You are on page 1of 10

Victima desde el enfoque gestáltico

Utilizamos el concepto de víctima para referirnos a la actitud psicológica por la cual una persona se percibe a sí
misma como sometida a otra, delegando en el entorno la responsabilidad de lo que siente y/o le acontece.
Es comprensible que las diferencias de autoridad, fuerza, poder coercitivo, etc., hagan que algunas personas se
sientan víctimas de otras. Sin embargo, no es justificable que se le otorgue el poder a otro sobre la propia
persona, dado que es posible discriminar que ese poder es en relación al rol desempeñado.
Imaginemos una situación de asalto: desde el punto de vista legal, soy víctima; desde el punto de vista
psicológico, puedo optar por rebelarme (con consecuencias imprevisibles) o acompañar la situación con una
actitud colaborativa y a la vez no sometida. Decimos no sometida ya que, si bien el ladrón no me da la opción
de elegir el rol de asaltada, conservo la libertad de elegir cómo actuar. (Al referirnos de este modo a la noción
de víctima, aludimos a un adulto. En el caso de un menor de edad será comparable a este segundo caso, siempre
y cuando el otro del vínculo sea coetáneo).

Habitualmente nos
resulta mucho más evidente la responsabilidad del
sometedor que la del sometido. En el mejor de los casos, decimos que el sometido “lo permitió” o “no supo
poner límites”.

D .Como terapeutas. etc. No es suficiente la existencia de una persona dominante. nos abocamos a la investigación de la temática. debe ser distinto). tan vulnerable al rechazo del otro. esto nos parecía contradictorio con el concepto de responsabilidad en gestalt. C. me someto al tipo de intercambio que el otro propone.. te pego un tiro). tomadas por el aspecto víctima. las actitudes de los otros que no encuadran con las propias expectativas tienden a ser vividas como agresivas. podemos aprender a crear un vínculo interno que logre contener ese aspecto. Si alguien tiene una actitud sometedora y yo no me ubico en la posición complementaria de sometida. lo que el otro dice o hace es inapelable. es posible reconocer la falta de libertad y potencia que implica dejarme llevar por la modalidad del otro. desde el autosostén actúo con la modalidad que para mí es correcta (si me escupís. según el cual no es posible acusar al estímulo de lo que nos produce. Para ello es necesario comenzar iluminando cuál es la responsabilidad de la víctima en el sometimiento: A. por ende. Si no la obtiene. Escasez de autosostén. cuando no pre-taliónicas (si me diste catorce trompadas y no “me dejaste” hacer lo que yo quería o dejaste de amarme.Nadie duda del padecimiento de la víctima. que lleva a suponer como dedicado a uno mismo lo que en realidad es el estilo o el humor del otro. A partir de estas reflexiones. no hay maltrato sino una situación frente a la cual tendré que hacer algo. justificamos llevar a cabo conductas que habitualmente no consideramos adecuadas. En cambio. sino de aprender a satisfacerlo por nosotros mismos. Alto nivel de soberbia que lleva a la víctima a “saber” cómo tiene que ser el otro y cómo tiene que comportarse. Curiosamente. Guiados por el aspecto víctima.Falta de autocontención: esta dramática es el producto de un aspecto aniñado que no logra hacer ajuste creativo con la realidad. Las características de la víctima que propician esta selección son:        Exceso de narcisismo. sino que es necesaria la condición de víctima de quien se vincula con ella. Lucha para cambiar al otro (si yo “sé” cómo tiene que ser y además es malo porque no me valora. Demanda de aprobación y valoración del otro. Desconocimiento de aspectos sádicos y agresivos proyectados en el victimario. es una conducta acerca de la cual podemos metacomunicar. la víctima. como para mí está mal. Nuestro interés se centra en las posibilidades con las que cuenta la víctima para trascender un vínculo de sometimiento o de maltrato. Desde la víctima reacciono. maltratadoras. no es conciente del nivel de rechazo que siente por el maltratador. No se trata de dejar de tener un aspecto infantil. Por eso preferimos llamar al sometido “sometible”. desde el autosostén. B.. apoyándonos en la noción de responsabilidad personal llevada a sus últimas implicancias. Postulamos que todo vínculo de maltrato o sometimiento es co-creado. autoritaria. nosotras suponemos complementariamente la existencia de un otro potente designado por la víctima. la contradicción es aún mayor. . es decir. Motivadas por esta inquietud. vive la situación como rechazo y maltrato. Al sumarle los conceptos de proyección y de polaridad. te puedo escupir).Reconocer cómo. Desde la víctima.Así como Lichtenberg habla de un otro vulnerable seleccionado por el victimario. las reacciones son en el mejor de los casos taliónicas (si me escupís. Se requerirá algún tipo de acción de mi parte y no una reacción. Tampoco es conciente del sadismo que representa culpar al otro de sus infortunios y limitaciones. pregunto qué pasó para que me escupieras).. dado que es imposible (por frustrante y por inadecuado) que el otro lo satisfaga. Es más difícil ver el beneficio: que otro sea culpable de lo que le pasa. descalificadora o agresiva.

