You are on page 1of 108

ODOOOl

CONGRESO DE LA REPUBLICA
GUATEMALA, C. A.

DIRECCIÓN LEGISLATIVA
-CONTROL DE INICIATIVAS-

NUMERO DE REGISTRO

4330
IIFECHA QUE CONOCIÓ EL PLENO:

os DE ABRIL DE 2011.

IIINICIATIVA DE LEY PRESENTADA POR EL ORGANISMO EJECUTIVO.

ASUNTO:
INICIATIVA QUE DISPONE APROBAR LEY DE TARJETA DE CRÉDITO.

TRAMITE:

PASE A LA COMISIÓN DE ECONOMÍA Y COMERCIO EXTERIOR PARA SU
ESTUDIO Y DICTAMEN CORRESPONDIENTE.

1
1

Oficio No.6

Guatemala, 12 de enero del año 2011

Señor Presidente:

Atentamente me dirijo a usted y por su digno medio al Honorable Congreso de la República,
para remitirle Iniciativa de Ley de Tarjeta de Crédito.

En razón de lo anterior y en ejercicio de la función que me confiere el artículo 183 literal g)
de la Constitución Política de la República, remito a usted la documentación relativa a la
referida Iniciativa de Ley, para consideración y aprobación del Honorable Congreso de la
República, a tenor del precepto constitucional citado.
Sin otro particular, aprovecho la oportunidad para reiterarle las muestras de mi
consideración y estima.

MINISTRO DE

ECOt~OMIA

Señor
José Roberto Alejos Cámbara
Presidente del Congreso de la República
Su Despacho.

Adjunto 97 folios y un CD.
1.

:!

' .

11.. ~o

.... f1 ~.

¿u \

' l

. t.'E'fün ,ca

MINISTERIO DE ECONOMIA

nf"\
1

:~

n,..., 3

.. J . f ·.: • .•

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
LEY DE TARJETA DE CRÉDITO

l.

ANTECEDENTES

Aproximadamente hace seis décadas, en países desarrollados surgió una novedosa forma de
financiamiento y pago denominado tarjeta de crédito. En Estados Unidos de América, el
uso de la misma surgió en el año de 1950 con la fundación de la empresa Diners Club como
primer emisor, quien para el año de 1952, ya contaba con una emisión aproximada de
20,000 tarjetas.

El éxito de Diners Club llamó la atención de otros empresarios e

inversionistas, de tal forma que en el año de 1958 se fundan 3 instituciones que más tarde
tomarían el liderazgo a nivel mundial en el mercado de tarjetas de crédito, siendo éstas: el
BankAmericard (que hoy conocemos como VISA), el Interbank Card Association
(conocido hoy en día como MasterCard) y American Express.

El sistema consistía en que la emisora cancelaba a los comercios las transacciones (compra
de bienes y pago de servicios) efectuadas con la tarjeta de crédito, y por su aceptación los
comercios recargaban al cliente un porcentaje para compensar el papel desempeñado en las
ventas (un recargo de 7%). Por su parte, el emisor solicitaba que el cliente, al suscribirse y
adquirir la tarjeta, pagara una cuota anual (membresía) equivalente a US$ 3.00, exigiendo,
además, que los clientes pagaran el monto total de la deuda al recibir su estado de cuenta.
En ese sentido, en la utilización de este producto aparecen los conceptos de pago por
servicios, recargos, mora y otros cargos. Para 1959, en el mercado estadounidense, ya
existían en circulación aproximadamente un millón de tarjetas. No obstante lo anterior, la
emisión de las tarjetas de crédito continuaban siendo de uso para un círculo cerrado
(closed-loop cards) en virtud del esquema implementado en sus inicios por Diners Club;
sin embargo, para el año 1966, Visa y Mastercard implementan el primer sistema de tarjetas
para uso y propósito general (open-loop cards), al considerar trasladar la función de emisor
a un tercero e incluir en el esquema a un nuevo actor: el operador. Esta innovación en el
esquema tradicional, permitió sentar las bases para la intemacionalización de las tarjetas de
crédito y expandir el servicio; aunado al hecho que se implementó la práctica de remitir
tarjetas a clientes sin necesidad que existiera previa solicitud.

En Guatemala,

influenciada por las tendencias internacionales, se introdujo la figura de

tarjeta de crédito en el Código de Comercio en el año 1970, utilizándose en el mercado
como un instrumento de pago y circunscrito únicamente a la población de la ciudad de

MINISTERIO DE ECONOMIA

Guatemala, no así al interior del país. Ello debido a la falta de una red eficiente de
telecomunicaciones, mecanismos poco desarrollados de compensación y pago,

y a la

preferencia de los habitantes a utilizar el efectivo en sus actividades comerciales.

Es conveniente mencionar que en nuestro país la evolución del mercado de la tarjeta de
crédito no ha ocurrido al mismo ritmo que en las naciones industrializadas. No obstante,
los guatemaltecos han creado un mercado financiero cada vez más exigente y competitivo,
en el cual la emisión de la tarjeta como instrumento de pago, está en constante expansión.
Sin embargo, es importante señalar que actualmente no existe un marco jurídico adecuado
que regule lo relacionado a su actividad, pues la regulación existente, como se mencionó,
data de 1970, la cual se quedo quedó rezagada ante el desarrollo de los mercados. Dicha
regulación no considera aspectos como las relaciones entre el emisor, operador, el
tarjetahabiente, y afiliados, así como las relaciones de equidad y transparencia entre tales
actores; consecuentemente se hace necesario emitir la legislación específica que cubra el
vacío legal comentado.

11.

ASPECTOS GENERALES

Funcionamiento de la Tarjeta de Crédito

La tarjeta de crédito cumple una función crediticia a través del otorgamiento de líneas de
crédito autorizadas al tarjetahabiente por el emisor y es utilizada como un instrumento de
pago en la compra de bienes y servicios en establecimientos dispuestos a aceptarla. El
emisor, por su parte, se compromete a pagar

los productos y servicios que el

tarjetahabiente paga con ella en los diferentes establecimientos, mientras que éste
compromete a reembolsar al emisor,

se

dentro de un periodo determinado, el monto

utilizado en la compra de los bienes y servicios.

Es conveniente señalar que los créditos otorgados por el emisor al tarjetahabiente tienen
características que los distinguen de otro tipo de préstamos, entre estas se puede mencionar
que son revolventes, es decir, la línea de crédito se renueva cada vez que el titular cubre
una parte o la totalidad de su adeudo; y además, son préstamos muy flexibles, tanto en
términos de uso como de pago, lo que significa que el crédito puede utilizarse para distintos
fines en cualquier momento. Finalmente, se trata de créditos sin garantía real, en los que el
emisor normalmente asume un riesgo mayor e.t;t comparación con otra clase de créditos.

MINISTERIO DE ECONOMIA

nnnons
En el negocio de tarjetas de crédito intervienen básicamente cinco elementos, los cuales
son:
l. Emisor: Es la entidad bancaria, financiera o comercial que autoriza y emite la
tarjeta de crédito. Tiene como principales funciones promover los servicios de
tarjetas de crédito, evaluar la capacidad de pago y el riesgo crediticio de los
potenciales clientes al momento de autorizar la línea de crédito, administrar la
cartera de tarjetahabientes, autorizar las transacciones, realizar los pagos a los
afiliados u operadores por las transacciones efectuadas, entre otras.

2.

Tarjetahabiente: Es la persona a quien se le ha autorizado una línea de
crédito por parte del emisor y que puede hacer uso de dicha línea por medio de
la tarjeta de crédito. El tarjetahabiente adquiere con la tarjeta beneficios tales
como: facilidad de compra y crédito inmediato. Además, adquiere el
compromiso de pagar por las compras que efectúe con ella, así como los
cargos y comisiones que pactan con el emisor.

3.

Red

de

comunicaciones:

Constituye

la

interconexión

nacional

e

internacional que existe entre los establecimientos afiliados y el emisor, para
que puedan llevarse a cabo las transacciones que el tarjetahabiente requiera.
Es por medio de esta red que cualquier establecimiento afiliado obtiene del
emisor, la autorización para aceptar la tarjeta de crédito como instrumento de
pago. Este verifica que exista saldo disponible en la línea de crédito autorizada
para que el tarjetahabiente pueda realizar el consumo. adquirir bienes o pagar
servicios.

4.

Operador:

Es el encargado de afiliar establecimientos al sistema, pagar a

los establecimientos afiliados por las ventas realizadas a los tarjetahabientes, y
además es el vínculo entre el establecimiento y el emisor. El operador le da
seguimiento a los parámetros de seguridad para evitar fraudes y consumos que
puedan realizarse después de haber sido reportada como robada o extraviada
una tarjeta de crédito.
5.

Comercio o afiliado:

Estos se adhieren a los distintos sistemas de tarjetas

de crédito con la finalidad de incrementar su volumen de ventas, reconociendo
en favor de los operadores y/o emisores una comisión sobre las ventas que
realizan a los poseedores de tarjetas. Esta comisión es interpretada como el

MINISTERIO DE ECONOMIA

oonons
pago por un servicio de administración de créditos y varía según el volumen
de ventas y la clase de comercio.

La siguiente gráfica ilustra la secuencia de una transacción pagada con tarjeta de crédito:
~

.!

Automa transatrlCl'

~+--------3
¡rfc1'Me::¡=-r :e :on-suftio
•,.ar-s 4 1~re

S

E'í!cr~;~

pa¡:cs

7 fr:via

esta~o

p:.r ~l ;:tt:::~to

:. Soiicita

obter>:;O

3t..10."'Í!!C:~t>

l.Efe:::uarcmpra

~

1+--------- ~
6

Er~!eia

tHeres . ,. se-Hcíta ftf!''!"'f!~

CCMp•cCane

Como se observa en la gráfica anterior, el tarjetahabiente paga con su tarjeta un producto o
servicio en un comercio que acepta la misma. Para realizar este pago, el tarjetahabiente
firma un comprobante que compromete al emisor de la tarjeta a cubrir el adeudo por dicho
consumo. El comercio transmite al operador la información de las transacciones para su
liquidación. En un periodo razonable, el emisor paga al operador los recursos dispuestos
por el tarjetahabiente para cubrir el costo del producto o servicio. El operador, a su vez,
envía al comercio dicho pago, el cual puede llevarse a cabo

emitiendo un cheque o

realizando un depósito en cuenta bancaria. Finalmente, el tarjetahabiente recibe el estado de
cuenta y liquida total o parcialmente su deuda al emisor.
III. NORMATIVA INTERNACIONAL

La legislación de tarjetas de crédito en otros países, regula principalmente lo siguiente:

Tema
Contenido del
contrato
de
tarjetas
de
crédito
Requisitos
y
características
los
de
contratos

El
Honduras Nicaragua Panamá Argentina Venezuela
Salvador

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

MINISTERIO DE ECONOMIA

fHlDOD/

Tema
Evaluación de
la capacidad de
pago
Aspectos
relacionados
con la tasa de
Interés
Cargos
por
..
serviCIOS
y
otros cobros
Estado
de
cuenta
Comprobante
de
transacciones
Objeción
al
estado
de
cuenta
Divulgación de
información
Régimen
de
supervisión
Régimen
sancionatorio
Relación
contractual
entre
el
operador y el
comercio
afiliado
Procedimientos
para denuncias
de robo, hurto
o extravío de la
tarjeta
de
crédito

El
Salvador

Honduras Nicaragua Panamá Argentina Venezuela

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X
X

X

X
X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

En la mayoría de regulaciones, los emisores de tarjetas de crédito están obligados a
divulgar la tasa de interés anualizada aplicada en estas operaciones, con el fin de que exista
una mayor transparencia para impulsar la libre competencia del mercado.

En cuanto a los cobros por servicios y otros cargos, estos deben quedar expresamente en el
contrato suscrito por las partes. Es importante mencionar también que la mayoría de la
legislación de los países indicados, promueve la transparencia de información como un
aspecto importante que permite que los distintos participantes del sistema de tarjetas de
crédito, estén conscientes de los derechos y obligaciones que implica el manejo de la

MINISTERIO DE ECONOMIA

oonona
tarjeta. Asimismo, las relaciones entre los distintos participantes deben quedar establecidas
en los contratos respectivos.

IV.

PRÁCTICA NACIONAL

Al amparo del artículo 757 del Decreto Número 2-70 del Congreso de la República de
Guatemala, Código de Comercio, en la década de los ochenta, en Guatemala fueron
introducidas las tarjetas de crédito, cuya emisión y operación estaba a cargo de empresas
mercantiles no bancarias.

Antes del año 2001 las empresas emisoras y administradoras de tarjeta de crédito no
bancarias, tenían uso exclusivo de la representación de marcas internacionales (VISA,
Mastercard, American Express, Diners Club, entre otros), lo cual originaba que las
entidades bancarias se vieran obligadas a suscribir contratos de coemisión 1 con dichas
empresas.

Derivado de lo anterior, llegaron a existir 11 entidades bancarias que habían suscrito
contratos de coemisión con montos de carteras aproximadas de US$7.0 millones; sin
embargo, cuando el uso de la representación de la marca se generalizó, algunas entidades
bancarias se volvieron emisoras o crearon su propia empresa emisora de tarjeta de crédito,
motivo por el cual las coemisiones han tenido una baja considerable

en el mercado

guatemalteco. Actualmente únicamente dos instituciones bancarias operan una parte de sus
operaciones de tarjeta de crédito como coemisores y reportan una cartera al mes de abril de
2010 de 160 tarjetahabientes, por un monto de US$160,000.00 (US$1,000.00 en promedio
por cada tarjetahabiente).

También es importante señalar que algunos

emisores de tarjeta de crédito,

realizan

alianzas con empresas comerciales, la que es conocida como marcas compartidas (Cobranding). Esta alianza tiene como objeto promover la marca de la empresa comercial a
través de las tarjetas de crédito.

1

En el contrato se establecen los derechos y obligaciones de las partes, en este caso el coemisor, es decir la entidad bancaria, estaba
obligada a captar clientes y asumir una parte de los riesgos; y el emisor a realizar la parte operativa (tener un sistema de autorización,
de operaciones, troquelamiento de tarjetas de créditos, labores de cobranza, etc.).

MINISTERIO DE ECONOMIA

. ou.n r, n'- 'n - .

.1

En el caso de las instituciones bancarias, la emisión y operación de tarjetas de crédito fue
permitida de

conformidad con la resolución de Junta Monetaria JM-752-93;

posteriormente, fue incluida en el artículo 41 del Decreto Número 19-2002, Ley de Bancos
y Grupos Financieros. De igual manera, con la promulgación de esta ley, fueron reguladas
las empresas especializadas en servicios financieros, entre las cuales están las emisoras y
administradoras de tarjetas de crédito, quienes al formar parte de un grupo financiero,
quedaron sujetas a la supervisión consolidada por parte de la Superintendencia de Bancos.

A junio de 2010, conforme al artículo citado anteriormente, 18 entidades bancarias pueden
realizar operaciones de tarjeta de crédito y además, existen 9 empresas emisoras y
administradoras de tarjeta de crédito y 4 operadores. De éstas entidades, únicamente dos
empresas emisoras y administradoras de tarjetas de crédito y dos operadores no están
sujetos a la supervisión de la Superintendencia de Bancos.

Durante el año 2009, los participantes en este sistema registraron ventas aproximadamente
por Q12, 292. O millones, correspondientes a 46.5 millones de transacciones, de las cuales
el 98% fueron operadas por Visanet y Credomatic; en referencia a los afiliados, existen
aproximadamente 32,900 comercios.

Los créditos concedidos por concepto de tarjeta de crédito por las entidades supervisadas
por la Superinte~dencia de Bancos, al 31 de diciembre de 2009 ascienden a Q5,641.0
millones, de los cuales, un 61% fue otorgado por entidades bancarias y el resto (39%) por
las empresas emisoras y administradoras de tarjeta de crédito. Dicho monto equivale al
22% de los créditos de consumo.

V.

CONTENIDO DE LA PROPUESTA

La propuesta de Ley de Tarjeta de Crédito busca establecer un marco jurídico para la
operación de la tarjeta de crédito, tanto la que es realizada por entidades que formen parte
de un grupo financiero y se encuentran bajo la vigilancia e inspección de la
Superintendencia de Bancos, como por entidades que no están sujetas a supervisión de
dicho órgano; su finalidad es definir un sistema equitativo que garantice la igualdad de
condiciones y la transparencia de las relaciones entre los emisores, los tarjetahabientes, los
operadores y los afiliados.

MINISTERIO DE ECONOMIA

. or:
... .
j
~~

CJ , ' -.._.

¡ ... 1

Los principales aspectos que incluye la propuesta de ley se desarrollan en ocho capítulos,
de la manera siguiente:

l.

l.

Disposiciones generales.

2.

Aspectos contractuales y financiamiento.

3.

Intereses y otros cargos por servicios.

4.

Derechos y obligaciones del emisor y del tarjetahabiente.

5.

Derechos y obligaciones de los afiliados.

6.

Supervisión.

7.

Delitos.

8.

Disposiciones finales.

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo l. Objeto.

En este artículo se delimita el alcance del proyecto de Ley de Tarjeta de Crédito,
consistente en regular la operación de la tarjeta de crédito así como las relaciones
entre el emisor, el operador, el tarjetahabiente y los afiliados;

Artículo 2. Definiciones.

Se incluyen las definiciones básicas que permiten una mejor interpretación del
contenido de la propuesta de ley de mérito.

2.

ASPECTOS CONTRACTUALES Y FINANCIAMIENTO

Este capítulo incorpora aspectos mínimos que deben contener los contratos que se
celebren entre el emisor y el tarjetahabiente con el fin de que ambos tengan
conocimiento suficiente de las normas que regirán su relación y de esta forma, crear
las bases para una adecuada divulgación y transparencia de la información.
Adicionalmente, se determina la información mínima que debe contener la tarjeta de
crédito para su uso, ya que el artículo 757 del Código de Comercio establece algunos
requisitos que debe contener la misma; sin embargo, es conveniente regular dicha
situación de una forma más completa, definiendo entre las medidas de seguridad,
que debe contener la identificación del tarjetahabiente y de la entidad emisora, entre
otros, para establecer con carácter obligatorio las características que provean de

MINISTERIO DE ECONOMIA

oonotl
autenticidad al instrumento, adoptando de esta manera las mejores prácticas a nivel
internacional.

También se estimo prudente establecer que para gestionar de una mejor manera el
riesgo de crédito en las operaciones de las tarjetas de crédito, los emisores, previo a
otorgar financiamiento, deben realizar una evaluación de la capacidad de pago del
solicitante, evitando con ello la adopción de políticas de mercadeo que, por un lado
ponen en riesgo a las entidades emisoras al asumir riesgos que no son adecuadamente
medidos y que no contribuyen a su adecuada gestión y mitigación; y por otro, afecten
la economía familiar al poner a disposición de personas con limitaciones financieras o
escasa cultura financiera, líneas de crédito que no está a su alcance administrar.

En atención a lo anterior, este capítulo desarrolla los artículos siguientes:

Artículo 3. Contrato entre el emisor y el tarjetahabiente.

Este artículo establece el contenido mínimo del contrato entre el emisor y el
tarjetahabiente con el propósito de fomentar una mayor transparencia entre los
emisores de tarjeta de crédito y los usuarios al momento de suscribir un contrato, de
forma tal que ambos tengan el conocimiento suficiente sobre los derechos y
obligaciones que se derivan al suscribir este tipo de contratos.

Establecer reglas claras coadyuvará a que el costo del crédito sea más transparente y
que el consumidor tenga conocimiento de lo que pagará por los recursos que utilice;
en ese sentido, se propone que el contrato incluya aspectos como: límite de crédito,
ámbito geográfico de uso de la tarjeta, plazo del contrato, tipo de moneda de la línea
de crédito, tasa de interés del financiamiento, modalidad y forma de cálculo, cargos
por mora, tarifas de comisiones y otros cargos, información relativa a los estados de
cuenta, incluyendo las disposiciones sobre la fecha de corte y la fecha límite de pago
mensual, derechos y obligaciones del emisor y del tarjetahabiente, forma de proceder
en caso de robo, fraude o extravío de la tarjeta y causales de terminación del contrato.
Así también se propone que los contratos sean de fácil lectura y comprensión, que
sean fim1ados por las partes interesadas y que el emisor proporcione una copia
firmada de dicho contrato al momento de entregar la tarjeta de crédito.

Artículo 4. Evaluación de la capacidad de pago.

MINISTERIO DE ECONOMIA

Este artículo busca que los emisores, previo a otorgar una línea de crédito por medio
de tarjeta de crédito, realicen un análisis económico-financiero de la capacidad de
pago del futuro tarjetahabiente para determinar si el mismo puede generar flujos de
fondos suficientes que provengan de sus actividades y que sean suficientes para
atender oportunamente el pago de sus obligaciones. Asimismo, se consideró
importante que el emisor dé seguimiento de la evolución de la capacidad de pago del
tarjetahabiente mientras se mantenga el financiamiento.

Artículo 5. Sistema de información de riesgos.

Se otorga el acceso y se establece la obligación de proporcionar información de los
clientes de emisores de tarjetas de crédito al sistema de información de riesgos que
administra la Superintendencia de Bancos. Este artículo permitirá un mejor análisis y
seguimiento de la capacidad de pago y situación del tarjetahabiente con relación a su
endeudamiento en el sistema financiero supervisado.

Artículo 6. Vigencia y terminación del contrato.

Se estima conveniente que en los contratos quede establecido el periodo de vigencia
de la relación contractual y del cumplimiento de las obligaciones adquiridas, de tal
forma que vencido el plazo, pueda ser prorrogado conforme lo establezcan las partes.

También en este artículo se consideró necesario instituir un mecanismo por medio del
cual el tarjetahabiente pueda solicitar la terminación de la relación contractual con el
emisor, debiendo establecer la forma para que el tarjetahabiente cumpla con las
obligaciones contraídas por el uso de la tarjeta de crédito.

Artículo 7. Contenido de la tarjeta de crédito.

El artículo 757 del Código de Comercio, norma de manera general algunos aspectos
que debe contener la tarjeta de crédito; sin embargo, con este proyecto se regulan los
requisitos mínimos que debe contener la tarjeta de crédito; adicionalmente, se
preceptúa que la misma deberá ser de carácter personal e intransferible.

Artículo 8. Extrafinanciamiento.

En Guatemala el extrafinanciamiento es una práctica normal del negocio de la tarjeta
de crédito, donde el emisor concede al tarjetahabiente un financiamiento adicional al
límite de crédito otorgado. Dicho extrafinanciamiento, en algunos casos, es concedido
sin realizar un análisis de la capacidad de pago del tarjetahabiente, lo que ha influido

00f!Ol3
MINISTERIO DE ECONOMIA

en un sobreendeudamiento de algunos usuarios, puesto que sobrepasa la capacidad
de pago de los mismos.

Derivado de lo antes comentado, se estima necesario regular el otorgamiento del
extrafinanciamiento, condicionando al emisor a que previo a su autorización, realice
un análisis de la capacidad de pago del tarjetahabiente tomando en cuenta que es una
línea de crédito adicional a la que ya cuenta el tarjetahabiente, así también es
importante que dicho financiamiento quede debidamente formalizado.

Artículo 9. Reestructuración de la deuda.
La propuesta de ley incluye un artículo relacionado con la reestructuración de deuda,
con el fin de facultar, a través de este proyecto, al tarjetahabiente para que pueda
solicitar la reestructuración de la deuda cuando incurra en mora o no pueda atender
oportunamente sus obligaciones, estableciendo la obligación del emisor de resolver
tal petición en un plazo de treinta días. Con ello se instituye un mecanismo que
permite ajustar la atención de la deuda a las condiciones actuales del tarjetahabiente.

3.

INTERESES Y OTROS CARGOS POR SERVICIOS

Este capítulo incluye artículos que promueven la transparencia en la información
derivada de la relación contractual entre el tarjetahabiente y el emisor, permitiendo al
primero conocer de las obligaciones que adquiere al constituirse como tal.

De esa cuenta, se considera importante que el tarjetahabiente conozca

las

condiciones y forma de determinar los intereses por financiamiento, cargos por
mora, así como las comisiones y otros cargos por servicios que el emisor le carga
por el uso de la tarjeta de crédito. Además, se establece la obligación para que los
emisores informen al público en general sobre la tasa efectiva anual equivalente, con
el objeto de que se conozca el costo real del financiamiento.

En atención a lo anterior se proponen los artículos siguientes:

Artículo 10. Intereses por financiamiento.
Los intereses por financiamiento representan uno de los temas más relevantes que
incluye la propuesta de ley, ya que actualmente la poca información que se
proporciona para la determinación y forma de cálculo de los mismos, así como la

MINISTERIO DE ECONOMIA

capitalización de estos, representa uno de los aspectos que limitan la transparencia
para el tarjetahabiente.

En sanas prácticas a nivel internacional,

los intereses por financiamiento son

calculados sobre el saldo financiado y por los días en que éste haya sido utilizado y
no son objeto de capitalización.

En países como El Salvador, Nicaragua, Honduras, Bolivia, Brasil, Costa Rica,
Colombia, México, Paraguay y Perú, la tasa de interés se pacta libremente y se
definen ciertos criterios para calcularla. Por ejemplo, en el caso de México, la tasa de
interés deberá expresarse conforme a uno de los tres criterios siguientes:

>-- Determinar un número de puntos porcentuales fijos;
>-- Establecer puntos porcentuales fijos que se adicionen a una tasa de
referencia (Tasa de interés Interbancaria de Equilibrio - TIIE-;
Certificados de la Tesorería -CETES-;

Costo Porcentual Promedio -

CPP-);

>-- Establecer un factor fijo que se multiplique por alguna de las tasas de
referencia. La tasa resultante debe ubicarse dentro de un rango, cuyos
límites mínimos y máximo estén dados por la suma de puntos
porcentuales establecidos en el contrato sobre las tasas de referencia
mencionadas.

Con respecto a Guatemala, actualmente la tasa de interés se pacta libremente, puede
ser modificada por la entidad emisora en el transcurso del plazo pactado, se expresa
como una tasa de interés mensual y los intereses no pagados se capitalizan. Estas
características originan que la tasa pactada resulte en la realidad, inferior a la tasa
real que se cobra por el financiamiento, lo cual va en detrimento de la transparencia
de la información hacia el tarjetahabiente y adicionalmente provoca un incremento en
la deuda contraída.

Por otra parte, se considera importante comentar que en la mayoría de los países, la
legislación relacionada con las tarjetas de crédito no se fijan límites a las tasas de
interés, pues ello desincentiva el desarrollo del mercado. En el caso de Guatemala, el
artículo 757 bis del Código de Comercio, en su oportunidad estableció lo siguiente:

i!•

oo,, ()

MINISTERIO DE ECONOMIA

"Tasa de interés por el uso y manejo de las tarjetas en general. Las
entidades emisoras de las tarjetas de crédito cobrarán al tarjetahabiente
cuando haga uso del financiamiento tanto en moneda nacional como
extranjera o su equivalente, la tasa de interés anual promedio ponderada de
las operaciones activas que cobra el Sistema Bancario Nacional y que
publica periódicamente la Superintendencia de Bancos, la cual podrá
incrementarse hasta un máximo de cinco puntos porcentuales... ".

