bienes que los respaldaban.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 tencia del Consejo de Indias. “Arcentur a sacris ordinibus qui non habentunde vivere possint”. 28 Leyes de Indias. y las peticiones de los mismos debían estar justificadas. El ingreso al estado eclesiástico El concilio de Trento había determinado que no podían ser promovidos a las órdenes mayores quienes no tuvieran un beneficio eclesiástico o patrimonio con la correspondiente congrua de sustentación. pidiéndose opiniones a los vicepatronos en el caso de obispos y arzobispos. otorgaba licencias y aceptaba las renuncias. La posesión de una congrua sustentación al momento de la ordenación de mayores debía atestiguarse y garantizarse el origen eclesiástico de los ingresos. el obispo aprobaba las permutas de parroquias. Aplicando lo dispuesto por el concilio de Trento. referidas a las actividades económicas prohibidas a los clérigos del clero secular. Las renuncias de prebendas y obispados. se debían efectuar ante al Consejo y éste las aceptaba o no. título 12 “De los clérigos”. 27 .27 Se quería evitar que el clérigo. y que no hubiera perjudicados en los casos en que se realizaban amortizaciones eclesiásticas. variando su administración en función del real patronato. para sobrevivir. Los traslados episcopales o de capitulares también caían dentro de la jurisdicción del Consejo. las parroquias se proveían por oposición.19 - . es la misma que en España. eran cuidadosamente considerados. leyes J a V. Las coadjutorías en los cabildos eclesiásticos no existían. Se separaba además la presentación de la colación. tomo I. Sesión XXI. ejercido por el fundador de una capellanía o quien él designara. en suma. a fin de no verse precisados a mendigar. La organización de Iglesia americana. En América esta disposición había sido sancionada por las Leyes de Indias. Para los clérigos seculares el título canónico era el de beneficio y. el obispo daba la colación canónica a quien hubiera sido presentado por el vicepatrón.28 Para la incorporación al estado eclesiástico los aspirantes debían estar en posesión de un título canónico que le asegurara lo necesario para el sustento. tuviera que dedicarse a actividades indignas o a trabajos serviles. en su defecto. Lo mismo ocurría con los cabildos eclesiásticos. la única forma de patronato privado que existió fue el patronato capellánico. capítulo 2. Se Concilio de Trento. el de patrimonio o pensión.

1876. que consta de un oficio sagrado y del derecho a percibir las rentas anejas por la dote al oficio”. cierta parte de los frutos de los bienes eclesiásticos.29 Justamente por ser los beneficios instituidos por la autoridad eclesiástica. 68. Chile. tomo 4. y De la Fuente.31 Donoso. El tercer concilio de Lima de 1583 en lo relativo a los títulos de ordenación optó por observar lo dispuesto por Trento. p. 31 AGI. que sustentaban las ordenaciones eclesiásticas y por tanto la incorporación al estado. 1868. incluía también el llamado título de pensión. en nombre propio. El título de patrimonio constituía al ordenando con bienes propios que le aseguraban su congrua de sustentación. 160. Francisco. Sobre lo mismo también Gómez Salazar. Madrid. Librería de Rosa y Bouret.20 - . ministerio o fundación. Vicente. Instituciones de Derecho Canónico americano. para percibir. pero se contempló la posibilidad de aceptar un cuarto título denominado “doctrina indorum”. Tratado teóricopráctico de procedimientos eclesiásticos. en él ver todas las ordenaciones sacerdotales de religiosos. 29 . Imprenta de la viuda de Aguado e hijo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 entendía por el primero las rentas eclesiásticas fijas procedentes de un beneficio. 30 AASCH. Este legajo contiene el libro de órdenes del obispado de Santiago de Chile entre 1756 y 1788. Algunos cargos eclesiásticos implicaban beneficios eclesiásticos. teniendo la idoneidad necesaria. el que se ordenara a su título quedaba bajo la directa autoridad del obispo. También existía en Indias la posibilidad de ordenarse a “título de lengua” para quien supiera hablar los idiomas indígenas y contara con la posibilidad próxima de obtener un beneficio curado para el que fuera absolutamente necesario dominar la lengua indígena. La ordenación a título de beneficio eclesiástico llevaba aneja la responsabilidad de ejercer un determinado oficio en la Iglesia. ni todos los beneficios tenían cura de almas (cuidado espiritual de un grupo de fieles). Un beneficio era el derecho perpetuo. querían dedicarse a la evangelización de los naturales. asignada perpetuamente y de manera segura por liberalidad de otros al ordenando que carecía de bienes propios. leg. Gobierno. aplicable a quienes. Existía también el título paupertatis o profesión religiosa solemne. 199. El Código de Derecho Canónico de 1917 lo definió de la siguiente manera: “El beneficio eclesiástico es una entidad jurídica constituida o erigida a perpetuidad por la competente autoridad eclesiástica. tomo III. instituido por autoridad de la Iglesia. pero no todos los cargos eclesiásticos estaban vinculados a beneficios. Secretaría del obispado. París. Justo.30 bajo el cual los religiosos se ordenaban sacerdotes. que le competía al clérigo por razón de un oficio espiritual.

pero poseían de forma notoria el conocimiento y la aptitud para ordenarse in sacris. Como las capellanías no eran instituidas por la autoridad eclesiástica. Estas últimas eran fundaciones perpetuas que afectaban bienes con cuyas rentas se mantenía a un clérigo. El clero patrimonial se compuso de sacerdotes ordenados a título de capellanía. Imprenta San Diego. capellanías y patronatos.32 Un capellán sólo tenía la obligación de cumplir con la carga específica que le imponía la capellanía que servía. ya que su subsistencia estaba asegurada sin la necesidad de servir beneficios.21 - . entre las cuales figuraba. Este grupo del clero secular. A estos clérigos ordenados de mayores a título de capellanía o patrimonio se los conoce también como clérigos particulares o de ejercicio libre del ministerio sacerdotal. sino sólo meramente aprobadas por el ordinario. tal vez por las escasas huellas que la mayoría de ellos dejaron y por la dificultad consecuente de identificarlos. 1893. Santiago.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Otro título de ordenación de mayores era el de “suficiencia” aplicable a quienes no tuvieran patrimonio familiar ni rentas eclesiásticas que les sirvieran como congrua. Una parte de este clero extraparroquial se dedicaba a negocios familiares. La misma independencia de los obispos la tenían los ordenados a título de patrimonio. un cierto número de misas para su alma. aunque se los consideraba domiciliarios del obispado.. sin otra obligación que cumplir las cargas impuestas por el fundador. ambos autónomos con respecto de los obispos y en última instancia de Roma. que los liberaba de la obligación de servir en los beneficios de la diócesis. La tendencia puesta en marcha a partir del concilio de Trento de revalorizar el poder episcopal y de extender su jurisdicción chocaba con la existencia de este clero sin obligaciones pastorales claras y del clero regular. La historiografía les ha prestado poco caso. generalmente elegido por ser descendiente del fundador y él mismo miembro de la familia. Se caracterizaron por ser un clero extraparroquial. fuertemente autónomo de los obispos. de patrimonio. los sacerdotes ordenados con este título quedaban fuera de la autoridad del obispo en cuanto al servicio en beneficios. Nociones teológicas y jurídicas sobre beneficios eclesiásticos. Para la Monarquía este Robles. Lorenzo.197 pp. o de una combinación de ambos. fundadora de mayorazgos y capellanías. El título de ordenación por el cual un candidato accedía a las órdenes mayores condicionaba las posibilidades de su carrera futura. 32 . estaba por lo general estrechamente relacionado con la elite social local. casi siempre.

William Taylor.. 33 34 Di Stéfano. Roberto.. Ibidem. Pero como los reyes de España ejercían el patronato universal en Indias sobre los cabildos eclesiásticos y obispados. Algunos vivían entre la elite cultivada y no aspiraron nunca a ser párrocos. 33-59. muchos de ellos sirviendo como capellanes de haciendas..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 clero patrimonial también era molesto porque no podía controlarlo al no depender de los beneficios de patronato real. op. A partir de 1753 podemos conocer con exactitud el número de ordenaciones sacerdotales y los títulos de ordenación. La proporción seguía siendo la misma en 1810. . Roberto Di Stéfano33 señala que en Buenos Aires en 1778 los clérigos particulares representaban el 66% del clero secular: de los setenta clérigos que había.22 - . de la fidelidad demostrada en el servicio al monarca. p. William Taylor34 al estudiarlos en México en el siglo XVIII. También aumentó el clero secular patrimonial del obispado de Santiago de Chile en la segunda mitad del siglo XVIII. pp. En un informe del obispo de ciudad de México en 1758 se señala que había mil sacerdotes en la ciudad y otros mil en la arquidiócesis ordenados a título de capellanía. que celebraban misa pero la gran mayoría de ellos no impartían otros sacramentos. De las trescientas veinte ordenaciones sacerdotales de clérigos domiciliarios del obispado que se celebraron entre 1753 y 1810. cuarenta y seis no tenían oficio determinado. “Abundancia de clérigos. De ahí el enorme prestigio social que la distinción de una presentación eclesiástica implicaba para el favorecido. La concesión papal posibilitó entonces la creación de un vínculo muy estrecho entre el Rey y el clero secular en las Indias. quienes quisieran hacer carrera en estos beneficios tenían que vincularse con el Rey. por la amortización de los bienes eclesiásticos y la incautación de los réditos de las capellanías. 114. cit. de los méritos personales y familiares. mucho más que en España. Los súbditos experimentaban la gracia real como fruto de la prestación de servicios. Tenían fortuna propia u ocupaban cargos directivos en la diócesis. como rectores del seminario o asesores de la audiencia episcopal. ciento dieciocho fueron a título de capellanía y treinta y dos a título de patrimonio.”. se refiere a ellos como sacerdotes “sin destino”. La paulatina desintegración del Antiguo Régimen que comenzó con la revolución francesa acabó a la larga con el clero patrimonial. Apenas vislumbrado y conocido. La bibliografía sobre el clero secular en la América española da cuenta de la existencia de este grupo. constituyen más bien un campo de investigación abierto.

23 - . ya que muchos capellanes de sangre o de oposición. 98. leg. p. 72. En este contexto el sacerdocio aparecía como una profesión impuesta familiarmente. quien emprendía una carrera eclesiástica. sin conciencia plena de sus obligaciones con el propósito de que bienes patrimoniales familiares quedaran fuera del fisco. No hay clérigos que quieran ordenarse a título de lengua si no es alguno tan pobre que no tenga otro modo de poderse sustentar.36 Los beneficios curados rurales. avaladas por cierto por el contexto familiar. militar o civil. habían ascendido al estado eclesiástico casi niños. f. 158. sobre quien se casaba o se quedaba soltero. Como ninguno de los otros presbíteros que se habían opuesto al de San Felipe aceptó ese curato. Ibidem. Antón Solé. los de las frontera indígena y los de las ciudades más alejadas a las sedes episcopales.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 En este contexto es importante recordar que en el Antiguo Régimen la familia decidía el destino de sus miembros en función de su extensión. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. La sociedad española en el siglo XVII. El estamento eclesiástico. a la que todos se subordinaban. tuvieron que cele- Domínguez Ortiz. 25. acrecentamiento y honor. leg. Tal situación no había desaparecido en el siglo XVIII. Pablo. Quien actuara como cabeza tomaba las decisiones. Madrid. p. 35 . Secretaría del obispado. La historiografía española35 recalca además el origen social de muchas vocaciones eclesiásticas. El clero secular chileno y la Monarquía En Chile.37 Resultó ganador de la oposición José Antonio Moreno Merino. 1970. en las cartas de los obispos al Rey encontramos permanentemente relacionados el crecimiento o decrecimiento del clero secular con la obtención de beneficios: Y en este reino fuera de mucho provecho si en él hubiera clérigos que quisieran ajustarse a ser doctrineros como los puede haber si Vuesa Majestad fuese servido de mandar crecer el sínodo o estipendio de las doctrinas. 66. Antonio. cura de Combarbalá. padecieron de escasez crónica en su dotación y falta de curas para atenderlos. En 1779 se celebraron oposiciones al curato de San Felipe. Secretaría del obispado. 37 AASCH. 36 AASCH. tomo II. 419. El margen de libertad individual quedaba reducido ante la familia. durante la segunda mitad del siglo XVII. f.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 brarse las oposiciones para llenarlo. las parroquias urbanas.40 Ibidem. 38 39 . En la primera década del siglo XIX el obispado de Santiago contaba con cincuenta y un parroquias y doce tenientazgos pagados de las cajas reales. Secretaría del obispado. El obispo Manuel de Alday no pudo presentar ni siquiera una terna al gobernador. entre 1650 y 1700. A fines del siglo XVI en el obispado de Santiago había ocho parroquias y cincuenta y siete doctrinas. trescientos veintinueve fueron curas párrocos. Durante todo el siglo XVIII y hasta 1810. y ciento treinta fueron clérigos particulares. casi se podría decir la lucha. y en la segunda mitad dieciocho más. AASCH. al Rey del 25 de julio de 1662. y probablemente la desviación de las vocaciones al clero regular. por obtener los beneficios curados más rentables. cuarenta y nueve tenientes de curas. 120-124. En el obispado de Santiago. cuando la diócesis contaba con dieciocho curatos y once doctrinas. De éstos. porque sólo dos clérigos minoristas se habían opuesto porque “ninguno quiere admitir este curato por corto. encontramos quinientos setenta y dos clérigos presbíteros. leg.38 Esta situación acentuó en Chile la competencia. prebendas de los cabildos eclesiásticos y obispados.24 - . y sólo por tener título para órdenes lo admitieron los propuestos”. La elite local se concentró en la obtención de los beneficios más rentables y prestigiosos: curatos urbanos. de los ciento ochenta y nueve presbíteros registrados. obispo de Santiago de Chile.39 En la primera mitad del siglo XVIII se erigieron ocho parroquias. contabilizamos ciento treinta y cinco curas. Daremos cuenta a continuación de la red beneficial chilena en los tres siglos de dominación española. Carta de Fray Diego de Humanzoro. 40 La cifra de presbíteros con la que trabajamos no está extraída de documentación oficial ya que ni en el Archivo del Arzobispado de Santiago ni en el de Concepción no se conservan los expedientes de órdenes o el Libro de Ordenaciones en forma continua. Volvemos a encontrar datos sobre el número de las parroquias recién en la década de 1660. ochenta y siete de ellos lo fueron después de 1764. ff. 25. sino que es fruto de nuestra propia investigación hasta la actualidad y por eso modificable por futuras investigaciones. en su mayoría en manos de los regulares.

cit. doce de ellos foráneos al reino.. 41 . En Concepción a lo largo de todo el siglo XVIII se erigieron dieciséis parroquias. Para entender la relación de los cabildos eclesiásticos chilenos con el Rey. en 1774 se erigieron tres raciones y dos canonjías más de merced. 1840-1925. dos de los cuales (peruanos) tomaron posesión de su prebenda.. y ocho habían nacido en el obispado de Concepción.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 A fines del siglo XVI. Buena Esperanza. Durante el siglo XVIII hubo veinticinco canónigos. Raimundo. y las capellanías militares de los tercios de Arauco y Yumbel. Santiago. cuatro de ellos foráneos al reino de Chile. aunque lo más probable es que cuatro de ellos fueran nativos del obispado de Concepción.25 - . cuatro foráneos al reino. 260 pp. y para las parroquias de Santiago por el libro de Arancibia Salcedo. se da otro número de parroquias para el obispado de Santiago. y a partir de 1677 otras dos de oposición. y cinco dignidades. en el obispado de Concepción. San Cristóbal. De seis sabemos que eran chilenos pero desconocemos su ciudad de origen. En la década de 1660 sólo cinco parroquias y una misión. Valga la salvedad de que en el libro de Larraín Eyzaguirre. Reinaldo. y los fuertes de Chillán. Entre 1650 y 1700 hubo veintitrés canónigos presentados por el Rey. En la diócesis había cuarenta y ocho beneficios curados.. y a partir de 1760 se sumaron un número indeterminado de tenientazgos. Rasgos biográficos. una magistral y una doctoral. ningún prebendado era foráneo al reino. El cabildo eclesiástico de Santiago en el siglo XVII contó con dos canonjías de merced..41 había diez parroquias y nueve doctrinas. Iván. op. 1955. Editorial Jurídica de Chile. El cabildo eclesiástico de Concepción estuvo compuesto en los siglos XVI y XVII por dos canonjías de merced y dos dignidades. en todo el siglo hubo cincuenta canónigos. La parroquia ante el Derecho civil chileno o Estatuto jurídico de la parroquia. Otros seis prebendados eran nativos del obispado de Santiago. Imprenta San José. 1980. En el siglo XVIII. Santiago. Mandituco y San Pedro de Bío-Bío. Al correlacionar los listados de presentados a los ca- Nos hemos guiado para determinar el número de parroquias del obispado de Concepción por las referencias a las mismas del libro de Muñoz Olave. Entre 1650 y 1700 fueron presentados treinta y dos canónigos. A fines del siglo XVII se erigió una canonjía magistral y en 1778 se erigió una canonjía penitenciaria.. Parroquias de la Arquidiócesis de Santiago. 428 pp.. En el obispado de Concepción el siglo XVIII hemos registrado a ciento ochenta y seis curas y treinta y cinco clérigos particulares. once de los cuales eran naturales del obispado. hay que detenerse a analizar la composición del grupo de canónigos.

sólo hubo seis foráneos al reino a lo largo del siglo. Gobierno. Entre los santiaguinos. En el cabildo eclesiástico de Santiago. la Cámara de Indias presentó a siete foráneos al reino como canónigos a partir de 1650. En la práctica. sino ocupadas por naturales del país.26 - . más aún. En el siglo XVIII el panorama no cambió mucho en cuanto al lugar de nacimiento de los prebendados. designados por los obispos o gobernadores. seguían predominando los nativos de cada obispado. cuyas prebendas sin embargo no estaban vacías. En el coro de Santiago de los cincuenta prebendados. los llamados canónigos rezantes. . y de ascenso al cabildo eclesiástico de Santiago. uno de ellos había llegado a Santiago como familiar de un obispo. sólo dos (peruanos ambos) tomaron posesión personalmente de su prebenda. Además doce canónigos de Concepción ascendieron al cabildo eclesiástico de Santiago y concluyeron allí su carrera. los otros eran sudamericanos. surge de inmediato la evidencia de que la Cámara de Indias proponía individuos que nunca pisaron los cabildos eclesiásticos chilenos. todos tomaron posesión de sus prebendas. Antes de 1650 la Cámara de Indias atribuyó el carácter de inicial de una carrera al cabildo eclesiástico de Concepción. sólo uno acudió a tomar posesión de su prebenda. El resto de los prebendados habían nacido dos de 42 AGI. y otros trece nativos del obispado de Concepción. los otros seis tomaron posesión por poderes. no por decisión del Rey. Componían el primero presbíteros nativos de los dos obispados y antes de 1650 sólo cinco españoles habían ocupado alguna plaza en el mismo. Chile. el sistema de ascensos también fue un elemento básico del funcionamiento del gobierno de la Monarquía española al utilizarse para contrarrestar la influencia local de las instituciones de gobierno incorporando a las mismas a foráneos a los reinos. 63 y 455. Entre 1660 y 1700 al coro de Concepción fueron presentados a canonjías siete presbíteros domiciliarios del obispado de Santiago y nativos de él. el otro probablemente migró con su familia en su infancia.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 bildos eclesiásticos chilenos por el Rey del Archivo de Indias42 y los que efectivamente tomaron posesión de sus prebendas. Por tanto. uno era español. sino por imposición de la situación. por clérigos presbíteros domiciliarios de los mismos obispados. Correspondió a la Monarquía la estructuración de una carrera y el establecimiento de los criterios que causaran los ascensos en la misma. los cabildos eclesiásticos chilenos estuvieron compuestos mayoritariamente por naturales del país.

6 y 26 de la introducción. Aquí entonces. ff. uno en Concepción. sólo cuatro fueron foráneos al reino. 43 44 . jugó a favor de los chilenos. descendientes de los conquistadores y pobladores del reino. Hubo un solo canónigo natural de la ciudad de Santiago y otro de La Serena. el árbitro44 entre las componendas locales. Los testimonios son múltiples. se transformó en uno de los elementos vinculantes entre la elite local y la Monarquía. De esta manera el ejercicio del patronato. fue fundamental. aunque el Rey controlara el acceso e intentara frenar los intereses locales presentando a foráneos al reino.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ellos en La Serena. obispo de Santiago de Chile. 1998. La ubicación periférica del reino. es muy elocuente en este sentido: Su Majestad sirva proveer la tres canonjías que faltan. los prebendados no nativos del reino fueron familiares de los obispos incardinados en Santiago y Concepción rápidamente integrados a las familias de la elite local por AASCH. sobre todo en el siglo XVII. entonces. Cfr. tres españoles y un peruano. pp. de los veinticinco prebendados que hubo. lo que les valió las recomendaciones necesarias para ser consultados por la Cámara de Indias y presentados. En este proceso el servicio al Rey.43 La puerta de las instituciones eclesiásticas se abrieron entonces para que las familias locales. Dedieu.27 - . leg. la gracia real vinculada a la presentación de un beneficio. se disputarán entre ellas el acceso y el control de las mismas. del 2 de mayo de 1653. y Moutoukias. todos los otros eran nativos de la ciudad de Santiago. al Rey. 22. París. familles et pouvoirs dans le monde ibérique à la fin de l’Ancien Régime. 325-326. Bordeaux. En los cabildos eclesiásticos de los dos obispados. Réseaux. las relaciones con la Monarquía adquieren toda su dimensión. Secretaría del obispado. En Concepción. Zacarías. Jean P.. En los dos cabildos los foráneos al reino que hubo habían llegado como familiares o secretarios de obispos. CNRS Èditions. En el siglo XVIII el cabildo eclesiástico de Santiago dejó de ser considerado por la Monarquía como de ascenso para los prebendados de Concepción y éste último de inicio para los prebendados de Santiago. Una carta de Gaspar Villarroel. Yo he suplicado otra vez a Vuesa Majestad se sirva de dar estas prebendas a clérigos de España o a criollos de esta tierra aquellos vendrán porque no saben a la pobreza que vienen y estos otros admitirán las canonjías porque a fin los cogen en sus casas y siempre serán alojo para los que tienen poco y los clérigos del Perú estiman mas una doctrina que todas estas prebendas.

Los jesuitas del Perú por ejemplo durante el siglo XVI optaron por no incorporar criollos a la Compañía. en las Cfr. Lavallé. barajaba la posibilidad de promover la migración de religiosos peninsulares para poder instalar la alternativa. y ya había caído en desuso a mediados del siglo XVIII. La decisión se fundamentaba en la constatación de la falta de las cualidades requeridas en la vida religiosa. el sistema de alternativa sólo se planteó en una orden. pero no entre españoles y criollos. Ibidem. en: Las promesas ambiguas. Javier. sin embargo. En la jurisdicción política controlaban directamente el cabildo secular y habían penetrado las audiencias. Comenzó a aplicarse entonces el sistema de alternativa de gobierno entre criollos y peninsulares. la alternativa se comenzó a aplicar a partir de 1660. 1965. La afirmación vale también para las órdenes religiosas en Chile. una división interna profunda de la provincia la reimplantó a partir de 1767. en: Historia. criollismo colonial en los Andes. N° 2. Incluso.28 - . sino entre las facciones compuesta mayoritariamente por criollos. Santiago. Sin embargo. Instituto Riva-Agüero.45 En nuestro ámbito geográfico de estudio entonces. se inclinaron más bien a no reclutarlos. 178196. En el reino de Chile. pp. Lima. Entre los franciscanos entonces. la conquista de los obispados. Bernard.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 vínculos personales. Si bien en el Perú éstas tuvieron una política oscilante entre la incorporación y el rechazo de criollos y mestizos. “La admisión de los americanos en la Compañía de Jesús: el caso de la Provincia peruana en el siglo XVI”. entre los dominicos.47 la franciscana. 47 El tema fue estudiado por González Echenique. Pontificia Universidad Católica del Perú. Jacques. 1993. Barbier. La verdad de la discriminación era la formación al interior de las órdenes de parcialidades enfrentadas de criollos y peninsulares. “Notas sobre la “Alternativa” en las provincias religiosas de Chile indiano”. una real cédula de 1790 dirigida a la Audiencia. 45 46 . y en la primera mitad del siglo XVIII se lanzan a la cumbre. particularmente españoles. a las instituciones eclesiásticas no constituyó de hecho un elemento de contrapeso de la elite chilena utilizado por la Monarquía. pp. la integración de foráneos al reino. La toma de control por parte de la elite urbana chilena de los cabildos eclesiásticos comenzó ya a fines del siglo XVII. Instituto de Historia Pontifica Universidad Católica. de las seis establecidas.46 Como el resto de las órdenes en el siglo XVII finalmente tuvieron que permitir la incorporación de criollos. 197-209. La causa fue que en todas las órdenes la mayoría de los religiosos eran naturales del reino.

Los mismos mecanismos y los mismos efectos fueron analizados por Jacques Barbier en relación a las alianzas matrimoniales con los oidores españoles que llegaron a Chile.. Las siguientes páginas están dedicadas a mostrar cómo las elites chilenas fueron imponiendo sus miembros en los cabildos eclesiásticos y obispados. y vínculos de amistad. 139 y ss. Publications de la Sorbonne. Castellano. fundamentalmente los obispados. Ibidem.48 en un estudio reciente sobre los oficiales de finanzas de Nueva España. La bula que permitió a la Corona española la presentación de personas para las vacancias. 48 . fue uno de los medios por el cual la Monarquía la relacionó consigo. a partir de 1720. a su llegada a Nueva España. Ibidem. Para llevar a cabo la Bertrand. En el ámbito político Michel Bertrand.. capítulo 13. analiza los mecanismos de integración de los oficiales españoles nombrados por la Corona con la elite novohispana. (eds). 51 Concilio de Trento. descendientes de agentes marginales de la Monarquía. 50 Cfr. sesión VII sobre la reforma. que transformaron a los inmigrantes en criollos por interés y por vínculos. se volvió a la aplicación del reclutamiento en base a la competencia para el ejercicio del cargo. María V. Dedieu.29 - . ante el fracaso de la política de integración de foráneos en estas instituciones en las que el Rey controlaba el acceso. Michel. Paris. Después del abandono de la venta de cargos. En este período fue cambiando la relación entablada con las elites locales. Jacques. Los elegidos en sus tres cuartas partes provinieron de un medio de familias profesionales. No existían reglas sobre las cualidades que debían poseer las personas señaladas por el monarca para que se les diera la colación canónica. Les officiers de finances de Nouvell-Espagne XVIIe-XVIIIe siècles. pp.49 que la elite utilizó como modo de integración de éstos al medio local. Está claro que el desafío de la Monarquía durante los siglos XVI a XIX fue el control político del imperio más grande de la tierra. Grandeur et Misère de l’office..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 que los peninsulares eran una minoría y estaban repartidos dentro de ellas. En la introducción del libro Jean Pierre Dedieu resume el proceso historiográfico al que estamos haciendo mención.50 La apertura de las instituciones eclesiásticas a la elite chilena. y sesión XXV sobre la reforma. 1999. Jean P. fueron captados e incorporados a la elite por medio de alianzas matrimoniales y económicas. Sin embargo. y López Cordón. 49 Al respecto véase el libro de Barbier.. dentro de un marco de negociación y de un flujo constante de intercambios. aparte de generalidades sobre la idoneidad51 de los presentados. nada decía sobre cómo debía hacerse la selección o si se debían exigir requisitos.. Juan L.

la Monarquía estableció un sistema de nombramientos y presentaciones que integró la administración y gobierno de la Iglesia y de la Monarquía en una doble dimensión local y supralocal.30 - . La segunda a la Cámara de Indias —el Rey— el Papa. A través del sistema de presentaciones vamos a mostrar esta articulación en esas dos dimensiones. Ambas dimensiones se relacionaban a través de un sistema de intercambio de información que circulaba entre España y América. La primera comprendía a los cabildos eclesiásticos —el obispo— el vicepatrón. .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 selección del clero secular para las vacancias mayores y menores de Indias.

a diferencia de otros reinos de la Monarquía. Había un virrey en cada uno de los reinos hispánicos. la ordenación general de la 1 Cfr. Mario. 1951. Como el Rey. el supremo mando del ejército de sus respectivos virreinatos (eran capitanes generales). Época de fundación 1492-1570. el virrey o gobernador y la Real Audiencia. 326 pp. europeos y ultramarinos. En esta obra Góngora analiza los problemas prácticos que se presentaban durante el primer siglo de dominación española en el Perú por la separación de las funciones de gobierno y justicia. a las canonjías de oficio y en las recomendaciones de los clérigos beneméritos.1 Un virrey era un gobernador que al ser investido recibía aquel título junto con el de capitán general y presidente de la Audiencia. El Rey no podía ejercer de manera efectiva las funciones de patrono.31 - . Por un lado mostraremos cómo se articuló la relación local y supralocal. por eso las delegaba en España en el Consejo de Indias y en América en los funcionarios civiles. los virreyes que lo representaban de un modo personal. que actuaban como vicepatronos. el obispo. por otro. el vicepatrón.. que personalmente representaban al Rey español ausente de quien había recibido el encargo del buen gobierno del país. tenían casi todas las atribuciones que correspondían al soberano: el gobierno. había una separación entre la función judicial atribuida a la Real Audiencia y la de gobierno propia del virrey. En materia de justicia un virrey firmaba las sentencias junto con los oidores pero no tenía voto en ellas. El Estado en el Derecho Indiano.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 2 El vicepatronato en Indias Nos detendremos en este capítulo en la instancia local del sistema de presentaciones que comprendía a los cabildos eclesiásticos. En Indias. los conflictos que esa articulación implicó ya que la carrera eclesiástica del clero secular estuvo marcada por estos dos aspectos que lo vincularon a la vez con la Monarquía. Góngora. Santiago de Chile. . Estos actores se conjugaban en las oposiciones a curatos.

El vicepatronato lo ejercía el gobernador. Los virreyes y gobernadores eran agentes de gobierno de la Monarquía fundamentales en la administración. Los virreyes también recomendaban a clérigos para los arzobispados y para las diócesis sufragáneas contenidos dentro de su jurisdicción política.2 y por eso. las erecciones de nuevos obispados y prebendas. las renuncias de obispados y canonjías.32 - . por medio de una real cédula del 4 de abril de 1609. regidas por un gobernador. traslado y organización administrativa de las ciudades de su jurisdicción. En el ámbito temporal los gobernadores supervisaban el comercio. Felipe III.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Real Hacienda (se les titulaba superintendentes) y eran vicepatronos. . En cuanto a las provincias menores o gobernaciones. independiente del virrey y vinculado a través del Consejo de Indias con el Rey. El gobernador tenía las mismas atribuciones que el virrey que hemos expuesto. salvo la de representar al soberano. hospitales y conventos. Los gobernadores dependían de los virreyes y presidentes de la provincia a la que pertenecía su territorio. título 15. por lo tanto tenía a su cargo todo lo relacionado con el estado eclesiástico. conventos y hospitales. libro 2. presidentes y gobernadores de las Indias el derecho de presentación a los beneficios parroquiales y otros inferiores. Comunicaban a los obispos y arzobispos de su virreinato los documentos pontificios que habían superado el pase regio. También el vicepatrón debía informar sobre las tomas de posesión de los obispos. la promoción de las misiones entre los indios y la fundación de iglesias. la propagación de la fe. El Consejo de Indias actuaba luego de sopesar las opiniones provenientes desde el ámbito eclesiástico y el civil. para lo que nombraban jueces pesquisidores encargados de realizar las averiguaciones pertinentes. 2 Leyes de Indias. Como vicepatronos. enviaban religiosos a los distritos de su jurisdicción y vigilaban su gestión. Recaudaban las tercias reales. frenaban asimismo aquellos que no lo tuvieran. el gobierno y control del imperio. los virreyes se encargaban de la fundación de iglesias. delegó en los virreyes. las obras públicas y la fundación. Comunicaban a la Cámara de Indias las vacancias eclesiásticas que se producían en su territorio. La Audiencia de Chile era “pretorial” es decir presidida por un presidente que era a la vez gobernador y capitán general. Colaboraban con la Inquisición de su territorio. quienes vigilaban su gobierno y revisaban su desempeño. se caracterizaban por no tener Audiencia. En todas las funciones era asesorado por la Audiencia.

El sistema siempre dio origen a disputas entre los vicepatrones. . También la Corona quiso controlar los nombramientos de visitadores eclesiásticos del obispado que se hacían durante las sedes vacantes. título VI.4 Como no fueron establecidos los límites de actuación entre la Monarquía y el Papado en torno al gobierno de la Iglesia americana.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Las Leyes de Indias3 establecían la obligación del vicepatrón o de su delegado al que se llamaba “asistente real”. pero también de su hidalguía. formulando también su opinión sobre la conformación de la terna por el obispo y el cabildo eclesiástico. informe que. comisionados por el gobernador para una oposición específica. El regalismo borbónico. virtud y otras cualidades personales y familiares que considerara relevantes.33 - . También en la celebración de las oposiciones de curatos en sede vacante el vicepatrón nombraba un asistente para que las presenciara y le asesorase sobre la persona más idónea para la presentación.. era muy considerado por la Cámara. Se justificaba esta determinación en la obligación de que en las personas nombradas fueran idóneas y cumplieran con los requisitos requeridos por el concilio de Trento. p. Debía incluir un comentario relativo a las habilidades de los candidatos en la exposición de la disciplina particular. de diferentes órdenes. Estos asistentes eran generalmente religiosos. eran proveídos por nombramiento del obispo. como los de teniente cura.. de asistir a las oposiciones de las canonjías de oficio. cit.. los conflictos jurisdiccionales estallaron también a nivel local entre la Iglesia diocesana y los vicepatronos. También algunos oidores de la real Audiencia podían ser seleccionados para cumplir esta tarea. ley 7. 196.. Alberto. Este asistente informaba a la Cámara de Indias en forma separada al informe del obispo y del cabildo eclesiástico sobre cómo se había desarrollado la oposición. De la Hera. los obispos y cabildos eclesiásti- 3 4 Leyes de Indias. siempre de acuerdo con el vicepatrón. Se trataba en realidad de controlar al cabildo eclesiástico en sede vacante durante los períodos en que gobernaba. Las oposiciones parroquiales también se celebraban con la presencia de un asistente del gobernador que informaba a éste sobre el desarrollo de la oposición. op. El concilio de Trento prohibía expresamente la asistencia de un examinador que no fuera sinodal al que se le adjudicara voto. Participaba más bien en calidad de observador del desarrollo de la oposición. debiendo ser aprobados por los vicepatronos. Otros beneficios eclesiásticos menores. por cierto. Informaba además al vicepatrón sobre los opositores y su desempeño.

gobernador de Chile. Exactamente de lo mismo se informaba el Consejo de Indias a través de los obispos. Particularmente en la vida conventual el vicepatrón o sus representantes actuaban como verdaderos árbitros entre tendencias. y propuso a Fray Pedro Ángel de Espiñeira y a Fray Manuel de Acuña fundador de la recoleta dominica de Chile. AGI. Gobierno. Sevilla. el virRey y el cabildo en el Río de la Plata en la segunda mitad del siglo XVIII”. Tal fue el caso de la recomendación en 1761 de Fray Pedro Ángel de Espiñeira. Algunas decisiones de la Cámara de Indias en materia eclesiástica chilena estuvieron directamente decididas por los informes de los gobernadores. para este obispado debía optarse por un regular. donde se encuentra una de estos casos informado por Francisco Ibáñez de Peralta.6 Muchas veces la intervención del vicepatrón era requerida para que su vigilancia garantizara la limpieza de la observancia religiosa. 55-100.8 A juicio de Manuel de Amat y Junyent. pp. Peire. Chile. resultando Espiñeira señalado. 103. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. 452. Escuela de Estudios Hispanoamericanos. al Rey el 16 de mayo de 1702. Sevilla. 8 AGI. N° 50.5 Los regulares estaban también sujetos al vicepatrón en todos los aspectos fundamentales de la vida religiosa. Fernando. “La manipulación de los capítulos provinciales. ejerciendo presiones y haciendo valer la preeminencia del poder laico. pp. tomaban partido apoyando a unos y oponiéndose a otros. las élites y el imaginario socio-político colonial tardío”. los dos propuestos entraron así a la consulta de la Cámara de Indias. N° 50. en: Anuario de Estudios Americanos. 9 Ibidem. para el obispado vacante de Concepción de quien la Cámara de Indias aseguraba que no tenía relación de méritos ni apoderado en Madrid. Chile. 1993. franciscano. Debían informar al Consejo de Indias sobre los beneméritos del reino dignos de vacancias en los cabildos eclesiásticos y prelacías y además elevar informes anuales sobre los curatos y el clero que los servía. Escuela de Estudios Hispanoamericanos. 6 Cfr. 5 . Urquiza. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En la vida ecle- Cfr. Jaime. 13-53. en: Anuario de Estudios Americanos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 cos.9 Siguiendo recomendación. Gobierno. 7 Cfr.7 Los vicepatronos debían por tanto encargarse de vigilar el cumplimiento del concilio de Trento y de las leyes reales en materias eclesiásticas. 1993. Conocemos el ejercicio del vicepatronato por algunos escasos estudios sobre intromisiones y preferencias especialmente en la vida religiosa. “Etiquetas y conflictos: el obispo.34 - .

10 luego de lo cual el favorecido tomaba posesión de su beneficio si lo aceptaba. donde la cura de almas no se proveía por concurso y los obispos elegían a los párrocos. De las tres el opositor escogía una. El “Título y mandato de posesión que se da al provisto en algún beneficio con la solemnidad de imposición del bonete: lo que también se ejecuta con los proveídos en las cátedras y grados de las universidades”. como Granada. definición tomada de Real Academia Española.. 1979. por muerte o jubilación del poseedor o por traslado. pp. el clero en general y el vicepatrón. tomo 2. En Santiago y Concepción se seguía el modelo de Lima. en cambio. se llenaban los beneficios parroquiales a través de oposiciones convocadas por el obispo. p. La convocación se comunicaba fijando edictos en las principales ciudades del obispado. segundo o tercer lugar por los opositores. es decir. cit. A social history of the secular clergy of Lima. Describiremos el sistema para mostrar de qué forma se articulaba en la selección del clero la relación entre la Iglesia local y los agentes políticos de la Monarquía. Cada miembro de este jurado votaba secretamente en primero. Diccionario de Autoridades. Con los resultados se formaba una terna que el obispo comunicaba al vicepatrón. en Indias. Gredos. el cabildo eclesiástico.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 siástica en las oposiciones parroquiales y en las oposiciones a las canonjías de oficio interactuaban el obispo.. op. La forma en que se celebraban las oposiciones variaba según los obispados. 405. uno sobre el catecismo romano y otro teológico. definir los temas sobre los que cada uno debía exponer en el examen público. cada una tratante de una materia. A continuación el obispo procedía a darle la colación canónica. Este elegía a uno de los votados y lo presentaba al curato.. Los candidatos debían demostrar su idoneidad en el conocimiento de la teología y acreditar sus méritos para ocupar el beneficio al que aspiraban en un examen público ante el cabildo eclesiástico y el obispo en el que participaba un asistente del real que representaba al vicepatrono. Las oposiciones parroquiales A diferencia de otros territorios sujetos al patronato real. Paul Ganster.35 - . generalmente un niño abría el libro en tres partes. Se llamaba a éstas últimas al producirse una vacante. 49-54. Madrid. 11 Cfr. En base a un texto estipulado en cada obispado.11 Los opositores se presentaban en el palacio episcopal donde se los citaba para “tomar puntos”. 10 ..

En realidad en el reino de Chile la posibilidad de aplicar el sistema de oposiciones a la provisión parroquial no fue constante hasta aproximadamente la década de 1720. Santiago. Los obispos paliaron la escasez de titulares nombrando curas interinos (regulares o seculares) o directamente entregando la cura de almas a regulares. 197-215.14 aunque por cortos períodos se lograron llenar los beneficios curados con curas seculares.12 En los archivos eclesiásticos chilenos no se han conservado los autos de las oposiciones a curatos. Gobierno. 12 13 . 14 Sobre este tema ver Enríquez Agrazar. las parroquias rurales estaban simplemente vacías. René y Aranguiz. legs. según las reales cedulas de 26 de marzo de 1696 y 24 de septiembre de 170. Los únicos excluidos de las oposiciones a curatos y prebendas eran los expulsos de las religiones y los miembros de la Compañía de Jesús que la hubiesen abandonado después del primer voto. contienen copias del Archivo Nacional Histórico de Chile de las cartas de los obispos de Santiago y Concepción a los gobernadores del reino remitiéndoles las ternas de las oposiciones de los curatos para que éstos seleccionaran a un candidato para ser presentado.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 notario lo asentaba y publicaba los puntos teológicos y canónicos sobre los que expondría cada opositor. 72 y 73. Se lo examinaba aparte sobre teología moral. cada opositor contaba con media hora para exponer sobre el catecismo y otra media hora para proponer la lección teológica y resolverla. 2005. más dramática aún en el obispado de Concepción que en el de Santiago.). Academia Chilena de la Historia. Horacio (eds. El proceso estaba unido a la escasez del clero secular. en: Millar Carvacho. Los franciscanos en Chile: una historia de 450 años. Después de la gran rebelión indígena de principios del siglo XVII el problema llegó a ser dramático. de la misma forma como lo hacía el Rey con las ternas de la Cámara de Indias.13 En general el gobernador optaba por el que ocupaba el primer lugar de la terna. AASCH. “Regulares en la Iglesia secular: presencia franciscana en curatos y doctrinas del obispado de Santiago de Chile. Conocemos los resultados de algunas oposiciones por las cartas del obispo al gobernador remitiéndole las ternas para que procediera a la presentación. a su deficiente formación intelectual y a la mala dotación de las parroquias y doctrinas. El día fijado.. Secretaría del obispado. Los libros parroquiales reflejan esta situación. pp. Esta situación se prolongó durante el resto del siglo. Lucrecia R.36 - . 1760-1810”. porque los sínodos de los curas se pagaban con el situado que se recibió muy irregularmente a partir de 1680. 91. Aparentemente las AGI. Chile.

. 22. prometiendo nombramientos como el de provisor. las prolongadas sedes vacantes acentuaron las intromisiones del vicepatrón en el gobierno de la iglesia local. en una carta a la reina gobernadora de 1673 reivindicaba la aplicación del sistema de oposiciones para la presentación de los capellanes militares de los fuertes. y muchos párrocos fueron designados por los obispos en las parroquias con el acuerdo del vicepatrón. que la totalidad de las parroquias se proveyera por oposición. f. nunca se aplicó plenamente el sistema de oposiciones. Así describía al Rey la situación el obispo Diego Zambrana Villalobos en 1646. refiriéndose al clérigo Francisco Espinosa: Ha mas de siete años que se fue a vivir a la ciudad de Santiago y no le pasa por el pensamiento volver a esta iglesia aunque se lo he escrito muchas veces porque tiene allí su casa y hacienda. se estuvo otro tanto tiempo y no viniera si no fuera por la ambición de ser provisor por prometérselo el gobernador Don Francisco Laso Vega que todo esto y mas pueden los gobernadores. en el reino de Chile se utilizó mucho este recurso para garantizar que cada parroquia tuviera su cura. ya que siempre existieron curatos a los que nadie quería oponerse. Por lo tanto. Secretaría del obispado. En el siglo XVII en el obispado de Concepción. eran más apetecidas por lo que pudieron proveerse siempre por oposición.15 Los obispos de Concepción y los vicepatronos también se enfrentaron en torno a las provisiones de curas para los fuertes militares de la frontera indígena. Los gobernadores consideraban que como estos capellanes se pagaban del real situado. obispo de Concepción. Pero nunca fue posible durante el período que abarca nuestro estudio. que correspondía designarlo a la sede vacante. el nombramiento era una atribución exclusiva del gobernador sin in- 15 AASCH. 292 vta. Los obispos los llenaban con clérigos necesitados de obtener congrua de sustentación para incorporarse al estado eclesiástico o con curas interinos. leg.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 parroquias urbanas no sufrieron tanto este proceso. ya que el obispo podía disponer del destino de los que así se incorporaban al clero secular. Como el concilio de Trento establecía que no podían abandonar ese beneficio que les daba congrua hasta no obtener otro. Francisco de Loyola y Vergara. y en otra ocasión antes que yo llegase a esta ciudad.37 - . De ahí que uno de los títulos de ordenación más frecuente fuera “a título de cura” o de servicio en la iglesia.

. ff. El obispo Loyola y Vergara pedía a la reina que se respetara la jurisdicción episcopal atropellada por el nombramiento de los capellanes sólo por el gobernador. que no alentaban las inclinaciones al estado eclesiástico. penitenciario y teologal.16 En Santiago el obispo Luis Francisco Romero y el gobernador Ustariz se enfrentaron en 1710 en torno a las oposiciones parroquiales. El obispo no las convocaba y designaba unilateralmente a curas interinos. 326. a petición de las iglesias de España. tomo 3.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 tervención del obispo y sin mediar la celebración de oposiciones. Este canónigo era el encargado de la defensa de los derechos de la iglesia y tenía a su cargo toda la actividad jurídica del cabildo.17 El nombre de doctoral provenía de la necesidad de ser graduado en cánones por una universidad.38 - . por la ignorancia del clero. 16 17 AASCH. El obispo se defendió diciendo que los curatos del obispado estaban vacíos por la escasez de clero y de medios para pagar los sínodos. Diccionario de Autoridades.. leg.196-197. según el gobernador. los canónigos de oficio. Secretaría del obispado. magistral. Dentro de la jerarquía del cabildo eclesiástico. este canónigo se encargaba de los sermones “de tabla” en la catedral. se situaban sobre los canónigos de merced pero por debajo de las dignidades. En tanto que para la canonjía magistral era necesario estar graduado por lo menos de maestro en teología por una universidad. La acusación. El asunto se resolvió entre el obispo y el Consejo encarando la problemática de fondo que era la pobreza de los curatos. por lo cual nombraba curas interinos para que por lo menos los hubiera. Las canonjías de oficio Las canonjías de oficio eran aquellas para las que se necesitaba poseer un título universitario para ejercerlas. op. doctoral. 25. llegó hasta el Consejo de Indias. por cierto muy grave. Las canonjías magistral y doctoral fueron fundadas por el Papa Sixto IV en 1473. p. lesionando el patronato. cit. justificándolo además con el argumento de que la exigencia de las oposiciones alentaría a los clérigos a estudiar: Con la conveniencia de que se empeñen en el estudio los clérigos viendo que en estos curatos que son los mas que hay en este obispado se entra por exámenes y concurso que los alienten al estudio.

en: Revista Chilena de Historia y Geografía. Quienes la obtenían eran generalmente nombrados también en un cargo administrativo diocesano.. sobre todo provisor y vicario general.39 - . llegando a ser regidor. 122. No olvidemos además que a través del informe del asistente real y la carta del obispo. 140. 227. op. Secretaría del obispado. Juan L. se ordenó sacerdote después de ganar las oposiciones a la canonjía doctoral de la catedral de Santiago en 1736. 20 AGI. y la forma en que se desempeñó.21 Se presentaban también a la oposición aspirantes que no tenía posibilidades de ganar. 21 Ver la relación de méritos de José de Ureta e Irarrázaval en Espejo Tapia. Santiago. pero para quienes concursar significaba empezar a adquirir méritos y recomendaciones. 19 Cfr19 AASCH. 1923. 39. leg. por lo que la experiencia administrativa previa parece ser determinante para la obtención de un obispado... Muchos de los que llegaron a ser obispos fueron canónigos de oficio. como pareciera que fue lo que ocurrió con José de Ureta e Irarrázaval. cit.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 De estas canonjías las más importantes para una carrera eclesiástica fueron la magistral y la doctoral. Paulino y Marchena Fernández. al no ganar el concurso. opositor en 1756 a la canonjía doctoral20. Chile. 452. La jerarquía. “Relaciones de méritos y servicios presentadas al Consejo de Indias en los siglos XVIII y XIX por funcionarios de la Capitanía General de Chile”. Manuel de Alday. vol. quien fuera obispo de Santiago de Chile. quienes fue- Castañeda Delgado.19 Para otros. f.. 18 . Fue el caso de tres jóvenes egresados del colegio de la Compañía de Jesús de Santiago que en 1726 se presentaron a las oposiciones de la canonjía magistral. prebendas o cátedras. presbíteros en busca de ascenso o por lo menos clérigos de menores que buscaban en la prebenda un título de ordenación. Estos cargos permitían comprobar las cualidades de la persona para el gobierno de la diócesis. quien después hizo una carrera en el cabildo secular. Los opositores a estas prebendas eran los canónigos o racioneros del mismo cabildo eclesiástico o de otro. 53. p. los nombres y méritos de todos los opositores llegaban a la Cámara de Indias. como ha sido abundantemente destacado por la bibliografía y muy especialmente por Juan Marchena y Paulino Castañeda18 en su estudio global sobre el episcopado americano en la época colonial. Sociedad Chilena de Historia y Geografía. la carrera eclesiástica dejaba de ser apetecible. Siempre ocupaba un lugar destacado tanto en las relaciones de méritos como en las cartas de recomendación la mención de las oposiciones a curatos. Juan. Gobierno.. p.

leg. El procedimiento era semejante al de las oposiciones parroquiales. formulario de oposición a canonjías de oficio. llenaron muy bien el tiempo del punto con la exposición del Maestro y explanación del Santo Evangelio. Luego los minoristas. 68. Los aspirantes debían presentarse en la secretaría del obispado. obispo de Santiago de Chile en carta al Rey: Y aunque no obtuvieron grado en la oposición los doctores Pedro Zumaeta. prefiriéndose al más antiguo en el grado. Secretaría del obispado. Manuel Diez y José López. A continuación. allí entregaban una carta dirigida al obispo en la que pedían ser admitidos en el concurso y presentaban una copia de la partida de bautismo. Se avisaba entonces al gobernador para que nombrara a su asistente. Chile. Después los licenciados sacerdotes. Se procedía entonces a la calificación de los opositores. 63.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ron recomendados de la siguiente manera por Alonso del Pozo y Silva. es decir se determinaban las antigüedades que debían guardarse en el concurso según los opositores que se presentaban.40 - . No tienen órdenes sacras y acaban de salir del colegio de San Francisco Javier. 22 23 . se hacía un auto para determinar el día de los actos y lecciones. El día deter- AGI. se fijaba un día (generalmente cinco días después del término de la inscripción) para que los opositores presentaran los títulos de órdenes. En caso necesario. En primer término. Una vez que se cerraba la inscripción a la oposición. Gobierno. se podía prorrogar el término de recepción de memoriales. Durante ocho meses estaba abierta la recepción de memoriales de los inscriptos. Se fijaba un día y hora para la asignación de los temas a exponer en la oposición o toma de puntos.23 fijándose los edictos en las puertas de las principales ciudades del reino y en Lima. los sacerdotes graduados de doctores. prefiriéndose asimismo los más antiguos en el grado.22 En la provisión de estas canonjías se articulaban todas las instituciones locales y supralocalocales a través de la oposición local y la consulta de la Cámara de Indias que concluía en la presentación regia. El obispo convocaba la oposición. en la que debía constar la legitimidad del nacimiento y del matrimonio de sus padres y que eran cristianos viejos. grados y méritos. se espera de ellos que con el tiempo se harán sujetos muy llenos por sus buenas capacidades y letras. AASCH. también prefiriéndose el más antiguo en el grado.

Los autos de la oposición.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 minado se procedía a la misma. en sesiones diferentes por cada opositor y durante varios días. Esta propuesta se realizaba teniendo en cuenta además de los resultados de la oposición los méritos y servicios del opositor. y un niño abría el libro en tres partes. Finalmente. En las oposiciones de la canonjía doctoral exponían sobre las Decretales. Antes de proceder a la votación juraban con la mano sobre los evangelios votar por los más idóneos para el servicio de la iglesia y guardar secreto del voto. El opositor exponía durante una hora. por ejemplo. Concluidas las exposiciones de todos los opositores. con la terna y el informe del asistente se enviaban a la Cámara de Indias para proceder a consultar la vacancia. Realizada en ésta la consulta de la prebenda llegaba al reino la real cédula de presentación del . el cabildo eclesiástico y los opositores. En el caso de la canonjía magistral. uno a la semana. pasándose luego a las réplicas e intercambio de argumentos por parte de los otros concursantes durante otra media hora. comenzando primero el más moderno y así sucesivamente. Además se tazaban los autos y derechos de la oposición. Se escuchaban a tres opositores por semana si eran muchos o si había prisa para enviar los autos al Consejo de Indias según el despacho de la armada. Los puntos se tomaban de la siguiente manera. El secretario del cabildo eclesiástico entregaba a cada uno de los electores papeles con los nombres de los opositores. Si en un lugar había votos iguales. Se tomaba el libro del Maestro de las Sentencias. el asistente real y el público que quisiera asistir. En el caso de la canonjía magistral los opositores debían exponer sobre el maestro de las Sentencias y predicar sobre un evangelio. en un acto separado se predicaba el sermón del evangelio. Así los opositores de la iglesia local entraban en el sistema de consultas de la Cámara de Indias.41 - . segundo y tercer lugar. el cabildo eclesiástico. Veinticuatro horas después se realizaba el acto público en el que el candidato exponía sobre el punto que había escogido. Por la asistencia a los puntos y las lecciones se cobraban cuatro pesos y seis más por los derechos ordinarios de los autos. el obispo informaba al Rey de los méritos y servicios de los tres miembros de la terna. se le adjudicaba a los dos sujetos. La oposición se celebraba ante el obispo. se procedía a las nominaciones y elección de los tres sujetos que se proponían al Rey. Si alguno de los prebendados no podía asistir a la votación debía entregar su poder a otro prebendado o al obispo. Se celebraba una reunión entre el obispo. Se procedía a la votación para el primer. y de los demás opositores para que el Rey los tuviera en cuenta para las prebendas de merced. Si eran pocos. Se apuntaban los tres temas salidos al azar y el opositor escogía uno.

y a futuro entre las dignidades del coro. 455.24 Iparraguirre no podía ejercer los deberes en el coro por estar prácticamente incapacitado para caminar.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 favorecido por el Rey y la bula papal con el nombramiento. su defensa. Las oposiciones a las canonjías de oficio en el reino de Chile A fines del siglo XVII el Rey modificó la composición de los cabildos eclesiásticos de Santiago y Concepción al erigir en 1677 en el primero las canonjías de oficio doctoral y magistral y en el segundo solamente la magistral. Gobierno. canónigo magistral. Pero dar la colación o no darla era la única posibilidad que tenía un obispo ante los hechos consumados de la presentación. Los obispos siempre procedían a efectuar la colación salvo en casos justificados. ya que la tarea principal del canónigo magistral era estar al servicio de la educación y formación del clero. canónigos de gracia y de oficio. de imposibilitar a un individuo tomar posesión de su prebenda.25 sin estipendio alguno. Chile. 164. La creación por parte del Rey de estas dos canonjías respondía a las necesidades del clero local. Manuel Antonio Gómez de Silva. 24 25 . entraran a la carrera episcopal. el obispo debía dar la colación y canónica institución para que el presentado tomara la posesión efectiva. Ya en 1685. Gobierno. Así ocurrió con la presentación en 1711 del doctor Nicolás Iparraguirre para la canonjía magistral de la catedral de Santiago de Chile.42 - . tendría más posibilidades por su graduación en am- AGI. Ambas autoridades debían informar a la Cámara de Indias los casos en los que no se hubiera procedido a la colación canónica. Chile. 26 AGI. Una real cédula de 1697 recordaba a los obispos de las diócesis sufragáneas de Lima que no debían admitirse en las oposiciones a quienes no tuvieran el grado de doctor en las disciplinas exigidas para cada canonjía. Una vez que el canónigo doctoral ascendiera a una dignidad. AGI. Estas nuevas canonjías introducían una jerarquía entre los canónigos mismos. Chile. confirmados también por el vicepatrón. 164. la del canónigo doctoral. y con conocimiento directo de la realidad local. Gobierno. comenzó a dictar en la catedral de Santiago una cátedra de moral para el clero.26 Pero también creemos que expresan una política regia de posibilitar que individuos de los cabildos eclesiásticos de las diócesis sufragáneas. Por tratarse las prebendas del cabildo de beneficios.

pero empezó a funcionar en 1756.27 Además en la coyuntura concreta de los cabildos eclesiásticos de Santiago y Concepción a fines del siglo XVII. 28 Fue erigida por real cédula en 1738. es decir no podían ser provistas por el monarca sin consulta de la Cámara de Indias. Lucrecia R. con respecto al resto de las dignidades existentes. ascensos y estrategias en el camino hacia el obispado”. Santiago.28 sólo los hijos de las elites podían estudiar en las universidades cercanas de Lima. Como veremos fueron los favorecidos con estas canonjías e iniciaron una carrera que concluyó en el episcopado.. en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. escuchada y considerada. Las oposiciones a las canonjías de oficio. N° 111. muy frecuentes en la vida eclesiástica. La creación de la Universidad de San Felipe.43 - . las canonjías de oposición. De hecho. por lo que también podemos considerar que representaron la opinión local ante la Monarquía. también pueden ser consideradas como un elemento más de la integración local en el gobierno total de la Monarquía. Córdoba o Charcas. ésta se limitó a reproducir las ternas locales sin formar una nueva terna. las canonjías de oficio introducían una cuña en el compacto control local de los cabildos que incentivaba a que los foráneos al reino consideraran la posibilidad de concursar. esto fue lo que ocurrió en el cabildo eclesiástico de Santiago de Chile. Enríquez Agrazar. No es casualidad que entre los primeros canónigos doctorales y el primer magistral salieran también los primeros obispos nativos chilenos durante todo el siglo XVIII. “El Cabildo Eclesiástico de Santiago de Chile en el siglo XVIII: carreras. 237-265. 2002. Por otro lado. no dejaban resulta. En el reino de Chile la única facultad en la que se podía obtener el grado de doctor era la de teología. pp. ya que las concesiones reales y papales a las órdenes religiosas para reconocer como grado universitario los estudios realizados en ellas no incluía ningún grado en cánones y leyes. En el reino de Chile hasta la fundación de la Universidad de San Felipe. Por lo tanto eran la posibilidad para las elites locales de entrar directamente al sistema de selección. Esta situación académica implicó que las oposiciones a la canonjía doctoral durante casi cin- Cfr. amplió más aún las posibilidades de que nativos chilenos emprendieran la carrera eclesiástica o la de catedrático. 27 . En las consultas de la Cámara de Indias de estas canonjías que hemos revisado relativas a las oposiciones de los coros chilenos. que permitió los estudios de leyes en el reino. justamente por serlo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 bos derechos de llegar a una prelacía. Editorial Universitaria. por los pocos individuos capacitados para las oposiciones.

.. ff. cuando Quevedo y Zaldívar fue ascendido por el Rey a la tesorería de la catedral de Santiago. respecto de que abunda de eclesiásticos calificados y de no haber ejemplar de que hubiesen concurrido opositores de diócesis remotas. Francisco de Quevedo y Zaldívar.30 El único opositor canonista a la canonjía doctoral. En el obispado de Santiago. Cfr. las oposiciones a las canonjías de oficio se llevaron a cabo por primera vez en 1681. 24. aunque se hubiesen extendido a ellas las convocatorias. op. 100 y 100 vta.. En 1690 y ante la falta de opositores el cabildo eclesiástico de Santiago le escribió al Rey pidiéndole que se admitieran teólogos en la oposición. El problema de la falta de doctores en ambos derechos se presentó en 1688. obispo de Santiago.. Esta situación cambió definitivamente a principios del siglo XIX. 29 30 . En 1806 en la consulta de la canonjía magistral de Santiago se cita el informe enviado desde Chile por el que conocemos un cambio de situación y la importancia del vicepatrón en lo eclesiástico: Sin otra novedad que el haber convenido el presidente vicepatrono real en que los edictos se pusiesen sólo en el reino de Chile. en su carta del 1° de julio de 1690.29 En el cabildo eclesiástico de Concepción la canonjía magistral se proveyó por primera vez en 1700 (ver capítulo). la obtuvo. leg.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 cuenta años tuvieran la dificultad de la falta de opositores. En Santiago. Medina. Recién en las oposiciones de 1736. la renta de la canonjía no superaba los 600 pesos.44 - . sobre el mismo tema aunque enfocado desde la perspectiva de un concurso literario. nadie se había inscrito porque en el reino no había canonistas. se presentaron tres candidatos. Chile. f. tomo 1. José T.32 Carrasco fundamentaba su requerimiento en el hecho de que aunque se habían fijado los edictos de oposición en Santiago de Chile. Quevedo y Zaldívar era cura de la parroquia de Ñuñoa al momento de las oposiciones.. Era natural de Lima y licenciado en derecho civil y canónico por la Universidad de San Marcos. cap. por lo que nadie foráneo al obispado aspiraba a esta prebenda. Ante esta AGI. obteniéndola el único opositor que se presentaba. 453. vacando entonces la canonjía doctoral. 32 Ibidem. obtenidas por Manuel de Alday. Historia de la Instrucción Pública en Chile. 5. Gobierno. Secretaría del obispado. cit.31 El Rey no accedió a la petición del cabildo ni a la formulada en el mismo sentido por Fray Bernardo Carrasco. 31 AASCH. Por otro lado. 101. Concepción y Lima.

Chile.33 cuando regresó de Lima el licenciado José Toro y Zambrano.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 situación el obispo Carrasco sugería al Rey que convierta la canonjía doctoral en penitenciaria. en: Revista Chilena de Historia y Geografía. 33 34 . El penitenciario se encargaba del asesoramiento espiritual del cabildo y escuchaba las confesiones en la catedral. cuando se celebraron las oposiciones que nuevamente ganó el único opositor. Sociedad Chilena de Historia y Geografía. La estrategia del cabildo eclesiástico sede vacante consistió en no convocar a una nueva oposición de la magistral. En 1716 Toro y Zambrano fue ascendido a la mastrescolía del coro de Santiago. 164 AGI. Chile. En realidad estaban vacas en Santiago la canonjía magistral. Esto último ocurrió recién en 1705. para la que se requería ser doctor en teología o en derecho canónico. pareciera que las oposiciones a la doctoral en 1722 se convocaron para el único opositor. quien había vuelto de Lima probablemente en 1714. 455. vols. año en que se convirtió en abogado por la Audiencia de Santiago.34 La canonjía doctoral quedó vacante hasta 1722. El Rey no dio curso a estas peticiones. Gobierno. 1916. Las oposiciones a las canonjías de oficio eran cruciales en la carrera AGI. En el cabildo eclesiástico de Santiago esta canonjía se erigió después de 1820. 35 AGI. Santiago. Chile. sugiere que Pedro de Azúa decidió entonces su carrera eclesiástica. para la que bastaba con ser teólogo. sino pedir al Rey que presentara al del segundo lugar en la terna de la oposición que se había celebrado y no convocar la oposición de la doctoral hasta que algún nativo del obispado estuviera en condiciones de obtenerla. Gobierno. Tanto la postergación de esta oposición como la no convocación de nuevas oposiciones a la canonjía magistral se llevaron a cabo con la aprobación del vicepatrón. Carlos Silva Cotapos. Finalmente en 177835 el Rey mandó erigir la canonjía penitenciaria en el cabildo eclesiástico de Concepción. por demencia del beneficiario. 19 y 20. para quien se convocó la oposición y resultó ganador. “Lista de canónigos de la Catedral de Santiago”.36 La canonjía teologal nunca fue erigida en ninguno de los dos cabildos eclesiásticos chilenos. título éste que era el más abundante en el obispado. Gobierno. pero tampoco se pudieron realizar las oposiciones. Como en 1705. 36 Cfr. La ordenación sacerdotal posterior a la presentación regia a esa canonjía. 452. el licenciado Pedro Felipe de Azúa.45 - . y la doctoral por falta de doctores en derecho.

los que no eran curas ni tenían beneficios de patronato real. Sólo los clérigos particulares.46 - . . permanecían en el estado eclesiástico haciendo una carrera sin este vínculo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de un clérigo porque era el momento en el que entraba en contacto con el Rey a través del sistema de selección.

XVIII. p. También para una descripción institucional desde la historia del derecho ver el libro de Escudero.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 3 Instituciones españolas del gobierno de las Indias Dos instituciones nos interesan. vol. Madrid. cuyo secretario se transformó en una pieza clave del funcionamiento de la institución. formado por un grupo de personas escogidas por el mismo Felipe V para asesorarle en el despacho de los asuntos de Estado. Jean P. Detrás de esta nueva administración no había otra intención que la de ayudar al Rey.1996. José Grimaldo. ministro responsable (1703-1726). José A.. El estudio más actual corresponde a De Castro. Concepción. María V. 4 vols.. “Secretarios y secretarías en la Edad Moderna: de las manos del Príncipe a relojeros de la Monarquía”.. Instituto de Estudios Ad ministrativos. quien todo lo decidía. ambas en su relación con el Rey. Las Secretarías de Estado y del Despacho Con la llegada de los Borbones apareció ya en 1702 el consejo de gabinete1 o de despacho. en: Revista Studia Histórica Historia Moderna. guerra y estado. 2004. el Consejo de Indias con su anejo la Cámara de Indias.2 Se dotó a este Consejo de una secretaría. Ediciones Universidad de Salamanca. 107-131. justicia. y las secretarías del despacho.. El Consejo de gabinete monopolizaba el “despacho a boca” en el que se tomaban las decisiones de Estado. 1976. Nos detendremos en las relaciones entabladas entre estos organismos que constituyeron el complejo entramado del sistema administrativo que proveyó las vacancias eclesiásticas. pp. Marcial Pons. Salamanca.. Las reformas del aparato del Estado en el reinado de Felipe V”. 3 López Cordón. N° 15. Los Secretarios de Estado y del Despacho. 113-119. La magnitud de la información que manejaban. ya que la palabra del Rey tenía fuerza decisoria. 2 Ibidem.3 Además a partir de 1703 se instituyó la “vía re- Dedieu. Madrid.47 - . en: Manuscrits. 2000. “La Nueva Planta en su contexto. 1 . provocó la división de este organismo colegiado en cuatro departamentos diferentes encargados de los asuntos relativos a la iglesia. A la sombra de Felipe V. 394 pp.

A través de la vía reservada la información circulaba entre el Rey y el aparato gubernativo local independientemente de los Consejos. En 1790 se suprimieron las dos secretarías especiales para las Indias y se estableció un gobierno común para toda la monarquía con cinco secretarías: Estado. En las dos últimas había oficinas separadas para los asuntos de España y de Indias para los negocios mixtos de guerra y justicia. quien en realidad era la cabeza de dos secretarías diferentes. El monarca se asesoró sobre los asuntos de Indias a partir de 1714 con el Secretario de Estado y del despacho de Indias. En la primera mitad del siglo XVIII había sido una prerrogativa de la Cámara la proposición de candidatos en las consultas.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 servada”. todos los puestos de hacienda.48 - . navegación y comercio de Indias. hacienda. Pasaron a la vía reservada. es decir a la Secretaría del despacho de Indias. De esta manera la Cámara de Indias perdió la exclusividad de la proposición de todo el personal político administrativo. sin embargo. pero atendidas por un mismo secretario. Ocupaba este puesto José de Gálvez y era a la vez gobernador del Consejo de Indias. En 1773 se devolvió a la Cámara de Indias la prerrogativa sacada. en detrimento de la Cámara de Indias. El objetivo de estas modificaciones administrativas era acelerar el despacho de los negocios. presidentes de audiencias y gobernadores. Marina e Indias. Marina. altos puestos militares y eclesiásticos. centralizándose en una mano los asuntos de ultramar. En 1754 la Secretaría de Estado y del despacho de Marina e Indias se dividió en Secretaría de Marina y Secretaría del despacho de Indias. Se consti- . Este sistema duró hasta la muerte de Gálvez en 1787. Guerra. Su jurisdicción abarcaba todas las materias de guerra. Gracia y Justicia. rompiéndose la unidad de las oficinas de Indias. virrey. y Hacienda. En 1782 el Consejo de Indias acordó que las consultas se enviaran al Secretario de Estado y del Despacho de Indias. las propuestas al Rey sujetos para los cargos del Consejo de Indias. que excluía algunos asuntos del cauce ordinario de los consejeros pasando a la competencia directa de los secretarios del despacho. corría aparte de los demás negocios de Indias y dependía de la Secretaría del despacho de justicia y gobierno político. De esta manera se producía una yuxtaposición de funciones y relaciones entre el Consejo y las secretarías. Hasta 1754 lo eclesiástico de Indias.

4 . Seleccionaba también a sus colaboradores entre quienes distribuía el trabajo asignándolo a “mesas” que atendían asuntos específicos. con el fin de facilitar el despacho. Forma y expedición del documento en la Secretaría de Estado y del Despacho de Indias. la segunda aquella documentación que era fruto de una petición o a favor de un particular. los que presentaba al Rey haciendo presente los antecedentes y las circunstancias del momento en vistas de llevarlo a una resolución lo más acertada posible de las cuestiones consideradas en el despacho. por ejemplo. Además cada Secretaría debía realizar un extracto de la consulta que llegaba concretamente al Rey. La Secretaría distinguía dos tipos de documentación. control y gestión de la documentación. Contaba con una oficina que lo ayudaba y que él mismo organizaba. El despacho en sí mismo implicaba un trabajo previo y otro posterior de preparación de la documentación de la Secretaría en directa relación con la toma de decisión por parte del monarca y la ejecución de lo resuelto. Seleccionaba los temas a tratar en el despacho con el Rey y preparaba la documentación relativa a los mismos al reducir los contenidos a sus puntos esenciales. La primera incluía todos los documentos emanados del acto de administrar recibidos o producidos a favor del Estado.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 tuyó asimismo el Consejo de Gabinete formado por los titulares de las cinco secretarías y presidido por el Rey. A partir del extracto se elaboraba también una esquela que resumía aún más el asunto a tratar. era tratado por una mesa especializada en su territorio y había una mesa llamada “Indiferente General” que abarcaba los temas relativos a todos los territorios de ultramar y los de tipo general. cap. Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla. 1993. En 1790 un real decreto dispuso que cada Secretaría de Estado y del Despacho elevara al Rey las consultas específicas a su cargo. la de oficio y la de partes. Gómez Gómez.49 - . Finalmente el Secretario tomaba las provisiones necesarias para la ejecución de lo decidido. Para esto el Secretario debía oír a todos e informarse de todo. Margarita Gómez Gómez4 nos permite adentrarnos en el trabajo de la Secretaría al describir detalladamente el rol del Secretario en la administración. dirección. facilitando lo máximo posible la decisión real. 3. Las mesas a su vez se dividían en mesas de despacho. De esta forma se abría la posibilidad de que el Secretario del Despacho influyera a través del extracto y la esquela en la decisión regia. Sevilla. Cada virreinato. Margarita. especializando en cada una de ellas a los oficiales.

los pleitos de segunda suplicación. pragmáticas y provisiones. Las consultas de la Cámara de Indias llegaban al Rey a través del Secretario del despacho y también a través suyo volvían a la Cámara con la decisión real. delimitaba las diócesis y promovía el establecimiento de parroquias.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El Rey gobernaba las Indias con el Consejo de Indias. concedía el pase regio hacia América a las bulas papales. bajo cuya autoridad vigilaba el comercio con las Indias y organizaba el despacho de las expediciones. En materia de gobierno. Desde 1579 un consejero de Indias era el presidente de la Casa de Contratación. Era la suprema autoridad en el gobierno eclesiástico de las Indias. Caían dentro de sus funciones la modificación y erección de nuevas diócesis. se ocupaba de la defensa del real patronato. vigilaba el funcionamiento de la Iglesia. la erección de una canonjía de presentación en una de oficio. algunos pleitos relativos a los repartimientos de indios y juzgaba causas criminales que llegaban en apelación al Consejo. ordenanzas. Era el órgano asesor del monarca en la selección de los miembros de los cabildos eclesiásticos. También coordinaba la implantación. ubicada en Sevilla.50 - . siendo el Secretario del despacho el nexo entre ambos. fundada en 1503. hacienda. ayudaba a desempeñar las funciones económicas del Consejo. En relación a la justicia realizaba las propuestas de las personas que debían instruir las residencias de virreyes. preparaba y proponía al Rey las leyes. Proponía al Rey sujetos para que ocuparan los cargos de gobierno y administración de las Indias. el aumento o la reducción de las canonjías y raciones en los cabildos eclesiásticos. El Consejo de Indias El Consejo de Indias se encargaba de todos los aspectos temporales (guerra. gobierno y justicia) y espirituales relativos a las Indias. obispos y arzobispos americanos y en la administración y gobierno de la Iglesia. Las Leyes de Indias atribuían al Consejo como tarea principal cuidar lo relativo a la conversión y doctrina de los indios. Ejercía también funciones de coordinación. El Consejo de Indias solicitaba informes a las autoridades eclesiásticas o políticas americanas relativos a cualquier tema que tuvieran que resolver sobre el que quisiera disponer de amplia . planificación y control de la labor misional a través de la determinación del número de religiosos que podían pasar a América. La Casa de Contratación. gobernadores y presidentes de Indias. mantenimiento y desarrollo de la fe católica en los territorios conquistados.

una que atendía los asuntos del Perú y Tierra Firme y otra los de Nueva España y las islas de Barlovento. Pamplona. Respondía asimismo preguntas llegadas desde América. Trae abundante bibliografía sobre el Consejo de Indias y reabre la discusión sobre la pérdida de influencia del Consejo en detrimento de las Secretarías del Despacho bajo el gobierno de los Borbones. Eran dos ámbitos o negociaciones.6 El Consejo estaba presidido por un presidente nombrado directamente por el monarca y formado por tres o cuatro consejeros en un principio. 4. Estos eran “la defensa y jurisdicción. 530 pp. Rafael. que contaban con consejos propios. Desde 1715 había también dos fiscales que atendían los asuntos que le competían de cada Secretaría. El número de miembros y las funciones del Consejo de Indias variaron a lo largo de los tres siglos que duró. La Secretaría del Perú atendía los asuntos de las tres metropolitanas de América del sur. aumentando su número posteriormente.. previendo además los medios de su dotación. patrimonio y hacienda real y saber cómo se cumple lo AASCH. Sobre esta temática remitimos a la obra más reciente que toca estos aspectos. con sus respectivas diócesis sufragáneas: Lima. pieza 36. virrey o gobernador.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 información para dar un dictamen. 5 6 . a algún reino o dirigidas personalmente a un obispo específico. Según el tema considerado. leg. proponía al monarca la expedición de reales cédulas generales a toda América. como se las llamaba en la época. la de García Pérez. correspondían también a dos centros del gobierno español en América en torno a los cuales giraban otros “satélites administrativos”. Funcionaban asimismo dos secretarías. Santa Fe de Bogotá y Charcas. 1998. Eunsa. El Consejo de Indias durante los reinados de Carlos III y Carlos IV. No eran de su competencia los asuntos de la Inquisición y de la Santa Cruzada. según el territorio en cuestión fuera un virreinato o una capitanía general o gobernación.51 - . Encabezada por un Secretario a cuyas órdenes se subordinaban oficiales que trabajaban por mesas. Pero el Consejo de Indias intervenía a nivel local cuando la importancia del asunto así lo ameritaba. como cuando recomendó al monarca que dictase las reales cédulas de 17655 relativas al establecimiento de las tenencias de curas en los pueblos de indios sin asistencia espiritual. que no se entrecruzaban administrativamente. El gobierno local de la Iglesia se dejaba en manos del obispo y el vicepatrón. ya fuera éste el virrey o el gobernador. Secretaría del obispado. llevaban el peso burocrático preparando los documentos y expedientes con los que trabajaban en el Consejo y la Cámara.

La Cámara entregaba las licencias para pasar a Indias y para comerciar. las Secretarías del Despacho y el Confesor Real La Cámara de Indias fue creada en 1600 por el Rey Felipe III para ocuparse de las consultas de las provisiones eclesiásticas y políticas que efectuaba el Rey según el modelo de la Cámara de Castilla. En 1721 Felipe V la restableció compuesta por el presidente del Consejo de Indias y cuatro camaristas. . Su campo específico era el trabajo burocrático judicial del Consejo. Se consultaba desde el otorgamiento de un título de Castilla a residentes en Indias hasta la licencia para abrir una botica. compuesta por un escribano.52 - . relatores y oficiales. Felipe IV la restableció en 1644 con las mismas competencias de su fundación. las que elevaba al Rey a modo de consulta. La componían el presidente.7 A partir de 1786 los fiscales del Consejo lo eran a la vez de la Cámara de Indias. recibían los pleitos. ministros también del Consejo. Los relatores se encargaban de resumir y extractar los expedientes que correspondían a cada sala del Consejo. En materia específicamente eclesiástica consultaba las solicitudes de jubilación de los prelados. tres consejeros y un secretario. peticiones de renuncias a mitras y prebendas. y la protección de los indios”.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 proveído. Examinaba los autos de oposición de las canonjías de oficio y las ternas votadas por los cabildos eclesiásticos y el obispo. El mismo Felipe III la suprimió en 1609. Funcionaba dentro del Consejo la Escribanía de Cámara. El término “consulta” se aplicaba tanto al documento emitido por un organismo corporativo con un informe que era elevado al Rey para que sobre el asunto que trataba decidiera lo que consideraba pertinente. como al acto mismo por el cual el 7 Leyes de Indias. las permutas y las licencias para viajar a España o salir de las diócesis. Tít. Ley 1. los derivaban al fiscal o al relator y enlazaban al Consejo con los destinatarios. cuando Felipe V la suprimió nuevamente y devolvió al Consejo de Indias las funciones que le competían creando tan sólo un año después la Secretaría del Despacho. La Cámara de Indias. Su principal tarea era la de consultar al Rey los empleos civiles y eclesiásticos. y la concesión de gracias y mercedes. Libro II. V. Sesionó así hasta 1701. Tenía divididos los días de la semana en los que trataba los asuntos referidos a la negociación del Perú y de Nueva España.

decretos y reales resoluciones publicadas hasta ahora. son sujetos de virtud y letras dignos de que Vuesa Majestad los tenga presentes para cualquier resulta. op. por el conocimiento que García Pérez.. comunicaba al Rey la muerte de Don Antonio Astorga. En realidad describe el real patronato en los reinos de España y el funcionamiento de la Cámara de Castilla. 470-473. Se trata de un libro contemporáneo escrito por Pedro Bonet. llegando a España también en este caso la noticia de la muerte y los recomendados al mismo tiempo. Madrid. el gobernador Ambrosio Higgins lo reconocía ante Antonio Porlier. tomo segundo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Consejo asesoraba al soberano. Agradezco especialmente al Dr.53 - . 1787. Muchas veces la carta incluía una nómina de los que consideraban beneméritos para cubrir la vacancia anunciada. pero la similitud de la organización administrativa facilita también entender la Cámara de Indias y la documentación emanada de ella. conceptuando varios eclesiásticos de la misma diócesis que de la promoción que se hiciere para proveer esta dignidad resultará la vacante de alguna prebenda del mismo coro. Así José Manso. 8 9 . 164. arcediano de la catedral de Santiago y que los dos curas de ella el doctor Don José Sebastián Clavijo y Don Francisco Vilches. han ocurrido a mi pretendiendo que informe a Su Majestad de sus méritos para que se los confiera.10 Otras veces los aspirantes a la vacancia pedían al gobernador o al obispo la recomendación. y proporcionado. gobernador de Chile.. y escogiendo el que me parece más digno. para la expedición de toda especie de pretensiones y negocios eclesiásticos y seculares: con el método de entablarlos y seguirlos.cit. Chile. Secretario del Despacho de Gracia y Justicia de Indias. Las vacancias menores y mayores de Indias se producían por muerte. Pedro. jubilación y por promoción de un prebendado u obispo. a quien le escribía: Con motivo de haber fallecido el doctor Don Juan de Guzmán deán de la santa Iglesia catedral de la ciudad de la Concepción. En 1789.. El Consejo de Indias.8 ¿Cómo llegaba un individuo a ser consultado? Contamos con una fuente inestimable para comprender el funcionamiento del sistema. En el caso de muerte.. Bonet. Dedieu haberme dado a conocer este texto. Rafael. 10 AGI. ésta se conocía en España por el aviso dado por el virrey o el gobernador y por el obispo al Rey. Práctica é Instrucción de Agentes y Pretendientes. pp. Ilustrada y aportada con leyes. Gobierno.9 un agente de negocios.

adjuntando a la petición su relación de méritos heredados.13 Si el Rey no proveía una resulta o la vacancia se producía por muerte o jubilación. En el lapso de tiempo estipulado. 13 Bonet. extendido por un notario o por el cura de la iglesia donde se llevase a cabo la sepultura. muy teóricamente como veremos. En la Secretaría del Perú se daban a conocer públicamente las vacancias eclesiásticas.54 - . El sistema de selección contemplaba la posibilidad de que clérigos de otros lugares del imperio también fueran considerados como candidatos para las vacancias eclesiásticas de diferentes catedrales. se abría la posibilidad para los pretendientes de presentar memoriales o peticiones de candidatura a la vacancia. AGI. p.12 El certificado podía ser del momento de la muerte o del entierro. Ibidem. He considerado deber en justicia recomendar a Vuesa Excelencia al doctor Pedro del Campo. A través de estas peticiones entraban en los listados de candidatos que manejaban los camaristas a la hora de votar.11 Un certificado de muerte acompañaba la comunicación de las autoridades locales al Consejo de la vacancia producida. candidaturas a prebendas de clérigos ausentes o residentes en la corte y no en el lugar del beneficio. 452. Para ello debían efectuar una pretensión o conjunto de trámites para solicitar ser considerado en la consulta. personales y profesionales. Chile. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 tengo de todos. Si decidía no proveerlas lo comunicaba a la Cámara por medio de una real orden que determinaba la consulta. Los beneficios sujetos al patronato exigían residencia y servicio personal. 164. por medio de los agentes de negocios (excepcionalmente por sí mismos). 11 12 . La Cámara de Indias efectuaba las averiguaciones pertinentes sobre los candidatos y seleccionaba una terna que era eleva- AGI. los pretendientes solicitaban la vacancia o ser considerados en las resultas. la autoridad que había decidido un ascenso o traslado de un eclesiástico tenía el derecho de la provisión de la resulta o plaza hecha vacante. Pedro. 31. anunciándolas y declarando un plazo de veinte días para la admisión de memoriales. Chile. por lo tanto el Rey podía proveer las resultas sin consultar a la Cámara de Indias. Se descartaban. Según el derecho canónico. Se ponía en marcha entonces el engranaje administrativo que culminaría en la presentación por el Rey de un sujeto para cubrir la vacancia. Gobierno.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 da al monarca. Julián de Arriaga. las que por lo tanto eran una de las vías de acceso de un individuo a los listados de candidatos de la Cámara y por ellos a las consultas. Veamos la formalidad del procedimiento a través del siguiente ejemplo. En ese legajo se guardaban también las recomendaciones de las autoridades civiles y eclesiásticas. en particular proponiendo al Rey quienes podían llenar las vacancias.14 El confesor tenía en sus manos todas las competencias relativas al patronato indiano y español. Chile. La bibliografía sostiene que ya bajo la Casa de Austria el confesor real intervenía en decisiones eclesiásticas. aunque. Secretario del Despacho de Marina e Indias. una vez llevadas a cabo las votaciones en la Cámara. . Recién a partir de 1705 en las consultas de vacancias eclesiásticas chilenas. Allí se llevaba un verdadero legajo de cada individuo debidamente numerado. para que tomara una decisión. La selección se hacía en base a la documentación proveniente de la secretaría del Perú en la que se elaboraban los documentos más importantes para estos efectos: las listados de candidatos y las relaciones de méritos. por nuestra parte. Gobierno. le enviaba al franciscano Joaquín de Eleta. 452. su ámbito de influencia era. En al caso de una terna para provisión de vacancias eclesiásticas. por tanto. en la secretaría del Perú se elaboraba la consulta al monarca y se la remitían a través de la vía reservada por la Cámara de Indias o la Secretaría del Despacho según la época. al Padre Confesor del Rey. no hemos encontrado ninguna huella de intervención directa del confesor del Rey en la selección del clero. el 4 de julio de 1771 una consulta: Paso a Vuestra Ilustrísima de orden del Rey la adjunta consulta que ha hecho a Su Majestad la Cámara de Indias con fecha de 28 de junio último proponiendo sujetos para la dignidad de chantría de la Iglesia catedral de Santiago de Chile. en la documentación eclesiástica del siglo XVII que hemos consultado en el archivo de Indias. Actuaba como un asesor no oficial del Rey en estas materias. a quien siempre se dirigían las consulta. en el que se registraban las veces que había sido considerado por la Cámara en una consulta anotándolas en los márgenes de las relaciones de méritos y el lugar obtenido en las ternas.55 - . y por él al Rey mismo. confesor del Rey Carlos III. vacante por fallecimiento del doctor Don Valentín de Albornoz Ladrón de Guevara para que en su vista informe a VI lo que se le ofreciere y pareciere. aparece por primera vez la resolución 14 AGI. enorme.

Series Valentina XXXV. 1995. de las que estoy tan prendado que quisiera tener ocasiones. el Consejo pleno de Castilla. o desafecto puede damnificar con mayor libertad. la envidia. por el Consejo de Ordenes. Con ellos. llegó la Compañía de Jesús a este importante cargo. de lo cual me dan esperanzas muy seguras las relevantes prendas de VR. P. Jesuitas y Reformismo. El Padre Francisco de Rávago (1747-1755). el Consejo pleno de Indias. Nuestra constatación coincide con la afirmación de José Alcaraz Gómez en su libro sobre el Padre Rávago. como por lo que le puede a esta valer el favor de VR en especial en las provincias de Indias a quienes por distancia de su soberano. Según Alcaraz Gómez.56 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 del confesor15 jesuita. aunque actuaba de una manera sobrepuesta a los ámbitos de acción de estos organismos oficiales del gobierno. 49. manifiesta el apoyo de la Compañía en Chile al doctor José Pozo y Silva. en mi fue muy singular: así por el afecto. p. y recibían recomendaciones y presiones al margen de los camaristas. el provincial jesuita Padre Juan Sorozabal. emulación. en que manifestarle la voluntad. el Confesor nunca anuló las competencias de la Cámara y de las Secretarías del Despacho. para que colocasen sujetos en piezas del patronato real. Aprovechando las felicitaciones que la Compañía de Jesús desde Chile enviaba al nuevo confesor. 15 16 . que en elegir a VR para tal empleo muestra nuestro Rey a nuestra Compañía. José. El Confesor asesoraba al Rey ante cualquier consulta elevada también por la Cámara de Castilla. Los confesores contaron también con informes oficiosos que les proporcionaban los miembros de la Compañía. y en menor orden. Francisco de Rávago. pero dejándose aconsejar por la Cámara en todos los negocios sobre los que se le requería un dictamen.16 quien sostiene que el Confesor adquirió un rol fundamental en materias eclesiásticas después de la llegada de los Borbones al trono de España. con que vivo deseoso Ibidem. Padre Guillermo Daubenton. solicitándole que favoreciera pretensiones de éste en la corte con la siguiente recomendación que precede la enumeración de los méritos de José Pozo y Silva: Luego que en esta provincia se supo la acertada elección del confesor de nuestro católico monarca hacha en la persona de VR siendo común en todos los nuestros la celebración. el Consejo de la Inquisición. Alcaraz Gómez. el de Cruzada o el Patriarca de las Indias en materia eclesiástica. Facultad de Teología San Vicente Ferrer. Valencia. reemplazando a los dominicos que habían sido los confesores de la Casa de Austria.

1565. El P.17 No hay un estudio exhaustivo sobre el papel del confesor real en materia eclesiástica en el siglo XVIII. Por lo cual hallándome con el cargo de provincial de esta provincia de Chile ofrezco a VR así mi persona. En este contexto es importante recordar que los secretarios del Despacho recibían también. sin embargo parecería que su rol en las decisiones fue más relevante durante los gobiernos de Felipe V y Fernando VI. Rávago fue el último Confesor jesuita (1747-1755). En base a las consultas chilenas y a las cartas que han llegado hasta nosotros del Confesor comunicando sus determinaciones al Rey. que como agradecida reconoce a la persona del doctor José Pozo y Silva favoreciendo la pretensión que en esta corte tuviere. como toda esta provincia para cuanto fuera de su agrado. es importante remarcar que era el Rey quien decidía en última instancia aunque lo hiciera conformándose a ciegas con la Cámara de Indias o con el Confesor. . y celo a suplicarle se sirva desempeñar a toda esta provincia de la mayor obligación. Aparentemente el sistema siguió igual y continuó el proceso de selección de la misma manera: cámara–secretarioconfesor–Rey. la mención de una de ellas ha llegado hasta 17 AGI. y paso por esta confiado en su caridad. también a través de la Compañía de Jesús. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de servirle.57 - . en forma directa o a través de la vía reservada. cayó en desgracia en 1755 junto con el marqués de La Ensenada. peticiones de gracias y mercedes. Su caída implicó el fin de los jesuitas como confesores del Rey. Menos aún cómo se conjugaron (limitándose o complementándose) las cuatro instancias: Cámara–Confesor– secretarios-Rey. miembro del partido de la reina Bárbara de Braganza. No estamos en condiciones de hacer afirmaciones categóricas sobre las relaciones entre el Confesor y la Cámara de Indias. ¿Produjo este cambio alguna variación en el rol del Confesor en materia eclesiástica? Es difícil evaluarlo. o entre éste y los secretarios del Despacho. Un ejemplo de lo dicho lo muestra el siguiente intercambio de cartas entre el Confesor y el Secretario del Despacho de Marina e Indias. Sin embargo. Le sucedieron sacerdotes del clero secular. Sólo un estudio global de las consultas de la Cámara y las decisiones del Confesor podrían aclarar estos aspectos. Lima. observamos que la Cámara siempre fue tenida en cuenta en sus decisiones y que existía una comunicación directa con el Confesor por parte de los obispos y algunas familias de las elites chilenas.

. agente de negocios de José Joaquín Gaete. arzobispo de 19 Thebas. Si pareciese a Vuesa Excelencia que se innove. el Rey y los secretarios en las consultas de las vacancias de los cabildos eclesiásticos chilenos. exponiendo en la ocasión el presidente de la Audiencia la buena conducta y literatura de este interesado a quien el obispo de aquella ciudad abona en su informe reservado de 17 de octubre de 1767 manifestando los méritos del padre. Los tiempos en que el confesor tenía la última palabra en la consulta antes de que ésta llegara al Rey. y habiendo muerto el chantre Don Valentín de Albornoz. A partir de esa fecha no encontramos rastros del Confesor en la circulación de la información entre la Cámara de Indias. en la misma carta. dirigida al confesor del Rey. Ibidem. 18 19 .. pero ninguna de estas peticiones fue resuelta exitosamente. durante la primera década del siglo XIX no encontramos rastros del paso de AGI. Recién en 1782 volvemos a encontrar cartas dirigidas al confesor por agentes de negocios de clérigos chilenos. se encuentra la respuesta del confesor: Este papel lo recibo después de hallarse en manos de Vuesa Excelencia la chantría de Chile con mi dictamen. indudablemente.. y antes el de colector del obispado en que ha mostrado su suave índole y arreglada conducta. Mande Vuesa Excelencia a su más apasionado. me la puede devolver. y para su consuelo. pidió que por premio de ellos. Gobierno. y amparo se le colocase en aquella Iglesia a su hijo presbítero Don Estanislao. solicitando para su representado la chantría vacante del coro de Santiago. habían pasado.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 nosotros inserta en una carta de Julián de Arriaga al confesor del Rey del 7 de agosto de 1774: Habiendo expuesto el oidor decano de la Audiencia de Chile Don Martín de Recabarren sus servicios de 53 años en ella y la de Panamá.18 Al margen. y habiéndose opuesto en el de 65 a la magistral de aquella catedral trajo segundo lugar en la consulta que se hizo de ella.58 - . su avanzada edad de ochenta y dos y la dilatada familia con que se hallaba. Chile. podrá resultar vacante alguna canonjía de ella. Por último. en que colocarle. exponiendo los méritos de sus representados y pidiendo ser tenidos en cuenta en vacancias del coro de Santiago20.. 452. 20 Ibidem.. Carta del 30 de agosto de 1787 de Domingo Sánchez Barrero. Fray Joaquín. junto con el destino de cura rectoral de la catedral..

las consultas la Cámara de Indias debían incluir un breve resumen de los méritos y circunstancias de los candidatos. Gobierno. Algunos candidatos era más favorecidos que otros al incluirse más datos vitales y más méritos. las peticiones de vacancias por los aspirantes.21 A continuación nos detendremos en un análisis formal de la documentación emanada de la secretaría de la negociación del Perú. Según una disposición real de 1726. Como parece. listados de candidatos y consultas. Así ocurre en la consulta de la canonjía magistral de la catedral de Santiago de Chile de abril de 1806: La Cámara de Indias es de parecer que Vuesa Majestad se sirva nombrar al doctor Don Miguel Rafael Palacios. El Secretario del Despacho aparece como el único nexo entre la Cámara y el Rey.. remitiendo asimismo toda la documentación de los candidatos considerada en ella: las relaciones de méritos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 la consulta al Rey a través del confesor. Probablemente fue en esta etapa de la elaboración de los documentos para la selección del clero en la que era más posible manipular la inclusión-exclusión de los candidatos que entrarían en las consultas. en base a los que trabajaban los camaristas para seleccionar los candidatos y confeccionar las ternas. 453. en la Secretaría se elaboraba el documento de la consulta como tal que se remitiría al Rey. Eran listados de personas numeradas en los que constaban el nombre. las cartas de recomendación y las consultas de la Cámara. La consulta se enviaba al Rey a través del Secretario del Despacho o del Confesor. relativos a Chile para penetrar también en el funcionamiento del sistema administrativo desde esta óptica. Listados de candidatos Los listados de candidatos eran la documentación de enlace entre las relaciones de méritos.59 - . las pretensiones y las cartas de recomendación enviadas desde 21 AGI. Chile. . El documento de la consulta Una vez que sesionaba la Cámara.. A 12 de abril de 1806. cargo y en algunos casos una recomendación de peso.

