Universidad Nacional de Tucumán

Facultad de Filosofía y Letras
Ciencias de la Educación
Historia de la Educación Latinoamericana

Introducción
Para empezar, diremos que el concepto de “Progreso” nació unida a la
noción biológica de desarrollo y se impuso definitivamente con la obra de Darwin,
El origen de las especies, en el plano de las ciencias naturales como así también
en los estudios sociológicos. Esta influencia darwinista proporciono a los
norteamericanos, allá a fines del XVII, la justificación teórica de que era posible
modelar la sociedad mediante la acción política y la educación.
Es en este sentido y en este contexto, un par de siglos después, que nace
el

concepto

de

Expansionismo.

Dicho

concepto,

que

estaba

ligada

indudablemente a la idea de superioridad, tenía como uno de sus objetivos el
impedir la penetración de cualquier otra potencia europea en la región, expresada
en la Doctrina de Monroe en 1823, “…cuyos principios anticolonialistas y cuyo
carácter de mascara proteccionista de las naciones hermanas de América Latina
encubrían el objetivo fundamental de la coyuntura: imponer condiciones a los
intereses europeos…”1. Es decir que “… desde la independencia de las repúblicas
en el hemisferio occidental, los EE.UU. han considerado que la región debe
preservarse y mantenerse libre de la influencia europea en lo posible” 2.
De esta manera, los norteamericanos invadían el mundo en nombre del
progreso y la paz haciendo gala de un maravilloso poder de manipulación de las
ideas, modernizando viejos conceptos que justificaban la inferioridad de nuestros
pueblos y la consiguiente necesidad de ayuda externa, reconociendo como deber
el encargarse de “mantener el orden” en el interior de los países latinoamericanos.
Esta consolidación de la hegemonía mundial tuvo su correlato en la necesidad de
1

Puiggrós, Adriana (1980). Imperialismo y educación en América Latina. Nueva
Imagen, México. Cap. 1, pág. 87
2

Tulchin, Joseph S. Los Estados Unidos y América Latina en la década del 60. Pág. 463.
En http://www.revistaei.uchile.cl/index.php/REI/article/viewFile/15675/16148

1

A este modelo que se insertó en los países de Latinoamérica. otorgando su éxito en el progreso capitalista como 2 . El progreso se convierte en desarrollo La noción de progreso había crecido desde finales del siglo XIX ligada a la noción de desarrollo biológico. De tal manera se acentuó el carácter capitalista dependiente de todos los aspectos de la formación social e intento implantar un modelo de desarrollo de carácter modernista. se lo denomino Desarrollismo.Universidad Nacional de Tucumán Facultad de Filosofía y Letras Ciencias de la Educación Historia de la Educación Latinoamericana crear nuevas leyes e instituciones internacionales y de nuevos conceptos desde los cuales pensar las relaciones entre los países ricos y los países pobres y así garantizar el acceso a las materias primas. facilitar la expansión de capitales y tecnologías y de las ideas que lo acompañaban. tecnocrático y consumista.

Universidad Nacional de Tucumán Facultad de Filosofía y Letras Ciencias de la Educación Historia de la Educación Latinoamericana una capacidad innata de evolución y adjudicando a los pueblos atrasados “… la carencia de condiciones morales. 3 Puiggrós. Cap. por sí mismos. 3.  En el terreno educativo los países avanzados habrían tenido una capacidad innata que permitió la evolución de su cultura y educación. estado final o ideal (sociedad industrial o capitalista avanzada). el pasaje del estado de subdesarrollo hacia sociedades modernas. Mientras que los países subdesarrollados habrían copiado modelos que no supieron utilizar. Nueva Imagen. Imperialismo y educación en América Latina. Es así que el concepto de desarrollo se orientó hacia el modelo de vida capitalista de los países avanzados y en el cual los demás países en vías de desarrollo necesitaban de la ayuda ineludible de los primeros. culturales y raciales para conseguir.  Los elementos de progreso en los países capitalistas desarrollados (capital. tecnología y educación) se habían manifestado como cualidades intrínsecas. el expansionismo encontró una justificación y se legalizo en una ética de salvación. De esta manera. Adriana (1980). México. pág. mientras que América Latina solo podría adquirirse con el aporte externo. como por ejemplo:  El progreso sigue etapas determinadas y naturales: estado inicial (sociedad tradicional o preindustrial). estado de transición y. Esta concepción desarrollista se nutrió en la sociología funcionalista norteamericana y en la economía política burguesa proporcionándoles conceptos que funcionarían como ideas articuladoras de una educación subordinada a la meta de penetración capitalista. 135 3 . tecnocratizadas y democráticas”3.

