Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

SOBRE LA DISTRIBUCIÓN ADECUADA DEL SISTEMA OPERATIVO Y LOS DATOS EN UN ORDENADOR
Consideraciones respecto de la estructura de almacenamiento en el disco duro
Nuestro disco duro (en adelante HD) tiene unas características hardware, como son el tipo de dispositivo (ATA o Serial-ATA), número de cilindros, cabezas y sectores, tiempo de acceso mínimo, la latencia de rotación, tamaño de la Memoria Buffer, disponibilidad de DMA y SMART, y por supuesto el tamaño en GB del mismo. Todos estos factores crean una limitación máxima en el desarrollo del HD, pero aparte de ello, el modo en el que propio Sistema Operativo (en adelante S.O.) utiliza el espacio disponible de propio HD también afectará a sus limitaciones de manejo. Hay que tener presente que un disco duro de estado sólido (para distinguirlo de los HD constituidos por memorias estáticas, tipo SD de alta velocidad) tiene partes móviles, las cabezas. Éstas son las que graban y leen la información disponible en el HD. Estas cabezas necesitan un tiempo para acceder a cada sector de información que depende de la velocidad de rotación del propio HD (la cual siempre es la misma desde el momento en que encendemos el ordenador, a no ser que entre en hibernación o suspensión, o se haya dispuesto su apagado tras un tiempo de inactividad mediante el ‘Panel de Control’); pero también depende de la posición relativa de la pista en el disco: las pistas más alejadas tienen mayor velocidad lineal (aunque la angular sea la misma) y la lectura y grabación en estas partes más externas del disco se realiza de un modo más rápido que en las pistas centrales, donde la velocidad lineal es mínima. También hay que recordar que dado que el acceso a disco es aleatorio (random access), esto es, se escribe en el primer sector o pista que esté disponible mientras el disco está girando, y si no encuentra espacio contiguo parar guardar el fichero, ha de seguir buscando espacio donde ir guardando 'partes' de ese fichero. De este modo es posible que un disco ya bastante utilizado necesite el doble e incluso hasta 10 veces más de tiempo en guardar o leer el mismo fichero que en otro sistema con un disco que se encuentre optimizado en su reparto del espacio. Es lo que llamamos ‘fragmentación del disco duro’. Si sumamos el efecto de la fragmentación natural, producto del uso normal del ordenador (sobre todo si instalamos y desinstalamos programas habitualmente y descargamos y borramos grandes volúmenes de información), con el efecto de la ralentización de la lectura y grabación en función de la posición más o menos alejada del centro del disco, tendremos que al cabo de un cierto uso del S.O. nos encontramos con una instalación de Windows que ha bajado sensiblemente su rendimiento desde que lo comenzamos a usar el primer día de su instalación. Todo ello hace que mucha gente se plantee si funciona bien su ordenador debido a la ralentización de Windows, incluso teniendo bastante espacio en el HD. Esto se puede solucionar en gran parte mediante la utilización habitual, y esto depende del uso que le demos al ordenador, de un buen programa defragmentador de HD.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

Hay muchos programas defragmentadores en el mercado, incluso también muchos gratuitos, y además también tenemos el propio ‘Defragmentador de HD’ que incorpora nuestro S.O. Windows. Sin embargo, no todos los defragmentadores trabajan igual y obtienen unos resultados óptimos. Los defragmentadores gratuitos, como el que integra Windows, sólo tienen en cuenta la fragmentación de los ficheros, trabajando sobre todo en ordenarlos lo mejor posible según algoritmos matemáticos. Sin embargo, una buena optimización del espacio en disco requiere que no sólo se procuren poner todas las 'partes' de cada fichero de modo contiguo, si no que tenga en cuenta el uso que se suele hacer de cada fichero, de modo que pongamos los ficheros más habitualmente utilizados (podemos hablar del 10-20% de los que tenemos almacenados en disco duro) en sectores lo más alejados posibles del centro del disco; para de este modo lograr una mayor velocidad de acceso a ellos. Esta característica sólo la encontramos en programas comerciales más avanzados y deberemos recurrir a ellos para una óptima colocación de nuestros ficheros en el disco duro, y por ende, un mejoramiento del manejo de Windows.

Consideraciones respecto del almacenamiento de nuestros datos y la seguridad del sistema
Cuando instalamos por primera vez el S.O., lo normal es que utilicemos el procedimiento automatizado que nos brinda el CD de instalación de Windows. Con ello formateamos nuestro disco duro (mejor con el tipo NTFS que en el anterior FAT32), creando una única partición en él, e instalando en esa partición única Windows. Cuando iniciamos normalmente Windows y creamos cuentas de usuario, éstas adjudican un espacio en la propia partición en que está Windows para ubicar los datos de los usuarios, sean documentos, configuraciones de sus programas o datos específicos auxiliares como la libreta de direcciones, escritorio, bases de datos del correo electrónico, descargas de Internet, etc. Habitualmente, toda esta información se va guardando por defecto en una ruta del tipo: 'c:\Documents and Settings\Usuario' en Windows XP (en Vista es del tipo 'c:\Users\Usuario'), donde ‘Usuario’ es el nombre que introducimos en su momento cuando creamos la cuenta. En este sentido conviene recordar que cuando cambiamos el nombre que aparece en una cuenta de usuario mediante el interface 'Cuentas de Usuarios' del Panel de Control, lo que hacemos es cambiar el nombre que Windows nos mostrará, pero NO el que conserva como ‘Usuario’, que seguirá siempre siendo el mismo que le dimos cuando creamos la cuenta de Windows por primera vez. Esto se puede comprobar fácilmente si utilizamos un explorador (el explorer de Windows mismamente) y nos dirigimos al disco c:.) Si en un momento determinado se nos corrompe Windows (por un fallo del disco duro, de la corrupción de algún fichero crucial de arranque del S.O., de algún virus o bicho similar), o nos damos cuenta de que algún programa ha hecho que deje de funcionar Windows como nosotros queríamos y no somos capaces de hacerle volver atrás, bien por su desinstalación, bien con la ‘Recuperación del Sistema’, nos encontraríamos en una situación desagradable o incluso comprometida, al no poder arrancar el sistema ni en ‘modo seguro’, dejando inutilizado nuestro ordenador y sin acceso a todos nuestros datos. Esta situación anteriormente descrita es la que los técnicos llaman 'fallo límite' y, aunque en la mayoría de los casos tiene solución (siempre que el HD no esté físicamente dañado), para un usuario convencional supone un trauma, cuando no una pérdida insufrible.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

