SEGURIDAD

DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL
• • •
Análisis de los principios fundamentales de la seguridad
de las instalaciones y actividades nucleares

El objeto del presente estudio es analizar los principios fundamentales en
los que se basa la seguridad de las instalaciones y actividades nucleares,
que ha definido el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).
Dichos principios determinan las funciones de los Gobiernos y las responsabilidades de los titulares de las centrales, explican la forma de conseguir
la seguridad y justificar la energía nuclear ante la sociedad, establecen los
métodos para proteger a los trabajadores, a la sociedad, presente y futura
y al medio ambiente contra los riesgos de las radiaciones ionizantes, tanto
naturales como artificiales, y explican cómo deben ser gestionados los
residuos que se producen o se hayan producido en el pasado.
Este estudio no compara las ventajas e inconvenientes de las distintas
fuentes de generación eléctrica; en él se discute y presenta la legislación
nuclear básica sobre la que se sustenta la energía nuclear en España, se
exponen las funciones de las instituciones y organismos nacionales involucrados y las responsabilidades de las compañías eléctricas titulares de las
centrales nucleares, se describe cómo las centrales nucleares se someten
al control del OIEA en lo que respecta a las salvaguardias y de qué forma
se gestionan los residuos radiactivos y el combustible irradiado para asegurar que no constituirán un riesgo indebido para las generaciones presentes y futuras.
Las centrales nucleares españolas han acumulado más de 250 años de
operación y no hay nada mejor para demostrar la seguridad de cualquier
actividad que analizar la experiencia operativa nacional y compararla con
la del parque mundial, que en 2010 dispone de 441 reactores en operación, acumulando más de 14.000 años de experiencia en condiciones reales de presión, temperatura, humedad y radiación en las distintas formas
de operación.

SEGURIDAD
DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL
• • •
Análisis de los principios fundamentales de la seguridad
de las instalaciones y actividades nucleares

org www. Luis del Val Hernández. 28003 Madrid correo@foronuclear. Aníbal Martín Marquínez. 6. Foro de la Industria Nuclear Española Boix y Morer. . Manuel Prieto Urbano y Víctor Sola Gutiérrez Fecha de la edición: diciembre 2010 Depósito Legal: M-50938-2010 Diseño y producción: Creaciones HAZANAS.L. Roberto González Villegas. S. con la asistencia de un Comité Asesor formado por Jorge Corrales Llavona.org DIRECTOR-COORDINADOR: Agustín Alonso Santos AUTORES: Julio Blanco Zurro Pío Carmena Servert Montserrat Casero Page José Antonio Gago Bádenas Eugenio Gil López Manuel González Crespo Manuel Ibáñez Giner Carlos Izquierdo Rocha Ramón Revuelta Lapique Ricardo Salve Galiana Francisco José Sánchez Álvarez EDICIÓN: Foro de la Industria Nuclear Española.Copyright 2010.foronuclear.

2.3 La función correctora: evaluación y notificación de incumplimientos 39 43 46 51 3. OBJETIVOS Y ORGANIZACIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 3.1 Emisión de autorizaciones 2.2. Desarrollo de simuladores 4.2 EL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL.2.1 ANTECEDENTES Y CREACIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 38 3.2. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 57 4.2 LAS ACTIVIDADES DEL GOBIERNO 2. LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 37 3.2.1.1 Evolución de la normativa nacional sobre formación del personal de explotación de las centrales nucleares 4.3 CONVENCIONES. ETAPAS DE SU DESARROLLO 13 2.3 Responsabilidad civil por daños a terceros 2.2 La vigilancia del cumplimiento de la regulación: evaluación e inspección 3.1 La función reguladora: promulgación de instrucciones y guías de seguridad 3.2 Evolución de la educación superior en energía nuclear 4.1. PROEMIO 11 1.2 NATURALEZA.4 Relaciones con el Consejo de Seguridad Nuclear 2.3 Evolución de la infraestructura técnica.1.1 INTRODUCCIÓN 12 1.3 REVISIÓN INTERNACIONAL DE LA SITUACIÓN REGULADORA NACIONAL 53 4.2.2. LAS FUNCIONES DEL GOBIERNO 21 2.1 EL MARCO JURÍDICO NACIONAL 22 2.1.ÍNDICE PRESENTACIÓN 7 1.2.4 Colaboración con organismos e instituciones internacionales 59 60 66 67 70 .5 Planificación de emergencias nucleares 2.1 LA FORMACIÓN EN LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 4.6 Información específica a la población 23 24 26 28 28 29 32 2.2. CONVENIOS Y TRATADOS INTERNACIONALES 33 3.2 Tramitación e imposición de sanciones 2.

3.2.3 LA GESTIÓN DE LAS SALVAGUARDIAS Y LA SEGURIDAD FÍSICA DE LAS INSTALACIONES NUCLEARES 4.5 Prevención de riesgos laborales 100 101 103 104 105 106 5.2 LA MÉTRICA DE LA SEGURIDAD NUCLEAR Y LA PROTECCIÓN RADIOLÓGICA: EXPERIENCIA NACIONAL 5.2.4 El modelo español de seguridad física 92 93 94 96 98 4.4 Dosis del personal de explotación 5.1.2.2 La metodología probabilista 5.4.1.3 Gestión de residuos de explotación 5.2.1 La aproximación determinista 5.3 Marco regulador de la seguridad física 4.1 Marco regulador de las salvaguardias nucleares 4.4.1 Las bases de la protección radiológica 4.2 Los trabajadores expuestos 4.1 Desarrollo y aplicación de la cultura de seguridad 4. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 109 5.1.4 LA GESTIÓN DE LA PROTECCIÓN RADIOLÓGICA Y LABORAL 4.1.3 Retroalimentación de experiencia operativa 70 71 76 83 4. dosis a la población y estudio epidemiológico 118 119 123 124 125 127 132 133 135 . vigilancia radiológica ambiental.3.4.2 EL LIDERAZGO Y LA GESTIÓN DE LA SEGURIDAD NUCLEAR 4.2 Puesta en práctica de las salvaguardias nucleares en España 4.2.2.4.4 La experiencia radiológica española 4.1.1 Indicadores de funcionamiento considerados por el Consejo de Seguridad Nuclear 5.3 Integración de la aproximación determinista y la metodología probabilista 5.3.2 La evaluación inicial y continuada de la seguridad 4.2.3.5 Vertidos radiactivos.2.4 Impacto de los accidentes de TMI-2 y Chernóbil-4 5.4.1 METODOLOGÍAS DE EVALUACIÓN DE LA SEGURIDAD 5.4.3 El carné radiológico y el banco dosimétrico nacional 4.5 Aplicación en España de los métodos de evaluación de la seguridad 110 112 113 5.2 Indicadores de funcionamiento de la Asociación Mundial de Operadores Nucleares 5.

1 Gestión de las instalaciones de El Cabril 6.1 DESARROLLO LEGAL DE LA GESTIÓN DE RESIDUOS RADIACTIVOS EN ESPAÑA 147 6.3 GESTIÓN DE RESIDUOS RADIACTIVOS GENERADOS EN LA OPERACIÓN DE LAS CENTRALES NUCLEARES 6. EPÍLOGO 159 8.6.2 8.4 164 172 177 178 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS LISTA DE ACRÓNIMOS LISTA DE TABLAS LISTA DE FIGURAS .2 Gestión de residuos radiactivos sólidos procedentes del desmantelamiento de las centrales nucleares 150 152 153 6.3 8. REFERENCIAS 163 8. LA GESTIÓN NACIONAL DE LOS RESIDUOS RADIACTIVOS 145 6.4 GESTIÓN DEL COMBUSTIBLE IRRADIADO 156 7.2 LA CONVENCIÓN CONJUNTA SOBRE SEGURIDAD EN LA GESTIÓN DEL COMBUSTIBLE GASTADO Y SOBRE SEGURIDAD EN LA GESTIÓN DE DESECHOS RADIACTIVOS 149 6.1 8.3.3.

.

7 PRESENTACIÓN .

.

en la consolidación del mix energético sostenible. Esta publicación del Foro Nuclear relativa a la seguridad del parque actual se complementa con otros dos estudios: uno relativo al análisis de los beneficios económicos y sociales que aportará la operación del parque nuclear con la renovación de sus licencias sin limitaciones. cuyas contribuciones han permitido obtener una visión completa y actualizada de la situación de la seguridad del parque nuclear español. las metodologías de evaluación. para que. y a todos sus autores. quiero reconocer las valiosas aportaciones realizadas por el Comité Asesor creado para la supervisión de este estudio. junto con otras tecnologías. Así mismo. incluyendo detalles relativos a la gestión de la seguridad nuclear. y otro relativo a las tecnologías disponibles para la construcción de nuevos reactores. con una dependencia energética exterior muy por encima de la media de la Unión Europea y unas emisiones contaminantes superiores a los objetivos comprometidos en el Protocolo de Kioto. donde se contemplen todas las fuentes de energía para construir un modelo sostenible para el presente y el futuro. la formación de personal. hasta las responsabilidades de sus titulares. D. la energía nuclear sea contemplada sin fisuras. María Teresa Domínguez Bautista Presidenta del Foro de la Industria Nuclear Española . muy especialmente a su director y coordinador. Ante la compleja realidad del presente y futuro energético en España. Quiero destacar y agradecer la profesionalidad de todos los que han contribuido a este trabajo. la energía nuclear tiene y tendrá un papel relevante. en el que. la protección radiológica y laboral. realizada con el fin de aportar datos y evidencias acerca de la seguridad con la que operan nuestras instalaciones nucleares. En esta publicación se recogen los aspectos más relevantes de la operación de las centrales nucleares en España. es esencial poner en valor la generación nuclear y conocer las condiciones de seguridad con las que funcionan nuestras instalaciones.PRESENTACIÓN 9 PRESENTACIÓN Foro de la Industria Nuclear Española presenta esta publicación sobre la Seguridad del Parque Nuclear Español. necesita una visión energética amplia. España. Esperamos que la lectura de esta publicación sea de interés y sirva de confirmación de un tema tan importante como es el de la seguridad nuclear. y las actividades para la gestión segura de los residuos. Agustín Alonso. así como otros desarrollos en curso para el largo plazo. tanto las centrales de generación eléctrica como otras instalaciones radiactivas ubicadas en nuestro territorio. desde los aspectos reguladores del Gobierno y del Consejo de Seguridad Nuclear. sin duda.

.

PROEMIO .11 1.

En ellos se discute y presenta la legislación nuclear básica sobre la que se sustenta la energía nuclear en España. tratados. a la sociedad. la energía nuclear ha supuesto un enorme esfuerzo investigador y económico. Las leyes. publicó en español un decálogo de principios (OIEA. y al medio ambiente contra los riesgos de las radiaciones ionizantes tanto naturales como artificiales. titular de una central nuclear es la persona física o jurídica que posee la autorización de explotación de la central o cualquier otro tipo de autorización reglamentada.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 12 1. La lista de los Principios fundamentales de seguridad del OIEA se incluye en la tabla 1. . se exponen las responsabilidades de las instituciones representativas del país y de las compañías eléctricas titulares de las centrales nucleares. establecen los métodos para proteger a los trabajadores. que definen la responsabilidad de los gobiernos y de los titulares2 de las centrales. en lo sucesivo OIEA. explican la forma de conseguir la seguridad y justificar la energía nuclear ante la sociedad. PROEMIO El Foro Nuclear reconoce las dificultades propias de la información sobre tecnologías complejas y ciencias avanzadas. 2 En la terminología jurídica. tanto en el campo de la energía como en la salud y el bienestar. presente y futura. decretos. este irá seguido de una letra correlativa del alfabeto. Como tantas otras tecnologías avanzadas. 1. de ella la sociedad civil puede obtener notables beneficios. y explican cómo deben ser gestionados los residuos que se producen o se hayan producido en el pasado.1 INTRODUCCIÓN La seguridad de las centrales nucleares se basa en principios fundamentales que se han ido formulando y perfilando a lo largo de los últimos 50 años. aceptación o ratificación. Esta publicación pretende transmitir información que contribuya a crear una opinión sobre la seguridad nuclear basada en el conocimiento. pero considera que tales percepciones y sentimientos deben fundamentarse sobre el conocimiento y no sobre la emoción. El Organismo Internacional de Energía Atómica. entiende la necesidad de informar sobre las ciencias y tecnologías nucleares y respeta los sentimientos antinucleares y las percepciones que las personas y la sociedad puedan tener sobre los riesgos nucleares. autor o tipo de documento aparezca varias veces en un mismo año. después de más de diez años de trabajo. seguidos del año de la publicación. En el caso de que una misma organización. 2007)1. convenciones y convenios se identifican por la naturaleza del documento. Estos principios han servido de guía para los capítulos que siguen. reglamentos.1. se describe cómo las centrales nucleares se han sometido al control del OIEA en lo que respecta a las salvaguardias y de qué forma se gestionan los residuos radiactivos y el combustible irradiado para asegurar que no constituirán un riesgo indebido para las generaciones presentes y futuras. 1 Se incluye una lista de referencias bibliográficas ordenadas alfabéticamente por organizaciones y autores. seguido del año de su promulgación.

La experiencia operativa nacional se compara con la del parque mundial. La euforia de los pioneros. temperatura. 1. PROEMIO 13 Tabla 1. las universidades y la industria. el crucial discurso del Presidente de los Estados Unidos.1 Los Principios fundamentales de seguridad del OIEA El objetivo de la seguridad nuclear reside en proteger a las personas y el medio ambiente contra los efectos nocivos de las radiaciones ionizantes Principio 1 Responsabilidad de la seguridad. pronunciado ante la Asamblea General de Naciones Unidas el 8 de diciembre de 1953. la tercera contempla el porvenir. Dwight D. humedad y radiación y en las distintas formas de operación. en lo sucesivo JEN. Principio 4 Justificación de las instalaciones y actividades. Principio 9 Preparación y respuesta en casos de emergencia. De 1954 a 1979. En muchos países de Occidente.000 años de experiencia en condiciones reales de presión. Principio 10 Medidas protectoras para reducir los riesgos asociados a las radiaciones existentes o no reglamentados. sin duda en España. Principio 8 Prevención de accidentes. Primera etapa. Eisenhower. Principio 3 Liderazgo y gestión en pro de la seguridad. des- . ETAPAS DE SU DESARROLLO El parque nuclear español tuvo un desarrollo precoz y satisfactorio. “Átomos para la paz”. Principio 2 Función del gobierno.1. Principio 5 Optimización de la protección. que en 2010 dispone de 441 reactores nucleares en operación y ha acumulado más de 14. En el año 1972 ya disponía de las tres centrales nucleares de la primera familia y se fomentaba el desarrollo científico e industrial del país a través de la Junta de Energía Nuclear. Principio 7 Protección de las generaciones presentes y futuras. se distinguen con claridad tres etapas en el desarrollo de la energía nuclear: las dos primeras representan el pasado.2 EL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL. Principio 6 Limitación de los riesgos para las personas. Las centrales nucleares españolas han acumulado más de 250 años de operación y no hay nada mejor para demostrar la seguridad de cualquier actividad que analizar la experiencia operativa.

se instalaron sistemas adicionales de instrumentación para controlar accidentes graves y comenzó un fructífero programa de investigación para conocer mejor la fenomenología asociada a tales accidentes y cómo mitigar sus consecuencias. se promulgaron nuevos procedimientos administrativos.. 3 En aquella época. Se crearon también empresas de ingeniería y se desarrollaron grupos nucleares en empresas ya consolidadas. y empresas de servicio y ayuda a la explotación. En marzo de 1979.A. en lo sucesivo ENSA. la Unión Soviética. lo que unido al elevado crecimiento de la demanda de energía eléctrica de la época engendró en los responsables la idea de crear un fabricante nacional de sistemas nucleares. primero. S. La Administración del momento y la industria eléctrica también reaccionaron de forma muy positiva. con gran virulencia. primero en los países nucleares3.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 14 El discurso Átomos para la Paz del Presidente Eisenhower despertó un entusiasmo generalizado por los usos pacíficos de la energía nuclear Discurso del Presidente Eisenhower “Átomos para la Paz” pertó un entusiasmo generalizado por los usos pacíficos de la energía nuclear. Francia y China. puso de manifiesto la posibilidad de accidentes graves. La euforia nuclear comenzó a decaer en la década de los años 70. S. A través de las autorizaciones de construcción. . Reino Unido. que han tenido un reconocimiento internacional.A. que fue reconocido internacionalmente y el desarrollo de programas universitarios de enseñanza e investigación. Se multiplicaron los requisitos reguladores.. en lo sucesivo ENUSA. que se medía de forma reglada y alcanzó valores considerables. los tiempos de construcción más largos de lo previsto. se llamaban países nucleares a los que habían desarrollado armamento nuclear: Estados Unidos. Las instalaciones de gran potencia no fueron tan baratas como se suponía. la regulación se hizo más estricta. posteriormente en el resto de los países. la inspección y el mantenimiento exigían tecnologías muy avanzadas y la vigilancia radiológica ambiental y la gestión de residuos radiactivos no habían alcanzado el desarrollo actual. Las compañías eléctricas comenzaron muy pronto a considerar la energía nuclear como fuente de producción de energía eléctrica. La radiofobia social y el estancamiento. los factores de carga y utilización inferiores a los deseados. provocando la cancelación de muchos proyectos nucleares y el inicio de la segunda etapa. 1951). De 1980 a 2000. el Ministerio de Industria fomentaba la participación nacional en el diseño y construcción de las centrales nucleares. como Tecnatom. que por aquel tiempo crecía en el país a una tasa anual del 8%. dentro de la propia industria. Aparte de lo anterior. surgieron movimientos antinucleares en la sociedad. Segunda etapa. el accidente de TMI-2 supuso la pérdida de la euforia inicial. y posteriormente. desconcertando a la sociedad y a la clase política. con tal propósito se crearon Equipos Nucleares. Se consolidó el centro de investigación nuclear de la JEN. La euforia de los pioneros llegó tempranamente a España con la creación en 1951 de la JEN (Decreto-Ley. Los informes oficiales sacaron a flote puntos vulnerables del diseño y de la explotación de las centrales nucleares. Aunque el accidente de TMI-2 no tuvo consecuencias radiológicas apreciables. y la Empresa Nacional del Uranio.

Dibujo de la evacuación de la ciudad de Pripyat como consecuencia del accidente de Chernóbil-4. de 30 de diciembre. daba a los propietarios de las unidades afectadas el derecho a ser compensados por la inversión ya realizada. al no estar basada en razones de seguridad. declaró la paralización definitiva y cancelación de las autorizaciones de construcción de las unidades nucleares antes citadas y decretó la compensación a los titulares por las inversiones realizadas.600 megavatios eléctricos la potencia nuclear instalada en 1992. 1982). Lemóniz I y II y Trillo II. de Valdecaballeros I y II. se contrató a la empresa Nuclear Utility Services de Estados Unidos la realización de un estudio probabilista de riesgos sobre cada una de las centrales en construcción. lo cual suponía cancelar la autorización de construcción de cinco unidades nucleares de las siete antes mencionadas. Aunque el reactor era de otro tipo. El programa de construcción y puesta en servicio de centrales nucleares fue abruptamente detenido por el Plan Energético Nacional de 1983-1992 (MINER. tampoco se encontraron diferencias significativas en la seguridad de las centrales en construcción. Cuando el partido socialista llegó al Gobierno en 1982 se encontraban en España siete unidades en construcción: Lemóniz I y II. de Ordenación del sistema eléctrico nacional (Ley. las medidas de seguridad en la antigua Unión Soviética no eran tan estrictas como en Occidente y el desencadenamiento del propio accidente tuvo su origen en errores de diseño y en un comportamiento humano impropio. No obstante. en lo sucesivo CSN. Trillo I y II y las dos unidades de Valdecaballeros. esgrimiendo razones económicas. En todos los casos se concluyó que no existían razones objetivas de seguridad nuclear para cancelar las autorizaciones de construcción de los proyectos en marcha. disposición adicional octava. 1994). se solicitaron estudios adicionales sobre el riesgo económico de un eventual accidente en cada uno de los emplazamientos. sobre la idoneidad de los distintos emplazamientos implicados. pintado por una niña de Kiev de 9 años Se solicitó el asesoramiento del Consejo de Seguridad Nuclear. dedicando a tal efecto un porcentaje de la facturación por venta de energía eléctrica a los usuarios durante veinticinco años.1. . intervenida y paralizada a causa de las actividades terroristas. La Ley 40/1994. Esta paralización de las actividades de construcción. la alarma dada por Suecia ante el silencio soviético y los desplazamientos de población llevados a cabo motivaron un incremento de la radiofobia en todo el mundo y una posición de alarma política de los gobiernos y de la sociedad. cancelando los contratos de reciclado en el extranjero. Las actividades nucleares energéticas del país quedaron desde entonces reducidas a la explotación de ocho centrales nucleares. El Plan establecía también una moratoria sobre la construcción de nuevas centrales nucleares durante el período de vigencia y declaraba que el combustible irradiado fuese considerado residuo radiactivo. Vandellós II. en el resto de países se produjo un estancamiento en la construcción de nuevas centrales nucleares. la Unión Soviética y la Europa Oriental. PROEMIO 15 Los accidentes de TMI-2 y de Chernóbil-4 incrementaron de forma considerable la naciente radiofobia nuclear de la sociedad El accidente de Chernóbil-4 en 1986 supuso un cambio radical en la percepción del riesgo nuclear. El Gobierno propuso limitar a 7. el Gobierno tomó la decisión de mantener la autorización de construcción de la central de Trillo I y Vandellós II y de paralizar la construcción. El Congreso de los Diputados tomó en consideración la Propuesta del Gobierno en sesión plenaria del 28 de junio de 1984 resolviendo a favor de la propuesta. Salvo en Francia. El impacto radiológico sobre otros países. algunos países asiáticos.

