You are on page 1of 30

CIUDADANO

:
JUEZ DE PRIMERA INSTANCIA DE SUSTANCIACIÓN
MEDIACION Y EJECUCION DEL CIRCUITO JUDICIAL DEL
TRABAJO DEL AREA METROPOLITANA DE CARACAS.
SU DESPACHO.Quien

suscribe,

PEDRO

ANTONIO

GAMBOA

ARAY,

de

nacionalidad venezolana, mayor de edad, Abogado en ejercicio,
con domicilio procesal de Cruz Verde a Santa Teresa, Edificio
Metrobera, piso 11 Oficina 111, Municipio Libertador del Distrito
Capital, titular de la cédula de identidad número V-5.434.275,
debidamente inscrito en el Instituto de Previsión Social del
Abogado bajo el número 201.717, procediendo en este acto en
mi carácter de Apoderado

Judicial del ciudadana OLGA

LILIANA RUEDA MARULANDA, quien es de nacionalidad
venezolana, mayor de edad, domiciliada en la calle Chacao,
Quinta Maure, PB de la Urbanización El Llanito, Municipio Sucre
del Estado Miranda, titular de la Cédula de Identidad número V11.739.399, representación la mía que acredito en instrumento
Poder debidamente otorgado en la Notaría Pública Primera del
Municipio Libertador del Distrito Capital, en fecha 14 de mayo de
2013, el cual quedó inserto bajo el Nro .28, Tomo 78 de los libros
de autenticaciones llevados por esa Notaría, el cual consigno
marcado con la letra “A”, ante usted con el debido respeto ocurro
para exponer: Acudo ante su competente autoridad a los fines de
demandar, de conformidad con lo establecido en el artículo 30 de
la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, como en efecto demando a
la empresa: RESCARVEN MEDICINA PREPAGADA S.A. sociedad

mercantil inscrita en el registro Mercantil Primero de la
Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, en
fecha 27 de mayo de 1996, ANOTADA BAJO EL nº 56 Tomo 132A-Pro, anteriormente denominada ADMINISTRADORA CONVIDA,
C.A, que cambió su denominación social a la actual tal y como se
evidencia de la Asamblea Extraordinaria de Accionista celebrada
en fecha 27 de junio del 2011, registrada en fecha 19 de agosto
del 2011, bajo el Nº 26, Tomo 175-A, por diferencia de
prestaciones sociales, horas extras, vacaciones, días feriados no
cancelados, bono nocturno no cancelado, utilidades y demás
conceptos

laborales

que

a

continuación

se

especificarán

detalladamente:
CAPITULO I
DE LOS HECHOS
En fecha 15 de Septiembre de 1999, mi representada ingresó a
prestar sus servicios personales, por cuenta ajena y por ello bajo
dependencia, en la Empresa Administradora de Planes de Salud
Clínicas

Rescarven C.A.,

ubicada en el Piso 2 de la Torre

Diamen. Chuao del Municipio Chacao del Estado Miranda,
desempeñando el cargo de Asesora de Salud, siendo su Jefe
Inmediato el ciudadano Rafael Rengifo, el cual desempeñaba el
cargo de Gerente del Departamento; departamento este donde mi
representada tenia asignada varias tareas entre las que se
encuentra la mal llamada en estos menesteres como “ patear
calle”, trabajando de cinco (5) de la tarde
noche y en el
propias

que

día
se

a nueve (9) de la

lo hacia en la oficina realizando labores

correspondían

con

su

labor;

así

estuvo

aproximadamente por espacio de cuatro (4) años, donde
posteriormente comenzó a trabajar solo de día en virtud de la
inseguridad; toda vez que se habían presentados varios hechos
ilícitos al personal. Luego pasó al cargo de Supervisora de
Ventas, aproximadamente hace 6 años, cargo que aceptó y estuvo
alrededor de de 8 años, pidió cambio para el departamento de la
licenciada

Mercedes

Delepiani,

con

el

supervisora de ventas donde supervisó los

mismo

cargo

stands,

de

con un

equipo de 15 personas, percibiendo además de su salario, un
bono de 1700 o 2000 bolívares de comisión, a la hora del pago le
hacian

firmar un recibo que solo especificaba

pago de

comisiones y jamás le daban una constancia de ello; toda vez
que hacían los depósitos correspondientes en el 100 por ciento
banco, pero inicialmente era en Banesco; así llegó desde la fecha
de ingreso

hasta la fecha de egreso, diciembre del 2012, sin

tomar vacaciones, por cuanto que surgieron muchos cambios en
la empresa y mi representada trataba de faltar lo menos posible,
ya que siempre estaba entrenando al personal nuevo, por esos
motivos

y otras razones trataba de no faltar a su trabajo:

Posteriormente el día 17 de enero llevó mi representada la carta
de renuncia a la Torre Diamen, dirigida a nombre de JUDITH
VEGAS y a la Licenciada LIGIA OCHOA, a la semana siguiente
llamó por cuanto no le habían dado respuesta y una de las
asistente le dijo que la licenciada Ligia Ochoa estaba de viaje.
Posteriormente recibe una llamada de la ciudadana Ligia Ochoa
y pregunta los motivos de su renuncia y le dijo que por motivos
personales y le respondió esta bien, supongo que la carta de

renuncia es porque quieres la liquidación; respondiéndole
afirmativamente y le dijo que se dirigiera al Ministerio del
Trabajo, pero también pregunto cuanto aspiraba y le respondió el
monto que establezca

el Ministerio del Trabajo por las

prestaciones sociales y le responde bueno, “mándemelo”, y se lo
envió aproximadamente a los 2 días siguientes , la hoja
contentiva del cálculo expedido por el Ministerio y le responde la
Licenciada

Ligia Ochoa,

que lo máximo que le han dado a

cualquiera de las personas que han trabajado allí son 50 mil
bolívares y le respondió que no tiene

nada que ver con la

liquidación de otras personas; que solo le reclamo el tiempo que
laboró; respondiéndole la citada ciudadana LIGIA OCHOA que lo
máximo entonces que le correspondía era la suma de 150 mil
bolívares; reclamándole mi representada que la cifra era injusta,
por cuanto no era el monto y me respondió que la pasaría a
comunicarse con la abogado y hablo con la Dra.

CAROLINA

ANDRADE.- En la entrevista sostenida con la ciudadana
CAROLINA ANDRADE, le ratifica que el monto es de 150, a
pesar de que le parecía demasiado, ya que ellos pagan muy bien
mensual, a lo que le respondió mi representada, “que una cosa
no tiene nada que ver con la otra, puesto que lo que me
gano son comisiones”. Ahora bien, en este estira y encoge de
palabras, mi representada le dije bueno, démelo y le respondió
que se lo cancelaría previo documento notariado y por el afán de
tener dinero lo aceptó. Posteriormente para la primera semana
del mes de marzo ve a la otra abogado de apellido ROJAS y le

pregunta porque motivo no le han enviado el documento al correo
para corroborar el monto y las condiciones que se establecían en
el documento, pero nunca le llegó y por ello no le quedó más
remedio que acudir a la notaria y firmar sin haber leído, pero lo
firmó sin haber llegado la notario, es decir, no estaba firmado por
ella, recibió el cheque y el día lunes siguiente es que me entregan
la copia del dicho documento.