Al respecto, la Corte de Constitucionalidad consideró en los expedientes acumulados
994-2003, 995-2003 y 1009-2003, lo siguiente:

"Como puede apreciarse, ese artículo establece una desigualdad entre los
comerciantes que se dedican a operaciones de tarjeta de crédito y todos los
demás comerciantes que pueden fijar libremente los tipos de interés.
Asimismo, establece una discriminación entre los comerciantes que se
dedican a operaciones de tarjeta de crédito y las entidades bancarias en sus
operaciones normales de crédito, dado que éstas fijan libremente el tipo de
interés con sus clientes conforme el artículo 42 de la Ley de Bancos.
Inclusive discrimina a los comerciantes dedicados a operaciones de tarjetas
de crédito con los particulares que realicen operaciones civiles de crédito,
dado que estos últimos pueden fijar libremente el tipo de interés de sus
operaciones, conforme lo establecido en el artículo 1946 del Código Civil.
Esta Corte ha considerado en reiteradas oportunidades que es lícito al
legislador establecer clasificaciones determinando que "en anteriores casos
que este principio de igualdad hace una referencia a la universalidad de la
ley, pero no prohíbe, ni se opone a dicho principio, el hecho que el legislador
contemple la necesidad o conveniencia de clasificar y diferenciar situaciones
distintas y darles un tratamiento diverso, siempre que tal diferencia tenga
una justificación razonable de acuerdo al sistema de valores que la
Constitución acoge" sentencia dictada el dieciséis de junio de mil
novecientos noventa y dos en el expediente ciento cuarenta y uno - noventa y
dos. Como puede apreciarse, esta Institución ha interpretado que es factible
realizar determinadas clasificaciones y diferencias; sin embargo, éstas deben
tener una "justificación razonable de acuerdo al sistema de valores que la
Constitución acoge". En el caso bajo análisis por una parte no existe
ninguna base para diferenciar las operaciones puramente comerciales entre

._,

1 ·)-

l. ..

-~~----~------------------------------------------

MINISTERIO DE ECONOMIA

un emisor de tarjeta de crédito y el tarjetahabiente; y por otra, tampoco
existe base alguna para diferenciar las operaciones bancarias y comerciales
descritas, por lo que resulta evidente que el artículo 757 bis del Decreto 2-70
adicionado por el artículo 2 del Decreto 33-2003, ambos del Congreso de la
República, es violatorio al principio de igualdad ante la ley establecido en el
artículo 4 ibid, además de ser violatorio al artículo 43 de la Constitución que
establece la libertad de comercio, dado que interfiere en la autonomía de la
voluntad de una operación puramente comercial, por lo que debe resolverse
lo que en derecho corresponde ... "

Tomando en cuenta dicha experiencia, la propuesta no incluye limite a la tasa de
interés y se propone que los intereses por financiamiento se cobren conforme a lo
pactado en el contrato y además, se estipula que deben ser calculados sobre el saldo
de capital financiado y por los días en que hubiere sido utilizado tomando como
referencia la fecha de corte. Para el establecimiento de la tasa de interés se proponen
dos alternativas: los emisores de tarjeta de crédito podrán proponerle al
tarjetahabiente el cobro de una tasa de interés fija pactada libremente o bien, una tasa
de interés variable integrada por un componente variable constituido por la "tasa de
interés anual promedio ponderada de los créditos al consumo, excluyendo la tasa de
las operaciones de tarjeta de crédito", en moneda nacional o en moneda extranjera
según corresponda,

publicada por la Superintendencia de Bancos, más un

componente fijo en puntos porcentuales, que será pactado libremente con el
tarjetahabiente el cual no podrá modificarse durante la vigencia del contrato, salvo
que sea en beneficio del tarjetahabiente. La tasa de interés variable deberá revisarse,
al menos, trimestralmente, para ajustar el componente variable y se le comunicará al
tarjetahabiente en el estado de cuenta respectivo.
Cuando se haya disminuido la tasa de interés fija o el componente fijo de la tasa de
interés variable, el emisor podrá en el futuro aumentar la tasa o el componente
indicados, únicamente hasta por los porcentajes inicialmente pactados y aplicados a
la línea de crédito.

En concordancia con lo anterior, el componente variable servirá para que el
tarjetahabiente pueda monitorear los movimientos que tiene la tasa de interés en el
sistema financiero y, para ese propósito, tal como se mencionó, se consideró en el
proyecto que dicho componente sea la tasa de interés anual promedio ponderada de

,. l) n
\J r'
, 1 r;.,l
L
.

7

MINISTERIO DE ECONOMIA

los créditos al consumo, excluyendo las operaciones de tarjeta de crédito, en moneda
nacional o extranjera según corresponda, ya que dicha tasa es publicada por la
Superintendencia de Bancos. El componente fijo, quedará plasmado en el contrato y
no podrá modificarse durante la vigencia del mismo, a menos que dicha modificación
sea en beneficio del tarjetahabiente. La suma de estos componentes será la tasa de
interés por financiamiento que el tarjetahabiente deberá pagar por el uso del mismo.
La tasa deberá ser comunicada al tarjetahabiente en el estado de cuenta respectivo;
asimismo, los intereses por financiamiento no podrán ser capitalizados ni podrán
calcularse sobre comisiones u otros cargos.

Artículo 11. Interés por mora.

Con el objeto de promover sanas prácticas y dar certeza en el cálculo de los intereses
por mora, este artículo establece que dichos intereses se calcularán sobre el monto de
capital de la o las cuotas en mora, de acuerdo a los días en mora, y se aplicará como
máximo la tasa de interés por financiamiento pactada; así mismo, establece que
dichos intereses no podrán ser capitalizados.

Artículo 12. Comisiones y otros cargos.

Actualmente, algunos emisores no divulgan dentro de los contratos las comisiones y
otros cargos que cobran al tarjetahabiente por el uso de la tarjeta de crédito, esta
situación provoca que el tarjetahabiente no esté informado del origen de todos los
cobros por el uso de la tarjeta. En ese sentido, el proyecto de ley, en concordancia
con lo establecido en la Ley de Bancos y Grupos Financieros aplicable a entidades
que emiten y administran tarjetas de crédito supervisadas por la Superintendencia de
Bancos, establece que únicamente se podrá cobrar comisiones y otros cargos por
servicios efectivamente prestados, mismos que deberán haberse especificado en el
contrato.

Artículo 13. Tasa efectiva anual equivalente.

La tasa efectiva anual equivalente es un indicador que, expresado en forma de
porcentaje anual, revela el costo efectivo o real de un producto financiero que incluye
generalmente, el tipo de interés nominal, las comisiones, otros cargos y el plazo de la
operación. En ese sentido, con el propósito que el tarjetahabiente esté informado del
costo real del financiamiento por el uso de la tarjeta de crédito, este artículo prescribe
que los emisores deben calcular para las operaciones de tarjeta de crédito, una tasa
efectiva anual equivalente para fines informativos, facultando a la Superintendencia

MINISTERIO DE ECONOMIA

de Bancos para determinar la metodología y parámetros de su cálculo, así como la
forma y periodicidad en que deberá comunicarse.

4.

DERECHOS

y

OBLIGACIONES

DEL

EMISOR

y

DEL

TARJETAHABIENTE

En complemento a lo ya mencionado, en este capítulo también se incluyen otros
derechos y obligaciones relevantes del emisor y del tarjetahabiente.

Al respecto se proponen los artículos siguientes:

Artículo 14. Comprobante de transacciones.

Es importante que el emisor a través del operador y de los establecimientos afiliados
proporcione al tarjetahabiente un comprobante de las transacciones que realice con la
tarjeta de crédito. Dicho comprobante servirá, además de documentar la operación,
para que al momento en que haya alguna inconsistencia en las operaciones reportadas
en el estado de cuenta, el emisor o el tarjetahabiente cuenten con el respaldo que
dicha operación fue efectivamente realizada y las condiciones de la misma, por
ejemplo: el monto, fecha, hora de la transacción, nombre del comercio, número de
autorización, nombre del operador, entre otros.

Artículo 15. Estado de cuenta.

Con el fin de dar transparencia a las operaciones por el uso de la tarjeta de crédito, es
necesario que el tarjetahabiente cuente oportunamente con la información que le
permita corroborar las transacciones que ha realizado en un determinado periodo con
el objeto de conocer los pagos que debe efectuar. En ese sentido, el citado artículo
impone la obligación a cargo del emisor de enviar o poner a disposición del
tarjetahabiente, por cualquier medio, un estado de cuenta que contenga el detalle de
las operaciones derivadas del uso de la tarjeta de crédito en un periodo específico; así
mismo, establece que, como mínimo, dicho estado de cuenta debe enviarse o estar a
disposición del tarjetahabiente diez días antes del vencimiento de la obligación de
pago.

OO

(1

~~

MINISTERIO

DE

ECONOMIA

Artículo 16. Objeciones al estado de cuenta.

Con el objeto de desarrollar un procedimiento para que el tarjetahabiente pueda
manifestar su inconformidad con relación a las operaciones contenidas en el estado de
cuenta, este artículo preceptúa que el tarjetahabiente deberá comunicarlo a la entidad
detallando los motivos de su inconformidad y aportando los documentos de que
disponga, debiendo el emisor entregarle una constancia de recepción del reclamo. Por
su parte, el emisor deberá realizar la investigación correspondiente, y si fuera el caso,
corregir el error, la inconsistencia o las operaciones objetadas, o comunicar por
escrito al tarjetahabiente la improcedencia de su inconformidad dentro de los plazos
que determinará la Junta Monetaria en el reglamento que emita para el efecto.

Artículo 17. Robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito.

Derivado que el robo, hurto o extravío de las tarjetas de crédito es muy común, se
consideró importante establecer los mecanismos a seguir cuando se dé una situación
de esa naturaleza. En ese sentido el proyecto de ley establece que los emisores deben
contar con infraestructura y sistemas de atención permanente que le permitan al
tarjetahabiente comunicar el robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito con la
finalidad de que el emisor desactive la misma para que ya no puedan realizar más
transacciones. También se consideró importante establecer que es responsabilidad del
tarjetahabiente presentar la denuncia correspondiente.

Asimismo, con el propósito de darle certeza al mecanismo, el artículo establece que el
emisor debe proporcionar al tarjetahabiente el número bajo el cual quedó registrado el
aviso y éste último no asumirá el pago de las transacciones que se hayan efectuado
con posterioridad a su aviso, con excepción de las que estuvieren vinculadas a
autorizaciones previas al mismo.

Artículo 18. Obligaciones del tarjetahabiente.

La obtención de un financiamiento que será utilizado a través de una tarjeta de crédito
conlleva para el tarjetahabiente la adquisición de obligaciones, las cuales deben ser
honradas conforme a las condiciones contractuales; en ese sentido, el proyecto de ley
enumera una serie de obligaciones que el tarjetahabiente debe observar desde el
momento en que se le concede una línea de crédito; por lo que, esta disposición
coadyuvará al adecuado uso de la tarjeta de crédito.

.-1 1 -

L· 1

~J

------------------------------------------MINISTERIO

5.

DE ECONOMIA

DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS AFILIADOS

El capitulo V del proyecto de ley establece derechos y obligaciones de los afiliados,
mismos que deberán incluirse en los contratos entre el emisor u operador y afiliado.

En atención a lo anterior se proponen los artículos siguientes:

Artículo 19. Contrato entre el emisor u operador y el afiliado.

Toda relación mercantil se formaliza a través de contratos, por lo que, es importante
promover que la relación de prestación de servicios entre el operador y los afiliados
quede establecida en un contrato, lo que va en concordancia con las prácticas
internacionales y las políticas de los operadores que prestan servicios de
administración de tarjeta de crédito en Guatemala; en consecuencia, el proyecto de
ley instituye cláusulas mínimas que debe contener el contrato para establecer en
forma transparente aspectos a que se obligan ambas partes en el desarrollo de sus
operaciOnes.

Artículos 20 obligaciones de los afiliados y 21 derechos del afiliado.

Como anteriormente se ha mencionado, la legislación guatemalteca no ha regulado lo
relativo a los sujetos y las relaciones entre estos como consecuencia de la operación
de la tarjeta de crédito, por consiguiente y tomando en consideración las prácticas
internacionales, es necesario regular los derechos y obligaciones de los afiliados con
el fin de que haya transparencia en el actuar de las partes; en tal sentido, el proyecto
de ley enumera una serie de derechos y obligaciones que los afiliados deben observar
como consecuencia de aceptar, en sus comercios, las tarjetas de crédito como un
instrumento de pago por las operaciones que realiza con los tarjetahabientes. Tales
derechos y obligaciones deben quedar incluidos en los contratos suscritos entre el
emisor u operador y los afiliados.

6.

SUPERVISIÓN

Como se comentó, las entidades bancarias que realizan operaciones de emisión y
administración de tarjeta de crédito y las empresas emisoras y administradoras de
tarjeta de crédito que forman parte de grupos financieros, se encuentran sujetas a la
supervisión de la Superintendencia de Bancos, con excepción de dos empresas
emisoras que no pertenecen a un grupo financiero.

O-0 {' ') ')

1

'-' L '-' l.

MINISTERIO DE ECONOMIA

Este capítulo persigue crear uniformidad en la supervisión para dar un trato de
igualdad a entidades que están facultadas para la emisión y administración de tarjeta
de crédito; asimismo, se instituye el mecanismo legal que permita al ente supervisor
acceder a información de las operaciones realizadas por los operadores de tarjeta de
crédito.

Artículo 22. Supervisión.

De conformidad con la Ley de Bancos y Grupos Financieros, la Superintendencia de
Bancos ejerce la vigilancia e inspección de los bancos y de las empresas que
conforman grupos financieros, entre estas últimas, las empresas especializadas que
emiten y administran tarjetas de crédito; sin embargo, en el mercado guatemalteco
existen emisores que no pertenecen a grupos financieros, y consecuentemente no
están sujetas a supervisión por parte de dicho órgano; en ese sentido, el proyecto de
ley persigue que todos los emisores de tarjeta de crédito que operan en Guatemala
sean supervisados por un mismo ente especializado con la finalidad de dar un trato
igualitario a las entidades que realizan esta operación y que vele por el cumplimiento
de la ley.

Artículo 23. Información que deben proporcionar los operadores.

La inclusión de este artículo permitirá que la Superintendencia de Bancos pueda
requerir y tener acceso a las fuentes de información u operaciones que realicen los
operadores de tarjeta de crédito por el servicio que presten a los emisores, con el
objeto de efectuar una adecuada supervisión a estos últimos.

7.

DELITOS

El presente capítulo tiene por objeto tipificar como delitos determinadas conductas
derivadas del uso indebido y/o manipulación de tarjetas de crédito, así como de la
información de los tarjetahabientes, ya que dichas conductas atentan contra la
economía nacional y los intereses de los particulares. Lo anterior constituirá un
mecanismo de política criminal para persuadir que las operaciones de tarjetas de
crédito, así como los sistemas informáticos de los emisores, operadores o afiliados,
sean utilizados por agrupaciones delictivas para la obtención de beneficios
económicos, en detrimento de la seguridad y confiabilidad que el sistema financiero
debe otorgarle a sus usuarios.

:•oo:,f"'"1
~

)

J

1_

MINISTERIO DE ECONOMIA

Debe tenerse en cuenta que por constituir la tarjeta de crédito un instrumento de pago
frecuentemente utilizado en los establecimientos comerciales, resulta que las
conductas delictivas cuya tipificación se pretende, han alcanzado proporciones
enormes en cuanto al perjuicio económico, en razón del alto volumen de compras que
con las mismas se realiza, lo que indudablemente desincentiva la utilización de un
producto que ha venido a agilizar el comercio y a ser una importante fuente de crédito
de consumo.

Adicionalmente, el ingreso ilegítimo a bases de datos o sistemas de información de
emisores, operadores o afiliados, conlleva la utilización de datos de tarjetahabientes
no sólo para la clonación de tarjetas de crédito, sino que es comercializada con otras
redes delincuenciales a nivel nacional e internacional, exponiendo a los titulares de
dicha información a otros riesgos, tal como la suplantación de identidad.

La delincuencia que se dedica a este tipo de actividades, no sólo cuenta con amplias
estructuras organizadas y el poderío económico suficiente para adquirir herramientas
de alto nivel tecnológico e informático para la consumación de sus actos, sino que
también está vinculada con organizaciones dedicadas al secuestro, narcotráfico y al
lavado de dinero u otros activos, tanto a nivel nacional como internacional.

Es importante mencionar que en nuestro ordenamiento jurídico penal existen varias
figuras delictivas en las que se ha intentado encuadrar las conductas de mérito (estafa,
caso especial de estafa, falsificación de documentos privados, entre otras); sin
embargo, las especiales circunstancias en que dichas conductas ocurren y el alto nivel
tecnológico o informático que su comisión implica, se han convertido en elementos
aprovechados por los delincuentes para evadir la justicia guatemalteca.

Artículo 24. Clonación de tarjetas de crédito.

Con la tipificación de este delito se pretende sancionar penalmente a la persona que
sustraiga, copie, reproduzca, grabe o altere la información contenida en la banda
magnética o en el medio de identificación electrónica, óptica o de cualquier otra
tecnología que posea una tarjeta de crédito. También se busca sancionar a quien, sin
causa legítima o sin consentimiento de quien esté facultado para ello, imprima o
troquele mediante cualquier tecnología, un instrumento de características similares a
una tarjeta de crédito.

'-..:

......

00U02J
MINISTERIO DE ECONOMIA

Como se observa, este delito comprende tanto los mecanismos de índole informática,
como los meramente manuales o físicos, buscando con ello englobar las actividades
en las que los miembros de bandas delincuenciales de donadores participan.

Artículo 25. Aprovechamiento de tarjeta de crédito clonada.
Mediante esta figura delictiva, se busca sancionar a quien realice actos que impliquen
un aprovechamiento propio o en favor de terceros, a partir de una tarjeta de crédito
clonada,

independientemente

que

quien la utilice o se beneficie, haya o no

participado en la elaboración de dicha tarjeta. La sanción que se establece pretende
disuadir el aprovechamiento de una tarjeta de crédito clonada.

Artículo 26. Manipulación de datos de tarjeta de crédito.
La finalidad de esta norma consiste básicamente en persuadir a qmenes, sm
autorización expresa del titular o del responsable de datos de tarjetahabientes
capture, sustraiga, intercepte, copie, altere, elimine o agregue datos o información
sobre dichos tarjetahabientes, en los respectivos sistemas de información del emisor,
operador o afiliado.

También se busca sancionar la comercialización indebida de datos de tarjetahabientes
que, como se indicó, constituye un trasiego de información por los más variados
niveles delincuenciales, lo cual puede implicar consecuencias nefastas para los
titulares de la misma.

Artículo 27. Uso fraudulento de tarjeta de crédito.
La presente figura pretende persuadir a las personas para que se abstengan de utilizar
una tarjeta de crédito legítimamente emitida, que ha sido robada, hurtada o
extraviada, independientemente de si quien la utilice la obtuvo de manera ilícita (robo
o hurto) o no (extravío), ya que, en todo caso, la única persona autorizada para su uso
es el tarjetahabiente titular o adicional.

Artículo 28. Circunstancias agravantes.
La finalidad de esta norma, como en otras figuras delictivas, es sancionar con mayor
severidad a las personas que cometan cualquiera de los delitos contenidos en este
capítulo, abusando de la posición jerárquica y/o grado de confianza que tienen dentro
de la entidad emisora, operadora o afiliada, de la tarjeta de crédito de que se trate.

...

. ....
-..
t_j ._ ; .. ·~ ~~ ~~·
'

MINISTERIO DE ECONOMIA

8.

DISPOSICIONES FINALES

Artículo 29. Aplicación de disposiciones complementarias.

Con el propósito de que prevalezca el principio de igualdad ante la ley, este artículo
tiene como finalidad hacer extensiva, a los emisores que no se encuentran bajo la
vigilancia e inspección de la Superintendencia de Bancos, en lo que corresponda, la
legislación que actualmente es aplicable a los emisores de tarjeta de crédito que
pertenecen a un grupo financiero. Dentro de estas disposiciones se pueden mencionar:
administración de riesgos, régimen contable, divulgación y publicación de
información, adecuación de capital, régimen sancionatorio, medios de impugnación,
entre otros.

Artículo 30. Reglamentos.

Con el fin de operativizar la ley, es necesario establecer que la Junta Monetaria, a
propuesta de la Superintendencia de Bancos, emita los reglamentos necesarios para
regular las operaciones de la tarjeta de crédito.

Artículo 31. Derogatoria.

En virtud que el artículo 757 del Decreto número 2-70, del Congreso de la República,
Código de Comercio de Guatemala, es la única disposición en la legislación
guatemalteca que regula la tarjeta de crédito y dado que el presente proyecto
desarrolla la materia, es conveniente su derogatoria.

Artículo 32. Vigencia.

Se establece que este proyecto de ley entre en vigencia seis meses después del día de
su publicación, a manera que los emisores de tarjeta de crédito tengan un tiempo
prudencial para adecuar sus operaciones a dichas disposiciones.

:t

00002~)

MINISTERIO DE ECONOMIA

DECRETO NÚMERO

----

EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA DE GUATEMALA
CONSIDERANDO:

Que la tarjeta de crédito es un instrumento de pago moderno y de uso generalizado,
importante para la economía del país, en virtud de que facilita las transacciones comerciales
de forma fluida.
CONSIDERANDO:

Que es necesario establecer un marco jurídico para el funcionamiento de la actividad de
tarjeta de crédito, dentro de un esquema equitativo que garantice los derechos de los
participantes y la transparencia en las relaciones entre los emisores, los tarjetahabientes y
los establecimientos afiliados.
CONSIDERANDO:

Que es conveniente armonizar en un marco jurídico la operación de tarjeta de crédito y
definir un órgano especializado que realice la vigilancia e inspección de los emisores de
tarjeta de crédito, que vele por la correcta aplicación de la ley.

POR TANTO:

En ejercicio de las atribuciones que le confiere el artículo 171 literal a) de la Constitución
Política de la República de Guatemala,

DECRETA:

La siguiente:
LEY DE TARJETA DE CRÉDITO

CAPÍTULO!
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo l. Objeto. La presente ley regula la operación de tarjeta de crédito y las
relaciones entre emisor, operador, tarjetahabiente y afiliado.
Artículo 2. Definiciones. Para los efectos de esta ley se entenderá por:

MINISTERIO

DE ECONOMIA

Tarjeta de crédito: Instrumento material, magnético, electrónico o de cualquier otra
tecnología, que le permite al tarjetahabiente utilizar una línea de crédito que le ha sido
otorgada por un emisor, para la adquisición de bienes, servicios o para el retiro de dinero en
efectivo.

Tarjetahabiente titular: Persona individual o jurídica que celebra un contrato con el
emisor, en virtud del cual es habilitado para el uso de una línea de crédito por medio de
tarjeta de crédito.
Tarjetahabiente adicional: Persona autorizada por el tarjetahabiente titular para compartir
el uso de su línea de crédito por medio de una tarjeta de crédito adicional que le otorga el
emtsor.
Emisor: Persona jurídica que otorga líneas de crédito, emite y administra tarjetas de crédito
para ser usadas en más de un afiliado.

Operador: Persona jurídica que proporciona los servicios relacionados con la autorización
y registro de las transacciones, administra los sistemas de autorización y de afiliación de
personas y/o establecimientos, así como otras actividades relacionadas con las operaciones
de tarjetas de crédito.

,,

'

Afiliado: Es la persona individual o jurídica que, mediante contrato celebrado con el
emisor u operador, proporciona bienes, servicios o dinero en efectivo, aceptando del
tarjetahabiente como instrumento de pago la tarjeta de crédito.
Estado de cuenta: Es el documento que, referido a un período determinado, contiene
detalle del monto y la descripción de las operaciones en las que se ha utilizado la tarjeta de
crédito, así como los débitos y créditos efectuados por el emisor de conformidad con los
contratos celebrados.
Fecha de corte: Fecha límite definida por el emisor para establecer en el estado de cuenta
la acumulación de transacciones y sus respectivos valores, durante un periodo determinado.
Fecha límite de pago: Fecha máxima establecida por el emisor para que el tarjetahabiente
efectúe al menos el pago mínimo referido a la fecha de corte.

Pago mínimo: Es la cuota que cubre la amortización de capital, según el plazo de
financiamiento, el monto de intereses a la tasa pactada, comisiones y otros cargos
convenidos, que el tarjetahabiente debe pagar al emisor por el uso de la línea de crédito, en
la fecha límite de pago, para no incurrir en mora.

000027
MINISTERIO DE ECONOMIA

Tasa de interés por mora: Porcentaje anual o su equivalente mensual, que el emisor aplica
sobre el saldo en mora cuando el tarjetahabiente incumple el pago mínimo en la fecha
establecida.

Pago de contado: Monto indicado en el estado de cuenta, a la última fecha de corte, que el
tarjetahabiente debe pagar a más tardar en la fecha límite de pago para liquidar su saldo a la
fecha indicada.

Tasa de interés: Porcentaje anual o su equivalente mensual, que se aplica al saldo del
capital financiado, conforme lo pactado en el contrato de tarjeta de crédito, como
retribución por el uso del capital.

Límite de crédito: Monto max1mo de la línea de crédito, que el emisor autoriza al
tarjetahabiente a utilizar conforme las condiciones estipuladas en el contrato de tarjeta de
crédito.

Extrafinanciamiento: Línea de crédito adicional en condiciones y plazos que pueden ser
distintos a la línea de crédito principal, autorizada al tarjetahabiente titular.

Marca: Es la identificación exclusiva de los instrumentos de pago, con la cual el emisor u
operador en virtud de un contrato de concesión o licencia de uso, emite y opera tarjetas de
crédito.

CAPÍTULOII
ASPECTOS CONTRACTUALES Y FINANCIAMIENTO
Artículo 3. Contrato entre el emisor y el tarjetahabiente. El emisor y el tarjetahabiente
formalizarán por medio de un contrato escrito la línea de crédito otorgada por aquel al
tarjetahabiente para la utilización de la tarjeta de crédito en la adquisición de bienes,
servicios o retiro de dinero en efectivo en los afiliados, obligándose el tarjetahabiente a
cancelar las cantidades a su cargo conforme a las condiciones pactadas.
A los créditos originados por el uso de las tarjetas de crédito, se aplicarán las reglas de los
pagarés.
El contrato deberá contener, como mínimo, las cláusulas siguientes:

l.

Límite de crédito inicial, el cual podrá ser modificado por el emisor durante la
vigencia del contrato y deberá ser comunicado al tarjetahabiente, en cada
oportunidad;

2.

