You are on page 1of 5

Así se ha reflejado hoy en una jornada sobre la prevención de los incendios forestales

,
organizada por la Fundación Mapfre y el Servicio de Protección de la Naturaleza de la
Guardia Civil (Seprona), que ha abordado la situación actual, la legislación vigente y las
perspectivas de futuro en torno a este tema.
Una media anual de 17.000 incendios

En España se registra una media anual de 17.000 incendios, incluidos conatos (menos de
una hectárea), y se pierden de media 120.000 hectáreas, pero en 2012 -el peor de la
década- se quemaron 200.000, ha indicado el subdirector general de Montes del Ministerio
de Medio Ambiente, Rafael Gómez del Álamo.
Tras recordar que la prevención y extinción de los incendios es una competencia
autonómica, aunque la coordinación recaiga en la Administración General del Estado,
Gómez del Álamo ha augurado que 2013 será "tranquilo", de acuerdo con las condiciones
meteorológicas.
Buen pronóstico en 2013
En la presente campaña contra incendios, el Ministerio retirará cuatro aviones anfibios contratados con una empresa-, que no serán sustituidos sino que habrá una mayor
disponibilidad del 43 Grupo de la Fuerza Aérea del Ejército de Aire.
Este año se dispondrá también de "algún" helicóptero Kamov más, ha añadido el
representante del Ministerio.
Por otro lado, el director general del Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José
Ángel Arranz, ha explicado que España tiene doce veces más incendios y la mitad de la
superficie quemada que habría en condiciones naturales, lo que supone que "tenemos
muchos incendios, pero los apagamos".
Entre 1960 y 2000, el número de incendios se ha multiplicado por diez y la superficie
quemada por tres, debido al abandono de los cultivos agrícolas (el arbolado se adueña de
lo que antes era campo cultivado), lo que contribuye al aumento de los incendios, ha
añadido.
Bosques e incendios, dos caras de la misma moneda
"La extensión de los bosques y los incendios son dos caras de la misma moneda", según
el director general, que ha indicado que los grandes incendios representan solo el 0,1 por
ciento del conjunto, "sin embargo causan el 50 % de los daños".
Tras señalar que España tiene uno de los mejores dispositivos contra incendios del
mundo, Arranz ha estimado se destinan unos mil millones de euros a las tareas de
prevención y extinción del fuego, lo que representa las tres cuartas partes del presupuesto
forestal del país.
Por su parte, el capitán del Seprona, Salvador Ortega Pascual, ha calificado de
"extremadamente duros" los primeros meses del último ejercicio y el mes de junio, aunque
el "resto de la campaña fue buena". EFE
msr/txr

the researchers want to explore two pathways linking homeowners’ choices as they relate to awareness about risk interdependency and social norms.SUMMIT COUNTY — A pair of University of Colorado Boulder social science researchers will use a $298. favorece que los árboles crezcan hasta hacerse fuertes contra vientos y plagas . I look forward to seeing this study’s conclusions and how we can better encourage homeowners to create defensible space around their homes. As wildfire hazards increase. who serves on the U.000 grant from the National Science Foundation to try and determine what sort of information shapes homeowner behavior in fire-prone areas on Colorado’s Western Slope. By learning more about the ways that households influence each other. One of the questions is whether homeowners are aware that their actions — or non-actions — with regard to mitigating wildfire hazards on their own property affects the level of risk to adjacent properties. Mark Udall. Secondly. the researcher hope to help policy makers develop more effective communication strategies that harness the power of social norms to increase private mitigation actions in the face of interdependent risk. Senate Energy and Natural Resources Committee.. and especially in the West. the social and economic costs of wildfires have soared across the country. However.”) could induce behavior change.g. The research tests whether a program giving homeowners social comparison messages (e.” Udall said. the observational data puts the experimental results in context and helps to inform the data analysis and policy recommendations. when it’s hard to separate causal social effects from other explanations for common patterns of behavior within social groups. the researchers want to learn if providing comparative information highlighting high levels of mitigation among neighbors may encourage households to increase their mitigation levels. Starting with the premise that each household’s actions can affect the choices of neighbors. In the past 10 years. mitigating risks on individual properties is of paramount importance.S. en cierta medida. “You are doing less wildfire mitigation than 75 percent of your neighbors. The insights gained can provide direct feedback to forest and fire managers currently engaged in community outreach. At the same time. The use of choice experiments will help overcome some of the the challenge of purely observational studies. and whether that awareness would help spur action. said the results of the research could help make neighborhoods safer. there is much homeowners can do to prepare their properties and reduce the risk that they or their neighbors will lose a home or loved one in a fire. “The most effective yard tool you can have if you live in a wildfireprone area is not always a chainsaw — it’s a rake and a weed-whacker. potentially informing the design of programs aimed at reducing wildfire risk. 2013 2:41 am El fuego. “This competitive grant is welcome news for the millions of Coloradans who live in and around our fireprone areas. “Wildfires are an unfortunate part of life for many of us living in Colorado.” Incendios: ni tanto que queme al santo… Eugenio Fernández Abril 25.