Durante toda la relación de trabajo mi representado no gozó
de manera efectiva ninguna de las vacaciones que legal y
constitucionalmente estaba obligado. De igual forma en ningún
momento mi representado gozó del pago de horas extras diurnas
ni nocturnas; bono nocturno; utilidades legales o el pago de los
días feriados laborados y sus días de descanso del cual nunca
gozó hasta el año 2013, así como también las cantidades
aportadas al seguro Social Obligatorio, las cuales fueron
aportada solamente desde el año 1999 hasta el año 2002, ya
que para esa fecha fue desincorporada del IVSS sin ninguna
justificación, tal y como se evidencia de su cuenta individual, que
se anexa marcada por cuanto el mismo había incumplido de
manera sistemática sus obligaciones que como patrono estaba
obligado, como lo es el pago oportuno y completo del seguro
social y paro forzoso, política habitacional que fue cancelado de
manera parcial, INCE.
En fecha 22 de marzo de 2013, mi representada firma una
transacción con los patronos, en el cual ponen fin a la relación de
trabajo, como condición impuesta por ellos para el pago de
prestaciones sociales; situación que se concreta en la fecha utsupra señalada, por ante la Notaría Pública Segunda del
Municipio

Autónomo

Chacao

del

Distrito

Metropolitano

de

Caracas, bajo el pretexto establecido por ellos en la cláusula
segunda la cual es del tenor siguiente: SEGUNDA: POSICION DE

LA EMPRESA: “LA EMPRESA por su parte manifiesta que
no está de acuerdo con el pedimento de LA RECLAMANTE,
toda vez que a su decir, LA RECLAMENTE nunca prestó
servicio para ello tal y como lo alega en la cláusula
anterior, es decir, nunca fue su trabajadora ni existió
ningún tipo de relación que pudiera ser catalogada como
de relación de trabajo. No obstante lo anterior, LA
EMPRESA a los fines de evitarse los gastos y molestias que
un juicio le ocasionaría, ofrece pagar a LA RECLAMANTE
por concepto de indemnización transaccional la cantidad
de CIENTO CINCUENTA MIL BOLIVARES (Bs. 150) para
cubrir cualquier diferencia que pudiera existir entre las
partes en relación con la supuesta y negada prestación de
servicio alegada por LA RECLAMANTE con cuyo pago
quedaría cubierta cualquier la cantidad derivada de la
supuesta y negada relación e trabajo alegada por LA
RECLAMANTE”, documento que se anexa marcado con la letra
“B“ y marcado con la letra “C” constancia de trabajo en fotocopia
expedida por la empresa RESCARVEN a nombre de mi
representada de donde se desprende la relación laboral.
Sobre tal particular, se consideró que estaba en presencia
de un acuerdo transaccional no homologado por la autoridad
competente, sin embargo, que entre las partes existía el ánimo y
la voluntad de precaver un litigio, toda vez que en dos
oportunidades la ex trabajadora y el empleador cuantificaron el
valor de los derechos laborales de antigüedad, vacaciones
fraccionadas y utilidades fraccionadas, libres de constreñimiento,
“por lo que el acuerdo no se perfeccionó a la luz de los principios
civiles y laborales”: Acompaño fotocopia marcada “D” cálculo de
prestaciones sociales expedido por el Ministerio del Trabajo,
signada con el Nº 00014.

Del mismo modo refirió que se había cumplido con el pago
mencionado y que actuaron libres de constreñimiento; que la
transacción se había hecho por escrito y contenía una relación
circunstanciada de los hechos que la motivaron, así como de los
derechos comprendidos, y por ello debieron tenerse como
cumplidos los requerimientos de la transacción.
Sin embargo se puede apreciar que la Inspectora del
Trabajo competente, expide un cálculo distinto de los pagos
efectuados a la trabajadora con anterioridad a dicho acto. Tal
pronunciamiento no ha quedado definitivamente firme, por lo que
es evidente que la transacción en cuestión no cumple con uno de
los requerimientos esenciales exigidos por el artículo 3, parágrafo
único, de la Ley Orgánica del Trabajo, 10 y 11 de su Reglamento
para generar el efecto de cosa juzgada, lo que permite que el pago
de las diferencias que se estimen correspondientes pueda
accionarse por vía judicial.
Al respecto cabe reproducir lo resuelto por la Sala
Constitucional de este Tribunal Supremo de Justicia, en sentencia
Nº 1201 del 30 de septiembre de 2009 (caso: Arthur D. Little de
Venezuela C.A.), respecto al efecto de cosa juzgada de la
transacción en materia laboral, en los términos previstos en el
artículo 3, Parágrafo Único, de la Ley Orgánica del Trabajo, en
concordancia con los artículos 9 y 10 del Reglamento de la Ley
Orgánica del Trabajo:
(…) las transacciones que sean homologadas por la autoridad
competente del trabajo (Inspector del Trabajo) adquirirán efectos
de cosa juzgada, por cuanto su presentación ante dicha
autoridad presupone la verificación, en el texto del acuerdo
transaccional, del cumplimiento con los requisitos para su validez
y eficacia; es decir, que la transacción se haya hecho por escrito y
contenga una relación detallada de los hechos que la motiven y
de los derechos en ella comprendidos, para que el trabajador
pueda apreciar las ventajas o desventajas que ésta produzca.

Omissis
De esta manera, la transacción en materia del trabajo
comparte los mismos conceptos del Derecho común (ex artículos
255 del Código de Procedimiento Civil y 1.395 del Código Civil),
pero se aparta sustancialmente de éste por causa de la
irrenunciabilidad de los derechos que favorezcan al trabajador,
que prescribe la Constitución y la ley (ex artículos 89 de la Carta
Fundamental, 3 de la Ley Orgánica del Trabajo, 9 y 10 del
Reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo). [Vide., en cuanto a
la irrenunciabilidad, S.S.C. n.° 442/2000, de 23 de mayo, (caso:
José Agustín Briceño Méndez)]
En este sentido es conveniente atenernos al principio de la
realidad de los hechos, pues la transacción efectuada por mi
representada con la empresa, solo pretendió fijar un hecho
liberador de obligaciones laborales, Pues la transacción, como tal
solo pretendió simular el fin de la relación de trabajo a los fines
de no aumentar las cargas económicas de la empresa con
respecto a las prestaciones sociales que de pleno derecho le
correspondería a mi representado, conforme a lo dispuesto en la
Ley Orgánica del Trabajo.
En torno al principio de la primacía de la realidad de los
hechos sobre las formas, esta representación demostrará que, mi
representada, muy a pesar de que sus actividades estaban
calificadas por el patrono como personal de supervisora de venta,
lo cual seguramente será uno de los medios defensivos al que
optará, lo cierto es que las actividades realizadas exceden mucho
lo previsto dentro de esa conceptualización, pues sus labores no
se limitaban a la simple supervisión de ventas, sino que también
contribuía a la formación del personal necesario y requerido para
la empresa en ese departamento como pretenderá demostrar la
accionada.
De igual forma, la accionada pretenderá demostrar que el
vínculo laboral entre mi representado y ésta se extinguió en el