Ámbito geográfico de uso de la tarjeta de crédito;

3.

Plazo del contrato;

MINISTERIO DE ECONOMIA

4.

Tipo de moneda;

5.

Tasa de interés del financiamiento, modalidad y forma de cálculo;

6.

Tasa de interés por mora;

7.

Tarifas de comisiones y otros cargos;

8.

Información relativa a los estados de cuenta, incluyendo las disposiciones sobre la
fecha de corte y la fecha límite de pago mensual;

9.

Derechos y obligaciones del emisor y del tarjetahabiente;

10.

Manera de proceder en caso de robo, fraude o extravío de la tarjeta; así como en el
caso de objeciones a operaciones contenidas en el estado de cuenta; y,

11.

Causales de terminación del contrato.

El texto del contrato debe permitir su fácil lectura y comprensión, así como destacar las
cláusulas que establecen obligaciones para el tarjetahabiente. El contrato deberá ser firmado
por ambas partes; en el caso del emisor, por el representante legal o mandatario, dicha
firma podrá ser autógrafa o sustituirse por su impresión o reproducción u otro mecanismo
que las disposiciones legales permitan. El contrato debe suscribirse en duplicado,
obligándose el emisor a entregar una copia del mismo al tarjetahabiente.
Todo cambio en las estipulaciones y términos del contrato deberá ser consensuado entre las
partes, para tal efecto el emisor lo notificará al tarjetahabiente con 45 días de anticipación.
Si durante dicho plazo el tarjetahabiente no manifiesta su inconformidad a dichos cambios,
se considerará que el tarjetahabiente ha aceptado las modificaciones o cambios que le han
sido notificados.
En caso de no ser aceptados los cambios en las condiciones contractuales, se podrá dar por
terminado el contrato en los términos indicados en el artículo 6 de la presente ley.
Artículo 4. Evaluación de la capacidad de pago. El emisor, previo a conceder una línea
de crédito o modificar el límite de la misma, debe cerciorarse razonablemente que el
solicitante o tarjetahabiente, según corresponda, tenga la capacidad de atender el pago
oportuno de sus obligaciones dentro del plazo del contrato; asimismo, deberá dar
seguimiento a la evolución de la capacidad de pago del tarjetahabiente mientras se
mantenga el financiamiento.
Artículo 5. Sistema de información de riesgos. Los emisores de tarjetas de crédito estarán
obligados a proporcionar la información que la Superintendencia de Bancos determine
relacionada con el Sistema de Información de Riesgos a que se refiere la Ley de Bancos y
Grupos Financieros.

Dichos emisores tendrán acceso al Sistema de Información de Riesgos, exclusivamente
para fines de análisis de crédito.

MINISTERIO DE ECONOMIA

Artículo 6. Vigencia y terminación del contrato. La vigencia de los contratos de tarjeta
de crédito deberá ser pactada por un período determinado, el cual podrá ser prorrogado
conforme lo convengan las partes.

El tarjetahabiente titular podrá, en cualquier momento, dar por terminada la relación
contractual, comunicando su voluntad al emisor, por escrito o por cualquier otro medio de
comunicación que permita comprobar la identificación del tarjetahabiente y de la
comunicación. En este caso, se tendrá por terminado el contrato inmediatamente después de
recibida la comunicación. De existir saldo a cargo del trujetahabiente, éste deberá
cancelarlo según lo convenido en el contrato o en cualquier otra forma que se pacte con el
emisor, obligación de pago que permanecerá aún después de haberse comunicado la
terminación del contrato.
Artículo 7. Contenido de la tarjeta de crédito. Las trujetas de crédito se emitirán a
nombre de una persona individual o jurídica, con carácter intransferible y deberán contener,
como mínimo, la información siguiente:

l.

Nombre y espacio para la firma cuando el titular sea persona individual;

2.

En el caso de personas jurídicas, nombre y espacio para la firma de la persona
individual autorizada para su uso;

3.

Marca de la tarjeta de crédito;

4.

Mes y año de vencimiento;

5.

Denominación de la institución emisora de la tarjeta de crédito;

6.

Número asignado a la tarjeta de crédito; y,

7.

Código u otro dispositivo de seguridad.

También se podrá incluir códigos, claves y demás características técnicas que permitan su
adecuada utilización cuando operen con cajeros automáticos u otros dispositivos
electrónicos.
En el caso de tarjetas de crédito electrónicas o de cualquier otra tecnología, contendrán los
elementos que disponga el emisor, quien debe proporcionar al tarjetahabiente, como
mínimo, el número de tarjeta, el número de identificación personal asignado y la clave de
acceso, así como los códigos u otros dispositivos de seguridad.
Artículo 8. Extrafinanciamiento. El extrafinanciamiento que se conceda deberá otorgarse
previa evaluación de la capacidad de pago del tarjetahabiente, dicho extrafinanciamiento
deberá formalizarse adecuadamente.
Artículo 9. Reestructuración de la deuda. Cuando el tarjetahabiente incurra en mora o
considere no poder atender el pago en la forma programada, podrá solicitar la
reestructuración de la deuda generada por el uso de la trujeta de crédito, en cuyo caso el
emisor deberá resolver dicha solicitud dentro de los treinta (30) días de su recepción.

MINISTERIO DE ECONOMLtJG:,:.-_·
3

CAPÍTULO III
INTERESES Y OTROS CARGOS POR SERVICIOS

Artículo 10. Intereses por financiamiento. Los emisores podrán pactar libremente con los
tarjetahabientes, la tasa de interés aplicable a la línea de crédito.
Cuando proceda el cobro de intereses, estos serán calculados sobre el saldo de capital
financiado y por los días en que hubiere sido utilizado hasta la fecha de corte.
Los emisores podrán pactar con los tarjetahabientes tasas de interés fija o variable.
Cuando se pacte tasa de interés fija, ésta no podrá modificarse durante la vigencia del
contrato, salvo que sea en beneficio del tarjetahabiente.
Cuando se pacte tasa de interés variable, ésta estará integrada por un componente variable
constituido por la "tasa de interés anual promedio ponderada de los créditos al consumo
excluyendo las operaciones de tarjeta de crédito", en moneda nacional o en moneda
extranjera según corresponda, publicada por la Superintendencia de Bancos; más un
componente fijo en puntos porcentuales, que será pactado libremente con el tarjetahabiente
y que no podrá modificarse durante la vigencia del contrato, salvo que sea en beneficio del
tarjetahabiente. La tasa de interés variable deberá revisarse, al menos, trimestralmente,
para ajustar el componente variable y se le comunicará al tarjetahabiente en el estado de
cuenta respectivo.
Cuando se haya disminuido la tasa de interés fija o el componente fijo de la tasa de interés
variable, el emisor podrá en el futuro aumentar la tasa o el componente indicados, hasta los
porcentajes inicialmente pactados y aplicados a la línea de crédito.
Los intereses por financiamiento no podrán capitalizarse en ninguna forma, ni podrán
calcularse sobre comisiones y otros cargos. En el caso de reestructuración de la deuda, los
intereses por financiamiento podrán ser considerados como parte del capital a reestructurar,
según lo convengan las partes.

Artículo 11. Interés por mora. El interés por mora se calculará sobre el monto de capital
de la o las cuotas en mora, de acuerdo a los días en mora, y se aplicará como máximo la
tasa de interés por financiamiento pactada. Estos intereses no podrán ser capitalizados.
Artículo 12. Comisiones y otros cargos. El emisor solamente podrá cobrar comisiones y
otros cargos por servicios efectivamente prestados y pactados en el contrato con el
tarj etahabi ente.
Artículo 13. Tasa efectiva anual equivalente. Los emisores deberán calcular una tasa
efectiva anual equivalente para fines informativos. La Superintendencia de Bancos
determinará la metodología y parámetros para el cálculo y determinación de dicha tasa, así
como la forma y periodicidad en que debe comunicarse.

MINISTERIO DE ECONOMIA

;oOOOOJ:
CAPÍTULO IV
DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL EMISOR Y DEL TARJETAHABIENTE
Artículo 14. Comprobante de transacciones. El emisor velará porque toda transacción
generada por la adquisición de bienes, servicios o retiros de dinero en efectivo con tarjeta
de crédito, registrada en el estado de cuenta, cuente con el respaldo que evidencie el
consumo del tarjetahabiente.
Artículo 15. Estado de cuenta. El emisor deberá enviar o poner a disposición del
tarjetahabiente titular, según se pacte, sin cargo alguno, un estado de cuenta a la fecha de
corte, como mínimo, diez (10) días antes del vencimiento de la obligación de pago.
Artículo 16. Objeciones al estado de cuenta. El tarjetahabiente puede objetar las
operaciones contenidas en el estado de cuenta, detallando los motivos de su inconformidad,
aportando los documentos de que disponga y que sirvan para esclarecer el hecho. El emisor
deberá emitir una constancia de recepción del reclamo.
Por su parte, el emisor deberá, si fuera el caso, corregir el error, la inconsistencia o las
operaciones objetadas, o bien comunicar por escrito al ta.Ijetahabiente la improcedencia de
su inconformidad y adjuntar copia de los documentos de que disponga.
Los plazos y procedimientos aplicables al presente artículo serán reglamentados por la
Junta Monetaria a propuesta de la Superintendencia de Bancos.

Artículo 17. Robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito. En aquellos casos en los
cuales se produzca robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito, el tarjetahabiente deberá
dar aviso al emisor para deshabilitar el uso de la tarjeta. El aviso deberá ser enviado
conforme los procedimientos establecidos para el efecto por el emisor y que se dieron a
conocer al tarjetahabiente. Lo anterior, sin perjuicio de presentar la denuncia
correspondiente.
El emisor deberá proporcionar al tarjetahabiente el número de registro o de gestión bajo el
cual quedó registrado el aviso de robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito.
Los emisores deberán contar con infraestructura y sistemas de atención permanente que
permitan a los tarjetahabientes comunicar el robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito
para que se realice la inhabilitación correspondiente.
Los tarjetahabientes no asumirán el pago de las transacciones que se hayan efectuado con
posterioridad al aviso realizado en la forma anteriormente indicada, con excepción de las
transacciones vinculadas a autorizaciones que fueron aprobadas al tarjetahabiente previo al
referido aviso.

Artículo 18. Obligaciones del tarjetahabiente. Serán obligaciones del tarjetahabiente las
siguientes:
l.

Suscribir el contrato con el emisor;

2.

Firmar de inmediato la tarjeta de crédito proporcionada, no divulgar las claves de
acceso y resguardarlas con la debida diligencia;

O. .__:
~

;

'

\

: .---, '): .....)
;.

MINISTERIO DE ECONOMIA

3.

Realizar los pagos según lo estipulado en el contrato;

4.

Identificarse cuando utilice la tarjeta de crédito;

5.

Requerir los comprobantes y verificar el importe y veracidad de las transacciones y
demás documentos de compra de bienes, servicios y retiros de dinero en efectivo;

6.

Revisar el estado de cuenta y comunicar al emisor cualquier inconformidad con el
mismo dentro de los plazos establecidos;

7.

Velar por el correcto uso de la tarjeta de crédito;

8.

Indicar a la entidad emisora la forma en que desea recibir el estado de cuenta o
cualquier otra información pertinente, así como informar de cualquier cambio de
dirección;

9.

Reportar a la entidad emisora el robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito; y,

1O.

Proporcionar al emisor la documentación e información periódica u ocasional que le
reqmera.

CAPÍTULO V
DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS AFILIADOS
Artículo 19. Contrato entre el emisor u operador y el afiliado. La prestación de

servicios entre el emisor u operador y el afiliado se deberá formalizar en un contrato que
contendrá, como mínimo, lo siguiente:
l.

Objeto del contrato;

2.

Plazo de vigencia;

3.

Obligaciones y derechos de las partes;

4.

Marcas a aceptar y su publicidad;

5.

Equipo y sus condiciones para la operación de las tarjetas de crédito;

6.

Descripción de las comisiones y otros cargos administrativos, así como el porcentaje
o el monto de cada uno;

7.

Procedimientos de liquidación; y,

8.

Causas de terminación del contrato.

Artículo 20. Obligaciones de los afiliados. Son obligaciones de los afiliados:

l.

Mantener en un lugar visible al público el nombre de la marca de la tarjeta de
crédito que acepta y deberá retirarlo cuando deje de ser aceptada;

'-

¡·

l)) n
,, r~ <..) J
u
f)

'.1 ,_

MINISTERIO

DE ECONOMIA

2.

No aplicar recargos en los productos o servicios, por el solo hecho de ser
pagados con tarjeta de crédito;

3.

Exigir la identificación del tarjetahabiente, cuando así lo reqmeran las
políticas del emisor, del operador o de las marcas;

4.

Entregar una copia al tarjetahabiente del comprobante de las operaciones
realizadas con la tarjeta de crédito;

5.

Requerir la firma del tarjetahabiente en el comprobante de la operac10n
respectiva, cuando así lo requieran las políticas del emisor, del operador o de las
marcas; y,

6.

No excluir al tarjetahabiente de ofertas o descuentos ofrecidos al público por
el solo hecho de realizar el pago con tarjeta de crédito si en la publicidad no se indicó
expresamente que tales ofertas o descuentos no aplican a pagos con tarjeta de crédito.

Artículo 21. Derechos del afiliado. Son derechos del afiliado los siguientes:
l.

Obtener del emisor u operador que corresponda, el reembolso de las ventas
efectuadas con tarjetas de crédito, previamente autorizadas conforme los
procedimientos establecidos para el efecto;

2.

Obtener del emisor u operador el equipo, suministros y sistemas necesarios, para la
aceptación, autorización y procesamiento de las operaciones realizadas con tarjetas de
crédito, según se establezca en el contrato correspondiente;

3.

Recibir del emisor u operador capacitación sobre el manejo, uso, operatoria y
medidas de seguridad relacionadas con tarjetas de crédito; y,

4.

Obtener del emisor u operador la instalación de los sistemas adecuados para prevenir
el uso indebido de tarjetas de crédito canceladas o bloqueadas.

CAPÍTULO VI
SUPERVISIÓN
Artículo 22. Supervisión. Las entidades emisoras de tarjetas de crédito constituidas en el
país estarán sujetas a la vigilancia e inspección de la Superintendencia de Bancos.
Artículo 23. Información que deben proporcionar los operadores. Los operadores que
presten servicios a los emisores de tarjetas de crédito que operen en el país, estarán
obligados a proporcionar a la Superintendencia de Bancos la información ocasional o
periódica que ésta les requiera. Así mismo, estarán obligados a permitir a la
Superintendencia de Bancos el libre acceso a todas sus fuentes y sistemas de información
para que ésta pueda verificar la información proporcionada por ellos mismos o por un
emisor al cual le presten servicios.

•'.:' 1'1 ,--,

31

t, \.-' .. ,,. \.. . t
~

~

'

MINISTERIO DE ECONOMIA

CAPÍTULO VII
DELITOS
Artículo 24. Clonación de tarjeta de crédito. Comete el delito de clonación de tarjeta de
crédito quien sustraiga, copie, reproduzca, grabe o altere la información contenida en la
banda magnética o en el medio de identificación electrónica, óptica o de cualquier otra
tecnología que posea una tarjeta de crédito.
También comete este delito quien, sin causa legítima o sin consentimiento de quien esté
facultado para ello, imprima o troquele mediante cualquier tecnología, un instrumento de
características similares a una tarjeta de crédito.
El responsable de este delito será sancionado con prisión de seis a diez años y multa de
cincuenta mil a quinientos mil quetzales.
Artículo 25. Aprovechamiento de tarjeta de crédito clonada. Comete el delito de
aprovechamiento de tarjeta de crédito clonada quien, respecto de una tarjeta de crédito
clonada:
a)

La adquiera, posea, detente o utilice; o,

b)

La enajene o en cualquier forma comercialice, distribuya o introduzca al país.

El responsable de este delito será sancionado con prisión de seis a diez años y multa de
cincuenta mil a quinientos mil quetzales.
Artículo 26. Manipulación de datos de tarjeta de crédito. Comete el delito de
manipulación de datos de tarjeta de crédito quien, sin autorización expresa del titular o del
responsable, de los datos de tarjeta de crédito:
a)

Capture, sustraiga, intercepte, copie, altere, elimine o agregue datos o información
sobre tarjetahabientes, de o en las bases de datos o archivos propiedad de un emisor,
operador o afiliado a éstos;

b)

Adquiera, posea, detente o utilice datos o información sobre tarjetahabientes,
obtenidos de las bases de datos o archivos propiedad de un emisor, operador o
afiliado a éstos;

e)

Enajene o en cualquier forma comercialice datos o información sobre
tarjetahabientes, obtenidos de hs bases de datos o archivos propiedad de un emisor,
operador o afiliado a éstos; o,

d)

Incorpore tarjetahabientes, cuentas o registros inexistentes o consumos o cargos que
no corresponden al tarjetahabiente, o modifique la cuantía de éstos en las bases de
datos o archivos propiedad de un emisor, operador o afiliado a éstos.

El responsable de este delito será sancionado con prisión de seis a diez años y multa de
cincuenta mil a quinientos mil quetzales.
Artículo 27. Uso fraudulento de tarjeta de crédito. Comete delito de uso fraudulento de
tarjeta de crédito, quien utilice una tarjeta de crédito legítimamente emitida que ha sido

MINISTERIO DE ECONOMIA

robada, hurtada o extraviada.
El responsable de este delito será sancionado con prisión de seis a diez años y multa de diez
mil a cincuenta mil quetzales.
Artículo 28. Circunstancias agravantes. Se consideran circunstancias agravantes de los
delitos contenidos en el presente capítulo, cuyas penas para dicho efecto serán aumentadas
en una tercera parte, cuando el responsable de los mismos sea:

a)

Director, gerente, ejecutivo, representante legal, administrador, funcionario,
empleado o persona de confianza del propio emisor;

b)

Director, gerente, ejecutivo, representante legal, administrador, funcionario,
empleado o persona de confianza del propio operador; o,

e)

Director, gerente, ejecutivo, representante legal, administrador, factor, funcionario,
empleado, propietario o persona de confianza del afiliado al propio emisor u
operador.

CAPÍTULO VIII
DISPOSICIONES FINALES

Artículo 29. Aplicación de disposiciones complementarias. Los emisores de tarjetas de
crédito que no formen parte de un grupo financiero, se regirán por lo establecido en esta ley
y, en lo aplicable, por la Ley de Bancos y Grupos Financieros, así como por las
disposiciones emitidas por la Junta Monetaria y por la Superintendencia de Bancos, que
regulen a las empresas especializadas en servicios financieros que emitan tarjetas de crédito
y que integran un grupo financiero.

En las materias no previstas en estas leyes y disposiciones, dichos emisores se sujetarán al
Código de Comercio de Guatemala y a la legislación general de la República, en lo que les
fuere aplicable.
Artículo 30. Reglamentos. La Junta Monetaria, a propuesta de la Superintendencia de
Bancos, deberá emitir los reglamentos necesarios para la adecuada aplicación de la presente
ley.
Artículo 31. Derogatoria. Se deroga el artículo 757 del Decreto Número 2-70 del
Congreso de la República de Guatemala, Código de Comercio de Guatemala.
Artículo 32. Vigencia. El presente decreto será publicado en el Diario Oficial y entrará en
vigencia seis (6) meses después de su publicación.

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS
GUATEMALA. C. A.

l

Oficio No. 4721-2010
29 de septiembre de 2010

Licenciado
Erick Coyoy
Ministro de Economía
Su Despacho

O7 ·0Cl201fl.~ cÍ(

Señor Ministro:
Como es de su conocimiento, el marco jurídico vigente en Guatemala que regula la
operación de la tarjeta de crédito, artículo 757 del Decreto 2-70, Código de Comercio, es
insuficiente para su adecuado funcionamiento y la misma no se adecúa a las condiciones
actuales del mercado, ya que data del año 1970. Por ello, se hace necesario contar con
una legislación que sea apropiada para el desarrollo de dicha actividad y permita contar con
un sistema que coadyuve a garantizar condiciones equitativas y de transparencia entre los
diferentes participantes de la operación, ya sean estos ermsores, operadores,
tarjetahabientes, o establecimientos afiliados.
En virtud de lo anterior, la Superintendencia de Bancos ha elaborado una propuesta
de "Ley de Tarjeta de Crédito" que propende alcanzar los fines señalados,
manifestándole que la misma ha sido consensuada con la Asociación de Medios de Pago de
Guatemala, entre cuyos miembros se encuentran los emisores de tarjetas de crédito. En ese
sentido, por este me permito enviarle dicho proyecto con su respectiva exposición de
motivos, con el propósito que el mismo sea analizado por su Despacho para que
posteriormente, si así lo estima, sea remitido a las instancias que correspondan para que
finalmente sea conocido por el Organismo Legislativo.

Atentamente,

. Barquín Durán
int ndente de Bancos

BAO/

9a. venida 22-00. Zona 1, Guatemala O1001
Teléfoho (502) 2429-5000, fax (502) 2232-0002
E-mail lnfo@sib.gob.gt

1)

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
LEY DE TARJETA DE CRÉDITO

l.

ANTECEDENTES

Aproximadamente hace seis décadas, en países desarrollados surgió una novedosa forma de
financiamiento y pago denominado tarjeta de crédito. En Estados Unidos de América, el
uso de la misma surgió en el año de 1950 con la fundación de la empresa Diners Club como
primer emisor, quien para el año de 1952, ya contaba con una emisión aproximada de
20,000 tarjetas.

El éxito de Diners Club llamó la atención de otros empresarios e

inversionistas, de tal forma que en el año de 1958 se fundan 3 instituciones que más tarde
tomarían el liderazgo a nivel mundial en el mercado de tarjetas de crédito, siendo éstas: el
BankAmericard (que hoy conocemos como VISA), el Interbank Card Association
(conocido hoy en día como MasterCard) y American Express.

El sistema consistía en que la emisora cancelaba a los comercios las transacciones (compra
de bienes y pago de servicios) efectuadas con la tarjeta de crédito, y por su aceptación los
comercios recargaban al cliente un porcentaje para compensar el papel desempeñado en las
ventas (un recargo de 7%). Por su parte, el emisor solicitaba que el cliente, al suscribirse y
adquirir la tarjeta, pagara una cuota anual (membresía) equivalente a US$ 3.00, exigiendo,
además, que los clientes pagaran el monto total de la deuda al recibir su estado de cuenta.
En ese sentido, en la utilización de este producto aparecen los conceptos de pago por
servicios, recargos, mora y otros cargos. Para 1959, en el mercado estadounidense, ya
existían en circulación aproximadamente un millón de tarjetas. No obstante lo anterior, la
emisión de las tarjetas de crédito continuaban siendo de uso para un círculo cerrado
(closed-loop cards) en virtud del esquema implementado en sus inicios por Diners Club;
sin embargo, para el año 1966, Visa y Mastercard implementan el primer sistema de tarjetas
para uso y propósito general (open-loop cards), al considerar trasladar la función de emisor
a un tercero e incluir en el esquema a un nuevo actor: el operador. Esta innovación en el
esquema tradicional, permitió sentar las bases para la intemacionalización de las tarjetas de

1

L.

crédito y expandir el servicio; aunado al hecho que se implementó la práctica de remitir
tarjetas a clientes sin necesidad que existiera previa solicitud.

En Guatemala,

influenciada por las tendencias internacionales, se introdujo la figura de

tarjeta de crédito en el Código de Comercio en el año 1970, utilizándose en el mercado
como un instrumento de pago y circunscrito únicamente a la población de la ciudad de
Guatemala, no así al interior del país. Ello debido

a la falta de una red eficiente de

telecomunicaciones, mecanismos poco desarrollados de compensación y pago,

y a la

preferencia de los habitantes a utilizar el efectivo en sus actividades comerciales.

Es conveniente mencionar que en nuestro país la evolución del mercado de la tarjeta de
crédito no ha ocurrido al mismo ritmo que en las naciones industrializadas. No obstante,
los guatemaltecos han creado un mercado financiero cada vez más exigente y competitivo,
en el cual la emisión de la tarjeta como instrumento de pago, está en constante expansión.
Sin embargo, es importante señalar que actualmente no existe un marco jurídico adecuado
que regule lo relacionado a su actividad, pues la regulación existente, como se mencionó,
data de 1970, la cual se quedo quedó rezagada ante el desarrollo de los mercados. Dicha
regulación no considera aspectos como las relaciones entre el emisor, operador, el
tarjetahabiente, y afiliados, así como las relaciones de equidad y transparencia entre tales
actores; consecuentemente se hace necesario emitir la legislación específica que cubra el
vacío legal comentado.

11.

ASPECTOS GENERALES

Funcionamiento de la Tarjeta de Crédito

La tarjeta de crédito cumple una función crediticia a través del otorgamiento de líneas de
crédito autorizadas al tarjetahabiente por el emisor y es utilizada como un instrumento de
pago en la compra de bienes y servicios en establecimientos dispuestos a aceptarla. El
emisor, por su parte, se compromete a pagar

los productos y servicios que el

tarjetahabiente paga con ella en los diferentes establecimientos, mientras que éste

2

se

4
compromete a reembolsar al emisor,

dentro de un periodo determiq.afYO f~ (tr3ntp

utilizado en la compra de los bienes y servicios.

Es conveniente señalar que los créditos otorgados por el emisor al tarjetahabiente tienen
características que los distinguen de otro tipo de préstamos, entre estas se puede mencionar

·---

que son revolventes, es decir, la línea de crédito se renueva cada vez que el titular cubre
una parte o la totalidad de su adeudo; y además, son préstamos muy flexibles, tanto en
términos de uso como de pago, lo que significa que el crédito puede utilizarse para distintos
fines en cualquier momento. Finalmente, se trata de fféditos

sin~ía

real, en los que el

emisor normalmente asume un riesgo mayor en comparación con otra clase de créditos.

En el negocio de tarjetas de crédito intervienen básicamente cinco elementos, los cuales
son:

l. Emisor: Es la entidad bancaria, financiera o comercial que autoriza y emite la
tarjeta de crédito. Tiene como principales funciones promover los servicios de
tarjetas de crédito, evaluar la capacidad de pago y el riesgo crediticio de los
potenciales clientes al momento de autorizar la línea de crédito, administrar la
cartera de tarjetahabientes, autorizar las transacciones, realizar los pagos a los
afiliados u operadores por las transacciones efectuadas, entre otras.

2.

Tarjetahabiente: Es la persona a qmen se le ha autorizado una línea de
crédito por parte del emisor y que puede hacer uso de dicha línea por medio
de la tarjeta de crédito. El tarjetahabiente adquiere con la tarjeta beneficios
tales como: facilidad de compra y crédito inmediato. Además, adquiere el
compromiso de pagar por las compras que efectúe con ella, así como los
cargos y comisiones que pactan con el emisor.

3.

Red

de

comunicaciones:

Constituye

la

interconexión

nacional

e

internacional que existe entre los establecimientos afiliados y el emisor, para
que puedan llevarse a cabo las transacciones que el tarjetahabiente requiera.