• Creer que la solución del conflicto depende del cambio del otro. 3. conductas que constituyen desde nuestro punto de vista un pseudo autosostén. respetando los tiempos y las características de cada paciente. b) reconocer las expectativas puestas en el otro (que cambie. distinguimos entre: Víctima débil: considero que el otro atravesó la frontera de contacto y no puedo hacer nada al respecto. porque confirman la “mala intención” o “mala actitud” del otro. Detectar las distintas manifestaciones de la posición de víctima • Quejas. Son las recomendaciones orientadas a ponerle un límite al otro. Víctima fuerte: ya que el otro atravesó mi frontera. soportativo. miembros del Dpto. resolviendo su pasividad y dependencia. Desarrollar recursos del aspecto adulto para que aprenda a contener al aspecto infantil. • “Saber” cómo tiene que obrar el otro. acoso. sensaciones y sentimientos del aspecto infantil. Defenderse implica un ataque previo.) 1. comprensivo. desconfirmaciones. puedo atravesar la frontera del otro y decirle qué tiene que hacer.Nos parece relevante también poner luz sobre las conductas que fomentamos los terapeutas. Autopercepción: indignación (“no me grites”). no cronológica.) y logran: a) integrar los aspectos proyectados en el otro. Cuando las personas acceden a revisar las situaciones en las que se sintieron víctimas (grandes o pequeños ataques. la honestidad consiste primero en chequear si esto que me pasa es desde mi aspecto infantil y si es así veré qué es lo comunicable a partir de la traducción que haga mi aspecto maduro. etc. En este sentido. ven aumentada la capacidad de autosostén y dan respuestas más creativas. Autopercepción: indefensión (lloriqueo porque me gritó). y promueven en el paciente la aparición de una víctima fuerte. Afortunadamente quien ocupe el polo maltratable puede. • Intolerancia / rechazo a los rasgos del otro. Otro malentendido posible es suponer ser honesto con lo que me pasa y decírselo al otro. a saber defenderse. es indudable que a quien ocupe el polo maltratador le resultará más saludable resolver la necesidad de experimentar potencia y seguridad sometiendo a otro. (*) Adriana Grabowski y Lic. Facilitar el darse cuenta de que la víctima es un aspecto. 2. Esto les permite desarrollar vínculos maduros y satisfactorios. Recursos terapéuticos (Describimos una secuencia lógica. que me respete) y c) confiar en los propios recursos para manejarse en las interacciones. descalificaciones. 4. cambiar su cincuenta por ciento en el vínculo de maltrato. aún con las mismas personas que antes los “hacían padecer”. 5. que sea más bueno. ENFOQUE GESTÁLTICO Edición 34 Invierno 2007 . Para concluir. Para nosotros. Posibilitar la discriminación de las emociones. y que este aspecto es infantil. de Grupos de AGBA. Capacitar al paciente para que actúe desde su aspecto adulto. • Tomar lo que dice el otro como inapelable. Lidia González son Licenciadas en Psicología.