año 2012, lo cual tampoco es cierto, pues la transacción fue una
simple simulación de dicha extinción
De igual forma intentará demostrar que no trabajó mi
representado las horas extras que aquí se reclamarán de manera
pormenorizada, ante lo cual quedarán en evidencia con los
medios

probatorios

y

sistema

de

presunciones

que

oportunamente presentará esta representación, así como lo
concerniente al no disfrute de las vacaciones ante lo cual alegará
que fueron canceladas oportunamente, lo cual no lo dispensa de
su nuevo pago a tenor de lo dispuesto en el artículo 190 de la ley
orgánica del trabajo.
De igual forma se demostrará que producto de las
constantes violaciones en la relación de trabajo, como el pago
incompleto de las cargas impositivas que tenía el patrono al
Seguro Social, Paro forzoso, INCE, Política habitacional, de lo cual
mi representada tuvo conocimiento a mediados del mes de
diciembre de 2012, lo cual produjo su renuncia, que muy a pesar
no especificó razones, no quiere decir que la realidad de los
hechos fue que eso detonó su retiro definitivo de la empresa.
Cuya planilla de cuenta individual del Instituto Venezolano de los
Seguros Sociales, se anexa signada con la letra “E”.
Con respecto al reclamo formulado por la trabajadora, en el
sentido de que la empresa: RESCARVEN MEDICINA PREPAGADA
S.A y/o ADMINISTRADORA CONVIDA, C.A, sociedad mercantil
pague al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales las
cotizaciones correspondientes al período comprendido entre enero
de 2002 y enero de 2013, observa quien aquí demanda que si
bien es cierto que la Ley del Seguro Social, en sus artículos 87 y
102, reconoce a dicho ente la facultad de exigir como acreedor
privilegiado el pago de las cotizaciones atrasadas, nada obsta
para que sea el propio trabajador quien exija el pago de las
cotizaciones adeudadas, puesto que es a él a quien benefician
directamente las contribuciones al sistema de seguridad social.
En efecto, el pago de las cotizaciones a que se contrae el
artículo 62 de la Ley del Seguro Social, es una obligación

mancomunada entre el patrono y el trabajador, que deriva
directamente del hecho social trabajo y se generan desde el
primer día de trabajo de cada semana -artículo 102 del
Reglamento General de la Ley del Seguro Social-, con la finalidad
de garantizar la protección de los beneficiarios, frente a las
posibles contingencias de salud y bienestar que se le puedan
presentar.
En este sentido, se observa que, a pesar de ser el Instituto
Venezolano de los Seguros Sociales el acreedor de las
cotizaciones, este Instituto sólo tiene cualidad para ejercer las
acciones de cobro, en tanto que gestiona un interés público, que
se materializa garantizando el correcto funcionamiento de la
seguridad social; mientras que es el trabajador, quien tiene un
interés particular y directo en el cumplimiento de la prestación por
parte del patrono, ya que el trabajador como asegurado, es quien
puede sufrir las contingencias que constituyen el riesgo asumido
por la seguridad social como contraprestación de las cotizaciones,
y generalmente es también el beneficiario de las prestaciones
derivadas de la materialización de tales riesgos (ej.: pensiones
por incapacidad, por vejez, etc.).
En consecuencia, debe considerarse que si el Instituto
Venezolano de los Seguros Sociales tiene la cualidad de acreedor
para exigir el pago de las cotizaciones, en tanto gestor de un
interés público, con más razón debe considerarse que el
trabajador, como titular de un interés particular y directo en el
cumplimiento de la obligación, tiene legitimación para demandar
al patrono el pago de las contribuciones a la seguridad social, ya
que si bien, el resultado económico de la prestación no será
recibido en el patrimonio del trabajador –dado que el receptor del
pago será el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales-, éste
evitará la frustración de su derecho de crédito frente a la
Administración de la seguridad social, el cual no es otro que la
cobertura de los riesgos a los que está expuesto por el hecho
social trabajo, y en caso de materializarse alguna de las
contingencias amparadas por la seguridad social, el trabajador o
beneficiario podrá obtener el cumplimiento de las prestaciones a
cargo del ente público correspondiente.

En otros términos, se puede afirmar, que el trabajador en
tanto acreedor de la seguridad social, mediante una acción
conservatoria (ex artículo 1278 del Código Civil), puede ejercer los
derechos y las acciones del deudor –en este caso, el Instituto
Venezolano de los Seguros Sociales- y hacer entrar en el
patrimonio del ente público, las prestaciones debidas por un
tercero –en este caso el patrono-, siempre que el ejercicio de su
propio derecho de crédito se vea perjudicado por la inacción del
deudor, lo cual ocurre en el caso de autos, ya que no consta en el
expediente que el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales
haya iniciado algún procedimiento para exigir de la empresa
demandada el pago de las cotizaciones correspondientes a la
trabajadora demandante.
Se trata entonces de una legitimación procesal especial, con
la finalidad de preservar el derecho a la seguridad social,
derivada de la especial configuración tripartita de la relación
entre el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, el
trabajador (asegurado-beneficiario) y el patrono, en la que surge
a cargo del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, que
tutela un interés público, un derecho de crédito frente al patrono,
respecto a las contribuciones a la seguridad social, y asimismo,
el trabajador es acreedor del referido ente público en tanto
asegurado y eventual beneficiario de la seguridad social, siendo
característico de este derecho de crédito del trabajador, que su
ejercicio se vea menoscabado por el incumplimiento del patrono
en la relación obligacional que lo vincula con el Instituto
Venezolano de los Seguros Sociales, el cual, siendo deudor del
servicio de seguridad social frente al trabajador, puede
perjudicar los derechos de este último si no ejerce las acciones
correspondientes contra el patrono, lo que evidencia un interés
jurídico actual por parte del trabajador para proponer la
demanda, según lo dispuesto en el artículo 16 del Código de
Procedimiento Civil.
Asi lo estableció la Sala de Casación Social del Tribunal
Supremo de Justicia, ponencia de la magistrada CARMEN
ELVIGIA PORRAS DE ROA, mediante fallo Nº 0232 de fecha 03
de marzo 2011, en la demanda de la ciudadana DULIX RAQUEL
DUQUE contra FOTO YA C:A, al sostener que: El trabajador tiene

derecho de demandar al patrono
contribuciones al Seguro Social (IVSS).

