You are on page 1of 3

COMO OIR LA MISA

7 de junio de 1970
COMO SE DEBE OÍR ACTUALMENTE LA SANTA MISA.*
INTRODUCCIÓN.
Aunque este no es un Mensaje para el público, en vista de que ha transcurrido un año sin que nadie haya hecho caso de estas
indicaciones; siento que Nuestro Señor me impulsa a publicarlo antes del próximo Sínodo de Obispos que se efectuará en el
Vaticano en octubre de 1971.
Por eso lo he entregado para que se publique como Apéndice de este primer tomo del libro "Jesucristo, su Portavoz Mexicana y sus
Mensajes al Mundo".
México, D. F., agosto de 1971. La pobre portavoz de Jesús.
* Nota del Editor. En el Segundo Mensaje, párrafo 66, ofreció la Portavoz publicar las indicaciones que le hizo Nuestro Señor aquel
sábado 29 de marzo de 1969, sobre cómo debe oirse actualmente la Santa Misa, ya con las modificaciones litúrgicas que le han
hecho. Sin embargo decidió publicar este Mensaje Particular, discreto, del 7 de junio de 1970, en relación a ese ofrecimiento; por
considerarlo más adecuado para el objeto que se pretendía.
EL MENSAJE. Domingo tercero después de Pentecostés.
PRELIMINARES.
7 de junio de 1970.
Dados a las 8:30 A.M.
En este día caminaba yo por una calzada que no tiene pavimento. Por educación que recibí de mis padres, gusto de quitar del paso
los obstáculos que encuentro, piedras y otras cosas que pueden perjudicar las llantas de los carros y también las cascaras que hay en
las banquetas, y lo hago siempre.
Hago esto casi por costumbre, pero procuro sobrenaturalizar estas pequeñas acciones; es decir, lo hago por un principio de caridad:
por amor de Dios y por El, al prójimo.
Estoy refiriendo esto ahora por voluntad de Nuestro Señor; el cual, al verme esta mañana cuando tuve que agacharme a quitar unas
cascaras de una banqueta me dijo:
—"Enseña hija, estas pequeñas prácticas a todos cuantos puedas, sobre todo a los niños y a la juventud. En la medida en que
sobrenaturalicen estas pequeñas acciones, Yo les dispensaré MI GRACIA".
Luego añadió Nuestro Señor lo siguiente: "Si tú quitas los obstáculos del camino de tus hermanos, Yo mandaré a mis ángeles para
que tu propio camino sea allanado".
"Si tú ayudas a otro, Yo decretaré en tu favor que seas ayudado".
"Si tú socorres, serás socorrido. Si tú salvas a un alma, tú serás salvado también y eternamente".
"Siempre que tú hagas una buena obra, Yo mandaré a mis ángeles para que te guíen, te defiendan y te salven. Pero debes hacer el
bien, no por interés de la recompensa, sino solamente por amor a tu Dios y a tu prójimo; porque sólo esa es la caridad. Aunque bien
está que te anime la confianza y la esperanza y la fe en mis promesas de justicia; pues Yo soy siempre buen apoderado".
Cuando mi Jesús me dijo estas últimas palabras, recordé que ya me las había dicho otras veces. Y El, viendo mis pensamientos,
agregó:
—"Te estoy diciendo esto para que lo enseñes por medio de ESTRELLA".
Las palabras de Nuestro Señor eran dichas en el fondo de mi alma; pero a la vez, yo sentía su cercanía, su presencia. Y como
frecuentemente sucede que me habla andando en la calle, yo sola rae pregunté por qué lo hará así Nuestro Señor. Entonces me dijo:
—"Necesito aislarte de todo contacto humano, pues estando en casa; las atenciones varias que te llaman, me estorban a mí".
Esta expresión me pareció rara, me extrañó que hubiera algo de esta índole que pueda ser estorbo para Nuestro Señor; en lugar de
que el estorbo fuera para mí. Sin embargo, comprendo el sentido de la expresión de Nuestro Señor. Es que El se adapta siempre, y
estando en casa, mis deberes me quitan a veces la atención que debo prestarle a El en estas cosas. Por eso El hace que por una o por
otra causa, algunas veces tenga que salir yo sola; como ahora que me urgía estar temprano en el centro de la ciudad.