Esta última tenía la estructura de una terna: la Cámara votaba un sujeto en primer.60 - . La plena conformidad de la Cámara se manifestaba en el nombramiento del propuesto por mayoría en el primer lugar de la terna. sino que se permitía a los camaristas votar particularmente en cada lugar por un candidato. La modificación apuntaba a que se diera cuenta al Rey no sólo de los votos de la Cámara en pleno sino también de los votos particulares de cada camarista por los candidatos en cada lugar de la terna. Pedro. por mayoría absoluta o por mayoría simple. la renta del mismo. la causa de la vacancia: A 17 de marzo de 1784.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 los reinos que habían sido tenidas en cuenta. Chile.23 A continuación del voto común. Analizaremos a continuación cada uno de las partes del documento de la consulta. El Secretario de la Secretaría del Perú formaba la minuta de la consulta.. La terna Empezaba entonces la propuesta de la Cámara de candidatos. aparecen consignados los votos particulares de los camaristas.. ¿Cómo trataba la Cámara las ternas llegadas desde los reinos de las oposiciones a las canonjías de oficio? Justamente por ser de 22 23 AGI. donde constaba la fecha. el beneficio vacante. . 452. p. para explicar en base a ellas como trabajaba la Cámara de Indias. Después de 1751 se modificó el sistema de votación. Además se decidió que la Cámara incluyera en la consulta un extracto de los méritos de los propuestos y diera cuenta en las notas de los sujetos no votados pero que habían presentado sus memoriales. Bonet. El encabezamiento de la consulta La consulta se dirigía al Rey con la palabra “Señor”. La Cámara de Indias propone para el deanato de la catedral de Santiago de Chile cuya renta se regula en 2200 pesos al año poco más o menos. segundo y tercer lugar. la consulta no sólo proponía una terna elegida unánimemente por la Cámara. Como explica Pedro Bonet “De manera que cada uno puede proponer a su Majestad tres sujetos para una misma prebenda”. Ibidem. vacante por muerte de Gregorio de Tapia y 22 Cegarra. 28. Gobierno.

como las de un gobernador. . gobernador de Chile. por ejemplo tener en cuenta una real orden de considerar a un candidato en una vacancia. Respuesta 24 en 15 de agosto de 1776. Se adjuntaba asimismo la documentación relativa a la notas. aunque existía la posibilidad de que votaran a otros opositores situados en los otros lugares de la terna. En ellas se incluyen las recomendaciones llegadas a la Cámara de Indias “desde arriba”. para que fuera incluido en las con- 24 AGI. Cada nota corresponde a un tema. resumiéndose en este caso los méritos del mismo y su pretensión. Chile. Las notas de las consultas Puede haber una o varias notas. por orden de la Reina Madre.61 - . envió a la Cámara una carta de recomendación de Domingo Sánchez de la Barrera escrita por Manuel de Amat. el 20 de agosto de 1759. Gobierno. obispo o arzobispo. En las consultas chilenas de estas canonjías siempre el Confesor y el Rey eligieron a quien figuraba en el primer lugar en la terna local. la relación de méritos del solicitante y cartas de recomendación relevantes.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 oposición no dejaban resulta. Así Julián de Arriaga. es decir reales resoluciones de tener en cuenta en las consultas a personas o familias. como ocurrió en el siguiente caso: Cámara de Indias a 31 de julio de 1776. primer propuesto en la nómina por el obispo y cabildo. o a un pretendiente al cargo. en vistas de los autos de la oposición hecha a la canonjía magistral de la iglesia catedral de Concepción de Chile y de lo que acerca de ella informa el presidente de aquella Audiencia que puede Vuesa Majestad nombrar a Don José de la Sala. virrey. por lo tanto. una vez recibidos los autos de la oposición. En las “notas” se recogían las resoluciones ya tomadas por la Cámara con respecto a los individuos a considerar en las vacancias o las reales órdenes que obligaban a incluir candidatos. es decir al más votado por el cabildo eclesiástico y el obispo. examinaban la terna y se procedía a la consulta. siempre numeradas. como la carta del agente de negocios solicitando la vacancia para el pretendiente. Secretario del Despacho de Marina e Indias. Nombro a Don José de la Sala. 452. En este caso la Cámara tenía dos posibilidades: innovaba o se conformaba exactamente con el resultado de la oposición local.

. Chile. o bien la canonjía que 25 pueda resultar vacante. Que además de estas circunstancias concurren en su persona la de hallarse recomendado por Vuesa Majestad a la Cámara de Indias. para sus debidos ascensos. que Vuesa Majestad tuvo a bien conferir a otro eclesiástico habiendo quedado el sobrino del exponente sin destino en la carrera eclesiástica que ha abrazado. Gobierno.. a consecuencia de haber renunciado a la Corona el Correazgo Mayor de las Indias. El duque de San Carlos. Dice que Don Mariano de Roa Alarcón y Cortes su sobrino carnal ha seguido la carrera literaria de filosofía y teología con particular aprovechamiento y ha manifestado siempre la más arreglada conducta sin haber dado motivo en ningún tiempo a la más leve advertencia de su prelado. pero sumamente escaso de letras y tanto que no puede leer el latín sin que se le noten defectos que en las publicidades causan rubor. . Que en virtud de estos antecedentes la Cámara consultó al expresado Don Mariano de Roa para una canonjía de la Concepción de Chile. pero se había señalado con la poca asistencia al coro. Una nota de la consulta del deanato de la catedral de Concepción recogía aspectos que la Cámara creía que debían ser considerados en la consulta: En el informe reservado de 23 de marzo de ‘88 dirigió el obispo de la Concepción en el que expresó que Tomás de Roa era de ilustre familia e iletrado. Suplica a Vuesa Majestad se digne proveerla en el expresado sobrino del duque exponente. la del duque de San Carlos gozaba de la real protección y se la tuvo presente en las notas de la consulta de la chantría de la catedral de Santiago a la que pretendía Mariano Roa. También merecía una nota la existencia de informes reservados sobre los consultados tanto del obispo como del gobernador. 452.62 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 sultas. y de hallarse vacante la dignidad de tesorero de la catedral de Santiago de Chile en el propio reino de Chile. de regular conducta y piadoso. 25 AGI. que poseyó su casa por espacio de doscientos cincuenta y cinco años como fruto de grandes y señalados servicios con cuyo motivo se dignó Vuesa Majestad tomar a su familia bajo su real protección. en cuya atención. El presidente Higgins en carta de 20 de junio de 89 recomendó el mérito. en los que se comunicaban noticias relevantes a considerar en la hora de las decisiones. porque es hermano del duque de San Carlos. Entre las familias chilenas. de la siguiente manera: Madrid 12 de noviembre de 1791. Otro informe del mismo prelado de 7 de diciembre de 92 dice que Roa no tiene otra cosa que ser un hombre de bien y caballero.

presidente del Consejo de Indias. y allí conoció a José Joaquín Carvajal Vargas. 452. pero al marqués de Bajamar. 28 AGI. Porlier argumentó su negativa a la concesión de honores en su recuerdo de que cuando él mismo residía en Lima. veamos un caso en el que Antonio Porlier. Carvajal no recibió los honores y murió como deán de la catedral de Lima en 1801. reproduciendo la anterior dice que Roa ha contraído el nuevo mérito de haber asistido en su compañía. Carvajal asistía poco al coro por residir a cinco leguas de la ciudad.....63 - . Gobierno. AGI. No olvidemos que el marqués de Bajamar. En 1795 solicitó para él el obispado de Huamanga. Lima. Gobierno. quien señalaba o nombraba un sujeto para la vacancia consultada.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 buenas costumbres. genio afable y moderado. fue fiscal de la Audiencia de Lima entre 1766 y 1775. Lima. cuando tan sólo era Antonio Porlier. en contra. La negativa de la concesión del ascenso también figuró en una nota de la consulta. siendo presidente del Consejo de Indias. deán de la catedral de Lima. que le eran negados. Tenía el Rey a su favor. Chile. hasta ahora no se lo ha evaluado “en acción”. en cuyo escrupuloso asunto ha desempeñado el referido arcediano cumplidamente las funciones correspondientes al estado 26 eclesiástico. quien ya era el deán. Siguiendo con la familia del duque de San Carlos. Si bien la bibliografía destaca su desempeño. AGI. por lo que no podía justificar la continua residencia en su iglesia que pedían los cánones. 1574. y en lugar del obispo al parlamento que acaba de celebrar dicho jefe en el campo de Negrete . Gobierno. 1562 26 27 .27 En 179628 y 1797 pidió la preeminencia en el coro de la catedral de Lima y la concesión de los honores del Consejo y la Cámara de Indias. El Confesor analizaba la consulta de una vacancia eclesiástica y seleccionaba algún sujeto y se lo proponía al Rey. se opuso a los ascensos y honores que pretendía insistentemente el duque para su hermano José Joaquín de Carvajal Vargas. El nombramiento: ¿Rey o confesor? Nos detendremos en este momento del proceso de selección a analizar especialmente el papel del Confesor real. No le fueron concedidos. y demás apreciables cualidades del mismo Tomás de Roa a quien dijo contemplaba digno del premio que fuera del soberano real agrado.. Finalmente el mismo presidente en carta del 6 de abril último. es decir asesorando al Rey en el despacho de las materias eclesiásticas.

64 - . Muy cerca. sobre el informe para las prelacías y prebendas. proponía a otros para la provisión de las resultas del ascenso. Otras veces la resolución aparece en la terna misma. estuvieran o no incluidos en la consulta elevada por la Cámara.29 Veamos un caso de provisión de las resultas de un ascenso propuesto por el Confesor en base a sus propios informes. no se limitaba a dar un veredicto a secas. haciendo alusión a las buenas prendas de los elegidos. . En el mismo documento de la consulta. arriba o al costado. y bien de las almas. obispo de Santiago de Chile: Reverendo Padre Confesor. Lima. asegurando a VSI que después de muchos días de haberlo encomendado a Nuestro Señor me determine a la insinuación siguiente. y a veces iba más allá de lo consultado. En 1731 la Cámara de Indias consultó el deanato de la catedral de Concepción de la siguiente manera: 29 AGI. Nombro a Don Tomas de Roa y Alarcón. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El Rey podía dejarse aconsejar en su resolución por la Cámara según los votos en general o por los votos particulares. El Confesor. costumbres. recomendaciones y qué lugar le había asignado la Cámara de Indias en la consulta. “Como parece”. 1565. teniendo presente a Dios Nuestro Señor. al final o al principio. El Rey nombraba al propuesto por el Confesor. Como vemos. junto al nombre del elegido: “A este”. aparecía la resolución regia con diferentes modalidades: “Con este dictamen”. El confesor solicitaba además a los obispos que le enviaran personalmente informes de los beneméritos para cubrir las vacancias de prebendas y obispados. en realidad era el Confesor el que aceptaba o no la consulta de la Cámara de Indias. “Se ha nombrado” y la fecha en la que había sido tomada. muchas veces explicaba las razones de sus decisiones. podía optar por alguien no consultado o conformarse con la opinión del Confesor o del Secretario del Despacho según la época. Francisco de Rávago en 1748 Juan González de Melgarejo. mi venerada madre. y hoy con la ocasión de haber recibido la muy apreciable de VSI repito estar ejecutando lo que me ordena. Con el Reverendo Padre José de Alzugaray escribí a VS Ilustrísima significándole mi innata inclinación a la Sagrada Compañía de Jesús. es decir su literatura. Así respondía al P. y que vivía ansioso de manifestar a VSI mi verdadera voluntad. además. Veamos algunos ejemplos. Al proponer un sujeto. su santo servicio. el Confesor escribía su resolución: “En 2 de marzo de 1778. para una canonjía de la catedral de Concepción. Arzobispo de Tebas”.

que valdrá en frutos cada año 400 pesos y está vacante. El jesuita Guillermo Clarke. 452. arcediano de la misma Iglesia. Gobierno. así escribía el Confesor jesuita Guillermo Daubenton al Rey: 30 31 AGI.. porque además de tocarle por inmediación. en caso de que si el nombrado en primer lugar no pudiera tomar posesión. vacaría el arcedianato.. En tercer lugar a Don Felipe de Olavarria. Chile. y no componiéndose esta Iglesia sino solo de las dos referidas dignidades. Resuelta en 10 de septiembre a favor del primero. se sabe es sujeto de prendas y merecedor de esta gracia. arcediano. 452.65 - . También era el Confesor quien proponía a los suplentes. Confesor del Rey. que siendo del agrado de Vuesa Majestad podría conferir esta canonjía a Don Felipe de Olavarria. por muerte de Don José de Flores. y requisitos que le hacen digno de este ascenso. canónigo. Por el quedaría vacante su canonjía. Soy del parecer que recaiga el nombramiento en Juan Ángel de Echandia. a quien la Cámara propone en tercer lugar para el mencionado deanato. Chile. En 1705 vacó el arcedianato de Concepción. . En segundo lugar a Don José Sobarzo. sujeto también de méritos. y la 30 canonjía de este en el tercero.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 La Cámara de Indias propone sujetos a Vuesa Majestad para el deanato de la Concepción de Chile vacante por muerte de Don José de Flores. canónigo de la misma Iglesia. llevó a la Cámara de Indias a nombrar para las vacancias del obispado de Concepción a un titular y a dos suplentes para que. Si Su Majestad fuere servido de concederle este su regular ascenso.. Gobierno. y propuesto por la Cámara en segundo lugar para el dicho deanato. La distancia del reino de Chile y las dificultades que esto había generado en el sistema de provisiones. Al final de esta propuesta aparece escrita la “decisión” del Rey con un escueto: “Los he nombrado”. AGI. remitía a éste su propuesta de resolución de la escueta consulta de la Cámara de Indias sobre el deanato de la catedral de Concepción de la siguiente manera: Para el deanato de la Iglesia catedral de la Concepción de Chile. hubiera quien lo sustituyera. su arcedianato en el segundo. propongo a Vuesa Majestad para el expresado arcedianato a Don José de Sobarzo. En primer lugar a Don Juan Ángel de Echeandía. y no habiendo por la razón dicha sujeto de aquella Iglesia que proponer para ella a Vuesa Majestad me parece. y de una canonjía. de buen porte y que cumple con 31 las obligaciones de su ministerio. pues me consta ser eclesiástico benemérito.

. canónigo magistral de la misma Iglesia. y en tercero al Maestro Don Andrés de Riberos y Figueroa..66 - . cabildo eclesiástico y secular y prelados de las religiones. entren 32 en esta prebenda los otros dos por su grado y orden. Soy también de sentir que Vuesa Majestad se puede dignar de nombrar para la misma prebenda al doctor Don Domingo Sarmiento. y atendiendo a la gran distancia que hay de estos reinos a los de Chile por la cual Vuesa Majestad estila nombrar a tres personas en semejantes provisiones. concurren todas aquellas calidades y buenas prendas que pide esta dignidad.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Soy de parecer que Vuesa Majestad se puede servir de nombrar en el primer lugar al doctor Don Alonso del Pozo. ejemplar vida y calidad. canónigo de la misma Iglesia.. para que en el caso de haber fallecido o de no aceptar el primer nombrado. y con muchos méritos aprobados por el obispo. porque en ellos a más de venir propuestos por el Consejo. el más digno entre los propuestos por sus relevados estudios. cura. Nombramientos eclesiásticos – Circuitos de información 32 Ibidem.. prendas de púlpito.

devolviéndose simultáneamente toda la documentación original que había subido al monarca con la consulta. Enfermedades. debía justificarse con justas causas el rechazo. en 1784. la presentación estaba concluida. explicaremos cómo el Rey aplicó el derecho de resulta en los nombramientos a través de las vacancias chilenas descifrando el proceso. o presentar su aceptación o rechazo por medio del agente de negocios. para lo que era necesario que se supiera si el nombrado aceptaba o renunciaba el nombramiento. a un miem- 33 AGI. Gobierno. Generalmente una semana después lo rubricaba el monarca. 452. Pero la renuncia también podía efectuarse por no considerarse apto para el ascenso propuesto. Así.67 - . Desde la Secretaría se remitía el nombramiento a la Cámara para la publicación. con el recibo el pretendiente volvía a la Contaduría donde el contador expedía otro recibo con el que podía retirar su título y tres copias del mismo en la secretaría de Cámara. Había seis meses de plazo para sacar el título de la prebenda.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Después del nombramiento real: los trámites El nombramiento real se extendía en la Secretaría de Gracia y Justicia. Antonio Rodríguez Venegas renunció tres veces a la chantría de la catedral de Santiago de Chile. como era normal. 1787 y 1791 “por no hallarse en edad de aprender la música según se requiere para el desempeño de las obligaciones de la dignidad de chantre”. clima adverso a la salud o edad avanzada como para enfrentar un traslado eran las causas de rechazo aceptadas en la Secretaría. Si la prebenda era aceptada. En el segundo caso. Chile. a pedir por sí o por su agente el título o cédula de presentación. Podía comunicarse él mismo con la Cámara. el beneficiado debía dirigirse a la Contaduría de medias annatas donde se le comunicaba según el valor de la prebenda lo que debía pagar de media annata y de derechos de expedición. Ternas y resultas Nos detendremos a analizar un aspecto hasta ahora no considerado por la bibliografía sobre carreras eclesiásticas o administrativas. El sujeto agraciado con el nombramiento.33 La renuncia había sido admitida ya en 1787. Si se ascendía. por ejemplo. La Cámara de Indias consultaba al Rey una vacancia de deanato. llevando una certificación con la declaración de la renta que gozaba. en nuestro caso. Una vez pagados. . decisión que fue confirmada otra vez en 1791. Después de estos trámites. debía acudir a la Secretaría del Perú.

que fue evaluada por la Cámara de Indias de la siguiente manera: A 17 de noviembre de 1791.). sin consultar a la Cámara de Indias. 36 AGI.. “Los mecanismos de la Cámara de Castilla en el siglo XVIII. relación estructurada en base a la petición de mercedes y la concesión de las mismas. encontrar la información eclesiástica en el archivo de Indias. repitiéndose lo mismo hasta el nivel más bajo o introducirse un candidato de afuera que rompiera la cadena de ascensos. había dos vías para llegar a puestos de patronato real: la vía de la terna por la Cámara y la vía directa de la elección por el Rey sin el filtro previo impuesto por la Cámara. op. y López Cordón.. 61.(eds. Castellano. en: Dedieu. Para decirlo sencillamente. Cfr. 34 35 . Jean P.. dejaba una vacante dentro del mismo que se podía cubrir ascendiendo a otro canónigo. Cuando el Rey aplicaba el derecho de resulta proveía las vacantes unas tras otra. 1570. Philippe. cit. debía ascender a la mastrescolía el tesorero Don José Joaquín Gaete y dejar vacante esta dignidad que es la que pretende el duque de San Carlos para su sobrino.. no hay tampoco vacante hasta que 36 la Cámara consulte la chantría. Juan L.. María V. 452. De resultas de la provisión del deanato de Santiago de Chile.. dicho sea de paso.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 bro del cabildo. El Duque de San Carlos había pedido para Mariano Roa una resulta.. Lima. El tema planteado por la bibliografía de la libertad de la Cámara frente al Rey35 encuentra aquí también un lugar ya que la mayor limitación de la actuación de la Cámara fue precisamente la provisión de vacancias sin consulta. la mitra y la espada. Este elemento junto con las reales órdenes de consultar a algunos sujetos para vacancias específicas. Gobierno. a medida que sus propios nombramientos las iba creando. Chile. Pero como la renuncia que acaba de hacer el maestrescuela Don Antonio Venegas de la chantría a la que fue promovido impide el ascenso de tesorero por ahora. Loupès. nos pueden dar nuevas claves para entender la relación de la Monarquía con el clero secular. La designación de Manuel de Alday como obispo de Santiago de Chile fue una provisión de la resulta del ascenso de Juan González de Melgarejo al obispado de Arequipa34 y figura por lo tanto en la consulta de ese obispado.68 - . Gobierno. Tener presente este aspecto es clave para entender el funcionamiento del sistema y. La selección del alto personal judicial”. p. La pluma. Consideramos por esto fundamental la observación de la aplicación de la resulta por parte del Rey para evaluar hasta que punto tenía en cuenta a la Cámara de Indias en las designaciones y a su propio Confesor. AGI.

siendo la provisión del deanato en 1744 la única (y lógica) excepción a la regla. Las fechas revelan también una acentuación de provisiones sin consulta mientras los jesuitas fueron los confesores de los Borbones y mientras las secretarías proponían candidatos en detrimento de las atribu- . La mastrescolía entre 1653 y 1804 se proveyó veintiséis veces. Cabe notar que entre 1713 y 1773 (con las excepciones de 1717. diecisiete de ellas siempre sin consulta a partir de 1713 y con la sola excepción de 1804. de las diecinueve provisiones que hubo. Esto nos permitió determinar para cada una de ellas si fueron consultadas o si el Rey aplicó la resulta para proveerlas. La tesorería entre 1650 y 1816 se proveyó veinticuatro veces. de la exclusividad de presentar sujetos para las provisiones del personal administrativo eclesiástico y secular de las Indias. diez de ellas sin consulta. Las raciones y canonjías eran la puerta de entrada al cabildo eclesiástico. Por último el deanato entre 1664 y 1816 fue provisto sin consulta una sola vez en 1744. 1724 y 1771) siempre se proveyó sin consulta. Estos datos nos muestran claramente tres momentos definidos dentro del período de nuestro análisis. Pero las canonjías se proveyeron por esta vía durante sesenta años seguidos.69 - . Durante el período de 1713 y 1773 fue cuando más vacaron por resulta y se las proveyó sin consulta. entre 1713 y 1773. trece de ellas sin consulta durante el período 1713-1799. Desde 1773 en adelante volvieron a consultarse más las vacancias. doce de ellas sin consulta a partir de 1713. once de ellas sin consulta a partir de 1717 y hasta 1804. en coincidencia no casual con el momento en que se devolvió a la Cámara de Indias la prerrogativa sacada a favor de las secretarías de Estado y del Despacho. La chantría entre 1650 y 1804 fue provista veinticinco veces. La erección de las raciones se sitúa en el tercer período señalado. tres sin consulta. Entre 1650 y 1710 la mayoría de las vacancias se proveyeron por consulta. En primer lugar nos detendremos en el coro de Santiago de Chile.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 En el archivo de Indias se conservan casi en su totalidad las consultas de vacancias de las prebendas chilenas del período de nuestro estudio. el resto fueron consultadas. y cuatro veces más aún hasta 1799. Entre 1774 y 1819 las tres raciones fueron provistas diecisiete veces. sólo en tres oportunidades se aplicó la resulta. (ver en el Anexo 1 los cuadros de provisiones de cada prebenda). Las canonjías fueron provistas entre 1657 y 1816 treintidós veces. Contrasta notablemente con las ocho veces que vacó entre 1650 y 1686 en las que siempre fue consultada. Con respecto al arcedianato entre 1662 y 1816 hubo veintidós provisiones. comenzando la aplicación de la resulta con cierta regularidad a partir de 1713.

Los períodos de aplicación de la resulta son más definidos que en el coro de Santiago: 1709-1736 y 1791-1805. cuando en 1744 fue nombrado Pedro de Azúa como arzobispo de Santa Fe. Las canonjías entre 1657 y 1805 se proveyeron veintidós veces. vacando entonces el deanato de Santiago para el que fue nombrado en la misma resulta Francisco Martínez de Aldunate37 que era el canónigo magistral de Santiago. mientras que la de la consulta lo fue durante la segunda mitad del siglo XVII. y en comparación con Santiago. se consultó el 95% de las veces. En el ascenso entre las dignidades también primó la vía fuera de la consulta. antes de la llegada del interesado al deanato. la entrada al cabildo eclesiástico y el ascenso a las dignidades estuvo ligado a la vía fuera de la consulta. Veamos ahora cómo se proveyeron las vacancias en el cabildo eclesiástico de Concepción de cada prebenda (ver Anexo 2). El deanato. 967. vacando el obispado de Concepción en el que fue nombrado también sin consulta José Toro y Zambrano. entre 1736 y 1791. El deanato en Santiago siempre vacó por muerte del poseedor.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ciones de la Cámara de Indias. 1709-1736 y 1791-1805.70 - . . en todos los casos menos en el de Toro y Zambrano. La salida del cabildo eclesiástico hacia una prelacía se produjo. en contraste con las otras dignidades. En un solo caso se proveyó sin consulta. en los mismos dos períodos de aplicación de la resulta en las provisiones de canonjías. la entrada al cabildo eclesiástico y los ascensos se consultaron. 37 AGI. Entre 1709-1736. durante veintisiete años. Esto nos permite concluir que la vía fuera de la consulta fue la más frecuente entrada al cabildo eclesiástico de Santiago durante todo el siglo XVIII. Gobierno. Pero durante cincuenta y cinco años. En general. El arcedianato entre 1651 y 1805 se proveyó veintiocho veces. la mayor parte de las vacancias de cada prebenda fueron consultadas. siete de ellas sin consulta. seis de las cuales no se consultó. Por lo tanto. por lo que se convirtió en el punto final de la carrera para la mayoría de los prebendados. El deanato entre 1651 y 1805 se proveyó dieciocho veces siempre por consulta a la Cámara de Indias. este último ascenso fue vertiginoso. Santa Fe. allanando el camino del Rey para la utilización de la vía fuera de la consulta en las provisiones. podemos vincular las reformas de la Cámara de Indias y de las secretarías directamente con el proceso de conformación de las elites americanas.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

Las provisiones de los obispados chilenos
Los obispados se consultaban en la Cámara de Indias. El Rey
los podía proveer sin consulta de la Cámara de Indias, aplicando la
resulta, pero no se recibían candidaturas para ellos porque los
obispos, como los papas, eran elegidos. Como lo hicimos para las
vacancias de los cabildos eclesiásticos de Chile, estudiaremos
ahora las provisiones de los obispados según fueran provistos con
o sin consulta (ver Anexo 3). El de Santiago entre 1653 y 1812 fue
provisto quince veces, seis de ellas sin consulta entre 1723 y 1753.
El de Concepción entre 1664 y 1806 fue provisto diecisiete veces,
siete de ellas sin consulta entre 1714 y 1744. Nos encontramos con
el mismo esquema que hemos visto en los cabildos eclesiásticos.
En el período de cincuenta años entre 1653 y 1704, el obispado de
Santiago vacó cinco veces (en nuestro cuadro figuran las cuatro
resoluciones que encontramos), consultándose siempre a la Cámara
para su provisión. A partir de 1714 y hasta 1753, los obispados
fueron provistos por el Rey por resulta, sin consulta de la Cámara
de Indias, lo que trajo una gran movilidad al episcopado
sudamericano en esos años, en los que además fueron designados
más americanos como obispos, entre ellos cuatro chilenos con una
carrera preepiscopal desarrollada en Chile. En esos treinta y nueve
años, el obispado de Santiago vacó ocho veces, siete de ellas
fueron proveídas por resulta. Finalmente, en los veintidós años del
período de 1788 a 1810 se resolvieron siempre las vacancias por
consulta.
En Concepción el proceso fue semejante. En los cincuenta y
tres años del período que corre entre 1664 a 1707, el obispado vacó
cinco veces, proveyéndose siempre por consulta. Téngase en
cuenta la frecuencia y longitud de las sedes vacantes, lo que
explica que en un período tan largo haya habido tan pocos obispos,
más aún por la longevidad con que llegaban al cargo. En los treinta
y siete años del período de 1707 a 1744, vacó nueve veces, siete de
ellas fueron proveídas por resulta. Valga aquí la salvedad de que la
vacancia de 1729 se resolvió recién en 1731, después de dos
renuncias de los obispos presentados, de ahí el contraste con
el período anterior en la relación entre la cantidad y años y
los obispos presentados. Por último, en los cincuenta años
que corrieron entre 1761 y 1806, siempre se proveyó
consultándose a la Cámara de Indias. Aunque aquí hay que
considerar que en la consulta del obispado en 1806, no figuraba
en ella quien resultó finalmente presentado, Diego Antonio
Navarro Martín de Villodres. Su elección habría sido favorecida
- 71 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

directamente por Manuel Godoy.38 En todo el período de nuestro
estudio, este es el único caso de una elección totalmente al margen
de la Cámara de Indias.
En la primera mitad del siglo XVIII, la provisión sin consulta
favoreció a cuatro chilenos, Alonso del Pozo y Silva, Pedro Felipe
de Azúa, José Toro y Zambrano y Manuel de Alday, quienes
fueron presentados en las diócesis chilenas, dos santiaguinos y dos
penquistas, pero ninguno de los cuatro gobernó la diócesis de su
ciudad natal. La carrera preepiscopal de los cuatro se desarrolló en
Chile. Constituyen a la vez una afirmación, pero también una
expresión de la autonomía de las elites frente a Lima.
Nos hemos concentrado en este capítulo en la descripción del
sistema administrativo que seleccionaba al clero para los cabildos
eclesiásticos de Indias. Lo hemos hecho mostrando, a través del
análisis de la documentación propia de estos organismos, la
relación entre las secretarías, la Cámara de Indias y la dupla
Confesor-Rey. En el proceso de selección hemos destacado el
papel fundamental del Confesor, en quien convergía una verdadera
red jesuita de contactos desde los reinos de la Monarquía. Es una
buena ilustración de que no basta abordar el estudio de una
institución en base a la legislación que la origina y modifica.
Ninguna real cédula instituyó al Confesor como ministro y
determinó su papel en la selección del clero. Sólo un análisis del
funcionamiento de la institución nos permitió determinar la
centralidad de su tarea en las provisiones eclesiásticas. De la
misma manera, la correlación entre las atribuciones de las
secretarías y de la Cámara de Indias en relación a la proposición de
sujetos para las vacancias, y un análisis detenido del sistema de
presentación considerando si fue efectuada con o sin consulta
previa, nos permitió determinar que no todas las vacancias fueron
proveídas por el Rey por medio de la consulta de la Cámara.

El dato lo aporta Campos Harriet, Fernando, “Diego Antonio Navarro
Martín de Villodres”, en: Oviedo Cavada, Carlos (dir.), Episcopologio
chileno..., op. cit., tomo IV, p. 494.

38

- 72 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

Capítulo 4
Relacionarse con la Monarquía

Para obtener una plaza eclesiástica la relación con la Monarquía
era obligatoria, aunque fuera de forma mediatizada, ya que estaba
establecida por la ley que determinaba la obligatoriedad que tenían
las autoridades civiles y eclesiásticas de enviar cartas
periódicamente informando sobre los beneméritos. Pero además
había que contactarse con Madrid personalmente, para lo cual era
necesario levantar una relación de méritos y pretender a una plaza
por medio de un agente de negocios, viajando personalmente o por
medio de un amigo o familiar en la corte. Los informes desde el
reino, las relaciones de méritos, las pretensiones eran obligaciones
legales, pero funcionaban por una vía no regulada por textos
reglamentarios, la del contacto personal, la estrategia, la red
familiar o de amistad, la de la intermediación personal que en
definitiva abría un camino para acceder al Rey.

Las cartas de oficio
Como dijimos, una parte de la tarea de gobernar para un virrey,
gobernador u obispo, incluía colaborar en la selección del personal
administrativo por medio de las cartas de recomendación de oficio
producidas en el acto de administrar a favor del Estado.
Evaluaremos ahora la importancia de estas cartas en la inclusión
de un candidato en las consultas. ¿Cómo procesaba la Cámara esta
información que llegaba desde las Indias? ¿Era suficiente para
conocer y seleccionar adecuadamente al clero?
Han llegado hasta nosotros algunos listados de candidatos de la
Cámara de vacancias chilenas del siglo XVII1 y sus correspondientes
consultas. La impresión general es que la Cámara de Indias trabaja
con desconocidos y en base a una situación incierta. En primer lu-

1

Todas ellas en AGI, Gobierno, Chile, 164.

- 73 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

gar, los presbíteros considerados eran aquellos conocidos en la
Cámara por las cartas de oficio del obispo y del gobernador
informando sobre el clero y sobre los beneméritos. Un recurso muy
usado en el siglo XVIII no era frecuente para el clero secular
chileno del siglo XVII, nos referimos a los viajes personales a la
corte para pretender. Una mirada de conjunto de esos listados
revela que la Secretaría no tenía con quien conformarlos ya que
incluían a todos los que recomendaban los obispos o gobernadores
chilenos. Así, en los listados de candidatos para una canonjía de la
catedral de Concepción en 1657, los clérigos de Santiago
considerados eran los recomendados cinco años antes por el obispo
Gaspar Villarroel, reproduciéndose exactamente la recomendación
del obispo junto al nombre de cada candidato. Un presbítero como
Juan Navarro de quien el obispo decía en su carta: “clérigo
modestísimo es Maestro en Artes predica a satisfacción es muy
amado por ser muy humilde y muy virtuoso y muy bien nacido”.2
Figuraba en octavo lugar en el listado de la Cámara de Indias para
una canonjía de Concepción en 1657, exactamente con esa
recomendación al lado de su nombre. Es más, se dice al final del
listado de curas propuestos: “Hasta aquí los curas por quienes
informa el obispo”, como en la consulta de una canonjía de
Concepción en 1677.3
En los listados de candidatos para la mastrescolía de Santiago
de Chile de 1686 los primeros candidatos eran los prebendados de
la propia Iglesia de Santiago y los de Concepción, en total seis
individuos. Seguían los curas y clérigos de los obispados de
Santiago y Concepción, veintiún individuos. Estos listados nos
muestran también que los pretendientes a vacancias chilenas
foráneos del reino eran muy pocos, ya que eran chilenos nativos
los que llenaban los listados de candidatos de la Cámara. A partir
de 1650 y hasta 1730 ningún foráneo al reino tomó efectivamente
posesión de una prebenda para la que hubiera sido presentado por
el Rey debido a lo poco atractivas que resultaban las plazas
eclesiásticas chilenas para los foráneos.4
Sin duda la distancia y la lentitud de las comunicaciones complicó
a los obispos y gobernadores el cumplimiento de su obligación
de informar. Por eso, este momento de la documentación revela tam-

AASCH, Secretaría del obispado, leg. 22, f. 318.
AGI, Gobierno, Chile, 164.
4 En base a la documentación que manejamos, consideramos a un foráneo
como una persona nacida en un reino diferente al que pertenecía la
vacancia para la que era consultado.
2
3

- 74 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

bién que la Cámara trabajó muchas a veces a ciegas. Citamos en
este sentido el ejemplo más extremo que tenemos. Se trata de la
candidatura de Juan Luis Rodríguez Brito, clérigo de menores
órdenes, a vacancias chilenas, veremos los lugares en que figuró en
los listados de candidatos. Aparece considerado por primera vez en
vigésimo noveno lugar para la maestrescolía de la catedral de
Santiago de Chile en 1686. En 1698 figura en trigésimo cuarto
lugar para una canonjía de la catedral de Santiago. En 1707 figura
en vigésimo lugar para el deanato de la catedral de Concepción. En
1709 figura en vigésimo lugar para una canonjía de la catedral de
Santiago. En 1712, siempre como clérigo minorista residente en
Lima, figura finalmente en decimoctavo lugar para el deanato de la
catedral de Concepción. Durante veintiséis años se lo consideró
para vacancias chilenas, incluso los deanatos, “rellenando”
generalmente el final del listado de candidatos, que por más de
veinte años no fueron actualizados.
Los candidatos, además, no siempre resultaban adecuados a la
vacancia. En 1671 se consultó la tesorería de Santiago,5 los
propuestos fueron los canónigos de Santiago y Concepción, siete
curas del obispado de Santiago y otros sujetos como capellanes del
obispado de Santiago y algunos presbíteros foráneos que a partir de
1660 y hasta 1674 cerraron la lista de candidatos por la Cámara de
Indias. Dos de ellos eran presbíteros del obispado de Córdoba del
Tucumán, Juan Laso Puelles y Jacinto Suarez. El otro era Juan
Gutiérrez Estrada, maestro de ceremonias de la catedral de La
Plata, Antonio Ruiz Garfias, del obispado de La Paz, Francisco
Alarcón de Paraguay y Francisco Luján Rojas, del obispado de
Buenos Aires.
Por último, baste con decir que en 1660 los listados de
candidatos de la Cámara para una canonjía y para la tesorería de
Santiago fueron los mismos, un total de tan sólo veintiún
individuos, y se propusieron a la vez. Incluso, aún en 1704 los
obispados de Santiago de Chile y de Buenos Aires tuvieron los
mismos listados de candidatos6. Nos encontramos frente a un
engranaje administrativo que trabajaba con lo que tenía y lo que
sabía. Estas técnicas de selección, eficaces en España, aparecen en
Indias condicionadas en su efectividad por la distancia y los
problemas de circulación de la información, nunca actualizada.
En el siglo XVIII, nos encontramos con el sistema en la plenitud
de su funcionamiento. En los listados de candidatos se distinguía

5
6

AGI, Gobierno, Chile, 164.
Ibidem.

- 75 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

entre los que nosotros llamamos natos, es decir aquellos para los
cuales el ascenso propuesto correspondía al siguiente según la
escala de ascensos vigentes, y los pretendientes al cargo. Los
listados para la vacancia del deanato de Concepción en 17077 traen
un breve resumen de los méritos de los propuestos en los que se
hace constar la edad, las veces que el individuo fue consultado y la
prebenda que ocupaba al tiempo de la vacancia. El listado lo
encabezan tres prebendados de Concepción: arcediano, canónigo,
canónigo magistral. Siguen los curas y clérigos de los obispados de
Santiago y Concepción, veintitrés sujetos. Con respecto a la
centuria anterior el número de candidatos es semejante, pero son
exclusivamente locales. La técnica de la administración había
mejorado indudablemente, pero ¿también había mejorado la
efectividad de la selección del personal administrativo?
Con respecto al siglo XVII, la información se multiplica y
yuxtapone. No sólo la Cámara de Indias pedía informes a obispos,
virreyes y gobernadores, como hemos visto también el Confesor y
los Secretarios del Despacho recibían las cartas de oficio por la vía
reservada, y cartas de particulares. Como la Monarquía se
sustentaba en la fidelidad del personal administrativo y de
gobierno, cuanto más se los conociera mejor sería la selección.
Incluso se prefirió a agentes de la Monarquía con experiencia en el
gobierno en América para la Secretaria de Estado y del Despacho
de Indias. Sin duda conocían no sólo la realidad americana, sino
también a las personas. Junto a las cartas de oficio, las cartas de
recomendación personal de un oidor, del gobernador o de un
obispo u arzobispo se multiplicaron. Aumentaron las pretensiones
y envío de relaciones de méritos. La magnitud de la información
apuntaba sin duda a conocer mejor a los candidatos, pero
dificultaba la selección. También aumentó el contacto personal. Se
trataba de estar presente, de ser un nombre conocido entre los
secretarios del gobierno de Indias por todos los medios posibles. El
obispo de Santiago Blas Sobrino y Minayo, por ejemplo, escribió a
Antonio Porlier en 1791 felicitándolo por la merced recibida en su
título de marqués de Bajamar.8
Pero no sólo la información era mucha, al provenir de distintas
fuentes era también contradictoria. Los conflictos locales entre los
eclesiásticos se ventilaban en la Cámara de Indias para influir allí
en las decisiones, denunciando favoritismos de obispos o agentes
monárquicos. ¿A quién creer? ¿Con qué criterio decidir? El obispo
de Concepción, Francisco Marán, había favorecido en su carrera a

7
8

Ibidem.
AGI, Gobierno, Chile, 460.

- 76 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

Jacinto Morillo Guisaburuaga, a quien había llevado consigo desde
Cuzco a Concepción. Al llegar lo había nombrado cura interino de
la parroquia del Sagrario de la catedral, y lo había apoyado en sus
pretensiones en la Cámara de Indias con recomendaciones. Pero
pasaban los años y Morillo no entraba al cabildo eclesiástico. La
vacante más inmediata en 1790 era una canonjía de Concepción.
Morillo la pretendió. En la consulta de la Cámara de Indias del
deanato de Concepción aparece la siguiente nota:
Nota: hace presente la mesa que el presidente de Chile actual con
fecha 9 de diciembre último recomienda y ensalza muy
particularmente los méritos del referido Don Pedro del Campo y
después de este los del referido Don Jacinto Morillo. Asimismo
que el obispo de Concepción con fecha de 27 de octubre de 1789
hace expresión particular de Don Jacinto Morillo considerándole
el más acreedor de todos. Pero el canónigo y visitador general de
la Concepción Don Juan Manuel Mardones dice que en el año
1781 y 1782 se empeñó aquel obispo y cabildo en que pusiese su
firma en el informe que se dio a favor del referido eclesiástico lo
que resistió por no ser verdad y que lo firmó por librarse de las
vejaciones de dicho prelado, lo que declara en descargo de su
conciencia, expresando que no cumple con su oficio de párroco el
dicho Morillo, y que sólo predica los domingos, que sale del
colegio por las noches por una puerta excusada y que duerme en
casa de una mujer con que ha dado mucho que decir y que dicho
colegio lo tiene abandonado y perdido, y que aunque lo ha
reprendido el obispo no ha tenido enmienda por tanto que no le
juzga acreedor en este dictamen.9

El Rey presentó a Morillo para la canonjía. En este ejemplo
vemos la necesidad de la Cámara de Indias de contar con una
opinión neutra, la del gobernador en este caso, para decidir y poder
arbitrar entre las partes en base a ella. Aquí se ve también el
sentido de la yuxtaposición de informaciones: saber qué pasa, estar
informados de cada persona y de su comportamiento y del
desempeño de sus funciones a lo largo de la carrera emprendida.
Los informes del vicepatrón adquieren así su dimensión
fundamental, aportaban el criterio en las decisiones de la Cámara
de Indias, atenuando las dificultades de la distancia y
proporcionando un elemento de objetividad frente a las
manipulaciones de información provenientes del ámbito
eclesiástico. Definitivamente, contar con el apoyo de los agentes
externos de la Monarquía eran un elemento fundamental en una
carrera eclesiástica.

9

AGI, Gobierno, Chile, 452.

- 77 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

Las relaciones de mérito
Eran el documento indispensable para pretender a una plaza civil o
eclesiástica. Si bien la información que contenía la entregaba el
interesado, la relación de méritos era un documento oficial que se
elaboraba en España, en la Secretaría del Consejo de Indias de la
que se dependiera administrativamente, en base a la información
remitida desde las Indias. El interesado pedía que se levantara la
información de méritos ante la Audiencia o ante la máxima
autoridad civil local, el alcalde ordinario. Presentaba un escrito en
el que expresaba los méritos familiares y propios que quería hacer
valer. Finalizaba con el motivo por el cual solicitaba que se
levantara la información, en general que se le honrara con una
prebenda. Debía llevar el certificado de bautismo, donde constaba
la legitimidad, fecha y lugar de su nacimiento; los certificados de
grados de estudio obtenidos emitidos por la institución donde había
estudiado, incluyendo las funciones literarias; su empleo y todos
los méritos acumulados, familiares y propios.
Un elemento infaltable en una relación de méritos era, en caso
de que existiera, el vínculo con la Monarquía de la familia del
pretendiente, debidamente explicado. Se dejaba constancia de los
servicios a la Monarquía de los abuelos y bisabuelos, sus cargos
administrativos, participación en la conquista, hazañas en luchas
con los indios u otros enemigos, descendiendo en la genealogía
hasta quien tuviera el mayor mérito. También figuraban los cargos
de los hermanos u otros parientes en la administración real, la
Iglesia o en el ejército al momento de levantar la relación. Si esos
méritos no habían sido retribuidos por la Monarquía, el interesado
pedía que recayeran en él. También proveía el interesado
certificados de haber desempeñado actividades en la
administración civil, eclesiástica o militar, acompañados de cartas
de las autoridades respectivas en las que constara la manera en que
se había desempeñado. Se trataba de demostrar por todos los
medios la fidelidad de la familia al Rey, renovada en cada
generación por nuevos cargos confiados en los que se había
servido también fielmente. El premio al mérito de la fidelidad
estaba establecido por las leyes de Indias:
Mandamos a los virreyes, presidentes y gobernadores,
que con especial cuidado traten y favorezcan a los primeros
descubridores, pacificadores y pobladores de las Indias,
y a las demás personas que nos hubieren servido y
trabajado en el descubrimiento, pacificación y población,
empleándolos y prefiriéndolos en las materias de nuestro real
- 78 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

servicio, para que nos puedan servir y ser aprovechados, según la
calidad de sus personas, y en lo que hubiere lugar.10

En España bastaba con la certificación notarial de autenticidad
de los documentos presentados por el interesado para que la
información contenida fuera considerada verídica e incluida en la
relación. En las relaciones americanas, además de las debidas
certificaciones, se llamaba a testigos propuestos por el interesado
que debían ser aprobados por la Audiencia, para que dieran
testimonio de la verdad de los datos aportados. Este elemento
constituye la principal diferencia en la estructura de las relaciones
de méritos americanas y españolas. Las preguntas que se les
formulaban a los testigos estaban en directa relación con la
información aportada: si conocía a sus padres, si sabía que había
estudiado en un determinado colegio o universidad, si testificaban
que los méritos familiares estaban sin remuneración y que recaían
en el interesado, etc., concluyendo en la afirmación de si lo
consideraban digno de la merced que solicitaba. Esta prueba extra
de veracidad exigida en las relaciones de méritos americanas con
respecto a las españolas, muestra la falta de confianza que se tenía
en Madrid de la información que llegaba de América y la falta de
canales alternativos de información para demostrarla.
Los testigos debían acudir a la Audiencia un día fijado,
generalmente todos el mismo día, para atestiguar en base a
preguntas elaboradas en ese tribunal según los méritos aducidos
por el interesado. Por ejemplo, las preguntas que respondieron los
testigos presentados por Pedro Cobaleda Moreno fueron las
siguientes:
Si saben que es hijo del capitán Pedro de Cobaleda, natural de
Antequera en los reinos de España y de Doña Jerónima Galiano y
Escobar natural de esta ciudad, hija legítima del capitán Antolín
Saenz Galiano, natural de Medina del Campo y de Doña María de
Escobar hija legítima del capitán Jerónimo de Arco. Que el dicho
Don Pedro de Cobaleda fue nombrado dos veces por los señores
gobernadores de este reino juez agrimensor general. Que Don Pedro
de Cobaleda Moreno, abuelo de Don Pedro de Cobaleda Galiano,
fue familiar de la Inquisición. Si saben que Antolín Saenz Galiano y
el capitán Jerónimo de Arco fueron de los primeros conquistadores
de este reino y ocuparon los puestos de capitán de infantería y de
caballos en el real ejército y en particular el capitán Jerónimo de
Arco estuvo siempre en el ejército ocupando dicho puesto de
capitán decano habiendo venido decano de escuadra de los reinos de
España. Que Antolín Saenz Galiano hizo particulares servicios a Su
Majestad con su bajel propio nombrado Santiago al llevar batime-

10

Leyes de Indias, tomo II, Título VI, Ley IV.

- 79 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

ntos para el real ejército durante un levantamiento general de los
indios, hallándose en el puerto de la Concepción bajó con su bajel
al presidio de Valdivia y sacó la gente que pudo librarse,
religiosos, religiosas, indios amigos, de cuyos servicios le dio
certificación Alonso García Ramón, gobernador de este reino. Si
saben que el bajel fue quemado por el enemigo en Valparaíso por
el año de 1600. Si testifican que dichos méritos están sin
remuneración y que recaen en el dicho licenciado Don Pedro de
Cobaleda... Que Don Pedro de Cobaleda oyó artes y teología en la
Casa Grande del Convento de San Francisco. Que pasó al Perú
hará más de dieciocho años con licencia del Sr. Obispo Don Diego
de Humanzoro habiendo conseguido dimisorias de dicho señor
obispo... se ordenó... que por ausencia del maestro Joan de Ocerín
11
sirvió el curato de Guacho el espacio de diez años.

Pedro Cobaleda residía en Lima al momento de levantarse la
relación de méritos, para lo cual dio un poder general a un vecino
de la ciudad de Santiago que fue quien llevó adelante el trámite.
Por pertenecer la familia Cobaleda al reino de Chile, sólo en él
podían encontrase los testigos sobre los datos familiares y los
méritos no remunerados, lo que obligaba a que se buscara en el
lugar de origen del interesado la prueba de veracidad de los datos
aportados. Se llamaba entonces a los testigos a la Audiencia a
presentar su testimonio y se levantaba un acta notarial con el
testimonio de cada uno, constando el nombre de la persona, el
cargo que ocupaba en el momento del testimonio o que había
ocupado en el pasado que mostraba el sentido de haber sido
convocado, su edad, se concluía el acta dejando constancia de la
fecha y la ciudad donde se había tomado el testimonio, todo
firmado por el testigo. El acta se levantaba en presencia del alcalde
de corte de la Audiencia de turno según la semana.12 No se
aceptaban como testigos a los parientes hasta tercer grado del
interesado, dejándose constancia de los parentescos de mayor
grado.13 Si un mérito era del ámbito militar, por ejemplo, allí se
buscaban los testigos para confirmarlos.
En base a los testimonios de la relación de méritos del presbítero
Pedro Cobaleda, evaluaremos la calidad de los mismos y la
información que entregaban. Lo primero que hay que puntualizar es
que las respuestas eran exactamente las mismas en cada caso. Ningún
testigo de todas las relaciones de méritos que hemos consultado negó
alguna vez lo que se le preguntaba, tanto en lo referido a los datos
biográficos como a la consideración de las buenas prendas del suje-

AGI, Gobierno, Chile, 164.
Ibidem.
13 Ibidem.
11
12

- 80 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

to en cuestión. Se convocaba como testigos a persona reconocidas
del reino, hombres adultos, eclesiásticos o seglares, generalmente
personas de edad, requiriéndose a seis testigos. Atestiguaban según
la fórmula de “si sabían”, ya que los datos biográficos de los
antepasados del interesado y los méritos de éstos atribuidos
durante la conquista y colonización se confirmaban por esta vía, es
decir según el saber general del reino, confirmado por vecinos
ancianos intachables. Uno de ellos, Juan Rodolfo Lisperguer,
maestre de campo general del reino de Chile, fue convocado una y
otra vez como testigo de los méritos de varios eclesiásticos
chilenos14 entre 1663 y 1681. Sólo hemos encontrado que se
aportaban certificaciones de bautismo o matrimonios realizados en
España relativos a los padres de los interesados recientemente
avecindados en el reino. La confirmación en España de los
“servicios” de los antepasados conocidos y confirmados por esta
vía eran, sin duda, una fuente de dudas para la Cámara de Indias a
la vez que una posibilidad extraordinaria para los testigos de
colaborar en la carrera de quienes los convocaban.
La Audiencia procedía una vez recogida y confirmada toda la
información aportada por el interesado a elaborar un documento
donde se contenían todos los datos:
Por los instrumentos que presentó en esta real Audiencia el
Maestro Don Alonso de Herrera y Guzmán presbítero y por la
información que dio en ella parece que el susodicho es natural de
la ciudad de la nueva Rioja, provincia del Tucumán, hijo legítimo
del sargento mayor Diego Herrer y Guzmán y que su padre fue
hijo legítimo del general Don Alonso de Herrera y Guzmán y de
Doña Ana Ramírez de Velasco, vecinos de la ciudad de Santiago
del Estero y que la dicha Doña Ana Ramírez de Velasco su abuela
paterna fue hija legítima de Julián Ramírez de Velasco, vuestro
gobernador y capitán general que fue de la provincia del Tucumán
Río de la Plata y Paraguay, fundador de la dicha ciudad de La
Rioja y de San Salvador de Jujuy de la villa que se dice de Madrid
de las Jantas. Y que la dicha Doña Francisca Bazán su madre fue
hija legítima de ... nieta por línea paterna de ... y por la materna de
... los vuestros conquistadores y todos los más de ellos pobladores
de dichas provincias. Y que los dichos ascendientes por parte de
padre ... obtuvieron los premios y principales puestos en esta
ciudad de ellas en lo militar y político. Y asimismo es hermano
de padre y madre del alférez Don Francisco de Herrera
y Guzmán que al presente se halla de maestre de campo
del batallón de la dicha ciudad de La Rioja ... Y por lo personal
del dicho Maestro Don Alonso de Herrera consta que el susodicho
estudió.... ejerció el cargo de teniente de cura de la
doctrina de Ñuñoa por impedimento del propietario y después

14

AGI, Gobierno, Chile, 48 y 49.

- 81 -

Chile. pero nunca desaparecieron de la etapa local del levantamiento de la relación. Una carta de Francisco García Huidobro a su hermano Rafael. Y desde dicho tiempo hasta el presente ha tenido la continua asistencia en las funciones de la santa Iglesia catedral y vuestro obispo confiando de su celo y su persona le remitió a la doctrina de Ñuñoa a servir aquel curato por ausencia del propietario donde se ocupó en la administración de todos los santos sacramentos sin que le sirvieren de impedimento los ardores del verano ni los del invierno con gran consuelo y edificación de 16 sus feligreses. En Santiago de Chile. 15 16 AGI. 164. . Una relación de méritos se levantaba varias veces en la vida de una persona. Siguiendo con el mismo ejemplo: Y porque el dicho Maestro Don Alonso de Herrera nos tiene representados se nos ofrece decir a Vuesa Majestad que este sujeto continuó el sindicato del dicho monasterio de la Virgen Santa Clara hasta el año 1710. enviada desde Madrid en 1798 contiene el siguiente mensaje para Francisco Javier Palomera: Sobre Palomera dile que mande sus poderes a Don Manuel Antonio Echeverría agente de negocios. la referencia final a que los testigos habían dado testimonio de la veracidad de todo lo aducido por el interesado. Nos parece que el dicho Maestro Don Alonso de Herrera es digno de que Su Majestad le honre con alguna de las prebendas de esta santa Iglesia u otra semejante de 15 estas provincias. Gobierno. Y que ha ejercido el cargo de síndico mayordomo del monasterio de monjas de la Virgen Santa Clara. 25 de enero de 1719. Y que por el año pasado de 1689 se le despachó el título de visitador general por el dicho obispo Don Fray Bernardo Carrasco de Saavedra quien le encomendó algunos negocios graves que se ofrecían contra algunas personas eclesiásticas. actualizándola según el cargo administrativo o eclesiástico que poseyera. y un informe con autos de la Audiencia. Teniéndole por las razones referidas los testigos examinados en la dicha información por digno de cualquier prebenda. En el siglo XVIII desaparecieron del texto de las relaciones de méritos finalmente elaboradas de las Secretarías de la Cámara de Indias. Ibidem.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 por nombramiento del obispo Don Fray Bernardo Carrasco de Saavedra sirvió algún tiempo en inter el dicho curato y que habiendo hecho diferentes oposiciones a algunos curatos que estaban vacantes fue aprobado en ellos y que por su suficiencia se le despachó el título de confesor en este obispado para todo género de personas de ambos sexos.82 - .

Chile. del Licenciado Don Salvador Andrade y Bohórquez”. Terminaba la relación con la enumeración de las veces que la persona había sido consultada. sino que era una información absolutamente oficial emanada de un órgano del gobierno civil. Las relaciones de méritos tenían diferentes encabezamientos. legajo familia García Huidobro. Gobierno.19 de 1796. Gobierno. se acostumbraba anotar a mano en el dorso de la hoja inicial las consultas en que la persona había sido considerada. Como la relación de méritos circulaba entre la Secretaría del Perú. y la petición que había motivado el levantamiento de la información. Lo más común era levantar una “Relación de los méritos y servicios del Doctor José Antonio Errázuriz”.20 de 1793. dejándose constancia además de las instituciones civiles y eclesiásticas que los recomendaban. Con esto queda claro que la documentación requerida para formar una relación de méritos no se obtenía dentro del ámbito eclesiástico. ni podía ser tampoco certificada por una persona a través de una carta personal. A partir de la segunda mitad del siglo XVIII se acentúa en la relación la carreAASCH. ya fuera la pretensión a una prebenda o una mitra. con toda la documentación original entregada por el interesado y las cartas de recomendación de las autoridades civiles y eclesiásticas conseguidas por éste. o una “Relación de la literatura y méritos. En el caso que desde la Cámara se propusiera a un candidato considerado en varias consultas en un mismo día. a la Secretaría del Perú en nuestro caso. La Audiencia remitía las informaciones a España.18 Si el pretendiente había desarrollado una carrera de letrado levantaba una “Relación de los méritos. que se imprimía. 452. cada vez que la persona pretendía o era considerada en una consulta. se avisaba al Rey cual era la consulta portadora de la relación de méritos. según precisamente los méritos a los que se aludían. 454.83 - . Chile. grados y ejercicios literarios del Doctor Diego Antonio Navarro Martín de Villodres”. N° 19. la Cámara de Indias. para que tipo de vacancia. y papeles para formarle relación de méritos. 20 AGI. los secretarios del despacho y la dupla Confesor-Rey. pues no basta para ello la información de obispo y 17 presidente. Allí se procedía a examinar la documentación y a formar la relación. Se incorporaban los extractos más importantes de las recomendaciones. Ibidem. En las consultas se hacía referencia explícita a si el candidato había levantado o no una relación de méritos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 o a lo menos todos sus títulos. 19 AGI. 17 18 .

para ello necesitaba contratar un agente de negocios en Madrid. Luis. Por un lado evitaban la presencia de pretendientes en la corte. A partir de 1707 los agentes recibían un título acreditado por También lo era la “declaración de benemérito” por la Audiencia. Esta primera evaluación de méritos adquiere así las características de una acción de gobierno. Surgieron para esto los agentes de negocios. Pedro Bonet. 21 . sin lo cual no recibían audiencias del Rey o sus ministros. concentrándose en estos la información más que en los méritos familiares. Desde 1607 los agentes debían registrarse en la Escribanía de Cámara. pp. Incluye un listado de los declarados beneméritos por la Audiencia de Chile en el siglo XVII y las mercedes recibidas. 1995. máximo organismo de gobierno en América. Ibidem. N°105. Santiago. Impresos Universitaria. Para los residentes en Indias eran obviamente indispensables. El sentido fundamental de las relaciones de méritos eran las pretensiones.21 Quien aspirara a ascensos debía mandarlas a levantar. el tema en sus trámites administrativos ha sido estudiado por Lira Montt. afincados en la Corte. “Beneméritos del reino de Chile. registrándose el día de llegada y de partida ante el Secretario del Consejo donde pretendían. Repertorio del siglo XVII”. La centralización administrativa en Madrid implicaba que para hacer carrera había que preocuparse del curso de los expedientes. por otro eran indispensables por su experiencia en la gestión administrativa: sabían mover los papeles en los lugares adecuados.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ra universitaria y los actos literarios del pretendiente. Agentes de negocios Las pretensiones a las vacancias eran otra de las vías de acceso a una consulta de la Cámara de Indias. al cual remitimos. 51-51. los pretendientes llegaban una y otra vez a Madrid. complementaban además las recomendaciones de oficio. señala que en tiempos de Felipe IV se les permitía la presencia por un tiempo predeterminado en la corte. Pedro. que se encargaban de pretender por sus representados. p. Sin embargo. y se remitían por la misma a España. en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. 3. se tiende a destacar por lo tanto la carrera del individuo.84 - .22 un agente de negocios en el reinado de Carlos III. La veracidad de los méritos de los pretendientes se evaluaban por medio de testigos en la Audiencia a la que éste pertenecía. Los agentes evitaban la invasión de pretendientes en la corte y el acoso permanente a los camaristas y consejeros solicitándoles favores. 22 Bonet.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 el Rey. 23 24 . 27 AGI. leg.24 Domingo Marcoleta. quien según los datos que poseemos fue agente de negocios desde 1784. Sin embargo. y hasta 1797. El pretendiente entregaba un poder al agente en el que se estipulaban los alcances de la representación exactamente como se entregaba un poder a un abogado para ser representado en un pleito.23 y en 1805 se desempeñaba como oficial tercero de la Secretaría del Perú del Consejo de Indias. Dato obtenido de la base de datos Fichoz 25 AASCH. 462.85 - . En estos casos los agentes no sólo conocían el curso de los trámites. representó en Madrid a eclesiás- AGI. Secretaría del Obispado. quien efectúa para Núñez el trámite de la pretensión de una canonjía de la catedral de Lima.26 Antonio María Bueno. Lima 1562. 26 Dato obtenido de la base de datos Fichoz. para evitar que abusaran del conocimiento del sistema administrativo y de sus contactos a favor de los clientes. por lo menos. a quien conocemos como agente de negocios de Domingo Larrión27 a partir de 1795 y hasta 1803. Conocemos a muchos agentes de negocios de los clérigos aquí considerados. presentaban memoriales para las vacancias que les habían solicitado. 113. agente de negocios de Gregorio de Tapia y Cegarra25 en 1773. sino que disponían de contactos personales dentro del aparato administrativo que ayudaban a la circulación de los expedientes. lo encontramos desempeñándose como oficial séptimo de la contaduría del Consejo de Órdenes Militares desde antes de 1811. Gobierno. y desde 1780 fue Alguacil mayor del Consejo de órdenes militares. era inevitable que esto ocurriera.28 El trabajo como agente de negocios permitió a algunos encontrar además una plaza administrativa para sí mismos. Gobierno. Por ejemplo. aceptaban o no las presentaciones y gestionaban la expedición de títulos de presentación en la Contaduría. en 1803 Miguel Núñez Duarez contrató como su agente a Antonio Carro. No podían ser agentes los ministros ni empleados del Consejo y oficinas. Estaban en constante comunicación con éstos. había sido a partir de 1760 oficial mayor de la Contaduría General de Indias. y en algunos casos hemos podido determinar que eran oficiales de las secretarías de gobierno quienes se desempeñaban como tales. pieza 29. Los agentes se encargaban de gestionar la formación de las relaciones de méritos de los pretendientes y de hacerlas imprimir. Algunos agentes aparentemente eran especializados en temas y se desempeñaron en esta tarea durante mucho tiempo. Chile. 28 Dato obtenido de la base de datos Fichoz. Felix Til.

bien conectado y de confianza probada era clave también para las pretensiones. 1983. 33 AGI. A partir de 1720 y hasta 1734 Lorenzo Mar Liberona fue el podatario general de la ciudad de Santiago de Chile en Madrid. como lo muestra la importancia de las tareas que se le encomendaron. una fue conseguir el permiso para la fundación de una universidad en el reino. Chile. Gobierno. En 1734 cesó Mar Liberona en el cargo de podatario general de la ciudad de Santiago. Actas del Cabildo de Santiago. 31 Sociedad Chilena de Historia y Geografía. 82. Santiago.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ticos de diferentes lugares de América. Chile. pero no fue reemplazado por otro agente sino que el ayuntamiento decidió enviar a un representante desde el reino. Santiago. ascenso en el que había sido postergado por la Cámara de Indias debido a acusaciones falsas de contrabando. 35 AGI. Alfabeta Impresores. 152.32 cura de Aculeo. recomendaciones y negocios. Chile. tomo XXVII. su agente Til no se limitó a presentar la pretensión en 1787 de la chantría vaca de la catedral de Santiago de Chile por la Secretaría del Perú. y de José Toro y Zambrano. En 1745 era el agente también del cabildo eclesiástico de Santiago34 y lo fue hasta su muerte en 1747. Gobierno. Sociedad Chilena de Historia y Geografía. Tomás de Azúa e Itur- AGI. 32 AGI. como Francisco Arancibia. 1953. 150. Gobierno.30 entre varias tareas que se le encomendaron desde el ayuntamiento. Chile. Actas del Cabildo de Santiago. 34 AGI.29 esperando tal vez que su representado fuera favorecido con una resulta. 452. Chile. como a José Toribio Bernuy Eslaba entre 1784 y 1787 cuando que era canónigo de La Paz. tomo XXVIII. 164.31 Sabemos además que se desempeñó como agente de negocios de clérigos chilenos. Joaquín Eleta Osma. Un buen agente.33 para quien solicitó el deanato de Santiago.35 Mar Liberona fue un hombre de confianza y un agente eficaz de las instituciones del reino de Chile. Colección de historiadores de Chile y de documentos relativos a la historia nacional.86 - . hay un hecho que revela un dato fundamental a la hora de tener en cuenta la evaluación del funcionamiento del sistema administrativo montado por la Monarquía. p. Prólogo de Rafael Reyes Reyes. En el caso de Bernuy Eslava. Gobierno. Gobierno. prólogo de Aniceto Almeida. p. a Andrés Quintián Ponte. 29 30 . Sin embargo. Academia Chilena de la Historia. Colección de historiadores de Chile y de documentos relativos a la historia nacional. 152. que era el canónigo magistral de Concepción en Chile. sino que escribió una carta solicitándola al Confesor del Rey. 299.

Esto explica también que haya sido tan desconocido para la Cámara de Indias. como en el caso de Palomera. La utilización generalizada de agentes de negocios por el clero secular chileno fue un fenómeno del siglo XVIII. N° 20. Francisco se había trasladado a Cádiz en 1777 y desde 1780 residía en Madrid. con motivo de la vacancia del obispado de Concepción. 207. Colección de historiadores de Chile y de documentos relativos a la historia nacional. Se trata de una serie de treinta cartas entre Francisco y Rafael García Huidobro que intercambiaron entre 1777 y 1806. aunque se tuviera un agente de negocios. AASCH. En febrero de 1795. que le fue concedida. canónigo de la catedral de Santiago de Chile desde 1782. Ibidem. Francisco actuaba además como un agente de negocios de su hermano y amigos. Nada reemplazaba la presencia en la corte de un representante de los intereses locales. En 1778 Francisco García Huidobro presentó la pretensión de Juan Manuel Mardones una canonjía del coro de Concepción. que le abrió la posibilidad de las pretensiones tardíamente con respecto al clero de otros reinos. Actas del Cabildo de Santiago.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 goyen. Alfabeta Impresores. los agentes de negocios y la presencia de familiares o amigos de los pretendientes en la corte. Sin duda que este Padre quiso congratularse con 39 Cabrera 36 Sociedad Chilena de Historia y Geografía. al que le elige un agente de negocios. Azúa entonces viajó a Madrid como podatario general de la ciudad de Santiago. Pero nada reemplazaba un contacto directo en Madrid. 1982. para que se ocupara. p. tomo XXIX. Santiago. Academia Chilena de la Historia. 37 38 .87 - .36 y fue quien finalmente gestionó la universidad. y que las cartas de oficio y las recomendaciones particulares fueran una vía de acceso a las consultas tan importantes. legajo familia García Huidobro.37 Asesoraba a otros miembros del cabildo eclesiástico sobre cómo desenvolverse en las pretensiones y con los agentes de negocios. Contamos con una información extraordinaria para conocer el funcionamiento del sistema de las pretensiones. Francisco escribía a Rafael: Yo me río de todas esas cosas que escriben allá del Padre Fray José Godoy.38 Pero Francisco García Huidobro mantenía también informado a su hermano de cómo funcionaba el sistema y de los contactos que otros miembros del clero chileno movilizaban cuando se producían vacancias. Las cartas contienen información directa sobre las pretensiones y ascensos de varios eclesiásticos chilenos. N° 8. 39 Se trata de José Gregorio Cabrera. de la gestión de la universidad para Chile.

ni Cabrera ni Aldunate hubieran sacado nada. 379. El Padre Godoy aparenta bastante con el duque de Alcudia (Manuel Godoy). ni el Padre Godoy.88 - . La cita corrobora además nuestra apreciación sobre la recuperación de la Cámara de Indias de su capacidad de proponer sujetos y cuestionar y oponerse incluso a las órdenes bajadas desde arriba. pero me parece que no hay más que apariencias. leg. el contacto personal con las personas claves en los centros de decisión era también fundamental para la comunicación de la situación americana y para gestionar ascensos. La Cámara en sus consultas obra con mucho peso. ni éste. La historia del obispado en Paposo ilustra como nada este aspecto. con sede en Paposo (Atacama).42 a título de teniente cura de la parroquia AASCH. Ibidem. 42 AASCH. de lo que sólo quedan algunos vestigios de números. Este obispado no se consultó. Una minúscula villa del norte de Chile se convertía en la sede de un obispo auxiliar que abarcaba un territorio equivalente casi a un cuarto del total del imperio español en Sudamérica. pero 40 41 . A modo de aclaración sobre esta cita es preciso señalar que probablemente el documento original estuvo fojado. s/f. Córdoba. Secretaría del Obispado.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 prometiéndole voto para el obispado de la Concepción. aquí la capacidad de persuasión era fundamental. Para un particular o una institución valía la pena costearse un viaje a Madrid. auxiliar de Santiago de Chile. En 1803. Todo revela que los pretendientes apostaban más a las mediaciones hacia el poder que a la vía administrativa para ascender. Andreu había sido ordenado sacerdote en 1795 en Santiago de Chile por el obispo Marán. Francisco escribió a Rafael: “Y debo advertirte que aquí anda la simonía muy en su punto. cosa que me aflige hasta lo sumo”. y sin consulta lo dio el Rey al hermano de San Carlos. legajo familia García Huidobro. En 1804 llegó a Santiago Rafael Andreu Guerrero con la presentación como obispo de Epifanía in partibus. Arequipa. Charcas. La Monarquía aparece como muy receptora de las peticiones elevadas por personas presentes en la corte.41 Contactos personales en la corte: viajes a Madrid Como hemos visto.40 Lo que queda claro es que en esta época una buena parte de la estrategia personal para alcanzar ascensos consistía en conocer las estrategias y contactos de los rivales. N° 14. Si se hubiera consultado. N° 26.

Chile.. Episcopologio chileno. Gobierno. una comunicación imposible de lograr epistolarmente. pp. 43 AGI. Con una recomendación en este sentido del virrey44 viajó a España con la excusa de estar enferma de muerte su madre. Podemos comprender la recepción local de la noticia de que un teniente cura.. vol. y probablemente allí planteó la posibilidad de solicitar en el Consejo de Indias la erección de la región de Paposo en obispado. Benjamín. en: Oviedo Cavada. Obras completas. (dir. op. Gobierno.. por lo que no nos es posible completar la cita que posiblemente aparezca completa en obras de historiadores anteriores a nosotros.). que nunca había estado en su viceparroquia. 45 AGI. nombrándolo obispo auxiliar para residir en Paposo. 47 Se trata de José Cortés y Madariaga. José A. Carlos. 467. p. 460. describe las posibilidades que se abrían de contacto por medio de la presencia en la corte: una reciente encuadernación del archivo en la que se guillotinaron las páginas eliminó la numeración original. Chile. Gobierno.. Andreu embarcó nuevamente hacia América con su presentación de obispo auxiliar. 322. conocido prócer de la revolución independentista de 1810 en los territorios que hoy pertenecen a Venezuela. Llegado a Chile. Chile. El Consejo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de Copiapó. tomo III. La propuesta de Andreu fue bien recibida porque significaba un asentamiento español en una zona desprotegida de la frontera sur del imperio. Santiago.89 - . Universidad de Chile.. El tribuno de Caracas. cit. para desarrollar su ministerio en Paposo. y aceptó la propuesta de Andreu. 281436. sobre quien escribiera su biografía Vicuña Mackenna. 460.45 Allí planteó al Consejo de Indias46 la importancia estratégica de la construcción de un fuerte en Paposo y la explotación de la pesca en la zona. ¿En qué quedaban el premio al mérito y el esfuerzopor ascender? La presencia en Madrid permitía un contacto directo. preocupado por la defensa de los territorios trató el tema entre marzo y abril de 1803. Una carta de José Cortés y Madariaga47 a Melchor Gaspar de Jovellanos. 44 González Pizarro. 46 AGI. del 31 de diciembre de 1798 en Madrid. . Inmediatamente después de la ordenación viajó a Lima43 a pedir al virrey marqués de Avilés fondos para la construcción de un oratorio en su viceparroquia. 7. volviera de España como obispo. el obispo de Santiago no lo quiso consagrar amparado en que las bulas no incluían la licencia de que hubiera tres obispos en su consagración. 1937. “Rafael Andreu Guerrero”.

La actitud de Jovellanos muestra también que gran parte de la tarea de gobierno era justamente entablar el contacto directo y conocer personas. Pero parece que no era complicado deshacerse de un nombramiento real y hasta de una presentación y seguir intentando obtener la prebenda buscada. Para quienes no tuvieran un contacto personal en Madrid de la cercanía y calidad de Francisco García Huidobro. Chile. el 14 del inmediato diciembre tuve el honor de saludar a VE en su Secretaría y consagrarme a su obediencia indicándole ligeramente los objetivos de mi residencia en esta corte. Algunos datos biográficos de Fretes pueden encontrase en Nogués. 453. pp. su padre era natural de Paraguay y capitán de milicias. signo inequívoco del conocimiento de la situación americana.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Señor. Juan Pablo Fretes. Editorial Universitaria. Reconstruiremos su carrera porque es la que mejor ilustra por la astucia del pretendiente las estrategias que se usaban para ascender en la carrera eclesiástica. probablemente visitando a un AGI. El viaje a Madrid facilitaba además negociar las prebendas deseadas. Hacia fines del siglo XVIII. y asegurarse personalmente allí una silla en algún cabildo eclesiástico del Perú. 271-282. Suplico me haga lugar en su compasión no 48 olvidándome al tiempo de proveer vacantes. Alberto. He juzgado que debo abstenerme de incomodarle presentándome de nuevo en su audiencia. VE con su natural dulzura y benignidad se dignó aplazarme para otro día. En 1786 estuvo en Santiago de Chile. “El canónigo Juan Pablo Fretes”. probablemente a título de beneficio. Santiago. 48 49 . en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. 1987. N° 98.90 - . Claro que era un juego riesgoso porque podía ser favorecido con una ración o canonjía en un lugar no deseado. Nogués sostiene que Fretes nació en Paraguay. Estudió en el colegio de San Carlos de Buenos Aires y se ordenó de presbítero en 1783. porque sirvió el curato de San Antonio de Areco inmediatamente después y hasta 1785. me tomé la licencia de recordarle a VE que soy oriundo de Santiago de Chile. no quedaba otro camino que viajar personalmente a la corte. acelerando así el acopio de méritos en vistas de la consulta de la prebenda que en verdad les interesaba. por nuestra parte nos guiamos por sus múltiples relaciones de méritos donde se establece su nacimiento en la ciudad de Buenos Aires.49 emprendió el largo viaje a Madrid para “pretender”. Fretes nació en Buenos Aires en 1760. me dirigí a esta corte en donde llevo cuatro años. algunos pretendientes desarrollaban un “juego de méritos” ante la Cámara de Indias consistente en ser consultados para diferentes prebendas en también diferentes cabildos eclesiásticos. Gobierno.

59 Insistió en noviembre con la petición de una canonjía de Santiago de Chile. 461. Gobierno. Secretario del Despacho de Gracia y Justicia de España e Indias una ración vacante en Santiago de Chile. 461. gobernador de La Paz.57 El 30 de enero pidió a Eugenio Llaguno Amírola. Gobierno. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 hermano. 52 AGI.50 En 1787 se trasladó a Charcas.54 En enero de 1795 escribió una carta a Manuel Godoy pidiéndole una canonjía vacante de Lima y en abril del mismo año pidió al Rey los arcedianatos vacantes de Lima o de La Habana. 57 AGI.55 siguió siendo consultado durante el año 1795. Logró cuatro votos en tercer lugar para la chantría de Charcas en mayo de1794. En octubre AASCH. 1562. 55 AGI. 50 51 . Todos los datos biográficos de Juan Pablo Fretes que hemos expuesto hasta 1790 los obtuvimos de AGI.52 En 1794 levantó relación de méritos y empezó a pretender logrando ser consultado múltiples veces en dignidades. Chile. Chile. leg. pese a haber aceptado la media ración de Santa Fe. Gobierno. 453.56 Al final. 58 Ibidem.58 La prórroga le fue concedida. 452. 1562. Chile. un voto en segundo y tercer lugar para el arcedianato de Lima. Chile. 56 AGI. cuatro votos particulares en segundo y tercer lugar para el arcedianato de Buenos Aires.91 - . obtuvo la capellanía de la Audiencia y se incorporó a la Academia de derecho civil. 53 AGI. pieza 74. Viajó a España acompañando el regreso de Juan Manuel Alvarez.51 En 1792 residía en La Paz. Gobierno. Lima. por la gran distancia con respecto a Buenos Aires donde vivían su anciana madre y hermanas.53 el tercer lugar para el arcedianato de Buenos Aires en octubre de 1794. Lima. Chile. 454. pero ya en abril pidió al Rey una ración vacante del coro de Santiago de Chile. el 19 de enero de 1796 el Rey lo presentó como medio racionero de la catedral de Santa Fe de Bogotá. desde donde emprendió el viaje a Madrid a pretender en 1793. 7. En 1790 se doctoró en ambos derechos por el Seminario de Charcas. Gobierno. Pidió además al Rey una prórroga para la toma de posesión de su media ración porque no había barco disponible para zarpar. quien lo contactó con el entorno de Manuel Godoy o directamente con éste. 54 Ibidem. Secretaría del obispado. Mientras tanto Fretes continuó con sus pretensiones. 59 AGI. por cuatro votos particulares en el segundo y tercer lugar para la chantría de Charcas. al terminar éste su período de gobierno. Gobierno.

el nuevo Secretario del Despacho de Gracia y Justicia de España e Indias. para la cual también presentó memoriales y fue presentado en agosto de 1797. 461.63 Consiguió además que el Rey lo nombrara diputado del cabildo eclesiástico de Santiago de Chile. En 1799 reaparece pretendiendo para su hermano Lorenzo una ración de Santa Cruz de la Sierra. 1562. Chile. solicitándole ser tenido en cuenta en la provisión de una canonjía de Santiago de Chile.61 En mayo nuevamente vencía la prórroga.65 Sin embargo. 60 61 .66 En abril insistía en la petición de una canonjía de Santiago de Chile para sí mismo y nuevamente tramitó la pretensión de una ración de Santiago para su hermano Lorenzo. y pidió al Rey que lo presentara a la tesorería de la catedral de Santiago de Chile debido a que no había recibido el dinero que le enviaba su padre porque el barco había sido tomado por los ingleses.64 También en agosto de 1797 efectuó la pretensión de una media ración de Lima a nombre de su hermano Lorenzo Fretes. 62 AGI. Gobierno. 453. En enero de 1797 nuevamente pretendió las raciones limeñas y realizó una segunda petición de prórroga mientras llegaba a España un barco procedente de Buenos Aires con dinero de la venta de una propiedad. Gobierno. de manera que no se lo perjudicara al momento de la toma de posesión. en febrero de 1798 aún se encontraba en Madrid. Mientras tanto había vacado una ración en Santiago de Chile. 453. Gobierno. 68 Ibidem.62 lo que le fue concedido. Chile.67 En mayo escribió a Gaspar de Jovellanos. 66 AGI.92 - . Siguió en la corte aún algunos años más. 64 AGI.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 pretendió a dos raciones vacantes de Lima y en noviembre a una canonjía de Santiago. Chile.60 En marzo insistió con la petición de las raciones limeñas a Eugenio Llaguno Amírola. 63 AGI. por lo que pidió al Rey la expedición de una real orden en la que se determinase que no había tomado posesión por no haber barco disponible debido a la guerra con Inglaterra. Chile. En agosto todavía realizó una pretensión para su hermano Lorenzo de una canonjía de Santiago de Chile. Ibidem.68 En 1801 la Cámara de Indias lo consultó por dos votos particulares en Ibidem. Gobierno. 455. 67 Ibidem. Gobierno. Lima. 65 AGI.

op. Chile. 475.93 - . No era fácil pasar del curato rural de San Antonio de Areco en el Río de la Plata a una canonjía en un cabildo eclesiástico para quien no contara con contactos directos en la corte. Gobierno. Una forma utilizada para financiar por lo menos el viaje. AGI. quien pidió al Príncipe de la Paz (Manuel Godoy) que le extendiera “su alta protección para esta mitra vacante”. Gobierno.70 Nótese la combinación de pretensiones y peticiones directamente al Rey o a sus ministros en pos de alcanzar una prebenda en el coro de Santiago. 19. El viaje era caro. Chile. pero ninguno volvió con las manos vacías. personas con un cierto capital como para afrontar los gastos pero que no tendrían acceso a un cabildo eclesiástico si no invertían tiempo y dinero. Los clérigos chilenos que viajaron no pertenecían a las familias de la élite.. En 1807 vacó el obispado de Santiago de Chile por muerte de Francisco José Marán. estar dentro de la circulación oficial de las pretensiones. Lista. 461.. Esto último se ve como evidente porque al poco tiempo de estar en Madrid comenzaban a figurar en ternas de sus pretensiones a los coros solicitados y de otros. cit.. fue la de embarcarse como capellán de un navío de la armada real. 72 Ibidem. 461. En realidad no fueron muchos los clérigos chilenos que viajaron personalmente a Madrid a pretender. 71 AGI. Los dos elementos aparecen como necesarios. 69 70 . Uno de ellos era Juan Pablo Fretes. más aún la estadía.69 Finalmente tomó posesión de su ración en Santiago en 1803. y pedir el favor de la mediación al Rey. eran casos como el de Fretes. Carlos. Se puso en marcha entonces el engranaje de contactos desde el reino de quienes aspiraban a esta mitra.. Los trámites en Madrid comenzaban por levantar la relación de méritos y entablar los contactos necesarios. Estos viajes se iniciaron a partir de 1740. finalmente escogido. y había que financiarlos. así lo hizo Gregorio de Tapia Cegarra en 1742.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 tercer lugar para el deanato de Santiago de Chile. vol. y a Pedro Cevallos y Guerra le comunicó en la misma fecha que aspiraba a esa mitra por la “dilatadora y penosa carrera”72 de canónigo que había llevado. p. Silva Cotapos. No estaban dentro de los canales de comunicación y circulación de favores que se entablaban desde el reino hacia el centro de decisiones administrativas en Madrid.71 en carta del 28 de febrero de 1807.

La demostración de estos dos aspectos. el emprendimiento de un viaje personal a la Corte. Confesor y Secretarios. El sistema de selección del personal administrativo estuvo por tanto penetrado por redes de vínculos personales que tendían a la cúspide del sistema. La obligada relación que el pretendiente debía entablar con el Rey para orientar la gracia real a favor propio se intentaba por todos los medios. hacia el Rey. ¿Influyó positivamente esta medida en el sistema de selección del clero? Más que para mejorar el sistema de selección pareciera que apuntara al control de la información emanada del reino sobre los candidatos. Los obispos. fueron encargados a los agentes civiles de Monarquía. Confesor. Este afán de verificar la verdad del mérito atribuido muestra la desconfianza de la Monarquía ante la vulnerabilidad de los canales de transmisión de la información por ella misma establecidos pero controlados por las élites. Estos incluían la obtención de cartas e informes favorables de los agentes locales de la Monarquía.94 - . Toda la documentación con la que se armaba la relación de méritos se enviaba desde las audiencias. las Audiencias. . la contratación de un agente de negocios eficaz y personalmente vinculado con el personal administrativo. Todo indica que el sistema administrativo se basaba más en la relación entablada con los mediadores hacia el Rey patrón que en el premio al mérito. con el objetivo de mejorar el sistema de selección a través de un mejor conocimiento de las personas. la presencia en Madrid de un amigo o familiar que gestionara las pretensiones. Secretarios del Despacho. máximo órgano de gobierno en ultramar. verdad e idoneidad. virreyes y gobernadores debían informar sobre los beneméritos a la Cámara de Indias. Los cuatro aspectos tendían a establecer contactos con los mediadores más eficaces al Rey: camaristas. En el siglo XVIII la Monarquía promovió una multiplicación y yuxtaposición de la información sobre los candidatos a seleccionar para las plazas eclesiásticas. garantía de la concesión de una plaza. incluidas las certificaciones eclesiásticas. La Monarquía montó un sistema de selección basado en criterios profesionales tratando de garantizar la veracidad de la información que los pretendientes presentaban para demostrar su idoneidad a los cargos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Para el Rey patrón de la Iglesia seleccionar el personal idóneo para gobernarla no fue una tarea fácil.

tenían como meta final de sus ascensos las audiencias de Lima. La jerarquía de la Iglesia en Indias.. Castañeda. Las metropolitanas eran las diócesis cabeza de provincia eclesiástica. p. La Corona española y las Audiencias en América 1687-1808.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 5 La dependencia peruana del episcopado chileno En el siglo XVI la mayoría de los obispos fueron españoles y miembros de las órdenes religiosas. por la mayor presencia del clero criollo y por la paulatina sustitución del clero regular por el secular.95 - . que abrieron la posibilidad de que el clero criollo accediera a los cabildos eclesiásticos.. op. . para quienes el punto culminante de sus carreras era el ascenso a uno de esos tres arzobispados. Paulino y Marchena. Estos dos elementos se afianzaron aún más en el siglo XVIII unidos a la estructuración de una integración geográfica del territorio. cit. Juan. Mark y Chandler. regidas por un arzobispo o metropolita. proceso favorecido por la implantación del sistema de alternativa en las órdenes y por la equiparación de los títulos y grados universitarios españoles y americanos. p.. 1 Cfr. 16. Charcas y Santa Fe. D.2 sacaron como conclusión del análisis del sistema de ascensos en las audiencias americanas que si bien en ninguna parte es posible establecer una tipología rígida los miembros de tribunales dependientes de la Secretaría del Perú (sudamérica y Panamá). Paulino Castañeda y Juan Marchena1 caracterizaron al episcopado del siglo XVII como de transición. Fondo de Cultura Económica.. En este sentido Mark Burkholder y D. México. 1984.. Por nuestra parte constatamos que la misma geografía de ascensos se aplicó a los miembros de los cabildos eclesiásticos y obispos de las diócesis sufragáneas de las tres metropolitanas: Lima.. Chandler. El siglo XVII fue el inicio del despunte del clero criollo en el episcopado. Los obispos pertenecientes a una provincia eclesiástica se denominaban sufragáneos por el voto o sufragio que emitían en el sínodo o concilio provincial. De la impotencia a la autoridad. Charcas y Santa Fe. 20 2 Burkholder.

dentro del lapso temporal asignado por las leyes. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Sevilla. Escuela de Estudios Hispanoamericanos. Popayán y Cuzco. También el metropolitano visitaba las iglesias sufragáneas con autorización del concilio. “La jerarquía eclesiástica peruana en la primera mitad del siglo XVII”. A fines del siglo XVI eran nueve las sufragáneas de Lima.. como por ejemplo en todo lo relativo a conferir beneficios en los seis meses siguientes a la vacancia. en caso de necesidad. nombramiento del vicario capitular en los ocho días siguientes a que se produjera la vacancia del obispado si el cabildo eclesiástico no lo hubiera hecho por omisión. Ibidem. dejando de ser sufragánea del arzobispado de Sevilla. para que obrara de acuerdo a las leyes. Los ascensos episcopales El 13 de marzo de 1541 el Papa Paulo III erigió la diócesis de Lima. En este último caso el metropolitano exhortaba y mandaba al sufragáneo. Pablo. la amplitud de los territorios ocupados por Antón Solé. Quito. en: Anuario de Estudios Americanos. N° 22.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 donde se analizaban y tomaban decisiones relativas al gobierno de la Iglesia en esa provincia. 984. Concepción (1564). dando cuenta en los concilios provinciales de las licencias otorgadas. etc. 3 p. y al poco tiempo la elevó a arquidiócesis. El metropolitano era el superior en la jerarquía de derecho eclesiástico con respecto a las diócesis sufragáneas. La creación del obispado de Santa Cruz de la Sierra. Paraguay y Tucumán. 220 y ss. enmendaba o revocaba sentencias. 3 4 . Fernando. en el primer caso por apelación y en el segundo por recurso de queja elevado por el agraviado. Concedía licencia a los sufragáneos para ausentarse de la diócesis por justas causas. En los de apelación. Nicaragua.. aprobadas éstas por escrito. Le competía asimismo la corrección de los excesos en los negocios contenciosos y en los negocios gubernativos.3 Además de estas relaciones establecidas por el derecho canónico los metropolitanos eran consultores del Consejo de Indias en todas las medidas del gobierno de las iglesias sufragáneas. también en Armas Medina. Escuela de Estudios Hispanoamericanos. Sevilla. A principios del siglo XVI eran sufragáneas de Lima las diócesis de Panamá. García Recio. incluyendo Santiago de Chile (1561). confirmaba. Sus atribuciones eran suplir al obispo titular en aquellos casos en que este último debía obrar y no lo hacía por omisión.4 Sin embargo.96 - . Consejo Superior de Investigaciones Científicas. p. José M.

Veremos a continuación si el proceso se corresponde con la estructura de los listados de candidatos de la Cámara de Indias y si en ellos encontramos plasmada la apertura del episcopado al clero secular americano. la calidad de cada diócesis fue variando a lo largo del tiempo. siendo sus sufragáneas las diócesis de Popayán. se creó un nuevo obispado dentro de la provincia de La Plata al dividirse en dos el de Paraguay. Panamá. En general. Chile y Paraguay. Paraguay y Tucumán. Todo ello motivó la erección de nuevos obispados dentro del ámbito de la provincia eclesiástica de Los Reyes a comienzos del siglo XVII. siendo el máximo ascenso la metropolitana respectiva. según el valor de cada obispado. La Secretaría del Perú del Consejo de Indias atendía los asuntos de las tres metropolitanas de América del sur.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 estas diócesis. que formaban un triángulo cuyos vértices eran Nicaragua. con sus respectivas diócesis sufragáneas. Además. los de Arequipa y Huamanga en 1609 y el de Trujillo en 1616. Tenemos una carta del arzobispo de Lima recomendando sujetos beneméritos para el obispado de Santiago de Chile. Se produjo también el desgajamiento de una nueva provincia eclesiástica. para los de los obispados lo eran las de los virreyes y los arzobispos de las metropolitanas respectivas. El arzobispado de Santa Fe de Bogotá se erigió en 1630. 1965. Santa Cruz. impedía a los obispos atenderlas adecuadamente a causa de la dispersión de los núcleos de población. arzobispado de La Plata y obispp. En teoría. Finalmente en 1786 se sumó la diócesis de Cuenca desmembrada del obispado de Quito. el de La Paz y Santa Cruz en 1605. Santa Marta. en 1620. Santiago fue ya desde principios del siglo XVIII una diócesis de ascenso. salvo Concepción que se consideró siempre como diócesis de inicio de una carrera episcopal. el alejamiento de muchos de ellos de las zonas centrales de sus diócesis y las enormes dificultades de las comunicaciones. la de La Plata en 1609 que incluía las diócesis de La Paz. Las diócesis se dividían en diócesis de inicio. Nicaragua y Cartagena de Indias. Listados de candidatos de la Cámara de Indias para los obispados de Santiago y Concepción en los siglos XVII y XVIII Si para la conformación de los listados de candidatos de los cabildos eclesiásticos era fundamental la recomendación del gobernador y del obispo. erigiéndose entonces el de la Santísima Trinidad de Buenos Aires.97 - . ascenso o término. 673-703. los ascensos se producían según una jerarquía interna entre las sufragáneas de una misma metropolitana. .

Siguen los prebendados del cabildo eclesiástico de Lima que.5 del 15 de julio de 1658. bajo el título ‘Más sujetos’. todos del clero secular: siete por el obispo de Toledo. dos. el obispo sufragáneo del arzobispado de Toledo y los obispos de Tenmia y Ceuta. tres. ocho dignidades y canónigos de España y catorce dignidades y canónigos de las iglesias catedrales del Perú. de San Francisco. Santa Cruz de la Sierra. leg. regulares sobre todo. tres. es decir los prebendados. uno por el de Córdoba. aparecen en primer término los obispos de otras iglesias que tendrían a Santiago de Chile como ascenso. tres. prácticamente todos eran candidatos a obispos. uno por el de Cuenca. dos por el de Osma. éstos son los de Concepción de Chile. AGI. Listados de candidatos del siglo XVII En el caso de las diócesis chilenas. uno por el de Jaén. ff. La carta tiene la estructura tipo de estos casos: beneméritos del clero. tres. dos por el de Santiago. Siguen los inquisidores de Murcia. de San Agustín. . de la Orden de Santo Domingo. Continúan los propuestos por los prelados de las iglesias de la Corona de Castilla. de la Merced. peruanos o españoles. inquisidores y clérigos de todo el imperio. En la misma proposición se señala que aparte están las relaciones de los religiosos que se proponen para el obispado. Finalmente el elegido fue Fray Dionisio Cimbrón. dieciocho. uno por el de Plasencia. Granada. tres. uno. Cuenca. Un total de sesenta y siete individuos. 164. Los obispos de Concepción y Santiago expresan claramente esta tendencia. Chile. Luego. 15 vta a 19. uno por el de Valladolid y uno por el de León. uno por el de Cádiz. 5 6 AASCH. México. Sevilla. en los listados del siglo XVII los pretendientes al cargo incluyen sólo los candidatos natos.98 - . Córdoba. uno por el de Calahorra. como vemos. dos por el de Sigüenza.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 pado de Cartagena de Indias. listado que no hemos encontrado. fueron de hecho quienes ocuparon las mitras de las sufragáneas de Lima en el siglo XVII. 22. Gobierno. Logroño. Si tomamos el listado de la consulta del obispado de Santiago de Chile por muerte del obispo electo Diego Zambrana Villalobos6 (fechada aproximadamente hacia 1655). Secretaría del obispado. Ninguno de estos sujetos considerados era chileno. un español de la Orden del Cister. En total. Estos candidatos.

Los primeros en la lista son los obispos del Perú. lo que facilitaba la toma de posesión y la consecuente reducción del tiempo que gobernaba la sede vacante. en los listados de candidatos del obispado de Concepción de 16767 ya no figuran los propuestos por los obispos de España ni inquisidores peninsulares. tres franciscanos. un dominico. tres mercedarios y tres franciscanos. Describiremos el listado según el orden que lo rige. Fray Manuel Mercadillo obispo de Tucumán. las dos dignidades de Concepción y continúan los religiosos “que están en las Indias”. Resultó electo Fray Francisco de Loyola y Vergara un religioso estante en las Indias. Santa Cruz de la Sierra y el auxiliar de Lima. . Se trata de un listado de treinta y siete individuos. Siguen las dignidades de las iglesias del Perú que se habían tenido presentes también en la provisión del obispado de Buenos Aires: deanes de Charcas. obispo de Panamá.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Veinte años después. continúan los obispos de Paraguay. sólo pondremos los nombres de los que fueron votados para ocupar lugares en la terna con el fin de que se pueda visualizar cómo se conformaba la terna en esta época. Santa Marta. Gobierno. Del 22 al 37 se enumera a religiosos de los reinos de España: tres benedictinos.99 - . obispo de Concepción. Esta elección muestra la aparición de nuevos criterios en el sistema de selección que se inclina por clérigos residentes en América. Ibidem. Listados de candidatos del siglo XVIII Veamos el listado de candidatos8 para el obispado de Santiago que se usó con motivo de la promoción del obispo Francisco de la Puebla González al obispado de Huamanga. en el siguiente orden: Fray Martín de Hijar y Mendoza. cuatro agustinos. Fray Matías Panduro y Villafaña. Por tratarse de una diócesis de inicio no había obispos que ascendieran a ella. provincial de los agustinos en Perú. la realidad americana comenzaba a imponerse o a ser tenida en cuenta. Juan de Argüelles. 164. Chile. Cuz- 7 8 AGI. Un total de ocho individuos. frente a los sesenta y siete de 1655. desde el número 11 al 21: un dominico. Encabezaban el listado entonces el deán de Huamanga. uno de los Mínimos de San Francisco de Paula y tres de la Orden de la Santísima Trinidad. Estos últimos son los más numerosos. siguen las cuatro dignidades del cabildo eclesiástico de Santiago de Chile. obispo de Popayán. tres mercedarios. tres dignidades de Tucumán y Huamanga.

votado en general por la Cámara. Ramón Portocarrero votó particularmente en este lugar por Fray Matías Panduro. Diego de Salazar. agustino. un renunciante al obispado de Santa Cruz. El voto general del segundo lugar de la terna fue para Diego Salazar. Mientras que Juan Larrea y Alonso Carnero votaron por Manuel Mercadillo. obispo de Popayán. Ramón Portocarrero. Huamanga. Juan de Castro y Alonso Carnero votaron particularmente por Luis Francisco Romero. El voto general de la Cámara para el tercer lugar de la terna fue para Matías Panduro. el deán de Santiago de Chile. el cura de la parroquia de Santa María de Madrid. José Bolero y Juan de Aguilera votaron por Fray Martín de Hijar y Mendoza. Quito. obispo de Tucumán. suman un total de seis individuos. cuatro. El Marqués de Carpio. un total de seis individuos. uno. este último con el número treint y ocho de la lista. De la Orden de San Francisco. Juan de Castro. . siguen los catedráticos de Decreto y el de Prima de Leyes de la Universidad de Lima. Luego los deanes de Santa Fe. deán de Cuzco. El Confesor del Rey. A continuación los religiosos. aquí está en primer término el canónigo de la catedral de Lima. el provisor y vicario general del obispado de Santa Fe. La terna9 que se propuso al Rey tuvo en el primer lugar a Manuel Mercadillo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 co. un mercedario. deán de Lima. el maestrescuela de Quito y tres individuos más. por su parte. 67. deán de Lima. 4 de abril de 1704. votaron por Fray Martín de Hijar y Mendoza. el canónigo doctoral de Sevilla y el canónigo magistral de Huamanga. un benedictino y un agustino. Pedro Gamarro. Cierran el listado tres religiosos.100 - . Los camaristas Mateo Ibañez y Pedro Gamarro votaron por Juan de Argüelles. La Paz. no juzgo conveniente el 9 AGI. Los camaristas Alonso Carnero. Pedro Gamarra y Juan Larrea. Continúan un canónigo de la iglesia de San Justo y Pastor de Alcalá. Panamá. De estos propuestos consta la Orden a la que pertenecían y el año en que fueron consultados. Orden de San Basilio. quien fue presentado con la siguiente recomendación del Confesor: Moraleja. también los tenidos en cuenta en la nominación del obispo de Buenos Aires. Chile. lo hizo por Diego de Salazar. Siendo el obispado de Santiago de Chile uno de los menores de Indias. uno. Tucumán. Gobierno. Completan el listado (continuando en el número veintiocho) más “sujetos para obispados que fueron en la proposición del de Huamanga”. Estos últimos cuatro probablemente eran pretendientes. Luego el arcediano de Tucumán. Arequipa.

