CRUZADA, GUERRA SANTA Y JIHAD

La Edad Media y Nosotros
José Marín Riveros

A MODO DE INTRODUCCIÓN*
1. El llamado
El 27 de Noviembre del año 1095, en Clermont, Francia, finalizaba un Concilio llamado a tener una gran
resonancia histórica; había sido convocado por el Papa Urbano II (1088-1099) para tratar diversos asuntos,
relacionados algunos con problemas estrictamente eclesiásticos -como lo es la simonía, es decir, la compra y
venta de cargos eclesiásticos-, en el marco de la Reforma Pontifical, que abarca buena parte del siglo XI. Ello
coloca al Concilio dentro de una amplia tradición que se puede hacer remontar hasta el siglo X, época de la
Reforma de Cluny. También se abordó en este sínodo el tema de la Paz y la Tregua de Dios 1, igualmente
siguiendo una tradición que se remonta al mismo siglo.
En sucesivos concilios celebrados especialmente en el sur de Francia, y reconociéndose al de
Charroux de 989 como la piedra fundante, se había elaborado la idea de la Paz de Dios, que consistía
fundamentalmente en la protección de los lugares, bienes y personas inermes -especialmente en relación con
el clero- frente a la violencia de las guerras feudales; para ello no sólo se pedía el juramento de los señores,
sino que incluso se crearon ligas de paz que velaban por el cumplimiento de las disposiciones conciliares, las
que afectaban a la werra o faida, pero no al bellum propiamente tal2. Es decir, se orientaban a limitar
específicamente la violencia privada al interior de la Cristiandad con el objetivo de establecer una paz
entendida como un estado de concordia que garantiza la protección de personas y bienes 3.
El siguiente paso fue establecer la Tregua de Dios (treuga Dei), a partir de los años 1020 a 1025 y
confirmada en varios concilios posteriores, cuyo fin era la suspensión temporal de la guerra, obligando a los
señores a abstenerse de una actividad en la cual encontraban placer 4. Se prohibía, así, toda forma de violencia
en los períodos más importantes del calendario litúrgico: primero se estableció la suspensión de la guerra
entre la tarde del Sábado y el Lunes por la mañana; después, se alargó el período abarcando desde el
Miércoles en la noche hasta el Lunes; también se agregaron prohibiciones en Adviento, Navidad, Cuaresma,
Semana Santa, entre otras fiestas litúrgicas 5, llegándose a unos cien días durante el año en que estaban
permitidas las acciones guerreras 6. Si bien los efectos prácticos de la Paz y la Tregua de Dios no alcanzaron a
eliminar la guerra ni la violencia privada, al menos la limitaron y la pusieron bajo la guía moral de la Iglesia,
la cual castigará con el anatema a quienes transgredan las disposiciones conciliares, pero recompensará a
aquellos que usen las armas para defenderla.

*

1

2

3
4
5

6

Este trabajo corresponde a una investigación que, bajo el título "Aportes para una historia comparada de las Civilizaciones
Mediterráneas en la Época de las Cruzadas. El valor histórico del concepto de Guerra Santa (s. XI-XIII)", fue aprobada como Proyecto
Fondecyt 2000-2001, Nº 1000262.
Para una puesta al día sobre el estado de la cuestión acerca de tales conceptos, v. FLORI, J., La guerre sainte. La formation de l'ideé
de croisade dans l'Occident Chrétien, Aubier Montaigne, 2001, Paris, pp. 59 y ss.
Véase, en general: CONTAMINE, Ph., La Guerra en la Edad Media, Trad. de J. Faci, Labor, 1984 (1980), Barcelona, pp. 339 y ss.;
JOBLIN, J., La Iglesia y la guerra. Conciencia, violencia y poder, Trad. de J. López, Herder, 1990 (Paris, 1988), Barcelona, pp. 103 y
s.; PAUL, J., L'Église et la Culture en Occident (IX e-XIIe siècles), tome 2: L'éveil évangelique et les mentalités religieuses, PUF, 2e Ed.,
1997 (1996), Paris, pp. 567 y ss.; DHONDT, J., La Alta Edad Media, Trad. de A. Drake, Décima ed. en español, 1980 (Frankfurt,
1967), México, pp. 252 y s.
PAUL, J., op. cit., pp. 567 y ss.
Ibid., p. 572.
Sobre la Tregua de Dios, véase en general: Ibid., pp. 572 y ss.; JOBLIN, J., op. cit., pp. 105 y ss.; CONTAMINE, Ph., op. cit., pp. 341
y ss.
DHONDT, J., op. cit., p. 255.

1

Urbano II, en el discurso que dirigió a los sacerdotes reunidos en Clermont, según nos refiere
Foucher de Chartres (1058-1127)7, después de pasar revista a los males que afectaban a la sociedad de la
época, señaló:
"Hace falta, pues, hacer revivir aquella ley instituida una vez por nuestros santos
ancestros, y que vulgarmente llamamos tregua de Dios, que cada uno de vosotros vigile
para que ella sea observada en su diócesis, os lo aconsejo y demando enérgicamente.
Que si alguno, arrastrado por la avidez o la soberbia, osa violar esta tregua, que sea
anatema en virtud de la autoridad de Dios y de los decretos del Concilio."8
Mientras el sínodo trataba tales temas, una gran multitud se había reunido porque se esperaba que el
Papa diera un importante mensaje a la Cristiandad. Cuando finalmente el pontífice tomó la palabra, se le
escuchó hablar de las penurias que debían soportar tanto los cristianos de Oriente como los peregrinos
hierosolimitanos, también del Imperio de Oriente amenazado por los infieles turcos, y de los Lugares Santos,
testimonio palpable de la Revelación, y que estaban siendo mancillados. El discurso habría terminado con un
llamado y una promesa: aquellos que tomaran las armas para defender la Cristiandad, recibirían una
recompensa en las Moradas Eternas. Es interesante que en un mismo Concilio en que se proclama la paz, se
llame al mismo tiempo a la guerra; pero la paradoja es sólo aparente. Es preciso dirigir los ímpetus bélicos
hacia Oriente, donde una porción de la Cristiandad no goza de los beneficios de la Paz o de la Tregua de Dios.
Los presentes, conmovidos, exclamaron al unísono "¡Dios lo quiere!". La Historia Anónima de la Primera
Cruzada (c. 1099), lo relata así:
"Como se acercaba ya el fin que el Señor Jesús anuncia cada día a sus fieles, especialmente en
el Evangelio, donde Él dice: 'El que quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y
sígame', se formó un gran movimiento por todas las regiones de las Galias, de modo que
quienquiera que fuese, de un corazón y de un espíritu puros, que deseara seguir al Señor con celo y
quisiera llevar la Cruz consigo, no tardó en tomar con toda prontitud la ruta del Santo Sepulcro...
Este discurso [del Papa Urbano II] se fue difundiendo poco a poco en todas las regiones y
provincias de las Galias; los francos, escuchándolo, comenzaron rápidamente a coser cruces sobre
el costado derecho de sus espaldas, diciendo unánimemente que querían seguir las huellas de
Cristo, por las cuales serían liberados del poder del Tártaro"9.
Es interesante señalar, aunque sólo sea brevemente, cómo en este pequeño fragmento comparecen
una serie de elementos relevantes al momento de ponderar adecuadamente el trasfondo de la Cruzada, lo que
constituye su fuerza y que Alphonse Dupront llama “el mito”, esa serie de fuerzas irracionales que se dan cita
para alentar la expedición10. Por una parte, el cronista, un testigo ocular de la Primera Cruzada, al hablar del
“fin que el Señor Jesús anuncia cada día”, nos remite al sentido escatológico de la Cruzada, dirigida a los
Loca Sancta, donde el Presente, dramático por la presencia de los infieles, se conjuga con el Pasado
escriturístico y con un Futuro que es esperanza encarnada en la Jerusalén Celeste. Precisamente, en la víspera
de la Cruzada se reconoce un ambiente cargado de exaltaciones místicas, de esperanzas escatológicas y de
milenarismo, todo lo cual apunta hacia Oriente, reconociéndose así su preeminencia sacral 11. Raúl Glaber
(c.1048) en sus Historias habla de presagios de “hechos sorprendentes y terribles” 12, de reliquias de santos
7

8

9

10
11
12

Sobre este cronista, véase DE SANDOLI, S., Itinera Hierosolymitana Crucesignatorum, Vol. I: Tempore Primi Belli Sacri (10951100), Pubblicazione dello Studium Biblicum Franciscanum, N° 24, Franciscan Printing Press, 1978, Jerusalem, p. 97. Esta obra se
encuentra íntegra a disposición del lector en Internet: [http://www.christusrex.org/www2/cruce/index.html#voll], Copyright Christus
Rex,
Inc.,
[http://www.christusrex.org/www1/icons/christusrex.html],
and
Michael
Olteanu,
MS,
[http://www.christusrex.org/www1/icons/webmaster.html], Last Revision: May 17, 1998.
FOUCHER DE CHARTRES, Histoire des Croisades, Collection des Memoires Relatifs a l'Histoire de France, Ed. Guizot, J.L.
Brière, 1825, Paris, pp. 6 y s. Véase la reciente edición con transcripción moderna de Jeanne Ménard: FOUCHER DE CHARTRES ,
Histoire de la Croisade. Le récit d'un témoin de la première Croisade (1095-1106), Cosmopole, 2001, Paris, p. 16. Texto latino en:
FULCHERIO CARNOTENSI, Historia Hierosolymitana. Gesta Francorum Hierusalem peregrinantium, I, II, Recuil des Historiens des
Croisades (=RHC), Historiens Occidentaux (=HOcc), Imprimerie Impériale, Paris, 1866, Vol. III, p. 323.
Histoire Anonyme de la Première Croisade, Narratio I, 1, Editée et Traduite par L. Bréhier, "Les Classiques de l'Histoire de France au
Moyen Age", Les Belles Lettres, 1964, Paris (Versión bilingüe latín-francés), pp. 3-5. Se puede consultar también la versión de A.
Matignon: La Geste de Francs. Chronique Anonyme de la Première Croisade, Ed. Arléa, Paris, 1992, pp. 35 y s. El original latino: Gesta
Francorum et aliorum Hierosolymitanorum, RHC, HOcc, Imprimerie Imperiale, Paris, 1866, Vol. III, p. 121.
DUPRONT, Du Sacré. Croisades et Pélerimages, images et langages, Gallimard, 1987, Paris, pp. 15 y ss.
Ibid., p. 25
RAÚL GLABER, Historias, III, 3, edición de POGNON, E., L’An Mille, Gallimard, 1947, Paris, p. 87.

2

mejor dicho. Ed. en “complicidad” con ellos -o. Trad. de J. pero. que los hombres esperaban hacia el final de este siglo. pp. 15. III. pero es con el fin de que sea figura de esa Jerusalén Celeste. ECO. en 1074. 498.14 La esperanza de Salvación. n. México. 71. Alianza. para marchar pronto a su encuentro”. que tiene varias etapas. pues. es bajo su supervisión que se realizan los más grandes descubrimientos arqueológicos de la historia del cristianismo: el Santo Sepulcro. Libraririe Létouzey et Ané. CXX. cit. 3 . XIV. 15 Por otro lado. 286 y ss. o la abortada expedición del emperador Enrique VI (1165-1197) en 1197. E. sobre la fe de las diversas escrituras: por esto todas las naciones se abrían paso hacia el Oriente que debía ser su patria. 6. 13 14 15 16 17 18 19 20 Ibid. Trad. Ibid. D. A nosotros nos interesa el hecho innegable de que los contemporáneos lo tenían como verdadero y. M.. no es discusión sino certeza sobre su carácter legenderio-. Guillermo de Baskerville. 6. contestaban con buen juicio que era el signo anunciador del infame anticristo. Expositio in Evangelium Matthaei. 1939. La numeración de las Cruzadas puede variar de autor en autor. Aires. pues. “Esta Jerusalén terrestre la ha elegido Dios por un tiempo. entusiasmo hasta entonces inaudito. No entraremos aquí en la discusión historiográfica en torno a la autenticidad del hallazgo -que. Pochtar. SANTIAGO DE LA VORÁGINE. selon l’étymologie latine. los mismos testimonios y argumentos pueden leerse en la obra de HUNT. en: Migne. Garzón. 1982.lo aceptaremos como tal. p..que se descubren por doquier “como si esperasen el momento glorioso de una cierta resurrección” 13. p. ROPS. se puso en marcha hacia el Sepulcro del Salvador en Jerusalén. D. Este fue el origen de uno de los fenómenos más notables que haya protagonizado en su historia la Cristiandad: las Cruzadas. 71-73. Trozos de la Cruz se repartieron por toda la cristiandad. comprendiendo al hombre en su tiempo. había puesto a Occidente en marcha hacia la Jerusalén terrestre. la Séptima (1245-1254). PL. sin duda. hasta que venga de la simiente de David el Rey que reinará sobre ella por toda la Eternidad”. 499 y ss. Iniciadas con el fervoroso discurso de Clermont. pp.. personaje ficticio de Umberto Eco. A. en general. 14 y s. se habla de 7 u 8. Paris. una multitud innumerable. exclamaría en el siglo XIV con cierta irreverencia. pp. edificándose en cada uno de estos lugares grandes y magníficas basílicas16. de R. PASCHASIO RADBERTO. donde se recoge la tradición conocida y aceptada hasta entonces (c. 1987 (1980). le mot veut dire découverte?”. Holy Land Pilgrimage in the Later Roman Empire.. El lignum crucis se convirtió pronto en la reliquia más venerada de la cristiandad 19. La Cristiandad y el Concepto de Cruzada. peor aún. Oxford University Press. op.. encontramos un dato interesante: en el año 333 el peregrino de Burdeos no habla de la Santa Cruz lo que tampoco hace Eusebio. I. abandonando las disputas entre cristianos. col. consultadas respecto de la prodigiosa concurrencia de gente a Jerusalén. pp. XIV. la Segunda (1146-1149). en diversas oleadas que se conocen tradicionalmente como la Primera Cruzada (10951099). 1984 (1982). 68. col. la “Invención de la Santa Cruz” 17. sino en todo un bosque”. de A. “Est-il bessoin de rappeler que. En el discurso de Urbano II es el signo del peregrino de Jerusalén. pero –como se diría en la época.. como la convocatoria de Gregorio VII (1073-1085). Remitimos al lector interesado a: DACL. en otras iglesias. Si todos fuesen auténticos. la Sexta (1227-1229). el cronista nos habla de la Cruz. por ALPHANDERY. 1959. ya que ella es sólo una imagen de la perfecta Jerusalén. de “ingenuidad histórica” o. 28 y ss. pp. DACL. madre de Constantino el Grande. col 73. fruto del orgullo y la ambición. 515 y s. 1948. XIV. la Cuarta (1199-1204). o la tan trágica como inútil "Cruzada de los Niños" de 1212. P. además de entregarnos sumariamente las tres versiones conocidas sobre la autenticidad del hallazgo. éstas abarcan un período que corre entre los años 1095 y 1291. donde. según la tradición. 1246) sobre la “Invención de la Santa Cruz”. Cit. 122. nos proporciona un relato más resumido y parcial. sin contar llamados que no tuvieron eco. Paris. Madrid. la Tercera (1187-1192). Oxford. el Gólgota y la Gruta de la Natividad. Nuestro Señor no habría sido crucificado en dos tablas. L’Église des Apôtres et des Martyrs. proveniente del mundo entero. 312-460. Librairie Arthème Fayard. No se trata. D. El hecho más importante fue. El nombre de la rosa. la reliquia venerada desde el siglo IV cuando fue descubierta por Santa Elena († 330). LECLERQ-CABROL.. ROPS. El Papa en su llamado exigía un cambio de hábitos. Dictionnaire d’Archéology et de Liturgie Chrétienne (=DACL). p. de negligencia al momento de estudiar el problema. U. la Quinta (1215-1221). y la Octava (1270-1272) 20. t. y más adelante anota: “En la misma época.. col.. Lumen. en el fondo. B. Ver tb. LXVIII. 1..con un amor enteramente celestial. pero también con algo de verdad: “Fragmentos de la Cruz he visto muchos. atribuida también a Elena18.. La Leyenda Dorada. y empleando ese empeño en rescatar los Santos Lugares de los cuales la Cruz es el emblema por excelencia. Algunas personas de autoridad y peso. Duodécima Ed. 93. quien debe hacerse digno de ella con “un corazón y un espíritu puros”. UTEHA.D. Trad. o la "Cruzada Popular" de 1096. IV. Macias. Hay quienes prefieren hblar de un solo movimiento cruzado.