De esta última familia. la sociedad se hace cada vez más consciente del cambio climático y las ventajas de la energía nuclear.2. Se decide también el cese del reactor de investigación JEN-1 y la clausura de las celdas calientes4 anexas. Vandellós I. Se mantiene un Departamento de Fisión Nuclear. un reactor General Electric BWR (Reactor de Agua en Ebullición. que eran las dos instalaciones de investigación nuclear de mayor envergadura. todos ellos del mismo diseño y un reactor General Electric BWR/6 de 975 MWe. dos reactores General Electric BWR/6. que cesó su funcionamiento el 30 de abril de 2006 por decisión no unánime del CSN. de 160 MWe5. . 5 MWe es una unidad de potencia eléctrica que equivale a 106 vatios. y un reactor de origen francés de grafito-gas alimentado con uranio natural. Tercera etapa. Aparecen nuevos proyectos nucleares que son sometidos a certificación por el organismo regulador de Estados Unidos. de 975 MWe y dos reactores KWUPWR-3 lazos. La fotografía de la página 19 muestra una imagen de las centrales nucleares españolas. incluía seis reactores Westinghouse PWR-3 lazos. solo el reactor Westinghouse y una de las unidades de KWU fueron construidas y están siendo explotadas de forma satisfactoria. La primera familia incluía un reactor Westinghouse-PWR (Reactor de Agua a Presión. la introducción de este último tipo de reactores constituyó una novedad en el programa nacional. Cuatro de los seis PWRs y el BWR entraron en funcionamiento en los primeros años de la década de los años 80 y funcionan satisfactoriamente.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 16 La decisión inició la decadencia de la energía nuclear en España. La explotación de las centrales nucleares mejora de forma considerable y su seguridad aumenta. de 930 MWe. en lo sucesivo BWR (Boiling Water Reactor) de 4 lazos y 460 MWe. de 1030 MWe con las características del modelo alemán KONVOI. en explotación desde 1971. las otras fueron canceladas en la moratoria de 1983. Las vicisitudes de la construcción de las centrales nucleares quedan reflejadas en la tabla 1. en lo sucesivo PWR (Pressurized Water Reactor). La reintroducción y la consolidación. Aunque en algunos países de Europa Occidental permanecen algunas de las moratorias y los planes de cese de la etapa anterior (en Suecia se ha levantado la moratoria a la construc- 4 Se llaman celdas calientes a instalaciones blindadas que permiten la manipulación de materiales radiactivos de elevada actividad usando manipuladores electromecánicos. que cesó su explotación en 1989 como consecuencia de un incendio en una de las turbinas. Las decisiones antinucleares se completan con la conversión de la antigua JEN en el actual Centro de Investigaciones Energéticas. José Cabrera. De 2000 a 2030. pero el énfasis reside en el desarrollo de energías intermitentes no gestionables —eólica y solar—. que tiene prevista su parada definitiva en el año 2013 a pesar del informe favorable y unánime del CSN. de 500 MWe. en la fusión y en el medio ambiente. de 930 MWe y diseño mejorado. en el mejor uso de los combustibles fósiles. Santa María de Garoña. Una segunda familia de centrales nucleares comenzó inmediatamente. Medioambientales y Tecnológicas. Sin solución de continuidad se visualizó una tercera familia que incluía un reactor adicional Westinghouse PWR-3 lazos. A partir del año 2000. en lo sucesivo Ciemat.

que han permitido aumentar el rendimiento termodinámico de la central.62 1963 1966 1971 Operación Vandellós I F-GCR 500 1967 1968 1972 Desmant. (año) Estado 1ª Familia 3 José Cabrera W-PWR-1L 160 1963 1964 1968 Desmant. (año) Cons.030 1975 1979 — Cancelado 1 2 3ª Familia 1 1 2 El primer valor de la potencia se refiere a la potencia eléctrica nominal de diseño.0662 1975 1979 1988 Operación Trillo II KWU-PWR-3L 1. 2 .045 Almaraz II W-PWR-3 L 9301/9842 1971 1973 1984 Operación Lemóniz I W-PWR-3 L 930 1972 1974 — Cancelado Lemóniz II W-PWR-3 L 930 1972 1974 — Cancelado Ascó I W-PWR-3 L 9301/1. con excepción de Santa María de Garoña.22 1972 1975 1986 Operación Cofrentes GE-BWR/6 975 /1. El segundo valor de la potencia se refiere a la potencia eléctrica nominal actual. En todos los casos. Santa María de Garoña GE-BWR/4 4601/465. hasta el 20%. en especial recalentadores de vapor y turbinas. la potencia ha aumentado de forma considerable hasta un total integrado de 690.087 1976 1980 1988 Operación Trillo I KWU-PWR-3L 10301/1. mientras que la fracción mayor.2 El programa nuclear español con sus características fundamentales. hasta un 2%.7 MWe. fechas de concesión de las correspondientes autorizaciones —previa.4 1971 1973 1982 Operación 2ª Familia 1 2 Almaraz I W-PWR-3 L 930 /1.52 1972 1974 1985 Operación Ascó II W-PWR-3 L 9301/1.032. como consecuencia de un incendio en 1989 en una de sus turbinas y el 30 de junio de 2003 finalizó su desmantelamiento hasta el nivel II y comenzó la fase de latencia. se debe a una mejor estimación de la potencia térmica del reactor.027. (año) Oper. Una pequeña fracción de estos aumentos. 3 La central José Cabrera cesó su funcionamiento el 30 de abril de 2006 y ha comenzado el desmantelamiento el 11 de febrero de 2010. 4 La central de Vandellós I cesó su funcionamiento oficial el 31 de julio de 1990. (MWe) Prev. construcción y operación— y situación actual Nombre Tipo Pot.1.104 1972 1975 1985 Operación Valdecaballeros I GE-BWR/6 975 1975 1979 — Cancelado Valdecaballeros II GE-BWR/6 975 1975 1979 — Cancelado Vandellós II W-PWR-3 L 930 /1. se debe a mejoras significativas de los equipos de conversión de la energía. PROEMIO 17 Tabla 1.

comienzan la construcción de nuevas centrales nucleares. el entonces Secretario General de la Energía. otros países europeos. Corea del Sur. especialmente en Estados Unidos comienza a surgir entre los especialistas nucleares la idea de que se acerca un renacimiento de la energía nuclear. concluyó que el cese de las centrales nucleares debería ir precedido de un programa adecuado de reposición por otras fuentes de energía.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 18 Con el nuevo milenio. AIE. y del informe favorable unánime del CSN. y la Agencia de Energía Nuclear (Nuclear Energy Agency) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Organization for the Economic Cooperation and Development). Italia. A pesar de la actual postura gubernamental. lo que engendra el creciente interés por esta energía en muchas naciones. e incluso las ventajas de introducir nuevos proyectos nucleares (MITYC. 2006). mayo de 2006. Por todo ello. Esta situación se repitió en el programa electoral para las Elecciones Generales de 2008. lo que ha recibido el nombre de renacimiento nuclear ción de nuevas centrales establecida después de un referéndum celebrado en 1980). En la Mesa de Diálogo creada en noviembre de 2005 por el Ministerio de Industria. en lo sucesivo NEA/OECD. Rumania. a pesar del alcance de la solicitud. al mismo tiempo que se promocionaba y prefería el desarrollo de las energías intermitentes. aconsejan a los gobiernos que la energía nuclear debe formar parte de los equipos generadores de energía eléctrica de los países. instituciones internacionales relevantes tales como el OIEA. la sociedad se hace consciente del cambio climático y aprecia las ventajas de la energía nuclear. todas ellas de naturaleza gubernamental. Japón. se pusieron de manifiesto los inconvenientes de establecer un programa de cese y las ventajas de prolongar la explotación de las centrales más allá de cuarenta años. Bulgaria. que no encontró inconveniente técnico ni administrativo alguno para prolongar la vida en servicio de dicha central hasta el año 2019. China e India aceleran sus programas. Turismo y Comercio. el PSOE prometió establecer un plan de cese de las centrales nucleares españolas. el Foro de la Industria Nuclear Española y varias cátedras universitarias estiman que el desarrollo nuclear podría ser muy beneficioso para el desarrollo industrial y económico del país. el Presidente del Gobierno se limitó a decir que se establecería un plan de cierre de las centrales nucleares ‘antes de que finalice la presente legislatura’. en lo sucesivo MITYC. el ahorro y la eficiencia energética. Por su parte. en la sesión parlamentaria sobre el Estado de la Nación. la Agencia Internacional de la Energía. mediante una Orden Ministerial (MITYC. y los países tradicionales. como Finlandia y Francia. se limita la vida en servicio de la central nuclear de Santa María de Garoña hasta el 6 de julio de 2013. La Mesa finalizó sus deliberaciones el 17 de mayo de 2006 y el Presidente de la Mesa. . por su carácter de energía limpia frente al calentamiento global. además. que no ha llegado a cumplirse. colegios profesionales. organizaciones económicas. En España. Polonia y la República Checa anuncian planes nucleares ambiciosos (en el caso italiano después de un referéndum contrario a la energía nuclear en 1981). mientras que el Reino Unido. Sin embargo. las empresas eléctricas. los grandes consumidores de energía. formulada de acuerdo con los requisitos de la autorización entonces vigente. En julio de 2009. 2009) que ha sido recurrida. Eslovaquia. como Rusia. en el programa electoral para las Elecciones Generales de 2004. soportado.

1. PROEMIO 19 La familia de las Centrales Nucleares Españolas Almaraz Ascó Cofrentes José Cabrera Lemóniz Santa María de Garoña Trillo Valdecaballeros Vandellós I Vandellós II .

.

21 2. LAS FUNCIONES DEL GOBIERNO .

Sede del Ministerio de Industria. El Principio 2. se creó por ley el CSN (Ley. el Gobierno español ha creado un conjunto de leyes y decretos y ha aceptado tratados. Ambos aspectos se glosan en los apartados que siguen. En 1980. con la responsabilidad y funciones requeridas por el mencionado principio. que incluya un órgano regulador independiente’. Función del gobierno.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 22 2. exige que: ‘Debe establecerse y mantenerse un marco de seguridad jurídico y gubernamental eficaz. la aplicación comercial de la tecnología nuclear en España ha sido gestionada por empresas sujetas al derecho privado. convenciones y convenios internacionales que constituyen un ordenamiento jurídico satisfactorio y completo. La planificación estatal de las decisiones de inversión del pasado ha sido sustituida por una planificación indicativa. LAS FUNCIONES DEL GOBIERNO Los Principios fundamentales de seguridad del OIEA asignan responsabilidades específicas a los gobiernos que deciden poseer y desarrollar la energía nuclear. elaborada con la participación de las Comunidades Autónomas y sometida posteriormente al Congreso de los Diputa- . reservándose el Estado la potestad reguladora. Turismo y Comercio Sesión plenaria de una reunión de examen de la Convención sobre Seguridad Nuclear 2. 1980) como órgano regulador independiente. de acuerdo con la práctica internacional. A lo largo de los años.1 EL MARCO JURÍDICO NACIONAL Desde sus comienzos.

la elaboración y dirección de las actuaciones del Plan de Emergencia Nuclear. de 27 de noviembre. que fueron pronto trasladadas a otros ámbitos de la Administración. aspecto clave en la industria nuclear desde sus comienzos. y con la cooperación internacional. . el ordenamiento de la responsabilidad civil por daños a terceros. y regular para proteger a las personas y el medio ambiente de los riesgos que se derivan de las aplicaciones pacíficas de esta energía. Por un lado. del nivel de respuesta exterior. ahora bajo la responsabilidad del Ciemat. reconoce los beneficios que se derivan de la generación de energía y del uso de las radiaciones ionizantes y de los isótopos radiactivos en la medicina. ha de contemplar dos cuestiones fundamentales: promover el desarrollo de la ciencia y la tecnología nuclear. 1964) es el paradigma de la legislación nuclear en España. decretos u órdenes ministeriales. la investigación. además de la promulgación de leyes. en lo sucesivo LEN (Ley. aspectos que son promovidos. modificación sustancial y cierre de una instalación nuclear está sometida a un régimen de autorizaciones administrativas y se obliga al titular de la citada autorización a inscribirse en el Registro Administrativo de Instalaciones de Producción de Energía Eléctrica del entonces Ministerio de Industria. las relaciones con el CSN. entre otras. por otro lado. • Las funciones del Gobierno. de aquí la necesidad de su regulación. de tal modo que queden adecuadamente protegidos los individuos. la tramitación e imposición de sanciones. como la de cualquier otra tecnología. La Ley sobre Energía Nuclear. • La supervisión del Organismo Regulador. Con la LEN. la construcción. se reconocen los riesgos y los daños radiológicos que se pueden derivar de la explotación inadecuada de las centrales nucleares y del uso inapropiado de las radiaciones e isótopos radiactivos. En 1951. Como el resto de las instalaciones de generación eléctrica. la Administración española estimó el papel que los usos pacíficos de la energía nuclear podrían tener en el desarrollo del país. 1997). del Sector Eléctrico (Ley. La legislación nuclear. y la información a la población afectada. pueden ser resumidas en: la emisión de autorizaciones. LAS FUNCIONES DEL GOBIERNO 23 dos de acuerdo con la Ley 54/1997. explotación. Predominaban las misiones ligadas con los ámbitos de la investigación y formación. • La vigilancia internacional. las propiedades y el medio ambiente. 2. sobre la cual la Administración tiene una responsabilidad esencial. la prospección y beneficio de los minerales de uranio. la biología. NÚCLEO DEL REACTOR I II III IV Protección del núcleo del reactor por barreras administrativas múltiples El reactor nuclear está protegido por barreras administrativas múltiples: • La responsabilidad primordial del titular. En ese año se constituye la JEN a quien se encomiendan misiones específicas. la industria. la agricultura. la Administración comienza un desarrollo normativo específico que trata de responder a las necesidades derivadas de la aplicación comercial de las ciencias y tecnologías nucleares. la seguridad nuclear y la protección radiológica. en lo sucesivo PEN.2 LAS ACTIVIDADES DEL GOBIERNO Las responsabilidades fundamentales que la LEN asigna al Gobierno. La citada ley se ha visto modificada en varias ocasiones con el objeto de adaptarla a una realidad cambiante que plantea nuevas necesidades. ya que de tal actividad se derivan compromisos internacionales que han de ser articulados.2. el emplazamiento. De modo que el principal objetivo de la legislación nuclear es proporcionar el marco legal adecuado para la realización de actividades relacionadas con la energía nuclear y las radiaciones ionizantes.

entidades y organizaciones que se consideren afectadas por el proyecto pueden presentar alegaciones. en lo sucesivo DOEs. construcción. indemnizando en tal caso al explotador de acuerdo con lo dispuesto en la vigente Ley de Expropiación forzosa’. tanto de tipo técnico como económico.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 24 2. por el que se aprueba el Reglamento sobre Instalaciones Nucleares y Radiactivas. que no pueden ser alterados sin la aprobación de la Dirección Ge- . sistemas y componentes. ya que esa apreciación corresponde al CSN. Cualquiera de las autorizaciones reguladas no podrá ser denegada o condicionada por motivos de seguridad o protección radiológica. La solicitud. en lo sucesivo ESCs. considerando el informe preceptivo y vinculante del CSN. Contempla cuatro autorizaciones básicas: previa o de emplazamiento.1 Emisión de autorizaciones Compete al Ministerio de Industria el trámite de las autorizaciones administrativas a las que están sujetas las centrales nucleares. La autorización de explotación requiere la presentación de un conjunto de documentos preceptivos por los que se regirá el funcionamiento de la instalación. La aprobación de los resultados es condición necesaria para la concesión de la autorización de explotación. los criterios de diseño. a propuesta del Ministerio de Industria. La Ley estipula que las autorizaciones expiran por incumplimiento de las condiciones y plazos señalados en la autorización o por acuerdo del Consejo de Ministros. instalados. Durante la construcción y antes de incorporar el combustible nuclear a la instalación. a través de la cual las personas. según se indica en el artículo 32 de la LEN. y oídas previamente las Comunidades Autónomas. 1999) define el régimen de autorizaciones al que están sujetas las centrales nucleares. en lo sucesivo RINR (Decreto. Estas alegaciones han de ser analizadas y consideradas. que se describen seguidamente. tanto por el MITYC como por el CSN. de 3 de diciembre. el titular está obligado a realizar pruebas prenucleares de las estructuras. bajo determinadas condiciones: ‘También podrán quedar sin efecto (las autorizaciones) por acuerdo del Consejo de Ministros. pero en este último caso.2. junto con el Estudio de impacto ambiental. se somete a información pública. En este documento se detallan los planes de vigilancia radiológica del entorno. para comprobar que la construcción ha satisfecho los criterios del proyecto. cuando concurran razones excepcionales de interés nacional. explotación y desmantelamiento. Buena parte de estos documentos reciben el nombre de Documentos Oficiales de Explotación. La autorización previa o de emplazamiento se concede en base a la documentación presentada por el solicitante en la que se analizan los parámetros del emplazamiento y se aportan los datos básicos del proyecto. durante su ciclo de vida. El Real Decreto 1836/1999. La autorización de construcción requiere la presentación del Estudio Preliminar de Seguridad en el que se incluye documentación actualizada y más detallada sobre las características y parámetros del emplazamiento y su compatibilidad con el diseño de la instalación y su seguridad. los análisis de hipotéticos accidentes y las potenciales consecuencias radiológicas. para el caso de la autorización previa o de emplazamiento.

Tras el correspondiente informe favorable del CSN en el que se evalúan los documentos presentados y los resultados de las pruebas prenucleares y nucleares. Es potestad de la DGPEM introducir nuevas condiciones o alterar las ya incluidas en las autorizaciones de explotación. calibrado e inspección periódica. el Manual de Protección Radiológica. El régimen de autorizaciones previsto proporciona un estricto control por parte del Gobierno de las actividades más significativas llevadas a cabo por el titular de la cen6 Por ejemplo. el Manual de Garantía de Calidad. el MITYC puede emitir la autorización de explotación. Están.1. el Plan de Protección Física y las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento. siempre que no se refieran a la seguridad nuclear y a la protección radiológica. se incluyen. . además. cuando se produce un cambio en la propiedad de la instalación nuclear y cuando el desmantelamiento se lleva a cabo por una empresa distinta del titular original. el proyecto de desmantelamiento. Entre estos se encuentra el Estudio de Seguridad que contiene la información necesaria para realizar un análisis técnico profundo de las condiciones de seguridad de la instalación. que detallan los valores límites de funcionamiento de las ESCs relacionadas con la seguridad. adaptados a la fase de desmantelamiento de la instalación. LAS FUNCIONES DEL GOBIERNO 25 neral de Política Energética y Minas. Las autorizaciones de explotación se conceden en la actualidad por un período de diez años. previo informe favorable del CSN. así como los programas de revisión. También se incluyen. renovables. técnica y económico-financiera suficiente para la realización de las actividades objeto de la autorización’.2. con el combustible cargado en el núcleo del reactor. Con carácter específico. Para obtener la autorización de explotación. esta autorización se concede fase a fase. entre otros. como la introducción de determinadas modificaciones en la instalación o el cambio de titularidad6 de la misma. y una descripción pormenorizada de todos los procesos y ESCs relacionados con la seguridad. si bien figura en cada una de las autorizaciones vigentes. La documentación a presentar por el titular y a evaluar por el CSN incluye documentos equivalentes a los requeridos para la obtención de la autorización de explotación. en cualquier modo de operación y en condiciones de accidente. entre otros. en lo sucesivo DGPEM. el Plan de Emergencia Interior. un plan de gestión de residuos radiactivos y un plan de restauración del emplazamiento. el Plan de Gestión de Residuos Radiactivos y Combustible Gastado. la situación radiológica de la instalación y su entorno. siendo significativa la mención que se hace en el artículo 12. que requieren la propuesta del CSN. h) del RINR respecto del segundo tema: ‘El nuevo titular deberá acreditar capacidad legal. en España Enresa. el titular debe realizar previamente las pruebas nucleares. y analizar sus resultados siguiendo un proceso similar al de las pruebas prenucleares. La autorización de desmantelamiento es requisito previo para declarar la clausura de la instalación. sometidas al régimen de autorizaciones otras actividades de especial relevancia. aunque este plazo no está estipulado legalmente. el Reglamento de Funcionamiento de la instalación. Si el desmantelamiento se desarrolla en varias fases.

garantiza el adecuado flujo de información entre esta. la consideración de las observaciones y declaraciones de los trabajadores. se aplican los siguientes conceptos: 1. Para establecer su graduación. el beneficio obtenido y la intencionalidad o negligencia en la comisión de la infracción. entre otras. 2. la magnitud del daño causado. Se entiende que ha existido peligro grave para la seguridad o salud de las personas cuando se degrade el funcionamiento seguro de la actividad de tal manera que los dispositivos. medio y mínimo. el órgano institucional competente para imponer la sanción podrá establecer medidas cautelares que pueden llegar a la suspensión temporal de la autorización de explotación de la central. Durante todo el proceso sancionador. la propia iniciativa en la subsanación inmediata de las causas y efectos o la colaboración con las autoridades. el incumplimiento de advertencias previas.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 26 tral desde el punto de vista de la seguridad nuclear y la protección radiológica a lo largo de la vida de la instalación. el CSN puede apercibir al titular y requerir la adopción de las medidas correctoras pertinentes. mecanismos o barreras de seguridad remanentes. la duración de la situación de peligro. Las sanciones se gradúan aplicando principios de proporcionalidad y las circunstancias especificadas en la Ley. o las medidas administrativas disponibles. sino por la DGPEM. en la Ley de creación del CSN y en sus disposiciones de desarrollo. la diligencia en la detección e identificación. La imposición de sanciones muy graves corresponde al Consejo de Ministros. el órgano regulador. entendiendo por tales las acciones u omisiones que supongan incumplimiento de los límites y condiciones impuestos en la autorización. inobservancia de lo dispuesto en la LEN. se han establecido las sanciones que se indican en la tabla 2. el impacto de la conducta infractora sobre la seguridad de la actividad. la existencia o no de antecedentes.1. no permitan garantizar que se pueda evitar la exposición a . así como en tratados y convenios suscritos y ratificados por España. que es preceptivo cuando el expediente sancionador no es propuesto inicialmente por el propio CSN. Alternativamente a la iniciación del expediente sancionador. las distintas instancias de la Administración y el público en general. A su vez.2 Tramitación e imposición de sanciones Una competencia fundamental de la Administración es la imposición de sanciones a los titulares de centrales nucleares por la comisión de infracciones. o cuando se dispone de datos adicionales. Igualmente es competencia del Gobierno la modificación del importe de las sanciones de acuerdo con las variaciones del Índice de Precios de Consumo. graves y leves en grado máximo. cuando se trate de infracciones leves.2. las graves al Ministro de Industria y las leves al Director de la DGPEM. Estas infracciones se clasifican en muy graves. La imposición de sanciones por incumplimiento de los requisitos establecidos sigue un proceso formal normalmente iniciado por el Consejo de Seguridad Nuclear El procedimiento establecido para imponer una sanción prevé la incoación de un expediente sancionador por el MITYC a propuesta del CSN o por iniciativa propia. La propuesta del CSN debe ir acompañada de la emisión de un informe para la adecuada calificación de los hechos. Para las centrales nucleares.

de producirse tales situaciones. 7 Se entiende por efecto determinista de la radiación sobre la salud el que aparece durante o poco después de la exposición de la persona a la radiación. sustancias nucleares. con dosis correspondientes a la aparición de efectos deterministas7. y no se produzcan situaciones de las que pudiera derivarse exposición indebida a radiaciones ionizantes o. conjuntamente con las multas previstas. se vean afectados los usos presentes o futuros de las cosas o del medio ambiente.1 Cuantías de las multas que se aplican a las instalaciones nucleares Grado Sanciones (millones de €) Mínimo Medio Máximo Muy graves De >9 hasta <15 De >15 hasta <20 De >20 hasta <30 Graves De >0.5 De >4. cuando no se vean afectados los usos presentes o futuros de las cosas y el medio ambiente.3 En el período comprendido entre el año 2000 y el 2010. Tabla 2. Igualmente podrán dar lugar a la inhabilitación temporal o definitiva al acceso a la condición de titular de cualquier tipo de autorización o licencia.15 hasta <0.5 De >1. La efectividad de estas medidas podrá asegurarse procediendo a la intervención o al precintado de la instalación. incluyéndose en los mismos 12 faltas graves y 17 faltas leves. Las infracciones muy graves pueden dar lugar. Se entiende que ha existido daño de escasa trascendencia.15 De >0. LAS FUNCIONES DEL GOBIERNO 27 radiaciones ionizantes. han sido resueltos por la Administración 18 expedientes sancionadores a titulares de centrales nucleares.5 hasta <4. 3.5 hasta <9 Leves 0.2.3 hasta <1. cuando no se vea afectada significativamente la seguridad de la actividad o instalación.015 De >0. Se entiende que no ha existido peligro para la seguridad o salud de las personas. materiales radiactivos o equipos productores de radiaciones ionizantes o a la implantación de cualquier medida que resulte aplicable.015 hasta <0. 4. como consecuencia de la exposición a radiaciones ionizantes. Se entiende que ha existido daño grave a las cosas o al medio ambiente cuando. las dosis estuvieran por debajo de los límites establecidos reglamentariamente. a la revocación. . retirada o suspensión temporal de la autorización. o que este es de escasa trascendencia. 2.

1960). fue ratificado por Instrumento de 10 de octubre de 1961.2. La responsabilidad del explotador estaba limitada a 15 millones de unidades de cuenta8 del antiguo Acuerdo Monetario Europeo. Destaca el Convenio de Bruselas (Convenio. 1963).2. 2. en el que se incrementa de forma sustancial la responsabilidad civil. ambos elaborados por este Organismo. La responsabilidad civil por daños a terceros se apoya sobre Convenios Internacionales y cubre todos los riesgos concebibles El llamado Convenio de París. Por acuerdo de sus tres quintas partes. se añaden nuevos conceptos relacionados con la protección del medio ambiente y se prorroga el plazo de reclamación por daños personales. El reconocimiento de que los riesgos radiológicos de las instalaciones de un país pueden afectar a otros países ha creado convenios y convenciones que cubren los riesgos nucleares. tempranamente desarrollado bajo los auspicios de la NEA/OECD. siendo en la actualidad de 700 millones de euros (pendiente de actualización). Estos aspectos fueron desarrollados en el Decreto 2177/1967. . que prevé compensaciones por los daños causados por un accidente nuclear. como término medio. 1967). Junto con la LEN. de 22 de julio. Estas personas deberán acreditar solvencia en las materias encomendadas al CSN y comparecer ante el Congreso de los Diputados a través de la Comisión de Industria. de 31 de enero de 1963. En esta Ley se definen las responsabilidades básicas del Gobierno en relación con el CSN.3 Responsabilidad civil por daños a terceros La LEN y sus modificaciones contemplan e incluyen los principios básicos sobre la responsabilidad por daños a terceros y cómo cubrir los riesgos inherentes a la energía nuclear. 2. Este Convenio. ambas leyes constituyen la cúspide de la pirámide normativa española. A propuesta del Ministerio de Industria. nombrar al Presidente y a los cuatro Consejeros. sobre Cobertura de riesgos nucleares (Decreto. que España ha ratificado. los titulares están obligados a la suscripción de un seguro o a la constitución de una garantía. la citada Comisión acepta o veta razonadamente los nombramientos propuestos por el Ministerio. en los Presupuestos 8 La unidad de cuenta del Acuerdo Monetario Europeo equivalía a 1 dólar estadounidense. 1980). Aunque la responsabilidad de aceptar y ratificar los citados convenios y convenciones corresponde al Gobierno de la nación. Se encuentra en trámite parlamentario un proyecto de ley sobre responsabilidad civil por daños nucleares. y modificado por el Protocolo de París de 28 de enero de 1964 y del 16 de noviembre de 1982. ha sido modificado en diversas ocasiones. complementario del de París. de 29 de julio de 1960. donde se encuentran las disposiciones nucleares de mayor rango. sobre Responsabilidad civil en materia de energía nuclear (Convenio. valorándose especialmente su independencia y objetividad de criterio. amén de otros cargos de responsabilidad del Organismo. Aprobar los Estatutos por los que se rige el CSN e integrar el anteproyecto de Presupuestos del CSN.4 Relaciones con el Consejo de Seguridad Nuclear El CSN ostenta un papel central en el entramado institucional español de la energía nuclear y sus funciones básicas y composición están definidas en la Ley 15/80 (Ley. entre las que sobresalen: 1.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 28 2.