las señales que van apareciendo a lo largo del proceso. . procura no quedarte paralizado y continuar avanzando. es aquí donde resulta indispensable la confianza. Confianza Una vez que hemos cuestionado a nuestros miedos irracionales y hemos comprobado que no son tan graves como pensábamos. La única manera de superar el temor es enfrentándolo. Ahora vamos a hablar de otros elementos necesarios para enfrentarnos de manera inteligente a nuestros miedos. detente cuando en la vida aparezca una señal de alto y avanza cuando observes la señal de siga. A pesar de la incertidumbre de lo que puede pasar hacia adelante. enfrentar cada situación como nueva. cuestionar el miedo para reconocer si en realidad es tan grande como nuestra mente nos quiere hacer creer. Veamos cada uno de ellos. Igual que cuando transitas con tu auto por una avenida.Suelta la actitud de víctima y supera el temor 18 noviembre. una a una. Partamos de una realidad: es imposible tener todas las respuestas desde el principio y por lo tanto es necesario que vayamos viendo. nada hará que puedas seguir adelante. etc. debemos entregarnos con confianza a cada tramo del camino. 2013 by Luis Fernando Martínez Gómez En el artículo anterior: ¿Cómo podemos liberarnos del miedo irracional? hablábamos de algunas conductas que puedes llevar a cabo para enfrentar miedos como por ejemplo: Enfocarte en el presente. Si te quedas atrapado por el miedo y la desconfianza.

acéptalo sin juicio. piedras o cualquier otro tipo de material. Así como el río. es más inteligente pensar de antemano que si las estamos viviendo es por algo. te permitirá descubrir con qué posibilidades cuentas en tu interior o en el ambiente para enfrentar los desafíos. será más fácil que encuentres una salida. más tranquilos y capaces de salir adelante. Si no aprendemos a fluir ante las circunstancias adversas. En otras palabras. los seres humanos necesitamos encontrar las ALTERNATIVAS ante cada OBSTÁCULO que encontramos en nuestro camino. Abrir la visión y ser optimista No niegues el miedo sin o quieres que te termine dominando. por el contrario. nos quedaremos atrapados y y nos sentiremos fracasados e inseguros. ¿Cómo podemos encontrar un sentido a lo que estamos enfrentando? Algo que puede servir es preguntarse uno mismo: . lo que debes hacer es reconocerlo. sino que acumula el agua y busca la salida. tolerando la frustración si no logramos que las cosas salgan como deseamos. Si puedes reconocerlo sin negarlo. El río no se detiene. Reconocer que los obstáculos que nos pone la existencia pueden tener un sentido o una razón nos ayudará a sentirnos menos ansiosos. Confía en la vida Aunque muchas veces no podemos entender el por qué estamos teniendo que vivir ciertas situaciones.Imagina un río que se enfrenta a los obstáculos construidos de manera artificial o natural con troncos. en otras palabras. para superar los miedos es necesario fortalecer la confianza personal reconociéndonos capaces de enfrentar las dificultades que se presenten o bien. Sólo así evitarás paralizarte ante tu miedo. identificarlo en tu cuerpo y soltarlo.