p. 380 (el texto íntegro no figura en la edición alemana. p. no se inscriben en modo alguno en el llamado del Pontífice y fueron condenadas por varios obispos alemanes25. E. ERDMANN. pp. G. nos interesa especialmente el período inicial y hasta la Cuarta Cruzada. y es así que la ley puede triunfar. Ariel.. DUBY. 1967. Die Entstehung des Kreuzzugsgedankens. Textos y Documentos de Época Medieval.. está. se encarga de socorrer al conjunto. Societé d'Édition "Les Belles Lettres". como los defensores de la Iglesia y la religión24.. 57). Charlemagne. ADALBERÓN DE LAÓN. p. Alianza. a su vez. en principio. 234. 367. paradigmáticas: la Primera. p. la más exitosa. e cura di R.. Alle Origine dell'idea di Crociata. Así. et al. C. v. Agoff. MITRE. 1987). Paris. claramente. 1995 (Roma-Bari. p. Madrid. p. LE GOFF. Carozzi se detiene en el análisis del tema de la tripartición y sus antecedentes históricos. Excursus III. interesante puede resultar ingresar al análisis de fenómenos tan notables como la llamada “Cruzada Popular” de Pedro el Ermitaño.. Centro Italiano di Studi sull'Alto Medioevo. por sus diversos matices. en pp. Stuttgart). Perspectivas de análisis. Buenos Aires. L'An Mil. dividida en tres: unos oran. Sexta Reimpresión. cada una.. qué rol cumplieron los laboratores? Real o imaginariamente. en el cual los bellatores quedan sometidos a los oratores. et al. Trad. Trad. Spoleto. Paris. esto es. 2. y no es nuestra intención detenernos en él ahora. digámoslo así. 1935). aunque necesariamente deberemos hacer referencia a hechos anteriores o posteriores.. W. 93 y s. La sociedad feudal. 385. vv. Trad. alii pugnant aliique laborant). tan citados cuando se quiere denostar a los cristianos. si así fue. El hombre medieval. (hay ed. Janvier-Mars 1991. Trad. la original. Léxico Histórico del Occidente Medieval. quien señala que: ". 226. Barcelona. 21 y s. aunque la realidad histórica es mucho más complicada y plena de matices. 22-23.. p. son visiones contrapuestas. Barcelona. en la traducción que el rey Alfredo el Grande (871-900) hizo de la obra de Boecio 22. en: Revue Historique.. Por ejemplo. Albin Michel. Paidós.. Poème au roi Robert (Adalberonis Carmen ad Robertum Regem). en castellano: DUBY. y personas de la más variada índole. que se trata de un esquema de acentuado carácter clerical. Los famosos pogroms de la Cruzada Popular en Alemania. C. pp. La Civilización.. y el mundo gozar de la paz"23. en relación con la estructura triestamental de la sociedad de la época. la más comprometida con intereses mundanos y que terminó totalmente desviada de su objetivo original.. op. 1991. 1996 (Stuttgart. cit. El Año Mil. Trad. Carozzi. no sólo se incluye al chevalier.. adquieren una forma teórica definitiva hacia el año mil con Adalberón de Laón (†1030). tb. 295 y ss. en: ERDMANN. González. J. cit. G. Édition et Traduction par C. por añadidura. insinuados ya en una carta de Carlomagno al Papa León III en 796 21 y. Epistola ad Leonem III Papam. Lambertini. p. Paris. LE GOFF. ¿fue una empresa liderada por los oratores que ponen en marcha a los bellatores y. siguiendo a Jacques Le Goff. señalemos solamente. 4 . el tema de las Cruzadas abre innumerables vías de estudio. de G.. Gallimard. Introduction. Gallimard. la sociedad medieval se estructuró en torno a los dichos tres órdenes que.html#carlos796]. pp. pues. E.. el texto latino tb. trabajan (nunc orant. Asimismo. que pretenden exaltar una frente a la otra. 1999 (Paris. 86. G.. es. nuevas interrogantes de la más diversa índole... que se cree una. comerciantes. J.. en fin. 2000. 1998 (1992). 1980 (1967). 1964). no constituyen sino una excepción dentro del movimiento. Segunda Reimpresión. siendo concebidos los primeros. v. Pour un autre Moyen Age. son condición de las obras de las otras dos.geocities. de J. de I.En nuestro caso.la casa de Dios. la menos espiritual. la más espiritual y. Se trata de dos Cruzadas. una sociedad en marcha. 1977. y con éxito. La Civilización del Occidente Medieval. v. Por otra parte. Barcelona. Martínez. en efecto. CXIX y ss. otros combaten y los otros. p. J. v. por su extensión en el tiempo. en: TESSIER. LE GOFF. Carta de Carlomagno a León III (796).. 115. esta triple reunión no es menor que uno. J. tb. la Cuarta. 1..com/milan313/francos. “Une ou plusieurs “première croisade”? Le message d’Urbain II et les plus anciennes pogroms d’Occident”. cit. op. de José Marín [http://www. Catriel. impulsada. pp.. LE GOFF. 577. Paris. Tales tres partes no sufren por verse separadas. pp. si acaso fue una empresa identificada con un orden social específico. FLORI. N. sino que. J. Ed. se puede abordar el tema desde una o varias perspectivas y cada una de ellas abrirá. verdaderamente. a su vez. op. El tema podría dar para mucho. más claramente delineados. entre 1095 y 1204. v.. 230.48 y s. Pero. en las expediciones militares que conocemos bajo el nombre de Cruzadas. se puede llevar adelante.. por un objetivo superior: se camina hacia el Oriente aquí en la 21 22 23 24 25 KAROLUS REX FRANCORUM. los servicios rendidos por una. 1979. o a la “Cruzada de los Niños”. la más pura. 1955 (1935). Kohlhammer. GUGLIELMI. Por su complejidad. un análisis desde la perspectiva social. 91 y s.. marcha una multitud en la cual se incluyen peregrinos. También el texto de Adalberón se puede consultar en: POGNON. intentando definir qué tipo de sociedad protagonizó las Cruzadas.. Biblos-Ed. junto al ejército. 80 y ss.

. el tema de una sociedad feudal transplantada constituye un apasionante problema histórico. por el hecho de que muchos hombres abandonaron su terruño. El texto se puede consultar fácilmente en: Fulcher of Chartres: The Latins in the East (Chronicle. Arles. adornados y compuestos como templos. y que causó una serie de problemas que el investigador avezado debe desentrañar. desde una perspectiva histórica amplia. Así. acarreándose su desprecio.. abandonando los bienes que poseían en Occidente. 5 . quien habitaba en Reims o Chartres. entregados a la impureza y a la lujuria.. 2e Éd. Algunos ya poseen en esta tierra casa y sirvientes. XXXVII. cit. o incluso una sarracena que ha recibido la gracia del bautismo. Sindbad. no debe descuidarse el estudio de la sociedad de Ultramar. LVII (éd. Aquellos que eran pobres en su país. cuál fue la relación con los nativos. para no volver. cit. de l'italien par V.) El que era extranjero. op. suegro y descendencia. se ha hecho ciudadano de Tiro o de Antioquía. vestidos como mujeres con vestiduras flexibles.fordham. No debe olvidarse que. cayeran aquí en la indigencia” 26.. especialmente en el caso de Francia. como relata Foucher de Chartres (1058-1127). que se llegará a sentir completamente identificada con el nuevo terruño. 177 y s. MUNQID. Son mejores que los recién llegados de su tierra. tienen aquí un número infinito de besantes. de Almudena García. y a aquellos que no tenían sino una pequeña casa. Fue el Prof.a aquellos que desde la liberación de Tierra Santa han nacido en este país (. También el surgimiento de los poulains. USAMA b. 468. que les pertenecen como por derecho hereditario. representa claramente el punto de vista del europeo. Trad. aquel que era romano o franco. arzobispo de Tiro. los vínculos y patrimonios familiares. de una perspectiva de estudio compleja. testigo presencial de los hechos. Véase tb. y quien partió a la cruzada junto a Esteban de Blois: “.. Internet Medieval Sourcebook. idealmente.. el peregrino ha llegado a establecerse. Trad. quien me llamó la atención sobre la obra de Usama. a veces de franca amistad. sabe hasta qué punto se han mostrado cobardes y temerosos. 166 y ss.. por cuanto nos encontramos frente a un fenómeno que atravesó toda la sociedad de la época. mientras la inmensa 26 27 FOUCHER DE CHARTRES. III. abarcó al menos tres generaciones de cruzados. Gredos. hemos llegado a ser orientales. los diferenciaban de los primeros inmigrantes. (. HOcc. Pâques.. una siria o una armenia. son débiles y afeminados. pp. portando su cruz y haciendo voto de seguirlo.tierra. son desconocidos para muchos de nosotros. 105 y s. cit. pp. The First Crusade: The Accounts of Eyewitnesses and Participants. si bien el establecimiento en Jerusalén. Todo aquel que conoce qué poco caso les hacen los sarracenos. ¿Por qué habrían de volver a Occidente si aquello que encuentran en Oriente es tan favorable? Dios no querría que quienes.html]. Madrid. aquel otro se ha casado con una mujer que no es de su mismo origen. op. y hay quienes nunca han oído hablar de ellos.1996 (1977). es interesante pensar cómo la partida de población díscola cuando no rebelde. Dios les ha dado una ciudad aquí. pusilánimes y tímidos contra los enemigos de Cristo. pp.. En cuanto a los poulains. Krey. a: August. Los idiomas más diversos son ahora comunes a una y otra nación y la confianza acerca a pueblos tan extraños. de hecho. Jacques de Vitry (c.edu/halsall/source/fulk3. que ya desde los comienzos se asentaron. cómo se constituyó ésta. Libro de las Experiencias. ayudando al rey y a los grandes señores feudales a preservar el orden y extender su autoridad.. constituyen un tipo social nuevo que se distinguirá claramente de los europeos. 241-242). 1229-1244). Bk III). fue breve (1099-1187. C. p... sobre todo en la Primera Cruzada. hablan lenguas diferentes y todos han llegado ya a entenderse. como. entre otros pasajes relevantes. RHC. El original latino: Fulcherio Carnotensi. y también. muchos en forma definitiva. 1170-1240). Dios los hace ricos aquí. según el cronista árabe Usama Ibn Munqid (1095-1188) 27..) están nutridos en las delicias. o hacerlo en muchos casos cuando ya se les había dado por muertos. Guizot. Paul Halsall Dic 1997 [halsall@murray. Se trata. su relación con los musulmanes. Diego Melo C. Además. y más aún del clero: "Se llama poulains -dice. contribuyó en el proceso de consolidación de las monarquías feudales. Chroniques arabes des Croisades. El único poulain que llegó a ostentar un alto cargo fue Guillermo.edu] "Algunos francos se acostumbran y adaptan a convivir con musulmanes.". textes recueillis et presentés par Francesco Gabrielli. y desde muy temprano. uno cultiva viñas y otro ara sus campos. 280-81 [http://www. que éramos occidentales. los que no tenían más que una pocas monedas. Por otra parte. una sociedad mestiza. a través de una vía material y al mismo tiempo espiritual. (Princeton: 1921). otro tiene aquí yerno o nuera. cuánto se vio afectada esa sociedad. ya es ahora un nativo.fordham. entonces. ha llegado aquí a ser galileo o habitante de Palestina. hacia Arriba. Hemos olvidado incluso los lugares de nuestro origen.nosotros. Sus costumbres locales. día a día nuestros parientes y amigos se nos vienen a reunir aquí. por ejemplo. 2000. acostumbrados a los baños más que a los combates.

en este aspecto. Vol. hasta dónde se explican las Cruzadas como una expresión del Pontificado triunfante en sus aspiraciones universalistas. Madrid.. desde esa época. y dadas las repercusiones del llamado de los Papas. Ibid. entre otros. Dado que el fenómeno de las Cruzadas. Santiago de Chile. y dadas las múltiples aristas que le son inherentes. para no caer. p.. En relación con ello. de alguna manera. preguntándose por el rol de reyes. J. Aguilar. Y continúa luego el relato incorporando toda clase de vicios a este cuadro: traidores. El estudio desde esta perspectiva puede matizar una visión excesivamente apologética que se pudiera tener sobre el proceso. Fuera del ámbito occidental. una Jerusalén entendida más que otra cosa dentro de lo que podemos llamar una “geografía mística” 31. ERDMANN. habrá que establecer cómo influyeron las Cruzadas en la economía occidental. un análisis de esta naturaleza debería también considerar la organización política de la sociedad de Ultramar. selección y notas de N. desnaturalizar el fenómeno 30. a la piedad. Historia de las Cruzadas. Una sociedad que se embarca en una empresa histórica de la magnitud de las Cruzadas. si bien es cierto que no se pueden desconocer las dimensiones social. pp. en: Obras. Igualmente. La Primera Cruzada. 61 y 63 y s. op.. 5 y s.. Puede que. así como cambió también la percepción que de ella se tenía en Europa. emperadores y barones en las Cruzadas. Cabe también preguntarse. claramente y en ciertos momentos. v. Así. separarlas del aspecto religioso es. 111 y ss. se abre otro tema de interés para el investigador. si los poulains no estuvieran [ahora] acompañados por los francos y los pueblos de Occidente. Aún considerando los recursos retóricos de uno y otro autor. motivaciones y aspiraciones. y.430 y ss. y que explican de algún modo los diferentes niveles de estudio posibles –de los cuales 28 29 30 31 JACQUES DE VITRY. y sólo después de la poderosa convocatoria de San Bernardo (1090-1153). y no sólo nos referimos a lo estrictamente eclesiástico. También es de vital relevancia llegar a precisar si el impulso religioso se pierde. esto es. otorgando los matices que nos permitan comprender al hombre en su realidad. que deberá establecer cómo se sustentó económicamente la Cruzada. Guglielmi. Aires. Para ello será imprescindible analizar la situación económica del Occidente Medieval en el siglo XI. si se trata de una expedición que se fundamenta en un ideal superior.. es el rol que cumplió la Iglesia financiando muchas expediciones. en un poder económico 29. verdaderamente. En torno a lo mismo. 1991. pues. será necesario investigar acerca de la situación política del Imperio Bizantino. Lázaro Ros. más que lo que se teme a las mujeres. 6 . impíos. política o económica inherentes a las Cruzadas. por último. a las imágenes que se podían evocar cuando se hablaba de Jerusalén... Andrés Bello. a nuestro juicio de suma importancia porque permite matizar de manera más nítida las conclusiones que se hayan obtenido a partir de las perspectivas precitadas. Eudeba. de A. pero ello no impide reconocer que operó de manera profunda y definitiva entre los hombres de la época. Entre esas motivaciones y aspiraciones. cit. se podría plantear el tema a partir de una óptica política. que recién comenzarán a participar desde la Segunda. . y cómo ésta gravitó en la época. el ideal parezca desvanecerse. de hecho. de E. Tema interesante. Trad. Tema controvertido desde antiguo es el de la motivación económica de los cruzados. pp. . debe considerarse el plano de la religión. será necesario precisar hasta dónde la “Desviación de la Cuarta Cruzada” se explica sólo en términos económicos. en una visión excesivamente reduccionista.. G. por otra parte. Introducción. tanto en su composición como en sus costumbres. v. Hasta dónde. y. perezosos y maliciosos. mentirosos. si se nos permite la expresión. ingratos. FLORI. La guerre. Matus. Es imperativo..). detenerse en el ambiente religioso de los siglos XI y siguientes. las interesantes observaciones de HEERS. pp. por su cobardía. 1997 (1995).. Y así como nos preguntábamos por la organización social y política de los reinos del Levante. políticamente. 1964. op. es un tema complicado. por tanto. es claro que la sociedad de Ultramar.. pues. cit. en la Primera no son convocados los reyes. y. En efecto. hasta dónde el Pontificado actúa. De hecho. La Escala de Jacob. Por otra parte.. también será preciso preguntarse por su organización económica. al asumir un papel universal en la convocatoria. constituyéndose así.multitud de los sarracenos temblaba en presencia de sus padres (. pues. 17 y s. debe poseer una economía capaz de sostenerla. IV. a partir de cuándo y en qué grados. pp. C. por lo mismo parece más adecuado hablar de "Reforma Pontifical"-. Trad. y en relación también con lo anterior. o si no constituyen nada más que expediciones de conquista y explotación económica. establecer hasta dónde pesaban motivaciones de carácter milenarista o escatológico. Bs. pp.. cambió entre el siglo XII y el XIII.. El concepto ha sido utilizado por PAPINI. los musulmanes no les temerían. está pesando el proceso conocido como la “Reforma Gregoriana” – pero que abarca mucho más que el papado de Gregorio VII."28. entonces. Ed.. J. sino a la mentalidad del momento.

. A. en un tono que podríamos calificar de pesimista. Variorum Reprints. VI. claramente nuestra visión se orientará hacia la primera posibilidad..estudiar con más espacio las preocupaciones de las masas. cuestión que resulta aún más sorprendente si se consideran las condiciones de Europa en los siglos IX y X. 1969. LE GOFF. en toda su complejidad. o como la acción más heroica y romántica que haya emprendido jamás la cristiandad 32. 1954). Religion and the rise of Western Culture. señala que. 1979. como apunta Tyerman 37. vol. Occidente emerge como el eje en torno al cual se articulará la historia del Mediterráneo 34. en: Studies in Medieval and Renaissance History. London.. Wash. 3.hemos trazado apenas un bosquejo-. 1997.. las Cruzadas pueden ser concebidas como la última de las invasiones bárbaras. escribe el estudioso inglés..D. 1997. op. 4 vols. v. además. las cruzadas aun resuenan en la imaginación y el intelecto. el de la expansión de un Occidente rejuvenecido. pp. cit. manifestando una opinión más bien desfavorable del fenómeno. DAWSON. en su ya clásica Historia de las Cruzadas. del mismo autor. David Jacoby. indagando en la mentalidad. 7 . P. es prácticamente inabarcable. 1973. sino que se expresa en y por ella. Como señala Alphandéry: “. las manifestaciones de la fe colectiva. C. con lo que ya llevamos dicho. Toronto. Alianza. TYERMAN. G. Bleiberg. op. Madrid... Paris. "Visto desde la perspectiva de la Historia. Pero se trata. dude de los verdaderos aportes de las Cruzadas. DAGRON. hagiography.. vol. en cuanto a 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 RUNCIMAN. las fuerzas irracionales. op.873. estableciendo así nuevas proposiciones y vías de análisis que permitan comprender más cabalmente el impulso que lleva a las Cruzadas. hacia la segunda. que anuncia su preeminencia militar y económica36. las motivaciones. 1980. PUF. constituye un momento de auge. 1. QUELLER. cit. Runciman reconoce que. "Byzance entre le djijâd et la croisade.. y.. Image Books.. 63. Roma.. École Francaise de Rome. 325: "L'historiographie des croisades a changé de ton. apenas si considera el tema de la técnica militar con un aporte sustantivo 38. Jacques Le Goff.. estudiosos de la talla de Paul Alphandéry40. como un persistente ícono de la cultura occidental. Le Mythe de Croisade.. 270: ".. todo lo que lleva en sí en cuanto a tradiciones oscuras. D. No deja de ser sorprendente que un conocedor del tema como Runciman. la religión en esta época no sólo modela en importante medida la cultura. independientemente de motivaciones y justificaciones. v. se hace necesario privilegiar una perspectiva determinada. More than just psichology. nuestro análisis privilegiará lo religioso. DUPRONT.. p.. S. to an analysis of the psichology of the crusading movement. RUNCIMAN. Gallimard.. 1955. en: The American Historical Review." RUNCIMAN. Paris. 424 y ss. 1998. 1.. las imágenes. insistimos-. London. Sir Steven Runciman. es hacerlo a la cultura de la época.. un hecho claro es que. passant dans ces cinquante dernières années de celui de l'épopée à celui de la critique.. “A Century of Controversy on the Fourth Crusade”. Cf. 1958 (1957). así.. atendiendo a los extremos. cit. 13. Actes du Colloque Universitaire International de Clermont-Ferrand (1995). ALPHANDÉRY. Otra vía de análisis es la que abordan. E.. op. más allá de tal tipo de visiones. cuando Occidente no es más que un campamento militar sitiado 35. El siglo XI. astrology and echatology in their effort to understand the currents of thought and emotion moving the crusade.. ahora en: Medieval Diplomacy and the Fourth Crusade. p. de modo tal que ingresar al aspecto religioso -más allá de lo eclesiástico. Como sea. de G. así como su “tono” histórico. p. p. lo resume crudamente así: "Apenas veo más que el albaricoque como posible fruto traído de las cruzadas por los cristianos"39. según se privilegie uno u otro aspecto. JACOBY.. 84 y ss. La Civilización. op... quienes se preocupan por la “historia interna” de las Cruzadas43. si la cristiana occidental. 13. cit. New York. 1994 (Cambridge. todo lo que la multitud añade a la fe oficial. C. Alphandéry describes this approach as interior history". Trad. Quelques remarques". D. todo el movimiento cruzado fue un rotundo fracaso". sin desconocer la validez de otras motivaciones.especially Alphandéry. los símbolos. p. p. Alphonse Dupront41 o Anatole Frolow42. S. en: Le Concile de Clermont de 1095 et l'Appel à la Croisade. Recherches sur la Déviation de la IVe Croisade vers Constantinople. que historiográficamente se hayan planteado interpretaciones muy diversas del fenómeno en estudio. por representar más nítidamente el “espíritu de Cruzada”. "The encounter of two societies: Western conquerors and Byzantines in the Peloponnesus after the Fourth Crusade". Si asumimos la perspectiva bizantina o islámica. evidentemente. señala que las Cruzadas son parte de un fenómeno más amplio de expansión de una sociedad revigorizada. por su parte. J. * * * Es natural. they have also exploited sociology.C. The Invention of the Crusades. FROLOW. a partir de las Cruzadas. cit. Así. Recherches sur la Mediterranée Orientale du XIIe au XVe siècle.. ya que el tema. S. ahora en: JACOBY. Variorum Reprints. en cuanto a subconsciente. A. D. Historia de las Cruzadas. pp. tantas veces reeditada desde 1954. p. University of Toronto Press. 78. II. de visiones polarizadas 33. por citar sólo algunos.