por

el

pago

de

las

En el presente caso, al no demostrar
la empresa
demandada que haya cumplido con la referida obligación durante
el período señalado por la mi representada, deberá pagar las
cotizaciones correspondientes al período comprendido entre los
meses de septiembre de 2002 y enero de 2013, ambos inclusive,
que deberán ser enteradas a la cuenta individual de la
ciudadana OLGA LILIANA RUEDA MARULANDA en el Instituto
Venezolano de los Seguros Sociales.
Del mismo solicito, se sirva oficiar al Instituto Venezolano de
los Seguros Sociales, a los fines de que determine y proceda el
cobro de los intereses de mora correspondientes, a razón del uno
por ciento (1%) mensual, y establezca las sanciones
correspondientes a la empresa, de conformidad con lo previsto en
los artículos 52 y 63 de la Ley del Seguro Social.
Ahora

bien,

luego

de

retirarse

de

la

empresa,

mi

representada solicitó el pago correspondiente a prestaciones
sociales y demás indemnizaciones correspondientes por los trece
(13) años, seis (6) meses y trece (13) días que laboró para la
empresa, lo cual se computará a partir del mes de enero

de

2013, fecha en la cual entró en vigencia la Ley Orgánica del
Trabajo por mandato expreso de dicha ley.
CAPITULO II
DEL SALARIO
Con respecto a este punto, es importante señalar que si bien
es cierto el patrono canceló como último salario a mi representado
la cantidad de SEIS MIL BOLÍVARES FUERTES (6.000.00), no
es menos cierto es que esa cantidad únicamente obedeció al
salario base otorgado por éstos como contraprestación al servicio
y utilidad que los mismos percibían como consecuencia del
trabajo de mi poderdante. En este sentido debemos señalar que
en esa cantidad antes indicada no se encuentran acreditados los
pagos correspondientes a bono nocturno, horas extras, feriados y

días de descansos trabajados efectivamente, lo cual de manera
clara incide negativamente en los montos correspondientes a
prestaciones sociales y todos aquellos empréstitos de carácter
salarial.
El patrono al no cancelar oportunamente todos y cada uno
de los conceptos salariales antes mencionados, no solo produjo
un detrimento a los ingresos de mi representado, sino, enervó las
condiciones y obligaciones establecidas por nuestro legislador,
pues si mi representado laboró horas extras, debieron ser
canceladas con el monto convenido normalmente entre patrono y
trabajador en la fecha convenida o especificada en la ley, hecho
éste que no ocurrió. De igual forma vemos tal falencia en cuanto
al pago de bono nocturno, feriados o días de descanso, pues mi
representado laboró de lunes a lunes dos (2) horas extras en
horario nocturno, durante los primeros seis (6) años de servicio,
de 7 de la noche a 9, es decir, 14 horas semanales, hasta el año
2005.

Es por ello que se hace necesario, no solo el pago de esos
conceptos dejados de percibir, sino capitalizarlos en los cálculos
referentes a vacaciones, utilidades, prestaciones sociales e
indemnizaciones de carácter laboral, pues todo ello es
considerado salario y por ende incide en el cálculo de los
mismos, todo ello a tenor de lo dispuesto en el artículo 122 de la
ley orgánica del trabajo.
La Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de
Justicia en sentencia Nº 1901 de fecha 16 de noviembre de 2006
(caso: Antonio Testa Dominicancela, contra la sociedad mercantil
Coca-Cola Femsa de Venezuela, S.A.) estableció:
“…Ahora bien, a los fines de dilucidar y establecer
claramente lo que es la figura del salario normal, este
Sentenciador considera oportuno traer a colación el
criterio emanado de la Sala de Casación Social del
Tribunal Supremo de Justicia, en fecha 10 de mayo de
2000, donde puntualizó:

‘De manera que el salario normal, por definición, está
integrado, por el conjunto de remuneraciones, de
naturaleza salarial, siempre y cuando sean percibidas por
el trabajador en forma habitual, con independencia del
límite máximo de tiempo previsto por el legislador para la
jornada de trabajo, como así fue clarificado en la vigente
Ley Orgánica del Trabajo.
Ahora bien, a los efectos de establecer el ‘salario
normal’ debe tomarse en consideración, como eje de
referencia, la noción amplia de salario (conocida como
integral en la práctica) consagrado en el artículo 133 de
la Ley Orgánica del Trabajo vigente a partir de 1991, y
que está conformado por todos los ingresos, provecho o
ventaja que perciba el trabajador por ‘causa de su labor’,
para luego filtrar, en cada caso concreto, todos sus
componentes no habituales, y obtener de esa forma los
elementos que integran el salario normal. Siendo la
característica determinante de ello, la regularidad y
permanencia con que se percibe un determinado beneficio
y que éste se perciba por causa de la labor del trabajador.
Es decir, que un salario normal, en un caso
determinado, puede coincidir con el salario definido en el
artículo 133 de la Ley Orgánica del Trabajo siempre que se
perciban todos los conceptos señalados en dicho artículo
cumpliendo los requisitos de la regularidad y permanencia
que le dan categoría de salario, a los efectos legales. Pero
también ese salario normal puede consistir únicamente en
el salario convenido como contraprestación del servicio,
sin ningún otro elemento, cuando no se perciban otros
beneficios diferentes en forma regular y permanente.
(Sentencia Nº 106, de fecha 10-05-2000, Sala de Casación
Social, Luis Rafael Scharbay Rodríguez contra Gaseosas
Orientales, S.A.).”.

Siguiendo lo anteriormente indicado esta representación se
permite efectuar el cálculo correspondiente sin perjuicio que la
misma sea rectificada o reformada a través de una experticia
complementaria del fallo, siempre que no afecte la naturaleza de
las pretensiones hoy deducidas, los cuales están debidamente
fijados y descritos en el petitum de la presente demanda.
DE LAS HORAS EXTRAS
Mi representado, durante toda la relación laboral, tenía un
horario de trabajo que comprendía desde las 9:00 horas de la
mañana hasta las 9:00 de la noche, todos los días. Es decir,
tenía una jornada mixta, con la salvedad de que en dicha
jornada, laboraba más de cinco (5) horas nocturnas, por lo que
toda la jornada debe refutarse como nocturna a tenor de lo
dispuesto en el artículo 173 de la Ley Orgánica del Trabajo, que
expresa:
“Artículo 173. Salvo las excepciones previstas en esta Ley,
la jornada diurna no podrá exceder de ocho (8) horas
diarias, ni de cuarenta y cuatro (44) semanales; la jornada
nocturna no podrá exceder de siete (7) horas diarias, ni de
cuarenta (40) semanales; y la jornada mixta no podrá
exceder de siete y media (7 1/2) horas por día, ni de
cuarenta y dos (42) por semana. Se considera como
jornada diurna la cumplida entre las 5:00 a.m. y las 7:00
p.m.
Se considera como jornada nocturna la cumplida entre las
7:00 p.m. y las 5:00 a.m. Se considera como jornada mixta
la que comprende períodos de trabajo diurnos y nocturnos.
Cuando la jornada mixta tenga un período nocturno mayor
de cuatro (4) horas, se considerará como jornada
nocturna.”
Siguiendo la normativa anteriormente expresada,
verificamos que mi representado laboraba un total de veintiocho
horas semanales, es decir, 112 horas o extras nocturnas
mensuales, por lo que las horas totales de horas extras nocturnas
laborales desde 15 de septiembre de 1999, hasta diciembre

2005, se puede verificar sin problemas en el siguiente cuadro
descriptivo que se describe como componente de la presente
demanda.

