Santiago, Abril de 2008

COMUNICADO OFICIAL
Estimados Estudiantes del Instituto Nacional: Mediante el presente comunicado, deseamos manifestar la postura oficial de Centro de Alumnos del Instituto Nacional (CAIN) ante los lamentables hechos acaecidos el pasado día viernes 10 del presente, en donde un grupo de alumnos procedió a manifestar de manera violenta su disconformidad con el proceder de hechos puntuales, destruyendo información de utilidad publicada para todo el alumnado y alterando el orden en la institución. Este grupo de estudiantes nos cataloga de manipuladores y fascistas. Si nos ceñimos al significado que este grupo de alumnos da a la palabra fascista podremos ver que el fascismo para ellos corresponde a: “la represión de la libertad de expresión y de representación”. Entonces a nosotros nos gustaría preguntar: dado los hechos acontecidos ¿Quién es fascista después de todo?, ¿Lo somos nosotros que intentamos promover la participación del alumnado integrando previamente incluso a algunos de los alumnos que organizaron las “manifestaciones” del viernes en las dos comisiones que están trabajando junto a CAIN y que en ninguna instancia han sido disueltas como sostienen estas personas?; ¿o lo son ellos, que escondiéndose bajo el nombre de “Estudiantes Instituto Nacional”, no aclarando representantes, representados, no dando propuestas ni objetivos constructivos, abanderándose en pro de la democracia pero actuando sin ella, exigen supresión de cargos de miembros directivos por el hecho de pensar distinto a ellos y difunden información totalmente falsa por un nivel de cursos del establecimiento?. A continuación procedemos a explicar cada uno de los muchos rumores que fueron divulgados, de los cuales damos certeza de que ninguno de ellos es verídico. Primeramente uno de los que más llamó nuestra atención es el que se refiere a la renuncia del Señor Maximiliano Núñez, Presidente de CAIN. Es imprescindible destacar que es una información falsa y, que dada esta calidad, es completamente ajena a CAIN. Nuestro compañero se encuentra enfermo con licencia médica desde el día jueves 9 de abril por una enfermedad que fue diagnosticada oportunamente para su cuidado y tratamiento y así no provocar daños o deterioros mayores a su salud. Esto en ninguna circunstancia, representa el móvil para una apropiación de poder por parte del señor Javier Escobar, otro rumor que llegó a nuestros oídos, sino que en su calidad de vicepresidente asume temporalmente las funciones de su superior, tal como el estatuto lo indica, lo que es muy distinto a ser un “tirano oportunista”, como se ha planteado.

Luego, en el comunicado repartido el día viernes, se hace alusión a la actitud de “opresor y dictador” de el Señor Javier Escobar, y al intento de politización del colegio. Con respecto al primer planteamiento, nos parece que decir: “Cain pretende imponer opiniones e ideologías políticas de forma dictatorial para apoderarse de la política social y estudiantil del colegio” es una completa exageración. El hecho de que un miembro de nuestro equipo de trabajo, mencionado anteriormente, sea considerado “un fascista que pasó a llevar la libertad de un compañero” aseguramos, es una victimización de parte de determinados alumnos, pues todo lo acontecido y que ha generado problemas, pudo haber tenido un desenlace distinto si las cosas se realizaran a través de un protocolo, que existe y que es intrínseco a cualquier situación de CO.DE.CU o instancia del alumnado por respeto a los mismos. También nos parecen reprochables las críticas de “pasar a llevar estudiantes” hechas por algunos, pues en el último CO.DE.CU, un grupo de alumnos, quienes dirigieron la suerte de “asamblea” que trataron de convocar en el recreo de las 11:05 el día viernes, perdió lo más importante del espíritu institutano: el respeto. Sin embargo, debemos aceptar que también hubo un error de parte de nosotros en no aclarar la razón del ingreso del Señor Alexis Parraguez, que en esa instancia seguía siendo profesor asesor de CAIN, ya que aún no se constituyen los de este año, y el objetivo de su presencia, como los presentes en mencionado CO.DE.CU. pueden constatar, era el de presentar su posible continuidad en el cargo. Sin embargo, la forma en que se pasó a llevar su calidad de docente de esta institución y que estos alumnos, con gran soberbia y altanería, lo vapulearan y tratasen como lo trataron, ¿No merece a lo menos una auto-reprimenda de parte de estos respetuosos dirigentes asambleístas? ¿Tan iguales se consideran a una persona que es ex-alumno, profesor, orientador, y lo más importante, mayor y con más experiencia que ellos y nosotros mismos?. Al igual que en el punto anterior también ya admitimos ante todo el CO.DE.CU. que cometimos un error al no consultar al consejo por la entrada de una persona representante del Instituto de Estudios de la Sociedad, la cual deseaba entregar información referente a su institución a los presidentes de curso de determinado nivel, por lo cual seguir ahondando en el tema y usarlo como argumento para explicar una supuesta “manipulación política” por parte del CAIN es una falacia y deja totalmente en claro la falta de información de los alumnos que protestan en nuestra contra. Por otro lado, también se nos hizo la gravísima acusación de alterar el Estatuto. Es importante destacar que el supuesto “cambio estatutario” hecho por CAIN de manera independiente a cualquier otro estamento de la institución es una falacia pues según este mismo estatuto, el cual puede ser visto por cualquier persona del alumnado, reglamenta los procesos que hay

que seguir para su cambio Por lo anterior, CAIN por cuenta propia es imposible que pueda alterar en algún sentido el contenido del estatuto vigente. A esto mismo agregamos que es prácticamente imposible desarticular o suprimir instancias del alumnado como TRICEL, TAIN, CODECU, como se dice que lo hicimos, ya que éstas, además de estar estipuladas estatutariamente, están reguladas por el Decreto Nº 524 y al tratar de intervenirlas estaríamos yendo directamente en contra de la ley. Por último, nos parecen casi risible que, según los rumores, tuviésemos tanta injerencia en decisiones administrativas y pedagógicas. Esto debido a que se dijo que una de las intenciones de CAIN era suprimir asignaturas como Música, Informática, Educación Tecnológica y Artes Visuales lo cual es, sencillamente imposible. Por lo cual ni aunque todos los alumnos de la institución en conjunto con profesores y directivos desearan que esto ocurriese se podría realizar, ya que, las mallas curriculares están manejadas por una instancia superior a la institución misma, que es el Ministerio de Educación. Por lo mismo, tal como este grupo pide en su comunicado que “no nos dejemos manipular”, el poder de los estudiantes es precisamente eso, de los estudiantes, y no de minorías que deciden actuar por cuenta propia de manera totalmente desapegada a las normas básicas de respeto y convivencia, y que se esconden en el anonimato y la victimización, que no respetan ni a alumnos ni a la institución y cuyos objetivos son tan dudosos y cuestionables como los rumores que ellos mismos pregonan por los pasillos. Sin otro particular más que el de informar y esclarecer los sucesos, saluda atentamente a toda la comunidad Institutana:

Centro de Alumnos del Instituto Nacional