. haciéndose prácticamente insuperable. así como los años 650 a 850 d. cit. con tal problema histórico. op. aparentemente el Occidente -todo dependerá del punto de referencia. ya que Oriente y Occidente no son términos sólo geográficos. 58. como imágenes. 614. específicamente con el caso de las Cruzadas entre los siglos XI y XIII. separan dos espacios históricos del helenismo.. Dicho de otro modo.ponernos en contacto con el hombre de la época y sus motivaciones más profundas. 1955. en: Carist»erion e„j ’Anast£sion K. ciertas expresiones cuyo contenido debe ser muy preciso. es la utilización indiscriminada del concepto "guerra santa" para referirse a las más disímiles situaciones históricas. 1998-1999. 3.C. Storia del Medioevo. pp. n.. y dibujar así una historia interna moral y religiosa de lo anónimo en la Cruzada” 44. v. (Roma 4-11 settembre 1955). London. Florencia. precisamente.. en: Relazioni del X Congresso Internazionale di Scienze Storiche. Vol. ORIENTE Y OCCIDENTE. P. F. Los jesuitas en Constantinopla en el siglo XVIII".herencias que se revelan al choque de los acontecimientos. y no a la claridad. en esta oportunidad. HISTORIAS CRUZADAS Las relaciones entre Oriente y Occidente parecen constituir una constante histórica. ahora en: ZAKYTHINÓS. llegando a establecer si dicha expresión refleja o no la mentalidad de la época y. como ya veremos. pues se puede plantear que. asumiendo rasgos distintivos y característicos según la época y el lugar. en este caso a través del concepto de “guerra santa” (definida por una recompensa espiritual ofrecida a los que mueran en combate). El Mediterráneo. el estudio de esas relaciones parece constituir también una constante en la historiografía47. Precisamente. por tanto. 17-18. 1978. Le Monde de Byzance: Histoire et Institutions.. es la cuna de tres importantes civilizaciones48: la Civilización Cristiana Occidental. y mediterráneo en general. 44 45 46 47 48 ALPHANDÉRY. al presentar los matices que la idea de “guerra santa” entraña para cada sociedad en estudio. BRAUDEL. Creemos que este problema puede ser abordado desde una perspectiva simbólica y conceptual. Variorum Reprints. cuyo nacimiento se remonta a un período que abarca los siglos III al VI d. Paris. en una primera etapa. 1985 (1977). 125 y s. D. analizar el fenómeno de la alteridad y la identidad culturales. durante el siglo XIII. pp. Si se considera solamente al mundo cristiano. asimismo. Lemerle46. agudos en su argumentación y sus conclusiones. J. el abismo que separaba a Oriente de Occidente – constituido a partir de problemas de índole eclesiástico y político. Flammarion. El presente trabajo dice relación. y que conocemos como "Antigüedad Tardía". a profundas diferencias históricas y culturales. Parafraseando a P. no es conveniente utilizar literariamente. en el fondo. ahora en: LEMERLE. sino también culturales-. período que estudia el citado historiador griego. III.C. ’Orl£ndon. Son estudios de gran fineza. "Alteridad e Identidad. II.marcará entonces las instituciones y las costumbres.1. La Mediterranée. en los problemas históricos. no en una sucesión cronológica. Asimismo. indagar en aquellos tópicos que dicen relación con la culminación de un proceso de larga data. sino en una relación de contemporaneidad. determinar si es posible o no utilizarlo historiográficamente para referirse al período. Variorum. London.se ensanchará. pero que responde. pues de otra manera sólo se lleva a la confusión. Dhmos…euma tÁj ™n ’Aq»naij ’ArcaiologikÁj ’Etaire…aj (™n ’Aq»naij. Dicha expresión -Gran Brecha-. en la segunda mitad del siglo VI con la llegada a Italia de los Lombardos. pp. como en el primer caso. cual es la “Brecha Histórica” que separará. la tomamos de un artículo de D. en forma definitiva desde entonces. llevando algunas veces al encuentro. p. delicados. P. 157 y ss. 1966). 8 . y como efecto de la Cuarta Cruzada. “La Grande Brèche dans la tradition historique de l’hellénisme du Septième au Neuvième siècle”. “Byzance et la Croisade”. 595-620. v. p. a las tres grandes civilizaciones del Mediterráneo. L’espace et l’histoire. o cristiandad latina. que buscan –más allá del relato de los hechos. asimismo el siglo XIII separa dos espacios históricos del mundo cristiano. desprovista eso sí de sus connotaciones de época oscura. el aporte de los pueblos germánicos -en sucesivas oleadas que comienzan en el siglo IV con la invasión de los godos y culminan. descubrir aquellos elementos que las distinguen. en: Byzantion Nea Hellás.. tal ejercicio permitirá.. El problema Nos ha parecido interesante. y otras al desencuentro. constituyéndose entonces lo que podemos denominar “Gran Brecha de la Cristiandad”. Zakythinós45. cuando sucumbió la Civilización Grecorromana del Mediterráneo. MARÍN. plano en el cual sobresale la citada obra de Steven Runciman. uno de los motivos que nos lleva a plantear este tema.. 1973. passim. Byzance: Etat-Economie-Societé.

la lengua. respectivamente. el interés de los eruditos. que abarca desde la fundación de la Nueva Roma en el año 330 hasta el gobierno de Heraclio (610-641). de la primera mitad del siglo XX. cuyos orígenes están en el Imperio Bizantino. las costumbres y la tradición histórica. Estudio de la Historia. en todo caso. al menos. aproximadamente. las relaciones intercivilizacionales.C. Coeuroy. se extendió a las tres grandes civilizaciones ya mencionadas. MARÍN. Entre las diversas obras publicadas por este autor. 324.C. René Grousset53 o Franz Altheim54. PUF.cit. también en los albores del siglo XXI en el corazón financiero de los Estados Unidos.A. Bixio. se imponía conocer aquellas otras civilizaciones con las cuales Occidente se había relacionado. v. Examen des causes de la Décadence. dando origen a la Civilización Ortodoxa o Greco-eslava. Madrid.. Paris. de L. la Civilización Musulmana o islámica. Somervell. y en lo que a identidad se refiere. así. 9 . Europa. Payot. Lo que llamamos "Edad Media". p. 1997. que designa a la comunidad de los Creyentes. identificable desde la primera mitad del siglo VII d. Esta civilización tiene una consolidación manifiesta en el siglo IX con la renovatio imperii de los Carolingios. entidad histórica que hunde sus raíces en la Roma Bajo Imperial. I. demostraron que las dinámicas internas de la Civilización Occidental podían comprenderse más claramente al considerar. "Notas para una periodificación de la Historia Bizantina (El problema de la Crisis del siglo VII)". MAÍLLO. ALTHEIM. del Occidente Medieval. IX-XI). la época de las Cruzadas constituye un período excepcional para el estudio de las relaciones entre Oriente y Occidente. Segunda Ed. 250 y s. Gengis-Khan. quizá. constituye el origen de Occidente.. En su período expansivomisional.. el Imperio llevó su cultura y religión a los pueblos eslavos de Europa Oriental. expresada en el término Umma49. uno de crisis (ss. Introducción. 1960 (1939). Compendio de D.570-632) como su piedra fundante.. de A. pp. pues. Paris. D.. Tal como sucede con una tribu. A. passim. Quinta Edición. 1946). con centro en la Roma pontifical. Trad. ambos reeditados en HALPHEN. Segundo. o Imperio griego Medieval.. Hacia el siglo XI. conoce una rápida expansión que abarca. de enfrentamiento o no. Akal. Payot. por citar sólo algunos. R. Desde este punto de vista. 3-14 y 15-21. sobresalen dos artículos de 1923: "La place d’Asie dans l’histoire du Monde” y “Les origines asiatiques des grandes invasions”. que dará forma a lo que llamamos desde entonces. Esta línea de estudio se centró. 1953. Siendo Occidente una Civilización entre muchas. tal vez en ese mismo orden. ZAKYTHINOS. el Occidente Cristiano vive un proceso de auge y expansión. espiritual y culturalmente. esta Civilización pasó por un período formativo (ss. Finalmente. Trad. que coincide con la dinastía Macedónica. L. pp. una etapa de consolidación y expansión (ss..Le Monde Romain. Vol. en el Medio Oriente en la época de las Cruzadas. J. juegan un rol relevante la religión. 1981 (Oxford. Attila.. durante el asedio turco otomano del siglo XVII. GROUSSET. A travers l´histoire du Moyen Age. F. 1999 (1996). 1950. la dinámica 49 50 51 52 53 54 55 v. op. una construcción histórica superior. específicamente para el caso que aquí nos interesa. TOYNBEE. Con centro en Constantinopla. o en la conquista napoleónica de Egipto a fines del siglo XVIII. a las tres civilizaciones aludidas.mientras se afirmará el rol evangelizador y civilizador de la Iglesia. la llamada "Gran Brecha". que se identifica con la dinastía Macedónica (867-1059).. Madrid. Paris. para encontrarse ya estabilizada en el siglo XI en las regiones sur y este del Mediterráneo. hasta el siglo VIII -cuando las conquistas musulmanas abarcaban desde la Península Ibérica hasta el Norte de la India-. entre uno y otro mundo pueden darse en el siglo X en la España Musulmana. IV-VII). no alcanzó a afectar su cohesión.. aparte de los fenómenos intracivilizacionales. cuando Almanzor (978-1002) saquea la ciudad de Compostela. L’Empire des Steppes. Nº 16. en la cual se inscriben hechos tan trágicos como la Cuarta Cruzada. de la cual afirma Zakythinós que “situado sobre la Gran Brecha. La expansión de estos tres universos ha implicado una relativización de los conceptos Oriente y Occidente: las relaciones. Alianza. Le Déclin du Monde Antique. lazos solidarios de identificación mutua que se establecen a partir de las diversas manifestaciones de la cultura. que se caracteriza por una estructura social compleja. recibiendo. y por vez primera frente a frente en un estrecho contacto que las marcará históricamente. por diversas razones se entró en un proceso de fragmentación en emiratos y califatos que. la Civilización Cristiana Ortodoxa o griega. y una última fase de lenta declinación (ss.. en la civilización (el campo de estudio inteligible del que hablara Toynbee55). pues. Historiadores como Louis Halphen52. además. F. una nación o un Estado. Le Monde Extra Romain . Habiendo conformado un gran imperio unitario. es la ruina del helenismo universal lo que observo” 50. A partir. en Viena. fueron paulatinamente ampliando su horizonte de estudio hacia la periferia extraeuropea. Vocabulario de Historia Árabe e Islámica. Santiago. XI-XV)51. reconociéndose a Mahoma (c. los estudiosos de la Historia de Occidente y. en: Byzantion Nea-Hellás. y. influencias helenísticas y orientales. ya que encontraremos conviviendo. Tamerlan. VII-IX).

como veremos más adelante. cuando los musulmanes invaden el reino visigodo de Toledo. 23. además. 72. Si. En todas estas zonas de contacto se establecieron relaciones que. de entre esos contactos. y específicamente entre los siglos XI y XIII. se hace especialmente manifiesta. directa del griego. Bucarest. (En las notas siguientes. 1993. LAURENT. Aires. y ello está. además. pp. a una relación de alteridad que afirma las identidades que se encuentran o desencuentran. Trad. p. Es el caso de la Península Ibérica. no se le pueden negar algunos méritos. dadas las sensibilidades que se encuentran frente a frente. Summer. no ya por intereses de Estado o de carácter ideológico -como había sido hasta el fin de la Guerra Fría. llevaron a una identidad del "nosotros" frente al "ellos". Trad. Ediciones del Centro de Estudios Bizantinos y Neohelénicos de la Universidad de Chile. primero en un artículo publicado en 1993 y después en un libro editado en 1997. Señala Huntington que "el universalismo es la ideología de Occidente en sus confrontaciones con las culturas no occidentales"59. v. es el Mediterráneo la gran frontera que une y separa a las tres civilizaciones ya citadas. Santiago de Chile. Una obra capaz de suscitar debates del más alto nivel no puede sino ser una buena obra. en: Foreign Affairs. tanto así como para afirmar las identidades que se encuentran frente a frente. Para la época de las Cruzadas. se fijaron las fronteras entre la cristiandad oriental y el mundo islámico57. HUNTINGTON. de J. Paidós. por ejemplo-. Marzo 1996. "Croatas y Serbios en el De Administrando Imperio de Constantino VII Porphyrogénito". 1997. 1994. una tesis capaz de generar nuevas tesis no puede ser sino una buena tesis. cuando. existe una alta probabilidad de conflicto. en la Anatolia y el Cercano Oriente. Asimismo. El choque de las civilizaciones y la reconfiguración del orden mundial. Entre los siglos XI y XIII. También es el caso de una amplia región que separó por siglos a la cristiandad latina de la griega. según sea el caso. donde durante varios siglos (entre el 711.. "The Clash of Civilizations?". los que se dan entre civilizaciones vecinas y que comparten una amplia frontera. 77. pp. las civilizaciones tendrán un rol protagónico en el futuro cercano 58. más allá de las influencias mutuas. señaló que en lo que a Relaciones Internacionales se refiere.). zonas donde la tensión. HUNTINGTON. sino de índole cultural.. lo que llevó paulatinamente a la profundización del conflicto. y 1492.. Cantares de Armuris y de Andrónico. S. relacionado con el impulso de Cruzada. la que llegó a ser étnica. tuvieron también sus pretensiones de dominio universal. J. y no al artículo) Ibid.. si bien puede considerarse exagerada -por totalizante. 1993-1996. Buenos Aires. por cuanto existía allí una frontera cultural entre Oriente y Occidente (. como su extraordinaria capacidad de síntesis o la amplitud de los fenómenos estudiados así como su carácter decididamente sugerente. Tanto el Imperio Bizantino como el Mundo Islámico. Véase CASTILLO. para derivar en religiosa después de su evangelización"56.y errada en algunos de sus postulados -según la evidencia histórica posterior a 1997-.P. los más intensos son. Se trata de "una región potencialmente -y no determinantemente. nº 130. Se pueden reconocer. S. Huntington. Publicado en: Byzantion Nea-Hellás. * * * A fines del siglo XX. el tema del rol de las civilizaciones se vio revigorizado a partir de los postulados de Samuel P. 24-45. esta pretensión universal la encontramos en el Occidente Medieval encarnada en la Iglesia Católica de los siglos XI al XIII. 47. con la instalación de serbios y croatas. el potencial conflicto puede ser aún más agudo.. que se radicaliza cuando alcanza el nivel religioso.P. en gran medida por el conflicto. en aquellos lugares donde la alteridad se hace especialmente manifiesta. Poesía Heroica Griega. Epopeya de Diyenís Akritas. quien.C. Barcelona-Bs. M. La tesis de Huntington suscitó una gran controversia y. esas sociedades se identifican con religiones superiores y que poseen una pretensión de dominio universal. en la Iglesia post Reforma Pontifical. "L'idée de guerre sainte et la tradition byzantine". en aquellos puntos donde se rozan los límites de distintas sociedades. De hecho. No es éste el lugar para analizar in extenso un estudio que se refiere específicamente a fenómenos contemporáneos. la constituye el Cantar de Diyenís. 1946. Una hermosa obra donde se da cuenta de esta vida de frontera. Tb. 10 . es decir. a partir de un fenómeno común: las Cruzadas. toda vez que se trata de un período marcado por el conflicto intercivilizacional. el Akrita. naturalmente. en época de los Reyes Católicos. haremos refrencia exclusivamente al libro. 55-79.. en: Studia Croatica.. pero sí para exponer algunos tópicos que aparecen en la obra y que podrían servirnos al momento de estudiar la época de las Cruzadas. en: Révue Historique du Sud-Este Européen. nº 13-15. MARÍN. esto es.histórica de una civilización involucra contactos con otras sociedades del mismo tipo. se expulsa a moros y judíos) convivieron cristianos y musulmanes. 56 57 58 59 V. V. Tosaus. y que se puede reconocer ya incipientemente en la divisoria que para el Imperio Romano sancionara Teodosio el Grande en el año 395 d.P. según este autor. todas aquellas áreas se verán dinamizadas. esto es. p.conflictiva. donde descansa. Año XXXVII..