3

· oon[J{n
Es por medio de esta red que cualquier establecimiento afiliado obtiene del
emisor, la autorización para aceptar la tarjeta de crédito como instrumento de
pago. Este verifica que exista saldo disponible en la línea de crédito
autorizada para que el tarjetahabiente pueda realizar el consumo.

adquirir

bienes o pagar servicios.

4.

Operador:

Es el encargado de afiliar establecimientos al sistema, pagar a

los establecimientos afiliados por las ventas realizadas a los tarjetahabientes, y
además es el vínculo entre el establecimiento y el emisor. El operador le da
seguimiento a los parámetros de seguridad para evitar fraudes y consumos que
puedan realizarse después de haber sido reportada como robada o extraviada
una tarjeta de crédito.
5.

Comercio o afiliado:

Estos se adhieren a los distintos sistemas de tarjetas

de crédito con la finalidad de incrementar su volumen de ventas, reconociendo
en favor de los operadores y/o emisores una comisión sobre las ventas que
realizan a los poseedores de tarjetas. Esta comisión es interpretada como el
pago por un servicio de administración de créditos y varía según el volumen
de ventas y la clase de comercio.

4

~

0Qft(j 't/
,Jt_•

-~

·-

G
La siguiente gráfica ilustra la secuencia de una transacción pagada con tarjeta de crédito:
~

4 At.<toriza transacciQ.n

~+---------3 Transfiere inf~mación :se consumo

B. Efw.Uil pagos
por el cred•to
obtenido

7 Envi a estado
ele cuenta

2. Solicita
all!orización

S. Recibt
autorización

l.Efec:ua compra

6 Entrega bienes y sOlicita firmar
comprobante

Como se observa en la gráfica anterior, el tarjetahabiente paga con su tarjeta un producto o
servicio en un comercio que acepta la misma. Para realizar este pago, el tarjetahabiente
firma un comprobante que compromete al emisor de la tarjeta a cubrir el adeudo por dicho
consumo. El comercio transmite al operador la información de las transacciones para su
liquidación. En un periodo razonable, el emisor paga al operador los recursos dispuestos
por el tarjetahabiente para cubrir el costo del producto o servicio. El operador, a su vez,
envía al comercio dicho pago, el cual puede llevarse a cabo

emitiendo un cheque o

realizando un depósito en cuenta bancaria. Finalmente, el tarjetahabiente recibe el estado de
cuenta y liquida total o parcialmente su deuda al emisor.

5

7
III.

NORMATIVA INTERNACIONAL

La legislación de tarjetas de crédito en otros países, regula principalmente lo siguiente:

Contenido del
contrato
de
tarjetas
de
crédito
Requisitos
y
características
de
los
contratos
Evaluación de
la capacidad de
pago
Aspectos
relacionados
con la tasa de
Interés
Cargos
por
y
servicios
otros cobros
Estado
de
cuenta
Comprobante
de
transacciones
Objeción
al
estado
de
cuenta
Divulgación de
información
Régimen
de
supervisión
Régimen
sancionatorio
Relación
contractual
entre
el
operador y el
comerciO

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X
X

X

X
X

X

X
X

X

X

X

X

X

X

X

X

6

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

X

OOOO~J
,_~,_~-.

El·. '•;•;_~,,;o,. "__::·_-;<·.~:; _.·_· •: .. -·,·:.•:•·. ":':·-'"~·-··'-·'!''"Ys·'"':-'•N~':''·i·:·---··-'··· -~• ;.,,; ...•.•_ •:_·
Salvadtir Honduras -~icaragb~ 'pán~'nli:,: -~~ijentina Ven~zuela

-····--•<···.· _ . - -··-/F?.

-··-- Tema
Procedimientos
para denuncias
de robo, hurto
o extravío de la
tarjeta
de
crédito

X

X

X

X

En la mayoría de regulaciones, los emisores de tarjetas de crédito están obligados a
divulgar la tasa de interés anualizada aplicada en estas operaciones, con el fin de que exista
...

, ~-----~····--

una mayor transparencia para impulsar la libre competencia del mercado.

En cuanto a los cobros por servicios y otros cargos, estos deben quedar expresamente en el
contrato suscrito por las partes. Es importante mencionar también que la mayoría de la
legislación de los países indicados, promueve la transparencia de información como un
""••~ ~-.---n,_..._.._...,..~..._.,..,_~,............aspecto importante que permite que los distintos participantes del sistema de tarjetas de
crédito, estén conscientes de los derechos y obligaciones que implica el manejo de la
tarjeta. Asimismo, las relaciones entre los distintos participantes deben quedar establecidas
en los contratos respectivos.

IV.

PRÁCTICA NACIONAL

Al amparo del artículo 757 del Decreto Número 2-70 del Congreso de la República de
Guatemala, Código de Comercio, en la década de los ochenta, en Guatemala fueron
introducidas las tarjetas de crédito, cuya emisión y operación estaba a cargo de empresas
mercantiles no bancarias.

Antes del año 2001 las empresas emisoras y administradoras de tarjeta de crédito no
bancarias, tenían uso exclusivo de la representación de marcas internacionales (VISA,
Mastercard, American Express, Diners Club, entre otros), lo cual originaba que las

7

8

!J
entidades bancarias se vieran obligadas a suscribir contratos de coemisión 1 con dichas
empresas.

Derivado de lo anterior, llegaron a existir 11 entidades bancarias que habían suscrito
contratos de coemisión con montos de carteras aproximadas de US$7.0 millones; sin
embargo, cuando el uso de la representación de la marca se generalizó, algunas entidades
bancarias se volvieron emisoras o crearon su propia empresa emisora de tarjeta de crédito,
motivo por el cual las coemisiones han tenido una baja considerable

en el mercado

guatemalteco. Actualmente únicamente dos instituciones bancarias operan una parte de sus
operaciones de tarjeta de crédito como coemisores y reportan una cartera al mes de abril de
201 O de 160 tarjetahabientes, por un monto de US$160,000.00 (US$1 ,000.00 en promedio
por cada tarjetahabiente ).

También es importante señalar que algunos

emisores de tarjeta de crédito,

realizan

alianzas con empresas comerciales, la que es conocida como marcas compartidas (Cobranding). Esta alianza tiene como objeto promover la marca de la empresa comercial a
través de las tarjetas de crédito.

En el caso de las instituciones bancarias, la emisión y operación de tarjetas de crédito fue
permitida

de

conformidad

con

la

resolución

de

Junta

Monetaria

JM-752-93;

posteriormente, fue incluida en el artículo 41 del Decreto Número 19-2002, Ley de Bancos
y Grupos Financieros. De igual manera, con la promulgación de esta ley, fueron reguladas
las empresas especializadas en servicios financieros, entre las cuales están las emisoras y
administradoras de tarjetas de crédito, quienes al formar parte de un grupo financiero,
quedaron sujetas a la supervisión consolidada por parte de la Superintendencia de Bancos.

1

En el contrato se establecen los derechos y obligaciones de las partes, en este caso el coemisor, es decir la entidad bancaria, estaba
obligada a captar clientes y asumir una parte de los riesgos; y el emisor a realizar la parte operativa (tener un sistema de autorización,
de operaciones, troquelamiento de tarjetas de créditos, labores de cobranza, etc.).

8

000045
10
A junio de 201 O, conforme al artículo citado anteriormente, 18 entidades bancarias pueden
realizar operaciones de tarjeta de crédito y además, existen 9 empresas emisoras y
administradoras de tarjeta de crédito y 4 operadores. De éstas entidades, únicamente dos
~--..__-·----

.....--·-----~~·- .•.

-----·--

empresas emisoras y administradoras de tarjetas de crédito y dos operadores no están
-

..

-

... ,

....... _,,

,,

····----~-·-

sujetos a la supervisión -deia'Superintendencia de Bancos.

Durante el año 2009, los participantes en este sistema registraron ventas aproximadamente
por Q 12, 292. O millones, correspondientes a 46.5 millones de transacciones, de las cuales
el 98% fueron operadas por Visanet y Credomatic; en referencia a los afiliados, existen
aproximadamente 32,900 comercios.

Los créditos concedidos por concepto de tarjeta de crédito por las entidades supervisadas
por la Superintendencia de Bancos, al 31 de diciembre de 2009 ascienden a Q5,641.0
millones, de los cuales, un 61% fue otorgado por entidades bancarias y el resto (39%) por
las empresas emisoras y administradoras de tarjeta de crédito. Dicho monto equivale al
22% de los créditos de consumo.

V.

CONTENIDO DE LA PROPUESTA

La propuesta de Ley de Tarjeta de Crédito busca establecer un marco jurídico para la
operación de la tarjeta de crédito, tanto la que es realizada por entidades que formen parte
de un grupo financiero y se encuentran bajo la vigilancia e inspección de la
supervi~iól:l __de

Superintendencia de Bancos, como por entidades que no están sujetas a
"-'-~·

·-·"'·-,-·N--····-- •O -·

~

'<'M ...

, ...-

''#'~

'•

•••'

0

-~"

dicho órgano; su finalidad es definir un sistema equitativo que garantice la igualdad de

~condic¡¡;;;~~-y- la transparencia de las relaciones entre los emisores, los tarjetahabientes, los
operadores y los afiliados.
Los principales aspectos que incluye la propuesta de ley se desarrollan en ocho capítulos,
de la manera siguiente:

l.

Disposiciones generales.
9

11

l.

2.

Aspectos contractuales y financiamiento.

3.

Intereses y otros cargos por servicios.

4.

Derechos y obligaciones del emisor y del tarjetahabiente.

5.

Derechos y obligaciones de los afiliados.

6.

Supervisión.

7.

Delitos.

8.

Disposiciones finales.

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo l. Objeto.

En este artículo se delimita el alcance del proyecto de Ley de Tarjeta de Crédito,
consistente en regular la operación de la tarjeta de crédito así como las relaciones
entre el emisor, el operador, el tarjetahabiente y los afiliados;

Artículo 2. Definiciones.

Se incluyen las definiciones básicas que permiten una meJor interpretación del
contenido de la propuesta de ley de mérito.

2.

ASPECTOS CONTRACTUALES Y FINANCIAMIENTO

Este capítulo incorpora,_ aspecto~ mínimos que deben contener los contratos que se
celebren entre el emisor y el tarjetahabiente con el fin de que ambos tengan
conocimiento suficiente de las normas que regirán su relación y de esta forma, crear
las bases para una adecuada divulgación y

transpare.ncia....de.~ la
--..........

información.
~~-----~----·-·-- .. _

Adicionalmente, se determina la información mínima que debe contener la tmjeta de
crédito para su uso, ya que el artículo 757 del Código de Comercio establece algunos
requisitos que debe contener la misma; sin embargo, es conveniente regular dicha
situación de una forma más completa, definiendo entre las medidas de seguridad,
~--

..

--·~··-- ~-···

~-

.

'

que debe contener la identificación del tarjetahabicnte y de la entidad emisora, entre
otros, para establecer con carácter obligatorio las características que provean de
10

1~
autenticidad al instrumento, adoptando de esta manera las mejores prácticas a nivel
intemaci onal.

También se estimo prudente establecer que para gestionar de una mejor manera el
riesgo de créditq_en las operaciones de las tarjetas de crédito, los emisores, previo a
'

"

. ~·-----..----

otorgar financiamiento, deben realizar una evaluación de la capacidad de pago del
solicitante, evitando con ello la adopción de políticas de mercadeo que, por un lado
ponen en riesgo a las entidades emisoras al asumir riesgos que no son adecuadamente
medidos y que no contribuyen a su adecuada gestión y mitigación; y por otro, afecten
la economía familiar al poner a disposición de personas con limitaciones financieras o
escasa cultura financiera, líneas de crédito que

n?._~stá

a su alcance administrar-

En atención a lo anterior, este capítulo desarrolla los artículos siguientes:

Artículo 3. Contrato entre el emisor y el tarjetahabiente.

Este artículo establece el contenido mínimo del contrato entre el emisor y el
tarjetahabiente con el propósito de fomentar una mayor transparencia/ entre los
- - - - - - - - -~-

~--~•.J

emisores de tarjeta de crédito y los usuarios al momento de suscribir un contrato, de
forma tal que ambos tengan el conocimiento suficiente sobre los derechos y
obligaciones que se derivan al suscribir este tipo de contratos.

Establecer reglas claras coadyuvará a que el costo del crédito sea más transparente y
que el consumidor tenga conocimiento de lo que pagará por los recursos que utilice;

__ _______

incluya
aspectos
como: límite de crédito,
en ese sentido, se propone que el contrato
·---·
--,

.~-------

~

-~------·----

---"-~-~-------

ámbito geográfico de uso de la tarjeta, plazo del contrato, tipo de moneda de la línea

---

de crédito, tasa de interés del financiamiento, modalidad y forma de cálculo, cargos
por mora, tarifas de comisiones y otros cargos, información relativa a los estados de
,-~--

cuenta, incluyendo las disposiciones sobre la fecha de corte y la fecha límite de pago
mensual, derechos y obligaciones del emisor y del tarjetahabiente, forma de proceder
en caso de robo, fraude o extravío de la tarjeta y causales de terminación del contrato.
Así también se propone que los contratos sean de fácil lectura y comprensión, que
11

1]
sean firmados por las partes interesadas y que el emtsor proporcwne una copta
firmada de dicho contrato al momento de entregar la tarjeta de crédito.

Artículo 4. Evaluación de la capacidad de pago.

Este artículo busca que los emisores, previo a otorgar una línea de crédito por medio
de tarjeta de crédito, realicen un análisis económico-financiero de la capacidad de
pago del futuro tarjetahabiente para determinar si el mismo puede generar flujos de
fondos suficientes que provengan de sus actividades y que sean suficientes para
atender oportunamente el pago de sus obligaciones. Asimismo, se consideró
importante que el emisor dé seguimiento de la evolución de la capacidad de pago del
....

~--·~"·--~

~

,.

tarjetahabiente mientras se mantenga el financiamiento.

Artículo 5. Sistema de información de riesgos.

Se otorga el acceso y se establece la obligación de proporcionar información de los
clientes de emisores de tarjetas de crédito al sistema de

inform(!ci<lnA~-r~~.:>gos
.

'""-~

que
...
,__,_

administra la Superintendencia de Ban<;os, Este artículo permitirá un mejor análisis y

""'·-

"""'·-·-·'~---·"

.

".

•'

seguimiento de la capacidad de pago y situación del tarjetahabiente con relación a su
endeudamiento en el sistema financiero supervisado.

Artículo

6(Vig~ncia y terminación del contrato.
\

Se estima conveniente que en los contratos quede establecido el periodo de

vigenci~

de la relación contractual y del cumplimiento de las obligaciones adquiridas, de tal
forma que vencido el plazo, pueda ser prorrogado conforme lo establezcan las partes.

------.
También en este artículo se consideró necesario instituir un mecanismo por medio del
---------~---·

.•...,

cual el tarjetahabiente pueda solicitar la terminación de la rela<;ión contractual con el

---------·-·

emisor, debiendo establecer la forma para que el tarjetahabiente cumpla con las
obligaciones contraídas por el uso de la tarjeta de crédito.

12

00004~)

Artículo 7. Contenido de la tarjeta de crédito.
El artículo 757 del Código de Comercio, norma de manera general algunos aspectos
que debe contener la tarjeta de crédito; sin embargo, con este proyecto se regulan los
requisitos mínimos . que debe contener la tarjeta de crédito; adicionalmente, se
preceptúa que la misma deberá ser de carácter personal e intransferible.

Artículo 8. Extrafinanciamiento.
En Guatemala el extrafinanciamiento es una práctica normal del negocio de la tarjeta
-'""~e>

~

'

de crédito, donde el emisor concede al tarjetahabiente un financiamiento adicional al
límite de crédito otorgado. Dicho extrafinanciamiento, en algunos casos, es concedido
sin realizar un análisis de la capacidad de pago del tarjetahabiente, l_?._que ha influid9,
en un sobreendeudamiento de algunos usuarios, puesto que sobrepasa la capacidad
de pago de los mismos.

Derivado de lo antes comentado, se estima necesario regular el otorgamiento del
extrafinanciamiente::}ondi~ionando

un análisis de la capacidad de pago

al emisor a que previo a su autorización, real.~:~...
~el

tarjetahabiente tomando en cuenta que es una

línea de crédito adicional a la que ya cuenta el tarjetahabiente, así también es
importante que dicho financiamiento quede debidamente formalizado.

Artículo 9. Reestructuración de la deuda.
La propuesta de ley incluye un artículo relacionado con
con el fin de facultar, a través de este proyecto, al

_________

la(~~~!:.~-~-~ur_~_ción d.e_deuda_,/

tarjeta~h~nte

para que pueda

solicitar la reestructuración de la deuda cuando incurra
en )mora.\p no pueda atender
,... ,............ .... ,"
,.

..._

oportunamente sus obligaciones, estableciendo la obligación del emisor de resolver
tal petición en un plazo de treinta días; Con ello se instituye un mecanismo que
permite ajustar la atención de la deuda a las condiciones actuales del tarjetahabiente.

13

l1

(\:·, 1:"' '
OO'UL'd,J

3.

INTERESES Y OTROS CARGOS POR SERVICIOS

Este capítulo/ incluye artículos que promueven la transparencia en la información
--·~

.... ,

---··

derivada de la relación contractual entre el tarjetahabiente y el emisor, permitiendo al
primero conocer de las obligaciones que adquiere al constituirse como tal.

De esa cuenta, se considera importante_. que ..._,el tarjetahabiente conozca
-..._..,,..

,_.

las

\

r---~~~~-

condiciones y forma de determinar los\. intereses 1por financiamiento, cargos por

------

··-· ·-·····--...

\

....-

',,

'

'

-·-·-··----·

'

mora, así como las comisiones y otros cargos por servicios que el emisor le carga
por el uso de la tarjeta de crédito. Además, se establece la obligación para que los
emisores informen al público en general sobre la tasa efectiva anual equivalente, con

-------··-·- ............. ..

el objeto de que se conozca el costo real del financiamiento.

En atención a lo anterior se proponen los artículos siguientes:

Artículo 1O. Intereses por financiamiento.

Los intereses por financiamiento representan uno de los temas más relevantes que
incluye la propuesta de ley, ya que actualmente la poca información que se
proporciona para la determinación y forma de cálculo de los mismos, así como la
capitalización de estos, representa uno de los aspectos que limitan la transparencia
para el tarjetahabiente.

En sanas prácticas a nivel internacional,

los intereses por financiamiento son

calculados sobre el saldo financiado y por los días en que éste haya sido utilizado y
no son objeto de capitalización.

En países como El Salvador, Nicaragua, Honduras, Bolivia, Brasil, Costa Rica,
Colombia, México, Paraguay y Perú, la tasa de interés se pacta libremente y se
definen ciertos criterios para calcularla. Por ejemplo, en el caso de México, la tasa de
interés deberá expresarse conforme a uno de los tres criterios siguientes:
14

Y

Determinar un número de puntos porcentuales fijos;

Y

Establecer puntos porcentuales fijos que se adicionen a una tasa de
referencia

(Tasa

de

interés

Interbancaria

Certificados de la Tesorería -CETES-;

de

Equilibrio

- TIIE-;

Costo Porcentual Promedio -

CPP-);
';i>

Establecer un factor fijo que se multiplique por alguna de las tasas de
referencia. La tasa resultante debe ubicarse dentro de un rango, cuyos
límites mínimos y máximo estén dados por la suma de puntos
porcentuales establecidos en el contrato sobre las tasas de referencia
mencionadas.

Con respecto a Guatemala, actualmente la tasa de interés se pacta libremente, puede

-------

···-----· ·---

----

ser modificada por la entidad emisora en el transcurso del plazo pactado, se expresa
como una tasa de interés mensual y los intereses no pagados se capitalizan. Estas
características originan que la tasa pactada resulte en la realidad, inferior a la tasa
real que se cobra por el financiamiento, lo cual va en detrimento de la transparencia
de la información hacia el tarjetahabiente y adicionalmente provoca un incremento en
la deuda contraída.

Por otra parte, se considera importante comentar que en la mayoría de los países, la
legislación relacionada con las tarjetas de crédito no se fijan límites a las tasas de
interés, pues ello desincentiva el desarrollo del mercado. En el caso de Guatemala, el
artículo 757 bis del Código de Comercio, en su oportunidad estableció lo siguiente:

"Tasa de interés por el uso y manejo de las tarjetas en general. Las

entidades emisoras de las tarjetas de crédito cobrarán al tarjetahabiente
cuando haga uso del .financiamiento tanto en moneda nacional como

-

extranjera o su equivalente, la tasa de interés anual promedio ponderada de
....

..

.,-~ "~ -~' "

,.

.

'

~

las operaciones activas que cobra el Sistema Bancario Nacional y que

15

C/
.:J

OJ O'.' ; . ...,.. ').
.

't

•.J

1,._.

•.

\._) ......

17
publica periódicamente la Superintendencia de Bancos, la cual podrá
incrementarse hasta un máximo de cinco puntos porcentuales ... ''.

Al respecto, la Corte de Constitucionalidad consideró en los expedientes acumulados
994-2003, 995-2003 y 1009-2003, lo siguiente:

"Como puede apreciarse, ese articulo establece una desigualdad entre los
comerciantes que se dedican a operaciones de tarjeta de crédito y todos los
demás comerciantes que pueden fijar libremente los tipos de interés.
Asimismo, establece una discriminación entre los comerciantes que se
dedican a operaciones de tarjeta de crédito y las entidades bancarias en sus
operaciones normales de crédito, dado que éstas fijan libremente el tipo de
interés con sus clientes conforme el artículo 42 de la Ley de Bancos.
Inclusive discrimina a los comerciantes dedicados a operaciones de tarjetas
de crédito con los particulares que realicen operaciones civiles de crédito,
dado que estos últimos pueden fijar libremente el tipo de interés de sus
operaciones, conforme lo establecido en el artículo 1946 del Código Civil.
Esta Corte ha considerado en reiteradas oportunidades que es licito al
legislador establecer clas(ficaciones determinando que "en anteriores casos
que este principio de igualdad hace una referencia a la universalidad de la
ley, pero no prohibe, ni se opone a dicho principio, el hecho que el legislador
contemple la necesidad o conveniencia de clas(ficar y diferenciar situaciones
distintas y darles un tratamiento diverso, siempre que tal diferencia tenga
una justificación razonable de acuerdo al sistema de valores que la
Constitución acoge" sentencia dictada el dieciséis de junio de mil
novecientos noventa y dos en el expediente ciento cuarenta y uno - noventa y
dos. Como puede apreciarse, esta institución ha interpretado que es factible
realizar determinadas clasificaciones y d{ferencias; sin embargo, éstas deben
tener una "justificación razonable de acuerdo al sistema de valores que la
Constitución acoge". En el caso bajo análisis por una parte no existe
ninguna base para diferenciar las operaciones puramente comerciales entre
un emisor de tarjeta de crédito y el tmjetahabiente: y por otra, tampoco
16

~o

existe base alguna para

d~ferenciar

o[' í) ~

las operaciones bancarias y comerciales

descritas, por lo que resulta evidente que el artículo 757 bis del Decreto 2-70
adicionado por el articulo 2 del Decreto 33-2003, ambos del Congreso de la
República, es violatorio al principio de igualdad ante la ley establecido en el
artículo 4 ibid, además de ser violatorio al artículo 43 de la Constitución que
establece la libertad de comercio, dado que interfiere en la autonomía de la
voluntad de una operación puramente comercial, por lo que debe resolverse
lo que en derecho corresponde ... ··
Tomando en cuenta dicha experiencia, la propuesta no incluye limite a la tasa de
interés y se propone que los intereses por financiamiento se cobren conforme a lo
pactado en el contrato y además, se estipula que deben ser calculados sobre el saldo
de capital financiado y por los días en que hubiere sido utilizado tomando como
referencia la fecha de corte. Para el establecimient2_c!~_l<Uasª· <fejnterés se proponen
... ~··--· ·-·-

dos alternativas:

~--§-.,-·

---··

los emisores de tarjeta de crédito podrán proponerle al

tarjetahabiente el cobro de una tasa de interés fija pactada libremente o bien, una tasa
de interés variable integrada por un componente variable constituido por la "tasa de

----------interés anual promedio ponderada de los créditos al consumo, excluyendo la tasa de

las operaciones de tarjeta de crédito", en moneda nacional o en moneda extranjera
según corresponda,

publicada por la Superintendencia de Bancos, más un

componente fijo en puntos porcentuales, que será pactado libremente con el
tarjetahabiente el cual no podrá modificarse durante la vigencia del contrato, salvo
que sea en beneficio del tarjetahabiente. La tasa de interés variable deberá revisarse,
al menos, trimestralmente, para ajustar el componente variable y se le comunicará al
tarjetahabiente en el estado de cuenta respectivo.

Cuando se haya disminuido la tasa de interés fija o el componente fijo de la tasa de
interés variable, el emisor podrá en el futuro aumentar la tasa o el componente
indicados, únicamente hasta por los porcentajes inicialmente pactados y aplicados a
la línea de crédito.

17

')

'·J \__. \.._} J

18

1!l
En concordancia con lo anterior, el componente variable servirá para que el
tarjetahabiente pueda monitorear los movimientos que tiene la tasa de interés en el
sistema financiero y, para ese propósito, tal como se mencionó, se consideró en el
proyecto que dicho componente sea la tasa de interés anual promedio ponderada de
los créditos al consumo, excluyendo las operaciones de tarjeta de crédito, en moneda
nacional o extranjera según corresponda, ya que dicha tasa es publicada por la
Superintendencia de Bancos. El componente fijo, quedará plasmado en el contrato y
no podrá modificarse durante la vigencia del mismo, a menos que dicha modificación
sea en beneficio del tarjetahabiente. La suma de estos componentes será la tasa de
interés por financiamiento que el tarjetahabiente deberá pagar por el uso del mismo.
La tasa deberá ser comunicada al tarjetahabiente en el estado de cuenta respectivo;
asimismo, los intereses por financiamiento no podrán ser capitalizados ni podrán
calcularse sobre comisiones u otros cargos.

Artículo 11. Interés por mora.

Con el objeto de promover sanas prácticas y dar certeza en el cálculo de los intereses
por mora, este artículo establece que dichos intereses se calcularán sobre el monto de
capital de la o las cuotas en mora, de acuerdo a los días en mora, y se aplicará como
máximo la tasa de interés por financiamiento pactada; así mismo, establece que
'"'

,.~,...,.,..,-v<~

"

dichos intereses no podrán ser capitalizados.

Artículo 12. Comisiones y otros cargos.

