CONFERENCIA SOBRE HIDROGRAFÍA A CARGO DEL DEPARTAMENTO DE

GEOGRAFÍA Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO (UNIZAR)
EL AGUA EN EL MEDIO NATURAL
Ponentes: Miguel Sánchez Fabre y Alfredo Ollero Ojeda
Día 23 de septiembre de 2011. Inicio: 12:00. Fin: 14:00.
(El contenido de la conferencia, en soporte power point, se ha colgado en materiales
didácticos y se enviará por correo al profesorado)
-El tema de selectividad es: Recursos hídricos y problema del agua, materias primas y
recursos energéticos. Los ponentes manifiestan desacuerdo: se mezcla el agua como
elemento natural en el medio físico con el agua como recurso en el medio humano.
-En la conferencia sólo se tratará el agua en el medio natural, insistiéndose en los
conceptos básicos y en herramientas a emplear.
-La escasez del agua dulce superficial y atmosférica no debe hacer olvidar su
importancia crucial, desde el punto de vista de la vida física (y también económica).
Los océanos representan el 97,5% del volumen total de agua del planeta. El agua
dulce es el otro 2,5%. De ese 2,5%, el 68,7% son glaciares, el 30,1% es agua
subterránea, el 0,8% es permafrost (suelo helado) y sólo el 0,4% restante se halla
en la superficie del planeta (formando lagos y sistemas fluviales) y en la
atmósfera.
-Cuenca hidrográfica:
-Es un segmento de la superficie terrestre que posee límites naturales y está
ocupado por plantas y animales que interaccionan en él.
-Es una unidad superficial o espacio geográfico donde entra precipitación
(aporte hídrico) y hay drenaje de agua y sedimentos hacia un punto común de
desembocadura, produciéndose en ella interacciones entre los elementos biótico
y abiótico.
-Es un sector superficial, delimitado y separado de sectores adyacentes, en cuyo
interior hay un sistema interrelacionado de elementos bióticos y abióticos que
condicionan el comportamiento hidrológico; es un sector con entrada de
precipitaciones, distribución superficial de dicho aporte (según los procesos del
ciclo hidrológico), una parte del cual se transforma en cursos fluviales que llevan
el agua y los sedimentos que transportan a un punto de desembocadura.
-La extensión de una cuenca hidrográfica puede ser muy variable: 7 millones de
km2 tiene la cuenca del Amazonas (caben 12 penínsulas ibéricas), 3,8 millones
de km2 tiene la cuenca del Congo y más de 3, la del Mississippí-Misouri; sin
embargo, las cuencas del Tajo y del Ebro están en torno a los 80.000 km2, y un
pequeño barranco o rambla, que puede ser también una cuenca hidrográfica,
puede tener solamente unas decenas de km2.
-La Directiva Marco Europea del Agua establece el valor medioambiental de las
cuencas hidrográficas (como unidades de paisaje y de ecosistema), siendo las
demarcaciones hidrográficas los ámbitos de gestión de las cuencas hidrográficas.
MAPA DE DEMARCACIONES HIDROGRÁFICAS. Dichas demarcaciones
hidrográficas incluyen su zona subterránea de aguas y su zona costera (a donde
llegan los correspondientes depósitos aluviales).
-Divisorias de agua: Son los límites de cuenca, tanto desde el punto de vista
topográfico (son relieves) como hidrográfico (delimitan los bordes de un
embudo que conduce las aguas a un colector principal, incluyendo también las
aguas subterráneas, que no llegan a ese colector).