CAPITULO IV
HORAS EXTRAS Y DIAS DE DESCANSO TRABAJADOS
POR MI REPRESENTADO
Las horas extras indicadas en el cuadro demostrativo que
se anexa están perfectamente señaladas días por días en el si lo
referente a los días de descanso laborados por mi representada.
Así como también las horas extras mixtas acumuladas por
mí representada durante la relación de trabajo con el patrono, los
cuales solicito sean cancelados.
CAPITULO V
DEL BONO NOCTURNO
Mí representado, desde el mes de julio de 1999, percibió un
salario base, sin el incremento correspondiente al 30% de bono
nocturno, tal y como lo señala el artículo 156 de la ley orgánica
del trabajo que expresa:
“Artículo 156. La jornada nocturna será pagada con un
treinta por ciento (30%) de recargo, por lo menos, sobre el
salario convenido para la jornada diurna.”
A este tenor, el trabajador solo percibió lo correspondiente al
salario mínimo hasta el mes de mayo de 2010, fecha en la cual
se le incrementó el salario, eso si, sin incremento alguno
correspondiente al bono nocturno, por lo que corresponde el
reclamo de ese 30% de salario por sobre el salario base
convenido, pues es un derecho especificado de manera clara en
el artículo 156, dado el horario de trabajo que éste era sometido.
En tal sentido incorporo en el escrito libelar tabla descriptiva de
los derechos hoy reclamados desde el mes de julio de 1999.

El monto relativo a bono nocturno no cancelado
oportunamente, solicito igualmente que dicho monto sea
cancelado en su totalidad, tal y como se describe en el cuadro
que se describe en la demanda.

CAPITULO VI
DIAS DE DESCANSO TRABAJADOS Y DESCANSO
COMPENSATORIOS NO DISFRUTADOS.
En este caso en concreto, el trabajador no gozó durante toda
la relación laboral que se toma en cuenta desde el mes de julio de
1997, fecha en que entró en vigencia la Ley Orgánica del Trabajo
de día de descanso y mucho menos de descanso compensatorio
alguno, ni su respectiva cancelación por parte del patrono, tal y
como está previsto en el artículo 216 de la Ley Orgánica del
Trabajo, que expresa:
“Artículo 216. El descanso semanal será remunerado por
el patrono a los trabajadores que presten servicios durante
los días hábiles de la jornada semanal de trabajo en la
empresa, con el pago de una cantidad equivalente al
salario de un (1) día, igualmente será remunerado el día
de descanso adicional semanal convenido por las partes
conforme al artículo 196. Cuando se trate de trabajadores
a destajo o con remuneración variable, el salario del día
feriado será el promedio de los devengados en la
respectiva semana.
El trabajador no perderá ese derecho si durante la jornada
semanal de trabajo en la empresa faltare un (1) día de su
trabajo.”
Es pertinente señalar que el patrono además de cancelar
los días de descansos a que hace referencia el mencionado
artículo, igualmente se debe otorgar al trabajador un descanso
compensatorio en los términos establecidos en la ley,
específicamente en el artículo 218 ejusdem, que establece:

“Artículo 218. Cuando un trabajador hubiere prestado
servicios en día domingo o en el día que le corresponda su
descanso semanal obligatorio, por cuatro (4) o más horas,
tendrá derecho a un (1) día completo de salario y de
descanso compensatorio; y cuando haya trabajado menos
de cuatro (4) horas, tendrá derecho a medio (1/2) día de
salario y de descanso compensatorio. Estos descansos
compensatorios
deben
concederse
en
la
semana
inmediatamente siguiente al domingo o día de descanso
semanal obligatorio en que hubiere trabajado.”.
En este caso, al no haber gozado el trabajador de dicho
descanso compensatorio, el patrono está obligado a cancelar las
mismas en los mismos términos establecidos en el artículo 216
de la Ley orgánica del Trabajo.
En tal sentido, esta representación, solicita la cancelación
de dichos empréstitos, bajo las condiciones referidas en el
recuadro definitivo que se incorpora como parte del presente
libelo.
Lo anterior suma la cantidad de CUARENTA MIL
SEISCIENTOS CATORCE BOLÍVARES CON SETENTA Y CINCO
CENTIMOS (40.614,75), que solicitamos sea cancelado en los
términos que la ley disponga.

CAPITULO VII
DE LOS DIAS FERIADOS LABORADOS
Mi representado laboró todos y cada uno de los días
feriados otorgados en los días 1º de enero, jueves y viernes
Santos, 1º de mayo y 25 de diciembre, los señalados en la Ley
de Fiestas Nacionales y los declarados festivos por los Estados o
Municipalidades, de todos y cada uno de los años desde el mes
de Septiembre de 1999 hasta el 2005. En tal sentido dispone el
artículo 217 de la ley Orgánica del Trabajo que:
“Artículo 217. Cuando se haya convenido un salario
mensual el pago de los días feriados y de descanso

obligatorio estará comprendido en la remuneración, pero
quienes prestaren servicios en uno (1) o más de esos días
tendrán derecho a la remuneración correspondiente a
aquellos días en los cuales trabajen y a un recargo del
cincuenta por ciento (50%), conforme a lo previsto por el
artículo 154.”
En este caso, mi representada laboró todos y cada uno de
los días feriados otorgados por la Ley, por lo que solicitamos su
pago a tenor de lo descritos en los cuadros que forman parte del
presente libelo. Que solicitamos sea cancelado en su totalidad.