Tal como en las iglesias. Tener incendios pequeños cada tanto. según arroja un comparativo entre la experiencia nacional y la de Estados Unidos. como ocurrió con el incendio que se registró en La Primavera. pero hay ciertos indicadores en ese sentido”. por ejemplo. en Guadalajara. Los fuegos “son aliados de los productores. favorece que los árboles crezcan hasta hacerse fuertes contra los vientos y las plagas. un patrón de incendios que se repetían cada siete o 10 años. ricos en pinos y otras coníferas. o hubo.“Ni todos los fuegos son malos. sostiene la doctora Citlali Cortés Montaño. el fuego es. los incendios ayudan al bosque a evitar plagas y a hacerse más resistentes. a pesar de lo escandaloso de las humaredas que salen de los bosques y cubren ciudades enteras. dándole más productividad y resistencia a esas tierras”. Jalisco. en los bosques y pastizales el fuego no ha de ser tanto que queme al santo. “El incendio favoreció la regeneración natural. ni tanto que no lo alumbre”. por lo menos desde hace tres siglos. A veces. También parecen ser aliados de los bomberos. y ahora no tenemos dónde plantar más pinos. Mientras arranca la temporada de incendios en México. la temporada pasada. la que se llama Sierra Madre al sur de Río Grande y se convierte en las Rocallosas y otras sierras cruzando la frontera. además. en la cordillera que comparten México y Estados Unidos. hay que encontrar el punto exacto de manejo. En bosques como ése. “Y no digo desde hace miles de años porque no hay estudios que lleguen hasta allá. ni apagarlos es siempre bueno”. hay. Según explica la doctora Cortés. . porque queman los árboles más pequeños y permiten que los árboles grandes usen sus energías para crecer. la especialista en ecología del fuego advierte: “En materia de incendios. afirmó en ese entonces que el compromiso de reforestar con miles de árboles puso a su institución en un aprieto. Un funcionario de la Comisión Nacional Forestal que participó en la evaluación del impacto de ese incendio jalisciense y que pidió que no se citara su nombre. porque hay brotes por todas partes”. no para competir. porque todavía no llegan las lluvias del verano y ya se fue la poca humedad que dejó el invierno. enlace para México y América Latina de la Asociación para la Ecología del Fuego e investigadora del Tecnológico de Monterrey. dice Cortés Montaño. añade. la única forma de que se elimine la hojarasca que impide a las semillas tocar el suelo.

Ante este panorama. Se siguen suprimiendo todos los incendios. además. Las consecuencias de apagar esos fuegos de cada década. sobre todo a la luz de los hallazgos más recientes sobre ecología del fuego y sobre el impacto de la supresión de los incendios”. Estados Unidos. entre otras cosas. y por cada incendio que hubo al sur de Nogales. en 2003. y mandar a las brigadas a frenar las llamas”. hubo seis al norte. ya no digamos de los regímenes de fuego: de los ecosistemas mismos. si se juntan en grandes cantidades. que implica no apagar todos los incendios. sino vigilarlos y controlarlos. entre octubre y noviembre. el fuego de 161 incendios arrasó más de 424 mil hectáreas de pastizales y bosques en Coahuila. que ha llevado a replantearse la política mexicana en el tema. que su programa de Protección contra incendios va dirigido. sin considerar el impacto que hacerlo puede tener sobre el ecosistema”. y los gobiernos estatales y federal muchas veces ceden ante eso. En cambio. . y los casi mil 300 bomberos y brigadistas que combatieron el fuego en el estado no tuvieron tregua por más de dos meses. añade la doctora Cortés. además. Comparar los datos de los gobiernos en ambos lados de la cordillera confirma las afirmaciones de la académica del Tecnológico de Monterrey. en esa ocasión sólo se vio afectado 5% del arbolado adulto. la más dura en siete décadas. en California. en apenas ocho días. hay incendios severísimos. la posición de México ante los incendios en sus bosques ha ido cambiando. Sin embargo. la institución encargada del cuidado y fomento productivo de los bosques del país anuncia. Fueron tan buenos apagando esos fuegos que tienen alteraciones fuertísimas. En 2011. por ejemplo. por ejemplo. un solo incendio consumió 115 mil hectáreas de bosques y pastizales. “El público presiona mucho cuando ve que sale humo de los bosques. según informó la Comisión Nacional Forestal. Hay bosques menos productivos. Narra Cortés Montaño: “Estados Unidos tiene 100 años suprimiendo incendios y ahora tienen un problemón de acumulación de combustible. por cada hectárea quemada en México ardieron casi cuatro hectáreas en Estados Unidos. arden en incendios que amenazan la integridad del bosque. por ejemplo. que amenazan a la población y la supervivencia misma del ecosistema”. “esto no se refleja en lo operativo. “La Comisión Nacional Forestal ha sido muy receptiva ante las críticas y propuestas que se le han hecho. a elaborar una “estrategia nacional de manejo del fuego”. Pero además. En 2011. Todo ello ocurrió.Quemar el suelo cada 10 años no sólo permite que las semillas germinen: también impide que se acumulen la yesca. hay menos fauna. se siguen apagando todos los fuegos. en cambio. y no se reportaron pérdidas humanas. pueden ser desastrosas. mató a 15 personas y destruyó dos mil 800 casas y edificios. como enseña la experiencia de Estados Unidos. Esa temporada fue especialmente dura. mucho más duros que los que se registran en México. dice Cortés Montaño. las ramas y los troncos que. Los incendios en Estados Unidos son. Así. Sin embargo. en los que pensamos que hay menos diversidad de especies.

Pero también. que apague sus fogatas.Por eso. es tan importante que la población aprenda sobre el fuego. ni apagarlos es siempre bueno”. . que si ve fuego entre los árboles. que no tire cigarros prendidos. dice. para que haga caso a las medidas precautorias. es que ni los incendios son siempre malos. Si algo sabemos del bosque. “Por un lado. deje a los expertos decidir sin presiones. Si se va de fin de semana al bosque.