2004). Los accidentes de las categorías II y III pueden producir pequeñas liberaciones de material radiactivo al exterior requiriendo medidas de protección tales como el confinamiento y la profilaxis radiológica. La autorización de explotación que se concedió a José Cabrera. Para cada una de dichas categorías se establecen medidas de protección. que se mide por la cantidad de productos radiactivos liberados al exterior. En la zona I es necesario tomar medidas urgentes de protección para evitar la exposición a la radiación proveniente de la central o de la pluma radiactiva que se pueda formar. estructura y funciones requeridas. la primera central nuclear española. las autoridades competentes y organismos públicos concernidos. en lo sucesivo PLABEN. Estos planes fueron mejorando y se consolidaron en el Plan Básico de Emergencia Nuclear.2. de Tasas y Precios Públicos por Servicios prestados por el CSN (Ley. . reguladas por la Ley 14/1999. LAS FUNCIONES DEL GOBIERNO 29 Generales del Estado y realizar las asignaciones presupuestarias correspondientes. IB de 5 km y IC de 10 km de radio en torno a la central nuclear. los criterios radiológicos. El PLABEN define dos zonas de planificación: la zona I o zona de medidas urgentes de protección. El vigente PLABEN se estructura en cinco títulos en los que se definen los objetivos del mismo.5 Planificación de emergencias nucleares El Principio 9 de los Principios fundamentales de seguridad del OIEA establece que: ‘Deben adoptarse disposiciones de preparación y respuesta para casos de incidentes nucleares o radiológicos’.2. El PLABEN define cuatro categorías de accidentes. La consolidación del Sistema Nacional de Protección Civil. en orden creciente de gravedad. la organización. El CSN se puede co-financiar gracias a este mecanismo. que se hayan podido depositar sobre el suelo y puedan encontrarse en los alimentos o el agua. de 4 de mayo. concéntrica con la anterior. ya incluía un plan de emergencia interior y un plan de emergencia exterior. por tanto no es necesario tomar medidas de protección. la preparación para la respuesta y los procedimientos de operación. a su vez dividida en tres subzonas concéntricas IA de 3 km. la publicación de la Directiva 89/618/EURATOM (Directiva. Los accidentes de categoría IV pueden dar lugar a liberaciones que exijan aplicar medidas de protección que en casos extremos podrían suponer la evacuación de las personas potencialmente afectadas. de acuerdo con los criterios de la Unión Europea y del OIEA. 2. La figura 2. 1999). Los accidentes de categoría I no producen liberaciones al exterior.1 define las zonas de planificación de emergencias. por el que se aprueba un nuevo PLABEN (Decreto. de I a IV. de 1989. una vez aprobados por las Cortes Generales. aunque en la práctica se limita a la percepción de tasas. 1989) y la experiencia adquirida condujeron al Real Decreto 1546/2004. y la zona II o zona de medidas de protección de larga duración de 30 km de radio. En la zona II es necesario tomar medidas de protección para reducir y controlar las dosis provenientes de sustancias radiactivas.

Sala de Emergencias del Consejo de Seguridad Nuclear 9 La emergencia puede afectar solo al interior del recinto de la central o también al exterior. Los documentos directores de los planes específicos deben ser aprobados por el Consejo de Ministros. PENTA. Existen cinco planes específicos de emergencia exterior para cada central o agrupación de centrales10 y un Plan de Emergencia Nuclear de Nivel Central de Respuesta y Apoyo. Es competencia de la Administración General del Estado. estructura y funciones para los planes de nivel de respuesta exterior incluyen una dirección. la elaboración.2 define el sector y la zona de atención preferente. en lo sucesivo PENs. Ascó y Vandellós. dirección de las actuaciones y las propias actuaciones contempladas en los Planes de Emergencia Nuclear. todos ellos previo informe favorable del CSN y de la Comisión Nacional de Protección Civil. Guadalajara. y el PENCRA por el Ministerio del Interior. PENVA: Planes de Emergencia Nuclear Exterior de las centrales de Santa María de Garoña. del nivel de respuesta exterior 9. 10 PENBU. La organización. El área encerrada por la subzona IA completa y la intersección del sector preferente con la zona IB constituye la zona de atención preferente en la que se tomarán medidas de protección urgente en caso de accidente de categoría IV. un órgano ejecutivo y varios grupos técnicos especializados. mantenimiento. respectivamente. . El establecimiento y ejecución del plan de emergencia interior corresponde al titular y ha de ser aprobado por el MITYC previo informe preceptivo del CSN. implantación. Tarragona y Valencia. PENCA. La figura 2. Cáceres. los titulares y el CSN.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 30 Se define también un sector circular de atención preferente y la correspondiente zona de atención preferente. Se trata de un sector circular de amplitud π/8 radianes cuyo eje coincida con la dirección principal del viento. que se refieren a la provincia donde se ubican las centrales del parque: Burgos. y Cofrentes. respectivamente. junto con los dos sectores adyacentes de la misma amplitud. José Cabrera y Trillo. Almaraz. en lo sucesivo PENCRA. PENGUA. con el concurso de las administraciones públicas afectadas. Solo las emergencias que requieren respuesta exterior con participación de las autoridades públicas son consideradas en el PEN.

de la formación del personal y de la experiencia adquirida en ejercicios prácticos realizados anualmente. en la Organización de Respuesta ante Emergencias. núm.2. revisten un interés excepcional las funciones de evaluación y asesoramiento que se llevan a cabo. son los Delegados del Gobierno en la Comunidad Autónoma donde está ubicada cada central. El éxito de un PEN depende de los medios disponibles. El Director del PEN creará un órgano ejecutivo que le ayude y asesore en la toma de decisiones. contando con la colaboración de los titulares de las instalaciones en cada emplazamiento. ORE.3 se incluye el organigrama básico del PEN. 14/07/2004 SECTOR PREFERENTE 67º 30’ DIRECCIÓN DEL VIENTO . El título IV del PLABEN se dedica a la preparación y mantenimiento de la eficacia de los PENs.2 Sector circular y zona de atención preferente SECTOR . de forma permanente. responsables de su activación y ejecución. Es responsabilidad de las distintas administraciones públicas la provisión de los medios materiales y recursos necesarios para garantizar la eficacia de los planes.1 22º 30’ N ZONA II SUBZONA IC 30 km 10 km SUBZONA IB 5 km SUBZONA IA ZONA IA I 3 km IB IC ZONA II Fuente: Boletín Oficial del Estado. 169. Los directores de los respectivos PENs. del CSN desde su Sala de Emergencias SALEM. El director del PENCRA es el titular del órgano competente en materia de Protección Civil del Ministerio del Interior. Dentro del Grupo radiológico.1 Zonas de planificación de emergencias Figura 2. Los grupos operativos son los medios que ejecutan las órdenes que dicte la dirección. LAS FUNCIONES DEL GOBIERNO 31 En la figura 2. quienes podrán delegar esta responsabilidad en los Subdelegados del Gobierno en la provincia correspondiente. describe la formación del personal y la realización de ejercicios periódicos en cada una de las centrales nucleares y en la participación en ejercicios internacionales organizados desde el centro de emergencias del OIEA. Figura 2.

y de los Municipios incluidos en la Zona I del correspondiente PEN. las distintas instancias del Gobierno ostentan un papel clave a través del Comité de Información de cada instalación. 2. núm. 14/07/2004.2.3 Organigrama de un Plan de Emergencia Nuclear Gabinete de información y comunicación DIRECCIÓN DEL PEN Comité asesor ÓRGANO EJECUTIVO Grupo radiológico Grupo de seguridad ciudadana y orden público Grupo de coordinación y asistencia técnica Grupo sanitario Grupo de apoyo logístico Organizaciones municipales para la actuación en emergencia nuclear Fuente: Boletín Oficial del Estado. de las Delegaciones del Gobierno y de las Comunidades Autónomas en cuyo territorio esté ubicada la instalación. del CSN. 169. El Comité se reúne periódicamente y sirve como foro de intercambio de información entre las partes representadas en lo que respecta a las actividades reguladas de la cen- .6 Información específica a la población En materia de comunicación pública sobre las centrales nucleares. a quien se ha dado el carácter de órgano colegiado y se han ampliado sus funciones de información a todas las fases de la vida de la central: construcción. 2008). Ostentará la vicepresidencia el alcalde del Municipio en cuyo territorio esté ubicada la instalación. ha sido reforzado en el artículo 13 del RINR de 1999 (Decreto. que lo preside. modificado por el Real Decreto 35/2008. ya contemplado en el RINR de 1972. del Titular de la instalación. explotación y desmantelamiento. Sus miembros son nombrados por el Director de la DGPEM y está integrado por un representante del Ministerio de Industria. de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias. del 18 de enero (Decreto. 1999). Este Comité.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 32 Figura 2.

Composición del Comité de Información de la central nuclear José Cabrera 2. 2006). CONVENIOS Y TRATADOS INTERNACIONALES El desarrollo de la tecnología nuclear para usos pacíficos se ha apoyado en un extenso entramado internacional. La adhesión a este conjunto de compromisos internacionales constituye la esencia del llamado ‘régimen global de seguridad nuclear’. con la finalidad de crear un marco internacional para facilitar la pronta prestación de asistencia y apoyo en caso de accidente nuclear o . gestión de residuos radiactivos. descrito por el Grupo Internacional de Seguridad Nuclear del OIEA. la Convención Conjunta sobre Seguridad en la gestión de combustible gastado y residuos radiactivos (Convención. A través de los representantes municipales. convenios y tratados internacionales que considere relevantes y vigilar que se satisfagan los compromisos que de ello se deriven. LAS FUNCIONES DEL GOBIERNO 33 tral y otras cuestiones que resulten de interés para las entidades representadas. protección física y no proliferación. concepto aceptado internacionalmente (INSAG. La propia LEN contempla este aspecto al considerar que el Estado español debe suscribir y ser parte en las convenciones. El Gobierno español ha suscrito una larga lista de convenciones y convenios internacionales en materia de seguridad nuclear. la Convención sobre Asistencia en caso de accidente nuclear o emergencia radiológica (Convención. responsabilidad civil por daños a terceros. la información puede pasar al ámbito público.2. fundamentalmente normativo. coordinada por el OIEA. 1996). que se glosa en el capítulo 6. 2005).3 CONVENCIONES. protección radiológica. en lo sucesivo INSAG (International Nuclear Safety Group). Para los objetivos de este capítulo destacan la Convención sobre Seguridad Nuclear (Convención. 2001a).

y que se establezcan planes de emergencia dentro y fuera del emplazamiento. que se realicen evaluaciones detalladas y sistemáticas de la seguridad antes de la construcción y puesta en servicio de la central. 3. La Convención sobre seguridad nuclear fue aprobada el 17 de junio de 1994 por una Conferencia Diplomática convocada por el OIEA. se utilicen tecnologías probadas y la explotación se lleve a cabo dentro de los límites y condiciones operacionales definidos en la autorización. Disponer de un marco legislativo y reglamentario que rija la seguridad de las centrales nucleares en explotación y un órgano regulador que lo aplique y vele por que la responsabilidad de la seguridad recaiga sobre el titular de la licencia y sea asumida por este. 2. Asegurar que se aplica el principio de prioridad de la seguridad nuclear en la explotación de las centrales nucleares. de la sociedad y del medio ambiente. La Convención sobre Seguridad Nuclear exige que los Gobiernos confiesen en público. 11 El principio de la defensa en profundidad es parte esencial de la aproximación probabilista a la seguridad y se expone con detalle en el capítulo 5. también bajo el control del OIEA. 4. y por que la seguridad se reevalúe a lo largo de la vida en servicio de la central. la Convención sobre la Pronta notificación de accidentes nucleares (Convención. cada tres años. se abrió a la firma el 20 de septiembre de 1994 durante la trigésima octava reunión ordinaria de la Conferencia General. que se tengan en cuenta las capacidades y limitaciones de la actuación humana. Velar por que se aplique el principio de defensa en profundidad 11 en el diseño y construcción. que los titulares cuenten con los recursos financieros y humanos apropiados. 1989). . sus fallos y debilidades en el mantenimiento de la seguridad nuclear en las instalaciones y actividades nucleares del país La Convención.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 34 emergencia radiológica. así como sus consecuencias sobre la seguridad de las personas. es un instrumento internacional creado con el objetivo de conseguir un alto grado de seguridad nuclear en todo el mundo. así como a lo largo de su vida. Esto implica mejorar las medidas nacionales y la cooperación internacional. Velar por que se evalúen los factores relacionados con el emplazamiento que afecten a la seguridad de la central nuclear proyectada. prevenir los accidentes con consecuencias radiológicas y mitigar estas en caso de que aquellos se produzcan. se encuentran las siguientes: 1. cuyo ámbito de aplicación se circunscribe a las centrales nucleares en explotación. La Convención consta de un preámbulo y 35 artículos en los que se establecen las obligaciones de las Partes Contratantes (los países) y el mecanismo de control de su cumplimiento. Entre las obligaciones de las Partes Contratantes. que se reduzca la exposición de los trabajadores y el público a las radiaciones al valor más bajo razonablemente alcanzable. que se apliquen programas de garantía de calidad. que ha creado una sala de emergencias situada en la sede oficial del OIEA en Viena. La Convención establece un sistema de notificación de los accidentes nucleares que pueden dar lugar a emisiones transfronterizas de importancia para la seguridad radiológica de otro Estado. España firmó la Convención el 15 de octubre de 1994 y la ratificó el 19 de junio de 1995. Entró en vigor el 24 de octubre de 1996.

LAS FUNCIONES DEL GOBIERNO 35 La Convención no es un instrumento sancionador sino promotor. a las preguntas recibidas. también por escrito. que se somete a examen internacional en el seno de una reunión de examen. 1998).2. 2002 (Convención. Del contenido y presentación de los informes se puede concluir que el funcionamiento de las centrales nucleares españolas. Quinto Informe Nacional. los informes nacionales se distribuyen a todas las Partes Contratantes y son analizados por sus expertos. que se celebra durante dos semanas en la sede del OIEA en Viena. 2001b). exige a cada Parte Contratante la redacción de un informe cada tres años. la responsabilidad de los titulares y las funciones de los organismos reguladores pertinentes satisfacen de forma adecuada con lo dispuesto en la Convención. el llamado Informe Nacional. estando cada país obligado a contestar. que tienen la oportunidad de formular preguntas por escrito. 2007) y ya se ha preparado el informe nacional de examen de 2011 (Convención. El mecanismo anterior ya se ha aplicado en las cuatro reuniones de examen celebradas hasta la fecha en 1999 (Convención. 2004) y 2008 (Convención. Antes de la citada reunión. Agosto 2010 . Convención sobre Seguridad Nuclear. 2005 (Convención. 2010).

.

LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR .37 3.

la autorización fue concedida por el Ministerio de Industria y Energía. Hasta la promulgación de la LEN. que en aquella época se limitaban al uso de isótopos y radiaciones ionizantes para usos médicos e investigación.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 38 3. con el asesoramiento de la JEN que. además de establecer un régimen jurídico apropiado. como ya se ha dicho. Por tratarse de una instalación de producción de energía eléctrica. El CSN es el órgano regulador independiente creado en España para satisfacer la exigencia del segundo principio fundamental de seguridad del OIEA. . establecer un órgano regulador independiente con ‘la autoridad legal. la competencia técnica y de gestión y los recursos humanos y financieros adecuados para cumplir sus funciones’. LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR El Principio 2 de los Principios fundamentales de seguridad del OIEA exige a los Gobiernos. Guadalajara. ubicada en Almonacid de Zorita. que concedía contando con los informes preceptivos que emitía la JEN para el Ministerio en materia de seguridad y protección radiológica. en la vigilancia de que estas se cumplen de forma satisfactoria y en la disposición de medidas de corrección y coerción en caso de que se encuentren desviaciones o incumplimientos. era un organismo autónomo creado por decreto ley en 1951 para promover la utilización de la energía nuclear y controlar su uso. primera central nuclear en España. En la época de su promulgación se otorgó la autorización previa para la construcción de la central nuclear José Cabrera. que se resumen en el establecimiento de un sistema satisfactorio y completo de normas. el Ministerio de Industria se hizo responsable de la concesión de las autorizaciones. la JEN se encargaba de regular la seguridad nuclear y la protección radiológica. y asumía la competencia para la autorización de las nuevas instalaciones.1 ANTECEDENTES Y CREACIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR La LEN de 1964 es la primera ley nacional en materia nuclear. Después de la promulgación de la LEN. Sede del Consejo de Seguridad Nuclear 3.

El 18 de octubre de 2007 el Congreso de los Diputados aprobó la Ley 33/2007. regido por un Estatuto propio aprobado por el Gobierno. en 1980 se creó el CSN. Este Comité cuenta con la participación de representantes de los ámbitos institucionales. Resulta de especial relevancia la creación de un Comité Asesor para la información y la participación pública. de Creación del CSN (Ley. medioambientales y expertos científicos y técnicos. Se establece que las personas físicas o jurídicas relacionadas con las instalaciones deben informar al titular sobre cualquier anomalía observada que pueda afectar a la seguridad de la instalación y al CSN en el caso de que aquel no tome las medidas pertinentes. de Reforma de la Ley 15/1980. siguiendo recomendaciones del OIEA. • Función de comprobación y vigilancia. aconsejaba un control de la industria nuclear más independiente. consiguiendo que las instalaciones nucleares y radiactivas sean operadas por los titulares de forma se- 12 La Comisión Reguladora Nuclear de los Estados Unidos de América. tanto en el campo de la producción de energía. los usos médicos de la radiación y la gestión de los residuos radiactivos. del acceso a la información y de la participación pública en las materias que sean de su competencia. que quedó equiparada con los países más evolucionados del mundo en materia de legislación y seguridad nuclear. de 22 de abril.2 NATURALEZA. de 22 de abril. independiente de la Administración Central del Estado. Las actividades que la Ley de Creación demanda del Consejo de Seguridad Nuclear se pueden clasificar en tres grupos: • Función reguladora. empresariales. de Creación del CSN marcó un hito clave en el desarrollo de la normativa nuclear en España.3. en lo sucesivo NRC (United States Nuclear Regulatory Commission). respectivamente. crea nuevos mecanismos de control parlamentario y define métodos para garantizar la transparencia en la información sobre sus actividades. dispone de tres Comités Asesores que cubren. que también considera la nueva ley12. territoriales. LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 39 El crecimiento significativo de la industria nuclear. cuya misión es la de emitir recomendaciones al CSN para la mejora de la transparencia. no seguido en otros países donde abundan los Comités Asesores Técnicos. De esta manera. La Ley 15/1980. • Función correctora y coercitiva. 2007) que amplía las funciones del Consejo. la población y el medio ambiente de los efectos nocivos de las radiaciones ionizantes. Un Comité Asesor de tan amplio espectro es una peculiaridad del sistema nacional. 3. La ley incluye medidas de protección de los trabajadores frente a los posibles problemas laborales que este deber les pudiera acarrear. de 7 de noviembre. NRC. constituido con estructura y competencias similares al organismo regulador estadounidense. . La ley tipifica nuevas infracciones en materia nuclear y endurece la cuantía económica de las sanciones. La misión fundamental del CSN es proteger a los trabajadores. OBJETIVOS Y ORGANIZACIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR El artículo 1 de la Ley 15/1980 define el CSN como: ‘Ente de Derecho Público. con labores de puente entre el Consejo y la sociedad. sindicales. las centrales nucleares. como en el de otras aplicaciones de la radiactividad. municipales. y es el único organismo competente en materia de seguridad nuclear y protección radiológica’. con personalidad jurídica y patrimonio propio e independiente de los del Estado.

1980). En lo relativo a las centrales nucleares destacan las siguientes: Sobre la Función reguladora: a) Propone al Gobierno las reglamentaciones necesarias en materia de seguridad nuclear y protección radiológica. que requieren las resoluciones que aquel adopte en materia de concesión de autorizaciones. protección radiológica y protección física. Para la realización de sus objetivos estratégicos. al objeto de asegurar el cumplimiento de la legislación vigente y de los condicionamientos impuestos en las correspondientes autorizaciones. Instrucciones técnicas e Instrucciones técnicas complementarias de obligado cumplimiento. las licencias de Operador y Supervisor de las instalaciones y los diplomas de Jefe de Servicio de Protección Radiológica. c) Controla las medidas de protección radiológica de los trabajadores profesionalmente expuestos. del público y del medio ambiente. . según corresponda. Crear un conjunto regulador satisfactorio y completo proponiendo leyes y reglamentos. Corregir cualquier desviación. Sobre la Función de comprobación y vigilancia: a) Realiza inspecciones durante las distintas fases de proyecto. b) Emite al MITYC los informes preceptivos. Función de comprobación y vigilancia. Función correctora y coercitiva. c) Promulga Instrucciones. cualquiera que sea su origen. d) Concede y renueva. funcionamiento y desmantelamiento de las instalaciones. mediante la realización de las pruebas que el propio CSN establezca. b) Colabora con las autoridades competentes en la elaboración de los criterios a los que han de ajustarse los planes de emergencia exterior y los planes de protección física de las instalaciones. el CSN desarrolla un largo conjunto de actividades que se especifican en el artículo 2 de la Ley 15/1980 (Ley. así como Guías de seguridad orientativas. Comprobar y vigilar que los titulares de las instalaciones y los responsables de las actividades nucleares y radiactivas cumplan los requisitos normativos. Los objetivos estratégicos y funciones principales del CSN son: Función reguladora. relativos a la seguridad nuclear. promulgando instrucciones de obligado cumplimiento y dictando guías de aplicación. y estableciendo las medidas de prevención y corrección frente a emergencias radiológicas. voluntaria o involuntaria.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 40 gura. que se pueda producir en el cumplimiento de la normativa a través de la coerción y la propuesta de incoación de expedientes sancionadores.

designa de entre los Consejeros a un Vicepresidente. b) Informa a la opinión pública sobre materias de su competencia con la extensión y periodicidad que el CSN determine. c) Por razones de seguridad. En la actualidad el CSN cuenta con dos Direcciones Técnicas: La Dirección Técnica de Seguridad Nuclear. Sobre la Función correctora y coercitiva: a) Propone la apertura de los expedientes sancionadores que considere pertinentes en el ámbito de sus competencias. . tales como: a) Mantiene relaciones oficiales con organismos similares extranjeros y participa en organismos internacionales con competencia en temas de seguridad nuclear o protección radiológica. El Secretario General actuará en las reuniones del Consejo con voz. c) Recoge información precisa y asesora. El CSN está asistido por una Secretaría General de la que dependen los órganos de trabajo precisos para el cumplimiento de sus fines. que permitan la adecuada calificación de los mismos por el MITYC. que sustituye a aquel en los casos de ausencia. excepto las de almacenamiento de residuos radiactivos de media y baja actividad. El CSN. e) Evalúa el impacto radiológico ambiental y controla y vigila la calidad radiológica del medio ambiente del territorio nacional. Ingeniería y Tecnología Nuclear. vacante o enfermedad. el CSN tiene autoridad para suspender las obras.3. a propuesta del Presidente. en caso de necesidad. pero sin voto. El CSN está constituido por un Presidente y cuatro Consejeros. El CSN realiza también muchas funciones transversales. cuyo nombramiento es propuesto por el Gobierno y refrendado por el Congreso de los Diputados. También asume lo relativo a la seguridad de los transportes de sustancias nucleares y materiales radiactivos. b) El CSN tiene autoridad para corregir desviaciones de las normas y procedimientos establecidos. en su caso. De ella dependen las Subdirecciones Generales de Instalaciones Nucleares. de acuerdo con la legislación vigente. LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 41 d) Vigila y controla las dosis de radiación recibidas por los trabajadores y las descargas de materiales radiactivos al exterior de las instalaciones y su incidencia en las zonas de influencia de estas instalaciones. el funcionamiento de las instalaciones o las actividades que se realicen. En ella se agrupan las funciones relativas a la seguridad de las instalaciones nucleares. y emite un informe sobre los hechos objeto de procedimiento. sin perjuicio de la publicidad de sus actuaciones administrativas en los términos legalmente establecidos. respecto a las afecciones que pudieran originarse en las personas por radiaciones ionizantes derivadas del funcionamiento de las instalaciones.

la Asociación Internacional de Reguladores Nucleares. INRA (International Nuclear Regulators Association). Sobre ella recae la inspección y control de las instalaciones radiactivas. WENRA (Western European Nuclear Regulators Association). En la figura 3. Figura 3. y el Foro Iberoamericano de Reguladores Nucleares. General de Planificación.1 se incluye un diagrama organizativo del CSN en 2010. Protección Radiológica Operacional y Emergencias. ENSREG (European Nuclear Safety Regulators Group). creado bajo la iniciativa del CSN. General de Protección Radiológica Ambiental Subd. General de Protección Radiológica Operacional Subdirección General de Emergencias Oficina de Normas Técnicas Subdirección General de Personal y Administración Oficina de Investigación y Desarrollo Asesoría Jurídica Subd.1 Organigrama del Consejo de Seguridad Nuclear CONSEJERO CONSEJERO PRESIDENTE VICEPRESIDENTE CONSEJERO Gabinete Técnico de la Presidencia Gabinete Secretaría General Secretaría General Director Técnico de Seguridad Nuclear Gabinete Director Técnico Gabinete Director Técnico Subdirección General de Tecnología Nuclear Subdirección General de Ingeniería Director Técnico de Protección Radiológica Subdirección General de Instalaciones Nucleares Subd. . tales como el Grupo Europeo de Reguladores de Seguridad Nuclear. De esta Dirección dependen las Subdirecciones Generales de Protección Radiológica Ambiental. la Asociación de Reguladores Nucleares de Europa Occidental. asume las competencias en materia de protección radiológica del público y del medio ambiente y de emergencias radiológicas. Sistemas Información y Calidad Oficina de Inspección Fuente: Consejo de Seguridad Nuclear El CSN colabora con Grupos y Asociaciones de organismos similares.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 42 La Dirección Técnica de Protección Radiológica. limitada a los países más desarrollados. la protección radiológica de los trabajadores y la gestión de residuos radiactivos de media y baja actividad.