CAPITULO VIII
DE LAS UTILIDADES
En este caso en concreto, verificamos que la empresa solo
canceló lo correspondiente a utilidades tomando como soporte el
salario base que mi representado percibía en el año
correspondiente por sobre 15 días, cuando lo correcto era que
tales utilidades su hubiese cancelado de acuerdo al 15% de la
utilidades líquidas de la empresa del año respectivo, es decir
desde el año 1999 hasta el año 2013. Por lo que solicito el pago
de las utilidades correspondientes a los años laborados de
acuerdo al artículo 133; para lo cual se solicitará en la etapa
procesal adecuada comprobantes de los impuestos sobre la renta
de los años respectivos, a los fines de fijar las verdaderas
utilidades líquidas de la empresa y así verificar de acuerdo al
número de empleados en los años respectivos el monto
correspondiente a las utilidades que debió percibir mi
representado desde el año 1999 hasta el 2013.
Debemos recordar que el pago de utilidades debe
cancelarse tomando como base el 15% de las utilidades líquidas
de la empresa, y en caso de no se así, y previo acuerdo entre las
partes, llegar a un consenso en cuanto a la cantidad de días a
pagar por tal concepto. En este caso no existe acuerdo alguno
entre las partes a los fines de fijar convencionalmente las
utilidades, por lo que lo lógico es cancelarlas según lo establecido

en la ley (utilidades legales). Por lo que solicitamos que dichas
utilidades se cancelen bajo esta premisa.
En todo caso, a los fines de poder cuantificar y poder
efectuar el calculo del salario integral que debió percibir mi
representado, así como facilitar el cálculo de los diferentes
conceptos laborales que en esta demanda se exigen, y sin
renunciar a la utilidades legales aquí invocadas, es por lo que el
cálculo que en este capitulo se efectuará se realizará en base al
mínimo de las utilidades convencionales establecidas en la ley,
que es de quince días, la cual solicito que una vez sentenciado
de deduzcan de las utilidades legales que se hayan acreditado
en las actas del proceso, a través de una experticia
complementaria del fallo:
“…Artículo 174. Las empresas deberán distribuir entre
todos sus trabajadores por lo menos el quince por ciento
(15%) de los beneficios líquidos que hubieren obtenido al
fin de su ejercicio anual. A este fin, se entenderá por
beneficios líquidos la suma de los enriquecimientos netos
gravables y de los exonerados conforme a la Ley de
Impuesto Sobre la Renta.
A los efectos de este Capítulo, se asimilarán a las
empresas los establecimientos y explotaciones con fines de
lucro.
Parágrafo Primero: Esta obligación tendrá, respecto de
cada trabajador, como límite mínimo, el equivalente al
salario de quince (15) días y como límite máximo el
equivalente al salario de cuatro (4) meses. El límite
máximo para la empresas que tengan un capital social que
no exceda de un millón de bolívares (Bs. 1.000.000,oo) o
que ocupen menos de cincuenta (50) trabajadores, será de
dos (2) meses de salario. Cuando el trabajador no hubiese
laborado todo el año, la bonificación se reducirá a la parte
proporcional correspondiente a los meses completos de
servicios prestados. Cuando la terminación de la relación
de trabajo ocurra antes del cierre del ejercicio, la

liquidación de la parte correspondiente a los meses
servidos podrá hacerse al vencimiento de aquél…”

Son SESENTA MIL NOVECIENTOS OCHENTA Y CUATRO
BOLIVARES.(Bs.60.984,00),que esta representación solicita se
cancele a la brevedad posible.
CAPITULO IX
DE LAS PRESTACIONES SOCIALES
En este sentido y tomando en consideración que el salario
por el cual se pretendió cancelar las prestaciones sociales a mi
representado, es el correspondiente al salario base, y
considerando que todos los empréstitos reclamados en los puntos
anteriores varían los montos correspondientes al presente punto,
pues no se pretendió cancelar dichos derechos al trabajador con
el salario estipulado en el artículo 133 de la Ley orgánica del
Trabajo. Esta representación tomando en cuenta las horas extras
debidas, feriados y días de descanso no cancelados, utilidades
canceladas a su salario real, alícuota de utilidades y bono
vacacional, pasa a calcular lo referente a prestaciones sociales
tomando como base las cantidades que a través del siguiente
cuadro explicativo señalará a tenor de lo dispuesto en el artículo
108 de la ley sustantiva laboral; todo lo cual se describe
suficientemente en los gráficos que conforman parte de la
demanda.
Como monto de Prestaciones Sociales reclamamos la
cantidad de CIENTO CINCUENTA Y CINCO MIL DOSCIENTOS
CUARENTA Y NUEVE BOLIVARES CON CATORCE CENTIMOS
(Bs.155.249,14) más el monto correspondiente a los intereses
tomando como base la tasa promedio entre la tasa activa y
pasiva determinados por el Banco Central. Y ASI SOLICITO SEA
CANCELADO.

CAPITULO X

DE LA INDENIZACION POR DESPIDO INJUSTIFICADO E
INDENIZACION SUSTITUTIVA DE PREAVISO.

Este concepto es reclamado por el trabajador, habida cuenta
de que los motivos que obligaron a éste a retirarse del trabajo
fueron justificados. En este sentido, invocamos el contenido del
artículo 103 literal f de la Ley Orgánica del Trabajo, pues tal y
como se relato en el capítulo hechos; el patrono omitió la
cancelación de manera constante y progresiva de varios
conceptos laborales como horas extras, días feriados, días de
descanso; otorgamiento de vacaciones efectivas o descanso
compensatorio; no pago adecuado a cargas impositivas como la
cancelación oportuna del seguro social; lo cual son obligaciones
que la ley señala al patrono como de estricto cumplimiento, que
de manera cierta constituyen una causal perfectamente
subsumible en el artículo 103 literal f, ejusdem. En tal sentido el
mencionado artículo expresa:
“Artículo 103. Serán causas justificadas de retiro, los
siguientes hechos del patrono, sus representantes o
familiares que vivan con él:….
…f) Cualquier acto que constituya falta grave a las
obligaciones que le impone la relación de trabajo; y”
En este sentido, es conveniente señalar que mi representado
no recibió cancelación alguna por el trabajo en jornada
extraordinaria efectuado por éste, tales colmo horas extras o días
feriados; así como también el no otorgamiento de manera efectiva
de vacaciones o el hecho de lo cancelar los montos del seguro
social de manera completa y oportuna, lo que obligó al patrono a
efectuar convenios con el seguro social, posterior al retiro de mi
defendido a los fines de que éste pudiera gozar del beneficio de
la jubilación, y solo enterando al seguro social un salario mínimo,
lo cual no se compadece con la realidad, pues mi representado
tuvo como último salario la cantidad de SEIS MIL BOLÍVARES
(6.000,00) y no lo enterado en el seguro social ni a lo respectivo
a la política habitacional; además de realizarse dichos pagos de
manera inoportuna.