Al encabezamiento seguían tres notas. la segunda y la tercera incluyen las resoluciones de la Cámara de tener presente en cercanos ascensos a los obispos de Paraguay. los deanes de todas las catedrales de América del sur. americano o europeo. si es cura o presbítero. . Continúan. expresa más bien una jerarquía de hecho que de derecho. El segundo listado está formado por los candidatos natos a un obispado. primero los naturales del reino de Chile y luego canónigos y curas de los otros obispados sufragáneos de Lima. incluyéndose religiosos. si el individuo se en10 AGI. veinte individuos numerados jerárquicamente según una estricta determinación de ascensos correspondientes a las diócesis. capellanes de conventos. El primero compuesto por cuarenta y tres candidatos en total. por petición de traslado. a partir del número once y hasta el cuarenta y tres. como también por evitar los gastos crecidos de las bulas a que se debe atender mucho. Chile. inquisidores. quien había pedido traslado por lo mal que le sentaba el clima. 452. Los datos vitales que recoge son el lugar de origen. y de Concepción. desde el número 21 al 80. Gobierno. los pretendientes al cargo. Daremos ahora un salto cronológico importante que nos permitirá visualizar el cambio en los listados de candidatos de la Cámara de Indias y en la relación entre las diócesis sufragáneas. Continúan los “Sujetos que han sido consultados para mitras de Indias de cinco años a esta parte”. Nombrar para el obispado de Santiago de Chile a Luis Francisco Romero.101 - . curas de obispados de América y España. comienzan considerando a los deanes de las catedrales del Perú y Nueva Granada. Continúan dos listados. en el que cabe destacar que encabezan la lista los que al momento de la consulta era canónigos doctorales y magistrales y los ascendidos a dignidades desde esas canonjías. los diez primeros eran los “Individuos de la Iglesia”. es decir la relación entre iglesias menores y mayores. El criterio de decisión del Confesor en este caso. hospitales.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 que se promuevan a él sujetos ya obispos. la primera recogiendo dos reales órdenes del 15 de septiembre de 1786 y 22 de abril de 1787 para consultar al obispo de Quito (Blas Sobrino y Minayo). canónigos doctorales de obispados de América. Lo he 10 nombrado. En 1788 vacó el obispado de Santiago de Chile. Los listados de candidatos que se utilizaron para esa consulta. así porque cesa el fin principal a que se atiende en las translaciones a Indias que es alentar a los prelados de las iglesias menores con la esperanza de ser promovidos a las mayores.

que aportaron veintisiete sujetos a considerar en vacancias. pero en desventaja con el predominio del clero regular de las diócesis del Perú. la tarea que desempeñaba al momento de la consulta. Con respecto a los miembros de las religiones llama la atención la diversidad de órdenes consideradas. La presencia de pretendientes nos muestra que Santiago comenzaba a ser considerada como una posibilidad ventajosa para desarrollar una carrera. Este telón de fondo destaca sobre todo en la ausencia de chilenos en los listados de mediados del siglo XVII.102 - . aquellos que por la pretensión se supone que estaban dispuestos a tomar posesión en caso de ser seleccionados. La gran novedad de estos listados de candidatos la constituyen los pretendientes al cargo y la confección de los mismos según un sistema de ascensos adecuado a la vacancia. no presentar a un obispo. Veinte años después los listados reflejan el comienzo de la imposición de la realidad americana. Aparentemente seguía vigente el criterio del Confesor jesuita de 1704. pero ampliándolo geográficamente. los deanes de todas las catedrales de América del sur. pero sí de ser votados en la consulta y de juntar méritos. por último. como Manila. Predominan por lo tanto los candidatos del clero secular.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 contraba en posesión de un beneficio eclesiástico o si era clérigo particular. para dar lugar a un ascenso entre diócesis de diferentes metropolitanas. respetando los ascensos establecido dentro de los cabildos eclesiásticos y entre los obispados. con escasas posibilidades de ascender desde un curato a un obispado. constituyendo este último punto una gran diferencia con respecto a los listados del siglo XVII. el 45% de los individuos que conformaron el listado. La conformación de los listados de candidatos a obispados chilenos del siglo XVII. A fines del siglo XVIII se ha roto el esquema más rígido de los listados del siglo XVII de ascensos entre las sufragáneas de una sola metropolitana. Los treinta y dos sujetos restantes pertenecen a la metropolitana de México o diócesis sufragáneas de todo el imperio. individuos varios. muestra la tendencia de los clérigos peninsulares a considerar las Indias como destino de una carrera eclesiástica iniciada en España. A principios del siglo XVIII ya se encuentra instalado un nuevo criterio de selección: los ascensos desde los cabildos eclesiásticos americanos a las diócesis jerarquizadas como de inicio. Finalmente. por eso a las tres notas siguen los candidatos locales y los pretendientes. A diferencia de los listados de religiosos del siglo XVII. ascenso y término. exclusivamente sudamericanos. Luego. todos de los que se dice el lugar de origen son españoles. El clero secular chileno comienza a ser considerado. Los religiosos no han . nueve en total. sino que alentar con el ascenso a algún individuo de una iglesia menor.

maestro de pajes del Rey y su consultor en asuntos de conciencia. Los otros dos obispos presentados eran dignidades de Lima. cuatro de ellos españoles. presentado en 1694. cuatro de ellos chilenos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 desaparecido de los listados pero son una minoría con respecto al clero secular aunque se han ampliado las religiones consideradas incluyendo diferentes ramas de las órdenes tradicionales. Como en Santiago. también fue presentado como obispo de Santiago después de un viaje a España. prior del convento de Cuzco. Había ascendido desde el deanato de La Plata. español. que murió siendo obispo electo. los otros peruanos. Los tres siguientes obispos fueron frailes. Por lo tanto. donde era provisor y vicario general del obispado. ascendido desde el obispado de Concepción. Diego Encinas. la estabilidad en el gobierno de la diócesis la marcaron los obispos regulares. también llegó a Concepción desde La Paz. Todos los obispos de Santiago fueron seculares. de los nueve obispos presentados por el Rey. se destaca más el proceso posterior del siglo XVIII. Diego Zambrana Villalobos. El agustino Gaspar Villarroel. el único secular. natural de Quito. El franciscano Fray Diego de Humanzoro. En síntesis. provincial en Charcas. Cerró el siglo en el obispado el español Francisco de la Puebla González. siete fueron frailes. Fray Bernardo Carrasco.103 - . tesorero. había sido provincial de la provincia del Perú. quien después de un viaje a España regresó como obispo de Santiago. y Fernando de Avendaño. Pero fueron estos últimos los que en verdad gobernaron el obispado durante el siglo XVII. arcediano. Le sucedieron cuatro clérigos seculares. Con este telón de fondo. cinco fueron seculares y cuatro regulares. Francisco González Salcedo. porque todos tomaron posesión de la diócesis. las diócesis chilenas en el siglo XVII fueron gobernadas predominantemente por el clero regular proveniente de los conventos del Perú. tomó posesión del obispado y lo gobernó entre 1624 y 1634. que no tomó posesión por razones de salud. En cuanto a los obispos de Concepción del siglo XVII. Se trataba de Diego Zambrana Villalobos. sólo tres españoles. dominico. pero proveniente de Perú. de ellos sólo uno. Los obispos chilenos del siglo XVII El siglo XVII comenzó con un fraile como obispo de Santiago. el franciscano Fray Juan Pérez de Espinosa. último fraile obispo de Santiago. Aumentó la movilidad en el episcopado. Finalmente. uno de los . de los ocho que hubo. hubo once obispos en Santiago. favorecidos en la presentación por el Rey muy probablemente por la frontera indígena. El siguiente obispo no tomó posesión por muerte.

. op. “Francisco Godoy”. Se trata de un regular y de un prebendado del cabildo eclesiástico de Lima. 571-587.. y en que se seleccionó a chilenos para las diócesis del reino en una proporción semejante a peruanos y españoles. Juan. Walter. pp.. se visualiza más el cambio en el episcopado entre las dos centurias.). en el Perú concretamente.. op. cit. un solo obispo fue regular de los trece presentados.). “Alonso Briceño”. en: Oviedo Cavada. que este análisis no permite visualizar el cambio más profundo que se dio en la inversión de la tendencia del predominio regular por el secular. (dir. Se trata del franciscano Fray Alonso Briceño12 y de Fray Francisco Godoy. En este contexto quisiéramos destacar que al correlacionar en el análisis las variables de lugar de nacimiento con pertenencia al clero secular o regular. tomo IV. Ibidem. Nos detendremos entonces a estudiar cómo se produjo este proceso a través del análisis de las carreras de los chilenos que alcanzaron el episcopado. cuatro obispos fueron chilenos. La dependencia limeña de Chile Es sabido que Chile dependió política y económicamente del virreinato del Perú. Carlos.104 - . Hanisch Espíndola.. (dir. Los dos hicieron la totalidad de su carrera fuera de Chile. con respecto a la sola consideración de la relación entre criollos y peninsulares. 13 Guarda Geywitz. Gabriel. 11 12 . Castañeda y Marchena concluyen en base a esta última correlación que en las diócesis chilenas desde la fundación de su primer obispado en 1561 hasta 1850. entre fines del siglo XVII y principios del siglo XVIII. tomo IV. sin embargo. Nos centraremos ahora en la carrera hacia el episcopado realizada en Lima por dos nativos chilenos. y Marchena.13 Pero el siglo XVII terminó con signos de cambio en la relación de dependencia chilena del Perú. en: Oviedo Cavada.. pp.. y 60/40% en Concepción. Carlos. Cfr. Episcopologio chileno. pp.. 42-43. Episcopologio chileno. 561-570. Manuel Antonio Gómez de Silva y Diego Montero del Águila. Paulino.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 cuales no tomó posesión. cinco españoles (uno no tomó posesión) y cuatro peruanos. En este contexto sólo haremos mención a los dos primeros obispos nativos chilenos cuyas carreras se corresponden exactamente con las características del episcopado que hemos descrito en los siglos XVI y XVII. cit. En Concepción. En la carrera de ambos encontramos elementos de una progresiva desvinculación chilena de Castañeda. el número de criollos fue muy superior al de peninsulares: 61/39% en Santiago.11 Creemos.

El cabildo también acusaba al gobernador. Episcopologio chileno. El cabildo eclesiástico escribió el 9 de julio de 1681 al Rey: Aunque va en primer lugar el Doctor Don Manuel Silva por hacer sabidos a Vuesa Majestad de la verdad. cit. Lima. Marco A. Hasta ese momento había sido cura de Lampa y Colina. op. Gobierno. en: Oviedo Cavada. Acompañaban los autos de la oposición una carta escrita por el provincial de la Compañía de Jesús en Santiago de Chile. y letras del Doctor Manuel Antonio Gómez de Silva.105 - . “Manuel Antonio Gómez de Silva”. En el momento clave de su carrera. de hacerlo en otra ocasión. 16 AGI . fundamentalmente a través de las rutas de las redes de relaciones movilizadas por ambos en su carrera eclesiástica. porque quería asegurarse un informe favorable de la Compañía en su próxima residencia. atento al conocimiento que tenemos de la virtud. Algunos datos los obtuvimos de León León.. y lo que in domino sentimos. 303. Hoy sirve un curato de indios de este obispado siendo notorio el desvelo con que acude al beneficio de sus feligreses de que es visto ser digno de que Vuesa Majestad lo premie con dicha 16 canonjía. por no haberlo podido hacer en la votación. y desembarazo de los inconvenientes que pudieran resultar. siendo en ellas consumado con ventaja a los demás sujetos que se han criado en estas nuestras escuelas. 14 . Era doctor en teología por la universidad de la Compañía de Jesús en Santiago de Chile. el Doctor Don Manuel de Silva no leyó del punto que eligió gastando media hora en párrafos 15 estudiados de mucho tiempo.). por empeños superiores. reaparecen a su favor los contactos con los jesuitas.. reservamos a estas letras el desempeño de la obligación. pp.. Juan Enríquez. 29. Carlos. de proponer en primer lugar a Gómez de Silva presionado por los jesuitas.14 quien resultara ganador de las oposiciones de 1681 a la canonjía magistral de Santiago... tomo IV. leg. Manuel Antonio Gómez de Silva En primer lugar Manuel Antonio Gómez de Silva.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Lima. 589-592. las oposiciones a la canonjía magistral. 15 AASCH. Los autos de la oposición llegaron a la Cámara de Indias con informes contradictorios sobre Manuel Gómez de Silva. a quien desde sus tiernos años tenemos experimentado habiendo cursado en este colegio desde la gramática hasta las facultades de artes y teología. (dir. f. 19. el 13 de agosto de 1681: Hacemos informe a Vuesa Majestad en nombre y por toda esta provincia de la Compañía de Jesús. Secretaría del obispado.

66.. 19 AGI. Siguiendo los resultados de la oposición local consideró a Manuel Antonio Gómez de Silva en 1682 en primer lugar en la terna para la canonjía magistral. en: Diccionario de Autoridades.19 Don Francisco Amolaz era desde 1684 Secretario de la Secretaría del Perú del Consejo de Indias. hablando al Señor Don Francisco Amolaz con el empeño que lo sabe hacer Vuesa Excelencia por sus criados. Gobierno. haciendo contactos y preocupándose de sus promociones. al analizar los autos de la oposición desestimó la carta del cabildo eclesiástico. Chile. p. gentilhombre de boca del Rey:18 Don Antonio Gómez Silva suplica a Vuesa Excelencia se sirva favorecer a su hermano el Doctor Manuel Antonio Gómez Silva. Fue el apoderado en Madrid a partir de 169720 de Lorenzo Cortés Monroy. 20 AGI. el mayor en el grado después del Mayordomo de Semana. dignidad de maestrescuela de la Santa Iglesia de Santiago de Chile.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 La Cámara de Indias. Pero el salto importante en su carrera se produjo en 1691 cuando el Rey lo presentó a una ración de la catedral de Lima. merced obtenida a través de los contactos en la corte de su hermano Antonio Gómez de Silva. actuando como agente de su propio hermano y de otros miembros del clero en la corte. que en ello recibirá Don Antonio muy particular merced de la benignidad de Vuesa Excelencia. a fin de que mande juntar la relación de servicios de dicho su hermano con las demás que se llevaron al tiempo de que se vean todas para consultar la provisión de las dos canonjías de la iglesia de Lima que están vacas a que es pretendiente su hermano. tomo 4. Su legítimo empleo es servir la mesa del Rey”. 45.17 a la que fue presentado.106 - . 17 18 . Antonio Gómez de Silva que sirve junto al Rey. cit. residente en Madrid. a la que probablemente ascendió al pretender una canonjía. 16. Por primera vez en el estudio del clero. En 1686 ya era maestrescuela del coro de Santiago. La carta confirma lo que sostuvimos en el capítulo 3 sobre la posibilidad de que al momento de elaborar los listados de candidatos en la Cámara se favoreciera a determinados individuos incorporando u omitiendo información por contactos con alguno de los camaristas. 2. canónigo ma- AGI. Chile. Gobierno. Gobierno. La red funcionó y por primera y única vez un chileno ascendió desde el coro de Santiago al de Lima. nos encontramos con un miembro de una familia de las elites chilenas. Chile. op. entre Amolaz y Gómez de Silva había un intermediario del que desconocemos el nombre que solicitó para Manuel Antonio la merced deseada.. “Oficio en la casa del Rey en clase de caballeros.

y Castellanos. Gobierno. Jean P. el virrey y el arzobispo. pp. Réseaux.). tiene los adquiridos desde su primera edad igualmente en la honestidad de sus costumbres. op.. 24 Guarda 23 Véase para la elección de Perú como lugar de destino de las carreras de la élite chilena tradicional a Jacques Barbier. Estrémadure. 21 22 . en: Oviedo Cavada. 23 Sobre el indispensable servicio directo al Rey para contar con la protección personal y familiar del soberano.. Confesor del Rey: Para la tesorería a Manuel Gómez de Silva. Gobierno. XVe-XVIIIe siècle”. Geywitz. p. particularmente con la Inquisición: Puedo decir a Vuesa Majestad que además de los heredados méritos de sus ascendientes. pero para hacer carrera aún había que salir de Chile. “Familles. canónigo muy antiguo.. contando con una recomendación expresa de Pedro Robinet.25 Para los siguientes ascensos contó con los apoyos de la red limeña de acceso al monarca. (dir. 455.23 El caso de Gómez de Silva nos muestra que si bien era chileno el contacto en la corte establecido en el servicio directo con el soberano. de Chile. Alcanzó la tesorería en 1708. Ibidem. Ocupando esta prebenda. el marqués de Castelldosrius virrey del Perú. (dir. ejercitadas en el colegio San Francisco Javier de Santiago de AGI. y prendas de literatura. que por ambas líneas fueron de los primeros conquistadores y pobladores de este reino. familles et pouvoirs.. 25 AGI. y en la aplicación al estudio de las letras. sobre todo la introducción y la conclusión.. cit.. réseaux de pouvoir.22 Este es el primer indicio de que la elite chilena comenzó a adquirir una autonomía de representación propia en Madrid con respecto a Lima ya desde fines del siglo XVII. “Diego Montero del Águila”.21 En 1708 encontramos otra vez a Gómez de Silva actuando en Madrid como testigo del proceso consistorial de Diego Montero del Águila. 108. Gabriel. lo recomendaba en carta al Rey del 13 de diciembre de 1709 destacando los estudios de Gómez de Silva en el colegio de los jesuitas y sus vínculos limeños.).. en: Dedieu. tomo IV.. Jean P. majorats. Chile. calidad y virtud. y provincia del Tucumán. 1561.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 gistral de Santiago en 1698. Episcopologio chileno.107 - . que el Consejo lo ha consultado a Vuesa Majestad en los dos últimos obispados de Chile y La Paz para que sea provisto en aquel reino. Manuel Antonio Gómez de Silva en 1699 ascendió a una canonjía. remitimos al texto de Dedieu. op. Lima. Carlos. de tanto mérito..134 y ss.. cit..24 la carrera al obispado se desarrolló dentro del cabildo eclesiástico de Lima. Juan L..

Gómez de Silva pasó al obispado de Cartagena de Indias en 1726. Gobierno. la Inquisición. mereciendo que el tribunal de la Inquisición le despachase título de Calificador de él.108 - . 409. con grande ejemplo de los que le componen. Gobierno. que servía junto al Rey en Madrid.31 Parte de la familia estaba establecida en Lima hacia 1700 o antes. 409. Chile. destacando que residían en Lima muchos miembros de su familia. Chile. La recomendación acentúa los vínculos establecidos ya desde Chile por Gómez de Silva con una institución de carácter supralocal. Desde 1687 era calificador del Santo Oficio de Lima en Chile. única institución de la capital virreinal con la que las elites de una gobernación dependiente políticamente podía entablar una relación de vínculos. Los Gómez de Silva es- AGI. Manuel Antonio Gómez de Silva perteneció entonces a una familia ilustre.29 quien lo recomendó también para una prelacía. principalmente de Sudamérica. 31 AGI. por lo tocante al obispado de la ciudad de Santiago de aquel reino. constituye a este eclesiástico por muy digno de la real atención y benignidad de Vuesa Majestad para experimentarla en sus adelantamientos a 26 mayores ascensos. Como miembro del cabildo eclesiástico de Lima. Lima.28 Más lejos fue el obispo virrey Diego Ladrón de Guevara en 1711. corrió el destino de todos sus prebendados. y por lo menos sabemos de un miembro. también llamado Antonio. de conquistadores del reino de Chile y de Tucumán. fundada en Chile con la llegada hacia 1610 de Miguel Gómez de Silva quien sentó plaza de soldado en Arauco. AGI.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Chile. Gobierno. Lima. Gobierno. Desde que pasó a esta ciudad se ha ocupado en el ejercicio de juez ordinario de dicho tribunal. 30 AGI.27 y al llegar a Lima como racionero ocupó el cargo de juez en el tribunal para las causas chilenas. 44. 16. 37. camino a su diócesis. Gobierno.30 Veinte años después era alcalde ordinario de Santiago y en 1647 alguacil mayor de la Audiencia. 29 Ibidem. como asimismo de un particularísimo celo y puntualidad a cuanto es del servicio de Vuesa Majestad. que eran candidatos naturales a obispados. Chile. y murió en 1732 siendo obispo electo de Popayán. Desde el deanato de Lima. sin que el estar continuamente dedicado a esta ocupación le haya embarazado la puntual y precisa asistencia a todas las horas del coro. 26 27 . Gómez de Silva fue chantre en 1712 y en 1714 deán. 28 AGI. Todo lo cual acompañado de un genio dócil y de suma inclinación al bien y socorro de los pobres.

para los que Montero del Águila fue recomendado por el arzobispo: He dado cuenta de los grados y prendas del Doctor Montero del Águila en 21 de noviembre de 1690 y 6 de agosto de 1696. (dir. y méritos heredados de su padre. le constituye en la de los prelados que Vuesa Majestad puede elegir para las catedrales de estos Más datos en la excelente biografía escrita por Guarda Geywitz. Allí se doctoró en ambos derechos en la Universidad de San Marcos y se recibió de abogado ente la Audiencia. tomo IV. cit. 164. Contrajo matrimonio y emprendió la carrera de catedrático. en: Oviedo Cavada. Y volviendo a ponerlos en la consideración de Vuesa Majestad por hallar a este sujeto muy digno y aun abstraído. 32 . “Diego Montero del Águila”. Gobierno. pp. op. Episcopologio chileno. Había emprendido pretensiones en la Cámara de Indias para obtener una plaza de oidor. 97-136. nobleza. En su juventud se dedicó a los empleos literarios persuadiéndome eficazmente que la línea de su relevante suficiencia virtuosos procedimientos.109 - . después de enviudar. abuelo y hermanos empleados en el real servicio y en los primeros puestos militares de los ejércitos del reino de Chile.. En 1704 se encontraban vacos tres obispados sufragáneos de Lima.). Pronto se hizo famoso debido a una comisión de Melchor Liñán Cisneros.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 taban en los lugares precisos. apoyado desde Lima por Melchor Liñán Cisneros.. Desde que se trasladó a Lima a estudiar.. y ánimo caritativo. En 1697. La calificación de su legitimidad. En 1687 ganó por oposición la cátedra de Prima de Leyes de la Universidad de San Marcos. Gabriel. Chile. su vida transcurrió en esa capital. se ordenó de sacerdote. quien le encargó la redacción de una obra de defensa de la jurisdicción eclesiástica. A partir de 1703 se lo considera para una vacancia de oidor de la Audiencia de Quito y para el obispado de Santa Marta y de Huamanga. en una disputa con el virrey duque de la Palata por la intromisión de éste en la reglamentación de las Misas a rezarse en el caso de la muerte a de los indios intestatos. Las recomendaciones limeñas. Fue nombrado por Melchor Liñán Cisneros como provisor y vicario general del arzobispado. Diego Montero del Águila Nació en Santiago de Chile32 y estudió en el colegio San Francisco Javier. Carlos. la carrera en el cabildo eclesiástico de Lima y los contactos del hermano en la corte lograron que un buen eclesiástico alcanzara una mitra.33 En 1701 ganó por oposición el curato rectoral de la catedral de Lima. arzobispo de Lima.. 33 AGI.

pareciera que en su designación episcopal pesó más la recomendación del Confesor jesuita Pedro Robinet quien definió la suerte de Montero del Águila. 38 Guarda Geywitz. oficiaba de virrey. segundo en la terna de la Cámara: Madrid. Carlos.34 Sin embargo. 131.110 - . y en febrero de 1715 lo nombraba virrey del Perú subcondicione38 (en caso de vacar el cargo por fallecimiento de quien lo detentaba). Chile. Gobierno. Chile. según la cual cuando se producía una vacancia virreinal recaía el nombramiento de virrey en el arzobispo AGI..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 dominios. p. literatura. tomo XXVI. desinterés.37 En enero de 1714 el Rey lo presentaba como obispo de Trujillo. Gobierno. AGI. Diego Montero del Águila se convirtió en el primer chileno obispo en Chile. se volvió a la práctica de principios de ese siglo en estos casos. 520. Actas del Cabildo de Santiago. Imprenta Universitaria. la designación se produjo vía Lima y con contactos limeños (arzobispo y virreyes). 28 de septiembre de 1707. Como en el caso de Antonio Gómez de Silva. conciencia y gran celo que en el sentir de los virreyes del Perú concurren en Don Diego Montero del Águila. Las iglesias de Santiago y la Concepción de Chile están vacas y la de Huamanga y pueden ofrecer a la dignación de Vuesa Majestad la memoria de este sujeto. p.. porque también se encontraba en camino el nuevo arzobispo de Lima. cit. 151. en: Oviedo Cavada. Santiago. (dir.. 36 AGI. durante el reinado de Carlos II. 34 35 . Diego Ladrón de Guevara. que podría nombrar para el obispado de Concepción a Diego Montero del Águila atendiendo por una parte a las prendas de integridad. Sólo para confirmar la excepcionalidad del nombramiento hay que tener en cuenta que a fines del siglo XVII. Mientras llegaba el nuevo virrey Príncipe de Santobuono. 55. op.). demás que la madurez proporcionada de su edad su vigoroso natural y salud consistente son muy a propósito para superar lo dilatado de los caminos. Antonio Soloaga. Gobierno. el obispo de Quito. El Confesor de Vuesa Majestad. 452. asperezas y destemples que de ordinario se padecen en la visita de las diócesis. Gabriel. Episcopologio chileno. tomo IV. 37 Sociedad Chilena de Historia y Geografía. Su presentación como obispo de Concepción mereció cartas de gratitud del cabildo eclesiástico de Concepción36 y del cabildo secular de Santiago. propuesto en segundo lugar por el real servicio. Lima. 1941. Le juzgo verdaderamente digno de que Vuesa Majestad le honre con 35 la iglesia de la Concepción de Chile.“Diego Montero del Águila”..

Escuela de Estudios Hispanoamericanos. En este capítulo nos hemos centrado en los obispos que gobernaron las diócesis chilenas en el siglo XVII. 7. El principio del cambio se produjo a partir del final de la primera década del siglo XVIII cuando por primera vez dos chilenos fueron obispos. Montero pertenecía además a una familia vinculada a la administración de la Monarquía. Esta elección confirma que los contactos políticos más que los eclesiásticos apoyaban la carrera de Montero del Águila. “Los Prelados Virreyes”. vol. Murió en febrero de 1717 mientras efectuaba la visita pastoral. Sevilla. Sevilla. cuando partió para tomar posesión de la diócesis de Trujillo.111 - . Consejo Superior de Investigaciones Científicas. pp. 211-253. 39 . pudimos determinar los individuos considerados como episcopables por la Monarquía. A través de las principales características de sus carreras y del análisis de algunos listados de candidatos de la Cámara de Indias. El análisis de estos dos elementos nos permitió concluir que en el siglo XVII la provisión de los obispados por consulta. excluyó a los chilenos del episcopado americano. ambos con una carrera pre-episcopal desarrollada en el arzobispado de Lima que les abrió la posibilidad de acceder a mitras de las diócesis sufragáneas de esa metropolitana. Su padre había sido gobernador interino de Chile y su suegro tesorero de la Real Hacienda. Montero permaneció en Lima entre octubre de 1715 y mayo de 1716. Esteban. Sánchez Pedrote. la mayor selección de regulares y el considerar a América como un complemento de la carrera episcopal para un español. Prácticamente el traslado de Montero del Águila y el nombramiento de virrey parecieran estar condicionados. a la que arribó en junio. 1950. Manuel Antonio Gómez de Silva y Diego Montero del Águila.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de Lima. en: Anuario de Estudios Americanos.39 y no en la Audiencia.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .112 - .

los ascensos en los cabildos eclesiásticos y las presentaciones a obispados. Juan. tiene el mérito de ser el primer estudio de conjunto del episcopado americano. Aunque es un estudio de la Iglesia como institución. también lo son las redes de vínculos que penetraron el sistema o funcionaron superpuestas al mismo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 6 Los obispos nativos chilenos entre 1713-1756 y entre 1794-1810 En este capítulo nos detendremos en el análisis de los hitos en las carreras de los presbíteros chilenos que llegaron a ser obispos: las oposiciones a las canonjías de oficio. basados en el análisis del cursus honorum. el origen americano o español. las proporciones de obispos regulares y seculares. 61. obispo. relacionados en el proceso de la promoción. de la retribución al mérito. Son exactamente los momentos donde intervienen todos los actores de nuestro estudio (opositores. Si bien esta prosopografía clásica es una metodología útil1 que explica muchos aspectos de las promociones. Veremos que el estudio así planteado abarca otras dimensiones sociales y humanas del grupo de episcopables no tenidas en cuenta en los análisis prosopográficos tradicionales de los grupos profesionales. y Marchena. Dentro de esta forma de análisis se encuentra el excelente libro de Castañeda. vicepatrón. Cámara de Indias. Las dos vías vinculaban con el monarca y buscaban influir o aconsejar en el mundo de la graciosidad de la merced. Paulino. Ibidem. Pero no es la única vía de acceso. 1 . Confesor. porque no tiene en cuenta el momento en que el monarca adjudicó efectivamente los ascensos. Todo el sistema administrativo pende del Rey y tiende hacia él. Rey). prebendados. aún así es una explicación unilateral. de mostrar el desarrollo de las promociones eclesiásticas. cabildo eclesiástico. p. de la vinculación personal al Rey.113 - . secretarios. plantea de soslayo la necesidad de analizar los cursus honorum dentro de las iglesias locales incluyendo las relaciones familiares y de patronazgo.

). pp. según su posición frente al mismo. el mencionado Alday y José Toro y Zambrano. Jorge. Francisco. Además. con la consecuencia de que la magnitud del estudio planteada en el título no se resuelve en las conclusiones. tomo 1. (dir. el fernandista o el liberal. Cuenca Toribio. destaca el origen político de las designaciones de obispos. vinculamos la provisión sin consulta con los jesuitas como confesores reales y con redes de relaciones establecidas a través de la Compañía.. Después de la promoción de Manuel de Alday en 1753. en: Borges. citando abundantes ejemplos.. “El episcopado”. José M. aunque el autor no lo hace...De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El tema así planteado está ausente de la escasa historiografía sobre el episcopado americano bajo el dominio español. Estas redes se tendían a nivel local (las veremos operar en las oposiciones a canonjías de oficio) y hacia España (las veremos operar en las presentaciones). se han estudiado los obispos ante el proceso emancipador. Ibidem. Por su parte.”. 2 .2 En el otro extremo cronológico. El fin de los confesores jesuitas marcó el fin de los ascensos constantes de chilenos a obispados. Ibidem. Los dos obispos chilenos que había en ejercicio. las que estarían determinadas según la corte estuviera dominada por el partido aragonés. Pedro. ningún otro chileno llega a un obispado hasta 1794 (Tomás de Roa y Alarcón). Al tratar el tema de los cabildos eclesiásticos chilenos.cit. enfoca como un avance de una tendencia criollista la mayor presencia de americanos en el episcopado. que lo que más ha producido son episcopologios. El enfoque abre una perspectiva de análisis del tema basada en la documentación de la Cámara de Indias. realiza un estudio global del episcopado americano que no incluye el siglo XVIII. Resulta por tanto indispensable encarar un estudio de la jerarquía del clero secular incorporando al desarrollo del cursus honorum el proceso de las presentaciones y la reconstrucción de las redes de contactos que llegaron hasta la Cámara de Indias y al Rey. Sin ignorar el sistema legal. La misma conclusión la podemos aplicar al episcopado nativo chileno de esta época. Comadrán Ruiz. “Iglesia y estado a fines del Antiguo Régimen. no ascendieron Martín Hernández. op. un enfoque del conjunto del episcopado durante los tres siglos de pertenencia a la Monarquía no ha permitido despegarse de los temas de la legalidad del patronato y de la relación del clero regular y el secular en el episcopado. el Rey convertía en una merced la presentación a una canonjía o un obispado. En este capítulo estudiaremos los nombramientos episcopales de nativos chilenos cuya selección estuvo marcada por una representación de la elite chilena autónoma de Lima en las vías de acceso al monarca. 155-174.114 - . sin anular el cursus honorum. todos ex alumnos de los colegios jesuitas.

Nos detendremos en el análisis de cada uno. ejemplar vida y calidad. Cuando Francisco de la Barra. Gobierno. prendas de púlpito.. Alonso del Pozo y Silva Fue el primer obispo chileno3 con una carrera desarrollada dentro del reino: canónigo magistral. deán de Concepción. sino un clérigo particular. Finalmente arzobispo de Charcas (1730). 5 AGI. en su informe sobre la oposición del 11 de noviembre de 1697. op. Carlos (dir. Los estudios los hizo en el reino. Luego obispo de Tucumán (1713) y de Santiago de Chile (1723).. que había obtenido el primer lugar y había sido presentado por el Rey. murió. “Alonso del Pozo y Silva”.4 La recomendación favorable que de él hizo el obispo. Por lo cual me ha parecido y parece digno no sólo del segundo lugar sino 5 también del primero. De algunos de los obispos chilenos conocemos el camino que usaron para lograr los ascensos a obispados y arzobispados. murieron como obispos de Santiago y Concepción. Chile. en: Oviedo Cavada.. Fray Martín de Hijar y Mendoza. Mauro.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 más. 4 AGI. nos revela las ocupaciones de Pozo: En este obispado se ha ejercitado en predicar y confesar con singular aplicación y empleos de virtud y buen ejemplo. canónigo magistral de la misma Iglesia. alcanzando como grado máximo el doctorado en teología por la universidad de la Compañía de Jesús. y con muchos mé- Matthei Puttkamer. en 1701. 67. Esto significa que Pozo no fue cura. el más digno entre los propuestos por sus relevados estudios. 67.. Gobierno. Se ordenó sacerdote en 1690. cit. En 1697 se presentó como opositor de la canonjía magistral de Concepción.115 - . tomo II.. Pozo y Silva pidió y obtuvo la presentación como canónigo magistral de Concepción. 1992. arcediano. obteniendo el segundo lugar.). pero resultó seleccionado en primer lugar por el Confesor real: Soy de parecer que Vuesa Majestad se puede servir de nombrar en el primer lugar al Doctor Don Alonso de Pozo. respectivamente. Episcopologio chileno. 3 . Chile. En 1705 figuró en el segundo lugar en la terna de la consulta del arcedianato.

la Cámara lo recomendaba para el deanato vacante: En la oposición que hizo a la canonjía magistral de la iglesia de la Concepción fue tal su crédito que tuvo universal aplauso y lucimiento. Gobierno. Montero del Águila tomó posesión del obispado primero por apoderado. y Valdés Flores lo fue después de Sarmiento. deán. Diego Montero del Águila. en 1713.”.116 - . 164. 9 AGI. Pero no fue él. De hecho. que fueron considerados en las ternas por la Cámara. cit. Pero ni Sarmiento ni Valdés eran canónigos de oficio. 8 Cfr.“El Cabildo Eclesiástico de Santiago de Chile. op. 164. 6 7 . La misma sucesión se dio con el deanato. los dos elementos más característicos de los obispos americanos AGI. Para completar la comprensión de esta carrera de ascensos. Pero estos dos últimos no habían sido canónigos magistrales. Fray Martín de Hijar.. 265. aunque Sarmiento era el provisor y vicario general del obispado.. Cuando Pozo y Silva era deán. Enríquez Agrazar. Canónigo de oficio y provisor y vicario general. eligiendo como tal a Pozo y Silva. por cuyos motivos le recomiendan a Su Majestad el obispo. prelados de las religiones y el cabildo secular de la 7 ciudad de la Concepción. En ese punto Pozo los aventajaba.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ritos aprobados por el obispo. Gobierno. junto con Pozo. había otros dos posibles candidatos al arcedianato y deanato. 452. cabildo eclesiástico y secular y 6 prelados de las religiones. AGI. quien fue presentado como obispo de esa diócesis. Cuatro años más tarde. Domingo Sarmiento y José Valdés Flores. Chile. Chile. Gobierno.8 de lo cual Pozo fue el primer ejemplo en Chile.9 y al tomar posesión de la diócesis lo nombró como su provisor y vicario general. p.. oficio que ejerció poco tiempo porque pronto llegó su presentación al obispado de Tucumán. sino otro chileno. en base a la misma recomendación que se tuvo en cuenta para nombrarlo canónigo magistral. Lucrecia. Chile. Sarmiento fue arcediano después de Pozo. murió el obispo de Concepción. creemos necesario decir que en el coro de Concepción en la misma época. A partir del siglo XVIII las canonjías de oficio se convirtieron en el punto de partida de una carrera que terminaba en un obispado.

. y que le ha servido con grande aplicación y celo y con universal satisfacción de todos los de aquella diócesis. 10 . no se procedió a consultar el obispado de Santiago. Puede Su Majestad admitir su renuncia y nombrar para la expresada Iglesia y obispado de Santiago de Chile a Don Alonso del Pozo y Silva obispo de Tucumán. éstas últimas a favor de los jesuitas. Chile..117 - . 11 AGI. En esta etapa de la carrera de Alonso del Pozo. Juan. Paulino. El Confesor de Vuesa Majestad. en la resulta del obispado de La Paz.. y a quien asisten.. circunstancias y prendas 11 propias para tan alto ministerio. canónigo penitenciario de la santa Iglesia de Lima. 452. y le seguirá los pasos en Santiago de Chile. Con motivo de haberse escusado el obispo auxiliar de Sevilla de aceptar el obispado de Santiago de Chile por sus achaques y enfermedades.. literatura. como también el colegio jesuita de la ciudad de Salta.. Don Francisco José de Esquivel. en atención a ser de los más antiguos de Indias. El obispado de Santiago de Chile estaba vaco y el Rey había presentado para el mismo al obispo auxiliar de Sevilla. Pozo erigió varias parroquias y misiones. y Marchena. op. pp. particulares requisitos de virtud. Al renunciar Esquivel a la presentación. sino que el Confesor hizo una nueva propuesta de resulta: San Lorenzo. En 1723 llegó la posibilidad de ascenso. Mientras gobernó la diócesis de Tucumán. Alejo Rojas y Acevedo. catedrático de Prima de Teología. La jerarquía de la Iglesia en Indias. según informes que tengo. Lamentablemente no hemos encontrado información sobre cómo ascendió al arzobispado de Charcas Alonso del Pozo convirtiéndose en el primer chileno que llegaba a la cumbre de una carrera episcopal.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 del siglo XVIII10 los encontramos en Chile conjugados por primera vez en la carrera de Pozo y Silva. cit. 148 y ss.. la intervención del Confesor jesuita fue determinante. Vemos además cómo un canónigo penitenciario de Lima reemplazará a Pozo en Tucumán.. 4 de septiembre de 1723. Castañeda. y ser obispado de los más trabajosos. Gobierno. Vacará el obispado de Tucumán para el cual juzgo puede Vuesa Majestad dignarse presentar a Juan de Sarricolea y Olea. gran juicio y prudencia. Este último se había consultado y había ascendido desde Santiago. Cfr. propone a Vuesa Majestad sujetos para esta Iglesia.

452. un vasco llegado a Chile hacia 1685 desde Uligarrigamboa. y en la sede vacante de 1730 fue vicario capitular. en: Oviedo Cavada. cargo que no asumió. En 1732 ascendía a la mastrescolía. 15 Sociedad Chilena de Historia y Geografía.14 y abogado de pobres.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Pedro Felipe de Azúa e Iturgoyen La carrera de Azúa e Iturgoyen12 como obispo es inseparable de la carrera de su hermano Tomás. reunía los requisitos del perfil de un obispo. Juan de Sarricolea. había gobernado la diócesis y había sido asesor del gobierno civil. 1983. Con esta experiencia. (dir. Chile. 16 AGI. Carlos. cit. El camino a un obispado estaba abierto. Carlos. Los obispos de Chile 1561–1978. cit. Santa Fe 418. op. 13 Oviedo Cavada. ambos vinculados familiarmente a las instituciones locales de gobierno.15 y en 1718.. Academia Chilena de la Historia. Hijos de Tomás Ruiz de Azúa.16 El cabildo lo nombró en 1719 su agente en Europa. El primer cargo de Pedro Felipe en Chile fue en 1714 el de relator y abogado de la Audiencia.. Su inclinación al estado eclesiástico lo llevó a oponerse a la canonjía doctoral de la catedral de Santiago de Chile en 1721. 14 AGI. lo eligió como su asesor de gobierno. Colección de historiadores de Chile y de documentos relativos a la historia nacional. como abogado y asesor. A partir de 1716 su trabajo se centró en el cabildo de la ciudad. estudiaron en Lima donde se graduaron de doctores en ambos derechos y de abogados ante la Audiencia de Lima y posteriormente ante la Audiencia de Santiago de Chile. Santa Fe 418.).. lo confirmó en el puesto de provisor y vicario general en 1731. Gobierno.17 saltándose la Oviedo Cavada. El nuevo obispo. al obtenerla. con María de Iturgoyen y Amasa... En 1715 el gobernador Juan Andrés Ustariz. Gobierno..13 provincia de Alava.. “Pedro Felipe de Azúa e Iturgoyen”. se ordenó sacerdote. En la administración diocesana el obispo Alonso del Pozo y Silva lo nombró en 1728 provisor y vicario general. 12 . Carlos. prólogo de Rafael Reyes Reyes. Pedro Felipe y Tomás de Azúa e Iturgoyen. combinó la carrera militar con la administrativa local en el cabildo secular y casó bien. Episcopologio chileno. p. Santiago de Chile. tomo IV. 72.. era doctor en ambos derechos. op.118 - . Combinó estas tareas con las asesorías de la Audiencia episcopal y del cabildo de la ciudad de Santiago. 116.. 1992. Actas del Cabildo de Santiago. canónigo de oposición. tomo XXVII. Como muchos de sus paisanos en Chile. p. Gobierno. era Protector General de los indios del reino de Chile. Gabriel Cano y Aponte. 17 AGI. Continuó como el mismo cargo durante el gobierno del sucesor de Ustariz.

Gobierno. 21 Sociedad Chilena de Historia y Geografía. En 1735 la decisión favorable estaba tomada y la Cámara de Indias se inclinaba por nombrar a un prebendado de Santiago que conservara los emolumentos de su prebenda. el Padre Guillermo Clarke. 459. viajó a España en 1728. 69. Gobierno. tomo XXVII. p. demás de su buena literatura.21 Desde hacía tiempo. Chile.. prólogo de Hugo Rodolfo Ramírez Rivera.23 Por su parte. 69. 23 AGI. Chile. Colección de historiadores de Chile y de documentos relativos a la historia nacional. 1983. Colección de historiadores de Chile y de documentos relativos a la historia nacional.. p. Señor. Chile. Chile. Tomás. Medina. p. me parece que siendo Vuesa Majestad servido podrá nombrarle por tal obispo auxiliar. Actas del Cabildo de Santiago. 452.22 La elección de la Cámara de Indias recayó en Pedro de Azúa. el Consejo de Indias estudiaba la posibilidad de erigir un nuevo obispado en Chiloé. solucionando así el problema relativo a la dotación del nuevo obispo. inmediatamente después de graduarse de abogado por la Audiencia de Santiago. Confesor del Rey. 22 AGI. 115. tomo XXX. por su parte. Gobierno. José T.24 AGI. entre ellas la creación de una Universidad para Chile. Academia Chilena de la Historia. 20 Sociedad Chilena de Historia y Geografía. que obligó a retirar la presentación a la tesorería. Academia Chilena de la Historia. prólogo de Rafael Reyes Reyes. tomo I.19 En 1734 el cabildo secular de la ciudad de Santiago lo nombró su podatario general20 y dos años después lo comisionó para realizar diversas gestiones en Madrid a favor del reino. Santiago de Chile. Santiago de Chile. lo recomendó al Rey para el obispado el 1° de febrero de 1735: Este sujeto... 24 AGI. El problema eran los fondos para el mantenimiento. por las dificultades para atender la isla desde Concepción. 151.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 tesorería18 por un error administrativo de la Cámara. cit. fue canónigo doctoral en esta su iglesia y según las noticias que tengo. 18 19 . Historia de la Real Universidad de San Felipe. juicio y prudencia. op. si bien no se procedió a la elaboración formal de una consulta.. a la que fue presentado dos años después por equivocación en la elaboración del extracto en la Secretaría del Perú. con que en atención a todo esto. Actas del Cabildo de Santiago. le asisten las prendas de virtud. 207. 1983. Gobierno.119 - .

28 AGI. Ibidem. la presentación se hizo saltándose todos los criterios de ascensos. Pedro de Azúa gobernó ec Concepción sólo tres años. Concepción era un diócesis de inicio de carrera. Consejero del Consejo de Indias. Santa Fe 397. Los eficaces contactos habían logrado ya que Pedro fuera consultado para obispados más importantes que el de Concepción y algunos arzobispados. Santa Fe 397.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El título de Azúa fue obispo de Botria in partibus. por lograr una presentación en un obispado territorial del Perú. ¿Cómo logró Azúa el arzobispado? La respuesta hay que buscarla más en sus contactos que en sus méritos. En 1741 realizó la visita pastoral de la isla. Además no se privaría al coro de Santiago de un prebendado.120 - . pero no cualquiera. aposentador mayor honorífico del AGI. La presentación se había hecho pública dos años atrás. fechados en diciembre de 1741. fiscal de la Audiencia. Pero la presentación al obispado se produjo recién en 1738. por lo menos así lo muestra la correspondencia entre ambos. Gobierno. en los contactos de su hermano Tomás en la Cámara de Indias y en el entorno del Rey.26 Nótese la insistencia.25 En este proceso apareció por primera vez la mano de Tomás por detrás. 29 AGI. Las dos amistades en la corte que lo ayudaban eran José Laisequilla. 27 Ibidem. Estando en Santiago.28 Al finalizarla se trasladó a Santiago a informar a Agustín Jáuregui. auxiliar de Concepción para Chiloé. y Tomás Arizaga. recibió los títulos de presentación como obispo de Concepción. Ya en 1737 pidió para Pedro un obispado del Perú desde el cual se realizara la visita de Chiloé. como vemos. Las gestiones dieron frutos. favorablemente escuchada. La gestión de Tomás fue. a través de una argumentación aparentemente desinteresada. de los resultados de la visita y de la situación del territorio. Chile. no de ascenso. Fundamentó la petición en que el Papa había dispensado por diez años la retención de la dignidad de la catedral de Santiago para el mantenimiento de su hermano. Gobierno. apuntaban a Lima. en 1744 ascendió al arzobispado de Santa Fe. lesionaba el honor de Pedro Felipe. 151. más bien. Gobierno. y en 1738 Pedro de Azúa era nombrado obispo de Concepción27 para ejercer la jurisdicción en Chiloé. 25 26 . pero la tardanza en la expedición de los despachos (por la gestión de la dispensa romana).29 Según los criterios imperantes. El objetivo de Tomás era un arzobispado para Pedro.

32 Amunátegui Solar. fue violentamente repelida mi pretensión. Estos dos contactos aseguraron que Pedro Felipe entrara en la consulta de la Cámara del arzobispado de Santa Fe de 1744. no los presenté. La sociedad chilena del siglo XVIII. y así se lo relataba al mismo Pedro Felipe: Hice cuantas diligencias cabían para que el Padre Confesor Jaime Antonio Fevre hiciere elección de otro.. el primero. éste último intentando que permaneciera en Concepción. Domingo. En la consulta fue propuesto en primer lugar y luego señalado por el Padre Jaime Fevre.. 397. Confesor de Felipe V. Sólo nos queda concluir que en esta promoción influyeron. En la misma línea se movieron Laisequilla y Arizaga. 31 AGI. y pertenecía a su partido en la corte. para lograrlo tuvo que asegurarse la vía directa al Confesor y al presidente del Consejo de Indias: Los datos biográficos de Arizaga y Laisequilla fueron obtenidos de la base de datos Fichoz. 30 . como que yo cortaba el 32 premio de tu merecimiento. 33 Ibidem. 213. ni de lo operado en Chiloé. Lo más interesante para el tema que nos atañe es que la inclusión de Pedro Felipe en las consultas de arzobispados. cit. Gobierno. porque no ha sido informe de alguno de Chile que no sea tan fuerte que parezca empeño de tu ascenso. Pero. y oficial entretenido de la Cámara del Rey. La dejó la carta sin 33 firmar. op. los contactos y relaciones de su hermano Tomás en Madrid..121 - . no se debió al conocimiento de la Cámara de sus méritos.. con confusión mía.30 quien tenía acceso directo al Confesor..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Rey. según le escribió el propio Tomás: Tampoco es efecto de tu gobierno porque apenas se acaba de saber en la Cámara de tu arribo a Concepción. más que los méritos de Pedro Felipe como obispo o las recomendaciones desde Chile. porque aunque tengo en mi poder todos los instrumentos. y la selección por parte del Confesor el segundo. pero la decisión del Confesor fue inamovible. quien. p. 217.31 Pero no era lo esperado. El rector de Chiloé escribió mil desatinos de tu visita. p. Santa Fe.. Era además un protegido de la reina Isabel Farnesio.

para que éste se considere como mérito en lo futuro. 36 Para conocer más los bandos opuestos y sus redes durante el reinado de Fernando VI. Episcopologio chileno. al que pertenecía Portocarrero.36 José Toro y Zambrano Estudió en Santiago en el Convictorio San Francisco Javier.122 - . El conde de Montijo era nada más y nada menos que Cristóbal Portocarrero.35 quien. Y luego que recibas la noticia y cédula de tu ascenso has de escribir dando gracias y. “José Toro y Zambrano”. presidente y gobernador del Consejo de Indias desde 1737. p. y porque te ha consultado cuatro veces. Chile.. presidente del Consejo de Indias. op. Chile. Gobierno. pues para el Padre Confesor es el único que me ha favorecido. Ibidem. cit. como Arizaga. porque este señor es el que todo lo distribuye. 94. 39 Méndez Beltrán. Los datos biográficos de Cristóbal Portocarrero y José Lancaster. y últimamente para dicho arzobispado. La enemistad se profundizó cuando a partir de 1742 Carvajal se incorporó al bando de la reina Bárbara de Braganza. (dir. La historia de España de estos años estuvo marcada por las negociaciones de estos dos partidos y sus hombres enfrentados por el tratado de límites con Portugal de 1750 y el concordato entre España y Roma de 1753. como el 34 Señor Laisequilla para la Cámara. pp. al mismo tiempo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 De todo hay que informar al Padre Confesor y también al excelentísimo Señor conde de Montijo. y a este poder ha de acompañar un regalo que satisfaga el reconocimiento.39 En 1705 Ibidem. Carlos. 164. 348. 665 y ss.. 37 AGI. tomo IV.). que lo había sustituido interinamente en la presidencia del Consejo mientras Portocarrero se había desempeñado como embajador extraordinario de España ante la Dieta de Frankfurt. El mismo Portocarrero había llevado a José Lancaster a Frankfurt como jurista. Gobierno. José. y sus redes de poder fueron obtenidos de la base de datos Fichoz. se oponía a José Carvajal.. 38 AGI. 34 35 . pero la amistad terminó en enfrentamiento por diferencias en torno a la embajada.37 En Lima se doctoró en ambos derechos. p. en: Oviedo Cavada... recomendamos a Alcaraz Gómez. ponderando la distancia.38 se recibió de abogado por aquella Audiencia y ejerció la abogacía en esa ciudad. Téngote escrito le envíes tu poder a Tomás Arizaga. Luz M. 215. José Carvajal ocupaba desde 1746 el cargo de Ministro del Despacho Universal de Estado. opuesto al de la reina Isabel Farnesio.

el tema central de la recomendación fue que Toro era “hijo de la ciudad”. pues será muy de la aceptación de toda esta ciudad el que un hijo suyo 43 de tan buenas prendas sea proveído en la prebenda. no de- Espejo Tapia. Luz M. que estaba vaca desde 1688 cuando Francisco de Quevedo y Zaldívar. Gobierno. vol. tomo 278. Sala José Toribio Medina. p.123 - .. que por fin tenía un opositor. Méndez Beltrán. 40 41 . resolvió el Cabildo dar cuenta a Vuesa Majestad de su suficiencia y me remitió el incluso despacho para que lo enviase a Vuesa Majestad en mi pliego como su vicepatrón y así lo ejecuto pudiendo asegurar a Vuesa Majestad tiene el dicho Don José de Toro muy buenos créditos de estudiante y que por su prudencia y virtud es muy digno de que Vuesa Majestad le favorezca. tomo IV. pp. 361. natural de Lima. Ibidem. “José Toro y Zambrano”. Juan L.42 Prácticamente podemos decir que la oposición se convocó para que él la ganara. cit. y ocupó allí el cargo de relator de la Audiencia.40 En 1709 se convocaron las oposiciones a la canonjía doctoral de la catedral de Santiago. ya que durante veintiún años no había sido posible celebrarla por la falta de doctores en la ciudad y en el reino. Episcopologio chileno. 53. su primer poseedor.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 volvió a Santiago.. 44 Ibidem.. según su relación de méritos de 1757.). 164.. en: Oviedo Cavada. Carlos. como ocurrió. Francisco Ibáñez. 43 AGI. enviaba la siguiente recomendación del candidato: Habiendo sido único opositor y hecho con mucho lucimiento sus ejercicios a que asistió el teólogo que Vuesa Majestad tiene nombrado. El único opositor fue José Toro y Zambrano.. 42 Biblioteca Nacional de Chile. 113-114.41 de 45 años de edad.44 Es por de más significativo que el envío de la carta del cabildo eclesiástico sede vacante fuera incluida en la del vicepatrón.. Chile. op. fue ascendido a tesorero del mismo coro. Como vemos. pieza 8193. gobernador de Chile. su ciudad natal. El cabildo eclesiástico remitía su recomendación en el mismo sentido: Tiene por cierto este cabildo en sede vacante desempeñará en la ocupación de canónigo doctoral la real conciencia e intención de Vuesa Majestad en la consecución de esta prebenda y será de gran utilidad ocuparle en ella no solo de esta santa Iglesia sino de toda esta republica. (dir.

697.46 Luego del juicio en el que se probó su inocencia. presidió la inspección judicial interna de la Orden que se efectuaba para comprobar el desempeño de sus miembros... op. por decisión de la Cámara de Indias los ascensos de Toro en el coro. Episcopologio chileno. 151.49 Ascendió entonces al deanato en 1741 y pronto.124 - .. Niebla y Corral por curas seculares egresados del colegio jesuita de Concepción.50 fue nombrado obispo de Concepción en reemplazo de Pedro Felipe de Azúa que había ascendido a ese arzobispado.. a Don José Toro y Zambrano. p. en 1746. Gobierno. El nuevo obispo de Santiago. Episcopologio chileno. Chile. Carlos. Luz M.. ya que el obispo Alonso Pozo lo nombró su provisor y vicario general en 1725.. Gobierno. Gobierno. Santa Fe.. op cit..45 Una acusación de contrabando que le hiciera la Audiencia y el gobernador del reino congeló. Gobierno. En 1730 fue presentado como arcediano. en: Oviedo Cavada. 94.. quedando vacante la mastrescolía.. Luz M. En 1747 pidió al Rey51 el reemplazo de los capellanes franciscanos de los fuertes de Valdivia..).. “José Toro y Zambrano”. tomo IV. El ascenso de Toro a la mastrescolía en 1716 estuvo vinculado al Confesor jesuita directamente en la provisión de la chantría de Santiago en Antonio Irarrázaval.. 452. en la resulta del arzobispado de Santa Fe. AGI. Chile.). 51 Méndez Beltrán. Cruces. José Toro y Zambrano”. Carlos. el obispo de Santiago pidió a la “católica justificación del Rey”47 los ascensos atrasados.48 La misma petición la formuló a su favor José Antonio Manso Velasco. propuesto por la Cámara en segundo lugar para la chantría y sujeto de mucha virtud. literatura y juicio”. cit. (dir. 47 AGI. 152. por la renuencia de los franciscanos a obedecer al obispo. tomo IV. 45 46 . pedió para Toro una mitra en desagravio en 1734. 52 Ibidem.. 50 AGI.. Juan Manuel Sarricolea. No así en la administración diocesana. 94. (dir. en: Oviedo Cavada. 356. p. que el Confesor atribuyó “. 53 AGI. 49 Méndez Beltrán.52 En 175053 informaba al Rey sobre la dedicación de los jesuitas en el trabajo de la diócesis en los colegios. atención de en- AGI. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 jando así sospechas sobre las oposiciones convocadas precisamente en sede vacante. Gobierno. En 1749 por invitación de los jesuitas. Como obispo dio muestras extraordinarias de vinculación con los jesuitas. Chile. 364. gobernador del reino en 1740. Chile. 48 AGI. Chile.

y de donde sale tan crecido número de jóvenes aprovechados en letras. sólo tengo el desconsuelo de no poder satisfacer sus deseos. sin que por esto desatiendan al resto del pueblo. Chile. y otra concluida en la de 54 Chillán. los veinticuatro en las misiones de indios. a cuyo fin tienen una casa iniciada en esta ciudad. con que premiar sus tareas. y Buena Esperanza. AGI.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 fermos. Toro resumía esta opinión con el informe favorable que enviaba al Consejo de Indias en 1750: Tengo en mi obispado cuarenta y dos sacerdotes jesuitas. y los demás en los colegios de esta ciudad. . Gobierno. que en concurso para mi tan gustoso de tantos que aspiran a los sagrados órdenes. pues en todas las susodichas casas tienen públicas escuelas donde atienden a la educación de la juventud. Concepción de Chile. donde fuera de tener públicos estudios de gramática. Chile. hallándose hoy todos los beneficios a cargo de sujetos doctos. pues así aquí como en los demás lugares son ellos sobre quienes recaen el mayor peso de las confesiones. En esta ciudad. así en sus iglesias como en las enfermedades. 99. Toro murió en 1761 siendo obispo de Concepción había desaparecido de las consultas de obispados a partir de 1756. filosofía y teología. y cultivo. Hacia mediados del siglo XVIII. En 175755 pedía misioneros jesuitas para las misiones de su obispado. adonde de todo el obispado concurren a estudiar dichas facultades. son el total deshago de mi obligación en la administración del pasto espiritual de mi rebaño. confesionario y misiones. siendo de gran ayuda a las labores del obispo. por la inopia de beneficios.125 - . y virtud. era una opinión generalizada en Concepción que los jesuitas a través del colegio seminario habían formado a la juventud y al clero secular. todos los cuales cumplen exactamente con el fin de su sagrado instituto con todo el celo que puedo asegurar a Vuesa Majestad. en el 54 55 AGI. debiéndose esto al esmero con que los jesuitas aplican a su educación. tienen a su cargo un colegio convictorio. Gobierno. No es menos el fruto que se reconoce en el uso de los santos ejercicios del glorioso San Ignacio que con frecuencia dan a todo género de personas. y alentar a otros a vista del premio a los beneméritos. 150. Chillán. Manuel de Alday Axpee Toda su formación intelectual y sacerdotal la recibió en los colegios jesuitas. y ejemplares. Estudió en su ciudad natal.

Chile. Jean P. En el mismo mes se opuso a la cátedra de Instituta de la Universidad de San Marcos. Jean P.57 arzobispo de Lima. que no obtuvo.126 - . Juan L. Ibidem. Gobierno. En segundo lugar. 56 57 . Bravo Rivero había condescendido a dos peticiones hechas en ese sentido para favorecer a Alday de Alonso del Pozo y Silva. “Familles. Chile. 154. algunos cargos meritorios valiosos a considerar en su cursus honorum. 150. cit. En realidad el obispo Juan Bravo Rivero había postergado la convocación para permitir que Manuel de Alday. la finalización de sus estudios. también regentado por los jesuitas. quien estaba en Lima. Cuando Alday viajó a Lima a completar sus estudios. ambos tíos de Alday. 8. fue colegial del colegio San Martín de Lima. y Dedieu. Siendo licenciado. 60 AGI. quien había consagrado obispo a Bravo Rivero. Gobierno. 58 AGI. Recién en noviembre de 1734 se doctoró en ambos derechos por la Universidad de San Marcos. y el oidor de la Real Audiencia de Santiago Juan Francisco Ruíz de Berecedo58.. canónigo magistral. el mismo Alday dio poderes a Francisco Martínez de Aldunate. op.56 teniendo como maestro a uno de los jesuitas más connotados del reino.. Réseaux. En 1734 vacó la canonjía doctoral de Santiago de Chile. en: Castellano. 59 Sobre la importancia de este doble anclaje ver Dedieu.. AGI. En 1736. La familia. obtuvo en enero de 1734 el título de abogado por la Audiencia de Lima y practicó la abogacía en el bufete de Agustín Serra Flores. pudiera presentarse como opositor. al ascender a la maestrescolía Pedro Felipe de Azúa. además. En marzo de 1736 fue nombrado interinamente como Relator del Tribunal de la Santa Cruzada de Lima. armó el contexto y fue el canal para la presencia de Alday en las oposiciones.. Chile. familles et pouvoirs. ¿Qué retenía a Alday en Lima? En primer lugar. majorats. el Padre Carlos Haimhausen.59 anclada en las dos jurisdicciones. Sin embargo las oposiciones no se celebraron sino hasta noviembre de 1736. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Seminario regentado por la Compañía de Jesús. el doctor Santiago Barrientos.. 154. p. Pero probablemente la razón fundamental que lo retuvo en Lima fueron las oposiciones a la canonjía doctoral de la iglesia catedral de esa ciudad. XVe-XVIIIe siècle”. réseaux de pouvoir. Estrémadure.60 por influencias del que fuera su padrino de tesis. para que en su nombre pidiera al obispo que se postergara la convocatoria de la oposición.

para que en virtud de la nómina y autos de esta materia se sirva Su Majestad de mostrar su real benignidad en la atención del dicho Don Juan de 61 Vargas. el gobernador Manuel de Salamanca. Alday tenía votos asegurados. A los pocos días de llegar sacó el título de abogado por la Audiencia de Chile. Así. podemos imaginar las disputas que esto trajo y que las acusaciones llegaran a la Cámara de Indias y en definitiva al Confesor y al Rey. Con el escenario así planteado. cuanto del común de gremios y del pueblo. Los autos llegaron pues a España con una pila de cartas. Cuyos ruegos no excusamos poner en la real consideración por la representación de esta ciudad. o del connatural amor de sus vecinos anhelaba su promoción. natural de Concepción. el duelo continuaba en la Cámara de Indias. sin que hubiese venido a esta más que mes y medio antes de las lecciones.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Renunció en 1736 a su interinato en el Tribunal de la Cruzada para dirigirse a Santiago de Chile a oponerse a la canonjía doctoral. el canónigo Pedro Asencio de Tula y Bazán. Gobierno. En tanto que el Cabildo secular informó los méritos de Juan de Vargas y los acompañó de la siguiente recomendación: Siendo ambos opositores en el común concepto y según el dictamen de las oposiciones de igual suficiencia. Chile. Los dos movilizaron todos los contactos locales para influir en la decisión final del Rey. Alday obtuvo el primer lugar en la terna y Juan de Vargas el segundo. según denunciara otro de los opositores. 154. felicitó a Alday en la casa del oidor Ruíz de Berecedo. terminada la oposición y supuestamente sin saberse los resultados. Veamos los apoyos de cada uno. Las oposiciones se celebraron en noviembre. no tanto del individuo en su pretenza. lo que ha desconsolado bastantemente la estudiosa juventud de la patria viendo postergado a un patricio benemérito por otro extraño. quien por aclamación universal o bien originada de las prendas del hijo de la patria. Juan de Vargas. Alday favorecido por el cabildo eclesiástico. Su tío oidor Ruiz de Berecedo le consiguió el voto del canónigo magistral Francisco Martínez de Aldunate. parece prevalecía en el dicho Don Juan de Vargas la prerrogativa de ser hijo de la patria nacido y criado en ella con derivación de muy notable ascendencia. . Y a no restar el soberano recurso a la real presentación fuera más inconsolable la pérdida. Y el dicho Don Manuel. el obispo. Su tío arzobispo Alonso Pozo había pedido el voto a favor de su sobrino a un antiguo familiar suyo cuando fue obispo de Santiago. Con las cosas planteadas de esta manera. Más aún cuando. 61 AGI.127 - . la Audiencia y el gobernador. agregando al saludo la confesión de que le había conseguido votos.

con la siguiente recomendación: “. la decisión del Confesor jesuita de guiarse por las recomendaciones locales “de oficio” del obispo. Rávago. y que aunque la ciudad y religiones informan que el propuesto en segundo lugar es de igual suficiencia y que por la calidad de patricio debe ser preferido. presidente y Audiencia. Chile. franciscanos. 154. 62 63 . sujeto de juicio. desarrollo y fin de la carrera de Toro y Zambrano y la permanencia de los jesuitas en el confesionario regio. En 1753 el obispo de Santiago Juan González de Melgarejo fue ascendido a la diócesis de Arequipa. Gobierno. virtud y aplicación en los diferentes empleos que ha tenido”. Audiencia y Cabildo es este sujeto el más digno de que Vuesa Majestad se la confiera. por parte del obispo y del gobernador. Lima. Gobierno. las peticiones de ascenso de Alday en la Cámara no fueron atendidas. con el consiguiente final de los jesuitas como confesores. la comprobamos en la carrera episcopal de Alday. determinó que la canonjía recayese en Alday. 64 AGI. La Cámara de Indias optó por confirmar a Manuel de Alday en el primer lugar de la terna.128 - . La misma vinculación entre en el inicio. 452. Padre Guillermo Clarke: Soy del parecer que Vuesa Majestad podrá servirse de nombrar para la referida canonjía doctoral al Doctor Manuel de Alday. siendo estos informes extrajudiciales no merecen el concepto que los del presidente. AGI. la última pretensión que hizo fue en 1756 del obispado vacante de Santa Cruz de la Todas en AGI. Chile. Después de la caída del P. canónigo doctoral de la misma Iglesia. agustinos. dominicos. y cabildo. Vargas envió además un testimonio ante notario y testigos por los agravios sufridos. Gobierno..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Apoyaron a Vargas ante la Cámara de Indias con este mismo argumento los superiores provinciales62 de los mercedarios. Nuevamente el Confesor jesuita fue determinante en la carrera de Alday hacia un obispado. que tiene obligación de 63 ejecutarlos. obispo y Audiencia.. fue presentado. Pero quien definió el duelo entre Vargas y Alday fue el Confesor jesuita. propuesto en primer lugar por aquel obispo. respecto de que según los informes judiciales referidos del Presidente. 1570.64 Confirmado por el Rey. cuya guardia además se había mofado de él ante los festejos del gobernador felicitando a Alday. y en la resulta fue nombrado Alday como obispo de Santiago por el jesuita Francisco de Rávago. Una vez más.

.. en: Campos Harriet. (dir.67 Defendió además el probabilismo jesuita en el Concilio de Lima de 1772. En 1804 fue promovido al obispado de Huamanga. 65 66 . 189-212.. Carlos. 499-611. Javier. desapareció de las consultas de los obispados vacantes.70 natural de Santiago de Chile. p. op. Episcopologio chileno. Carlos. del jesuita Ignacio García. Episcopologio chileno. 150. Gobierno.. tampoco ocultó su estrecha relación y su admiración hacia ellos. En 1785. Chile. cit. en: Oviedo Cavada. 69 Muñoz Olave. 68 Ibidem. Estudios sobre la época de Carlos III en el reino de Chile. chantre en 1788. 263. “La controversia sobre el probabilismo entre los obispos chilenos durante el reinado de Carlos III”. Gobierno. Charcas. estudió derecho civil y canónico en la Universidad de San Marcos de Lima.129 - . Santiago. especialmente por la formación del clero de Concepción en el Seminario. René. 313. Rasgos biográficos..66 En 1759 editó en Barcelona la obra Cultivo de las virtudes en el paraíso del alma. 70 González Echenique.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Sierra. Por otro lado. pp. Sus ascensos en el coro comenzaron casi treinta años después. p. “Manuel de Alday”. En 1757 fue presentado por el Rey para la canonjía doctoral. además. op. Curiosamente fue este obispo franciscano el único obispo de Sudamérica que ante la expulsión de los jesuitas. tomo IV. Ediciones de la Universidad de Chile. (dir.. 1988. “José Antonio Martínez de Aldunate”. obispo de Concepción de Chile. pp. AGI. 67 González Echenique. pp. arcediano en 1791. Reinaldo. Instituto de Historia Pontificia Universidad Católica. pp.. cit.. En 1757 pidió al Rey que se permitiera el envío de cincuenta jesuitas para el trabajo misional en Chile. Santiago. N° 22.69 José Antonio Martínez de Aldunate José Antonio Martínez de Aldunate. pero se doctoró en ambos derechos en la de San Felipe. op. escribió al Rey manifestando su opinión favorable de los mismos.. antiguo profesor suyo... en: Historia. tesorero. Javier. “El obispo Alday y el probabilismo”.). 1987. tomo II.. a pocos meses de su ordenación sacerdotal.). en: Oviedo Cavada.68 enfrentándose abiertamente con el franciscano Fray Pedro Ángel de Espiñeira. En 1809 la Junta gubernativa de España lo AGI. 722. cit. Fernando. 173-174. si bien no escribió una carta al Rey a favor de los jesuitas con motivo de su extrañamiento.65 El nombre de Manuel de Alday. en la que hizo carrera como catedrático y de la que llegó a ser rector. deán en 1796. 225-257. Para más información remitimos a Millar.

72 fue nombrado por el gobernador Manuel de Amatcatedrático de Instituta73 de la Universidad de San Felipe. Murió en 1811 sin tomar posesión personal de su obispado. y entroncando también con su casa el maestrescuela. Pero Alday. de quien es primo el canónigo magistral. En realidad José Antonio Martínez de Aldunate había iniciado dos carreras simultáneas. 152. del 6 de septiembre de 1756. habría en 74 este coro cuatro sujetos eslabonados. 73 AGI. Gobierno. Ha recibido las órdenes sagradas hasta el de diácono.71 se opuso a la canonjía doctoral del cabildo eclesiástico. 452. Chile.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 presentó al Papa como obispo de Santiago de Chile. y escuelas de la Compañía de Jesús. AGI. de suerte que si entrase a la doctoral Don José de Ureta. En el mismo año. José de Ureta. 1756. habiéndose recibido de abogado en dicha Audiencia. Gobierno. sirviendo al mismo tiempo el ministerio de promotor fiscal de este obispado con particular exactitud de manera que se halla instruido en el manejo de los negocios eclesiásticos. 452. ocasionado de ser hijo de Don José de Ureta. AGI. Gobierno. en ella.130 - . Chile. filosofía y teología en el colegio de San Francisco Javier de esta ciudad. por nombramiento del presidente de esta real Audiencia que hizo la primera provisión de cátedras. Martínez de Aldunate había competido con otro opositor de peso. que sacó también tres votos para el primer lugar. catedrático de Instituta. 71 72 . siendo el primer catedrático. Los apoyos del obispo Alday y del gobernador Amat en los autos de oposición de la canonjía doctoral que se enviaron a la Cámara de Indias fueron determinantes. Su aplicación a las letras se reconoce así por el recogimiento que observa como por la asistencia frecuente a las conferencias morales de mi clero. Chile. los dos compartían el primer lugar en la terna. y fue nombrado por Manuel de Alday promotor fiscal del obispado. quien en segundas nupcias casó con una hermana del expresado deán Don Francisco Andía Irarrázabal. recibió las órdenes menores. escribió a Manuel Quintano Bonifaz. Gobierno. En la misma carta del obispo. la eclesiástica y la de catedrático. Martínez de Aldunate era recomendado de la siguiente manera: Hizo sus estudios de latinidad. 101. Chile. Doctor en Sagrados Cánones en esta real Universidad. 74 AGI. Confesor del Rey: Por el empeño que manifestó el deán de esta santa Iglesia a favor de Doctor Don José de Ureta.

tomo I. 76 Espejo Tapia. como las cartas más recientemente recibidas por la Secretaría. Entre 1764 y 1767 fue reelegido como rector de la Universidad de San Felipe. cuando fue reemplazado por José Santiago Rodríguez Zorrilla. ser canónigo doctoral no le facilitó a corto plazo ascender a un obispado. A diferencia de Manuel de Alday y de Pedro de Azúa e Iturgoyen. pieza 8187. de la Compañía de Jesús. Vicente Martínez de Aldunate. La carrera de Martínez de Aldunate dentro de la administración de la diócesis y en la universidad continuaron. no ascendió a una dignidad sino treinta años después. las recomendaciones de 1756 posteriores a la oposición a la canonjía doctoral. Juan L. oficio que ejerció hasta 1802.76 En 1776 levantó una relación de méritos en Madrid. 257. pero esto lo demostró justamente el ponerlos en marcha. p. Justicia. primer marqués de Casa Real. Durante la sede vacante fue nombrado provisor y vicario general un sobrino de José Antonio. residente en Madrid. desde 1765 y hasta la muerte de Manuel de Alday en 1788 fue el provisor y vicario general del obispado. 52. Historia de la Real Universidad de San Felipe.. le escribió una carta al Padre Pedro Ignacio Altamirano.. los apoyos de antaño no eran tan eficaces.. 75 .75 Desde 1767 fue vicerrector y continuó siendo catedrático de la facultad de Leyes hasta su jubilación de la universidad en 1782. Nos hemos detenido especialmente en la carrera de Martínez de Aldunate porque consideramos que justamente el desarrollo de ésta muestra el final de una época del episcopado chileno.. según su relación de méritos de 1776. tomo 278. capellanías 10. y al darle la posibilidad de ejercitarse en la administración eclesiástica nombrándolo promotor fiscal.. cit. Es más. Pronto. José T. p. pero no los ascensos en el cabildo eclesiástico. 464. adonde llevó a su sobrino Vicente como su familiar. vol. al señalar que se convertiría el cabildo eclesiástico en un clan familiar si ganaba Ureta. en 1804. 226. exp.77 Además. Evidentemente. Sala José Toribio Medina. fue presentado por el Rey como obispo de Huamanga. Ibidem.78 El nuevo obispo Blas Sobrino y Minayo repuso a José Antonio Martínez de Aldunate como provisor y vicario general. En mayo de 1760 Francisco García Huidobro.. Veamos. solicitando una dignidad para su sobrino José Antonio: Medina.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El obispo lo había apoyado determinantemente (¿devolvía así Alday el favor del voto de Francisco Martínez de Aldunate cuando veinte años atrás lo apoyó en la oposición a la misma canonjía?). op. allí se citan.131 - . 77 Bilioteca Nacional de Chile. 78 AASCH.

sea la misma que la de la circulación de favores. Sr. y aunque contempla la dificultad de ser canónigo de oposición y no dejar resulta pero esta es la que ha de vencer el respeto de Vuesa Reverencia que tiene por hijo. le doy orden para que tenga a disposición de Vuesa Reverencia los dichos un mil pesos para cuando se verifique vacante de algún asenso que se pretenda y no dude Vuesa Reverencia de que será efectiva su entrega. habían formado una compañía de comercio. . como los Errázuriz. y a Dios que guarde a Vuesa Reverencia 79 muchos años. Nos encontramos ante una red egocentrada con base comercial.. Dr. y lo está continuando con la defensa de la jurisdicción eclesiástica con acierto y aprobación de todos los tribunales.] representando su mérito para que sea atendido. en cuyo supuesto habiendo muerto el Ilustrísimo. Tengo satisfechas las de Vuesa Reverencia en los navíos anteriores avisándole del recibo de la suya en que me participa haber entregado los un mil pesos al apoderado de Don Juan Agustín de Uztariz.132 - . El control del comercio del reino incidía en el manejo eficaz y rápido de la comunicación y de las noticias desde España hacia 79 80 AASCH.. N° 30.80 Muy sugerente es que la ruta del dinero. el Padre Pedro Ignacio Altamirano. Y a su mérito añado el testimonio adjunto de asesor general del Juzgado Eclesiástico que ha servido por tiempo de tres años. Don José de Toro y Zambrano obispo de la Concepción de Chile el día 1 del corriente mes de mayo es natural que recaiga la mitra en alguno de los señores de este coro de Santiago de Chile. y llegado el caso de la vacante podrá Vuesa Reverencia pedirlos con toda satisfacción de que asimismo dará aviso dicho Don Gaspar. Citamos la carta completa porque en la primera parte se menciona a un comerciante vasco en Cádiz (Juan Agustín de Ustariz) con quien otras familias de la elite chilena. legajo familia García Huidobro. y conseguida la dignidad Vuesa Reverencia de los un mil pesos sin dar cuenta de ellos por ser esta la voluntad de mi sobrino que desea corresponder los pasos y fatigas de Vuesa Reverencia. La información la obtuvimos en la base de datos Fichoz. y puede vacar alguna dignidad a la que Vuesa Reverencia ha de hacer el mayor esfuerzo posible por colocar en ella a mi sobrino. que es la del comercio.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Muy Señor Mío y mi estimado Dueño. y que para correr con los negocios y asenso de mi sobrino el Doctor Don José Antonio de Aldunate y Garcés pusiera un mil pesos a disposición de Vuesa Reverencia y pasando a Cádiz en este navío San Rafael Don Gaspar Gómez de Herrera mi yerno que ha de residir allí algunos años. por la que circuló la petición de un favor eclesiástico al jesuita destinatario de la petición. y hecho cargo de sus asensos podrá mover todos los [.

cap. a las influencias políticas de este tío arzobispo le debía el oidor José Antonio de Aldunate. cit. Les économies d’Ancien Régime. familiares. Los tiempos de los todopoderosos jesuitas en la corte habían terminado. 81 . Zacarías. José Antonio Martínez de Aldunate fue obispo. y fue el intermediario entre ésta y José Carvajal Lancaster.81 Llegar puntual al lugar adecuado. pero en 1804. quien reconstruye las redes de vínculos de Manuel Belgrano.. Otra vez la base de datos Fichoz nos ayuda al darnos la información de que Rafael Muzquiz de Aldunate era una “criatura de Ma- Hemos podido citar esta carta en el contexto planteado en base al estudio de Moutoukias. Se trataba de Rafael Muzquiz de Aldunate. La interacción de ese conjunto explica fenómenos como la circulación de información y favores.133 - . su nombramiento. obispo de Avila en 1799 y arzobispo de Santiago de Compostela. Al detenerse en el entorno relacional de una persona en base a la noción sociológica de red egocentrada. y abría la posibilidad de intercambiar favores y solicitar mediaciones políticas. op. la impunidad en el ejercicio de su cargo y los beneficios de toda la familia..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Chile y viceversa. f. Sin embargo. quien fuera Confesor de la reina María Luisa. al igual que la de Manuel de Alday. leg. ¿Estamos como en el caso de Pedro Felipe de Azúa dentro de la misma red de contactos? Creemos que sí. de la vida profesional. podía llegar a ser determinante en una carrera. comerciante de Buenos Aires del siglo XVIII. difusión de ideas. se distinguen en su interior diferentes componentes en los que se superponen contextos normativos. en los que todo el mundo conoce a todo el mundo dentro de un conjunto de redes egocentradas relacionadas de estructura triangular.. 4. 82 AASCH. para sondear a éste último hacia 1745 sobre si aceptaría la Secretaría del despacho de Estado. Secretaría del obispado. Desde fines del siglo XVIII los Aldunate contaban en España con un familiar que podemos suponer apoyaba la promoción de la familia. articulación de facciones y todo tipo de mediación política. Conocemos a través de la base Fichoz que el Padre Altamirano perteneció al partido de la reina Bárbara de Braganza. Según denuncias al Rey de Juan Pablo Fretes en 180982 con motivo de enfrentamientos entre el cabildo eclesiástico y la Audiencia de Santiago. a través de su correspondencia y examina los mecanismos de los vínculos interpersonales. pero esta vez no fue efectiva. presentar un memorial al momento de la vacancia o pedir el favor de la mediación a la persona indicada. 29. 251. de amistad. su valedor. En este caso parece que Fretes no se equivocó. etc.. La carrera dentro del cabildo eclesiástico de Martínez de Aldunate se paralizó.

441-491. Fue el camarista Santos Domínguez quien votó por Roa en el primer AGI. sólo había tres chilenos y Tomás de Roa era el único con experiencia administrativa en una diócesis. 452. op. Poco tiempo ejerció este cargo. Gobierno. uno era un clérigo particular. Fernando.83 Tomás de Roa84 fue ordenado sacerdote en 176585 por Fray Pedro Ángel de Espiñeira. Gobierno. 86 AGI. Grande de España. destacándose además ser examinador sinodal de Lima. y si el monarca no hubiera tomado a esta familia bajo su protección por resolución del 21 de agosto de 1768. quien lo nombró inmediatamente después promotor fiscal del obispado. 452. Su hermana Inés casó con Felipe de Aldunate.. Gobierno. Chile. (dir. 196. En 1793 ocupó el cargo de alcalde de casa y corte de Madrid y desde 1798. y sólo terminó su influencia con la llegada de los franceses. pronto fue nombrado cura y capellán militar de un fuerte de la frontera indígena entre 1767 y 1770..134 - . Fue Godoy quien lo hizo Confesor de la Reina María Luisa y arzobispo al mismo tiempo. Con respecto a los otros dos chilenos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 nuel Godoy”. 83 84 . el ahora conde de Torremuzquiz. Carlos. “Tomás de Roa y Alarcón”. cit.). En cada lugar de la terna los votos están muy divididos. año en el que viajó a Lima a doctorarse en teología. Su hermano Luis era en 1791 oidor de Guadalajara (su cuñado Felipe había muerto en 1782). Chile. en 1795. obispo de Concepción. 87 Ibidem.. 85 AGI. Su biografía en Campos Harriet. pp. quien lo nombró ya en febrero de 1770 como examinador sinodal del arzobispado.87 La canonjía estaba vaca por muerte de su hermano Francisco de Roa.86 Por primera vez se lo consultó en 1778 en la Cámara de Indias para una canonjía de la catedral de Concepción.. Episcopologio chileno. en primer lugar por un voto particular de un camarista. Tomás de Roa y Alarcón Probablemente no hubiera llegado a un obispado si no hubiera sido hermano uterino del duque de San Carlos. tomo IV. Chile. Allí recibió una distinción del arzobispo Diego de la Parada. debiendo exiliarse en Portugal. fue consejero del Consejo de Indias hasta la supresión de éste por los franceses en 1809. el otro cura en Santiago. en: Oviedo Cavada.. oficial de la Secretaría de Nueva España del Consejo de Indias.

cumpliendo con celo sus obligaciones. Secretario del Despacho Universal de Indias. previas a su arribo a Concepción tampoco fueron favorables: “Clérigo sin empleo. Gobierno. De familia noble de la ciudad de Concepción. El resto de los consultados eran foráneos al reino. estaba dirigida a Antonio Porlier. Chile.89 el 28 de mayo de 1778. de genio afable y moderado. escribió también por la vía reservada a José de Galvez. Esta carta del 23 de marzo de 1788. Está adornado de las cualidades corrientes que pueden constituir a un eclesiástico be- Ibidem. A estas recomendaciones une el de ser hermano uterino del duque de San Carlos. mediano gramático de poca conducta”. 191. Diez años después la opinión de Francisco José Marán con respecto a Roa había empeorado: “De ilustre familia e iletrado. había muerto y el nuevo obispo Francisco José Marán. Las recomendaciones de Agustín Jáuregui. Gobierno. Volvió Roa entonces desde Lima a Chile en 1778 no sólo con el título de Doctor sino que como canónigo de la catedral de Concepción. por un doctor en teología de Ávila en el segundo y por un presbítero cubano en el tercero. 90 AGI. Chile. Secretario del Despacho de Gracia y Justicia de Indias. de Santiago y de otros coros a partir de 1779 cuando fue propuesto en segundo lugar por la Cámara para el arcedianato de Concepción. y con crédito de conocidas buenas costumbres.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 lugar de la terna. Gobierno. Tomás de Roa desapareció de las ternas de Concepción. y como tal comprendido entre los individuos de su familia que el Rey se digno admitirle bajo su protección para sus ascensos en recompensa del oficio de Correo Mayor de Indias en que estaba vinculada su casa y se incorporó a la Corona. pero se ha señalado con la poca asistencia al coro”. 452.135 - . de regular conducta y piadoso. el 20 de junio de 1789: En todo se ha desempeñado con puntualidad. no lo había favorecido en las cartas de oficio que enviaba a través de la vía reservada a la Cámara de Indias. aplicación. 88 89 . y desinterés. y dedicado al servicio de la Iglesia y a los ministerios propios de su estado. Secretario de Gracia y Justicia. 91 AGI. gobernador de Chile.91 Pero los tiempos cambiaron para Tomás de Roa con el nuevo gobernador de Chile Ambrosio Higgins. AGI. Chile. Grande de España. quien informaba a Antonio Porlier. 454. Fray Pedro Ángel de Espiñeira.88 En tanto su valedor.90 En esta terna se mencionan cartas a su favor del obispo Espiñeira que no han llegado a nosotros.

pero sumamente escaso de letras y tanto que no puede leer el latín sin que se le noten defectos 95 que en las publicidades causan rubor. Por el contrario Ambrosio Higgins multiplicaba los elogios en carta del 6 de abril de 1793: AGI. Es asistente al coro. que pidió su hermano Mariano Roa por medio de apoderado. 95 AASCH. y celoso de la honra de Dios. leg. virtud. la opinión de Marán parece haber cambiado. AGI. Gobierno. recibiendo Tomás de Roa la resulta. 214. porque es hermano del Duque de San Carlos. letras. 92 93 . Gobierno. Los aprecios que escribió sobre Roa el 1° de octubre de 1789 destacaron rasgos positivos de su actuar: Distinguida calidad. José de la Sala fue ascendido al deanato de Concepción por lo que vacó el arcedianato. Chile. y celoso de la honra de Dios en lo que le permite el empleo de canónigo mas antiguo. En la misma tónica siguió en otra carta del 26 de octubre del mismo año: Es un hombre ingenuo. lo expongo a Vuesa Excelencia para que sirviéndose elevarlo a la real noticia. cuida del aseo de los altares. Chile. Chile. 27.136 - . 196. recibiendo en cambio una ración de la catedral de Santiago. 452. y de verdad. y de verdad.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 nemérito. cause en la gracia de Su Majestad el 92 premio que fuere de su real agrado. A partir de ahora las opiniones sobre el deán se dividieron otra vez. Gobierno. Secretaría del obispado. y por la misma época. El obispo volvió a su anterior disconformidad. Sin embargo. f. con la que no fue favorecido.94 En 1790. y no permite conversaciones ociosas en el templo y sus inmediaciones a cuyo efecto lo tiene destinado. escribiendo sobre él en 1792: No tiene otra cosa que ser un hombre de bien y caballero. 94 AGI. 452. por algunos quebrantos 93 que padece. y tanto que aun el tiempo de vacaciones no disfruta mas tiempo que aquel que considera necesario a reparar su salud. es un hombre ingenuo. Dejó vaca la canonjía.

Chile. después de ser secuestrado en 1787 por los mapuches. Suplica a Vuesa Majestad se digne nombrarle para dicho deanato. Nos hemos detenido en estos detalles porque pareciera que la Cámara de Indias había recuperado su papel de órgano consultor. 452. y la Cámara proponía a Tomás de Roa por cumplimiento de las reales órdenes. una recomendación del gobernador destacando la buena relación entablada por Roa con los indios apuntaba a la obtención del obispado.137 - . Don Tomás de Roa. Marán.Vista expresión de sus méritos que resultan de este extracto y expone que por ellos. Inmediatamente el duque de San Carlos pidió al Rey la vacancia para su hermano Tomás. Gobierno. . En todo caso la petición fue evacuada favorablemente de la siguiente manera: Madrid. Hay que recordar en este contexto que a los parlamentos con los mapuches asistían el gobernador y el obispo. pese a los informes contradictorios sobre él del obispo (carta de 1792) y el gobernador. y en lugar del obispo al parlamento que acaba de celebrar dicho jefe en el campo de Negrete en cuyo escrupuloso asunto ha desempeñado el referido arcediano cumplidamente las 96 funciones correspondientes al estado eclesiástico. por su antigüedad y circunstancias se halla proporcionado para el deanato de la ciudad de Concepción de Chile que acaba de vacar por muerte de Don José de la Sala. no sabemos exactamente a través de quien (tal vez el Confesor o un Secretario). que citan contraponiéndolos. nombró siempre a comisionados en su lugar. tenía en cuenta las órdenes venidas desde arriba pero sin renunciar a su opinión propia. Junto con la petición se citaba el extracto de la recomendación del obispo Marán favorable a Roa del 26 de octubre de 1789... 96 97 AGI. 3 de abril de 1792. Guárdela la 97 Mesa con la noticia de la vacante. Para Tomás de Roa se presentó la posibilidad de ascender en el coro de Concepción nuevamente en 1792. cuando el deanato quedó vacante por muerte del arcediano José de la Sala. . En un obispado de frontera un aprecio como este era muy considerable. desde el gobierno del obispo Escandón en 1723.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Roa ha contraído el nuevo mérito de haber asistido en su compañía. Ibidem. Pero el deanato fue consultado en septiembre de 1793. En un obispado de frontera indígena. A 27 de dicho.

Lima. su presentación como obispo.).100 En una nota de la consulta para este último obispado. Roa murió en 1805 siendo obispo de Concepción. Distinguimos dos etapas. 64. la pidió directamente para él haciendo valer los méritos de sus antepasados y los propios. al momento culminante de su carrera.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Pero también estaba decidido que Tomás de Roa no moriría deán. Hasta aquí hemos analizado el momento de los ascensos más significativos en las carreras de los chilenos que llegaron a ser obispos. op. En la segunda etapa reaparecen los nombramientos episcopales de chilenos. se dignó Su Majestad hacerte la merced indicada como de su real orden me lo comunicó verbalmente el Excmo. Miembros de familias de la nueva elite comercial chilena estructurada en base a redes comerciales a través de las cuales circularon favores. se reprodujo exactamente la misma nota sobre él que constó en la consulta del deanato de Concepción. Sin más memorial que esta súplica. Gobierno. en 1804 para el de Arequipa99 y en 1805 para el de Cuzco. Gobierno. comienza en 1794 (presentación de Tomás de Roa) y termina en 1809 (presentación de Martínez de Aldunate como obispo de Santiago). Ante la vacancia del obispado en 1794. En la primera etapa se produjeron los nombramientos de Pozo y Silva. la primera entre 1713 (presentación de Alonso del Pozo y Silva) y 1756 final de los ascensos de Toro y Zambrano y de Alday a otros obispados y de Martínez de Aldunate en el cabildo eclesiástico. Episcopologio chileno. cit. 99 AGI. 1566. (dir.. 98 .. “Tomás de Roa y Alarcón”. en coincidencia con el final del confesionario jesuita. Azúa e Iturgoyen. 445.138 - . Llegamos. ni haber precedido consulta a la Cámara de Indias. hice presente a Su Majestad los antiguos servicios de nuestros abuelos y personales míos para que te lo confiriese. Así se lo comunicaba en carta del 7 de mayo de 1794: Hallándose vacante este obispado.... Caballero de la Orden de Santiago. con las opiniones encontradas de Marán y Ambrosio Higgins. Tomás de Roa siguió siendo consultado por la Cámara de Indias para otros obispados. Fernando. Don Eugenio Llaguno Amirola. nuevamente su medio hermano el duque de San Carlos. del Consejo de Estado y del Despacho de 98 Gracia y Justicia de España e Indias en 4 del corriente. información y mediación política.. Los contactos entablados por la elite en pos de las Campos Harriet. Carlos. tomo IV. en: Oviedo Cavada. Cuzco. p. Toro y Alday. 100 AGI. por fin.

y lo apoyó en la obtención de la canonjía doctoral. Los cuatro también se habían ejercitado en la administración con cargos en instituciones civiles. la mediación hacia el Rey. En las presentaciones a la canonjía fueron determinantes la intervención de los confesores jesuitas. de Toro no se sabe la fecha exacta). La ordenación sacerdotal fue incluso posterior a la presentación real (Alday y Azúa seguro. y asesores del cabildo secular (Alday) o de los gobernadores (Azúa). al punto que la designación de Azúa como arzobispo se realizó desconociendo los méritos de su trabajo como obispo. La riqueza de sus familias les había posibilitado obtener el grado de doctor. eso si. Azúa y Toro fueron además los únicos opositores. Pero la forma en que se resolvieron las designaciones episcopales. incluía el objetivo de la conformación de un nuevo episcopado americano con una mayor representación de las elites en su composición. la provisión sin consulta de la Cámara de Indias. El confesionario regio ejercido por los jesuitas se manifestó en la primera etapa como la vía de acceso más . Además de pertenecer al cabildo eclesiástico. Los cuatro.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 presentaciones muestran la autonomía que habían conquistado con respecto a Lima en lo económico y en las mediaciones políticas. Alday nombró a Martínez de Aldunate como su provisor y vicario general. como relatores de la Audiencia (Toro) o del Tribunal de Cruzada (Alday). Alonso del Pozo y Silva nombró a Azúa y a Toro sus provisores y vicarios generales. A nivel local. Los cuatro además fueron colegiales jesuitas en el reino de Chile. y utilizada desde el confesionario jesuita como criterio de selección. La elección por la carrera eclesiástica se produjo ante la convocatoria a las canonjías de oficio. expresamente formulado. Suponía.139 - . las condiciones objetivas que describimos en el párrafo anterior. además de una carta de presentación. con práctica en el ejercido de la jurisprudencia en Lima y/o en Chile. siendo determinantes los contactos entablados por su hermano. ya que esas relaciones constituían. los cuatro contaron con los apoyos del gobernador del reino y de los obispos. En una sistema monárquico dominado por partidos había que cumplir con la doble condición de desarrollar una carrera y de poder relacionarse con los miembros del grupo gobernante. El obispo Bravo Rivera nombró a Alday como promotor fiscal y visitador general del obispado. apoyándose mutuamente entre ellos en la conformación de la carrera pre episcopal. Sus presentaciones están precedidas de una carrera pre episcopal formulada por la Monarquía como requisito para alcanzar una mitra. ejercieron cargos en la administración diocesana. además graduados en Lima y abogados. determinó el primer lugar en la terna de la oposición a la doctoral de Alday.

p. 23.. sostiene que después de la caída de éste. Gómez Alcaraz. Secretario de la Secretaría del Despacho 101 Castellano. op. el nuevo Padre Confesor fue el inquisidor general Quintano Bonifaz. Jean P. (eds. Árbitro porque cada selección administrativa era una competencia en la que para los contrincantes se trataba de demostrar quien había alcanzado una posición social más alta. Este delegó en su Confesor la confección de las provisiones sin consulta. expresión de la gracia real..).)... Gobernar significa administrar también relaciones privadas”.. pp. Jean P.. que era quien decidía siempre en última instancia. Castellano.. significaron también el fin de una época de formación del episcopado chileno. Alday).. Pero el fin del partido de la reina Bárbara de Braganza y la caída del P. Dedieu. y Dedieu. (dirs.140 - . María V. Juan L. Réseaux. cit.. quien. de ahí que las instituciones locales y supralocales se alinearan apoyando a los candidatos a las canonjías. al Rey. Rávago. en el sentido de que la Monarquía como sistema de gobierno estaba penetrada por ellas y era el órgano de gobierno que ayudaba al Rey a administrar la gracia real... Los contactos jesuitas en la corte dejaron de ser favorables (Martínez de Aldunate). Rávago (1756). todos ellos señalados por el Confesor. darse a conocer y hacerse valer por medio de los mediadores dominantes en cada etapa tendientes a la cúspide. ¿Estas redes de relaciones gobernaban tanto como el Rey?101 Si. y López Cordón. La pluma. por eso decidiera lo que decidiera y como lo decidiera. o sostuvieran también las candidaturas a obispados. en un sistema “que desborda por todas partes la esfera de lo público.. Las provisiones sin consulta se dejaron de producir sistemáticamente y se empezaron a consultar los obispados en la Cámara de Indias. 25-27. Los obispos y arzobispos llegados a las mitras de las manos de los jesuitas. la mitra y la espada.. Juan L. Había que relacionarse.102 El Rey aparece entonces a la vez como un árbitro entre los candidatos de los partidos dominantes en torno a la Monarquía (presentación de Azúa) y un árbitro entre los contendientes locales (presentación de Toro y Zambrano). no ascendieron más (Toro. cit. De los cabildos eclesiásticos chilenos no volvió a salir ningún obispo hasta 1794.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 directa hacia el Rey. . por sobre los méritos y los ascensos correspondientes.. familles et pouvoirs. junto con Ricardo Wall. op. la opción era una merced. aunque lo hiciera a ciegas. como podemos observar en la carrera de los cuatro obispos chilenos considerados. 102 Cfr. en su estudio sobre el P. La historiografía confirma nuestras apreciaciones.