Jacques Le Goff. J. 1995. Nueva Roma. y que mientras las culturas en conflicto potencial no sean capaces de entenderse cabalmente en sus concepciones fundamentales –en las cuales se pueden hallar semejanzas insospechadas o soterradas-. por ej.separaban a las dos cristiandades. Pennsylvania. FROLOW. J. y 18 y ss. p. op. pp. P. Miguel Cerulario (c. p. La Crónica de Morea. en la época de las Cruzadas. 1970.. V. 1000-1059). “Franks. pp. cuando las relaciones de tolerancia entre la cristiandad occidental y la oriental y el mundo islámico. cit. pp. Madrid... por tanto. provocando roces y conflictos pero no rupturas de carácter permanente 65. Col. ahora en: LEMERLE. 2. Variorum Reprints. del CSIC. PATRI. 1204. PARTNER. pp. ahora en: LEMERLE. indica que el gran problema es de índole valórico y conceptual. Trad. se deterioraron progresivamente hasta quebrarse. 4 y ss. 1970. presentando su libro como un aporte al entendimiento entre ambas civilizaciones.. Madrid. En este punto.. Véase. entre otros. las palabras de Huntington nos pueden llevar a reflexionar acerca de la persistencia de ciertos fenómenos y las lecciones que se puedan derivar del estudio de la época de las Cruzadas en relación a nuestro mundo. entendida como una “guerra santa” por los latinos. Universidad de Buenos Aires.. Una visión suscinta en MARÍN. pp. y el episodio es apenas referido por los cronistas de la época. la distancia será insalvable.. También es sugerente el concepto de "línea de fractura" 60 que utiliza el citado autor. como ha querido la historiografía. DE MUNDO LO. cit. XV-XXVII.. Ortiz. The Holy War Idea in Western and Islamic Traditions.. 1979. A. para los bizantinos. que siempre busca fechas emblemáticas para abrir o cerrar períodos históricos. 13. y que es aplicable al conflicto intercivilizacional que se da a partir del siglo XI en la cuenca del Mediterráneo. las relaciones entre ambas cristiandades se restablecieron.que ya se habían hecho manifiestas entre la Cristiandad Latina y la Griega. Fayard. Acerca de la IV Cruzada v.. cit. De V. pp. LEMERLE. Madrid. J. Oxford. Histoire des Croisades.. sino que además les parecía peligrosa y quimérica.. The God of Battles. Princeton U. S. S. precisamente. 18 y s. op. cit.. el planteamiento de Huntington y. Peral D. tras el lamentable incidente entre el cardenal legado. y. hunden sus raíces. ahora en: Church Union: Rome and Byzantium (1204-1453). pp. marcan hitos de gran relevancia en el distanciamiento paulatino entre Roma y Constantinopla. J. 72-73.. por citar sólo un autor (en este caso un conspicuo medievalista). 1998 (1997). P. A. a partir de la Cuarta Cruzada.. y también cuando los límites entre civilizaciones perdieron la estabilidad que los había caracterizado por siglos. Cruzados en Bizancio. v. 1996. llegaría junto con la Cuarta Cruzada que. passim. RICHARD.. J. Oxford University Press. 1957. Espasa-calpe.. pp. En efecto. Ed. cuando líneas de fractura -fronteras potencialmente y no determinantemente conflictivas. siendo sustituidas por relaciones donde se hicieron sentir las distancias culturales. EGEA. Buenos Aires. London. por ejemplo. Paris. Tenemos la convicción de que algunos de estos problemas contemporáneos que afectan a las Relaciones Internacionales en el Mediterráneo. “La rélation russe de la 11 . London.. del mismo autor: "Byzance et la Croisade". CCLVII. llevó a los cruzados a tomar Constantinopla y. los límites entre la Alta y la Baja Edad Media en el año 1054 66. Paris. 228-246. Paris. de Chile.. en: Bulletin de l'Association Guillaume Budé.: FROLOW. De hecho. Desde una perspectiva más amplia deben considerarse las enormes diferencias históricas y culturales -más allá de los problemas eclesiásticos o dogmáticos. previo saqueo. precisamente y como Paul Lemerle63 ya lo demostró.. y a éstas del Islam. precisamente. GODFREY. 262. instaurar un Imperio Latino que duraría cincuenta y siete años67. Tal actitud era. la animosidad y desconfianza mutuas. El cisma de Focio (867) y el cisma de Miguel Cerulario (1054). Santiago. incomprensible entre cristianos y. establece. en: Studi veneziani. No deja de ser sintomático que Huntington se detenga en el fenómeno de las relaciones Occidente-Islam precisamente en el capítulo dedicado al análisis de las líneas de fractura 61. Le Monde de Byzance: Histoire et Institutions. Humberto de Silva Cándida (c. pero en ningún caso llevaron al quiebre definitivo entre ambas cristiandades.. 249 y ss. una 60 61 62 63 64 65 66 67 Ibid. acción que. P. debe ser comprendido. tb. 6. 1965. "Saint Louis et Byzance". P. 1980. Quatrième Série. LE GOFF. lo que se traducía en una indiferencia que irritaba a los cruzados 64. 1996. 611 y ss. de L. Siglo XXI. Arte y Espíritu. cuando no el odio.. del Centro de Estudios Bizantinos y Neohelénicos de la U. 1000-1061). The Unholy Crusade. v. Ed. 247 y ss. Essais sur le monde byzantin. "Bizancio y la Civilización Cristiana Ortodoxa". GILL. recogiendo. Press. Ibid. La Baja Edad Media. en 1204 y desviada de su objetivo -Egipto-. a partir de sus postulados. op. James Turner Johnson62 en su obra se propone dar luces acerca de la idea de "guerra santa" y su rol en las relaciones del Oriente Musulmán y Occidente. Variorum Reprints. 1971 (1965). Cf. op. se debe tener en cuenta que. S. La Caída de Constantinopla. IX. pues. The Pennsylvania State University Press. Venetians and Pope Innocent III”. p. 1997. 1980. el verdadero cisma de la Cristiandad. en: Journal Asiatique. resultaba no sólo del todo incomprensible para los bizantinos. Inicia su estudio con una discusión historiográfica enfocada al problema actual.precisamente. J. el ideal de universalización. III. el verdadero coup de grâce a las relaciones entre Oriente y Occidente. en: Bizancio. RUNCIMAN.. No obstante. 1973 (1965). Holy Wars of Christianity and Islam. 33 y s. "L'Orthodoxie byzantine et l'oecuménisme mediéval: les origines du "schisme" des Eglises". pp. Trad. y el patriarca de Constantinopla.

“Innocent III and the Crusader Venetian Treaty of 1201”. pp. la inequidad y la injusticia impuestas por la alianza de sionistas y de cruzados.es/agenda/conferencia/bichara. bajo el estandarte de la cruz"75. Hodder and Stouhton. en el Concilio de Florencia-Ferrara (1439). cit. Diario La Segunda.. QUELLER. el Sultán de la Sublime Puerta permitió a la iglesia griega conservar su espíritu peculiar.. cit. 24/09/2001. en: Eastern Churches Review." 76. Diario El Mercurio. Viking.. Diario La Tercera. The Fall of Constanstantinople. 36 y ss. harán infructuosos los intentos por unir ambas iglesias. trad. Diario La Segunda. Madrid.. frente a las amenazas de un ataque norteamericano. ser griego hoy día es ser ortodoxo ya que la ortodoxia. The University of Wisconsin Press.uned-terrassa.. A comienzos del siglo XV. Bruxelles. New Brunswick-New Jersey. 2000. una suerte de "parlamento religioso" -si así se puede decir. Aún hoy. pero en Constantinopla la respuesta fue categórica: el Duque Lucas Notaras dijo que prefería el turbante musulmán a la tiara pontificia y. incluso con la excomunión. RUNCIMAN. la vigencia de estos problemas es notable. 'algunos griegos que conozco no se han repuesto jamás de la caída de Constantinopla'" 72. Acerca de la "cercanía" de Bizancio con el Islam en las etapas finales del Imperio.. tras la cual está oculto el espíritu de Cruzada (!).D. Fue el epílogo de un largo proceso en el cual no faltaron los serios intentos. ahora en: Medieval Diplomacy. se intentó la unión. que el autor nos ha facilitado gentilmente.. ahora en: Church Union. de A. que "las Naciones Unidas y la Organización de la Conferencia Islámica deben tener en cuenta la declaración del Presidente Bush describiendo la acción militar como una cruzada. y.. “Eleven emperors of Byzantium Seek Union with the Church of Rome”.. “Byzantium and the Crusades. destruyó la última oportunidad de una reconciliación verdadera". Byzantium: Greatness and Decline. 1942. 1995. from the french by N.. 1988.7. GILL.. B.que existe una organización islámica. SETTON. 1969.. cit. en: KHADER. Sutton Publishing.htm] v.2000 [www. Historia. XV. en: Medievalia et Humanistica. Constantinople 1204. sindicado como el principal responsable de los atentados.. v. 30/09/2001. 221 y ss. RUNCIMAN. veía el imperialismo occidental sólo como una máscara. 1995.J. cosa que Roma con toda probabilidad habría negado 70. London. op. v. llamada "Frente Internacional Islámico de Lucha contra judíos y cruzados" 73.. Cap. pp. The Sack of Constantinople and the Fourth Crusade. Ltd. tan lamentable episodio. op. "La Cuarta Cruzada. 112. 1967.1999. cit. A History of the Crusades. 12 . como apunta Steven Runciman68. Gloucestershire. Ya en 1996 había dicho en un manifiesto: "No debe ocultarse que el pueblo del islam ha sufrido la agresión. El escritor egipcio Sayyid Qutb. codicia económica e irreductible antagonismo de dos razas y dos mundos".. en un mensaje enviado vía fax a un canal de televisión. Interview en Le Vif-Express. de N. J. An Ungodly War. resuenan los ecos de las Cruzadas. 19/9/2001. 20/9/2001... IV: HUSSEY. Hemos leído en la prensa -a propósito del atentado perpetrado contra Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001. aun cuando éste sancionara. en tiempos de crisis sobre todo. Trans. un musulmán radical.. Para el islam. II: The Later Crusades: 1189-1311. del Centro de Estudios Bizantinos y Neohelénicos de la U. op. de Chile. Desde el siglo XIII Roma y Constantinopla representarán dos mundos irreconciliables: el resentimiento de los bizantinos y la indiferencia de Occidente frente a la angustia del Imperio amenazado por los turcos otomanos. Osama bin Laden. se convierte en 'el punto de convergencia absoluto' y agrega.. y que afectó a Nueva York y Washington. El Consejo de los Ulemas. a pesar de los sufrimientos que acarreó la turcocracia. vol. The Decline and Fall.del gobierno talibán afgano. v. declarando superadas las diferencias. V: McNEAL et alt. Byzantium. v. S. y. NORWICH. J. Cap. v. BRADFORD.. Rutgers University Press.. "Según el helenista Jacques Lacarrière. Pegaso. Nikolaides y A. El 24 de septiembre de 2001. de A. declaró. de una y otra parte. Trad. W. VACALÓPOULOS. Walford. Más recientemente: BARTLETT. Esto hirió los sentimientos de los musulmanes del mundo entero y creó una situación peligrosa para el mundo" 74. según Charles Diehl 69.. "La percepción del Islam en Bizancio durante el siglo XIV". Méndez). 1081-1204”. London. La Civilización Bizantina.. IX. DIEHL. BÁDENAS de la Peña (CSIC. The great betrayal. LVIII.B. 2..7. p. La nueva campaña cruzado-judía está encabezada por el mayor de los cruzados. efectivamente. 1957. A. en la Cristiandad Ortodoxa. v. E. 32. quienes supuestamente actuaban con la anuencia del Papa Inocencio III (1198-1216).. Bush. S. Conferencia al Centre Associat de la Uned de Terrasa. Santiago. Darf Publish. Zorbas. señaló: "Instamos a los hermanos musulmanes en Pakistán a impedir con todas sus capacidades que los cruzados estadounidenses invadan Pakistán y Afganistán.. 1977. 3. "es el resultado de odios religiosos. según muchos musulmanes vivo aun hoy dentro de la estrategia de las potencias occidentales 68 69 70 71 72 73 74 75 76 quatrième croisade”. E. Ch. p. como un recuerdo que perturba las relaciones con el Cristianismo Latino Occidental. “The Fourth Crusade”. Dorta. London. PEARS. 1987 (1885).. Historia de la Grecia Moderna.. Madrid).confirmación más del carácter barbárico de los occidentales. 1963. Madison and Milwaukee. E.M. "La religión como factor geopolítico en el espacio Mediterráneo" (Trad. Ed.. K. Vol. ambiciones políticas. dins el marc de la Universitat d'Estiu 12. 1. en: Byzantion. y V. el artículo inédito de P. por unir ambas cristiandades 71.

cit. passim. Para una versión abreviada en español: ELLIOT. 177. v. 21. Antes había señalado que el conflicto en Afganistán "es una guerra religiosa" entre "los cruzados" cristianos y los musulmanes (Diario El Mercurio..hacia los países islámicos77. et la référence présidentielle devient caduque". cuando oímos la palabra "cruzada".. En todo caso. 11/10/2001: "L'attaque sur l'Afghanistan est une attaque sur le monde musulman tout entier car les Américains l'ont systématiquement qualifiée de “croisade”". Véase tb. op. Buenos Aires. A. Alianza. por último. de M. S. "'Venceremos' La nueva estrategia de Bush para acabar con la amenaza terrorista"."79. Tb. así como de analistas internacionales. KEPEL. "'We will not fail'. Es fácil darse cuenta del "desatino" del Presidente Norteamericano. (edición electrónica: [http://www.and a powerful voice".. Libia. cit. Amin Maalouf escribía: "En un mundo musulmán víctima de perpetuas agresiones. que lo utilizan ideológicamente. uno de los errores del Presidente de los Estados Unidos. no se puede impedir que salga a flote un sentimiento de persecución que adquiere. pues saben el efecto que tiene dicha palabra en Occidente cuando se la traduce por "guerra santa".. JOHNSON. PARTNER. "Le théâtre de la terreur".op. ELLIOT. en sus primeras declaraciones después de los atentados. En 1983. Muhammad. op. fue hablar de "cruzada" contra el terrorismo 81. usado y abusado. 2000.). v. Reverte... cit. en: PARTNER. 363). “Guerra Santa. homologándose la hazaña a la victoria de Saladino sobre Jerusalén en 1187 78.. p.gr. Les Croisades vues par les arabes. Paris. parler de croisade relève d'une savoureuse méconnaissance de l'histoire. de M. Un teólogo algerino. Sermón. Gallego y M. Tercera Reimpresión. 954.. Latorre. y que tiene un profundo sentido ideológico. v. que daba argumentos a las terroristas al expresarse en su mismo lenguaje82..T.com/2001/time/09/26/vencere/]). XIX. S. Jean Claude Lattès.fr]). 1983). aunque conservando la idea de un absoluto al cual se aspira. "La Conférence islamique ne condamne pas la riposte contre les talibans". en marzo de 1994: “El nuevo orden mundial significa que los judíos y cristianos controlan a los musulmanes y. 954. en: Studi Storici. tb. en: Time. Y es que en Occidente. 1999 (1991).. escribió que la victoria de los algerinos sobre Francia en 1961. B.. además. Esta es una cruzada declarada por Bush". en: Time. definir el nuevo concepto de jihad que ha elaborado el mundo islámico en los últimos 30 años del siglo XX. comandante supremo de los Cruzados?.” 80.. AL-QAADHAFI. p. A.. En los siglos XIX y XX el concepto adquirió una carga ambivalente. lo que es bastante inexacto -como veremos más adelante. Le ministre exhortait ses collègues de l'OCI à "faire cesser les attaques américaines". 4. que encabezan el bando cruzado cristiano. no escuchamos lo mismo que un musulmán. Paris. o de “cruzadas de caridad”. pp. 147-148. p. cit. cit. A. M. El choque. pero privada de su sentido sacral original.. Madrid. y no relacionamos tal palabra con "guerra santa". ROUADJIA.cnnenespanol. el jihad afgano tiene una importancia cardinal en la evolución del movimiento islámico a través del mundo..: TATE. 17/10/2001: "Le terme malheureux de "croisade" a été prononcé. p. Según la revista Time. Las Cruzadas. art. la forma de una peligrosa obsesión: ¿acaso no vimos al turco Mehmet Ali Agca disparar al Papa el 13 de mayo de 1981 tras haber explicado en una carta: He decidido matar a Juan Pablo II.A. Las Cruzadas vistas por los árabes. nosotros esperamos ver una confrontación entre China. hunde sus raíces en las Cruzadas. 13 de marzo de 1994. Expansion et déclin de l’islamisme.. se hablará de “cruzada ideológica” (v. léase "franceses"). 14 de marzo de 1994. M. Como apunta Gilles Kepel. entre otras cosas. en algunos fanáticos. Ahora bien. Abu Jara Sultani Ahfadh Muhammad. Anno 36. las siguientes palabras. se terminará imponiendo una idea profundamente positiva – al menos en Occidente-. v.html]). p. Faced with a new enemy. Jihad. les croisades? Mais tout est pour le mieux : la petite phrase du signor Berlusconi a été déformée. y los Estados Unidos. LE CARRÉ. si pueden.. El citado James Turner Johnson 83. "Bush utilizó la palabra cruzada.lemonde. sino también por los mismos musulmanes.lemonde. Les frères et la mosquée: enquête sur le mouvement islamiste en Algérie . 26/9/2001 (edición electrónica [http://www. p. et pas seulement par le signor Berlusconi. Crociate e ‘Jihad’: Un tentativo de definire alcuni problemi”. que encabeza el bando confuciano. (Diario La Tercera.. la “cruzada española” de 1936 a 1939). Es claro también que será tarea de los historiadores del presente siglo. cit. Ottobre-Diciembre 1995. dominarán el confucianismo y otras religiones de la India. Ed... tb. p. J. China y Japón (. George W. G. parte de un sermón pronunciado en Trípoli. op. Trípoli. Bush finds a new strategy . en español: MAALOUF. El quiebre entre el mundo occidental y el árabe-islámico. entrenados como 77 78 79 80 81 82 83 PARTNER. Bush. cit. 304. Pero sí traducimos jihad por “guerra santa”. v. P. 2000 (Paris. 4/11/2001). Algo cambió con los muhaidines que combatieron a la Unión Soviética en Afganistán.. lo cual es una simplificación extrema.. está el concepto de jihad. en: HUNTINGTON. p. nos coloca en la “lógica de la Cruzada”.com/time/covers/1101011001/story. 1983. MAALOUF.fr]). Wakil Ahmed Mutawakel. Gallimard. fue una segunda victoria del Islam contra la Cruzada (de los francos. faisait valoir la lettre transmise par le ministre taliban des affaires étrangères. 286. en: FBIS-NES-94-049. Berlusconi se proposait-il vraiment de libérer les lieux saints de la chrétienté et de pourfendre les infidèles? Et Bush avec lui? Et serait-il déplacé de ma part de rappeler que nous les avons perdues. como empresa común de bien en la que todos se empeñan. B. así. no sólo en Occidente. G. en entrevista concedida al periodista paquistaní Hamid Mir. Paris. Considérense. Trad. Trad. declaró Osama bin Laden el 7 de Noviembre de 2001.. en: Le Monde (edición electrónica [http://www. con celo y entusiasmo.. aux participants à la conférence de Doha. (Hay ed. en: Le Monde (edición electrónica [http://www.. Igualmente KHADER.y. Libia. postula que entre aquellos valores del islam que Occidente debe comprender. A l'évidence. John.time. 1990. 13 . Revista Trimestrale dell’Istituto Gramsci.. 11/11/2001).