1

-Ciclo del agua en las cuencas hidrográficas: la entrada son las precipitaciones
(sólidas y líquidas) y la salida es la consecuencia de la escorrentía hacia la
desembocadura y de la evapotranspiración (ET).
-Vertiente hidrográfica:
-Es el conjunto de cuencas cuyas aguas vierten en el mismo mar u océano.
MAPA DE VERTIENTES (MEDITERRÁNEA Y CANTÁBRICA –
ATLÁNTICA).
-Red fluvial o hidrográfica:
-Es la red de drenaje dentro de la cuenca. Es el conjunto de cauces (cursos
fluviales con caudal continuo o discontinuo) dentro de una cuenca, a través de
los cuales se produce el drenaje de las aguas superficiales y de los sedimentos
que arrastra.
-La descripción de la red permite hacer clasificaciones morfológicas: red fluvial
dendrítica, radial (a partir de un cono montañoso), rectangular (si discurre por un
suelo fracturado), enrejada (sigue líneas de debilidad).
-Función de la red fluvial: Llevar el agua de la precipitación y los sedimentos de
la erosión continental al mar. En este sentido es un sistema de transporte que
conecta continentes con océanos.
-Función hidrogeomorfológica: La red supone transporte (evacuación
hídrica y erosión continental y transporte de materiales), autorregulación
de cauces extremos (la red abre llanuras de inundación donde descarga
parte de su energía, es almacén de sedimentos, carga y descarga las aguas
subterráneas) y regulación marina (puede dar lugar, según sea mayor o
menor el caudal, a una disminución o aumento de la salinidad en la zona
de desembocadura, aporta nutrientes que arranca de la cuenca y crea o
contribuye a crear playas con los sedimentos fluviales).
-Función ecológica: La red es un hábitat y un corredor ecológico (aporta
condiciones a la vegetación) y bioclimático (canaliza el viento).
-Sistemas fluviales:
-Son incisiones del agua, formando cárcavas, ramblas, barrancos, torrentes, ríos,
que conducen o pueden conducir el agua y lo que arrastren hasta su nivel de
base. Las escalas son diferentes, pero la función es la misma.
-Cauce:
-Es un segmento de la red fluvial. Es una forma de relieve eficiente para el
transporte y evacuación de agua y sedimentos, construido por el propio río.
-Las laderas están fuera de ese segmento, si bien son inundables y no son soporte
para la vegetación. Las laderas han sido dimensionadas por el río para que
quepan las crecidas de frecuencia anuales; cuando son crecidas anómalas, el río
ocupa su llanura de inundación (o terraza). Las laderas se labran y son una forma
de relieve por erosión.
-Clasificación de los cauces: Hay numerosos criterios.
-En roca (predominan rectos, pero pueden ser curvos) y aluviales (suelen
ser curvos)
-Según su forma: sinuosos, trenzados (cada vez más escasos, acaban
siendo meandriformes), ramificados, divergentes, etc.
-Cabe una clasificación evolutiva (con cartografías evolutivas), ya que
los ríos cambian de una tipología a otra muy rápido (recuérdese la
dinámica de meandros). Esto es especialmente verdad debido al cambio
climático global (que obliga a un ajuste de cuenca), a un cambio en los