Consideraciones básicas respecto de la recuperación del sistema y de nuestros datos
La situación de 'fallo límite', descrita en el apartado anterior, tendría fácil solución si el usuario dispusiera de un sistema de restauración del S.O. que conservara todos sus programas, configuraciones y datos. Al respecto es conveniente recordar que el CD de recuperación de sistema que proporciona el fabricante del hardware sólo nos recupera el Sistema Operativo tal como estaba cuando lo iniciamos por primera vez, y con suerte y si sabemos utilizar la herramienta de recuperación de sistema que integra el CD de instalación de Windows, podríamos mantener en el ordenador nuestros datos con una pérdida mínima. Pero en ningún caso de los anteriores conservaríamos la instalación de nuestros programas y configuraciones (incluso podríamos perder el acceso a nuestros correos almacenados en el programa de correo o los contactos E-mail), Favoritos, etc. Lo que a un usuario convencional le interesaría sería un sistema de almacenamiento de copia de restauración de su sistema que le permitiera recuperar todos sus programas, configuraciones y datos justo en el punto anterior al que Windows dejó de funcionar bien. Alguien podría decir que para eso ya está la herramienta de Windows ‘Restaurar Sistema’, pero de todos es bien sabido que esta herramienta no realiza realmente una restauración propiamente dicha, sólo guarda determinadas copias de seguridad de configuraciones de archivos, no de todo el sistema operativo; muchos virus incluso se ‘refugian’ incluso utilizando la herramienta Restaurar Sistema, de modo que hay que llegar a desactivarla para poder eliminarlos completamente. Una correcta copia de seguridad se podría lograr: a) realizando una salvaguarda de copia íntegra del disco duro (o de sus particiones por separado) de modo habitual, o b) utilizando un programa que realizara de modo automático esas copias de restauración de modo programado o cuando se fuera a instalar un nuevo programa, ServicePack o similar. Si el usuario administrador del equipo recurriera a estos medios de restauración no tendría demasiado problema si en un momento determinado el sistema se corrompe o queda inutilizado: simplemente utilizaría el soporte de restauración del programa utilizado para rehabilitar el sistema. Tengamos en cuenta que no podemos guardar la copia de restauración del S.O. en la misma partición donde se encuentra el S.O., obviamente. Esta copia íntegra del disco duro ocuparía varios GB de información, quizá decenas, dependiendo del S.O. utilizado y de la cantidad de datos almacenada en todas las cuentas de Windows, y por lo tanto requeriría un soporte auxiliar de almacenamiento de información, como sería en DVDs o en un HD extraíble o externo, pues un PenDrive o Llave-USB que almacene tal cantidad de información tiene aún precio muy elevado. Como alternativa deberíamos considerar: a) hacer copia habitual de nuestros documentos y datos en un medio extraíble como CD, DVD o PenDrive-Llave USB, y b) hacer una copia ocasional de restauración sólo de la parte del S.O. y almacenarla aparte en otro medio, pues los programas que solemos utilizar son los mismos y realmente el S.O. que utilizamos no ha cambiado sustancialmente de un mes a otro. No obstante lo anterior, es bueno hacer ver al usuario convencional de un ordenador, que éste es una máquina y que puede fallar irremisiblemente. Por lo tanto, ha de poner a buen recaudo copia de todos sus datos importantes: documentos, libreta de direcciones, Favoritos, y otros ficheros que conserve en el ordenador y considere importantes. Hoy en día, gracias a los llamados PenDrives o Llaves-USB, y los discos duros externos, este proceso se realiza de un modo cómodo y seguro.

La mayoría de todos los datos guardados para cada usuario de cuenta de Windows son específicos de esa cuenta y son independientes del funcionamiento normal de Windows; de modo que podríamos quitarlos de esa partición donde comparten espacio con los ficheros propios del S.O. y ubicarlos en otro disco o partición independiente (la D: por ejemplo), sin por ello perjudicar en absoluto el funcionamiento normal.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

Lo anterior nos facilitaría enormemente la gestión de realización de copias de restauración del S.O. y su recuperación ulterior, pues podríamos colocar esas copias de restauración de la partición del S.O. (que suele ser la [c:)] en una carpeta de la partición que utilizamos para los datos de los usuarios (que podríamos llamarla [d:]) y ocasionalmente grabarlos en un DVD o disco duro externo; de este modo el disco [c:] sólo contendrá el S.O., los programas y sus configuraciones para los distintos usuarios; y el disco [d:] contendrá todos los documentos de las diferentes cuentas de usuario y otros datos que no fueran necesarios para el funcionamiento normal de Windows, como serían: documentos de cada cuenta, ficheros descargados, software almacenado que tuviéramos, música, vídeos y películas. Incluso podríamos almacenar en ese disco o partición [d:] independiente del [c:], los ficheros programados para descarga (programas P2P), bases de datos de los correos recibidos en nuestro programa de correo, libreta de direcciones, e incluso el contenido del escritorio de cada cuenta de usuario de Windows. Para alguna de estas operaciones descritas necesitaríamos programas específicos (como TuneUp Utilities), pues Windows no las incluye como herramientas disponibles.

Sobre el tamaño a adjudicar a la partición de sistema [c:] y a la partición de datos [d:]
Por otra parte, y como ya explicamos en el título 'Consideraciones respecto de la estructura de almacenamiento en el Disco Duro' nos interesaría tener los ficheros que más utilizamos en pistas (sectores) más alejados del centro del disco. Como los ficheros del S.O. son los más utilizados, éstos tendrían que albergarse en las pistas/sectores más alejados del centro del disco (los más rápidos), reservando además un espacio auxiliar (de momento vacío) para los programas futuros que fuéramos a instalar, de modo que corrieran lo más rápido posible. También podríamos ubicar en la parte exterior del disco el ‘archivo de paginación de Windows’, elemento que funciona de memoria intermedia en algunas aplicaciones; de esta manera el acceso a este archivo del S.O. sería muy rápido. Incluso podríamos dejar aquí el ‘archivo de hibernación de Windows’. Respecto de los datos de los usuarios, los podemos ubicar en las zonas media y central del disco duro donde, que aunque es más lento su acceso, no afectarán tanto a la carga de Windows ni de los programas instalados. En esta zona media y central del HD podemos almacenar también una copia de seguridad del S.O., pues su uso es muy ocasional. Si nada más instalar Windows creamos otra partición en el mismo disco duro (además de la [c:] que lo contiene, se podría llamar [d:]), reservando para el S.O. un tamaño mínimo prudencial, nos encontraríamos dividiendo físicamente nuestro disco duro en dos particiones: una 'rápida' para el S.O., [c:], y otra 'de velocidad media-baja', [d:], para los datos. Podríamos incluso crear una tercera partición, la más lenta, que podríamos destinar a copias de seguridad del S.O. Pero también hemos de tener en cuenta que el aumento del número de particiones de un HD disminuye ligeramente el rendimiento del mismo: una segunda partición lo reduce en aproximadamente un 5%, una tercera podría llegar al 12%-15%. Esto ya sería contraproducente, a no ser que hubiera una razón de peso (un único HD en un ordenador portátil, p.e.). El tamaño a adjudicar a esa primera partición, la del S.O., depende de varios factores; pero podemos generalizar que para Windows 2000 valían unos 5-8 GB dependiendo de los programas a instalar, para Windows XP necesitaríamos un mínimo de 8 a 12 GB dependiendo también de las aplicaciones a instalar, y para Windows Vista llegaríamos a un mínimo de 15 a 20 GB.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

