You are on page 1of 1

Tipos de raquetas

Materiales empleados.
Un breve repaso a los materiales que se usan tradicionalmente en la construcción de una raqueta se puede
iniciar con la generalización siguiente: cuánto más rígido sea el material, más rígido será el marco resultante.
De mayor a menor rigidez los materiales más populares son:
Boron: se produce depositando elementos de boron sobre filamentos de tungsteno en un ambiente de alta
temperatura. El resultado es una fibra muy rígida, pero excesivamente cara. Se suele usar como refuerzo
local y en cantidades muy pequeñas.
Grafito: compuesto de cadenas moleculares de carbono alineadas que producen una fibra muy rígida y ligera.
Es la fibra ideal para dotar de rigidez a un marco y se suele combinar con otras fibras.
Cerámica: es una fibra relativamente moderna procedente de la familia de las cerámicas, muy rígida y con
excelentes propiedades en la reducción de vibraciones. Tiene el inconveniente de ser demasiado pesada y
muy costosa de fabricar.
Kevlar: fibra de rigidez moderada, muy ligera, resistente a los impactos y con propiedades de reducción de
vibraciones. Por todo ello se usa como elemento de refuerzo en puntos críticos de la estructura del marco.
Aluminio: el metal más popular debido a su coste, poco peso, rigidez moderada y facilidad de proceso.
Actualmente se combina también con el grafito en las raquetas llamadas de aleación.
Fibra de vidrio: es un elemento básico en la industria debido a su resistencia y a su bajo coste. Es algo
pesada, pero su resistencia a los impactos es excelente. Se trata del complemento ideal del grafito. Nunca
podría constituir por sí sola un marco, ya que sería demasiado flexible.
Titanio: combinación de fibras ultrafuertes de titanio con fibras ultraligeras de grafito..
tamaño de la cabeza.
Las raquetas se pueden diferenciar por el tamaño de la cabeza, por su perfil o por su longitud.
Oversize: raquetas de cabeza de 100 a 125 pulgadas (más de 709,7 cm cuadrados). Cuanto mayor sea la
cabeza, genera más potencia. Se dice que aquel que desee iniciarse en el tenis, siempre debería probar una
raqueta oversize antes que cualquier otra.
Midsize: con cabezas entre 85 y 99 pulgadas (entre 580,6 y 699,2 cm cuadrados). Se trata de marcos con
mayor control y rigidez que exigen un mayor esfuerzo al usuario.
Widebody: son aquellos marcos con un perfil algo más ancho de los normal. Si se puede establecer un ancho
habitual entorno a los 20-22 mm, las raquetas widebody han llegado a presentar anchos de hasta 36 mm. Ese
perfil puede ser constante o variable, más ancho en algunos puntos (para dar mayor potencia) o más estrecho
en otros (por cuestiones de aerodinámica).
Extra-Largas: se consideran Raquetas extra-largas aquellas que su longitud supera las 27 pulgadas (68,5 cm)
tradicionales. Desde enero de este mismo año, la F. I.T. limitó la longitud máxima permitida a los jugadores
profesionales en 73,5 cm. Para el resto de practicantes, esta misma norma entrará en vigor el 1 de enero del
año 2000.