. op. P. Sobre el simbolismo de la peregrinación y sus raíces hebreas. alimentadas de escatología y milenarismo. en Occidente. “guerra santa”. "Byzance et la Croisade".. "santa". tb. Por otra parte. sea precisamente el de “guerra santa”. no se ve mayor problema. de la cristiandad ortodoxa o bizantina y del mundo islámico. 10 y ss. P. op. por lo que se debe iniciar el estudio estableciendo si ambos son equivalentes o no y si son. J. según Frolow88. v. y la bibliografía allí citada. Planteamiento del problema Tal vez uno de los conceptos que refleja con mayor claridad las diferentes sensibilidades de las sociedades del Mediterráneo. FROLOW. integrándose ésta en una gran Historia Sagrada. pues. Sobre los orígenes de las peregrinaciones a los lugares santos. la Iglesia. segundo. p. pp. por razones históricas. como sinónimo de Cruzada. * * * Se debe tener en cuenta. per se.. pp. 93-111.. son vistas como "etiquetas medievales" acuñadas por un pueblo con "ideas medievales". viviendo en un medio cerrado. en cualquier época. Símbolos y tradición véterotestamentaria”. I -V)".. guerra justa. Esta situación exige un estudio pormenorizado del tema. por tanto.. cit. con la negativa carga de la expresión “guerra santa”. ha terminado por rechazar la idea de una guerra santa84. además. psicológicas. primero que todo. si bien a los occidentales choca ser tratados de "medievales". UN PROBLEMA CONCEPTUAL 1. el panorama no es menos confuso. término del cual la historiografía ha usado y abusado. qué se entiende por “guerra santa” y.. 29-56. 14 . DUPRONT.. “Espacio Sagrado y Peregrinación. 11. Una vez establecida la viabilidad de la aplicación del concepto. contrasta el positivo contenido que hoy asignamos. de Historia Universal. Santiago. CRUZADA Y GUERRA SANTA. cit.. A nivel erudito. aplicándolo indiscriminadamente a realidades tan diversas como la cristiana –en sus versiones occidental y bizantina. 1997-1998. en consecuencia. aplicables por igual a la realidad de los siglos XI al XIII. pp. religiosas. "Peregrinaciones a Oriente y Loca Sancta (s. en: Tiempo y Espacio. PARTNER. art. estudio en el cual el autor no sólo se detiene en algunos aspectos históricos de carácter relevante. Chillán.. Universidad del Bío-Bío. y. que será más fácil entender cómo la peregrinatio87 se termina transformando en cruzada. LEMERLE. sino también (y con ello no hace sino continuar la tarea iniciada por Paul Alphandéry) en el problema de la mentalidad y la espiritualidad del cruzado. Nuestra proposición es que sólo se puede hablar de "guerra santa" cuando identificamos una recompensa espiritual (remisión de los pecados o martirio) a quienes mueran combatiendo al enemigo. Dupront.guerrilleros. XIX. jihad. este tipo de acusaciones de parte de los musulmanes. que los términos “cruzada” y “guerra santa” son acuñados con posterioridad a los hechos a analizar. por su parte. es. pp. entre los mismos. a la que se añade un rigorismo religioso extremo.). si el término es aplicable por igual a las realidades de la cristiandad latina. en consecuencia. 7-8. No deja de ser curioso constatar que. U. o a una sociedad de marcado carácter confesional. MARÍN. Una obra fundamental para esta primera etapa es la de A. corresponde a lo que comúnmente se llama una “guerra santa”? La respuesta a estas interrogantes puede clarificar de manera significativa el problema de la comprensión o incomprensión mutua de las dichas tres culturas en la época de las Cruzadas y. llegando a precisar. pp. Depto. a la palabra “Cruzada”. Occidente.. Du Sacré.. 616 y s. III. Como primer paso. v. en aplicar tal denominación a otras culturas 85.. cit.y la islámica y. V. A. o de cualquier otra índole. dado que son utilizadas como sinónimos. pp. J. los afganos elaboraron una variante ideológica del islam que se articula en torno a la lucha armada. Dicho de otra manera: ¿es posible entender las cruzadas como una “guerra santa”? ¿Hubo noción de “guerra santa” en el Imperio Romano de Oriente? ¿El jihad musulmán. Católica de Chile. se puede proceder a incorporarlo al estudio de la realidad histórica de la época de las Cruzadas. en: Temas de Historia (Ex Revista de Historia Universal). P. se debe estudiar diacrónicamente cada uno de los conceptos (cruzada. MARÍN. la única forma de comprender la desviación de la Cuarta Cruzada es ingresando al 84 85 86 87 88 Ibid. si involucra a la religión. Es justamente a partir de tales problemas y de lo que Dupront 86 llama “el mito” y las fuerzas irracionales de la Cruzada. 1991-1992. llegando a creerse que cualquier guerra. 12 y ss. 52 y ss. De hecho.. A.. como paradigma absoluto de la intolerancia. sus proyecciones hacia nuestro presente..

131. un peregrino en la tierra.. de M.C. A.. 19 a XI. Madrid. B.. I. que no sólo distingue del antiguo uso pagano.C. ajenos a este bajo mundo. F.. 13. Trad. un transeúnte hacia la verdadera Patria. Peregrinación y Reconciliación. G. LIDELL-SCOTT. 617. p.. II. Ed. C. véase el Vol. Ediciones Monte Casino. de J. I. G. 90 Sobre el término. pues. El término xeniteia aparece en los LXX: Sab. en particular como soldado” 91. El Monacato Primitivo. desterrado de este mundo 95. 1961 (Oxford. C. CHEVALIER-GHEERBRANT. cit. BOURDEAU. Aires. tiene profundas raíces en las Escrituras100. 1974..A. Tercera Ed. Catholicisme. 394e. Paris. y fue adoptado para traducir la palabra griega xeniteia (xenite…a)90. 15 . de L. Rodríguez. pp. COLOMBÁS. En Heb. Eight Ed. Bs. J. Mediae Latinitatis Lexicon Minus. P.. 99 Vid. 100 COLOMBÁS. 1108-1110.. ERNOUT-MEILLET. JAEGER. Es. Trad.. Ortiz. 1934). están invitados no sólo a considerarse aquí abajo como simples residentes de paso. exiliados y dispersos sobre la tierra. G. pp. p. Trad. a un significado abstracto. G. 129. 1956. El cristiano será. Trad. E. La forma más drástica de la xeniteia consistía en dejar la patria para “vivir en el extranjero como un extranjero”94 y su propósito era acompañar a Cristo. R. término que.. 1986 (Paris. Vol. se le traduce por “migration”. n.. Vid. 1969). II. A Greek English-Lexicon. “Los creyentes. Ed. esto es.L. Tb. en sentido estricto. poco exactas. 201. Razón y Fe. Ed. Madrid. que es tomada también por la versión castellana. X.. cit. 13-16 y XIII. Diccionario Griego-Español. Biblia de Jerusalén. y que utilizó en el cristianismo primitivo para referirse al exilio voluntario. Heb. pues están de camino y no han llegado aún al término de su peregrinación”. Visor Libros. Brill.A. puesto en práctica entre los siglos II y III 93.. J. 132. “La religión cristiana da al antiguo concepto un nuevo espíritu enteramente propio”97.. col. p. Cristianismo y Peregrinación El término peregrinatio89 adquirió con el cristianismo un nuevo valor. 60. 130. SPICQ. COLOMBÁS. Ed. “la elevación a un sentido inspiradamente espiritual”98.. propia del Oriente. Paris. Baudry. Vol. pp. Navarra. 93 Vid.. que aparece en Verbum Dei. p. con su “cristianización” que la palabra peregrinatio adquiere un valor simbólico religioso que se conserva hasta el día de hoy..E. 92 Vid. Las dos traducciones nos parecen.. XI. Silvar y A. suscitó la crítica de variados autores.. 13. “el hombre de paso. Librairie Klincksiek. pp. 94 Ibid.. Para los pasajes bíblicos relacionados con la peregrinación véase. de E. vol. de A.gr. Aujourd’hui. COROMINAS. Zamora. 36. s.. Diccionario de los Símbolos. 98 TOYNBEE. 56). COLOMBÁS. En la Sainte Bible. 2000 (1897). Cristianismo Primitivo y Paideia Griega. et alt. La Tradición Benedictina. Demain (=CATH). sino también de la peregrinación hebrea. 1989. 1961. 58-17. además de la compelta obra de Spicq. p. Vid. Católica. Barcelona. Gredos. 2. J. 3. sino a llegarse a Dios” 101. Cruzada y peregrinación a. p. al destierro -cuyo fundamento espiritual está en las Escrituras92-. el término técnico empleado es parepídemos: “Los parepidemoi se consideran extranjeros en el lugar donde habitan o. 11. xšnoj). Heb. Vid. Frost. VIII. 1965 (Harvard. El Camino del Perdón. Trad. Ensayo Histórico. Católica. El camino no 89 Sobre el particular. Thiery. 192 a 210. mejor aún. 1999. específicamente aquello que tiene que ver con la devoción a las reliquias. 196. 1979. Si bien la obra de este autor se refiere específicamente a la lengua griega y su adopción por el cristianismo. El Monacato. Barcelona.C.. así. F.. Madrid. 166. p. esp. v. 357 y s. México D. Barcelona. fue conocida en Occidente. Diccionario de Símbolos. García et alt. Guilluy et E..problema de la imaginería religiosa del momento. 1954. El Monacato. 1983. W.. 101 SPICQ. Diccionario Crítico Etimológico de la Lengua Castellana. Madrid. de M. v. 129 y ss. Diccionario Griego Español. DE MIGUEL. Madrid. Herder.F. Es lo que Toynbee ha llamado “eterealización”. Barcelona. Labor. llevada a extremos. Sobre el concepto “eterealización”. Du Cerf.op.. p. B. Oxford. 52. Católica. Comentario a la Sagrada Escritura. Por cierto que la xeniteia. 1961). Paris. op. III. 1952 (1932). Madrid. Quatrième Ed. 1954. cuando menos. Mathon. C. XI. p. donde la palabra escogida es “emigración”.A. CIRLOT. Clarendon Press. Otro término empleado es paroikos. F. 812 y s. 1 y II. p. San Benito.cit. Hier. Bixio. XVIII. p.. 96 Ibid. G.. la Jerusalén Celeste99 La idea de que el cristiano debe vivir en la tierra como un desterrado. NIERMEYER. y toda su carga semántica fue vertida al antiguo concepto latino peregrinatio96. p. 95 Ibid. significa “permanencia de un extranjero (xénos. Leiden. del mismo autor. La xeniteia.J..A. Estudio de la Historia. 1977 (Paris. Vol. o el forastero que vive en este país de una forma más o menos prolongada” (Ibid. 1985...C.. Vol.. p.. viajeros. Su Vida y su Regla. 1976. op. Encyclopédie publiée pour le patronage de l’Institut Catholique de Lille par G.. 40.. 1901. Ed. Verbo Divino.. creemos que las ideas generales nos sirven igualmente aquí. Nuevo Diccionario Latino Español Etimológico. 1972). B. Herder. PÉREZ. 129. Emecé. 336. Sopena. p. Ed. Librairie Létouzey et Ané. Histoire des Mots... Vida Cristiana y Peregrinación según El Nuevo Testamento. 91 YARZA. Dictionnaire Étymologique de la Langue Latine. X. p. Legaza. Trad. 66. 1942. Ed. más precisa sería la de “destierro”. I Pe. en general. 97 Vid.

o hablar incluso de un comienzo de la peregrinación”. 6. tentaciones. p. incluso la muerte? En efecto. 194. diría. la Invención de la Santa Cruz y el descubrimiento del Santo Sepulcro.. debido.proponemos la siguiente periodificación general de las peregrinaciones.. por ejemplo. Segundo. con ella. 29. rebasando la estrechez de este mundo.. 91. se refiere a un concepto legal. cit. es el siguiente: “Habitan sus propias patrias.. incluso.. Betel. 15. toda tierra extraña es para ellos patria. libremente asumidos y que comprometen todo su ser 104. y toda patria tierra extraña”103.A. p.. Muerte y Resurrección de Cristo. de gran importancia en la configuración de la noción de Loca Sancta106.. el espacio sagrado se entiende como hierofánico. en la cual centraremos nuestro estudio. sobre todo. 110 Ibid. Consideraciones en torno a la Cristiandad Antigua”.. desde los orígenes mismos del cristianismo. Santiago de Chile.. pues. Católica. Peregrinatio Religiosa. op. 54 y s. en: Padres Apostólicos. un compromiso vital que.. Véase tb. entonces. p. "Peregrinaciones a. El hombre que se hace peregrino en la tierra asume una postura existencial tras la cual hay una decisión y un compromiso. miedo. Es. sin la noción de espacio sagrado la peregrinación. y sanctus se abolirá poco a poco. de D. Kötting. serían loca sacra. Civilisations de l’Orient. sino todo aquel espacio que está en contacto con lo Otro. Ep. passim. desde este punto de vista sería correcto hablar de loca sacra. “Ciudad y Destierro. enfermedades.) Pero esta diferencia entre sacer. 1985. principalmente. en Academia. son demasiado relativos. tal vez uno de los textos más notables -entre muchos.: "En rigor. 1986. art. tan cara a los cristianos. es el culto de los mártires y santos. e integración al lenguaje cristiano. en tanto cuanto allí hubo una verdadera manifestación de lo Divino. Trad. No se trata ya de una definición “límite” -ni sagrado ni profano-. “Se podría decir que sanctum (lo santo) es lo que se encuentra en la periferia de sacrum (lo sagrado). Münster. a su vez. 1950. que “saca de la quietud cómoda del hogar” 108. IV-VII). como expresión de la sacralidad del espacio y del nexo existente entre éste y lo Sobrenatural 107. que sirve para aislarlo de todo contacto”. Wallfahrten in der Antike und das Pilger weswn in der Alter Kirche. frío. 1103.. Fuentes. cansancio. I. F.. 193. testimonio palpable de la Revelación y del pasado histórico110.. Desde un punto de vista simbólico-religioso es fundamental e inherente a la peregrinatio la noción de “espacio sagrado”. que abarca desde el siglo I hasta el XIV: En primer término. a Roma. Ed. carecería de sentido109.C. pero como forasteros. Vid. 5. cit. X. p. (. 850 104 El hombre. 1954. 107 HEIM. para padecer en el camino todos los males imaginables: sed. XIV. 102 Jn. a la conversión de Constantino (†337). 12. toman parte en todo como ciudadanos y todo lo soportan como extranjeros. toda la ruta del desierto en el Exodo.. Así. FUENTES.. el Sinaí. distinguimos un período en el cual se originan las peregrinaciones en el seno del cristianismo. 13-14. cit. participa de una historia trascendente. Esta noción será reiterada una y otra vez en la literatura cristiana y. puesto que es peligroso dividir la historia en períodos que. V. cit. cuya transgresión implica una poena.. p. “L’expérience mystique des pèlerins occidentaux en Terre Sainte aux alentours de 400”. J.. la era Post-Constantiniana (s. a tantos hombres a dejarlo todo en busca de un lugar que es sagrado. F. Ruiz. en: KTEMA. humano: aquello que es defendido por ciertas sanciones. citando a B. frente a una actitud histórica asumida libre y conscientemente.tiene nada de material. sino de una noción positiva: “es sanctus todo aquello que se haya investido 103 16 .. durante la cual nacen las peregrinaciones a Oriente –Palestina y Egipto. col. p. el fin de las persecuciones con la legalización del cristianismo dentro del Imperio Romano el año 313. 36. Madrid. advierte que “no sería correcto pensar que con el gobierno de Constantino se produzca un corte. está estrechamente ligado al movimiento de las peregrinaciones. su reconocimiento. ¿cómo explicarse aquella devotio que llevó. por otro lado. p. op.). Fue en la etapa de gestación de las peregrinaciones cuando apareció en los escritos cristianos la noción de lugares santos. cuya característica es el auge de la peregrinación hierosolimitana.. Université des Sciences Humaines de Strasbourg. 109 MARÍN. I. (. 106 HEIM.y. Otra de las notas distintivas de esta primera etapa. op. donde la Presencia Divina parece ser especialmente vigorosa? ¿Cómo entender aquel impulso que desarraiga. opta por “residir históricamente” como un peregrino en la tierra y en la historia. y abarcaría desde el siglo I hasta el VII 105. a Diogneto. p. sólo con un fin metodológico. puesto que es la persona de Cristo 102. la reconstrucción de Jerusalén y. hambre.".al respecto. I-IV). soledad. B. F. casi siempre. se puede dividir en dos períodos: primero la fase Pre-Constantiniana (s. n. Estamos. Sin ésta. Sanctus¡Error!Marcador no definido.. “desinstala”. * * * Para facilitar su estudio –esto es. 108 BOURDEAU. y el valor del primero pasará al segundo: sanctus no sólo será el límite. una Etapa de Gestación. La noción de lugar santo comenzó a configurarse a partir de la relación que se establece entre la Escritura y su corroboración en el espacio. así como los lugares de la Vida. 105 En este punto coincidimos plenamente con el esquema sugerido en CATH. Esta etapa. de la Grèce et de Rome Antique. con un ritmo más lento.