todo lo contrario. además de que no nos ayuda en nada ni nos hace sentir mejor. ¿de qué depende? Es simple: de lo que tú decidas hacer con lo que estás viviendo. A las personas buenas también les pasan cosas malas. nos sentimos más motivados. La vida no elige a quién le envía experiencias positivas o negativas. enseñanzas de vida. simplemente son experiencias. se convierte en algo menos complicado y amargo. . nos resulta más doloroso. La única respuesta posible ante este cuestionamiento es ¿y por qué no? ¿por qué no te tendría que pasar a ti lo que puede pasar a cualquiera? ¿qué te hace tan especial que no tengas que enfrentar pérdidas. Técnica para enfrentar el miedo Algo que te servirá a enfrentar y trascender tus miedos es la siguiente técnica llamada “RAIN” (Lluvia en ingles).¿Esto que enfrento me puede ayudar a ser más fuerte? ¿Después de enfrentarlo me convertiré en mejor persona? ¿Podré ser alguien más empático y compasivo? ¿Lo que aprenda de esto me puede ayudar a apoyar a otros que enfrenten situaciones similares? Cuando no podemos encontrar un sentido al dolor. compasivo o amoroso. Ya no se trata tan sólo de que superes la prueba. Todos los seres humanos somos vulnerables y estamos predispuestos a tener que enfrentar situaciones adversas. al reconocerle una utilidad a los problemas. ésa es la ley de la vida. no lo reprimas. dolor?. responsable. No es una cuestión moral ni de premio o castigo. El dolor es tu escuela para ser una mejor persona o tu justificación para convertirte en una víctima de las circunstancias. que es real. sino de que hagas algo bueno para ti o para otros a los que podrás apoyar con tu aprendizaje adquirido a través de tu vivencia y eso te transforma en alguien más fuerte. Ser o no ser una víctima de las circunstancias El primer reto para poder superar las situaciones adversas es la aceptación. En primer lugar RECONOCE TU MIEDO. enfermedad. separaciones. Date cuenta que está ahí. ¿Por qué a mí? ¿Por qué me tenía que pasar esto? Cuando nos preguntamos esto. Reconócelo. nos estamos resistiendo al flujo de la vida. capaz. pero cuando logramos hallarlo (y siempre podemos hacerlo). No lo niegues. la vida no las juzga.

¿En qué parte de tu cuerpo estás sintiendo el miedo? ¿cabeza. IDENTIFICAR (La parte de tu cuerpo donde sientes la sensación) y NO IDENTIFICARTE (Darte cuenta de que tú eres más que esas sensaciones. En pocas palabras: . Reconocer que. Acepta que tienes miedo y no lo niegues ni lo juzgues. ¿Cuál es la raíz de tus miedos? Cuando seas capaz de reconocer lo que temes pregúntate ¿qué hay detrás de mi miedo? ¿qué está en la raíz? La mayoría de los miedos son a lo desconocido. pecho. Date permiso de sentir miedo sin castigarte por ello. pero tú estás POR ENCIMA DE ÉL. aunque lo aceptes. ¿miedo a no tener los recursos para enfrentar un reto? ¿o es algo distinto?. ACEPTAR (Sin juicio).El segundo paso es ACEPTARLO. Si aprendes a realizar este proceso de RECONOCER. INTÉGRALO. Date cuenta de dónde lo sientes. sentir mayor confianza y encontrar la paz que necesitas. Usa tu imaginación y tu reflexión y descubre qué se esconde: ¿es miedo a la crítica o al rechazo?. ¿Qué cosas puedes agradecer de esta situación que te genera miedo? Empieza por lo más sencillo y ve descubriendo todo lo que puedas encontrar de positivo en lo que estás viviendo. con la realidad. Es producto de tu mente. brazos. ¿al no reconocimiento o que te dejen de querer?. estarás más cerca de poder trascender tus miedos. DESAPÉGATE. que eres quien las observas). espalda. lo reconozcas y lo integres TÚ NO ERES ESE MIEDO. Una vez que reconozcas el miedo debes abrir un espacio. Aprende a agradecer cualquier cosa que enfrentes La gratitud nos conecta con el presente. Si puedes enfrentar el miedo real que está de fondo será más fácil que encuentres la manera de superarlo. a aquello que nos genera incertidumbre porque no podemos saber lo que vamos a enfrentar. Tú eres algo ALGO QUE QUE EL MIEDO. piernas? Observa tus sensaciones y descubre dónde se manifiesta el efecto de tu miedo para que puedas integrarlo de manera aceptante. simplemente acéptalo como algo natural.