Actualmente, algunos emisores no divulgan dentro de los contratos las comisiones y
otros cargos que cobran al tarjetahabiente por el uso de la tarjeta de crédito, esta
situación provoca que el tarjetahabiente no esté informado del origen de todos los
cobros por el uso de la tarjeta. En ese sentido, el proyecto de ley, en concordancia
con lo establecido en la Ley de Bancos y Grupos Financieros aplicable a entidades
que emiten y administran tarjetas de crédito supervisadas por la Superintendencia de
Bancos, establece que únicamente se podrá cobrar comisiones y otros cargos por
servicios efectivamente prestados, mismos que deberán haberse especificado en el
contrato.
18

'1 ooo5 ~'i

20

Artículo 13. Tasa efectiva anual equivalente.
La tasa efectiva anual equivalente es un indicador que, expresado en forma de
porcentaje anual, revela el costo efectivo o real de un producto financiero que incluye
generalmente, el tipo de interés nominal, las comisiones, otros cargos y el plazo de la
operación. En ese sentido, con el propósito que el tarjetahabiente esté informado del
costo real del financiamiento por el uso de la tarjeta de crédito, este artículo prescribe
que los emisores deben calcular para las operaciones de tarjeta de crédito, una tasa_
,..

efectiva anual equivalente para._ fines informativos, facultando a la Superintendencia
. .•

·•--«

..

--~

~~.

"'

--~~

'

"

h•

--

·-·-.

de Bancos para determinar la metodología y parámetros de su cálculo, así como la
forma y periodicidad en que deberá comunicarse.

4.

DERECHOS

y

OBLIGACIONES

DEL

EMISOR

y

DEL

T ARJET AHABIENTE

En complemento a lo ya mencionado, en este

cap~t1¿lp

también se incluyen otros

------~-...-.

derechos y obligaciones relevantes del emisor y del tarjetahabiente.

' Al respecto se proponen los artículos siguientes:
Artículo 14. Comprobante de transacciones.
Es importante que el emisor a través del operador y de los establecimientos afiliados
proporcione al tarjetahabiente un comprobante de las transacciones que realice con la
tarjeta de crédito. Dicho comprobante servirá, además de documentar la operación,
para que al momento en que haya alguna inconsistencia en las operaciones reportadas
en el estado de cuenta, el emisor o el tarjetahabiente cuenten con el respaldo que
dicha operación fue efectivamente realizada y las condiciones de la misma, por
ejemplo: el monto, fecha, hora de la transacción, nombre del comercio, número de
autorización, nombre del operador, entre otros.

19

OOOC50
21
Artículo 15. Estado de cuenta.
Con el fin de dar transparencia a las operaciones por el uso de la tarjeta de crédito, es
necesario que el tarjetahabiente cuente oportunamente con la información que le
permita corroborar las transacciones que ha realizado en un determinado periodo con
el objeto de conocer los pagos que debe efectuar. En ese sentido, el citado artículo
impone la obligación a cargo del emisor de enviar o poner a disposición del
tarjetahabiente, por cualquier medio, un estado de cuenta que contenga el detalle de
las operaciones derivadas del uso de la tarjeta de crédito en un periodo específico; así
mismo, establece que, como mínimo, dicho estado de cuenta debe enviarse o estar a
disposición del tarjetahabiente diez
días
antes del vencimiento de la obligación de
......._
....pago.

Artículo 16. Objeciones al estado de cuenta.
Con el objeto de desarrollar un procedimiento para que el tarjetahabiente pueda
manifestar su inconformidad con relación a las operaciones contenidas en el estado de
cuenta, este artículo preceptúa que el tarjetahabiente deberá comunicarlo a la entidad
detallando los motivos de su inconformidad y aportando los documentos de que
disponga, debiendo el emisor entregarle una constancia de recepción del reclamo. Por
su parte, el emisor deberá realizar la investigación correspondiente, y si fuera el caso,
corregir el error, la inconsistencia o las operaciones objetadas, o comunicar por
escrito al tarjetahabiente la improcedencia de su inconformidad dentro de los plazos
que determinará la Junta Monetaria en el reglamento que emita para el efecto.

Artículo 17. Robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito.
Derivado que el robo, hurto o extravío de las tarjetas de crédito es muy común, se
consideró importante establecer los mecanismos a seguir cuando se dé una situación
de esa naturaleza. En ese sentido el proyecto de ley establece que los emisores deben
contar con infraestructura y sistemas de atención permanente que le permitan al
tarjetahabiente comunicar el robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito con la
finalidad de que el emisor desactive la misma para que ya no puedan realizar más

20

_,. OO(JU,. 0,... .../

2q

l.

transacciones. También se consideró importante establecer que es responsabilidad del
tarjetahabiente presentar la denuncia correspondiente.

Asimismo, con el propósito de darle certeza al mecanismo, el artículo establece que el
emisor debe proporcionar al tarjetahabiente el número bajo el cual quedó registrado el
aviso y éste último no asumirá el pago de las transacciones que se hayan efectuado
con posterioridad a su aviso, con excepción de las que estuvieren vinculadas a
autorizaciones previas al mismo.

Artículo 18. Obligaciones del tarjetahabiente.

La obtención de un financiamiento que será utilizado a través de una tarjeta de crédito
conlleva para el tarjetahabiente la adquisición de obligaciones, las cuales deben ser
honradas conforme a las condiciones contractuales; en ese sentido, el proyecto de ley
enumera una serie de obligaciones que el tarjetahabiente debe observar desde el
momento en que se le concede una línea de crédito; por lo que, esta disposición
coadyuvará al adecuado uso de la tarjeta de crédito.

S.

DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS AFILIADOS

El capitulo V del proyecto de ley establece derechos y obligaciones de los afiliados,
mismos que deberán incluirse en los contratos entre el emisor u operador y afiliado.

En atención a lo anterior se proponen los artículos siguientes:

Artículo 19. Contrato entre el emisor u operador y el afiliado.

__Toda
___ relación mercantil s~JQ.rm<!l.iza a través de contratos, por lo que, es importante
,

...... "''

--~ ·-~ ,,~--~--.~- "~

'

'"

'

<•-

promover que la relación de prestación de servicios entre el operador y los afiliados
quede establecida en un contrato, lo que va en concordancia con las prácticas
internacionales y las políticas de los operadores que prestan servicios de
administración de tarjeta de crédito en Guatemala; en consecuencia, el proyecto de
21

,. Oui : · :·

r.":':

• .' '- .._,

J

2J
ley instituye cláusulas mínimas que debe contener el contrato para establecer en
forma transparente aspectos a que se obligan ambas partes en el desarrollo de sus
operaciOnes.

Artículos 20 obligaciones de los afiliados y 21 derechos del afiliado.

Como anteriormente se ha mencionado, la legislación guatemalteca no ha regulado lo
relativo a los sujetos y las relaciones entre estos como consecuencia de la operación
de la tarjeta de crédito, por consiguiente y tomando en consideración las prácticas
internacionales, es necesario regular los derechos y obligaciones de los afiliados con
el fin de que haya transparencia en el actuar de las partes; en tal sentido, el proyecto
de ley enumera una serie de derechos y obligaciones que los afiliados deben observar
como consecuencia de aceptar, en sus comercios, las tarjetas de crédito como un
instrumento de pago por las operaciones que realiza con los tarjetahabientes. Tales
derechos y obligaciones deben quedar incluidos en los contratos suscritos entre el

emisor u operador y los afiliados.

6.

SUPERVISIÓN

Como se comentó, las entidades bancarias que realizan operaciones de emisión y
administración de tarjeta de crédito y las empresas emisoras y administradoras de
tarjeta de crédito que forman parte de grupos financieros, se encuentran sujetas a la
supervisión de la Superintendencia de Bancos, con excepción de dos empresas
emisoras que no pertenecen a un grupo financiero.

Este capítulo persigue crear uniformidad en la supervisión para dar un trato de
igualdad a entidades que están facultadas para la emisión y administración de tarjeta
de crédito; asimismo, se instituye el mecanismo legal que permita al ente supervisor
acceder a información de las operaciones realizadas por los operadores de tarjeta de
crédito.

22

!'!'

00 r; r· ..Jeu~'

:,

Artículo 22. Supervisión.

De conformidad con la Ley de Bancos y Grupos Financieros, la Superintendencia de
Bancos ejerce la vigilancia e inspección de los bancos y de las empresas que
conforman grupos financieros, entre estas últimas, las empresas especializadas que
emiten y administran tarjetas de crédito; sin embargo, en el mercado guatemalteco
existen emisores que no pertenecen a grupos financieros, y consecuentemente no
están sujetas a supervisión por parte de dicho órgano; en ese sentido, el proyecto de
ley persigue que todos los emisores de tarjeta de crédito que operan en Guatemala
sean supervisados por un mismo ente especializado con la finalidad de dar un trato
igualitario a las entidades que realizan esta operación y que vele por el cumplimiento
de la ley.

Artículo 23. Información que deben proporcionar los operadores.

La inclusión de este artículo permitirá que la Superintendencia de Bancos pueda
requerir y tener acceso a las fuentes de información u operaciones que realicen los
operadores de tarjeta de crédito por el servicio que presten a los emisores, con el
objeto de efectuar una adecuada supervisión a estos últimos.

7.

DELITOS

El presente capítulo tiene por objeto tipificar como delitos determinadas conductas
derivadas del uso indebido y/o manipulación de tarjetas de crédito, así como de la
información de los tarjetahabientes, ya que dichas conductas atentan contra la
economía nacional y los intereses de los particulares.

Lo anterior constituirá un

mecanismo de política criminal para persuadir que las operaciones de tarjetas de
crédito, así como los sistemas informáticos de los emisores, operadores o afiliados,
sean utilizados por agrupaciones delictivas para la obtención de beneficios
económicos, en detrimento de la seguridad y confiabilidad que el sistema financiero
debe otorgarle a sus usuarios.

Debe tenerse en cuenta que por constituir la tarjeta de crédito un instrumento de pago
frecuentemente utilizado en los establecimientos comerciales, resulta que las
23

21

conductas delictivas cuya tipificación se pretende, han alcanzado proporciOnes
enormes en cuanto al perjuicio económico, en razón del alto volumen de compras que
con las mismas se realiza, lo que indudablemente desincentiva la utilización de un
producto que ha venido a agilizar el comercio y a ser una importante fuente de crédito
de consumo.

Adicionalmente, el ingreso ilegítimo a bases de datos o sistemas de información de
emisores, operadores o afiliados, conlleva la utilización de datos de tarjetahabientes
no sólo para la clonación de tarjetas de crédito, sino que es comercializada con otras
redes delincuenciales a nivel nacional e internacional, exponiendo a los titulares de
dicha información a otros riesgos, tal como la suplantación de identidad.

La delincuencia que se dedica a este tipo de actividades, no sólo cuenta con amplias
estructuras organizadas y el poderío económico suficiente para adquirir herramientas
de alto nivel tecnológico e informático para la consumación de sus actos, sino que
también está vinculada con organizaciones dedicadas al secuestro, narcotráfico y al
lavado de dinero u otros activos, tanto a nivel nacional como internacional.

Es importante mencionar que en nuestro ordenamiento jurídico penal existen varias
figuras delictivas en las que se ha intentado encuadrar las conductas de mérito (estafa,
caso especial de estafa, falsificación de documentos privados, entre otras); sin
embargo, las especiales circunstancias en que dichas conductas ocurren y el alto nivel
tecnológico o informático que su comisión implica, se han convertido en elementos
aprovechados por los delincuentes para evadir la justicia guatemalteca.

Artículo 24. Clonación de tarjetas de crédito.

Con la tipificación de este delito se pretende sancionar penalmente a la persona que
sustraiga, copie, reproduzca, grabe o altere la información contenida en la banda
magnética o en el medio de identificación electrónica, óptica o de cualquier otra
tecnología que posea una tarjeta de crédito. También se busca sancionar a quien, sin
causa legítima o sin consentimiento de quien esté facultado para ello, imprima o
24

00006l
troquele mediante cualquier tecnología, un instrumento de características similares a
una tarjeta de crédito.

Como se observa, este delito comprende tanto los mecanismos de índole informática,
como los meramente manuales o físicos, buscando con ello englobar las actividades
en las que los miembros de bandas delincuenciales de donadores participan.

Artículo 25. Aprovechamiento de tarjeta de crédito clonada.
Mediante esta figura delictiva, se busca sancionar a quien realice actos que impliquen
un aprovechamiento propio o en favor de terceros, a partir de una tarjeta de crédito
clonada,

independientemente

que

quien la utilice o se beneficie, haya o no

participado en la elaboración de dicha tarjeta. La sanción que se establece pretende
disuadir el aprovechamiento de una tarjeta de crédito clonada.

Artículo 26. Manipulación de datos de tarjeta de crédito.
La finalidad de esta norma consiste básicamente en persuadir a qmenes, sm
autorización expresa del titular o del responsable de datos de tarjetahabientes
capture, sustraiga, intercepte, copie, altere, elimine o agregue datos o información
sobre dichos tarjetahabientes, en los respectivos sistemas de información del emisor,
operador o afiliado.

También se busca sancionar la comercialización indebida de datos de tarjetahabientes
que, como se indicó, constituye un trasiego de información por los más variados
niveles delincuenciales, lo cual puede implicar consecuencias nefastas para los
titulares de la misma.

Artículo 27. Uso fraudulento de tarjeta de crédito.
La presente figura pretende persuadir a las personas para que se abstengan de utilizar
una tarjeta de crédito legítimamente emitida, que ha sido robada, hurtada o
extraviada, independientemente de si quien la utilice la obtuvo de manera ilícita (robo

25

26

OOUC:62
27
o hurto) o no (extravío), ya que, en todo caso, la única persona autorizada para su uso
es el tarjetahabiente titular o adicional.

Artículo 28. Circunstancias agravantes.
La finalidad de esta norma, como en otras figuras delictivas, es sancionar con mayor
severidad a las personas que cometan cualquiera de los delitos contenidos en este
capítulo, abusando de la posición jerárquica y/o grado de confianza que tienen dentro
de la entidad emisora, operadora o afiliada, de la tarjeta de crédito de que se trate.

8.

DISPOSICIONES FINALES

Artículo 29. Aplicación de disposiciones complementarias.
Con el propósito de que prevalezca el principio de igualdad ante la ley, este artículo
tiene como finalidad hacer extensiva, a los emisores que no se encuentran bajo la
vigilancia e inspección de la Superintendencia de Bancos, en lo que corresponda, la
legislación que actualmente es aplicable a los emisores de tarjeta de crédito que
pertenecen a un grupo financiero. Dentro de estas disposiciones se pueden mencionar:
administración de riesgos, régimen contable, divulgación y publicación de
información, adecuación de capital, régimen sancionatorio, medios de impugnación,
entre otros.

Artículo 30. Reglamentos.
Con el fin de operativizar la ley, es necesario establecer que la Junta Monetaria, a
propuesta de la Superintendencia de Bancos, emita los reglamentos necesarios para
regular las operaciones de la tarjeta de crédito.

Artículo 31. Derogatoria.
En virtud que el artículo 757 del Decreto número 2-70, del Congreso de la República,
Código de Comercio de Guatemala, es la única disposición en la legislación
guatemalteca que regula la tarjeta de crédito y dado que el presente proyecto
desarrolla la materia, es conveniente su derogatoria.
26

00U06 l
Artículo 32. Vigencia.
Se establece que este proyecto de ley entre en vigencia seis meses después del día de
su publicación, a manera que los emisores de tarjeta de crédito tengan un tiempo
prudencial para adecuar sus operaciones a dichas disposiciones.

27

28

DECRETO NÚMERO- - - EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA DE GUATEMALA
CONSIDERANDO:
Que la tarjeta de crédito es un instrumento de pago moderno y de uso generalizado,
importante para la economía del país, en virtud~~ que facilita las transacciones comerciales
de forma fluida.
CONSIDERANDO:
Que es necesario establecer un marco jurídico para el funcionamiento de la actividad de
tarjeta de crédito, dentro de un esquema equitativo que garantice los derechos de los
participantes y la transparencia en las relaciones entre los emisores, los tarjetahabientes y
los establecimientos afiliados.
CONSIDERANDO:
Que es conveniente armonizar en un marco jurídico la operación de tarjeta de crédito y
definir un órgano especializado que realice la vigilancia e inspección de los emisores de
tarjeta de crédito, que vele por la correcta aplicación de la ley.

POR TANTO:
En ejercicio de las atribuciones que le confiere el artículo 171 literal a) de la Constitución
Política de la República de Guatemala,

DECRETA:
La siguiente:
LEY DE TARJETA DE CRÉDITO

CAPÍTULO 1
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo l. Objeto. La presente ley regula la operacwn de tarjeta de crédito y las
relaciones entre emisor, operador, tarjetahabiente y afiliado.
28

'

··

,

Articulo 2. Defimcwnes. Para los efectos de esta ley se entendera por:

~

oo

(l (1 (" ,":'

lilJU'-l

Tarjeta de crédito: Instrumento material, magnético, electrónico o de cualquier otra
tecnología, que le permite al tarjetahabiente utilizar una línea de crédito que le ha sido
otorgada por un emisor, para la adquisición de bienes, servicios o para el retiro de dinero en
efectivo.

Tarjetahabiente titular: Persona individual o jurídica que celebra un contrato con el
emisor. en virtud del cual es habilitado para el uso de una línea de crédito por medio de
tarjeta de crédito.

Tarjetahabiente adicional: Persona autorizada por el tarjetahabiente titular para compartir
el uso de su línea de crédito por medio de una tarjeta de crédito adicional que le otorga el
emisor.

Emisor: Persona jurídica que otorga líneas de crédito, emite y administra tarjetas de crédito
para ser usadas en más de un afiliado.

Operador: Persona jurídica que proporciona los servicios relacionados con la autorización
y registro de las transacciones, administra los sistemas de autorización y de afiliación de
personas y/o establecimientos, así como otras actividades relacionadas con las operaciones
de tarjetas de crédito.

Afiliado: Es la persona individual o jurídica que, mediante contrato celebrado con el
emisor u operador, proporciona bienes, servicios o dinero en efectivo, aceptando del
tarjetahabiente como instrumento de pago la tarjeta de crédito.

Estado de cuenta: Es el documento que, referido a un período determinado, contiene
detalle del monto y la descripción de las operaciones en las que se ha utilizado la tarjeta de
crédito, así como los débitos y créditos efectuados por el emisor de conformidad con los
contratos celebrados.

Fecha de corte: Fecha límite definida por el emisor para establecer en el estado de cuenta
la acumulación de transacciones y sus respectivos valores, durante un periodo determinado.
Fecha límite de pago: Fecha máxima establecida por el emisor para que el tarjetahabiente
efectúe al menos el pago mínimo referido a la fecha de corte.
29

3()

31
Pago mínimo: Es la cuota que cubre la amortización de capital, según el plazo de
financiamiento, el monto de intereses a la tasa pactada, comisiones y otros cargos
convenidos, que el tarjetahabiente debe pagar al emisor por el uso de la línea de crédito, en
la fecha límite de pago, para no incurrir en mora.

Tasa de interés por mora: Porcentaje anual o su equivalente mensual, que el emisor aplica
sobre el saldo en mora cuando el tarjetahabiente incumple el pago mínimo en la fecha
establecida.

Pago de contado: Monto indicado en el estado de cuenta, a la última fecha de corte, que el
tarjetahabiente debe pagar a más tardar en la fecha límite de pago para liquidar su saldo a la
fecha indicada.

Tasa de interés: Porcentaje anual o su equivalente mensual, que se aplica al saldo del
capital financiado, conforme lo pactado en el contrato de tarjeta de crédito, como
retribución por el uso del capital.

Límite de crédito: Monto máximo de la línea de crédito, que el emisor autoriza al
tarjetahabiente a utilizar conforme las condiciones estipuladas en el contrato de tarjeta de
crédito.

Extrafinanciamiento: Línea de crédito adicional en condiciones y plazos que pueden ser
distintos a la línea de crédito principal, autorizada al tarjetahabiente titular.

Marca: Es la identificación exclusiva de los instrumentos de pago, con la cual el emisor u
operador en virtud de un contrato de concesión o licencia de uso, emite y opera tarjetas de
crédito.

CAPÍTULO 11
ASPECTOS CONTRACTUALES Y FINANCIAMIENTO
Artículo 3. Contrato entre el emisor y el tarjetahabiente. El emisor y el tarjetahabiente
formalizarán por medio de un contrato escrito la línea de crédito otorgada por aquel al
tarjetahabiente para la utilización de la tarjeta de crédito en la adquisición de bienes,

30

00006?
servicios o retiro de dinero en efectivo en los afiliados, obligándose el tarjetahabiente a
cancelar las cantidades a su cargo conforme a las condiciones pactadas.
A los créditos originados por el uso de las tarjetas de crédito, se aplicarán las reglas de los
pagarés.
El contrato deberá contener, como mínimo, las cláusulas siguientes:

l.

Límite de crédito inicial, el cual podrá ser modificado por el emisor durante la
vigencia del contrato y deberá ser comunicado al tarjetahabiente, en cada
oportunidad;

2.

Ámbito geográfico de uso de la tarjeta de crédito;

3.

Plazo del contrato;

4.

Tipo de moneda;

5.

Tasa de interés del financiamiento, modalidad y forma de cálculo;

6.

Tasa de interés por mora;

7.

Tarifas de comisiones y otros cargos;

8.

Información relativa a los estados de cuenta, incluyendo las disposiciones sobre la
fecha de corte y la fecha límite de pago mensual;

9.

Derechos y obligaciones del emisor y del tarjetahabiente;

1O.

Manera de proceder en caso de robo, fraude o extravío de la tarjeta; así como en el
caso de objeciones a operaciones contenidas en el estado de cuenta; y,

11.

Causales de terminación del contrato.

El texto del contrato debe permitir su fácil lectura y comprensión, así como destacar las
cláusulas que establecen obligaciones para el tarjetahabiente. El contrato deberá ser firmado
por ambas partes; en el caso del emisor, por el representante legal o mandatario, dicha
firma podrá ser autógrafa o sustituirse por su impresión o reproducción u otro mecanismo
que las disposiciones legales permitan. El contrato debe suscribirse en duplicado,
obligándose el emisor a entregar una copia del mismo al tarjetahabiente.
Todo cambio en las estipulaciones y términos del contrato deberá ser consensuado entre las
partes, para tal efecto el emisor lo notificará al tarjetahabiente con 45 días de anticipación.
Si durante dicho plazo el tarjetahabiente no manifiesta su inconformidad a dichos cambios,

31

31
Pago mínimo: Es la cuota que cubre la amortización de capital, según el plazo de
financiamiento, el monto de intereses a la tasa pactada, comisiones y otros cargos
convenidos, que el tarjetahabiente debe pagar al emisor por el uso de la línea de crédito, en
la fecha límite de pago, para no incurrir en mora.

Tasa de interés por mora: Porcentaje anual o su equivalente mensual, que el emisor aplica
sobre el saldo en mora cuando el tarjetahabiente incumple el pago mínimo en la fecha
establecida.

Pago de contado: Monto indicado en el estado de cuenta, a la última fecha de corte, que el
tarjetahabiente debe pagar a más tardar en la fecha límite de pago para liquidar su saldo a la
fecha indicada.

Tasa de interés: Porcentaje anual o su equivalente mensual, que se aplica al saldo del
capital financiado, conforme lo pactado en el contrato de tarjeta de crédito, como
retribución por el uso del capital.

Límite de crédito: Monto máximo de la línea de crédito, que el emisor autoriza al
tarjetahabiente a utilizar conforme las condiciones estipuladas en el contrato de tarjeta de
crédito.

Extrafinanciamiento: Línea de crédito adicional en condiciones y plazos que pueden ser
distintos a la línea de crédito principal, autorizada al tarjetahabiente titular.

Marca: Es la identificación exclusiva de los instrumentos de pago, con la cual el emisor u
operador en virtud de un contrato de concesión o licencia de uso, emite y opera tarjetas de
crédito.

CAPÍTULO 11
ASPECTOS CONTRACTUALES Y FINANCIAMIENTO
Artículo 3. Contrato entre el emisor y el tarjetahabiente. El emisor y el tarjetahabiente
formalizarán por medio de un contrato escrito la línea de crédito otorgada por aquel al
tarjetahabiente para la utilización de la tarjeta de crédito en la adquisición de bienes,

30

000067

3
servicios o retiro de dinero en efectivo en los afiliados, obligándose el tarjetahabiente a
cancelar las cantidades a su cargo conforme a las condiciones pactadas.
A los créditos originados por el uso de las tarjetas de crédito, se aplicarán las reglas de los
pagarés.
El contrato deberá contener, como mínimo, las cláusulas siguientes:

l.

Límite de crédito inicial, el cual podrá ser modificado por el emisor durante la
vigencia del contrato y deberá ser comunicado al tarjetahabiente, en cada
oportunidad;

2.

Ámbito geográfico de uso de la tarjeta de crédito;

3.

Plazo del contrato;

4.

Tipo de moneda;

5.

Tasa de interés del financiamiento, modalidad y forma de cálculo;

6.

Tasa de interés por mora;

7.

Tarifas de comisiones y otros cargos;

8.

Información relativa a los estados de cuenta, incluyendo las disposiciones sobre la
fecha de corte y la fecha límite de pago mensual;

9.

Derechos y obligaciones del emisor y del tarjetahabiente;

1O.

Manera de proceder en caso de robo, fraude o extravío de la tarjeta; así como en el
caso de objeciones a operaciones contenidas en el estado de cuenta; y,

11.

Causales de terminación del contrato.

El texto del contrato debe permitir su fácil lectura y comprensión, así como destacar las
cláusulas que establecen obligaciones para el tarjetahabiente. El contrato deberá ser firmado
por ambas partes; en el caso del emisor, por el representante legal o mandatario, dicha
firma podrá ser autógrafa o sustituirse por su impresión o reproducción u otro mecanismo
que las disposiciones legales permitan. El contrato debe suscribirse en duplicado,
obligándose el emisor a entregar una copia del mismo al tarjetahabiente.
Todo cambio en las estipulaciones y términos del contrato deberá ser consensuado entre las
partes, para tal efecto el emisor lo notificará al tarjetahabiente con 45 días de anticipación.
Si durante dicho plazo el tarjetahabiente no manifiesta su inconformidad a dichos cambios,

31

f)
l.

{1J

o

'
1' ··:
~ ¡:1__" n
~-:
.... ,

1

\.]