Con todo. 112 Sobre las romerías. en: Révue d’Histoire Ecclésiastique (=RHE). L.. Moralejo. Véase tb. pp. op. C. de J. Paris. op. En cuanto al Cercano Oriente. pp.. Siruela.. de A. para algunos. Editora da Universidade do Estado do Rio de Janeiro.. 48 y ss. de Puy. CSIC. ROUSSEL. CATH.. Santiago de Compostela.. 45 y ss. F. cit. 1999. Universidad de Valladolid. asume un significado equivalente al de venerandus. 37 y s. Durante todo este tiempo crece el número de peregrinos. Vol. 1954. “L’oeuvre des Scotti dans l’Europe continentale (fin VI ème-fin IXème siècles)”. cuyo sentido original dice relación. 1 (Janvier. convertida en lugar de servidumbre. Notre-Dame de Chartres.: Liber Sancti Jacobi. London. Instituto Padre Sarmiento de Estudios Gallegos. R. cit. llamadas “póstumas” o “por procuración” (Ibid.. p. Santo.. Las peregrinaciones a Santiago de Compostela. vol. nos encontraremos con que el asedio al Imperio de Oriente por parte de infieles así como el hecho de que el Santo Sepulcro esté en manos de los turcos. cit. Spiritualité et Vie Littéraire de l’Occident (Xème-XIVème siècles). Bari (San Nicolás). sino el destierro errante.. ROPS. I. “Sur les routes de Rome et sur le Rhin avec les ‘Peregrini’ insulaires”. Les Pèlerinages à travers les siècles. recomendamos al lector interesado: GOUGAUD. un término relativo: cualquier cosa. Madrid.. 1980 (1973). VII-XII). 179. Tb. proceso en el cual el santuario de Santiago de Compostela jugará un rol fundamental. Barcelona. en: RHE. v: DACL. Trad de J. J. p. Introducción. incluso se aplica a la divinidad: deus sanctus. Creemos que este último significado es el que asume la noción de loca sancta. el caminar interminable”. de A.T. 1982 (Münster. 2ª Ed. 118 Piénsese. cit. SINGUL. Ed. La espiritualidad del Occidente Medieval. Laffont Ed.. pero no se espera que Dios esté sólo allí. op. y que incluye fuentes. 1956. de P. BENEDEIT. 1105. en general. 1951. se venera a los santos y mártires y se les pide su intercesión ante Él. Lemarchand. Lección inaugural del curso 1991-1992. Le Miracle Irlandais. Poitiers (San Hilario).. Las Cruzadas. Edicep. El Liber Preregrinationis de Aymeric Picaud (c. Historia de la Iglesia. no se sigue el piadoso y reconfortante ejemplo de Abraham. se conmemoran hechos importantes de la historia de la religión. 56. E. Facultad de Filosofía y Letras. su poder lo convierte en un ser intermediario entre el hombre y la divinidad”. 253 y ss... Lator.. Madrid. pp. el alejarse de la patria. 1945). Trad. no constituyen situaciones nuevas históricamente. Cristiandad. II: BAUS et al. 1984 (1983). pp. 2ª Ed. 191. FLICHÉ-MARTIN. por ejemplo. Andreu. La Iglesia Imperial después de Constantino hasta el siglo VII. cit. de M. IX. esto es. XXIX (Avril. el crecimiento y consolidación de la peregrinación a Roma 112 y. 3 Vols. Trad. p. JEDIN. el cual es muy difícil de precisar ya que revestirá características distintas en el Cercano Oriente o en el Occidente Europeo. pp. 121 y ss. dejar la orgullosa libertad que cada cual siente en su casa. 116 MÂLE. en las peregrinaciones encargadas a terceros. Es además. URÍA Y VÁZQUEZ DE PARGA. Trad. Trad. Herder. mientras que Jerusalén había caído en manos musulmanas en el año 638. lo que justificaría. E. BOURDEAU.. 49) que promueven algo que a veces más parece un viaje turístico (Ibid.tenía la tendencia a localizar materialmente a Dios en ciertos lugares". En cuanto a este último. 21 y ss. Rio de Janeiro. las peregrinaciones a Santiago de Compostela113. desde el siglo X.. passim. FCE.. 1965). E. Propio de este momento es el nacimiento y auge de las peregrinaciones irlandesas 111. las peregrinaciones “por carta” (Ibid. p. R. 1974. GOUGAUD.... Efectivamente. Manual de Historia de la Iglesia. de Clermont. 117 ROUSSEL. Torres y J. p. Concebido de esta manera el término no pone en cuestión la Omnipresencia divina: en los lugares santos se adora a Dios.. Payot. la situación de los peregrinos es nueva: en el siglo del favor divino y recibe por este hecho una cualidad que lo eleva por sobre los hombres. 114 v. precisamente los santos padres de la Iglesia así parecen reconocerlo. puede ser más o menos santo. Limoges (San Marcial). es lícito suponer que no haya sido así en la “devoción popular” que -contaminada aún con muchos residuos de paganismo.. 1991. En esta época surge igualmente la peregrinación penitencial 114 -aunque sus antecedentes hay que buscarlos por lo menos en el siglo IV-. precisamente con la protección de los peregrinos. México DF. 38). se destaca el movimiento de las Cruzadas. col. a lo que se agrega una serie de prácticas novedosas pero que le darán al movimiento un sello enteramente nuevo. el sedentario. et al. A. 1966 (Paris. pp.. 26 y ss. 1945. Vol.. Université Catholique de Louvain. O Caminho de Santiago. Escuela de Estudios Medievales. LE GOFF. sino el de Caín. 1985.. la creciente “industria” de las “guías de peregrinos” (Ibid. LORTZ. 40 y ss. Tours (San Martín). Historia de la Iglesia. de A. L. op. Entre los siglos XI y XIV se puede ubicar un tercer momento en la historia de las peregrinaciones. passim. IX: FOREVILLE... Millán. en este caso el espacio. Madrid. pp. pp. mapas y láminas. pero el Imperio Bizantino sufrió el asedio de los infieles y los bárbaros prácticamente a través de toda su historia. op. I y ss. tal vez las condiciones se tornan más dramáticas. Paris... BOURDEAU. las peregrinaciones a Jerusalén. Pero si esto podía estar muy claro en la conceptualización de los Padres de la Iglesia al plantear la recta doctrina. que aumentan a través de todo el período.. 113 La obra más completa sobre el tema. Madrid. Burgos. Cátedra.gr. así.. Lo santo califica una virtud sobrehumana y. 1908). dado que se trata de peregrinaciones “oficialmente” organizadas 117. A Peregrinaçao Ocidental na Idade Média. Maleval. et al. No sólo el destierro. D. Arreola. en lugar de la desemejanza con Dios... 115 v. finalmente. H. reconocemos una Etapa de Florecimiento (ss.. desde el siglo XII se produce el gran florecimiento de las peregrinaciones116. J. pp. Vol. p. LABANDE. así como también los centros de peregrinación115. 51-53.. Feo. 1977. F. es la de LACARRA. op. Año 33. se irá perdiendo parte de su espontaneidad original. pp. 111 Sobre el tema. El Arte Religioso. 89 y s. MÂLE. de Boulogne. Variorum Reprints. Trad. Trad. 1130). 1933). VAUCHEZ. BRAVO LOZANO.. 26 y ss. cit. El viaje de San Brandán. R. 925. Al igual que Caín.En segundo lugar. col..). Año 9.. Codex Callistinus. se puede aplicar a hombres o lugares. se debe “partir.). XIV.. el desterrado errante y protegido. En el caso de la peregrinación penitencial. La Baja Edad Media. Valencia. hablar de una etapa de declinación o transformación118. F. si pasamos revista a las motivaciones de fondo de las Cruzadas. Iradiez.. 17 . pp. 26. Sin embargo.

México DF. op. 143. H... aparece literariamente alrededor del siglo XV.cit. por tanto. 3. pp. éstas se enrarecieron cada vez más desde el año 1033 121 y son. Initiation à la symbolique romane..M. 123 ROUSSEL. op.. Dupront127. cit. 14.. op. por ello. 129 Histoire Anonyme de la Première Croisade. Es una 119 v. vol.. vol. s. p. La guerre. op. 18.F. 121 ALPHANDÉRY-DUPRONT. En los siglos XIX y XX. p. de J. desde el año 1000. op.. p.. Por lo mismo. 67. que serviría para aplicarla a todas las guerras emprendidas por la Cristiandad. 127 DUPRONT. cit. cit. 144. 128 véase COROMINAS. Para algunos autores las Cruzadas intensificaron el movimiento de las peregrinaciones a Tierra Santa120. crean una realidad. Historia de Europa desde las invasiones hasta el siglo XVI. pp. 125 TYERMAN. J. contra los infieles (musulmanes). y a quien sirve militarmente131.. A. es igualmente un signo de la protección sobrenatural en el combate así como el signo jurídico de la misión de los cruzados. por último. en español128. cit.. 1099) en un pasaje citado líneas atrás129... exercitus Dei. FCE. PIRENNE. p.. Edicep. RUNCIMAN. 124 PARTNER. o los herejes. más que otra cosa. Si el término cruzada es una creación lingüística más reciente y. op. ni fue usada por persona alguna en francés o latín hasta la época de la Tercera Cruzada [1189-1193] a fines del siglo XII. designando una empresa militar dirigida contra un enemigo irreconciliable. 74-87. A. gens Christi. 76.. s. S. además: el signo de la Redención. pp. que a su regreso sólo podían referir un relato espeluznante119. op. la cual es el signo visible del voto realizado.. hablar de peregrinaciones “a mano armada” puede parecer un poco forzado123. Cf. expresión esta última (soldados de Cristo) de carácter muy significativo por cuanto la palabra miles (soldado) se homologa a “vasallo”. p. la Historia de Raimond d’Agiles.v.. J. al parecer. en este caso.. el infiel. veremos que los términos que comparecen son130: peregrini. algunos cronistas bizantinos... ALPHANDÉRY-DUPRONT. pp. Sin duda. M.XI se hace tan difícil. o incluso antes. la palabra "cruzado".... p. ALPHANDÉRY-DUPRONT. 28 y s. la Historia Hierosolimitana de Alberto de Aquisgrán o la Devastatio Constantinopolitana.. Si nos centramos en las fuentes de la época (Gesta Francorum et aliorum hierosolimitanum. Du Sacré. Flammarion. op.. estamos frente a una de aquellas palabras que. véase tb. un homenaje. Pero es. E. San Bernardo de Claraval y la Orden Militar de los Caballeros Templarios en el Liber ad Milites de Laude Novae Militae.. llevarla –tal como Cristo lo hizo. cit. 1977. 131 NIERMEYER. esto es. Valencia. 1999 (1964). a quien está ligado por un juramento de fidelidad. Paris. cit. 5ª reimpresión. es decir. J. XIII: DE LA RUELLE.. huelga decirlo. Espiritualidad y Política en la Edad Media. 122 Ibid. p. p. cit. p. en el vocabulario feudal..es integrarse en el curso de una Historia Sagrada. C. pero sin resonancias religiosas. Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de 120 18 . una figura de la Vera Cruz y. Más adelante veremos la validez de esta proposición. 32. Cruzada y Peregrinación Señala Peter Partner que “las palabras croisé y croisade (. cit. la Gesta Tancredi de Raúl de Caen. cit. 1. Tesis inédita. exige al fiel una actitud tal que lo haga digno de ella. quien lleva la marca de la cruz (crucesignatus).. R. 130 Al respecto. A pesar de que en los textos de la época –como veremos. cit. V. para terminar imponiéndose la idea de una empresa común de bien.) no fueron usadas por Urbano [II] en su época.. expediciones armadas122. 1985 (1936). ausente en las fuentes medievales tempranas 125. El término. op. DUPRONT. Domenchina. Por ahora nos quedaremos con esta definición. El acto central que constituirá a un fiel en cruzado es. nostri. el estandarte de la Humanidad Rescatada y... Pero. ponerse la Cruz... Du Sacré. cit.v. o milites Christi. verán en estas expediciones simplemente una deformación del ideal primitivo.. como ya adelantamos. P. Ana Comneno por ejemplo. y sufren tales exacciones y humillaciones de parte de los turcos. el miles Christi debe entenderse como el vasallo de Cristo. 1 126 FLORI. op. p. Es. v. DAVY. FLICHÉ-MARTIN. 31. Así lo da a entender la Historia Anónima de la Primera Cruzada (c. los paganos.la palabra peregrini se refiere tanto a los cruzados como a los peregrinos propiamente tales. 239 y ss. el término adquirió una carga ambivalente. 14 y s. op. populus Christi. Pero prácticamente todos los historiadores modernos desde el siglo XVIII (cuando la palabra inglesa crusade fue inventada) han aceptado este anacronismo” 124. cit. entre otras).. UNDURRAGA.. op. por sólo nombrarlas. et al. p. b. Según A. sí existía126.. Trad.. op. v.. 363.

. pp. Partner.Dios. 5.. y las naciones cesan de ser convertidas al Señor (. cit. Brepols. RHC. pacique imponere morem. coexisten en la práctica dos sociedades. memento / (hae tibi erunt artes). II.. SANTIAGO DE LA VORÁGINE. La Cruzada como guerra justa Para los antiguos romanos la guerra era una realidad constante. y si no encuentra cristianos en esos lugares. tal como Él es fiel a los creyentes. (. 135 SAN ISIDORO. vol. 19 y 320.. V. como en el presente que no se encuentra casi ninguno. también la reciente edición de M. p. nos encontramos con que la peregrinación tiene también una dimensión histórico-escatológica: el tiempo presente es tiempo de peregrinación 135. Cortés.. como señala la ya citada Crónica Anónima.. es una peregrinación que. conforme a la etimología misma de su nombre. pues es claro que no será ni contra los Judíos ni contra los gentiles que el Anticristo hará la guerra. cit.. con la ayuda de Dios. a nivel espiritual entre los peregrini y los milites Christi.24) Puede ser. para hacerlas resistir en los tiempos del Anticristo. p. de alguna manera. cit. 16. op. alzará sus tiendas en el monte de los Olivos. se aparten de aquellos de los peregrinos.. 172 y ss.. 80-81. A. op. reza el aforismo latino: si quieres la paz. aquél que establecerá el trono de su reino. p. Geste de Dieu par les Francs. además. después de la cual ya no habrá necesidad de fuentes.. la Cruzada se desvirtuará. citando el discurso de Urbano.y que combaten por un derecho a lo sacro 134. 242 y s... Santiago de Chile. 1998.. pp. encuentre algún rastro de fe contra el cual combatir. que tomará asiento en Jerusalén en el templo de Dios. Romane. sino que. Guibert de Nogent es aun más explícito. de L. Paris. o por quienes plazca a Dios que lo hagan.. La marcha de los cruzados es una marcha hacia el Porvenir.cit.) El Evangelio nos grita que Jerusalén será pisoteada por las naciones. madre de todas las iglesias. Vid.C. queriendo pasar por un dios (2Tes 2. Du Sacré. atacará a los cristianos. su intérprete. Teniendo ello en cuenta. en efecto. Católica. A. y de allí la relación que se puede establecer. es posible explicarse las referencias que los cronistas de la Primera Cruzada hacen respecto del fin inminente. es posible que eso sea con la intención de restablecer la fe en algunas porciones del Oriente. Guizot. los cruzados son peregrinos. 133 v.4). escribe: "."136 Ellos realizan la última peregrinación a las fuentes. según las Sagradas Escrituras. debes gobernar a los pueblos / Éstas serán tus artes: dictar leyes de paz / apaciguar a los súbditos y domeñar al soberbio] (Aen. p. pues el apóstol lo dijo. Es. en espera del segundo advenimiento de Cristo. tb.verdadera sublimación de las relaciones feudales. a fin de que el señor de todos los males. cuando los intereses de los caballeros (milites)." [Tú. según el profeta Daniel. 132 19 . Du Sacré. VI. se asume como un servicio militar. op. y san Jerónimo. o a quien tenga para atacar. pues.) No obstante. si vis pacem para bellum. lo que habría acontecido con la Cuarta Cruzada133... En las cruzadas. oh. hermanos queridos.. FROLOW. Es cierto. Histoire des Croisades. no habrá quién le resista. expresión que pone Chile. así. pp. 3. Durante la Edad Media. IV. es necesario que antes de la venida del Anticristo el Imperio del Cristianismo sea renovado en esos lugares. P. pp.. B. la de los peregrini y la de los milites. 138 Recuérdense también los siguientes versos de VIRGILIO: "tu regere imperio populos. y siguiendo los postulados de Dupront.. emplea vuestros esfuerzos para hacer reflorecer el culto cristiano en la iglesia. 54: "La Santa Sede protestó con energía. Siguiendo tal idea. 1998. que ese tiempo se cumpla cuando los poderes paganos sean expulsados por vosotros. entonces. tb. op... 24. y la labor de estos últimos sólo adquiere sentido en relación a los primeros 132. Garand: GUIBERT DE NOGENT. en las cuales la fidelidad juega un rol esencial: se debe ser fiel a Cristo. Etimologías. A. pp. 134 DUPRONT. pero peregrinos armados –lo que los convierte en milites según el sentido antes dicho. porque el fin del siglo se aproxima. romano. 49-51. por vosotros. / parcere subiectis et debellare superbos. Du Sacré. Ed. 1951. DUPRONT.. HOcc.. op. terrenas opes celestibus praeferando". 136 GUIBERT DE NOGENT. Así. Capturando Constantinopla en vez de liberar Jerusalén. prepárate para la guerra 138. y conforme a las palabras de los profetas.. VII. que ocurrirá cuando se hayan cumplido los tiempos. los francos habían preferido los bienes terrestres a las riquezas celestes. recuerda. la gran época de las peregrinaciones. p. 851-853). 1825. Ed.A. dramática e inevitable de su historia. 189. Trad. A.. 249. actuando por vosotros. I. cit. 4.. 137 DUPRONT.. hasta que el tiempo de las naciones sea consumado (Lc 21. y de allí que podamos hablar de una peregrinación escatológica 137. que se avecinan. Histoire de la Première Croisade . Madrid.. La vida del hombre.