siendo centrales el fortalecimiento del saber científico y del cambio de mentalidades. Por lo tanto podríamos decir que la concepción desarrollista se sintetiza de la siguiente manera: existe un modelo triunfante de progreso (modelo capitalista) al cual deben tender todas las sociedades. teniendo las clases medias. la inconclusión del proceso de transculturación (superación de la ignorancia e imprepaparación general) de las sociedades latinoamericanas representa un obstáculo cuya solución es ineludible. Ellas deben ser consecuentes transmisoras de la nueva ideología que se irradie en todos los ámbitos de la vida latinoamericana. 4 . ya que poseen la energía necesaria para impulsar la gran tarea de reconstrucción de la sociedad. las soluciones dependen necesariamente del aporte externo. es la debilidad ideológica de nuestras sociedades la que las vuelve proclives a la dispersión y al debilitamiento de las creencias y a la disolución de las ideas por concepciones modernas. en donde el educador debe volverse hacia las conciencias atrasadas para replanearlas de acuerdo con un liberalismo reconstituido. debilidades del sistema educativo. lo primordial en este modelo es el factor ideológico. debilidades estructurales como: escasez de capital. Las causas del atraso son internas. adecuándose a la era del desarrollo. Este modelo debe ser una meta porque es el único posible. falta de grupos empresariales. Son las concepciones de Occidente las que aun no han sido suficientemente difundidas e internalizadas en nuestros países. un papel preponderante en esta tarea. insuficiencia en la mano de obra calificada. Aquí adquiere gran valor el elemento educativo.Universidad Nacional de Tucumán Facultad de Filosofía y Letras Ciencias de la Educación Historia de la Educación Latinoamericana  Se pueden observar como resultado de la ineficacia cultural y educativa de las sociedades latinoamericanas. En este sentido adquiere relevancia el papel difusionista de tales ideas. En este sentido. Como observamos.

Joseph S.cl/index. Esto implico la reorganización de las instituciones de los países de América latina a fin de obtener el consenso de la población para los objetivos en desarrollo.php/REI/article/viewFile/15675/16148 5 . En http://www. Fondo Monetario Internacional (FMI).” 4 Dicha alianza contó con la participación de todos los países latinoamericanos a excepción de Cuba. el nacionalismo populista y la lucha antiimperialista. UU. el comunismo. y surge por la necesidad de contar sobre toso por el esfuerzo interno de los países latinoamericanos para poner en marcha el proyecto global. a fin de negar al comunismos o a los enemigos del país la existencia de la miseria o del descontento social como un arma para ser esgrimida en contra de los EE. Con esto. Un modelo para el desarrollo dependiente. Los organismos que se asociaron a este pacto fueron. Pág. “… buscaba unir el poder de la democracia y la fuerza de la economía de los EE. la hegemonía norteamericana encabezada por John Kennedy. nacida en el gobierno desarrollista brasileño. 480. El modelo que impuso la concepción desarrollista se concreto a través de La Alianza para El Progreso (ALPRO). la Organización de Estados Americanos (OEA). Este programa tuvo su antecedente en llamada “Operación Panamericana”. Consejo Interamericano Económico y Social (CIES).Universidad Nacional de Tucumán Facultad de Filosofía y Letras Ciencias de la Educación Historia de la Educación Latinoamericana La Alianza Para El Progreso: ALPRO. como así también se conto con el especial aporte de la Agencia 4 Tulchin. Los Estados Unidos y América Latina en la década del 60. Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La Comisión Económica para la América Latina (CEPAL).UU. cumpliendo con el objetivo de reforzar el sistema interamericano bajo la hegemonía norteamericana y comprometer a la mayor parte de los países contra la subversión. entre otros. a nuestra propia tradición de revolución.uchile.revistaei.