tus amigos. tú puedes llegar a descubrir que tu luz es más grande que tu miedo y es tu mayor herramienta. tus compañeros. Lo que tú haces afecta. “Nuestro miedo más profundo no es el de ser inadecuados. la pregunta a formular es: ¿Quién eres tú para no serlo? Tu pequeñez no le sirve al mundo. Tienes el potencial de despertar y de enfrentar las experiencias con otra mirada. Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para brillar? Más bien. Tal vez te suene extraño pero no te cierres. Has nacido para manifestar la gloria divina que existe en nuestro interior.¡Cambia de sintonía! Pasa del miedo al agradecimiento. Toma consciencia de que tú eres parte de algo superior. subconscientemente le damos permiso a otra gente para hacer lo mismo. Y cuando permitimos que nuestra luz brille. Tal vez te sorprendas por lo que puedes descubrir con el simple hecho de dejar de lamentarte e intentar agradecer por tu experiencia. Nuestro miedo más profundo es el de ser poderosos más allá de toda medida. No hay nada valioso en disminuirse para que otra gente no se sienta insegura a tu alrededor. Esa gloria no está solamente en algunos de nosotros. Reconoce que eres energía y potencial puro. Siéntete conectado con tu familia. al resto de los seres humanos y. lo que nos asusta. Date la oportunidad de dejar de lamentarte por un momento por lo malo que estás teniendo que vivir e intenta decir: “GRACIAS por esto que estoy viviendo. En realidad. en mayor o menor media. Es nuestra luz. no nuestra oscuridad. no sé por qué ni para qué lo estoy viviendo pero confío en que es para mi bien”. Si intentas ser congruente te sentirás más conectado y más integrado con el resto de los seres humanos. los miembros de tu comunidad o de tu país. está en cada uno. lo que hacen los demás. . tu luz es mayor que tu sombra. Reconexión Date cuenta de que no estás sol@. por lo menos inténtalo. la confianza y la fe. Tú eres parte de la humanidad entera. también te afecta ti.

Esta persona también vive dentro de quienes somos perfeccionista (está en la sombra) . Imaginemos una persona típicamente perfeccionista. otro las recibe. quien tiene miedo a no ser aceptado.Al ser liberados de nuestro miedo. a quién le habla el perfeccionista?. Palabras de Marianne Williamson pronunciadas por Nelson Mandela SI ERES PERFECCIONISTA. quien nos marca los errores. quien nos dice que cuando algo sale bien. tienen una víctima también. Generalmente esta persona nos habla en forma dura.. quien reniega de no conseguir sus metas. Si alguien da órdenes. etc. Fisiología: Voz de llanto. aún no alcanza para lo que nosotros estamos necesitando. y es la parte nuestra que se queja de lo que le pasa. Tiene energía Esa persona vive dentro de quienes somos perfeccionistas (está a la luz) La gran pregunta es.. no fue lo suficiente. Y que aquello que conseguimos. etc. cuerpo cansado y a veces encorvado.. Fisiología: Voz de dar órdenes. cuerpo rígido. nuestra presencia automáticamente libera a otros. ERES VICTIMA Si tienes un perfeccionista dentro tuyo. con tono de voz grave. tensiones en el cuerpo. y volumen fuerte. Se llama víctima. que se siente mal porque las cosas no le salen como esperaba. Le falta energía.

en el marco de la terapia. en una lucha de poder. pero que habitan dentro nuestro. Una estadística señala que el 98% de las personas no reconocen al perro de abajo (la víctima). . donde el perfeccionista manipula a la víctima. No existiría víctima sin perfeccionista. y la víctima manipula al perfeccionista. Conocido con el nombre de PERRO DE ARRIBA Y PERRO DE ABAJO. y no existiría perfeccionista si no tuviera a su víctima. El primer paso es identificarlo y darse cuenta. tranquilidad.La luz no existe sin la sombra y la sombra no existe sin la luz. quien nos pide descanso. estas polaridades son nuestras propias partes internas. estar relajados. y permitirnos los errores. Como si fueran dos personas diferentes.