una guerra sería justa cuando la causa así lo es. Lc. 48 y ss.A. y a mi siervo: "Haz esto". 8. y Jesucristo es un verdadero Príncipe de la Paz 142. 1040-1116). en: The Holy War. por una parte. Variorum. ahora en: BRUNDAGE. 1976.de manifiesto que el fin último perseguido es la pax. 140 v. ya que nos interesa. Columbus. 16. El mantenimiento de la paz exige la existencia de soldados. A todo ello. 11. sin renegar de sus principios.. C. Y os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se pondrán a la mesa con Abraham. » Al oír esto Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían: « Os aseguro que en Israel no he encontrado en nadie una fe tan grande. en general. comprometiendo la situación interna y externa. en relación al oficio. como un don divino.el legado de la tradición clásica. Así. 14: "Preguntáronle también unos soldados: «Y nosotros ¿qué debemos hacer? » El les dijo: « No hagáis extorsión a nadie. Así. mi criado yace en casa paralítico con terribles sufrimientos. mi paz os doy. y lo hace. 1140) o Santo Tomás de Aquino (c.. 250) u Orígenes (c. "sed buenos" y. si se puede decir así. Santiago de Chile. 2 Co 13. 144 Lc. 1. y la Iglesia comprendió entonces que. por ejemplo. Con la libertad de culto decretada el año 313. "Los orígenes de la doctrina de la guerra justa. se pondrá el acento en aquellos pasajes del Antiguo y del Nuevo Testamento en los cuales el oficio de las armas aparece como algo normal y. ed. a partir de la conversión del Imperio en el siglo IV. en: Cuadernos de Historia. 143 v. 5-13: "Al entrar en Cafarnaúm. J. Graciano (fl. por la defensa de la patria. no impidiendo a sus fieles tomar las armas si la guerra era justa. mientras que los hijos del Reino serán echados a las tinieblas de fuera. y digo a éste: "Vete". por ejemplo. c.. J. 254). 27: "Os dejo la paz. ERDMANN. A partir de los dichos elementos se irá configurando una doctrina cristiana de la guerra. llegaron a establecer una doctrina para definir cuándo una guerra es justa o injusta. 3. 7. Thomas Patrick Murphy. 185-c. 1991.. en todo caso. J.. cit. 20 . por ejemplo. No hay. no hagáis denuncias falsas. 13. Cornelio. JOBLIN. Isaac y Jacob en el reino de los Cielos. la Iglesia se sintió cobijada por un Imperio que. En otra ocasión. lícita o ilícita. basta que lo digas de palabra y mi criado quedará sano. pues. 17-18. CONTAMINE. cuyo "pacifismo". esp. London. por otra. fue modificando su doctrina en relación a la guerra. La solidez de los planteamientos latinos explica que hasta hoy se ocupen dichas categorías. Legalistas como eran. BRUNDAGE. se rescatará -como en tantos otros ámbitos. Porque también yo. de las leyes.A. y contentaos con vuestra soldada. 105 y ss. no os la doy como la da el mundo. Si bien en el Nuevo Testamento hay una explícita exaltación de la Paz. es preciso añadir la decisiva influencia de la ética germánica de la guerra. 142 v. St 3. debía aceptar las urgentes necesidades de defensa del Imperio.12251274)141. En ningún momento.. » Y dijo Jesús al centurión: « Anda. 5-6. en tanto "estado". cuando es provocada por una dura necesidad y cuando es convocada por una autoridad competente. y siempre entendida como ultima ratio. que te suceda como has creído. es sabido que desde los primeros tiempos miembros de la comunidad cristiana sirvieron en el ejército romano. KAKARIEKA. allí será el llanto y el rechinar de dientes. 141 El lector interesado puede revisar: Ibid. lo que equivale a decir. en una época en que las fronteras estaban constantemente asediadas. Juan el Bautista. del honor mancillado por las injurias. » Dícele Jesús: « Yo iré a curarle. pp. Cf. 331 y s. cuestión que ayuda a explicarse las sustanciales diferencias entre el Occidente Latino y el Oriente Griego en esta materia. » Replicó el centurión: « Señor. 8. entre otros autores en los cuales no nos detendremos por ahora.. Ph. »" 145 Mt. justamente. The Crusades. 2 Ts 3. op. se le acercó un centurión y le rogó diciendo: « Señor. pp. y otro soldado.101. p. aunque no hay que olvidar la labor receptora y difusora del cristianismo. pero sí una respuesta frente a las necesidades y exigencias que impone la historia. la cual. Así. tengo soldados a mis órdenes. y a otro: "Ven". se justifican las guerras emprendidas. ¿Podía negarse la Iglesia al imperativo de la defensa de Roma. Éste. Tb. Jn 14. 1981. Ef 2.. no soy digno de que entres bajo mi techo. pero recalcando al mismo tiempo que se debe estar siempre pronto a defenderla cuando sea amenazada 139. Cicerón y la tradición romana".. aunque sí de la violencia insensata. una exaltación de la violencia ni nada parecido. el mismo Cristo obra un milagro favoreciendo a un centurión 145. pp. alejándose de pensadores como Tertuliano (c. op. pp. hombre 139 v. "sed buenos soldados". y va. p. dista de haber sido aceptado universalmente entre las comunidades cristianas de los primeros tiempos140. se pide a los conversos a la fe cristiana. si son soldados. el período inmediatamente anterior.: Mt 10. no es posible encontrar una condena clara del oficio de las armas143. y viene. 160-c. » Y en aquella hora sanó el criado".7 y ss. tb. No se turbe vuestro corazón ni se acobarde". cit.. ya patria común también para los cristianos (al menos en este mundo)? Por lo demás. quien aconseja a los soldados comportarse correctamente y contentarse con su soldada144. Holy War and Canon Law. 1-10. op. desde el siglo XII se tornará cada vez más compleja a partir del trabajo de canonistas como Ivo de Chartres (c. Así. Lc. que abandonen su oficio por ser incompatibles con su nueva religión. 10. J. "Holy War and the Medieval Lawyers".. cit. pues. Ohio: Ohio State University Press. que soy un subalterno. de los bienes o. debía procurar el bienestar y la paz de sus súbditos. 17.

. 332. RUSSELL. op.. una vez conseguido el objetivo. en general. 332. op. Byzance et les musulmans du Proche Orient. J. con la imagen del Dios de los ejércitos y de su pueblo elegido combatiendo a los infieles. J. J.. en el segundo la guerra es presentada como legítima. cit.. pp.(Debo el conocimiento de esta obra a mi buen amigo. pp. 1960. J.. La guerra es un mal. CONTAMINE. llega a decir que es legítimo suprimir al enemigo en la guerra. 1968. 152 v... p. La Guerre.. pp.. 94 y s. 340-397). tanto que incluso le son concedidas visiones. si ella es justa. 1157. v. v.. 31. op. ERDMANN. op. p. JOBLIN. Ordinamenti Militari in Occidente nell’Alto Medioevo.. VISMARA. de tal manera que una injusticia obliga a quien no la padece. en general. DE VAUX. ERDMANN. cit. cuando un argumento decisivo fue el de los ritos paganos que debería soportar un cristiano en el ejército150.. Sobre la influencia de S. p.. p. sin elaborar una doctrina de la guerra justa. respectivamente. FLORI. naturalmente y si es necesario. 37-39 y 266-269. G. Croisades et Orient Latin. Ibid. J.. p. op. cit. 1973. incluso. pp. Variorum Reprints. cit. pp. cit. 147 21 . M.. The Just War in the Middle Ages. CONTAMINE. 159 FLORI. op. op. cit.. cit. el profesor Pablo Ubierna. el cristiano. 20: "El pueblo clamó y se tocaron las trompetas. RUSSELL. en cuanto ciudadano. op.. op. hasta el siglo XII fue menor 159. p. op. así. cit. cit. Cambridge.. 333. 38.. 10. sostiene que es legítimo el uso de las armas para defender la patria. La Tierra Prometida fue conquistada por Israel en épicas campañas militares. London.. cit.. p. Al escuchar el pueblo la voz de la trompeta. con héroes guerreros de la talla de Josué o David 147. la justicia. cit. y se apoderaron de ella. Así. en la época del cristianismo primitivo. C. que implicará.cit. 154 CANARD.. en: Revue Africane. Cambridge Studies in Medieval Life and Thought. fundamentado además en la tradición clásica 152. CONTAMINE. cada uno frente a sí.. p. 98.."piadoso y temeroso de Dios". pp. por su parte. Tb. véase RUSSELL.. impresionó vivamente a los hombres de la temprana Edad Media. frente a una injusticia. 3 y ss.. 148 Jos 6. cit.. 8. op. p. cit. y el muro se vino abajo... cit. G. debe cumplir. CONTAMINE. 16 y ss. prorrumpió en gran clamor. San Ambrosio de Milán (c. pp. cit... 16. V.. según Jean Flori. para San Agustín la guerra es consecuencia del pecado. Les Editions du Cerf.. la época de David fue de conquista y expansión149.. FLORI. después los israelitas debieron defender su reino contra los cananitas y otros pueblos... M. en general. y reparación de las injurias158. 9 y ss. dio una base sólida para entender el problema cristianamente.16-39 y 213-257. Ph. op. en: SSS. aunque Russell 146 Act. se fue transitando gradualmente hacia la aceptación del servicio militar que el cristiano. Fue San Agustín (354-430) quien.. JOBLIN.. y más aún cuando se defiende la fe. sino que una serie de principios. pero quizá necesario para evitar males mayores 156. cuyos muros caen al son de las trompetas 148. 12. 2001. Ph. pp. op. La guerre. 39.. cit. Ph. cit. cit." 149 v. Spoleto... 1936. Desde una discusión acerca de la participación del cristiano en la guerra.. Agustín hasta el siglo XII.. cit. F. pp. JOBLIN. La gente escaló la ciudad. p. podríamos decir (pero teniendo en cuenta que se trata de una esquematización general) que mientras el Nuevo Testamento abarcó el dominio moral. Si en el primero el oficio del soldado no es cuestionado. la guerra debe cesar155. RUSSELL. 150 v. sino ordenadas por Él. op. 333. 158 CANARD. M. op. 156 FLORI. 98.. 1157. no puede sustraerse a su deber. “La Guerre Sainte dans le monde islamique et dans le monde chrétien”.... 9-72. 266-269. arranca de la lectura del Antiguo Testamento. serán evocados frecuentemente en la Edad Media. San Atanasio (296-367).. Si la fuerza de las armas fue decisiva en la conquista de Canaán. p. 611.. Paris. pp. 19 y ss.. más tarde... “Problemi Storici e Instituti Giuridici della Guerra Altomedievale. op. Paris. p. J. 109. op. 151 v. Ph.. el único que sabe su duración y resultado 153.. el uso de la fuerza. y en los teólogos bajo medievales. Tb.. 153 JOBLIN. p.. p. Si las Escrituras tuvieron en la época medieval un valor constituyente. La guerre. La guerre. cit. o por no defender contra el agresor injusto. BALARD. para restablecer finalmente la justicia y la paz151. y episodios como la toma de Jericó. pero también su remedio 157.. XV. su influencia en la Edad Media. op. op. ya que por diversas causas una guerra puede ser legítima 154. ahora en: CANARD. Puesto que el santo de Hipona no elaboró una doctrina de la guerra justa. 3d ser. C. p. de la Universidad de Buenos Aires). Su idea acerca de la legitimidad de la guerra. pp. VISMARA. 1975. tiene el honor de ser el primer pagano bautizado146. op. R. 155 v. op.. J. Las causas justas que se pueden reconocer son tres: defensa de la patria y de las leyes. puede ser violada por un acto injusto. pp.. 157 RUSSELL. J.. no debe entenderse literalmente. precisa. Alger.. El precepto evangélico de la no resistencia a la violencia... Armand Colin. JOBLIN. cit. Les Institutions de l'Ancien Testament. J. La presencia de la guerra en el Antiguo Testamento. recuperación de bienes arrebatados injustamente. que relata guerras emprendidas no sólo en nombre de Dios. 605-623. Es justa una guerra cuyo fin es restablecer la paz y la justicia. JOBLIN. p. op.22-23. 611.16 y ss.. el Antiguo los dominios político y militar. y no lo será una cuyo motor sea la codicia o el deseo de dominación. p. sí. 9. Tb. M.

y que si bien escribe acerca de los motivos que llevan a proclamarla. ancestros -según este autor. es que los occidentales deben marchar. justo hacer la guerra contra los invasores y en defensa de los cristianos oprimidos. 160 Ibid. 161 22 . aunque no textualmente. 4 y ss.de los turcos musulmanes. 1826. 22-23. Abad de St. 1824. y. esto es. como la califica Alberto de Aquisgrán. Guizot. sostiene lo contrario.afirma que ella se hizo sentir a través de toda la época medieval 160.. Paradójicamente. nacido en Jerusalén hacia el 1127. transcribe el discurso. aun cuando no sea exacto o literal. esto es. ROBERT LE MOINE. en efecto. quien escribe hacia 1127 y que participó en la Cruzada de Esteban de Blois.. aunque cargado naturalmente de retórica. cit. Ed. el principio de la guerra santa. HOcc. pp. Según todos nuestros cronistas. cit. Guizot. y abad de Notre Dame de Nogent. 1866. 162 FLORI. 1879. GUIBERT DE NOGENT. cit. III. y que no citaremos para no recargar este trabajo. reproduciendo el discurso del Pontífice.. quien vive entre 1075 y 1143 aproximadamente. I. La guerre. cit. escribe una obra que abarca hasta 1184. y que sólo más tarde se elaborará una doctrina de la guerra justa. I. vol. hemos recurrido también al Recueil des Historiens des Croisades. Jean Flori. de hecho. así que dirijamos nuestra atención directamente a la época de las Cruzadas. Guillermo de Tiro. también la reciente edición de M. pp. Guibert de Nogent. Paris. cargo que sirvió hasta su muerte en 1124. Será a partir de estos seis autores que intentaremos ingresar al "discurso" de la época. pp. y Orderico Vital. exponiéndolo en un discurso coherente. estrictamente. incluyendo a los cristianos de oriente. para liberar a los cristianos de su yugo. a partir de principios generales ya expuestos por Agustín162. Debemos precisar que nos interesa. en algunos casos. 410 y ss. 1824. y que es. la Cruzada es convocada precisamente para la defensa de la Cristiandad. y cómo pueden haber quedado expresados en sus palabras los principios de la guerra justa al convocar la Cruzada. No es éste el momento de seguir paso a paso el derrotero de las ideas agustinianas hasta el siglo XI163. J. Garand. Paris. Paris. Remi. está involucrada también la defensa de Jerusalén. Alberto de Aquisgrán. Roberto el Monje. Contra esa "raza maldita". y que en el Libro IX de su Historia Eclesiástica se refiere a la Primera Cruzada. estos autores nos dan a entender que la tierra cristiana ha sido invadida injustamente por los idólatras. ALBERT D'AIX. que recogieron su espíritu. esto es. Guillermo de Tiro elabora una larga exposición que comienza con las guerras de Heraclio (610-641) contra los persas. 46 y ss. Ed. ya citada. BALARD.. Guizot. ORDERIC VITAL . passim. al tomar como ejemplo el caso de las guerras véterotestamentarias. el Imperio Bizantino. vol. sometiendo a los cristianos. 78-83. p. han invadido la Romania. entonces. vol IV. en la colección de Memorias Relativas a la Historia de Francia. 37-39 y 266-269. también editado en el siglo XIX. Histoire des Croisades.... 7-10. a su momento germinal. 16. op. Orderico nos habla de la "tiranía pagana" de los turcos que. 301306. quienes en el siglo XI invadieron tierras de cristianos. frente a la amenaza islámica. nacido hacia el 1053. vol. como fue el llamado de Clermont. Es interesante notar que mientras Michel Balard afirma que a partir de la noción agustiniana de la guerra justa se formó la de guerra santa 161. Así. el tema del discurso de Urbano II.. op.. Guizot. mostrando cómo las causas de una guerra justa comparecen allí. Ed.. así fue interpretado por los canonistas y teólogos de la época y posteriores. en realidad. para restablecer la paz y la justicia. Por otra parte. un hecho tan relevante y de tan amplias repercusiones. 1844. GUILLAUME DE TYR. 38 y ss. son las que hiciera Guizot en el siglo XIX. op. esto es. 1825. guerras emprendidas por orden de Dios. el Concilio de Clermont y las palabras que allí vertió Urbano II el 27 de noviembre del 1095. Ed. Ed. en los cuales se pueden encontrar hechos no sólo paradójicos sino incluso chocantes y contrarios al espíritu original del discurso. a saber: que San Agustín elaboró. Guizot. Las coincidencias de uno y otro autor -más allá de los formulismos. pp. Se encargaron de registrar tan magno acontecimiento Foucher de Chartres. vol. humillando a sus habitantes y terminando por ocupar sus tierras violentamente.. esas mismas palabras que pusieron en movimiento a la Cristiandad hacia el Oriente. Histoire de la Première Croisade.. pero podemos afirmar que no estuvo en la Cruzada. y de cuyo autor se sabe casi nada.: FOUCHER DE CHARTRES. pp. 163 Véase la ya citada obra de RUSSELL. entendida ésta en su más lato sentido. para corroborar algún dato164.. pp.. cit. y se puede decir en favor suyo que estuvo en Clermont y en el sitio de Jerusalén del 1099. no transcribe el discurso del Papa. pp. entendida como la patria común de todos los cristianos. Sería materia de otro estudio el análisis de los hechos que siguieron a la convocatoria del Papa. y más específicamente. Guizot. M. según Foucher de Chartres. Paris. pp. No conservamos. Histoire de Normandie. III. RHC. Ed. op. Histoire des faits et gestes dans les régions d'outremer. 164 v. cuya obra abarca hasta el 1120. op. sólo podemos aproximarnos a sus palabras a través de historiadores de la época. el discurso original de Urbano II. Las ediciones que ocuparemos.hacen confiable su testimonio. no quedó registrado en ningún documento en forma directa. pp.