Toda esa situación como el abuso en su jornada de trabajo,
hizo mella en mi representado y lo obligó a retirarse de su trabajo
constituyendo dicho retiro en justificado a tenor de lo dispuesto
en el artículo 103 antes trascrito, por lo que se le debe cancelar lo
relativo al despido injustificado e indemnización sustitutiva de
preaviso a tenor de lo dispuesto en el artículo 100 de la ley
sustantiva laboral, que es del siguiente tenor:
“Artículo 100. Se entenderá por retiro la manifestación de
voluntad del trabajador de poner fin a la relación de
trabajo.
Parágrafo Único: El retiro será justificado cuando se funde
en una causa prevista por esta Ley, y sus efectos
patrimoniales se equipararán a los del despido
injustificado.”
Es por ello que esta representación solicita el pago de los
siguientes empréstitos tomando en consideración el tiempo de
servicio de mí representado, el cual también esta descrito en el
presente libelo.
CAPITULO XI
DEL PETITUM
Por todas las razones de hecho y de derecho esgrimidos por
esta representación solicito sean canceladas las siguientes
cantidades:
INICIO RELACION
LABORAL

15/09/1999

FIN RELACION LABORAL

17/02/2013

TOTAL

TOTAL

FRECUENCIA

DIARIO

BONO
MENSUAL

ULTIMO SALARIO
BASICO

1999-2001

1.500,00

MENSUAL

50,00

-

ULTIMO SALARIO
BASICO

2002-2004

1.700,00

MENSUAL

56,67

-

ULTIMO SALARIO
BASICO

2005-2006

2.000,00

MENSUAL

66,67

-

ULTIMO SALARIO
BASICO

2007-2008

4.500,00

MENSUAL

150,00

-

ULTIMO SALARIO

2009

MENSUAL

BASICO

6.500,00

ULTIMO SALARIO
BASICO

216,67

-

2010-2012
6.000,00

MENSUAL

200,00

-

SALARIO NORMAL PROMEDIO PARA
VACACIONES

7.700,00

MENSUAL

256,67

1.500,00

SALARIO PROMEDIO PARA UTILIDADES

8.131,34

MENSUAL

271,04

SALARIO INTEGRAL PROMEDIO PREST
SOCIALES

8.808,66

MENSUAL

293,62

LITERALES (a) ART. 142
GARANTIA DEPOSITADA DURANTE RELACION DE
TRABAJO

DEPOSITADO SEGÚN 108 lot 1997: 5 DIAS DE SALARIO MENSUAL A PARTIR DEL TERCER MES MAS 2
DIAS POR AÑO TRABAJADO

Meses

5 Dias por mes

Subtotal

2 dias por
año

Total dias a
pagar

15/12/199
9

15/09/2000

9

5

45

0

45

50,00

2.250,00

15/09/200
0

15/09/2001

12

5

60

2

62

50,00

3.100,00

15/09/200
1

15/09/2002

12

5

60

4

64

56,67

3.626,67

15/09/200
2

15/09/2003

12

5

60

6

66

56,67

3.740,00

15/09/200
3

15/09/2004

12

5

60

8

68

56,67

3.853,33

15/09/200
4

15/09/2005

12

5

60

10

70

66,67

4.666,67

15/09/200
5

15/09/2006

12

5

60

12

72

66,67

4.800,00

15/09/200
6

15/09/2007

12

5

60

14

74

150,00

11.100,00

15/09/200
7

15/09/2008

12

5

60

16

76

150,00

11.400,00

15/09/200
8

15/09/2009

12

5

60

18

78

216,67

16.900,00

15/09/200
9

15/09/2010

12

5

60

20

80

200,00

16.000,00

15/09/201
0

15/09/2011

12

5

60

22

82

200,00

16.400,00

15/09/201
1

30/04/2012

8

5

38

24

62

200,00

12.400,00

743

156

899

DEPOSITADO SEGÚN VIEJA
LEY

110.236,67

a)
El patrono o patrona depositará a cada trabajador o trabajadora por concepto de garantía de las prestaciones sociales el equivalente a quince días cada
trimestre, calculado con base al último salario devengado. El derecho a este depósito se adquiere desde el momento de iniciar el trimestre.

Meses

Dias a pagar

Salario
INTEGRAL

01/05/201
2

31/07/2012

3

15

15

293,62

4.404,33

01/08/201
2

31/10/2012

3

15

15

293,62

4.404,33

01/11/201
2

30/01/2013

3

15

15

293,62

4.404,33

01/02/201
3

17/02/2013

1

5

5

293,62

1.468,11

50

50

TOTAL LITERAL (b) ART. 142

14.681,10
TOTAL DEPOSITADO

124.917,77

B)
Adicionalmente y después del primer año de servicio, el patrono o patrona depositara a cada trabajador o trabajadora dos días de salario, por cada año,
acumulativos hasta treinta días de salario.

Meses

2 dias por año

Salario
INTEGRAL

Por antigüedad

15/09/199
9

15/09/2000

12

0

293,62

-

15/09/200
0

15/09/2001

12

2

293,62

587,24

15/09/200
1

15/09/2002

12

4

293,62

1.174,49

15/09/200
2

15/09/2003

12

6

293,62

1.761,73

15/09/200
3

15/09/2004

12

8

293,62

2.348,98

15/09/200
4

15/09/2005

12

10

293,62

2.936,22

15/09/200
5

15/09/2006

12

12

293,62

3.523,46

15/09/200
6

15/09/2007

12

14

293,62

4.110,71

15/09/200
7

15/09/2008

12

16

293,62

4.697,95

15/09/200
8

15/09/2009

12

18

293,62

5.285,20

15/09/200
9

15/09/2010

12

20

293,62

5.872,44

15/09/201
0

15/09/2011

12

22

293,62

6.459,68

15/09/201
1

15/09/2012

12

24

293,62

7.046,93

15/09/201
2

07/02/2013

4

0

293,62

-

TOTAL LITERAL (b) ART. 142

TOTAL GARANTIA PARA PRESTACIONES SOCIALES (108
Ley 1997. 142 Lottt 2012)

45.805,03

170.722,80

CALCULO DE INTERESES SOBRE PRESTACIONES SOCIALES (TASA ACTIVA FEBRERO
2013 BCV: 16,43%)
TOTAL PRESTACIONES SOCIALES (108 Ley
1997. 142 Lottt 2012)

170.722,80
TASA
INTERES
TOTAL INTERESES (PAGOINT)

16,43%
135.085,44

LITERALES (C) ART. 142

C)

Dias

º

Cuando la relación de trabajo termine por cualquier causa se calcularán las prestaciones sociales con base a treinta días por cada año de servicio o
fracción superior a los seis meses calculada al último salario.