Eran como las ocho y media de la mañana.
COMO OÍR LA SANTA MISA.
Después, cuando me desocupé de aquello que me había hecho venir al centro de la ciudad y estaba en Misa de diez, Jesús continuó
hablándome.
_
Tuve que oír la Santa Misa en San Felipe aunque prefiero San Francisco (Véanse las figuras 12 y 13) porque acá sí dan la Sagrada
Comunión de rodillas y en San Felipe de pie. Pero está claro que Nuestro Señor todo lo permite y manda con número, peso y medida
y es que El tenía otro plan. Yo entré a San Felipe, por desocuparme más pronto, porque en San Francisco tenía que haberme
esperado media hora más.

1

por lo que me maravillo de que Nuestro Señor me haya dado tal lección. Yo tomé nota. Pero esto lo estoy comprobando hasta estos momentos. como anoche no escuché la liturgia de hoy. aquí son diferentes. Aunque ahí en el templo los fieles tenían la hojita dominical. como yo no escuchaba bien de boca del sacerdote. y la otra. hacien do recalcar que "por la fe seremos salvos". Y cuando el sacerdote inició la "proclamación de la PALABRA".M. con voz que escuché físicamente: —"Quiero que en esta Misa. me dijo Nuestro Señor: —"Anota bien las discrepancias tendenciosas de mis enemigos". La segunda lectura fué de San Pablo. sí. Obedecí. pero no podía recordar cuál era el que le tocaba a ella. Capítulo XV. en un rinconcito. en desagravio de los que no se arrodillan nunca". Total. ahora sí ya. tomado del Capítulo III. Al llegar la Epístola. Me sentía tan feliz. aunque yo sé que es uno de los Credos de las Misas Cantadas. Cuando el sacerdote terminó "la proclamación: cíe la palabra". Aquí debo hacer notar una cosa importante. pretextando tomar un vaso de leche que pedí. y me di cuenta de que leía del Génesis la primera lectura. le pregunté: —¿Y si yo te quiero ofrecer el seguir arrodillada? Y me respondió: —"Me ofrecerás un sacrificio. Cuando llegó el Evangelio. El me dijo: —"¡Ponte de pie!" Aquí. pero yo anoche no escuché la lectura. al estar en Misa. y como casi siempre me arrodillo en algún rinconcito del templo para no ser vista. estés todo el tiempo arrodillada. pero mi Jesús me dijo: —"Toma nota. véndeme a un restaurante para tener mesa y paz. he consultado el Misal Romano y veo que las piezas de la Misa. pero repito. cómo tenemos que luchar contra el diablo nuestro enemigo y "ESTAR FIRMES EN LA FE". El Evangelio en el Misal corresponde a San Lucas. todo el Evangelio. mentalmente tan solo. que la Misa del Misal está inspirada por Dios para encauzar nuestro ánimo a la penitencia. Y pude captar que el sacerdote en lugar de hacer hincapié sobre aquel pasaje en que Nuestro Señor dice: "EL QUE BLASFEME CONTRA EL ESPÍRITU SANTO NO TENDRÁ PERDÓN JAMAS". Iba a ponerme yo de pie como todos. porque incluye otros dos dogmas que es muy necesario confesar para distinguir nuestra fe íntegra: "CREO EN LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS. mis enemigos tergiversan la Escritura. pero Jesús me volvió a indicar diciendo: —"Han cambiado todo como les conviene para los fines torcidos que buscan". de que con mucha sagacidad. De manera que ahora. de manera que ignoraba en aquellos momentos. en la cual trata de avisarnos el PRIMER VICARIO DE CRISTO. que era haciendo alusión al pecado original. Ahora que estoy pasando mis apuntes a este estencil. Nota. a la petulancia y la relajación. En nuestra Comunidad se acostumbra leer la liturgia del día siguiente. entré y apenas estaba persignándome cuando el sacerdote entró al altar. Me pareció que no era el de la