Para calcular bien el tamaño reservado a la partición del S.O. hemos de contar además con: a) el tamaño de los archivos temporales de programas de grabación de DVD (que pueden llegar a ocupar 8,5 GB de un DVD de doble capa); b) el tamaño del archivo de hibernación (equivalente al total de memoria RAM disponible por el S.O. (no siempre es la total instalada en el ordenador, ya que si tiene tarjeta gráfica integrada en la placa base, ésta reserva una cantidad para uso exclusivo gráfico y el S.O. no vería esa cantidad de memoria RAM); y c) el tamaño del archivo de paginación (que si lo gestiona automáticamente Windows equivale a un mínimo de 1,5 veces la memoria disponible RAM para el S.O. y un máximo de 3 veces la memoria). Con todo lo anterior, tendríamos que para un ordenador con Windows XP instalado, incluyendo las aplicaciones más habituales y con 512 MB de memoria RAM necesitaríamos al menos 12 GB de disco duro; con 1 GB de memoria RAM serían necesarios como mínimo unos 13 GB de espacio asignado, para 2 GB de RAM unos 15 GB y para 4 GB de RAM serían necesarios cerca de 20 GB de espacio de partición para el S.O. Dejo al lector que estime el espacio necesario para Windows Vista (y el venidero Windows Seven), que sería superior en unos 10 GB al necesario si fuera Windows XP. El resto del espacio físico del disco duro lo asignaríamos a la partición de datos [d:]. Si, una vez repartido el espacio del HD en particiones y utilizado el ordenador durante un tiempo, nuestras necesidades de espacio para los archivos temporales fueran mayores, por causa de que hemos aumentado la memoria instalada o por que hemos instalado muchos programas y nos quedamos sin ‘espacio’ en la partición [c:], podemos re-ubicar estos archivos temporales en la partición [d:]. Esto se logra mediante la configuración adecuada del S.O. o de los programas en cuestión; así liberamos espacio en la partición del sistema operativo. Téngase en cuenta que para copiar un DVD de doble capa podrían ser necesarios unos 8,5 GB (y no digamos un BlueRay). También los archivos de hibernación y de paginación se pueden re-ubicar en un HD distinto en el que tenemos instalado el S.O. Así conseguiríamos una ventaja adicional de mejora de rendimiento, pues el sistema podría leer/escribir en estos archivos simultáneamente al acceso a los ficheros normales de Windows, lo que proporcionaría un rendimiento extra de velocidad. El asunto de la re-ubicación de los archivos de hibernación, de paginación y los temporales de los programas de grabación (incluso los temporales de programas P2P) lo dejamos para otro artículo. El recolocar los archivos de paginación o de hibernación en otra partición del mismo HD no produce el mismo efecto; de hecho puede llegar a ser contraproducente: mientras las cabezas del HD leer o escriben en ellos no pueden hacer otras cosa, no pueden leer o escribir otros datos, con lo que no ganamos rendimiento; es más, interesa que estos archivos se encuentren en una zona ‘rápida’ del HD y preferiblemente que no se encuentre fragmentada.. Así que tenemos que aconsejamos formatear el disco duro (para una RAM de 1 GB y Windows XP) con dos particiones: - La [c:] de un tamaño mínimo aconsejado de unos 13-14GB. - La [d:] del tamaño restante hasta completar el disco duro. Las dos particiones serán NTFS (se consigue mejor rendimiento y niveles de seguridad que con FAT32) y se fijará la [c:] como ‘activa’ para que sea arrancable. Una vez que hemos 'encerrado' al S.O. Windows en las pistas/sectores más rápidos del exterior del disco duro mediante la creación de la primera partición exclusiva para él, nos aseguramos que por mucha fragmentación que alcance, no será tan gravosa que si no lo hiciéramos y Windows tuviera que 'buscarse la vida' repartiendo sus ficheros por toda la superficie del disco duro.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

La ventaja añadida de la doble partición a la hora de recuperar un Sistema Operativo
Esta asignación de particiones en un disco duro interesa que se realice lo más pronto posible, nada más instalar Windows o incluso antes de instalar el S.O. De este modo nos aseguramos reservar para la partición del S.O. y los programas el área del HD más veloz (la externa), dejando para los datos de los usuarios las zonas de acceso con velocidad media-baja (la zona central y media). El hecho de tener a Windows 'confinado' en una partición 'rápida' también nos facilitaría la realización de una restauración de Windows a partir de un Back-Up previo. Para ello introduciríamos el disco de recuperación del programa de restauración (Norton Ghost, p.e.), rearrancando el ordenador desde ese disco y recuperando el S.O. desde la ubicación que contiene el back-up, que incluso podría ser la partición [d:]. Esta operación puede completarse en unos minutos, dependiendo del tamaño del back-up.

Defragmentación del Sistema Operativo, ventaja adicional de restaurarlo a partir de su Back-up previo
Nos encontramos muchas veces con que una defragmentación de la partición que contiene el S.O. no es lo suficientemente eficaz, sobre todo si utilizamos la herramienta incluída con Windows. Tras un uso extensivo del S.O. es inevitable una defragmentación progresiva, con el declive en rendimiento que ello acarrea. Para lograr un buen nivel de defragmentación habría que utilizar programas avanzados, que no son gratuitos. Sin embargo, el hecho de realizar un back-up del S.O. (o copia de seguridad) con un programa adecuado, como Norton Ghost u otro similar, nos proporciona otra ventaja adicional: el poder conseguir una restauración eficaz de nuestro actual S.O. Esto anterior es por una razón muy sencilla: cuando se realiza un Back-Up se graban los ficheros uno a uno y de modo continuo en el destino (sea carpeta de otra partición, HD extraíble o DVD), y el Back-Up, por haber colocado los archivos enteros de modo contiguo, tiene un nivel de fragmentación menor que el origen. Por consiguiente, cuando restauramos el S.O. a partir de su Back-Up, el sistema elimina completamente los datos anteriores de la partición y va colocando fichero a fichero todos los del S.O. anterior contenido en la restauración, con lo que el grado de fragmentación que se obtiene una vez recuperado el sistema es mínimo. Dicho de otro modo: Realizar un Back-Up y restaurar el S.O. a partir de él es una de las maneras más efectivas para defragmentar nuestro Sistema Operativo (¿curioso, verdad?).

