You are on page 1of 1

La Caballería de la "Legión Peruana de la Guardia" se organizó sobre la base del Escuadrón

"Húsares de la Escolta del General” (ex Escuadrón de Cazadores a Caballo de los Andes),
unidad que se había distinguido en la Campaña Libertadora de Chile. Dicho escuadrón fue uno
de los primeros en ingresar a Lima el 6 de julio de 1821 y el que acompañó a la comitiva oficial
el día de la Proclamación de la independencia del Perú. Luego fue anexado a las tropas que
sitiaban el Real Felipe, hasta septiembre de ese año en que capitularon sus defensores.
A esta caballería el Generalísimo Don José de San Martín, el 18 de agosto de 1821, le daría el
nombre de “Escuadrón de Húsares de la Legión Peruana de la Guardia” al mando de Guillermo
Miller, la cual formaría parte del Ejército Peruano que debía mantener al Perú independiente
del dominio de España.
La Legión Peruana de la Guardia fue creada por Decreto Protectoral del 18 de agosto de 1821
y estaba compuesta por:
Un batallón de infantería compuesto por seis compañías
Dos escuadrones de caballería ligera
Una Compañía de artillería volante
En 1822, estos escuadrones se convirtieron en el Regimiento de Caballería “Húsares de la
Legión Peruana de la Guardia” con cuatro escuadrones. El cuarto escuadrón de esta unidad se
organizó en Trujillo a órdenes del coronel EP Antonio Gutiérrez de la Fuente. Este escuadrón
en 1823 dio origen al Regimiento "Coraceros”, que en 1824 se convirtió en “Húsares del Perú”
y tomó parte en las batallas de Junín y Ayacucho.
En octubre de 1822, al segundo escuadrón del Regimiento de Caballería “Húsares de la Legión
Peruana de la Guardia” se le envió a Chincha Alta para realizar un reconocimiento. Hasta allí
había llegado el ejército realista, al mando del Mariscal Rodil. Las tropas se enfrentaron y fue
para los "Húsares" la oportunidad para que mostraran todo su valor.
En la batalla de Junín, los escuadrones de “Húsares del Perú” tuvieron una descollante
participación, gracias a la sagacidad del sargento mayor Andrés Rázuri, quien apreciando la
magnífica oportunidad de caer sobre el flanco y retaguardia del enemigo, cambió
deliberadamente la orden de “retirada” por la de “ataque”.
Así la caballería peruana cargó sobre los realistas y en una acción resuelta y sorpresiva,
transformaron la hasta entonces derrota, en victoria. Por esta notable acción, Simón Bolívar,
cambió el nombre al Regimiento “Húsares del Perú” por el de Regimiento “Húsares de Junín”.
El 9 de diciembre de 1824, el Regimiento “Húsares de Junín” destacó por su bravura en la
batalla de Ayacucho, lo que le mereció llevar en su bandera de guerra la inscripción “Libertador
del Perú” conforme al decreto fechado en Lima, el 27 de diciembre de 1824, siendo el nombre
actual de la unidad: Regimiento de Caballería "Glorioso Húsares de Junín" Nº 1 - Libertador del
Perú.
En febrero de 1987 Alan García, por razones subjetivas y muy discutidas,[1] ordena que se le
dé "carácter peruanista" a su guardia personal que vestía un elegante atuendo de inspiración
francesa y que el consideraba livianamente "igual" al usado por los Dragones de la Guardia
Republicana de Francia. Para ello, escoge al RC "Glorioso Húsares de Junín" Nº 1 como
"escolta presidencial".
En el uniforme de los Húsares de Junín, el dormán con alamares (sin las charreteras) lleva 33
botones que simbolizan las 33 victorias seguidas de Napoleón Bonaparte.