sino que también se procuro formar nuevas capas de intelectuales orgánicos del imperialismo y recuperar a los intelectuales subalternos con el propósito de difundir las ideas desarrollistas dependientes a las capas más pobres de la 6 . impidiendo así la formación de cualquier bloque alternativo.  Integración de la economía latinoamericana a un mercado común dirigido por los lineamientos político-económico imperialista. se destacan como aspectos importantes los siguientes puntos:  El desarrollo capitalista dependiente de América Latina debe ser dirigido por un bloque ideológico-político.Universidad Nacional de Tucumán Facultad de Filosofía y Letras Ciencias de la Educación Historia de la Educación Latinoamericana Internacional para el Desarrollo (AID). a los medios de difusión y los intelectuales locales. asentada en la formación ideológico-social-técnica de “recursos humanos”. siendo esta organización la encargada de representar y administrar la participación norteamericana en la ALPRO. Dentro de la concepción expansionista y desarrollista sostenida por este programa.  “Gobernar bien” mediante una planeación eficaz condicionando la ayuda exterior al establecimiento de situaciones superestructurales que garanticen su eficacia. política e ideológica. constituido por todos los países del continente y hegemonizado por Estados Unidos. en una alianza de las clases nacionales que apoye el proyecto imperialista. pretendiendo incidir en el establecimiento de un pacto social interno. Tal política de difusión no fue confiada en su totalidad a los gobiernos.  Realizar una reforma económico-social. La ALPRO se baso en una concepción de hermandad fundamentada en la no utilización de la intervención directa sino a través de los gobiernes títeres para lograr una penetración económica.

se puede observar que “… el interés en la modificación de las mentalidades manifiesta que el proyecto imperialista es proyecto a largo plazo: se trata de una estrategia de penetración profunda. Importancia de los líderes para el objetivo En los años 60 la preocupación por la carencia de líderes aptos para actuar como cadena de transmisión del proyecto y la concepción desarrollista cundía en los círculos políticos norteamericanos y entre los latinoamericanos proimperialistas. 3. no eran consideradas como aptas para conducir el cambio de la sociedad tradicional hacia la sociedad moderna.” 5 5 Puiggrós. Cap. Era necesaria la formación de estos líderes ya que las elites latinoamericanas. Manifestaban que a través del esfuerzo en conjunto se lograría el cambio necesario para que los capitalistas se interesaran por las inversiones en Latinoamérica para que el desarrollo se convierta en una realidad. La preparación de los maestros constituyo un mecanismo importante para la difusión de la concepción norteamericana. También se tuvo en cuenta la necesidad de inculcar a los educadores ideas diferentes de las que transmitía el sistema educativo tradicional. De esta manera. pág. debido a su ideología y preparación. Adriana (1980).Universidad Nacional de Tucumán Facultad de Filosofía y Letras Ciencias de la Educación Historia de la Educación Latinoamericana sociedad. México. contempla no solo la adaptación coyuntural de la estructura a las necesidades de los monopolios. sino también la adaptación de los mecanismos de reproducción social para garantizar la reproducción de su hegemonía. El problema del liderazgo era de gran importancia para garantizar un desarrollo de América Latina encaminado hacia el capitalismo y como garantía para que los norteamericanos pudieran penetrar sin inconvenientes. 157 7 . Imperialismo y educación en América Latina. Nueva Imagen.

