miércoles, 9 de abril del 2008 | la voz de la escuela

ciencias >>

7

> ACTIVIDADES

Página web de Greenpeace
En ella podrás observar una animación sobre cómo las corrientes oceánicas arrastran la basura hasta formar esta «sopa de plástico»: http:// www.greenpeace.org/ international/campaigns/ oceans/pollution/trashvortex?MM_URL=http:// oceans.greenpeace.org/en/ our-oceans/pollution/trashvortex

Sopa de plástico
ANTONIO SCORZA

La Amazonia está sufriendo ya el efecto del corte indiscriminado de especies arbóreas

El planeta se queda pequeño
La tala de árboles o la emisión de CO2 provocan graves daños ambientales a largo plazo
Existe una gran cantidad de procesos que discurren tan lentamente que escapan a la percepción humana. No parece evidente que los continentes se muevan, que los seres vivos evolucionen o que las rocas se desgasten hasta formar minúsculas arenas. Sin embargo, eso es lo que demuestran numerosas y diferentes evidencias científicas. No necesitamos este tipo de pruebas para creer en otros cambios: el pelo y las uñas crecen, las semillas germinan y forman nuevas plantas, durante la pubertad y adolescencia nuestro cuerpo cambia y gana altura. No podemos observar directamente ninguno de estos últimos procesos y, a veces, hasta puede angustiar nuestra espera; pero sabemos que sucederán. El caso es que nuestro conocimiento suele estar tan limitado por la información que proporcionan nuestros sentidos y por la propia experiencia («si no lo veo no lo creo») que, quizá sin darnos cuenta, muchos de nuestros comportamientos tienen consecuencias que desearíamos evitar (aunque a muchos tampoco les importen). muchas de estas acciones el planeta se ha quedado pequeño. Desde finales del siglo pasado estamos sufriendo las consecuencias de varias alteraciones planetarias causadas por la actividad humana. La destrucción del ozono estratosférico provocada fundamentalmente por gases empleados en circuitos de refrigeración es el primero que llamó la atención en todo el mundo. En la actualidad, el calentamiento global causado por las emisiones humanas de dióxido de carbono está provocando transformaciones tan importantes como la desaparición del hielo ártico, de los glaciares de montaña o la elevación del nivel del mar.

Mucho más importante que los efectos estéticos de este vertedero son los perjuicios que los plásticos están causando en los organismos oceánicos. Busca en la Red «sopa de plástico» y haz una lista de los organismos afectados y la forma en que sufren los efectos.

Cultura popular
La cultura popular recoge dichos y refranes que reflexionan sobre las consecuencias de sumar muchas pequeñas acciones: la gota que colma el vaso, el camino de miles de kilómetros comienza con un solo paso... Busca otros ejemplos y debate en clase sobre la importancia de las pequeñas acciones.

UNO MÁS UNO MÁS UNO SON… MILLONES Así ha sucedido, por ejemplo, con una gran cantidad de problemas ecológicos (como los relacionadas con la contaminación). Las tierras, la atmósfera y los océanos parecían tan inmensos que la actividad humana nunca podría alterarlos. Arrojar una bolsa de plástico al mar, cortar unos pocos árboles, matar unos cuantos bichos o verter algo de dióxido de carbono a la atmósfera no afectaría a la salud de nuestro entorno. Pero somos tantos haciendo lo mismo durante tanto tiempo que para

> Francisco Armesto Ramón
fran@casaciencias.org

El plástico, veneno para el mar
En 1997, el oceanógrafo estadounidense Charles Moore descubrió casualmente una gran mancha oceánica formada por la acumulación de basura. Desde esa fecha, ha llamado repetidamente la atención sobre el crecimiento de esa gran «sopa de plástico», a la que llega basura como cepillos de dientes, botes de champús, bolígrafos o bolsas de plástico. Se estima que está formada por unos 100 millones de toneladas. Y ocupa una superficie enorme, pues se extiende por la costa pacífica de Estados Unidos, rodea las islas Hawái y llega hasta Japón. En profundidad se hunde entre 10 y 30 metros.
Además, Moore afirma que la cantidad de plástico que llega a este vertedero se multiplica por diez cada dos o tres años, por lo que la mancha está creciendo muy rápidamente. Un problema añadido es que hasta ahora no se ha podido limpiar, pues los plásticos se van rompiendo en pequeños fragmentos que flotan bastante separados unos de otros (se calcula que tiene una densidad de unos 5 kilos por cada kilómetro cuadrado). Aunque el océano Pacífico es donde la «sopa de plástico» tiene un mayor impacto, acumulaciones similares se están produciendo en casi todos los mares del mundo.

KOPA

Las bolsas de plástico son uno de los residuos que más contaminación provocan en las aguas costeras