Redirigiendo Mis Documentos de cuentas de Windows a la segunda partición del HD
Como hemos explicado en el apartado anterior 'Sobre el tamaño a adjudicar a la partición de sistema [c:] y a la partición de datos [d:]', las particiones de un disco duro deberían hacerse lo más pronto posible. Una vez sean creadas las cuentas de usuario de Windows, habría que realizar una serie de operaciones sobre el S.O. para evitar que el posterior uso de esas cuentas no vaya fragmentando más aún la partición del S.O, y por consecuencia no se merme el rendimiento de Windows.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

Lo primero a hacer sería modificar los destinos de 'Mis documentos' de cada una de las cuentas de usuario de Windows, para que sus datos de usuario se coloquen en la partición de datos. Además, interesa que desde el principio los usuarios sean conscientes de que 'sus datos' están a buen recaudo en una partición aparte del S.O. y que no deben dejar documentos esparcidos por el disco [c:] ni abandonarlos en su Escritorio: en [c:] sólo las carpetas del propio S.O. o las aplicaciones que instalemos, nunca datos. El redireccionamiento de 'Mis documentos' de una cuenta de usuario de Windows es una tarea extremadamente sencilla; pero hay que recordar que hay que realizarlo desde la propia cuenta, así que lo primero sería ‘logearse’ como ese usuario.

Procedimiento para redirigir Mis Documentos de cada cuenta de Windows
Con cada ‘cuenta de Windows’ se realiza la siguiente operación: • • • Ir al Escritorio de Windows y seleccionar 'Mis documentos' Sobre él hacer clic con el botón derecho del ratón y elegir 'propiedades' En el cuadro de diálogo que aparece observaremos la ruta por defecto, que será del tipo (para Windows XP): c:\Documents and Settings\Usuario (donde Usuario es el nombre de la cuenta de usuario que estamos modificando). Sólo necesitamos modificar la [c] por una [d] y pulsar sobre el botón 'Mover...'. Nos indicará que la ruta introducida no existe y que si queremos crearla y mover todos los documentos actuales de la cuenta actual Le picamos en esa ventana que Aceptar y luego otra vez Aceptar para cerrar el cuadro de diálogo de propiedades de 'Mis documentos'. Y ya está.

• • •

A partir de ese momento los Documentos de esa cuenta ya no ocuparán espacio en [c:], sino que se dirigirán al disco [d:]. Tengamos en cuenta que el S.O. Windows, cada vez que nos invite a almacenar o recuperar un fichero de Mis Documentos, irá a [d:] aunque nosotros no lo sepamos: el cambio de direccionamiento de Mis Documentos es completamente transparente para el usuario y ni se percatará en un uso normal.

Otros re-direccionamientos a considerar para cada cuenta de Windows antes de hacer un back-up
Además de re-direccionar los Documentos de cada cuenta de Windows, hay otras carpetas y contenidos de cada usuario que no es necesario que estén en la partición del S.O. Todos estos datos y otras configuraciones de cuentas de usuario podemos moverlos a otra partición, de modo que no se pierdan tras una recuperación de sistema. Los datos a considerar para un redireccionamiento a la segunda partición serían:

- La carpeta de almacén del programa de correo electrónico.
Con Outlook Express se logra haciendo clic en el menú Herramientas  Opciones  solapa 'Mantenimiento'  clic en botón 'Carpeta de almacén'  en el cuadro de diálogo cambiar la ruta de almacenamiento por otra QUE YA EXISTA. Damos luego a Aceptar en todas las ventanas y listo, ya tenemos redirigidas nuestras carpetas de correo electrónico. Para Outlook de Office se sigue un proceso muy similar. Para otros programa de correo también se puede modificar las opciones de carpeta de almacenamiento de nuestros correos (esto queda fuera del objetivo de este artículo).

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

- La libreta de direcciones.
Los contactos almacenados de los programa de correo se suelen guardar en una carpeta de instalación del propio programa, que por ende, se encuentra en la partición del S.O. De modo que si se restaura el S.O. nos encontraríamos que nuestros contactos ‘han volado’ al restaurar el sistema. Esto no debería ocurrir. En cualquier caso, es una medida conveniente exportar nuestra Libreta de direcciones (de cualquier programa de correo) a un lugar seguro de Mis Documentos de modo frecuente. Esto nos evitará tener que volver a introducir los datos de nuestros contactos de nuevo. Cada programa de correo tiene una forma de copiar los contactos o libreta de direcciones que utiliza. Nos centraremos en Outlook Express, que es la aplicación de correo que integra Windows en las versiones 9X a XP. Si utilizamos Outlook Express se logra manualmente modificando el registro de Windows, buscando y cambiando todas las veces que aparezca, en cada usuario, la ruta que sería del tipo 'c:\Documents and Settings\usuario\Datos de programa\Microsoft\Address Book\usuario.wab' (recordando que ‘usuario’ sería el nombre que Windows dio a la cuenta cuando se creó), por otra ruta que nosotros definamos (asegurarnos de que ponemos siempre la misma). Dada la complejidad de este procedimiento y de la peligrosidad de una manipulación incorrecta del Registro de Windows, no lo aconsejamos para un usuario que no posea conocimientos avanzados del S.O. De todas formas, hay algún programa que puede cambiar esa ruta de un modo bastante sencillo y sin peligro de chafarla, como TuneUp Utilities. Si utilizamos Microsoft Outlook también se puede cambiar la ruta de almacenamiento de nuestras direcciones almacenadas. Es este caso hay que mirar en las opciones del programa y modificar con la nueva ruta. Lo mismo se podría decir de cualquier otro programa de correo.

- Configuración de cuentas de correo.
En Outlook Express, cada cuenta de correo es un fichero de extensión IAF que guarda Microsoft en una carpeta oculta. Podemos hacer una copia de seguridad de estas cuentas de correo en una ruta de nuestros documentos en la segunda partición antes de realizar una copia de seguridad.

- Listas de Favoritos.
También se puede modificar el destino que adjudica Windows a los Favoritos de navegación con Internet Explorer de un usuario, que por defecto es 'c:\Documents and Settings\usuario\Favoritos'. Se puede proceder de forma similar al punto anterior, y también hay programas (como el anteriormente indicado) que lo hacen de un modo seguro y cómodo.

- El Escritorio.
Podemos redirigir los documentos y enlaces que colocamos en el Escritorio de modos similares a los descritos en los puntos anteriores. De cualquier modo, no viene mal recordar al usuario convencional que el Escritorio de Windows no es el lugar más adecuado para ubicar documentos importantes, tan sólo aquellos con los que esté trabajando de un modo inmediato.