El concepto fue perfeccionado a lo largo del desarrollo del parque nuclear español. el Comité de Actividades Reguladoras Nucleares. fue adoptado y utilizado con frecuencia por el OIEA. CRPPH (Committee on Radiation Protection and Public Health). la función reguladora ha crecido sustancialmente. 13 Este concepto fue introducido en España en la autorización de construcción de la central nuclear de Santa María de Garoña. .2. en el sentido de que la central nacional tenía que satisfacer los mismos requisitos que otra central del mismo tipo que hubiese sido autorizada en el país de origen de la tecnología. sistema de referencia y problema de referencia. CNRA (Committee on Nuclear Regulatory Activities) que elabora documentación de alto valor regulador en materia de seguridad nuclear. 3. El CSN forma también parte de los distintos comités de la NEA/OECD. así como las revisiones que se consideren convenientes’. Este criterio se ha mantenido hasta la actualidad. que realiza estudios sobre protección contra las radiaciones ionizantes y sus efectos sobre la salud pública. en nuestro país. y el Comité para Gestión de Residuos Radiactivos. En el texto que explica el significado del Principio 2 de los Principios fundamentales de seguridad del OIEA. Particularmente en la comisión y comités que desarrollan normativa sobre seguridad nuclear. Desde esta primera época. RWMC (Radioactive Waste Management Committee) que analiza y aconseja a los Estados sobre los problemas relacionados con la gestión de los residuos radiactivos. se acepta que: ‘Los gobiernos y los órganos reguladores tienen la importante responsabilidad de establecer normas y de crear un marco reglamentario para la protección de las personas y el medio ambiente contra los riesgos de las radiaciones ionizantes’. como primera función del Consejo la de: ‘Proponer al Gobierno las reglamentaciones necesarias en materia de seguridad nuclear y protección radiológica. Se introdujo así el concepto de central de referencia13. gestión de residuos radiactivos y transporte de sustancias nucleares y materiales radiactivos en el OIEA. presentan particularidades específicas. en especial en el Comité de Seguridad de Instalaciones Nucleares. artículo 2. protección radiológica. introduciendo paulatinamente los conceptos de central de referencia en emplazamiento de referencia. La Ley 15/1980 reconoce tal obligación y declara. CSNI (Committee on the Safety of Nuclear Installations). que establece y analiza la investigación sobre seguridad nuclear. el Comité de Protección Radiológica y Salud Pública. completándose el esfuerzo con el desarrollo de normativa propia para temas emergentes o para los que.1 La función reguladora: promulgación de instrucciones y guías de seguridad El desarrollo de la tecnología nuclear en España se inició adoptando el principio de utilizar la normativa que empleara el país de origen de la tecnología de las centrales adquiridas.3. LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 43 El CSN participa en organismos y agencias internacionales relacionados con la seguridad nuclear y la protección contra las radiaciones ionizantes.

interpreta el mencionado artículo 2 de la Ley 15/1980. si bien la validez de tal procedimiento se limitaba a la central específica que recibía la autorización concedida. 2009). el CSN cumplía su obligación de promover normativa nuclear técnica concreta a través de los límites y condiciones que adjuntaba a las distintas autorizaciones administrativas —construcción. clasificados en tres niveles. de la potestad de establecer normativa técnica de obligado cumplimiento hasta la promulgación de la Ley 14/1999. dictados por el CSN con fundamento en sus potestades de inspección y control. en este caso. sometidos al CSN en virtud de relaciones especiales de supremacía. Las Instrucciones del CSN son disposiciones reglamentarias dictadas por el CSN en virtud de habilitación legal directa. Los Reglamentos citados están lejos de satisfacer las necesidades reglamentarias de la seguridad nuclear. Instrucciones técnicas del CSN. el CSN ha creado una colección de documentos. La sesión temática “Régimen normativo aplicable al ámbito nuclear”. Las Instrucciones técnicas del CSN son actos administrativos con efectos vinculantes.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 44 Esta potestad permitió la revisión de 1999 del RINR y la revisión de 2001 del Reglamento sobre Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes. o del ejercicio de competencias propias del CSN. además. incluida en la Mesa de Diálogo sobre la evolución de la Energía Nuclear en España (MITYC. Nivel 2. Establecida la enmienda legal. de 4 de mayo. emitidas con carácter vinculante. a pesar de haberlo reconocido y reiterado repetidamente. desde su creación en 1980. derivadas de la posesión de licencias o autorizaciones previas. . por la obligada transposición de la Directiva 96/29/EURATOM14. de Tasas y Precios Públicos por Servicios prestados por el CSN. genéricos y específicos. Instrucciones del CSN. dirigidos a uno o varios sujetos concretos determinados o determinables. por la que se establece un marco comunitario para la seguridad nuclear de las instalaciones nucleares con los objetivos de los Principios fundamentales de seguridad del OIEA. El CSN. Se publican en el Boletín Oficial del Estado. 14 Se encuentra pendiente de transposición la Directiva comunitaria 2009/71/EURATOM del Consejo de la Unión Europea de 25 de junio de 2009 (Directiva. Hasta disponer de la autoridad citada. 2006). Nivel 1. y particularmente la ponencia presentada por el representante del CSN en dicha Mesa. que suponen la creación de una Pirámide Normativa muy completa. La disposición adicional primera de dicha ley proclama que el CSN: ‘Podrá elaborar las Instrucciones. que tienen por objeto materias técnicas relacionadas con el ejercicio de sus propias competencias sobre seguridad nuclear y protección radiológica. Circulares y Guías de carácter técnico relativas a las instalaciones nucleares y radiactivas relacionadas con la seguridad nuclear y la protección radiológica’. explotación y sus renovaciones—. de obligado cumplimiento. ha estado privado. y define los nuevos tipos de regulación emitidos por el CSN en virtud de las nuevas atribuciones. dirigidas a un colectivo o número indeterminado de sujetos. que requieren documentos de menor rango legal pero de mayor detalle técnico.

desarrolla requisitos y guías de seguridad que ofrece a los Estados miembros para que puedan establecer los requisitos nacionales. 16 WENRA. desarrollan o complementan los límites y condiciones de las autorizaciones concedidas a un titular. Las Instrucciones técnicas complementarias del CSN son actos administrativos que obligan a un titular concreto. el Organismo está revisando y ampliando un conjunto de requisitos y guías de seguridad que desarrollan cada uno de los diez Principios Fundamentales de Seguridad y que pretende constituyan las bases para el establecimiento de un régimen global de la seguridad nuclear. unidos a los de otras 15 CSN. organización formada por los Presidentes y Directores Generales de las Autoridades Reguladoras Nucleares de los países europeos con centrales nucleares. CNRA). el actual Plan Estratégico15 del Consejo de Seguridad Nuclear reconoce la necesidad de: ‘Desarrollar la pirámide normativa de la seguridad nuclear y de la protección radiológica como instrumento para implantar la estrategia del CSN. También participa en los programas de intercomparación y armonización de la reglamentación nuclear llevada a cabo por la institución europea WENRA16. Instrucciones técnicas complementarias del CSN. ICO AL ÓRDENES MINISTERIALES E INSTRUCCIONES DEL CSN CN R L EG TÉ DECRETOS REGLAMENTARIOS LLE LO TA VA DE LEYES BÁSICAS La responsabilidad del establecimiento de normativa técnica corresponde al órgano regulador. Harmonization of Reactor Safety in WENRA Countries. El CSN participa en todos los foros internacionales relacionados con la regulación de la energía nuclear. o bien desde el RINR y están orientadas al más adecuado cumplimiento de dichas autorizaciones. pero la industria afectada no debe estar ausente del proceso y debe ser invitada formalmente a expresar sus opiniones. 2006. muchos de los cuales son posteriormente aceptados por el órgano regulador. En lo que atañe a este documento. En el momento actual.3. de forma completa o con matices. Las Instrucciones técnicas complementarias refuerzan. en colaboración eficaz con las instituciones y entidades con las que se relaciona. . GUÍAS DE SEGURIDAD Y NORMATIVA INDUSTRIAL España se encuentra regulada al mismo nivel administrativo que otros países y dispone de un conjunto reglamentario satisfactorio Por su parte. el OIEA. 2005-2010. desde la década de los años 1970. el CSN en el caso de España. Plan Estratégico del CSN. LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 45 Nivel 3. así como en el Comité sobre Actividades de Regulación de la NEA/OECD (Committee on Nuclear Regulatory Activities. La experiencia en los países más avanzados demuestra la capacidad de la industria para redactar requisitos técnicos. se dictan por el CSN bien por razón de su habilitación específica recogida en los límites y condiciones de la propia autorización. aclaraciones o nuevos requisitos. Los documentos ya publicados. De todo lo anterior cabe deducir que la energía nuclear en España se encuentra regulada al mismo nivel administrativo que otros países europeos y dispone de un conjunto reglamentario satisfactorio. teniendo en cuenta los desarrollos normativos del OIEA y las actividades de armonización de la normativa europea’. Destaca la participación en las diversas Comisiones y Comités establecidos por el OIEA para el desarrollo de normativa. adaptando la legislación a las necesidades actuales.

La función de evaluación. de la instalación y determinar que el sistema de gestión del envejecimiento mantendrá a dichas ESCs dentro de los márgenes de seguridad en el período que se concede. 3. y a las recomendaciones de las organizaciones internacionales constituyen una pirámide normativa que garantiza el cumplimiento de los principios fundamentales de seguridad y protección contra las radiaciones admitidos universalmente. analiza el funcionamiento de la . donde se dispone que.1. Este proceso está regulado por la Guía de seguridad 1.2 La vigilancia del cumplimiento de la regulación: evaluación e inspección El CSN realiza su función de comprobar y vigilar el cumplimiento de la normativa a través de su función de evaluación. en la que se comprueba que la solicitud formulada por el titular se ajusta a lo establecido para cada una de las autorizaciones. La función de inspección. Cada uno de los reactores nucleares cuenta con un grupo de trabajo propio en el Consejo que. 1998a). por tanto. a través de las propias autorizaciones de explotación. que son consideradas documentos públicos. preceptiva y vinculante en lo que se refiere a la seguridad nuclear y la protección radiológica. Cada una de las centrales nucleares cuenta en el CSN con un grupo de trabajo propio con un Jefe de Proyecto que organiza las evaluaciones preceptivas y continuadas contando con las distintas unidades técnicas del CSN. en el ejercicio de su cargo. Revisiones periódicas de la seguridad de las centrales nucleares (Guía de Seguridad.2. el desarrollo normativo nacional es una tarea continuada que ha de recoger la experiencia adquirida y las recomendaciones del OIEA y otras instituciones internacionales. construcción. El Reglamento dispone las obligaciones del titular y la gestión que se debe dar a las actas de inspección. Uno de los elementos claves de esta evaluación tiene como objetivo comprobar el envejecimiento de las ESCs. No obstante. especialmente de los países origen de los proyectos de las centrales nacionales. La función de evaluación se define en el Título II del RINR. 2009) completa la normativa aplicable a este caso.10. que se describen en el apartado 2. La pirámide normativa del régimen jurídico nacional ha sido revisada por el OIEA con resultados muy satisfactorios. el personal de inspección deberá ser considerado como agente de la autoridad con la potestad de exigir el cese de la explotación en condiciones de manifiesto peligro. la explotación a largo plazo de las centrales.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 46 instituciones internacionales. que se realiza cada diez años. de manera continuada. se ha implantado además una evaluación periódica de la seguridad de cada central. Toda autorización —emplazamiento.2. Mediante este control se garantiza que su funcionamiento se ajusta a los criterios de seguridad. La Instrucción IS-22 del CSN. El CSN mantiene un estricto programa de control y vigilancia de las instalaciones nucleares. sobre Requisitos de seguridad para la gestión del envejecimiento y la operación a largo plazo de las centrales nucleares (Instrucción. de la que depende la renovación de la autorización de explotación y. explotación y desmantelamiento— va precedida de una evaluación. Aunque no se haya recogido de forma reglamentaria. La función de inspección se define en el Título IV del RINR. inspección y vigilancia. de 10 de julio de 2009.

La NRC. 17 En la página electrónica del CSN (www. Por término medio. Los inspectores del CSN. así como las específicas de cada instalación. proteger a las personas y al medio ambiente contra los efectos nocivos de las radiaciones ionizantes. el CSN ha adoptado un nuevo programa de evaluación sistemática de la explotación de las centrales. El fin que persigue coincide con el objetivo primordial de las Principios fundamentales de seguridad del OIEA. el CSN realiza anualmente del orden de 200 inspecciones de control a las centrales nucleares que operan en España. El Programa SISC. ROP (Reactor Oversight Process). en vigor desde principios del año 2007. como agentes de la Autoridad. El primer pilar se refiere a los sucesos iniciadores de situaciones anormales e incluye las perturbaciones que se pueden producir en los equilibrios nuclear y térmico que se deben mantener en el núcleo del reactor.2 incluye un esquema fundamental del proceso seguido en el SISC. 18 El Glosario de términos nucleares del OIEA. Las áreas están soportadas por siete pilares. En todas las centrales nucleares hay inspectores residentes. producidas tanto en el propio reactor nuclear como en el sistema de conversión de la energía nuclear en energía eléctrica.es) se puede encontrar información complementaria. estableció en el año 2000 un programa de vigilancia continuada de la seguridad de las centrales de dicho país conocido como Programa de vigilancia de las centrales nucleares. la protección radiológica y la seguridad física18. en lo sucesivo SISC. que incorpora métodos novedosos de supervisión enfocados a la observación continuada del comportamiento de las centrales nucleares en operación. que vigilan in situ el funcionamiento de la central. En el área de la seguridad nuclear se definen cuatro pilares que coinciden con la iniciación y desarrollo de los accidentes. edición 2007. el cumplimiento de los requisitos de seguridad establecidos El SISC permite concentrar la vigilancia en las áreas de mayor riesgo potencial. y que solicitan y desencadenan la actuación automática del sistema de protección del reactor. En el SISC se vigilan tres áreas estratégicas: la seguridad nuclear.csn. observan con detalle. Tomando como referencia dicho programa y contando con la opinión de la NRC. denominado Sistema Integrado de Supervisión de Centrales Nucleares17. prefiere el término seguridad física en lugar del más usado protección física como equivalente del término inglés security en el sentido de prevenir y detectar actos dolosos contra las instalaciones nucleares. incrementar la transparencia del proceso de supervisión y dar respuesta a los objetivos estratégicos del CSN. La figura 3. que podría comportarse de forma anómala. LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 47 instalación y verifica que se cumplen las normas de carácter general que el CSN ha considerado aplicables. es decir. miembros del Cuerpo Técnico del Consejo. el organismo regulador de Estados Unidos.3. cuya situación mide la fortaleza de las tres áreas estratégicas que soportan. de forma continuada y periódica. El área de la protección radiológica se basa sobre dos pilares. El CSN y los titulares de las centrales nucleares utilizan el SISC como herramienta para supervisar el funcionamiento y establecer acciones correctoras en función de los resultados obtenidos de tal vigilancia. . mientras que el área de la seguridad física incluye muchos elementos confidenciales y se encuentra en desarrollo.

en este pilar se encuentran los sistemas que mantienen el reactor apagado. PREVENCIÓN DE SUCESOS INICIADORES 2. PROTECCIÓN RADIOLÓGICA DE LOS TRABAJADORES A5. El cuarto pilar examina el grado de preparación frente a emergencias internas bajo responsabilidad del titular e incluye. las vainas del combustible. SATISFACCIÓN DE TRES ÁREAS TRANSVERSALES PROTEGER A LAS PERSONAS Y AL MEDIO AMBIENTE CONTRA LOS EFECTOS NOCIVOS DE LAS RADIACIONES IONIZANTES A1. PROTECCIÓN CONTRA ACTOS HUMANOS DOLOSOS A6. que impiden el escape de productos radiactivos al exterior. los medios materiales. en el que se incluyen los sistemas de prevención de accidentes y los sistemas de mitigación de las consecuencias de los accidentes en el caso de que progresen más allá de lo previsto. el combustible refrigerado y los productos radiactivos confinados. También se incluyen los sistemas de suministro de energía eléctrica de emergencia. INTEGRIDAD Y DISPONIBILIDAD DE SIETE PILARES DE SEGURIDAD C. El tercer pilar explora la integridad de las barreras de contención de la radiactividad. ÁREA DE LA PROTECCIÓN RADIOLÓGICA 5.2 Representación esquemática del proceso del sistema de supervisión SISC OBJETIVO DE LA SEGURIDAD A. la organización y los recursos humanos disponibles. así como los resultados de los simulacros anuales. retención de productos radiactivos. mientras que la integridad del recinto de contención se comprueba periódicamente. los procesos de comunicación. la barrera de presión del refrigerante y el recinto de contención del reactor. MANTENIMIENTO DE LA INTEGRIDAD DE LAS BARRERAS DE CONTENCIÓN 4. PROGRAMA DE ACCIONES CORRECTORAS El segundo pilar contempla los sistemas de protección y mitigación. COMPORTAMIENTO HUMANO A2. aislamiento y extracción del calor de la contención. entre otros. DISPONIBILIDAD DE LOS SISTEMAS DE PROTECCIÓN Y MITIGACIÓN 3. ÁREA DE LA SEGURIDAD FÍSICA 7. ÁREA DE LA SEGURIDAD NUCLEAR 1. es decir. PREPARACIÓN PARA EMERGENCIAS RADIOLÓGICAS A4. La gestión de emergencias es la última barrera disponible para evitar y reducir los impactos radiológicos en caso de accidente grave. PROTECCIÓN RADIOLÓGICA DEL PÚBLICO A3. entre otros aspectos. Las fugas a través de vainas y barrera de presión son objeto de vigilancia continuada. control del hidrógeno.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 48 Figura 3. . VIGILANCIA DE TRES ÁREAS ESTRATÉGICAS B. así como los sistemas auxiliares soporte de los anteriores. CULTURA DE SEGURIDAD 6.

La gestión de la protección radiológica y laboral. llamado Plan Base de Inspección.1. incluyendo la formación del personal de explotación. CCH. donde se recurre a la metodología probabilista. que se describe en el apartado 4. Los resultados se combinan para determinar el estado de cada una de las áreas estratégicas y para tomar las medidas correctivas que procedan. que incluye observaciones. así como las actividades de explotación. medidas. La relevancia de los posibles hallazgos de inspección es analizada por un Comité de Categorización de Hallazgos. Las inspecciones y los indicadores de funcionamiento se usan de forma complementaria para evitar duplicaciones. Las deficiencias en estas áreas transversales se pueden manifestar como deficiencias en uno o varios pilares y son. que se exponen en el apartado 4. a menudo. que utiliza un Procedimiento de Caracterización Significativa. El sexto pilar soporta la protección radiológica del público potencialmente afectado por la presencia de la central e incluye la vigilancia de los vertidos radiactivos autorizados y los programas de vigilancia de la radiactividad en la tierra. si cada uno de los siete pilares satisface los requisitos que le corresponden. tales como el robo de materiales estratégicos y radiactivos o la realización de sabotajes. c) el programa de acciones correctoras establecido por el titular para identificar y corregir cualquier deficiencia que pueda afectar negativamente a la seguridad. Dado el carácter confidencial de este tema. Se considera que la central cumple de forma satisfactoria los límites y condiciones de la autorización de explotación. Existen también tres áreas transversales comunes a todos ellos. exámenes o pruebas directas con el fin de evaluar el estado de las estructuras. es decir las protecciones de que dispone para hacer frente a la intrusión de personas no autorizadas con intenciones dolosas. Las inspecciones son realizadas por personal del CSN de acuerdo con un programa de inspecciones.1. sus causas raíz. cada pilar se observa a través de procedimientos previamente establecidos de inspección y valorando indicadores de funcionamiento definidos con anterioridad. así como en los productos de consumo.4. el agua y el aire. se contempla de forma separada y la información no será pública. que se expone en el apartado 5. en especial el principio de la limitación de las dosis y la optimización de la exposición.2. b) la cultura de seguridad. Para comprobar tal situación. LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 49 El quinto pilar vigila el cumplimiento de los principios fundamentales de la protección ocupacional del personal de explotación contra los efectos de las radiaciones ionizantes. Las áreas transversales se refieren a: a) el comportamiento humano.3. PBI. para determinar el incremento del riesgo que supone cada hallazgo significativo de inspección. los procesos y procedimientos y la competencia del personal. . mediante tales actividades se comprueba el cumplimiento de las normas y el uso de buenas prácticas o compromisos documentados. El séptimo pilar contempla la seguridad física de la central. del CSN. sistemas. SPD (Significance Determination Process).2. componentes y materiales.

Los valores numéricos de los indicadores de funcionamiento son estimados por el titular de la central y verificados por el Consejo. Índice de Funcionamiento de los Sistemas de Mitigación (IFSM) de cada uno de los sistemas más importantes para la seguridad M2.000 horas con el reactor crítico Sistemas de mitigación M1. El co- . equipos y medios de emergencia Protección radiológica ocupacional O1. Paradas instantáneas del reactor no programadas por cada 7. en aras de lograr la máxima objetividad. después de evaluados y calificados. Control de efluentes radiactivos Tanto los hallazgos de inspección como los indicadores de funcionamiento. equivalentes a los de los hallazgos de inspección. pero obliga al titular a corregir la situación. aunque sin incremento de la inspección normal del Consejo.1 Indicadores de funcionamiento de los pilares del SISC Pilar Grado I1. Paradas del reactor no programadas con pérdida de la evacuación normal del calor residual I3. Efectividad del control de la exposición ocupacional Protección radiológica al público P1. reciben un color que muestra la importancia para la seguridad.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 50 Los Indicadores de Funcionamiento se definen para caracterizar el funcionamiento de la central mediante datos numéricos y se aplican a todos aquellos aspectos de la seguridad y de la protección radiológica razonablemente susceptibles de ser cuantificados. Instalaciones. Actividad específica en el refrigerante del reactor Integridad de barreras B2. Tabla 3. La tabla 3. Fugas del sistema de refrigerante del reactor E1. Organización de la emergencia E3.000 horas con el reactor en estado crítico Sucesos iniciadores I2. un hallazgo de inspección verde tiene un impacto sobre la seguridad pequeño o nulo y supone un comportamiento aceptable sin impacto apreciable para la seguridad.1 incluye los indicadores correspondientes a los pilares del SISC. Fallos funcionales de los sistemas de seguridad B1. Respuesta ante situaciones de emergencia y simulacros Preparación para las emergencias E2. Los resultados de los indicadores se clasifican en rangos de importancia preestablecidos. Cambios de potencia no programados por cada 7. Mientras que un indicador de funcionamiento verde significa una situación aceptable. el color asignado se transmite al pilar correspondiente.

LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 51 lor blanco indica un funcionamiento fuera del rango esperado.es). podrá imponer multas coercitivas según el valor de la sanción prevista en el régimen sancionador para la infracción apreciada. Los resultados de estas revisiones se documentan y se traslada la información por escrito al titular. en la que se definen cinco situaciones de menor a mayor importancia en función del estado del SISC.2. de reforma de la Ley de creación del CSN. con quien se discute el funcionamiento anual de la planta.3 La función correctora: evaluación y notificación de incumplimientos El régimen sancionador se encuentra recogido en la LEN. En el caso de producirse un hallazgo de inspección relevante para la seguridad o la superación de algún umbral correspondiente a los indicadores de funcionamiento. la inspección del CSN tiene la potestad de exigir la parada de una central nuclear si existiese un riesgo intolerable. La Matriz de Acción de cada central se publica también en la página electrónica del CSN. habiendo sufrido importantes cambios en la Ley 33/2007. El CSN publica en su página electrónica19 cada trimestre los resultados de los indicadores de funcionamiento para cada central del parque nuclear.csn. El rojo indica una reducción significativa del margen de seguridad en el área medida por el indicador de funcionamiento.2. Si ello no fuera atendido. En la tabla 3. aunque con una pequeña reducción en el margen de seguridad. Estas tres situaciones originan una corrección más activa del titular y un incremento creciente de la inspección reguladora.2 se define cada una de las situaciones y se indican las acciones del CSN en función de la situación de la central. Tras la evaluación del último trimestre del año. 3. El amarillo indica que los objetivos de seguridad se siguen cumpliendo. las conclusiones son presentadas formalmente por el CSN en el emplazamiento de cada central a su personal directivo. se adoptan medidas correctoras en función del impacto de dichas deficiencias. . 19 Esta información es accesible al público a través de la página electrónica del CSN (www. indicando en qué columna de la matriz se sitúa. La actuación del CSN es gradual en función de la posición en la Matriz de Acción.3. La integración de la información de los indicadores y de los hallazgos de inspección se realiza a través de la denominada Matriz de Acción. Trimestralmente el CSN realiza una evaluación del funcionamiento de cada central nuclear utilizando los datos de los indicadores de funcionamiento y los hallazgos del Programa de Inspecciones. pero satisfaciendo los objetivos de su pilar de seguridad.2. Alternativamente a la propuesta de apertura del expediente sancionador. Se considera con detalle en el apartado 2. Por otro lado. El CSN está habilitado para proponer a la DGPEM del MITYC apertura de expedientes sancionadores en las materias de su competencia. el CSN está facultado para apercibir al titular de la actividad y requerir las medidas correctoras que correspondan.

