ROMAN SLAWINSKI - LOS PICAS ROJAS Y EL MOVIMIENTO

REVOLUCIONARIO MODERNO EN CHINA
CAPÍTULO I: EL CAMPESINADO EN 1920-1930
En la sociedad feudal china el campesinado, en la jerarquía confuciana, se
encontraba justo después de los funcionarios letrados. En la sociedad moderna
semicolonial, su posición no había variado a pesar del incremento del papel
económico de los artesanos y de los comerciantes, puesto que el 70% de la
población era campesina y se constituían en la base de la economía nacional.
Las haciendas campesinas se dividían en 3 categorías:1) la de los campesinos
que trabajaban sus propias tierras (54%). 2) las de los arrendatarios que
entregaban al propietario una renta agraria (26%). 3) una categoría mixta de
campesinos propietarios y a la vez arrendatarios (20)%.1
Las diferencias socioeconómicas entre estas categorías eran profundas, eran
agudas inclusive en la 1º en donde se encontraban las grandes casas y la
gentry. En ésta última sólo el 14% era a la vez propietario de la tierra, que
explotaban directamente a los arrendatarios, eran usureros, poseían educación
y ocupaban cargos en la administración rural, cuyo poder estaba sustentado en
la policía rural, el derecho, las normas familiares y las instituciones rurales. Más
de la mitad de la tierra cultivable pertenecía a los grandes propietarios.
La cantidad de tierra necesaria para alimentar a una familia de 5 personas era
de 14 mu. La situación del campesinado se complicaba por los procesos
inflacionarios y por el aumento de los impuestos. A partir de la revolución de
1911 existían los siguientes impuestos: tasa por tierra y por cabeza, tasa sobre
el trigo, tasa postal, sobre el cultivo de nuevas tierras, sobre el alquiler de
tierras, impuestos varios y auxiliares, éstos últimos se constituían en una
pesada carga que gravaban el consumo, alimentos, el ganado, etc., pagadas
tanto al Estado como a los distritos y aldeas, impuestos que inclusive se
pagaban por adelantado, motivado por las guerras interprovinciales.2 Existían 3
medios de concentración de la tierra:1) Las tierras baldías podían pertenecer a
1

El cálculo está hecho sobre cerca de 44. 000. 000 de haciendas campesinas
en 1918. La proporción varía según la región del país sobre todo entre el Norte
con sus vastas tierras y el Sur con sus minifundios. Entre 1914/18 hay una
tendencia a la disminución en el número de haciendas campesinas y en la
superficie cultivable, de cerca de 60 millones a 44 millones.
2
Entre los auxiliares se encontraban las tasa para el ejército, policía,
educación, etc.

la gente que poseyera los capitales necesarios para cultivarlas y que estuviera
en buenos términos con los notables locales. 2) los campesinos empobrecidos
vendían sus derechos a posesión. 3) La usura en los préstamos con un 30/40%
de interés, que endeudaban al campesinado o a través de la compra de la tierra
después de las malas cosechas. Pero a pesar de la influencia del imperialismo
extranjero, sobre la vida económica del campo, el modo de producción agrícola
se fundamentaba en la percepción de las rentas -por parte de los terratenientesya sea en dinero o especie, que disminuía todo interés en la inversión para el
mejoramiento productivo.
Existían 3 tipos de rentas: A) renta pesada en donde se firmaba un contrato
precisando la cantidad de tierra, suma de dinero o cantidad de trigo pagada
como renta, el plazo (dos entregas en primavera y una en verano), la duración
del contrato (3 años). Las variaciones del precio del suelo no modificaba el
monto de la renta, no importaba si la cosecha era buena o mala, el arrendatario
debía pagar lo estipulado por lo tanto el propietario no sufría pérdidas. B)
semillas comunes en donde la cuestión de las semillas, abonos, útiles de
labranzas, etc., estaba regulada por adelantado, aportados por el arrendatario y
el propietario, éste último sufría pérdidas en caso de calamidades naturales. C)
sanqiqie en donde el propietario entregaba los útiles, los abonos, etc., el
arrendatario ponía su mano de obra y las cosechas se repartían 70% para el
propietario, 30% para el arrendatario.
En principio la mayor parte de la renta, un 68/80% era pagada en especie y el
resto en dinero, situación que variaba según que las provincias fueran más
desarrolladas econonómicamente o no. También existía la renta en trabajo en
donde el arrendatario debía trabajar en la casa del propietario de la tierra.
Además existían una serie de presiones cuasi-económicas, puesto que los
arrendatarios estaban sujetos a la voluntad del propietario como la posibilidad
de retomar las tierras y arrendarlas a otro en caso de que el arrendatario no
aceptase las nuevas condiciones impuestas por aquel, situación que se
agravaba cuando la tierra pasaba a otro dueño. Para evitar la ruina completa en
los años de escasez, los campesinos organizaban asociaciones mutuales de
crédito rural conformadas por grupos de amigos y en donde los clanes jugaban
un rol importante. Todos estos elementos presentados antes, han determinado
el carácter del sistema agrario chino de la época que puede ser considerado
como un sistema mixto de explotación feudal y comercial usurera.
Los propietarios obtenían de la renta y de los impuestos el capital, que luego
servía para la compra de tierras a campesinos endeudados, para préstamos
usureros, para la inversión en las aldeas o para depositarlos en bancos
extranjeros.
1

recibiendo ayuda militar de países extranjeros. Por lo tanto era normal que el campesino y las sociedades secretas apoyaran a los Ejércitos Nacionales revolucionarios que se formaban y que combatían a los militaristas. los gobernadores de provincia o dujun. La primera sostenida por Japón y la segunda por Inglaterra. introducían impuestos especiales. estas camarillas militares intentaban ampliar la zona controlada y en consecuencia la influencia de sus amos. o estableciendo alianzas con el Guomindang. En general las camarillas estaban formadas por tropas mal pagas que vivían del pillaje de la población rural. Para sostener a estos ejércitos. empeorando la situación del campesinado. de misioneros protestantes. Ayudadas políticamente. cambios de gobiernos y guerras civiles. que dirigían a estas camarillas como ejércitos privados. los generales que eran a veces simultáneamente jefes de provincias. Entre las más poderosas se encontraban las camarillas de Fengtian y de Zhili que controlaban China Central. realizando alianzas militares entre ellos y provocando conflictos militares. con dinero y armas. los países capitalistas que las ayudaban. o dividiéndose en facciones que imponían su poder en algunas regiones. que alcanzaron su intensidad entre 1916/28. China del Norte y Manchuria. 2 .Opresión de los campesinos por los militaristas: aparte de este sistema administrativo y fiscal existían los jefes de camarillas militares.