Misa de esta dominica. Jesús se dignó repetirme. pero al contrario. La Epístola de hoy. Jesús me dijo: —"Puedes sentarte". a mis oídos. pero no siendo en el canto gregoriano. por las noches. Me pareció muy extraño todo. Obedecí. como lo mandan tus Reglas Religiosas". que comencé a derramar lágrimas. Y con esto seguí de rodillas. al iniciarse el Credo. versículos del 1 al 10 y trata del gozo del Cielo por la conversión de los pe cadores. dijo un sermón que versó sobre esto: QUE TODO SE PERDONARA y también que: ¿CUAL ES EL QUE HACE LA VOLUNTAD DE DIOS? y se contestó que EL QUE SIGUE DÓCILMENTE LAS RENOVACIONES POST-CONCILIARES. Jesús me dijo: 2 . Y la Epístola es de San Pedro. la ignoraba en aquellos momentos. Entonces me dijo Nuestro Señor: —"Está muy bien rezar el Credo de pie. entonces al pretender sacar mi pañuelo para secármelas.COMENTARIOS DURANTE LA MISA. El Evangelio fué de San Marcos. Capítulo V. fué una orden expresa de El. pero devotamente". y no cabía en mí de azoro y le pedía a El que me ayudara a conservar mentalmente todo. durante la refección. Entonces. sentí que otra mano me las enjugaba. cuáles eran las "piezas" de que se componía la Misa que estaba celebrándose. el que hice al salir de Misa. sobre el pasaje en que Nuestro Señor dice que "su madre y sus hermanos son aquellos que cumplen la voluntad de Dios". yo no la tenía. Como me dijera "puedes". estaba yo tranquila de que nadie se fijaría en mí. pero Nuestro Señor me dijo. ¡Yo estaba derretida de felicidad! Cuando se terminó el Credo. Debo de confesar que desde que cambiaron el Credo de la Misa. siempre he sentido pesar de no recitar el Credo de los Apóstoles. como ahora se usa. temí que Jesús me dijera que no lo hiciera como yo acostumbro. no la podrían sufrir y por eso la han cambiado". el de la desobediencia de nuestros primeros padres en el paraíso. todos se pusieron de pie. pero alcanzaba a oír al sacerdote. Bien. Proseguiré narrando conforme está en mi primitivo apunte. El me dijo: —"Toma nota: Se debe rezar el Credo Apostólico". Hechos a las 10:00 A. versículos del 6 al 11. EL PERDÓN DE LOS PECADOS".

al verme elevado por la Hostia y el Cáliz". si hacéis verdadera penitencia y enmienda de la vida. . Yo estaba arrodillada junto a uno de los pilares de la nave central. y ésta. y nadie se preocupaba de su alma Entonces yo no pude resistir y la hice arrodillar junto a mí. que nunca quieres ofenderlo. Una señora andaba inquieta retratando a la niña. Al lado de cada una de estas almas que tanto sufrieron conmigo en el momento de mi pasión. Cuando faltaban sólo dos personas de comulgar.. en silencio y en latín. Ahorita es el daño más grande que hay en el mundo. etc. monja rezagada. salió por lado diferente al de la ahijada. con recogimiento de cuerpo y alma. Porque nadie podrá salvarse con sola fe. me dijo: —"Ahora te fundes conmigo en recibir las bofetadas de los verdugos. con la Hostia todavía en la boca. "Las palabras que te enseñé el año pasado. La ceguera de la conciencia induce a muchas caídas graves y lastimosas. Yo de pronto me molesté. con santa veneración a los Sagrados Misterios que en él se renuevan. AUNQUE INCRUENTAMENTE". a mi Apóstol Juan. que dónde vivimos. hija mía. pero ahora ya sin palabras. al adorar este misterio de fe y de amor por el cual podéis todos ser salvos. Cuando comenzó el Canon. que no tenía reclinatorio sino que estaba confundida con toda la gente en una banca. "No deben dejar de estar de rodillas. MI SACRIFICIO DEL CALVARIO. están caracterizando