está el Santo Sepulcro.. hermanos de fe oprimidos por un trato inhumano. Así. tanto de los que residen allí en forma permanente. señala que "los perros" han entrado a los lugares consagrados.. y junto con ella todas las reliquias que se conservaban en la Ciudad. En el convencimiento de que estos desgraciados pueden haber tragado oro o plata. la defensa de la patria común. la llama "cuna de toda la cristiandad". y al mismo tiempo. en señalar que los bienes de los cristianos.) se ha llevado una parte de los cautivos a su país. Raúl de Caen165. reconocemos en las palabras de Urbano II. los hacen beber escamonea hasta obligarlos al vómito. Guizot.. Guibert. por una acusación cualquiera. y la crueldad de estos malvados va todavía más lejos.dio a Israel esta tierra en propiedad". son los coherederos del Reino. confiados en su indigencia absoluta. pues. lo que es más horrible aún. op. hacen salir la extremidad de los intestinos. la patria original del cristianismo.fuese arrebatada injustamente por los infieles. en cada puerta de la ciudad.. passim.. Ed. sino también injustamente arrebatados. donde las iglesias han sido transformadas en establos. les perforan el ombligo. p. vol. y pinchando con afrentosas incisiones hasta en los pliegues más secretos del cuerpo humano". insultos cometidos contra los peregrinos. y a otros ha dado una muerte miserable (. Ibid. y que el santuario ha sido profanado y los loca sancta mancillados. A. no sólo han sido mancillados. esos hombres (. entonces. Y Roberto el Monje. especialmente las iglesias. casi a cada milla de la ruta son obligados a pagar tributos e impuestos. quienes deben soportar vejaciones del más diverso tipo. a aquellos que quieren hacer morir de una muerte vergonzosa. Orderico escribe acerca de la profanación de Jerusalén y de los Lugares Santos. 23 . especialmente el Lignum Crucis166. La extensión y ampliación de tal concepto quizá pueda explicar de alguna manera la desviación de la Cuarta Cruzada en un sentido que podríamos llamar “preventivo”. Guillermo de Tiro. los obligan 165 166 167 RAOUL DE CAEN.. Una segunda motivación que reconocemos en el origen de la Primera Cruzada es la defensa de la patria. además. al alabar la santidad de la ciudad. o. Faits et Gestes du Prince Tancrède pendant l'Expédition de Jérusalem. Ya no sólo es. nuestros autores pasan a describir las humillaciones y profanaciones que soporta la ciudad santa de parte de los "gentiles". cit. la denomina "nuestra madre".) circuncidan a los cristianos y derraman la sangre de los circuncisos. Si damos crédito a nuestros cronistas. 49. En efecto. 49. RUNCIMAN. no teniendo nada. cit. o incluso hasta hacer sus órganos vitales rendirse. Después de la exaltación de Jerusalén. se les abren los talones para ver si por azar no tienen algo cosido por debajo. las palabras del Papa eran como para conmover a cualquiera: asesinato de sacerdotes y vírgenes prostituidas a la fuerza. Todos nuestros autores coinciden. Paris. Dice el relato de Guibert de Nogent: "Tened en cuenta a aquellos que emprenden aquella peregrinación.. (. nación completamente extraña a Dios.).. p.. se les despedaza. op. es entendida como patria común de todos los cristianos: "Dios -dice Roberto el Monje. sino también la recuperación de bienes arrebatados injustamente. cristianos asesinados o sometidos a la más cruel servidumbre. cuya gloria es fuente de la santidad de Jerusalén según el testimonio de Guibert. lugar santísimo entre los Lugares Santos. y los cristianos.. Guillermo de Tiro. Préface. los hacen pagar un precio. dice Roberto el Monje que ha ido poseído por "pueblos inmundos". 2. amarrándola a una estaca. "patria del Señor" y "madre de la religión". en cuanto evitar que Constantinopla –incluida entre los lugares santos en fuentes del siglo VIII.. a cuántas exacciones y violencias son sometidos.. FROLOW.En las distintas versiones del discurso en cuestión. 1. 1825. v. causa mayor si se considera que. como de los peregrinos. haciendo salir las envolturas de los intestinos. Jerusalén ocupa un lugar relevante. el Santo Sepulcro.. S. todos los autores coinciden en pintar un cuadro bastante sombrío de la situación de los cristianos en Oriente. Historia. y. a golpes de látigo. ¿Qué decir de aquéllos que. p. a la entrada de iglesias y templos. otro elemento constitutivo de una guerra justa: la reparación de las injurias. por su parte.. Jerusalén. después. les abren el vientre a punta de hierro. se ven forzados a pagar un rescate a precio de plata.. debiendo pagar muchas veces con su vida su osadía de peregrinar a los Lugares Santos. los gobernadores de los gentiles no cesan de castigar cruelmente con golpes a quien rehuse hacerles presentes. y cada vez que se transportan de un lugar a otro. se expresa en similares términos: " [Una] nación maldita. pone en boca de Urbano II expresiones como "cuna de nuestra salvación". y van a aquel país a través de las tierras: si son ricos. a partir del siglo XI y la invasión de los turcos selyuquíes 167. emprenden aquel viaje porque les parece no tener nada que perder en su propia persona? Se les somete a suplicios intolerables para quitarles lo que no tienen. Por último. y ello después de sufrir crueles castigos y suplicios. sea en los altares o en los vasos bautismales. 52 y ss. entre ellos.

. Tal vez el libro de Peter Partner171 se aproxime más a los postulados de Canard. Por otra parte. cit. Cruzada y guerra santa. cuyo trabajo (antiguo pero muy actual verdaderamente) de carácter muy sintético pero notable. analizando problemas similares. 24 . con un fuerte sentido escatológico. algunos episodios de dicho proceso. concebimos a las Cruzadas como una guerra justa.168. o las de algunos reyes medievales. como autoridad representativa y universalmente reconocida en la Cristiandad. nos lleva a constatar que. tiñe las páginas de los cronistas medievales. además. cit. 31 y ss. Otros. al que cita en el capítulo tercero. bendiciendo a los cruzados y colocando sus bienes bajo la protección de la Iglesia. sería el caso de las Cruzadas.. A. para asumir una causa justa y superior169. pp. al llamar el Papa a tomar las armas para combatir al infiel musulmán. en general. Frolow o N. existe una carencia en cuanto a un estudio que delimite más claramente su utilización. se entenderá como “guerra santa” una guerra hecha bajo la guía divina. Es el caso de James T. abarcando sintéticamente la mayor parte de los problemas que plantea el término. Así. Además. 610 y ss. invitándolos a combatir "como es justo -dice Foucher de Chartres. Si. Ibid. pp.a correr alrededor hasta que. M. el Papa llama a los señores cristianos a abandonar las injustas guerras internas. fue realizado por Marius Canard170. p. JOHNSON. Paris.. debemos concluir que no fueron convocadas por fanatismo religioso y. efectivamente. y como segunda acepción. caen muertos. al menos. * * * El citado J..cit. cuando se combate por la fe en Dios a partir de la convocatoria de una autoridad representativa. en su Historia de las Cruzadas172. DEMURGER. anota: " Volved contra los enemigos de la fe y de Cristo.a los bárbaros". como es el caso de Israel en el Antiguo Testamento. op. Steven Runciman. 10. pp. y Guillermo de Tiro. los estudios ya citados de V. El estudio de las tres civilizaciones del Mediterráneo en relación al concepto en análisis.. los hacen exponer el cuello y. art.. aunque no como guerrero Él mismo. En tercer lugar.C. podrían entenderse así las guerras del emperador Heraclio (610-641). Es por ello que el Papa dice a los cristianos que "hasta ahora habéis hecho guerras injustas". La idea de la presencia divina entre los combatientes. También. pero sin citarlo. op. En efecto. se ejercitan en cortárselo de un solo golpe.T. tal como se lee en el Antiguo Testamento en escritores como Isaías y. La Croisade au Moyen Age. es el Papa. nos parece que ha quedado un tanto olvidado por la historiografía actual que apenas lo cita. por su parte. ¿Qué puedo decir de la abominable profanación de las mujeres? Sería más penoso decirlo que callarlo". atendiendo a lo señalado con anterioridad. atendiendo a las palabras de algunos cronistas. las proposiciones de Canard. 1998. una guerra en la cual Dios mismo combate. Oikonomides. pasa por alto las conclusiones del citado autor. Johnson ha establecido una categorización del concepto de “guerra santa” en 10 puntos. v. Johnson. Laurent. Por otra parte. quien. 1.cit. no comparece una idea de conversión del infiel –y menos a través de la espada. cuestión clara en la convocatoria a las Cruzadas. espada en mano. A. tanto para la realidad islámica como para la cristiana173. a algunos otros. en los profetas del siglo VIII a. el hecho de que muchos autores sigan hablando de “guerra santa” en aquellos casos en que la aplicación de tal concepto es dudosa -cuando no errónea-. 4. amarrados a un poste. Un cuarto sentido dice relación con aquella guerra emprendida contra los enemigos de la religión. 37-42. op. pp 91 y ss. en un sentido defensivo. reproduce las conclusiones de Canard. según refiere Guibert de Nogent. esas armas que injustamente habéis ensangrentado con la muerte de vuestros hermanos". En efecto. quien convoca a sus fieles a tomar las armas para ir a combatir a Oriente. vol. Nathan.T. abalanzándose sobre ellos. siguen. saliendo las entrañas de sus cuerpos. 168 169 170 171 172 173 CANARD. passim.. como también las cruzadas o.. son atravesados por flechas. J. dado el llamado pontificio.

en: RHC. de G. 1955. p. Historia de las Cruzadas. precisamente. en el tema que nos interesa. p. 1. Podría ser una forma de entender la Cruzada de 1204. Diez. tal vez "justas". v. vol. sólo eso.. vol. 1997. Leclerq et H. Madrid. Cruzada y Misión". p. cuando los cruzados. dado su origen. 174 "Novum. vol. 1997 (1984). una "guerra santa" se debe entender como un servicio armado en favor de la Iglesia 177.A. p. Tal noción es aplicable a la Cruzada contra los cátaros del Mediodía francés o albigenses (1209-1229) y. resalta... Hyerosolimitana Expeditio. RUNCIMAN. BAC. Hist. militiae genus. 5. difícilmente podrían calificarse de "santas". esto es. M. previamente.. No se trata aquí de quien convoca a la guerra. Tal como dice el autor. un visionario. cit.. en el cual se dan a un tiempo mismo dos combates con un valor invencible: contra la carne y la sangre y contra los espíritus de malicia que están esparcidos en el aire"174. t. 731. pero no toda guerra justa es una guerra santa 181. "santos". De la excelencia de la Nueva Milicia. "Holy War and the Medieval Lawyers". p. Ohio: Ohio State University Press. PAYNE. el nuevo género de milicia no conocido en los siglos pasados. Península. qua gemino pariter conflictu atque infatigabiliter decertatur. 178 Ibid. o de la Cristiandad que ella representa. Columbus. antes o durante los hechos. vol. Croisade et Chevalerie. 7. en general. Trad. 39 y s. difícil de aplicar en el caso de las Cruzadas.. notable estudioso de las Cruzadas. "cualquier cosa que decía o hacía parecía algo divino"176. 3. cit. III. 180 BARRIOS. un santón con características de profeta. éd.A. la batalla espiritual. en: Boletín de Historia y Geografía. p. específicamente la toma de Antioquía (1098) y de Jerusalén (1099). J. tal como el combate interno contra los propios pecados. anota que la "guerra santa" es la guerra que se hace por los intereses de la Iglesia 179. El Pontífice Romano no llama a convertir a los infieles. ritual o moralmente. Thomas Patrick Murphy. I. p. tum contra spiritualia nequitiae in caelestibus". de M. Garand.En quinto lugar. p. 87. toda "guerra santa" es una guerra justa. en: The Holy War. 177 ERDMANN. un líder carismático. Santiago de Chile. 179 RUNCIMAN. a guerras más bien internas que externas. como un "absoluto milagro". Parecen aproximaciones muy generales.. buscando que Dios les fuese propicio. 1. 246. tum adversus carbem et sanguinem.. Tb... Para Carl Erdmann. en: Obras Completas de San Bernardo. p. este hecho: "Este es.. 181 BRUNDAGE. y en décimo lugar. Gomis. J. 1.a. N° 13. II. 176 GUIBERT DE NOGENT. Como séptima aproximación. 142. Podemos evocar. 1998.-M. en su elogio de los Templarios. Brundage. et saeculis inexpertum. R. pp. Hay edición en castellano: SAN BERNARDO. practicaron ritos de purificación que.. en: Bernardi Opera. op. esto es. S.. t. o sea. Trad. VII. v. algunos episodios de la Primera Cruzada. 25 . p. FLORI. The Crusades. cit. 117 y s. De Boeck & Larcier s. I. 19... 175 ROBERTO EL MONJE. El sueño y la tumba. Palabra. Johnson establece que se puede hablar de "guerra santa" como un fenómeno reconocido. Como señala clara y agudamente James A. 249. estableciendo la unidad de la cristiandad universal en torno a un solo credo y bajo la única autoridad del Obispo de Roma. Madrid. según Guibert de Nogent. R. por cuanto estas no involucran sentido misional alguno. San Bernardo de Claraval. Occ. "Encarnación y Trascendencia.. La epopeya de las Cruzadas. 1963. op. pp. visión en la que coincide Marciano Barrios 180. aquella guerra cuyo fin es imponer la verdadera religión. IV. se podría entender como "santa" una guerra entendida como un esfuerzo en la progresión de la fe por medios no violentos. los "santifica". pp. 3. HEERS. 854. 214. ed. y que le es reconocida una especial presencia de la inspiración divina. tanto que. realizan un acto de penitencia que. C. Johnson habla de una guerra en la cual los participantes son. Señala además Johnson. quien lo conoció. J. la herejía. sino de quien la dirige o comanda. HOcc. I. era un iluminado. op.. Morera.. Paris-Bruxelles. GROUSSET. p. Por último. que es santa igualmente una guerra cuyo objetivo es imponer la recta doctrina y castigar las desviaciones. S. Rochais... coincidiendo con Erdmann. Historia. Además.. Holy War and Canon Law. op. Barcelona. en: RHC. así también toda guerra concebida como un acto religioso o que tiene una relación directa con la religión 178. 1976. Xie-XIIe siècles. X.101 y ss. es una categoría compleja y difícil de aplicar. a quien se atribuía una piedad "superior a la de obispos y abades"175. I. 92. Trad. inquam. ed. Tal vez podría aplicarse esta categoría a la Cruzada Popular dirigida por Pedro el Ermitaño. como una "guerra santa" destinada a corregir a los "cismáticos" griegos. sino a expulsarlos de los Lugares Santo. Guerra santa puede ser también el combate que se realiza bajo la guía de un líder inspirado religiosamente.. pues muchas guerras emprendidas a nombre de la Iglesia. 117. de algún modo. cit. Liber ad Milites Templi De Laude Novae Militiae.. ahora en: BRUNDAGE. M.. J. Historia. Steven Runciman. J. 1. lo que aplicado a las Cruzadas es casi una tautología. vuelvo a decir. de J. p. y constituye el sexto punto. 1996.

. que nos parece muy exacta. cit.. 7. y preferentemente el martirio... A. Ibid.” Esas “ventajas espirituales” a las que se refiere Lemerle. Sólo considerando tal variable se puede establecer una diferencia entre “guerra santa”. FLORI.. Cuando Paul Lemerle190 define el concepto de Cruzada. op. 615. 1392. 1389. cuyo objetivo es la liberación de los Santos Lugares y de los cristianos de Oriente.. 13 y ss.. como mártires189. precisamente y como algo central. Para algunos autores es la calidad de mártir concedida a quien muera en el combate. 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 CANARD. PARTNER.. op. p. p. en el plano temporal. p.. cit. DUPRONT. y que debe entenderse como un acto de la voluntad de Dios..en el sentido preciso del término. iniciada con una bula pontificia. que. “guerra de religión”.. sintiendo el combatiendo constantemente Su presencia 186: "En el corazón de la guerra santa. P. vol. eso sí que la idea de recurrir a las armas para convertir. M. p. es una expedición. Brundage. por sí solo define a la "guerra santa".a quienes mueran en el campo de batalla defendiendo una causa que debe ser justa y legítima. RICHARD. “guerra religiosa”.. op. esto es. sin elaborar una doctrina nueva 192.. A.. nos parece que sólo se puede hablar de “guerra santa” cuando se incorpora una recompensa celestial -especialmente el martirio. son protegidos por un régimen de excepción que los sustrae a las obligaciones y a las jurisdicciones normales. P. Así. J.. apela. de una u otra manera. y esto es especialmente interesante para nuestra tesis.. en tanto se combate por Él y junto a Él. al igual que James A. art.. BRUNDAGE... no se puede hablar de cruzadas antes del siglo XI o fuera de Occidente. J. entendido el concepto en cuestión en relación a las recompensas que el combatiente recibe en el plano espiritual.. está la potencia del nombre divino"187. p. pp.. op. Marius Canard ya lo había expresado al señalar que durante el siglo IX se verifica una extensión del concepto de martirio en relación con la guerra justa. 266. el campo de aplicación del término se reduce notablemente.. III. no son otra cosa que remisión de los pecados y martirio. situada bajo la autoridad de la Iglesia. pp.. cit. y. más recientemente.. pp. Ibid. La "guerra santa". En efecto. pp. a ello: “Una peregrinación militar. “Byzance et la Croisade”. 100 y ss. aunque sí de "guerra santa". cit. por la cual los participantes se reconocen en ciertos signos exteriores.. es ajena al cristianismo 182. op. cit. A. op. 26 .A. Peter Partner. asimilada por el Papado como una obra meritoria y dotada por ella de privilegios espirituales para los combatientes y a quienes participen de tal empresa191. cit..1385. Le Mythe. DUPRONT. señala algo similar al definir las Cruzadas: ". DUPRONT. 280 y ss. que confiere méritos -espirituales se entiende. 64 y ss. quien señala que la "guerra santa" es una guerra "justificante". beneficiándose de ventajas espirituales. es una vía de gloria. Du Sacré. en cuanto la primera es requisito para el segundo..Todas estas definiciones.a quienes combaten en ella184. PARTNER. art. 610 y ss. cit.. si bien aportan a la comprensión del problema. p. cit. lo que constituye la característica esencial de una "guerra santa". cit. J. pues la muerte del soldado de Dios entraña la gloria del martirio 188. op. Ibid. Du Sacré. etc.. pasan por alto un componente a nuestro juicio fundamental: el martirio. Alphonse Dupront señala que la Cruzada es la forma occidental de ésta185.. Jean Richard.. Jean Flori se refiere también a la "guerra santa" como aquella guerra en la cual los caídos son reconocidos. citando prácticamente los mismos ejemplos que Canard. De hecho. recoge una tradición secular de la cristiandad occidental. insiste en la misma idea 183. como apunta Peter Partner... op. 78. p.. p.. 276. el Papa Urbano II presupone su existencia. Según esta definición. teniendo presente.cit.