709. en la que los rivales podían ser fácilmente neutralizados. Superada la instancia local. como los secretarios.104 Pertenecían a familias vinculadas con la Monarquía a través de otros instituciones administrativas que les garantizaba tanto las recomendaciones de los obispos y gobernadores o virreyes. con la conciencia de cuerpo que les daba el ser colegiales jesuitas. La decisión del Rey o era arbitraria o se fundamentaba en la red que sostenía la candidatura. nos permite afirmar que los jesuitas desde el confesionario regio conformaron un nuevo episcopado americano. a través del establecimiento de vínculos con otros agentes administrativos. porque sólo el Rey podía dirimir quien era el más digno. donde los rivales no siempre eran conocidos y podían contar con mejores mediaciones. De ahí también la lucha por el control de las mismas y por renovar la presencia familiar en ellas cada generación. La historiografía española ha destacado la fuerte penetración del aparato administrativo en el siglo XVIII por grupos provenientes de los Colegios Mayores. El conflicto entre las partes involucradas en la obtención de prebendas. Ibidem. Domínguez Ortiz llegó a afirmar incluso que el cursus honorum eclesiástico comenzaba en ellos. 103 104 . en base a los mismos criterios (canónigos de oficio y administración diocesana). aparece entonces como intrínseco al sistema. En particular Wall se manifestó contrario a los intereses de los colegiales jesuitas. Desde la óptica del reino. confesor.. como la posibilidad de desarrollar el cursus honorum adecuado a través de los nombramientos en la administración diocesana y civil (punto inicial del servicio personal al monarca). Así entonces la resolución del conflicto por el Rey patrón era siempre una merced. camaristas. Más jóvenes que los obispos del siglo XVII. Antonio. el acceso al monarca. sentaron las nuevas bases del reino: odio abierto y declarado a todo lo que se pareciera a jesuitismo103 y persecución a sus seguidores y beneficiarios. seleccionados de una misma manera (sin consulta de la Cámara de Indias). El conocimiento que tenemos de las carreras de otros obispos coetáneos a través de la base de datos Fichoz. crear. entrar o manejar los canales de comunicación con el Monarquía era la llave a las instituciones. p. etc. quedaba la etapa más difícil. Gómez Alcaraz. que hemos visto actuar a lo largo de este capítulo.141 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de Estado. Ganaba quien lograra establecer el vínculo más eficaz y directo con la Monarquía. Este corpus se retroalimentaba a través de sus múltiples conexiones en los cabildos eclesiásticos que garantizaba apoyos en las oposiciones a las canonjías de oficio.

Publications Université de Bordeaux.142 - . intraeclesiales. Jean P. el episcopado se autoreprodujo sobre todo por cooptación. 105 . un individuo promovido al episcopado por sus cualidades. la Cámara de Indias expresó su opinión. y la menor utilización en general de las provisiones sin consulta. aparecen como la expresión de la recuperación de la Cámara de Indias como órgano consultivo en relación a la época del confesionario jesuita. pero en un contexto muy diferente al de la primera etapa. En los dos casos que nos atañen. 2005. Un obispo sería entonces el jefe de un equipo. Bordeaux. Esta última no sería solamente fruto de condiciones del ejercicio de las funciones. pp.105 A fines del siglo XVIII reaparecieron los obispos chilenos. El juego político aparece más complicado.Hommenage à Philippe Loupès. Éstos también se unían por lazos creados al interior del mundo eclesiástico. Esta manifestación de libertad de la Cámara frente a la orden real. como los que se podían establecer como colegiales jesuitas. no nos encontramos frente a individuos favorecidos sino frente a familias que ascienden. “Pour une approche relationnelle l’épiscopat: l’ Espagne de XVIIIe siècle”. de protección del obispo a posibles episcopables. no es de extrañar entonces que nos encontremos con que el vínculo tío-sobrino. Un artículo de Dedieu. doctores. José Antonio Martínez de Aldunate y Tomás de Roa y Alarcón. sino que permitía un margen de libertad de elección que conllevaba la proximidad ideológica. de las que no hemos podido desvincular a los dos obispos chilenos. 19-30. en: Au contact des Lumières. A través de estos mecanismos. o a través de la anterior pertenencia a un gremio profesional de abogados. o el establecido entre el obispo y un protegido. aún contando con la protección de la Monarquía los ascensos para Tomás de Roa no fueron obvios. pero insertado en un tejido de relaciones variables según los lugares y las épocas. destaca los sistemas relacionales del episcopado francés del Antiguo Régimen y la pertinencia de la aplicación de las mismas categorías al español del mismo período: vínculos familiares (tío-sobrino). Aparece así el episcopado como un cuerpo que se reproduce a través del establecimiento de los vínculos que hemos señalado.. tomo 2. aunque fueron seleccionados por merced real a través de la frecuente utilización de las provisiones sin consulta de la Cámara de Indias.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Siguiendo con los mecanismos de relaciones dentro del grupo de los episcopables. ensamble entre sí a los obispos. y en la corte hacia el Rey.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 II PARTE Los cabildos eclesiásticos chilenos: carreras.143 - . méritos y estrategias 1650-1810 .

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .144 - .

emergiendo del contexto local. Sin embargo en España. compuestos por canónigos. Los capitulares españoles eran en su mayoría de extracción urbana y pertenecían a las elites locales.145 - . 1.. p. El aumento del poder real y el ejercicio del patronato. con las que los reyes de España pronto establecieron alianzas. ya que rezaban el oficio divino. sino que fue determinante. entre los años 1085 y 1086. . algunos cabildos de Francia y España vivieron según la regla de San Agustín. aquellos que querían vivir según los cánones y reglas de la disciplina eclesiástica.2 bajo el real patronato el cabildo eclesiástico no perdió su rol en la administración diocesana. Ibidem. op.1 Desde sus orígenes los cabildos eclesiásticos actuaban como un consejo del obispo. Fuertemente influidos por la vida monástica. Durante dos siglos eligieron libremente a los obispos. como señala Christian Hermann. Philippe. Desde principios del siglo XVI para los prebendados españoles y para los presbíteros en general las posibilidades de ascenso a 1 2 Cfr. Loupès.. el rezo diario al que están obligados los que han recibido las órdenes mayores.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 7 Introducción al análisis de los cabildos eclesiásticos chilenos Los cabildos eclesiásticos ya existían en Europa en el siglo VI.. Christian. Pero tenían también el fin de constituir una comunidad orante. afectaron las carreras de los canónigos y dignidades de los cabildos. En España los cabildos eclesiásticos aparecieron durante la restauración de la sede episcopal de Toledo. 19. cit. al que el concilio le reconoció la autoridad de gobernar la diócesis en sede vacante. cap. Chapitres & chanoines. hasta que el Papado se reservó esta prerrogativa. Durante la Edad Media los obispos gobernaban la diócesis con el cabildo. Pero a partir del siglo XII se inició un proceso de secularización que acabó en los siglos XVI y XVII.. El concilio de Trento (1545-1563) reforzó la autoridad de los obispos liberándolos del control del cabildo eclesiástico. Hermann.

2. Si bien no cesaron en el siglo XVII las presentaciones de españoles. Este proceso de incorporación de españoles en una forma más o menos constante a los cabildos eclesiásticos chilenos. Chile. muriendo canónigo antes de 1646. Sínodos Americanos 3. arcediano. no tomaron posesión. Santiago.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 beneficios se ampliaron al conjunto de los territorios de la Monarquía. Ibidem. tesorero. 297-310. chantre. El deán: “Después del obispo u arzobispo preside y gobierna los cabildos de las iglesias catedrales. Obtuvimos esta información del libro de Gandarillas. Fernando. Sin embargo. Colección Tierra Nueva e Cielo Nuevo. quien ya había sido presentado por el Rey. Francisco B.. maestrescuela. Horacio. Habrá que esperar hasta el año 1799 para ver a otro español en el coro de Santiago. En 1561 llegó a Chile como arcediano de la catedral de Santiago el maestro Francisco Paredes. Según la erección de la catedral de Santiago5 dispuesta por el Rey. Sínodos de Santiago de Chile 1688 y 1763. Este fue el contexto de la fundación de las diócesis en las Indias. Monumenta Ecclesiae Chilensia. iniciándose así el cabildo eclesiástico en esta ciudad y también el envío desde España de canónigos y dignidades. documento N° 0. 2002. otros autores señalan que la fecha de la erección canónica habría sido el 17 de marzo de 1561. Gobierno. Antonio. como lo sostiene Retamal Fuentes. petición que fue admitida en el consistorio del 27 de junio de 1561 por el Papa Pío IV. Chilensia Pontificia. vol 1. pp. MadridSalamanca. Ediciones Universidad Católica de Chile. Publicaciones Conmemorativas del Medio Milenio del Descubrimiento de América. 455.146 - . 3 . tomo 1. y Santiago-Otero. cuando el licenciado Pedro Camacho4 se convirtió en el último español presentado por el Rey que tomó posesión de una canonjía. Acta del Consistorio en que fue erigida la diócesis de Santiago. (eds.3 que instituyó simultáneamente a Rodrigo González como primer obispo. comenzando entonces el predominio chileno en la composición del cabildo eclesiástico. se terminó en 1634. p. 1983. el cabildo debía componerse de cinco dignidades: deán. diez canonicatos. Instituto “Francisco Suárez” del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España e Instituto de Historia de la Teología española de la Universidad Pontificia de Salamanca. seis raciones y seis medias raciones.). de la erección de sus catedrales y de sus cabildos eclesiásticos. El cabildo eclesiástico de Santiago de Chile En 1557 el Rey Felipe II solicitó a Roma la erección del obispado de Santiago de Chile. 4 AGI. 5 García y García.

El chantre: “Quiere decir cantor: pertenece a su oficio comenzar los responsos. gobernaba las procesiones dentro y fuera de la Iglesia y daba las licencias para salir del coro... a cuyo cargo está la custodia de las reliquias y alhajas mas preciosas de la iglesia”. o graduado en alguna universidad en derecho canónico o civil. 454.7 Le correspondía el examen de los clérigos que se iban a ordenar. tocar las campanas.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 por ende debe ser más honrado en el coro y en el cabildo”. p. el requisito era saber cantar. Enseñaba latín a los clérigos y a quienes servían la iglesia. 5.11 es decir de menor jerarquía que una canonjía. 10 Ibidem. En la catedral de Santiago.6 Su tarea era cuidar y proveer el oficio y culto divino. Para ser canónigo había que ser sacerdote. Finalmente. p. visitaba la ciudad y el obispado. 8 Ibidem. ya que lo hacía desde el púlpito y debía enseñar a cantar a los que servían en la iglesia. 1. o bachiller en filosofía. 6 7 .. y también según la erección. 4. tiene ración en alguna iglesia catedral o colegial”. salvo en las festividades que celebraba una dignidad o el obispo. vol.10 En la catedral de Santiago se encargaba de cerrar y abrir la iglesia. p. y mantener provistas y en orden los elementos necesarios para las celebraciones litúrgicas. 304. El maestrescuela tenía el “Cargo de enseñar a los clérigos aquellas letras que se necesitan para ejercitar bien todas las funciones eclesiásticas”. debía haber seis raciones y seis medias raciones.8 Para ser chantre. Una ración era: “Una prebenda inmediata a los canonicatos. 275. 2. 11 Ibidem. El arcediano era: “El primero de los diáconos y porque los arcedianos son vicarios de los obispos. 6. p. ya que se encargaban de las misas diarias de la catedral. 29. tomo 3. y los himnos. Antiguamente el tesorero era: “La dignidad. además. y otros cantos. los racioneros debían ser diáconos y servir en el altar. La erección de la catedral de Santiago preveía también la existencia de diez canonicatos. 9 Ibidem. deben a lo menos ser ordenado de diácono o de evangelio”. 485. 269. Más abajo aún se situaban los medioracioneros: “Se llama en las iglesias catedrales y colegiales la prebenda que tiene la mitad de una ración y es inferior Diccionario de Autoridades. cit. op. la asistencia al obispo en las celebraciones solemnes. vol.”. por mandato del obispo. vol. p. Debía ser por lo menos bachiller en teología. vol. vol. p. Ibidem.9 Debía ser graduado en derecho civil o canónico.147 - .

453. dos canonjías de merced. aunque fuera por legitima causa. Esta ley en manos de los obispos significó un enorme potencial de favoritismos. 5. 29. el camino de los ascensos dentro de un cabildo eclesiástico era el siguiente: medioracioneroracionero-canónigo. o estando proveídas los prebendados se encontraban ausentes. leg. y tendrían el oficio de cantar en el altar y en el coro las epístolas. Normalmente. ya que el canónigo rezante posteriormente era recomendado para la posesión efectiva de la canonjía.14 además de una supresa a favor de la Inquisición de Lima. Esta ley se aplicaba si las prebendas estaban vacantes. y luego las dignidades: tesorero-maestrescuelachantre-arcediano y deán. Gobierno. 6. Secretaría del obispado. Leyes de Indias. A fines del siglo XVII. el cabildo eclesiástico de Santiago se componía de cinco dignidades. 66. Ley 13. sino que varió según el lugar y el tiempo. cap. 16 AGI.12 Los medioracioneros nunca existieron en el coro de Santiago. p. el obispo podía elegir a cuatro clérigos residentes de los más hábiles y suficientes para que sirvieran en el coro y el altar. No constituyeron una vía de acceso al cabildo eclesiástico. Entre 1765 y 1810 hubo veintiún capellanes de coro en la catedral de Santiago que desarrollaron posteriormente una carrera como curas. Gobierno. 12 13 . aunque hubo excepciones. pero la erección preveía que debían estar ordenados de epístola. estas prebendas las ocupaban diáconos o sacerdotes por nombramiento del obispo.148 - .15 A partir de 1765 comenzaron a existir las capellanías de coro. Entretanto que el Rey efectuaba una nueva presentación. con la excepción de José Ignacio Infante16 que fue racionero en 1816. Los nombraban los obispos13 en las iglesias catedrales de las Indias en que no hubiere por lo menos cuatro prebendados residentes presentados por el Rey e instituidos canónicamente. También existieron los prebendados en interin o canónigos rezantes. 485. Lima. lamentaciones y lecciones. profecías. Libro I. 15 AGI. El Rey había dispuesto hacia 1634 por medio de una real cédula que en las iglesias de Indias se suprimiese la primera canonjía que vacase y se aplicase su renta para la paga de los salarios de los inquisidores del Perú. Pero no existió una composición fija de los cabildos. En 1773 una consulta de la Cámara de Indias propuso al Rey la erección de dos canonjías y Ibidem. 15. 14 AASCH. dos canonjías de oposición. f. Chile.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 a ella”. vol. por más de ocho meses.

Patronato. A partir de 172920 comenzaron las capellanías de coro de la catedral. 452. seis raciones. que debería componerse según la erección de su catedral de cinco dignidades. Los datos que hemos recopilado nos permiten afirmar que las capellanías de coro no constituyeron un escalón de la carrera eclesiástica que permitiera la entrada al cabildo eclesiástico. gobernaba su territorio con la curia diocesana o conjunto de entidades que colaboraban con él.149 - . Chile. cabeza de la diócesis. de los treinta y nueve capellanes de coro que hubo en la catedral de Concepción entre 1729 y 1810 sólo Andrés Aboy fue posteriormente canónigo. Ibidem. 17 18 . 20 AGI. diez canonjías. fue trasladada desde la ciudad homónima. aunque aparentemente hasta 1765 los nombramientos fueron aislados y por períodos cortos. destruida. deán y arcediano y dos canonjías. y curia de justicia. el de La Imperial.17 El cabildo secular lo había sugerido porque consideraban que podían sustentarse debido al aumento del diezmo y a que había en el obispado abundantes clérigos como para ser favorecidos con prebendas. a la de Concepción. El Rey las erigió y fueron consultadas por primera vez en 1774. los otros treinta y ocho desarrollaron sus carreras en los curatos del obispado. El derecho canónico distinguía entre curia de gobierno y administración. A la curia de gobierno y administración AGI. la sede del obispado más austral del imperio español en América. Gobierno.18 El cabildo eclesiástico de Concepción Después de la gran rebelión indígena de 1600. Gobierno. Chile. En 1677 el Rey mandó erigir una canonjía magistral que no se erigió sino hasta 1700.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 cuatro raciones en el cabildo eclesiástico de Santiago de Chile. 19 AGI.19 En el siglo XVII existieron dos dignidades. plazas ocupadas por diáconos por nombramiento del obispo. A partir de 1620 se establece en la nueva sede de Concepción el cabildo eclesiástico. El obispo y sus colaboradores en el gobierno de la diócesis El obispo. En 1778 se erigió la canonjía penitenciaria. Por el contrario. 151. seis mediaraciones. 4. que ejercía la jurisdicción judicial. que ejercía la jurisdicción extrajudicial.

el promotor fiscal. Era un cargo de confianza para el que los obispos frecuentemente seleccionaron a personas de su entorno. capellanías. predicación. quien se encargaba del manejo de los asuntos administrativos y la correspondencia particular y de gobierno del obispo. las fundaciones pías. que en virtud del fuero eclesiástico caían dentro de la jurisdicción de la Iglesia aunque el motivo de la disputa fuera secular. el visitador de monasterios. que trataba sobre todas las materias relativas a testamentos que involucraban a la iglesia. Correspondía al obispo el nombramiento de los jueces de los tribunales eclesiásticos y el personal que lo ayudaba en su tarea de administración y gobierno. Los examinadores sinodales tenían el encargo de examinar la competencia y capacidad del clero para el ejercicio de sus funciones específicas. Asistía directamente al obispo en la administración el secretario de cámara y canciller.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 pertenecían el vicario general. dotes y cofradías. nombramientos en curatos y autorizaba los documentos episcopales. Este cargo era muy estimado por el prestigio que se le atribuía. la secretaría de visita. Tradicionalmente en España y también en Indias. el cargo de provisor y el de vicario general lo ejercía la misma persona que realizaba la doble función.150 - . predicación y confesión. es decir. el Juzgado de Diezmos estaba compuesto por dos jueces que no los nombraba el obispo sino el cabildo eclesiástico entre sus miembros por el período de un año. A esta curia estaban asociados como organismos auxiliares la secretaría de cámara y gobierno. por lo que este era el principal cargo administrativo y judicial de la curia diocesana después del obispo. Como juez de la Audiencia episcopal el provisor atendía todos los juicios entre clérigos y seglares. los examinadores sinodales y párrocos consultores. ministros inferiores. y se remataba cada año por partidos encargándole a seglares su recaudación. Podía nombrar como sus colaboradores tanto a miembros de su entorno personal o seleccionarlos entre los miembros del cabildo eclesiástico. según el porcentaje de las cosechas afectado. Los diezmos influían en los precios que se pagaban por los productos agrícolas. Por último. los jueces sinodales. Cualquier disputa acerca del pago de diezmos se presentaba ante este tribunal. licencias para misas. Otro tribunal de la jurisdicción eclesiástica era el Juzgado de Testamentos. El secretario además llevaba los libros de registros de órdenes. . confesión. A la curia de justicia pertenecían el provisor o juez ordinario. la celebración de la misa. En los obispado de Santiago y Concepción lo ejercían tanto los clérigos seculares como los regulares. Legados y Obras Pías.

. el tribunal de Cruzada. la Inquisición. Santiago. Fue el Papa Pablo V quien por medio de la bula “Carissimi in Christo” del 11 de marzo de 1619.22 concedió este privilegio “a todos los estudios establecidos en América de los frailes dominicos”. funerales. op. anulaciones. dotes. Ramón.21 Pero correspondía al Papa conceder la categoría de universidad pontificia a los conventos. los monarcas españoles permitieron que al final de los estudios en los colegios de algunas órdenes religiosas se pudiera optar a grados universitarios. Universidad Técnica del Estado. José T. Grados universitarios en el reino de Chile En Chile. Historia del Convictorio Carolino.. Justamente para contrarrestar la falta de universidad local. 82 pp. OP. censos. Historia de la Instrucción Pública en Chile. o en los conventos del reino. Imprenta Nacional. cit.. Pero el principal contacto con los habitantes del obispado se daba a través de los juzgados eclesiásticos donde se tramitaban todos los temas relativos a matrimonios. Los conventos acogieron así a estudiantes seglares o a futuros clérigos. 184 pp. José M. tenían un contacto estrechísimo con ellos a través del sistema administrativo y judicial del obispado y de su participación en otras corporaciones como la universidad. siendo la Universidad de San Marcos de Lima la más elegida por los chilenos. Pero esta concesión tenía validez por diez años.. Santiago. En Santiago se estableció así la Universidad de San- Sobre la educación en el reino anterior y posterior a la fundación de la universidad de San Felipe. 1889. órdenes sagradas. 22 Ramírez. cofradías.. y no se podían otorgar los grados universitarios a quienes quisieran usarlos fuera de las Indias Occidentales. etc. 21 . Si bien sus decisiones como cuerpo en general no los relacionaban con los habitantes de la ciudad y de la diócesis.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Inserción social del cabildo eclesiástico Quisiéramos destacar que el cabildo eclesiástico como corporación era una entidad sumamente prestigiosa que actuaba colectivamente en las festividades públicas y ceremonias civiles y en la misa diaria de la catedral.. pero sometido a una constante revisión y renovación por parte de Roma. testamentos.. 1979. Los dominicos en Chile y la primera universidad. Este privilegio se mantuvo.. divorcios.151 - . diezmos. derechos de herencia. los grados universitarios se podían obtener por dos vías: directamente fuera del reino. hasta la fundación de la Universidad de San Felipe. propiedades de la iglesia. ver Medina. Frontaura.

el 10 de diciembre de 1621. 1593-1813-1963”. Las gestiones por la universidad tomaron más forma en el siglo XVIII. la pidieron al Rey argumentando que una universidad atraería a los españoles. sin embargo. vol.23 La Compañía de Jesús recibió la posibilidad de que sus estudiantes pudieran convalidar los estudios realizados en sus colegios como grados universitarios por bula del Papa Gregorio XIII. lo que ayudaría a poblar el reino y contrarrestaría así la gran densidad poblacional indígena. Fue un centro educativo importantísimo en el que se formaron religiosos. 25 Cfr.25 Los reyes de España no aceptaron en Chile ninguna nueva erección pontificia. Gobierno. En él se podía optar a los grados de bachiller. a pesar de las gestiones hechas por otras órdenes que también tenían los mismos cursos. licenciado y maestro en artes y bachiller. Walter. Los cursos en la Universidad se iniciaron efectivamente sólo cuando el presidente Amat y Junyent tomó posesión de la Universidad como vicepatrono y designó a los AGI. licenciado y doctor en teología. Chile. Los obispos Fray Antonio San Miguel y Fray Juan Pérez de Espinosa. AGI. y que se admitieran en las oposiciones a cátedras a personas de todos los estados. 16. 68.152 - . 23 24 . canónigos obispos y arzobispos.24 En Chile. “Del primer Colegio de los Jesuita al Instituto Nacional. en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. Ya en el siglo XVII comenzaron las primeras gestiones por tener una universidad en el reino de Chile. El cabildo secular de Santiago impulsó la erección con los argumentos de la falta de estudios de derecho en Chile. Poco a poco. Chile. en el que se educaron los jóvenes de las familias distinguidas en calidad de internos. Santiago. Un breve pontificio de 1682 limitó la convalidación de estudios en los conventos dominicos a los que estuviera a una distancia de doscientas millas de las universidades de Lima y México.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 to Tomás en el convento dominico del Rosario. 110-136. Hanisch. Con respecto al rector se pedía que el cargo fuera anual y alternaran en el mismo un sacerdote secular y un seglar. se fueron limitando estas posibilidades ampliamente ofrecidas. 1963. Gobierno. la lejanía con respecto a Lima y la posibilidad que acarrearía de que los naturales del país también se graduaran. se aplicó esta bula al colegio Máximo de San Miguel de Santiago. pp. SJ. fundado en 1611. El mayor galardón académico que confería la Universidad era el de doctor en teología. 62. funcionarios civiles.

27 Antes los clérigos se formaban junto a los obispos o en conventos de religiosos. cit..29 Muñoz Olave sostiene en su estudio sobre el Seminario de Concepción que la opción de los seminaristas a los grados universitarios no fue precisamente mayoritaria.26 Con la erección de la Universidad de San Felipe en 1738. Medina. el Seminario de Concepción desapareció en el 1600. 514... Medina. tomo 1. op.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 catedráticos el 18 de julio de 1756.28 es decir durante ciento veinte años.. 29 Medina. 28 AGI. tomo1. licenciado y doctor en artes o teología. 26 .. Gobierno. a raíz de la gran rebelión indígena.. cit.. la diócesis no tuvo Seminario. En el siglo XVII su existencia no fue continua. Historia de la Real Universidad de San Felipe. 151. tomo 1. ..153 - .. Los seminarios chilenos Los seminarios chilenos se fundaron después de la vuelta a Chile de los obispos de La Imperial y Santiago luego de participar en el tercer concilio de Lima de 1583. cit.. p. caducaron los privilegios de las órdenes de otorgar grado universitario en artes y teología. José T. aunque no se ha podido determinar si los obispos lo hacían con o sin derecho. deseosos de poner manos a la obra con las disposiciones del concilio de Trento. De esta manera estos campos del conocimiento salieron del ámbito monástico y se integraron junto al derecho en un ámbito más secular. lo que puede observarse por el listado de los doctores en teología que entrega en su obra. para más detalles sobre los seminarios. Después de la expulsión de los jesuitas el Seminario volvió a estar en manos del clero secular y continuaron otorgándose grados universitarios. Esto repercutió negativamente en el nivel educacional del clero de Concepción. 3. El mismo obispo en 1724 entregó la dirección del establecimiento a la Compañía de Jesús. sólo una elite accedía al máximo grado que otorgaba la institución. op. 257. a partir de 1730 comenzaron a optar los alumnos del Seminario por los grados de bachiller. José T. cap. En relación al conjunto del clero del obispado.. Historia de la Instrucción Pública en Chile.. Chile. 27 Cfr.. op. p. José T. Sin embargo. Hasta que el obispo Juan de Necolalde fundó el Seminario conciliar en 1718.. Como los jesuitas tenían la concesión papal de entregar grados universitarios en los colegios que regentaban desde 1621. Historia de la Real Universidad de San Felipe.

30 Cfr. 1857-1957. 9-36. tenía las facultades de recibir en su seno a estudiantes seglares. Dos de ellos eran familiares foráneos de obispos y completaron sus estudios en este colegio Seminario. El Seminario de Santiago de los Santos Ángeles Custodios. Instituto Chileno de Investigaciones Genealógicas.. Santiago. . 1584-1984”. en: Anuario de Historia de la Iglesia en Chile.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El Seminario de Santiago se fundó en 1584. “El Seminario de Santiago. 31 Centro de exalumnos del Seminario de Santiago. los otros tres estudiaron en él en la segunda mitad del siglo XVIII. Raimundo. haciéndose cargo luego del Seminario los canónigos de la catedral de Santiago. 791.154 - . Esta unión duró sólo cuatro años. Durante el siglo XVIII. Santiago. Santiago. N°2. y lo fundió con el Convictorio de San Francisco Javier. pp. N° 21. En 1625 el obispo Francisco Salcedo entregó la dirección del Seminario a la Compañía de Jesús. también Lira Montt. Arancibia Salcedo. Por lo que el Seminario de Santiago probablemente fue fundamentalmente el centro de formación sacerdotal del clero parroquial.31 Aunque se había fundado para la formación del clero. Luis. lo hicieron sólo cinco de los treinta y cuatro prebendados del mismo coro y también nativos del obispado de Santiago estudiaron en el Seminario de la diócesis.30 y tuvo una existencia constante a lo largo de la época colonial. 2 vols. Imprenta Artes y Letras. De esta breve unión heredó el Seminario un buen plan de estudios basado en la Ratio Studiorum jesuita. Ediciones Sociedad de Historia de la Iglesia. pp. en: Revista de Estudios Históricos. 1984. “Los colegios reales de Santiago de Chile”. Recuerdos testimonio de veneración y gratitud de sus exalumnos.1976. estudiaron en el Seminario solamente tres de los dieciocho prebendados del coro de Santiago nativos del obispado. En la segunda mitad del siglo XVII. 1957.

1 Grados universitarios de los prebendados de Concepción Entre los nativos del obispado de Concepción no abundaron los grados universitarios. De dos prebendados sólo sabemos que eran chilenos. Más aún los obispos los recomendaban por sus virtudes personales. La desproporción entre presentados y las cuatro sillas del coro a ocupar es evidente en un período temporal tan corto. De siete de los prebendados se sabe que no estudiaron. Chile. otros dos eran maestros en teología. Cuatro nacieron en la ciudad de Concepción. Origen geográfico de los prebendados Todos los prebendados presentados fueron nativos del reino de Chile. . Uno 1 AGI. 463. La explicación la hallaremos en la relación del cabildo eclesiástico con la Monarquía en este período. uno en Angol. uno nació en Quillota.155 - . pero aclarando que carecían de estudios o eran de muy bajo nivel intelectual. según lo muestran las cédulas de presentación para este cabildo eclesiástico.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 8 El cabildo eclesiástico de Concepción (1650-1700) Entre 1650 y 1700 fueron presentados por el Rey veintitrés clérigos presbíteros al cabildo eclesiástico de Concepción. pero no su ciudad natal (figuran como nativos de lugar indeterminado en Chile en el Gráfico 1). Gobierno. En todo el siglo XVII ningún foráneo al reino fue presentado por el Rey en las prebendas de este coro. tres en Chillán. y de otros seis tenemos la seguridad por sus datos biográficos que habían nacido en el obispado de Concepción pero desconocemos con exactitud la ciudad (figuran como nativos de lugar indeterminado del obispado de Concepción en el Gráfico 1). De la ciudad de Santiago eran nativos seis de los presentados.

el otro en el colegio de los jesuitas. .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 había estudiado en el Seminario de La Imperial.156 - . uno en el colegio Santo Tomás. Dos eran doctores en teología y habían estudiado en Santiago. Sólo Pedro de Camus era doctor en ambos derechos por la Universidad de Lima (ver gráfico 2).

De los otros tres se desconoce el grado universitario. pero de uno de ellos sabemos que estudió con los jesuitas. siglos XVII-XIX. uno egresado del colegio Santo Tomás. De los veintitrés canónigos. Santiago. sabemos que uno era doctor en teología.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Con respecto a los nativos del obispado de Santiago. Para facilitar la comprensión del desarrollo de la carrera eclesiástica de los prebendados del coro de Concepción incluimos el siguiente mapa de 1777 compuesto por Tomás López. dos eran nativos de Concepción. pero no donde estudió. De estos últimos.2 Extraído de Instituto Geográfico Militar. lámina 5. 2 . 1981. tres de Santiago y del otro se sólo sabemos que era chileno. otro del colegio de los jesuitas y de los otros dos desconocemos el colegio de obtención del grado. Atlas cartográfico del reino de Chile. sólo uno era doctor en ambos derechos y siete eran doctores en teología. cuatro eran doctores en teología. del otro se ignora directamente el grado universitario (ver gráfico 3). reproducción del original de la Biblioteca Nacional de Chile.157 - . Uno había estudiado en el Seminario de Santiago. Sobre los otros dos chilenos de los que no se conoce exactamente el lugar de nacimiento.

13 Ibidem. 432 vta.9 No conocemos la carrera previa a la presentación de Juan Gómez de Osorio y Rivadeneira como canónigo de Concepción en 1651. leg. leg. 31. f. Gobierno. 10 AGI.. Aunque nunca figuró en listados de candidatos y consultas de la Cámara de Indias. 28.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Carrera precapitular eclesiástico de los prebendados del cabildo De cura a canónigo En esta época. 22. 6 Muñoz Olave. 7 AASCH. hubo algunos para los que el ascenso al cabildo eclesiástico marcaba el final de su carrera. AGI.7 Ángel Peredo y Francisco de Meneses8 y por el obispo Loyola y Vergara. 22. 164.5 nombrado por el obispo Dionisio Cimbrón.10 pero había levantado relación de méritos en Madrid.. Gobierno. Chile.. Chile.12 Ya canónigo empezó a ser considerado en sexto y séptimo lugar para las dignidades de Santiago. op. Así lo fue para Antonio Espinosa. 8 Ambas recomendaciones en AGI.11 y figuraba en el primer y segundo lugar en los listados de candidatos de la Cámara de Indias para canonjías de Concepción. cit. Secretaría del obispado. Gobierno. Secretaría del obispado.3 No consta que obtuviera ningún grado universitario. 9 AASCH. nacido en Concepción. f. Dentro de este grupo distinguimos los que ascendieron posteriormente a Santiago y los que sólo sirvieron en el coro de Concepción. leg. Fue cura y vicario del fuerte de San Cristóbal. la posesión en propiedad de un beneficio eclesiástico se manifestó como la vía de acceso al cabildo eclesiástico. Rasgos biográficos.6 Había sido recomendado para prebendas por los gobernadores Pedro Porter Casanate. y en 1651 ganó por oposición el curato del Sagrario de la catedral.13 noticia que conocemos por la cita de la carta en los listados AASCH. fue presentado en 1673 a una canonjía de Concepción. y esto no varió aunque el obispo Cimbrón avisó a la Cámara de Indias en 1658 que: “Hizo dejación de su canonjía y no la sirve”.. 139. 12 Ibidem. f. p.4 Desde 1659 fue además canónigo rezante. 22. 11 AGI. Gobierno. 3 4 . 5 Ibidem. Chile. 463. Secretaría del obispado.158 - . 195. Chile. Reinaldo. De Concepción a Santiago Entre los curas de Concepción. 166.

159 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .

25 Silva Cotapos. en un escrupuloso respeto del sistema de ascensos establecido. Gobierno. 17 AGI. 164. ANH. y fue de grandísima importancia la resolución autoridad y elocuencia de este sujeto para sosegar lo uno y estorbar lo otro en que hizo a Vuesa Majestad un muy señalado servicio. de uno y otro hizo demostración en el suceso del tumulto que depuso del mando a Don Antonio Acuña de Cabrera. 463. 463. Escribanos 311.24 a la que fue presentado en septiembre. 23 AGI. 20 Muñoz Olave. vol.. 22.25 de la que nos consta que tomó posesión. 16 AGI. 470. en enero de 1663 el gobernador del reino Ángel Peredo lo había recomendado eficazmente al Rey: Procede con suma integridad aceptación y prudencia. p. p. 14 15 . 22. Chile.23 en mayo fue consultado en primer lugar por la Cámara de Indias para la maestrescolía. cit. 19 AGI.20 A partir de 1660 figura en los primeros cinco lugares de los listados de candidatos de la Cámara de Indias exclusivamente para las dignidades del coro de Santiago21 y en ternas de consultas para las mismas prebendas.. Pese a esto. fue ascendido al arcedianato de Concepción en 1663 y en 1667 al deanato..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de candidatos. 21 AGI.160 - . también de este legajo obtuvimos los datos biográficos anteriores... Gobierno. Chile.. op. Lista. y pronto fue nombrado visitador general del obispado. 49. 22 AGI. Chile. cit. gobernador de este reino. 2. Chile. op. 2. 24 AGI. 463. Gobierno.18 Era además el hombre de confianza del obispo Diego Zambrana Villalobos. Gobierno. Gobierno. Chile. Es sujeto de aventajadas prendas conocida virtud y lucidas letras.. Carlos. Gobierno.. nacido en Concepción.22 Ascendió a la tesorería de Santiago en marzo de 1663. procurando aquietar el tumulto y asegurar la vida al gobernador como a imagen de Vuesa Majestad.15 comenzó su carrera eclesiástica como cura y vicario de Arauco. Chile. Es Ambos ascensos en AGI. Antes de 1648 ya era canónigo de Concepción. 18 Ibidem. Gobierno. su provisor y vicario general19 y albacea.14 Entre los que ascendieron a Santiago encontramos a Rodrigo Arias de Umaña. Este es uno de los casos en que el ascenso a la tesorería tuvo como finalidad la presentación a la maestrescolía. Reinaldo. Chile. Gobierno. Chile. Rasgos biográficos. Por otro lado.16 en 1648 fue presentado al arcedianato17 y en 1651 al deanato. a que se opuso Don Rodrigo Arias con notable valor y peligro de su vida. 19.

nombrado en ambas funciones por el obispo Diego Zambrana Villalobos. Allí la sede vacante lo nombró Visitador de Cuyo. Gobierno. Chile. 30 AGI. 36 AGI. Gobierno. 33 AGI. 51 28 AGI.. Gobierno. Chile. 29 Ibidem. Reinaldo. 455. 2. Gobierno. 22.33 A partir de 1651. por su parte. 32 Ibidem. 96..34 Fue presentado a una canonjía de ese coro antes de 1655.35 que renunció.. Chile.32 muriendo en el ejercicio de esa prebenda. la sede vacante lo nombró canónigo interino.36 trasladándose a Santiago e incardinándose en esa diócesis. Gobierno. 96. op. Charcas. figurando desde esa época en quinto lugar en los listados de candidatos de la Cámara de Indias para dignidades de Concepción. Charcas. 38 AGI.37 y estando en el ejercicio de ese cargo fue presentado a una canonjía en Santa Cruz de la Sierra en 1657. había sido cura en los fuertes de la frontera indígena27 antes de que el obispo Luis Jerónimo Oré lo nombrara cura del Sagrario de la catedral:28 Por la necesidad que había en esta ciudad de la Concepción de hombre de semejante virtud y suficiencia y buen ejemplo. Muñoz Olave. Rasgos biográficos. cit. 723. Gobierno. El maestro en teología Pedro Artaño. 164. Gobierno. 43. Muy 29 idóneo en la lengua de este reino de Chile. 31 Ibidem. 34 AGI.39Álvarez de Toledo fue el único canónigo de Concepción que ascendió a otro coro que no fuera el de Santiago. Una mención especial merece Domingo Sarmiento. Gobierno.161 - . 35 AGI. 164. 37 AGI. Gobierno. Lima.38 ascendiendo en ese coro hasta el deanato en 1669. 39 AGI. En 1634 fue presentado como canónigo de Concepción30 y ascendió primero a la tesorería31 de Santiago y luego a la chantría. Charcas. 303..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 digno de que Vuesa Majestad le honre con una de las iglesias de 26 las Indias que será premio de sus méritos. Francisco Álvarez de Toledo recién ordenado sacerdote fue visitador general del obispado y cura interino del Sagrario de la catedral. 26 27 . Chile. quien antes de entrar al cabildo eclesiástico de Concepción sirvió en diferentes AGI. Gobierno. p. además. Chile. Chile.

el Rey lo presentó al arcedianato de Concepción en 170948 y al deanato en 1712. 51 AGI. cit.45 quien se entrometía además en la jurisdicción civil. El segundo.162 - . 52 AGI. Fue también cura de Chillán y del Sagrario de Concepción. 164. 53.47 y lo fue durante ocho años. Los gobernadores de Chile Tomás Marín de Poveda y Francisco Ibáñez de Peralta informaron al Rey negativamente sobre el desempeño de Sarmiento. Indiferente General. 123. 49 Ibidem.50 murió en el ejercicio de esa función y del deanato en 1727. Chile. 40 41 .. visitador general del obispado. leg. Juan de Necolalde y Francisco Escandón... Gobierno. vicario foráneo de los fuertes de la frontera. El primero. Rasgos biográficos. pp. 440. Lima. 103. y canónigo rezante del Todos los datos han sido extraídos de AGI. 463... Chile. Chile. hacía todo lo que le decía Sarmiento.40 hasta ganar por oposición el curato de la catedral en 1689. diciendo que Fray Martín de Hijar. f.. op. op.42 Dos años después aparece consultado para las dignidades del coro de Concepción.46 Sin embargo. 48 AGI. 443 y 444. 50 Muñoz Olave. Gobierno. el cabildo eclesiástico lo nombró vicario capitular. 44 AGI. Chile. cura de Toquigua y Valdivia. Gobierno.. 164.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 curatos del obispado y en la administración diocesana. Chile. cit. Pese a las acusaciones. Secretaría del obispado. a la muerte del obispo Hijar. A partir de 1684 fue cura de Arauco. Gobierno. Gobierno.. Al llegar Fray Martín de Hijar como obispo de Concepción lo nombró en 1693 su secretario de cámara41 y provisor y vicario general. Reinaldo.51 La carrera de Pedro Careaga Elosu se inició con el nombramiento por parte del gobernador Martín de Mujica inmediatamente como capellán mayor del ejército52 después de su ordenación. Gobierno.43 en el que fue presentado a una canonjía. Gobierno. 39. 2. 45 AGI. lo acusaba de abusos en la administración eclesiástica.49 En la administración diocesana continuó siendo provisor y vicario general de los obispos Diego Montero del Águila. recayendo en Sarmiento el gobierno del obispado. 463. Rasgos biográficos. 164. Chile.44 Hacia el 1700. Chile. AASCH. 47 Reinaldo Muñoz Olave. 46 AGI. una enfermedad mantenía postrado al obispo Hijar. Gobierno. 43 AGI. 215. imposibilitado de ejercer el episcopado. 42 AGI. p.

en calidad de los sujetos de esta ciudad y por su virtud le elegí capellán mayor. e hiciera gran provecho en las almas de estos miserables 55 naturales. Francisco Ramírez de León (sus carreras las analizamos en el capítulo 10) y Pedro de Camus. Gobierno. yo le deseo obispo porque sosegará grandemente mi corazón si le viera en esta dignidad. 22. f. Gobierno. Lima. en virtud un ejemplo admirable y en pureza un ángel punto tan importante para freno a todos los feligreses que le estimo el mas esencial por el común vicio de estas provincias. Secretaría del obispado. y el sujeto lo merece o la merced que Vuesa Majestad sea servido de hacerle de otra 54 cualquier prebenda en las iglesias de estos reinos. A partir de esa fecha empezó a ser considerado en listados de candidatos sobre todo de canonjías en Concepción y de dignidades en Santiago. Chile. f. 22. Gobierno. Fue el secretario de cámara de Diego Zambrana Villalobos. Pedro de Lea Plaza. leg. 55 AASCH. leg.59 y a partir de entonces fue consultado dos veces para las dignidades de Concepción y otras dos veces para canonjías AASCH. En 1665 el Rey lo presentó a una canonjía de Concepción. 82. 56 AGI. Chile. 39. 53. Gobierno. 296 vta. él pretende el arcedianato de esta catedral que está vaco. Secretaría del obispado. También se hallan dentro de este grupo Francisco Mardones Lagos. AGI. 58 AASCH. fue el único que ascendió desde la administración diocesana de Concepción al cabildo eclesiástico de Santiago. 57 AGI. Semejantes recomendaciones le valieron la presentación a una canonjía de Santiago56 en 1648. 455.53 Sus contactos en Lima le consiguieron una recomendación del virrey marqués de Mancera en 1647: Hijo de padres beneméritos del reino de Chile y sujeto de muy buenas letras y mucho talento. 302 vta. f. de los servicios y méritos de sus padres y de los suyos consta pretende el arcedianato del obispado de la Concepción de Chile.58 quien además lo nombró canónigo rezante antes de 1650.57 Gabriel Sánchez Cabeza de Vaca. obispo de Concepción. Secretaría del obispado. quien no tomó posesión de su ascenso. 455. que está vaco. Chile. En el mismo año el gobernador Martín de Mujica lo recomendaba así: Muy docto en letras y de muy aceptada predicación. 53 54 .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 coro de Concepción.163 - . 463. 59 AGI. leg.

2. y en los siguientes siete años estuvo siempre entre los seis primeros lugares para canonjías y dignidades de Concepción y en torno al décimo y décimo cuarto lugar para dignidades de Santiago. en los primeros cinco lugares de los listados de candidatos ya fuera para canonjías o dignidades. Gobierno. leg. Chile. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de Santiago. y en consultas. 143. Gobierno. cuatro veces. fue considerado por la Cámara de Indias en los primeros cinco lugares de los listados de candidatos para canonjías de Santiago y entre el duodécimo y decimoséptimo lugar para dignidades de ese coro. 455. 65 AGI. lo que fue avisado a la Cámara de Indias por el obispo Humanzoro. Podemos ejemplificarlo con la carrera del cura de Mendoza. Gobierno. Chile. Jacinto Medina.62 También fue consultado en el primer lugar para canonjías de Concepción y en el tercero para canonjías de Santiago. Sólo sabemos que era doctor e intuimos contactos directos con la Cámara de Indias porque en 1657 figuró en primer en lugar en los listados de candidatos de la Cámara para una canonjía de Concepción. Gobierno. f. Secretaría del obispado. 2.60 Había muerto cuando le llegó la presentación a una canonjía de Santiago61 en 1673. 455. Chile. Entre los que no conocemos la carrera previa a la presentación regia a una canonjía de Concepción. 25. Gobierno. 2. AGI. 67 AGI. En AGI. Chile. 66 AASCH. 64 AGI.66 Sin embargo en 1678 aún figuraba en el primer lugar en una consulta de la Cámara de Indias para la tesorería de Santiago. Chile. 60 61 . Chile.65 pero en 1673 aún no había tomado posesión por enfermedad. 164. 164. 62 AGI. Chile. se encuentra Gaspar Diez Hidalgo. Gobierno.67 De curatos de Santiago al coro de Concepción Desarrollaremos más en su contexto histórico en la segunda parte de este capítulo el proceso de estas presentaciones. quien sirvió ese beneficio desde 1653. Desde 1665 se lo consideró también para el coro de Concepción.63 Fue presentado como canónigo de Concepción antes de 166464 y en 1665 ascendió a una canonjía de Santiago. sin embargo es importante destacar aquí que la Monarquía en este siglo estableció la posibilidad de ascensos desde curatos de Santiago al cabildo eclesiástico de Concepción. 63 AGI.164 - . Hasta 1664.

lo que ocurrió en diciembre de 1681. y para la tesorería de Santiago. 68 69 . p.. En la segunda parte de este capítulo profundizaremos más en este tema en el contexto político de relación del cabildo eclesiástico con la Monarquía. Chile.68 Así fue como ascendió desde el curato de Mendoza al arcedianato de Concepción en noviembre de 1681. Gobierno.76 figura además a partir de 1669 y hasta 1674 en tres consultas de canonjías y una del arcedianato de Con- AGI. Chile. Diccionario. Luis. A partir de 1673 figura en los listados de candidatos de la Cámara de Indias73 para canonjías de Santiago y de Concepción. Gobierno. Chile.165 - .. 70 Ibidem. natural de Angol. p.. 164. diez curas y dos capellanes de la Audiencia figuran en los listados de candidatos de la Cámara de Indias para canonjías de Concepción. 75 Arancibia Salcedo. op. 73 AGI.. Los curas consultados no presentados Distinguimos entre los curas del obispado de Concepción y Santiago que figuraron en listados de candidatos y consultas para el cabildo eclesiástico de Concepción. 53. donde ascendió hasta el arcedianato.. nombrado por la sede vacante.75 y visitador general del obispado desde 1666.. 463. 164. cura del Sagrario de Santiago a partir de 1654. 71 AGI.71 Lorenzo Armijo. Abrazó la carrera eclesiástica y fue cura doctrinero en el obispado de Santiago en varias doctrinas. aunque no tomó posesión por muerte... Gobierno. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 1668 además el obispo Humanzoro lo nombró visitador general del obispado. si no indicamos lo contrario. Chile. Del obispado de Santiago.72 se estableció con su familia en Santiago después de la gran sublevación.74 le valió la presentación como canónigo de Concepción. y desde 1659 además visitador general del obispado. Parroquias. Chile.. Gobierno. op. 72 Los datos biográficos de Armijo. cit. cit. AGI. Muy benemérito para emplearle en una silla de la dicha catedral”. Raimundo.69 para en realidad poder ser ascendido a una canonjía de Santiago. 164. 74 Ibidem. En 1677 una recomendación del obispo Fray Diego de Humanzoro: “El clérigo más antiguo y de más autoridad de aquel obispado.70 de la que no tomó posesión por muerte. 166. los hemos extraído de Prieto del Río. 164. 76 AGI. Sólo Gabriel Morales Negrete.

77 Las fechas coinciden con las noticias tenidas en la Cámara de Indias de que los presbíteros santiaguinos ascendidos a Concepción no tomaban posesión de las prebendas personalmente (desarrollaremos más este aspecto en la segunda parte del presente capítulo). Juan Ruelas fue provisor y vicario general en 1662. la impotencia por no poder imponer las decisiones tomadas 77 AGI. Gobierno. Pero la verdadera razón del conflicto entre ambas instituciones giraba en torno al control del cabildo eclesiástico. y los siete restantes a curatos de todo el obispado. . siete de Santiago y tres de Concepción. Chile. A partir de 1678 y hasta 1705. Los tres curas lo fueron en la década de 1640. ninguno formó parte de una terna de consulta. uno al curato de Santa Ana. 2. y figuran en listados de candidatos hasta 1657 de canonjías de Santiago y de canonjías y dignidades de Concepción. no fue sin embargo presentado. Los curas considerados pertenecían dos al Sagrario de la catedral. La controversia se manifestó por un lado.166 - . en la desobediencia de los canónigos de Concepción y Santiago al negarse a tomar posesión de los ascensos para los cuales eran presentados por el Rey. en la tozudez de la Cámara de Indias en ignorar los reclamos locales. la carrera de Morales Negrete confirma nuestra interpretación de los hechos ya que siendo cura del Sagrario y visitador general. sólo figuraron en los listados de candidatos. Por otro. sólo figura en listados de candidatos de dignidades.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 cepción. Todos figuraron en los listados de candidatos de vacancias de los cabildos eclesiásticos de los dos obispados. Obediencia a la Monarquía: el cabildo eclesiástico de Concepción a fines del siglo XVII A partir de 1660 se desarrolló un enfrentamiento entre el cabildo eclesiástico de Concepción y la Cámara de Indias por la provisión de las prebendas de ese cabildo. Con respecto a los presbíteros de Concepción. se trata de tres curas y de Juan Ruelas Sandoval. aunque consultado en el primer y segundo lugar para canonjías de Concepción. y a partir de 1672 figura en dos listados de candidatos de canonjías para Santiago y tres para Concepción. provisor y vicario general. Así. En 1698 otros dos curas de Concepción figuraron en listados de candidatos de la Cámara de Indias para canonjías y dignidades exclusivamente de Santiago. la ignorancia en España de lo que pasaba en Concepción.

Gobierno. Chile. la pasividad de los gobernadores del reino. que convirtieron al cabildo eclesiástico de Concepción en una trinchera de la Iglesia local. AGI. tengo entendido que esto proviene de que las mercedes que Vuesa Majestad se sirve hacer de los prebendados de ella recaen en clérigos que están en la ciudad de Santiago los cuales gozan allí sus comodidades haciéndose residir por sus podatarios en la catedral de Concepción hasta tanto que los promueven a otra Iglesia y no dudo que si estas mercedes se hicieren en sacerdotes vecinos de la Concepción que hay muchos que actualmente sirven en los curatos de aquel ejército asistieran en aquella Iglesia con la puntualidad a que son obligados..000 km de distancia..79 Lo interesante es que lo que citamos fue a la vez una cita de la carta del virrey del 22 de septiembre de 1671 que bajó a la Cámara de Indias con la siguiente recomendación regia: 78 79 AGI. . 22. El asunto de la falta de residencia de los prebendados de Concepción llegó también hasta Lima. Gobierno. El virrey Conde de Lemos tuvo que responder por esta situación y lo hizo en los siguientes términos: En cuanto a que por la pobreza de aquella Iglesia la han desamparado sus prebendados. Los primeros antecedentes de la problemática los conocemos a través de una carta del gobernador de Chile al Rey. gobernada por medio de vicarios capitulares o gobernadores que eran a la vez las dignidades del cabildo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 a 13. En 1663 escribía Ángel Peredo refiriéndose a la Iglesia de Concepción: Hoy se halla esta misma Iglesia sin prebendados con solo el deán y dos clérigos que asisten a los oficios divinos a título de prebendados en interin y aunque Vuesa Majestad fue servido de proveer un arcediano y canónigo estos dos sujetos no han venido a esta Iglesia aunque tienen aceptados los puestos. Es la causa que viven en la ciudad de Santiago donde tienen comodidades con que pasar y sienten venir adonde no hallarán ninguna respeto de no tener congrua con que sustentarse porque desde el alzamiento hasta hoy no ha habido rentas eclesiásticas por haberles faltado con aquel infortunio. 164. Chile.167 - . la ausencia prolongada de la sede vacante. En esta atención ha parecido proponer a Vuesa Majestad sujetos beneméritos de esta misma Iglesia para las 78 dignidades y prebendas de ella.

y es digno 86 de que Vuesa Majestad le promueva al deanato que está vaco.80 Diez años después la situación no había cambiado.83 Pedro de Camus ocupó el lugar de Mardones nombrado también por el obispo Loyola canónigo rezante de la catedral de Concepción.81 Antes había sido canónigo rezante82 nombrado por el obispo Francisco de Loyola y Vergara. 2. f. hijo de padres notoriamente nobles y de legitimo matrimonio es de 34 años de edad tiene diez de sacerdote. Gobierno. 85 Ibidem. nombrado por el mismo obispo. Mardones era además el provisor y vicario general del obispado.168 - . graduado de Maestro en Artes y de buenas letras. 86 Ibidem. Ibidem. 82 AGI. 423 vta. En 1666 había contado con la recomendación expresa del gobernador Francisco Meneses para el arcedianato de Concepción: “Y para el arcedianato al licenciado Francisco Mardones que es canónigo habitual de ella”. 22. prebenda que ocupaba desde 1667. Gobierno. f. Chile.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Y téngase presente en la Cámara de Indias lo que el virrey representa acerca de la causa porque los prebendados de la Concepción de Chile no asisten a la obligación de su residencia para cuando se consulten las prebendas de aquella Iglesia. En 1673 el cabildo eclesiástico de Concepción seguía compuesto por un solo individuo presentado. f. leg. pero es entendido en la práctica y judicatura para el oficio de provisor que hoy tiene y ejercita con desinterés y buen nombre. el ahora arcediano Francisco Mardones Lagos. el único clérigo en este obispado que se pone en el púlpito y con acierto. a quien recomendó a la Cámara de la siguiente manera en 1672: El Maestro Pedro de Camus. 431 vta. 22. quien lo había recomendado al Rey para el deanato de la catedral de Concepción85 de la siguiente manera: Hijo legítimo de padres nobles sus estudios son moderados. Gobierno. Secretaría del obispado. Chile. Chile. 66. AGI. 84 AASCH. 80 81 . 425 vta. hoy hace oficio de canónigo interinario rezante. Muy digno de que Vuesa Majestad le nombre prebendado de esta Iglesia y en la de Santiago y en otra mayor merece ser honrado por 84 Vuesa Majestad. 83 AGI.

El 27 de noviembre de 1680 el gobernador de Chile Juan Henríquez. honrándome en ella con la dignidad de deán. que está promovido a la teso- AASCH. habiendo reparado que no hay en ella otro prebendado sino yo. sino que en 1673 lo ascendió a una canonjía de la catedral de Santiago. 87 . La Cámara de Indias ascendía a Mardones en Santiago y a Urbina en Concepción suponiendo que se cumplían las presentaciones normalmente. de la verdadera causa por la que Mardones seguía negándose a salir de Concepción: Sirvióse Vuesa Majestad de hacer merced del deanato de la Iglesia catedral de Concepción al licenciado Don Francisco de Urbina en lugar del licenciado Don Francisco Mardones. tomó cartas en el asunto informando al Rey de la situación en su calidad de vicepatrón. y siendo así que la he servido mas de once años. 29.89 clérigo del obispado de Santiago presentado en 1673 para una canonjía de la catedral de Concepción de la que había tomado posesión por poderes. 463. que Mardones no aceptó en los siguientes términos: Esta Iglesia. leg. me hallo obligado a postrarme a los reales pies de Vuesa Majestad suplicándole humildemente. 89 AGI. es la mas pobre que tiene Vuesa Majestad en lo dilatado de su Monarquía.. sea servido tener por bien de que yo me quede en esta Iglesia. y. Secretaría del obispado. 455.87 Mardones. carta de Francisco Mardones al Rey del 23 de mayo de 1674.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Pero en los ascensos inmediatamente posteriores. pero para la tesorería de Santiago. En 1678 le llegó un ascenso. Chile. hasta que Vuesa Majestad mande otra cosa. único prebendado de ella. no fue a tomar posesión de la canonjía de Santiago. Chile. permaneciendo en Concepción como arcediano y provisor. apenas y con mucha miseria me sustento: Hállome en la patria donde nací entre mis deudos que me socorren en las comunes necesidades. Señor. el inconveniente que tiene quedar solo sin su cabildo. el Rey no lo consideró para ese deanato. Por esta causa y las que tengo representadas. 88 AGI. Gobierno.169 - . 8 y 9. Gobierno. a que se junta que el venerable obispo de esta catedral. simplemente. me ha puesto a la vista el embarazo para la aceptación.88 mientras que el apetecido deanato de Concepción lo recibía Francisco de Urbina. y puede mas la corta salud para mudar temperamento. ff. sin pisar nunca la ciudad. ni prebendado alguno con quien formarle. con la edad adelantada.. que el vilipendio de la necesidad referida que padezco.

Gobierno. En realidad Camus envió una carta de recomendación de clérigos del obispado para el cabildo eclesiástico de Concepción en la que expuso la situación de los prebendados santiaguinos: He propuesto los contenidos para que siendo Vuesa Majestad servido de presentarlos en las canonjías vacas de esta Iglesia cesara el gran inconveniente que se sigue se provean en clérigos del obispado de Santiago que no las pretenden sino porque les sirvan de grada para ascender a las sillas de aquella catedral como lo ha mostrado la experiencia. 94 AGI. Y me parece que Don Francisco Mardones nunca pasará a esta Iglesia por estar bien hallado en la de Concepción.93 El deán Mardones era además desde 1677 el vicario capitular del obispado por muerte del obispo Loyola. Y de pedimento de Don Francisco de Urbina. Chile.92 que rechazó y se lo comunicó a la Cámara. pues habiendo Vuesa Majestad presentado por canónigo de esta Iglesia a Don Juan Olivares el año de ‘674 . 455. Gobierno. 23. Chile. Ninguno de los tres favorecidos había acudido a tomar posesión de las prebendas. 164. La situación fue denunciada el 10 de octubre de 1688 por el arcediano Pedro de Camus.90 Finalmente Mardones fue presentado para el deanato de Concepción en 1678. Chile. que con haberlos AGI. Gobierno. quien murió siendo obispo electo de Santa Cruz de la Sierra.91 y en 1681 para la mastrescolía de la catedral de Santiago.. Gobierno. Lorenzo Armijo y Jacinto Medina. los oficiales reales de la ciudad de Concepción para cobrar el derecho de mesada requirieron a Don Francisco Mardones que aceptase la merced de Vuesa Majestad y respondió que Vuesa Majestad le concedía facultad por su título para que aceptase dentro de tres años y que de presente no podía hacer la aceptación porque se hallaba enfermo y que en estando mejor tomaría la determinación que le conviniese. Gobierno.. 164.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 rería de la Iglesia catedral de Santiago. AGI. Chile. 92 AGI.170 - . dilató la posesión que fue por poder hasta el de ‘677 y el de ‘681 lo obligó el Capitán de Artillería Don Juan Henriquez que gobernaba este reino a que viniese a servir su prebenda o que la renunciase y juntamente a Don Francisco de Urbina. 455. 90 91 . ahora gobernador del obispado de Concepción nombrado por el obispo electo Fray Luis Lemus Usategui. Chile. 93 AGI.94 Mientras tanto la Cámara de Indias había continuado consultando a presbíteros de Santiago para las vacancias de Concepción.

Y todas las presentaciones de estos dos sujetos se remitieron en las primeras ocasiones que hubo próximas a la fecha de ellas y no ha recibido aviso de su recibo. Entre los que no tomaron posesión. la Cámara los había hecho suponiendo que se había desarrollado normalmente el proceso de ascensos. tratando de reconstruir el camino de los nombramientos de Armijo y Medina. Chile. probablemente con estas noticias en febrero de 1684. La situación era tan confusa en esa época para la Cámara de Indias como para nosotros hoy. En noviembre de 1683 una circular interna resumía el estado de la situación y en ella se explica que los ascensos de Mardones. 97 AGI.98 La respuesta es elocuente: La primera presentación que se expidió a favor de Lorenzo de Armijo (que fue de una canonjía de la Concepción) se despachó en 22 de noviembre del 1677 y en 10 de diciembre de 1678 la promoción al arcedianato de la misma Iglesia. en la Cámara de Indias no se sabía que consultar ni se entendía que había pasado. los que nunca fueron a Santiago y los que no salieron de Concepción. Gobierno.96 escribano público y de cabildo de Concepción.95 La Cámara supo además en 1681 por una carta de Juan Velarde. 98 Ibidem. Chile. Olivares. los que murieron.97 El tema se replanteó. a modo de investigación interna dentro de la Cámara. Y en 7 de agosto de ‘681 la de deán y últimamente la de canónigo de Santiago en 30 de noviembre de ‘681. Gobierno. Y en la Secretaría no hay por donde pueda constar donde AGI. Urbina. Chile. según lo aseguraban los rumores de los que Velarde se había hecho eco.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 hecho Vuesa Majestad canónigo. Gobierno. Medina. Armijo. que se habían producido desde 1671. AGI. 164. arcediano y deán de esta Iglesia jamás entraron en ella. 66. 95 96 . Jacinto Medina fue sucediendo en todos sus ascensos a Lorenzo de Armijo de suerte que hasta en la canonjía de Santiago fue nombrado en segundo lugar para en caso que Armijo hubiese faltado. 164. La carta de Juan Henriquez de 1681 que hemos citado los puso sobre aviso de la situación y la Cámara resolvió por decreto del 14 de octubre de 1682 esperar nuevas noticias en los navíos que llegaban de Buenos Aires y suspender las provisiones del deanato y canonjía de Concepción.171 - . que Jacinto Medina y Lorenzo de Armijo no habían tomado posesión de su canonjía ni si quiera por apoderado probablemente por estar muertos.

de Santiago a Concepción y de Concepción a Santiago. que la mayor parte de las veces era solamente la propia (de ahí las decisiones en base a suposiciones). Si bien tomaron conocimiento de la situación a través de la carta del gobernador en la que recomendaba a beneméritos para las vacancias. Trabajaban además con un esquema de ascensos escrupulosamente respetado y al que se aferraban: de cura a canónigo. No consultaron las canonjías. Durante veinticinco años los nombramientos de canónigos estuvieron fuera de las manos de la Cámara. Con esta situación queda claro que la Cámara trabajaba a ciegas suponiendo que se cumplía en los cabildos. El mismo Juan Henríquez explica al Rey . nótese que para saber lo que pasaba en Concepción tuvieron que mandar a preguntar reiteradas veces a lo largo de los años. que a partir de 1684 y hasta 1695 ni siquiera consultó esas canonjías.172 - . nombrados por el obispo. por debilidad de gobierno o por encontrar oportuno (siguiendo tal vez la recomendación del virrey) dejar espacio a los requerimientos locales. Finalmente no les quedó más remedio que retroceder casi diez años en los nombramientos. En marzo de 1684 se decidió consultar las prebendas vacas de la Iglesia de Concepción. y actuar en base a ellas.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 estaban estos dos sujetos cuando fueron proveídos a sus prebendas mas de lo que se infiere por las relaciones de sus méritos (las cuales se traen) que en la Lorenzo de Armijo se dice era cura en el obispado de Santiago sin expresarse de que curato. la dificultad de las comunicaciones. la sucesión de ascensos. con la misma armonía que ellos trabajaban. vicario capitular y gobernador. desde 1670 hasta 1695 los canónigos del cabildo eclesiástico de Concepción fueron rezantes. El hecho es que nada ni nadie pudo mover a Mardones de Concepción. con un reconocimiento tácito de la situación. que siguieron siendo ocupadas por canónigos rezantes. al que ascendió Pedro de Camus. Una de ellas fue consultada en 1695 y proveída en Domingo Sarmiento. al punto que casi no pudieron justificar la razón de las elecciones de Armijo y Medina. y el funcionamiento de un engranaje administrativo que no se podía parar. alrededor de quince años después. La distancia del reino de Chile. y en la de Jacinto de Medina que lo era de la ciudad de Mendoza y que el año de 1668 había sido nombrado por visitador general de dicho obispado”. Queda claro asimismo que decidían sobre un clero que les era desconocido. dejaron quieto a Mardones y consultaron en 1684 el arcedianato. quien de facto era la autoridad máxima de la Iglesia local por ser el vicario capitular desde 1677 hasta su muerte. llevaba al sistema administrativo a aferrarse a la información que tenían. Prácticamente entonces.

y a Juan de Olivares. Finalmente la Cámara resolvió consultar la mastrescolía y una canonjía de Santiago. pero también de su propia posibilidad de hacerse obedecer a la distancia. y no quiso aceptar la mastrescolía de Santiago y una canonjía que está vaca está mandada erigir en magistral. el arcedianato de Concepción y enviar un despacho al obispo de Concepción para que informase la causa de por qué no se había provisto la canonjía magistral. Como los gobernadores anteriores del reino de Chile. Ibidem.100 No se dice ni una palabra sobre la actitud a tomar con Mardones. Gobierno. Si la Cámara consideraba al cabildo de esa iglesia como primera grada hacia Santiago. canónigo. Desde la óptica de los prebendados y clérigos de Concepción. la situación tiene que haber sido irritante.173 - . es decir en la frontera sur. arcediano. cuando en realidad la desobediencia al Rey era visible. y no nombraba a clérigos de la misma Concepción ¿qué expectativas de ascenso podían tener ellos? Es un hecho que el cabildo eclesiástico de Concepción no era apetecible para nadie en el siglo XVII. La Cámara de Indias de Indias estaba plenamente consciente de que Francisco Mardones actuaba en franca desobediencia.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 con muy poca vehemencia que a Mardones no le interesan los ascensos. Este análisis nos permite ver la insistencia machacona de la Cámara de Indias de ascender a Mardones a Santiago como un medio también de sacarlo de Concepción. Pareciera que la Cámara de Indias trató de dominar una situación que veía pero ante la cual tenía las manos amordazadas. 164. 100 . 99 AGI. conocía muy bien la situación. Ni siquiera él como vicepatrón intervino para exigir el cumplimiento de las disposiciones regias. Aparece por primera vez la mención a la canonjía magistral no erigida de Concepción pese a la real cédula que así lo disponía de 1677. Chile. En los listados de candidatos para la mastrescolía de Santiago de Chile en 1686 se habla de esta situación en los siguientes términos: Los prebendados de la Iglesia de la Concepción tienen ascenso a la de Santiago. porque de cuatro prebendas que hay en aquella Iglesia el deán es Don Francisco Mardones. y hasta 99 ahora no ha venido la nominación. pero no se propone mas que a Don Pedro de Camus y Cevallos. por cédula de 31 de diciembre del año 1677. Juan Henríquez pasaba gran parte del año en Concepción. y no simplemente como un sistema que funcionaba armoniosamente y producía nombramiento tras nombramiento.

según lo comunicó al mismo Camus en real cédula del 9 de agosto de 1690. Además. Olivares era canónigo presentado desde 1674. para que no se hubiese ejecutado el orden de Vuesa Majestad y respondió que no había tenido noticia de la cédula citada e hizo diligencia con Don Francisco Mardones deán de aquella Iglesia. Una real cédula del 5 de abril de 1689103 pedía explicaciones de lo sucedido a José de Garro. p.174 - . conforme a lo dispuesto por la real cédula inserta de 31 de diciembre de 1677. cura de Concepción. En su respuesta del 15 de septiembre 1690 el presidente explicaba así la situación: Habiendo recibido la real cédula de Vuesa Majestad de 5 de abril del año pasado de 1689 en que me ordena informe los motivos que ha habido para no haberse erigido en la Iglesia de la Concepción una canonjía de presentación en magistral. p. 1920. A través de él se enteraron en la Cámara de Indias que nunca se habían mandado los autos de las oposiciones a la canonjía magistral porque no se había erigido en magistral ninguna canonjía.101 La Cámara de Indias consideró las dos medidas como abusivas. 456. en cuanto a la oposición a los canónigos provenientes de Santiago y la imposición de locales en el coro de Concepción. presidente de Chile. no tiene autoridad para hacerlo. 5. pretendiendo una canonjía vaca en el coro de su obispado. ascendió a la canonjía desde el curato de Valparaíso. Recuerdan a Camus que él. y como en los años anteriores no se había ausentado. 1650-1699. En 1688 Camus suspendió en su canonjía a Juan Olivares. Hice despacho para el gobernador del obispado encargándole me avisara de la causa que había habido. la Cámara consideraba que podía hacerlo. tal como lo había mandado el Rey en 1677. aunque gobernador del obispado.102 ya que era legítima una ausencia de cuatro meses. 101 102 . Santiago. por pasar más de ocho meses ausente de Concepción. Cedulario II. Camus había nombrado dos canónigos rezantes. Pedro de Camus. Gobierno. y la falta de prebendados.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 La situación no cambió mucho con el nuevo gobernador del obispado de Concepción. Ordenaron a Camus la reposición de Olivares en su canonjía y que en lo sucesivo el nombramiento de los canónigos rezantes lo hiciera el vicepatrón usando el derecho de patronato del Rey. 103 Ibidem. Imprenta de Chile. en 1689 se encontraba en Madrid Fernando Erice. Ante la ausencia de Olivares. AGI. 458. Colección de documentos históricos del Archivo del Arzobispado de Santiago. Chile.

cit. En 1700 llegó la presentación para Francisco de la Barra y Alfaro. Había obtenido el segundo lugar en la terna y pidió al Rey la presentación sin que mediara una nueva oposición. Convocar oposiciones a la canonjía magistral implicaba atraer opositores de otros obispados. podemos interpretar los hechos de otra manera.108 lo que le fue concedido. en el contexto que estamos desarrollando. Pero. Y sobre esta diligencia lo que me resta que obrar es. AGI. AGI. Fue un peruano. en realidad no abundaban en el reino los doctores. No era imposible entonces que un opositor fracasado de Santiago hubiera sido presentado en Concepción.106 Mientras estos buenos deseos se cumplían. 106 AASCH. La real cédula de 1677 sostenía que se erigía en magistral para que el clero se aplicara a los estudios y hubiera sujetos para cubrir las vacancias del coro y para prelacías. sólo que siete meses después de su muerte. tal como a través de las circunstancias y la desobediencia lo había impuesto la iglesia local. pero natural de Concepción. Chile.. Por fin. Gobierno.. Las oposiciones a una canonjía magistral estaban reservadas a doctores en teología que no abundaban en Concepción. 67. Chile. en 1701. Francisco de Quevedo y Zaldivar.. las oposiciones a las canonjías magistral y doctoral de Santiago tuvieron tres opositores cada una. De hecho. instar sobre el cumplimiento de la nueva cédula y que se proceda a poner edictos 104 para la oposición de la canonjía magistral. 24.. sobre todo santiaguinos.175 - . Colección de documentos históricos 1650-1699. 107 AGI. parece que en Concepción consideraron mejor esperar a que los clérigos llegaran titulados para erigir la canonjía. 455. p. 108 Ibidem. tal como lo había ordenado el Rey. 323. y también respondió que no había llegado a sus manos. op. veinticuatro años después de la primera real cédula que había dispuesto la creación de esta canonjía de oficio. En 1701 fue presentado Alonso del Pozo y Silva natural de Concepción. Chile. El hecho es que la real cédula de 1677 no se cumplió y la de 1690 fue obedecida en 1697.105 quien resultó favorecido con la canonjía doctoral. había un canónigo magistral en Concepción. Gobierno. Es posible que la real cédula de 1677 no hubiera llegado a Concepción por los problemas de comunicación generados por la distancia. 104 105 .107 cuando el obispo Fray Martín de Hijar y Mendoza convocó por primera vez las oposiciones.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 sobre que exhibiese la cédula si la había recibido. Gobierno.

Los santiaguinos iniciaban la carrera capitular en Concepción y ascendían desde allí a Santiago.111 Había rechazado en 1699 el ascenso a una canonjía de Santiago con la que el Rey lo había distinguido.. N° 8. Primero lo hizo por medio del vicario capitular Mardones entre 1677. Rasgos biográficos. 112 AGI.176 - . uno por ascender después de muerto.113 cargo que ocupó hasta 1711 cuando Diego Montero del Águila tomó posesión del obispado. op. todos curas del Ruz Trujillo. ¿Cómo reaccionó el clero chileno ante esta política eclesiástica? De los siete nativos del obispado de Santiago presentados. La renuncia al obispado que hiciera Fray Luis de Lemos y Usátegui antes de tomar posesión. pp. “Sede vacante en Concepción. Chile. pero dejaron hacer en Concepción.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Los gobernadores del reino informaron al Consejo de Indias. Además un cura de cualquiera de los dos obispados podía ascender al cabildo eclesiástico de Concepción.112 En 1704 Domingo Sarmiento fue elegido por el cabildo eclesiástico vicario capitular por la muerte del obispo Hijar y Mendoza. 87. p. en: Anuario de Historia de la Iglesia.109 y gobernó la Iglesia el cabildo sede vacante. 1990. 111 AGI. La Monarquía vinculó los cabildos eclesiásticos de Santiago y Concepción por medio de un sistema de ascensos mutuos. pero en un estricto respeto de los ascensos establecidos entre los dos coros. Para los santiaguinos. Entre 1650 y 1700 hubo veintitrés canónigos presentados en el coro de Concepción trece de los cuales eran nativos de ese obispado. Gobierno. 440. Gobierno. Fernando. 1677-1695”. de siete canónigos rezantes.110 convirtió a Camus en la autoridad máxima de la Iglesia local hasta 1695. ninguno tomó posesión personalmente de su prebenda. el coro de Concepción fue considerado tan sólo como un ascenso a Santiago.. cit. 110 AGI. Seminario Pontificio Mayor.Reinaldo. Chile. Gobierno. Estas ausencias fueron paliadas en Concepción con el nombramiento. 25-36.. Ese mismo año fue presentado como deán de la catedral de Concepción. 455. muriendo como tal en 1708. Todo fue posible porque durante dieciocho años el obispado de Concepción estuvo sin obispo. Incluso en la Cámara de Indias algunas presentaciones en Concepción se hicieron con el mismo fin. Recapitulemos. Los penquistas ascendían al coro de Santiago. a la muerte del obispo Loyola y Vergara. y 1687.. 7. 109 . por parte de los obispos o gobernadores. 113 Muñoz Olave. Santiago. En este último año Pedro de Camus fue nombrado gobernador del obispado. Chile.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 obispado.177 - . De estos siete. ya que la llegada de foráneos al reino no se producía por lo poco atractivos que eran los beneficios chilenos. la aplicación de un molde común de criterios de gobierno a las Indias. Sólo hubo un ascenso exclusivamente desde la administración diocesana. En este caso la distancia con España. nombrados mientras se producía una presentación. el cual logró imponer sus condiciones en el vínculo colonial. que si fueron posteriormente presentados como canónigos. ninguno fue posteriormente presentado por el Rey. de los doce presbíteros naturales del obispado. es decir. Ante esto se desató el conflicto que entrañó para el cabildo eclesiástico de Concepción una doble afirmación local ante Santiago y ante la Monarquía. dos en Concepción y uno en Santiago. sobre todo hacia fines del siglo XVII. Pero hubo otros tres canónigos interinos. se produjo en dos consecutivas etapas: desde el curato de un fuerte militar al Sagrario de la catedral. La relación por tanto entre los dos cabildos. y de ellos con la Monarquía. Entre los penquistas presentados por el Rey al cabildo eclesiástico de Santiago algunos tomaron posesión de sus prebendas. pero al cabildo eclesiástico de Santiago. El acceso al cabildo eclesiástico de Concepción. revela las características y rigidez de un sistema considerado eficaz. . el mal manejo de la información local en la Cámara de Indias y la consecuente ignorancia de lo que pasaba. y combinando el servicio en este curato con la administración diocesana (visitador general) o pasando a ser canónigos rezantes o interinos. La Monarquía actuó según el principio de no favorecer el anclaje local de los nativos en las propias instituciones. Desde ese momento el clero de Concepción entró con una identidad propia en el sistema administrativo del patronato. fueron determinantes en la relación del cabildo eclesiástico de Concepción con la Monarquía. armado y organizado para gobernar un nuevo mundo al que no lograba efectivamente imponerse. No se produjeron ascensos desde beneficios curados de Concepción directamente al coro de Santiago.

178 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .

esto es el 16% fueron consultados por la Cámara de Indias. Grados universitarios de los prebendados de Concepción ¿Cuáles fueron los grados universitarios de los prebendados de Concepción? Sólo Andrés Aboy no tuvo grado universitario. José Sobarzo fue maestro en teología por el colegio San Francisco Javier de Santiago. El cabildo eclesiástico contó también con un nativo de la ciudad de Santiago y uno de La Serena. fueron tan sólo tres españoles y un peruano. De seis prebendados se ignora el grado universitario. uno de Itata y uno de Arauco. Sólo dos prebendados ostentaron un grado universitario de una universidad foránea al reino. Chile. 452. Origen geográfico de los prebendados Fueron nativos de la ciudad de Concepción catorce prebendados.179 - . el coro se compuso fundamentalmente de presbíteros naturales del obispado o domiciliarios de él. Se prolongó la realidad del siglo XVII en relación a su marcado carácter local. aunque según indican sus datos biográficos eran naturales del obispado de Concepción. . Gobierno. tres de ellos llegados a Concepción como familiares de obispos. sólo treinta. Se desconoce el lugar de nacimiento de tres. Jacinto Morillo Guisaburuaga. quien se graduó en cánones por la Universidad de San Marcos de Lima. Los foráneos al reino de Chile del cabildo eclesiástico de Concepción en el siglo XVIII.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 9 El cabildo eclesiástico de Concepción (1700-1810) El cabildo eclesiástico de Concepción en el siglo XVIII contó con veinticinco prebendados. De los ciento ochenta y seis curas del obispado en ese siglo.1 y 1 AGI. es decir lograron un contacto con la Monarquía.

cit. José Ignacio Río y Gabriel Egaña. todos por la universidad de San Felipe. hubo doce doctores en teología todos por el Seminario de Concepción. Carrera precapitular de eclesiástico de Concepción los prebendados del cabildo De cura a canónigo Directamente desde una parroquia ascendieron al coro de Concepción dieciocho curas del obispado. p. La carrera parroquial precapitular de los otros dieciséis miembros de este grupo incluyó el servicio en varios curatos del Campos Harriet. un santiaguino y quince naturales del obispado de Concepción. (dir. 2 .180 - .. “Tomás de Roa y Alarcón”. Carlos. El resto de los familiares foráneos al reino de los obispos se graduaron en el Seminario de Concepción.. 444. op.). Fernando. Hubo tres doctores en ambos derechos. En cambio. doctor en teología2 por la misma universidad. tomo IV. Francisco Arechavala. en: Oviedo Cavada. Este grupo se compuso de dos foráneos al reino. Episcopologio chileno..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Tomás de Roa y Alarcón. esta fue la vía de promoción para la mayoría.. un peruano y un español.

Aranciaga fue cura. sino parroquias del resto de la diócesis. Que es uno de los curas mas antiguos de este obispado y que en las iglesias que ha servido ha llenado la obligación de su ministerio con gran celo y aplicación así a beneficio de las almas de su cargo. significando la canonjía para la que fueron presentados el final de su carrera eclesiástica.181 - . Santa Fe. La única recomendación que circuló sobre él en la Cámara de Indias fue la que le hizo el obispo Francisco Antonio Escandón en 1730: Es sujeto de madurez. Perquilauquén y finalmente cura de Chillán. Sólo Felipe Olavarría y Gregorio de Aranciaga ascendieron al cabildo eclesiástico sin servir el curato del Sagrario de la catedral. prudencia y suficiente literatura en artes y teología.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 obispado. concluyendo en el curato del Sagrario de Concepción. desde el cual ascendieron al cabildo eclesiástico. arreglada en todo a la obligación del estado eclesiástico. Esta previa y larga carrera precapitular implicó para once de los miembros de este grupo ascender al cabildo eclesiástico a una edad avanzada. de vida. vicario y capellán militar de los fuertes de Nacimiento. como en el reparo y aumento de la fábrica de sus iglesias por lo que le juz- . y loables costumbres.

102. 6 AGI. Ibidem. 452. En realidad su carrera fue más semejante a la de los prebendados de Santiago. Gobierno. Historia de la Universidad de San Felipe. También el curato del Sagrario se vinculó a la administración diocesana. Pero el cargo de rector cesaba con el ascenso al cabildo eclesiástico.. 5 AGI. Nativo de Concepción. cit. 69.4 y figuró en tercer lugar para el deanato y para el arcedianato5 de Concepción.182 - . Chile. Gobierno. En la carrera precapitular de seis de los futuros prebendados encontramos vinculado el cargo de rector o vicerrector del Seminario diocesano al de cura de la parroquia del Sagrario. Chile. José T. San Ildefonso a 11 de septiembre de 1738. Este fue el caso de Francisco Arechavala. y por el desempeño con que ha servido por muchos años 6 el ministerio de cura. Especialmente importante fue el servicio en el curato del Sagrario. y se opuso a la canonjía doctoral de la catedral de Santiago.7 pero se doctoró en ambos derechos por la Universidad de San Felipe8 en 1756. Se graduó como abogado ante la Audiencia de Santiago de Chile9 y el presidente de Chile... Chile. obtuvo el grado de licenciado y maestro en filosofía por el Seminario de Concepción. 7 Ambos datos en AGI. fue entonces recomendado por el Confesor y presentado por el Rey: Soy del parecer que siendo del real agrado de Vuesa Majestad podría servir de nombrar para esta canonjía a Don Gregorio de Aranciaga.. p. 164. 9 AGI. op. 3 4 . Gobierno. Chile. Gobierno. 8 Medina. 525. tomo I. Arechavala fue el único penquista que en el siglo XVIII se opuso a una canonjía de oficio de otro coro que no fuera el de su patria. propuesto en primer lugar por la Cámara y digno de que Vuesa Majestad le atienda en esta provisión por sus buenas prendas. En 1738 la Cámara lo propuso en primer lugar para una canonjía de ese coro. Chile. Gobierno.. 152.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 gamos digno y benemérito de que Su Majestad le atienda en las 3 ocasiones que se ofrecieren de sus ascensos. año en que contrató a un agente de negocios. quién ocupó los más altos cargos administrativos de la diócesis. Aranciaga empezó a ser consultado por la Cámara de Indias en 1736. Manuel de Amat y AGI.

cit.. 46. Gobierno. 12 Muñoz Olave.. en vida y costumbres arregladas.. Gobierno. op. hasta lo presente. 16 AASCH. f.. 17 AGI. El nuevo obispo Fray Pedro Ángel de Espiñeira lo eligió como su provisor y vicario general. 18 Ibidem.. resultando presentado Francisco Arechavala. Chile. Chile. Luis. 13 Prieto del Río.. vicario capitular. Luis. lo nombró como su asesor en lo civil...15 En 1777 el obispo Espiñeira se preocupó de mostrar a Manuel de Galvez. cit. Chile. p. La entrada al coro de Concepción se produjo a raíz de la erección de la canonjía penitenciaria en ese coro en 1778. 452.17 Cuando murió en 1779 ya había sido consultado para el arcedianato18 de Concepción por un voto particular en tercer lugar y para el obispado de La Paz. Entre 1758 y 1760 fue además visitador general del obispado.. Gobierno. op. Secretario del Despacho de Indias.. Reinaldo. 46. 15 AGI. 19 Muñoz Olave. 107.16 A esta experiencia sumó la de vicario capitular a la muerte de Espiñeira. en cuyo tiempo gobernó también solo el obispado los dos años y cuatro meses que el obispo estuvo ausente con ocasión del concilio provincial de Lima.183 - . que lo propuso en tercer lugar por un voto particular para el arcedianato de Concepción. En esta etapa de su carrera fue consultado por primera vez en la Cámara de Indias.19 Prieto del Río. Diccionario. hasta 1763. p. y en todo este tiempo ha desempeñado el ministerio a satisfacción.12 En 1759 promotor fiscal13 y en 1760. y lo sirvió hasta 1775.. a la muerte del obispo José Toro y Zambrano. 191.14 encargándole la reorganización del Seminario diocesano después de la expulsión de los jesuitas. el Rey se reservó la primera nominación. AGI. op. Chile. 27. leg. Secretaría del obispado.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Junyent. 452. Reinaldo. las dotes de gobierno de Francisco Arechavala: Provisor y vicario general de este obispado desde la última sede vacante. Rasgos biográficos. 47. 191.10 Después de la ordenación sacerdotal se opuso al curato del Sagrario11 de Concepción en 1758.. 14 AGI.. Diccionario. cit. 10 11 . Rasgos biográficos. Gobernó el obispado cuando el obispo Espiñeira viajó al concilio de Lima. op. 46. p. Si bien esta canonjía de oficio requería de una oposición local... p. Gobierno.. cit.

Chile.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 De presbítero a canónigo Cinco individuos entraron al cabildo eclesiástico por presentación regia directamente después de ordenados y de ser presentados a la canonjía magistral. a la que se habían opuesto para que les sirviera de título de órdenes. 95. De las carreras de dos de ellos. Mientras se resolvía en España la presentación. Gobierno. para que se sirva Vuesa Majestad de honrarle presen- AGI. Pero hubo un canónigo magistral cuyo ascenso a una mitra se frustró. Lima. literatura y nobleza y demás calidades debo poner en la atención de Vuesa Majestad el conjunto de todas en la persona del Doctor Juan Guzmán el que ha tres años asiste al coro y demás funciones de la Iglesia con gran puntualidad y no menor edificación que celo. 22 AGI. Gobierno. veamos por qué. El primero lo hizo de la siguiente manera: Vaca la dignidad de arcediano. habiendo vacado el arcedianato de la Iglesia de Concepción lo hago por el Doctor Juan Guzmán. Gobierno. supliendo en interin los oficios del canónigo magistral.22 En tanto. Juan Guzmán Peralta. por estar vaca esta prebenda. alcanzando el deanato. vacó el arcedianato de Concepción y Guzmán Peralta fue recomendado por el obispo Bermúdez y por el gobernador Manuel de Salamanca. Indiferente General. presentado para la diócesis de Cuenca de Indias en 1805 y Agustín Urrejola Leclerc Vicourt. y aunque en la oposición que hubo de ella ahora tres años sacó el primer lugar para su presentación. 23 AGI. y deseando entre en ella sujeto de virtud.23 Manuel de Salamanca por su parte lo hacía de la siguiente manera: Siendo mi obligación informar de los sujetos de este reino. Lima. Los otros dos obispos fueron Andrés Quintián Ponte. AGI. Alonso del Pozo y Silva y Tomás de Roa y Alarcón. Cuatro canónigos magistrales de Concepción ascendieron a un obispado. fueron quienes hicieron una carrera más larga en este coro. 20 21 . de que se mire en ellas a su mayor decencia. después de ordenado sacerdote en Concepción. 1565.184 - . ya nos hemos ocupado. 223.20 hizo oposiciones a la canonjía magistral21 del coro de esta ciudad y obtuvo el primer lugar de la terna. obispo in partibus de Cebú en 1820. el obispo Salvador Bermúdez Becerra lo nombró canónigo rezante. 1565.

y aun de una mitra. 30 AGI. y un año después el obispo de Santiago Bermúdez Becerra lo elegía como su provisor y vicario general. 1565. Que Vuesa Majestad se sirva honrarle con la 24 presentación a esta dignidad. siendo lo que mas se admira la asistencia de sus padres que aún viven y de su crecida familia que hoy pende su manutención del destino de la corta renta que tiene por canonjía interina. en los legajos limeños del archivo de Indias se conserva la siguiente recomendación hecha por el padre Nicolás Contucci. provincial de la Compañía de Jesús en Concepción. 1565. El afecto que el y toda su familia tiene a la Compañía. Gobierno..26 En julio de 1736 el Rey lo presentaba al arcedianato de Concepción27 y en noviembre al deanato. Probablemente con Guzmán Peralta en Concepción sucedió lo mismo que con José Antonio Martínez de Aldunate. virtud y las demás que concurren en su persona y que son necesarias para el lleno de su ministerio. no queda duda que todo apuntaba hacia un obispado. Lima. digno de cualquier dignidad eclesiástica. letras. Finalmente le llegó a Guzmán Peralta la presentación a la canonjía magistral25 en 1734.. Rávago en 1754: Es un sujeto de bellísimas prendas. en cuyas oposiciones acreditó el concepto de su suficiencia. virtud y prudencia. 24 25 . Lima. Gobierno. 1565. Gobierno. Lima. Chile. 463. Chile. 27 AGI. 28 AGI. de que juzgo ser digno por las calidades de nobleza. mereciendo el primer lugar en la propuesta que se hizo a Vuesa Majestad ahora tres años. En tiempo del difunto Padre Clark antecesor de VR tuvo este sujeto bastante recomendación y casi cierta esperanza de verse acomodado en alguna iglesia vacante. 463. por estar vaca la magistral.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 tándole a esta dignidad o a las que fueran de su real voluntad. 30 No es VR menos justo estimador de los méritos para atenderlos. También durante el gobierno de Pedro Felipe de Azúa de la diócesis de Concepción fue provisor y vicario general.28 que sirvió hasta su muerte en 1789. 26 AGI. La vinculación de Guzmán Peralta con los jesuitas era muy estrecha y personal. cuya carrera también se paralizó. es el mayor: tanto que su casa ha podido llamarse siempre casa de la Compañía por el especial favor y asistencia que le han merecido los nuestros en todas las ocasiones.29 Después de semejante sucesión de cargos. Ibidem. si la muerte del Padre Confesor no la hubiere suspendido. mucha literatura.185 - . 29 Ibidem. AGI. Gobierno. directamente al P. Gobierno.

Gobierno. 34 AASCH. op. 269270. Otros tres prebendados no incluyen en su carrera precapitular el servicio a curatos.37 de la que no tomó posesión. Secretaría del obispado. 452. Chile.. leg. Estuvo en Lima a partir de 1763 donde se desempeñó como profesor pasante de teología y leyes en el colegio Santo Toribio. 463. N1. 37 AGI. Chile.. 68. leg. se doctoró en ambos derechos por la Universidad de San Felipe31 en 1781. Ibidem. natural de La Serena. Secretaría del obispado. Contratación 5474. 73. no volvió a Chile con un doctorado. 353. p. 40 AGI.33 En torno a su ordenación sacerdotal en 1776. Juan L. f. 452.41 en tanto que Mariano Roa tomó posesión de la canonjía de Concepción. Gobierno. Gobierno. los tres datos. 42 AGI. leg. que era racionero de Santiago. 38 AGI. 430. 31 32 .186 - . 36 AGI. Aunque pertenece a este grupo. La permuta fue aprobada y Egaña fue presentado entonces a la ración del coro de Santiago. Chile. y prestó servicios en el regimiento de nobleza de Lima. pieza 7. Lista. Gabriel Egaña. Gobierno.35 En 1790 ganó la oposición a la cátedra de Prima de Cánones de la Universidad de San Felipe. Carlos. 63.36 y en 1793 el Rey lo presentó a una canonjía de Concepción. esta recomendación se transformó de hecho en una parálisis para la carrera de Juan Guzmán Peralta. En 1795 pidió al Consejo de Indias que le fuera permitido permutarla38 con Mariano Roa.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 En el contexto que hemos descrito de persecución al jesuitismo que provocó la caída del P. Gobierno. Antes de la ordenación sacerdotal tuvo una carrera orientada hacia la administración civil. 33 AASCH. ingresando entonces a este coro sin haber servido un curato de la diócesis.. 455. 188. cit. f. pasó a Chile como secretario42 de Francisco Antonio Escandón. Rávago. 35 Los tres últimos datos en Espejo Tapia. Secretaría del obispado. pero consiguió una plaza en 1777 como rector del colegio carolino de Santiago de Chile. En 1772 se desempeñó como alcalde ordinario de La Serena. 50.32 sin embargo.40 de la que no tomó posesión por muerte. al mismo tiempo el Rey lo presentaba al arcedianato39 de Concepción. Chile. en realidad Julián García Fernández no tomó posesión de su canonjía. 39 AGI. R20. Ibidem. Chile. AASCH.34 realizó oposiciones a los curatos de Valparaíso y La Serena.. Español de nacimiento. 96. pp. vol.. 41 Silva Cotapos.