Por su parte. secundarias. Bajo la cobertura de la vinculación existente entre educación y desarrollo se programa la desvinculación de las políticas educativas nacionales respecto de las clases dirigentes tradicionales y del aparato de Estado para transformarlas en apéndices del programa educativo de los organismos internacionales para la región. incrementando así la formación de recursos humanos calificados. “La modernización de la elite intelectual implica el reemplazo de los pedagogos surgidos de la burocracia estatal o de los representantes de los sectores políticos locales por expertos importados hasta tanto se cuente con nuevo grupo de especialistas locales formados con una mentalidad internacional y tecnocrática. la ALPRO destino fondos tanto a las instituciones del sistema escolar (primarias.” 6 6 Idem. la OIE y la UNESCO reiteraban la necesidad de aumentar el número de profesores en todos los niveles y ramas de enseñanza. Es así que los organismos internacionales guardan para sí el poder de decisión respecto del tipo de educación que se programara. Es así que la UNESCO y el BIRF en 1961 financiaron y enviaron a diversos países 25 misiones compuestas por educadores y economistas con la finalidad de asesorarlos en el planeamiento integral de la educación. 162 8 . facilitando por esa razón las reformas e innovaciones que pudieran mejorar el rendimiento externo de los sistemas educativos. Esta importancia en la educación. técnicas y universitarias). también se vio reflejada en la inversión por parte de las agencias internacionales como el AID. como a programas de comunicación masiva y de desarrollo comunitario. pág.Universidad Nacional de Tucumán Facultad de Filosofía y Letras Ciencias de la Educación Historia de la Educación Latinoamericana En el aspecto educativo. lo cual implica decidir qué tipos de recursos humanos se promoverán y que ideología se difundirá.

Estas reformas respondían a las ideas de los economistas desarrollistas. elevar el status profesional del maestro y darle un carácter técnicocientífico a su tarea. las reformas estaban orientadas a subordinar la educación a la economía. Al ser la considerada la educación como factor y prerrequisito para el desarrollo. quienes sostenían que los cambios en la economía sumados al incremento de la capacitación posibilitarían una movilidad vertical y horizontal que tendería a equilibrar el acceso a todas las capas educadas a las respectivas ocupaciones que el sistema les depararía. por esta razón era necesario modernizar las mentalidades pasando del “normalismo” al tecnocratismo.Universidad Nacional de Tucumán Facultad de Filosofía y Letras Ciencias de la Educación Historia de la Educación Latinoamericana Los miles de maestros que se mezclaban cotidianamente con la población constituían capas inseguras y peligrosas para el proyecto desarrollista. Desde este punto de vista. lo cual tomaría relevancia la capacitación de todos los sectores sociales (alfabetizar a la gran masa. en la segunda mitad de la década de 1960. Esta movilidad es planteada como un proceso de reacomodo de las fuerzas sociales dentro del marco del crecimiento capitalista. En este sentido. estaban orientados hacia sectores determinados de la agricultura y la industria. Estos objetivos de la educación para el desarrollo fueron complementados por una influencia hacia la educación para los trabajadores a través de medios no 9 . proporcionar una capacitación técnica a los sectores obreros y medios y dar educación sofisticada a las elites). se produce la tendencia a realizar programas específicos “funcionales” a las necesidades del desarrollo económico. por ejemplo. debido a la rentabilidad que implica la inversión en este aspecto. la fuerza de trabajo humano empezó a caracterizarse “como capital humano”. Es así que los programas de alfabetización emprendidos o avalados por la UNESCO.