- Las Plantillas de Microsoft Office.
Las plantillas son documentos elaborados por Office con el fin de que le sirvan en adelante como documentos pre-elaborados. Existen plantillas predefinidas ya cargadas con el programa, pero cada usuario de cuenta de Windows puede elaborar las suyas propias. La dirección por defecto de estas plantillas es tal como: c:\Documents and Settings\usuario\Datos de programa\Microsoft\Plantillas, siendo ‘usuario’ el nombre que dio Windows a la cuenta en cuestión cuando se creó, pero es importante recordar que estas carpetas des sistema están ocultas, de modo que antes de cambiar su ruta, hay que decirle al S.O. que nos muestre todas las carpetas y archivos ocultos.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

Es fácil cambiar esta ubicación de las plantillas de MS Office. Simplemente se selecciona el menú Herramientas  Opciones…  clic en solapa ‘Ubicación de archivos’  seleccionar ‘Plantillas personales’ y hacer clic en ‘Modificar’  escribir la nueva ruta (que tiene que existir previamente)  dar a Aceptar en todas las pantallas sucesivas hasta salir del menú seleccionado. Es importante indicar que la ruta

- Las configuraciones de administradores de descarga y de los programas P2P.
Programas de descarga como Download Accelerator Plus, Getlef, FreeDownLoad Manager y otros pueden configurarse sin problemas para redirigir sus descargas al disco [d:]. Los programas PeerToPeer también disponen de opciones para modificar la ubicación tanto de sus ficheros de descarga de referencia, como del destino de los ficheros descargados y a compartir. Se trataría de ir a su menú de opciones y buscar y modificar los parámetros necesarios (cada programa se hace de una manera, pero no es difícil hacerlo). Recordar que todas estas modificaciones hay que realizarlas desde la propia cuenta de Windows en la que queramos que tenga efecto, es decir, hay que logearse como tal usuario para realizar los cambios.

Pasos previos para la realización de un Back-Up de la partición de Windows
Este Back-Up lo realizaremos pensando en una doble partición del disco duro: en [c:] instalaremos el S.O. y los programas, y en [d:] colocaremos, de cada uno de los usuarios de cuentas de Windows, lo siguiente:

1. Hacer una copia de seguridad de los siguientes elementos de cada cuenta de Windows:
- Lista de Favoritos. - Plantillas de Microsoft Office. - Elementos presentes en el Escritorio. - Libreta de direcciones-contactos de correo, configuración de cuentas del correo y carpetas de correo (sea Microsoft Outlook, Outlook Express, Audora o cualquier otro). - Carpeta de descargas (Downloads) y de software por instalar (Software) - Carpeta de copias de seguridad de Norton Ghost Backups - Carpeta con copia de seguridad de controladores/drivers del equipo. - Configuraciones extra como la libreta de direcciones. Excepcionalmente con algún programa externo se puede modificar su ruta. También hay que recordar que alguno de los procedimientos siguientes se han de realizar desde una cuenta de Windows con derechos de administrador. Para saber si estamos operando con una cuenta de administrador lo más rápido es ir a Panel de Control  Cuentas de Usuario. Si entre las tareas disponibles aparece 'crear una cuenta nueva' es que estamos operando desde una cuenta con derechos de administrador.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

2. Mover todos los datos (documentos) de los usuarios a otra partición del Disco Duro o a otro Disco Duro.
Como ya se describió en el artículo ‘Redirigiendo los datos de las cuentas de Windows a la una segunda partición’, hay que logearse con cada determinada cuenta y modificar la dirección de ‘Mis Documentos’. En Windows XP los datos de los usuarios se encuentran en una dirección del tipo c:\Documents and Settings\usuario; en Windows Vista los datos de los usuarios están en una dirección del tipo c:\Users\usuario, donde 'usuario' es el nombre del usuario actual. Ver ese artículo para más detalles.

3. Realizar una limpieza profunda del sistema Windows.
Para ello podemos recurrir a: 1) herramientas propias del S.O. Windows, como el 'Liberador de espacio en disco' ó 2) recurrir a programas específicos que realizarán la tarea de un modo más completo y profundo. Siempre es bueno Recordar que nunca se limpia un S.O. del todo cuando se han instalado y desinstalado programas por el simple hecho de liberar espacio en disco o vaciar la papelera, pues siempre quedan restos en el Registro de Windows de las instalaciones, accesos directos no funcionales realizadas, códigos de instalación, rutas ya obsoletas, etc. Para realizar una limpieza profunda del registro existen multitud de buenas aplicaciones, algunas de ellas gratuitas. Para liberar espacio en disco con la propia herramienta de Windows: Clic en  Inicio  Todos los Programas  Accesorios  Herramientas de Sistema  Liberador de espacio en disco. Seleccionar el disco que queremos limpiar, en nuestro caso normalmente es el [c:] donde instalamos el S.O. Tras unos momentos que analiza el sistema, nos muestra una ventana de diálogo con dos solapas: a) liberador de espacio en Disco, y b) Más opciones. En la solapa 'liberador de espacio en disco' tenemos las opciones: · [x] archivos de programa descargados · [x] archivos temporales de Internet · [+] archivos de instalación de Office (si lo tienes instalado) · [x] papelera de reciclaje · [x] archivos temporales · [x] WebClient/Archivos temporales de Publisher (si lo tienes instalado) · [-] comprimir archivos antiguos · [x] catalogar archivos para el Indizador de compartidos (Index Server) y otros posibles... Hemos marcado con diferentes códigos entre corchetes [ ] según interesa o no eliminar los conceptos: [x] para lo que SIEMPRE interesa eliminar; no hay ningún problema. [+] para lo que PUEDES eliminar SI TIENES EL DISCO DE INSTALACIÓN DE OFFICE. [-] para lo que NO DEBES eliminar A NO SER QUE SEPAS MUY BIEN LO QUE HACES. Comprimir archivos antiguos hace que el acceso a los mismos (si fuera necesario) ralentizara mucho el sistema. Además el espacio real que se ahorra no será especialmente significativo; dependiendo del tipo de fichero puedes ahorrar de un 5% a un 20%, pero no más. En la solapa 'Más opciones' podemos elegir entre: a) eliminar componentes de Windows que ya no utilicemos; b) eliminar programas instalados que ya no nos sirvan; y c) quitar 'Puntos de Restauración de Sistema' anteriores.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

Podemos aprovechar para eliminar aquellos programas obsoletos o que ya no utilizamos. Nosotros aconsejamos además liberar de Restaurar Sistema 'los puntos anteriores menos el punto de restauración más reciente'. Finalmente dar a 'Aceptar' de la ventana principal de 'liberación de espacio en disco'. El proceso se completará en unos momentos. Para liberar espacio en disco con otros programas específicos: - ‘CCleaner’ es gratuito, práctico y sencillo de manejar. - ‘AdvanceWindowsCare’ es gratuito, práctico pero algo más complejo que el anterior. - ‘Glary Utilities’ también es gratuito y es de los más completos. Puedes especificar incluso la extensión de los ficheros que quieres eliminar y mucho más. También es el más complicado de manejar. - Hay otros muchos programas, no gratuitos, que tienen un apartado para liberar espacio en disco. Podemos recomendar entre los más fiables: Ashampoo WinOptimizer, Mindsoft Utilities y TuneUp. Pero hay otros muchos...

