¿Cómo escoger el extractor de zumos más adecuado?

Tanto si sois unos recién llegados al mundo de los zumos vegetales como si ya
forman parte de vuestra rutina diaria, puede ser que en algún momento os hayáis
preguntado qué tipo de extractor os iría mejor.
Hace unos días, os explicamos las bondades de tomar los zumos verdes. En este artículo
aclararemos algunas dudas sobre los diferentes tipos de extractores y analizaremos los pros y
contras para ayudaros a tomar la mejor decisión y obtener el mejor rendimiento de la inversión que
hagáis.

Diferentes tipos de extractores de zumo

Extractor por centrifugación
Es el más común y utilizado. Tiene un diseño
vertical con una apertura cilíndrica central por
donde se introducen las frutas y verduras que
desemboca es una cesta metálica con función
de filtro. La base de esta cesta son una serie de
hojas pequeñas que, cuando son sometidas a
un movimiento de centrifugación a altas
revoluciones, muelen los vegetales. La
velocidad de rotación de la cesta hace que los
trocitos de vegetales choquen contra las
paredes del filtro y el zumo se cuele y se libere
a través de un pequeño surtidor y quede
separado de la fibra.
La pulpa queda dentro del extractor o es
expulsada a un contenedor a través de un
segundo surtidor.

Aspectos positivos:
El más rápido. Exprime los vegetales enseguida y es ideal si no se dispone de mucho tiempo.
No hay que cortar las verduras ni frutas a trocitos muy pequeños, lo que también agiliza la
preparación.
Es la modalidad más económica.

Aspectos negativos:
No es tan eficiente como el de masticación o trituración, puesto que la pulpa que sale es muy
húmeda y, por lo tanto, todavía conserva gran parte del agua de los vegetales. Esto significa que
saca menos zumo que el resto. Por lo tanto, el dinero que nos ahorramos a la hora de comprarlo, a
la larga se acaba invirtiendo en comprar más verduras y fruta para obtener la misma cantidad de
zumo.
No es muy eficiente a la hora de extraer zumo de los vegetales de hoja verde en comparación con
los otros. El truco, en este caso, es enrollar los vegetales de hoja verde haciendo una pelota
comprimida; así parece que se saca más provecho.
Sólo puede hacer zumos; las otras modalidades, en cambio, tienen otras funciones que
comentaremos más adelante.
Generalmente, suele ser muy ruidoso.
Uno de los aspectos más negativos es la alta velocidad con la que opera. El hecho de trabajar a
muchas revoluciones genera calor y aumenta la temperatura del zumo a la vez que también lo pone
en contacto con más aire, lo que lo oxida. El resultado es una pérdida de nutrientes, antioxidantes y
enzimas del zumo considerable. A pesar de que se siguen obteniendo grandes beneficios para la
salud, el potencial del zumo se puede ver reducido.
Licuadora Le Duo Plus XL de Magimix
La Magimix es una máquina muy robusta con un motor bastante potente y de bajo consumo.
Extrae el zumo por centrifugación; su ancha boca permite meter las frutas prácticamente enteras, y
el zumo se hace en segundos. Es una máquina 3 en 1, ya que incluye accesorios para hacer cremas

de frutas y verduras con toda la fibra y también un exprimidor de cítricos. Es ideal para todo tipo de
fruta y verdura y también para hojas verdes, aunque no es el sistema más adecuado. La Magimix se
fabrica en Francia y tiene doce años de garantía en el motor.

Extractor por masticación o de un solo eje (Cold Press Juicer)
Básicamente mastica la fruta y las verduras con el uso de un eje en forma de tornillo o espiral. Los
vegetales son aplastados y presionados contra las paredes de un filtro metálico por donde se escapa
el zumo y se separa de la fibra; tanto la pulpa como el zumo son expulsados del extractor y
recogidos en dos contenedores diferentes.
Aspectos positivos:
La extracción del zumo es más lenta que con el de centrifugación y, por lo tanto, la temperatura no
aumenta y se conservan la mayoría de los micronutrientes (vitaminas, minerales y enzimas).
Además, el zumo no se airea tanto y la oxidación es notablemente menor. Por lo tanto, el valor
nutricional del zumo será superior y obtendremos más beneficios. Esta técnica de extracción sin
alteración de la temperatura del zumo se denomina cold press.
Puede extraer zumo de cualquier tipo de fruta y vegetal, incluyendo hojas verdes y germinado de
trigo (wheatgrass).

Extrae más cantidad de zumo. La pulpa sobrante sale mucho más seca.
Tiene más funcionalidades, como preparar leches vegetales y cremas de frutos secos, desmenuzar
vegetales e incluso moler café. Con la compra del electrodoméstico, se incluyen otras aplicaciones
que permiten hacer varias funciones.
Es más silencioso que el de centrifugación.
Aspectos negativos:
El precio es considerablemente más elevado que el de centrifugación. Cabe recordar, pero, que
extrae más zumo de los vegetales y que, a la larga, esto puede suponer un ahorro, especialmente si
tenéis el hábito diario de hacer zumos.
Pide más tiempo. Opera a menos revoluciones que los centrifugadores, usa una barrena para
prensar los vegetales en vez de hojas que cortan rápidamente la fruta, y la apertura por donde se
introducen los ingredientes suele ser más pequeña, por lo que se tienen que cortar a trocitos más
pequeños. Aún así, la inversión de tiempo sale a cuenta puesto que el zumo obtenido es de mejor
calidad.