Meses

Dias a pagar

Salario
integral

15/09/199
9

15/09/2000

12

30

293,62

8.808,66

15/09/200
0

15/09/2001

12

30

293,62

8.808,66

15/09/200
1

15/09/2002

12

30

293,62

8.808,66

15/09/200
2

15/09/2003

12

30

293,62

8.808,66

15/09/200
3

15/09/2004

12

30

293,62

8.808,66

15/09/200
4

15/09/2005

12

30

293,62

8.808,66

15/09/200
5

15/09/2006

12

30

293,62

8.808,66

15/09/200
6

15/09/2007

12

30

293,62

8.808,66

15/09/200
7

15/09/2008

12

30

293,62

8.808,66

15/09/200
8

15/09/2009

12

30

293,62

8.808,66

15/09/200
9

15/09/2010

12

30

293,62

8.808,66

15/09/201
0

15/09/2011

12

30

293,62

8.808,66

15/09/201
1

15/09/2012

12

30

293,62

8.808,66

TOTAL LITERAL (C) ART. 142

114.512,58

BENEFICIOS LABORALES DEL ULTIMO AÑO (ART. 190 Art.192 - ART.196)
VACACIONES FRACCIONADAS (ART.
190 - ART. 196)

Años
15/09/199
9

17/09/2012

Dias por año
1

Sub-total
acumulado

Ultimo año
15

Base de
calculo

Total

13

ART. 196
15/09/201
2

17/02/2013

13

28

Meses
complet
os

Dias por año

Fraccion

Acumulado

5

28

9,3

0

9,3

256,67

2.395,56

SUB-TOTAL BENEFICIOS LABORALES DEL ULTIMO AÑO
(ART. 190 - ART.196)

2.395,56

BONO VACACIONAL FRACCIONADO

15/09/199
9

17/09/2012

ART. 196
15/09/201
2

17/02/2013

Años

Dias por año

Sub-total
acumulado

Ultimo año

Base de
calculo

13

1

13

15

28

Meses
complet
os

Dias por año

Fraccion

Acumulado

5

28

9,3

0

9,3

SUB-TOTAL BENEFICIOS LABORALES DEL ULTIMO AÑO
(ART. 190 - ART.196)

Total

256,67

2.395,56

2.395,56

UTILDADES FRACCIONADAS (ART.
131)
SUB-TOTAL BENEFICIOS LABORALES DEL ULTIMO AÑO
(ART. 190 - ART.196)

-

BENEFICIOS LABORALES DEL ULTIMO AÑO
(ART. 190 - Art.192 - ART.196)

4.791,11

OTROS BENEFICIOS LABORALES

VACACIONES VENCIDAS

Meses

Dias
corresponden

Dia
adicional

Dias a
pagar

Salario

15/09/199
9

15/09/2001

12

15

0

15

256,67

3.850,00

15/09/200
1

15/09/2002

12

15

1

16

256,67

4.106,67

15/09/200
2

15/09/2003

12

15

2

17

256,67

4.363,33

15/09/200
3

15/09/2004

12

15

3

18

256,67

4.620,00

15/09/200
4

15/09/2005

12

15

4

19

256,67

4.876,67

15/09/200
5

15/09/2006

12

15

5

20

256,67

5.133,33

15/09/200
6

15/09/2007

12

15

6

21

256,67

5.390,00

15

7

22

15/09/200
7

15/09/2008

5.646,67

12

256,67

15/09/200
8

15/09/2009

12

15

8

23

256,67

5.903,33

15/09/200
9

15/09/2010

12

15

9

24

256,67

6.160,00

15/09/201
0

15/09/2011

12

15

10

25

256,67

6.416,67

15/09/201
1

15/09/2012

12

15

11

26

256,67

6.673,33
63.140,00

BONO VACACIONAL VENCIDO

Meses

Días
corresponden

Día
adicional

Días a
pagar

Salario

15

256,67

3.850,00

15/09/199
9

15/09/2001

12

15

15/09/200
1

15/09/2002

12

15

1

16

256,67

4.106,67

15/09/200
2

15/09/2003

12

15

2

17

256,67

4.363,33

15/09/200
3

15/09/2004

12

15

3

18

256,67

4.620,00

15/09/200
4

15/09/2005

12

15

4

19

256,67

4.876,67

15/09/200
5

15/09/2006

12

15

5

20

256,67

5.133,33

15/09/200
6

15/09/2007

12

15

6

21

256,67

5.390,00

15/09/200
7

15/09/2008

12

15

7

22

256,67

5.646,67

15/09/200
8

15/09/2009

12

15

8

23

256,67

5.903,33

15/09/200
9

15/09/2010

12

15

9

24

256,67

6.160,00

15/09/201
0

15/09/2011

12

15

10

25

256,67

6.416,67

15/09/201
1

15/09/2012

12

15

11

26

256,67

6.673,33
63.140,00

UTILDADES VENCIDAS

Meses

Dias
corresponden

Dias a
pagar

Salario

15/09/199
9

15/09/2001

12

15

15

271,04

4.065,67

15/09/200
1

15/09/2002

12

15

15

271,04

4.065,67

15/09/200
2

15/09/2003

12

15

15

271,04

4.065,67

15/09/200
3

15/09/2004

15

15

271,04

4.065,67

15/09/200
4

15/09/2005

15

15

271,04

4.065,67

12

12

15/09/200
5

15/09/2006

12

15

15

271,04

4.065,67

15/09/200
6

15/09/2007

12

15

15

271,04

4.065,67

15/09/200
7

15/09/2008

12

15

15

271,04

4.065,67

15/09/200
8

15/09/2009

12

15

15

271,04

4.065,67

15/09/200
9

15/09/2010

12

15

15

271,04

4.065,67

15/09/201
0

15/09/2011

12

15

15

271,04

4.065,67

15/09/201
1

15/09/2012

12

15

15

271,04

4.065,67
48.788,04

TOTAL OTROS BENEFICIOS LABORALES

175.068,04

TOTAL PRESTACIONES SOCIALES

485.667,39

Son
CUATROCIENTOS
OCHENTA
Y
CINCO
SEISCIENTOS SESENTA Y SIETE BOLIVARES CON TREINTA
Y NUEVE CENTIMOS (Bs.485.667,39) cuyo pago solicito a
través de la sentencia definitiva. De Igual forma solicito
INDEXACION MONETARIA por sobre todas esas cantidades, NO
OLVIDANDO LA EXIGENCIA DE LAS UTILIDADES LEGALES
SOLICITADAS EN LOS CAPITULOS PRECENTES
DEL
PRESENTE LIBELO.
Igualmente, solicito sea notificada la empresa RESCARVEN
MEDICINA PREPAGADA S.A. sociedad mercantil inscrita en el
registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del
Distrito Federal y Estado Miranda, en fecha 27 de mayo de 1996,
ANOTADA BAJO EL nº 56 Tomo 132-A-Pro, anteriormente
denominada ADMINISTRADORA CONVIDA, C.A, que cambió su
denominación social a la actual tal y como se evidencia de la
Asamblea Extraordinaria de Accionista celebrada en fecha 27 de
junio del 2011, registrada en fecha 19 de agosto del 2011, bajo el
Nº 26, Tomo 175-A, en la persona de BEATRIZ ROJAS
MORENO, titular de la Cédula de identidad Nº 11.942.100,
quien es APODERADA JUDICIAL de la empresa: RESCARVEN,
identificada anteriormente ., ubicada en la torre Diamen piso

2, Chuao del Municipio. Capital. Señalo como domicilio procesal
la esquina de Cruz Verde a Santa Teresa, edificio Metrobera,
piso 11, oficina 111, ubicada en el Municipio Libertador del
Distrito Capital.
Es Justicia en Caracas a la fecha de su presentación.
EL APODERADO JUDICIAL
PEDRO ANTONIO GAMBOA ARAY
Inpre. 201.717