Gobierno. siendo cura y vicario de la parroquia de la ciudad de Santiago de San Isidro. El confesor del Rey lo propuso para una canonjía de Concepción. AGI. José Toro y Zambrano. 53 Ibidem. lo eligió para los mismos tres cargos. 47 Ibidem. Los curas del obispado de Concepción únicamente consultados fueron solamente cuatro. cura de la parroquia del Sagrario de la catedral de Santiago. Gobierno. f. en tercer lugar.52 Fray Pedro Ángel de Espiñeira. 343. Chile. Chile. Gobierno. Gobierno. vacante en la resulta del arcedianato de ese coro en 1736.45 fue propuesto en 1778 en tercer lugar por un voto particular46 para la canonjía penitenciaria del coro de Concepción. 452. 43 44 . 30.51 confesor y capellán. 69. Gobierno. quien se preocupó por el futuro de su protegido y lo recomendó para prebendas. Chile. Chile. clérigo particular del obispado de Santiago.187 - . fue propuesto por la Cámara de Indias en tercer lugar en 172648 y en 173849 para una canonjía del coro de Concepción.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 obispo de Concepción. 452. y únicamente para canonjías del coro de Concepción. para una canonjía de Concepción47 en 1790. 51 AASCH.43 García Fernández renunció esta presentación. Siguió al obispo Escandón en su ascenso al arzobispado de Lima. 48 Ibidem. obispo de Concepción a partir de 1761. Vicente Escolano. 46 AGI. Secretaría del obispado. fue considerado en segundo lugar y en tercer lugar por un voto particular. Gregorio Badiola. Chile. 454. 50 AGI. 452. Pedro Campo Segura fue consultado sólo cuatro veces a lo largo de su carrera.44 Curas consultados. leg. Gobierno. no presentados Entre los curas del obispado de Santiago. 45 AGI.53 AGI. cuando era desde 1748 sacristán mayor de la catedral de Concepción. 52 Los dos datos obtenidos de AGI. quien además lo eligió como su secretario de cámara. 452. Chile. La primera vez en 1749. Las recomendaciones a la Cámara de Indias provenían del obispo de Concepción. Chile. 152. y asumió en Lima el curato de la prestigiosa parroquia de San Marcelo. Gobierno. 49 AGI.50 plaza que ocupó hasta 1790. Manuel Herrera.

y descendencia de los primeros conquistadores de este reino. 195. Reinaldo. Gobierno.. 58 AGI. año en que además se convirtió en cura de la parroquia del Sagrario por oposición. lo recomendaba a la Cámara de Indias en 1778: Eclesiástico de ejemplares costumbres.. 53. fue considerado en segundo lugar por la Cámara de Indias en 1749 para una canonjía de Concepción58 y en decimocuarto lugar en los listados de candidatos Ibidem. y su natural modestia y afabilidad de su genio. se ha hecho generalmente estimable de sus superiores. recogimiento y aplicación a los ministros del sacerdocio. AGI.56 También José Saralegui Landaeta. de conocida suficiencia y aplicación a los ministerios propios de su carácter por lo que le considera acreedor a que la soberana piedad. pero a partir de 1778 también las autoridades civiles apoyaron y recomendaron sus pretensiones. Juan L. p. 98.. 69. secretario del despacho de gracia y justicia en 1789: He considerado deber en justicia recomendar a Vuesa Excelencia al Doctor Don Pedro del Campo que sirve mas de cuarenta años el empleo de sacristán mayor. y de todas clases de gentes de aquel país. Agustín Jáuregui. gobernador de Chile.. 54 55 . Gobierno. cit.. Mucho más fuerte fue la recomendación del gobernador Ambrosio Higgins a Antonio Porlier. y la caridad con que expende sus escasas rentas en mantener siete hermanas. 56 Muñoz Olave. Ibidem. no menos que de su ejemplar virtud. 106. las de su distinguido nacimiento.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 y lo recomendó ante la Cámara de Indias. Rasgos biográficos. op. Chile. vol. Sólo tres años después moría en el ejercicio de este cargo. maestro de ceremonias de la catedral de Concepción57 a partir de 1742.188 - . p.55 Pedro Campo volvió a ser consultado por la Cámara para canonjías de Concepción en 1790. y otras personas de su dilatada y pobre parentela. por lo que. Únese a estas circunstancias. Yo estoy experimentalmente persuadido por el trato de urbanidad que he tenido con este apreciable eclesiástico. 57 Espejo Tapia. y justificación de Su 54 Majestad se digne atenderle en lo que fuere de su real agrado.. de su buena suficiencia en materias propias de su estado. Chile.

Chile. Joaquín Carvajal Vargas.64 ya que la Cámara lo consideró acreedor de los méritos de su padre y su abuelo. junto con las de José de Humeres y Miranda. había avisado a la Cámara de Indias en una carta sobre los eclesiásticos de la diócesis. Chile. Gobierno.59 La Cámara se refería a él como recomendado por los obispos Azúa y Toro y Zambrano. y para una canonjía de Concepción en segundo lugar por la Cámara de Indias. Si bien nunca fue consultado por la Cámara de Indias.60 quien fue propuesto en la consulta de una ración de Santiago de Chile en 1806 por un voto particular en segundo lugar. cura del Sagrario de Concepción por oposición. Los opositores a las canonjías de oficio A partir de 1731 se conservaron los autos de la oposición de la canonjía magistral de Concepción en los archivos de la Cámara de Indias. Juan Án- AGI. Finalmente. el obispo Francisco José Marán. 454.63 figuró en los listados de candidatos de la Cámara de Indias en decimosegundo lugar para el deanato vacante de Santiago de Chile en 1752. en torno a quien ascendieron en la carrera eclesiástica y de quien esperaban recomendaciones y valimientos. Siendo tan sólo cura de un fuerte de la frontera indígena.62 Quisiéramos traer a colación en este contexto a José Echeverría. Gobierno. Sin embargo. 454. AGI. Gobierno. 61 Ambas consultas en AGI. Chile. Gobierno.61 Santa María había colaborado mucho en una epidemia de viruelas que azotó a Concepción. Chile. un grupo de clérigos de Concepción vinculados a Pedro de Azúa e Iturgoyen. 63 AGI. Gobierno. que era paralítico por lo que no asistía a pláticas doctrinales ni administraba los sacramentos.189 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 para el deanato de Santiago de Chile. por lo que la Cámara de Indias lo consideró acreedor de algún premio. en 1792. y tuvo en cuenta las recomendaciones con que lo favoreció el obispo Toro y Zambrano. arzobispo de Santa Fe. 164. En ese año se presentaron dos opositores locales. Domingo Landa de Azúa. el de Buena Esperanza. 453. 164. 62 AGI. 64 Ibidem. un cura de Concepción con pretensiones imperiales. 59 60 . Chile. nos resta referirnos a Jacinto Santa María. su relación de méritos se encuentra en el archivo de Indias en los legajos de la Audiencia de Santa Fe.

78 quien fue el ganador de la oposición y el presentado por el Rey. 76 AGI. 463.66 recientemente ordenado de presbítero y doctorado en teología. 67.77 y Andrés Quintián Ponte. probablemente un minorista. p. cura de Chillán65 y Miguel Espinosa. Gobierno. 81 AGI. Chile. Chile. Chile.. Gobierno. Quintián Ponte.76 Jacinto Morillo Guisaburuaga.75 Al concurso de 1782 se presentaron José Ignacio Moreno.. Gobierno. 75 Muñoz Olave.69 y Tomás de la Barra. Reinaldo. Chile... cura de Purén. ya que la primera provisión se hizo por consulta de la Cámara de Indias. 191. 65 66 AGI. 53. Gobierno. Reinaldo. 97. 452. cura de Quirihue. 451. Gobierno. 74 AGI. capellán de las monjas trinitarias. Reinaldo. Rasgos biográficos.. Chile. Gobierno. 97.79 En 1782 se celebraron también las oposiciones a la canonjía penitenciaria. 69 Muñoz Olave. Chile. Chile. promotor fiscal70 del obispado. 78 AGI. cura de la parroquia del Sagrario72 y secretario de cámara del obispo Espiñeira. 71 72 . Rasgos biográficos. cit.. 67 Muñoz Olave. Gobierno.80 José Ignacio Moreno y Juan de San Cristóbal. cura de la parroquia del Sagrario de Concepción. que resultó ganador y fue presentado por el Rey.82 A las oposiciones a la penitenciaria de 1802 se presentaron Joaquín Un- AGI. op.71 Las oposiciones de 1775 las ganó José de la Sala. Gobierno. cit. p.p. 452. 452. vicerrector del Seminario y capellán del cuerpo de infantería de Concepción. se opusieron también Morillo Guisaburuaga. Chile. AGI. 77 Ibidem. 452 79 Ibidem. Gobierno. op. Chile. 466.190 - . Chile. teniente cura de Cauquenes. 425. 73 Ibidem. 151. 70 AGI..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 gel de Echeandía. quien fue presentado por el Rey.81 Estas fueron las primeras oposiciones a esta canonjía erigida en 1778. 68 AGI. quien continuó después una carrera de cura por los fuertes del obispado.. cit. 80 AGI. Chile.. En las oposiciones de 1738 se presentaron Bernardo Soto. Gobierno.. Gobierno. AGI.. Chile. Gobierno. op.67 Antonio Pineda. Rasgos biográficos.68 José Arce. de quien se dice expresamente que no figuró en la terna. 69.73 Los otros opositores fueron Francisco Javier Barriga.. rector del Seminario de Concepción.74 y Juan de San Cristóbal. 82 AGI. Echeandía fue presentado a la canonjía.

Gobierno.86 Agustín Urrejola. Muñoz Olave. p.. Gobierno. cuando éste se desempeñaba como cura del Sagrario93 y era además su secretario de cámara.191 - . 463. Gobierno. Reinaldo. 215. Chile. quien había sido cura y vicario de Cauquenes88 y en 1797 había emprendido un viaje a Madrid a pretender. Rasgos biográficos.. Lima. op... 453. Rasgos biográficos.. Gobierno.85 profesor de filosofía en el Seminario de Concepción. Cuando asumió el gobierno de la diócesis de Concepción el obispo Diego Montero del Águila..83 cura de la parroquia del Sagrario de Concepción.94 quien formó parte del cortejo del obispo. el peruano Alejandro Paredes. 453. cit. p.84 Juan Cerdan. Indiferente General. Se había desempeñado como asesor de la Audiencia episcopal del arzobispado de Lima y AGI. 384. No todos los obispos eligieron a su provisor y vicario general dentro del cabildo eclesiástico. 463. Chile. p.90 Su muerte en 180491 dejó vacante nuevamente esta canonjía. cuando el obispo Fray Martín de Hijar eligió a Domingo Sarmiento92 para este importante cargo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 zueta. Prebendados y administración diocesana La relación entre cabildo eclesiástico y la administración diocesana fue diferente en Concepción con respecto a Santiago. cit. Reinaldo. 88 AGI. 87 AGI.87 y José Ignacio del Río. Gobierno. Gobierno. No hubo en todo el siglo XVIII y hasta 1810 opositores santiaguinos. Chile. 94 AGI. 90 AGI. La primera vez que esto se planteó fue en 1693. Las siguientes oposiciones se celebraron en 1811. 91 Muñoz Olave. segundo cura de la parroquia del Sagrario de Concepción. 164. Gobierno. 523.. 85 AGI. Chile. 478. Chile. 93 AGI. 92 AGI. 83 84 . op. Chile. 89 AGI. las oposiciones a las canonjías de oficio fueron para los curas de Concepción una vía deentrada al cabildo eclesiástico de su diócesis. eligió como su provisor y vicario general a un discípulo suyo de la Universidad de San Marcos. 164. Chile. Gobierno. 1562.89 quien resultó finalmente ganador de la oposición y fue presentado por el Rey. doctorados en teología por el Seminario de Concepción.. Los opositores a las canonjías de oficio del coro de Concepción fueron en su mayoría curas del obispado. 453. Por lo tanto. 86 Ibidem.

102 AGI. Ibidem. 98 Muñoz Olave.. Gobierno. 99 AGI. 463. y las acusaciones contra Sarmiento de los gobernadores del reino. El nuevo obispo Salvador Bermúdez Becerra. 443 y 444. Gobierno. canónigo magistral.104 a quien el mismo Azúa había ordenado sacerdote un mes antes. op. Chile. Chile.. 105 AGI. De esta manera se unió el cabildo eclesiástico con el provisorato a partir de 1727.98 Sarmiento murió en el ejercicio de este cargo en 1727. como su provisor y vicario general. 151. 196. 95 96 . Lima.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 regente de la cátedra de Prima de Leyes de la Universidad. 101 AGI.192 - . Echeandía murió en 1735. 463.102 como su provisor y vicario general. Gobierno. Lima.101 eligió a Juan Guzmán Peralta. cit. Gobierno.99 como provisor y vicario general100 por parte del obispo Escandón.. Prosiguió su carrera en el cabildo eclesiástico del arzobispado de Charcas. pp. canónigo magistral. p. 411. Gobierno.. Desde 1693 y hasta 1727 Sarmiento fue de hecho el representante de los intereses de la iglesia de Concepción junto a los obispos. Santa Fe 418. Rasgos biográficos. Chile. El nuevo obispo Pedro Felipe de Azúa lo eligió igualmente como su provisor y vicario general. Charcas. cit. hayan movido a Montero del Águila a gobernar la diócesis con un provisor y vicario general foráneo al obispado y un hombre de su total confianza. Diccionario. Ibidem.. Fue vicario capitular al ser trasladado Bermúdez.96 y no permaneció en Concepción luego del traslado de Montero del Águila. y lo mismo hicieron sus sucesores. 1565. 100 Prieto del Río. empezó a recaer este cargo en las dignidades del cabildo que habían sido canónigos magistrales.95 A partir de 1712 Paredes asumió el curato de San Pedro. lo que explica que este importante cargo lo haya desempeñado Alejandro Paredes.. Pero las circunstancias cambiaron y en 1712 Montero del Águila nombró a Domingo Sarmiento. Con la elección de Juan Ángel de Echeandía. deán del cabildo eclesiástico. Gobierno. 1570.. 103 Obtuvimos estos datos de AGI.105 El obispo José Toro y Zambrano. Reinaldo.97 Es muy probable que las dificultades de gobernar la iglesia en Concepción. Humeres viajó a Santa Fe de Bogotá con Azúa en 1748. donde ascendió hasta el deanato. como lo habían sido Francisco Mardones y Pedro de Camus. 104 AGI.. Gobierno. 97 AGI.103 pero lo reemplazó en diciembre de 1745 por José Antonio de Humeres y Miranda. op.

Chile. 454. el de Penco116 seis años. Chile. fue a partir de 1780 el provisor y vicario general113 del obispo Francisco José Marán. 46 109 AGI. op.. canónigo112 de gracia del cabildo eclesiástico de Concepción.193 - . Reinaldo. eligió a Tomás de la Barra.121 y ese mismo año fue consultado para el arcedianato de Concepción en tercer lugar por la Cámara de Indias y en segundo lugar por un voto AGI. op..114 al mismo tiempo que el Rey lo presentaba al arcedianato de Concepción y tan sólo un año después al deanato. Recién en 1774 fue ascendido en el cabildo eclesiástico al arcedianato. op. cit. canónigo magistral. y el Sagrario de Concepción118 cuatro años. cit.. 27. Gobierno. 454. Gobierno.119 Pero en 1793 Andrade contrató un agente de negocios en Madrid... 119 AGI. 112 AGI. 151. Gobierno. 116 AGI. el de Ninhue117 cinco años. Recién en 1778 Arechavala entró al cabildo eclesiástico como canónigo penitenciario. Rasgos biográficos. con estudios en el convento franciscano de esa ciudad.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 por su parte. Reinaldo. 121 AGI. 463. Reinaldo. Gobierno... Rasgos biográficos.108 y el obispo Espiñeira lo nombró a como su provisor y vicario general. Desde 1786 el obispo Francisco Marán lo recomendó al Rey para ascensos.115 También Salvador Andradea sirvió en la administración diocesana siendo prebendados. 114 Muñoz Olave. 113 AGI. 452.cit. Rasgos biográficos. era natural de la ciudad de Concepción. Los tres los obtuvo por oposición. 465. Francisco Arechavala como su vicario capitular. Chile.. Gobierno. Rasgos biográficos. 110 Muñoz Olave.. sin grado universitario. 108 Muñoz Olave. Gobierno. Chile.. 117 AGI.111 Juan Mardones. 452. fue también gobernador del obispado y vicario capitular110 en 1772 cuando murió el obispo Espiñeira. A la muerte del obispo Toro y Zambrano en 1760 el cabildo eclesiástico eligió al cura de la parroquia del Sagrario..106 como su provisor y vicario general. Chile. Sirvió tres curatos. p. cit. Gobierno. 463. Chile. 191. 106 107 . 47. p. 463. p. Chile. 120 AGI..107 y continuó en ese cargo hasta 1760. 115 AGI. Gobierno. Chile.. p 372. En 1794 el nuevo obispo Tomás de Roa lo confirmó en este cargo. Gobierno. 118 Muñoz Olave. Chile.. 111 AGI. 221. Reinaldo. Chile.. Gobierno.. op. Chile. Ibidem.109 Mientras Espiñeira estuvo en el concilio de Lima entre 1772 y 1774. Gobierno.120 levantó relación de méritos.

. op. La mayoría de los opositores a las canonjías de oficio fueron curas del obispado. p. Secretaría del obispado. beneficio principal de ascenso hacia el cabildo eclesiástico. 308. La competencia por las sillas del coro de Concepción era más bien escasa. el español Diego Antonio Navarro Martín de Villodres... la mayoría concluían su carrera en el Sagrario de la catedral. fundamentalmente curas que ascendieron después de una larga carrera parroquial por los fuertes de la frontera indígena.123 y como arcediano en 1806. Rasgos biográficos.124 ese mismo año se transformó además en vicario capitular. quisiéramos destacar que el cabildo eclesiástico de Concepción en el siglo XVIII se compuso de prebendados provenientes de la propia diócesis. 28 126 AASCH.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 particular.125 El último obispo del obispado de Concepción. A esta altura de la carrera.. sino a su sobrino Diego María Martín de Villodres. algunos curas del obispado ocuparon este cargo y después ascendieron al cabildo eclesiástico. p. también lo eran los aspirantes. Incluso en 1811 fue gobernador del obispado de Concepción. Los prebendados estudiaron además en el Seminario local. Reinaldo. 452. donde obtuvieron un grado universitario. aunque éstas eran pocas. 480. Entre estos últimos. tres fueron no sólo hombres de confianza de los obispos que los nombraron.. 122 123 . Cuando los obispos optaban AGI. Chile. Reinaldo.126 a quien siendo tan sólo un clérigo de menores nombró antes de salir de España en este cargo y lo eligió además como su familiar. Dos provisores fueron foráneos y llegaron nombrados por los obispos que tomaban posesión de la diócesis.122 La presentación como canónigo le llegó en 1795.. sino sus validos.. Rasgos biográficos. Gobierno. pudiendo entonces ascender al cabildo eclesiástico también por esta vía. no eligió a ningún clérigo del obispado como su provisor. Desde los curatos del obispado. cit.127 De los ocho provisores y vicarios generales del obispado do Concepción en el siglo XVIII. leg. Por otro lado. no siempre los obispos eligieron a un prebendado como su provisor y vicario general. cit. Chile. varios habían contratado un agente de negocios en Madrid. 127 Muñoz Olave. cinco fueron prebendados y cuatro no.. 463. f. op. A modo de recapitulación de este tema. 27. a quienes quisieron apoyar en la carrera eclesiástica con un mérito de la magnitud de este cargo.194 - . Gobierno. AGI. 125 Muñoz Olave. 124 Ibidem.

Se prolongó en el siglo XVIII el carácter eminentemente local de los miembros del cabildo eclesiástico. que se expresó durante los hechos del proceso independentista que se inició en 1810. Por lo tanto el cabildo eclesiástico de Concepción destaca especialmente en el siglo XVIII por una marcada localidad en su composición. eran muy escuetos. tampoco ningún penquista fue ascendido al cabildo eclesiástico de Santiago. Los datos biográficos que se incluyen en las consultas y las recomendaciones.195 - . la Monarquía no ascendió a prebendados santiaguinos a Concepción. éste era el canónigo magistral o era una dignidad que lo había sido. El coro de Concepción perdió el carácter de inicio de carrera capitular otorgado en el siglo XVII por la Cámara de Indias. .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 por un provisor y vicario general prebendado. no hubo asimismo pretendientes foráneos al reino. Ante la Cámara de Indias el clero de Concepción se manifiesta como desconocido. en comparación con las del clero santiaguino. estos factores contribuyeron a la formación de una identidad local ante Santiago y ante la Monarquía. Sin duda.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .196 - .

uno había nacido en Quillota. Trece eran naturales de la ciudad de Santiago. lo que muestra una clara desproporción entre sillas y número de prebendados presentados en tan pocos años. Origen geográfico de los prebendados Nos interesa primero determinar el lugar de nacimiento de los prebendados presentados. aunque desconocemos exactamente de qué ciudad. Entre los foráneos al reino encontramos a dos españoles y dos peruanos (ver gráfico 1). Otros cinco eran nativos del obispado de Santiago. y otros dos en Angol. . Eran siete las prebendas del coro.197 - . dos en Chillán. Entre los nativos del obispado de Concepción encontramos a cuatro nacidos en la ciudad de Concepción. En un solo caso nos es absolutamente desconocido el lugar de nacimiento.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 10 El cabildo eclesiástico de Santiago (1650-1700) En la segunda mitad el siglo XVII fueron presentados treinta y dos individuos al cabildo eclesiástico de Santiago.

ver gráfico 2. De los diecisiete restantes. nos consta que uno de ellos estudió en el Seminario diocesano. de uno no se conocen sus estudios siquiera. graduado en la Universidad de San Marcos de Lima. graduándose como doctores en teología y uno como licenciado.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Los estudios universitarios de los prebendados del coro de Santiago Entre los nativos del obispado de Santiago. Con respecto a los otros tres foráneos. y uno solo era doctor en ambos derechos por la Universidad de Lima. uno solo era maestro en artes y teología y uno era licenciado en teología. de los dos peruanos que tomaron posesión de sus prebendas. de uno se sabe que era licenciado pero no en que ámbito del conocimiento. y los otros dos eran graduados uno de doctor en ambos derechos por la Universidad de Avila. uno se graduó de doctor en teología por el colegio Santo Tomás. Con respecto a los foráneos. otro era doctor en teología por el colegio Santo Tomás. de dos de ellos no se sabe el grado universitario. Para una mejor comprensión. Entre los ocho que ascendieron desde Concepción a Santiago. y catorce por el colegio de la Compañía de Jesús. Por lo tanto. uno era doctor en teología. y de los otros dos no se sabe. todos los otros estudiaron en los colegios jesuitas de la ciudad de Santiago. de otros seis no lo hemos podido determinarlo.cinco no tenían ningún grado universitario. sólo de cuatro sabemos con seguridad que no tenían ningún grado universitario.198 - . De los cuatro prebendados que se desconoce su lugar de nacimiento. el otro licenciado (no se sabe en que materia) por la Universidad de Alcalá. Juan Hemúa era doctor en teología y Francisco de Quevedo y Zaldívar fue el único doctor en ambos derechos del cabildo eclesiástico de Santiago de la segunda mitad del siglo XVII. . Cuatro fueron doctores en ambos derechos. otro maestro en artes. de los treinta y dos prebendados. De los veintitrés restantes. dos por el colegio Santo Tomás. Los otros dieciséis prebendados fueron doctores en teología. diecinueve en total.

debemos distinguir entre los canónigos que ascendieron al coro de Santiago según fueran nativos del obispado Concepción o del de Santiago. . 1 AGI. Entre los primeros. daremos cuenta de la toma efectiva de posesión de las prebendas.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Las vías de entrada al cabildo eclesiástico Lo primero que hay que puntualizar es que dentro del reino de Chile. fundamentalmente españoles. determinaremos si se produjo la toma de posesión de la prebenda de Concepción desde la cual fueron ascendidos al coro de Santiago. según la relación entre diócesis de inicio. La entrada al cabildo eclesiástico de Santiago se produjo entonces localmente por dos vías: por ascenso desde Concepción o directamente desde las parroquias o administración diocesana del obispado de Santiago. Chile. el cabildo eclesiástico de Santiago era de ascenso con respecto únicamente al de Concepción1. 164. para quienes los beneficios en Indias representaban posibilidades de ascensos de las que no disponían en la península. Con respecto a las promociones que se produjeron desde el coro de Concepción. La tercera vía de incorporación contemplaba a los foráneos. Gobierno.199 - . Entre los segundos. ascenso y fin entre todas las sufragáneas de Lima. El siguiente mapa del reino de Chile nos ayudará a ver el trazado de las carreras eclesiásticas.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 1 2 Agradezco al Dr.200 - . . Optamos sin embargo por utilizar este mapa por la claridad de la reproducción. José Ignacio González. director del Instituto de Geografía de la Pontificia Universidad Católica de Chile por haberme facilitado este mapa en el cual queda claro que el objetivo de Ambrosio Higgins era el de mostrar la ubicación de las misiones y estancias de los clérigos regulares.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .201 - .

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .202 - .

Marcos Lucio Lucero ascendió a una canonjía del coro de Santiago3 desde el curato de San Juan de la Frontera4 en 1663. la escasez de opositores facilitaba la entrada al coro a quien tuviera el grado universitario requerido. Chile. Gobierno. 49. una explicación objetiva de este ascenso tan espectacular. Gobierno. 164.5 Los informes favorables a su persona eran los que se atestiguaban en la relación de méritos levantada en 1678. 3 4 . Chile. 49. Gobierno. Chile.8 Bartolomé Hidalgo Escobar en 16929 y Lorenzo Cortés Monroy en 169810 desde el de Santa Ana. Joaquín Morales Negrete ascendió al cabildo eclesiástico desde el curato de La Serena. 164.6 En 1681 se presentó a las oposiciones de la canonjía magistral. La Audiencia de Santiago informó positivamente de él en dos oportunidades. 7 AGI. Chile. 455. Gobierno. 16. Chile. desde cualquier beneficio o sin ninguno. 455. José Antonio Gómez de Silva ascendió en 1682 a la canonjía magistral desde el curato de Lampa y Colina. 10 AGI. donde hizo un buen papel. Gobierno. 6 AGI. Gobierno. AGI. Gobierno. 455. 9 AGI. A partir de la erección de las canonjías de oficio. Entre los que entraron al coro de Santiago ascendiendo desde parroquias de la diócesis también debemos distinguir momentos y situaciones. Gobierno. 8 AGI. De canónigo de Concepción al cabildo eclesiástico de Santiago Para seis de los prebendados la carrera en un cabildo eclesiástico empezó en canonjías de Concepción y terminó con ascensos al coro AGI. La carrera precapitular de la mayoría de ellos se inició en una doctrina o en una parroquia urbana de Santiago. Chile. Chile. El contacto con el obispo y el gobernador les facilitaba las recomendaciones necesarias que abrían la posibilidad de ser considerados en listados de candidatos y consultas de la Cámara de Indias. directamente a la tesorería en 1698. 5 AGI.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 La carrera precapitular de los prebendados santiaguinos De beneficios de Santiago al cabildo eclesiástico de Santiago Ahora nos detendremos en los presbíteros del obispado de Santiago que fueron presentados al cabildo eclesiástico de su propia diócesis.203 - . Chile.7 No hay sin embargo.

15 AGI.16 y en 1677 fue presentado canónigo de Santiago. op. Chile. ni haber querido salir de esta ciudad tuvo inteligencia para obtener la merced de una canonjía. 164. La carrera de Pedro Moyano Cornejo fue frenada por el obispo Humanzoro. 455. en la ciudad de Santiago en 1647. Chile. 18 AASCH. 16 AGI.204 - .17 muriendo en la posesión de esa prebenda. Gobierno. ni se la daré hasta que Vuesa Majestad mejor informado me mande lo que debo hacer. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de Santiago. y canonjías de Santiago. Chile. En efecto. Raimundo. 463.13 empezó a figurar en los listados de candidatos de la Cámara de Indias para canonjías y dignidades de Concepción. cuando finalmente fue presentado por la Cámara a una canonjía en Santiago se encontró con la situación de que el obispo no quería darle la colación. Gobierno. 164. AGI. 19 AGI.12 cuando ya era cura rector de la catedral. 14 AGI. 463. 11 12 . 2. 47. Secretaría del obispado. Gobierno. por lo cual y por la grave falta de idoneidad y de suficiencia.. Luego de ordenado fue cura doctrinero en el obispado11 de Santiago. p. Chile. que está vaca en esta Iglesia. Gobierno. cit. Chile. Gobierno. hasta que ganó por oposición el curato de San Saturnino. 25.14 comenzando a ser propuesto por la Cámara de Indias desde entonces en las consultas de canonjías de Santiago y dignidades de Concepción. Chile. Pero recién a partir de 1662. a quien Vuesa Majestad presentó años a para la dignidad de arcediano de la Concepción y después para el deanato de la dicha Iglesia. Finalmente fue presentado por el Rey para una canonjía de Concepción en 1669. Pero de los seis. 13 Arancibia Salcedo. leg. pero Moyano Cornejo siguió figurando en los primeros lugares de los listados de candidatos de la Cámara para dignidades de Santiago19 y AGI. informándolo así al Rey en 1669: Me es forzoso dar cuenta a Vuesa Majestad de la causa que me obliga a no dar la posesión ni la colación y canónica institución a Pedro Moyano.18 No sabemos si desde la Cámara de Indias se respondió al obispo. 17 AGI. 138 y 139. 166. no me he atrevido a darle la colación y canónica institución. Gobierno. el único que tomó posesión de su canonjía en Concepción fue Fernando Bravo y Toledo. ff... Chile. Parroquias..15 En este último coro ascendió en 1674 al arcedianato. y sin haberse presentado en el cabildo de ella.

en 1659 rector del Seminario y cura por oposición de Santa Ana e interino de la parroquia del Sagrario. cit. Chile. 164. op. 20. p. cura doctrinero y visitador general del obispado de Santiago. 463. del que no pudo tomar posesión personalmente por no estar vaco. Chile. Chile. 28 AGI. En 1661levantó relación de méritos en Madrid.33 canónigo de Concepción en 166734 y tan sólo un año después canónigo de Santiago. En 1681. 29 AGI.32 Por último encontramos a Pedro Pizarro y Cajal.. 36 AGI. 22 Silva Cotapos. 32 Silva Cotapos. 463. 24 Ibidem.. Gobierno.26 Fue presentado por el Rey como canónigo de Concepción en 1673.36 y fue provisor y vicario gene- AGI..24 A partir de ese momento figura en listados de candidatos para canonjías y dignidades de Concepción25 y directamente en ternas para canonjías y dignidades de Santiago. Gobierno. 164. ya que Francisco Mardones Lagos se había negado a su ascenso en la tesorería de Santiago. Gobierno. permaneciendo en esa dignidad. 192. 26 AGI. 33 AGI. Gobierno. muriendo en la posesión de esa prebenda. vol. Chile. 27 AGI. La Cámara lo consideró desde entonces en los listados de candidatos28 y ternas29 de las consultas de dignidades de Concepción. 20. Chile.. Gobierno. 30 AGI. 23 AGI. 455. Chile.. 2. Gobierno. Chile. 455. 184. 20 21 . 2. Gobierno. Lista. Chile..205 - . 31 AGI. Gobierno. visitador general del obispado. 35 AGI. 164. Gobierno. Chile. Francisco de Urbina fue presentado a la tesorería31 de Santiago.23 En su carrera precapitular se combina la cura de almas con la administración diocesana. 34 AGI. 47. Chile.20 Fue presentado a esta dignidad en 1684. Chile.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 en segundo lugar en la terna de la consulta de la mastrescolía. vol. 2.27 sin tomar posesión personalmente. Gobierno. En 1678 fue presentado al deanato30 del cabildo de esa catedral. Lista. Chile. Gobierno.21 año en el que murió sin tomar posesión de la misma. Gobierno.35 En este coro ascendió hasta el deanato. 25 AGI. Chile. Carlos. Carlos. Chile. 455. 455.. op. cit. Gobierno.. 63. Gobierno.22 También en este grupo situamos a Francisco de Urbina Córdoba. p. AGI. cura de San Saturnino.

f. 45 AASCH. 186. cit.. 141.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ral37 del obispo Fray Bernardo Carrasco. 166. leg. 39 Soto Klos. 48 AGI.42 siendo ya tesorero en 1664.49 Sólo Cristóbal Sánchez de Abarca tres años después de ordenarse pasó directamente a la administración diocesana como visitador general del obispado de Santiago50 en 1653.. Secretaría del obispado. En 1695 entró al coro de Santiago como canónigo. Chile. leg.. 41 AASCH. f.. vol.. 47 Ibidem. Alonso Fernández de Córdoba. 37 38 . 42 AGI. en el que murió en 1721. Fue el único prebenda- AASCH. 3. fue cura del Sagrario y visitador general del obispado. 455. Carlos.47 ascendió hasta el deanato. 40 Arancibia Salcedo. leg. 153. en concreto se desempeñaron como visitadores generales del obispado. Parroquias. p. f. f. Chile. op.. op. Raimundo. Carlos (dir. pero ascendió directamente en 1653 a la maestrescolía de Santiago. 50 AGI. 44 AASCH. Gobierno... Episcopologio chileno.). vicario capitular38 a la muerte del obispo Francisco de la Puebla González y gobernador del obispado39 nombrado por el obispo Romero. 164. “Francisco de la Puebla González”. 83. cit. 49 AGI. El obispo Carrasco lo nombró también visitador general del obispado. 455. Chile.44 Murió antes de recibir la cédula de presentación al arcedianato de Santiago. De la administración diocesana al cabildo eclesiástico de Santiago La carrera precapitular de algunos de los prebendados combinó el ejercicio de la cura de almas con la administración diocesana.48 También Pedro Lillo Barrera. fue simultáneamente cura del Sagrario40 de la catedral y visitador general del obispado en sede vacante. 39. 208. Secretaría del obispado.. 28. Silva Cotapos.206 - . leg. Secretaría del obispado. 63. siendo además provisor y vicario general. Eduardo.45 Jerónimo Hurtado de Mendoza ganó por oposición el curato del Sagrario en 1678. 46 AGI. tomo II. Lista. 25. Secretaría del obispado. 164. p. Gobierno. Chile. Gobierno. 15. Chile. 20. op. Gobierno.41 En 1660 entró al cabildo eclesiástico como canónigo. cit. p.43 el obispo Fray Diego de Humanzoro lo nombró su provisor y vicario general.46 inmediatamente después de su ordenación sacerdotal. 43 Ibidem.. en: Oviedo Cavada.. Gobierno..

Secretaría del obispado. cit. 49.55 y desde ese momento figuró en todas las ternas de consultas de dignidades de Santiago. 20. Horacio. 22. y Santiago-Otero. Chile. Recomendado en la Cámara de Indias por la Audiencia de Santiago y por Francisco Machado Chaves. Gobierno.. Chile. y sólo Ibidem... Gobierno. 56 AGI. y a partir de 1663 figuró en tercer lugar en las ternas de las consultas para la tesorería y mastrescolía de Santiago. cit. 62 AGI. AGI.58 Siendo arcediano levantó relación de méritos.. 2. cit. Lista. 455. 189. Lista. capellán mayor del ejército de Chile. Gobierno. p. Chile. cit. Lista...). 53 AGI.. vol. Sínodos de Santiago de Chile 1688 y 1763. 189. op.59 Vicario capitular60 a la muerte del obispo Humanzoro y nuevamente provisor y vicario general del obispo Fray Bernardo Carrasco.207 - . 54 AGI.63 De Concepción a Santiago Entre los nativos del obispado de Concepción ascendidos al coro de Santiago. 61 El dato lo obtuvimos de García y García. 59 AGI. 2. Pedro Careaga Elosu fue presentado a una canonjía de Santiago en 1648 siendo cura del Sagrario de Concepción. Gobierno..51 Pronto empezó a figurar entre los diez primeros en los listados de candidatos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 do cuya carrera precapitular no incluyó un curato. op. 189. y en segundo lugar en dos oportunidades en las ternas de las consultas de canonjías de Santiago. leg. Carlos. 55 AGI.53 e inmediatamente fue considerado en décimo lugar en los listados de candidatos para dignidades de Santiago. 15. encontramos diferentes situaciones. vol.52 Fue presentado en 1662 a una canonjía de ese coro. 20. Carlos. 455. (edits. f. 63 Silva Cotapos. Carlos. Chile. vol... 51 52 . Gobierno.. Chile.57 quien además lo nombró su provisor y vicario general.. Gobierno. op..56 Contó con el apoyo del obispo Fray Diego de Humanzoro en los sucesivos ascensos. 427 vta.61 A esta altura de su carrera en la administración diocesana fue presentado al deanato.. para canonjías en el reino o en otras iglesias del Perú. p. 60 Silva Cotapos. Chile.. 20. Antonio. 455.62 muriendo al poco tiempo de tomar posesión en 1695.54 Fue presentado a la tesorería de Santiago en 1668.. p. Chile. p. provisor y vicario general. Gobierno. 58 Silva Cotapos. 57 AASCH. 2. op.

22.70 muriendo deán en 1680. Gobierno. Chile. Ascendió hasta el deanato en 1668. que murió canónigo de la catedral de Concepción en 1670. 72 AGI. por no aceptarlas.208 - . Chile. se entiende que figurara en segundo lugar en una terna de la consulta de la chantría de Santiago67 en 1660. f. Juan Olivares. 64 65 . nacido en Chillán. Este predicador pareciera muy bien entre los de Su Majestad y reside en un rincón donde tamaña luz no tiene donde poder alumbrar. leg. 73 AGI. 455. 455. Chile.73 corresponde al grupo de penquistas que tomaron posesión de sus prebendas en Santiago. Tan grande predicador que hay pocos en las Indias que le puedan competir. entre ellos se encuentran Francisco Mardones Lagos. 69 AGI. 2. Gobierno. Así recomendado. Gobierno. Chile. Secretaría del obispado. 455. 63. Otros no tomaron posesión por estar muertos al momento de la presentación. Antes de la carrera eclesiástica había emprendido la militar. 164. 71 AGI. Chile. Francisco Mardones Urbina. 68 AGI. Chile. Charcas o Arequipa cumplirá 66 (como lo acostumbra) con su conciencia. Gobierno. Gobierno.64 En 1652 el obispo de Santiago Fray Gaspar Villarroel nombraba provisor y vicario general65 y lo recomendaba para una mitra: Es muy noble por su nacimiento y emparentado con lo mejor de este reino. Chile. 318 67 AGI. 70 AGI. Todo lo que hay en esta tierra es corto para su persona. Chile. Ibidem. Gobierno. Algunos no se presentaron personalmente a tomar posesión. es digno de gobernar una iglesia y la que se sirviere de honrarle con una dignidad en Lima. En los años siguientes figurará entre el primer y tercer lugar en los listados de candidatos de la Cámara de Indias para las dignidades de Santiago68 y en el primer lugar en las ternas69 de dignidades de ese coro.71 y en 1673 fue presentado a una canonjía de Santiago. como Gabriel Sánchez Cabeza de Vaca. 45.72 Pedro de Lea Plaza.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 canónigo rezante de Concepción. A partir de 1631 fue cura y capellán militar de los fuertes de la frontera in- AGI. 66 AASCH. Gobierno. Gobierno. Entre los naturales de Concepción ascendidos al coro de Santiago que no tomaron posesión de sus prebendas también distinguimos diferentes situaciones. 2.

En 1668 la Audiencia escribía al Rey con respecto a Lea Plaza: Es de tan corta capacidad el comisario Pedro de Lea Plaza que el reverendo obispo se halla con gravísimos escrúpulos y no se ha 78 atrevido a darle la posesión del arcedianato al que ascendió. leg. 74 75 .75 En 1651 ya era arcediano de Concepción. Ocupaba Lea Plaza interinamente el cargo de comisario Subdelegado de la Santa Cruzada. quien.76 y en 1660 ascendía a la tesorería de Santiago. Gobierno. leg. se negaba a darles la colación canónica. f. por muerte del deán que lo poseía en propiedad. que avalan por tanto las apreciaciones del obispo. apoyado por la Audiencia. En ese coro llegó hasta la chantría por renunciar el arcedianato. y como él no ha ascendido ni salido de su silla no han podido entrar los demás en las suyas a que están 79 presentados. El obispo Humanzoro además informaba como vacas las prebendas como en 1669: Están también vacos el deanato. Chile. Fray Diego de Humanzoro. f.74 y desde entonces figuró en todos los listados de candidatos de la Cámara de Indias para dignidades de Concepción y prebendas de Santiago. 76 Ibidem. Secretaría del obispado. Secretaría del obispado.77 Hacia 1660 los penquistas no eran bien recibidos en el coro de Santiago. éstas pudieron estar condicionadas por un conflicto que en 1667 había enfrentado a Lea Plaza con el obispo y la Audiencia. 25. Secretaría del obispado. AGI. leg. Hay que decir a favor de Pedro de Lea Plaza que. 140. Chile. Sólo dos años después de efectuado este trámite era presentado como canónigo de Concepción.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 dígena durante diecinueve años. a cuya causa ha renunciado a la merced de su presentación. 463. 106. 78 AASCH.209 - . porque si bien Vuesa Majestad tiene presentado para el arcedianato a Pedro de Lea Plaza éste no ha querido examinarse y es iliterato. y arcedianato y maestrescuela. 25. f. 77 AASCH. 140. 164. El tribunal de Cruzada y la Audiencia se habían puesto de acuerdo para que la publicación de la bula no se AGI. 79 AASCH. aunque en su relación de méritos no figuran títulos ni grados. En 1647 levantó relación de méritos en Madrid. Gobierno. 39. El filtro de entrada era el obispo de esa diócesis.

f. ff. f. a dos oidores y tres abogados de la Audiencia. (en adelante ANH). e inscribió en la tablilla de pecadores públicos y en las puertas de la Audiencia. 25. 84 AGI. 85 AGI. Escribanos de Santiago. leg. Secretaría del obispado. Lea Plaza consideró esto como una intromisión en la jurisdicción eclesiástica. 86 AASCH. leg. Gobierno. y el cabildo eclesiástico hizo contradicción por decir que la canonjía a que venía presentado. según informaba Fray Diego de Humanzoro en 1670: Se presentó ante mi con la merced de su presentación. 87 AASCH. También la incorporación de Alonso Suárez Maldonado al coro de Santiago fue impedida por el obispo y el cabildo eclesiástico. e insuficiente en la latinidad. 83 AGI. conde de Santisteban de 1662: “Sujeto de mucho mérito”. 137 y 138. leg. Aunque nativo de Santiago de Chile. no estaba vaca por lo cual. Gobierno. Gobierno. profundamente enfrentados. Archivo Nacional Histórico de Santiago. Tan sólo un año antes de esta situación.210 - .84 El presidente Francisco Meneses.83 que se citaba en los listados de candidatos y consultas de la Cámara de Indias. El objetivo de esta decisión era impedir un encuentro entre el obispo Fray Diego de Humanzoro y el presidente Francisco Meneses. Secretaría del obispado. sino en la iglesia de la Compañía de Jesús.85 Cuando le llegó la presentación y Suárez Maldonado fue a tomar posesión se encontró con el siguiente recibimiento.80 este fue el trasfondo de los ascensos de Lea Plaza en Santiago. Chile. 25. y porque lo examiné y lo hallé totalmente inepto. para que se sirva de mandarme lo 86 que debo hacer.87 No lograron sin embargo expulsar a Suárez Maldonado del cabildo eclesiástico de Santiago. 164. 39. 98 y ss. no ha sido recibido ni le he dado colación y canónica institución y doy cuenta a Vuesa Majestad de ello. 313. 22.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 realizara en la catedral ese año. 82 Ibidem.82 Contaba incluso con una recomendación del virrey de Perú.81 había sido cura en el obispado de Concepción y desde 1661 canónigo de Concepción. leg. En AASCH. 145. en 1666 lo había recomendado: “Para la tesorería vacante propongo a Don Alonso Maldonado”. Lima. Secretaría del obispado. 80 81 . Chile. el mismo obispo había escrito al Rey pidiendo que presentara en los beneficios y dignidades “personas que puedan honrarlos”. 63.

164. 92 AGI... vol. p. Chile. 2. a una canonjía en cada uno de estos coros. 90 AGI. 94 Arancibia Salcedo. cit. Estando en ese beneficio fue recomendado a la Cámara de Indias por el gobernador Martín de Mujica91 para una canonjía de Concepción. 97 Muñoz Olave. 190. 66. 55. Hacia fines del siglo XVII el Rey volvió a presentar a nativos de Concepción para el coro de Santiago. 20. en 1655 fue rector del Seminario94 y en 1661provisor y vicario general95 nombrado por el obispo Humanzoro. Lista. 100 AGI. Chile. Gobierno. Ramírez de León no tuvo los problemas de otros penquistas... 99 AGI. Gobierno.88 de la que parece que no pudo tomar posesión. Gobierno. 153. Gobierno.”.99 y haber sido visitador general del obispado de Concepción. Gobierno. Chile. p. p.96 En las décadas de 1670 y 1680 los ascensos de Concepción a Santiago no se produjeron por no aceptarlos los favorecidos. 98 Ibidem. “Historia del seminario. Silva Cotapos. Reinaldo.92 La Cámara de Indias lo consideró en listados de candidatos de canonjías y dignidades de Concepción y canonjías de Santiago. Ascendió hasta el deanato y fue uno de los pocos prebendados chilenos considerados en esta época por la Cámara de Indias en las consultas para las vacancias del obispado de Concepción en 1668 y en 1676.. Fue presentado. Chile. 98.. Gobierno. Gobierno..98 impulsar la formación de la Junta de Misiones del reino. op. 35. cit. 88 89 . Rasgos biográficos. ascendiéndolos además desde beneficios de Concepción.211 - . cit. También en esos mismos dos años la Cámara de Indias lo consultó para la tesorería de Lima. con un mes de diferencia. Chile.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 1671 el Rey lo presentó a la tesorería. 218. Carlos. como fue el caso de José González de la Rivera desde el curato de Chillán.97 En realidad sus méritos eran abundantísimos por haber fundado misiones entre los indios. que ya servía como canónigo rezante nombrado por el gobernador Alonso de Córdoba. op. 219. Chile. 93 AGI.89 en cuyo ejercicio murió. Pronto.93 tomando posesión de la de Santiago en 1653.100 nombrado por el obispo Fray AGI. Raimundo. Otro chillanejo que ascendió al coro de Santiago desde el curato del Sagrario de Concepción90 fue Francisco Ramírez de León. Gobierno. Chile. p.. 96 AGI. pero si lo hizo de la mastrescolía... 164. 95 AGI.. 91 Ibidem. Chile. op. 66.

106 AGI. quien pasó a Santiago de Chile como familiar del obispo Fray Diego de Humanzoro105 en 1662. Lista.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Martín de Hijar. Chile. 2003. Chile. (compilador). 63.. p. leg. de los que no lo hicieron. 103 Silva Cotapos. Gobierno. Sirven mucho los curas rectores de ella en los ministerios del servicio de esta Iglesia demás de lo que trabajan en la administración de los sacramentos y en esta consideración nos ha parecido de nuestra obligación informar a Vuesa Majestad para que se sirva de premiar al licenciado Juan Hermua y al maestro Jerónimo Hurtado. Rigoberto.. natural del Callao.. 20. Gobierno. op.102 donde ascendió hasta la chantría. sus buenas relaciones con el cabildo eclesiástico quedan demostradas en la recomendación que éste le hiciera para el coro de Santiago en 1681: En esta santa Iglesia de Santiago de Chile la cortedad de sus rentas no ha dado hasta ahora a la sustentación de los racioneros y medio racioneros y capellanes que debían tener conforme a su erección. Chile. curas rectores de la catedral.212 - . AASCH. Elenco de franciscanos de la Provincia de la Santísima Trinidad. Aunque foráneo. Secretaría del obispado. porque a la vista del premio de estos sujetos se alienten otros a servir con igual 106 puntualidad. 179. cit. 105 Cfr. 455. publicación de circulación interna de la Orden franciscana.103 Un caso aparte de este grupo ocupa el cura de Mendoza Jacinto Medina. quien ya estaba muerto al momento de recibir la presentación de una canonjía en Concepción. publicación de circulación interna de la Orden franciscana. Entre los primeros encontramos a Juan Hermúa.. Sin duda este fue el cargo que le mereció los ascensos.. Iturriaga. vol. por lo que menos aún tomó posesión de sus ascensos al arcedianato de ese mismo coro y canonjía de Santiago. La cercanía con el obispo le mereció el nombramiento de cura rector interin de la catedral de Santiago. 463. Gobierno. que luego sirvió en propiedad. Santiago. En 1699 entró al coro de Santiago como canónigo. 101 102 . ff. Carlos. El gobernador Tomás Marín de Poveda lo propuso como obispo de Concepción101 por la avanzada edad del obispo. 2 vols. allí las tres presentaciones. muriendo chantre en 1716. AGI. 126 y 127.104 Foráneos al reino presentados al cabildo eclesiástico de Santiago Entre los foráneos al reino en el coro de Santiago distinguimos los que tomaron posesión. 39. 104 AGI.

Chile. aunque en la Cámara se sabía en 1662 que no se había embarcado para tomar posesión de la canonjía. R12. Ascendió desde el curato de Ñuñoa y había sido visitador general del obispado. limeño. N.. por lo que pidió licencia para viajar a Indias a tomar posesión. Chile.. Lista. 119 AGI. cuyos méritos le valieron entrar en los listados de candidatos de la Cámara de Indias directamente a la mastrescolía de Santiago (posibilidad que no tuvo ningún nativo del reino). 164. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El obispo Carrasco nombró a Hermúa visitador general del obispado en dos oportunidades antes de 1682. 117 AGI. Gobierno. 455.108 Ascendió hasta la mastrescolía en 1693109 y murió siendo chantre presentado. 20.113 Entre los foráneos que no tomaron posesión sobresale el Bachiller Jerónimo Manrique. Gobierno. natural de Lima. Gobierno.111 Siendo arcediano112 el obispo Romero lo nombró su provisor y vicario general. pero radicado en Chile. vol. Indiferente General. La presentación al deanato de Santiago llegó poco después de su muerte en 1713. Pero entró en 1668 en la consulta de la tesorería de Popayán. 118 AGI. Gobierno. 2. leg.119 con la que fue favorecido.110 También Francisco de Quevedo y Zaldívar era natural del Perú. op. 116 AGI. 120 AGI.118 antes de emprender el viaje a América pretendió en la corte. 112 AGI. Chile. 2. 5435. 113 Silva Cotapos. Chile. 164.3. y doctor en ambos derechos por la Universidad de Avila. Contratación. Chile. en 1685 el Rey lo presentó a una canonjía de Santiago. 2. Gobierno. 115 AGI. 110 AGI.107 Por fin. soldado en Milan. Gobierno. 114 AGI. Chile. 107 108 . Secretaría del obispado. aunque la Cámara lo propuso en segundo lugar en la terna de una canonjía de Santiago en 1660114 y el Rey lo presentó115 en 1661.. p. Chile.117 Luis Rojas Páramo. 164. AGI. Gobierno. Figura en decimotercero o decimocuarto lugar en los listados de candidatos de la Cámara de Indias para dignidades de Santiago. Chile. f. 111 AGI. Opositó a la canonjía doctoral obteniéndola. cit. 5.116 finalmente murió en 1665 sin haber emprendido el viaje.. 24. Gobierno.213 - . 455. 187. Carlos. Hasta 1664 figura entre el primero y el quinto lugar en los listados de candidatos de la Cámara de Indias para dignidades de Santiago. 455. 161.120 En 1673 ya era arcediano AASCH. Chile. 109 Ibidem.

21.214 - . 127 Arancibia Salcedo. 164. Gobierno. otras cuatro veces del arcedianato y deanato de Concepción. cinco de canonjías. p. 121 122 . Nos detendremos ahora en el grupo de los no consultados pero si propuestos por la Cámara de Indias. tres veces para canonjías. Antes de 1684 había obtenido una canonjía en Santo Domingo.6%. 124 AGI. 66. En tanto que diez veces fue incluido en listados de candidatos de Santiago. op. figuró diecinueve veces en los listados de candidatos de la Cámara de Indias. dos de ellos del Sagrario y uno de Santa Ana. ocupando entre el sexto y el noveno lugar. cura de La Ligua desde 1664. y finalmente fue presentado como canónigo de la catedral de Santiago el 23 de abril de 1684. Raimundo..121 Probablemente emprendió un nuevo viaje a España. Diego Alvarez Guarida.127 Entre 1665 y 1678. tres de ellos en las parroquias urbanas. analizando las carreras y recomendaciones. Parroquias.. Gobierno. 123 Ibidem. Dieciocho de los propuestos fueron sólo curas.. 128 AGI. Entre los primeros. el 28% fueron consultados por la Cámara de Indias. y los que sirviendo el curato ejercieron además tareas en la administración diocesana. Cinco de ellos combinaron el curato con el cargo de visitador general. 125 AGI.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de Popayán.122 que no aceptó. y uno fue provisor y vicario general. treinta y siete de ellos.128 nunca en una consulta. Chile. dos en el séptimo lugar.124 pero llegó hasta Lima y no continuó el viaje a Santiago. Quito. Chile.. 215. AGI. llegaron a ser canónigos en este coro. el 38. y catorce de los consultados. pero a partir de 1673 AGI. 164. 152. 126 AGI.123 Solicitó y recibió la licencia para tomar posesión de su canonjía. Gobierno. Nueve veces fue considerado en listados de candidatos del cabildo eclesiástico de Concepción. Gobierno. 455.125 Los propuestos pero no consultados De un total contabilizado de ciento treinta y un curas del obispado de Santiago entre 1650 y 1700. y continuó con sus pretensiones en la Cámara. en torno al vigésimo lugar. Chile.126 y de Rancagua desde 1669. Chile. Gobierno. N. También distinguimos en este grupo los que como curas fueron considerados en listados de candidatos. Contratación 5446. cit.

no en consultas. .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 descendió al vigésimo tercero. Chile. aumentando el número de consideraciones en las prosiciones a partir del retorno al obispado de Santiago. natural de Santiago. y desde entonces fue considerado en cinco oportunidades en listados de candidatos. En 1684 levantó relación de méritos en Madrid. encontramos al licenciado Pedro Cobaleda Moreno. En este caso llama la atención la distancia de catorce años entre el levantamiento de la relación de méritos y la primera vez que fue considerado en una proposición. 164. de las que los agraciados no tomaron posesión. El resto de los curas propuestos provienen de curatos de todo el obispado: Elqui. sino a los que tuvieran residencia efectiva en los beneficios del obispado. Mendoza. las carreras descriptas nos muestran que en la década de 1670 se produjeron las últimas presentaciones de santiaguinos a canonjías de Concepción. descendiendo después a los lugares posteriores al vigésimo. En 1706 lo encontramos como cura del Sagrario de Santiago. Copiapó. pero recién en 1698 fue considerado en decimotercer lugar en los listados de candidatos de la Cámara de Indias para una canonjía de Santiago. de quien el obispo Fray Diego de Humanzoro dijo: “En Copiapó hay muchos españoles. mientras se desempeñaron en esa capellanía. interrumpiéndose desde ese momento la relación establecida por el Rey de ascensos entre ambos coros. antes de 1673 figuraba en el decimosexto lugar. Gobierno. en el mismo lugar.129 recomendación que no incluía una consideración de este cura para una prebenda. También dos de los capellanes de la Audiencia figuraron en los listados de candidatos. Seis veces fue propuesto en dignidades. Se los conoció en la Cámara de Indias y se los recomendó como beneméritos por medio de las recomendaciones de los obispos. cuatro veces (entre 1705 y 1712) para las dignidades de Concepción en el duodécimo lugar y una vez para una canonjía de Santiago (en 1709). residente en Perú. De Alvarez Guarida la Cámara no cita ninguna recomendación. teniente cura de Guacho y a partir de 1674 cura de Guayra130 en el arzobispado de Lima. tanto en listados de candidatos de canonjías como de dignidades. Huasco. Contaron con recomendaciones del gobernador 129 130 AGI. En cuanto a curas residentes en otros reinos de la Monarquía. Ibidem. Por otro lado. como ocurrió con el cura de Copiapó Lucas Díaz Sandoval. etc. Pareciera que la política de selección de la Cámara de Indias no sólo se limitaba a los naturales de Santiago para ese coro. es de los más antiguos y beneméritos”.215 - .

uno de ellos además por un tiempo capellán del monasterio de agustinas. De las quince veces que fue propuesto. Diego López Castro. para el deanato de Concepción. siempre en torno al decimoquinto y decimoctavo lugar. Uno de ellos. El cura Bernardino Chacón. arzobispo de Lima. p. Cinco eran curas. Gobierno. 402. Con respecto a los presbíteros domiciliarios de Concepción. Seis veces fue propuesto para el coro de Concepción. Ruelas Sandoval contaba con una recomendación de Francisco Meneses. cit. . y con los méritos de haber sido nombrado gobernador del obispado y provisor y vicario general en 1662. de las trece veces que fue propuesto entre 1650 y 1657. En los catorce listados de candidatos restantes lo consideraron para dos canonjías y las dignidades del coro de Santiago. Muñoz Olave.132 durante la sede vacante de 1661 a 1669. entre ellos Juan Ruelas Sandoval ejercía además cargos administrativos en la diócesis.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 del reino y de la Audiencia. dos para canonjías y tres para dignidades. En la composición del cabildo eclesiástico de Santiago entre 1650 y 1700 predominaron los chilenos santiaguinos. op. ninguno consultado. todos fechadas en la década de 1650. tres para canonjías y tres para dignidades. Rasgos biográficos. 164. Reinaldo. en torno al séptimo lugar. Las ocho veces restantes fue propuesto en el coro de Concepción para tres dignidades. entre el sexto y el noveno lugar. en torno al decimotercero lugar. A partir de ese momento. capellán en 1652 hasta aproximadamente 1667.216 - .. y cinco canonjías. las presentaciones regias a este cabildo incluyeron a prebendados de Concepción que ascendían al 131 132 AGI. provisor y vicario general y visitador general del obispado. Según el sistema de ascensos establecido por la Monarquía que vinculó entre sí a los dos cabildos eclesiásticos chilenos. El mismo esquema se repite en los listados de candidatos de los otros tres curas. Chile. sólo los canónigos o dignidades de Concepción fueron propuestos al coro de Santiago.131 fue propuesto diecisiete veces por la Cámara de Indias.. nueve lo fue para el coro de Santiago. cuatro veces para canonjías y cinco para dignidades (en 1681 se propusieron juntas la mastrescolía y canonjía de Santiago). sólo cinco fueron propuestos por la Cámara de Indias para vacancias de ambos obispados. por Pedro Villagomez. Pero nunca fue consultado. Otros dos de los propuestos fueron visitadores generales del obispado. sólo cinco fueron para Santiago.. gobernador de Chile.. tres de ellas para dos canonjías y el arcedianato del coro de Concepción.

El fracaso de esta política regia se manifestó en que los presentados foráneos no residentes en el reino de Chile no tomaron posesión de sus prebendas y en el obstáculo efectivamente puesto por el obispo de Santiago Fray Diego de Humanzoro a la toma de posesión de los penquistas. doce fueron previamente curas. afectó la recepción en Santiago de los prebendados penquistas ascendidos. Cuatro de ellos ascendieron desde un curato. Uno solo tomó posesión de su prebenda en Concepción. de los seis provisores y vicarios generales que hubo. cinco fueron dignidades del cabildo. La Serena. Los otros ascensos se produjeron desde los curatos de Valparaíso. cuatro de ellos también fueron visitadores generales del obispado. Si consideramos además a los seis penquistas presentados. Entre los curatos del obispado de Santiago que podemos considerar de ascenso hacia el cabildo eclesiástico se encuentran fundamentalmente el Sagrario de la catedral. de ellos sólo dos tomaron posesión de su prebenda. Entre los nacidos en el obispado de Santiago que entraron al cabildo eclesiástico de Santiago sin ascender desde Concepción. En este período. Santa Ana. Probablemente la crítica relación entre el cabildo eclesiástico de Concepción y la Monarquía (ver cap. Las presentaciones regias al cabildo eclesiástico de Santiago incluyeron a cinco foráneos al reino. situación que se revertió a fines del siglo XVII cuando se respetaron los ascensos. Mendoza y Ñuñoa. Un solo prebendado no tenía grado universitario y había estudiado en el Seminario local. con una sola excepción.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 coro de Santiago y santiaguinos que iniciaban una carrera capitular en el coro de Concepción. cuando este cargo lo obtuvo un cura. La mayoría eran doctores en teología graduados en el colegio de los jesuitas. 8). Si consideramos además la actitud de los santiaguinos presentados al cabildo eclesiástico de Concepción de no tomar po- . específicamente siendo visitadores generales.217 - . Seis naturales del obispado de Santiago fueron presentados a canonjías de Concepción desde las que ascendieron al cabildo eclesiástico de Santiago. la mayoría de los cuales no tenía grado universitario. siéndoles negada en algunos casos la colación canónica por el obispo. y dos eran curas y visitadores generales del obispado. Un cura fue presentado después de muerto. Sólo dos canónigos ascendieron al cabildo eclesiástico directamente desde la administración diocesana. queda clara la intención de la Monarquía de que el cabildo eclesiástico no estuviera exclusivamente conformado por nativos del obispado de Santiago. En cambio. San Saturnino. siete de los prebendados penquistas ascendidos a Santiago acudieron a este coro a tomar posesión de su prebenda.

Así entonces la localidad de los cabildos eclesiásticos chilenos en el siglo XVII se manifiesta como expresión de una política desacertada de la Monarquía ignorante de la situación local.218 - . absolutamente descontextualizada de la realidad local que impedía la subsistencia de los prebendados fuera de su patria chica. se cierra el espectro del fracaso de la política eclesiástica de la Monarquía.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 sesión de sus prebendas personalmente. .

Para la mayoría de los prebendados este coro fue la principal y última etapa de su carrera ya que sólo cinco de ellos fueron ascendidos a mitras. en: Gonzalvo. Pilar. pp. 149-162. Oscar. y significó un control criollo de los cabildos ya que el criterio de promoción más usual era la antigüedad. y además local. 2 Mazín. pp. se les permitía pretender en los coros peninsulares. el 56% eran criollos y el 30% peninsulares. diez de los cuales fueron foráneos al reino. aunque a partir de 1770 aumenta la presencia peninsular llegando a ser mayoría al final del siglo XVIII. En México. Oscar Mazín2 constata el mismo predominio criollo en la composición del cabildo eclesiástico de Valladolid de Michoacán. el 80% eran criollos y el 7% españoles. Ganster. siguió siendo la característica. Estas disposiciones no afectaron a los cabildos chilenos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 11 El cabildo eclesiástico de Santiago (1700-1810) El cabildo eclesiástico de Santiago de Chile en el siglo XVIII y hasta 1810 estuvo compuesto por un total de cincuenta individuos. “Miembros de los cabildos eclesiásticos y sus familias en Lima y la ciudad de México en el siglo XVIII”. 1 . Según Paul Ganster1 de los ciento cuarenta y un prebendados limeños. del 20% restante se desconoce con exactitud el lugar de origen. 314 y 371. op.219 - . Este predominio se mantuvo a lo largo del siglo.. siguiendo la política propuesta por José de Gálvez. además. Paul.. aunque está claro el origen criollo de estos indeterminados. en los que el predominio criollo. A estos últimos. Visitador de Nueva España.. La única característica que comparte con los cabildos eclesiásticos de Lima y México es la composición mayoritariamente criolla. del 13% restante se desconoce el lugar de origen. cit. En 1776 la Corona española dispuso. que sólo un tercio de los miembros de los cabildos eclesiásticos americanos podían ser criollos. y por lo tanto más criollos ascendían a las dignidades.. Familias novohispanas. Ibidem.

los nativos los obtuvieron en el reino. y de tres. aunque desconocemos el lugar exacto de su nacimiento. uno en Casablanca. eran foráneos al reino. nacidos en las siguientes ciudades: dos en La Serena. aunque igualmente ascendió a Santiago desde el cercano coro de Santa Cruz de la Sierra (ver el gráfico 1). ya que cuarenta de los miembros del cabildo eclesiástico fueron chilenos. el 60% en Santiago. el 22%. treinta y dos en la ciudad de Santiago.220 - . durante el siglo XVIII el 77% de los miembros del cabildo eran nacidos dentro del reino de Chile. salvo Andrés del Campo Segura (el único nativo español). Sólo diez prebendados. Grados universitarios de los prebendados En el siglo XVIII en el coro de Santiago no hubo prebendados sin grados universitarios.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Origen geográfico de los prebendados Esta marcada localidad en la carrera capitular de los miembros también la encontramos en su origen geográfico. sabemos que fueron chilenos. tres en Concepción. Como muestra el gráfico. de las zonas limítrofes. los foráneos y los chilenos con carrera precapitular en el exterior aportaron otras universidades al conjunto de lugares de estudio del .

5 Blas Troncoso. 525. José Toro y Zambrano.4 Juan José Ríos y Terán. AGI..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 cabildo eclesiástico.7 En la primera mitad del siglo XVIII los tres canónigos doctorales que ascendieron a obispos estaban graduados en Lima. op.. Gobierno. 411. 7 Medina. 461. Gobierno. Chile. 3 4 . AGI. Chile. Valentín Albornoz Ladrón de Guevara era doctor en teología por el colegio San Eustaquio de Roma. 6 AGI. 452. doctor en cánones por la Universidad de Ávila. Gobierno.6 y revalidó su título en la de San Felipe en 1756. doctor en teología por la Universidad de Charcas. fue doctor en teología por la Universidad de Córdoba del Tucumán. Santa Fe 418. 454. Gobierno. 8 AGI. Historia de la Real Universidad de San Felipe. 164.. p. 9 AGI. Charcas.. cit. Gobierno.8 Manuel de Alday9 y Pedro Felipe de Azúa10 fueron doctores en ambos derechos por la Universidad de San Marcos (ver el gráfico 2). Gobierno. Pedro Antonio Rojas y Argandoña. 5 AGI. 10 AGI. Gobierno.221 - . Chile.. Chile. José T.3 Juan Pablo Fretes doctor en ambos derechos por el Seminario de Charcas. 150. Chile. tomo I.

Los otros grados correspondieron a un maestro en artes y un bachiller en teología. Carrera precapitular de eclesiástico de Santiago los prebendados del cabildo De cura a canónigo Treinta y uno de los prebendados ejercieron la cura de almas antes de ingresar al cabildo eclesiástico. también se doctoró en ambos derechos en Lima. incluidos en esta cifra total a . y treinta doctores en teología. ignorándose el grado universitario de diez prebendados.222 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El cabildo eclesiástico de Santiago recibió en su seno a treinta y siete doctores. y en el caso de Alday. Los miembros del coro de Santiago por tanto tuvieron una homogeneidad educacional universitaria que estrechó sin duda los vínculos entre el cabildo eclesiástico y la Universidad de San Felipe. y marcó la distancia con respecto al clero exclusivamente parroquial (ver el gráfico 3). Una mención aparte merecen dos penquistas. quienes se doctoraron en teología por el Seminario de Concepción. Mariano Roa y Manuel de Alday. entre los cuales hubo siete en ambos derechos (dos además fueron también doctores en teología).

11 12 . p. A partir de 1756. Ibidem.. En efecto... cit. cura de Jachal (en la región de Cuyo).14 También Oscar Mazín constata en Valladolid de Michoacán que la mayoría de los prebendados ascendieron desde los curatos15 del obispado.13 A principios del siglo XIX. Oscar. Lo mismo ocurría con respecto al ejercicio de cargos en la administración diocesana.. cuando se erigieron las cátedras de la Universidad de San Felipe. p.. fue cura de Logroño entre 1702 y 1709. Ibidem.315. 15 Mazín. Chile. ascendió a una ración del coro de Santiago. Que la mayoría de las promociones al cabildo eclesiástico se realizara desde los curatos de Santia- Arancibia Salcedo. La creación de la Universidad favoreció que los curatos de la ciudad de Santiago se convirtieran en los únicos posibles de servir junto con el emprendimiento de una carrera de catedrático. Paul. Parroquias. diecisiete prebendados sirvieron los curatos capitalinos antes de entrar al coro local.. ocho de estos curas ascendieron directamente desde su curato al que servían en exclusividad. por ejemplo. De esta manera se explica que veinticinco de los prebendados hubieran nacido en Santiago y que la mayoría de las promociones al cabildo eclesiástico se realizara desde los curatos de esa ciudad. 14. 14 Ibidem. op. mientras que siete prebendados fueron curas de parroquias del resto del obispado. En la primera mitad del siglo XVIII. se dio una excepción con respecto al resto de los prebendados.. 103. A social history of the secular clergy of Lima. Si bien Ganster conoce la carrera precapitular de la mitad de los miembros del coro de Lima. aunque el 20% antes de ser promovidos al coro inició su carrera como catedrático y luego fueron párrocos. 13 AGI. p.223 - . sostiene que ésta incluía el servicio a varios curatos a los que se accedía por permuta o por oposición. cuando José Gregorio Garfias. 16 Ganster. 455. Las posibilidades de entrada al coro se concentraron entonces en los presbíteros nativos y residentes de la ciudad. p. Paul Ganster16 observa lo mismo en la carrera de los miembros del cabildo eclesiástico de Lima entre 1730 y 1761. cuatro prebendados fueron curas y consiliarios o catedráticos antes de ingresar al coro. Gobierno. Francisco Pavón. cit. es decir que no desempeñaron cargos en la administración diocesana.11 de Curimón entre 1709 y 1717.12 año en que fue presentado a la canonjía magistral. Raimundo.. op.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 cuatro de los foráneos del obispado. 69.

donde llegó a ser asimismo cura rector de la catedral. Secretaría del obispado. op. AASCH. propiciado por su tío arzobispo Pedro Miguel Rojas y Argandoña.22 ascendió a la tesorería y murió siendo chantre. cit.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 go constituye una de las diferencias fundamentales en la carrera precapitular de los prebendados del siglo XVIII con respecto a los del siglo XVII. 455. Lista. Carlos. fue ordenado a título de capellanía y cura de Valparaíso17 por oposición. Chile. quien en 1745 lo recomendó para el arcedianato vacante del coro de Santiago18 y lo nombró su visitador general del obispado.. Un viaje a España le permitió doctorarse en cánones en Avila.19 A partir de 1763. 452. Chile. Se trata de Juan José Ríos y Terán y de Pedro Antonio Rojas y Argandoña. Continuó en su curato hasta 1771.23 En las nuevas raciones y canonjías del coro de Santiago erigidas en 1774. 23 Silva Cotapos. Gobierno. familiar de Pedro Felipe de Azúa. 164. p 186. ya que a partir de 1750 se consulta a curas de las sufragáneas de Lima. arzobispo de Santa Fe. 20 AGI. 20.20 Es el único cura chileno que hemos encontrado consultado para prebendas de Lima. Gobierno. ff. 17 18 . Ríos y Terán. 26. 19 AGI. vol.. y no sólo a los curas de las parroquias limeñas. 303 y 304. la Cámara de Indias propuso y el Rey presentó preferen- AGI. en Bogotá fue rector de la catedral y provisor y vicario general del obispado.21 a las que renunció. 1561. y fueron posteriormente presentados en el coro de Santiago. por su parte. Gobierno. Gobierno. Esto parece formar parte de un proceso propio también de los ascensos hacia el coro limeño. y emprender el viaje de regreso a Chile como canónigo de Santiago. Dos chilenos hicieron carrera en otros reinos de la Monarquía. 21 Ibidem. había empezado su carrera eclesiástica en Charcas. Pedro Antonio Rojas y Argandoña. como familiares de obispos chilenos.224 - . De hecho Pozo fue presentado a una ración y a una media ración del cabildo limeño. leg. Volvió a Santiago con la presentación de racionero del cabildo eclesiástico. Pozo figura en las consultas para raciones y canonjías de la catedral de Lima. año en que fue presentado a una canonjía en Santiago. Lima. junto a curas de los obispados de Trujillo y La Paz. 22 AGI. Chile. para el coro de la metropolitana.. por su parte.. José Pozo y Silva. Gozó de las recomendaciones y apoyos del obispo González de Melgarejo en su carrera.

Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 temente a curas del obispado. Mariano Roa. AGI.225 - . 190.26 y sirvió durante siete años la capellanía del beaterio de Santa Rosa. Estanislao Andía Irarrázaval. 452. Juan Castillo). jurisdicción y protección de su patrono. la carrera precapitular de los racioneros Pedro Montt. Chile. se ordenó de presbítero en 1740 a título de capellanías familiares. Familiares prebendados Seis prebendados iniciaron su carrera eclesiástica como familiares de obispos o capellanes de gobernadores. 222. Chile. cura de Santa Ana. La ocasión de ascender al cabildo eclesiástico llegó con las oposiciones a la canonjía magistral en 1747. 24 25 . Chile. 99. por ejemplo. En la primera década del siglo XIX se mantuvo el mismo criterio. 27 AGI. desde 1745 familiar. 26 AGI.25 En las presentaciones posteriores por ascensos a las canonjías se prefirió a curas del obispado y a tres foráneos (Juan Pablo Fretes.24 y José Gregorio de Cabrera. Sirvió en la administración diocesana como visitador general27 inmediatamente después de la ordenación hasta su presentación a una canonjía en el coro de Santiago en 1713. Gobierno. poseedores de capellanías familiares que fueron muchas veces su congrua de sustentación o de capellanías institucionales. En al Antiguo Régimen un familiar era un dependiente que vivía en la casa de un personaje importante sin ser formalmente su criado. pagaba la protección que éste le dispensa. También Juan Andía Irarrázaval se ordenó de presbítero a título de capellanía en 1708. Indiferente General. cura del Sagrario. Gobierno. Agustín Diez de Arteaga. el alojamiento y la comida. a la que fue finalmente presentado. De capellán a canónigo Un grupo de prebendados fueron clérigos capellanes antes de ingresar al cabildo eclesiástico. Dos de los racioneros presentados en 1774 ascendieron directamente desde un curato. El familiar se encontraba bajo la autoridad. confesor y capellán del AGI. haciéndole servicios diversos. Dentro de este grupo destacamos a José Gregorio de Cabrera. Francisco Javier Palomera y José Antonio Jaraquemada se había desarrollado asimismo en el servicio a curatos. en efecto.

Contratación. Sin embargo en las oposi- Todos los datos obtenidos de AGI. Fue presentado a una ración en 1774. N1. leg. 5485. 68. Chile. se inició en el coro de Santiago.28 En ese año fue nombrado cura de la parroquia del Sagrario interino. Pertenecen también a este grupo otros dos prebendados que inmediatamente después de la ordenación sacerdotal emprendieron un viaje a Madrid regresando con una presentación para el coro de Santiago: Francisco Meneses con una canonjía31 y Pedro Vivar y Azúa con una ración a la que había pretendido. su carrera eclesiástica. Gobierno. se sitúan aquellos que se ordenaron de mayores después de ganar las oposiciones a las canonjías de oficio. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 obispo de Santiago González de Melgarejo hasta la muerte de éste en 1754. f. se ordenó de presbítero a título de una capellanía familiar. 28 29 .. En este subgrupo. y a partir de 1767 desempeñó comisiones de la Junta de Temporalidades jesuitas del reino. confesor y secretario de cámara hasta 1763.. nos muestra que las posibilidades para ellos de entrar por esta vía al cabildo eclesiástico eran tan escasas que no se presentaban a los concursos. 473..226 - .. R14 32 AGI. Pedro Felipe de Azúa e Iturgoyen y José Antonio Martínez de Aldunate) y Pedro García Huidobro ordenado de presbítero a título de beneficio30 después de ser presentado a una ración en 1774. Asimismo. 452. José Agustín Diez de Arteaga. 30 AASCH.32 Curas. catedráticos y canonjías de oficio Los pocos curas que se presentaron a las oposiciones de las canonjías de oficio en el siglo XVIII. entre ellos los cuatro que fueron obispos (Manuel de Alday. op. Chile. Secretaría del obispado.. De presbítero a canónigo Nueve individuos entraron por presentación regia directamente después de la ordenación sacerdotal. Historia de la Real Universidad de San Felipe. cit. José T.29 Las carreras se diversificaron después incorporando la cura de almas o la cátedra universitaria. José Toro y Zambrano. Medina. p. por tanto. 31 AGI. 442. tomo I. y se desempeñó como capellán y confesor del gobernador Antonio Guill Gonzaga. El obispo Manuel de Alday también lo nombró su capellán. 460.

37 Fue presentado Estanislao Andía. Pedro Miguel Argandoña. ahora cura de Valparaíso y visitador general del obispado. se presentaron Estanislao Recabarren. 35 Espejo Tapia. AGI. 41 AGI. quien fue presentado41 por el Rey. En 1765 se celebraron nuevas oposiciones. cura del Sagrario39 de la catedral y Sustituto de la cátedra40 de Prima de Teología de la Universidad de San Felipe. Chile.. Juan L. Fernando Ríos. 501. Chile. p. probablemente se opusieron para adquirir méritos. Gobierno. Gobierno. Gobierno. Gobierno.. Pedro Zumaeta. 38 Ibidem. Francisco Martínez de Aldunate e Ignacio Morales. Al igual que en las oposiciones de 1716. Parroquias. Chile. 455. 68. y Francisco Pavón. 148. obispo de Santiago. Peteroa. cit. op. 150. José López y Manuel Diez Aséndegui. cura y vicario de Quillota. cura y vicario de Curimón. Ibidem. 235. Curimón y Choapa. y finalmente Domingo Sánchez Barrera. ambos capellanes de capellanías familiares. Chile. Chile. 68. f.. vol. 452. 53. quien fue presentado por el Rey. familiar de Alonso del Pozo y Silva.35 entre los curas. En las oposiciones de 1726 hubo más opositores. presbítero.34 En 1747 se presentaron tres minoristas en busca de título de ordenación y méritos: Fernando Bascuñan. capellán de la Audiencia de Santiago. Narciso Ossa. 455.. 37 AGI. minorista en 1716. También se presentaron tres minoristas en busca de títulos de órdenes.. 33 34 . quien en 1748 se opuso a los curatos de Petorca. se presentó un solo cura al concurso. AGI. 39 AASCH.33 los dos primeros estaban recién egresados del colegio de los jesuitas. quien resultó ganador. leg. 40 AGI. Manuel Diez Aséndegui. p. Otro opositor fue Pedro Asencio de Tula y Bazán.38 doctor en teología por la Universidad de San Felipe.227 - . Raimundo. Secretaría del obispado. Francisco Martínez de Aldunate. Gobierno. Santa Cruz.36 entre los presbíteros. Bernabé Cruz y Estanislao Andía Irarrázaval. recientemente ordenado de presbítero y José Joaquín Gaete. 36 Arancibia Salcedo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ciones a la canonjía magistral de 1716 se presentaron tres clérigos minoristas que buscaban título de ordenación.

.45 quien fue presentado por el Rey. 453. 269. un clérigo minorista y un clérigo tonsurado. Historia de la Real Universidad.50 y José Antonio Errázuriz. Chile.. José Tadeo Quesada y Salinas. cura de San Lázaro y AGI. Estos eran José Santiago Rodríguez Zorrilla. Gobierno. se convocaron nuevamente las oposiciones.49 Rafael Diez de Arteaga. rector del colegio carolino desde 1785. 50.. José T.. 44 AASCH. José Egaña. después que éste último ascendiera a la mitra de Santiago. los tres clérigos minoristas. p.. 63. leg. domiciliario del obispado de Concepción. natural de Buenos Aires y catedrático del Maestro de las Sentencias a partir de 1804. en busca de título de ascenso a mayores. vol. 46 AGI.. ya hemos dado cuenta de los opositores y poseedores hasta 1736.. y Manuel Vargas Verdugo. tomo I. tomo I. Historia de la Real Universidad . 515. cuando la obtuvo Manuel de Alday. Resultó ganador Martínez de Aldunate quien además era desde mayo de 1756 el catedrático de Leyes de la Universidad de San Felipe. Juan L. cura de Copiapó. Medina. f. Secretaría del obispado.. y Bartolomé Tollo. José Aristegui era catedrático de teología. p. 47 Medina. Gobierno. 454. 455. 49 Espejo Tapia. Ibidem. y tres catedráticos de la Universidad de San Felipe. Chile. Chile. y tres catedráticos. p.228 - .44 Los curas eran José Ignacio Infante. Los concursantes fueron José Miguel Palacios. 50 AASCH. regente y sustituto de la cátedra de Prima de Leyes y catedrático de Moral. el racionero46 Miguel Palacios (que obtuvo la oposición y fue presentado). 101. Se presentaron al concurso José Antonio Martínez de Aldunate. José Ignacio Infante. cit. esta vez dos eran curas. op. En 1756. Gobierno. 515. En 1805 se celebraron las últimas oposiciones a esta canonjía de nuestro período de estudio.47 Con respecto a la canonjía doctoral.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 En 1789 nuevamente hubo un grupo de siete opositores. 48 AGI. José Cortés Madariaga. cit.48 En 1786 se celebraron nuevas oposiciones. catedrático del Maestro de las Sentencias hasta 1804. Hubo cuatro opositores: un cura...op. 29. 42 43 . cura de Quillota. rector del colegio carolino hasta 1784. y José Tadeo Quesada catedrático del Maestro de las Sentencias43 y vicerrector del Seminario. Chile.. José de Ureta e Irarrázaval. 45 AGI. f. Secretaría del obispado. 443. catedrático de Prima de Teología y Artes42 y racionero interin. José T. Francisco Arechavala. leg. 207. Gobierno.

1998. Recordemos que los nombramientos de cátedras de la Universidad de San Felipe por el gobernador del reino se produjeron por primera vez precisamente en 1756. 96. 56 AGI. Los opositores a la canonjía doctoral a partir del año 1756 muestran la misma relación. México. de hecho todos los opositores tenían un vínculo con la universidad. el nobel catedrático de leyes. Gobierno.54 Luis Bartolomé Tollo. 57 Aguirre Salvador.55 José Santiago Rodríguez Zorrilla. UNAM. racionero y catedrático de Prima de Teología. Las últimas oposiciones de esta canonjía bajo el dominio español en 1803 fueron las que tuvieron más opositores. cura del Sagrario de la catedral de Santiago de Chile. capellán del monasterio de carmelitas descalzas. Pero a partir de 1789 obtener por oposición la cátedra del Maestro de las Sentencias se convirtió en el trampolín hacia la canonjía magistral. catedrático de Prima de Cánones de la Universidad de San Felipe.. 53 Arancibia Salcedo. Chile.51 quien fue ganador de la oposición y presentado por el Rey. 54 AGI. Chile. Chile. 127. p... Vacante desde 1801. Rodolfo Aguirre. Miguel de Eyzaguirre y Arechavala. Chile. se presentaron ocho candidatos: Diego Antonio Elizondo. Parroquias. Gobierno. Por lo tanto la carrera de catedrático se concebía como el punto inicial de una carrera eclesiástica. incorporándose la primera a la carrera eclesiástica. Siglo XVIII. 55 AGI. Chile.56 quien resultó ganador. A partir de las oposiciones de 1765 a la canonjía magistral. recientemente graduado de doctor en ambos derechos por la Universidad de San Felipe. cura y vicario de San Fernando. Gobierno. De esta manera se estrecharon más los vínculos entre la universidad y el cabildo eclesiástico. 454. AGI.53 Domingo Errázuriz y Madariaga. Centro de estudios sobre la Universidad. 453. El ascenso profesional de los catedráticos juristas de la Nueva España. 453. es posible constatar la disminución de curas en las oposiciones. Las oposiciones de 1786 continúan en la misma línea. en su estudio sobre los catedráticos juristas de la Universidad de México en el siglo XVIII57 llega a la misma conclusión al constatar que el 88% de los catedráticos de leyes de la Universidad de México Ambos datos en AGI. Por el camino de las letras. 454. p. resultando ganador de la oposición a la canonjía doctoral José Antonio Martínez de Aldunate.. op. cit.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Bibliotecario de la biblioteca de la Universidad de San Felipe. Gobierno. Rodolfo.229 - .52 Gregorio Barnechea. Gobierno. 51 52 . Raimundo. y la relación que se inicia entre esta canonjía y los catedráticos de teología de la Universidad de San Felipe. 167.

no sólo incluía la enseñanza sino además la administración de esta última. Palacios y Rodríguez Zorrilla respectivamente. Si un prebendado era reelecto sucesivamente. escrupulosamente respetada. En 1784. 7.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 en el siglo XVIII eran clérigos seculares que buscaron promociones a los cabildos eclesiásticos mejicanos. el vicerrector era muy probablemente Bonet. A partir de la erección de la Universidad de San Felipe. La relación entre el cabildo eclesiástico y la universidad fue muy estrecha. José T. tomo 1. que tengan más de doce años de cátedra efectiva... el Rey había dispuesto según Pedro Bonet que Los catedráticos de universidades insignes. Pedro. p. si un seglar era rector. p. cit. Las constituciones de la universidad establecían que la elección del rector se hiciera entre los doctores y en turnos.. Por otra parte. de manera que año por medio correspondiera a eclesiásticos. Esta fue la primera vez en toda la historia del cabildo eclesiástico de Santiago que estas oposiciones no fueron la puerta de entrada para nuevos miembros al coro. cátedras o el rectorado. eran catedráticos pero ya formaban parte del cabildo eclesiástico como racioneros.. la carrera eclesiástica incluyó cargos menores en la Universidad. 60. Se produjo una verdadera alternancia de rectores entre los prebendados y seglares. 58 59 . sean consultados en tercer término para canonjías de catedral: y lo mismo los directores de colegios y seminarios que por igual término se hubieren distinguido en la 58 buena educación y gobierno de sus alumnos. Entre 1747 y 1810 quince de los rectores de la universidad fueron prebendados. Ibidem. A Diez de Arteaga le sucedió entonces José Ignacio Guzmán entre 1784 y 1786. como ocurrió con José Agustín Diez de Arteaga entre 1781 y 1783. op. Historia de la Real Universidad de San Felipe. Prebendados y Universidad de San Felipe La creación de la universidad de San Felipe en la segunda mitad del siglo XVIII cambió las posibilidades de hacer carrera del clero secular chileno.230 - . el seglar ocupaba el cargo por el mismo período. En las oposiciones a la magistral y a la doctoral de principios del siglo XIX se dio además una coincidencia: los ganadores. Medina..59 Todos los rectores eclesiásticos fueron miembros del cabildo eclesiástico de Santiago.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

un prebendado. Los rectores prebendados fueron los canónigos de
oficio o las dignidades del cabildo eclesiástico. El interés por la
universidad se debió a múltiples causas. Sin duda era una entrada
económica más para un cura o un prebendado. Fue otra de las
instituciones locales que la elite controló en su establecimiento y
de la que formaba parte en su composición. Las familias locales se
repartieron las cátedras y los cargos administrativos, que fueron
objeto de luchas y enfrentamientos.
Ya hemos establecido la relación entre canonjías de oficio y
cátedra universitaria. Nadie que haya sido exclusivamente
catedrático ascendió al cabildo eclesiástico de Santiago, la cátedra
se combinó siempre con el servicio de un beneficio. En algunas
carreras, como la de José Vicente Larraín Salas, encontramos
combinadas la cátedra universitaria con la cura de almas. doctor en
ambos derechos por la Universidad de San Felipe, se ordenó de
presbítero a título de patrimonio60 en 1786. Complementó
inmediatamente después de la ordenación la carrera eclesiástica
con la de catedrático, regentó dos cátedras de leyes, y en 1798
obtuvo la cátedra de Prima de Cánones y el curato de la parroquia
del Sagrario de la catedral de Santiago, ambas plazas las ocupó
hasta 1802, cuando fue separado de la cátedra. La ordenación a
título de patrimonio lo excluía del servicio en beneficios, pero si el
objetivo de Larraín era una prebenda del cabildo eclesiástico, no
podía obviar los beneficios ya que el clero patrimonial no era
seleccionado por la Cámara de Indias para prebendas. Por otro
lado, la composición del coro de Santiago mostraba que nadie que
hubiera sido exclusivamente catedrático hubiera ascendido a una
prebenda. En 1803 viajó a Madrid,61 volvió como canónigo de la
catedral de Santiago y con una real cédula que lo restituía en la
cátedra de Prima de Cánones, que reasumió en 1804. Larraín fue
fundamentalmente un clérigo catedrático que ejerció la cura de
almas en vistas a una prebenda.
Otro miembro de este grupo es José Cortés y Madariaga quien
emprendió simultáneamente una carrera eclesiástica y de catedrático,
oponiéndose con resultados adversos a curatos y cátedras en 1789,
hasta que en 1790 fue nombrado consiliario mayor de la Universidad
de San Felipe. Catedrático interino de Prima de Artes y sustituto
de Prima de Teología en 1791,62 se ordenó de sacerdote en 1794
y ese mismo año viajó a España como apoderado de la Univer-

AASCH, Secretaría del obispado, leg. 68, f. 521.
AGI, Gobierno, Chile, 461.
62 Todos estos datos en AGI, Gobierno, Chile, 452.
60
61

- 231 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

sidad de San Felipe.63 En Madrid se preocupó de los negocios de la
universidad y de los propios, solicitó personalmente en 1797 una
canonjía o ración de Santiago a Eugenio Llaguna Amirola,
Secretario del Despacho de Gracia y Justicia, y en 1798 a su
sucesor, Gaspar de Jovellanos. En 1800 fue presentado a una
canonjía en Santiago y en 1803 ascendido a la tesorería, y
presentado a una canonjía en Caracas. Su carrera nos muestra la
estrecha vinculación entre la carrera eclesiástica y la universidad.
Confirma también lo señalado sobre lo determinante de un viaje a
Madrid para obtener una prebenda, al punto que la ordenación
sacerdotal estuvo unida a su nombramiento como podatario.

Prebendados y educación

La carrera precapitular de varios prebendados incluyó en la
segunda mitad del siglo XVIII la participación en instituciones de
educación. Entre los futuros prebendados encontramos a los
rectores del seminario, rectores y vicerrectores del real colegio San
Carlos. Esto abría nuevas posibilidades de carrera precapitular,
como lo muestra la carrera de Miguel Palacios, miembro de una de
las familias más prestigiosas del reino de Chile. Su abuelo, el
marqués de Montepío, le había fundado una capellanía64 que le
sirvió como título de ordenación sacerdotal en 1773. La Junta de
Temporalidades del reino lo comisionó para la confección de un
catálogo de la biblioteca incautada a los jesuitas en 1772. La
biblioteca del colegio máximo de la Compañía de Jesús fue
incorporada a la Universidad de San Felipe, y Palacios nombrado
su bibliotecario.65 En 1775 se presentó a oposiciones de los curatos
de San Isidro, Santa Ana y el Sagrario de la catedral, sin
obtenerlos. Desde 1776 y hasta 1785 fue capellán del monasterio
de Santa Clara de la Victoria. A partir de 1785 examinador de
Cánones y Leyes de la Universidad de San Felipe66 y rector del
colegio San Carlos. En 1786 se presentó a las oposiciones de la
canonjía doctoral de Santiago, sin obtenerla, pero a partir de ese
momento comenzó a figurar en ternas de consultas de la Cámara de

AGI, Gobierno, Lima, 1562.
Prieto del Río, Luis, Diccionario..., op. cit., p. 495.
65 Todos los datos extraídos de AASCH, Secretaría del obispado, leg. 63, f.
745.
66 Prieto del Río, Luis, Diccionario..., op. cit., p. 495.
63
64

- 232 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

Indias para vacancias de Santiago, aunque recién en 1799 fue
presentado como racionero67 del coro de Santiago.
También destacamos por su largo período como educador a
Blas Troncoso, nativo de Santa Fe y familiar del obispo González
de Melgarejo, desde 1748 rector del Seminario de Santiago hasta
1795. A partir de 1758 el obispo Manuel de Alday lo recomendó
para prebendas, pero no para las del coro de Santiago. Escribía así
a Manuel Quintano Bonifaz, Confesor del Rey, en 1758:
Natural del obispado de Buenos Aires. Procede con aplicación en
su ministerio y virtud conocida en su porte. Sería apropiado para
prebenda en dicho obispado, el de Tucumán o Paraguay.68

Alday reiteró la recomendación para prebendas de otros
obispados hasta 1767, en la que incluyó una recomendación de
Troncoso para el coro de Santiago. A partir de 1774, tres años
después de levantar relación de méritos, la Cámara de Indias lo
consideró en las primeras consultas de las nuevas raciones y
canonjías de Santiago. En 1782 fue presentado a una ración69 y en
1797 ascendió a una canonjía70 en cuya posesión murió.
Prebendados y administración diocesana
Un signo de las buenas relaciones entre el cabildo eclesiástico y los
obispos lo constituía el nombramiento del provisor y vicario
general entre uno de sus miembros, sobre todo en el caso de los
obispos foráneos al reino. En el obispado de Santiago todos los
provisores nombrados por los obispos fueron miembros del cabildo
eclesiástico. El puesto era clave porque además de ser un asistente
de gobierno del obispo, era el juez del Juzgado Eclesiástico. Este
cargo administrativo se caracterizó en el obispado de Santiago de
Chile por la continuidad en el ejercicio durante los gobiernos de
varios obispos por un solo individuo, sobre todo a partir de 1730.
El obispado de Santiago en la primera mitad del siglo
XVIII fue considerado por la Cámara de Indias como de inicio, por
lo que un obispo estaba de paso y esperaba ser ascendido
En
este contexto entonces,
la continuidad
y la
experiencia en el gobierno de la diócesis lo aportaban los miem-

AGI, Gobierno, Chile, 455.
AGI, Gobierno, Chile, 461.
69 AGI, Gobierno, Chile, 455.
70 Ibidem.
67
68

- 233 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

bros del cabildo eclesiástico, aunque no tenía derechos como
cuerpo a intervenir en el gobierno de la diócesis.
En todo el siglo XVIII hubo seis provisores y vicarios
generales en el obispado de Santiago. En la primera mitad
desempeñaron el cargo los canónigos doctorales, lo que aseguró un
recambio en el ejercicio ya que tanto José Toro y Zambrano,
provisor en 1725, y Pedro Felipe de Azúa, provisor en 1728,
fueron ascendidos a obispados. El sucesor de Azúa, Pedro Asencio
de Tula y Bazán fue provisor entre 1735 y 1765, con un breve
intervalo durante una sede vacante. Tres obispos lo confirmaron en
ese puesto. Le sucedió José Antonio Martínez de Aldunate,
canónigo doctoral y provisor y vicario general entre 1765 y 1788,
hasta la muerte del obispo Alday. Durante la sede vacante fue
nombrado en interin un sobrino de José Antonio Martínez de
Aldunate, Vicente,71 y el nuevo obispo de Santiago Blas Sobrino y
Minayo eligió nuevamente provisor y vicario general a José
Antonio Martínez de Aldunate en 1794, cargo que ejerció hasta su
promoción al obispado de Huamanga en 1804. Lo que significa
que entre 1735 y 1804 hubo tan sólo dos provisores en el obispado
de Santiago. Además tres de los provisores eran simultáneamente
canónigos doctorales, en contra de lo dispuesto por una real cédula
que expresamente prohibía que los canónigos de oficio y los
deanes se ocuparan como provisores, secretarios del cabildo
eclesiástico y otros ministerios vinculados a la misma institución.72
En la carrera de José Santiago Rodríguez Zorrilla,
encontramos incorporadas la carrera universitaria con la
administración diocesana, el servicio en un curato y finalmente la
entrada al cabildo eclesiástico. Todo se inició en 1769 cuando su
tío el obispo de Santiago Manuel de Alday lo eligió como su
familiar.73 En 1771 viajaron a Lima, y mientras Alday participaba
del concilio provincial convocado por el arzobispo limeño,
Rodríguez Zorrilla cursó leyes en la Universidad de San Marcos,
sin obtener ningún grado universitario en esa materia. En Chile en
1774 fue nombrado consiliario menor de la Universidad
de San Felipe.74 Contando con 23 años, la edad próxima
a la ordenación de mayores, el obispo Alday lo nombró su ma-

AASCH, Justicia, capellanías 10, exp. 257.
AGI, Gobierno, Lima, 522.
73 González Echenique, Javier , “Manuel de Alday”, en: Oviedo Cavada, Carlos
(dir.), Episcopologio chileno..., op. cit., tomo III, p. 167.
74 Medina, José T., Historia de la Real Universidad de San Felipe..., op. cit.,
tomo I, p. 495.
71
72

- 234 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

yordomo y limosnero mayor.75 Se ordenó de presbítero en 1775, y
en 1778 ganó por oposición la sacristanía mayor de la catedral, y
fue nombrado también por el obispo Alday como racionero
interino. También obtuvo por oposición la cátedra de Prima de
Teología de la Universidad. En 1779 se presentó a las oposiciones
de la canonjía magistral sin obtenerla. Por lo tanto Rodríguez
Zorrilla emprendió simultáneamente las dos carreras, la
eclesiástica y la de catedrático.
En 1781, Manuel de Alday lo nombró su secretario de cámara,
cargo que ocupó hasta 1785. A partir de ese momento comenzó a
figurar en ternas de consultas a canonjías de Santiago. En la
Universidad ganó las oposiciones a la cátedra de Artes76 y la del
Maestro de las Sentencias.77 A partir de 1785 fue por tres años
consecutivos vicerrector de la Universidad, elegido por el rector
José Agustín Guzmán, a quien sucedió en 1789 como rector,
siendo reelegido en 1790. En 1789 nuevamente Rodríguez Zorrilla
se presentó a las oposiciones a la canonjía magistral de Santiago,
sin obtenerla. Esta oposición suscitó un enfrentamiento entre los
opositores que llegó a la Cámara de Indias, la que manifestó su
parecer al Rey de la siguiente manera:
Retiene igualmente la Cámara cierto escrito con fecha de 14 de
diciembre último presentado por parte de dicho Don Santiago
Rodríguez acompañado de una certificación por cuyo documento
pretende deslucir y denigrar el mérito de su coopositor Vargas
para ser preferido a él por este medio en la prebenda... La Cámara
es de parecer de que Vuesa Majestad puede servirse presentar para
dicha prebenda al referido Don Manuel José de Vargas ... y en
consideración a que es vituperable en el Doctor Don José Santiago
Rodríguez pretender el ingreso a una prebenda por el medio de
denigrar a un coopositor más benemérito... considera que por este
hecho se ha constituido Rodríguez indigno de que se le atienda en
la provisión de las prebendas de aquellas santas iglesias y justo de
que se lo reprenda por su prelado para que en los sucesivo se
abstenga de tales calumnias, y por lo que hace a el notario que sin
mandado judicial dio la certificación con que se dio fomento a
dicha calumnia, será conducente se le aperciba seriamente que en
lo sucesivo se abstenga de dar tales documentos sin que sea con
78
mandato de juez competente.