Extractor Vita Pure de Princess
Es una máquina ideal para iniciarse en el mundo de los zumos verdes. Puede extraer zumo de
cualquier fruta, verdura y hoja verde, también de brotes y germinados. El hecho de que la
extracción del zumo sea mediante el prensado en frío hace que los zumos sean mucho más ricos
en enzimas y nutrientes, que se oxiden menos y que tengan un sabor más intenso y aromático que
los de una licuadora por centrifugación. La pulpa va a parar a un recipiente a medida que se hace el
zumo, lo cual permite un uso continuado sin necesidad de parar para limpiar. La boca de entrada no
es muy grande y requiere un poco más de tiempo a la hora de cortar los ingredientes. Gasta muy
poca energía: solo 150 w, lo que la hace muy silenciosa. Tiene cinco años de garantía en el motor.

Extractor Infiny Press Moulinex
Es la máquina ideal para un uso avanzado de zumos de presión en frío. Permite hacer zumo de
cualquier fruta, verdura, hoja verde, brotes verdes y germinados. La extracción en frío por presión

hace que los zumos sean mucho más ricos en enzimas y nutrientes, que se oxiden menos y que
tengan un sabor más intenso y aromático que los de una licuadora por centrifugación. La boca de
entrada no es muy grande, lo que hace que debamos cortar los alimentos pequeños. La Infiny Press
es de construcción robusta y de motor potente (400 w); se comporta muy bien tanto con
alimentos duros –como la zanahoria y la remolacha– como con frutas blandas como la fresa.
Incluye dos tipos de filtros para zumos más líquidos o más densos.

Extractor por trituración o de doble eje
Es la mejor opción si buscamos calidad. A pesar de que funciona de manera muy similar al
masticador, usa dos ejes para aplastar los vegetales y opera a una velocidad mucho más lenta. Esto
nos permite separar el zumo de la pulpa de una forma más eficiente, ya que se conservan mucho
más los micronutrientes y la pulpa queda mucho más seca.

Aspectos positivos:
Produce los zumos de más calidad, gracias a la técnica cold press (extracción a baja velocidad que,

por lo tanto, no aumenta la temperatura del zumo) y al doble eje empleado para triturar.
Como el zumo es de muy buena calidad, se puede guardar en la nevera durante 1-2 días sin que
pierda muchos micronutrientes y conserve todas las propiedades beneficiosas.
Extrae la máxima cantidad de líquido de cada ingrediente. A la larga se ahorra en la compra de
vegetales.
Puede extraer zumo de todo tipo de vegetal, fruta, germinado de trigo, brotes o cualquiera otro
ingrediente.
La mayoría también sirve para hacer otras funciones como el extractor por masticación.
Aspectos negativos:
Es más lento que el de centrifugación. Es la modalidad más cara.

Reflexiones finales antes de comprar uno
Al margen del tipo de extractor que se use, un zumo casero y recién hecho está lleno de
vitaminas, minerales y otros nutrientes. Tomar zumos de frutas y vegetales hechos en casa es
mucho más sano que consumirlos envasados, que han estado en los estantes del supermercado
durante meses y meses. La degradación de los nutrientes de los zumos comerciales es muy
superior a la que puede experimentar un zumo casero guardado en la nevera durante un par o
tres de días. La mayoría de los nutrientes que contienen los zumos embotellados de
supermercado son añadidos con aditivos, puesto que una vez procesados y pasteurizados
pierden todos los micronutrientes naturales.

Dicho esto, la mejor recomendación a la hora de comprar un extractor es tener clara la
funcionalidad que le queremos dar y la frecuencia de uso. Si de momento tenéis un
presupuesto limitado y/o simplemente queréis empezar a introducir los zumos vegetales en
vuestra alimentación, un extractor por centrifugación puede ahorraros tiempo en la preparación
y dinero en la compra del electrodoméstico. Si buscáis extraer más beneficios de las frutas y
verduras, y el bolsillo os lo permite, los extractores por masticación son una de las mejores
opciones. No sólo obtendréis más nutrientes en cada zumo, sino que a la larga acabaréis

ahorrando dinero en la compra de vegetales, puesto que este tipo de extractor saca más zumo
de cada ingrediente y aprovecha y procesa mejor los vegetales de hoja verde. Otro aspecto que
hay que considerar es que tiene más de una función, puesto que también hace leches vegetales
y cremas de frutos secos, entre otros.

Finalmente, y si ya sois unos profesionales de los zumos, la mejor opción son los extractores
por trituración. El zumo resultante será el de mejor calidad, con una densidad de nutrientes
muy elevada y un grado de oxidación mínimo que hará posible que se conserve bien durante
un día o dos sin perder muchas propiedades. Recordad también que extraen todavía más zumo
por cada pieza de fruta y verdura y que, a largo plazo, esto puede suponer un ahorro. Los
extractores de doble eje o por trituración son los más recomendados y utilizados por expertos
del mundo de los zumos y del raw food como por ejemplo David Wolfe.