Puede ser realizado por una parte independiente. Pilar degradado Un pilar de la seguridad degradado (dos resultados blancos en el mismo pilar o uno amarillo o tres resultados blancos en un área estratégica) Objetivos de los pilares satisfechos con una reducción mínima de los márgenes de seguridad IV. Supervisión del CSN Programa base suplementado con análisis de causa raíz efectuado por el CSN El CSN requiere al titular un plan de mejora que será evaluado por el CSN e implantado bajo su supervisión Cese de la explotación de la central V. Funcionamiento inaceptable No es posible garantizar el funcionamiento sin riesgo Reunión del Pleno del CSN con los responsables de las compañías propietarias de la instalación Se necesita informe favorable del CSN para que la central reanude su operación.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 52 Tabla 3. Respuesta del titular Todos los hallazgos de inspección e indicadores de funcionamiento en verde Mantener el programa base de inspección y resto de elementos del SISC Objetivos de los pilares satisfechos Reunión con el Titular II. Degradaciones múltiples Varios pilares de la seguridad degradados. Respuesta reguladora No más de dos resultados blancos en pilares de seguridad diferentes Objetivos de los pilares satisfechos Análisis de causa raíz y acciones correctivas del titular supervisadas por el CSN Programa base suplementado con inspección adicional sobre análisis de causa raíz y acciones derivadas Posible Instrucción Técnica de la Dirección Técnica de Seguridad Nuclear III. más de dos resultados amarillos.2 Matriz de acción del SISC y respuesta del Consejo de Seguridad Nuclear Denominación del estado del SICS Respuesta del CSN I. identificación de causas y acciones del titular Autoevaluación por el titular para identificar la causa raíz de los problemas colectivos con supervisión del CSN Reunión del CSN con la dirección de la central o los responsables de las compañías propietarias Análisis y plan de mejora del titular para corregir los problemas. El CSN realizará cuantas inspecciones y análisis considere necesarios para emitir informe favorable . un resultado rojo o un pilar degradado durante cinco o más trimestres Objetivos de los pilares satisfechos con temas abiertos durante un período largo o con una reducción significativa de los márgenes de seguridad Reunión del personal directivo del CSN con el de la organización de explotación Inspecciones necesarias para una evaluación independiente por el CSN de la extensión de los problemas.

en la fábrica de combustible de Juzbado. 20 El español es idioma oficial del OIEA. organización y responsabilidades del CSN y observaron las inspecciones del CSN en varias centrales nucleares. se encuentran en la página electrónica del CSN a disposición pública (IAEA. la publicación oficial del CSN. en especial la organización interna del mismo.2. Siguiendo el procedimiento usual de las misiones del OIEA. el CSN acogió su primera misión de evaluación IRRS por un equipo de 23 expertos procedentes de 15 países. sugerencias y buenas prácticas o fortalezas del sistema analizado. LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 53 3. las referencias más comúnmente aceptadas. Durante los días 28 de enero a 8 de febrero de 2008.3. 2008a). También se valora de forma muy positiva la Organización de respuesta ante emergencias y el equipamiento de la SALEM. en el almacén de residuos radiactivos de media y baja actividad de El Cabril. del OIEA consisten en la revisión integral del sistema de seguridad nuclear. y el acceso público a sus resultados a través de la página electrónica del CSN y de la revista ALFA. 27 sugerencias y cinco recomendaciones. clasificadas en diez áreas. los documentos del Organismo son originalmente producidos en inglés y posteriormente traducidos a los idiomas oficiales. protección radiológica y seguridad física de un país. Los documentos traducidos se identifican como documentos OIEA. tanto en los procesos de evaluación continuada de la seguridad como en las revisiones periódicas para la renovación de las autorizaciones de explotación. en especial los requisitos legales y estatales sugeridos por el OIEA en el documento GS-R-1 (OIEA. entre las fortalezas se destaca la implantación del SISC. y en diversas instalaciones radiactivas. Se destaca como una muy buena práctica el requisito del CSN sobre la aplicación condicionada y retrospectiva de la normativa internacional. en general. 2000)20.2. El documento oficial.3 REVISIÓN INTERNACIONAL DE LA SITUACIÓN REGULADORA NACIONAL Las misiones Integrated Regulatory Review Service.C. En lo que se refiere a las centrales nucleares. . el sistema regulador español. identificándose 19 buenas prácticas. El resultado de la misión se consideró muy favorable. la publicación oficial del CSN. un informe muy elaborado de 160 páginas. las funciones. Al mismo tiempo realizaron entrevistas al personal de las mismas. para mejorar el funcionamiento del CSN y. los no traducidos como IAEA. Durante el IRRS. en especial la normativa desarrollada para cada uno de ellos. en la mina de uranio de Saelices. el informe emitido concluye con un conjunto de recomendaciones. inspección y coerción. El objetivo de una misión IRRS consiste en evaluar el marco legal en el que se desenvuelve el organismo regulador. Lentijo (2008) en la revista ALFA. que se expone en el apartado 3. los procedimientos de evaluación. Mellado y J. en lo sucesivo IRRS. así como su versión traducida al español. en el Ciemat. El desarrollo y resultados de la misión IRRS al CSN han sido glosados por I. los expertos internacionales analizaron la pirámide de normativa nacional.

de modo sistemático. 2007). En concreto se sugiere que se considere cuidadosamente por el CSN y se debata con el Comité Asesor la posibilidad de que la transparencia y la comunicación que se buscan tengan efectos adversos no deseados para la seguridad. los componentes de la Misión reconocen las dificultades y retrasos nacionales en la gestión definitiva del combustible irradiado y los residuos de alta actividad e in- Participantes en la misión Integrated Regulatory Review Service del OIEA . El documento solo incluye cinco recomendaciones. la aplicación de la experiencia operativa y consideración de los factores humanos y la gestión de las actas de inspección. destaca la sugerencia que afecta al funcionamiento del Comité Asesor para la transparencia y comunicaciones. En el área de la gestión de los residuos radiactivos. que permitan la comprensión y la interpretación del lenguaje utilizado en los países de origen y en las propias normas del OIEA. que el CSN ejerza su autoridad para constituir comisiones asesoras de naturaleza técnica. se recomienda recopilar y presentar. previsto en el artículo 15 de la Ley 33/2007.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 54 Entre las sugerencias contenidas en el informe referenciado. del 7 de noviembre (Ley. También se sugiere. También se sugiere completar con urgencia la pirámide normativa prevista en el Plan estratégico del CSN y crear un glosario de términos que constituyan la base de los documentos reguladores y normativos. invocando la práctica internacional. los resultados de las inspecciones e informar a los titulares. por la que se modifica la Ley 15/1980 de creación del CSN (Ley. Se formulan también sugerencias valiosas con respecto a las modificaciones de diseño. dentro del área legislativa y gubernamental. En el área de la inspección y coerción. 1980).

Posteriormente. LAS FUNCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR 55 vitan al CSN a trabajar con otras autoridades para la resolución del problema. el propio CSN organizó una jornada de alto nivel sobre las lecciones aprendidas en el IRRS en el que participaron técnicos del CSN. Sede del Organismo Internacional de Energía Atómica en Viena . La misión de revisión del cumplimiento de sugerencias y recomendaciones está prevista para el año 2011. 2008). se recomienda al CSN la creación de un programa de auditorías internas y el establecimiento de un sistema de gestión de los temas que requieran ser mejorados. En el área de la gestión.3. de las empresas eléctricas y de las centrales nucleares. el sistema de gestión por medio de recursos internos y externos. a intervalos. entre otros asistentes (CSN. Dentro de la misma área se recomienda también desarrollar una metodología para revisar.

.

57 4. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR .

expedidores y transportistas también tienen responsabilidades jurídicas. pero estas son de tipo secundario o contractual.1 incluye un organigrama de tal comité. y a mantener y mejorar la seguridad de la instalación haciendo uso de la retroalimentación de la experiencia operativa propia y ajena que sea aplicable. de desmantelamiento. pero tal cambio debe ser solicitado.. Por lo general. fabricantes. informado por el CSN. la titularidad puede cambiar. En el régimen jurídico nacional. La figura 4. los titulares de las centrales nucleares disponen de un Comité de Energía Nuclear en el seno de la Asociación Española de la Industria Eléctrica. y satisfacer los requisitos que salvaguardan los usos pacíficos de la instalación. ha asumido tal responsabilidad en el desmantelamiento de las centrales nucleares Vandellós I y José Cabrera. de los Principios fundamentales de seguridad del OIEA asigna a quién ha de corresponder la responsabilidad primordial de la seguridad de la instalación: ‘La responsabilidad primordial de la seguridad debe recaer en la persona u organización a cargo de las instalaciones y actividades que generan riesgos asociados a las radiaciones’. en lo sucesivo UNESA. El RINR acepta que la titularidad del desmantelamiento. Responsabilidad primordial significa la primera y más significativa. en su caso. en lo sucesivo ENRESA. el titular está obligado. como paso previo necesario para la aprobación por el MITYC y su introducción en la autorización que corresponda. la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos. S. profesionales o funcionales respecto a la seguridad. a tomar las medidas necesarias para garantizar la salud y seguridad de los trabajadores. quien debe verificar si el nuevo titular acepta la responsabilidad que asume y dispone de recursos humanos y financieros para satisfacerla completamente. que decidieron la construcción y explotación de la central nuclear. por tanto la responsabilidad primordial de tales actividades. o asociación de compañías. constructores. tal persona es el titular de la autorización. La transferencia de responsabilidad es un acto formal que requiere la previa descarga y gestión del combustible irradiado y el acondicionamiento de los residuos de operación por parte del titular de la autorización de explotación. la titularidad de las centrales nucleares españolas reside en la compañía. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR El Principio 1. En el caso de España. a proporcionar un conocimiento y formación adecuada al personal de explotación y. Para satisfacer tal responsabilidad primordial. A causa de transacciones u otras actividades comerciales.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 58 4. contratistas. que se define de forma inequívoca en la correspondiente autorización y puede ser una persona física o una entidad jurídica.A. entre otros compromisos. por lo general relacionados con la redacción e interpretación de Instrucciones y Guías de Seguri- . debe cuidar de la protección física de la instalación contra robos y sabotajes. diseñadores. Responsabilidad de la seguridad. Para responder de forma unánime a los requisitos comunes. Otros agentes. puede ser diferente del titular de la explotación. Además. Destaca la relación formal establecida con el CSN y sus grupos mixtos en los cuales se discuten temas de interés común.

de modo que la formación del personal de explotación revistió un carácter estratégico. Un elemento clave en la fiabilidad del factor humano lo constituye su competencia. Administradores G. que en su conjunto recibió un impulso considerable hacia la autosuficiencia tecnológica en ingeniería. adquiridas . Figura 4. que requería un desarrollo normativo adecuado y la creación de los recursos materiales e institucionales necesarios para formar al personal necesario. Protección Física COMISIÓN GARANTÍA DE CALIDAD. El Comité cuenta con cinco Comisiones específicas en las que se acuerdan normas y guías de interés común que refuerzan el sentido y cumplimiento de la responsabilidad adquirida. que fue creciendo a lo largo de las distintas etapas del desarrollo nuclear. Seguros Nucleares G. habilidades y actitudes que.4. construcción. ORGANIZACIÓN Y FACTORES HUMANOS 4. T. entendida como el conjunto de conocimientos.1 Organigrama del Comité de Energía Nuclear de UNESA COMITÉ DE ENERGÍA NUCLEAR Línea de dependencia Línea de coordinación ESTRUCTURA INTERNA RELACIONES EXTERNAS CSN ENRESA COMITÉ ESTRATÉGICO CSN / UNESA COMITÉ DE ENLACE CSN / UNESA GRUPO MIXTO DE SEGURIDAD NUCLEAR GRUPO MIXTO DE PROTECCIÓN RADIOLÓGICA Y SANITARIA COMISIÓN PARITARIA ENRESA / UNESA GRUPO MIXTO DE INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO COMITÉ DE GESTIÓN COMISIÓN OPERACIONES COMISIÓN TECNOLOGÍA COMISIÓN PROTECCIÓN RADIOLÓGICA Y RESIDUOS RADIACTIVOS COMISIÓN SEGURIDAD Y LICENCIAMIENTO G. T. Desde el principio se asumió la responsabilidad de explotar las centrales nucleares de forma segura y fiable. bienes de equipo y servicios.1 LA FORMACIÓN EN LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS La planificación nuclear española asignó un papel relevante a la participación de la industria nacional. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 59 dad. T.

LS. Por tanto. cuyo desempeño.1 Evolución de la normativa nacional sobre formación del personal de explotación de las centrales nucleares El primer RINR. Dichos Reglamentos reconocen la importancia de la protección radiológica del personal de explotación y establecen que debe existir un Jefe de Servicio de Protección Radiológica acreditado con un diploma también expedido por el CSN. que capacita para dirigir el funcionamiento de la instalación y las actividades de los operadores.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 60 a través de la formación y la experiencia. 2008) y establece que: ‘El personal que manipula los dispositivos de control de una instalación nuclear…. creó un Tribunal de Licencias y estableció guías sobre las cualificaciones y requisitos exigidos a los candidatos. La antigua JEN. en lo sucesivo IS. para cada uno de los tres colectivos de personas a que se refiere el RINR: a) La Instrucción IS-11 (Instrucción. aspectos que se desarrollan en los apartados que siguen. Las autoridades y los representantes de la industria reconocieron con prontitud que la adquisición de las competencias requeridas para la explotación segura y fiable de las centrales nucleares se habría de basar en el desarrollo de normativa nacional específica y suficiente. redunda en la mejora de la seguridad. disponibilidad y eficiencia económica en la explotación de las instalaciones nucleares. es una tarea fundamental que dicho personal cuente con programas de formación que cubran los conocimientos básicos y las necesidades específicas de cada puesto de trabajo. El CSN ha promulgado Instrucciones de Seguridad. con mínimo error. 4. Sobre estas bases y experiencia. del desarrollo de una infraestructura técnica e institucional y de la colaboración con organismos e instituciones internacionales. 2007a) se refiere al personal que requiere licencia de operación. que capacita para la manipulación de los dispositivos de control y protección de la instalación y Licencia de Supervisor. Dentro de este concepto se entiende la capacitación como herramienta estratégica de mejora en el camino hacia la excelencia en la actuación humana. el CSN ha mantenido el Tribunal de Licencias y ha emitido Instrucciones técnicas que regulan el proceso. LO. . como se describe más adelante. Este Título ha sido mantenido y ampliado en las sucesivas revisiones del RINR en 1999 y 2008 (Decreto. de 21 de julio de 1972 (Decreto. responsable de estas actividades hasta la creación del CSN. Esta temprana consideración ha creado un sistema muy sólido y eficaz de formación y concesión de licencias al personal de explotación de las centrales nucleares que es considerado como referente mundial. Dichos Reglamentos definen dos clases de licencias: Licencia de Operador. deberá estar provisto de una licencia específica del CSN’.1. de la disponibilidad de centros educativos y de investigación. conducen a un desempeño excelente. 1972) dedicaba el Título V al personal de las instalaciones nucleares. o que dirija dichas manipulaciones.

2007b) se refiere al personal de explotación propio y contratado. si así se solicitase. de la correspondiente instalación. Los programas de formación y entrenamiento inicial y continuado deberán ser aceptados por el Tribunal de Licencias del CSN y estarán conformes con la Guía de Seguridad 1. con capacidad para simular con fidelidad el funcionamiento de la central en condiciones normales. 21 Se entiende por simulador de alcance total al que representa fielmente la sala de control de la central y su funcionamiento. poseer una titulación universitaria de grado medio o titulación equivalente. como mínimo. Seguidamente se exponen las cualificaciones requeridas para solicitar una Licencia de Supervisor o de Operador. Entrenamiento. c) La Instrucción IS-03 (Instrucción. de acuerdo con las denominaciones específicas del Reglamento de Explotación de la central específica a la que se aplique. Los aspirantes a una licencia deben. Personal con licencia. RF. que se comprueban mediante reconocimientos médicos anuales. El titular de la central debe elaborar un programa de formación inicial para los aspirantes a una licencia. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 61 b) La Instrucción IS-12 (Instrucción. las modificaciones que se hayan introducido en la central y la nueva normativa. La Instrucción IS-11 del CSN especifica los requisitos que deben satisfacer los aspirantes a la obtención de una licencia de operación. y que satisface los requisitos de salud física y estabilidad psíquica establecidos. procedimientos de operación y requisitos de garantía de calidad. Estos programas deberán ser evaluados anualmente y revisados por el titular para garantizar su efectividad.1 del CSN (Guía de seguridad. aportando la experiencia operativa propia y ajena. 1986). La Licencia de Supervisor capacita a su titular para ejercer los puestos de Supervisor de turno. para las licencias de operador se podrían además aceptar solicitantes con formación equiparable y adecuada sobre seguridad nuclear y protección radiológica apreciada por el CSN. tanto en circunstancias normales como anormales y en caso de accidente.4. Formación académica. cuyas líneas generales constarán en el Reglamento de Funcionamiento. 2002) se refiere al reconocimiento como diplomado en protección radiológica. Formación específica. en todos los niveles. La formación inicial y continuada del personal de operación de las centrales nucleares. El titular mantendrá registros de estos programas en archivos que garanticen su integridad y accesibilidad. El programa de formación debe contemplar el entrenamiento en un simulador 21 de alcance total adecuado y aceptado por el CSN para la central para la que se solicita la licencia. Las licencias son específicas de la instalación a la que se apliquen. Seguidamente se exponen los requisitos básicos de dichas instrucciones. Jefe de sala de control. La Licencia de Operador capacita al titular para ocupar los puestos de Operador de reactor u Operador de turbina y. para supervisar las alteraciones del núcleo y el movimiento del combustible. siguiendo el correspondiente programa de entrenamiento. está regulada por Instrucciones y verificada por el Consejo de Seguridad Nuclear El titular de una LS o LO deberá acreditar ante el CSN que posee conocimientos teóricos y prácticos y aptitud para el desempeño de su puesto de trabajo. . transitorias y de accidente. Jefe de turno o Ayudante de Jefe de turno.

Escenarios de Emergencias Entrenamiento en el Puesto de Trabajo • • • • 1.000 horas Prácticas en la Sala de Control de la Central Procedimientos de la Central y Específicos de Sala de Control Familiarización con la Sección de Operación y demás Secciones y Departamentos de la Central Identificación de Equipos en Planta Preparación de Exámenes Finales • Repaso de las materias del examen teórico • Repaso de Escenarios en Simulador • Preparación del Examen de Planta 930 horas (incluye 84 horas de simulador) . sin embargo. se exige una experiencia mínima de tres años habiendo ejercido el puesto de Operador con Licencia de modo efectivo.550 horas 1. Turbina y Alternador Almacenamiento y Manejo de Combustible Factores Humanos Salud Laboral y Primeros Auxilios Protección y Lucha Contra Incendios Medio Ambiente Protección Radiológica Experiencia Operativa de la Central y Ajena Normativa y Documentos de Explotación de la Central Análisis Probabilístico de Seguridad Manual de Accidentes Severos Prácticas de Operación en Simulador • • • • • • • 990 horas (incluye 370 horas de simulador) Sesiones de Familiarización con los Paneles de Sala de Control Instrucciones de Operación Especificaciones de Funcionamiento Operaciones Normales Requisitos y Procedimientos de Vigilancia Operaciones Normales con Malfuncionamientos y Transitorios Procedimientos de Operación de Emergencia. una vez concedida la licencia. de Proceso. Descripción de Sistemas Control y Protección de Reactor. Tabla 4. Lógicos y de Cableado Física de Reactores y Termohidráulica Resistencia de Materiales y Química Aplicada a Operación Criterios de Diseño Seguridad Nuclear y Cultura de Seguridad Tecnología de la Central. el titular deberá programar un período de tutela efectiva directa en sala de control bajo la supervisión de un operador experimentado. Los aspirantes a una LO no necesitarán acreditar experiencia previa.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 62 Experiencia. En el caso de los aspirantes a una LS.1 Materias y dedicación en horas de un programa de preparación de licencia de operador de una central nuclear española Módulos Teóricos • • • • • • • • • • • • • • • • • • Fundamentos Científicos y Tecnológicos de centrales nucleares Interpretación de Diagramas de Flujo.

tales como los Técnicos de Mantenimiento. y mantenga su capacitación y aptitud para el puesto de trabajo. modificaciones de diseño y de procedimientos. En la práctica. donde cada candidato se evalúa independientemente en una prueba de grupo de forma similar a como se realizaría en sala de control. . En general. y se conceden por un período de seis años renovables. y la calificación mínima requerida para superar las pruebas es del 80% sobre 100%. y un recorrido por planta. Analistas Químicos e Ingenieros. las competencias adquiridas durante la formación inicial se mantienen y actualizan mediante programas de formación continuada que incluyen.4. Monitores de Protección Radiológica. La superación de estos exámenes dará paso a los candidatos a la obtención de la licencia solicitada. cuya calificación global ha de superar el 80%. antes de la promulgación de dicha Instrucción existía y se utilizaba como referencia sectorial la Guía de cualificación. El personal de explotación que no requiere Licencia. al menos. La renovación requiere que el interesado haya ejercido su actividad durante. entrenamiento y experiencia del personal de centrales nucleares (CEX-37). desarrollada en el ámbito de UNESA. Cuando el titular considera que se ha completado la formación. circunstancias que son evaluadas por el Comité de Licencias del CSN. los candidatos solicitan la concesión y se someten a examen ante el Tribunal de Licencias del CSN que incluye: tres días de exámenes escritos. lecciones aprendidas de la experiencia operativa. La Instrucción IS-11 establece los requisitos de formación continua que han de satisfacer los titulares de las licencias. aproximadamente. adquiere la experiencia necesaria en la central. entre otros. La entrada en vigor de la misma ha aportado una novedad significativa al marco normativo aplicable a la formación. entre otros temas. La tabla 4. que consta de una sesión de gabinete sobre el uso de procedimientos de operación y aspectos administrativos. Las licencias de operador y supervisor son personales e intransferibles. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 63 A título de ejemplo. completándolo con un programa teórico de más de 100 horas anuales. y un examen sobre la propia central. Durante el entrenamiento se evalúa de forma continua el aprovechamiento mediante pruebas periódicas y excluyentes. específicas para la instalación solicitada. la mitad de su período de validez. sobre temarios especificados en los apéndices a la Instrucción IS-11. el candidato se forma en los aspectos más teóricos y tecnológicos. también disponen de programas de formación inicial y continuada de acuerdo con la Instrucción de Seguridad IS-12. Durante los primeros diez meses. exámenes en el simulador de la central. posteriormente integra todos estos conocimientos en su aplicación práctica en el simulador durante seis meses. así como el personal de las empresas externas que eventualmente o de manera permanente prestan sus servicios a las centrales nucleares. Personal sin licencia. el programa de preparación de un operador de sala de control dura 30 meses. los turnos de operación entrenan en el simulador una semana cada semestre (30-40 horas). finalmente. y repaso de los fundamentos más importantes de cada área de especialización. formación.1 incluye las materias de un programa típico de preparación de una LO de una central nuclear española. durante el cual el aspirante ha de identificar los distintos componentes de la instalación y su función.

no solo al personal de plantilla. El titular. . requiriendo o proporcionando la formación complementaria que fuera necesaria. que incluye los requisitos mínimos de titulación académica. 2. sino también al personal externo cuyas funciones pudieran afectar a la operación segura de la planta. que se consideren necesarios para cada puesto de trabajo. inicial y continua. La repercusión ha sido significativa en áreas como el mantenimiento. El titular es responsable de establecer las provisiones que garanticen la obtención y el mantenimiento de una cualificación adecuada del personal contratado. que no solo ha afectado a las unidades de formación del titular. con énfasis en el desempeño del personal en sus respectivos puestos. Ese enfoque ha de comprender las siguiente fases: análisis de funciones y tareas. El que desempeña funciones que corresponden a un puesto definido en la organización o que realiza funciones de apoyo de forma continuada. en función de la relevancia para la seguridad de los diferentes trabajos que ofertan. para los que se exige la misma cualificación que al personal de plantilla. y se han definido las carencias y tramos formativos pendientes de satisfacer. desarrollo de los materiales y prácticas de instrucción que soportan el programa. Los criterios de cualificación se han tipificado atendiendo a los requisitos asociados a las funciones y tareas a realizar. Para este personal. se toman como referencia los programas de formación de la plantilla en lo que se refiere a formación inicial básica y específica. una vez establecidos los requisitos mínimos de cualificación exigidos. cuyos programas de formación se han reforzado. dependiendo tanto del tipo de trabajo como del área de la planta en la que se desarrollase el trabajo. que la convierta en una herramienta orientada a las necesidades específicas del personal para su adecuado desempeño funcional. aportando los recursos materiales y humanos necesarios y. basado en dichos objetivos de aprendizaje. evaluación y revisión sistemática del programa. sino al conjunto de cada organización. Desde el punto de vista metodológico. Se ha de garantizar que la selección de personal o empresas externas es adecuada desde el punto de vista de la formación. debe comprobar que el sistema de calidad de la empresa externa contempla medidas para asegurar la competencia de sus trabajadores y verificar la cualificación individual del personal asignado a cada trabajo. El que presta servicios con carácter esporádico. de forma que se garantice el desempeño eficiente y seguro de las funciones asignadas. y a clasificar los contratistas. Hay que distinguir dos grandes grupos de personal externo: 1. diseño del programa de formación. la respuesta a las nuevas exigencias significa aplicar un enfoque sistemático a la formación. los titulares han realizado análisis orientados a definir los requisitos de cualificación mínimos necesarios para cada puesto de trabajo. finalmente.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 64 Las exigencias contenidas en la instrucción IS-12 han determinado una clara necesidad de adaptación. para determinar las necesidades de formación y objetivos de aprendizaje. como principal fuente de retroalimentación. En línea con ese planteamiento. experiencia y formación. implantación del programa. Resulta aún más significativo que los requisitos de instrucción alcancen.

que requieren las centrales nucleares. que incluyen la descripción general de la planta e instalaciones. Analizan y evalúan. El reconocimiento de Técnico Experto en Protección Radiológica en una central nuclear determinada corresponde al Jefe diplomado del Servicio de Protección Radiológica de . y requerirles o proporcionarles: a) Los módulos de formación inicial básica. previo a su incorporación a las tareas objeto de contratación. tales como las relativas a la experiencia operativa. Los responsables de las distintas unidades organizativas determinan el personal necesario y la formación y cualificación requeridas. salud e higiene en el trabajo. plan de emergencia interior. seguridad industrial. Es imprescindible emprender una intensa campaña de reclutamiento y transmisión de la experiencia adquirida Los Jefes del Servicio de Protección Radiológica necesitan un diploma expedido por el CSN que les cualifica para dirigir las actividades de protección radiológica en la central nuclear donde trabajen. El diploma que. en su caso. construcción y puesta en marcha de las centrales nucleares en explotación El titular debe seleccionar solo empresas cualificadas. un Tribunal designado por el CSN somete al candidato a un examen de aptitud que consiste en una prueba teórica y otra práctica sobre los temas específicos que figuran en los apéndices a la Instrucción. modificaciones de diseño. que se basará en actualizaciones necesarias. cambios en los procedimientos o novedades normativas. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 65 Antes del año 2020. junto con las unidades de entrenamiento. Los titulares de las centrales españolas han desarrollado procedimientos que establecen los criterios para evaluar las necesidades de formación del personal contratado. se habrán jubilado todas aquellas personas que participaron en el diseño. y c) La formación continuada o reentrenamiento. las necesidades del personal externo en cuanto a la formación general. apartado j. Se exige un certificado de aptitud para realizar las actividades que implican riesgo de exposición asociado al puesto de trabajo. de la Ley 15/1980 (Ley. según los requisitos que aplican para su personal de plantilla. tecnológica y específica e identifican las acciones necesarias para alcanzar la cualificación requerida. La Instrucción IS-03 del CSN regula la concesión de diplomas de Jefe de Servicio de Protección Radiológica. y cultura de seguridad. de conformidad con lo establecido en el Capítulo IV del Reglamento sobre Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes (Decreto.4. De esta forma se han generado módulos formativos que deben impartirse a ese personal. 1980). 2001). b) La formación inicial específica. basada en el análisis de las tareas a realizar y los aspectos de seguridad asociados. seguridad física. Admitida la solicitud. Los aspirantes deben ser titulados universitarios superiores y demostrar haber recibido una suficiente formación básica sobre los fundamentos y la tecnología de la protección radiológica y una formación especifica sobre las características de seguridad y protección radiológica de la instalación en la que vayan a ejercer sus funciones y demostrar una experiencia mínima de tres años en el campo de la protección radiológica. garantía de calidad. se emita tiene validez indefinida en la entidad solicitada. Personal del Servicio de Protección Radiológica. y el reconocimiento de Técnico Experto en Protección Radiológica a que se refiere el artículo 2. protección contra incendios. protección radiológica básica y específica.