AASCH, Secretaría del obispado, leg. 27, f. 183.
Ibidem.
77 AGI, Gobierno, Chile, 452.
78 Ibidem.
75
76

- 235 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

El Rey presentó a Vargas a la canonjía, sin tomar en cuenta
(por recomendación del Confesor) lo que la Cámara proponía con
respecto a Rodríguez Zorrilla.
En 1790 el nuevo obispo de Santiago, Blas Sobrino y Minayo,
lo eligió su secretario de cámara. Al ser trasladado Sobrino en
1795, su sucesor Francisco José Marán mantuvo a Rodríguez
Zorrilla en la secretaría. A partir de 1792 Rodríguez Zorrilla fue
además cura de Renca por oposición. Por fin, en 1796 fue
presentado como racionero del coro de Santiago. En 1802, Marán
lo nombró además su provisor y vicario general. En ese año
Rodríguez Zorrilla obtuvo el doctorado en ambos derechos por la
Universidad de San Felipe. Rodríguez Zorrilla había solicitado se
lo admitiera directamente al examen, haciendo valer sus estudios
en Lima, lo que fue aceptado por el claustro universitario.79 El
hecho dio que hablar porque este grado universitario le permitió a
Rodríguez Zorrilla presentarse a la oposición de la canonjía
doctoral recientemente convocada, que finalmente obtuvo. Además
en 1803 y 1804 fue rector de la Universidad. En 1807, a la muerte
del obispo Marán, el cabildo eclesiástico lo eligió vicario capitular.
Podemos extraer dos conclusiones, el hecho de que todos los
provisores hayan sido miembros del cabildo eclesiástico indica
claramente que la cooperación de este organismo era necesaria
para la administración de la diócesis. La continuidad en el cargo a
partir de 1735 pone en duda la libertad de los obispos para elegir
quién ocuparía el puesto, más bien parece la designación fruto de
una negociación con el cabildo eclesiástico. A partir del gobierno
de Manuel de Alday se instala en el gobierno de la diócesis José
Antonio Martínez de Aldunate, quien durante prácticamente
cuarenta años fue provisor, reemplazado brevemente por un
sobrino. En este período también se dio la continuidad permanente
en la secretaría del obispado de José Santiago Rodríguez Zorrilla,
igualmente secretario durante el gobierno de tres obispos. No es
curioso por tanto que Martínez de Aldunate y Rodríguez Zorrilla
hayan sido los obispos de Santiago del final del período colonial, y
que ellos y sus familias se hayan vistos envueltos en los conflictos
institucionales que remecieron al reino en el período final del
dominio español.

Medina, José T., Historia de la Real Universidad de San Felipe..., op. cit.,
tomo I, p. 474.

79

- 236 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

Los foráneos en el cabildo eclesiástico de Santiago de Chile en
el siglo XVIII
En todo el siglo XVIII hubo sólo diez foráneos al reino en el coro
de Santiago de Chile. Cuatro de ellos llegaron a Santiago como
familiares o Secretarios de Cámara de obispos. Otros dos
estudiaron en la Universidad de San Felipe e hicieron allí
oposiciones a cátedras, que ganaron, y empezaron luego la carrera
en el coro. Tres llegaron ya proveídos desde España. Finalmente,
hay uno de quien se desconoce el motivo de su llegada.
Constituyen una novedad en el cabildo eclesiástico de Santiago, ya
que en la segunda mitad del siglo XVII hubo sólo dos foráneos al
reino que efectivamente tomaron posesión de su canonjía. Mientras
que en el siglo XVIII sólo Juan Castillo, presbítero del obispado de
Quito y postulador de la causa de María Ana Jesús en Roma, no
tomó en 1774 posesión de la canonjía de Santiago a la que fue
presentado.80
¿De dónde venían? Dos eran nativos de La Rioja, tres de Santa
Fe de la Vera Cruz, uno de Paraguay, dos de Buenos Aires, uno de
Córdoba del Tucumán, otro era español y otro ejercía el ministerio
sacerdotal en Quito. ¿Cómo desarrollaron su carrera en el cabildo
eclesiástico? Dos ascendieron hasta el deanato, otros dos hasta la
chantría, uno al arcedianato. Los cinco restantes fueron canónigos
de merced y murieron como tales. Para todos el coro de Santiago
fue el de su carrera: ninguno de ellos ascendió a otro coro o a un
obispado.
Entre los
diez foráneos, encontramos
diferentes
combinaciones de carrera precapitular. Dos llegaron al coro de
Santiago luego de viajar a Madrid a pretender, habiendo sido curas
en sus obispados de origen. Por su parte, Andrés Campo Segura
llegó a una canonjía de Santiago desde una ración de Santa Cruz de
la Sierra, había sido familiar81 de Juan Domingo González
Reguera, obispo de Santa Cruz de la Sierra y cura en ese obispado.
Otros cinco combinaron la cátedra universitaria con el cabildo
eclesiástico. Uno ascendió desde un curato de Santiago. Un
canónigo presentado, proveniente de Quito, no tomó posesión por
muerte. Cuatro de estos foráneos al reino comenzaron su carrera
eclesiástica como familiares de obispos.
Quisiéramos destacar que hubo sólo tres casos de canónigos
foráneos al reino de Chile que llegaron presentados al coro de Santia-

80
81

Todos los datos en AGI, Gobierno, Chile, 452.
AGI, Gobierno, Chile, 453.

- 237 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

go en el siglo XVIII, y que habían sido pretendientes de la
canonjía. El primero, Valentín Albornoz Ladrón de Guevara,
nativo de Córdoba. Después de ser cura en el obispado de Córdoba
del Tucumán, viajó a Roma y se doctoró allí en teología, en el
colegio San Eustaquio. Desde España volvió como canónigo de
Santiago en 1741. En 1754 era chantre y murió como tal en 1771.
El segundo fue Andrés del Campo Galicia, nacido en España en
1746. Había iniciado su carrera en Santa Cruz de la Sierra, donde
fue cura primero y racionero después. Llegó a Santiago como
canónigo en 1799 y murió como tal en 1805. El tercero, Juan Pablo
Fretes (ver en el Capítulo 3cómo obtuvo su canonjía).

Los pretendientes al cabildo eclesiástico de Santiago de Chile
Los pretendientes a prebendas podían ser naturales del reino o
foráneos a él. Todos los pretendientes que figuraron en las notas de
las consultas del coro de Santiago se sitúan entre la década de 1780
y el final del dominio español en América. Si bien los viajes de
chilenos a la corte fueron escasos, en todo el siglo XVIII sólo
nueve de los prebendados fueron presentados después de un viaje
personal a la corte, todos los que se pusieron en marcha hacia
Madrid volvieron con prebendas. Dos foráneos obtuvieron una
canonjía luego de una pretensión personal directamente en Madrid,
Valentín Sánchez Albornoz y Juan Pablo Fretes. De los siete
restantes, tres coincidieron en España a principios del siglo XIX.
Los otros cuatro se sitúan cronológicamente entre 1750 y 1780.
Ocho fueron los pretendientes foráneos al reino que no fueron
presentados, entre quienes encontramos diferentes casos. Toribio
Bernuy Eslava, natural del obispado de La Paz. Siendo cura de
Salas (provincia de Piura, Perú), ya era consultado para las
dignidades de Arequipa.82 En 1769 fue presentado a una ración de
La Paz y en 1774 a una canonjía83 del mismo coro. Las
pretensiones a dignidades del cabildo eclesiástico de
Santiago, presentadas a la Cámara de Indias por medio de su
apoderado en Madrid, se fundamentaron en problemas de
salud provocadas por el clima.84 También fundándose
en lo mal que le sentaba el clima, José Manuel Guisado, racionero

AGI, Gobierno, Chile, 452.
AGI, Gobierno, Lima, 1582.
84 AGI, Gobierno, Chile, 452.
82
83

- 238 -

453. cincuenta y tres curas fueron consultados por la Cámara de Indias.86 en cumplimiento de las promesas del Rey de premiar con beneficios.239 - . pero de la catedral de Cuzco. pero figuró en ternas de la catedral de Cuzco en 1806. capellán del Real Convento de la Encarnación de Madrid. raciones o canonjías después de seis años de servicios en las capellanías del ejército.94 catedrático del Maestro de las Sentencias de la Universidad de San Marcos de Lima. Chile..85 Francisco Carrascón. op. Gobierno. 1566. Gobierno. 85 86 . y Carlos Vega Valladares. Gobierno. Gobierno. 13. Chile. Ibidem. Gobierno. cit. pedía una canonjía de la resulta del arcedianato de Santiago en 1796. 92 AGI.92 Pedro Antonio Fernández de Córdoba. 453. una canonjía de Santiago en 1806. 87 AGI. Chile. 94 AGI. 90 AGI. 93 Ibidem. Chile.. de los cuales como hemos dicho fueron presentados treinta y uno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de Cuenca. pedía en 1791 vacantes de las catedrales de Lima. una dignidad o canonjía. España. solicitó en 1798 directamente a Gaspar de Jovellanos.93 catedrático de Lógica en el Seminario de Trujillo. capellán de la Real Armada. no presentados De un total en todo el siglo XVIII de quinientos ochenta presbíteros que ejercieron la cura de almas en el obispado de Santiago de Chile. cura castrense de Alcántara. Arequipa o Santiago de Chile.. 452. p. 453. en cambio.90 Juan Gómez Carballar. AGI. Curas consultados del reino de Chile.88 El único cura pretendiente fue José Albarracín Montero. pidió la chantría. cura y vicario de San Luis de la Punta. pidió la mastrescolía.87 También Juan Manuel Fernández Agüero.91 Las otras tres pretensiones las hicieron catedráticos: en 1791 Mariano Medrano. Gobierno. o la tesorería o su resulta de la catedral de Santiago de Chile. Chile. 453. Fue presentado a una ración. por su parte.. Diccionario. 88 Los tres datos sobre Fernández Agüero en AGI. Lima. 91 Ibidem. 89 Prieto del Río. pidió las resultas de la provisión del deanato de Santiago de Chile en 1804. catedrático de Artes de la Universidad de Buenos Aires.89 quien pedía en 1804 una ración en Buenos Aires o en Santiago. Secretario de Gracia y Justicia. pidió una ración.

Chile. 97 AGI. cabildo eclesiástico. todas las recomendaciones. audiencia y el gobernador de Chile.. la cercanía con el cabildo eclesiástico y la administración diocesana y civil estaba garantizada. p. 98 Arancibia Salcedo. De los veintiún curas consultados para vacancias de Santiago. perteneciente al deanato de Santiago en 1752. cura de Aculeo entre 1700 y 1749.98 pidió por medio de su agente de negocios en Madrid en 173299 el deanato de la catedral de Santiago. Los consultados de otros obispados al cabildo eclesiástico de Santiago de Chile Ha llegado a nuestras manos un solo listado de candidatos de la Cámara de Indias del siglo XVIII. op. La información relativa a foráneos al reino es tan escasa que no amerita más que el presente párrafo.240 - .97 A partir de 1728 además era el teniente cura del Sagrario de la catedral.. Raimundo. Chile. No siempre es posible atribuir a la falta de relaciones en la Cámara de Indias el hecho de que algunos individuos no fueran presentados a ninguna vacancia. el rasgo común es que formaron parte de ternas en una o dos consultas en la medida en que fueron capaces de mantener un agente de negocios en Madrid. 160. A Andrés Alvarez Henostoza. Gobierno. por ejemplo. La carrera parroquial del siglo XVIII en vistas de una prebenda tenderá a obtener un curato de la ciudad de Santiago. Ibidem. Gobierno. que incluimos en forma AGI.96 Fue consultado para canonjías de Santiago en 1727 y para una media ración de Charcas en 1733. Francisco Arancibia. Siendo cura de Ñuñoa95 contó con recomendaciones para prebendas del obispo. sólo el 5% fueron presentados. además. 84. cit. Gobierno. 164. Pero en su caso no fueron atendidas las recomendaciones. Dos curas de Santiago fueron consultados exclusivamente para prebendas de Concepción.. el ascenso al coro desde cualquier parroquia de la diócesis. Algunas pretensiones de curas del obispado. Estos ejemplos nos muestran el fin de un proceso que era común en el siglo XVII. 95 96 . Parroquias. 91... fueron desatendidas por la desproporción entre el beneficio que se servía y la dignidad a la que se aspiraba. especialmente el Sagrario. Charcas. no le faltaron las recomendaciones que algunos prebendados tuvieron en su carrera precapitular. 99 AGI.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Por lo tanto del 9% de los curas párrocos que fueron consultados por la Cámara. cabildo secular.

cuatro eran del arzobispado de Lima. a veces.241 - . y por fin otros cinco presbíteros de los que sólo se sabe. Las consultas de dignidades siguen siendo compuestas con nativos chilenos. ¿Se intentó desde la Cámara de Indias neutralizar el control de los cabildos eclesiásticos por las elites locales incorporando foráneos al reino? No podemos en este estudio más que esbozar la hipótesis de que la Cámara de Indias reapareció con una política propia después de la reforma administrativa de 1773.101 Veintidós foráneos al reino fueron consultados. El primero. dos de Cuzco. pero el intento no duró mucho. 164. cura rector de la matriz de Salta. el de Santiago mantuvo su carácter local en la composición por no haberse visto afectado por la llegada de peninsulares. Como conclusión a este capitulo. y el último de Santa Fe de la Vera Cruz. Gobierno. Gobierno. México y Valladolid de Michoacán. Chile. uno de Potosí. . La experiencia del siglo XVII mostraba que ni los clérigos del Perú ni los peninsulares aceptaban las prebendas del reino de Chile. Las consultas de raciones y canonjías de Santiago de principios del siglo XIX vuelven a estar compuestas en exclusividad por nativos chilenos. Pero la localidad del cabildo eclesiástico se acentuó además debido a otros dos factores. uno de Córdoba. AGI. La aparición de pretendientes a prebendas santiaguinas a fines del siglo XVIII indicaría un inicio de cambio de esta situación. canónigos y curas. uno de Charcas. el sistema mismo de ascensos promovido por la Cámara 100 101 Los datos los obtuvimos de AGI. fue incluido en la consulta de una ración de Santiago. Pero en las consultas al coro de Santiago de canonjías y raciones a partir de 1774 se incluyen a curas y presbíteros de todo el imperio. de ellos catorce eran curas. El listado estaba compuesto de prebendados y curas del obispado de Santiago. en amplia mayoría con respecto a los chilenos. sólo figuran en decimosexto y decimoséptimo lugar. y José Salcedo Gallego. Francisco Ruiz Villegas.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 previa al análisis de foráneos en las consultas.100 respectivamente. Con posterioridad a esa fecha la vacancias vuelven a ser consultadas por la Cámara de Indias. Chile. cura de Canaria en el obispado de Huamanga. podemos decir que a diferencia de los cabildos eclesiásticos de Lima. En este contexto recordemos que en la primera mitad del siglo XVIII y hasta 1773 fue frecuente la resolución de las vacancias sin consulta de la Cámara de Indias (ver Capítulo 3). tres de Trujillo. su grado universitario. tres presbíteros con cargos en la administración diocesana. perteneciente al coro de Buenos Aires. Entre los curas. un canónigo. Un solo canónigo Francisco Antonio Cosio. 453.

a lo largo del siglo XVIII se estrechó la relación entre la ciudad de Santiago y su cabildo eclesiástico. antes de ascender al coro de Santiago. treinta prebendados del total de los cincuenta fueron curas. quien fuera el catedrático del Maestro de las Sentencias sería el canónigo magistral. como familiares de obispos y capellanes de gobernadores o sirviendo en la administración diocesana. En efecto. estrechándose la relación entre cátedras y canonjías de oficio.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de Indias que durante todo el siglo XVIII fue dentro del mismo coro. de manera que siempre un prebendado fue rector o vicerrector de la Universidad de San Felipe. Las tres parroquias de esta urbe se transformaron en el trampolín de acceso al coro catedralicio. Paulatinamente.242 - . Larraín) revela una complicada relación . a fines del mismo siglo la carrera precapitular incluía la cura de almas combinada con tareas educativas en el Seminario o colegios. que en la segunda mitad del siglo XVIII incluyó la cátedra universitaria. pero más aún a comienzos del siglo XIX. por lo tanto. La universidad acentuó esta relación al pactarse entre las autoridades civiles y el cabildo eclesiástico una alternancia en el rectorado. Simultáneamente las parroquias urbanas de la ciudad de Santiago. Igualmente desaparecen entre los opositores los clérigos minoristas en busca de título de ordenación. aislando entre sí los dos cabildos eclesiásticos a diferencia del siglo XVII. A fines de ese siglo. sobre todo el Sagrario de la catedral. Si en la primera mitad del siglo XVIII algunos curas ascendieron al cabildo eclesiástico habiendo servido uno o dos curatos. mientras que el catedrático de Prima de Leyes o de Cánones sería el doctoral. Pero para diecinueve prebendados su carrera eclesiástica se inició como capellanes de capellanías familiares y de instituciones. inmovilizando entonces a los prebendados en los cabildos de su tierra natal. Los curas del obispado vieron cerrarse paulatinamente la posibilidad de ascender al cabildo eclesiástico oponiéndose a estas canonjías. la administración diocesana y cargos menores universitarios o la cátedra. La Universidad cambió la carrera precapitular de los prebendados. Pero el cabildo eclesiástico de Santiago comparte con otros cabildos el hecho de que la carrera precapitular de la mayoría de los prebendados incluyera la cura de almas. ni desde Santiago a Concepción. se convierten en los beneficios curados de las carreras precapitulares. El segundo factor lo determinó la Monarquía al no ascender a nadie desde Concepción a Santiago. El análisis de las carreras precapitulares (Rodríguez Zorrilla. de tal manera que el deanato constituyó para la mayoría de los prebendados a la vez el punto máximo y el final de su carrera. La mayoría de los prebendados fueron nativos de Santiago.

garantía de llegar con una presentación al cabildo eclesiástico. ahora doctores por la universidad del reino.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 entre parroquias urbanas de la ciudad de Santiago. tanto para los que iniciaban una carrera como para los que querían ascender en el cabildo eclesiástico. baluarte de la elite del reino. Aumenta también en esta época la frecuencia de viajes a la corte a pretender. En este contexto. La larga permanencia en este cargo (treinta años Tula y Bazán y cuarenta años José Antonio Martínez de Aldunate) representa la continuidad de la iglesia local frente a los obispos que pasaban por la diócesis. . el cargo aparece como una imposición a los obispos por el cabildo eclesiástico. sin el cual hubiera sido imposible el gobierno de la diócesis. A partir de 1725 la canonjía toral se vinculó al provisorato. Aumenta asimismo la competencia a los pocos beneficios por parte de los muchos aspirantes.243 - . estuvo a lo largo de todo el siglo XVIII en manos de miembros del cabildo eclesiástico. provisor y vicario general. También el más alto cargo administrativo de la diócesis. universidad y cabildo eclesiástico. administración diocesana.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .244 - .

entre 1725 y 1732. Academia Chilena de la Historia. órdenes religiosas. 65. en tanto que Manuel se transformaba en el maestre de campo general del reino y trabajaba directamente con su tío en la represión del contrabando francés. universidad. hermanos entre sí. Cambiaron los hombres. Alejandro fue nombrado por su tío comisario general de la caballería de Chile. más complejo. . Prólogo de Hugo Rodolfo Ramírez Rivera. pero el motivo de la lucha era el mismo: el control de las instituciones del reino y la transposición del conflicto a España para que la Monarquía arbitrara entre las partes.245 - . Chile. Manuel y Alejandro de Salamanca Cano y Aponte. cabildo secular. p. formaban parte de su séquito dos sobrinos. En el primero de ellos se enfrentaron el gobernador Gabriel Cano y Aponte con el provisor José Toro y Zambrano. obispo. tomo XXX. Sucedió que Cano quiso que pasara desde la justicia eclesiástica a la secular la causa sobre cumpli- 1 Sociedad Chilena de Historia y Geografía. Actas del Cabildo de Santiago. Colección de historiadores de Chile y de documentos relativos a la historia nacional. Distantes temporalmente uno del otro. Gobierno.2 La familia Cano y Aponte se había instalado en el reino de Chile y controlaba el gobierno civil y militar. El segundo conflicto. se sitúa entre 1803 y 1809. provisor y vicario general del obispado y chantre del cabildo eclesiástico. 2 AGI.1 ambos con una carrera militar iniciada en España como soldados. sin embargo se asemejan. Santiago.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 12 Dos conflictos de las elites chilenas Fuero eclesiástico y contrabando En este capítulo quisiéramos centrarnos en el análisis de dos conflictos que remecieron al reino de Chile en el que estuvieron involucradas las principales instituciones del gobierno civil y eclesiástico: audiencia. En Chile. En 1725 se enfrentan por primera vez Gabriel Cano y Aponte y José Toro y Zambrano. cabildo eclesiástico. En 1715 llegó a Chile el nuevo gobernador Gabriel Cano y Aponte. 151. 1983.

José Toro y Zambrano presidía. En 1727 el gobernador Cano. Explicó Valenzuela que cuando se dirigía a la casa de Toro a llevarle el dinero del diezmo de la ciudad de Coquimbo.246 - . Omitimos todos los detalles de cada testigo en esta explicación. Fue necesaria la intervención del obispo Alonso del Pozo y Silva para que se hiciera efectiva la entrada de las autoridades civiles.). Gobierno.. y supo que mientras le entregaba el mozo delator 100 pesos del diez- AGI. la relación entre los mismos actores volvió a complicarse otra vez. 354.. Méndez Beltrán.. tomo XXVIII. Cano reclamaba que como vicepatrón debía permitírsele participar en el capítulo. cit. Entre los testigos estuvo Antonio de Astorga. que en su calidad de provisor.5 Cano mandó a registrar la casa de Manzanal y se encontraron géneros de contrabando.. en: Oviedo Cavada. 3 4 .. Actas del Cabildo de Santiago. Chile.. p.. y “con motivo de ser compañero de prebenda y coro el dicho Don José Toro. involucró al provisor José Toro. 68. procurador general del ayuntamiento de Santiago. cit. tomo IV. cuando José Toro y Zambrano. Josefa de Ureta (la misma noche en que había movimientos en casa de Manzanal) vio a varios hombres hacer ocho viajes. Episcopologio chileno. Carlos (dir. no permitió a Gabriel Cano y Aponte y a la real Audiencia participar en la elección de la abadesa de las religiosas agustinas. que involucraba a varios comerciantes de la ciudad. op. El proceso contra Toro se desarrolló en la justicia eclesiástica en 1731.4 Pero el verdadero conflicto estaba por comenzar. 5 Sociedad Chilena de Historia y Geografía. un tal Vicente Valenzuela. La Audiencia finalmente dictó sentencia encontrando culpable a Manuel Manzanal y complicado a José Toro. op.3 El obispo Alonso del Pozo y Silva cerró filas con su provisor impidiendo la intromisión de la Audiencia y el gobernador en la causa que continuó su curso en el tribunal eclesiástico. Luz M..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 miento de esponsales entre Josefa Reyes Badiola y Juan Dios Herrera. “José Toro y Zambrano”. p. Se inició de inmediato un proceso judicial contra Manzanal en el cual un testigo. de parte de su ama. 152... Pocos meses después de los acontecimientos que hemos narrado. recibió un aviso de que “a deshoras de la noche” estaban sacando ropa de la casa de Manuel Manzanal. quienes le exigieron que desterrara a José Toro y Zambrano de la ciudad de Santiago de Chile. maestrescuela de la catedral de Santiago de Chile: Dijo que tiene noticia de la acusación hecha a José Toro de ocultar en su casa ropa de comiso. cargando fardos de ropa que sospechó eran ilícitos. se fue a su casa a saber lo que pasaba”.

En base a esta argumentación la justicia eclesiástica lo absolvió de toda culpa y cargo. padre de la Señora Josefa de Ureta). llevaron los criados de José Toro telas de la tierra y de Castilla que había comprado en la tienda de Andrés Rojas. por los problemas de jurisdicción por una causa matrimonial. y se planteó como un enfrentamiento jurisdiccional entre el gobernador y la audiencia y la jurisdicción eclesiástica. Pero la argumentación había cambiado. como últimamente ha sucedido con el licenciado Don José Toro y Zambrano. provisor que fue de este obispado que ha auxiliado a alguno ocultando en 7 su casa la ropa como se justifica de un testimonio de autos. Una real cédula dirigida al obispo de Santiago de Chile. entonces el mozo sospechó que eran de mala 6 entrada. y que quedaron enemistados y creían que esto había influido en el proceso contra José Toro. Ibidem. y especialmente las religiones de dicha ciudad. La justicia eclesiástica no encontró culpable al ahora arcediano José Toro. recoge una carta del gobernador Cano. La resolución final 6 7 AGI. por gozar del fuero eclesiástico. en la que éste explicaba los límites de su lucha contra el contrabando: La mayor parte de las introducciones de ropa de ilícito comercio que se hacen en esa provincia se efectúan por sujetos en quienes no tiene jurisdicción para castigarlos. . Lo importante para nuestro tema es que la lucha por el control del contrabando en el reino de Chile implicaba a un miembro del cabildo eclesiástico. El gobernador Cano entonces interpuso un recurso de fuerza ante el Consejo de Indias acusando a José Toro de complicidad de contrabando. ocultando los géneros por cuyo motivo no puede poner en ejecución mis repetidas reales órdenes dirigidas a este fin. y al mismo tiempo llegó otro mozo que le traía telas de la casa de Manuel Manzanal. para su casa y su familia. Gobierno. descentrándose de la cuestión del contrabando todos los testigos coincidieron en que conocían las desavenencias entre José Toro y el gobernador Cano. 152.247 - .. a quien ordinariamente le compra géneros por 500 o 600 pesos. protegiendo y amparando estas introducciones.. hijo de un prominente comerciante. quien envió en 1731 al Consejo de Indias un cuestionario con nuevos testigos que levantó en el juzgado eclesiástico.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 mo de Coquimbo (el mozo trabajaba en la casa de Don Marcelino Rodríguez Guerrero. Chile. Alonso del Pozo y Silva.

tomo XXXI. cit.). Asumió el gobierno del reino en forma interinaria Manuel de Salamanca quien tendió un manto de olvido a los problemas de su familia con José Toro al escribir él personalmente y la Audiencia al Rey recomendando a José Toro y Zambrano para una prelacía. 10 Sociedad Chilena de Historia y Geografía. Cada una de las partes tenía más posibilidades de beneficiarse dentro de la propia jurisdicción. para que los conflictos personales. de ahí que el posesionamiento en la jurisdicción eclesiástica y civil formara parte de una estrategia personal. Academia Chilena de la Historia.. Méndez Beltrán. formaban parte del dominio del reino frente a los agentes de la Monarquía. familiar y elitaria. se radicó en Chile y contrajo matrimonio. Gobierno.. el gran árbitro del sistema político. Chile..9 Alejandro Salamanca. Actas del Cabildo de Santiago.10 y para 1750 formaba parte del gremio de comerciantes matriculados de Santiago y perseguía el contrabando desde Mendoza al reino de Chile. en última instancia. 356. en: Oviedo Cavada. Santiago. Luz M.248 - . cabildo secular. por su parte. p. El sistema institucional estaba organizado para que el estallido de conflictos institucionales fuera inevitable. A través de este conflicto podemos determinar con nitidez el sentido que tenía para la elite chilena el control de las instituciones eclesiásticas locales. op. En 1733 murió el gobernador Gabriel Cano y Aponte. Episcopologio chileno. en el Rey.. 9 Todas las cartas en AGI. Prólogo de Rafael Reyes Reyes.. familiares o de la elite también se pudieran plantear en términos de enfrentamientos jurisdiccionales.. “José Toro y Zambrano”. 65.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 recaía en el Consejo de Indias y. Colección de historiadores de Chile y de documentos relativos a la historia nacional. 94. se convirtió en el alcalde de aguas del ayuntamiento de Santiago en 1744. El fenómeno tenía una dimensión central en la organización política del Antiguo Régimen ya que permitía determinar la posición política y social de cada uno. p. Más que un signo de privilegio y de honor. De esta forma llegaban a la resolución del monarca. 8 . y en definitiva frente a la Monarquía misma. que había ascendido al deanato al chantre Antonio Cirilo Irarrázaval y no al arcediano José Toro y Zambrano. debido al fraccionamiento jurisdiccional. obispo. conflictos que por su origen escapaban en gran parte a su control. habiéndole pedido perdón a Toro por lo sucedido. Audiencia y gobernador pidiendo que fuera reivindicada la persona de José Toro y premiada con ascensos. tomo IV. Carlos (dir. 1983. recibió cartas del cabildo eclesiástico.8 La Cámara de Indias.

legajo familia García Huidobro. Eyzaguirre viajó a España en 1803. Rodríguez Zorrilla se doctoró en leyes en la Universidad de San Felipe en 1802. Conflicto por el obispado Una vez más a lo largo de estas páginas. que se enfrentaban por el control de las mismas. Historia de la Real Universidad de San Felipe . El claustro de la Universidad aceptó su certificación y pudo doctorarse.. N° 26. vaya por lo que ha dejado que hablar. op. tomo I. José T. desbordándose los límites del cabildo eclesiástico e incorporando a otras instituciones del reino. Se trata más bien de una serie encadenada de conflictos renovados y profundizados cada vez. graduándose de doctor en leyes para esa circunstancia. en este caso la canonjía doctoral de Santiago. AGI. se desarrolló un profundo enfrentamiento entre la Audiencia y el cabildo eclesiástico. 453. Medina. Obtuvo el primer lugar José Santiago Rodríguez Zorrilla y fue presentado por el Rey. acusó a Rodríguez Zorrilla de usar su posición de secretario del obispo para opositar a la canonjía. quien a raíz de ese encuentro escribió lo siguiente a su hermano Rafael: Y siento la injusticia que hiciste a Eyzaguirre al proponerle a Rodríguez para la doctoral.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El cabildo eclesiástico de Santiago a principios del siglo XIX En la primera década del siglo XIX en el reino de Chile. Más que enfrentamientos individuales. en los que se enfrentaron viejos enemigos. En verdad. p.12 presentando un certificado de haber cursado en Lima la Instituta de Justiniano dirigido por Pedro Vásquez de Novoa. 13 AASCH. Uno de los opositores.. Gobierno. Miguel de Eyzaguirre. Eyzaguirre es un mozo completo. nos encontramos con una conflictiva oposición a una canonjía de oficio. y que hará aquí honor a Chile. Vacante desde 1801.1111 El resultado dio que hablar.. 474. cit. 11 12 .249 - . en 1803 se celebraron las oposiciones a las que se presentaron ocho candidatos. catedrático de cánones de la Universidad de San Felipe. estamos ante una lucha de familias contra familias en el seno de las instituciones políticas y eclesiásticas.. Chile. y se reunió allí con Francisco García Huidobro. que se dividió en dos facciones. 13 y que murmurar su contendor en la cátedra Larraín..

. Chile. 21 AGI. En realidad era José Cortés Madariaga18 quien encabezaba esta acusación contra Rodríguez Zorrilla.. En 1789 fracasó en las oposiciones a la canonjía magistral de Santiago. Chile.. p. reelecto en 1789.19 nombrado por su tío el obispo Manuel de Alday.23 gobernador del reino. 455. Rodríguez Zorrilla hasta ese momento había tenido una buena carrera en la administración diocesana. había sido secretario de los tres últimos obispos (Alday...20 En 1796 obtuvo finalmente una ración en el coro de Santiago. 509. cit. 190 18 Silva Cotapos. 13. p. op. lo que motivó un viaje que emprendió a Madrid. 17 Bravo Lira. Chile.17 regente de la cátedra de Prima de Cánones. Bernardino. Gobierno.. 460. La ausencia de Larraín motivó que no pudiera presentarse en la oposición de la canonjía doctoral.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Evidentemente Rafael García Huidobro había votado a favor de Rodríguez Zorrilla en la oposición. Chile.. José T. Pero desarrollar una carrera en el cabildo eclesiástico no le fue fácil a Rodríguez Zorrilla. 14 . volviendo con una real cédula de 180314 que lo restituía. 452. Comenzaron inmediatamente las pretensiones de Rodríguez Zorrilla a canonjías y dignidades en el Medina. Gobierno. op.250 - .. 452. Gobierno. También había desarrollado una carrera de catedrático15 y había sido tres años vicerrector (1785-88) y rector de la Universidad de San Felipe16 en 1788. “José Santiago Rodríguez Zorrilla”. Fue racionero interin entre 1778 y 1787. 20 AGI. p. en: Oviedo Cavada.). Gobierno.. 15 Ibidem. Silva Cotapos sostiene que en este caso y en otros planteados posteriormente. 19 AGI.. 198. tomo III. Episcopologio chileno.. 452. cit. cit. Carlos (dir.21 para lo cual contó con varias recomendaciones a la Cámara de Indias y directamente a Antonio Porlier tanto del obispo Sobrino y Minayo22 como de Ambrosio Higgins.. 22 AGI. por acusar éste a Rodríguez Zorrilla de conseguir la elección presionando a los electores.. 16 AGI. Historia de la Real Universidad de San Felipe. Chile. 520. La elección provocó el primer enfrentamiento con Vicente Larraín. la situación se resolvió siempre a favor de Rodríguez Zorrilla por intervención del gobernador Ambrosio Higgins. op. 23 AGI. Sobrino y Minayo y Marán). Gobierno. Gobierno. Larraín había sido separado de la cátedra de Prima de Cánones en 1802. Don José Santiago Rodríguez Zorrilla. p. Chile.. Carlos.

Marán decidió someter la situación a una junta diocesana de eclesiásticos. Carlos (dir.. que es él. Arequipa. quien ha sostenido la negación de mi consagración”. Éste se negó por dos razones.. Córdoba. pública y notoriamente. porque al leer la bula de nombramiento. Sin embargo. aparecía en ella la cláusula de que debía ser consagrado por tres obispos. con la obtención de la canonjía doctoral se abrían nuevas posibilidades para Rodríguez Zorrilla. en: Oviedo Cavada.. el obispo Marán optó por el parecer de la minoría. Episcopologio chileno. Llama la atención la complejidad de esta carrera y la inserción en diferentes instituciones como la universidad. opuesta a la consagración. 313. op.24 Como vimos. “Pedro Felipe Azúa e Iturgoyen”. y de Fray Vicente Andrade (provincial franciscano) y Fray Manuel Figueroa (provincial agustino). Chile. p. aduciendo problemas pendientes entre la Corona y el Papado sobre la definición de la jurisdicción del obispo auxiliar y su lugar de residencia. p. 24 25 . vigente en toda la cristiandad. Andreu visualizó desde entonces a Rodríguez Zorrilla como un acérrimo enemigo. En septiembre de 1805 desde Santiago se envían dos recomendaciones de Rodríguez Zorrilla para la mitra vacante. cabildo eclesiástico y parroquias.25 la cual aprobó la consagración de Andreu. cit. administración diocesana. Larraín. 312.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 mismo coro. con sede en Paposo. El nuevo obispo electo pidió al obispo Marán que lo consagrara. Charcas. La segunda. La primera. Carlos. Se introdujo un elemento inesperado en este juego estratégico por los ascensos.251 - . Con esto. formada por Santiago Rodríguez Zorrilla. había vacado el obispado de Concepción. Gobierno.haberse entregado ciegamente a su provisor. con los votos a favor de los canónigos Vivar. tomo IV.26 En 1804 además. una del obispo Marán AGI. Más aún si consideramos que el obispo Marán estaba viejo y enfermo.. su experiencia en el gobierno de la diócesis alcanzaba el punto culminante..). Manuel Hurtado (rector del Seminario) y el canónigo Miguel Palacios. por no estar de acuerdo con la forma en que Andreu había negociado en España su nombramiento. Esta cláusula. siempre venía en las mismas bulas exceptuada en Indias.. 453 y 454. Llegó a Santiago en 1804 Rafael Andreu Guerrero con la presentación como obispo auxiliar de Santiago de Chile. permitiéndose que dos dignidades del cabildo eclesiástico y un obispo efectuaran la consagración. 26 Ibidem. Oviedo Cavada. y acusó a Marán de “. Sumémosle a esta situación que Rodríguez Zorrilla fue nombrado por Marán en 1802 provisor y vicario general del obispado.

quien fue postergado en el ascenso a una canonjía. f. No fue el de Andreu el único caso en que Rodríguez Zorrilla fue acusado de hacer cambiar el parecer al obispo Marán. 460.31 Si bien Fretes traía la real cédula de presentación como canónigo. 30 AASCH. 29 AGI.27 presidente de la Audiencia. Había sido presentado a una ración de Santiago en 1797. donde los vecinos solicitaban también la erección de un obispado. En noviembre de 1806 llegó a Santiago de Chile como canónigo Juan Pablo Fretes. según Marán. Chile. y por la escasez de hombres literatos que hay en Concepción”. Ante esto gestionó una real cédula que declaraba su antigüedad en el coro30 aunque no hubiera podido tomar posesión. donde finalmente el obispo Benito Lue Riega lo consagró en 1810. 31 AGI. por su instrucción.. Chile.29 El hecho fue que Andreu no se pudo consagrar en Chile. cumpliéndose entonces lo que estipulaban sus bulas. por lo que decidió viajar a Buenos Aires. Según Fretes el obispo Marán había aceptado darle la colación sin ellas. o quedarse en Mendoza. al que había sugerido viajar a Lima para consagrarse ya que allí se iban a juntar tres obispos. natural de Buenos Aires. Secretario de la Secretaría de Gracia y Justicia. 453. próximo a erigirse. Gobierno. al Rey. AGI. leg. 461. Esto lo había favorecido con respecto a Miguel Palacios.. Chile. el único digno de ser elegido obispo de Concepción. prudencia y sagacidad. no quiso hacerlo para no tener que emprender la obra del pueblo y la iglesia de Paposo.252 - . y otra de Luis Muñoz Guzmán. de la que no había tomado posesión personalmente durante seis años. Gobierno. Gobierno. pero cambió de parecer influenciado por Rodríguez Zorrilla quien quería retrasar la toma de posesión para evitar un AGI. Pero.28 Andreu interpuso entonces un recurso de fuerza en la Audiencia. y porque estaba preparando un viaje a Tucumán desde donde quería gestionar su elección como obispo de Salta. fundamentalmente por atrasos en la salida de navíos desde Cádiz debido a la guerra. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 dirigida a José Antonio Caballero. pero las enfermedades y finalmente la muerte del obispo Marán impidieron la consagración. aceptando la presentación y las bulas recibidas. 29. 233. Obtuvo un fallo favorable (1805). Secretaría del Obispado. 27 28 . ganándose Fretes la enemistad de Palacios. 454. le faltaban las bulas. En julio de 1806 Francisco Marán escribió al Rey informándole sobre la situación planteada con Andreu. Marán sostuvo que Rodríguez Zorrilla era “. Chile.

A mediados de 1808 llegó desde el Consejo de Indias una comisión dirigida al obispo Marán para efectuar la visita de la orden de la Merced. apoyadas cada una por otras instituciones del reino. La negativa de Rodríguez Zorrilla fue terminante. Fretes vs. el cabildo eclesiástico se reunió a elegir un vicario capitular. La moción no prosperó por improcedente. mientras no aclarase asuntos pendientes con la orden. porque las facultades estaban ya fijadas por el derecho canónico y no se las otorgaba el cabildo al vicario.33 La elección recayó en Rodríguez Zorrilla por casi unanimidad. 32 33 . según las disposiciones de Trento.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 voto en su contra ante una posible votación de vicario capitular y ganar tiempo hasta que llegara la real cédula de presentación de Miguel Palacios como canónigo magistral. Archivo de la Catedral de Santiago de Chile. quien antes de la elección se mostró partidario de especificar las facultades del cabildo y las del vicario. Pero el canónigo Larraín era de la opinión de que el cabildo eclesiástico efectuara la visita. Palacios.32 Rodríguez Zorrilla rechazó incluso una requisitoria de la Audiencia para que se procediera a la colación. el cabildo eclesiástico otorgó a Fretes la colación de la canonjía. Hasta aquí los enfrentamientos eran personales. Una parte del clero lo consideraba un manipulador. Rodríguez Zorrilla. en el seno de las instituciones eclesiásticas. Rodríguez Zorrilla cesaba como provisor y vicario general. Le fue contrario el voto de Vicente Larraín. Rodríguez Zorrilla consideró que quedaba sin efecto por muerte de Marán. A mediados de 1808 estalló otro conflicto que dividió al cabildo eclesiástico en dos facciones irreconciliables. otra parte un celoso cumplidor de la legislación. Libro III de Acuerdos del Cabildo Eclesiástico de Santiago. fraile mercedario.253 - . (en adelante ACS). Rodríguez Zorrilla vs. Conflictos y división del cabildo eclesiástico Muerto el obispo. con la intención de que concediera la secularización a su hermano Joaquín. Larraín. Mientras tanto había muerto el obispo Francisco Marán el 10 de febrero de 1807. El motivo inicial del enfrentamiento fue ajeno a todas las instituciones intervinientes: el nombramiento de un nuevo capellán para el monasterio de monjas dominicas Ibidem. Andreu vs. que le había sido negada por Marán. Por otra parte.

en: Historia.254 - . Con este antecedente. “El Cabildo Eclesiástico de Santiago en los prolegómenos de la independencia de Chile”. Pontificia Universidad Católica de Chile.34 La capellanía había quedado vacante por muerte del poseedor. y las religiosas pidieron al vicario capitular que nombrase al presbítero Joaquín Bezanilla.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Nuestra Señora Pastoriza. Estanislao Recabarren. quien se desempeñaba como capellán del oidor. Pero. Fretes. Julio. pp. quien confirmó la inhabilitación de Caldera para el cargo. La disputa se centró en Rodríguez Zorrilla y la facción del cabildo eclesiástico que le era adversa. A partir de este recurso. pidió la intervención del vicepatrón. por su parte. Ante el resultado de la votación Bezanilla envió un oficio de protesta en el que recordaba que pese a la real orden de 1804 que permitía a los jesuitas enfermos seguir viviendo en Chile. que además estaba casado con una sobrina de Recabarren. 34 . que desde hacía seis años se desempeñaba como segundo titular. se debía votar en el cabildo eclesiástico sede vacante el nombramiento. Vargas y el vicario capitular Rodríguez Zorrilla. presentaría un recurso de fuerza. En realidad. cada uno tratando de vincular a su bando a los oidores. la elección de un ex jesuita secularizado. 1971. Las acusaciones contra Rodríguez Zorrilla sobrepasaron la disputa y se incorporaron las rencillas anteriores y su desempeño como vicario capitular. trasponiéndose al plano político los enfrentamientos anteriores entre las diferentes partes. Reivindicó la capellanía para sí sosteniendo que. Rodríguez Zorrilla. Errázuriz. el enfrentamiento tomó proporciones inusitadas. Versaban sobre la independencia del cabildo en los Para más detalles de esta controversia remitimos al artículo de Retamal Faverau. por su parte. Santiago. N° 6. Bezanilla cumplió la amenaza y protestó ante la Audiencia con un recurso de fuerza. Francisco Javier Caldera. Las monjas. Rodríguez Zorrilla no firmó el nombramiento de Caldera elevado por el cabildo eclesiástico. gobernador García Carrasco. quiso imponer a instancias del oidor Fernando Márquez de la Plata. Vivar y Rojas Argadoña. no se retractó. el grupo del cabildo eclesiástico que lo había votado. tampoco recibieron a Caldera. Justamente en torno a esta votación estalla la pelea porque el deán del cabildo. en caso que se le negara. Para lograrlo había previamente conquistado los votos de los canónigos Larraín. Votaron a favor del presbítero Bezanilla los canónigos García Huidobro. Instituto de Historia. 285-314. aún seguía en vigencia la inhabilitación del 2 de abril de 1767 a todos los jesuitas para ejercer el ministerio sacerdotal.

Rodríguez Zorrilla mandó entonces a los monasterios de Santiago no reconocer. su negativa a realizar la visita a la Orden mercedaria. la Audiencia dictó sentencia favorable para Rodríguez Zorrilla relativa al nombramiento del vicario general de monasterios. entre ellos Gaspar Marín. El deán Recabarren. por su parte. Un grupo de canónigos (García Huidobro. Palacios. . a nombre del cabildo. Chile. Este último temió incluso que lo depusieran. Vargas. según informó a la Audiencia. Esta sentencia no se cumplió durante varios meses en base al argumento sostenido por Larraín de que no estaba dirigida al 35 AGI. quien en un informe llegó a pedir la destitución de Rodríguez Zorrilla como vicario capitular. Jaraquemada) escribieron al gobernador García Carrasco una carta en la que se manifestaron contrarios al deán y sus seguidores. y a García Carrasco que interviniese.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 nombramientos de curas interinos y capellanes de monasterios. habían consultado al respecto al gobernador García Carrasco. Los prebendados entonces resolvieron anular los matrimonios celebrados con la sola decisión de Rodríguez Zorrilla y nombrar un vicario de monasterios. Interpuso además un recurso de fuerza en la Audiencia. El cabildo eclesiástico se negó a entregar a la Audiencia la documentación que ésta le requería para la causa. Herrera y Rojas y Argandoña) y los racioneros (Montt. Gobierno. El 12 de diciembre. escribió a García Carrasco una apología de lo actuado por los canónigos de su grupo ante los rumores que circulaban por la ciudad relativos a que la verdadera razón del problema era el odio que él sentía por Rodríguez Zorrilla. quien aprobó que se tomaran tales medidas. 461. Rodríguez Zorrilla pidió al cabildo eclesiástico la revocación de estas medidas amenazando con interponer un recurso de fuerza. pero la orden llegó cuando ya habían sido llevadas a cabo. su negativa a entregar el sello del cabildo a los cabildantes. La “parcialidad levantada” (comienza a llamársela así) amenazaba a Rodríguez Zorrilla con la excomunión. que además concedía al margen del cabildo eclesiástico. bajo pena de excomunión.255 - . El chantre José Antonio Errazuriz35 había sido nombrado por el cabildo eclesiástico vicario general de monasterios. rechazó anular las disposiciones. otra jurisdicción que la suya. y a algunos oidores. Éste entonces pidió al cabildo eclesiástico que no procediera a ejecutar las dos medidas. dirigida a la “parcialidad levantada” del cabildo eclesiástico. acusaciones de exigir retribuciones para otorgar dispensas matrimoniales. Vicente Larraín. Palomera. Antes de proceder a efectuar estas determinaciones.

regente de la Audiencia. entrega de favores (control de dispensas matrimoniales. El 18 de diciembre Recabarren escribió una carta al Rey en la que da una nueva dimensión al conflicto al acusar a la Audiencia de atentar contra la jurisdicción eclesiástica depositada en el cabildo sede vacante. Pero Recabarren atribuía el atentado contra su dignidad al acuerdo de los oidores José Santiago de Aldunate y Manuel Irigoyen. con el consecuente padecimiento de los vecinos. del sello del cabildo eclesiástico) y.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 cabildo sino a una “parcialidad” de él. Gobierno. Recabarren había tenido un pleito con un sobrino de Aldunate sobre el derecho a las aguas en propiedades colindantes. 221-226. Con Irigoyen estaba enemistado por haberse negado Recabarren a la concurrencia del cabildo eclesiástico que pretendía Irigoyen. Es decir. 461. Recabarren se quejaba de haber sido atropellado y tratado indignamente al comunicársele en lugares públicos. Aldunate e Irigoyen atentaban contra la jurisdicción eclesiástica en forma combinada con ataques personales y denuncias de corrupción en el gobierno. AGI. en última instancia.36 La parcialidad levantada siguió cargando contra la Audiencia. Acusaba a la Audiencia de no entregarle los testimonios que había pedido del juicio en contra del cabildo eclesiástico. . sirvió de campo de batalla para enfrentamientos personales nucleados en torno al control del cabildo eclesiástico. con fines familiares (secularización de Joaquín Larraín). y en casas de terceros los decretos de la Audiencia que le incumbían. no anulándose por tanto los acuerdos tomados por mayoría.256 - . el enfrentamiento jurisdiccional entre el cabildo eclesiástico sede vacante y el vicario capitular ante la visita de la Orden de la Merced y el nombramiento del capellán de las monjas dominicas. 29. amparados en la debilidad y vejez de Juan Rodríguez Ballesteros. En la carta se cita un decreto recibido por el deán de parte de la Audiencia en que bajo multa de mil pesos se lo conminaba a entregar la documentación requerida (sobre el nombramiento del capellán). el nombramiento de vicario capitular. Los dos oidores estaban emparentados entre sí y a través de sus esposas con casi todo el reino. ff. que afectaba además a los fondos del propio Aldunate. prestigio social y medición del control de las instituciones por las partes enfrentadas. leg. Consideran que a la muerte del gobernador Luis Muñoz Guzmán. En otra carta al Rey del 23 de enero de 180937 insistían en que Rodríguez Ballesteros. por medio de escribanos. Aldunate e Irigoyen 36 37 AASCH. Secretaría del Obispado. Chile.

Al mismo tiempo la sede vacante reiteraba las acusaciones contra Rodríguez Zorrilla de cobrar a los fieles las dispensas matrimoniales. Señalaban que este era el contexto en el que la sede vacante “principió en forzoso cumplimiento de sus deberes. 461. Por tanto pedían licencia para que pudieran informar personalmente al Rey sobre el caso Vicente Larraín.257 - . que despachaba solo. 38 AGI. Atribuían nuevamente la causa a que los ministros de la Audiencia favorecían siempre a Rodríguez Zorrilla. el oidor Manuel Irigoyen. había cambiado “en un absoluto divorcio y separación”. Juan Pablo Fretes u otro de los capitulares que suscribían la carta. y que recayera el rectorado en un hermano ilegítimo del oidor Aldunate (Vicente Aldunate). Chile. a través de su familia. natural de Santiago. previa consulta al vicepatrón sobre la procedencia del nombramiento. Reiteraban el conflicto Recabarren-Aldunate por las aguas. nombrando un vicario de monasterios.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 declararon a Rodríguez Ballesteros como gobernador interino. Los tres habían roto la amistad que sostenían con el canónigo Vicente Larraín porque le atribuían los dictámenes fiscales con los que se reclamó el cumplimiento de una real orden de 24 de octubre de 1806. y extender títulos a nombre del cabildo sin saberlo el Secretario y en contra de las actas. También el canónigo Fretes había experimentado que la amistad con su paisano y condiscípulo. elección que había recaído en el chantre Errázuriz. Gobierno. . Consecuentemente influyeron para que Larraín no fuera elegido rector de la Universidad de San Felipe. Ante esto. o vicario capitular Doctor Don José Santiago Rodríguez Zorrilla”. En este contexto señalaban que experimentaban diariamente las enemistades que fomentaba Aldunate. En junio de 180938 la “parcialidad levantada” escribió de nuevo al Rey porque aún no recibía por parte de la Audiencia el testimonio de los autos obrados con motivo de los recursos de fuerza introducidos por el vicario Rodríguez Zorrilla. y en resguardo de su responsabilidad a tomar las convenientes providencias para contener los excesos de su oficial. conceder oratorios privados “extendiendo el tiempo de la duración del privilegio a proporción de la cantidad que erogaban los fieles”. aprovechando la debilidad de éste. proveer las doctrinas vacantes de coadjutores y curas interinos. explicaban que Rodríguez Zorrilla había introducido un recurso de fuerza en la Audiencia y extendido la notificación a los monasterios de no reconocer otro vicario sino él.

ordenando que la justicia diocesana sobreseyese en el conocimiento de la causa.41 Otra vez la jurisdicción eclesiástica experimentaba el atropello de la Audiencia que favorecía los lazos de sangre. por achacoso e insolvente. según Fretes. la discusión se trasladó de inmediato al Consejo de Indias. como diputados del cabildo eclesiástico. 461. contador de diezmos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 La “parcialidad” llevó a cabo un nuevo embate contra la Audiencia a partir de septiembre de 1809. La acusación contra Irigaray no era ilegal. Cuando esta noticia salió del ámbito eclesiástico y trascendió a lo público.39 La carta acompañaba los autos promovidos por la jurisdicción diocesana contra Irigaray desde 180740 por negarse a dar cumplimiento desde 1799 a la real cédula de 1797 que establecía que los caudales de la Iglesia debían guardarse en la sacristía en un arca de tres llaves. Casados los oidores Aldunte y Santiago Concha con dos naturales del país Ambos. Gobierno. cuando la justicia estaba a punto de lograr el cumplimiento de la cédula. y el melancólico estado de la península les proporcionó en los años inmediatos reunir en sus personas la autoridad del tribunal y la del gobierno y capitanía general del reino. Pero. 461. que no se le entregase más dinero a Ignacio Irigaray. en la que informa al Rey como diputado del cabildo eclesiástico de Santiago el 1° de septiembre de 1809. 41 AGI. por la insolvencia de Irrigaría. forman la mayor parte de la población del distrito de la Audiencia. 42 Ibidem. En verdad existía la real cédula y en la catedral de Santiago no se había cumplido. en su calidad de vicepatrón. 43 AGI. Estos ministros podrán hacer el servicio en otras audiencias donde la carne y la sangre no les exponga a desairar las 42 legítimas autoridades con escándalo de los pueblos. habían pedido a Agustín Salomón. Gobierno. 39 40 . Los primeros antecedentes del caso los conocemos por una carta de Juan Pablo Fretes. Ibidem. sus mujeres y parentela. según el canónigo Herrera en carta a García Carrasco43 del 19 de AGI. Chile. El oidor Aldunate era hermano político de Irigaray. que se hallaba detenida. mayordomo de la catedral. Chile. El patrimonio de la Iglesia estaba en riesgo. 461. Chile. Gobierno. Según Fretes.258 - . Pocos meses antes los canónigos Fretes y Herrera. intervino Francisco García Carrasco.

ya que se contaba con los votos favorables de los capitulares devotos del canónigo. mezclando imputaciones odiosas a la reputación y conducta de mi gobierno. que utilizaba como pretexto la real cédula de 1797. Chile. de la maquinación y sorpresa con que se ha hecho a Su Majestad un informe contra Don Ignacio Irigaray. a quienes los otros tienen atropellados. promoviendo causas contra ellos. Lo hizo escribiéndole a Benito Hermida. Fretes pidió que Herrera fuera excluido por resistirse a firmar acuerdos.. Con arbitrios semejantes ya habían excluido al tesorero. arcediano.259 - . Le envió una copia de la carta de Herrera que hemos resumido. Gobierno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 septiembre de 1809. . Secretario de Gracia y Justicia de la Junta Central Gubernativa. ocurrió con él lo mismo que con otros canónigos. al negarse Herrera. Escribía García Carrasco: De la adjunta copia resulta la noticia que me ha comunicado el canónigo Don Jerónimo de Herrera. Los rumores decían. Los autores son una parcialidad de prebendados que se titula Cabildo Sede Vacante en contraposición de los más sensatos y modestos y del buen acreditado juicioso provisor vicario capitular. el resto de los canónigos y la Audiencia comenzaron a apuntar a lo 44 AGI. en Madrid. Pocos días después el canónigo Fretes lo había acometido exigiéndole que firmase un informe sin permitirle leerlo. 461. sino que se había acordado escribir una carta en su contra a la Suprema Junta de Gobierno. Rinde cumplidamente sus cuentas anuales al vicepatrono sin que de la revisión de la contaduría de diezmos le haya resultado algún 44 descubierto. siendo los instrumentos los canónigos Don Vicente Larraín y Don Juan Pablo Fretes. y los canónigos doctoral y magistral “porque el fin es que no haya quien se oponga a sus empresas”. que todo era para que el cargo recayera en Martín Larraín (hermano de Vicente) padre de veinticuatro hijos. concluye Herrera. De parte de la “parcialidad” las acusaciones contra Irigaray. No le quedó más remedio a García Carrasco que defenderse. detrás de la cual estaba Vicente Larraín. existía una conspiración del cabildo eclesiástico contra Irigaray (con el fin de que lo echaran o renunciara). Pero Herrera ponía a García Carrasco en sobre aviso de que no sólo se atacaba a Irigaray.. mayordomo de la Iglesia catedral de esta capital. La materia del insinuado informe es falsa y calumniosa: Irigaray no ha empeorado sino mejorado de bienes con adquisición de valiosas haciendas después que fue nombrado mayordomo. continúa Herrera. En la siguiente reunión.

cuando confesaba a la Reina Madre... de lo que se ha valido la Audiencia para “irrogarle en un público proceso la atroz injuria de llamarle Parcialidad Levantada”. a quien justamente por eso se lo había puesto en libertad. El 18 de octubre. vol. se transformó en su vocero. Especialmente al oidor José Santiago de Aldunate. 247-251. 181. tenía en la corte que le habían conseguido ya la canonjía que servía. ff. Lista . en él se centralizó la correspondencia hacia España. y una parte de él enfrentado con la Audiencia y con los monasterios. Chile. consanguíneo de Rodríguez Zorrilla. Las acusaciones continúan contra Rodríguez Zorrilla por poner en contra a la Audiencia contra el cabildo eclesiástico. op. leg. 45 46 . que “no entiende generalmente lo que firma” por su limitado talento y desconocimiento del latín. otra carta de la “parcialidad”. 47 Silva Cotapos. Vargas y Palacios de no asistir a los capítulos de erección. cit. Los hechos descritos no tuvieron sin embargo continuidad en el proceso de independencia. Secretaría del obispado. AGI. 461. Incluso Herrera le había ofrecido el cargo de secretario. el arzobispo de Santiago Don Rafael Muzquiz de Aldunate. que había conseguido la plaza por mediación de su pariente. La Audiencia fue suprimida y el grupo de canónigos de la parcialidad levantada desapareció. Carlos. Gobierno. Pero la intervención de García Carrasco había aumentado la deuda y la dificultad de asegurar el caudal.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 personal. 29.. diputado del cabildo eclesiástico. Vicente Larraín murió en 1811.46 De esta manera el cabildo eclesiástico afrontó profundamente dividido los acontecimientos de 1810. A continuación acusó a Rodríguez Zorrilla de haber sido el autor de la carta que firmó el canónigo Jerónimo Herrera. p.. 20. la Audiencia había sentenciado a un sacristán menor.260 - . además de haber intervenido despóticamente en una causa del cabildo eclesiástico. Fretes asimismo acusa a Herrera de esperar ser agraciado con la mitra vacante por los contactos que su hermano. El 15 de octubre escribió otra carta. Fretes.45 La carta termina sosteniendo que Martín Larraín no estaba interesado en la mayordomía y que en lo relativo al robo de alhajas. Comenzaba por explicar que habían actuado con Herrera pidiendo al contador de diezmos que no entregara la hijuela acostumbrada a Irigaray “para que no entrando en su poder esta nueva cantidad de numerario no se aumente la pérdida caso de quiebra”. culpa a los canónigos García Huidobro. Mariscal de Campo Eusebio de Herrera.47 se lo consideró el cabecilla dentro del cabildo eclesiástico del partido pa- AASCH.

en la Audiencia. pieza 75.49 sin que conste su ideario político.. 475.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 triota y de la formación de la Junta de gobierno. 48 49 . en 1813 pidió licencia al cabildo eclesiástico para viajar a Buenos Aires. la administración diocesana y el cabildo eclesiástico. más que el enfrentamiento de instituciones.. 19. en el cabildo secular. Lista. AASCH. De ahí la necesidad familiar de estar ampliamente representados en la vida corporativa: en la iglesia. donde se conjugaban los curatos. la universidad. AGI. 7. sino como miembro de un grupo familiar.51 Este conflicto. p.51 donde murió en 1817. cit. Un enfrentamiento como el que acabamos de describir revela que la elite chilena a fines del período colonial estaba profundamente dividida en facciones insertadas en las diferentes instituciones buscando utilizarlas a favor de sus intereses (visita a la orden mercedaria). en la universidad. 51 Ibidem.48 Estanislao Recabarren también murió en 1811. Carlos. él era en definitiva la puerta de acceso a las instituciones del gobierno civil y eclesiástico. Chile. vol. Secretaría del obispado. No se actuaba en una institución a título personal... y el árbitro exterior necesario al que había que acceder para poder subsistir en la lucha de intereses familiares que entrecruzaba entre sí a las instituciones locales.261 - . La relación con el Rey en este contexto aparece como fundamental. leg. muestra enfrentamientos personales (Larraín-Rodríguez Zorrilla) y familiares (Martínez de Aldunate-Larraín) en el seno de las mismas y por el control de ellas. 51 Silva Cotapos. 315. Esta característica de la elite explicaría la complejidad de las carreras que hemos descrito entre los prebendados del cabildo eclesiástico de Santiago del siglo XVIII. También se consideraba a las personas como parte de una unidad familiar. Gobierno. Juan Pablo Fretes fue diputado del congreso nacional en 1811 (llegando incluso a presidirlo). op. Aunque los enfrentamientos eran binomiales (Rodríguez Zorrilla-Larraín) terminaban en un todos contra todos: al final (según Larraín) la Audiencia apoyaba a Rodríguez Zorrilla por la enemistad entre el oidor Martínez de Aldunate con el deán Estanislao Recabarren por un pleito familiar por las aguas entre fundos colindantes de sus familias.

262 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .

LXIII. en: Hispania Sacra. obrajes a su cargo. en: Revista de Indias. pp. “El clero regular en la España de mediados del siglo XVIII a través de la encuesta de 1764”. en: Historia de la Iglesia en España. 217-241. Algunas razones de la política religiosa de la Ilustración”. Antonio (dir. Alfredo. Aragón Mateos. Ceferino. de participar en negocios (repartimientos forzosos de mercancías. 1995. N° 47. destaca la importancia de un documento anterior (y hasta ahora no considerado) a las Noticias Secretas. 223-274. pp. 121-169.263 - .). 171-216. vol. reemplazando al clero regular de Cfr. Maximiliano. Moreno Cebrián. N° 47. administración de haciendas propias o ajenas). cátedras universitarias. tomo IV. 1 . 2003. Ver también Mestre Sanchis. atribuido al arzobispo de Lima Antonio de Soloaga. Sobre todo muestra la imagen del clero regular del virreinato del Perú de los contemporáneos al que acusan. facilitándosele el acceso a los obispados. Madrid.. Santiago. 1995. pp. 820 pp. N° 47. Caro López. “La Iglesia en la España de los siglos XVII y XVIII”. 1995. “Propietarios y distraídos. junto con el clero secular. 1979. “El regalismo borbónico frente al poder Vaticano: acerca del estado de la Iglesia en el Perú durante el primer tercio del siglo XVIII”. de inoperancia en la política evangelizadora por haber olvidado el fin misionero de su presencia en Indias. pp. La historiografía insiste en que el siglo XVIII español fue marcadamente antiregularista1 y que desde la Corona se propició el desarrollo del clero secular. en: Hispania Sacra. vocación o carrera eclesiástica? Al final de nuestro estudio se impone la reflexión sobre el sentido de una carrera eclesiástica. en: Hispania Sacra. Barrio Gozalo. que contiene los mismos cargos contra el clero peruano que Jorge Juan y Antonio de Ulloa formularon una década después. N° 227. de relajación. ¿Por qué una persona ingresaba al estado clerical? ¿Qué se entendía por la “inclinación al estado” exigida para la ordenación de órdenes mayores por el concilio de Trento? Para nosotros esta pregunta tiene la perspectiva específica de tratar de determinar los motivos de la incorporación al orden secular del estado eclesiástico.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Capítulo 13 La incorporación al clero secular: ¿inclinación al estado. “Notas sobre el clero secular en el Antiguo Régimen: los presbíteros del obispado de Coria en el siglo XVIII”.

guiados más bien por intereses 2 3 Leyes de Indias. se refieren a los clérigos que ingresaban al estado eclesiástico sin auténtica inclinación al mismo. La cultura eclesiástica. En la América española la subsistencia estaba en teoría aún más garantizada. matrimonio y muerte. Estos provenían de las tierras y bienes inmobiliarios. obras pías. Las epidemias.264 - . pero la presencia del clero secular no era nada despreciable. Constitución I. Las fiestas religiosas eran fiestas populares. . etc. No sólo la vida cotidiana estaba sacralizada. fuero propio. Ley XVII Sínodo de Santiago. estaba ávida de ministros. a diferencia de la nobleza. El clero contaba además con los siguientes privilegios: exención de la justicia ordinaria. 1763. además de las limosnas. exención de algunas cargas fiscales y de prestaciones militares personales. en un país de arraigada fe religiosa popular. era muy atractiva.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 las parroquias en América. incluso del alojamiento de tropas en la casa de los clérigos. o el área de la salud (hospitales.3 Tanto el concilio de Trento como las Leyes de Indias y el tercer concilio de Lima. dado que los estipendios de curas y doctrineros se pagaban con rentas reales. Los ciclos de las cosechas y reproducción de animales tenían ritos cristianos que los protegían y garantizaban. y el cobro de los diezmos y primicias. siendo el fin principal para la ordenación de clérigos.2 lo que agregaba una seguridad económica extra. cerrada por definición. La educación básica y universitaria estaba en gran parte en manos de los clérigos. por su parte. Especialmente los recursos económicos seguros del estado clerical podrían haber significado un atractivo para incorporarse a él. Título VII. Desde esta perspectiva ¿las mayores posibilidades de hacer carrera fueron el anzuelo para atraer a muchos hacia las filas de la diócesis? La bibliografía española recalca el atractivo que los privilegios inherentes al estado clerical provocaba en las personas por la naturaleza misma de su función. la subsistencia estaba garantizada por las obras benéficas que el clero ejercía. Por otro lado. especialmente los regulares. Título IX. calamidades políticas tenían una explicación religiosa. entierros y funciones religiosas. por su superioridad. de ahí la gran influencia del clero. tales como la limosna. invasiones. El estado clerical era abierto. lazaretos). el proveerlos. empezando por los momentos fundamentales de la vida de una persona como el nacimiento (bautismo). La Iglesia. Libro 1. y de los ingresos inherentes a la función parroquial relativos a las misas. también lo estaba la vida social.

Sesión XXI. 4. 7 Concilio provincial limense. Concilio de Trento. 33. aduciendo que tenían un beneficio eclesiástico o patrimonio suficiente. cartas de Leyes de Indias. quedándose en la tierra [. cap. destacando la utilización de medios simoníacos para lograrlo. Las Leyes de Indias determinaban que: Los virreyes y justicias reales manden ejecutar lo dispuesto por derecho. y por evadirse del castigo se hicieren clérigos o entraren en religión. tanto al otorgar las órdenes menores como durante el tiempo de espera. Libro I. en caso de que los seculares sean culpados en motines y traiciones. y el escándalo y daño que hicieren fuere notable. y sean echados de la 4 tierra. Ley X. cap. cap.7 El tercer concilio de Lima estableció criterios de selección para aceptar la entrada o no de un individuo al estado clerical: Hay que explorar con habilidad la aptitud de todos los que se van a ordenar. acta II.6 El tercer concilio de Lima confirmó las irregularidades que se producían al momento de ingreso al clero.5 Efectivamente el concilio de Trento dispuso limitar el acceso a las órdenes sagradas por los abusos que se habían dado en relación al fuero y a raíz de la falta de control de la verdad de la información entregada al momento de la ordenación.] y si no estuvieran procesados antes. enviándolos a estos reinos registrados y con sus causas. Sesión XXIII. acta II. tal vez porque en la gran mayoría de las huellas que el clero del Antiguo Régimen ha dejado la pregunta no aparece ni siquiera planteada. Trento por su parte preveía una selección de los candidatos al estado eclesiástico que excluyera a aquellos de quienes se supiera que lo elegían para eximirse de los tribunales seculares. Ni siquiera con el pretexto de que trabajan con un pequeño número de ministros deben convocar a indignos a la función sagrada puesto que justamente ya creció mucho su número y por cierto se cuida mucho más a la Iglesia de Dios y a la salvación de los neófitos con pocos sacerdotes selectos que con 8 muchos inadecuados. cap. 8 Concilio provincial limense. 2. Título XII. Decreto sobre la Reforma. 4 5 .. Se trata más bien de documentación administrativa tales como nombramientos. Muy diversas respuestas ha generado en la historiografía la pregunta sobre la elección del estado clerical.265 - . encarguen a sus prelados que los castiguen..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 personales y por el atractivo de la protección del fuero eclesiástico. 32. 6 Concilio de Trento.

Antonine. Roberto. “Miembros. elección que era fruto de una cuidadosa consideración en función de la continuidad del linaje. Ganster. op. 65..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 recomendación. Desde la perspectiva actual la pregunta conlleva la cuestión de la elección “personal” por el estado eclesiástico. El jefe de familia tomaba las provisiones que aseguraran la continuidad.. Paul Ganster10 destaca que al clérigo se lo entiende dentro del contexto multigeneracional de la familia extensa a la que perteneció. 36.. En este contexto tanto la persona como la familia podía decidir la entrada al clero.”. Las familias decidían las carreras de los hijos. p. 1750-1820: their origins and studies as taken from their autobiographies”. los motivos que los mismos curas daban sobre la elección del estado. Para plantear la vida religiosa como una vocación. pp. Antonio. cit. 9 10 . op.”. Academy of American Franciscan History. vol. 39-56. july. Roberto Di Stéfano9 considera que la opción por el clero se enmarcaba en un régimen de unanimidad religiosa y una percepción colectiva de valores que concebía la carrera eclesiástica como un modo de servir a Dios. visitas a las parroquias. 11 Domínguez Ortiz. 1972.. cit.”. Antonio Domínguez Ortiz. al Rey y a la propia familia. mayorazgos y algunos tipos de capellanías. “Abundancia de clérigos. En muchos casos eran segundones de familias hidalgas que resolvían su caso personal de una manera segura. hay que esperar al siglo XIX. cincuenta y siete entregan pistas sobre su inclinación al estado. es difícil admitir que existiera auténtica vocación. Diez de ellos entraron al clero secular para servir a las almas. 12 Tibesar. sin cura de almas.11 Antonine Tibesar. La historiografía ha tratado de dilucidar la causa de que el estado clerical fuera tan atractivo en el Antiguo Régimen. op.. “La sociedad española en el siglo XVII. p. varios Di Stéfano. aunque mezquina. Paul. through april. cit..12 busca en las relaciones de méritos del clero parroquial de Lima entre 1750 y 1820. relaciones de méritos. plantea la pregunta del ingreso al estado clerical dentro del origen social del individuo: Tratándose de una capellanía o un beneficio simple. acogiéndose a un beneficio de presentación familiar. pp. cuentas. 1972..266 - . en: The Americas... 1971. 150 y ss. “The Lima pastors. Considera la relación de méritos como una autobiografía y sostiene que de cien sacerdotes. tales como la adquisición de títulos de nobleza. XXVIII. tanto matrimonial como religioso. etc. cuando el romanticismo puso la pregunta por la decisión individual del estado de vida.

En definitiva: ¿qué motivaba la decisión por la incorporación al estado eclesiástico en el Antiguo Régimen? Las respuestas varían desde la atracción por la carrera eclesiástica. Taylor. Nos detendremos a analizar cada uno de estos aspectos en el período de nuestro estudio y en el marco del imperio español. o de la esposa en caso de ser casado. También limitaban la libertar de ingreso los compromisos económicos previos de los que habían desempeñado actividades económicas con anterioridad a la ordenación.. Juan (ed.267 - . Universidad de Murcia. por la posición social de sus familias. 1685-1785”. una profesión. op. 174. También el estudio de la carrera del clero parroquial en el período colonial tardío en Nueva España le permite a William Taylor13 concluir que el sacerdocio era una profesión. por elección “desde los más tiernos años”.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 puntualizan que con la oposición de sus familias. la auténtica vocación y una inclinación demostrada al estado. “Familias y relevos en el mundo eclesiástico. entre estos diez y siete dicen que si hubieran podido ganarse la vida de otra manera no habrían optado por el sacerdocio. Destaca que la presencia de niños y adolescentes en las filas del clero. cit. treinta y uno.). María L. Murcia. James y Hernández Franco. Según la misma autora. El entorno rural de Sevilla. William. civiles o sentimentales preestablecidos. no fue la causa de la incorporación a este estado en la Sevilla rural. parentesco y linaje. la libertad de ingreso al estado se identificaba con la ausencia de compromisos económicos. p. veintiséis. hacen pensar que poseyeron poca libertad e independencia al momento de ingresar al clero. La conclusión de Tibisar es que para la gran mayoría el sacerdocio era una carrera para asegurar el futuro económico. por razones supuestas y difíciles de precisar tales como la influencia familiar o un carácter acorde con el estado eclesiástico. 1997. María Luisa Candau Chacón14 considera que la posibilidad de hacer carrera dentro del clero. Candau Chacón. si se estaba excomulgado o suspendido. Seminario familia y élite de poder en el reino de Murcia siglos XV-XIX. cinco.. No se podía ingresar al clero si se tenía deudas. p. se había dado palabra de matrimonio. Familia. por necesidad de dinero. 13 14 . sin permiso de sus señores en caso de ser esclavo. 277. “Ministros de lo sagrado…”. en: Casey.

p. 18 Millar Carvacho. específicamente estudios jurídicos. Este proceso coincidió con el período que Burkholder y Chandler denominan de recuperación de la autoridad del gobierno imperial. por medio del desarraigo que implicaba el movimiento geográfico vinculado a los ascensos. la imparcialidad en el ejercicio. El agente de la administración pública en Indias. militar o eclesiástica. En diferentes ámbitos de la administración eclesiástica se perfiló en el siglo XVIII una carrera de funcionario. disposición o modo para hacer alguna cosa”. La primera correspondería a los estudios universitarios requeridos como requisito indispensable para ser inquisidor.15 En la segunda mitad del siglo XVIII la documentación nos habla con mayor frecuencia de una carrera administrativa.. pp. cit. marcada por etapas. tomo III. tomo 2. S.16 Paulatinamente se fue consolidando un sistema de ascensos a recorrer a lo largo de la vida profesional... Mark y Chandler. 1998. p. Según José Mariluz Urquijo17 desde la óptica de la Corona. 1998. el sistema de promoción de funcionarios a cargos superiores. que obligó a fijar pautas para dirigirlos y a racionalizar la división del trabajo para lo cual se estructuró un sistema de ascensos. 213 y ss. Buenos Aires. 31. 17 Mariluz Urquijo. La permanencia en el cargo no debía ser ni tan corta que le impidiera al funcionario aprender ni tan larga que se perdiera la esperanza de ascender. perseguía tres objetivos: que la esperanza de la promoción favoreciera que el cargo fuera ejercido con esfuerzo y eficiencia. José. Instituto Internacional de Historia del Derecho Indiano e Instituto de Investigaciones de Historia del Derecho. Burkholder. que el caudal económico de los pretendientes. 12-21. cit. D. como la define René Millar18 en la Inquisición de Lima. Como un impulso a este proceso actuó el crecimiento del número de agentes del Estado. 193.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El concepto de carrera en el imperio español El diccionario de Autoridades define el término “carrera” como el “medio. Buenos Aires. Editorial Deimos.. cortando las conexiones locales. op. Madrid. arbitrio. op. p. La Inquisición de Lima (1697-1820). La segunda era la etapa de especialización profesional que Diccionario de Autoridades.268 - . el aprovechamiento de la experiencia adquirida en el cargo inferior para el buen ejercicio del cargo superior.. 15 16 . La finalización del sistema de venta de oficios hacia 1720 abrió la posibilidad para que los criterios de antigüedad y mérito fueran más considerados en la ruta de los ascensos.. René. De la impotencia a la autoridad.

pero sin una definición clara del mismo. 21 Morgado García. Serían más bien el fin del Estado definido como la conservación y aumento de la fe lo que convertiría a los obispos en un funcionario del mismo. en: Revista de Historia del Derecho. Pontificia Universidad Católica. p. algunos años de gramática. Arturo Morgado García. 6. Arturo.. 20 Tercer concilio de Lima. que sólo los vinculaba en la presentación. Sin embargo González Echenique puntualiza que en el terreno de la práctica se encuentra con claridad la consideración de los obispos como funcionarios por parte de la Monarquía. cuatro de teología escolástica y tres de teología moral.269 - .21 en base al análisis de los expedientes de vita et moribus del obispado gaditano. Éste comenzaba con las primeras letras. no explicables por la relación de patronato entre las partes. se pasaba luego a ser inquisidor segundo y finalmente inquisidor decano. op. 19 . al solicitarles informes de todo tipo y consultarlos en diferentes aspectos del gobierno espiritual y temporal. “Los obispos de Indias como funcionarios de la Corona”. cap.20 lo que no deja lugar a dudas que en el Antiguo Régimen se acentuaba la administración y gobierno como tarea fundamental de un obispo por sobre lo pastoral. 144. Una vez dentro de la Inquisición también se llegada al cargo más alto después de un recorrido que se iniciaba en la fiscalía. 1. 41. Santiago. p. tres años de filosofía. 1970. El tercer concilio de Lima define incluso a un obispo como: “Administrador de Dios”.. El sentido de esta trayectoria era el aprendizaje en el ejercicio de la función inquisitorial. vol. Escuela de Derecho. cit. en el ejercicio de la abogacía o desempeñándose como jueces eclesiásticos.. Subyace en la estructuración de una carrera eclesiástica por parte de la Monarquía la consideración del clero secular sujeto al patronato real como un funcionario de la Corona.. En los estudios sobre el clero secular se emplea mucho el término carrera. El tema fue planteado por Javier González Echenique19 en relación a los obispos en Indias: ¿formaban parte de la administración? ¿eran funcionarios del Rey? La pregunta surge de las múltiples comisiones de orden temporal confiadas por los reyes a los obispos. Iglesia y sociedad en el Cádiz del siglo XVIII. Morgado García restringe la carrera eclesiástica al período de estudio del clé- Javier González Echenique. acción tercera.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 se iniciaba con la práctica judicial en general fuera del ámbito del Santo Oficio. plantea más bien la existencia de un “currículum vitae” del clero bastante generalizado.

Roberto. en: Revue d’Histoire Moderne et Contemporaine. 1780-1810. cura propietario. Dominique. Bolonia.23 aunque su análisis de los colegiales no abarca la totalidad de la definición que emplea sino sólo el currículo académico. 1982. en: Revue d’Histoire de l’Eglise de France. especialmente páginas 219 y ss. formación académica. vol. 272. Les prêtes séculiers en Haute-Bretagne au XVIIIe siècle. 29. Santiago. ni la sitúa en el contexto del imperio español. Rodolfo. Entre ellos destacamos los de Julia. Paris. 158 y ss. fuera éste bachiller. del Antiguo Régimen al Liberalismo. entiende por carrera una definición más amplia: “Estudios. p. La misma correspondencia entre carrera y estudio en Deregnaucourt. 24 Di Stefano. Rennes. Vladimir. especialmente p.. en su estudio sobre los colegiales mejicanos del siglo XVIII. 1997. “Le recrutement des seculiers a Paris. op. Francia. Presses Universitaires de Rennes 2. Denis. Charles. Aragón Mateos. 1984. 75. pp. Agradecemos al autor habernos proporcionado su tesis y artículos del tema que hemos citado en nuestro propio trabajo. tesis inédita.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 rigo. 529-583.. Société d’histoire religieuse de la France. Centro de Estudios sobre la Universidad.. pp.. (coords. Lille. Por eso el estudio de Di Stéfano de la carrera eclesiástica del clero secular del obispado de Buenos Aires abarca la vida del presbítero a partir de la obtención de la congrua de sustentación hasta los ascensos parroquiales:25 teniente cura. Colegios y Universidades I.”. La diocesi di Buenos Aires nel tramonto del mondo coloniale. Leticia. México. cit. “Entre los colegios y la Universidad: modelos de carrera académica en Nueva España (siglo XVIII)”. “Le clerge paroissial dans le diocese de Reims sous l’episcopat de Charles-Maurice Le Tellier: origine et carrieres”. Universidad de Bolonia. Gilles. licenciado o doctor. Clero seculare e società coloniale. 2001. Por su parte Rodolfo Aguirre. ejercicio profesional y cargos honoríficos”. No extiende el análisis al proceso de los ascensos dentro del estado eclesiástico que abarque la vida del clérigo en la diócesis a la que pertenece. y Mckee. 23 Aguirre Salvador. al currículo académico. De Fenelon a la Révolution.270 - . “Qui sont les curés de paroisse? La génération du début de l'épiscopat de 22 . UNAM. Challet. Berthelot du Chesnay. en: González González.22 La carrera terminaba entonces con el grado alcanzado. “Notas sobre el clero secular . vol. sin incluir la documentación del Archivo de Indias ya que no analiza el ascenso a los cabildos eclesiásticos y obispados.).. 25 En general los estudios sobre el clero secular abarcan esta dimensión exclusivamente diocesana. Frédéric. También Roberto Di Stéfano24 ha estudiado la carrera eclesiástica del clero secular de Buenos Aires en el marco de los beneficios eclesiásticos de la diócesis y con fuentes locales. 79-91. 1560-1620”. Presses Universitaires de Lille. Enrique y Pérez Puente. Angelo. Le clergé paroissial de l'Archvêché de Cambrai. 1989. 1991.

. 1561. 26 Candau Chacón.. . En la época (1650-1810) y lugar geográfico de nuestro estudio (reino de Chile). Universidad de Sevilla. 1993. op. cit..). ésta comenzaba con la tonsura y podía terminar con un arzobispado en cualquiera de los reinos de América o España. Modelos. María L... Les communatés de prêtres”.). en: Dompnier. Entre los obispados. La carrera eclesiástica en el siglo XVIII. 427 pp. en: Dompnier. era posible si el Rey permitía que un americano fuera consultado en la Cámara de Castilla27 o fuera presentado sin consulta en un obispado de España. Hemos utilizado ya desde que iniciamos la investigación de esta tesis un concepto de carrera eclesiástica no limitado al período de estudio del clérigo o al ascenso entre las órdenes menores y mayores. Vocations d'Ancien Régime. Jaén y Ceuta. El estudio de la carrera eclesiástica que realiza María Luisa Candau Chacón de los clérigos en la Sevilla rural26 abarca el período de la vida del clérigo desde la tonsura hasta la recepción de las órdenes mayores.. Editions Universitaires de Dijon. La misma autora señala que en este ámbito geográfico los últimos escalones del “cursus honorum” clerical no se recorrieron porque no hubo promociones desde la Sevilla rural a los cabildos eclesiásticos. diócesis sufragáneas con metropolitanas o ascensos entre los cabildos eclesiásticos de las sufragáneas. Existía por tanto una carrera eclesiástica que no sólo relacionaba puestos en una relación de ascensos sino que vinculaba administrativamente entre sí espacios geográficos. pp. aunque no generalizado. aunque la carrera eclesiástica se iniciaba para todos de la misma manera. a la administración diocesana y menos aún a obispados o arzobispados. cauces y formas de promoción en la Sevilla rural. Château-Chinon. quien.. hermano del duque de San Carlos. 27 Este fue el caso Joaquín José Carvajal Vargas. Vocations d'Ancien Régime. lo fue por la Cámara de Castilla para los obispados de Cuenca. Incluye en el análisis de los ascensos hacia los curatos porteños (el máximo ascenso lo constituía el curato del Sagrario de la catedral) el desempeño de los curas en instituciones educativas.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 cura interino. Bernard (ed. Les mentalités religieuses du Morvan au XIX siècle (1830-1914).271 - . capellán militar. op. Massillon”. Stéphane. 627 pp. 1997. Lima.. Sevilla. Bernard (ed.. Pinard. tenemos el dato de AGI. cura excusador. “La survie d'un ancien type de carrière cléricale. 219-231. Este último caso. además de ser consultado por la Cámara de Indias para obispados de América.. Liliane. Gomis. cit. Gobierno. y entre éstos y el de la metropolitana. 232-244.

la Cámara de Indias. La organización del ejército ofreció elementos útiles para la organización de la “milicia civil”. en todos los ámbitos de la administración. El clero también fue sometido a los criterios de ascensos de los funcionarios civiles de la administración. ascenso y fin. incluyendo fundamentalmente la idea del ascenso gradual. El mismo órgano de gobierno. p. pero esta carrera incorporó la graduación entre las órdenes menores y mayores establecidas por la Iglesia en el proceso de recepción del sacramento del orden sagrado. Por lo tanto al hablar de carrera eclesiástica estamos directamente situados en el sistema de gobierno y administración de la Iglesia bajo el patronato real de la Monarquía española. Por lo tanto. Todo el sistema de nombramientos administrativos y eclesiásticos. José. de premiar los méritos y el buen ejercicio del cargo. Desde la óptica del agente administrativo o eclesiástico. Ibidem. señala Mariluz Urquijo. José Mariluz Urquijo28 señala que si bien el término escalafón fue propio del siglo XIX. El ascenso era además un premio a 28 Mariluz Urquijo. desde fines del siglo XVIII se produjo una proyección del concepto de ascensos desde el ámbito militar al administrativo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Correspondió a la Monarquía la estructuración de esta carrera y el establecimiento de los criterios que causaran los ascensos en una escala de cargos establecida. la propia carrera se concibió como un camino de ascensos a cargos más importantes. la palabra “escala” como nómina formada por grado y antigüedad en el servicio que se debía respetar en los ascensos. 219. los agentes administrativos del estado. se ascendía del menor oficio al mayor por grado y no por saltos. que aportaran mayor remuneración económica y mayor respetabilidad. . y la estructuración de una relación de ascensos entre los cabildos eclesiásticos. Según la idea de escala. evitando que se fuera general sin haber sido nunca soldado. aunque sin una palabra que lo designase. está traspasado por la idea del ascenso. y el respeto del orden jerárquico de la iglesia secular.272 - . es decir. Cita para comprobarlo la tercera edición del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua de 1791. en el que apareció un término proveniente de la milicia y vinculado al ascenso administrativo. La misma proyección observamos por nuestra parte en la administración eclesiástica a través de la instauración de una verdadera jerarquía de diócesis de inicio. administraba la gracia real de las concesiones de vacancias administrativas y eclesiásticas del imperio. en América existió como tal.

abarcaba la promoción en sus órdenes. tomo II. por eso tenían las llaves de la iglesia. completaba el proceso de ordenación sacerdotal. Seguían las órdenes menores. Esta exigencia se mantuvo inalterable durante todo el período de nuestro estudio. quien lo poseía podía leer públicamente en las ceremonias religiosas tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento. sesión XXIII. del latin ostiarius. y preocuparse de que todo lo que se guarda en el templo esté en su lugar. según la costumbre a partir de los siete años de edad.273 - . portero. La tercera. ley IV. La promoción en las órdenes se iniciaba con la tonsura o corona. en la prebendas de los cabildos eclesiásticos y en la administración y gobierno de la diócesis. Eran necesarias para acceder a los beneficios eclesiásticos más importantes de la diócesis y del imperio. Al diácono se lo denominaba ordenado de evangelio.31 Se requería la recomendación del pastor y del maestro Leyes de Indias. Concilio de Trento. era para servir en el altar al celebrante. El diaconado era la segunda de las órdenes mayores. por serlos únicos que podían celebrarla. La verdadera selección y elección del estado se producía con el acceso a las órdenes mayores. título VI. 29 30 . se los conocía también como clérigos de epístola en atención a sus futuros ministerios. conocer los rudimentos de la fe y estar confirmados. que podía arrojar de oficio a los demonios por medio de exorcismos establecidos por la Iglesia. Se conocía a los presbíteros como ordenados de misa. El concilio de Trento pedía informes y pruebas sobre el nacimiento de los ordenandos. 4 y 5. el exorcista. El oficio propio era el de admitir en la Iglesia a los dignos y rechazar a los indignos. El presbiterado era la tercera y la última de las órdenes mayores. Normalmente los padres llevaban a sus hijos. La primera de ellas era el ostiariado. Le seguía el lectorado. El subdiaconado era la primera de las órdenes mayores. 31 Concilio de Trento. Finalmente el acolitado. 5.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 los propios méritos y los de los antepasados. cap. también en atención a su ministerio futuro. sesión XXIII. para su recepción. diaconado y presbiterado.30 quienes debían ser hijos legítimos y de legítimo matrimonio. imponían el celibato y otorgaban la potestad de acercamiento físico a los vasos sagrados. Los aspirantes a la tonsura debían saber leer y escribir. en su vertiente secular. subdiaconado. caps.29 El sistema de promociones dentro de la carrera eclesiástica. en los beneficios eclesiásticos. ampliamente considerado por la legislación castellana e indiana.

11. 6. 7. Tal vez por esto último. requería según el derecho canónico. la edad de doce años. de Reformatione.33 Para ello debían haber completado el ciclo de la gramática y demostrar el conocimiento de la doctrina cristiana.274 - . Los tonsurados y los minoristas que recibían estas órdenes siendo niños. y que éste se produjera en la niñez. de los misterios de la fe (saber explicar el credo y los mandamientos y la comunión de los santos). Juan B. dada la poca madurez de esta etapa de la vida. En un mundo mayoritariamente analfabeto. cap. 424. Pero para la promoción a las mayores era necesaria la dispensa pontificia. estudiaban en los lugares donde vivían. Barcelona. también la costumbre había establecido una edad mínima de siete años para recibir los tres primeros grados de las órdenes menores. Llama la atención que fueran tan pocas las exigencias mínimas requeridas para el ingreso al estado clerical. Ferreres.34 Para la obtención de un beneficio el concilio también exigía la edad de catorce años. p. de Reformatione.35 Concilio de Trento. Las exigencias del conocimiento del latín aumentaban si se trataba de un adulto dispuesto a recibir la tonsura. Pero algunos recibían las órdenes menores y podían servir en parroquias. Como para la recepción de la tonsura. 1920. sesión 23. sesión 23. cap. Para los que tuvieran “defectos de nacimiento” se podía contar con la dispensa obispal para acceder a las órdenes menores. abriéndose así la posibilidad para todo hombre de incorporarse a la vida consagrada de la Iglesia. Subirana. cap. la gran mayoría de los tonsurados no seguía con la carrera eclesiástica y se casaban..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de escuela. no se podían exigir más conocimientos. y estar instruidos “en las letras y en lo que perteneciere al ministerio de su orden”. en los conventos sobre todo. no se exigía la escritura). de Reformatione. 35 Concilio de Trento. promulgado por Benedicto XV. Derecho sacramental y penal especial con arreglo al Novísimo Código de Pío X. 32 33 . aunque se estuviera ordenado de órdenes menores. 34 Concilio de Trento. aunque no hay que descartar que algunos poseyeran estudios con maestros particulares. sesión 23. La tonsura implicaba el inicio de una carrera eclesiástica y la adscripción al estamento: con la tonsura un niño se convertía en clérigo. y probar la comprensión del latín32 (lectura y comprensión general de textos. Pero la admisión al acolitado.

cap.39 contemplaba además un año de espera entre el acolitado y las órdenes mayores. 39 Ibidem. sesión 23. sesión 23. sesión 23. escuela. cap. Ningún ordenado de primera tonsura ni de órdenes menores podía obtener beneficio antes de los catorce años de edad. de Reformatione. 6. 42 Concilio de Trento. 41 Ibidem. que con la edad crezca en ellos el mérito de la vida y la mayor instrucción. 36 37 .275 - . o universidad con licencia del obispo y en camino para recibir las órdenes mayores. si no pareciere al obispo más convenientemente otra cosa.41 Aunque el ingreso y los primeros ascensos al estado implicaban pocas exigencias. El concilio establecía que los minoristas debían ejercitarse un año en cada una de las órdenes.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El concilio de Trento establecía un “intervalo de las témporas”36 respecto a la distancia temporal entre la recepción de la tonsura y las órdenes menores. sesión 23. virtud y mérito “pasando de tal modo de un grado a otro. 12 Concilio de Trento. el concilio de Trento estableció límites para gozar de los privilegios del fuero. cap. los estudios realizados y la inclinación al Concilio de Trento.40 salvo que el obispo juzgara lo contrario concediéndole potestad de entregar dispensas en el cumplimiento de todas estas disposiciones. de Reformatione. “mediando el intervalo de las témporas. al no establecerse límites de edad para la recepción de la tonsura y los tres primeros grados de órdenes menores. se daba la posibilidad de que se recibiesen todos en un mismo año. 38 Concilio de Trento. y de éstas con respecto a las mayores. de Reformatione. se denominaban “intersticios”.42 En las solicitudes de órdenes mayores los candidatos exponían su situación económica. 7. ni el goce del privilegio del fuero eclesiástico si no tenía beneficio o no vestía hábito clerical. de Reformatione. Debían además estar en algún Seminario. permitiéndole al ordenando la eximición de guardar los intervalos e intersticios. cap. 40 Ibidem. 11. y prohibía conferir en un solo año dos grados.38 Las licencias otorgadas por el ordinario para recibir sin intervalos los diferentes grados se denominaban “dispensa de extratémpora”. El objetivo de esta distancia en la recepción de grados lo fundamentaba el concilio en relación al crecimiento del clérigo en ciencia. La normativa tridentina daba una potestad amplia a los obispos y arzobispos en este sentido.37 Sin embargo. Este intervalo y el de las órdenes menores entre sí.

7. una capellanía o haberse hecho la partición de los bienes heredados de las legítimas paterna y materna. es decir que quien era promotor fiscal llegaba a ser provisor y vicario general. racioneros. y los de otras circunscripciones eclesiásticas: vicario foráneo.43 La inclinación al estado se evaluaba a través de la información de vita et moribus.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 estado clerical. Asimismo. moral. sin manchas de herejías. interinos y sustitutos.44 La promoción en los beneficios eclesiásticos. y en los ascensos entre los cabildos eclesiásticos de otras diócesis. distinguía entre los vinculados al ámbito parroquial: sacristanes. Los tres aspectos debían estar debidamente documentados. notario de Cámara. Por último. cap. canónigos. incluía el gobierno parroquial: curas párrocos. La promoción en función de los cargos y oficios desempeñados. y atestiguar si el aspirante pertenecía a una familia de cristianos viejos. secretaría de Cámara. de Reformatione. Debía presentarse asimismo la constancia de haberse ordenado de órdenes menores. provisor y vicario general. La promoción en las prebendas se producía dentro del cabildo eclesiástico. la promoción en la administración y gobierno de las diócesis incluía las promociones de los obispos entre las diócesis de inicio. sesión 23. Como eran cargos proveídos por nombramiento de los obispos el criterio de selección se basaba en la confianza y contacto previo con el escogido. dignidades. La selección dependió de la edad y conducta personal del candidato. AASCH. ascenso y fin. mayordomos de fábrica. por la que el interesado solicitaba ser admitido a las órdenes mayores y presentaba dos testigos que acreditaban su buena conducta e inclinación al estado clerical. Secretaría del Obispado. Las carreras de clérigos que hemos descrito nos muestran sin embargo que en el ámbito de la administración diocesana los cargos no se relacionaban entre sí de manera ascendente. sochantres. tenientes. aprendizaje y fe del pretendiente.276 - . El segundo acreditando certificaciones de los grados que el candidato dijese poseer. los testigos debían declarar sobre quienes eran los padres y abuelos del candidato y si éste era hijo legítimo de legítimo matrimonio. colectores. El primero comprobándose poseer un beneficio. hasta los arzobispados. leg. y de su conocimiento de la doctrina y el culto. El concilio de Trento estipulaba que el obispo debía investigar la edad. . En la administración diocesana: promotor fiscal. No se exigían estudios universitarios para la ordenación sacerdotal y la colación canónica para impartir sacramentos. educación. s/f. 7. 43 44 Concilio de Trento.