4. Desactivar la función de Restauración de Windows.
Para conseguir un máximo aprovechamiento del espacio libre, se puede desactivar esta función. De este modo no guardará ningún Punto de Recuperación. No olvidar activar Restauración de Windows tras recargar el Back-Up en su momento. Para desactivar la función de Restauración de Windows: Dar a Inicio  Todos los Programas  Accesorios  Herramientas de Sistema  Restaurar Sistema. En la ventana que aparece, dar a 'Configuración Restaurar Sistema’. En la ventana que aparece marcar 'Desactivar restaurar sistema en todas las unidades' y dar a Aceptar. También se accede a la configuración de Restaurar Sistema, seleccionando 'Mi PC' en el escritorio y haciendo clic en él con el botón derecho, dar a 'propiedades' y luego en la solapa 'Restaurar Sistema'.

5. Poner el Archivo de Paginación de Windows al mínimo.
El ‘archivo de paginación’ es un fichero que crea Windows para albergar datos temporales de algunas de sus herramientas y de otras aplicaciones, que de otro modo habría que cargar en memoria y la ocuparían en seguida. El archivo de paginación funciona a modo de ‘archivo de memoria virtual’, colocando en él lo que Windows decida. Como el archivo de paginación se graba en HD, su acceso es muy lento, comparado con el acceso a la memoria RAM, de modo que todo lo que pase por el archivo de paginación hace que Windows vaya más lento. Lo ideal sería que no existiera, pero para ello deberíamos disponer de memoria RAM suficiente como para asegurarle a Windows que nunca se quedará ‘colgado’.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

El origen del archivo de paginación de Windows es fácil de intuir: desde que se creó Windows , antes del año 2000, con ordenadores con memoria RAM instalada pequeña (menos de 64 MB), aplicaciones gráficas que ocupaban ya por entonces bastante memoria y archivos de intercambio y librerías bastante ‘pesadas’ como para mantenerlo todo en memoria simultánemente. Microsoft Windows, y las empresas que desarrollaron desde entonces programas para este S.O., utilizan frecuentemente un espacio de memoria que no esté ubicado exclusivamente en RAM física, sino que se ‘colocan’ en el archivo de intercambio virtual, cuyo tamaño puede ser redimensionado por el S.O. según demanda. Esto era una buena táctica para poder correr programas con poca memoria instalada, a costa de realizar frecuentes operaciones de escritura-lectura en disco… Y los sistemas iban por ello aún más lentos, pero era lo que había. Con los nuevos ordenadores, con sus memorias y HD más rápidos, pero sobre todo por su bajo coste de las memorias RAM, el uso de un archivo de intercambio o de paginación puede llegar a ser contraproducente: se tiene suficiente memoria para albergar todas las aplicaciones que sea necesario, y aún el S.O. quiere colocar ciertas aplicaciones en un archivo de paginación en disco duro, que es mucho más lento que la RAM. La reducción del archivo de paginación es un asunto delicado. Nosotros sólo lo reduciremos al mínimo para asegurar un funcionamiento suficiente de Windows válido para realizar la copia de seguridad. De esta manera conseguiremos que nuestro Back-up ocupe lo menos posible. Un valor suficiente es 128 MB si se dispone de al menos 1 GB de RAM, pero también se puede llegar a anular completamente si se cuenta con al menos 2 GB. Esto se hace para utilizar el mínimo espacio de la partición a la hora de hacer el Back-Up. Norton Ghost 14 hace copia de todo el contenido de la partición, incluyendo los archivos ocultos y de sistema, como son: pagefile.sys (archivo de paginación), hiberfil.sys (archivo de la memoria de hibernación), boot.ini (fichero donde está la información básica de arranque del S.O.), y otros como: ntldr, IO.SYS, MSDOS.SYS, NTDETECT.COM y Bootfont.bin, imprescindibles para un arranque de Windows XP. Está claro que no podemos eliminar del back-up estos últimos, pero sí reducir o eliminar los primeros: pagefile.sys y hiberfil.sys. Para modificar el tamaño del Archivo de Paginación de Windows: Accede al escritorio y selecciona 'Mi PC' haciendo clic en él con el botón derecho y dar a 'propiedades', luego en la solapa 'Opciones Avanzadas', dar al botón de 'Configuración' del apartado Rendimiento. Después elegir la solapa 'Opciones Avanzadas' y en ella en el apartado de Memoria Virtual hacer clic en el botón 'cambiar'. Seleccionar la unidad [c:] y marcar la opción 'Tamaño personalizado'. En el campo 'Tamaño inicial' poner 128 y en el campo 'Tamaño máximo poner por ejemplo 512 (Windows no nos llegará a pedir más). Luego dar al botón 'Establecer' y después al de 'Aceptar' en todas las ventanas hasta salir de Propiedades del Sistema. Si tienes al menos 1 GB de memoria RAM puedes marcar ‘sin archivo de paginación’ pero solamente para utilización de Windows en las aplicaciones básicas: manipulación de discos, carpetas y ficheros, y programas de gestión como Office y de copia de seguridad como Norton Ghost. Mantener el archivo de paginación anulado podría dar lugar a que aplicaciones que utilizan gran cantidad de recursos como editores y diseñadores gráficos, editores de ficheros de audio y multimedia y video no se cargaran bien, se colgaran o generaran archivos basura. Así que no recomendamos anular el archivo de paginación para un uso normal de Windows, en todo caso ponerlo en 256-512 MB (yo personalmente nunca me he encontrado con que Windows necesitara más de 380 MB del archivo de paginación). Tras hacer lo anterior saldrá una ventana informando de que es necesario reiniciar el sistema para que surtan efecto los cambios. NO dar a reiniciar AÚN, pues nos quedan operaciones todavía.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

6. Desactivar la opción de hibernación
El modo de apagado en hibernación es un modo aún poco utilizado en los PC de sobremesa, sin embargo es una funcionalidad siempre considerada en los portátiles o note-books. Hay gente que nunca llegó a utilizarlo. La verdad es que es una manera de apagar el ordenador rápidamente de modo que puedas de nuevo ponerte a trabajar luego en el punto donde lo habías dejado. De todas formas, para que sea funcional, Windows crea un fichero hiberfil.sys a tal efecto en el directorio raíz de la partición en la que se encuentre instalado. El tamaño de este fichero es siempre equivalente a la memoria disponible por Windows, ya que lo que el S.O. hace es cargar en él todo el contenido de la memoria en el momento que le damos a Inicio  Apagar equipo  Hibernar. Para desactivar la hibernación de un sistema Windows vamos a Inicio  Panel de Control  Opciones de Energía  Solapa Hibernación. En ella, en el apartado Hibernar desmarcar ‘Habilitar Hibernación’. En esa misma ventana Windows nos informa del espacio necesario en disco para esa función y que nosotros liberaremos. Esto sólo ocurrirá tras un reinicio del sistema operativo.