2

usos del suelo, a impactos locales bruscos (una presa altera enormemente
el cauce aguas abajo, contribuyendo a encajarlo).
-El descenso del cauce: puede ser en pendiente más o menos continua, en gradas,
escalonado, a saltos.
-Caudal (elemento del régimen fluvial):
-Es la cantidad de agua que lleva un río en un lugar y periodo de cálculo
determinado, expresándose en m3/s.
-No se puede confundir cauce con caudal: cauce es el continente y caudal es el
contenido.
-El caudal se mide en las estaciones de aforo: se mide la velocidad del río
durante un tiempo más o menos prolongado en m/s y se multiplica por la sección
del cauce en m2 (se entiende que la estación de aforo se adapta a esa sección
topográfica). Existen instrumentos que miden las oscilaciones del caudal, que
suponen alteraciones del nivel del agua en la estación de aforo (limnímetros).
-También existen métodos de campo para hallar el caudal de un río, mediante
molinetes que miden la velocidad del río y aparatos que miden el nivel
topográfico del cauce (conocida el área de la sección de éste). Técnicas láser
pueden facilitar el conocimiento de las dimensiones de los márgenes del cauce
en toda su vertical ( ).
-Caudal relativo o específico (caudalosidad):
-Pone en relación el caudal en l/s (1 m3 son 1000 litros) con la extensión
superficial de la cuenca (en el punto de medición), expresándose en l/s/km2.
-Valores: <5 es un caudal específico débil, 5-15 es un caudal específico medio,
15-40 es un caudal específico fuerte, >40 es un caudal específico muy fuerte. En
Aragón domina <5 (dada la relativa aridez del territorio) y en las cabeceras de
algunos ríos se encuentra entre 5 y 15.
-Aportación:
-Es el volumen total de agua que pasa por un punto de un río (una estación de
aforo) en un periodo de tiempo (un mes o, mayormente, un año), y se expresa en
Hm3. Los usos del agua en los embalses (el agua que entra y el agua que se
deriva a lo largo del tiempo) también se miden en Hm3.
-Módulo o caudal modular:
-Es un valor promedio de caudal. Es la cantidad de agua que llevaría un río si
llevara siempre el mismo caudal. Se calcula a partir de las medias de series
mensuales a lo largo de al menos 30 años.
-El módulo puede variar mucho: El Amazonas tiene un módulo de 185.000 m3/s
en la desembocadura. El Congo tiene 42.000 m3/s; el Mississippi, 18.000; el
Obi, 12.000. El Tajo y el Ebro se mueven entre los 350 y los 450 m3/s.
-HIDROGRAMA DE PRECIPITACIONES-CAUDAL (con dos ejes
horizontales). MAPAS DE PRECIPITACIONES Y DE CAUDALES. MAPA DE
CAUDALES ESPECÍFICOS (a más lluvia, más caudal específico). También hay
mapas de mediciones de nieve caída (a mayor relieve mayor caudal con
componente nival).
-Caudal sólido:
-Son los materiales que lleva el río. Esos materiales llegan a la estación de aforo,
que miden el caudal en m3/s, pero que no sólo es un caudal de agua (ya que los
materiales no se separan).
-Si los materiales están en suspensión, acompañan a las aguas y le dan su
turbidez; pero pueden ser carga de fondo (gravas procedentes del propio cauce,
que se desplazan a saltos, de crecida en crecida, y que pueden tardar años en