454. abril 2000. Chile. con quien despachaba las materias de gobierno. Sin duda el contar con este vínculo determinó en muchos casos la opción por la carrera eclesiástica. Manuel de Alday. puntualiza que el término criado incluía no sólo a quien prestaba servicios domésticos en una casa sino a todos los que servían en oficios diversos y recibían un sueldo. p.46 Contando con veinte años pasó a Quito como criado47 de Ignacio Checa. nombrado 45 Cfr. Los primeros pasos en la carrera eclesiástica los dio José Santiago Rodríguez Zorrilla en la casa de su tío obispo. que muchas veces era el confesor del obispo. “La casa del Obispo-Virrey: familia y patronazgo. Un análisis comparativo con la corte virreinal hispanoamericana”. El mayordomo era quien se encargaba de la administración y funcionamiento de la casa. Otros servidores del obispo eran el teólogo de cámara y un asesor en materias de teología y moral. Pamplona. en: Palafox. Este fue el caso de Andrés Aboy. La sociedad española en el siglo XVII.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Carrera eclesiástica y vínculos personales Al inicio de las carreras de algunos de los clérigos que hemos descrito se encuentra la vinculación personal con un obispo o con algún personaje del ámbito civil. . Congreso internacional IV centenario de Don Juan de Palafox y Mendoza.277 - . La casa del obispo estaba compuesta además de otros miembros que constituían su entorno de confianza y que ocupaban cargos de la administración diocesana. 47 Domínguez Ortiz. y se encargaba además de la biblioteca. Palafox concebía su casa y los servidores domésticos como un seminario de buenos sacerdotes. según el caudal disponible a las obras pías designadas. 277. 217. el limosnero mayor daba las limosnas en nombre del obispo. Ejerciendo estas diferentes funciones en la casa de un obispo se iniciaron las carreras de muchos clérigos. Universidad de Navarra. era un asesor de protocolo y de liturgia. Pilar. El maestro de ceremonias por su parte. Gobierno. Antonio. Entre ellos el secretario de cámara del obispo era el más cercano. Finalmente. Iglesia. Agradezco a la autora el haberme hecho llegar esta publicación.. Galicia. obispo de Puebla de los Ángeles. p.. 46 AGI.. la recurrencia del hecho requiere que nos detengamos en su análisis. cit.. Latasa Vasallo. op.45 compuesto por jóvenes criados de menos de veinte años que le servían. Un estudio de Pilar Latasa sobre la corte de Juan de Palafox y Mendoza. cultura y estado en el siglo XVII. nacido en 1738 en la villa de Padrón. nos permite adentrarnos en la casa de un obispo. Los capellanes eran sacerdotes al servicio del obispo y de su casa.

en la que fue nombrado por Espiñeira.. El familiar se encontraba bajo la jurisdicción y la protección de su patrono. op. Hernán. Su protector lo incluyó en una carta al Rey entre los beneméritos del obispado dignos de ser consultados en prebendas.. dejar Quito e instalarse en Chile. era paisano de Espiñeira. Reinaldo. 2. cit. 9. 52 Ibidem.. quien en 1765 lo ordenaba como sacerdote. p. Lima. Finalmente en 1804 fue presentado por el Rey a una canonjía de la catedral de Concepción.). Espiñeira invitó a Quintián a trabajar en la diócesis de Concepción... 55 Rodríguez Villegas. Gobierno.. Episcopologio chileno. No podemos saber si su inclinación por el estado eclesiástico lo impulsó a buscar la protección de este paisano ahora obispo. 50 Prieto del Río. Rasgos biográficos. 54 AGI. o si la inclinación por el estado eclesiástico fue la consecuencia de contar con este vínculo que le posibilitaba el desarrollo de una carrera.278 - . Contratación. p. 48 49 . En 1764 Aboy era el mayordomo50 de Espiñeira. eran paisanos y probablemente se conocieron en la Galicia natal que Espiñeira había dejado en 1752. 5501. Quintián Ponte. y terminó en un obispado. En septiembre de ese año Espiñeira lo ordenó de subdiácono y lo nombró su secretario de cá- AGI. nacido en La Coruña. 221.51 Desempeñó estas tareas propias de la casa del obispo junto con una capellanía de coro de la catedral.. En el Antiguo Régimen las dos motivaciones se encontraban al inicio de la elección de un estado y una carrera. 51 Muñoz Olave. Un familiar era un dependiente que vivía en la casa de un personaje importante sin ser formalmente su criado. en: Oviedo Cavada. tomo IV. Gobierno. José Francisco Marán. op..48 En 1763 llegó Aboy a Concepción para ser familiar49 del obispo Fray Pedro Ángel de Espiñeira.52 y sirviendo como teniente cura del Sagrario de la catedral. pagando la protección que éste le dispensaba.. R22.. p.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 corregidor de Loja y Zamora.53 La carrera eclesiástica de Andrés Quintián Ponte se encaminó también a través de la vinculación con Fray Pedro Ángel de Espiñeira. 463. op. 615. el alojamiento y la comida con diversos servicios.55 lugar al que arribó en 1777. Inmediatamente después Espiñeira lo nombró como su capellán y ecónomo de palacio. Diccionario. Aboy también recibió el apoyo del obispo sucesor de Espiñeira. En 1771 Quintián era colegial becario del Seminario Santo Toribio de Lima54 y conoció en esa ciudad a Espiñeira que se encontraba allí con motivo del concilio de Lima de 1772. Luis. Carlos (dir. 53 AGI. cit. cit. “Andrés Quintián y Ponte”.. N2.. Chile.

62 Ibidem.279 - .. p. que había estudiado filosofía y teología en Córdoba del Tucumán. que Quintián rechazó porque consideró que el trabajo en el Seminario no le dejaría tiempo para atenderla. Chile..62 y mientras ejercía este cargo le llegó la presentación al obispado de Cuenca. 56 57 . pero fue favorecido con el ascenso Mariano Roa. Quintián era el vicerrector del Seminario. cit. f. 460. 60 AGI. Chile. op. 65 Silva Cotapos.. Le sucedió como obispo de Concepción Francisco José Marán.66 en 1756 obtuvo el grado de doctor en teología por la Universidad de San Felipe y entró en el plantel de la universidad con el nombra- AGI.59 y en 1780 lo nombró examinador sinodal60 del obispado y le ofreció la parroquia del Sagrario. el de Santiago de Chile en su caso.65 Gaete. Gobierno. Gobierno. Un rasgo común de los familiares de los obispos es el extraordinario desarrollo de en la carrera eclesiástica que puede lograse a través de este vínculo.. Lista. Cuando el obispo Marán fue ascendido al obispado de Santiago. Carlos (dir. en: Oviedo Cavada. AASCH. p. 619. 64 AGI. Carlos. cuando se vinculó con Juan González de Melgarejo. 402.. p. 58 Rodríguez Villegas. En 1795 esperaba la presentación que le correspondía al arcedianato. op..).. José Joaquín Gaete ya era párroco en Santa Fe63 de la Vera Cruz su ciudad natal. Gobierno.56 En 1778 recibió el diaconado y la ordenación sacerdotal57 en Santiago de Chile por las manos del obispo Alday. en: Oviedo Cavada. tomo IV. quien lo incluyó en su séquito como su familiar. 621. 452.61 Ese mismo año ganó las oposiciones a la canonjía magistral. tomo IV. a quien Quintián había conocido en Lima cuando Marán era comisario de la Inquisición.. 63 AGI. “Andrés Quintián y Ponte”. Episcopologio chileno. p. Quintián fue elegido por el cabildo eclesiástico como su vicario capitular. Gobierno. Carlos (dir.).. Chile. op. Episcopologio chileno. leg. ya que Espiñeira había muerto. cit. Ya en 1782 Marán recomendaba a Quintián al Rey como digno de una prebenda. 178. 460. Chile. que no figuraba en la consulta.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 mara. Chile. vol. cit. 68. 66 AGI.. Secretaría del obispado. 452. Hernán. 617.. 61 Rodríguez Villegas. 466.. “Andrés Quintián y Ponte”. Hernán. Gobierno.58 Cuando llegó Marán. Chile. 20.64 Podemos especular que sin este valedor este cura de Santa Fe no hubiera muerto como chantre de un cabildo eclesiástico. 59 AGI. 466.

76 Oviedo Cavada. obispo de Concepción. 78 AGI.67 En los siguientes tres años realizó sustituciones de cátedras de teología y leyes y fue también cura sustituto de Talca. Chile. vicerrector y consiliario mayor de la Universidad. José T. 164. 73 AGI. 79 AGI. 74 AGI. cit. tomo I. Viajó a Concepción en 1745 cuando Pedro de Azúa.68 pasando luego al cabildo eclesiástico al obtener la canonjía magistral en 1766.. Chile..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 miento de examinador..73 Resulta notable que el vínculo personal con un obispo permitiera desarrollar una carrera que apuntaba a un obispado. Chile. Chile. 418. 72 AGI. Gobierno.69 Desde entonces. Gobierno.78 visitador general del obispado79 y en 1752 nuevamente Azúa lo eligió como su provisor y vicario general. 77 AGI.. op. En 1753 comenzó a ser Ibidem. Los obispos de Chile 1561–1978. 70 Medina..72 aunque había sido presentado al arcedianato. Pedro Felipe de Azúa e Iturgoyen “hizo” obispo a José Antonio de Humeres y Miranda. Sante Fe. 418. Gobierno. Santa Fe 418. Gobierno. quien nació en Santiago de Chile en 1715. 141. Humeres fue allí cura y vicario de Tumereque.. p.. que renunció. 75 AGI. 455. quien recibiera ese nombramiento se transformaba en un valido. Tres años después acompañó a Azúa al arzobispado de Santa Fe de Bogotá al que había sido promovido. Sante Fe.280 - .77 en diciembre lo nombró como su provisor y vicario general. 467. AGI.71 En el coro murió como chantre. 67 68 . Debido a que el ejercicio de determinados puestos en la administración diocesana. p. Carlos. Gobierno. Chile. como el de provisor y vicario general.74 donde también se graduó como abogado de la Audiencia en 174375 y actuó como asesor del Consulado76 en 1744. Gobierno. Chile. era garantía de experiencia en la gobierno de una diócesis y por tanto de preparación para ser obispo. 455. cit. 69 AGI. 68. Gobierno.. 71 Ibidem. Entre 1761 y 1767 fue cura del Sagrario de la catedral. op. Historia de la Real Universidad de San Felipe. de Filosofía70 primero y de Prima de Teología hasta 1795 dos años antes de su muerte. Gobierno. lo eligió como su familiar y lo ordenó de presbítero en noviembre del mismo año.. Se doctoró en cánones en la Universidad de San Marcos de Lima y practicó la abogacía en esa ciudad. 164. su carrera se desarrolló en el coro y la cátedra. Fue además rector. 452.

quien pasó Indias a los dieciséis años como paje de su tío Blas Sobrino y Minayo. Santa Fe 398. natural de la isla de San Juan Bautista.80 En 1755 viajó a Madrid a atender negocios del arzobispado de Santa Fe.86 Pero su destino siguió unido al de su tío gobernador. obispo de Cartagena de Indias en 1775. en 1792: No traje de España mas parientes que un sobrino. entre otras una ración del coro de La Paz. Cuando un eclesiástico ascendía a un obispado se abrían posibilidades de carreras para sus sobrinos. AGI. Contratación. leg. hijo de una hermana.85 Pero estas extraordinarias posibilidades de desarrollar una carrera no estaban solamente ligadas a un valedor eclesiástico. 85 AGI. Panamá. 87 AGI. Allí se incorporó al seminario y el obispo José Antonio de la Huerta lo eligió como su familiar. 582. nombrado Don José Ruiz Sobrino. Si un vínculo de paisanaje o amistad fue la base de muchos valimientos eclesiásticos. Gobierno. Lima. 82 AGI.281 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 consultado por la Cámara de Indias para vacancias en cabildos eclesiásticos. que se graduó de Doctor en Jurisprudencia Canónica en la universidad de Quito. Contratación. 418. 307. 5503.87 emprendiendo entonces una carrera eclesiástica. 5522. Gobierno. Dejaremos hablar al obispo Minayo sobre la carrera posterior de su sobrino. donde éste lo ordenó de presbítero.83 en la que fue nombrado ese mismo año. 86 AGI.81 aprovechando para pretender82 en la Cámara de Indias. en cuya ciudad AGI. 365. MP-Bulas-Breves. cuánto más lo fue una relación sanguínea. migró a hacer carrera junto a su tío José Salvador. José Rivera Freire.84 Fue presentado como obispo de Panamá. El ejemplo más ilustrativo que hemos encontrado fue el de la carrera de José Ruiz Sobrino. En 1760 pidió plaza de inquisidor en la Inquisición de Cartagena de Indias. con quien tuvo que abandonar Nicaragua en 1811 con motivo de la formación de una junta de gobierno patriota. 1. 83 AHN. José Ruiz acompañó también a su tío Sobrino y Minayo a Quito. 1289 84 AGI. explicada a Antonio Porlier cuando éste era el Secretario de Gracia y Justicia. en Chile. Gobierno. 80 81 . Quito. En 1777 fue consultado por la Cámara de Indias en primer lugar para el obispado de Panamá y en primer lugar por dos votos particulares y en tercer lugar por tres votos particulares para el obispado de Cartagena de Indias. 1. Inquisición. gobernador de Nicaragua. Gobierno.

Esta carta nos habla del ascenso social de una familia. y la sinceridad de las mismas. Chile. René. El éxito que se alcanzaba lo muestra también el hecho de que en 1798 José Ruiz Sobrino fue nombrado Inquisidor de la Inquisición de Lima89. p. que ya parecía declinar en nimiedad su desinterés..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ejerció los empleos primero de secretario mío. y después de provisor y vicario general desempeñándolos ambos con la mayor integridad y pureza. . como es notorio en toda aquella diócesis. 460. son imposibles de determinar por nosotros. por si fueran 88 capaces de aumentar algo su peso. por lo que le dijeron no le quedaba mas arbitrio que para el segundo. en tanto grado. si no están específicamente señaladas por los mismos candidatos. pero como el tardó en declararse tal pues no firmó la oposición hasta cuatro o seis días antes de darse principio a ellos. Me ha participado dicho mi sobrino haber hecho oposición a la canonjía doctoral de la catedral de Quito. pues jamás admitió ni una manzana de nadie. de modo que han hecho notable exceso a los de sus coopositores... por lo que me tomo la confianza de suplicar a Vuesa Excelencia se digne aplicar su favor a beneficio de este buen europeo poniendo Vuesa Excelencia en la balanza de sus méritos los cortísimos míos. 17. op.. 88 89 AGI. Su habilidad y talento son muy recomendables. Esta promoción en sí misma lo ponía en contacto con los miembros de la administración encargados de la selección del personal eclesiástico. Las primeras frases de la carta revelan además la frecuencia de la utilización de este recurso para colocar en carrera a los familiares. Gobierno. La Inquisición. Millar Carvacho. a través de la promoción a un obispado en este caso. cit. ¿Vocación o inclinación al estado eclesiástico? Dentro del ámbito eclesiástico quedaba el discernimiento de la “inclinación al estado” de los aspirantes o causa que impulsaba su ingreso y la solicitud de la ordenación de menores y mayores.282 - . y varios sujetos de aquella ciudad me informan haber sido sus ejercicios los mas lucidos y sobresalientes. de forma de que es un eclesiástico de notable erudición acompañado de buen juicio y prudencia. de uno de sus miembros. halló muy contraídos a los vocales a favor de dichos sus coopositores para el primer lugar. Las razones personales. Lo considero acreedor de justicia al expresado mi sobrino.

Dedieu. Jean Pierre. si se casaba o permanecía soltero. La respuesta a esta cuestión se incluye en los diferentes artículos que componen el libro.90 Paul Ganster considera incluso que para comprender a los miembros de los cabildos eclesiásticos hay que situarlos en su contexto familiar. prestigio. op. N° 2. cada uno destinado al estudio de un cabildo catedral de la región. como el recurso a las renuncias in favorem. en: Reseaux. (dirs.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 La bibliografía sobre el Antiguo Régimen ha demostrado que la toma de estado por un individuo no era una decisión personal.. op. Este peligro que amenazaba la continuidad del linaje se neutralizaba por medio de la orientación de estos hijos sobrantes a las carreras de la iglesia.. en este libro se plantea la pregunta por la elección del estado eclesiástico por parte de los que llegaron a ser canónigos de los cabildos catedrales de la región de Auvergne... quien perpetuaba el apellido y los títulos y heredaba una parte de las propiedades. A través de las hijas promovían alianzas estratégicas con otras familias de orden económico y social.). Las familias giraban y se estructuraban en torno al mayorazgo.. XVe-XVIIIe siècle”. 90 . mantenimiento. abril-junio de 1999. vol. al punto que en función de la retención de éstos dentro de la familia ésta decidía el destino de sus miembros. sino mas bien una elección familiar condicionada por el sostén.283 - . Philippe. “De la familia a la red de sociabilidad”. cit. Sobre la determinación familiar de la vocación religiosa ver Dompnier. familles et pouvoirs. En Loùpes. majorats. 61. Las familias coloniales aseguraban su continuidad biológica como mínimo con un hijo. Bernard (ed. p. honorabilidad y alianzas de la familia. El resto de los hijos podía representar una carga. Chapitres & chanoines. Vocations d'Ancien Régime... y Castellano... 123. op. Juan L. concluyendo que la entrada a un cabildo catedral era a la vez una determinación familiar y una estrategia. “Familles. cit.). No Sobre la determinación familiar de los destinos individuales de los miembros en general recomendamos el texto de síntesis de Bertand. ya que darles a cada uno una profesión y una dote gravaba fuertemente los recursos familiares. 91 Dedieu. cit. en: Revista Mexicana de Sociología. Michel. Para algunas familias en decadencia la carrera eclesiástica de sus hijos también era una forma de remediar su situación.. Estrémadure.. Jean Pierre. réseaux de pouvoir. también se describe algunas estrategias puestas en marcha en los cabildos de la región de Guyenne que favorecían la permanencia familiar generación tras generación. si encaraba una carrera eclesiástica o civil. A la misma conclusión arriba Jean Pierre Dedieu91 al estudiar la transmisión familiar de los mayorazgos de Extremadura entre los siglos XV y XVIII.

la familia decidía las carreras de los miembros. Bernard. una vida piadosa y el deseo de evangelizar. eran las familias las que consideraban el sacerdocio para su hijo. pero la incorporación al estado eclesiástico debía aprobarse por un superior y era el punto final de una inclinación manifestada desde la infancia y desarrollada. lo que contaba para definir una vocación eran las aptitudes y la tarea a desempeñar.284 - . la buena conducta del aspirante. sostiene que la teología de la vocación fue desarrollada como una reacción contra las conveniencias y los intereses de las familias por la primera generación de sacerdotes rectores y egresados del Seminario de San Sulpicio en París. rector de la Universidad de Córdoba del Tucumán. 38. 1985. y que fuera presentada por éste a los veintitrés años de edad para pedir la ordenación sacerdotal: De Brye. p. puesto que constituía un modelo de carrera al servicio del Rey y de la Iglesia que permitía acceder a funciones dirigentes. en muchos casos. En 1636. 36-38. sino la familiar.H. Bernard de Brye92 en sus reflexiones sobre la comprensión teológica de la noción de la vocación sacerdotal a fines del Antiguo Régimen. Hallier publicó un tratado titulado De sacris electionibus et ordinationibus. Un évequê d’Ancien Régime à l’épreuve de la Revolution. pureza de intención de quien aspirara a la ordenación. junto a ella. más aún el episcopado. Bernard de Brye sostiene que Un individuo no elegía el sacerdocio para cumplir una vocación personal. Los tres elementos los encontramos nítidamente expresados en la recomendación que Fray Pedro José Porras. una entrada económica regular. por lo menos externamente llevada. Le cardinal A. de la Fare (1752-1829). donde aparecieron tres exigencias vinculadas a la ordenación sacerdotal: una vida pura e inocente.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 existía la vocación individual. La vocación sacerdotal no aparece en la antigua Francia como meritoria. Durante el Antiguo Régimen. puesto que ni siquiera el celibato del sacerdote constituía una distinción entre el joven que se incorporaba al clero de los segundones que permanecían muy 93 frecuentemente solteros. en un paulatino ascenso de órdenes sagradas que culminaba en el presbiterado. su gusto por las cosas de la Iglesia manifestado desde la infancia. En el Antiguo Régimen entonces. hiciera del ex alumno del establecimiento Diego Lemus el 4 de enero de 1780. ¿Qué elementos se consideraban expresión de una auténtica inclinación al estado? El primero de ellos. 92 . por último. París. pp. 93 Ibidem.L.

en: García y García. Gobierno. Las relaciones de méritos y algunas cartas de recomendaciones de eclesiásticos. se ha formado concepto de ser llamado de Dios al 94 estado eclesiástico”. obispo de Santiago de Chile. que en el libro que corresponde a los procedimientos de sus colegiales.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Certifico que Don Diego Lemus colegial que ha sido en esta casa. recomendando los méritos de José Santiago Rodríguez Zorrilla a Eugenio Llaguno. Sínodos de Santiago de Chile 1688 y 1763. 460. Instituto “Francisco Suárez” del Consejo Superior de Investigaciones Científicas e Instituto de Historia de la Teología española de la Universidad Pontificia de Salamanca. Antonio y Santiago-Otero. con su aplicación al estudio. 1983. en el obispado de Santiago. 94 95 . la que debía ser certificada y atestiguada por autoridades competentes. y notorio aprovechamiento. debían realizar los ejercicios espirituales de San Ignacio. exp. Las expresiones que se utilizaban eran tales como: “Servir a Dios con más perfección”. la pregunta que aparece siempre planteada es si la persona ha dado muestras de la inclinación que se requiere. fue vinculado por las sinodales a que “examinen mejor su vocación los que se han de ordenar” de mayores. Horacio (edits. Para alcanzar las órdenes AASCH. del 12 de septiembre de 1795. Colección Tierra nueva e Cielo nuevo. De lo cual. Sínodos Americanos 3. Carta de Francisco José Marán. que determinaba que en los reinos de España los clérigos. Justicia. capellanías 5. 1763) título VII.285 - . El sínodo de Santiago de 1763. en sus disposiciones con respecto a los futuros ordenados. y de su propensión al culto y cosas de la Iglesia. Consejero del Consejo de Estado. (en adelante Sínodo de Santiago. Chile.95 La aplicación de este decreto. Al aceptar a un candidato al estado eclesiástico. constitución II. de su buena índole. recogió un decreto de la Sagrada Congregación del Concilio de 1732. “La carrera eclesiástica ha sido su ocupación desde la infancia”. 1763. 96 AGI. 113. ha procedido en ella tan arreglado al cumplimiento de sus obligaciones. antes de ordenarse. mereció que se escribiese la partida siguiente: “La conducta de este colegial ha sido irreprensible: ha dado a todos buen ejemplo con la moderación de sus costumbres.). Se realizaba en la diócesis del candidato un seguimiento de su inclinación a la vida sacerdotal que se evaluaba ante el ascenso de cada orden menor y entre éstas y las mayores. y con la humilde subordinación con que se ha portado siempre con los superiores. Sínodo de Santiago. hacen mención a las intenciones que motivaron el ingreso al clero secular. Madrid–Salamanca. Publicaciones Conmemorativas del Medio Milenio del Descubrimiento de América.96 con ellas se manifestaba la autenticidad de la inclinación.

1763. Por lo menos un mes antes de la recepción de cualquiera de las órdenes mayores. que se ordena. en quien recaían los méritos de su padre y abuelos obtenidos en la conquista del reino de Chile: Se ha ocupado desde sus primeros años en servicio de la Iglesia catedral de Santiago. sin embargo.286 - . 4. 100 Sínodo de Santiago. residente en Lima en 1681. el candidato experimentaba las características del estilo de vida sacerdotal a través de la designación al servicio en la Iglesia que el obispo hacía en la recepción de las órdenes. con virtud y buen ejemplo correspondiendo a sus muchas obligaciones y que no se ha ordenado de Misa por no haber obispo en aquella Iglesia. 97 98 . las motivaciones materiales y las necesidades familiares en algunas “inclinaciones” al estado: madres viudas. Como el fin de las ordenaciones era el servicio en la Iglesia “por eso cualquiera del clero. Constitución I. hermanos menores o sobrinos que mantener. para que ejercite su ministerio en alguna Iglesia”.100 A la vez. y que su madre quedó con siete hijos las cuatro hembras y muy pobre y imposibilitadas de darlas estado si Su Majestad no le hace alguna merced por los servicios de su marido. Los testigos de la información dicen que el dicho Don Juan y sus hermanos y hermanas. hermanas doncellas sin estado. constitución I. este era sin duda un medio de conocer al futuro candidato para poder así los párrocos elaborar el informe que se les requería sobre los aspirantes a las órdenes menores y mayores. cap. 1763.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 mayores el candidato debía someterse a una larga investigación sobre su pasado personal y su conducta moral. de Reformatione. quien investigaba a cada ordenado de menores como mínimo una vez al año después de la ordenación. el sínodo de 176398 legisló sobre la aplicación en el obispado del concilio de Trento en lo relativo a la admisión al estado eclesiástico. ya fuera esta una parroquia o la catedral. Sínodo de Santiago de Chile. debe ser asignado. No estaban ausentes. sesión 23.99 Además. No debemos pensar por eso que eran intenciones ocultas. son dignos y merecedores por los servicios y calidad de su padre y pasados de la merced que Su Majestad fuere servido hacerles para que ellas tengan algún remedio y especialmente el dicho Concilio de Trento. contrariamente se expresaban como razón incluso en las relaciones de mérito. Tal fue el caso del clérigo de evangelio Juan Luis Rodríguez Brito. 99 Ibidem. el comisionado debía publicar en la iglesia los nombres de los aspirantes. Título VII. El obispo nombraba un comisionado para esta tarea. fueron también la causa de algunas ordenaciones. título IX.97 En el obispado de Santiago de Chile.

y de un genio caucídico y fuerte. a quien se consideraba el más adecuado para el sostén familiar y para darle estado a sus hermanas. donde siempre tenía que haber una cabeza que la condujera. El sacerdocio brindaba la posibilidad de preocuparse de la familia paterna desamparada por no fundar una nueva familia. pieza 49. AASCH. Los criterios inherentes a la inclinación 101 102 AGI. Por muerte de Don Pedro Cañol. que se dio a conocer. El cabildo oyó y fue testigo de sus lágrimas y lamentos y penetrados los prebendados de compasión hacia aquellas infelices se interesaron con el Ilustrísimo Sr. Don Manuel Cañol es eclesiástico inquieto y orgulloso por temperamento. También el sacerdocio era una salida para aquellos que no tenían ninguna posibilidad mejor de adquirir estado. con motivo de la muerte de este último. y como eclesiástico atenderá de ello. sochantre de esta catedral. y que por su proceder y virtud es el más inmediato para pedir la remuneración de los méritos y servicios referidos y socorrer la mucha necesidad que padece su madre. 164. y se les había informado que tenía alguna tintura de gramática. No será fuera de propósito dar a Vuesa Señoría Ilustrísima una ligera idea del cómo este sujeto entró al sacerdocio y se le dio destinó en la Iglesia. y ser el fundamento de la petición de considerar a Rodríguez Brito como candidato para las vacancias de los cabildos eclesiásticos chilenos. hermano menor del sochantre de la catedral. Pedro Rodríguez Cañol. 7. Chile. 102 haciéndose intolerable a sus colegas.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Don Juan que es el mayor de quien depende el amparo de la familia. Así lo consideró el cabildo eclesiástico de Santiago de Chile en el caso de Manuel Rodríguez Cañol. La aceptación eclesiástica y social de la elección del estado eclesiástico por una razón de índole familiar queda claramente expresada al ser expuesta en la relación de méritos.287 - . Don Manuel de Alday para que le ordenasen a este otro hermano que estaba sepultado en la oscuridad y la miseria. Secretaría del obispado. Dr. Sin embargo. le ordenó sacerdote y se le colocó de segundo sochantre en la catedral. y una mediana voz. esto no debe hacer creer que era irrestricto el ingreso al estado eclesiástico. pero apenas se vio en su destino. . quedaron sus hermanas en la mayor pobreza y orfandad.101 La cita aporta otros elementos para la comprensión de la opción por el estado eclesiástico dentro de la estructura paternalista de la familia en el Antiguo Régimen. la responsabilidad caía en el hijo mayor. En el caso de la familia de Juan Luis Rodríguez Brito. Con efecto Su Señoría Ilustrísima accedió a la súplica. leg. Gobierno.

Madrid. Por extensión se llama el oficio o carrera que se elige para pasar la vida por armas. libro I. 1805. En ella se incluyó el tema de la vocación religiosa. Carlos IV. título IX. y respondían a un esfuerzo conjunto del estado y de los obispos por reducir el número de sacerdotes. España. consiste en que los prelados no admitan en la milicia eclesiástica sino aquellos que. ley 1. la vocación eclesiástica estaba muy reglamentada. 105 Diccionario de Autoridades. El concilio de Trento. 104 Novísima Recopilación de Leyes de las leyes de España. gobernados de una verdadera vocación 104 manifiesten serán útiles y necesarios al servicio de la Iglesia. 512-513.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 al mismo eran ya selectivos con respecto a los miembros. N° 22. pp. pp. produjo una nueva legislación en España que incorporó las leyes de la época borbónica a las vigentes. establecen más los criterios de exclusión que los de incorporación al estado.288 - . no olviden el precepto que les hace el concilio de Trento que el medio más eficaz de conservar la disciplina eclesiástica. fruto de lo cual fue la Novísima Recopilación de las Leyes de España (1805). El informe de Macanaz y la respuesta de los obispos”. sino porque su conducta personal ha transparentado la inclinación al estado.103 El avance de la corriente regalista que se fue afirmando paulatinamente durante el siglo XVIII. El Diccionario de Autoridades define la vocación como: La inspiración con que Dios llama a algún estado de perfección. Época moderna y contemporánea. op. a la Iglesia y al Estado. Ser clérigo era un tema que atañí a la persona. 2002. cit. en: Investigaciones históricas. 47-62. La documentación no menciona la aceptación a las órdenes sagradas por vocación de la persona. letras o 105 mecánica. En este marco jurídico eclesiástico y estatal.. Sin embargo el criterio de selección del clero secular no contempla lo que hoy consideramos como un discernimiento vocacional personal. 103 . a su familia. “El clero bajo sospecha a principios del siglo XVIII. Es del estilo familiar. y se lo enmarcó en el proceso descrito de limitar el número de los que ingresaban al estado eclesiástico: Todos los prelados eclesiásticos seculares y regulares de estos reinos. y todas las legislaciones eclesiásticas provinciales y diocesanas posteriores. Todavía en la pri- Barrio Gozalo. especialmente de religión. Maximiliano. tomo 3.

El primero obedecería al fervor religioso colonial. cofradías y la institución de fundaciones pías. deseo de emplearse en el servicio de Dios y salud de las almas. en el “saeculum”. op.. En tercer lugar estaríamos frente a una estrategia familiar que buscaba garantizar la cohesión de la familia. o sea. cap. 108 Di Stéfano. La vida de un clérigo secular transcurría en la parroquia. No separado de la realidad. acentúa Roberto Di Stéfano. Derecho sacramental y penal especial con arreglo al Novísimo Código de Pío X. La vocación sacerdotal.. en cierta inspiración interna del sujeto o invitación del Espíritu Santo para emprender la carrera sacerdotal. promulgado por Benedicto XV. 1920. esto es el 56%. . pero tampoco de su familia. probidad de vida. Que el hijo mayor fuera sacer- 106 Ferreres. Juan Bautista Ferreres. Barcelona.106 Familia y clero secular Secular.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 mera mitad del siglo XX. cit. junto con la participación en terceras órdenes. recta intención. p. “¿Decidía la familia la incorporación de sus hijos al servicio de la Iglesia?”.”. sesenta y uno de ellos eran los primeros hijos varones de sus padres. 199. 34. SJ. lo que constituye una de las diferencias fundamentales con respecto a las funciones sociales atribuidas al sacerdocio en nuestra época. puntualiza que: Las señales principales de vocación divina al estado eclesiástico son las siguientes: ciencia conveniente. Roberto. 22. p. De los cien sacerdotes cuya carrera eclesiástica local reconstruye. el criterio eclesiástico de discernimiento de la vocación incluía los elementos de la inclinación al estado. En segundo lugar tener un hijo en el clero permitía a una familia participar de redes sociales que controlaban diferentes ámbitos de poder que incluían beneficios y cargos eclesiásticos.289 - . inserto en el mundo. se pregunta ante estas cifras Di Stéfano. versículo 28.. Subirana. por lo menos necesariamente y de ley ordinaria. del que tener un hijo clérigo sería una de sus expresiones.107 esta exhortación bíblica encontró eco en las familias del Buenos Aires colonial. en base al análisis de los censos de población. “Me darás al primogénito de tus hijos”.108 Contesta afirmativamente a tres niveles.. “Abundancia de clérigos. 107 Exodo. La secularidad de un presbítero implicaba una dimensión familiar. no consiste. Juan B. la catedral y en su casa familiar. sintetizando las enseñanzas del magisterio de la Iglesia. no fuera de él como un clérigo regular.

112 En la casa del clérigo vivían familiares: hermanas solteras o viudas. p. solicitó una canonjía al Rey de la catedral de Concepción fundándose en que debía mantener a su madre viuda y hermanas doncellas. 2001. Esta recogida de familiares y allegados en la casa del clérigo se produce fundamentalmente cuando éste tiene alrededor de 40 ó 50 años. entre ellas destacó la necesidad de mantener a cinco hermanas solteras. Chile. 112 Benitez Barea. también era considerada como una causa justa de salida de una religión. en la que lo fundamental es que el hijo mayor fuera clérigo y no religioso. Su nivel de instrucción aseguraba además la buena administración de los bienes familiares. cura de la parroquia del Sagrario de la catedral de Concepción. y en menor medida sobrinos. 42. Carta de Juan Diego López de Fonseca al Rey. Avelina. obispo de Santiago de Chile.110 Esta tarea.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 dote permitía que en caso de muerte del padre asumiera la protección de la madre viuda y hermanos huérfanos. Gobierno.111 así fue el caso de José Lastra y Basauri. en su estudio del clero asidonense del siglo XVIII. El gran número de clérigos jefes de familia es la prueba de esta estrategia. en AGI. Juan Diego López de Fonseca. asistentes. 94. esclavos y acogidos. AGI. Cádiz. 109 110 . Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz. Existían además muchos clérigos capellanes dedicados a negocios familiares. Avelina Benítez Barea. siglo XVIII). Gobierno. quien salió de la Compañía de Jesús antes de la profesión a petición de su madre viuda. sobrinas doncellas. 89. Además había un cierto número de criados. Gobierno. por sus méritos y necesidades. 94. 111 AGI. recomendó a José Toro y Zambrano para una mitra. Chile. Arriba a esta conclusión analizando las mandas y legados de los testamentos de ciento cuarenta y siete miembros del clero secular de Medina Sidonia.109 Alonso del Pozo y Silva. en los que las hermanas o sobrinas casaderas del clérigo son las principales beneficiarias de los legados testamentarios. La necesidad de asumir el mantenimiento de una madre viuda y hermanas doncellas o viudas y sobrinos huérfanos fundamentaban muchas de las peticiones de ascenso y recomendaciones por parte de los curas o canónigos. Chile. para atender su manutención y la de una hermana. El bajo clero rural en el Antiguo Régimen (Medina Sidonia. ya que los bienes de los regulares estaban sometidos al control de las órdenes.290 - . es categórica al afirmar que “el clérigo no vive solo”.

Excelentísima Diputación Provincial de Palencia. y además enriquecido. Antonio. Muchos de estos clérigos. p. o cura capellán a cargo de los negocios familiares. señalando que es el momento en que se produce el relevo generacional en los hogares de los hermanos y padres del clérigo. Antonio Domínguez Ortiz también sostiene que el clérigo secular era el protector de la familia. modelos hereditarios y conflictividad. Estrategia familiar. aportando los ingresos de una capellanía. 1996. 1992. p. para un grupo numeroso de ellos. pareciera determinar el sentido de su sacerdocio: permanecer en el seno familiar. La Coruña. 292-302. Ignacio. 349. sin embargo. relevo generacional. las tres explicaciones dan cuenta de un aspecto eminentemente familiar propio de la realidad del presbítero secular en el Antiguo Régimen. 1973. transmitiendo el patrimonio heredado. Antonio. Historia de la familia en Galicia durante la edad moderna (1550-1830).De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Dubert García113 explica este hecho en la Galicia rural del siglo XVIII. clérigo particular. 113 . Estructura. Los patrimonios se dividían por muerte de los familiares directos y los perdedores pasaban a la casa del tío cura. a su vez. sin cargar con la cura de almas.114 Por su parte Antonio Cabezas115 relata cómo el arcediano de Alcor se convierte de hecho en el pater familias y actúa como jefe de su grupo familiar y de su red clientelar. pp. fundaban capellanías para sus sobrinos. 114 Domínguez Ortiz.291 - . que para algunos empezaba en algún momento de su carrera. 115 Cabezas Rodríguez. Capellanías y clero secular ¿La capellanía reemplazó al mayorazgo para un estrato social que no tenía la riqueza necesaria para fundarlo? ¿La capellanía complementó al mayorazgo en el caso de los sectores más ricos de la sociedad por medio de una combinación estratégica entre ambo saumentando así los bienes indivisibles heredables dentro de la familia? Para entender más el sentido de su existencia debemos detenernos en la comprensión de las capellanías en el Antiguo Dubert García. a veces fundadas por los ancestros. 171. Esta realidad. Madrid. Clérigos y señores: política y religión en Palencia en el Siglo de Oro. Así en cada generación se necesitaba de nuevos presbíteros capellanes herederos de una o más capellanías. sea éste párroco. Las clases privilegiadas en la España del Antiguo Régimen. canónigo u obispo. Edicios do Castro. Palencia.

2000. Facultad de Filosofía y Humanidades. en el libro coordinado por Martínez López-Cano. México. 1992. Denzinger.119 y agrega que esta práctica degeneró en corruptela cuando la capellanía se convirtió en un fin. 2000. nos referimos a la obra coordinada por Horvitz. pp. La Universidad Autónoma de México abordó un estudio de conjunto de las obras pías interrelacionando su función religiosa. El Magisterio de la Iglesia. tomando como base casos específicos. 116 . 51. Instituto de Investigaciones jurídicas y sociales “Ambrosio Gioja”. común a todas las instituciones.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Régimen. Pero el motivo fundamental. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Cofradías. bajo el pontificado de Gregorio II. 1998. Jacques.. 1577-1579. ayudar al sostén económico de clérigos o religiosos. La naissance du Purgatoire. estudios recientes sobre las capellanías desde la óptica de la historia de las mentalidades han sacado del olvido este tema y estas fuentes.118 Entre las motivaciones más comunes para fundar capellanías encontramos la disposición a poner la propia alma y/o la de familiares en camino de salvación. cuya existencia se afirmó en la Iglesia a partir del año 731. Buenos Aires. Friburgo de Brisgovia. 119 Levaggi..117 doctrina que se incluyó en el concilio de Trento. Henricus y Hünermann. Von Wobeser. Por Recientemente se ha recuperado el interés por las capellanías en sus diversas manifestaciones. 280 pp. Herder. Historia de las Mentalidades. dar la congrua sustentación a un familiar que ingresa al clero u ofrecer la fundación de una capellanía para que sirva de título de órdenes a miembros de la familia. (coords. dejando de ser el medio para alcanzar la ordenación sacerdotal. Universidad de Buenos Aires. En Chile. Departamento de Ciencias Históricas. Enchiridion Symbolorum Definitionum et declarationum de rebus fidei et morum. Peter. 1981. 118 Le Goff. Gisela. Las capellanías en Argentina. capellanías y obras pías en la América colonia. Paris.292 - . 117 Cfr.). Santiago. ¿Por qué no hacerlo favoreciendo a un miembro de la propia familia? Según Abelardo Levaggi: “Para alentar la vocación religiosa de parientes se fundaron capellanías”. Homenaje a George Duby. Universidad Autónoma de México. Constituye sin duda el mejor estudio sobre el tema. ya que combina en su explicación los mecanismos de fundación según el derecho canónico y las Leyes de Indias. apoyar la veneración de un santo o de una advocación de la Virgen. y Muñoz Correa. Gallimard.. Abelardo. Universidad de Chile.. era el acortar el tiempo de permanencia en el purgatorio de la propia alma y las de los familiares. María del P. social y económica.. 509 pp. p. Estudio históricojurídico.. Juan G. 387 pp.116 Expresan una época del cristianismo en la que se extendió la creencia en el purgatorio. María E.

Sería por lo tanto un proceso específico del siglo XIX la desaparición del clérigo capellán y el reemplazo por el cura. al punto que hasta en el lenguaje ser presbítero y ser cura llegaron a ser entendidos como sinónimos. La sucesión de la capellanía mandada a fundar por Juan José Vilches por vía testamentaria en 1743. Ninguno de los capellanes se ordenó de presbítero. para otros sólo nos consta ser la única ocupación y fuente de subsistencia de la que tengamos hoy constancia. la relación entre la disminución de las fundaciones y pérdida de sus rentas con la paulatina desaparición del clero secular. 122 AASCH. 4.121 tuvo desde su fundación por capellanes a presbíteros y a partir de 1811 a clérigos de menores órdenes. y muchas veces un mismo clérigo era patrono y capellán. La misma conclusión es válida para el caso de que la ordenación de menores se produjo por poseer los mejores derechos a una capellanía. 2. el cura párroco. AASCH. como uno de los fines de la fundación de capellanías fue alentar los estudios eclesiásticos y proporcionarles patrimonio a quienes iban a recibir las órdenes mayores. exp. 120 121 . Pablo.293 - . frecuentemente el patronato recayó en clérigos. Y al contrario. quedando así claro que el ingreso y permanencia en el clero estuvo determinado por la posesión de la capellanía. Es posible evaluar la relación entre capellanías y desarrollo del clero secular siguiendo a lo largo del tiempo la línea sucesoria de los capellanes. exp. Justicia. plantean la pregunta sobre la vinculación entre el desarrollo del clero secular y la fundación de capellanías. Justicia. habían ascendido al estado eclesiástico casi niños. 98. Pablo Antón Solé120 considera que los capellanes de sangre o de oposición.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 su parte. capellanías 1. como ocurrió con José Miguel Mendieta en 1776. Esta estrecha relación entre los dos oficios. unidos a los requisitos de parentesco y clerecía de las escrituras de fundación. p. la capellanía vacaba y la heredaba un hermano del último capellán minorista. Ibidem. Al casarse renunciaban automáticamente al estado clerical. capellanes simples. Este proceso podría haber provocado también la aparición del clérigo presbítero típico del tiempo contemporáneo. sin conciencia plena de sus obligaciones con el propósito de poner bienes patrimoniales familiares fuera del fisco. Por lo tanto. para algunos clérigos presbíteros servir una capellanía implicó una entrada económica más. capellanías 1. Desde la perspectiva de la carrera eclesiástica.122 La capellanía fundada por Juan José Vilches muestra el destino de Antón Solé.

Algunas se perdieron irremediablemente y ya nadie las reclamó. que desaparece la competencia entre opositores (si la hay) por probar la vinculación sanguínea con el fundador. La sociedad del Antiguo Régimen atribuyó al sacerdote secular . Este proceso estuvo unido al de la concentración de capellanías empobrecidas en unas pocas manos. Cuando la fundación no establecía la identificación entre patrono y capellán. la escasez de rentas actuó como un factor de interrupción de la carrera eclesiástica. provocando abandonos.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 muchas de éstas en el siglo XIX: herencia permanente de clérigos minoristas. una continuidad familiar en el servicio de la capellanía y en el estamento eclesiástico. su sostenimiento y desarrollo. siendo entregadas por el provisor al presbítero que las solicitase. fueron entonces determinantes en la elección de estado para cada uno de sus miembros. Cada vez fue más difícil cobrarlas. Desde esta óptica queda claro que el ingreso al estado clerical para algunos fue una elección condicionada y un estado transitorio. generó. probándose sólo la vinculación sanguínea con el capellán muerto. en tanto existió el parentesco. proceso favorecido por la descapitalización de las capellanías. Se multiplicaron los juicios por el “cobro de pesos de una capellanía” planteado por el capellán a herederos de bienes inmuebles que no han pagado los réditos de los censos allí impuestos. irremediablemente a lo largo del siglo XIX el patronato fue recayendo en el juzgado eclesiástico. En este sentido los expedientes de oposiciones a capellanías se simplifican tanto en los siglos XIX y XX. y gestando la figura del capellán minorista. en función de tener acceso a una renta a la que se tenía derecho. a quien le correspondía pagar y a quien le correspondía reclamar. pero como un proceso propio del siglo XIX. cada vez aumentaron más los pleitos por cobros atrasados entre el capellán y los dueños de los inmuebles donde estaban impuestos los principales.294 - . Juicios eternos para comprobar desde cuando se adeudaban los réditos. Por lo tanto la posibilidad de acceder a capellanías sólo destinadas a familiares del fundador (capellanías de sangre). Unido a este proceso algunos presbíteros acapararon muchas capellanías no por ser descendientes directos del fundador. Recaen entonces en el juzgado eclesiástico. Inversamente. El linaje familiar. sino por vinculaciones sanguíneas con ramas colaterales del fundador. En los albores del siglo XX muchas capellanías colativas no son reclamadas por ningún descendiente del fundador.

La Iglesia reaccionó ante esta imposición de miembros desde las familias poniendo condiciones para la ordenación sacerdotal. tres elementos que pasaron a ser los signos inequívocos de una inclinación al estado eclesiástico. tales como el fuero eclesiástico. los clérigos particulares. al punto que dedicarse a los negocios familiares fue el sentido del sacerdocio para algunos miembros del clero secular. hermanas doncellas y sobrinos huérfanos. En este contexto hay que situarse para entender una vocación eclesiástica del Antiguo Régimen. particularmente en torno a los obispos. pero fue la Monarquía la que aportó los criterios de ascensos a los que presentaba el Rey patrón. Estos contactos personales fueron positivamente evaluados por la Cámara . pureza de intención y entrada económica regular. la cultura y la influencia social del clero en una sociedad sacralizada. formulándose entonces la teología de la vocación que vinculó tres exigencias para la misma: vida pura e inocente.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 el rol de cabeza de familia en quien recaía la responsabilidad del mantenimiento y dotación de sus hermanos y sobrinos para tomar estado. Esta carrera en el imperio español y en el período de nuestro estudio respetó la graduación establecida entre órdenes menores y mayores y el orden jerárquico de la Iglesia secular.295 - . La fundación de capellanías de sangre con el fin de servir de título de órdenes generación tras generación favoreció este proceso. amparados en la casa del tío sacerdote. la subsistencia asegurada. estos principios fueron aplicados a los territorios americanos de la Monarquía española e incorporados a una carrera eclesiástica que ésta estructuró vinculando administrativamente entre sí espacios geográficos. en la que no se incluía como un elemento definitorio de la misma la opción personal como un signo precisamente de esa vocación. Se regularon las edades para recibir las órdenes menores y mayores. Pero fue en las diócesis donde se elaboraron los criterios de discernimiento ajenos al candidato para discernir su incorporación al clero. fundamentalmente a través del informe de los párrocos y de la elaboración de la relación de vita et moribus. Desde entonces se evaluó la aptitud de un candidato para ser presbítero. Las capellanías aportaron también fondos para el sostenimiento de madres viudas. El concilio de Trento también reaccionó ante los atractivos no vocacionales que promovían la entrada al clero secular. En una sociedad estructurada en base a redes de relaciones no resulta extraño encontrar estas redes presentes en el inicio o desarrollo de una carrera eclesiástica. los estudios que se exigirían y la evaluación de la calidad de vida. A través de las Leyes de Indias y de los concilios provinciales.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

de Indias en la selección del personal para las vacancias menores y
mayores, probablemente por el aprendizaje de la gestión
administrativa en el ejercicio de las funciones junto a los obispos.
Consideramos además este aspecto central a la hora de evaluar la
tendencia puesta en marcha a partir de Trento de revalorizar el
poder episcopal, ya que fueron los obispos quienes apoyando o
tomando la iniciativa de promover carreras eclesiásticas
promovieron la reproducción del episcopado en torno a ellos
mismos.

- 296 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

Conclusiones
Un elemento que ha interesado particularmente a la historiografía
sobre elites coloniales ha sido el determinar los medios por los
cuales éstas se mantenían en el poder generación tras generación.
La respuesta generalizada destaca el papel de los vínculos
matrimoniales vistos como un mecanismo de conservación y de
expansión de la elite a nivel local.1 En la práctica esta conclusión
se aplica a todos los estudios de grupos elitarios analizándose las
alianzas matrimoniales entre familias y la incorporación a la elite
local por medio del matrimonio de funcionarios o inmigrantes
llegados desde España. La alianza matrimonial se habría
convertido en una práctica política integradora que controlaba los
círculos del poder por medio de los vínculos de parentesco,
paisanaje y clientela. Las mismas familias se perpetuaban entonces
en los cabildos, consulados, etc. Esta respuesta, sin duda válida
para algunos lugares y épocas, no es enteramente satisfactoria a la
hora de explicar la perpetuación de algunas familias en los cargos
más altos de la jerarquía eclesiástica.
La imposibilidad de aplicar el criterio de estrategia matrimonial para
entender los mecanismos por medio de los cuales algunas familias
logran generación tras generación conservar las plazas eclesiásticas
más jerárquicas, nos dio la ventaja de buscar otras respuestas den-

Todos los artículos que conforman el libro de Schröter, Bernard y
Büschges, Christian (eds.), Beneméritos..., op. cit., incluyen centralmente esta
hipótesis de trabajo. Se trata de una de las publicaciones más recientes que
abarca estudios de élites americanas entre los siglos XVI a XIX. En la misma
línea se inscribe el libro de Santos Pérez, José M., Elites, poder local y
régimen colonial. El Cabildo y los regidores de Santiago de Guatemala, 17001787, Servicios de Publicaciones de la Universidad de Cádiz, Cádiz, 415 pp.,
1999. También Saguier, Eduardo, “El parentesco como mecanismo de
consolidación política de un patriciado colonial. El caso de las provincias
rioplatenses del virreinato peruano (1700-1776)”, en: Estudios de Historia
Social y Económica de América, vol. 10, Servicio de Publicaciones
Universidad Alcalá de Henares, Alcalá de Henares, pp. 61-116, 1993.

1

- 297 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

tro del ámbito familiar para la misma constatación ya que el acceso
a las instituciones eclesiásticas de más jerarquía era controlado por
el Rey.
Encontramos asimismo insatisfactoria la fundamentación,
también generalizada, de que un elemento que confirmaba la
posición social de una familia de la elite fuera que alguno de sus
miembros escalara a un obispado u arzobispado.2 Esta explicación
no considera que un obispo ejercía un gobierno efectivo en su
diócesis complementado por el provisor y vicario general, quien se
encontraba al frente del Juzgado Eclesiástico con jurisdicción
sobre el crédito en todo el ámbito del obispado. Un hijo obispo o
arzobispo lo que confirmaba era que la familia formaba parte de
una elite con contactos ultramarinos que le garantizan el acceso al
Rey que era quien presentaba en esas instituciones. Por lo tanto la
red de relaciones familiares no se limitaba al ámbito local sino que
lo trascendía por medio de estrategias que le permitieran colocar a
sus propios miembros en el ámbito de gobierno controlado por la
Monarquía.
La acumulación de cargos administrativos y políticos en un
grupo de familias por generaciones puede en efecto mostrar la
pertenencia a una elite. Pero hay un elemento absolutamente
elitario no considerado en la explicación basada en la estrategia
matrimonial como reproductora de las elites, que es la capacidad
de un grupo de familias de relacionarse directamente con la
Monarquía, relación impuesta por ésta e indispensable para
alcanzar los más altos cargos políticos y eclesiásticos: virrey,
gobernador, intendente, oidor, obispo, arzobispo, prebendado.
Precisamente en esta relación podemos encontrar un elemento
fundamental para entender la perpetuación de plazas políticas y
eclesiásticas dentro de algunas familias que formaron parte de una
elite. Para esto hay que desempolvar en forma sistemática la
documentación de la Cámara de Indias, específicamente las
consultas, ya que en ellas se encuentra plasmada esta relación.
La concesión papal a la Corona española del patronato
universal puso en manos del Rey una posibilidad que no tenían las
otras monarquías europeas para vincular la gracia real a la
presentación de los cabildos eclesiásticos y las vacancias menores
y mayores de obispados en las Indias. Este proceso comprendía
dentro del sistema de presentaciones eclesiásticas una
instancia local y otra supralocal. En la primera se conjugaban los

Cfr. Kicza, John, “Formación, identidad y estabilidad dentro de la elite
colonial mexicana en los siglos XVI y XVII”, en: Schröter, Bernard y
Büschges, Christian (eds.), Beneméritos..., op. cit., p. 26.

2

- 298 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

cabildos eclesiásticos, obispos y el vicepatrón, fuera éste el
gobernador o virrey. En la segunda la Cámara de Indias, los
Secretarios del Despacho y la dupla Confesor-Rey. En torno a la
competencia por las canonjías de oficio se alinearon las familias de
las elites ya que la Monarquía impuso como requisito para ser
obispo la posesión del grado de doctor por una universidad y la
obtención de una canonjía de oficio en un cabildo eclesiástico. Los
autos de las oposiciones enviados a la Cámara de Indias junto con
las cartas de las instituciones locales y de las religiones apoyando a
los diferentes candidatos nos permiten adentrarnos en las redes de
relaciones puestas en marcha desde el reino y hacia la Cámara en
pos de la obtención de estas canonjías. Estas redes penetraron la
Cámara de Indias y el sistema de presentaciones buscando
introducir en las “consultas” al Rey para las vacancias a los
candidatos propios o entablar contactos personales con mediadores
eficaces que consiguieran la emisión de reales órdenes que
dispusieran que determinadas personas fueran consultadas en
vacancias específicas. Precisamente en el momento de la consulta
al Rey encontramos la relación entablada entre éste y el clero
secular, una relación mediatizada por agentes de la administración
hacia quienes confluyeron redes de vínculos en las que
participaban los candidatos a las vacancias o sus familias.
En el despacho a boca con el Rey del Confesor o un Secretario
se tomaban las decisiones de gobierno y se decidía quien resultaría
elegido para una vacancia administrativa o eclesiástica. Este último
aspecto incluía la consideración de la propuesta que elevaba la
Cámara de Indias a modo de consulta. A través del análisis de las
consultas de las vacancias de las plazas eclesiásticas chilenas de
presentación real, hemos podido establecer la existencia de
períodos definidos desde mediados del siglo XVII y hasta 1810 en
los que la Cámara fue más o menos tenida en cuenta en el proceso
de las presentaciones. El recurso de obviar a la Cámara consistía en
las provisiones sin consulta: el Confesor proponía directamente al
monarca candidatos para las provisiones por resulta, siempre
confirmados por el Rey.
Hubo una acentuación de las provisiones sin consulta mientras
los jesuitas fueron los Confesores de los Borbones (1701-1756) y
mientras las Secretarías proponían candidatos en detrimento de las
atribuciones de la Cámara de Indias (a partir de 1754 y hasta
1773). Esto nos permitió concluir que también hay que considerar
que las reformas administrativas en torno a la Cámara
de Indias pudieran tener el trasfondo de dar al Rey y a
los Secretarios del Despacho un mayor margen de libertad con res-

- 299 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

pecto a la selección del personal administrativo. Consecuentemente
la vía fuera de la consulta fue la más frecuente entrada al cabildo
eclesiástico de Santiago durante todo el siglo XVIII, mientras que
la de la consulta lo fue durante la segunda mitad del siglo XVII. En
el ascenso entre las dignidades también primó en el siglo XVIII la
vía fuera de la consulta.
Con respecto al cabildo eclesiástico de Concepción la mayor
parte de las vacancias de cada prebenda fueron consultadas. Entre
1709-1736, la entrada al cabildo eclesiástico y el ascenso a las
dignidades estuvo ligado a la vía fuera de la consulta. Mientras que
entre 1736 y 1791, la entrada al cabildo eclesiástico y los ascensos
se consultaron. En cuanto a los obispados chilenos, el de Santiago
a partir de 1714 y hasta 1753 de las ocho veces que vacó siete
fueron proveídos por el Rey sin consulta de la Cámara de Indias,
aplicando la resulta. El manejo de esta información nos permite
afirmar que la aplicación de esta forma de provisión introdujo una
gran movilidad al episcopado sudamericano en esos años, en los
que además fueron designados más americanos como obispos,
entre ellos los cuatro chilenos con una carrera preepiscopal
desarrollada en Chile. Mientras que entre 1788 y 1810 se
proveyeron siempre las vacancias con consulta de la Cámara. En
las provisiones del obispado de Concepción el proceso fue
semejante. En los cincuenta y tres años del período que corre entre
1664 a 1707, el obispado vacó cinco veces, proveyéndose siempre
por consulta. Entre 1714 y 1744 vacó ocho veces, consultándose
sólo una vez a la Cámara. En los cincuenta años que corrieron
entre 1761 y 1806, siempre se proveyó consultándose a la Cámara
de Indias, salvo la excepcionalidad del que fuera el último obispo
español presentado para el reino de Chile, Diego Antonio Navarro
Martín de Villodres, elegido directamente por decisión de Manuel
Godoy.
Por lo tanto, podemos vincular las reformas de la Cámara de
Indias y de las Secretarías directamente con el proceso de
conformación de las elites chilenas y probablemente americanas y
de integración de éstas al gobierno del imperio por medio de la
utilización de la vía fuera de la consulta de la Cámara por el Rey y
la decisión tomada directamente con el Confesor o los Secretarios
del Despacho. De esta manera el patronato se convirtió en un
elemento central en la conformación de una elite local, en este caso
la chilena.
Pero la nueva configuración de las elites chilenas estuvo unida
también a una representación de éstas ante la Monarquía cada vez
más autónoma de Lima. Este proceso es claramente visible en las

- 300 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

carreras eclesiásticas forjadas desde el reino por medio del control
de los canales de comunicación locales. No fueron las
recomendaciones de los virreyes y arzobispos limeños
determinantes en los ascensos eclesiásticos sino los contactos
chilenos directamente con los mediadores más eficaces hacia el
Rey. Es posible visualizar este proceso en las carreras de los
obispos de las diócesis chilenas del siglo XVIII con respecto a las
carreras de los obispos chilenos de los siglos XVI y XVII. En estos
dos siglos tanto en el ámbito eclesiástico como en el civil, quien
quisiera hacer carrera tenía que pensar en irse fuera del reino, en
concreto a Lima. Allí hicieron su carrera Fray Alonso Briceño y
Fray Francisco Godoy. Pero a principios del siglo XVIII en la
carrera de dos obispos nativos chilenos se puede visualizar el
proceso de desvinculación administrativa chilena de Lima: Manuel
Antonio Gómez de Silva y Diego Montero del Águila. Si bien la
carrera preepiscopal de ambos se desarrolló en Lima, no fue a
través de redes limeñas que entraron en contacto con los
mediadores hacia el Rey. La carrera de Gómez de Silva la definió
su hermano Antonio a través de las gestiones ante un camarista
para que se lo consultara para una canonjía de Lima, en el caso de
Montero del Águila fue determinante el Confesor jesuita,
convirtiéndolo en el primer chileno obispo en Chile.
Los jesuitas desde el confesionario regio fueron en la primera
mitad del siglo XVIII los mediadores al Rey más eficaces para
lograr un ascenso, con ellos se inicia un cambio en el proceso de
selección del episcopado americano, palpable a través de las
carreras de los cuatro chilenos promovidos a mitras en la primera
mitad del siglo XVIII. Hijos de la nueva elite comercial local
autónoma de Lima directamente vinculada con la Monarquía,
poseedora de mediaciones políticas propias: Alonso del Pozo y
Silva, Pedro de Azúa e Iturgoyen, Manuel de Alday y José Toro y
Zambrano. Colegiales jesuitas, doctores, abogados con práctica en
la jurisprudencia, con una carrera pre-episcopal basada en el
ejercicio de la administración en el ámbito civil y/o eclesiástico. La
inclinación por la carrera eclesiástica estuvo determinada por la
posibilidad de obtener una canonjía de oficio en los cabildos
eclesiásticos chilenos. La vinculación a los jesuitas fue
determinante en la obtención de la canonjía, según muestra el
desarrollo de la oposición, en la recomendación de los jesuitas del
reino a los Confesores y la conformación de éstos con la oposición
local que finalmente concluyó con la presentación regia. Siendo
canónigos, complementaron sus carreras en la administración
diocesana a través del ejercicio del provisorato.

- 301 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

A la carrera personal había que sumar los contactos políticos,
siendo éstos más determinantes que la propia carrera y obra de
gobierno: el ascenso de Pedro Felipe de Azúa e Iturgoyen al
arzobispado de Santa Fe se decidió sin conocerse los efectos de su
gobierno en Concepción y Chiloé. De esta forma la
“administración de las relaciones privadas” se revela como un
elemento fundamental del acto de gobernar por parte del Rey, el
gran árbitro entre los contrincantes en la competencia por los
ascensos. Esta etapa del episcopado chileno concluyó bruscamente
con la caída del partido de la reina Bárbara de Braganza y del P.
Rávago, en 1756. El antijesuitismo que se apoderó de la corte
interrumpió la carrera de los obispos chilenos: para Manuel de
Alday y José Toro y Zambrano los obispados de Santiago y
Concepción fueron la cumbre y culminación de su carrera, sus
ascensos y pretensiones en la Cámara de Indias se paralizaron con
la caída de los jesuitas del confesionario regio. José Antonio
Martínez de Aldunate y Juan de Guzmán Peralta, canónigo
doctoral y deán de los cabildos eclesiásticos de Santiago y
Concepción respectivamente, estrechamente vinculados a los
jesuitas, aunque ambos habían desarrollado carreras que
anunciaban un futuro y próximo obispado, vieron frustradas sus
posibilidades y permanecieron en las canonjías que ocupaban por
décadas. Habrá que sumar a las múltiples causas del antijesuitismo
español que desembocó en la expulsión de la Compañía de Jesús
de España y las Indias el ejercicio del cargo de confesores por
parte de algunos miembros del Compañía de Jesús.
Lo que queda claro es que para obtener una plaza eclesiástica
la ley había establecido una relación obligatoria con la Monarquía,
de ahí que una de las tareas fundamentales del ejercicio del
gobierno de las autoridades civiles y eclesiásticas era enviar cartas
periódicamente informando sobre los beneméritos del reino. Esta
relación con la Monarquía era, por lo tanto, mediatizada. Para los
pretendientes conquistar buenos apoyos locales y estar bien
considerados en las recomendaciones oficiales fue un elemento
fundamental de su carrera, tanto al inicio como en su desarrollo.
Pero además había que contactarse con Madrid personalmente,
para lo cual era necesario levantar una relación de méritos y
pretender a una plaza por medio de un agente de negocios,
viajando personalmente o por medio de un amigo o familiar en la
corte. Los informes desde el reino, las relaciones de méritos, las
pretensiones eran obligaciones legales, sin embargo funcionaban
por la vía del contacto personal, de la estrategia, de la red familiar
o de la amistad, de la intermediación personal que en definitiva
abría un camino para acceder al Rey.
- 302 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810

¿La obtención de una prebenda o un obispado eran fruto de
una estrategia personal basada en apoyos locales ante los ministros
del Rey? ¿Quién, en definitiva, convertía en canónigo u obispo a
un individuo? ¿el Rey? ¿el vicepatrón? ¿el obispo? La información
que hemos reunido nos permite concluir que fueron las estrategias
personales y familiares puestas en marcha desde el reino y hacia
los mediadores al Rey el elemento determinante que culminaba en
una presentación eclesiástica. Pedro Felipe de Azúa e Iturgoyen
fue presentado arzobispo de Santa Fe por los contactos entablados
por su hermano Tomás en la Cámara de Indias y con el Confesor.
Manuel de Alday fue canónigo doctoral y obispo por los votos
conseguidos por sus tíos arzobispo y oidor y el contacto con el
Confesor jesuita que le garantizaron los padres de la Compañía del
reino. José Antonio Martínez de Aldunate fue obispo cuando su tío
arzobispo de Santiago de Compostela fue elegido por la Reina
María Luisa como su Confesor. Hemos establecido también que la
selección de estos prebendados como obispos formó parte del
ascenso de sus familias al gobierno del imperio. Sus presentaciones
no fueron aisladas sino que además de ser todos parientes entre sí,
otros miembros de las familias ocuparon cargos judiciales o
militares en Chile o en otros reinos.
Juan Pablo Fretes no fue obispo aunque viajó a España y se
conectó con el mismísimo Príncipe de La Paz, pero en toda su
carrera, que hemos descrito en detalles, lo que le faltó fueron los
apoyos locales desde los lugares donde se arraigó: Buenos Aires,
Charcas y Chile. Probablemente ya fue la falta de ese apoyo local
lo que lo impulsó a viajar a Madrid a pretender y a conectarse
directamente con los ministros del Rey. De hecho brillan por su
ausencia las recomendaciones de obispos o de autoridades civiles
en sus múltiples relaciones de mérito o en la documentación
adjunta a las consultas en las que fue considerado. Por otro lado,
también hemos visto a través de las carreras de los familiares de
obispos foráneos que no era indispensable ser nativo de un reino
para acceder al cabildo eclesiástico local. Bastaba con una
inserción local unida a vinculaciones a familias de las elites para
contar con las recomendaciones necesarias para hacer carrera. Este
fue el caso de Pedro Asencio de Tula y Bazán, nativo de La Rioja,
quien fue provisor y vicario general del obispado de Santiago de
Chile treinta y cinco años. Quien no lograra vinculaciones con los
agentes civiles locales de la Monarquía o con los obispos, no
obtenía tampoco los apoyos desde el reino indispensables para
desarrollar una carrera que terminara en una presentación a un
cabildo eclesiástico o a un obispado.

- 303 -

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Antonio Domínguez Ortiz afirma incluso que la burocracia real adquirió a lo largo del siglo XVIII un peso tal frente al monarca al punto que éste se mantenía al margen de los procesos de decisión. Así vimos a Antonio Porlier cuando era presidente del Consejo de Indias negando su voto a las preeminencias en el coro de Lima a las que pretendía el deán Joaquín Carvajal Vargas por haberlo conocido mientras fue fiscal de la Audiencia limeña. Nuestras propias conclusiones coinciden con el papel determinante de los Secretarios y el Confesor en la toma de decisiones del Rey y en la necesidad de tomar contacto personal o familiar con ellos para alcanzar la gracia real de una vacancia. El contexto que hemos descrito plantea dos preguntas: ¿de qué servía el sistema de selección del personal administrativo y eclesiástico si en definitiva una vacancia eclesiástica se definía a través de los contactos personales con los ministros del Rey? ¿Qué papel jugaba el Rey entonces en este sistema si no decidía? El sistema de Domínguez Ortiz. pp. éste simplemente dotaba de fuerza jurídica a decisiones ya tomadas.3 Más aún. cuanto más se lo conociera mejor sería la selección. No sólo la Cámara de Indias pedía informes sobre los beneméritos. Sin duda una parte considerable de la tarea de un Secretario del Despacho era saber tomar las decisiones de gracia y justicia. Para Domínguez Ortiz. 96-99. faltando en la debida asistencia al coro. Carlos III y la España de la Ilustración. Madrid. el absolutismo del Rey era en realidad un absolutismo de sus ministros. Editorial Alianza. Antonio. 3 . El voto de Porlier era en realidad contrario a una real orden que establecía que la familia del duque de San Carlos se encontraba bajo la real protección del monarca y debía ser considerada por la Cámara de Indias en las vacancia que el duque había solicitado para cada uno de sus familiares. Incluso se prefirió a agentes de la Monarquía con experiencia en el gobierno en América para la Secretaria de Estado y del Despacho de Indias. 1988. por su conocimiento de la realidad americana que abarcaba también a las personas. en los asuntos que el Consejo de Castilla le presentaba al Rey como consulta. como hemos visto también lo hacía el Confesor y los Secretarios del Despacho. Como la Monarquía se sustentaba en la fidelidad del personal administrativo y de gobierno.304 - . argumentando que dadas las delicadas condiciones de salud de Carvajal se ausentaba frecuentemente de la ciudad. quienes recibían las cartas de oficio por la vía reservada. Este proceso determinó que los reales consejos fueran perdiendo paulatinamente su papel decisorio en el gobierno menoscabados por las Secretarías del Despacho.

Chile. 452. confesores y camaristas. El Confesor de Vuesa Majestad.. había que poner límites a las pretensiones y resolver en base a criterios establecidos. Las acusaciones de archiduquista contra el obispo de Santiago de Chile Luis Francisco Romero llegaron hasta el Consejo de Indias cuando el obispo no dio la orden de hacer repicar las campanas de la catedral al saberse en Chile la victoria de Felipe de Anjou en la batalla de Brihuega. actuó con cordura. optando según como le presentaran los hechos.4 4 AGI.305 - . Tengo por conveniente y debido que Vuesa Majestad conformándose en todo con el parecer del Consejo. Fue el Confesor del Rey quien dilucidó el asunto. El rol que jugaron las redes de contacto en el seno de la Monarquía fue el de interferir e intervenir en las decisiones directamente a través de los secretarios..De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 selección basado en el premio al mérito personal o familiar fue precisamente un sistema de selección. . He visto en la consulta del Consejo de Indias que las delaciones contra el referido obispo (Romero).. mandarlo se le escriba. se sirva de volver por el honor de este prelado maliciosamente perseguido. no sólo con las cartas de aquel reino y de los prelados de las religiones. Aquí reinaba el Rey arbitrando entre los partidos dominantes al tomar la última decisión. siempre le conoció positivamente celoso al servicio de Vuesa Majestad a lo cual puedo añadir que por carta reservada que me ha escrito a mi el provincial de la Compañía de Jesús de aquella provincia. Al igual que hoy día. muchos quedaban afuera de hecho por no reunir los requisitos. y que en espacio de más de tres años que se halló el que vota en aquella Audiencia. están evidenciadas de falsedad. A través de los mediadores se hacían presentes los candidatos que se ofrecían desde los reinos a las vacancias administrativas. estar Vuesa Majestad enteramente satisfecho de su fidelidad y de que ha sido impostura cuanto en este particular se ha dicho contra él. me consta que en la acción especial que le capitulan (las campanas). sino con el voto y declaración de Don Diego de Zúñiga que como testigo de vista y trato. Como os parece y asi lo he mandado. pero veamos cómo: Pardo. Si la Monarquía había optado por gobernar con las elites tenía que ofrecerles instancias para ser consideradas.... 3 de julio de 1716. De ahí la forma tan natural en que se introducían en los intercambios epistolares las opiniones no requeridas oficialmente pero que podían ser determinantes a la hora de decidir sobre asuntos de gobierno. Gobierno. depone haber conocido al referido obispo.

“La creación de la Real Audiencia de Santiago de Chile y sus ministros fundadores. La segunda. inaugurada en 1749. aunque fundada por una real cédula de 1738 abrió Sobre las familias chilenas en la Audiencia de Santiago. luego cerrada y restablecida en 1754) fijaba en Chile los precios del trigo que exportaban a Perú. en: Revista de Estudios Histórico-Jurídicos. Javier. vol. Posteriormente el establecimiento del Juzgado de Alzadas como corte de apelaciones comerciales selló la autonomía chilena en este campo al liberarse del consulado limeño. Fueron también. Toro y Zambrano. la Diputación de Comercio. permitió a los comerciantes chilenos establecerse como una corporación con un juez propio. Sobre la formación de familias en la judicatura chilena”. Valparaíso.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Fue el contacto del Confesor con el superior de la Compañía de Jesús en Chile la instancia que inclinó la balanza favorablemente hacia el lado del obispo Luis Francisco Romero. 5 . ver el artículo de Barrientos Grandón. 280 y ss.. Azúa e Iturgoyen. Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. 35. aunque las apelaciones se hacían ante el consulado de Lima. Este desarrollo se logró por las negociaciones de Tomás de Azúa en la Corte. fundada en 1736. quien no sólo gestionó la Universidad de San Felipe sino también la Casa de Moneda. 2003. que permitió que quedaran en el reino los ingresos que antes se fugaban a Lima. frente a los productores limeños que querían controlarlos. pp. García Huidobro. La primera de ellas.306 - . Nos referimos principalmente a los Martínez de Aldunate. La Universidad. por supuesto.5 Fueron también los gestores del cambio de rumbo en el reino. Ediciones Universitarias de Valparaíso. Publicación de la Escuela de Derecho. quienes controlaron esas nuevas instituciones ejerciendo los cargos directivos de las mismas. los que lograron la instauración de las instituciones económicas y culturales que afianzaron la desvinculación chilena de Lima. la Diputación de Bodegas (establecida en la década de 1730. Por lo tanto un grupo de familias de la elite chilena consiguió relacionarse directamente con la Monarquía como lo demuestra el hecho de que varios de sus miembros hayan sido seleccionados para plazas eclesiásticas y civiles. El proceso involucró a un grupo reducido de familias que se repartieron entre ellas el “botín”. Hacia 1730 el sostenido crecimiento económico chileno posibilitó ganar las influencias necesarias en la corte como para establecer dos instituciones comerciales autónomas de Lima. quienes contaban con un fuerte caudal económico que sustentaba su posición.

siempre ávida de dinero.”. un grupo de la elite santiaguina tomó la iniciativa ante la Monarquía del establecimiento de las instituciones que le dieran autonomía al reino y asumió el financiamiento. tomo I. Azúa fue además el primer rector de la Universidad de San Felipe6 y murió en el ejercicio de ese cargo en 1757. Chile pudo depender menos del situado limeño. bajo estas circunstancias la Corona. Historia de la Real Universidad de San Felipe. 163. Dos conclusiones son claras. Por lo tanto. Carlos y Oñat. También el real permiso para el establecimiento de la Universidad de San Felipe se había otorgado sólo después que el cabildo secular de Santiago asumiera el subsidio de esta institución. 1953.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 formalmente en 1747. también Silva Vargas. Santiago. p. 7 Roa. p. la primera que la elite santiaguina colocó sobre sus propios hombros el peso de la autonomía limeña del reino. Tomás de Azúa convenció al mercader Francisco García Huidobro para que la financiara y recolectara para la Corona los impuestos sobre los metales preciosos. liberó a los chilenos de la Universidad de San Marcos. Si bien en un principio la Monarquía se negó a permitir el establecimiento de la Casa de Moneda. cit. En efecto. 272 pp. Al mismo tiempo. Pontificia Universidad Católica de Chile. “Perú y Chile..7 dejándose de pagar el situado desde el Perú para el ejército de Concepción.307 - ... se traspasaba así al erario del reino de Chile los gastos de su propia defensa.. op. Régimen legal del ejército en el reino de Chile: notas para su estudio.. op. no de Madrid. aceptó la institución. Ya hemos explicado cómo durante su estancia en la corte de Madrid como podatario del cabildo secular de Santiago consiguió para su hermano Pedro Felipe el obispado in partibus de Botria para Chiloé (1735). En 1755 otro decreto del virrey estableció el pago al ejército aplicándole el producto de la administración de tabaco de Concepción. el obispado de Concepción de Chile (1738) y el arzobispado de Charcas (1744). 460. cit. Roberto. la segunda que la integración de la elite chilena al gobierno de la Monarquía fue una iniciativa de Santiago.. estos signos de prosperidad no pasaron desapercibidos para la Corona. Medina.. Fernando.. José T... Cuando José Antonio Manso se convirtió en virrey del Perú (ascendiendo desde la gobernación del reino de Chile que había ocupado entre 1736 y 1745) dispuso en 1754 que sobre los gastos de la administración de Santiago se pagara la defensa del reino. 6 .

había estudiado leyes en Lima y se había graduado de abogado por la Audiencia de aquella ciudad. 10 Méndez Beltrán. Alonso del Pozo y Silva era presentado como obispo de Santiago de Chile. se casó con Bernarda Martínez de Aldunate y ocupó el cargo de abogado y asesor del cabildo secular en 1710. Eudeba. 8 . p. Prólogo de Rafael Reyes Reyes.. Luz M. 12 Espejo Tapia. 11 Sociedad Chilena de Historia y Geografía. cit. ascendiendo desde Tucumán. Actas del Cabildo de Santiago. tomo XXVII.9 Recayeron en él algunas herencias familiares. 382. se engrosaba por medio del contrabando8 que había crecido sin cesar a partir de la guerra de sucesión. Comercio y contrabando en el Río de la Plata y Chile.)... 53..12 En 1770 siendo ya conde de la Conquista. 144 pp. Francisco Ruíz de Berecedo. habían tenido acceso a las plazas de oidores de la Audiencia. 13 Todos los datos los obtuvimos de la base de datos Fichoz.. y entraba a Chile cruzando los Andes. 1965. en: Oviedo Cavada. Carlos (dir. Jaime. 9 Eyzaguirre.10 la dote de su esposa y los buenos casamientos de sus hijas. La elite chilena había iniciado ya a principios del siglo XVIII un proceso de penetración de las instituciones de gobierno del reino.308 - . Para 1713 era alcalde de moradores y protector general de indios. sobre todo el francés. En este contexto se amasaron en Chile grandes fortunas. tomo IV. El contrabando inglés y portugués tenía su sede en América del sur en la Colonia del Sacramento (situada en la Banda Oriental del Río de la Plata). Algunos chilenos con carreras desarrolladas en Lima. Combinó una gran habilidad para los negocios con cargos políticos: regidor de vecinos y alcalde de aguas en 1754. la gran fuente de riqueza en esta época. como la de Mateo Toro y Zambrano.. op.. Santiago de Chile. 115. cit. En 1772 era además el tesorero de la Casa de Moneda y alcanzó el cargo de brigadier en la milicia. Academia Chilena de la Historia. op. llegó a regidor perpetuo. vol. El Conde la Conquista. Aspiraba a más. Juan L. Episcopologio chileno.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El comercio.. Colección de historiadores de Chile y de documentos relativos a la historia nacional.. Ibidem..13 natural de Concepción. obispo de Concepción. en 1714 era procurador general. El mismo año un pariente cercano. En 1720 fue nombrado protector fiscal de naturales de la Audiencia de Santa Fe. Pero aceptó el mismo cargo en el distrito de la Audiencia de Lima en 1723. como la de su tío José Toro y Zambrano. “José Toro y Zambrano”. Buenos Aires. 1983. p. 108. De vuelta en Chile se estableció en Santiago. Sergio. En 1728 Francisco Ruíz de Berecedo se incorporó a la Audiencia de Santiago Villalobos. p.11 lugarteniente de capitán general y alcalde de moradores entre 1761 y 1768. cargo que rehusó.

Westport. nombrado por el obispo Manuel de Alday. En 1745 era oidor supernumerario de la Audiencia de Santiago de Chile.16 Su única hija.14 En 1730 Alonso del Pozo y Silva se transformaba en arzobispo de Charcas. Gobierno. José Antonio Martínez de Aldunate. le facilitaron la llegada a la canonjía doctoral de Santiago al sobrino común Manuel de Alday en 1736. Dos chilenos accedieron así a este tribunal. 84. muriendo poco después. Además Francisco Martínez de Aldunate llegó hasta el deanato del coro de Santiago en 1751. Otros miembros de estas familias hacia la misma época conquistaban plazas en la Audiencia por medio de la compra de cargos supernumerarios. 17 AGI. de la que fue agente fiscal en 1743. Domingo Martínez de Aldunate quien había nacido en Santiago de Chile en 1707. Un sobrino de Juan Verdugo hijo de su hermana. Ya relatamos la forma en que juntos. p. Juan Verdugo fue el otro chileno que compró el cargo de oidor supernumerario en 1747. Manuel José de Vargas y Verdugo. 14 15 . La familia Martínez de Aldunate estuvo representada en los dos más altos tribunales del reino simultáneamente durante cuatro años. donde se graduó de abogado por la Audiencia. Había estudiado leyes en la Universidad de San Marcos de Lima. hasta su traslado a Lima en 1776 en el marco de la purga de la Audiencia de Chile a raíz de la revuelta antifiscal. Burkholder. D. 455. trampolín a la mitra de Santiago a la que por supuesto llegó en 1753. oidor y arzobispo. Chile. Tenía licencia para contraer matrimonio en Chile y comprar bienes raíces.15 fue el primero.309 - . Hizo carrera en Lima. Mark y Chandler. 1982.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 como oidor honorario. 16 Los datos los hemos extraído de la base de datos Fichoz. fiscal de la renta del tabaco y superintendente de la Casa de Moneda.. caudillos de una facción de la elite durante las guerras de la independencia. Francisca de Paula. fue desde 1765 provisor y vicario general del obispado. En 1772 era oidor de número de la Audiencia de Santiago. fue canónigo magistral17 de la catedral de Santiago de Chile y rector de la Universidad AGI. 202. Biographical dictionary of Audiencia ministres in the Americas. se casó con Ignacio de la Carrera quienes fueron los padres de los famosos hermanos Carrera. donde también había sido catedrático de Prima de Leyes. Gobierno. En el reino ejerció los más altos cargos de las instituciones comerciales: en 1768 fue juez de alzadas. Greenwood Press. 1687-1821. Chile. Su sobrino.

. pp. Alejandro. Jacques. Los oidores y los obispos de las diócesis chilenas fueron foráneos al reino. debido.. 13-41. al alto precio de los mismos.. los oidores 18 Medina. Santiago. a quienes también vimos como canónigos. 3. Jacques. como lo señala Jacques Barbier22 no fue una “agencia” de la Corona. op. 22 Barbier. El proceso de integración de la elite chilena al imperio fue acompañado de una revitalización del cabildo secular en el que participaron las familias de las elites. 5. Domingo.. cap. los canónigos Irarrázaval de hecho llegaron casi a dominarlo en la primera mitad del siglo XVIII y fue el obispo Manuel de Alday quien frenó la entrada al cabildo eclesiástico de un sobrino de éstos.. Esta institución en las primeras décadas del siglo XVIII sufría de prolongadas vacantes en sus cargos. N° 93. En 1757 el presidente Manuel de Amat y Junyent influyó en que bajara el costo de los cargos facilitando que se vendieran los diez que había vacantes. José de Ureta. Ibidem.19 Entraron de esta manera al cabildo comerciantes inmigrantes y algunos fundadores de mayorazgos como Diego Portales e Irarrázaval. p. Editorial Universitaria. Un nieto de Diego Portales e Irarrázaval.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de San Felipe en 1803. La sociedad chilena.. nieto de Juan Francisco. Antes de la purga de la Audiencia de Santiago en 1776 en el marco de las reformas borbónicas y por la revuelta antifiscal. fue ministro de guerra y marina de la república de Chile e influyó en la elaboración del concepto de estado durante el período de consolidación de la República iniciado en 1830. emparentado con la familia Cerda y con los Errázuriz.310 - . Ibidem. 21 Guzmán Brito. describe todas las fundaciones de los mayorazgos.20 Todas estas familias también estuvieron representadas en el cabildo eclesiástico de Santiago... cit. Andrés de Rojas. entre otros factores. 20 Amunátegui Solar. Juan Francisco Larraín. en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. Historia de la Real Universidad de San Felipe. cit.18 reconocido realista durante los sucesos de la independencia. “Las ideas jurídicas de Don Diego Portales”. fue canónigo del coro de Santiago. si bien no hubo más nombramientos de chilenos para la Audiencia.21 Esta escalada de cargos en la jurisdicción civil y eclesiástica se vio frenada a partir de fines de la década de 1776. cap. tomo I. ésta. op. Vicente Larraín. 19 Cfr.. 479. Barbier.. 1982. también llamado Diego. cuya presencia en el coro hubiera implicado un control familiar de la institución. José T.. en contraste con la postura de sus primos hermanos. Jerónimo José de Herrera y Antonio del Águila.

Entonces: ¿estamos ante un sistema corrupto que trabaja al margen de sus propias leyes? Estamos más bien dentro de un sistema que seleccionaba en base a vínculos de carácter personal que enmarcaban. pero no fueron sus abundantes méritos los que le consiguieron la mitra de Huamanga sino su tío Confesor de la Reina María Luisa. Las reformas borbónicas en Chile y la purga de la Audiencia (mayoritariamente criolla) tendieron a controlar a la elite local que era de hecho. repetimos: se desconocía la capacidad de gobernar una diócesis de Azúa e Iturgoyen cuando fue premiado con el arzobispado de Santa Fe de Bogotá. Ni siquiera siempre el mérito ratificaba la decisión tomada al margen del sistema legal administrativo. En definitiva: ¿cuál era el papel del premio al mérito en un ascenso? Casi siempre está presente a la hora de justificar la decisión. Vínculos y méritos. Este buscó por todos los medios la prueba de la verdad del mérito atribuido en el que finalmente nunca confió por entero. José Antonio Martínez de Aldunate era sin duda un hombre meritorio. eran las dos piezas claves de este sistema.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 que llegaron a Chile eran criollos y se aliaron con la elite santiaguina por matrimonios. como se puede apreciar. La documentación que hemos revisado muestra que las decisiones sobre quién sería obispo no se tomaron en base a los méritos personales. La vuelta a la valorización del mérito fue la bandera frente a la venta de cargos de fines del siglo XVII. la conveniencia política. pero más que como causa aparecen citados como las “excusas” utilizadas para justificar una decisión tomada en base a un favor concedido por un vínculo entablado. El obispo de Concepción Francisco José Marán opinaba que Tomás de Roa y Alarcón era ignorante cuando su hermano le consiguió paradójicamente la mitra que el ascenso de Marán al obispado de Santiago de Chile dejó vacante. una oligarquía. controlaban y ratificaban los méritos atribuidos a los pretendientes o candidatos por los agentes de la Monarquía desde los reinos. Era un mérito la postergación en el ascenso ante alguien que no lo merecía pero que había sido seleccionado en virtud de sus vinculaciones políticas. lo que se conoce como la recuperación de la autoridad real a partir de 1720. De hecho cada vez que se quiso depurar el sistema se hizo en nombre del mérito y el premio a la fidelidad del vasallo. propios o familiares. Esto explica que se solicitaran tantos informes y .311 - . propiedades y parentescos. Si el sistema de gobierno se organizaba de esta manera ¿hasta qué punto valía el mérito personal o familiar ante la Monarquía? Una tensión recorre el sistema de nombramientos y presentaciones: el premio al mérito vs.

¿Cuál fue en definitiva el rol del Rey en este sistema? El Rey era una pieza más del engranaje administrativo monárquico. Vimos cómo en 1809. pero si la inicial. La decisión final de una carrera eclesiástica no dependía de los obispos. La prisión del Rey no afectó el sistema de selección del personal administrativo y el gobierno de las Indias que siguió funcionando exactamente igual. y pedían licencia para viajar a la corte y exponer allí las disensiones internas. Esto favoreció la perpetuación de algunas familias en el episcopado: Alonso del Pozo y Silva apoyó la carrera de su sobrino Manuel de Alday y éste la de su sobrino José Santiago Rodríguez Zorrilla. a través de estos apoyos en una carrera que implicaban los nombramientos en la administración diocesana. convirtieron a algunos individuos en episcopables participando en la selección de la jerarquía eclesiástica apoyando u obstaculizando carreras. Secretario de Gracia y Justicia de la Junta Central Gubernativa en Madrid. camaristas y secretarios.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 cartas. Necesitaba la base de los estudios requeridos. en lo más álgido de la división del cabildo eclesiástico de Santiago. Una carrera eclesiástica se construía a través de vínculos de carácter personal. Solicitaban que fueran puestas a la consideración y arbitraje de esta junta las querellas internas del cabildo eclesiástico y sus disputas con las otras instituciones de gobierno del reino. Hemos citado ejemplos al reconstruir la historia de los cabildos eclesiásticos de Santiago y Concepción de presentaciones posteriores a 1810 hechas por la Cámara de Indias. Más allá de la efectividad de estas presentaciones y del acatamiento en América de lo que decidían. Una pieza que apareció abruptamente como sustituible a partir de la invasión napoleónica en 1808. el máximo órgano de gobierno en las Indias. En el fondo los obispos.312 - . que las relaciones de méritos indianas tuvieran la exigencia de la presentación de testigos y se levantaran en las audiencias. lo que nos interesa mostrar es que el sistema podía prescindir del Rey para seguir administrando aunque necesitaba una cabeza. que se yuxtapusieran las atribuciones entre confesor. convirtiéndose en un documento oficialmente probado. fuera ésta un consejo o una junta. José Santiago Rodríguez Zorrilla fue presentado obispo de Santiago por el Consejo de Regencia en 1813. situada en España o en las Indias. pero para iniciarse y desarrollarse era indispensable el contacto con el obispo que nombrara en los puestos claves de promotor fiscal o provisor y vicario general que permitieran adquirir experiencia en el gobierno de la diócesis. Vicente Larraín y Juan Pablo Fretes acusaban a sus contrincantes ante Benito Hermida. .

durante el proceso independentista que se inició en América surgieron organismos territoriales configurados con gobiernos locales que reclamaron para sí mismos la función del Rey patrón de la Iglesia. en teoría. aunque si lo fue para otras sufragáneas. Nos referimos a la vinculación administrativa y política con la Monarquía y a las posibilidades de hacer carrera dentro de ella. Tampoco el cabildo eclesiástico de Lima fue el ascenso final de las carreras de los prebendados chilenos. integrándolos y simultáneamente jerarquizándolos y estableciendo los criterios que causaran los ascensos en una escala de cargos establecida. En la carrera de Manuel Antonio Gómez de Silva se ve palpablemente que cualquier dignidad del cabildo . en concreto de Chile como un territorio definido que devino en un país con un gobierno independiente de España y de sus vecinos. De hecho cuando el Rey desapareció.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 El papel del monarca en el sistema era sustituible por otra cabeza que ejerciera las mismas funciones en relación con el sistema administrativo. Los chilenos que encontramos en el cabildo eclesiástico o la Inquisición de Lima construyeron su carrera en esa arquidiócesis. no incluyeron (salvo dos excepciones) una culminación en las instituciones eclesiásticas limeñas. En Chile fueron los gobiernos de turno quienes presentaron a los presbíteros en las vacancias que se producían en los cabildos eclesiásticos. ninguno era nativo chileno. Lima era la referencia eclesiástica en cuanto al gobierno de la iglesia y el arzobispo era en relación a las sufragáneas un consultor del Rey en materias eclesiásticas. La Monarquía estructuró a lo largo de los tres siglos que duró el dominio español en América una carrera eclesiástica que vinculaba geográficamente entre sí a los diferentes reinos que la componían. Lo primero que hay que tener en cuenta es que las diócesis chilenas era sufragáneas de la metropolitana Lima y que. Si bien hubo obispos de las diócesis chilenas que ascendieron al arzobispado de Lima.313 - . Quisiéramos aportar desde la perspectiva de nuestro tema algunos elementos (no exclusivos) a considerar en la configuración de estos organismos territoriales. Por lo tanto al hablar de carrera eclesiástica estamos directamente situados en el sistema de gobierno y administración de la Iglesia bajo el patronato real de la Monarquía española. se relacionaban ascendentemente entre sí en una carrera eclesiástica. Los ascensos de las carreras eclesiásticas de los nativos chilenos que se desarrollaban en el reino de Chile. por tanto. La carrera prespiscopal de un prebendado se estructuraba de una manera muy diferente si se pertenecía a una diócesis sufragánea o a una metropolitana.