7. Realizar una optimización y limpieza del Registro de Windows.
Esta es una operación que sólo se puede hacer con programas específicos. Algunos de estos programas son: CCleaner, AdvanceWindowsCare, Glary Utilities, Ashampoo WinOptimizer, Mindsoft utilities, Registry Mechanic y Tune Up Utilities entre otros. Cada uno de estos programas tiene su propia forma de operar para resolver problemas y optimizar el tamaño del Registro de Windows. Tras la realización de optimización del tamaño del archivo de Registro de Windows es necesario un reinicio para que tengan efecto los cambios. Tras la reducción del archivo de paginación, la limpieza de Windows y del Registro es el momento de realizar un reinicio del sistema.

8. Defragmentación de la partición activa en la que ‘corremos’ Windows
Tras reiniciar el sistema es conveniente, ahora que tenemos la partición de Windows lo más limpia posible, realizar una defragmentación de la misma. Para ello se puede utilizar la propia utilidad que incorpora Windows o utilizar un programa específico para ello (recomendable más ésta última). Para realizar una defragmentación de la partición en que se encuentra Windows: Dar a Inicio  Todos los Programas  Accesorios  Herramientas de Sistema  Defragmentador de disco. Seleccionar el volumen [c:], donde se encuentra normalmente el S.O. y luego hacer clic en el botón 'Analizar'. Tras unos momentos de espera nos indica el nivel de fragmentación. Un nivel inferior 5% de fragmentación se considera óptimo; si es mayor del 10% es aconsejable dar entonces al botón 'Defragmentar'. Este proceso necesitará un buen rato para finalizar, dependiendo de las características de nuestro disco duro y el tamaño de la partición del S.O. Tras finalizar la defragmentación, es necesario reiniciar el sistema para que los cambios tengan efecto.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

9. Una vez reiniciado el sistema continuamos con el proceso de creación del Back-Up propiamente dicho.
Según el programa a utilizar para la realización del back-up, el procedimiento puede cambiar. Algunas versiones antiguas de Ghost o Acronis utilizan un disquete de 3 ½ pulgadas, rearrancando el ordenador desde él y siguiendo las instrucciones del programa. Versiones modernas, como Norton Ghost 14 ya pueden realizar el back-up de la partición completa que queramos aún con el S.O. funcionando. En un artículo siguiente describiremos cómo realizar un back-up.

Realizar un Back-Up de la partición de Windows con Norton Ghost (ver. 10-14)
Recordamos que el Back-Up que describimos a continuación está pensado para una doble partición del disco duro, colocando en [c:] el S.O. y los programas, y en [d:] todos los documentos correspondientes a las cuentas registradas de Windows. El programa de creación y restauración que utilizaremos es Norton Ghost 14, de la empresa Symantec, aunque el proceso es muy similar para las versiones de Ghost 10, 12 y también muy parecido a la versión posterior a la indicada. Para realizar el proceso adecuadamente hemos de tener instalado previamente el programa Norton Ghost en nuestro ordenador y al menos disponer de 512 MB de memoria RAM y un espacio en el disco duro (o en otro soporte externo) suficiente para albergar el Back-Up que vamos a generar. Como regla general, una copia de restauración (Back-Up) del S.O. realizado con Norton Ghost ocupará cerca de 3/5 del espacio que ocupa el S.O. en la partición o disco donde ésta esté instalado (también depende del índice de compresión que elijamos para la copia de restauración, pero nunca ocupará menos de 1/2 del espacio que ocupa el S.O.).

El proceso recomendado sería el siguiente:
1. Iniciar el programa Norton Ghost haciendo doble clic en su icono de la barra de tareas a la derecha o buscándolo en la lista del menú de programas. Esperar un momento a que se cargue el programa. 2. Seleccionar la solapa de la izquierda 'Tareas' y en ella la opción 'Copia de respaldo única'. 3. Seguir las indicaciones del Asistente para realizar una ‘copia única de respaldo’. Seleccionar la unidad [c:]: y luego como destino una carpeta específica distinta de la habitual que utiliza Ghost para guardar las copias de respaldo; poner por ejemplo de nombre BACK-UP. Dar a 'siguiente'. 4. Es importante elegir un nivel de compresión medio o alto para aprovechar al máximo el espacio y que ocupe el Back-Up el mínimo espacio en disco. Elegir un nivel de compresión mayor puede ralentizar el proceso de realización de copia, pero puede ser conveniente para aprovechar al máximo el espacio del destino. 5. Se puede escribir una pequeña descripción del S.O. en el espacio reservado para ello, como p.e. si es Win2000, XP Home o Professional, XP Media Center, Vista, Seven… Los Service Pack que incluye y otras actualizaciones o programas significativos, así como las claves de las cuentas de administrador de equipo de Windows (importante esto). 6. Dar en el botón 'Avanzadas...' y marcar en la pantalla que aparece la opción 'Dividir en archivos más pequeños para simplificar la operación de archivo', dándole un tamaño de 1.024MB para asegurar la máxima compatibilidad con cualquier sistema de archivos (FAT32 no admite mayores de 1GB) y software de grabación posterior. En esa ventana terminar dando a 'Aceptar'.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

7. Seguir dando en las pantallas sucesivas al botón de 'Siguiente' hasta llegar a la pantalla final del asistente para realizar una ‘copia única de respaldo’. Dar al botón de 'Terminar' y comenzará inmediatamente a realizarse la copia de restauración (Back-Up) del S.O. en la carpeta que hayamos indicado. El proceso se indicará con una barra de progresión y un temporizador que nos indicará aproximadamente el tiempo que resta. 8. Tras terminar el proceso de realización del Back-Up podemos pasar a: a) integrar esos ficheros en un fichero ISO que contenga el programa de restauración de Norton Ghost para luego quemar un DVD de Recuperación del S.O.; b) grabarlos directamente en un DVD-R para utilizarlos cuando sea necesario; y c) copiarlos en una carpeta de un HD externo.

La opción a) es más interesante pues con ella podemos recuperar un ordenador con sólo una unidad lectora de DVD. Para ello, el propio programa Ghost tiene una función específica de copiado a medio externo. La opción b) nos fuerza a disponer de dos unidades lectoras: una de CD para el propio programa de restauración de Norton Ghost y otra lectora de DVD con los ficheros que componen el Back-Up que queremos restaurar. Con la opción c) tenemos la funcionalidad de almacenar multitud de back-ups de distintas máquinas en un solo soporte. De cualquier modo, necesitaremos iniciar el proceso introduciendo, en el ordenador a recuperar, el CD de recuperación de Ghost.