~

se considerará que el tarjetahabiente ha aceptado las modificaciones o cambios que le han
sido notificados.
En caso de no ser aceptados los cambios en las condiciones contractuales, se podrá dar por
terminado el contrato en los términos indicados en el artículo 6 de la presente ley.
Artículo 4. Evaluación de la capacidad de pago. El emisor, previo a conceder una línea
de crédito o modificar el límite de la misma, debe cerciorarse razonablemente que el
solicitante o tarjetahabiente, según corresponda, tenga la capacidad de atender el pago
oportuno de sus obligaciones dentro del plazo del contrato; asimismo, deberá dar
seguimiento a la evolución de la capacidad de pago del tarjetahabiente mientras se
mantenga el financiamiento.
Artículo S. Sistema de información de riesgos. Los emisores de tarjetas de crédito estarán
obligados a proporcionar la información que la Superintendencia de Bancos determine
relacionada con el Sistema de Información de Riesgos a que se refiere la Ley de Bancos y
Grupos Financieros.
Dichos emisores tendrán acceso al Sistema de Información de Riesgos, exclusivamente
para fines de análisis de crédito.
Artículo 6. Vigencia y terminación del contrato. La vigencia de los contratos de tarjeta
de crédito deberá ser pactada por un período determinado, el cual podrá ser prorrogado
conforme lo convengan las partes.
El tarjetahabiente titular podrá, en cualquier momento, dar por terminada la relación
contractual, comunicando su voluntad al emisor, por escrito o por cualquier otro medio de
comunicación que permita comprobar la identificación del tarjetahabiente y de la
comunicación. En este caso, se tendrá por terminado el contrato inmediatamente después de
recibida la comunicación. De existir saldo a cargo del tarjetahabiente, éste deberá
cancelarlo según lo convenido en el contrato o en cualquier otra forma que se pacte con el
emisor, obligación de pago que permanecerá aún después de haberse comunicado la
terminación del contrato.
Artículo 7. Contenido de la tarjeta de crédito. Las tarjetas de crédito se emitirán a
nombre de una persona individual o jurídica, con carácter intransferible y deberán contener,
como mínimo, la información siguiente:
l.

Nombre y espacio para la firma cuando el titular sea persona individual;

2.

En el caso de personas jurídicas, nombre y espacio para la firma de la persona
individual autorizada para su uso;

3.

Marca de la tarjeta de crédito;

32

4.

Mes y año de vencimiento;

5.

Denominación de la institución emisora de la tarjeta de crédito;

6.

Número asignado a la tarjeta de crédito; y,

7.

Código u otro dispositivo de seguridad.

oo[;(
1

("

} \._)u

'

También se podrá incluir códigos, claves y demás características técnicas que permitan su
adecuada utilización cuando operen con cajeros automáticos u otros dispositivos
electrónicos.
En el caso de tarjetas de crédito electrónicas o de cualquier otra tecnología, contendrán los
elementos que disponga el emisor, quien debe proporcionar al tarjetahabiente, como
mínimo, el número de tarjeta, el número de identificación personal asignado y la clave de
acceso, así como los códigos u otros dispositivos de seguridad.
Artículo 8. Extrafinanciamiento. El extrafinanciamiento que se conceda deberá otorgarse
previa evaluación de la capacidad de pago del tarjetahabiente, dicho extrafinanciamiento
deberá formalizarse adecuadamente.
Artículo 9. Reestructuración de la deuda. Cuando el tarjetahabiente incurra en mora o
considere no poder atender el pago en la forma programada, podrá solicitar la
reestructuración de la deuda generada por el uso de la tarjeta de crédito, en cuyo caso el
emisor deberá resolver dicha solicitud dentro de los treinta (30) días de su recepción.

CAPÍTULO III
INTERESES Y OTROS CARGOS POR SERVICIOS
Artículo 10. Intereses por financiamiento. Los emisores podrán pactar libremente con los
tarjetahabientes, la tasa de interés aplicable a la línea de crédito.

Cuando proceda el cobro de intereses, estos serán calculados sobre el saldo de capital
financiado y por los días en que hubiere sido utilizado hasta la fecha de corte.
Los emisores podrán pactar con los tarjetahabientes tasas de interés fija o variable.
Cuando se pacte tasa de interés fija, ésta no podrá modificarse durante la vigencia del
contrato, salvo que sea en beneficio del tarjetahabiente.
Cuando se pacte tasa de interés variable, ésta estará integrada por un componente variable
constituido por la "tasa de interés anual promedio ponderada de los créditos al consumo
excluyendo las operaciones de tarjeta de crédito", en moneda nacional o en moneda
extranjera según corresponda, publicada por la Superintendencia de Bancos; más un
componente fijo en puntos porcentuales, que será pactado libremente con el tarjetahabiente
33

no '• - . .

-'

í.)

¡ (:

~;

¡

y que no podrá modificarse durante la vigencia del contrato, salvo que sea en beneficio del
tarjetahabiente. La tasa de interés variable deberá revisarse, al menos, trimestralmente,
para ajustar el componente variable y se le comunicará al tarjetahabiente en el estado de
cuenta respectivo.
Cuando se haya disminuido la tasa de interés fija o el componente fijo de la tasa de interés
variable, el emisor podrá en el futuro aumentar la tasa o el componente indicados, hasta los
porcentajes inicialmente pactados y aplicados a la línea de crédito.
Los intereses por financiamiento no podrán capitalizarse en ninguna forma, ni podrán
calcularse sobre comisiones y otros cargos. En el caso de reestructuración de la deuda, los
intereses por financiamiento podrán ser considerados como parte del capital a reestructurar,
según lo convengan las partes.
Artículo 11. Interés por mora. El interés por mora se calculará sobre el monto de capital
de la o las cuotas en mora, de acuerdo a los días en mora, y se aplicará como máximo la
tasa de interés por financiamiento pactada. Estos intereses no podrán ser capitalizados.
Artículo 12. Comisiones y otros cargos. El emisor solamente podrá cobrar comisiones y
otros cargos por servicios efectivamente prestados y pactados en el contrato con el
tarjetahabiente.
Artículo 13. Tasa efectiva anual equivalente. Los emisores deberán calcular una tasa
efectiva anual equivalente para fines informativos. La Superintendencia de Bancos
determinará la metodología y parámetros para el cálculo y determinación de dicha tasa, así
como la forma y periodicidad en que debe comunicarse.

CAPÍTULO IV
DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL EMISOR Y DEL TARJETAHABIENTE

Artículo 14. Comprobante de transacciones. El emisor velará porque toda transacción
generada por la adquisición de bienes, servicios o retiros de dinero en efectivo con tarjeta
de crédito, registrada en el estado de cuenta, cuente con el respaldo que evidencie el
consumo del tarjetahabiente.
Artículo 15. Estado de cuenta. El emisor deberá enviar o poner a disposición del
tarjetahabiente titular, según se pacte, sin cargo alguno, un estado de cuenta a la fecha de
corte, como mínimo, diez (1 O) días antes del vencimiento de la obligación de pago.
Artículo 16. Objeciones al estado de cuenta. El tarjetahabiente puede objetar las
operaciones contenidas en el estado de cuenta, detallando los motivos de su inconformidad,

34

3f)
aportando los documentos de que disponga y que sirvan para esclarecer el hecho. El emisor
deberá emitir una constancia de recepción del reclamo.
Por su parte, el emisor deberá, si fuera el caso, corregir el error, la inconsistencia o las
operaciones objetadas, o bien comunicar por escrito al tarjetahabiente la improcedencia de
su inconformidad y adjuntar copia de los documentos de que disponga.
Los plazos y procedimientos aplicables al presente artículo serán reglamentados por la
Junta Monetaria a propuesta de la Superintendencia de Bancos.
Artículo 17. Robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito. En aquellos casos en los
cuales se produzca robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito, el tarjetahabiente deberá
dar aviso al emisor para deshabilitar el uso de la tarjeta. El aviso deberá ser enviado
conforme los procedimientos establecidos para el efecto por el emisor y que se dieron a
conocer al tarjetahabiente. Lo anterior, sin perjuicio de presentar la denuncia
correspondiente.
El emisor deberá proporcionar al tarjetahabiente el número de registro o de gestión bajo el
cual quedó registrado el aviso de robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito.
Los emisores deberán contar con infraestructura y sistemas de atención permanente que
permitan a los tarjetahabientes comunicar el robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito
para que se realice la inhabilitación correspondiente.
Los tarjetahabientes no asumirán el pago de las transacciones que se hayan efectuado con
posterioridad al aviso realizado en la forma anteriormente indicada, con excepción de las
transacciones vinculadas a autorizaciones que fueron aprobadas al tarjetahabiente previo al
referido aviso.
Artículo 18. Obligaciones del tarjetahabiente. Serán obligaciones del tarjetahabiente las
siguientes:
l.

Suscribir el contrato con el emisor;

2.

Firmar de inmediato la tarjeta de crédito proporcionada, no divulgar las claves de
acceso y resguardarlas con la debida diligencia;

3.

Realizar los pagos según lo estipulado en el contrato;

4.

Identificarse cuando utilice la tarjeta de crédito;

5.

Requerir los comprobantes y verificar el importe y veracidad de las transacciones y
demás documentos de compra de bienes, servicios y retiros de dinero en efectivo;

6.

Revisar el estado de cuenta y comunicar al emisor cualquier inconformidad con el
mismo dentro de los plazos establecidos;
35

#,


-) r ' ' l {'\ ,..,
(

u:; u '

2

7.

Velar por el correcto uso de la tarjeta de crédito;

8.

Indicar a la entidad emisora la forma en que desea recibir el estado de cuenta o
cualquier otra información pertinente, así como informar de cualquier cambio de
dirección;

9.

Reportar a la entidad emisora el robo, hurto o extravío de la tarjeta de crédito; y,

1O.

Proporcionar al emisor la documentación e información periódica u ocasional que le
reqmera.

CAPÍTULO V
DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS AFILIADOS
Artículo 19. Contrato entre el emisor u operador y el afiliado. La prestación de
servicios entre el emisor u operador y el afiliado se deberá formalizar en un contrato que
contendrá, como mínimo, lo siguiente:

l.

Objeto del contrato;

2.

Plazo de vigencia;

3.

Obligaciones y derechos de las partes;

4.

Marcas a aceptar y su publicidad;

5.

Equipo y sus condiciones para la operación de las tarjetas de crédito;

6.

Descripción de las comisiones y otros cargos administrativos, así como el porcentaje
o el monto de cada uno;

7.

Procedimientos de liquidación; y,

8.

Causas de terminación del contrato.

Artículo 20. Obligaciones de los afiliados. Son obligaciones de los afiliados:

l.

Mantener en un lugar visible al público el nombre de la marca de la tarjeta de crédito
que acepta y deberá retirarlo cuando deje de ser aceptada;

2.

No aplicar recargos en los productos o servicios, por el solo hecho de ser pagados con
tarjeta de crédito;

36

37

-

'\

38
3.

Exigir la identificación del tarjetahabiente, cuando así lo requieran las políticas del
emisor, del operador o de las marcas;

4.

Entregar una copia al tarjetahabiente del comprobante de las operaciones realizadas
con la tarjeta de crédito;

5.

Requerir la firma del tarjetahabiente en el comprobante de la operación respectiva,
cuando así lo requieran las políticas del emisor, del operador o de las marcas; y,

6.

No excluir al tarjetahabiente de ofertas o descuentos ofrecidos al público por el solo
hecho de realizar el pago con tarjeta de crédito si en la publicidad no se indicó
expresamente que tales ofertas o descuentos no aplican a pagos con tarjeta de crédito.

Artículo 21. Derechos del afiliado. Son derechos del afiliado los siguientes:

l.

Obtener del emisor u operador que corresponda, el reembolso de las ventas
efectuadas con tarjetas de crédito, previamente autorizadas conforme los
procedimientos establecidos para el efecto;

2.

Obtener del emisor u operador el equipo, suministros y sistemas necesarios, para la
aceptación, autorización y procesamiento de las operaciones realizadas con tarjetas de
crédito, según se establezca en el contrato correspondiente;

3.

Recibir del emisor u operador capacitación sobre el manejo, uso, operatoria y
medidas de seguridad relacionadas con tarjetas de crédito; y,

4.

Obtener del emisor u operador la instalación de los sistemas adecuados para prevenir
el uso indebido de tarjetas de crédito canceladas o bloqueadas.

CAPÍTULO VI
SUPERVISIÓN
Artículo 22. Supervisión. Las entidades emisoras de tarjetas de crédito constituidas en el
país estarán sujetas a la vigilancia e inspección de la Superintendencia de Bancos.
Artículo 23. Información que deben proporcionar los operadores. Los operadores que
presten servicios a los emisores de tarjetas de crédito que operen en el país, estarán
obligados a proporcionar a la Superintendencia de Bancos la información ocasional o
periódica que ésta les requiera. Así mismo, estarán obligados a permitir a la
Superintendencia de Bancos el libre acceso a todas sus fuentes y sistemas de información
para que ésta pueda verificar la información proporcionada por ellos mismos o por un
emisor al cual le presten servicios.

37

'.

3 !J
CAPÍTULO VII
DELITOS

Artículo 24. Clonación de tarjeta de crédito. Comete el delito de clonación de tarjeta de
crédito quien sustraiga, copie, reproduzca, grabe o altere la información contenida en la
banda magnética o en el medio de identificación electrónica, óptica o de cualquier otra
tecnología que posea una tarjeta de crédito.
También comete este delito quien, sin causa legítima o sin consentimiento de quien esté
facultado para ello, imprima o troquele mediante cualquier tecnología, un instrumento de
características similares a una tarjeta de crédito.
El responsable de este delito será sancionado con prisión de seis a diez años y multa de
cincuenta mil a quinientos mil quetzales.

Artículo 25. Aprovechamiento de tarjeta de crédito clonada. Comete el delito de
aprovechamiento de tarjeta de crédito clonada quien, respecto de una tarjeta de crédito
clonada:
a)

La adquiera, posea, detente o utilice; o,

b)

La enajene o en cualquier forma comercialice, distribuya o introduzca al país.

El responsable de este delito será sancionado con prisión de seis a diez años y multa de
cincuenta mil a quinientos mil quetzales.

Artículo 26. Manipulación de datos de tarjeta de crédito. Comete el delito de
manipulación de datos de tarjeta de crédito quien, sin autorización expresa del titular o del
responsable, de los datos de tarjeta de crédito:
a)

Capture, sustraiga, intercepte, copie, altere, elimine o agregue datos o información
sobre tarjetahabientes, de o en las bases de datos o archivos propiedad de un emisor,
operador o afiliado a éstos;

b)

Adquiera, posea, detente o utilice datos o información sobre tarjetahabientes,
obtenidos de las bases de datos o archivos propiedad de un emisor, operador o
afiliado a éstos;

e)

Enajene o en cualquier forma comercialice datos o información sobre
tarjetahabientes, obtenidos de las bases de datos o archivos propiedad de un emisor,
operador o afiliado a éstos; o,

d)

Incorpore tarjetahabientes, cuentas o registros inexistentes o consumos o cargos que
no corresponden al tarjetahabiente, o modifique la cuantía de éstos en las bases de
datos o archivos propiedad de un emisor, operador o afiliado a éstos.
38

OO[1.Ju~) ~,,J~':
El responsable de este delito será sancionado con prisión de seis a diez años y multa de
cincuenta mil a quinientos mil quetzales.
Artículo 27. Uso fraudulento de tarjeta de crédito. Comete delito de uso fraudulento de
tarjeta de crédito, quien utilice una tarjeta de crédito legítimamente emitida que ha sido
robada, hurtada o extraviada.

El responsable de este delito será sancionado con prisión de seis a diez años y multa de diez
mil a cincuenta mil quetzales.
Artículo 28. Circunstancias agravantes. Se consideran circunstancias agravantes de los
delitos contenidos en el presente capítulo, cuyas penas para dicho efecto serán aumentadas
en una tercera parte, cuando el responsable de los mismos sea:

a)

Director, gerente, ejecutivo, representante legal,
empleado o persona de confianza del propio emisor;

administrador,

funcionario,

b)

Director, gerente, ejecutivo, representante legal, administrador,
empleado o persona de confianza del propio operador; o,

funcionario,

e)

Director, gerente, ejecutivo, representante legal, administrador, factor, funcionario,
empleado, propietario o persona de confianza del afiliado al propio emisor u
operador.

CAPÍTULO VIII
DISPOSICIONES FINALES

Artículo 29. Aplicación de disposiciones complementarias. Los emisores de tarjetas de
crédito que no formen parte de un grupo financiero, se regirán por lo establecido en esta ley
y, en lo aplicable, por la Ley de Bancos y Grupos Financieros, así como por las
disposiciones emitidas por la Junta Monetaria y por la Superintendencia de Bancos, que
regulen a las empresas especializadas en servicios financieros que emitan tarjetas de crédito
y que integran un grupo financiero.

En las materias no previstas en estas leyes y disposiciones, dichos emisores se sujetarán al
Código de Comercio de Guatemala y a la legislación general de la República, en lo que les
fuere aplicable.
Artículo 30. Reglamentos. La Junta Monetaria, a propuesta de la Superintendencia de
Bancos, deberá emitir los reglamentos necesarios para la adecuada aplicación de la presente
ley.

39

,_:,:.;-1
,,~~

41
Artículo 31. Derogatoria. Se deroga el artículo 757 del Decreto Número 2-70 del
Congreso de la República de Guatemala, Código de Comercio de Guatemala.
Artículo 32. Vigencia. El presente decreto será publicado en el Diario Oficial y entrará en
vigencia seis (6) meses después de su publicación.

40

NUM: ________________

u

I

~S_'-~!~··--------1 1'1<

REF.:

AL CONTESTAR SIRVASE MENCIONAR EL NUMERO
Y REFERENCIA DE ESTA NOTA.

MINISTERIO DE ECONOMIA

O('\ .. ...
1 IH•

!>!

8a. Avenida 10-43, Zona 1

4

,~

, 1

!ll( T \\IF'. '.o. J% lll

Guatemala, C.A.

"-d '\TO: SI PFJHYlT'\IH.'\TF Dr B\'\COS IH"\J!TI. \L
\lf'\f'lfTRIO DF FC0'\0\H.\ PJH)YF.C'fO IH
f fY !H
1 \RiFT \..., OF ( H.FIHTO P·\H: \ "{
\'\ \I.ISI-., '
DF
( 0'\...,fi>Ff{ \I(SF PFRTI'\;L'\"fF SL \ l·H· \HTIDO
\ J. \'-.
1'."-l \'C!\1..;
(H F
COf{RFSPO'\D\'\
P\l(\
(H!
Fl'-·\f \lF'\TF SE\ CO'\OCIUO POI{ Fl CO'\(;J~FSO Dr 1 \
lO PI BLI( \.

!,·,,

\' l !

< UH' H"

'

l

:_l;!J i:.._"•:_:¡· . :~t-__'!~)!"1

~ll!

-

'·.l:·t

t

z_;('

l:_·¡;·-,:.liil\,

.

'

!,1

\U \ '\CF IH. 1 \ 1' \R IT lH'-'l'O""lTI\ \DI L \! !- '\

\_. \

l

1

t

~

t!,.'p~.__l ('t..J!rl() \)nlt\!.c) i\~~~:ulJr !;lt.,;-·~~-~rJt.,.'J,·q~ e!~.· l~l!.h.\l~.l

,..

c1.:..··q~n;·t,

\ 1 Plll'J

1

dt..' \...

;

)

!,¡

~

//,
~r

1

f)

L.

NUM: __________________l.-j-'¡_\_________

I

REF.:
AL CONTESTAR SIRVASE MENCIONAR EL NUMERO
Y {I~F~.RE!'l~A ~E ESTA NOTA.

ud tJ ü

MINISTERIO DE ECONOMIA

4]

1 ._)

8a. Avenida 10-43, Zona 1

!HCI \\H.'\ '\o.J%-10
Guatemala, C.A .

' l

~. ¡l,

{ : )

ll'

• ) 1 '11

'-1

; p,·~r"~~rl~P~~¡;J t!l\

Í!1l(\rl1l.Jli\~~lL l\dl 1 !ll~i'~. ~~r~~

L1

·~ ,. ,i,.•h'-' ~._·¡1ntcnt:·r 1~1

.;__' ..'.• ¡·:t~.i<~.

,t;l'

t1c ·

cn1i·-~()r~1 .

;"'¡·:¡;d,i{!

t;n;cu lk

lTl'tli!(\ p:lí'J :'I.J l!\il.

~-{)!11.L"11L~¡· i:.l

cnt!\.''

;..~r¡nin<J L.l i;lt(-)r;ri:tí."'Í('t·; ~r:¡~-<l~l('l

<

'•.1!li;mdll ">:

!t1·~11Íti~·:_t'-·~~-1¡¡ t..it•l

t"'tr()...;. p~n·d ~. ·'"JI:Jhl'i~·\.·l~r

t..'()

l'lk'i1 1 ;• Ulil'

~:'

t,_,,·il_:! l1:1l1l\.·r·1r~· \ <l'-·; !.t
l·~~~-~.h..'tc.\r

t

!i:..~~~!t'i

(' 1·¡~

'
.
:1: :-.i::;l,'Ill'i Lk inlornuciÓn d~..: rll''·d.2n". ,j \:·t.('·,¡ le~ \ ¡gcrh:l~l \ 1Cr!11llLil'ii lll
'

,,,:ltr:lln.

L' 1

-:al contenido de l<J

t~1ricL1

de crúlito.

h:Kl' J!u-;'pn :1 inh.Tl'\<L':-: ·' olrP~ l'<1r~\.F ¡1nr ·-en li..'l\'"· :J-;::
los intcn.:sc::; por tin:mci:1micn1.n. :\n l 1 ~! intct\'':c :~\'!' mnr:1. ,.¡

li C:1nítuln Jlf.
,:·1 ,,,·ticul<) ]IJ

l.~ t1 L·omís!p:ws \ otros Célr~:os.

el

1.~ J Lt L1s:.1 '-'f~·cti\ ~¡ .lllUJl ~~qt:i\ Jk'ntl.'.

:·,·i:HÍ\o ~l
'T'-l1ln

tlcrcchns \ nhli~~~1cinncs <kl cmi:..;nr \
SClllidt' dcsan'i'lla l.'P ,;1 ~lrtl~.:ulo 1¡.;_le~.: obl:

., '"'

&-ow•-~

-.,¡,h~·"·

id" cntidacL>

\;'llli'-nr:h

lk

t:u·il·t~Js

! 1 C:q1í1uln \!! ti¡,iliL·:.I L'l1 l•.h

. ', ,.¡,)n:le'Í(•n de taricl:Js de
í'~::j(i:L<. m:lnir~ul<lci(\n ~.k:
'.lr':..':;¡~,

d'-' lJcdito \

ckhc

'l

;_,

Í 'l •;•! 1t1L"'\
i'''-l. (.)¡1•
.)

)~

\

í -~'l !1'
~

c·i,:;·~,.·'-·;· le~ Supc¡·ir;tcnd'-·n~.:ia

:1!-~i·l·tlln· ~_¡

~5. 'h.~;\ .2~. !n•.;

Jr,:\)\ ·Sli.tn·!iL'I1111
LLHo" 'k uri . .·1:l:-: ,k ~,.·¡'-'di1\\
rn.;diJP.

tk·

dc!itc•<
tk t.mcLh ~.k ¡<·ditP
l ·:-;n l'r;n:diilt'll1n d,· 1.¡,

j¿¡...: círcun:->Ll1Ki;h ;t'-.'1':1\ >JI: ·•..

i C:lll!!ulo \'!!!

4)
1

t

/1

~ ,~.·~''
·\,
:;:;) .
...

~

I

NUM:---~·
U':<

REF.:

AL CONTESTAR SIRVASE MENCIONAR EL NUMERO
Y REFERENCIA DE ESTA NOTA.

MINISTERIO DE ECONOMIA

41

8a. Avenida 10-43, Zona 1
Guatemala, C.A.

( 0'\C! 1 1..,(0\

.

,.~ ·-~ q 1\:11,
:¡-.!

1,1

'.11(¡(,.,,_,

~.·on i ~1 ( · Pnst i 1:11.· íun Pt 1 i íh\1 d,_. ,¡ 1~ cpuhJ~t:~.t~k· ( 11 Li1 ,·:• Ld ,: .
l'i dL''<lrrol!() dL' :-.u ,__•stJ"!JCiiY<I ,J l,¡¡{·cni.:;¡ ;Ui"i(f;~
.
.
'

1

1.i<·<·neiado

E rídi U a roldo Co~·o~ Fchcn•rria
\ l in ist r·o dt• Ft·onom ía
'111 Ot•spadw

1

EXP.1279/2010 /nndeg
AL CONTESTAR SIRVASE MENCIONAR EL NUMERO
Y REFERENCIA DE ESTA NOTA.

MINISTERIO DE ECONOMIA

587

Ba. Avenida 10-43, Zona 1
Guatemala, C. A.

MINISTERIO DE ECONOMIA: GUATEMALA,
AS UNTO:

.

G OCT 2010

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS, remite proyecto de "Ley
de Tarjeta de Crédito"

para su análisis y de considerarse

pertinente sea remitido a las instancias que correspondan para que
finalmente sea conocido por el Congreso de la República.------------Con instrucciones del señor Ministro, atentamente pasen las presentes actuaciones a la
Procuraduría General de la Nación para los efectos del artículo 38 del Decreto 512 del
Congreso de la República.
~ ~'-

,a~~·?
LRAMIROfERNANDEZ V.

r~~~CRETARIO GENERAL

MINISTERIO DE ECONOMIA

7

Ingreso No. 7796-201 O
Visto Bueno No. 4858-201 O
Sección de Consultoría
HEMC/pvsa
PROCURAOURIA GFNERAl DF. LA NACION
(

ASUNTO:

• '"1,

"

,

L, ,

, ,,, , l~ ·1

,-, ;H)
'' ,..\ 8 1.
l'J U

EL SEÑOR SUPERINTENDENTE DE BANCOS REMITE AL MINISTERIO
DE ECONOMIA PROYECTO DE "LEY DE TARJETA DE CREDITO" PARA
SU ANALISIS; Y, DE CONSIDERARSE PERTINENENTE, SEA REMITIDO
A LAS INSTANCIAS QUE CORRESPONDAN PARA QUE FINALMENTE
SEA CONOCIDO POR EL CONGRESO DE LA REPUBLICA. LA
SECRETARIA GENERAL DEL MINISTERIO DE ECONOMIA, REMITE
DICTAMEN No. 396-1 O DE FECHA 4 DE OCTUBRE DE 201 O, EMITIDO
POR LA DIRECCION DE ASUNTOS JURIDICOS DE ESE MINISTERIO,
PARA EFECTOS DEL ARTICULO 38 DEL DECRETO No. 512 DEL
CONGRESO DE LA REPUBLICA.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL
MINISTERIO DE ECONOMIA
SU DESPACHO.

Procuraduría General de la Nación
Sección de Consultoría
Tiene a la vista el expediente que ingresó a esta Institución, con control No. 7796-201 O, el
cual consta de 45 folios más el presente, y aprueba con el Visto Bueno de ley el dictamen
No. 396-1 O de fecha 04 de octubre de 201 O, emitido por la Dirección de Asuntos Jurídicos
del Ministerio de Economía, que obra a folios del42 al44 de las presentes actuaciones.
Fundamento de Derecho: Artículos 252 de la Constitución Política de la República de
Guatemala; 34. 37 y 38 del Decreto No. 512 y 1 del Decreto No. 25-97, ambos del Congreso
de la República y Acuerdo No. 102-201 O del Procurador General de la Nación.
Guatemala, 11 de octubre de 201 O.