a las almas puras y a las pecadoras convertidas. Súfrelo con mucho gozo. sin quien la guiase. que me dominé mucho y atendí a aquella persona amablemente. donde Jesús me siguió hablando. me encaminé a un restaurante. amada mía.. pero que te enseñe a amarlo más. Y así fué como El me respondió: —"Cierto. desde la salida. afligida. avanzó unos pasos y se me acercó. tan fino. . y una mano invisible me enjugaba mis lágrimas. y ahí volvió El a dictarme.. pero estaba tan recién recibido el programa de vida cristiana que Jesús me comenzó a dar este día. sin menoscabo ni de una tilde". como éste. me dijo Nuestro Señor: —"Ahora. (Padre Nuestro). nada decía en favor d¿ aquella Primera Comunión de una Niña. me dijo: —"Después te diré más cosas. que causan escándalo. Estando en esto. pero vino el sacerdote y las hizo ponerse de pie. sino silenciosamente. ¡Qué dolor! Yo seguía llorando. Entonces cuando iba a ser la Comunión. vino una persona a importunarme. Están llenos de tinieblas. y con profunda reverencia.. "Llama a mi Madre Santísima a tu lado. y los que escandalizan no reparan en su culpa. Estos tres corazones que latieron al unísono con el mío en el Calvario. ridicula!" Yo me puse de pie y le dije: ¡Perdón! Y fui de nuevo a mi rinconcito. sino para recitar el Pater Noster". precisamente cuando yo terminé de hacer los apuntes anteriores. las preguntas que es frecuente que nos hagan: que de qué orden somos. pues como la madrina comulgó del otro lado de la valla. Entonces mi Jesús. A mí me dolió mucho ver a la pobre chiquilla que se quedó despabilada. están ciegos. . vi a una niña de Primera Comunión. pues poco tiempo te queda de sufrir". Cuando llegó el Pater Noster. Obedecí. Se levantó con la madrina y ambas se arrodillaron en la grada. . las almas están ciegas por el error. para hacerme. Sólo así es acepto a Dios el que los fieles participen de la Santa Misa". y le dije: —Cierra tus ojitos y dile a Jesús Hostia que lo amas mucho. ¡Qué divinamente adaptable es Nuestro Señor! Jesús me dijo así: 3 . se me olvidó y me arrodillé. esta persona vino para preguntarme si tenemos casa de ancianos. . ¡LA SANTA MISA ES ANTE TODO UN SACRIFICIO. el cual no podréis comprender sino en la eternidad.—"ARRODÍLLATE Y ÚNETE DESDE ESTOS MOMENTOS A MI SACRIFICIO. "Los fieles deben estar en silencio adorando la Eucaristía que es misterio inefable de mi amor divino y humano. ¡Vamos para entregárteme todo!" Y fui y del gozo. vino la señora de la camarita y se llevó a la chica a jalones para seguirla retratando Y el sacerdote viendo todo esto. unidos a mí. deben todos orar en el momento solemne del SACRIFICIO RENOVADO DE LOS ALTARES. pero fuera ya del templo". que ya conozco y que es solitario. al terminar. Por eso al salir. entonces el sacerdote muy disgustado me dijo: "¡Párese. a coro. mi Jesús me dijo: —"Arrodíllate y no vayas a la barandilla hasta que Yo te lo indique". porque no saben lo que hacen. de esperanza y de amor. Yo le repetía maquinalmente a Nuestro Señor: Perdónalos. ¡Ahorita hay muchas comuniones sacrilegas y muchas misas profanadas!" Cuando estaba oyendo estas cosas de Nuestro Señor. muchos de mis sacerdotes no saben lo que hacen. Jesús me dijo: —"El Canon de la Misa debe decirlo solamente el sacerdote. Pero creed lo que os enseño y haced actos de fe. según yo. si no tiene caridad y buenas obras". que cómo nos llamamos. las tinieblas espirituales. las deben recitar los fieles silenciosamente o en voz muy queda. a Magdalena la penitente. por la mañana temprano.