La formación básica se adquiere en las universidades e instituciones de formación e investigación. en especial en las Escuelas de Ingeniería Industrial de Barcelona. ETSII. 4.1. Cataluña y Valencia. Estas actividades declinaron de forma relevante a partir de la moratoria nuclear que estableció el Plan Energético de 1983. Las universidades politécnicas de Madrid. servicios y fabricantes. así como el personal de la JEN responsable de la evaluación e inspección y protección radiológica de las nuevas centrales nucleares españolas de la primera familia.2 Evolución de la educación superior en energía nuclear La educación superior y profesional en las ciencias y tecnologías nucleares es imprescindible para que la nación se beneficie de las ventajas que aporta la energía nuclear Los recursos humanos que necesitó el desarrollo nuclear español en las empresas eléctricas. de 29 de abril. los fabricantes y suministradores de equipos. plantean la necesidad de garantizar. en colaboración con instituciones internacionales públicas y privadas y bajo la vigilancia y regulación ejercida por el CSN. la formación específica la aportan los propios titulares o empresas creadas por ellos para tal fin. Madrid y Valencia. con este último fin se creó el Instituto de Estudios Nucleares dentro de la antigua JEN y se abrió la posibilidad de crear otros centros de investigación y enseñanza tanto públicos como privados.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 66 la central y cualifica a quien lo recibe para trabajar profesionalmente en dicho Servicio. entre otras. de las que destacan: a) El Máster en Ciencia y Tecnología Nuclear de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales. En dicho Instituto se impartieron numerosos cursos de larga duración que fue la más temprana fuente principal de recursos humanos con formación nuclear para las empresas eléctricas. como ya ocurre en otros países. UPM. tal actividad se trasladó paulatinamente a instituciones nacionales. técnicos y especialistas competentes en materia nuclear. Bilbao. que ha de ser continuada. las empresas de ingeniería y de servicios y la función reguladora. y en los organismos de control de los países origen de los distintos proyectos. El relevo generacional de las plantillas de las centrales actualmente en explotación. La Instrucción IS-03 regula los requisitos necesarios para conseguir tal acreditación. que requiere una titulación mínima de Formación Profesional de grado superior o equivalente. con el objetivo claro de proporcionar formación en las ciencias y técnicas nucleares. . el potencial alargamiento de la vida en servicio de las centrales del parque actual y la necesaria construcción de nuevas unidades nucleares. que ahora realizan dicha tarea de forma autónoma y satisfactoria. una formación básica sobre la protección radiológica y específica. sobre Energía Nuclear dedicó su Capítulo III a la investigación y a la enseñanza. una experiencia mínima de tres años y un certificado de aptitud como trabajador profesionalmente expuesto. donde se formaron muchos de los expertos ahora responsables del parque nuclear nacional. junto con instituciones y empresas del sector. de la Universidad Politécnica de Madrid. de ingeniería. Poco tiempo después se dotaron y crearon cátedras universitarias específicas. recibían su formación en los centros especializados de las empresas suministradoras. en número y calidad suficiente. sobre las peculiaridades de la instalación donde vaya a realizar su trabajo. ofrecen especialidades y doctorados sobre ingeniería nuclear. La Ley 25/1964.

el accionariado de Tecnatom pasó a las empresas eléctricas y comenzó el desarrollo de la infraestructura técnica y humana que requería la formación del personal de explotación. la administración y los centros de investigación. Dentro de dicha Comisión. la construcción y la puesta en marcha de la central nuclear José Cabrera. el conocimiento y la experiencia b) El Máster en Tecnologías de Generación de Energía Eléctrica. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 67 El libro del conocimiento nuclear está a disposición de todos. el mantenimiento y la formación del personal de explotación. La Plataforma CEIDEN tiene actualmente varios programas o proyectos en curso.4. de la ETSII-UPM y Tecnatom. La creación de conocimiento nuclear nuevo está soportada por los proyectos de Investigación y Desarrollo. universidades y empresas del sector de la energía nuclear. así como la participación en programas internacionales. y c) El Máster en Ingeniería Nuclear y Aplicaciones (MINA) del Instituto de Estudios de la Energía del Ciemat. el entonces Ministerio de Industria y Energía y los principales agentes implicados en el sector nuclear constituyeron la Comisión Estratégica de Investigación y Desarrollo Nuclear. replicando las dos tecnologías de centrales de agua ligera . Se concluye que en España existen programas académicos y de investigación que pueden transmitir a las nuevas generaciones el conocimiento nuclear ya adquirido y los conocimientos que requieren las nuevas tecnologías nucleares. se constituye la Plataforma Tecnológica de Energía Nuclear de Fisión. En el año 1957 se creó la empresa Tecnatom. En 1999. las empresas e instituciones del sector. procurando orientar de forma coherente los esfuerzos de las entidades implicadas.1. cuya misión inicial más significativa fue la participación en el control de calidad del diseño. Desarrollo de simuladores La evolución de la infraestructura técnica e institucional es también relevante. Destacan también las Cátedras específicas que subvenciona el CSN en las Escuelas de Ingenieros Industriales y de Ingenieros de Minas de la UPM y en la Escuela de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Cataluña. que incluye el Curso de Especialización en Tecnología de Generación Nuclear. 4. I+D. UAM.3 Evolución de la infraestructura técnica. ofrecido por las universidades y centros de investigación y servicios. y se adquiere una experiencia práctica valiosa participando en proyectos reales ofrecidos por las entidades participantes en tales cursos. la inspección. también conocida como CEIDEN. El primer encargo que recibió Tecnatom del sector eléctrico fue la construcción y operación de un centro de adiestramiento dotado con simuladores de alcance total. en lo sucesivo CEIDEN. entre otros aspectos. En este tipo de programas se obtiene un conocimiento científico y técnico riguroso y de alto nivel. A partir de 1973. pero solo pueden leerlo con ventaja los que han participado en su redacción a través de la investigación. La experiencia adquirida y el entusiasmo nuclear del momento indicaban con claridad a las empresas eléctricas con intereses nucleares la necesidad de disponer de una empresa de servicios a la explotación que incluyese. que llevan a cabo en un esfuerzo compartido las universidades. en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid. en el año 2007. incluida la formación del personal. cuyos objetivos son coordinar los diferentes planes y programas nacionales de I+D. En el Consejo Gestor de CEIDEN están representadas instituciones oficiales. UPC.

MAS. basadas en los reactores de agua a presión. PWR. tras un período de construcción de 30 meses en los Estados Unidos. un importante proyecto de desarrollo tecnológico destinado a posibilitar una simulación más fidedigna de fenómenos termohidráulicos complejos. Tecnatom prepara a los candidatos para la obtención de los distintos tipos de Licencia de Operación y dispone en sus instalaciones de maquetas. En la actualidad. sus salas de control. consistió en la adaptación de códigos de ingeniería de alta precisión soportados por una potente arquitectura de cálculo. SGI. complementaria del simulador réplica.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 68 del parque nuclear nacional. y cuya interfaz persona-proceso tiene lugar mediante monitores activos que facilitan información sobre el proceso y permiten actuar sobre el mismo. con el apoyo de UNESA. tanto en la versión réplica como en la de SGI. se instalan en la nueva sede social de Tecnatom en San Sebastián de los Reyes (Madrid) los simuladores de las centrales de Lemóniz y Cofrentes. complemento ideal a la formación teórica recibida por el resto del personal sin licencia. En 1978. con el cual comparte modelos y plataforma de cálculo. BWR. vía Plan de Investigación Electrotécnico. contando tanto con simuladores como con programas de formación específicos para la tecnología de cada central. herramienta pedagógica y analítica. durante el primer cuatrienio del siglo XXI se acomete la construcción de cuatro simuladores réplica adicionales. Otro avance significativo en el desarrollo de simuladores lo constituyó el Simulador Gráfico Interactivo. El proyecto. Siguiendo con la línea de mejora continua de eficacia. Una vez asimilada la tecnología de simulación. que reproducían. y en cumplimiento de un requisito del CSN. El esfuerzo realizado durante estos años ha permitido enfrentarse al relevo generacional que comenzó a principios del año 2000. atendiendo a razones funcionales y logísticas. equipos reales. dotando así a cada central de su propio simulador específico. a escala 1:1. Tecnatom acomete en el año 1985. PIE. denominado Modelos Avanzados de Simulación. y de agua en ebullición. simuladores de campo y otros medios didácticos que representan el entorno y las prácticas reales de trabajo. Banco de formación en el mantenimiento y montaje de componentes mecánicos en el laboratorio de formación de Tecnatom . lazos hidráulicos.

LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 69 SALAS DE CONTROL Salas de control y simuladores de alcance total de las centrales nucleares en explotación CN Almaraz CN Ascó CN Cofrentes CN Santa María de Garoña CN Trillo CN Vandellós II SALAS DE SIMULADORES .4.

envía al OIEA consultores especialistas y ha participado en la redacción de la mayoría de guías y documentos técnicos publicados por el OIEA en materia de formación. Esta forma de gestión del material didáctico ha sido identificada por el Instituto de Operaciones Nucleares (Institute of Nuclear Power Operations). tienen un papel relevante en los programas de formación. El principio destaca que la explotación segura y fiable de una central nuclear debe estar basada en un sistema de gestión liderado desde los más altos niveles de la organización. vídeos. en lo sucesivo INPO. España está representada en las reuniones bienales del Grupo Internacional de Entrenamiento y Cualificación. presentados de forma pedagógica en distintos soportes multimedia. de Estados Unidos y el OIEA como una buena práctica a nivel internacional. tanto por medios internos como externos a la organización. El material didáctico. y en las instalaciones y actividades que los generan’.4 Colaboración con organismos e instituciones internacionales España colabora con los organismos internacionales más importantes en temas de formación. dentro de su Programa Internacional. entre otros: planos.1. TWG-T&Q. entre los que destacan INPO. del OIEA. que garantice la promoción de una cultura de seguridad. son puestos a disposición de los alumnos mediante Tablet-PC conectados a través de redes inalámbricas que permiten subrayar y tomar notas a mano sobre el propio PC. 4. intercambia experiencia operativa y presta servicios de asistencia técnica. la Asociación Mundial de Operadores Nucleares (World Association of Nuclear Operators) WANO y el OIEA. el sector nuclear español colabora de forma habitual en el desarrollo de los distintos programas internacionales. incluidos los manuales de formación y la documentación de referencia de la planta. realidad virtual. aporta la experiencia de las más de cien centrales norteamericanas.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 70 Las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación. la evaluación regular de la seguridad de la central. 4. mediante un acuerdo específico con el sector nuclear español.2 EL LIDERAZGO Y LA GESTIÓN DE LA SEGURIDAD NUCLEAR El Principio 3 de los Principios fundamentales de seguridad del OIEA requiere que: ‘Deben establecerse y mantenerse un liderazgo y una gestión que promuevan eficazmente la seguridad en las organizaciones que se ocupen de los riesgos asociados a las radiaciones. Este grupo revisa las actividades llevadas a cabo por el OIEA en esta materia y recomienda las futuras líneas de trabajo. imparte cursos de formación. . el foro más importante de intercambio de información sobre los avances y tendencias mundiales en materia de formación. Además. TICs. INPO. El desarrollo de estos métodos en la explotación de las centrales del parque nuclear español se describe en los apartados siguientes. y la retroalimentación de la experiencia operativa. convirtiéndolas después en un resumen digital personalizado. organiza visitas de intercomparación a centrales. fotos.

declararon solemnemente que las causas del accidente había que buscarlas en ‘la falta de cultura de seguridad. la administración y el personal en todos los niveles. Al final de una semana de sesiones y deliberaciones técnicas. la rendición de cuentas de las organizaciones y personas en lo que concierne a la seguridad. en terminología inglesa. tanto en el diseño como en la normativa y. En la figura 4. 1991).1 Desarrollo y aplicación de la cultura de seguridad El concepto ‘cultura de seguridad’ nació del accidente de Chernóbil-4 y ha constituido uno de los mayores avances de la seguridad nuclear. . Dos años más tarde. la dotación de los recursos necesarios y la autorregulación. los expertos que formaban parte del recién creado Grupo Internacional Asesor en Seguridad Nuclear. En 1989. El compromiso al nivel de políticas de seguridad requiere la declaración formal de una política de seguridad formulada al más alto nivel legislativo. Dicho concepto supone ‘un compromiso individual y colectivo respecto de la seguridad de parte de los dirigentes. 1991). lo que requiere que los altos mandos de gestión sean plenamente conscientes de la responsabilidad que han adquirido. por vez primera. a todos los niveles de la organización de explotación. Esta inesperada manifestación. la creación de una estructura organizativa para gestionar la seguridad. definida por INSAG (INSAG. como prioridad esencial. dicha institución definió. que se ha de basar en el mantenimiento de una actitud que responde y actúa dentro del marco jerárquico establecido y lo aprovecha y respeta. El accidente se debió a una serie desafortunada y en cadena de decisiones humanas incomprensibles en Occidente. y medidas que estimulen una actitud inquisitiva y de aprendizaje y que desalienten la autocomplacencia en lo que respecta a la seguridad’ (INSAG. no conocida con anterioridad. las autoridades soviéticas decidieron presentar en la sede del OIEA en Viena las causas. e incluso en la propia gestión del accidente’. previamente conocidos. dicha institución perfiló el concepto (INSAG.2. las cuestiones de seguridad de las centrales nucleares reciban la atención que merecen en razón de su significación’. que definió como sigue: El éxito engendra complacencia. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 71 4. La cultura de seguridad es el antídoto de la complacencia ‘La cultura de seguridad es el conjunto de características y actitudes en organizaciones e individuos que aseguren que. Del 19 al 26 de agosto de 1986. El segundo es el compromiso de la organización jerárquica o compromiso de los gerentes que dirigen la explotación de la central. La complacencia reduce la seguridad. 1991). junto con defectos de diseño de la tecnología RBMK.2 se indican los componentes esenciales de la cultura de seguridad. El tercero es el compromiso de los individuos. La cultura de seguridad se basa en la aceptación de tres compromisos esenciales: El primero es un compromiso al nivel de las políticas de seguridad que se fijan en el sistema legislativo de la nación. se consideró más una intuición que un hecho contrastado. GIASN o INSAG. entre los que introdujo la cultura de seguridad como principio fundamental de responsabilidad. primeras consecuencias y gestión del accidente que había ocurrido el 26 de abril de dicho año. en el diseño de la instalación. 1989). en especial.4. los principios básicos de seguridad para centrales nucleares (INSAG.

EXAMEN Y COMPARACIONES COMPROMISO DE LOS INDIVIDUOS ENFOQUE RIGUROSO Y PRUDENTE COMUNICACIONES CULTURA DE SEGURIDAD Puesto que el concepto de cultura de seguridad es posterior al desarrollo legal básico de los países más desarrollados. como en el Reino Unido. que es objeto de la ley ‘proteger vidas. salvo en algunos casos excepcionales. artículo primero. todas las leyes básicas. El RINR de 1999. que contenga una relación de los puestos de trabajo.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 72 Figura 4. aunque no hace referencia explícita al concepto. que han puesto al día sus leyes nucleares básicas. artículo 20. Muchos países han introducido el nuevo concepto de forma explícita a través de documentos legislativos de rango inferior. no existe en el conjunto legislativo de dichos países una declaración formal de una política de cultura de seguridad al más alto nivel. 1999) relativo a la autorización de explotación.2 Esquema de los componentes esenciales de la cultura de seguridad DECLARACIÓN DE POLÍTICA DE SEGURIDAD DEFINICIÓN DE RESPONSABILIDADES COMPROMISO A NIVEL DE POLÍTICAS RECURSOS DEFINICIÓN Y CONTROL DE LAS PRÁCTICAS DE SEGURIDAD CUALIFICACIÓN Y CAPACITACIÓN ESTRUCTURAS DE GESTIÓN AUTORREGULACIÓN COMPROMISO DE LOS GERENTES PREMIOS Y SANCIONES ACTITUD CRÍTICA AUDITORÍAS. apartado b) (Decreto. La Ley 25/1964 declara. si bien todas ellas se refieren a la seguridad nuclear como elemento básico de su contenido. como es el caso de la Ley 25/1964 (Ley. la organización y funciones del personal de explotación y las normas de operación tanto en régimen normal como . 1964). y sus modificaciones no han introducido ni desarrollado el concepto. Sin embargo. salud y haciendas contra los peligros derivados de la energía nuclear y de los efectos nocivos de las radiaciones ionizantes’. requiere la presentación de un Reglamento de funcionamiento.

que incluye operadores y supervisores. exige también la existencia de dos Comités de Seguridad. analizan las autoevaluaciones periódicas de la seguridad e informan de todo ello a la gerencia. Los titulares de las centrales nucleares españolas han creado estructuras de gestión de la explotación. Aunque no se mencione el concepto de cultura de seguridad nuclear. la Radioprotección.4. la cualificación. desde el punto de vista normativo. entre los que se incluyen la Operación. La gerencia de una central nuclear debe reconocer que la cultura de seguridad fomenta actitudes favorables a la seguridad y tiene la responsabilidad de asegurar que los trabajos relacionados con la seguridad nuclear se llevan a cabo de manera rigurosa. La respuesta de los titulares al requisito legal debe contener una declaración formal de asentimiento al más alto nivel jerárquico. entre otros. antes citado. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 73 en condiciones de accidente. independientes de la gerencia. exámenes y comparaciones. Desde luego. uno en la propia central nuclear y otro en la institución de soporte. siempre existe una Sección o Departamento de Seguridad que cuida el mantenimiento de las bases de la autorización de explotación e informa al CSN de cualquier observación o incidencia. Las políticas promovidas a alto nivel crean el ambiente de trabajo y condicionan el comportamiento individual. que deben prestar aten- . los Recursos Humanos. la dirección de una central nuclear está formada por el Director de la central y los Jefes de distintas divisiones y unidades operativas. sin atajos. la definición y control de las prácticas de seguridad. el establecimiento de una estructura para la gestión de la seguridad. Dentro de la organización de explotación se aplican consideraciones similares. En estas últimas. Capacitación y Gestión del Personal. Radioquímica y Gestión de Residuos. 2000) desarrolla el contenido de este documento formal. La Guía de Seguridad 1. que analizan todos aquellos aspectos de seguridad que surjan de la explotación de la central. se prescribe con detalle la organización que debe tener el titular para garantizar la seguridad. y la realización de auditorías.1 sobre la formación del personal de explotación de las centrales nucleares españolas. capacitación y gestión del personal de explotación apropiada. el personal se divide en tres grandes grupos. El Reglamento de funcionamiento. El compromiso de los individuos supone la creación en ellos de una actitud crítica y responsable cuando ejecuten tareas relacionadas con la seguridad. el Entrenamiento. Por otro lado.3 del CSN (Guía de Seguridad. el desarrollo del concepto figura de forma explícita en el Plan estratégico del CSN. También deben adoptar un enfoque riguroso y prudente en las actuaciones y trabajos que deben realizar conscientes de que comprenden y aplican. que les lleven a buscar ayuda en caso de duda o cuando se trate de tareas nuevas o no usuales que tengan un gran componente de seguridad y no hayan sido contempladas en procedimientos escritos. el personal sin licencia y el personal contratado. Los primeros requieren una licencia del CSN como se describe en el apartado 4. el personal con licencia. El compromiso de los gerentes requiere la definición de las responsabilidades individuales. tanto en la propia central como en las instituciones de soporte. la dotación de recursos y un programa de autoevaluación periódica del nivel de cumplimiento del compromiso. el Mantenimiento. En el caso de las centrales nucleares españolas. los procedimientos escritos previamente establecidos.

una lista de indicadores de la cultura de seguridad en cada una de las instituciones antes mencionadas. El método de revisión está basado particularmente en las características y atributos de la cultura de seguridad según se definen en la guía de seguridad GS-G-3 del IAEA (IAEA. documentar y comunicar la experiencia obtenida y sugerir nuevas iniciativas o mejoras en los procedimientos. sistemas y estructuras que afecten a la seguridad nuclear. El personal de explotación debe también reconocer que la comunicación es esencial para la seguridad por lo que debe mantener una actitud abierta para obtener de y transmitir información a terceros. La misión del Equipo de Evaluación de la Cultura de Seguridad. las organizaciones de investigación tienen la responsabilidad de comunicar ampliamente el resultado de sus investigaciones y señalar las incertidumbres y limitaciones que puedan tener los resultados de la investigación y el desarrollo. también obliga a los diseñadores. en especial los servicios relacionados con el entrenamiento y capacitación de las personas y la inspección y mantenimiento de los componentes. la seguridad física. deben completar el cuerpo legislativo a través de Instrucciones y Guías de seguridad específicas y establecer y cultivar. el nuevo artículo 13 de la Ley 33/2007. constructores. Los diseñadores y suministradores de equipos y servicios deben basar sus actuaciones en códigos de reconocida solvencia y garantizar que se cumplen rigurosamente. 1991) sobre cultura de seguridad se incluye. en forma de preguntas. Incluso ha de ser tenida en cuenta por las organizaciones que se dedican a la I+D de la energía nuclear. 2006) y se lleva a cabo siguiendo una Guía específica (IAEA. aunque sin citarlo. En el documento de INSAG de 1991 (INSAG. antes de que sean puestos en práctica. de 7 de noviembre. Finalmente. Aunque la responsabilidad primordial de la seguridad corresponde al titular de la central. fabricantes y suministradores de servicios. que ayudan a juzgar la eficacia y evolución de la cultura de seguridad que se haya implantado en cada caso particular. Al compromiso de los individuos se refiere. el establecimiento de una cultura de seguridad compromete también al Gobierno y sus instituciones. 2002). Este artículo contempla la obligación de cualquier persona relacionada con la explotación de la central de comunicar al titular cualquier incumplimiento que se observe y afecte a la seguridad de la instalación y posteriormente al CSN en el caso de que no se tomen medidas correctoras por parte del titular. 1980). en lo sucesivo SCART (Safety Culture Assessment Review Team).SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 74 ción a la protección radiológica. del OIEA. en especial los organismos reguladores. en el caso español el CSN. el orden y la limpieza del lugar de trabajo y estar alerta ante cualquier situación inesperada. de 22 de abril. dentro de su propia organización. Esta lista ha sido posteriormente revisada por dicha institución en 2002 (INSAG. tiene el objetivo de evaluar la cultura de seguridad de la organización responsable de la explotación de una central nuclear. 2008b). la cultura de seguridad. . Los organismos específicos de seguridad. de creación del CSN (Ley. por la que se reforma la Ley 15/1980. Los Gobiernos deben cuidar que el sistema legislativo nuclear sea satisfactorio y completo y consideren la seguridad en general y la cultura de seguridad en particular elementos imprescindibles de la legislación.