tratamiento y evaluación. Los norteamericanos pretendían partir de las manifestaciones culturales típicas de las formaciones sociales latinoamericanas para incidir sobre ellas. encontramos el Instituto Lingüístico de Verano que complementaba a la acción de los Cuerpos de Paz. movilizándola para que resolviera por si mismo los problemas. obligándola a volver la mirada hacia su comunidad en lugar de hacerlo hacia la sociedad explotadora. Por otra parte.Universidad Nacional de Tucumán Facultad de Filosofía y Letras Ciencias de la Educación Historia de la Educación Latinoamericana formales de penetración ideológica. La acción educativa comunitaria tuvo la intención de revertir las inquietudes e inconformidades propias de la población. y tuvieron como objetivo la coordinación. y también financiado por el AID. Dentro estos programas podemos 10 . creándose grados o escuelas especiales destinadas a estos grupos sociales. técnicas e instrumentos de diagnostico. exportando un paquete completo de conceptos teóricos. Dicha teoría justifico la marginación de los hijos de los trabajadores de las escuelas públicas comunes. Esta necesidad de inserción en las comunidades estuvo fundamentada por la teoría de la privación cultural que complemento la teoría del desarrollo comunitario dependiente. acción dirigida a las minorías marginadas latinoamericanas tanto del sistema capitalista dependiente cuanto de la misma expresión lingüística castellana. como por ejemplo el Cuerpo de La Paz que dependía de la financiación de la AID y en la cual tendría como responsabilidad trabajar con los sectores más desfavorecidos de América Latina. Estos programas de desarrollo de la comunidad estuvieron destinados hacia los sectores importantes de la clase trabajadora y el campesinado. la formación y mejor utilización de los recursos humanos como así también la reforma de las instituciones de la sociedad civil adecuándolas al proyecto de desarrollo dependiente. Esta penetración comunitaria se llevo a cabo a partir de la propuesta de programas políticos pedagógicos.

los maestros. los administradores. y este sería en el plano ideológico. Esto se logró a través de la creación de un clima de dependencia de estos países hacia los EE. la manipulación ideológica. los trabajadores de la salud.UU. se pudo evidenciar una vez más como la educación constituyo y constituye un instrumento de gran importancia para la reproducción social. de diversos programas y financiación de los organismos internacionales. ciertos elementos en común como ser su carácter político-pedagógico y el énfasis puesto en la educación de los líderes de la comunidad. económicos. 11 . y los intelectuales subalternos. Con respecto al hecho educativo. y la transmisión de contenidos hegemónicos. Conclusión En su análisis la autora pone énfasis en como el desarrollo modernizante "provisto" por la hegemonía norteamericana a mediados de la década del 60 se vio reflejada en la inserción cultural y educativa. sociales y culturales de ciertos sectores sociales. Respondiendo siempre a los intereses políticos. los cuales sirvieron como canales para la penetración ideológica sobre el aparato educativo de los estados latinoamericanos. sobre todo a través. con el fin de explotar las sociedades de América Latina no tan solo económicamente sino que se proyectaba una dominación que abarcaría más allá de ello.Universidad Nacional de Tucumán Facultad de Filosofía y Letras Ciencias de la Educación Historia de la Educación Latinoamericana encontrar tanto en su formulación como desarrollo.

cl/index. Dando lugar así. Los Estados Unidos y América Latina en la década del 60. En http://www.  Tulchin. México. sino que también se crearon programas para el desarrollo interno de las distintas comunidades latinoamericanas. el desarrollo. Imperialismo y educación en América Latina. cómo y hacia dónde dirigir la educación dentro de una sociedad y en un momento socio histórico determinado. Joseph S.Universidad Nacional de Tucumán Facultad de Filosofía y Letras Ciencias de la Educación Historia de la Educación Latinoamericana Y como en nombre de ciertos emblemas o ideales como por ejemplo del progreso. Es así que los programas educativos fueron destinados no tan solo al sistema educativo formal.uchile. a la pugna entre intereses al momento de decidir qué. la movilidad social. Adriana (1980). Bibliografía  Puiggrós.revistaei.php/REI/article/viewFile/15675/16148 12 . Nueva Imagen. se llevan a cabo ciertos proyectos y programas en los que el elemento educativo siempre constituye un eje central en la realización de los mismos.