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 eclesiástico de Lima era episcopable. cumbre y fin a la vez de una carrera eclesiástica limitada estrictamente a las fronteras del reino. La localidad de la carrera eclesiástica chilena se configuró en primer lugar frente a Lima y sus otras sufragáneas. sino a la pertenencia a una elite local. desde el que se ascendía al de Santiago. otorgándole al coro de Concepción el carácter de inicio de carrera para nativos de los dos obispados chilenos. Más aún. sino por tener los contactos adecuados en Madrid. En el caso de diócesis como las chilenas la carrera en el cabildo eclesiástico era indispensable en cuanto a que entre los prebendados se seleccionaba a los obispos. A partir de 1634 ninguno de los pocos eclesiástico presentados por el Rey a los coros chilenos acudió desde España o Perú a tomar posesión de sus prebendas.314 - . Los obispados quedaron afuera de esta escala de . la Monarquía relacionó ascendentemente entre sí a los dos cabildos eclesiásticos del reino de Chile. De ahí que la Monarquía creara una relación de ascenso y fin en las carreras eclesiásticas de los prebendados que apuntaba a la integración a nivel local chileno. Los únicos foráneos fueron familiares de obispos afincados en el reino. en las del siglo XVIII. Pero era una localidad determinada por la periferia y la distancia: una carrera en un cabildo eclesiástico chileno no alcanzaba para ascender ni siquiera a los coros de las otras sufragáneas. pero no se alcanzaba una mitra por ser arcediano o deán de los coros de Santiago y Concepción. por ejemplo. El análisis de los criterios de presentación regia de los prebendados chilenos entre 1650 y 1810 nos permitió determinar dos etapas bien diferenciadas de este proceso. aunque algunos peninsulares fueron presentados por el Rey en los cabildos eclesiásticos no tomaban posesión efectiva de sus plazas. En la primera. Pero es a través de los listados de candidatos de la Cámara de Indias que se puede ver este proceso. El llegar a ser obispo no se vinculó en Chile a la pertenencia a un cabildo eclesiástico local. Cuzco o Arequipa. Las diócesis americanas de los siglos XVII y XVIII se poblaron de ex prebendados limeños. la pobreza y los desastres naturales provocaban el efecto descrito entre peruanos y españoles. pero eso no significaba que un deán nativo chileno tuviera posibilidades de ser obispo de Trujillo. Las rebeliones indígenas reiteradas. la despoblación. entre 1650 y 1700. ya que los españoles veían como muy poco atractivas las prebendas y obispados chilenos. el ascenso desde un deanato a un obispado sólo fue directo si antes se había sido canónigo de oficio. todos los deanes de las catedrales sufragáneas de Lima eran los candidatos directos a las mitras vacantes de cualquiera de los obispados sufragáneos precisamente de esa metropolitana.

la aplicación de un molde común de criterios de gobierno a las Indias. Este conflicto por su desencadenamiento implicó una doble afirmación local ante Santiago y ante la Monarquía: desde ese momento el clero de Concepción entró con una identidad propia en el sistema administrativo del patronato. nadie con carrera en los cabildos eclesiásticos de Chile se convirtió en obispo en el siglo XVII. Este proceso revela además el punto débil del gobierno y control del imperio por parte de la Monarquía: la necesidad de encontrar agentes leales que pusieran en ejecución sus órdenes. cómo los prebendados nativos del obispado de Santiago no tomaban posesión personalmente de su prebenda en el coro de Concepción y cómo el obispo de Santiago negaba la colación a los prebendados penquistas que ascendían al coro de Santiago. se definieron y diferenciaron el uno frente al otro. ante la cual logró imponer sus condiciones. la Monarquía presentó a nativos de los dos obispado en los cabildos eclesiásticos arraigando la Iglesia local en sus propias instituciones. La carrera eclesiástica estructurada de esta manera no sólo no produjo la integración buscada por la Monarquía. sino que arraigó con más fuerza localmente al clero secular de cada obispado. La localidad de la carrera del reino configuró a la vez dos polos que. Los pocos beneficios apetecibles del reino acrecentaron la competencia de las familias de las elites locales por su posesión. La segunda etapa se desarrolló entre 1700 y 1810. fueron determinantes en la relación del cabildo eclesiástico de Concepción con la Monarquía.315 - . En este caso la distancia con España. Hemos descrito cómo en Concepción en el último cuarto del siglo XVII se desafió la autoridad real negándose a erigir la canonjía magistral hasta que un nativo del obispado pudiera obtenerla. el mal manejo de la información local en la Cámara de Indias y la consecuente ignorancia de lo que pasaba. Este proceso a lo largo del siglo XVIII acentuó la identidad propia de cada cabildo eclesiásti- . En este período y en este contexto se visualiza con claridad la problemática de la Monarquía para gobernar el imperio y hacerse obedecer si no tenía en cuenta los requerimientos locales. sin pretender aplicar otra vez la política del siglo XVII de vincular entre sí a los dos cabildos eclesiásticos en una relación de ascenso. aunque relacionados por la pertenencia a un ámbito político común frente a Lima y España.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ascensos para los nativos del reino. El obispado de Concepción particularmente participó de este proceso según lo muestran las largas sedes vacantes y los gobiernos de vicarios capitulares y gobernadores del obispado. Los cabildos eclesiásticos de Santiago y Concepción se convirtieron así en una expresión de las elites locales de cada zona.

quien fuera el catedrático del Maestro de las Sentencias o de Prima de Teología sería el canónigo magistral. que en la segunda mitad del siglo XVIII incluyó la cátedra universitaria. Los curas del obispado vieron cerrarse paulatinamente la posibilidad de ascender al cabildo eclesiástico oponiéndose a estas canonjías. La Universidad profundizó esta relación al pactarse entre las autoridades civiles y el cabildo eclesiástico una alternancia en el rectorado. La mayoría de los opositores a las canonjías de oficio fueron asimismo curas del obispado. constituyendo ésta una de las diferencias más notables entre la carrera precapitular de un prebendado de Concepción y uno de Santiago. donde la mayoría obtuvo un grado universitario. Aumentó entonces la competencia por los pocos beneficios por parte de los muchos aspirantes. Los obispos no seleccionaron indefectiblemente entre los prebendados al provisor y vicario general. El coro de Concepción se compuso de prebendados provenientes de la propia diócesis. pudiendo entonces ascender al cabildo eclesiástico también por esta vía. Lo que más destaca del cabildo eclesiástico de Santiago en el siglo XVIII es la diversidad de su carrera precapitular. la mayoría de los futuros prebendados concluyeron su carrera en el Sagrario de la catedral. A fines de ese siglo. fundamentalmente fueron los curas del obispado que ascendieron al coro después de una larga carrera parroquial por los fuertes de la frontera indígena. de manera que siempre un prebendado fue rector o vicerrector de la Universidad de San Felipe. Pero la Universidad cambió la carrera precapitular de los prebendados. no hubo asimismo pretendientes foráneos al reino. pero más aún a comienzos del siglo XIX. a diferencia del siglo XVII en que era posible ascender desde cualquier curato del obispado a una prebenda.316 - . el cargo más alto de la administración diocesana. Este proceso favoreció que las instituciones políticas. La relación se acentuó con el hecho de que la mayoría de los prebendados fueron nativos de la ciudad de Santiago. mientras que el catedrático de Prima de Leyes sería el doctoral. que fue el beneficio principal de ascenso hacia el cabildo eclesiástico. Desde los curatos del obispado. Paulatinamente a lo largo del siglo se estrechó la relación entre la ciudad de Santiago y su cabildo eclesiástico. las tres parroquias de la capital del reino se transformaron en los beneficios curados de acceso al coro catedralicio. culturales y eclesiásticas que vinculaban al reino con la Monarquía estuvieran en las manos de las elites santiaguinas. ahora doctores por la Universidad del reino. Los prebendados estudiaron además en el Seminario local. .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 co en su aislamiento. estrechándose la relación entre cátedras y canonjías de oficio.

asumieron la representación de los intereses de la elite local junto con el cabildo secular ante las otras instituciones de gobierno. Para las familias de las elites se transformó en un imperativo el estar ampliamente representados en la . ya que el tribunal de la Rota romano a partir de 1573 no tuvo más jurisdicción de apelación sobre las causas eclesiásticas de las Indias. Como el sistema institucional preveía el estallido de estos conflictos de jurisdicción. Los enfrentamientos familiares y personales en el seno de las instituciones y por el control de ellas muestran que a fines de la época colonial la elite chilena estaba profundamente dividida en facciones insertas en las diferentes instituciones civiles y eclesiásticas. más que un signo de privilegio y de honor. Para una elite entonces el posesionamiento en la jurisdicción civil y eclesiástica era fundamental para permanecer y conquistar el control del propio reino. que se desarrollaban irremediablemente si se dejaba que una elite local participara del gobierno. cabildo eclesiástico y obispado. A través de los recursos de fuerza se permitía apelar a las audiencias y chancillerías reales a quienes se consideraran víctimas del exceso de poder eclesiástico.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Pero no sólo el cabildo eclesiástico se afianzó en la Universidad a lo largo del siglo. para lo cual era indispensable la relación con el Rey y los mediadores hacia él. contemplaba además el control de la situación a través de la transposición de los mismos a una instancia superior en la que el Rey tenía la última palabra. En este contexto se comprende la necesidad para una elite local de estar inserta en la más alta jerarquía de la jurisdicción eclesiástica. sino que las dos instituciones eclesiásticas directamente relacionadas con el Rey en la selección de sus miembros. La profunda división que se fue gestando en el cabildo eclesiástico a lo largo de la primera década del siglo XIX muestra que los enfrentamientos se producían por el control de la institución con el fin de poner al servicio de la facciones la jurisdicción del cabildo eclesiástico y sus recursos materiales. formaba parte del dominio y control del reino frente a los agentes de la Monarquía y en definitiva frente a la Monarquía misma. La legislación entonces permitía la transposición de los conflictos que involucraban a las elites a una esfera en la que el Rey tenía el poder de decisión actuando como árbitro entre las partes. El conflicto por el contrabando que se realizaba en el reino y que lo sacudió entre 1725 y 1730 se amparó en el fuero eclesiástico mostrando que para la elite local el control de las instituciones eclesiásticas. El fenómeno tenía una dimensión central en la organización política del Antiguo Régimen ya que permitía determinar la posición política y social de cada uno.317 - .

paisanaje y patronazgoclientela que se tendieron por canales también chilenos hacia los mediadores al Rey: confesor. en la universidad. que llevaron los intereses del reino a ser gestionados ante la Cámara de Indias.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 vida corporativa: en la iglesia. camaristas y secretarios. el mantenerse en esa posesión era también uno de los signos de control del gobierno del territorio. había que relacionarse con el Rey por medio de la presencia permanente en las instituciones. protegidos por los tíos obispos o canónigos. estar en condiciones de relacionarse con la Monarquía en múltiples formas aparece como fundamental. En este contexto. amistad. En síntesis. en la Audiencia. Como vimos en el caso de la familia Aldunate. donde se conjugaba la actuación en diferentes instituciones desde las cuales se entablaba la relación con los mediadores hacia el Rey. lo que fue sin duda configurando una acción política ligada a las elites locales desde el territorio que controlaban. En el siglo XVIII fueron chilenas las redes de relaciones de familia. Esta característica de la elite explicaría la complejidad de las carreras de los prebendados del cabildo eclesiástico de Santiago del siglo XVIII. cabildo secular. de ahí el designio en cada generación de varios hijos para el clero secular quienes. el ascenso de Rafael Muzquiz de Aldunate al cargo de confesor de . La estructuración de este proceso implicaba el control de los canales de comunicación exteriores del reino de una forma totalmente autónoma. Algunas familias incluso mantenían un miembro que velaba por los intereses propios en la península y por las carreras de todo el clan: Francisco García Huidobro. el duque de San Carlos. Desde la óptica de las elites locales. Las familias de la elite necesitaban renovar generación tras generación este anclaje en la jurisdicción eclesiástica que permitía la permanencia en el control del reino. en el cabildo secular. Un elemento fundamental de este proceso era el de colocar en las instituciones de acceso real miembros que recomendaran y aseguraran los contactos con la Monarquía indispensables para asegurar los nombramientos. desarrollaban una carrera eclesiástica que les posibilitara poseer las condiciones objetivas requeridas desde la Iglesia y la Monarquía como para aspirar a prebendas y mitras. así como la posesión de los obispados significó uno de los medios de la integración al gobierno de la Monarquía. universidad. ya que era el Rey el árbitro exterior necesario al que había que recurrir para poder subsistir en la lucha de intereses familiares que entrecruzaba entre sí a las instituciones locales. Eran chilenos los podatarios de las instituciones locales controladas por las elites: cabildo eclesiástico.318 - .

Nos encontramos. A lo largo de los tres . Pero fue en las diócesis donde se elaboraron los criterios de discernimiento ajenos al candidato para discernir su incorporación al clero. Consecuentemente la estructura de carrera ascendente que ésta le dio a la administración civil y eclesiástica y la integración territorial que se buscaba.319 - . En definitiva. también según esa estructura. la comprensión del ejercicio del patronato real se sitúa en la relación de las elites territoriales con la Monarquía. El concilio de Trento reglamentó las edades para recibir las órdenes menores y mayores. a cambio de que las elites asegurasen la gobernabilidad del país incorporándolas al gobierno. que se ponían en juego en cada presentación. Por eso un elemento central a demostrar por un candidato a una vacancia eclesiástica era la fidelidad familiar al Rey. ante el orden moral sobre el que descansaba el imperio: la relación entre las elites y el Rey incluyó un constante intercambio de fidelidades. favores. fueron entonces determinantes en la elección de estado para cada uno de sus miembros. fue el papel fundamental que desempeñaron los obispos apoyando o tomando la iniciativa de promover carreras eclesiásticas asegurando entonces la reproducción del episcopado en torno a ellos mismos. que se remuneraba generación tras generación premiando en los nuevos miembros los méritos familiares. El linaje familiar. su sostenimiento y desarrollo. la sociedad del Antiguo Régimen atribuyó al sacerdote secular el rol de cabeza de familia en quien recaía la responsabilidad del mantenimiento y dotación de sus hermanos y sobrinos para tomar estado. obediencia. La Iglesia desarrolló frente a esta ofensiva invasora de la propia jurisdicción por la jurisdicción familiar la teología de la vocación que tendió a controlar el ingreso al estado eclesiástico. del control de una acción política que les permitiera vincularse con la Monarquía a la par de la conquista de los puestos políticos y eclesiásticos locales. Simultáneamente. Consideramos también este elemento estratégico como fundamental a la hora de evaluar la presencia de miembros de una elite en la jerarquía eclesiástica y la continuidad familiar en los cabildos eclesiásticos y en los obispados. en definitiva. fundamentalmente a través del informe de los párrocos y de la elaboración de la relación de vita et moribus. vinculó a las elites a un espacio geográfico delimitado por la estructura de esa carrera y las dotó.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 la Reina María Luisa en 1795 significó el ascenso de toda la familia. los estudios que se exigirían y la evaluación de la calidad de vida. Un elemento más a considerar sobre la revalorización del poder episcopal puesto en marcha por el concilio de Trento.

La localidad en la composición de los cabildos eclesiásticos chilenos. vol. 58. “Frontières des Amériques ibériques”. septembre-octubre 2003. en una etapa de la construcción de la identidad chilena. provocó a la larga la conformación a nivel local de una identidad propia y definida que podemos denominar chilena. París. Éditions de l’École des Hautes Études en Sciences Sociales. Si bien los obispados de Santiago y Concepción eran sufragáneos de la sede metropolitana de Lima. lo que nos ha permitido establecer que la relación entre el clero secular y el Rey fue un elemento constitutivo de las elites chilenas. por lo tanto. pp. no se produjeron más que ascensos excepcionales entre estas dos sufragáneas y Lima. las arraigó en un territorio desde el cual ejercieron su acción política. la posibilidad de hacer carrera para el clero local sólo en ellos. El estudio de la carrera eclesiástica nos sitúa. Pero esta relación clientelar que se constituyó para mantener el vínculo de dependencia entre la Monarquía y el clero secular a lo largo de los siglos de dominio español de América colaboró en la configuración de un organismo a la larga nacional como lo demostraron los acontecimientos políticos que se iniciaron en 1810. Arequipa. Huamanga que desembocara ascendentemente en Lima. 23 . Juan C. Sciences Sociales. sustento del control imperial. N° 5. Histoire.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 siglos de duración del imperio español esta relación administrativa que se estableció paulatinamente fue configurando un espacio geográfico con sociedades vinculadas entre sí y otras replegada sobre sí mismas. 1041-1048. aunque en los listados de candidatos de la Cámara de Indias se contemplaba la posibilidad. Pero sí era posible iniciar una carrera en los cabildos eclesiásticos de otras diócesis sufragáneas como Trujillo. La relación entre las elites y la Monarquía.320 - . Sobre los nuevos enfoques y la proyección actual de la temática de la relación entre límites administrativos bajo el dominio español y límites geográficos de las naciones estados americanas del siglo XIX ver Garavaglia. en los cuales emergió el otrora reino de Chile considerándose a sí mismo autónomo y ejerciendo una acción política propia frente a los territorios vecinos.23 Hemos puesto dentro de este contexto los lazos interpersonales que pudimos determinar a través de nuestra investigación. Se configuraron además sociedades locales autónomas en los límites geográficos del reino centradas en sus propias instituciones que entablaron sus propias redes de relación con la Monarquía a través de las cuales estructuraron su también propia acción política.. Cuzco. en: Annales.

de la que debe buscarse su origen en los siglos precedentes a la era de las naciones. Jacques Barbier considera que política. op. la alcabala desde 1776 estuvo bajo la supervisión de la Corona y se reintrodujo el estanco de tabaco.... siendo más adecuado hablar de un patriotismo étnico que Álvarez Junco define como: “la adhesión a un grupo humano que se cree dotado de identidad propia y se va empezando a confundir con la estructura política de la Monarquía”.). José M. 2001. Los asuntos mineros también se dirimían en tribunales locales y el mineral se vendía desde Santiago. a comienzos del siglo XIX.. 25 Alvarez Junco. Mater Dolorosa. En la misma línea. carreras y redes en la España moderna (siglos XVII-XIX)”.. Según Imizcoz este elemento fue fundamental en el proceso histórico a través del cual una comunidad local se integró en un conjunto superior que a la larga se denominó nación... en sus estudios sobre la inserción de las elites vascas y navarras en la Monarquía española. cit. Madrid. introducción.. poder y red social.. el patriotismo étnico da lugar a otro plenamente nacional. pp. 147-225. cit.321 - . Gran parte de estos ingresos se emplearon en Chile en los gastos de administración. José. p..24 También José Álvarez Junco25 destaca la formación de una cierta identidad colectiva española que se manifiesta en 1808 durante la guerra contra los invasores franceses. La creación del virreinato del Río de la Plata en 1776 y la Imizcoz. pp. obras públicas y milicias. op.”.. “De la comunidad a la nación: élites locales. destaca que desde fines del siglo XVII éstas colocaban a sus hijos en carreras dentro del ámbito político y económico de la Monarquía. José M. En España. Taurus. 24 . el Tribunal del Consulado en 1795 y el Tribunal de Minería en 1802.26 La autonomía chilena se consolidó durante la segunda mitad del siglo XVIII con el establecimiento en el marco de las reformas borbónicas de nuevas instituciones en el reino: la Contaduría Mayor en 1768. 62 y ss. 195. La Contaduría especialmente fue establecida con el fin de aumentar la recaudación de impuestos. 26 Jacques Barbier. social y económicamente la república de Chile fue forjada en el siglo XVIII. La Monarquía consolidó este proceso con otras medidas administrativas y comerciales que produjeron este efecto aunque sin proponérselo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 José María Imízcoz. Fernando.. “Perú y Chile. Ibidem. Elites. La idea de España en el siglo XIX. (dir. Se trata de una identidad española que no debe confundirse con la identidad nacional española. en: Imizcoz. 27 Silva Vargas.27 Los comerciantes chilenos se constituyeron en un cuerpo colegiado y dirimieron sus litigios sin recurrir a Lima.

Sociedad Chilena de Historia y Geografía. La intendencia de Concepción se convirtió se convirtió en la primera plaza militar de la capitanía general28 y era la llave del comercio del sur de Chile. Concepción a fines del siglo XVIII”. Guillermo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 liberalización del comercio en 1778 situaron a Chile en una posición intermedia entre Buenos Aires y Lima. en: Revista Chilena de Historia y Geografía. La familia Aldunate reconquistó posiciones perdidas gracias a su tío arzobispo de Santiago de Compostela. 275 pp. Santiago. llegando a ser en 1801 presidente de la Audiencia interino. Confesor de la Reina en 1795. 28 . en 1798 finalmente oidor de número. En 1806 fue ascendido a la Audiencia de Lima. Sin embargo. Santiago. Probablemente las bases políticas. En 1794 era presentado al obispado de Concepción Tomás de Roa y Alarcón. 35. parientes entre sí. económicas y sociales de las elites penquistas que se manifestaron en el proceso independentista se pusieron en esta época. La ordenanza de Intendentes de 1786 descentralizó la administración del reino con respecto a los virreyes y acentuó aún más la vinculación directa con la Monarquía. En verdad el control del reino por parte de las elites locales incluía el juego político de pocos actores. 1920. En 1804 José Antonio Martínez de Aldunate fue presentado a la mitra de Huamanga y en 1809 a la de Santiago de Chile. 29 La historiografía chilena se debe a sí misma un estudio de las élites de Concepción de los siglos XVII y XVIII. vol.322 - . Familias del antiguo obispado de Concepción 1551-1900. Editorial Zamorano Caperán. En 1794 José Santiago Concha fue nombrado oidor de la Audiencia de Santiago. La fundación de numerosas ciudades en el interior de la Araucanía le habían quitado a Concepción el carácter de ciudad límite con la frontera indígena. “Estudios históricos. Pero la medida política más determinante en esta línea vino dada por la erección de Chile al rango de capitanía general en 1798 con la consecuente prohibición impuesta a Lima de intervenir en los asuntos chilenos. p. aquellos que habían tomado la iniciativa de entrar en contacto directo con la Monarquía y dado el salto de financiar las instituciones políticas y Feliú Cruz. el estudio de la composición familiar de las élites ha sido ya iniciado por Opazo Maturana. 420. Gustavo. Nuevamente la familia Aldunate estaba posesionada en los puestos más altos de las jurisdicciones civil y eclesiástica dentro del reino de Chile. 1957. en 1797 fue fiscal interino. En 1795 José Santiago de Aldunate Guerrero fue nombrado oidor supernumerario de la Audiencia de Santiago de Chile.29 El proceso de incorporación de chilenos en la Audiencia y los obispados recomenzó en la década de 1790..

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 económicas que les permitieran afianzarse en dicho control por medio de una desvinculación limeña. las circunstancias sintetizaron en un único frente realista-limeño los dos vínculos que habían sujetado al reino de Chile y lo habían replegado sobre sí mismo. El orden moral que hemos descrito sobre el que se sustentaba el control del imperio. Las fidelidades o infidelidades a la Corona tienen que entenderse no sólo como un aferrarse al orden político existente o querer cambiarlo. Aunque esta afirmación general no debe tomarse como una regla inquebrantable porque lo que determinó la posición política a adoptar ante la desaparición del Rey árbitro fue la lucha por quien lo reemplazaría. Se inició el proceso tan conocido de erección de juntas locales de gobierno en los reinos de la Monarquía. la historiografía chilena se muestra unánime al afirmar que el principal actor del proceso de independencia chileno fue justamente la elite dirigente. sin Rey. Emergieron entonces en los otrora vastos territorios del imperio español organismos territoriales configurados y definidos. en la disputa por el control del obispado y del cabildo eclesiástico de la primera década del siglo XIX. Martínez Aldunate) remiten a la presencia de las dos familias en diferentes instituciones del gobierno del reino. Como la causa realista se centró en Sudamérica en torno al virreinato de Lima. En el proceso de la crisis de 1810 no resulta extraño encontrar a los resentidos del sistema político en el bando patriota y a los beneficiarios en el realista. De hecho. Mantener esta posición a lo largo de varias décadas incluyó impedir que otras familias de la elite penetraran las instituciones que ellos habían financiado. De hecho. los enfrentamientos familiares (Larraín vs. Para la elite local un estado chileno. sino también en la línea de heredar la posición del Rey en el sistema político. se quebró bruscamente con la invasión napoleónica de 1808 y la instalación en el trono de España de José Bonaparte. Chile fue uno de ellos. cuyo gobierno fue considerado ilegítimo. era perfectamente posible de considerar. el desafío de quienes levantaban las banderas de la independencia era emancipar esa autonomía del control hispano limeño. formada bajo el sistema de gobierno espa- . Los Larrain afincados en el cabildo secular y los Martínez Aldunate en instituciones políticas y eclesiásticas chilenas cuyo acceso controlaba el monarca.323 - . Si las elites chilenas del siglo XVIII habían adquirido autonomía económica y política al relacionarse por sí mismas con la Monarquía española. Probablemente este elemento haya sido la lucha de fondo entre las facciones de la elite chilena. puntapié inicial de la emancipación de España.

N° 96. Episcopologio chileno. En este contexto. en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. Tradición. “Monarquía y Estado en Chile”..32 Ahora... “José Antonio Martínez de Aldunate”. cit. 36 y ss. p. Javier . quien se encontraba en las afueras de la ciudad de Santiago postrado prácticamente de muerte.31 El 18 de septiembre de 1810 dos miembros de la elite encabezaron el nuevo gobierno. y nunca personalmente. Pedro. establecían un cuerpo de milicias con el fin de evitar una intervención armada española desde el virreinato del Perú.). op. las viejas manos que contribuyeron a desatar el lazo limeño del reino de Chile vinculándolo directamente con la Monarquía. presidente de la Junta de Gobierno. Todo indica que durante el siglo XVIII la elite gobernante chilena controlaba el reino y estaba capacitada para asumir una función nueva en el estado chileno sucesor de la Monarquía. Carlos (dir).De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ñol. Murió en abril de 1811. 31 Cfr. Madrid. Bravo Lira. La independencia de Chile. 1992.324 - . Cfr. (dir. . Historia de la Iglesia. A diferencia de lo que señala Alfredo Jocelyn-Holt hemos visto cómo esta elite no se erigió en un poder paralelo a la Corona. Nos hemos guiado por esta síntesis en la inserción de nuestras propias conclusiones en el proceso independentista. El autor sintetiza en este libro todas las explicaciones sobre el proceso de la independencia de la historiografía chilena contemporánea a los hechos y hasta la actualidad. tomo IV. 609. 33 Como lo hace Lynch.. Santiago. en el planteo de la Iglesia como institución ante el proceso independentista. en: Oviedo Cavada. 35. Editorial Universitaria. tomo 1. pp. 32 José Antonio Martínez de Aldunate recién en diciembre de 1810 tomó posesión por procurador de la diócesis. intercambiaban emisarios con la junta de gobierno de Buenos Aires e implantaba el libre comercio. Bernardino.. y José Antonio Martínez de Aldunate. p.. Mateo Toro y Zambrano.30 sino que la Corona gobernaba y mantenía el control del imperio con las elites locales.. firmaban la fidelidad a Fernando VII. Mapfre. 822. “La Iglesia y la Independencia Hispanoamericana”. vicepresidente y obispo de Santiago electo. p. op. John.. en: Borges. González Echenique. cit. 1985. modernización y mito.33 habrá que incluir y evaluar la actitud de los obispos americanos teniendo en cuenta las relaciones familiares con la Monarquía. Alfredo.. También en Concepción el proceso independentista no trastocó la estructura de la sociedad a la que Fernando Campos Harriet caracteriza como formada por clanes parentales con derivaciones políticas que se manifestaron precisamente en ese proceso: “La postura política de- 30 Jocelyn-Holt Letelier.

en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. 1983. Santiago. N° 94. Unzueta. Editorial Universitaria. Imprenta Camilo Henríquez Ltda.. congresales y magistrados. “Concepción y su historia”. como los Urrejola. 1915. El “uti possidetis de 1810”. Mientras que los clanes familiares establecidos en las ciudades de la bahía de Concepción se manifestaron como patriotas durante la independencia. nos referimos a los Urrutia. Rioseco. Roma y los gobiernos de los países americanos. 14. el ducado de San Carlos (Carvajal Vargas. 83-84. en: Revista Chilena de Historia y Geografía. 35 Vicuña Mackenna. 34 . pp.34 Entre las familias del bando realista se habían concentraron dos títulos de Castilla.325 - . el estado chileno enfrentó la vida independiente configurado geográficamente. Madrid no reconocía la independencia de varios países americanos a los que seguía considerando como rebeldes. “La preconización de los obispos de América en 1827 y la actitud de la corte española”.36 La situación llegó a ser extrema en México donde después de la muerte del obispo de Puebla en 1826 no hubo obispos hasta 1831 cuando Roma reconoció a los Campos Harriet.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 riva muchas veces de la ligazón familiar”. vol. SJ. Roa y Alarcón). Fernando. Santiago. Sociedad Chilena de Historia y Geografía. 36 Sobre esta controversia ver Hanisch. 58 y ss. El territorio chileno era pequeño y fácil de manejar. uno de ellos con Grandeza de España. pp. Fueron realistas también las familias que vivían en sus estancias fuera de los límites de la ciudad de Concepción. 299-324. “El territorio de Chile. Roma se negaba a enemistarse con el Rey de España y por consiguiente a entablar relaciones diplomáticas con rebeldes y a nombrar a los eclesiásticos que los gobiernos republicanos presentaban para los obispados. vol. Santiago. Después de 1810 la disputa por el patronato eclesiástico en los territorios del antiguo imperio español se desarrolló entre Madrid.. p.35 La configuración territorial que se definió a fines del siglo XVIII perduró hasta la guerra con Perú y Bolivia de 1879. Serrano Alfaro y Prieto Vial. Rozas. sin las dificultades que experimentaron otros estados vecinos en los que el proceso de consolidación se inició con un enfrentamiento por constituirse en un centro hegemónico. 1970. desarrolla el tema de las adhesiones familiares a la independencia de Chile basado en los clanes familiares establecidos por Gustavo Opazo Maturana. Benavides. Por otra parte. Walter. Este último clan dio al estado chileno durante el siglo XIX dos presidentes. 148-158. en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. ministros. Carlos.

Servicio Editorial del País Vasco. También González Echenique. 39 Bravo Lira. en: García Fernández. Lynch. “Don Rafael Valentín Valdivieso y el gobierno de los electos”. 281. op. Cinco siglos después de las concesiones papales del patronato eclesiástico en los territorios americanos al Rey de España. 37 . prebendados y párrocos hasta la separación entre la Iglesia y el Estado que se acordó en 1925 entre el presidente Arturo Alessandri y el secretario de estado del Vaticano.. p. Valdivieso tomó posesión de la diócesis antes de ser consagrado obispo y antes de la designación papal. cit. “Iglesia y estado en Latinoamérica en el siglo XIX”.39 En Chile durante el siglo XIX el gobierno ejerció el patronato eclesiástico40 presentando a los obispos. Sergio. la Iglesia romana retomaba lo concedido centralizando en la figura del Papa el gobierno de la Iglesia universal a través del nombramiento de los obispos. 107-141. en: Boletín de la Academia Chilena de la Historia. Episcopologio chileno. (ed. El poder en Europa y América: mitos. 38 Para una síntesis global de esta problemática. p. en: Borges. Carlos (dir. 40 Vergara Quiroz.. cit.). N° 107. Santiago. op. Pedro (dir. Javier.326 - . el autor recuerda incluso que en 1845 el presbítero Valentín Valdivieso fue presentado por el gobierno de Chile al Sumo Pontífice para el arzobispado de Santiago. 2001.38 La diócesis de Santiago de Chile a partir de 1829 fue gobernada por Manuel Vicuña quien se desempeñó como vicario apostólico administrador del obispado. tópicos y realidades.. p. pp.). Bernardino. Juan B. recomendamos la lectura de Amores.).”. Vitoria. Ibidem..37 A partir de 1825 Roma solucionó provisoriamente el problema consagrando obispos in partibus infidelibus a clérigos americanos. en: Oviedo Cavada. 1997. “La Iglesia y la Independencia Hispanoamericana”. A largo plazo se centralizó en Roma la designación de los obispos para todas las diócesis del mundo católico. 239. “Iglesia y Estado en Chile.. Ernesto. quienes gobernaron las diócesis con el cargo de vicario apostólico.. 31. tomo 1. John.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 que habían sido presentados por el gobierno. “José Santiago Rodríguez Zorrilla”. tomo III.. Impresos Universitaria.

327 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Cuadros de las provisiones de las prebendas del coro de Santiago de Chile entre 1650 y 1820 aproximadamente .

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Cuadro 2 Provisión de las canonjías de merced del cabildo eclesiástico de Santiago de Chile según fueran o no consultadas por la Cámara de Indias.328 - . 1657-1816 .

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Cuadro 3 Provisión de la tesorería del cabildo eclesiástico de Santiago de Chile según fuera o no consultada por la Cámara de Indias.329 - . 1650-1816 .

1653-1804 .330 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Cuadro 4 Provisión de la mastrescolía del cabildo eclesiástico de Santiago de Chile según fuera o no consultada por la Cámara de Indias.

1650-1804 .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Cuadro 5 Provisión de la chantría del cabildo eclesiástico de Santiago de Chile según fuera o no consultada por la Cámara de Indias.331 - .

1662-1816 .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Cuadro 6 Provisión del arcedianato del cabildo eclesiástico de Santiago de Chile según fuera o no consultado por la Cámara de Indias.332 - .

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Cuadro 7 Provisión del deanato del cabildo eclesiástico de Santiago de Chile según fuera o no consultado por la Cámara de Indias.333 - . 1664-1816 .

334 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Anexo 2 Cuadros de las provisiones de las prebendas del coro de Concepción de Chile entre 1650 y 1820 aproximadame .335 - .

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Cuadro 9 Provisión del arcedianato del cabildo eclesiástico de Concepción según fueran o no consultado por la Cámara de Indias.336 - . 1651-1805 .

337 - . 1651-1805 .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Cuadro 10 Provisión del deanato del cabildo eclesiástico de Concepción según fueran o no consultado por la Cámara de Indias.

338 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .

339 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Anexo 3 Cuadros de las provisiones de los obispados de Santiago de Chile y Concepción entre 1650 y 1820 aproximadamente Cuadro 11 Provisión del obispado de Santiago de Chile según fuer a o no consultado por la Cámara de Indias. 1653-1812 .

De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Cuadro 12 Provisión del obispado de Concepción según fuera o no consultado por la Cámara de Indias.340 - . 1664-1806 .

canónigo de Santa Cruz de la Sierra. canónigo de Concepción. cura del Sagrario de Concepción. canónigo de Concepción. 1776. 1657. 1791. cura de Ninhue. nacimiento en Padrón (España).De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Anexo 4 Prebendados de la catedral de Concepción de Chile entre 1650 y 1810 Para facilitar la comprensión del texto de las carreras optamos por poner el año del ascenso. Gregorio. Andrés. cura del Sagrario. 1669. en vez de la frase más explicativa: deán del cabildo eclesiástico de Concepción. Fichoz N° 100674. 1767. grado universitario y año de muerte es porque no se conoce. Francisco. 3) ANDRADE BOHÓRQUEZ. arcediano. cura del Sagrario. 1777. vicario capitular. 1655. Fichoz N° 100012. obispo de Concepción. cura de Penco. Fichoz N° 100014. 1786. 1758. correspondiendo las fechas a la presentación regia. deán de Santa Cruz de la Sierra. 1795. cura de Nacimiento y del . capellán y ecónomo de palacio de Pedro Ángel de Espiñeira. 1813. Si no figura lugar de nacimiento. gobernador del obispado de Santa Cruz de la Sierra. Nacimiento en Concepción.341 - . teniente cura del Sagrario. ordenación sacerdotal. visitador general del obispado de Concepción y cura interino del Sagrario de la catedral de Concepción. rector del Seminario. 1615*. suplente. 1713*. canónigo de Concepción. 1738. Se especifica el coro de la prebenda al momento de incorporarse al cabildo eclesiástico. Salvador. nacimiento en Concepción. 1821. cura de la Mochita. 1804. 1) ABOY FONTELA. 1796. 1781. 1806. fecha de ordenación. 1659. significando que el ejercicio del cargo pudo haber comenzado en esa fecha o antes. la prebenda y el lugar de la siguiente manera: deán de Concepción. nacimiento en Chile. 1777. 2) ALVAREZ DE TOLEDO. Fichoz N° 100000. 1643. 1795. obispo de Concepción. sin repetirlo en los ascensos posteriores del mismo coro. 1765. 1717. 1805. Cuando una fecha no es exacta se la señala con un asterisco (*). familiar de Pedro Ángel de Espiñeira. cura del Sagrario de Concepción. muerte. 1763. miembro de la Junta Provincial de Gobierno de Concepción. Los cargos administrativos corresponden todos al obispado de Concepción. 4) ARANCIAGA. se especificará el lugar en caso necesario.

1758. 1681. Fichoz N° 100052. deán. 1746. deán. gobernador de Chile. 8) ARTAÑO. 1690*. Nacimiento en Chile. provisor y vicario general. 1626-1659. cura de Chillán interino. muerte. tesorero de Santiago de Chile. 1681. 1667. 10) BARRA MANRIQUE. 9) BARRA Y ALFARO. canónigo de Concepción. 1774. asesor en lo civil de Manuel Amat. Nacimiento en Chile. cura de indios. cura del Sagrario. 1744. canónigo de Concepción. 1758. obispado de Concepción. cura de Aculeo. arcediano. 12) BRAVO Y TOLEDO. maestrescuela. muerte. nacimiento en Concepción. 1760. 1647. 1600*. 1700. cura interino del Sagrario de Concepción.342 - . vicario capitular. 1623. 1648*. nacimiento en Santiago de Chile. 1662. tesorero de Santiago de Chile. 1740. arcediano de la catedral de Concepción. cura de Chillán. muerte. Gregorio. Lorenzo. canónigo magistral de la catedral de Concepción. deán. 1706. nacimiento en Angol. 1726. visitador general. obispado de Concepción. 1727. 1641*. 1677. 5) ARECHAVALA OLAVARRIA. nacimiento en Concepción. nacimiento en Concepción. cura del Sagrario de Concepción. 1664. cura en doctrinas de indios en el obispado de Santiago de Chile. 1677. cura de Arauco. nacimiento en Concepción. muerte. maestrescuela. muerte. vicario capitular. 1684. Fichoz N° 100025. 11) BELMAR. 1720. 1756. José. 1748. 1722*. muerte. 1763. 1641*. maestro en teología. 1778. 1730. canónigo penitenciario de Concepción. muerte. 1646. provisor y vicario general. Fichoz N° 100607. 1731. Fichoz N° 102559. 1663. 1681. 1667. 1690. 1648* maestro en teología. arcediano. 1681. vicario capitular. visitador general del obispado de Santiago de Chile. promotor fiscal. cura de Perquilauquén. . cura del Sagrario. 1681. 1657. 7) ARMIJO Y PALMA. 1722. Fichoz N° 100636. Fichoz N° 100057. visitador general. doctor en ambos derechos por la Universidad de San Felipe. 1607. Tomás. canónigo de Santiago. chantre. cura de Arauco. 1760. Doctor en Teología. 1645. 1749. 1678. canónigo de Concepción. cura de San Saturnino. 1653. muerte. 1652. 1648*. 1778. 1758. 1663. Fichoz N° 100110. 1659. 1634. gobernador del obispado. doctor en teología por el colegio máximo de San Miguel de Santiago de Chile. 1738. 1738. 1655*.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 fuerte de Santa Fe. cura de Perquilauquén. provisor y vicario general. Fernando. 1651. provisor y vicario general. Pedro. arcediano de Concepción. 1778. 1620*. Rodrigo. canónigo de Concepción. 1623* cura de Perquilauquén. chantre. 1772. ordenación sacerdotal en Santiago de Chile. 1620*. 1674. 1700. canónigo de Santiago de Chile. cura del Sagrario. Francisco. doctor en teología por el Seminario de Concepción. 6) ARIAS UMAÑA. 17581760. canónigo magistral de Concepción. Fichoz N° 100015. 1648. 1652.

1668. 1695. canónigo interino de la catedral de Concepción. 1728. muerte. arcediano. Fichoz N° 100744. Julián. canónigo interino de Concepción. 1660*. cura del Sagrario. capellán mayor del ejército de Concepción. arcediano. 1737. doctor en teología. 1695*. muerte. 1781. 1736. obispo de Concepción. provisor y vicario general. 1659. deán. muerte. 1648*. canónigo de Concepción. canónigo de Concepción. 1789. 19) FLORES Y VALDES. catedrático de Prima de Cánones en la Universidad de San Felipe. 1648*. 1685. nacimiento en Concepción. canónigo de Santiago de Chile. provisor y vicario general. Fichoz N° 100660. 1708. 1723. Gabriel. cura de San Cristóbal. pasa a Chile como secretario de Francisco Escandón. 1692. abogado por la Audiencia de Santiago de Chile. deán. 1650. 1790. doctor en ambos derechos por la Universidad de San Felipe. 1680*. 1730. Gaspar. Antonio. 20) GARCÍA FERNÁNDEZ. visitador general del obispado de Concepción. nacimiento en La Serena. 17) EGAÑA. 14) CAREAGA ELOSU. canónigo de Santiago de Chile. Nacimiento en Chile. cura del Sagrario. 1714. 1622. cura del Sagrario.343 - . 1793. chantre. permuta con Mariano Roa su canonjía en Concepción por una ración en el coro de Santiago. 1712. provisor y vicario general. 1661. canónigo de Santiago de Chile. 1697*. visitador general. cura de San Marcelo en Lima. 1669. Fichoz N° 100164. 1699. 1712*. 1727-1731. Pedro. 1772. Fichoz N° 100596. 1664. nacimiento en Chile. 1709. 1648. ordenación sacerdotal. Pedro. cura de Chillán. 1795. 1701*. maestrescuela. nacimiento en Vara del Rey (España). canónigo de Concepción. 1701. muerte. canónigo magistral de Concepción. . arcediano. 1632. canónigo de Concepción. 1638. nacimiento en Concepción. Fichoz N° 100359. Juan Ángel. 1667. maestro en teología por la Universidad Santo Tomás de Santiago de Chile. 16) ECHEANDIA. 1651*. deán. 1795. cura de Chillán. 1663. 1640*. 15) DIEZ HIDALGO.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 13) CAMUS. 1732. alcalde de La Serena. Fichoz N° 107119. nacimiento en Concepción. 1673. 1665. 18) ESPINOZA. Fichoz N° 100200. José. maestro en teología. 1728. 1776. canónigo de Concepción. no tomó posesión. 1645. arcediano de Concepción. visitador general del obispado de Santiago de Chile. no tomó posesión. nacimiento en Concepción. bachiller en cánones por la Universidad de San Marcos de Lima. 1662. 1668. 1668. cura de Chillán. 1770*. doctor en ambos derechos por la Universidad de San Marcos de Lima y abogado por la Audiencia de Lima. no tomó posesión por enfermedad. 1679. 1735. muerte. 1662. 1726. aceptada por el Consejo de Indias. canónigo de Concepción. deán. no aceptó. Fichoz N° 100540. 1739. doctor en teología. ordenación sacerdotal. 1651. 1632. 1606. 1648*.

canónigo de Santiago de Chile. no tomó posesión. 27) MOYANO CORNEJO. canónigo de Concepción. Fichoz N° 100789. Jacinto. tesorero de Santiago de Chile. canónigo de Concepción. 1681. muerte. 1678. gobernador del obispado.344 - . 1600*. muerte. 1677-1684. 1791. 1656. 1780. 1667. muerte. 1678. tesorero de Santiago de Chile. 26) MEDINA. 1684. 1649. provisor y vicario general. 1736. 1803. vicario capitular. 22) GUZMÁN Y PERALTA. 1643*. 1681. canónigo de Concepción. canónigo de Santiago de Chile. 23) LEA PLAZA ESCOBAR. 1647. no tomó posesión. cura del Sagrario de Concepción. 1678. 1743 vicario capitular. 1642. deán. 1695. arcediano. 1663. 1662. 1681. maestrescuela. 1731*. Fichoz N° 100617. arcediano. canónigo de Concepción. 1735-1743 provisor y vicario general. 1744. Juan. 1651. cura de San Juan. doctor en ambos derechos por la Universidad de San Marcos de Lima. cura de Itata y de Toquigue. 1631*. visitador general. deán. 1663. catedrático de moral en el Seminario de Concepción. 1634. obispo de Concepción. capellán militar de Santa Juana y de Rere. arcediano de Concepción. 1660.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 21) GÓMEZ DE OSORIO Y RIVADENEIRA. 1649. arcediano. cura de Aconcagua. cura de San Felipe. canónigo de Concepción. muerte. 1678. 1647. nacimiento en Chile. 1666. cura de Valdivia. arcediano. canónigo de Concepción. 1681. 1668. 1670. 1706. Fichoz N° 102535. provisor y vicario general. 1663. no tomó posesión. Fichoz N° 100338. obispado de Santiago de Chile. 1770*. soldado en el sur de Chile. 1651. maestrescuela. 1672. catedrático de filosofía y teología en el Seminario de Cuzco. no tomó posesión. muerte. cura de Talcamávida. presbítero en el obispado de Concepción. deán. canónigo magistral de Concepción. Fichoz N° 102512. 28) MORILLO GUISABURUAGA. Jacinto. maestrescuela. chantre. Francisco. Pedro. muerte. ordenación sacerdotal. Fichoz N° 100788. nacimiento en Huamanga (Perú). no tomó posesión. 1657. 1789. 1780. Fichoz N° 100603. nacimiento en Concepción. 1667. nacimiento en Chillán. 1668. 1660. Francisco. arcediano. gobernador del obispado. 1700. 1665. muerte. 1603. 1664. 1782. arcediano. 1667. 25) MARDONES URBINA. nacimiento en Chillán. doctor en teología por el Seminario de Concepción. 1621. . 1653. 1684. Pedro. 1673. deán. cura de Curimón. 1736. cura de Mendoza. 1646. visitador general. 1631. 1747. arcediano. 24) MARDONES LAGOS. canónigo de Santiago de Chile. migra a Chile con Francisco Marán. 1663. 1651. Fichoz N° 102560.1651*. 1650. Nacimiento en Chile. nacimiento en Santiago de Chile. cura de Itata. 1663. 1673. 1635. Juan. canónigo de Santiago de Chile. 1780. obispado de Santiago de Chile. muerte. 1620*. deán. cura de Toquigue. 1734. Nacimiento en Chile.

Mariano José. provisor y vicario general. 1671. 1659. arcediano. 1695. 1764. 1640*. 1741. 31) PIZARRO CAJAL. 1805. estudios de teología en el Seminario de . 1699. 1625*. muerte. 32) POZO Y SILVA. examinador sinodal. nacimiento en Chillán. canónigo de Santiago de Chile. 30) OLIVARES VAZQUEZ. rector del Seminario de Santiago. 1667. 34) RAMÍREZ LEÓN MONTAÑAS. chantre. canónigo de Concepción. maestrescuela. 1764. 1668. Fichoz N° 100058. 1700*. 1804. 1705. ordenación sacerdotal. secretario de Espiñeira. cura de San Saturnino. 1782. cura del Sagrario. 1669. deán. 1655. nacimiento en Concepción. 1713. 1664. 1663. 35) RÍO BENÍTEZ. 1712. ordenación sacerdotal en Santiago de Chile. arcediano. familiar y capellán de Fray Pedro Ángel de Espiñeira. Fichoz N° 029581. cura del Sagrario. 1655*. 1648*. canónigo de Concepción. 1660. 1689. nacimiento en Santiago de Chile. tesorero. muerte. 1690. 1802. 1708. Andres. Fichoz N° 029919. migración a Concepción por invitación de Fray Pedro Ángel de Espiñeira. 1789. 1661. 1651. muerte. visitador general. 1780. deán. Fichoz N° 100503. 1805. cura del Sagrario. 1723. Juan. arcediano. 1713. provisor y vicario general. obispo de Tucumán. 1693. 1704. 1671. 1690. 1780. vicario capitular. 1778. 1730*. canónigo de Concepción. doctor en teología por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. 1678. cura de Valparaíso. muerte. Fichoz N° 100317. vicario capitular. 1736. 1698. canónigo magistral de Concepción. 1772. 1813. cura de Purén. 1786. Alonso. Francisco. vicario capitular. arcediano. canónigo penitenciario de Concepción. nacimiento en Concepción. canónigo de Santiago de Chile. obispo de Santiago de Chile. José Ignacio. 1658.345 - . rector del Seminario de Santiago de Chile. muerte. 1767. 1802. 1674. 1678. cura de Yumbel. promotor fiscal. nacimiento en Santiago de Chile. Felipe. vicerrector del Seminario. nacimiento en La Coruña. doctor en ambos derechos por la Universidad de San Felipe. capellán de infantería. 1696. 36) ROA Y ALARCÓN. no tomó posesión. 1764. obispo de Cuenca. 1774. 1777. maestrescuela. 1778. 1668. arzobispo de La Plata. 1713. 1745. obispo de Concepción. doctor en teología por el Seminario de Concepción. 1730-1742. 33) QUINTIAN PONTE. doctor en teología por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. 1656*. 1778. no tomó posesión. 1651. 1777. obispo de Concepción. 1751. Pedro. 1731. 1631. no tomó posesión. Fichoz N° 100539. muerte. cura de Cauquenes. canónigo de Santiago de Chile. nacimiento en Quillota. 1709. cura de Nacimiento. Fichoz N° 102410.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 29) OLAVARRIA. 1701. canónigo magistral de Concepción. muerte. Fichoz N° 100074. 1764. arcediano. 1681. 1764. nacimiento en el obispado de Concepción. canónigo de Concepción. deán. tesorero. deán. doctor en teología por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile.

doctor en teología por el Seminario de Concepción. 1743. 1762. arcediano. 42) SAN CRISTÓBAL. Fichoz N° 102558. muerte. 1766. ordenación sacerdotal. 1767. 1689. canónigo de Concepción. 1704. 38) ROA Y GUZMÁN. 37) ROA Y ALARCÓN. cura de Arauco y de Toquigue. 1746. 1670. doctor en teología por el Seminario de Concepción. deán. 1683*. 1730. Gabriel. muerte. 1765. Fichoz N° 102489. canónigo de Concepción. deán. Fichoz N° 102079. 1693-1704. 1775. 1792. rector del Seminario. capellán de coro de la catedral de Concepción. 1646*. cura de Santa Juana. muerte. 1798. nacimiento en Arauco. 1688. secretario de cámara de Fray Pedro Ángel de Espiñeira. José. muerte. deán. 1745. canónigo magistral. 1790. canónigo de Concepción. muerte.1836. . ordenación sacerdotal. 1781. 1821. 1769. 1779. vicario capitular del obispado de Concepción. obispo de Concepción. canónigo de Concepción. 1765. 1651.346 - . canónigo de Santiago de Chile. 1693. 1684*. la permutó por una canonjía en Concepción con José Gabriel Egaña. 1778. 1778. obispo de Concepción. provisor y vicario general. nacimiento en Itata. doctor en teología por el Seminario de Concepción. 1776. arcediano. 1765. cura de Talcahuano. 1738. 1806. promotor fiscal. visitador general. 1762.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Concepción. obispo de Concepción. 1660*. vicerrector del Seminario. rector del Seminario. 1795. gobernador del obispado. 1787. 1794. obispo de Concepción. 1762. secretario de Martín de Hijar y Mendoza. 1717. nacimiento en Concepción. 1792. nacimiento en Concepción. Tomás. 1761. arcediano. Domingo. muerte. familiar de Fray Pedro Ángel de Espiñeira. 1774. 1673. Fichoz N° 100513. 1776. Fichoz N° 029585. 40) SALA. 1805. Nacimiento en Chile. doctor en teología por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. examinador sinodal del obispado de Lima. cura de Perquilauquén. Fichoz N° 100380. 1808. promotor fiscal. nacimiento en Concepción. 1795. 41) SÁNCHEZ CABEZA DE VACA. canónigo rezante de Concepción. 1767. cura de Talcamávida. 43) SARMIENTO. 1695. 1764. 1776. 1764. Doctor en Teología por la Universidad de San Marcos de Lima. 1790. 1778. 1806. Fichoz N° 100217. secretario de Diego Zambrana Villalobos. vicario capitular. 1793. nacimiento en Concepción. promotor fiscal del obispado de Concepción. canónigo de Concepción. 1765. canónigo penitenciario. Juan. ordenación sacerdotal. Juan. cura del Sagrario. cura del Sagrario. racionero de Santiago de Chile. 1797. Francisco. 1767. 1767. muerte. 1765. cura del Sagrario. 1767. 39) RUIZ DE BERECEDO. obispo de Concepción. doctor en teología por el Seminario de Concepción. 1770. cura del Sagrario. canónigo de Concepción. 1746. 1782. secretario del cabildo eclesiástico.

1770. cura del Sagrario. arcediano. Francisco. 1712-1715. 1798. Fichoz N° 102157. nacimiento en Concepción. 1683. cura de Rancagua. 1793. 46) URBINA CÓRDOBA. 1767. 1727. 1712. 1630*. cura de La Florida. deán. muerte. 1797. 1660. visitador general.1790. Fichoz N° 102520. cura del Sagrario. promotor fiscal. provisor y vicario general. 1797. canónigo de Concepción. Fichoz N° 102534. Fichoz N° 100239. 1671. 1811. provisor y vicario general. 1673. 1651*. canónigo de Santiago de Chile. ordenación sacerdotal. cura del Sagrario. 1674. tesorero de Santiago de Chile. rector del Seminario. 1820. canónigo penitenciario. . 1789. muerte. Agustín. José. 1651*. 1645. obispo de Concepción. canónigo de Concepción. Alonso. nacimiento en Santiago de Chile. ordenación sacerdotal. 1712. 1731. cura de Aculeo. 1795. 1630*. 48) URREJOLA LECLERC VICOURT. 1658. cura de Parral. cura de Santa Ana. Fichoz N° 100258. cura del Sagrario. 1645*. Joaquín. 1791. 47) UNZUETA. nacimiento en Concepción.347 - . 1700. canónigo magistral de Concepción. 1659. 1717-1723. 1828. 1673. in partibus. 1678. muerte. maestro en teología por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. muerte. cura de Cauquenes. 1659. ordenación sacerdotal. doctor en teología por el Seminario de Concepción. 1664. doctor en teología. 1661. 1795. 1640*. 45) SUAREZ MALDONADO. canónigo de Concepción. 44) SOBARZO. nacimiento en Concepción. 1709. 1796. maestrescuela. cura de Choapa. 1739. 1681. obispo de Cebú. 1804. secretario de cámara de Tomás de Roa y Alarcón. doctor en teología por el Seminario de Concepción. nacimiento en Santiago de Chile. 1671. arcediano. tesorero. muerte.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 1709. 1803. deán.

348 - .De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 .

Rinconada y Río San Juan. arcediano. canónigo doctoral de Santiago de Chile. 1771. deán. ordenación sacerdotal en Santiago de Chile. 1748. 3) ANDÍA IRARRÁZAVAL. en el obispado de Córdoba del Tucumán. 1738. visitador general. Cochinoca. 1702. nacimiento en Santiago de Chile. nacimiento en Córdoba de Tucumán. 1712. Relator del Tribunal de la Santa Cruzada de Lima. 1700. 1732. 1734. maestrescuela. canónigo de Santiago de Chile. abogado por la Audiencia de Santiago de Chile. Fichoz N° 100083. muerte. 1752. Fichoz N° 029586. cura de las doctrinas de Casabindo. en el obispado de Córdoba del Tucumán. 1724. 1646. doctor en ambos derechos por la Universidad de San Marcos de Lima. doctor en teología por el Seminario de Concepción. 1730. 1741. 1716. Doctor en Teología por la Universidad de San . Antonio Cirilo. chantre. 1726. 1740. ver anexo 4. ordenación sacerdotal en Córdoba del Tucumán. maestro en artes por la Universidad de Córdoba del Tucumán. 1714.349 - . 1736. nacimiento en Concepción. chantre. 1753. 1734. 1731. Doctor en Teología por el colegio San Eustaquio de Roma. doctor en teología por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. 1742. 1736. abogado por la Audiencia de Lima. obispo de Santiago de Chile. 1756. capellán mayor del ejército de Chile. 1) ALBORNOZ LADRÓN DE GUEVARA. Fichoz N° 101617. 1717. 1738. 1730. nacimiento en Santiago de Chile. Estanislao. 1740. Fichoz N° 026546. muerte. 1730. Valentín. 1726. cura de las doctrinas de Santa Catalina. tesorero. Santa Catalina y Valle Rico. viaje a España. 1740. 1788.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Anexo 5 Prebendados de la catedral de Santiago de Chile entre 1650 y 1810 Sobre los criterios de exposición de las carreras de los prebendados. 2) ALDAY AXPEE. 1754. cura del Sagrario de Santiago de Chile. muerte. 1715. capellán de capellanías familiares. 1704. doctor en teología. ordenación sacerdotal en Santiago de Chile. tesorero de Santiago de Chile. 1746. canónigo magistral de Santiago de Chile. 4) ANDÍA IRARRÁZAVAL. 1700. Manuel. maestrescuela. 1740. 1738.

Fichoz N° 029575. 1744. 1731. 1772. 1741. nacimiento en Santiago de Chile. vicerrector de la Universidad de San Felipe. Pedro. capellán en Santiago de Chile. asesor de Juan Gabriel Uztariz. 1785. 1762. chantre. capellán del monasterio de Clarisas. 1711. Fichoz N° 102507. chantre. provisor y vicario general. ordenación sacerdotal en Santiago de Chile. obispo de Santiago de Chile. 1776. 1680. protector general de indios del reino de Chile. 1745. Fichoz N° 100292. nacimiento en Santiago de Chile. 1714. canónigo de Santiago de Chile. 1753. 1754. muerte.ARMIJO PALMA. muerte. Antonio. relator de la Audiencia. cura coadjutor de Rancagua. 1718. ordenación sacerdotal en Santiago de Chile. 1784. visitador general del obispado de Santiago. abogado del ayuntamiento de Santiago. 10) AZÚA ITURGOYEN. 1752. 1722. 1717. 1734. 1740. obispo de Botria in partibu. examinador de la facultad de teología de la Universidad de San Felipe. deán. muerte. 1776. racionero de la catedral de Santiago de Chile. . 1733. Fichoz N° 100636. arzobispo de Santa Fe de Bogotá. 1730. 1708. 1693. 1711. 1721. asesor general del gobierno de Gabriel Cano y Aponte. bachiller en teología por la Universidad de San Felipe. arcediano. 5) ANDÍA IRARRÁZAVAL. 1708. gobernador de Chile. 8) ARTAÑO. arcediano. 773. doctor en ambos derechos por la Universidad de San Marcos de Lima. 1733. Fichoz N° 101615. 9) ASTORGA. maestrescuela. muerte. 1741. maestrescuela. muerte. 6) ANDÍA IRARRÁZAVAL. deán. 1762. maestrescuela. chantre. 1715. Juan. 1713. para ejercer la jurisdicción en Chiloé. arcediano. chantre. 1738 obispo auxiliar de Concepción. 1714. maestrescuela. 1700. 1734. capellán del monasterio de agustinas. doctor en teología por el colegio máximo de San Miguel de Santiago de Chile. nacimiento en Santiago de Chile. Pedro Felipe. muerte. maestrescuela. nacimiento en Santiago de Chile. 1735. Ver anexo 4. abogado por la Audiencia de Santiago de Chile. nacimiento en Santiago de Chile. 1727. tesorero. no tomó posesión. Francisco. 1744. Lorenzo. 1780. 1741. abogado por la Audiencia de Lima. 1710*. vicario capitular. tesorero. tesorero. Fichoz N° 101962. obispo de Concepción. 1731. 1730. 1724. 1718. 1715. 1728. 1730. 1811. Fichoz N° 100025. deán. José Mariano. abogado y asesor del cabildo secular de Santiago. 1724. canónigo doctoral de Santiago de Chile. 1725. 1807. 1717. 1710. canónigo. Ver anexo 4. canónigo de Santiago de Chile. provisor y vicario general. 1722. 1816. gobernador de Chile. 1734. 7) ARANGUIZ. 1733.350 - . 1756. 1746. cura del Sagrario. 1771.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Felipe. 1790. cura del Sagrario. cura del Sagrario de la catedral de Santiago de Chile. 1680. capellán del monasterio de agustinas.

ordenación sacerdotal en Santiago de Chile.351 - . ordenación sacerdotal en Santa Cruz de la Sierra. doctor en teología. Ver Anexo 4. no tomó posesión. 16) CAREAGA ELOSU. 1805. Fichoz N° 101742. 1752. Fichoz N° 100125. Fichoz N° 102559. 15) CAMUS. 1766. 1781. familiar de Manuel de Alday. canónigo de Caracas. 1775. doctor en teología por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. Fichoz N° 101348. Su canonjía fue declarada vacante en 1710 por el Consejo de Indias por demencia de Cortés Monroy. 1787. maestrescuela de Ciudad Rodrigo. canónigo de Santiago de Chile. 1754. 1713. 1793* ordenación sacerdotal en Santiago de Chile. 1791. 1745. 1709. cura de Colina en el obispado de Santiago de Chile. 1722. 1774. Pedro. canónigo magistral de Santiago de Chile. 1762. 12) BRAVO Y TOLEDO. 1764. 17) CASTILLO. 1695. obispo de Santiago de Chile. 1687. 1702. viaje a España. 1800. 14) CAMPO Y GALICIA. muerte. 1787. doctor en teología por la Universidad de San Felipe. nacimiento en Santiago de Chile. estudios en Lima. capellán de las monjas carmelitas. confesor y capellán de Manuel de Alday. Andrés. Pedro. 1803. doctor en teología por la Universidad de San Felipe. 19) CORTÉS MONROY. 1798. Fernando. nacimiento en Santiago de Chile. 1792. 1780. 1752*. canónigo de Santiago de Chile. maestrescuela. 1695. obispo de Santiago de Chile. Fichoz N° 102451. 1706. 1656. Ver Anexo 4. 1756. racionero de la catedral de Santiago de Chile. 1698. canónigo. muerte. cura de San Ignacio en Santa Cruz de la Sierra. Fichoz N° 102108. 1715. 1781.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 11) BARRERA CHACÓN. 1762. 1799. nacimiento en San Juan (Paraguay). 1781. capellán de capellanías en el obispado de Santiago de Chile. muerte. 1772. obispo de Santiago de Chile. visitador general. rector de la Universidad de San Felipe. chantre. 1780. Lorenzo. secretario de cámara. confesor y capellán de Juan González de Melgarejo. José Agustín. 1782. doctor en teología por la Universidad de San . España). cura del Sagrario. arcediano. secretario de cámara. Fichoz N° 032524. 13) CABRERA. 1746. José. 1798. canónigo de Santiago de Chile. nacimiento en Santa Eulalia (Galicia. Ver Anexo 4. Fichoz N° 102053. catedrático sustituto de Prima de Teología en la Universidad de San Felipe. obispo de Santa Cruz de la Sierra. 1734. 1695. 20) DIEZ DE ARTEAGA. muerte. 1729. cura de Santa Ana. nacimiento en el obispado de Quito. nacimiento en Santiago de Chile. obispo de Santiago de Chile. tesorero. canónigo de Santiago de Chile. Fichoz N° 100359. 1715. ordenación sacerdotal en Santiago de Chile. postulador de la causa de beatificación de María Ana de Jesús. 1793. Fichoz N° 100744. 1766. 1764. familiar de Juan González de Melgarejo. 1667. Pedro. racionero de Santa Cruz de la Sierra. 1767. 18) CORTÉS Y MADARIAGA. José Gregorio. 1774. nacimiento en Chile. Juan. familiar de Juan Domingo González Reguera.

1664. Fichoz N° 100434. 1798. 1783. Gaspar. viaje a Madrid.352 - . doctor en teología por la Universidad de San Felipe. muerte. racionero de Santiago de Chile. 1726. 1784. 1817. 1629. Ver prebendados de Concepción. rector de la Universidad de San Felipe. 1782. 1605. 1797. 1766. 1806. 1655. 22) EGAÑA. Juan Pablo. canónigo. muerte. Gabriel José. ordenación sacerdotal. provisor y vicario general. rector de la Universidad de San Felipe. regente de la cátedra de Prima de Cánones de la Universidad de San Felipe. gobernador de Chile. 1797. 1767. 26) FRETES. maestro en artes. 1759*. catedrático de filosofía en la Universidad de San Felipe. 23) ERRÁZURIZ Y MADARIAGA. familiar de Juan González de Melgarejo. racionero de Santiago de Chile. 1821. 1742. provisor y vicario general. muerte. . 24) ERRÁZURIZ Y MADARIAGA. 1810. 1783. ordenación sacerdotal. 1759. 1760. 1768-1776. doctor en teología por la Universidad de San Felipe. canónigo de Santiago de Chile. 1747. nacimiento en Santa Fe. 1655. Fichoz N° 100540. chantre. 1660. 27) GAETE. 1770. 1801. 1761. 1805. cura de Santa Ana. 1767. Fichoz N° 100293. Fichoz N° 107119. 1781. 1796. Ver anexo 4. ordenación sacerdotal. 1756. provisor y vicario general. 1668. cura del Sagrario. muerte. 25) FERNÁNDEZ DE CÓRDOBA. sustituciones de cátedras de leyes de la Universidad de San Felipe. 21) DIEZ HIDALGO. 1776. cura de San Lázaro. canónigo doctoral de Santiago de Chile. racionero de Santiago de Chile. 1808. nacimiento en Buenos Aires. 1760. medio racionero de Santa Fe. ordenación sacerdotal. 1668. arcediano. 1811. dctor en ambos derechos por la Universidad de San Felipe. 1784. 1819. 1768. bibliotecario de la Universidad de San Felipe. canónigo magistral de Santiago de Chile. 1665.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Felipe. Fichoz N° 100435. 1786. Fichoz N° 100427. capellán y confesor de Antonio Guill Gonzaga. visitador general. maestrescuela. promotor fiscal. 1770. obispo de Santiago de Chile. nacimiento en Santiago de Chile. 1775. cura de San Antonio de Areco. 1770. José Joaquín. 1768. visitador general. 1745. abogado por la Audiencia de Santiago de Chile. 1782. Río de la Plata. cura de Talca. 1781-1783. 1797. canónigo doctoral. cura del Sagrario. sustituciones de cátedras de leyes y teología en la Universidad de San Felipe. nacimiento en Chile. 1659. 1774. ordenación sacerdotal en Buenos Aires. 1793. 1818. José Antonio. capellán del monasterio de carmelitas. Fichoz N° 102793. obispado de Buenos Aires. nacimiento en Santiago de Chile. 1790. doctor en ambos derechos por la Universidad de Charcas. 1796. 1783. maestrescuela. tesorero. 1804. tesorero. canónigo de Santiago de Chile. capellán del monasterio de carmelitas. Alonso. Domingo.

cura de Jachal. tesorero. 1771. 1716. secretario de la Audiencia episcopal. 1693. 1792. Fichoz N° 100441. Perú. catedrático de Prima de teología de la Universidad de San Felipe. 1780. 1759. 31) GÓMEZ SILVA. 1669. ordenación sacerdotal en Concepción. teniente cura de Quillota. 1686. 32) GONZALEZ RIVERA. rector del Seminario. ordenación sacerdotal. Juan. 1682. capellán de capellanías. Fichoz N° 102546. 34) HERRERA. obispo de Cartagena de Indias. tesorero. Fichoz N° 102699. 1776. 1652. 1654. 1788. 29) GARFIAS CASAS. 1828. obispo de Santiago de Chile. cura de Limache. 1811. 30) GARRO. 1677. José Javier. 1782-1790. 1726. nacimiento en Callao. 1670. nacimiento en Santiago de Chile. 1691. 1811. 1748. cura de Quillota. vicario capitular. 1804. muerte. 28) GARCÍA HUIDOBRO. obispo de Popayán. visitador general del obispado de Concepción. 1678. Manuel Antonio. arcediano. chantre. 1771. 1662. 1714. 1797. muerte. nacimiento en Santiago de Chile. chantre. canónigo. 1682. 1680. 1703. 1698. vicerrector del colegio San Carlos de Santiago de Chile. migra a Chile con Fray Diego de Humanzoro. 1774.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 rector de la Universidad de San Felipe. 1761.353 - . 1771. doctor en teología por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. 1773. 1700. Fichoz N° 100128. 1712. 181. racionero de Santiago de Chile. canónigo de Santiago de Chile. canónigo de Santiago de Chile. 1685. ordenación sacerdotal en Santiago de Chile. Fichoz N° 100420. 1751. nacimiento en Concepción. cura de Valparaíso interino. 1699. 1792. 1843. vicerrector de la Universidad de San Felipe. arcediano. maestrescuela. 1776-1795. nacimiento en Santiago de Chile. miembro de la Junta de Misiones del reino. 1715. 1682. doctor en teología por la Universidad de San Felipe. doctor en teología. nacimiento en Santiago de Chile. 1799. maestrescuela. racionero de Santiago de Chile. maestrescuela. chantre. tesorero. José Gregorio. 1686. cura de Lampa y Colina. 1797. 1797. 1715. 1819. 1732. ordenación sacerdotal. 1699. 1677. 1669. 1782. 1775. muerte. 1697. 33) HERMÚA CONTRERAS. muerte. obispo de Santiago de Chile. 1728. muerte. mayordomo de Fray Bernardo Carrasco. canónigo magistral de Santiago de Chile. Fichoz N° 100078. visitador general. José. 1804. cura de Chillán. muerte. canónigo. cura de Quillota. 1784. visitador general del obispado de Santiago. 1804-1809. 1791. chantre. ordenación sacerdotal. 1784. 1697. ordenación sacerdotal. . chantre. racionero de la catedral de Lima. muerte. Jerónimo José. maestrescuela. 1805. cura del Sagrario de la catedral de Santiago. Pedro Rafael. vicerrector de la Universidad de San Felipe. 1679. 1642. deán. 1708. 1797. canónigo de Santiago de Chile. racionero de Santiago de Chile. 1685. nacimiento en San Juan.

salida de la Compañía. doctor en ambos derechos por la Universidad de San Felipe. 1806. 1790. 1714. capellán de coro de la catedral de Santiago de Chile. maestro en artes por el colegio máximo de San Miguel de Santiago de Chile. 1787-1789. 1712. racionero de Santiago de Chile. nacimiento en Chile. 1698. Fichoz N° 102244. cura de Copiapó. 1660. 1670. 1781. nacimiento en Santiago de Chile. Fichoz N° 102402. 1798-1802. canónigo magistral de Santiago de Chile. promotor fiscal. ingreso en la Compañía de Jesús. José Vicente. deán. cura interino de Peumo y de Santa Cruz. 1728. cura de San Isidro. viaje a Madrid. 1714. 1715. 1803. maestrescuela. 1682. 40) JARAQUEMADA. cura de Santa Ana. cura del Sagrario. Fichoz N° 102439. 1678. muerte. cura de Ñuñoa. 1675. canónigo de Santiago de Chile. Alonso. Fichoz N° 100079. muerte.1710. 1699. 36) HIDALGO ESCOBAR. 1688. 1674. 1786*. racionero de Santiago de Chile. 1648. 1678-1685. 1782. Fichoz N° 101966.354 - . canónigo de Santiago de Chile. provisor y vicario general. José Ignacio. 1799. canónigo de Santiago de Chile. Fichoz N° 100318. 1786. 39) IPARRAGUIRRE. ordenación sacerdotal. síndico mayor del monasterio de clarisas. maestro en artes por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. 1792. doctor en teología por la Universidad de San Felipe. arcediano. nacimiento en Santiago de Chile. nacimiento en Santiago de Chile. 1782. 1776. cura de Quillota. cura de Chimbarongo. nacimiento en Santiago de Chile. 1711. visitador general. 1782. licenciado en teología por el colegio Máximo de San Miguel. 1784. regente de cátedras de leyes en la Universidad de San Felipe. 1690. 1715. 1676. Bartolomé. 1692. visitador general. 1751. cura del Sagrario. abogado por la Audiencia.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 35) HERRERA GUZMÁN. Nicolás. Fichoz N° 032523. doctor en teología por el colegio Máximo de San Miguel. cura de San Lázaro. 1689. visitador general. deán. catedrático de Prima de Cánones de la Universidad . muerte. 1803. 1678. cura del Sagrario. 1785. muerte. tesorero. muerte. 1685. cura de San Lázaro. catedrático de Prima de cánones de la Universidad de San Felipe. 1649. ordenación sacerdotal en Córdoba del Tucumán. 1798. 1695. 1675. 1689. doctor en teología por la Universidad de San Felipe. 38) INFANTE PRADO. canónigo magistral de Santiago de Chile. 1806. 1760. capellán del hospital de mujeres San Borja. chantre. 1713. 1806. ordenación sacerdotal. 1685*. 1715. nacimiento en Santiago de Chile. 1808. 1726. 1692. 1650. 1713. 1698. 1804. 1714. 41) LARRAÍN SALAS. 1745. 1802. 1787. ordenación sacerdotal. nacimiento en La Rioja (Perú). Jerónimo. 1821. teniente cura de Ñuñoa. visitador general. 1715. 1783-1787. 37) HURTADO MENDOZA. José Antonio. chantre. cura del Sagrario de Santiago de Chile. 1689. arcediano. muerte.

1733. 44) LILLO BARRERA. 1764-1766. 1756-1786. Pedro. 1671. gobernador de Chile. 43) LEA PLAZA ESCOBAR. visitador general. 1648. muerte. Fichoz N° 100603. no tomó posesión personalmente. gobernador del obispado de Santiago. Fichoz N° 102708. arcediano. 1695. chantre. Fichoz N° 100650. 1709. 1609. tesorero. Bachiller en Ambos Derechos por la Universidad de San Marcos de Lima. . 1756. 1754. doctor en teología. maestrescuela de Santiago de Chile. Jerónimo. 1662. 1709. catedrático de Prima de Leyes de la Universidad de San Felipe. canónigo de Santiago de Chile. 1771. 1665. 1755. 46) MANRIQUE. chantre. asesor de la Audiencia episcopal de Santiago. Fichoz N° 102535. 45) LUCERO. soldado en Milán. 1788. cura doctrinero en el obispado de Santiago de Chile. vicerrector de la Universidad de San Felipe. 47) MARDONES LAGOS. Doctor en teología y en ambos derechos por la Universidad de San Felipe. ordenación sacerdotal. nacimiento en Santiago de Chile. 1768-1782. ingreso en la Compañía de Jesús. promotor fiscal. muerte. capellán del hospital San Juan Extramuros de Toledo. muerte. Marcos Lucio.355 - . Fichoz N° 102795. nacimiento en Chile. Pedro. 1661. José Antonio. canónigo de Santiago de Chile. Fichoz N° 029924. 1652. 1715. Ver Anexo 4. 49) MARTINEZ ALDUNATE. 1756. 1660. canónigo doctoral de Santiago de Chile. 1788. 1715. Fichoz N° 100617. capellán mayor del ejército del reino de Chile y visitador de las capellanías de las plazas de la frontera araucana en el obispado de Concepción. 1709. rector de la Universidad de San Felipe. 1733. muerte. visitador general del obispado de Concepción. 42) LASTRA BASAURI. capellán de Juan Andrés Uztáriz. 1663. nacimiento en Santiago de Chile. 1666. 1756. cura de San Juan de la frontera. 1639. 1715. Ver Anexo 4. doctor en teología por el colegio máximo de San Miguel. 1660. Francisco. canónigo de Santiago de Chile. Francisco. 1811. 1695. provisor y vicario general. cura del Sagrario. examinador de cánones de la Universidad de San Felipe. 48) MARDONES URBINA. Ver Anexo 4. tesorero. vicario capitular. 1646. 1663. 1765. 1709. 1655. abogado por la Audiencia de Santiago de Chile. 1653. cura del Sagrario de la catedral de Santiago de Chile. 1652. José. Fichoz N° 102794. enfermero mayor del hospital San Juan Extramuros de Toledo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 de San Felipe. catedrático de leyes en la Universidad de San Felipe. 1756. 1714. salida de la Compañía de Jesús. muerte. 1755. 1785. 1758. 1767.

1671. 52) MENESES ROJAS. 1776. vicepresidente de la Junta de gobierno de Chile. cura de Valparaíso.356 - . 1698. 1816. visitador general. 1767. 54) MORALES NEGRETE. Nacimiento en Chile. 1691. bibliotecario de la Universidad de San Felipe. 1751. cura de Ñuñoa. 1770. cura de Pichidegua. nacimiento en Santiago de Chile. 1818. Ver Anexo 4. Francisco. Fichoz N° 100789. 1741. Fichoz N° 100247. 1747. 1675. cura de Tango. 1640. nacimiento en Chile. canónigo magistral de Santiago de Chile. Fichoz N° 100080. Fichoz N° 101963. abogado por la Audiencia. racionero de Santiago de Chile. 1799. 1641. 1678. deán. Pedro. 1806. muerte. Fichoz N° 102354. 1752. 1773. 1810. 1811. 1735. Juan. 50) MARTÍNEZ DE ALDUNATE. Doctor en Teología. José. 1788. 1680. 1744. canónigo. obispo de Huamanga. nacimiento en Santiago de Chile. 1720. Fichoz N° 102715. Doctor en Teología por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. provisor y vicario general. Pedro. 53) MONTT PRADO. obispo de Santiago de Chile. 1796. 58) PALOMERA. cura de Valparaíso. Fichoz N° 102213. 1794. 1804. Ver anexo 4. 1609. Doctor en ambos derechos por la Universidad de San Felipe. 1774. tesorero. 1640. muerte. 1714. muerte. 1717. tesorero de Santiago de Chile. 1718. 1772. canónigo magistral de Santiago de Chile. 1806. 1804. 1818. 1785. muerte. 55) MOYANO CORNEJO. chantre. deán. 1713. nacimiento en Santiago de Chile. Joaquín. rector del colegio San Carlos. 1745. Fichoz N° 102560. Francisco. Fichoz N° 102441. 1811. ordenación sacerdotal. 1773. visitador general. 1766. cura de Santa Ana. capellán de las monjas clarisas. Miguel José. 56) OLIVARES VAZQUEZ. ordenación sacerdotal. muerte. cura de Casablanca. 51) MEDINA. no tomó posesión personalmente. 1771.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 1791. 1771. 1723. 1754. arcediano. racionero de Santiago de Chile. nacimiento en Casablanca (Chile). maestro de ceremonias de la catedral de Santiago. racionero de Santiago de Chile. nacimiento en Santiago de Chile. viaje a Madrid. muerte. ordenación sacerdotal. maestrescuela. 1650. Francisco Javier. 1813. Ver Anexo 4. capellán de una capellanía familiar. sacristán mayor de la catedral de Santiago de Chile. canónigo de Santiago de Chile. . 1785. 1770. 1777. 57) PALACIOS AGUIRRE. muerte. cura de Curimón. 1761. tesorero. 59) PAREDES ALVARADO. cura de La Ligua. Jacinto. Doctor en Teología por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. 1728. cura de La Serena. 1741. cura interino de Tango. Fichoz N° 100503. 1810. 1809.

viaje a Madrid. muerte. 1764. Doctor en Teología por el colegio Máximo de San Miguel. 1797. Maestro en Artes por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. 1679. 1742. cura de Logroño. no tomó posesión. José. ordenación sacerdotal. muerte. nacimiento en Chile. ordenación sacerdotal en Santa Fe de Bogotá. 1725. 1680. tesorero. canónigo de Santiago de Chile. 1682. canónigo doctoral de Santiago de Chile. 1688. 1746. provisor y vicario general. cura de Curimón. 1754. 1705. 1792. nacimiento en Santiago de Chile. 64) QUEVEDO ZALDIVAR. Fichoz N° 100077. 1749. rector del Seminario.357 - . nacimiento en Santiago de Chile. 1730. Fichoz N° 100426. Estanislao. arcediano. 1767. Doctor en Teología por el colegio Máximo de San Miguel de Santiago de Chile. 1738. migra a Santa Fe de Bogotá con Pedro Felipe de Azúa e Iturgoyen. arcediano. 1745. obispado de Santiago de Chile. 1776. Licenciado en ambos derechos por la Universidad de San Marcos de Lima. canónigo de Santiago de Chile. cura de Ñuñoa. Fichoz N° 100074. 1767. 65) RAMÍREZ LEÓN MONTAÑAS. cura interino del Sagrario de la catedral de Santiago. 1753. arzobispo de Santa Fe. 1773. 1713. cura rector de la catedral de Santa Fe. 1754. 1695. 1811. 1691. 1729. vicerrector de la Universidad de San Felipe. tesorero. tesorero. no tomó posesión. medioracionero de Lima. 1804. 67) RIOS Y TERAN. chantre. 1665. muerte. canónigo magistral de Santiago de Chile. 1776. 1729. Doctor en Teología por la Universidad de San Felipe. 1713. nacimiento en Santiago de Chile. Fichoz N° 100317. 1653. 1709. 1761. Francisco. 1724. 171. 1724*. Juan José. Doctor en Teología por la Universidad de San Felipe. 1702. chantre. 66) RECABARREN PARDO. 63) POZO SILVA. deán. nacimiento en Santiago de Chile. 1700.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 1652. 1698. 60) PAVÓN. sacristán mayor de la catedral de Concepción. cura del Sagrario de la catedral de Santiago de Chile. Fichoz N° 101967. 1749*. Francisco. muerte. Fichoz N° 101964. Ver Anexo 4. visitador general. chantre. muerte. 1787. deán. Fichoz N° 100299. 1658. José. canónigo de . 1690. ordenación sacerdotal. Ver Anexo 4. Francisco. nacimiento en Lima. canónigo de Santiago de Chile. secretario de cámara de Pedro Felipe de Azúa e Iturgoyen. 1747. 1678. 1657. Fichoz N° 100350. 1763. 1751. racionero de Lima. cura de Valparaíso. 1705. 1753. 61) PIZARRO ARQUERO. muerte. arcediano. 1748. 1752. rector de la Universidad de San Felipe. 1734. abogado por la Audiencia de Lima. 62) PIZARRO CAJAL. 1771. visitador general. canónigo e Santiago de Chile. 1784. 1777. obispo auxiliar de Concepción para Chiloé. Pedro.

chantre. 1814. rector de la Universidad de San Felipe. ordenación sacerdotal. chantre. nacimiento en Concepción. Doctor en cánones por la Universidad de San Felipe. sacristán mayor de la catedral de Santiago. 71) ROJAS ARGANDOÑA. ordenación sacerdotal. 1775. 1785. mayordomo y limosnero de Manuel de Alday. 1757. 1792. 1803. 1778. provisor y vicario general. 1743. tesorero. obispo de Santiago. nacimiento en La Serena. 1799. secretario de cámara de Manuel de Alday. 1832. secretario de cámara de Francisco José Marán. 68) ROA ALARCÓN. 1765. 1778. chantre. 1724. 1775. arcediano. 1784. obispo de Santiago de Chile. 1802. 1782. 1796. 1795. 1747. obispo de Santiago de Chile nombrado por el Consejo de Regencia. 1762. 1748. Antonio. Mariano. 1771. cura de Tarija. 1784. racionero de Santiago de Chile. 1763. vicario capitular del obispado de Santiago de Chile. tesorero. 1788. 1754. muerte. 1791. 1802. virrey del Perú. Doctor en Teología por la Universidad de San Felipe. 1774. maestrescuela. muerte en Madrid. muerte. secretario de cámara de Blas Sobrino y Minayo. chantre. 1781-1785. Doctor en cánones por la Universidad de Avila. 1775. Fichoz N° 102018. visitador general del obispado de Concepción. vicerrector de la Universidad de San Felipe. deán. no tomó posesión. 1756. obispo de Santiago de Chile. Doctor en leyes por la Universidad de San Felipe. muerte. cura de Puna. 1792. Doctor en Teología por la Universidad de La Plata. canónigo de Santiago de Chile. 1772. teniente cura de la catedral de Concepción. 1776. 1802. rector de la Universidad de San Felipe. rector de la Universidad de San Felipe. 1746*. maestrescuela. 1753. cura de la catedral de La Plata. Doctor en Teología por el Seminario de Concepción. 1819. . canónigo doctoral. 1750. 1777. Doctor en Teología por la Universidad de San Felipe. catedrático de Artes de la Universidad de San Felipe. 1752. 1803. 1801. 1795. viaje a Madrid. racionero de Santiago de Chile. Ver Anexo 4. 1752. 1769. 1790. asesor general de Manuel Amat. obispo de Santiago. 1773. 1781. estudia y vive con su tío Manuel de Alday. 70) RODRÍGUEZ ZORRILLA. ordenación sacerdotal en La Plata (Charcas). Pedro Antonio.358 - . 1804. José Santiago. 1807. 1763. vicerrector de la Universidad de San Felipe. cura de Renca. 1776. racionero interino de Santiago de Chile. 1763. 1781. abogado por la Audiencia de Santiago. 69) RODRÍGUEZ VENEGAS. catedrático de Prima de Teología de la Universidad de San Felipe. 1778-1806. nacimiento en Santiago de Chile. maestrescuela. no tomó posesión. 1773. 1802. canónigo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Santiago de Chile. capellán del Cabildo secular de Santiago de Chile. catedrático del Maestro de las Sentencias de la Universidad de San Felipe. rector de la Universidad de San Felipe. 1787. 1772. Fichoz N° 102109.

1742. Fichoz N° 102799. capellán del presidio de Buenos Aires. 1671. Fichoz N° 102040. 1715. 1746. ordenación sacerdotal en Santiago de Chile. 1668. 1664. muerte. 1630. 1676. canónigo de Santiago de Chile. provisor y vicario general. canónigo doctoral de Santiago de Chile. 1725. 1669. provisor y vicario general. ordenación sacerdotal. 1721. Doctor en ambos derechos por la Universidad de San Marcos de Lima. 1716. 1674. Doctor en Teología por el colegio Santo Tomás de Santiago de Chile. Cristóbal. GREGORIO. 73) SÁNCHEZ ABARCA. canónigo de Santiago de Chile. 1653. chantre. maestrescuela. Doctor en Teología por la Universidad de San Felipe. 1702. Manuel. muerte. arcediano. Fichoz N° 100075. teniente cura de Santa Ana. 1742. no tomó posesión. José. 1744. 1720. Pedro. Ver Anexo 4. Doctor en Teología por la Universidad de Córdoba del Tucumán. 1650. 1691. muerte. 1662. 1722. Luis. 1757. 1650. 1723. nacimiento en Santiago de Chile. Fichoz N° 100276. Juan Blas. 1776. Doctor en Teología por la Universidad de Córdoba del Tucumán. maestrescuela. nacimiento en Chile. obispo de Santiago de Chile. 75) SÁNCHEZ CABEZA DE VACA. nacimiento en Santiago de Chile. 77) TORO. deán. Doctor en Teología por la Universidad de San Felipe. 1741. 1630. 1676. nacimiento en Santa Fe de la Vera Cruz. muerte. canónigo de la catedral de Santo Domingo de La Española. 1771. arcediano. 1705. Ver 76) TAPIA Y CEGARRA. 74) SUAREZ MALDONADO. cura de San Isidro. ordenación sacerdotal. 80) TULA Y BAZAN. 1742. Doctor en Teología por la Universidad de San Felipe. 1800. visitador general del obispado de Santiago de Chile. tesorero de Popayán. 1760. no tomó posesión. tesorero. 1654*. canónigo de Santiago de Chile. vicario capitular.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 72) ROJAS PARAMO. 1695. 1685. 78) TORO Y ZAMBRANO. 1756. maestrescuela. 1673. tesorero. 1774. Fichoz N° 102041. Gabriel. nacimiento en Lima. nacimiento en Buenos Aires. canónigo. 1762. familiar de Juan González de Melgarejo. 1754. racionero de Santiago de Chile. 1783. ordenación sacerdotal. provisor y vicario general. muerte. 1742. obispo de Concepción de Chile. viaje a Madrid. familiar de Alonso . Fichoz N° 102558. 1748. 1768. vicario capitular del obispado de Santiago. Alonso. deán. 1780. 1782. 1668. 1773. 1684*. Fichoz N° 102520. 1763. 1730. deán. 1744. 79) TRONCOSO. rector del Seminario de Santiago de Chile. Doctor en ambos derechos por la Universidad de Avila. 1710. 1748-1795. rector de la Universidad de San Felipe. 1684. 1797. 1710*. ordenación sacerdotal.359 - . 1746-1750. 1723-1725. arcediano. Fichoz N° 012258. 1744. canónigo de Santiago de Chile. chantre. Fichoz N° 100082. 1669. nacimiento en La Rioja. arcediano.

1804. 1800-1801. chantre. tesorero. 1756. 1790.1748. catedrático de Prima de teología de la Universidad de San Felipe. cura interino del Sagrario. nacimiento en Santiago de Chile. obispo de Santiago de Chile. muerte. rector de la Universidad de San Felipe. cura de Quillota. 1799. 1735. 1746. 1781. canónigo. canónigo magistral de Santiago de Chile. viaje a Madrid. 1744. 1729. 1768. ordenación sacerdotal. Pedro Felipe. 1757. provisor y vicario general. 1767. canónigo de Santiago de Chile. 1821. Fichoz N° 102534. 81) URBINA CÓRDOBA. 1763. 1773. tesorero. rector de la Universidad de San Felipe.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 del Pozo y Silva. nacimiento en Santiago de Chile. Ver Anexo 4. 1803. maestrescuela. 1745. 1745. provisor y vicario general. 1770. vicario capitular. arcediano. 1730. Doctor en Teología por la Universidad de San Felipe. . muerte. capellán de la Universidad de San Felipe. 1818. 1817. Manuel José. ordenación sacerdotal. racionero de Santiago de Chile. provisor y vicario general. rector de la Universidad de San Felipe. cura del Sagrario de Santiago de Chile. 82) VARGAS VERDUGO.360 - . deán. Francisco. 1754. muerte. Fichoz N° 100440. 1753. 1755. Doctor en Teología por la Universidad de San Felipe. 1763. 1754. provisor y vicario general. 83) VIVAR AZUA. provisor y vicario general. 1776. 1765. 1738. 1767. Fichoz N° 100410. Doctor en Teología por la Universidad de San Felipe. 1775. deán. 1816. 1773.

........... 47 Las Secretarías de Estado y del Despacho ...................................................... 50 La Cámara de Indias................................................................ 60 La terna ...................... 68 Las provisiones de los obispados chilenos....................................................................................... Instituciones españolas del gobierno de las Indias ........................................... XI Prefacio ..................... 84 ...................................................................................................... 73 Las relaciones de mérito ...................................361 - .................................................. 17 El ingreso al estado eclesiástico ........................................ El vicepatronato en Indias .......................................... Relacionarse con la Monarquía ................................................................................ 52 Listados de candidatos ...........................................De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 ÍNDICE GENERAL Agradecimiento ..... 23 Capítulo 2.............. EL REAL PATRONATO: ELITES Y MONARQUÍA ............................ 73 Las cartas de oficio ................. 59 El encabezamiento de la consulta ................................................................... 71 Capítulo 4........................... 63 Después del nombramiento real: los trámites ....................................................................XIII Abreviaturas ............................................................................................. 59 El documento de la consulta ... 35 Las canonjías de oficio..... 6 La relación del Papa con el clero secular americano ............................... 11 Patronato español-patronato indiano........... 61 El nombramiento: ¿Rey o confesor? ...................................................................................... 31 Las oposiciones parroquiales .................................................................................... 78 Agentes de negocios .......................... XVII Introducción ............................................................................... 60 Las notas de las consultas .......................................................................... 67 Ternas y resultas ....................... XIX I PARTE............. 3 Las relaciones entre la Monarquía y el Papado construidas a través del patronato indiano ....................... 38 Las oposiciones a las canonjías de oficio en el reino de Chile ................................................. las Secretarías del Despacho y el Confesor Real .................................. El sistema del real patronato............. 42 Capítulo 3.. 19 El clero secular chileno y la Monarquía .................................................. 1 Capítulo 1.. 47 El Consejo de Indias ......................................................................................................

.................................................................................... 115 Pedro Felipe de Azúa e Iturgoyen ....................................................................... 151 Grados universitarios en el reino de Chile .......................................... 134 II PARTE............ 159 De curatos de Santiago al coro de Concepción ............................... 109 Capítulo 6.... 155 Grados universitarios de los prebendados de Concepción................. 164 ...................................................................................... 155 Origen geográfico de los prebendados ................ 153 Capítulo 8............................... 96 Listados de candidatos de la Cámara de Indias para los obispados de Santiago y Concepción en los siglos XVII y XVIII97 Listados de candidatos del siglo XVII ................... 113 Alonso de Pozo y Silva ............... LOS CABILDOS ECLESIÁSTICOS CHILENOS: CARRERAS.................................................................. Los obispos nativos chilenos entre 1713-1756 y entre 1794 y 1810 ...................................................... 88 Capítulo 5............................................................................................. 99 Los obispos chilenos del siglo XVII ............... 159 De cura a canónigo....................................................................................... 143 Capítulo 7......... 103 La dependencia limeña de Chile ....................................... 118 José Toro y Zambrano ......................................................................................................... 145 El cabildo eclesiástico de Santiago de Chile........ 95 Los ascensos episcopales .................................................. 149 Inserción social del cabildo eclesiástico ........................................................................ 125 José Antonio Martínez de Aldunate ... El cabildo eclesiástico de Concepción (1650-1700)........................ 149 El obispo y sus colaboradores en el gobierno de la diócesis ................... 98 Listados de candidatos del siglo XVIII ...... 155 Carrera precapitular de los prebendados del cabildo Eclesiástico ................. 151 Los seminarios chilenos ................................. 105 Diego Montero del Águila .............362 - ....................................................... Introducción al análisis de los cabildos Eclesiásticos chilenos ........De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Contactos personales en la corte: viajes a Madrid ......... MÉRITOS Y ESTRATEGIAS 1650-1810 .................................. 159 De Concepción a Santiago ..................... 129 Tomás de Roa y Alarcón........................ La dependencia peruana del episcopado chileno .................................................................. 122 Manuel de Alday Axpee ........................ 104 Manuel Antonio Gómez de Silva ...... 146 El cabildo eclesiástico de Concepción ......................................

..............................................................De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Los curas consultados no presentados . El cabildo eclesiástico de Concepción (1700-1810).................... 187 Los opositores a las canonjías de oficio ........ 226 Prebendados y Universidad de San Felipe ................ 225 De presbítero a canónigo .............. 189 Prebendados y administración diocesana........................................................................... catedráticos y canonjías de oficio .................................................................. 220 Carrera precapitular de los prebendados del cabildo eclesiástico de Santiago ...... 179 Grados universitarios de los prebendados de Concepción...................................................................................................................................... 179 Origen geográfico de los prebendados .................... 214 Capítulo 11...................... 197 Los estudios universitarios de los prebendados del coro de Santiago .............................................................................................................................. 222 De cura a canónigo....... 198 La carrera precapitular de los prebendados santiaguinos ............... 219 Origen geográfico de los prebendados ..................... 198 Las vías de entrada al cabildo eclesiástico ............... 207 Foráneos al reino presentados al cabildo eclesiástico de Santiago.......... 220 Grados universitarios de los prebendados............ 212 Los propuestos pero no consultados ........................... 222 De capellán a canónigo ........ 203 De canónigo de Concepción al cabildo eclesiástico de Santiago .............................. no presentados ......... 191 Capítulo 10............... 206 De Concepción a Santiago .. 225 Familiares prebendados ........... 203 De la administración diocesana al cabildo eclesiástico de Santiago ....... 181 De cura a canónigo.................................. 165 Obediencia a la Monarquía: el cabildo eclesiástico de Concepción a fines del siglo XVII ................................... El cabildo eclesiástico de Santiago (1700-1810).............................................................. 230 ...........363 - ....................... 203 De beneficios de Santiago al cabildo eclesiástico de Santiago ........................ 197 Origen geográfico de los prebendados ................................................................................................................................................................................................ 166 Capítulo 9........... 226 Curas.................................................................................................................... El cabildo eclesiástico de Santiago (1650-1700)................................ 179 Carrera precapitular de los prebendados del cabildo eclesiástico de Concepción .......................... 184 Curas consultados.............................................. 181 De presbítero a canónigo .....................................

................ 238 Curas consultados del reino de Chile............................................................. vocación o carrera eclesiástica? ......... no presentados ................. Prebendados de la catedral de Concepción de Chile entre 1650 y 1810.......................................... 339 Anexo 4............. 233 Los foráneos en el cabildo eclesiástico de Santiago de Chile en el siglo XVIII .............................................................. La incorporación al clero secular: ¿inclinación al estado....... 277 ¿Vocación o inclinación al estado eclesiástico? ... 268 Carrera eclesiástica y vínculos personales ......................................... 245 Fuero eclesiástico y contrabando ........................................ 253 Capítulo 13................................................................................................................................................................ Cuadros de las provisiones de los obispados de Santiago de Chile y Concepción entre 1650 y 1820 aproximadamente .................... 289 Capellanías y clero secular........... 263 El concepto de carrera en el imperio español ........................................................... 291 Conclusiones ........... Cuadros de las provisiones de las prebendas del coro de Concepción de Chile entre 1650 y 1820 aproximadamente335 Anexo 3...................... 297 Anexo 1.. 327 Anexo 2...................................................................................................... 236 Los pretendientes al cabildo eclesiástico de Santiago de Chile ... 282 Familia y clero secular .......................... 349 ...................................................... 249 Conflicto por el obispado ..... 341 Anexo 5................... Cuadros de las provisiones de las prebendas del coro de Santiago de Chile entre 1650 y 1820 aproximadamente ............... Dos conflictos de las elites chilenas ........................De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Prebendados y educación .................. 245 El cabildo eclesiástico de Santiago a principios del siglo XIX ......................................................... 249 Conflictos y división del cabildo eclesiástico ..................................... 232 Prebendados y administración diocesana........................364 - .................................................................... 240 Capítulo 12.......... Prebendados de la catedral de Santiago de Chile entre 1650 y 1810... 239 Los consultados de otros obispados al cabildo eclesiástico de Santiago de Chile ....

54090 Edo.De colonial a nacional: la carrera eclesiástica del clero secular chileno entre 1650 y 1810 Para mayor información dirigirse a: Correos electrónicos: info@ipgh.org .org y/o secretariageneral@ipgh. Fracc. Industrial Puente de Vigas Tlalnepantla C. Presidente Juárez Nº 2004 Col. de México.P. .org Instituto Panamericano de Geografía e Historia Publicaciones más recientes Revista Cartográfica 80/81 (enero-diciembre 2005) Revista Geográfica 138 (julio-diciembre 2005) Revista Geofísica 59 (julio-diciembre 2003) Revista Geográfica 137 (enero-junio 2005) Revista Historia de América 134 (enero-junio 2004) Edición del Instituto Panamericano de Geografía e Historia RED DE IMPRESION DIGITAL CARGRAPHICS realizada en su Centro de Reproducción.ipgh. Tels: 5390-9709 5390-9711 2006 Impreso en Av.Web: www.365 - .