El resultado es presentado a la organización para que prepare un Plan de Acción para la resolución de las áreas de mejora. Participantes en una Misión de Evaluación de la Cultura de seguridad en la central nuclear de Santa María de Garoña . se prepara el listado de las fortalezas y de las áreas de mejora de acuerdo con las normas del OIEA. Tras poner en común las opiniones de los distintos miembros del equipo. realizan observación de trabajos y revisan documentación. sobre la actitud del personal en relación con los principios de la cultura de seguridad. incluyendo a los inspectores residentes del Organismo Regulador y responsables de empresas colaboradoras. Se identificaron 11 puntos fuertes. cuya verificación será objeto de una visita de seguimiento por parte del OIEA. c) La seguridad está integrada en todas las actividades de la organización. fundamentos. d) Existe un proceso de liderazgo reconocido respecto a la seguridad.4. individuales e independientes. Los resultados mostraron el compromiso para mejorar la cultura de seguridad en la operación de la planta. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 75 El equipo evaluador de las misiones SCART está formado habitualmente por siete expertos que efectúan encuestas al personal de la organización. requisitos y guías de seguridad aplicables. e) La seguridad se fomenta mediante el aprendizaje. Tras el análisis de la información recogida preparan las conclusiones. cinco recomendaciones y 44 sugerencias. b) La responsabilidad sobre la seguridad en la organización es aceptada. La central nuclear de Santa María de Garoña recibió una misión SCART en el año 2007 y la visita de seguimiento en octubre de 2009. dos áreas de mejora relacionadas con habilidades directivas. identificando como buena práctica la relacionada con la evaluación de la cultura de seguridad desarrollada en colaboración con la Universidad de Burgos durante el año 2006. Entre otros aspectos se comprueba si: a) La seguridad es un valor reconocido.

3. El establecimiento por el OIEA de las llamadas Misiones OSART.2. 2008b).para analizar la ejecución de los trabajos y la mejora de la cultura de la seguridad’ (OIEA. El Comité de Seguridad Nuclear de la Central. internas y externas. la IS-19 requiere el cumplimiento de la norma UNE 73. la cual define los requisitos para un sistema de gestión basado en el documento GS-R-3. PRs (Peer Reviews. 1995). de los Principios fundamentales de seguridad del OIEA. sobre los Requisitos del sistema de gestión de las instalaciones nucleares (Instrucción. CSNC. 2008). en la que se incluyen y clasifican todas las evaluaciones consideradas en la instrucción. en lo sucesivo OSART (Operational Safety Assesment Review Team) y la creación dentro de WANO de las llamadas revisiones independientes por homólogos o pares iguales. CSNE. son los medios utilizados para llevar a cabo la evaluación continuada interna de la seguridad de cada central. sección 8. Evaluación externa independiente.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 76 4.. las estrategias. Las evaluaciones externas. reconoce la importancia de que la seguridad de la central nuclear sea sometida periódicamente a . The Mangement System for Facilities and Activities (IAEA.2 La evaluación inicial y continuada de la seguridad La evaluación inicial de la seguridad de una central nuclear constituye la esencia del régimen de autorizaciones que se describe en el apartado 2. los planes y los objetivos… e identificar oportunidades de mejora’ (OIEA. para evaluar la eficacia con que los procesos cumplen y logran las metas. proporcionan a la alta dirección de las compañías instrumentos muy efectivos para la evaluación externa e independiente de la seguridad de las centrales nucleares. de ‘evaluaciones independientes. párrafo 8. sin la cual no es posible el funcionamiento de la central nuclear. Adicionalmente. aplicable a partir de enero de 2010.3).4). El principio 3 sobre Liderazgo y gestión en pro de la seguridad. La Instrucción requiere la realización de ‘autoevaluaciones continuas. a través de los grupos de trabajo del Comité de Energía Nuclear de UNESA. 2006).. son ‘para contrastar el funcionamiento de la organización con las mejores prácticas nacionales e internacionales’ (OIEA. han creando la pirámide de actividades que se representa en la figura 4. Los estudios de seguridad y demás documentos preceptivos constituyen la base de la evaluación inicial.1. que se contempla a través de otros documentos preceptivos. en nombre de la alta dirección. en la terminología inglesa). El RINR no incluye requisitos específicos sobre la evaluación continuada de la seguridad. para el mejor cumplimiento de la Instrucción IS-19 (Instrucción.2. Las bases jurídicas de la evaluación continuada de la seguridad de las centrales nucleares se consolidaron en 2008 con la publicación por el CSN de la Instrucción IS-19. periódicas y puntuales de las actividades y procesos relacionados con la seguridad de la instalación. en especial el Reglamento de funcionamiento de la central. Los titulares de las centrales nucleares. globales de todos los aspectos de la organización importantes para la seguridad o específicas sobre aspectos concretos.2). . misiones del Equipo de Evaluación de la Seguridad en la Explotación. También requiere la realización sistemática. 2006.401:1995 Garantía de calidad en instalaciones nucleares (UNE.3. y el Comité de Seguridad Nuclear del Explotador. sección 8. 2006. 2006.

Del lado gubernamental. En Estados Unidos. CSNE. WANO. uno de los cuales se celebró en Madrid en junio de 1984. a participar en las actividades de la nueva institución. La Organización Internacional de Normas. en los que participaron los técnicos nacionales.4. revisiones sobre temas específicos de seguridad. Otras instituciones. ISO (International Standard Organization) y otras organizaciones pueden también prestar servicios específicos de evaluación. el OIEA ha establecido una larga lista de servicios especializados de revisión que se realizan a petición de los Gobiernos. y en otros países occidentales. pueden también proporcionar. mantuvo representantes permanentes en dicha institución. INPO fue creado en 1999. Autoevaluación por la Dirección y los supervisores Autoevaluación por los individuos y grupos de trabajo una revisión externa por pares homólogos formados por expertos independientes con preferencia internacionales.3 Pirámide del régimen de evaluaciones continuadas de la seguridad de las centrales nucleares.. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 77 Autoevaluaciones Evaluaciones Internas Figura 4. de nuevo a petición del Gobierno. a través de UNESA y contando al principio con expertos de Tecnatom.. Certificaciones. CSN. El trabajo de información de INPO incluía también la organización de seminarios técnicos. En una primera época. los dirigentes invitaron a los titulares de las centrales nucleares en explotación y en construcción de España. normas y procedimientos que se aplicaban en las centrales de Estados Unidos. Inspección Nuclear.. La propia industria nuclear ha creado dichas organizaciones.. Evaluación Interna Independiente Garantía de Calidad. que facilitaron la transferencia e incorporación a las centrales nucleares nacionales de los avances. las actividades de INPO estaban centradas en el establecimiento de un plan de acción para evitar la repetición de las causas y consecuencias . ISO. La misión de INPO es promocionar la excelencia en la operación de las centrales nucleares Asesoramientos y ayudas recibidos de INPO. en lo sucesivo TMI-2. como la NEA/OECD. Poco después de la creación de INPO en 1981. La industria española aceptó la invitación y. como reacción nacional al accidente en la unidad 2 de la central nuclear de Three Mile Island. WANO fue establecida como reacción mundial de la propia industria nuclear al accidente de Chernóbil-4 en 1986. establecido por los titulares en cumplimiento de la Instrucción IS-19 del Consejo de Seguridad Nuclear Evaluación Externa Independiente IAEA.

Posteriormente creció el interés de INPO por mejorar la explotación segura y fiable de las centrales. La figura 4.4. con participación de altos directivos españoles en todas ellas. de las cuales se han realizado tres en Europa. Los resultados de estas revisiones son privados.2 se incluyen los índices relacionados con la segu- 22 A partir de la década de los años 90. deducida a partir de los datos y herramientas de cálculo de WANO. también seguidos en España. A la actividad anterior se añadió muy pronto el interés por las pruebas de verificación y puesta en marcha de las centrales. se realizaron auditorías de este tipo a las centrales nucleares de Ascó. Los objetivos de WANO coinciden con los de INPO pero a nivel mundial. actividad en la que se obtuvieron éxitos22 muy notables a partir de los años 90. . al principio.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 78 del accidente de TMI-2. los titulares nacionales han solicitado a INPO la revisión de los programas de entrenamiento del personal de explotación. Más recientemente se ha incrementado el interés por mejorar y ratificar los programas de entrenamiento del personal de explotación e ingeniería soporte de la explotación con la creación de la National Academy for Nuclear Training. pero los titulares adquieren el compromiso de poner en práctica las mejoras que se hayan podido identificar que son posteriormente revisadas y verificadas por expertos de la Asociación. el factor de carga medio de las centrales nucleares de Estados Unidos pasó del 60% anterior al 90% actual. Ofrece también revisiones corporativas de la organización central del explotador. impulsando a todos ellos hacia el nivel de los mejores. el índice económico más significativo. Almaraz y Cofrentes. en todo el mundo y en España. de donde han surgido recomendaciones valiosas que se están poniendo en marcha. WANO ha realizado nueve revisiones en las centrales nucleares españolas dentro de su política de practicar una revisión cada seis años en cada una de las centrales de la Asociación. INPO inició pronto el sistema vigente de auditorías externas y periódicas en cada central en las que expertos independientes evalúan la explotación de la central visitada de acuerdo con normas propias. en el análisis y aplicación de la experiencia acumulada a nivel internacional. Revisiones de la industria. En el apartado 5. que también suministró información valiosa en la puesta en marcha de las centrales que entraron en servicio en dicha década. La seguridad de las centrales nucleares es la razón por la que se creó WANO y continúa siendo su actividad principal Con los datos enviados por los titulares. WANO. en las que se analizan deficiencias y se formulan las mejoras pertinentes. Más recientemente. Desde 1992. Por invitación de los titulares españoles. muy activa en la década de los 80. La publicación de estos índices sirve también como método de comparación y emulación entre los miembros. tal programa se basaba. WANO ha establecido once indicadores de funcionamiento. lo que facilitó la creación de un banco de experiencias operativas que resultó ser de gran interés para los explotadores nacionales. muestra los datos más recientes del factor de disponibilidad. Una de sus actividades más destacadas es la realización de auditorías independientes siguiendo la normativa de INPO. como medio para evaluar la seguridad tecnológica y la fiabilidad de cada central y valorar la efectividad de las mejoras introducidas identificadas en las revisiones antes descritas.

y asistencia y cooperación técnica. Para los grupos de centrales. mejor cuartil (25%) Factor de disponibilidad (%) 90 80 70 60 Europa. Figura 4. 08 Fuente: WANO y elaboración propia Revisiones del OIEA. Desde su inicio en 1982 hasta octubre de 2009. 94 Dic. 04 Dic. 06 Dic. mediana (50%) Europa. el OIEA ha realizado cinco misiones OSART en otras tantas centrales nucleares españolas. 02 Dic. entre las orientadas a la revisión del funcionamiento de las centrales nucleares destaca la llamada Misión OSART.4 muestra la evolución de dicho índice desde 1993. el valor dado es el de su mediana. 18 o 24 meses) y para mostrar la tendencia general por encima de incidencias puntuales. Las misiones tienen carácter voluntario y son solicitadas al OIEA por el Gobierno del país interesado. Las misiones OSART están orientadas a revisar las prácticas operativas de una central nuclear con el fin de compararlas con las mejores prácticas internacionales y promover un desarrollo continuo de la seguridad operacional. Se utilizan los valores medios de los tres años anteriores para que sean comparables entre sí. Las actividades del OIEA están enmarcadas en tres grandes áreas: salvaguardias. 2005) y no incluyen la evaluación del diseño ni la evaluación . conocidas como ‘misiones’.4 Evolución y comparación del factor de disponibilidad de las centrales nucleares españolas (período 1993-2008) 100 Factor disponibilidad ESPAÑA Europa. independientemente de la duración de los ciclos de operación (12. La figura 4. En la correspondiente a la seguridad nuclear se incluyen varias actuaciones. igualmente para suavizar la influencia de los casos extremos. 98 Dic. 00 Dic. Aunque estas comparaciones no tienen un valor absoluto. sí es significativo que la disponiblidad de las centrales nucleares españolas está claramente por encima de la media de las centrales de su entorno. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 79 ridad. La revisión se hace siguiendo guías del OIEA (IAEA. seguridad nuclear. peor cuartil (75%) 50 Dic.4. 96 Dic.

5 muestra la metodología de trabajo de una misión OSART. formación y entrenamiento. para así verificar la idoneidad de las observaciones de los expertos. . Tras el período de comentarios se emite el informe final. así como de aprender una metodología de evaluación de la seguridad operacional que les permitirá mejorar sus aptitudes de gestión. b) Proporcionar recomendaciones y sugerencias por escrito sobre las áreas que necesitan ser mejoradas y determinar las buenas prácticas de explotación cuya difusión podría ser de utilidad para otras centrales. Al finalizar la misión se efectúa una presentación a la dirección de la central del informe preliminar de los resultados. apoyo técnico. retroalimentación de experiencia operativa. durante las cuales los expertos efectúan en la central una revisión de las áreas antes indicadas mediante observación directa de actividades en campo. los titulares. Este informe se hace público noventa días después de su emisión. c) Asesorar al personal directivo de la central examinada sobre el modo de lograr las mejoras necesarias.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 80 general de la seguridad de la instalación. Posteriormente. De acuerdo con la Guía ya mencionada (IAEA. Los objetivos clave de las misiones OSART son los siguientes: a) Proporcionar al personal directivo de las centrales. mantenimiento. La visita de seguimiento suele tener lugar unos 18 meses más tarde. 2005). organización y administración. los niveles de excelencia más elevados y las mejores prácticas internacionales demostradas. entrevistas y revisión de documentación. que contiene los hechos observados y las recomendaciones. protección radiológica. entre uno y dos meses después de finalizada la misión. Los criterios de comparación de las prácticas operativas de la central objeto de la revisión están basados en las mejores prácticas internacionales identificadas por los expertos que forman parte de la misión y en las recopiladas por el OIEA. química. operación. el informe es enviado a la central y al Gobierno del país para comentarios. d) Proporcionar a los expertos y observadores de los Estados miembros del OIEA y a los expertos participantes en la misión la oportunidad de ampliar su experiencia y conocimientos en sus respectivas especialidades. planificación y preparación para emergencias. La figura 4. el equipo OSART mantiene reuniones diarias con los homólogos de la central para asegurar la evolución de la misión e informar de los progresos obtenidos. autoridades reguladoras y otras autoridades gubernamentales una evaluación objetiva de la seguridad operacional de la central examinada sobre la base de las normas de seguridad del OIEA. Durante la misión. sugerencias y buenas prácticas identificadas. las áreas objeto de evaluación son las siguientes: gestión. Se puede afirmar que las misiones OSART son exámenes por homólogos realizados por grupos internacionales de expertos que poseen conocimientos actualizados en el área que examinan y que efectúan su labor de evaluación con el soporte del personal de la central y también con la participación de personal del Organismo Regulador del país. La duración de una misión OSART es de tres semanas.

OSMIR. estas misiones han tenido lugar en las centrales nucleares de Almaraz (1987). Santa María de Garoña (2003) y Vandellós II (2009). Cofrentes (1990). Fuente: OIEA. el equipo del OSART ha estado formado por 14 expertos y 3 observadores procedentes de 15 países distintos.5 Esquema de la metodología de trabajo de las misiones OSART del OIEA SERVICIOS OSART METODOLOGÍA OSART DIRECTRICES OSART TRATAMIENTO DE CUESTIONES NOCIONES FUNDAMENTALES DE SEGURIDAD REQUISITOS DE SEGURIDAD CONCLUSIONES CUESTIONES BUENAS PRÁCTICAS OSMIR GUÍAS DE SEGURIDAD BASE DE DATOS OSART Partiendo de los principios fundamentales de seguridad. En el caso de la central de Vandellós II. la misión escudriña la central y revisa la documentación. se celebró un seminario sobre inspección en campo. Esta última tuvo lugar del 21 de septiembre al 8 de octubre de 2009. recomendaciones y buenas prácticas extraídas de los informes finales) y sus visitas de seguimiento desde 1991. con el fin de identificar de forma proactiva áreas de mejora antes de recibir la misión. que contiene los resultados de las misiones OSART (sugerencias. durante la cual se formularon observaciones en campo por parte de los expertos de la misión. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 81 Figura 4. Además. al final emite un informe en el que se señalan las buenas prácticas encontradas y los aspectos mejorables. El OIEA mantiene la base de datos OSART Mission Results. La central consideró como uno de los trabajos previos la realización de autoevaluaciones sobre cada una de las nueve áreas objeto de evaluación. y concluirá con una visita de seguimiento que se realizará unos dieciocho meses después de la misión OSART propiamente dicha. En España. Esta base de . OSART Grupos de examen de la seguridad operacional. tomando como referencia los requisitos. comenzó en junio de 2008 con una visita preparatoria de tres días de duración. guías de seguridad y directrices OSART.4. Ascó (1998).

.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 82 Presentación de resultados al equipo de revisión de la seguridad operacional de la central nuclear de Santa María de Garoña (OIEA-OSART. el OIEA suministra una gran variedad de servicios específicos. Por ejemplo. utilizando la metodología Management Oversight and Risk Tree. al que se accede desde la página electrónica principal del OIEA23. 2009) datos se distribuye en soporte CD-ROM a las organizaciones y personas de la industria nuclear. El OIEA desplazó a un equipo de cuatro expertos a las instalaciones de la central durante los días 9 a 17 de diciembre de 2004 para efectuar. MORT. 23 www-ns. Las acciones correctoras resultantes de dicho análisis han sido implantadas en su totalidad por el titular. 2003) Reunión de trabajo de los componentes del equipo de revisión de la seguridad operacional de la central nuclear de Vandellós II (OIEA-OSART.org/.iaea. A petición de los Estados miembros y de acuerdo con sus estatutos. un análisis independiente de las causas raíz del suceso (IAEA. El OIEA ha creado también un nuevo sitio electrónico que contiene las buenas prácticas OSART. se solicitó oficialmente la colaboración del OIEA tras el suceso de inoperabilidad de un tren de agua de refrigeración de servicios esenciales ocurrida en agosto del año 2004 en la central nuclear de Vandellós II. 2002).

Se ha revisado la categorización de las entradas en el PAC y se han establecido prioridades en las acciones a tomar. evaluación de las mismas e implantación de mejoras a través de la implicación directa del personal en el examen crítico y la mejora de sus propios trabajos y resultados. Se presenta. la renovación de equipos y la dotación de plantillas. impulsando la identificación de las expectativas que sirven para la realización de las autoevaluaciones. En los Planes de Actuación que los titulares de las centrales nucleares españolas han presentado al CSN se propone el análisis interno y externo de la situación de cada central y el establecimiento de programas complementarios de mejora. tanto externa como propia. supervisiones. Adicionalmente. Mediante estas actividades se identifican disconformidades y áreas de mejora. 4. en especial INPO y WANO han desarrollado metodologías muy completas para analizar la aparición de toda anomalía que pudiera ser considerada como suceso iniciador de alguna circunstancia accidental. las organizaciones internacionales gubernamentales. en lo sucesivo PAC. El nuevo Sistema de Gestión Integrada establece el principio de mejora continua por lo que se establecen medidas para la vigilancia de la seguridad y la evaluación de los resultados obtenidos. . posteriormente. que sirvan para vigilar la seguridad operacional y la toma de las acciones necesarias en los plazos adecuados y permitan detectar y corregir debilidades antes de que se reduzcan los márgenes de seguridad de la operación. Por su lado. autoevaluaciones y evaluaciones internas independientes. Cada una de las centrales nucleares españolas ha elaborado un Plan de Actuación para adecuar el sistema de gestión a los requisitos de la IS-19. Para la realización de estas evaluaciones se establecen distintos mecanismos como: pruebas de vigilancia.3 Retroalimentación de experiencia operativa La retroalimentación de la experiencia operativa tiene un interés internacional y se ha utilizado desde el principio. prestan mayor interés a las incidencias que puedan tener alguna significación por pequeña que sea. el análisis de la experiencia operativa. Se ha implantado un Programa de Acciones Correctivas. en especial el OIEA y la NEA/OECD. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 83 Evaluaciones internas independientes y autoevaluaciones. el tratamiento nacional que se da a la retroalimentación de la experiencia operativa. tales como el mantenimiento. Se presta especial atención a los programas de autoevaluación. Las evaluaciones internas independientes y las autoevaluaciones constituyen la parte más novedosa de la Instrucción IS-19 (Instrucción. la protección radiológica y la fiabilidad de la instalación. la situación internacional y. con los recursos humanos y las inversiones que se considere necesario.2. es un método de autoevaluación eficaz y continuo. la formación de personal. Las instituciones de la industria.4. El Programa de Autoevaluaciones de cada central constituye un vehículo para la continua identificación de deficiencias. seguidamente. el análisis de experiencia operativa. de forma que sea un medio eficaz para la identificación y resolución de problemas que puedan afectar a la seguridad nuclear. situación que está en la base de los llamados sucesos notificables. 2008) puesta en práctica en 2010.

apartado b). En 1980. editada desde 1961 para la NRC por el Centro de Información sobre Seguridad Nuclear del Laboratorio Nacional de Oak Ridge. como reacción mundial al accidente de Chernóbil-4 en 1986. junto con la NEA/OECD. entre ellos España. una de las revistas más prestigiosas de la especialidad. 1980. como ya se ha dicho en el apartado 4. los límites de actuación automática de los sistemas de protección. Igualmente. incluyendo la evaluación inicial de las circunstancias y de las consecuencias de la situación’. incluía en todos sus números una sección dedicada a relatar y analizar la experiencia de operación de las centrales nucleares del país.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 84 El artículo 20. el programa de revisiones. . también en dicho país. El análisis de este accidente reveló que un fallo similar. Los Estados participantes. en caso de que se presente alguna situación accidental: ‘a notificar su ocurrencia de forma inmediata a los órganos competentes. había ocurrido un mes antes en la central de Davis Besse. 1999) establece que dicho documento: ‘Contiene los valores límites de las variables que afectan a la seguridad. en 1979. las condiciones mínimas de funcionamiento. iniciaron la creación de un banco de información sobre incidentes y accidentes nucleares. OIEA Y NEA SISTEMAS MULTINACIONALES WANO E INPO SISTEMAS NACIONALES Régimen global de la retroalimentación El análisis y aplicación de la experiencia operativa es una actividad internacional relevante para la seguridad y fiabilidad de las centrales nucleares Cualquier superación de los valores límite. específico de cada central nuclear (Decreto. analizar y diseminar la experiencia operativa de las centrales nucleares del país. Especificaciones Técnicas de Funcionamiento. el OIEA. ORNL. Los programas de experiencia operativa se potenciaron tras el accidente en la central de TMI-2. La retroalimentación de la experiencia operativa ha sido siempre considerada como una de las mejores fuentes de información para mejorar la seguridad de las centrales nucleares. calibrado o inspección constituyen un suceso notificable. De igual forma. Esta información era ampliamente leída y analizada por los expertos de la época. en este caso bien diagnosticado por los operadores y sin consecuencias. del que el titular debe dar cuenta al CSN cualquiera que sea su importancia. mientras que dichos organismos internacionales son responsables de ana24 IAEA/NEA/OECD Incident Reporting System (IRS). del RINR de 1999. se comprometen a enviar sus experiencias operativas de acuerdo con un procedimiento bien establecido24. el documento preceptivo Plan de Emergencia Interior. tanto de los países con centrales nucleares como de las organizaciones internacionales. Se entiende por situación accidental aquella que tiene la capacidad de liberar productos radiactivos al exterior e iniciar la declaración de emergencia. Feedback from safety related operating experience for nuclear power plants. los propios titulares decidieron crear INPO con la misión de recoger. se creó con el mismo fin WANO. obliga al titular. calibrado e inspecciones periódicas de los sistemas y componentes y el control operativo’. Nuclear Safety. desviaciones de las condiciones mínimas de funcionamiento u omisiones en los programas de revisión. en el que participan todos los países con instalaciones nucleares. sin haber diseminado tal experiencia. Contexto internacional. artículo 20 d) del RINR de 1999 también específico de cada central nuclear. Como consecuencia de tal hallazgo.2.2. Ambas instituciones analizan las experiencias de operación y las distribuyen entre los titulares implicados. Reporting Guidelines.