3

llegar a su desembocadura). Aparte: En la crecida de Biescas, el 30% eran
sedimentos (en un flujo hiperconcentrado).
Se puede separar el caudal sólido del líquido a la hora de computar; para ello se
utilizan escáneres y modelos matemáticos.
-Variación fluvial o variaciones estacionales de caudal, esto es: regímenes fluviales:
-Se deben a variaciones de los elementos climáticos (precipitaciones,
evapotranspiración) y otros (relieve, suelo, vegetación). Es decir, interactúan
elementos bióticos y abióticos (elementos actuando, en sus variaciones, como
factores actuando sobre el régimen fluvial).
GRÁFICAS DE VARIACIONES ESTACIONALES DE CAUDAL
(antiguamente llamadas hidrogramas, término que ahora se reserva sólo a
mediciones correlativas de pluviometría y caudal, pensadas para registrar
crecidas). El eje vertical puede mostrar valores absolutos de caudal (en m3/s) o
valores relativos con relación al módulo (son los coeficientes de caudal).
-Los coeficientes de caudal permiten comprobar las variaciones de caudal en
relación al módulo o valor promedio de caudal: cada valor medio mensual de
caudal se divide por el módulo; si da 1 el caudal de ese mes equivale al módulo.
Suele oscilar entre 0 y 3 (si llega a 4 se tratará, seguramente, de un régimen
nival). Al interpretar la gráfica hay que fijarse en la cantidad de agua que lleva el
río, en los coeficientes, en los momentos de aguas altas (picos y crestas se
reservan a crecidas) y de aguas bajas.
GRÁFICAS QUE COMBINAN CAUDAL Y PLUVIOSIDAD, ASÍ COMO
EVAPOTRANSPIRACIÓN (barras negras). MAPAS.
-Los regímenes fluviales: nival, pluvial (y sus variedades) y mixtos. Es difícil
determinar de qué regímenes se trata a partir de los datos de las estaciones de
aforo: Existen alteraciones de las variaciones naturales.
MAPAS DE REGÍMENES FLUVIALES Y SU REPARTO TERRITORIAL.
Quedan claros el ámbito nival (aunque nival puro es ya una rareza) y el ámbito
pluvial atlántico; el resto son regímenes de influencia mediterránea (en sus
variantes levantina y subtropical1).
-Es difícil determinar a partir de una gráfica la genuinidad de un régimen fluvial:
no sólo por la alteración del cauce como consecuencia de los establecimientos
hídricos y por la alteración de la cuenca debida a usos humanos, sino también
por el cambio climático2.
-Alteraciones de la caudalosidad y del régimen natural:
-Desde 1950 es muy importante la intervención en las cuencas, a lo cual se
suman los efectos del cambio climático: ha habido cambios en los usos del suelo
(y todo suelo pertenece a una cuenca), se han creado embalses y derivaciones
que han alterado las cuencas, los cauces y los caudales. Por ejemplo, el Ebro
tiene actualmente entre un 20% y un 30% menos de caudal que hace 25 años y
las crecidas son menores (caudales invernales más bajos), con una nivalidad
cada vez menor (fenómeno general). El caudal del Ebro es de 430 m3/s en
Tortosa, en mediciones desde los años 70 hasta hoy, frente a los 614 m3/s que
aparecen en los libros, que se basan en mediciones que abarcan de los años 30 a
los años 70. Las irregularidades interanuales son cada vez más acusadas
(fenómeno general).
1

La variante subtropical corresponde al ámbito mediterráneo continentalizado.
Además, todo curso fluvial se contagia aguas debajo del régimen o regímenes que pueda poseer aguas
arriba. Por ejemplo: el Ebro es en su cabecera de régimen pluvial oceánico y recibe de sus afluentes de la
margen izquierda regímenes nivo-pluviales y fluvio-nivales, aunque la mayor parte de su recorrido
transcurra por un régimen de ámbito mediterráneo (con sus variantes subtropical y levantina).
2

