Alcalá Farrera José Gabriel

―El papel de las relaciones interpersonales en el encuentro terapéutico‖

En la vida diaria todas las personas estamos inmersas en una relación, es decir, tenemos que
relacionarnos con el vecino, con nuestros padres, con los amigos, etc., esto es porque el ser
humano es un ser simbólico, ha creado el lenguaje para poder expresar lo que le pasa, lo
que siente y lo que piensa, es a través del lenguaje que aprendemos a simbolizar
significados.

Pero lo complicado es el hecho de que en ocasiones un mismo símbolo puede tener
diferentes significados, pues el proceso de aprendizaje es completamente distinto para cada
persona, y estas notorias diferencias pueden provocar dificultades en las relaciones con los
demás. Estas dificultades suelen ser la principal queja de cualquier persona y esto nos lleva
a cuestionarnos sobre ¿qué papel juegan las relaciones interpersonales en el encuentro
terapéutico?

De niños descubrimos el mundo que nos rodea, preguntamos el ¿por qué de cada cosa? Y
en ocasiones el niño se encuentra con respuestas no tan agradables que van marcando
pautas en su comportamiento y en su forma de relacionarse, cabe mencionar la importancia
de estas palabras en el inconsciente del niño, que son introyectadas con tal firmeza que
terminan siendo el origen de su problemática actual. Como lo menciona Yalom ―es
evidente que somos criaturas intrínsecamente sociales. A lo largo de toda la vida, el
ambiente interpersonal que nos rodea –pares, amigos, maestros, así como también la
familia- tiene una enorme influencia sobre la clase de individuos que somos‖ (p. 65).

etc. y estas reacciones se manifiestan en la interacción con los demás y en ocasiones le resultan problemáticas. la incomprensión con los maestros. las discusiones con los padres. Las personas a veces reaccionan ante ciertas situaciones en base a lo que han aprendido en su experiencia. dichos patrones de conducta no son conscientes para la persona.Ahora bien tomando en cuenta estas dificultades a las que la persona se ha enfrentado toda su vida. a su vez. 7) . (con enojo. Más claramente lo explica Sullivan ―Una persona que ha experimentado ansiedad en sus contactos con otros. De todas estas dificultades el individuo ha aprendido a reaccionar de una determinada manera. es por eso que a menudo escuchamos quejas como – no sé porque siempre las personas se alejan de mi— cuando en realidad su propia conducta la ha llevado a repetir ese tipo de patrones. por ejemplo. las rivalidades entre amigos. miedo. timidez. un alumno puede tener problemas con la autoridad del maestro debido probablemente porque ha aprendido a reaccionar de una manera desafiante ante la autoridad de su padre y sin darse cuenta repite este comportamiento frente al maestro. lo califiquen de ―loco‖ y. etc. Todo esto no es ―consciente‖ o deliberadamente planeado. ―guardando sus pensamientos para sí mismo‖ o hablando de tal manera que quienes lo escuchen se aburran. tiende siempre a retirarse de los demás. se retiren de él o ella. frustración. es decir. sino una complicada reacción a la ansiedad y el resultado final es un rotundo éxito en lo referente a evitar a los demás. irriten o confundan. puede llevar a efecto tal tendencia por medio de la separación física. ―(p.).

Y ahora conociendo a nuestro paciente. si demanda de nosotros una solución. tal como lo menciona Sullivan ―La situación está destinada a dar claridad a ciertas formas características de la vida del cliente. 66). porque al poner énfasis en estas reacciones podemos enterarnos de la forma en como el paciente maneja sus relaciones con los demás. entonces poniendo al tanto a nuestro sujeto de que algunos de sus problemas son ocasionados por la manera en que comúnmente actúa.El terapeuta deberá darle importancia a la manera que el individuo expone su queja. si se expone molesto al responder o simplemente no desea colaborar o al contrario es demasiado amable y cooperador. observar su reacción ante las preguntas que le hagamos. Así como Yalom explica ―Si en su vida el paciente es demandante o temeroso o arrogante o tímido o seductor o controlador o critico o inadaptado interpersonalmente de cualquier otro modo. . con la perspectiva de que tal elucidación le resulte de provecho‖ (p. podremos ayudarle para que se dé cuenta de su forma de reaccionar tan particular ante ciertas situaciones. 7). entonces estos rasgos entraran en la relación del paciente con el terapeuta‖ (p. solo así podremos colaborar para que el paciente tenga una mejor calidad de vida.

La entrevista psiquiátrica. (6ª edición). Argentina.Referencias  Sullivan. El don de la terapia. I. . H. Emecé. Buenos Aires.  Yalom.