Integración de los ficheros de la copia de restauración (Back-Up) en el propio disco de Recuperación de Sistema
Este es el caso de disponer de una sola unidad de DVD para recuperar un ordenador.

Necesitaremos:
1) la carpeta conteniendo los ficheros propiamente dichos del Back-Up realizado previamente con Norton Ghost (ver. 10-14). Normalmente se encuentra en la segunda partición del HD. 2) el fichero ISO conteniendo únicamente el Disco de Recuperación del Norton Ghost. Se puede utilizar también el fichero ISO del Disco de Instalación y Recuperación del Norton Ghost, pero de esta manera nos queda menos espacio en el DVD para añadir los ficheros del Back-Up. 3) un programa que maneje ficheros ISO y pueda posteriormente 'quemar' su contenido, como PowerISO u otro similar (no vale Nero). Nota aclaratoria: Los ficheros ISO citados anteriormente están disponibles acudiendo al Gestor TIC del centro. Recuerda que no es lo mismo el Disco de Recuperación de Norton Ghost que el Disco de Instalación y Recuperación de Norton Ghost, ya que este último integra la Recuperación y también la Instalación del programa.

Para crear un disco de recuperación de Norton Ghost que integre los ficheros de Back-Up del ordenador realizados previamente:
1. Abrimos el fichero ISO del Disco de Recuperación de Norton Ghost, por ejemplo utilizando PowerISO u otro similar. 2. Copiamos en la unidad ISO la carpeta Back-Up que contiene todos los ficheros que hemos obtenido al realizar la copia de respaldo única con Norton Ghost.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

3. Nos aseguramos de que el tamaño total del fichero ISO no exceda de los 4.425.000 KB si vamos a grabar un DVD de una sola capa, o de los 8.500.000 KB si vamos a grabar un DVD de doble capa. También podemos utilizar varios DVD si no nos caben los ficheros en uno sólo, pero en este caso hay que recordar grabar todos ellos en discos ISO de recuperación de Norton Ghost, para asegurarnos de que el programa de recuperación se encuentra en el DVD (el programa de recuperación NO se graba en el disco duro, por eso es necesario que siempre esté en la unidad lectora DVD). 4. Damos al botón de grabar o 'quemar' del programa de gestión ISO que estemos manejando para obtener finalmente el DVD de Recuperación de Sistema. Se aconseja marcar una velocidad de grabación mínima (4 no más) y marcar también la opción de verificación de la grabación. Grabar un DVD así llevará unos 20-25 minutos, pero es mejor asegurarse. 5. Etiquetar convenientemente el DVD recién quemado y guardarlo en un sobre adecuado de plástico o papel, añadiendo también un papel descriptivo del contenido: fecha, ordenador, Sistema Operativo y claves de administrador de equipo si fueran necesarias.

Recuperar la instalación de Windows a partir de un Back-Up realizado con Norton Ghost
Pasos previos:
Según se ha explicado en el artículo 'La ventaja de separar 'lógicamente' los datos del usuario de los ficheros del Sistema Operativo', hemos de tener formateado el disco con dos particiones: La [c:] de un tamaño mínimo aconsejado de unos 15GB (para 1-2 GB de RAM). La [d:] del tamaño restante hasta completar el disco duro.

Las dos particiones serán NTFS y se fijará la [C:] como Activa para que sea arrancable. Para ello podemos utilizar un CD de utilidades de disco si el disco duro no está previamente formateado. También podemos utilizar cualquier CD de instalación de Windows, pues en la primera fase no instala el S.O., si no que nos da opción de eliminar y crear particiones; en este caso, tras crear las particiones necesarias, podemos salir del programa de instalación de Windows.

Para recuperar la instalación de Windows en un ordenador a partir de una copia de restauración (Back-Up) previa realizado con Norton Ghost:
1. Encender el ordenador e introducir el DVD de Recuperación de sistema de Norton Ghost en la unidad lectora de DVD. 2. Reiniciar el ordenador asegurándose que arrancará desde la unidad CD/DVD antes que el disco duro. Para ello es posible que tengamos que modificar la secuencia de arranque (Boot) accediendo al SetUp en la primera pantalla que aparece al encender el ordenador. 3. Atención al arrancar el ordenador, pulsar una tecla cualquiera cuando salga el mensaje de 'Pulsa una tecla para arrancar desde la unidad CD/DVD'. 4. Esperar unos momentos para que se cargue el programa de recuperación de Norton Ghost. 5. Una vez cargado el programa, elegir la opción de Recuperar. Si el programa no detecta la copia de seguridad en el ordenador, hay que indicarle dónde se encuentra, en nuestro caso la misma unidad lectora DVD donde tenemos el Disco de Recuperación, en una carpeta de nombre BackUp o similar. Seleccionar el fichero de extensión [v2i] que tenga el nombre más corto. 6. Seguir las instrucciones para la recuperación.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

7. Al indicarnos el programa que ya ha finalizado, entonces podemos sacar el DVD de recuperación. Seguidamente reiniciamos el sistema.

Notas:
(1) Se recomienda realizar un formateo de la unidad [c:] antes de realizar la carga del Back-Up contenido en el Disco de Recuperación. (2) Tener en cuenta que la primera vez que arranca el sistema es posible que realice una verificación automática de integridad del sistema de [c:]. Esto es normal y además aconsejable.

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

Lista de programas instalados en el Back-Up
Aplicaciones Básicas: IZArc descompresor Total Commander WinRAR compresor

Editores Gráficos: XnView Pbrush de Win3.1 Paint Paint.Net

Grabación y Copia: Nero 8 Lite PowerISO Clone CD

Herramientas Desarrollo: PDF Creator Plus Gadwin S. PrintScreen\

Herramientas Internet: Avant Browser Free Download Manager Mozilla Firefox WinHTTrack website copier Outlook Express Windows Messenger

Herramientas Video: CyberLink PowerDVD Windows Movie Maker

Multimedia y Audio: Easy CD-DA Extractor MediaMonkey 3

Gobierno de Cantabria Consejería de Educación y Juventud

I.E.S. "JOSE Mª PEREDA"
E-mail: tic_pereda@yahoo.es

Tecnologías de la Información y la Comunicación

Reproductor de Windows Media 11 The KMPlayer

Microsoft Office 2003: Microsoft Office Word 2003 Microsoft Office PowerPoint 2003 Microsoft Office FrontPage 2003 Microsoft Office Excel 2003 Microsoft Office Access 2003

Seguridad y Control: Antivirus DeepFreeze CEYJ Editor Registro Y MsConfig safeXP Unlocker xp-AntiSpy Microsoft Baseline Security Analyzer Windows Defender TuneUp Utilities

Configuración Hardware y Escritorio: Catalyst Control Center Dell Wireless Norton Ghost 14 PowerQuest PartitionMagic 8.0 Tweak UI ISSOPack Vista UltimateDefrag 2008