4

-Los embalses y los regadíos en zonas de menor pluviosidad han supuesto mayor
evaporación, y aguas abajo (y lo podemos comprobar 50 años después3) se ha
estrechado su encaje, su nivel freático ha bajado (se entiende que por disminuir
la llanura de inundación y encajarse más el río aguas abajo, reduciéndose las
aguas subterráneas), han podido aumentar sus bosques de ribera, pero es algo
puntual que prevé un futuro de sólo matorral (debido al descenso del nivel
freático y de las disponibilidades hídricas en general aguas abajo, se entiende).
Se cuestiona el interés de los embalses para casos de grandes crecidas (hay que
soltar más agua, lo que contribuye a la alteración del ecosistema aguas abajo).
-Ejemplos de alteraciones debidas a embalses: el río Esera (embalse de
Santaliestra), el río Piedra (embalse de Tranquera), el río Gállego (que ha
reducido su caudal a un tercio a su llegada a Zaragoza, debido a los regadíos
desde los establecimientos hídricos). Los abusos en las derivaciones de aguas
para regadíos pueden llevar a un aumento de la salinidad del mar (un caso
extremo: el Mar de Aral, entre Kazajstán y Uzbekistán, prácticamente extinguido
y transformado en una costra de sal).
-EL ANUARIO DE AFOROS (Ministerio de medio ambiente4), dividido en
confederaciones hidrográficas, nos ofrece datos actuales de caudales y otros
datos. Es una información en formato Excel que puede descargarse. LOS
SISTEMAS AUTOMÁTICOS DE INFORMACIÓN HIDROLÓGICA (SAIH)
pueden ofrecernos informaciones en tiempo real (cada 15 minutos).
-Fenómenos extremos de cambio de caudal:
-Las crecidas son aumentos repentinos y acentuados del caudal de un río. El
umbral de crecida determina que el módulo puede multiplicarse por 2, sin
embargo, se trata de un umbral dudoso, ya que no se cumple en ríos de poco
caudal, que pueden multiplicar su módulo por 3 y hasta por 10 varias veces al
año. Las crecidas no necesariamente implican desbordamiento en la llanura de
inundación, aunque es lo normal (todo desbordamiento, en cambio, supone
crecida). Existen HIDROGRAMAS DE CRECIDAS, con dos ejes verticales que
muestran volumen de precipitaciones y variaciones de caudal, y un eje
horizontal que muestra el transcurso del tiempo en horas; el tiempo de
acumulación es el tiempo que transcurre entre llover más y la formación de la
cresta de caudal; después hay un descenso de caudal y un agotamiento de la
crecida5. Lugares con alta frecuencia de crecidas: zonas del noreste cantábrico, el
levante, el sureste, etc.
Las crecidas pueden ser catastróficas, pero también presentan aspectos positivos:
envía sedimentos a su llanura de inundación, fertilizándolas, y recoge nutrientes
de ésta, que pueden renovar los nutrientes del cauce cuando regresan las aguas;
limpia el cauce; recarga aguas subterráneas; mantiene a raya la vegetación de
ladera; ralentiza el encajamiento del cauce; renueva aguas estancadas.
-Los estiajes son disminuciones muy acusadas del caudal de un curso fluvial,
que pueden llegar hasta la desaparición temporal de éste, siendo el umbral de
descenso alcanzar un nivel de caudal inferior a la mitad del módulo (un umbral
también controvertido).
-Balance hídrico:
3

España es el país con más presas y embalses por habitante del planeta (sic).
Existen cuencas de gestión intracomunitaria en Cataluña, Galicia y Andalucía.
5
Los hidrogramas de una crecida del Ebro, registrada en varios puntos, muestran una cresta en Tortosa
anterior a la cresta de Zaragoza: La cresta de Tortosa se debía a la liberación previa de aguas de las presas
para hacer frente a la crecida posterior.
4

5

-El balance hídrico, desde un punto de vista exclusivamente del medio natural en
el ámbito de una cuenca o de una vertiente o de un país, es la diferencia entre la
disponibilidad o entrada de aguas (precipitaciones) y la salida por
evapotranspiración (que varía con la temperatura), a cuyo resultado se suma el
comodín-esponja del agua en reserva del subsuelo (que puede sumarse a la
disponibilidad, restándose de su ámbito)6.
-El balance hídrico, desde el punto de vista de los remanentes de los
establecimientos hídricos, tiene en cuenta el agua que se ha enviado desde los
mismos y el resto que queda en los vasos hidráulicos al final del ciclo
hidrológico (30 de septiembre). El agua disponible es la suma de ambas
cantidades (en torno a 55.000 Hm3 anuales en España), el agua aprovechada
ronda los 40.000 Hm3 anuales, y el resto o remanente final se sitúa entre los
15.000 y 20.000 Hm3. El superávit es engañoso, pues esconde déficits
territoriales en algunos momentos del año.

6

Se entiende que si restamos a la cantidad de agua precipitada (calculada desde los datos de las estaciones
meteorológicas) la cantidad de agua evaporada, el resultado será el agua disponible y el agua percolada o
de reserva en el subsuelo. Conocida el agua de los caudales de un ámbito (tanto la que desemboca como
la que se deriva desde los establecimientos hídricos, registrada en las estaciones de aforo), el resto es el
agua de reserva del subsuelo.
Podría sumarse o restarse también, si se considera el ámbito de una cuenca, las cantidades de agua
trasvasadas de cuenca a cuenca: son ganancias o pérdidas netas de esa cuenca.

6