Lic. Hugo Enriqi:Je Mendoza Campos
Abogado Consultor, Sección de Consultoría

Visto Bueno:

15 Avenida 9-69 Zona 13, Teléfonos PBX: 2248-3200 y 2414-8787, Guatemala, Centro América

. -,e ...:
{. ) OUuu

MINISTERIO DE ECONOMIA
GUATEMALA, C. A.

164

12 de octubre de 201 O

Señor Secretario General:

En atención al oficio número 4721-2010 del señor Superintendente de Bancos Lic.
Edgar B. Barquín Durán de fecha 29 de septiembre del año 201 O, tengo el agrado de
dirigirme a usted, para remitirle el expediente que contiene el proyecto de Decreto y su
correspondiente exposición de motivos relacionado con la "Ley de Tarjeta de Crédito".
El proyecto en referencia cuenta con el correspondiente dictamen emitido por la
Dirección de Asuntos Jurídicos y Visto Bueno otorgado por la Procuraduría General de la
Nación; esperando que con la aprobación del señor Presidente de la República pueda ser
enviada al Honorable Congreso de la República, como iniciativa de ley para su
consideración y aprobación.
Sin otro particular, aprovecho la oportunidad para reiterarle las muestras de mi
consideración y estima,

Señor Secretario General
Presidencia de la República
Lic. Carlos Larios Ochaita
SU DESPACHO
Exp.1279/20 1O

'nnnr's.'
'::t ,_;
'

SECRETARIA GENERAL DE LA
PRESIDENCIA DE LA
REPUBLICA DE GUATEMALA
EXPEDIENTE No:

2010-3183
Ministerio de Economía

INTERESADO
DOCUMENTO INGRESADO

Decretos del Congreso

OFICIO

164

ASUNTO
Anteproyecto de Decreto que contiene Ley de Tarjeta de
Crédito+ CD

DEPENDENCIA
Ministerio de Economia

OBSERVACIONES

FECHA Y HORA DE INGRESO
Miércoles, 13 de Octubre de 2010, 14:50
RESPONSABLE DE INGRESO
No. DE FOLIOS:

argentina

47

'1

J ' •

...

x'f'i'Wr

n mear

W"WZ mrMl!ftftib'

, {~ (' r) , L_,~.· '
,

'

'

-'

¡

)

1 '

'

'

'

~1..

\_

Providencia No. 213-201 O
Expediente: 2010-3183
JJMR

1)

"

o/!J!..}O'
l ') ('

SECRETARIA GENERAL
DE LA
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

GUATEMALA,C.A.

DIRECCIÓN GENERAL DE ASESORÍA JURÍDICA Y CUERPO CONSULTIVO
DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA. SECRETARÍA GENERAL DE LA
PRESIDENCIA: Guatemala, dieciocho de octubre del año dos mil diez.
ASUNTO:

El Ministerio de Economía remite a esta Secretaría General
de la Presidencia, expediente administrativo que incluye
proyecto de decreto y exposición de motivos de la "Ley de
Tarjeta de Crédito", con el objeto de que, en uso de la
Iniciativa de Ley que corresponde al Organismo Ejecutivo, se
someta el mismo, a discusión del Honorable Congreso de la
República.

Este Cuerpo Consultivo del Presidente de la República del examen de las
presentes actuaciones, estima que previo a emitir el dictamen correspondiente, el
expediente debe enviarse de vuelta al Ministerio de Economía, a efecto que:

En consideración a que la emisión de tarjetas de crédito, no es en esencia un
negocio de ''intermediación financiera" (que lo hace en principio susceptible de
fiscalización y supervisión de la Superintendencia de Bancos), al existir entre
otros, el supuesto de que las operacione~ sean financiadas internamente por los
propios comerciantes, como instrumento de promoción comercial, lo que les
permite desarrollar "tarjetas da crédito prcp!as', que ahora deberán ajustarse a las
disposiciones de la normativa propuesta.

En consideración a la posibilidad de que r;uedan existir otros emisores de terjetas
de crédito que no sean parte de grupos financieros, que puedan llegar a financiar
sus operaciones de captaciones del público.

j

1

i~ ~ondven1 ien ci::t d_e tacdiarar. qude existt: una c.ompetenc~a de

En c?nsi?.eración a
.
f 1sca 1tzac1on y superv1s1on

e a 8 upenn en

enc!L~

e 8 ancas en as operaciones

"

:: :::s::~:~~~e::,:::i:~::e~: :::~~::~:: :lc~~::~:e:::~:::::e:~oa::v:~creto,

~.:

:.: :- a efecto de que, en ~1 cas? de los Emisores de Tarjetas de Crédito,_ q~e no f~rme~/~~i:::~>··
parte de un grupo finanCiara, se establezcan legal, genera! y Objettvameme J~$""
-':e~
~
disposiciones que les serán apl!cables, relativas a:
/~"'(
· · \:\
{¿; ;\· '·
''1 ~

fi

,1~

adecuación de capital con re:ación ala emisión, limites de emil:"::.

1. Su
..
. . 4\.. "'·
f uentes d e ttnanc1am:enlo;
'<:5;·:-:·-;:.:;·
.
2. Alcance de !a supervisión y fiscalización ds lE: Superintendencia de Bancos; ···~

·-..;

.,

:/>

.

1

~

/

·rt

¿

~

~

· r·. ( , 0, 1~ , 1
.''.'
"' ....

Providencia No. 213-2010
Expediente: 201 0-3183
JJMR

UOflU85

SECRETARIA GENERAL
DE LA
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

GUATEMALA,C.A.

3. Régimen Sancionatorio;
4. Medios de Impugnación; y
5. Otras disposiciones convenientes

Ello en virtud que la normativa propuesta, faculta la emrsron de disposiciones
administrativas (Junta Monetaria) de regulación de las operaciones de la tarjeta de
crédito, que serán dirigidas a personas, que por su naturaleza no están
inicialmente sujetas a una supervisión y fiscalización de parte de la
Superintendencia de Bancos.

Asimismo se considere la inclusión de alguna norma relativa al reconocimiento y
validez en Guatemala, del uso de las tarjetas de crédito emitidas
internaciona !mente.

/

Lic. 9/eru r:NrRalq :1ldana cMoscoso
Subd!rect~r Geríer:;í

1e • ·~sorfa Juridlca

y Cuer~JC• Co;'sultlvo
Secretarf2 ,.~ ··neí3l dE' la
Presidencia de la Repóbllca

L./~

00(1086

EXPEDIENTE No.

;'~'·:-]1<;\·.-:~
~-

''

.

'

.

2010-3183

PROVIDENCIA No._-=-l.o...;:l6=8._ __
FOLIOS:

'

51 y un CD

.1 '

SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA
GUATEMALA, DOS

DE NOVIEMBRE

DEL AÑO DOS MIL DIEZ.

INTERESADO:

Ministerio de Economía

DIRECCIÓN:

Ciudad.

ASUNTO:

Anteproyecto de Decreto que contiene la Ley de
Tarjeta de Crédito.

Atentamente, vuelva el expediente al Ministerio de Economía, para los efectos de la
providencia 213-201 O de fecha dieciocho de octubre del año dos mil diez, de la Dirección
General de Asesoría Jurídica y Cuerpo Consultivo de esta Secretaría General.

··~.

DEA/ne

/-

i-·--1
r~

li
~

::!!..,..· '

j

~\¡

NUM: ______________________________

.

REF.:

e.~

MINISTERI;

.

-<1.
.V

:

DE~~CONOM~I~<\:
~AIII: ~ A~

8a. Avenida 10-43, Zona
Guatemala, C.A.

AL CONTESTAR SIRVASE MENCIONAR EL NUMERO
y REFERENCIA DE ESTA NOTA.

1w1,

ru,

: .'"..

V

MINISTE~~MÍA,
ASUNTO:

.~.­

0· ---6·--·~6 3.-

GUATEMALA, OCHO DE NOVIEMBRE DE DOS MIL DIEZ.

La Dirección General de Asesoría Jurídica y Cuerpo consultivo del Presidente de la
República. Secretaría General de la Presidencia, requiere que previamente a emitir
dictamen del anteproyecto de Decreto que contiene Ley de Tarjeta de Crédito sea
escuchada a la SUPERINTENDENCIA DE BANCOS.

En atención a la providencia número doscientos trece guión dos mil diez (213-2010), de la
Dirección General de Asesoría Jurídica y Cuerpo Consultivo del Presidente de la República.
Secretaría General de la Presidencia, obrante a folio 49 del expediente de mérito (52 folios),
atentamente se remiten las presentes actuaciones a la SUPERINTEDENCIA DE BANCOS, para que
se sirva emitir opinión sobre el proyecto de decreto de la Ley de Tarjetas de Crédito, tomando en
consideración los puntos indicados en la misma.

~/~~/l
~
p~riit-,:.pt

~-

~~

/'~
_- p,·~
f
4

/k
~
~ '

~¡jo

(/

Superintendencia de Bancos
Exp: 2786-2010 Doc: 9378-2010
lnst: MINISTERIO :JE !:CONOMIA
Fecha

''"""'"" 09/11/2010

Fecha

t .................. ;.-.,....

09/11/2010

fJ 1o·vS

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS
Guatemala, C. A.

Oficio No. 5497-2010

15 de noviembre de 201 O

Ref.: Providencia 0663
Licenciado
Erick Haroldo Coyoy Echeverría
Ministro de Economía
Su Despacho
Licenciado Coyoy Echeverría:
Me refiero a la providencia en referencia, emitida el 8 de noviembre del año en curso,
en la que solicita a la Superintendencia de Bancos emitir opinión sobre el proyecto de
decreto de la Ley de Tarjetas de Crédito de conformidad con lo requerido en providencia
número 213-201 O, emitida el 18 de octubre de 201 O por la Dirección General de Asesoría
Jurídica y Cuerpo Consultivo del Presidente de la República, Secretaría General de la
Presidencia, donde se indica lo siguiente:
" ... En consideración a que la emisión de tarjetas de crédito, no es en esencia un negocio
de "intermediación financiera" (que lo hace en principio susceptible de fiscalización y
supervisión de la Superintendencia de Bancos), al existir entre otros, el supuesto de que
las operaciones sean financiadas internamente por los propios comerciantes, como
instrumento de promoción comercial, lo que les permite desarrollar "tarjetas de crédito
propias", que ahora deberán ajustarse a las disposiciones de la normativa propuesta.
En consideración a la posibilidad de que puedan existir otros emisores de tarjetas de
crédito que no sean parte de grupos financieros, que puedan llegar a financiar sus
operaciones de captaciones del público.
~~

·. ··.;_~>\

En consideración a la conveniencia de aclarar que existe una competencia de
'\\·,\fiscalización y supervisión de la Superintendencia de Bancos en las operaciones de esta
; : ;naturaleza, con el objeto de prevenir actividades de lavado de activos.
' .i
.. 'i 1

<. >'
.

··, ·~..".:.~ ·.... /'

1

Se considere la conveniencia de desarrollar el artículo 29 del proyecto de decreto, a
efecto de que, en el caso de los Emisores de Tarjetas de Crédito, que no formen parte de
un grupo financiero, se establezca legal, general y objetivamente las disposiciones que
les serán aplicables, relativas a:

9a. Avenida 22-00, Zona 1, Guatemala 01001
PBX (502) 2429-5000 FAX (502) 2232-0002
E-mail info@sib.gob.gt

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS

nooos . ~

Guatemala, C. A.

3

Oficio No. 5497-2010
2.

Emisores de tarjetas de crédito que no sean parte de grupos financieros y que
puedan financiar sus operaciones mediante captaciones del público, así como la
ampliación de las disposiciones complementarias del artículo 29 del proyecto.
Conforme la legislación vigente, tanto las entidades emisoras de tarjetas de crédito
que forman parte de un grupo financiero como las que no se encuentran bajo dicho
régimen, pueden financiar sus operaciones con recursos provenientes de la creación y
colocación de títulos valores en oferta pública bursátil, siempre que cumplan con lo
dispuesto en el Código de Comercio de Guatemala y la Ley del Mercado de V al ores y
Mercancías. En la actualidad, únicamente se encuentran sujetas a la vigilancia e
inspección de la Superintendencia de Bancos, las empresas emisoras que integran
grupos financieros.
El objetivo del proyecto de la Ley de Tarjetas de Crédito es regular la operación de la
tarjeta de crédito y las relaciones entre emisor, operador, tarjetahabiente y afiliado,
estableciendo derechos y obligaciones de los sujetos involucrados y las condiciones y
requisitos de la operación, independientemente si los emisores forman o no parte de
un grupo financiero. En ese sentido, con el propósito que prevalezca el principio de
igualdad ante la ley, el artículo 22 del proyecto somete a todas las entidades emisoras
de tarjetas de crédito constituidas en el país, a la vigilancia e inspección de la
Superintendencia de Bancos y, el artículo 29 del mismo proyecto hace extensiva a los
emisores que actualmente no se encuentran bajo supervisión, la misma legislación y
normativa aplicable a los emisores de tarjeta de crédito que pertenecen a un grupo
financiero.
Cabe destacar que las empresas emisoras de tarjetas de crédito que forman parte de un
grupo financiero, están sujetas a disposiciones legales y reglamentarias que, entre
otros, regulan los temas enumerados en la providencia número 213-201 O, emitida el
18 de octubre de 201 O por la Dirección General de Asesoría Jurídica y Cuerpo
Consultivo del Presidente de la República, Secretaría General de la Presidencia. Por
consiguiente, se propone hacer extensiva la aplicación de la indicada normativa a las
entidades emisoras de tarjetas de crédito que no forman parte de un grupo financiero,
como ha quedado establecido en el artículo 29 del proyecto de mérito, por lo que se
estima improcedente desarrollar normativa sobre los aspectos mencionados en la
referida providencia.

3.

Competencia de la Superintendencia de Bancos en las operaciones de tarjeta de
crédito, con el objeto de prevenir actividades de lavado de activos.
Al elaborar el proyecto de ley no se incluyó regulación alguna con relación al ilícito
de lavado de dinero u otros activos, toda vez que por la ley específica de esa materia,
independientemente si forman o no parte de un grupo financiero, las entidades
9a. A venida 22-00, Zona 1, Guatemala O1001
PBX (502) 2429-5000 FAX (502) 2232-0002
E-mail info@sib.gob.gt

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS
Guatemala, C. A.

2

() ' 9~ (¡l
l.) l!!JU
1

r,

Oficio No. 5497-2010
l. Su adecuación de capital con relación a la emisión, límites de emisión, fuentes
de financiamiento;
2. Alcance de la supervisión y fiscalización de la Superintendencia de Bancos;
3. Régimen Sancionatorio;
4. Medio de Impugnación; y
5. Otras disposiciones convenientes
Ello en virtud que la normativa propuesta faculta la emrswn de disposiciones
administrativas (Junta Monetaria) de regulación de las operaciones de la tarjeta de
crédito que serán dirigidas a personas, que por su naturaleza no están inicialmente
sujetas a una supervisión y fiscalización de parte de la Superintendencia de Bancos.
Asimismo se considere la inclusión de alguna norma relativa al reconocimiento y validez
en Guatemala, del uso de las tarjetas de crédito emitidas internacionalmente. "

En atención a lo expuesto en la referida providencia número 213-201 O, se emite la
opinión solicitada en los términos siguientes:
l.

Operaciones de tarjetas de crédito financiadas por los propios comerciantes.

De conformidad con el artículo 36 de la Ley de Bancos y Grupos Financieros, las
entidades que emiten y administran tarjetas de crédito son empresas especializadas en
servicios financieros que deben contar con un objeto social exclusivo, por lo que no
pueden dedicarse a la venta de bienes y servicios.
Las tarjetas de crédito que emiten estas entidades, tienen como característica principal
su utilización en la red de establecimientos comerciales afiliados con los operadores y
emisores de tarjetas de crédito, como un instrumento de pago de aceptación general.
Adicionalmente, pueden utilizarse en la red de cajeros automáticos para el retiro de
efectivo.
· i Por otra parte, es una práctica generalizada que las entidades mercantiles vendan

productos y servicios al crédito. Algunas de ellas utilizan como mecanismo para
facilitar la operatoria, la identificación de sus clientes y de sus operaciones mediante
una tarjeta que les extienden para ese efecto, la cual es de uso exclusivo en los
establecimientos propiedad de la entidad comercial, extremo que las diferencia con
las entidades emisoras y administradoras de tarjetas de crédito.
En virtud de lo anterior, las entidades mercantiles que proporcionan una tarjeta a sus
clientes para el uso exclusivo en sus establecimientos, no deben estar sujetas a la
vigilancia e inspección de la Superintendencia de Bancos, tal como está enfocado en
el proyecto.

9a. Avenida 22-00, Zona l. Guatemala O1001
PBX (502) 2429-5000 FAX (502) 2232-0002
E-mail info@sib.gob.gt

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS

00(]091

Guatemala, C. A.

3

Oficio No. 5497-2010
2.

Emisores de tarjetas de crédito que no sean parte de grupos financieros y que
puedan financiar sus operaciones mediante captaciones del público, así como la
ampliación de las disposiciones complementarias del artículo 29 del proyecto.
Conforme la legislación vigente, tanto las entidades emisoras de tarjetas de crédito
que forman parte de un grupo financiero como las que no se encuentran bajo dicho
régimen, pueden financiar sus operaciones con recursos provenientes de la creación y
colocación de títulos valores en oferta pública bursátil, siempre que cumplan con lo
dispuesto en el Código de Comercio de Guatemala y la Ley del Mercado de V al ores y
Mercancías. En la actualidad, únicamente se encuentran sujetas a la vigilancia e
inspección de la Superintendencia de Bancos, las empresas emisoras que integran
grupos financieros.
El objetivo del proyecto de la Ley de Tarjetas de Crédito es regular la operación de la
tarjeta de crédito y las relaciones entre emisor, operador, tarjetahabiente y afiliado,
estableciendo derechos y obligaciones de los sujetos involucrados y las condiciones y
requisitos de la operación, independientemente si los emisores forman o no parte de
un grupo financiero. En ese sentido, con el propósito que prevalezca el principio de
igualdad ante la ley, el artículo 22 del proyecto somete a todas las entidades emisoras
de tarjetas de crédito constituidas en el país, a la vigilancia e inspección de la
Superintendencia de Bancos y, el artículo 29 del mismo proyecto hace extensiva a los
emisores que actualmente no se encuentran bajo supervisión, la misma legislación y
normativa aplicable a los emisores de tarjeta de crédito que pertenecen a un grupo
financiero.

Cabe destacar que las empresas emisoras de tarjetas de crédito que forman parte de un
grupo financiero, están sujetas a disposiciones legales y reglamentarias que, entre
.i
otros, regulan los temas enumerados en la providencia número 213-2010, emitida el
18 de octubre de 201 O por la Dirección General de Asesoría Jurídica y Cuerpo
Consultivo del Presidente de la República, Secretaría General de la Presidencia. Por
consiguiente, se propone hacer extensiva la aplicación de la indicada normativa a las
entidades emisoras de tmjetas de crédito que no forman parte de un grupo financiero,
como ha quedado establecido en el artículo 29 del proyecto de mérito, por lo que se
estima improcedente desarrollar normativa sobre los aspectos mencionados en la
referida providencia.

3.

Competencia de la Superintendencia de Bancos en las operaciones de tarjeta de
crédito, con el objeto de prevenir actividades de lavado de activos.
Al elaborar el proyecto de ley no se incluyó regulación alguna con relación al ilícito
de lavado de dinero u otros activos, toda vez que por la ley específica de esa materia,
independientemente si forman o no parte de un grupo financiero, las entidades
9a. A venida 22-00, Zona 1, Guatemala O1001

PBX (502) 2429-5000 FAX (502) 2232-0002
E-mail info@sib.gob.gt

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS
Guatemala, C. A.

,(_) t'' (', {'; (\ ·].;
~

J

~

1

.•

.} \ J \...-' '-)

4

Oficio No. 5497-2010
emisoras y operadoras de tarjetas de crédito son personas obligadas, según el artículo
18 del Decreto Número 67-2001 del Congreso de la República, en el que se establece
la competencia de la Superintendencia de Bancos, a través de la Intendencia de
Verificación Especial, para vigilar su cumplimiento; razón por la cual no es
procedente hacer aclaración al respecto.

4.

Reconocimiento y validez en Guatemala del uso de las tarjetas de crédito
emitidas internacionalmente.
Un sistema de tarjeta de crédito se compone principalmente por emisores,
tarjetahabientes, operadores y comercios afiliados y para que este sistema sea
funcional y esté en constante crecimiento, los emisores y operadores adquieren
franquicias y realizan contratos con marcas internacionales de tarjeta de crédito, lo
cual permite que el instrumento emitido por un determinado emisor pueda ser
aceptado a nivel internacional en los comercios afiliados a estas franquicias. Para
tales efectos, los titulares de las marcas de tarjeta de crédito internacionales
establecen lineamientos operativos los cuales deben observar los emisores y
operadores que adquieran la licencia para la utilización de la franquicia.
En lo que respecta al reconocimiento y validez de una tarjeta de crédito, no es materia
de ley, toda vez que ello surge de las relaciones contractuales entre los emisores, las
entidades operadoras o administradoras de la marca de la tarjeta de crédito, los
establecimientos afiliados y los tarjetahabientes, lo que permite que sean aceptadas en
comercios de diferentes países, por consiguiente, no es procedente incluir disposición
alguna sobre el particular.

En virtud de lo expuesto, se estima que no es necesario introducir modificación
alguna al proyecto de iniciativa de ley denominado "Ley de Tarjeta de Crédito", toda vez
que, en el mismo se han desarrollado los aspectos técnicos y las prácticas internacionales
aplicables a la operación de tarjetas de crédito, permitiendo así una adecuada regulación de
la actividad y su respectiva supervisión._.____
Atentamente,

Exp. No. 2786-2010 (SIB)
9a. Avenida 22-00. Zona 1, Guatemala O1001
PBX (502) 2429-5000 FAX (502) 2232-0002
E-mail info@sib.gob.gt

n

r:(l(\1\n
\) .) J ~"'

MINISTERIO DE ECONOMIA
GUATEMALA, C. A.

18 de noviembre de 2010

Señor Secretario General:
En atención a la providencia número 213-2010 de fecha 18 de octubre del año
201 O del Director General de Asesoría Jurídica y Cuerpo Consultivo de la Secretaria
General a su cargo, tengo el agrado de dirigirme a usted, para remitirle nuevamente el
expediente que contiene el proyecto de Decreto y su correspondiente exposición de
motivos relacionado con la "Ley de Tarjeta de Crédito".
Se adjunta oficio número 5497-201 O de la Superintendencia de Bancos de fecha
15 de noviembre del año en curso, por ser el ente especializado en la materia en donde se
expone que no es necesario introducir modificación alguna al proyecto presentado.
Sin otro particular, aprovecho la oportunidad para reiterarle las muestras de mi
consideración y estima.

ER(CK HA,ROI.DO COYOY ECHEVERRIA
,i/!INISTRO DE l:CONOM!.'\

;se(~ R f: ·u.-. f', ¡¡:, ~~ :: :·H: ;i.•~~
~~):.- ~- '\ ~:·: ~'~.:~-~¡ ,,-;..

Señor Secretario General
Presidencia de la República
Lic. Carlos Larios Ochaita
SU DESPACHO

' !'\

.

.

'l ........

~ ~-

fH)

~.~ r: í:l ~~;: ~:.' 1. -.

.
---··-·

19 NuV. zcm
·-··
~.--::..

"'¡. _ _u~.·. . ,_2_
..., "'·
V.....
"-

.'

Exp.1279/201 O

V':" ' fo

t.·_ '.

'l

,. Í'"
i'l&C''.'' •' • '.·'"'
. '

..-

';,7

\r.:_~,· . · ·'· ~.,~-

..

. ·.

~

·

MINISTERIO DE ECONOMI!\-\<\:
8a. Avenida 10-43, Zona
Guatemala, C.A.

~A!l..G \.~

ASUNTO:

NUM: ______________________________
REF.:
AL CONTESTAR SIRVASE MENCIONAR EL NUMERO
Y REFERENCIA DE ESTA NOTA.

FRC'\: 'v" r¡,,

0 V

MINISTE~~MÍA,

0· ·-· 6·---6 3

GUATEMALA, OCHO DE NOVIEMBRE DE DOS MIL DIEZ.

La Dirección General de Asesoría Jurídica y Cuerpo consultivo del Presidente de la
República. Secretaría General de la Presidencia, requiere que previamente a emitir
dictamen del anteproyecto de Decreto que contiene Ley de Tarjeta de Crédito sea
escuchada a la SUPERINTENDENCIA DE BANCOS.

En atención a la providencia número doscientos trece guión dos mil diez (213-2010), de la
Dirección General de Asesoría Jurídica y Cuerpo Consultivo del Presidente de la República.
Secretaría General de la Presidencia, obrante a folio 49 del expediente de mérito (52 folios),
atentamente se remiten las presentes actuaciones a la SUPERINTEDENCIA DE BANCOS, para que
se sirva emitir opinión sobre el proyecto de decreto de la Ley de Tarjetas de Crédito, tomando en
consideración los puntos indicados en la misma.

Fecha
":re;:or.1on

7
¿~

09/11/2010

~echa
................
,.. .... ;...,,...

0911112010

.1

{.) otJ U e'._,
1

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS

1 '") ~ {. '

Guatemala, C. A.

Oficio No. 5497-2010

15 de noviembre de 201 O

Ref.: Providencia 0663
Licenciado
Erick Haroldo Coyoy Echeverría
Ministro de Economía
Su Despacho
Licenciado Coyoy Echeverría:
Me refiero a la providencia en referencia, emitida el 8 de noviembre del año en curso,
en la que solicita a la Superintendencia de Bancos emitir opinión sobre el proyecto de
decreto de la Ley de Tarjetas de Crédito de conformidad con lo requerido en providencia
número 213-201 O, emitida el 18 de octubre de 201 O por la Dirección General de Asesoría
Jurídica y Cuerpo Consultivo del Presidente de la República, Secretaría General de la
Presidencia, donde se indica lo siguiente:
" ... En consideración a que la emisión de tarjetas de crédito, no es en esencia un negocio
de "intermediación financiera" (que lo hace en principio susceptible de fisca/izac ión y
supervisión de la Superintendencia de Bancos), al existir entre otros, el supuesto de que
las operaciones sean financiadas internamente por los propios comerciantes, como
instrumento de promoción comercial, lo que les permite desarrollar "tarjetas de crédito
propias", que ahora deberán ajustarse a las disposiciones de la normativa propuesta.
En consideración a la posibilidad de que puedan existir otros emisores de tarjetas de
crédito que no sean parte de grupos financieros, que puedan llegar a financiar sus
operaciones de captaciones del público .
.... -·""· ~ -~_-..·:~............

· ·>\
'

En consideración a la conveniencia de aclarar que existe una competencia de
y supervisión de la Superintendencia de Bancos en las operaciones de esta
: ·: ;naturaleza, con el objeto de prevenir actividades de lavado de activos .
\

\~··,\fiscalización
. -· ¡

Se considere la conveniencia de desarrollar el artículo 29 del proyecto de decreto, a
efecto de que, en el caso de los Emisores de Tarjetas de Crédito, que no formen parte de
un grupo financiero, se establezca legal, general y objetivamente las disposiciones que
les serán aplicables, relativas a:

9a. Avenida 22-00, Zona 1, Guatemala 01001
PBX (502) 2429-5000 FAX (502) 2232-0002
E-mail inforW,sib.gob.gt

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS
Guatemala, C. A.

3

Oficio No. 5497-2010
2.

Emisores de tarjetas de crédito que no sean parte de grupos financieros y que
puedan financiar sus operaciones mediante captaciones del público, así como la
ampliación de las disposiciones complementarias del artículo 29 del proyecto.
Conforme la legislación vigente, tanto las entidades emisoras de tarjetas de crédito
que forman parte de un grupo financiero como las que no se encuentran bajo dicho
régimen, pueden financiar sus operaciones con recursos provenientes de la creación y
colocación de títulos valores en oferta pública bursátil, siempre que cumplan con lo
dispuesto en el Código de Comercio de Guatemala y la Ley del Mercado de Val ores y
Mercancías. En la actualidad, únicamente se encuentran sujetas a la vigilancia e
inspección de la Superintendencia de Bancos, las empresas emisoras que integran
grupos financieros.
El objetivo del proyecto de la Ley de Tarjetas de Crédito es regular la operación de la
tarjeta de crédito y las relaciones entre emisor, operador, tarjetahabiente y afiliado,
estableciendo derechos y obligaciones de los sujetos involucrados y las condiciones y
requisitos de la operación, independientemente si los emisores forman o no parte de
un grupo financiero. En ese sentido, con el propósito que prevalezca el principio de
igualdad ante la ley, el artículo 22 del proyecto somete a todas las entidades emisoras
de tarjetas de crédito constituidas en el país, a la vigilancia e inspección de la
Superintendencia de Bancos y, el artículo 29 del mismo proyecto hace extensiva a los
emisores que actualmente no se encuentran bajo supervisión, la misma legislación y
normativa aplicable a los emisores de tarjeta de crédito que pertenecen a un grupo
financiero.
Cabe destacar que las empresas emisoras de tarjetas de crédito que forman parte de un
grupo financiero, están sujetas a disposiciones legales y reglamentarias que, entre
otros, regulan los temas enumerados en la providencia número 213-201 O, emitida el
18 de octubre de 2010 por la Dirección General de Asesoría Jurídica y Cuerpo
Consultivo del Presidente de la República, Secretaría General de la Presidencia. Por
consiguiente, se propone hacer extensiva la aplicación de la indicada normativa a las
entidades emisoras de tarjetas de crédito que no forman parte de un grupo financiero,
como ha quedado establecido en el artículo 29 del proyecto de mérito, por lo que se
estima improcedente desarrollar normativa sobre los aspectos mencionados en la
referida providencia.

3.

Competencia de la Superintendencia de Bancos en las operaciones de tarjeta de
crédito, con el objeto de prevenir actividades de lavado de activos.
Al elaborar el proyecto de ley no se incluyó regulación alguna con relación al ilícito
de lavado de dinero u otros activos, toda vez que por la ley específica de esa materia,
independientemente si forman o no parte de un grupo financiero, las entidades
9a. Avenida 22-00, Zona 1, Guatemala O1001
PBX (502) 2429-5000 FAX (502) 2232-0002
E-mail info@sib.gob.gt

.,

:)
SUPERINTENDENCIA DE BANCOS
Guatemala, C. A.

2

Oficio No. 5497-2010
l. Su adecuación de capital con relación a la emisión, límites de emisión, fuentes
de financiamiento;
2. Alcance de la supervisión y fiscalización de la Superintendencia de Bancos;
3. Régimen Sancionatorio;
4. Medio de Impugnación; y
5. Otras disposiciones convenientes
Ello en virtud que la normativa propuesta faculta la em1s10n de disposiciones
administrativas (Junta Monetaria) de regulación de las operaciones de la tarjeta de
crédito que serán dirigidas a personas, que por su naturaleza no están inicialmente
sujetas a una supervisión y fiscalización de parte de la Superintendencia de Bancos.
Asimismo se considere la inclusión de alguna norma relativa al reconocimiento y validez
en Guatemala, del uso de las tarjetas de crédito emitidas internacionalmente. "

En atención a lo expuesto en la referida providencia número 213-201 O, se emite la
opinión solicitada en los términos siguientes:

l.

Operaciones de tarjetas de crédito financiadas por los propios comerciantes.
De conformidad con el artículo 36 de la Ley de Bancos y Grupos Financieros, las
entidades que emiten y administran tarjetas de crédito son empresas especializadas en
servicios financieros que deben contar con un objeto social exclusivo, por lo que no
pueden dedicarse a la venta de bienes y servicios.
Las tarjetas de crédito que emiten estas entidades, tienen como característica principal
su utilización en la red de establecimientos comerciales afiliados con los operadores y
emisores de tarjetas de crédito, como un instrumento de pago de aceptación general.
Adicionalmente, pueden utilizarse en la red de cajeros automáticos para el retiro de
efectivo.

· : Por otra parte, es una práctica generalizada que las entidades mercantiles vendan
productos y servicios al crédito. Algunas de ellas utilizan como mecanismo para
facilitar la operatoria, la identificación de sus clientes y de sus operaciones mediante
una tarjeta que les extienden para ese efecto, la cual es de uso exclusivo en los
establecimientos propiedad de la entidad comercial, extremo que las diferencia con
las entidades emisoras y administradoras de tarjetas de crédito.
En virtud de lo anterior, las entidades mercantiles que proporcionan una tarjeta a sus
clientes para el uso exclusivo en sus establecimientos, no deben estar sujetas a la
vigilancia e inspección de la Superintendencia de Bancos, tal como está enfocado en
el proyecto.

9a. A venida 22-00. Zona l. Guatemala O1001
PBX (502) 2429-5000 FAX (502) 2232-0002
E-mail info@sib.gob.gt

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS

00fJ091

Guatemala, C. A.
3

Oficio No. 5497-2010
2.

Emisores de tarjetas de crédito que no sean parte de grupos financieros y que
puedan financiar sus operaciones mediante captaciones del público, así como la
ampliación de las disposiciones complementarias del artículo 29 del proyecto.
Conforme la legislación vigente, tanto las entidades emisoras de tarjetas de crédito
que forman parte de un grupo financiero como las que no se encuentran bajo dicho
régimen, pueden financiar sus operaciones con recursos provenientes de la creación y
colocación de títulos valores en oferta pública bursátil, siempre que cumplan con lo
dispuesto en el Código de Comercio de Guatemala y la Ley del Mercado de Valores y
Mercancías. En la actualidad, únicamente se encuentran sujetas a la vigilancia e
inspección de la Superintendencia de Bancos, las empresas emisoras que integran
grupos financieros.
El objetivo del proyecto de la Ley de Tarjetas de Crédito es regular la operación de la
tarjeta de crédito y las relaciones entre emisor, operador, tarjetahabiente y afiliado,
estableciendo derechos y obligaciones de los sujetos involucrados y las condiciones y
requisitos de la operación, independientemente si los emisores forman o no parte de
un grupo financiero. En ese sentido, con el propósito que prevalezca el principio de
igualdad ante la ley, el artículo 22 del proyecto somete a todas las entidades emisoras
de tarjetas de crédito constituidas en el país, a la vigilancia e inspección de la
Superintendencia de Bancos y, el artículo 29 del mismo proyecto hace extensiva a los
emisores que actualmente no se encuentran bajo supervisión, la misma legislación y
normativa aplicable a los emisores de tarjeta de crédito que pertenecen a un grupo
financiero.

Cabe destacar que las empresas emisoras de tarjetas de crédito que forman parte de un
'~ grupo financiero, están sujetas a disposiciones legales y reglamentarias que, entre
·l otros, regulan los temas enumerados en la providencia número 213-201 O, emitida el
' 18 de octubre de 201 O por la Dirección General de Asesoría Jurídica y Cuerpo
Consultivo del Presidente de la República, Secretaría General de la Presidencia. Por
consiguiente, se propone hacer extensiva la aplicación de la indicada normativa a las
entidades emisoras de tarjetas de crédito que no forman parte de un grupo financiero,
como ha quedado establecido en el artículo 29 del proyecto de mérito, por lo que se
estima improcedente desarrollar normativa sobre los aspectos mencionados en la
referida providencia.

3.

Competencia de la Superintendencia de Bancos en las operaciones de tarjeta de
crédito, con el objeto de prevenir actividades de lavado de activos.
Al elaborar el proyecto de ley no se incluyó regulación alguna con relación al ilícito
de lavado de dinero u otros activos, toda vez que por la ley específica de esa materia,
independientemente si forman o no parte de un grupo financiero, las entidades
9a. Avenida 22-00, Zona 1, Guatemala O1001
PBX (502) 2429-5000 FAX (502) 2232-0002
E-mail info@sib.gob.gt

i

'

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS
Guatemala, C. A.

r n
{.) ¡>
\.J l 1J tJ

e n/J.
'-j

4

Oficio No. 5497-2010

emisoras y operadoras de tarjetas de crédito son personas obligadas, según el artículo
18 del Decreto Número 67-2001 del Congreso de la República, en el que se establece
la competencia de la Superintendencia de Bancos, a través de la Intendencia de
Verificación Especial, para vigilar su cumplimiento; razón por la cual no es
procedente hacer aclaración al respecto.
4.

Reconocimiento y validez en Guatemala del uso de las tarjetas de crédito
emitidas internacionalmente.

Un sistema de tarjeta de crédito se compone principalmente por emisores,
tarjetahabientes, operadores y comercios afiliados y para que este sistema sea
funcional y esté en constante crecimiento, los emisores y operadores adquieren
franquicias y realizan contratos con marcas internacionales de tarjeta de crédito, lo
cual permite que el instrumento emitido por un determinado emisor pueda ser
aceptado a nivel internacional en los comercios afiliados a estas franquicias. Para
tales efectos, los titulares de las marcas de tarjeta de crédito internacionales
establecen lineamientos operativos los cuales deben observar los emisores y
operadores que adquieran la licencia para la utilización de la franquicia.
En lo que respecta al reconocimiento y validez de una tarjeta de crédito, no es materia
de ley, toda vez que ello surge de las relaciones contractuales entre los emisores, las
entidades operadoras o administradoras de la marca de la tarjeta de crédito, los
establecimientos afiliados y los tarjetahabientes, lo que permite que sean aceptadas en
comercios de diferentes países, por consiguiente, no es procedente incluir disposición
alguna sobre el particular.

En virtud de lo expuesto, se estima que no es necesario introducir modificación
alguna al proyecto de iniciativa de ley denominado "Ley de Tarjeta de Crédito", toda vez
que, en el mismo se han desarrollado los aspectos técnicos y las prácticas internacionales
aplicables a la operación de tarjetas de crédito, permitiendo así una adecuada regulación de
la actividad y su respectiva supervisión._,____
Atentamente,

/

Ex p. No. 2786-20 JO (S lB)
9a. A venida 22-00. Zona 1, Guatemala O1001
PBX (502) 2429-5000 FAX (502) 2232-0002
E-mail info@sib.gob.gt

"

~-------------~~-------------------------------------------

() (':(109"
~}
~· ~ \.)
·-)

MINISTERIO DE ECONOMIA
GUATEMALA, C. A.

18 de noviembre de 2010

Señor Secretario General:

En atención a la providencia número 213-2010 de fecha 18 de octubre del año
2010 del Director General de Asesoría Jurídica y Cuerpo Consultivo de la Secretaria
General a su cargo, tengo el agrado de dirigirme a usted, para remitirle nuevamente el
expediente que contiene el proyecto de Decreto y su correspondiente exposición de
motivos relacionado con la "Ley de Tarjeta de Crédito".
Se adjunta oficio número 5497-2010 de la Superintendencia de Bancos de fecha
15 de noviembre del año en curso, por ser el ente especializado en la materia en donde se
expone que no es necesario introducir modificación alguna al proyecto presentado.
Sin otro particular, aprovecho la oportunidad para reiterarle las muestras de mi
consideración y estima.

ER(CK ~~ROI.~O COYOY ECHEVERRIA
,A/NiS rRO [.lE ECONOM!A

.-si_ . . .~r~r:-~·,;;;_r-:1 .:.
r~

Señor Secretario General
Presidencia de la República
Lic. Carlos Larios Ochaita
SU DESPACHO

Exp.1279/20 1O

e

1

"

r::~~

H.•~~~ D~ ¡ .t pr}~.(·~¡:.,~~;:·~¡_,

;~· ~ \:i' ~ ~ ~ i '/- :.,

¡ .~ ·

\.
''
''

SECRETARIA GENERAL DE LA
PRESIDENCIA DE LA
REPUBLICA DE GUATEMALA
EXPEDIENTE No:

2010-3183
Ministerio de Economía

INTERESADO
DOCUMENTO INGRESADO

S/N

OFICIO
ASUNTO

Anteproyecto de Decreto que contiene Ley de Tarjeta de
Crédito+ CD

DEPENDENCIA
Ministerio de Economia

OBSERVACIONES

FECHA Y HORA DE INGRESO
Viernes, 19 de Noviembre de 201 O, 09:42
RESPONSABLE DE INGRESO
No. DE FOLIOS:

argentina

58

00
Dictamen No. 455-201 O
Expediente: 2010-3183
JJMR

\ :_} 9(1 r;:;
... ~
'!

i\

SECRETARÍA GENERAL
DE LA
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA
GUATEMALA, C.A.

DIRECCIÓN GENERAL DE ASESORÍA JURÍDICA Y CUERPO CONSULTIVO
DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA. SECRETARÍA GENERAL DE LA
PRESIDENCIA: Guatemala, veintidós de noviembre del año dos mil diez.

ASUNTO:

El Ministerio de Economía remite proyecto de LEY DE
TARJETA DE CRÉDITO, preparada por la Superintendencia
de Bancos, ello con el propósito que el mismo se presente al
Congreso de la República, a través del ejercicio de la
iniciativa de ley que corresponde al Organismo Ejecutivo.

Este Cuerpo Consultivo del Presidente de la República procede a realizar el
análisiS jurídico de las presentes actuaciones, por lo que para los efectos
correspondientes, emite dictamen en los siguientes términos:

!.

ANTECEDENTES:

1. Por oficio 4721-2010 de fecha 29 de septiembre de 2010, el
Superintendente de Bancos, remitió al Ministerio de Economía, la
propuesta elaborada de Ley de Tarjeta de Crédito, manifestando que la
misma ha sido consensuada con la Asociación de Emisores de Medios
de Pago de Guatemala.
Asimismo se incluye la correspondiente
exposición de motivos, con inclusión de los antecedentes, aspectos
generales, normativa internacional, y práctica nacional existente. El
proyecto de ley, comprende 32 artículos divididos en 8 capítulos, de la
siguiente forma: disposiciones generales, aspectos contractuales y
financiamiento, intereses y otros cargos por servicios, derechos y
obligaciones del emisor y del tarjetahabiente, derechos y obligaciones
de los afiliados, supervisión, delitos y disposiciones finales (ver folios del
1 al40).
2. Con fecha 4 de octubre de 2009, la Dirección de Asuntos Jurldicos del
Ministerio de Economía, emitió el Dictamen 396-10, en el que se hace

un análisis dei proyecto de ley remitido, concluyendo que el mismo
guarda congruencia con la Constitución Política, y que e! mismo se
desarrolla de acuerdo a la técnica Jurídica (ver folios 42 al 44}.
3. Con fecha 11 de octubre de 201 O la Sección de Consultoría de
~\. PRE.s;
Procuraduria General de la Nación, emite el Visto Bueno 4858-201 .,t-.~
:oett~
Dicta me~ 396-1 O de la Dirección de Asuntos Jur~dicos del Ministe(~) g~~~-/.·~~ ~·
Econom1a, de fecha 4 de octubre de 2010 (ver follo 46).
{ ~ ~ .~-::::~~ .~~ ~~
ri~

~", · ...#*··~- .1"1'¡

~r

<·~

1
\ -~ ~~·"·if~ /< ~;,·y:-r~:·,
\~ Q::,t,~ -é{i;,\ ;¡~<··;~

1

·, ·~lt:~tA.LA.S:!:" .
--·---·

1
\

i

,

(p\
Dictamen No. 455-201 O
Expediente: 2010-3183
JJMR

SECRETARÍA GENERAL
DE LA
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

{'J ('.J ur.t l_.. ,-

GUATEMALA. C.A.

4. Por Oficio 164 de fecha 12 de octubre de 2010, el Ministro de Economía

remite a la Secretaría General de la Presidencia, el proyecto de ley, para
consideración del Presidente de la República, y para que en uso de la
iniciativa de ley, el mismo se remita al Congreso de la República (ver
folio 47).

5. Con fecha 18 de octubre de 2010, la Dirección General de Asesoría

Jurídica y Cuerpo Consultivo del Presidente de la República, emitió la
Providencia 213-2010, en la que solicita la consideración de que se
desarrolle el artículo 29 del proyecto de ley, a fin de establecer legal,
general y objetivamente la disposiciones aplicables a los Emisores de
Tarjetas de Crédito que no formen parte de Grupos Financieros;
asimismo la inclusión de normas de reconocimiento al uso de tarjetas de
crédito emitidas internacionalmente (ver folios 49 y 50).

6. Por Oficio 5497-2010 de fecha

15 de noviembre de 2010, el
Superintendente de Bancos, consideró que las tarjetas propias que
emitan los comerciantes para financiar a sus propios clientes, no son
objeto de la regulación propuesta; asimismo que el artículo 29 equipará
la normativa actualmente aplicada a los emisores de tarjetas de créditos
que formen parte de grupos financieros, con la que es aplicada a los
emisores de tarjetas de crédito que no forman parte de grupos
financieros, lo que considera hacer innecesario desarrollar dicho
artículo. Finalmente considera que no es necesario legislativamente
reconocer o dar validez a tarjetas de crédito emitidas internacionalmente
(ver folios 53 al 57).

7. Por Oficio de fecha 18 de noviembre de 2010, el Ministro de Economía

remite a la Secretaría General de la Presidencia, el proyecto de ley, para
consideración del Presidente de la República, y para que en uso de la
iniciativa de ley, el mismo se remita al Congreso de la República (ver
folio 58).
FUNDAMENTO LEGAL:

11.

1.

De conformidad con la Constitución Política de la República, se establece en
el Artículo 174 que para la formación de leyes tiene iniciativa, entre otros el
Organismo Ejecutivo.
Asimismo el Artículo 133, establece q~ D€ s10P.
Superintendencia de Bancos, organizada conforme a la ley, es el órg~ que ~~~o
ejercerá la vigilancia e . inspecci?n de bancos, instituciones d~l¿fr~#j~~~ ~~\
emp~esas financieras, ent1dades afianzadoras, de seguros y las de~~ ~,~1f!.~~,,~ ~~!
ley disponga.
\'3 ~·.>~k/>~·}.~- l~/
...

·\·~....,

.., -<',"'''"

Ct,

7

'-,,.;q!!:MAIJ<. C·~

~

""---·--·__.. . .· J···

Dictamen No. 455-201 O
Expediente: 2010-3183
JJMR

SECRETARÍA GENERAL
DE LA
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA
GUATEMALA.

C.A.

2.

De conformidad con el artículo 109 de la ley Orgánica del Organismo
Legislativo, toda iniciativa cuyo propósito sea la presentación de un proyecto
de ley, deberá presentarse redactada en forma de decreto, separándose la
parte considerativa de la dispositiva, incluyendo una cuidadosa, y completa
exposición de motivos, así como los estudios técnicos y documentación que
justifiquen la iniciativa. La presentación de la iniciativa se hará por escrito, en
hojas numeradas y rubricadas por uno o varios de los ponentes y, además,
en forma digital, para que inmediatamente después de que el Pleno tome
conocimiento de la iniciativa por la lectura de la exposición de motivos, se
ponga en disponibilidad de todos los diputados al Congreso de la República
por lc•s medios electrónicos existente~. para su información y consulta.

3.

De conformidad con el artículo 1 de la Ley de Supervisión Financiera, la
Superintendencia de Bancos es un órgano de Banca Central, organizado
conforme a la ley; eminentemente técnico, que actúa bajo la dirección general
de la Junta Monetaria y ejerce la vigilancia e inspección del Banco de
Guatemala, bancos, sociedades financieras, instituciones de crédito,
entidades afianzadoras, de seguros, almacenes generales de depósito, casas
de cambio, grupos financieros y t3mpresas controladoras de grupos
financieros y !as demás entidades que otras leyes dispongan.

4.

De conformidad con la Ley del Organismo Ejecutivo, se establece en el
artículo 27 que corresponde a los Ministros de Estado ... "k) Preparar y
presentar al Presidente de la República, los proyectos de ley, acuerdos,
reglamentos, informes y demás disposiciones relacionadas con el ramo bajo
su responsabilidad."; asimismo el artículo 32 establece que corresponde al
Ministerio de Economía: "a) Formular y ejecutar dentro del marco jurídico
vigente, las políticas de protección al consumidor, de fomento a la
competencia y de represión legal de la competencia desleal."

De conformidad con el Código de Comercio, se establece en el artículo 757
que: "Las tarjetas de crédito deberán ser emitidas a personas individuales o
juríáicas y no serán negociables. Deberán contener el nombre de quien las
expide, la firma autógrafa de la persona a cuyo favor se extienden, el plazo
de vigencia y si la misma tiene validez nacional o internacional, siendo
aplicable a las mismas en lo que corresponda las normas de las cartas
órdenes. Por el financiamiento a través de tarjetas de crédito se aplicará la
tasa de interés que se indica en el artículo 757 bis de este Código. A los
créditos originados por el uso de las tarjetas de crédito, se aplicarán las
reglas de los pagarés, a excepción de la tasa de interés convencional.~---.
/Í)'i)B. PREs/{;;;-......"
/<_~

<Jj¡~\

_,; , \~\~¡ !!.. >:·J,'' o\·~·-.\
.6/·)·
!
1(;,) ~/ \·>·\\ ,~¡ f·
·¡//

(}

\~

1"'·

''"'

\'::·,:,Í~V{~

·:.¡•1

1

\~ >J¿;l:~~l~~t _A:/
\'.) "':;)1·-,¿¡~·;··~ ·-''""/ . /
"" Qt.
. ,. . / . ....
.., .: lt~ALA, ., >/
"'·v~

!l-.· /

. , <;.._.._ <.::..;... ~ ....... '" •

'

í

Dictamen No. 455-2010
Expediente: 2010-3183
JJMR

SECRETARÍA GENERAL
DE LA
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA
GUATEMALA,

111.

00:1098

C.A.

ANÁLISIS:

1. Consta en el expediente, que la Exposición de Motivos que se acompaña al
proyecto de Ley de Tarjeta de Crédito, hace una amplia exposición de los
antecedentes del desarrollo del uso de la Tarjeta de Crédito en Guatemala.
Recalcando la importancia de la función crediticia que se realiza a través del
otorgamiento de líneas de crédito revolventes y sin garantía real, autorizadas
al tarjetahabiente por el emisor, y asimismo de su uso como instrumento de
pago en la compra de bienes y servicios en establecimientos dispuestos a
aceptarla.

2. Se considera importante que exi5ta transparencia de información, en la forma
en que se divulga el costo financiero (intereses, cobros por servicio y otros
cargos) por uso de la tarjeta de crédito, con la finalidad de impulsar la libre
competencia en el mercado.

3. Se considera que el establecimiento de un marco jurídico para la operación
de tarjeta de crédito (excluyendo del concepto de la misma la tarjeta propia
emitida por un comerciante para uso exclusivo de sus clientes) sobre bases
de una equiparación de las obligaciones legales que corresponden a todos
los emisores de las mismas, independientemente de su pertenencia o no a un
grupo financiero, garantiza la igualdad de condiciones entre los agentes del
mercado, y la transparencia en las relaciones entre ellos.

4. Se considera que el marco legislativo que se propone, es congruente a las
condiciones del sistema financiero en general, que permiten pactar
libremente la tasa de interés por el uso de las líneas de crédito, y a3imismo
garantiza un marco de transparencia de información necesario para la
existencia de una libre competencia, que en última instancia reduzca el costo
financiero al usuario.
Se considera que la uniformidad en los criterios de supervisión financiera por
parte de la Superintendencia de Bancos entre todos los emisores de tarjetas
de crédito, bajo criterios de igualdad, permitirán un trato equitativo hacia los
mismos.
6. Se considera que aunque no es técnicamente apropiado incorporar figuras
penales o !a consideración de circunstancias de las mismas, en cuerpos
legales distintos al Código Penal, corresponde en última instancia al
Congreso de la República, la ordenación de las mismas.
,../,;caPRi:s104 .•
;;;;'~

~·\

¡{ ~~·~···'"~~i¡\
~~~~ .c:;J,(,\~ ~~·
ú

~"*~ J}
~....
~~· /

'
.

Dictamen No. 455-2010
Expediente: 20 10-3183

JJMR

()0[1090

SECRETARÍA GENERAL
DE LA
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA
GUATEMALA, C.A.

7. Se considera que existen antecedentes legales sobre la fiscalización que
pueda realizar la Superintendencia de Bancos de operaciones que no
implican una inherente intermediación financiera, tal es el caso de las
operaciones cambiarias que realizan las Casas de Cambio; y asimismo la
Constitución Política de la República como la Ley de Supervisión Financiera,
contemplan la posibilidad que legislativamente se amplíen las facultades de
supervisión de esa Institución.

8. Se observa que el proyecto de Ley de Tarjeta de Crédito, remitido por el
Ministerio de Economía, se encuentra redactado de acuerdo a la técnica
legislativa apropiada.

9. Por lo anterior, se estima procedente que el proyecto de Ley de Tarjeta de
Crédito, sea sometido al consideración del Señor Presidente de la República,
quien podrá dar sus instrucciones para que se proceda a elaborar el oficio
correspondiente para trasladar el mismo, con refrendo del Ministro de
Economía, al Honorable Congreso de la República.

IV.

DICTAMEN:

Esta Dirección General de Asesoría Jurídica y Cuerpo Consultivo del
Presidente de la República, luego del análisis de la documentación
acompañada y de las normas legales aplicables, estima que es procedente
que el Presidente de la República, remita a consideración del Congreso de la
República el proyecto de decreto por medio del cual se emitirá la Ley de
Tarjeta de Crédito.
El Oficio de remisión debe ser refrendado por el Ministro de Economía.

!)/

r:N·ú.J · JI!Jarw JA,oscoso

Lic.
e~. "J"..rde Asesor!a Jurídica
Subdlfector Genera
y Cuerpo Consuit!"VO
Secretarfa Gener31 de la

Presidencia de la RepObllca