25 El último de los informes publicados corresponde al trienio 2002-2005.6 El sistema goza de un gran prestigio internacional. clasificado posteriormente en el nivel 3 en la Escala INES del OIEA. El principal propósito de la escala es ‘facilitar la comunicación y el entendimiento entre la comunidad nuclear. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 85 lizar cada experiencia. los medios de información y el público sobre la importancia para la seguridad de los sucesos ocurridos en las instalaciones nucleares’. El CSN la implantó ese mismo año. En 2004. Durante ese intervalo temporal se han producido algunos incidentes. 6150. tendencias y sucesos recurrentes. Cultural y Técnico. que ha sido aceptado por el CSN. En el año 2006. almacenamiento y uso de fuentes y materiales radiactivos. Estos sucesos promovieron el establecimiento de un Plan de Refuerzo Organizativo. En la tabla 4. las instituciones internacionales arriba mencionadas han creado también una Escala Internacional de Sucesos Nucleares. que es asequible a todos los interesados. WANO ha creado un banco similar en el que se recogen incluso las incidencias menos significativas. el responsable de la central tomó la iniciativa de revisar. Destaca el incendio de 1989 en las turbinas de la central nuclear de Vandellós I. El tiempo acumulado de explotación de las centrales nucleares españolas asciende a unos 250 años. introducida en 1990. AEOS. Nuclear Power Plant Operating Experience 2002-2005. el diseño de todos los sistemas de seguridad de la central. PROCURA. Cada tres años se publica un resumen en el llamado Libro Azul 25.4. Tras las deficiencias de montaje y diseño detectadas durante 1994 y 1995 en la central nuclear de Trillo. En 2008 se publicó una nueva versión con el título Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (OIEA. observar si existen tendencias o sucesos anormales que se repiten en el parque nuclear mundial o en grupos de centrales similares y mantener al día el banco de datos. 2008). en lo sucesivo INES. a los sucesos asociados al transporte. donde se ponen de manifiesto nuevos tipos de sucesos. La experiencia española representada en la tabla es comparable o mejor que la experimentada en otros países. La escala incluye siete niveles de importancia creciente. En el campo privado. También se clasificó en el nivel 2 el incidente de la emisión de partículas radiactivas descubierto en abril de 2008 en la central nuclear de Ascó I. y con el mismo fin. de forma sistemática y exhaustiva. El programa se llevó a cabo durante la segunda mitad de la década de los años 90 con notables mejoras técnicas y administrativas en la seguridad de dicha central nuclear. Se observa que las centrales en explotación del parque nuclear español solo han experimentado sucesos de categoría 1 y 2. que documentó en el llamado Programa de Análisis de Experiencia Operativa y Sistemas. la rotura de una tubería de agua de servicios esenciales de la central nuclear de Vandellós II fue clasificada como suceso de nivel 2 de la escala. con una notable participación de los expertos del CSN.2 se incluye una lista de los sucesos que se han clasificado desde 1991 en el nivel 1 o superior en la escala INES. la escala se adaptó. cercano al 2% del tiempo acumulado por las centrales del parque mundial. IAEA/NEA/OECD. NEA/OECD no. 2006. como se representa en la figura 4. El CSN aceptó la iniciativa y estableció un programa de seguimiento y control. . En conjunción con el banco de incidentes.

defectos menores en el equipo por encima de lo esperado en el programa de vigilancia. pero al analizar el suceso con detenimiento se observaron deficiencias en la organización.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 86 Figura 4. Las anomalías encontradas en Vandellós II fueron también calificadas en principio por el CSN en el nivel 1. En realidad son anomalías de nivel 1 que revelan deficiencias significativas adicionales de la organización o de la cultura de seguridad. Algunos ejemplos son: incumplimientos de las especificaciones técnicas. error humano o procedimientos inadecuados.6 Niveles de importancia creciente de la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos. sin disminución apreciable en la funcionalidad de los sistemas de seguridad. incidentes sin consecuencias directas para la seguridad pero que revelan fallos de la organización o la cultura de la seguridad. INES Fuente: OIEA. De acuerdo con el Manual de la Escala INES. Por ejemplo. el suceso de nivel 2 ocurrido en Trillo en 1992 fue primero clasificado en el nivel 1 y posteriormente reclasificado en el nivel 2 al considerar el CSN que hubo además incumplimiento de especificaciones técnicas de funcionamiento. entre otros. Un suceso de nivel 2 es un incidente con fallo significativo de los dispositivos de seguridad de modo que subsistan medios de protección para hacer frente a fallos adicionales. Puede deberse a fallos de equipo. lo que elevó . un suceso de nivel 1 es una anomalía que rebasa el régimen autorizado.

4. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 87 Tabla 4.2 Calificación en la escala INES de los sucesos de Nivel 1 o superior ocurridos en las centrales nucleares españolas Central Nivel Año Santa María de Garoña 1 1 1 1 1 1 1991 1997 2004 2005 2005 2008 Fallos múltiples en el cierre de las válvulas de aislamiento del vapor principal Incumplimiento de una especificación técnica de funcionamiento aplicable a válvula de seguridad Falta de control de materiales metálicos contaminados sin daños radiológicos Ausencia de válvulas anti-retorno en el sistema de ventilación del edificio del reactor Elección inadecuada de una penetración eléctrica para los termopares del pozo seco Degradación inesperada de las baterías de alimentación a barras esenciales Almaraz I 1 1 1990 2004 Pérdida de la refrigeración del núcleo durante 46 minutos en parada Calibración deficiente del sistema de medida del nivel de agua en los generadores de vapor Almaraz II 1 1 1 1 1991 1997 1999 2004 Fugas en la piscina de desactivación del combustible gastado por perforación del revestimiento Tiempo de inserción de las barras de control por debajo de especificaciones Deficiencias de diseño en el tanque de agua de compensación del sistema de refrigeración de componentes Calibración deficiente del sistema de medida del nivel de agua en los generadores de vapor 1 1 1 1 1 2 1990 1993 1996 2008 2008 2008 Parada de urgencia por caída de barra de control y fallo al arranque del turbo-alternador Arranque del reactor incumpliendo especificaciones relativas a la inspección de tubos del generador de vapor Degradación del sistema de refrigeración de servicios esenciales por modificación deficiente Despacho de un camión con chatarra contaminada con partículas radiactivas Error en la calibración de los caudalímetros del sistema de agua de alimentación auxiliar Liberación de partículas radiactivas al exterior por errores en la manipulación de residuos en la piscina de desactivación 1 1 1996 2007 Degradación del sistema de refrigeración de servicios esenciales por modificación deficiente Degradación del sistema de agua de alimentación auxiliar a un generador de vapor 1 1 1 1990 1990 1993 1 1998 1 2008 Caída de un elemento combustible irradiado durante su transporte Fuga de agua radiactiva en caseta de un monitor de exteriores Parada de urgencia por pérdida de vacío en el condensador con fallo en la señal de aislamiento del vapor principal Parada de urgencia por pérdida de vacío en el condensador con fallo de la señal de cierre a las válvulas de aislamiento del vapor Caída de un subelemento combustible cuando se manejaba en la piscina de desactivación 1 1 2 1991 1991 2004 Fuga no identificada superior a especificaciones Inconsistencias en el punto de tarado de baja presión en el presionador Rotura de una boca de hombre en un subsistema del sistema de refrigeración de servicios esenciales 1 2 1 1 1 1 1 1 1991 1992 1992 1992 1994 1994 1995 1995 1 1 1999 2001 Fuga limitada en tubería conectada al presionador Cruce de conexiones en el sistema de protección del reactor con incumplimiento de especificaciones técnicas Inoperabilidad del sistema de refrigeración de componentes Caudal inferior al de diseño en el sistema de agua de refrigeración esencial Excesiva caída de tensión en sistemas de emergencia de corriente continua Existencia de huecos pasamuros sin sellar en los sumideros del sistema de extracción del calor residual Deficiencias de diseño en el sistema de evacuación de calor residual Posibilidad de bajo caudal de alimentación de emergencia a los generadores de vapor por mal ajuste electrónico en secuencias determinadas Pérdida de la integridad del anillo de la contención Despresurización de una junta inflable en la compuerta de separación entre la piscina de desactivación y la cavidad de recarga Ascó I Ascó II Cofrentes Vandellós II Trillo I Descripción .

Sucesos notificables. . instrumentos. Desarrollo nacional de la experiencia operativa.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 88 el incidente al nivel 2. entonces semestrales. Los suministradores principales arriba mencionados han establecido los llamados Grupos de Propietarios que están abiertos a todos los titulares de las centrales que han suministrado. Todo lo que de relevancia sucede en cualquier central nuclear del mundo es conocida por todas las demás y las lecciones aprendidas de cualquier accidente sirven para mejorar la seguridad del conjunto. los niveles intermedios (4 y 3) atañen a incidentes con repercusiones radiológicas en el interior de la propia instalación. Otra fuente significativa de información operativa es la procedente del suministrador principal y de otros equipos importantes. equipo eléctrico. sin liberación de productos radiactivos. General Electric y Siemens) y los suministradores de equipos importantes de las centrales. sucesos que no han ocurrido en las centrales españolas. Antes de la creación del CSN. Tales criterios fueron adoptados por el CSN e incluidos y hechos públicos a través de los informes. Los suministradores principales (en el caso español Westinghouse. comparten las experiencias de operación y reciben recomendaciones oportunas y soluciones para los problemas genéricos y específicos que se hayan podido producir. que el CSN emitía al Congreso de los Diputados y al Senado.7. El soporte lógico de los criterios que se usan para definir los distintos niveles de la escala se encuentran en la figura 4. instituciones que ponen a disposición de las centrales bases de datos de información diversa de operación y mantenimiento. que puede ser de mucha utilidad a las centrales y evitar la aparición de problemas operacionales. disponen de información. que son de suma utilidad para que el personal de las centrales pueda evitar los problemas que han sufrido otras centrales. ya sea por fallos ocurridos en algún equipo por ellos suministrado o por investigación propia sobre los mismos. como la turbina. grandes bombas. En lo que se refiere a los sucesos nucleares. Los sucesos operativos que se producen en las centrales de otros países son puestos a disposición de los titulares nacionales por INPO/WANO. A medida que se acumula experiencia se perfeccionan los diseños y los procedimientos de explotación se hacen más eficaces y seguros. En este nivel también se incluyen sucesos que tengan consecuencias radiológicas menores en el interior de la central. Estos Grupos se reúnen periódicamente con el suministrador. la experiencia operativa de las centrales nucleares españolas era recogida y analizada por el Departamento de Seguridad Nuclear de la antigua JEN siguiendo los criterios que figuran en las Especificaciones Técnicas de cada central. Las actividades anteriores revelan que el análisis de la experiencia operativa desde el punto de vista de la seguridad y la protección radiológica es una actividad internacional muy significativa. válvulas importantes. mientras que los más bajos (2 y 1) se refieren a circunstancias sin trascendencia para la seguridad o en los que se ha degradado la seguridad. se observa que los niveles superiores (del 7 al 5) corresponden a escapes o liberaciones de radiactividad que produzcan un cierto impacto radiológico en los alrededores de la instalación. generador eléctrico.

• Pérdida o robo de fuentes radiactivas. sin que existan procedimientos adecuados para manipularlas.. provocada posiblemente por un incendio o un accidente de criticidad grave. con alta probabilidad de importante exposición del público. sin que haya habido menoscabo. Incidente importante Nivel 3 Incidente Nivel 2 Anomalía Nivel 1 • Exposición de una persona del público por encima de 10 mSv. • Contaminación grave en una zona no prevista en el diseño. . • Sobreexposición de una persona del público por encima de los límite anuales reglamentarios. que probablemente requiere la aplicación de algunas de las contramedidas previstas. • Problemas menores en componentes de seguridad. • Contaminación importante dentro de una instalación en una zona no prevista en el diseño. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 89 Figura 4.4. • Niveles de radiación superiores a 50 mSv/h en una zona de operación. • Tasas de exposición superiores a 1 Sv/h en una zona de operación. • Liberación de grandes cantidades de materiales radiactivos dentro de una instalación. quemaduras). salvo los controles locales de alimentos. con indicación de las disposiciones de seguridad. • Daños graves en el núcleo del reactor. con escasa probabilidad de tener que aplicar las contramedidas previstas. • Entrega equivocada de fuentes selladas de radiactividad alta. • Pérdida o robo de fuentes selladas de radiactividad alta. • Varias defunciones por radiación. con importantes medidas de defensa en profundidad pendientes de aplicación.1% del inventario del núcleo. • Al menos una defunción por radiación. Accidente importante Nivel 6 Barreras y controles radiológicos Defensa en profundidad • Liberación importante de materiales radiactivos. • Liberación de cantidades considerables de materiales radiactivos dentro de una instalación. • Fusión de combustible o daño al combustible. ej. • Hallazgo de una fuente sellada huérfana. con alta probabilidad de exposición del público. con escasa probabilidad de exposición importante del público. de un dispositivo o de un embalaje para el transporte de radiactividad alta. que requiere la aplicación y prolongación de las contramedidas previstas. • Cuasi accidente en una central nucleoeléctrica sin disposiciones de seguridad pendientes de aplicación.7 Soporte lógico para el establecimiento de los niveles de gravedad de la Escala INES Nivel de la INES Personas y medio ambiente Accidente grave Nivel 7 • Liberación grave de materiales radiactivos con amplios efectos en la salud y el medio ambiente. aunque sin consecuencias reales. que probablemente requiere la aplicación de las contramedidas previstas. • Efecto no letal de la radiación en la salud (p. • Exposición de un trabajador por encima de los límites anuales reglamentarios. de dispositivos o de embalaje para el transporte de actividad baja. • Fallos importantes en las disposiciones de seguridad. Accidente con consecuencias de mayor alcance Nivel 5 • Liberación limitada de materiales radiactivos. • Exposición diez veces superior al límite anual establecido para la exposición de los trabajadores. que provoca una liberación superior al 0. SIN SIGNIFICACIÓN PARA LA SEGURIDAD (Debajo de la escala/Nivel 0) Fuente: OIEA. • Embalaje inadecuado de una fuente sellada de radiactividad alta. Accidente con consecuencias de alcance local Nivel 4 • Liberación menor de materiales radiactivos.

detección y mitigación de las consecuencias de los accidentes mediante barreras múltiples. de forma conjunta. Como ya se ha expuesto en el apartado 4. que clasifica en tres grupos: significati26 La defensa en profundidad es un concepto determinista de la seguridad basado en la prevención. Las situaciones accidentales fueron consideradas como recomendaciones en la Guía de Seguridad GS-01. sistemas de seguridad. publicada en 1990 (Guía de Seguridad. especificaciones de funcionamiento.06. El informe ha de incluir sus causas y acciones tomadas tanto para la corrección inmediata como para evitar su repetición. que va desde simples desviaciones operativas o anomalías hasta verdaderos incidentes. tanto de actuaciones humanas como de fallos de equipos. dentro de los correspondientes programas de evaluación de la experiencia operativa externa y también. operación. a través de los grupos de trabajo del Comité Nuclear de UNESA. salud y seguridad laboral. Los sucesos notificables fueron considerados en la Guía de Seguridad GS-01. en busca de similitudes. donde se observa el incremento del número de sucesos notificables a partir del año 2007 a causa de la aplicación de la Instrucción IS-10. El Panel de Revisión de Incidentes. Los sucesos de nivel cero no tienen significado alguno para la seguridad.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 90 El CSN ha creado normativa específica sobre los criterios a utilizar en la identificación de sucesos notificables y situaciones accidentales. Los sucesos notificados al CSN por cada titular son analizados por los titulares del parque nacional de forma individual.03 publicada en 1987 y revisada en 2007 (Guía de Seguridad. para evitar que tales sucesos se repliquen en otras unidades del parque. otras situaciones de riesgo no contempladas en los documentos de autorización y sucesos externos.3. Se expone con detalle en el capítulo 5. los tipos de sucesos notificables a considerar y el tiempo en que han de ser notificados después de iniciada su ocurrencia. vertidos. en lo sucesivo PRI. La Instrucción IS-10 considera un espectro de circunstancias notificables más amplio del originalmente considerado en las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento y en la Guía anterior. Los sucesos de nivel 2 son incidentes con fallos significativos de la seguridad sin menoscabo del principio de la defensa en profundidad 26 para hacer frente a fallos adicionales. del CSN analiza todos los sucesos notificables. si bien revelan la existencia de deficiencias que deben ser corregidas. incluyendo los de nivel cero. por la que se establecen los criterios de notificación al CSN por parte de las centrales nucleares. . sobre la Escala INES. En la tabla 4.3 se incluye la evolución del número de sucesos notificables de 2005 a 2009. La Instrucción establece también que al cabo de 30 días el titular ha de presentar un informe completo de cada situación de emergencia o suceso notificable que haya acaecido. La Instrucción IS-10 distribuye los sucesos notificables en nueve grupos: registros. 2007). 1990) y sustituida con carácter obligatorio por la Instrucción IS-10 de 25 de julio de 2006 del CSN (Instrucción. 2006a). los sucesos de nivel 1 son anomalías en el régimen de funcionamiento autorizado sin efectos significativos. Cada uno de estos grupos incluye numerosos ejemplos de sucesos específicos y genéricos notificables para cada uno de los cuales se fija el tiempo máximo aceptado de notificación: una hora o 24 horas dependiendo de su importancia.2.

Un suceso es considerado significativo cuando requiere el seguimiento de las medidas correctivas tomadas por el titular o el establecimiento de nuevas medidas.4. Rapport Annuel 2009. en la tabla 4. genéricos y significativos y genéricos. Entre un tercio y un cuarto de los sucesos de nivel cero tienen alguna de las cualidades anteriores.3 Evolución y clasificación del número de sucesos notificables (2005-2009) en las centrales nucleares del parque nacional Año Escala INES 2005 2006 2007 2008 2009 Nivel 0 36 66 95 692 87 Nivel 1 2 0 2 3 2 1 Nivel 2 1 0 0 1 0 39 66 97 73 88 Total 1 2 1 Un suceso de nivel 0 del año 2005 fue recalificado al nivel 1 en 2007. que se han registrado en las centrales nucleares de Francia en el mismo período de tiempo. Aunque puedan existir diferencias de criterio en los dos países en cuanto a la definición de suceso notificable. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 91 Tabla 4. . Un suceso es genérico cuando es aplicable a otras instalaciones y es significativo y genérico cuando incluye ambas características. Tabla 4. Dos sucesos corresponden a la fábrica de elementos combustibles de Juzbado y uno a la central José Cabrera en fase de desmantelamiento. la escala INES se aplica globalmente sobre bases comunes. vos. Como elemento de referencia.4 Evolución y clasificación del número de sucesos notificables (2005-2009) en las centrales nucleares de Francia Año Escala INES 2005 2006 2007 2008 2009 Nivel 0 709 665 708 665 699 Nivel 1 49 74 56 72 95 Nivel 2 1 0 0 0 1 759 739 764 737 795 Total Fuente: Autorité de Sûreté Nucléaire.4 se reproduce la evolución de los sucesos notificables y su distribución en la escala INES.

en especial los de nivel 2. El ejemplo más representativo de esta situación es el incidente de emisión de partículas radiactivas en Ascó I en 2008. el Titular propuso la creación de un Programa de Refuerzo Organizativo. en el período considerado. El OIEA facilita este servicio de revisión internacional.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 92 Para comparar los resultados de ambas tablas es necesario normalizarlas27 para tener en cuenta que en Francia. La central nuclear de Santa María de Garoña recibió una misión PROSPER en el año 2005 y la visita de seguimiento en el año 2008. si es el caso. Se observa que la frecuencia de sucesos notificables por unidad es muy superior en las centrales nucleares francesas en el período estudiado. 2003). Los sucesos enmarcados en los niveles superiores a cero. que han sido descritas en el Informe del año 2008 del CSN al Congreso de los Diputados y al Senado (CSN. generalmente a través de Instrucciones Técnicas de obligado cumplimiento. 4. En el caso de que las causas del suceso sean múltiples y engloben aspectos técnicos y administrativos las medidas correctoras pueden tener una gran amplitud. son analizados en profundidad por el titular mediante tecnologías establecidas y revisadas por el PRI del CSN con el objetivo de tomar las medidas correctoras apropiadas. Finalmente. mientras que el parque nuclear español se limitó a nueve unidades hasta el 30 de abril de 2006 y a ocho. En España el número de sucesos de nivel 2 producidos desde la implantación de la escala INES en 1990 se ha limitado a tres sucesos. desde dicha fecha. 2009). en el quinquenio estudiado se han producido dos incidentes de nivel 2. Los resultados mostraron que el personal de la organización tiene un fuerte compromiso con los principios de seguridad y muestra voluntad de aprendizaje y mejora de sus procesos a partir de la experiencia operativa propia y ajena. y dan igual importancia a la seguridad nuclear y a la seguridad física de las instalaciones. con cinco líneas principales de actuación. es conveniente someter este proceso a revisiones externas e independientes. las medidas correctoras adecuadas.3 LA GESTIÓN DE LAS SALVAGUARDIAS Y LA SEGURIDAD FÍSICA DE LAS INSTALACIONES NUCLEARES Los Principios fundamentales de seguridad del OIEA se refieren explícitamente a las aplicaciones pacíficas de la energía nuclear. Tanto en uno como en otro país. en el que se analiza la eficacia del titular en los programas de retroalimentación de la experiencia operativa y el análisis de los incidentes que ocurran en la instalación (IAEA. . Para corregir las deficiencias encontradas. Cultural y Técnico. aceptado por el CSN. en lo sucesivo PROSPER (Peer Review of the Operational Safety Performance Experience Review). para que examinen la bondad o no del proceso de tratamiento de la experiencia operativa y tomar. conocido como Revisión por homólogos de la experiencia operativa. cada una de las cuales compuesta de diferentes acciones concretas. considerada esta última como el conjunto de medidas normativas y técnicas para prevenir el robo de los materiales nuclea- 27 El factor de normalización es aproximadamente siete para todo el período considerado. se han mantenido 56 unidades nucleares en funcionamiento.

. En 1997 el TNP fue complementado con el Protocolo Adicional. España ratificó el Tratado EURATOM (Tratado. Además. Las salvaguardias nucleares que establecen el conjunto de medidas técnicas y administrativas necesarias para comprobar que no se produce un desvío de sustancias nucleares para usos no declarados. La protección contra estas actividades se contempla en dos conceptos íntimamente ligados a la tecnología nuclear desde sus comienzos: 1. La seguridad física que establece el conjunto de medidas técnicas y administrativas necesarias para limitar las consecuencias de actos intencionados tales como el sabotaje de las instalaciones. 1997) que también fue ratificado en 2003 por el Gobierno español (Decreto. En consecuencia. 2003a). entre otras obligaciones. establece un control de seguridad de los materiales nucleares utilizados en los países miembros de la Unión Europea. 2.1 Marco regulador de las salvaguardias nucleares SUSTANCIAS NUCLEARES I II III IV Las salvaguardias nucleares constituyen el control que la comunidad internacional ejerce para que los estados sometidos al régimen de salvaguardias no distraigan las sustancias destinadas al uso civil para ser usados en aplicaciones armamentistas. que obliga a declarar las instalaciones nucleares y a someterlas a las inspecciones de la CE. Con su entrada en la UE. 1986). en lo sucesivo TNP. El Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares. incluyendo aquellas en las que se desarrollan actividades industriales que pueden ser utilizadas para la manipulación de materiales nucleares o la fabricación de armas nucleares. el PA confiere al OIEA el derecho a inspeccionar estas instalaciones y acorta los plazos de anuncio de las inspecciones. el robo de sustancias nucleares o materiales radiactivos y el acceso no autorizado a las instalaciones y materiales nucleares y radiactivos.3. en lo sucesivo PA. en lo sucesivo UE. España ratificó su adhesión al TNP en 1987 (Tratado. 2.4. establece que los estados deben concertar con el OIEA un acuerdo de salvaguardias. Las bases legales de las salvaguardias nucleares que se aplican en España son: 1. Las barreras administrativas de las salvaguardias Las sustancias nucleares están protegidas por múltiples barreras administrativas: • La ratificación del Tratado de No Proliferación. para la aplicación del sistema de control y verificación establecido. El PA amplía el rango de las instalaciones que deben ser declaradas. 4. • La ratificación del Tratado de Euratom. por lo que está obligada a declarar sus instalaciones nucleares al OIEA y a someterlas a las inspecciones que este organismo lleva a cabo con el fin de verificar el cumplimiento de las disposiciones del TNP en materia de control de los materiales nucleares. cuya puesta en práctica es encomendada a la Comisión Europea. cuya puesta en práctica ha sido encomendada al OIEA. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 93 res y actos de sabotaje que provoquen la liberación de productos radiactivos. El Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica. y un mercado común de los mismos con una Agencia de Suministro Europea. • La adhesión al Sistema de Salvaguardias del OIEA y al Protocolo Adicional. (OIEA. • Las leyes y decretos nacionales. el marco regulador siempre ha tenido su base en convenios y tratados internacionales. en lo sucesivo CE. 1987) y firmó con el OIEA el acuerdo de salvaguardias correspondiente.

El OIEA contempla varias modalidades de acuerdos con los Estados miembros para la aplicación de las salvaguardias nucleares. la UE aprobó un nuevo reglamento para regular el ejercicio de las funciones que le corresponden a la CE y las que debe compartir con los Estados miembros en virtud del PA. corresponde a la modalidad aplicable a los Estados miembros de la UE que no poseen armas nucleares y han firmado el TNP (OIEA. 4.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 94 También obliga a notificar el desarrollo de determinadas actividades relacionadas con el ciclo de combustible. Contabilidad: Actividades llevadas a cabo para controlar y registrar las cantidades de sustancias nucleares presentes dentro de un área definida y los cambios habidos dentro de determinados períodos de tiempo. . 1964) que establece que toda persona jurídica o física queda sujeta al cumplimiento de las obligaciones derivadas de los compromisos en materia de salvaguardias nucleares. 1998). El Real Decreto 1206/2003 del MITYC (Decreto. 2004). las siguientes disposiciones: a) La CE ejerce el papel de coordinación de la aplicación de las salvaguardias del OIEA en los Estados no poseedores de armas nucleares de la UE. estableciendo. el artículo 8 del RINR (Decreto. Para evitar las duplicidades de ambos regímenes de salvaguardias. los registros de contabilidad. 1999) recoge la responsabilidad a estos efectos de los titulares de las citadas instalaciones. y c) El volumen y la frecuencia de las inspecciones se deben definir de forma conjunta por EURATOM y el OIEA para cada instalación.3.2 Puesta en práctica de las salvaguardias nucleares en España La aplicación de las salvaguardias clásicas se basa en tres medidas: 1. el acuerdo firmado por España. Por su parte. de acuerdo con lo previsto en la normativa nacional que se desarrolle en cumplimiento de los compromisos internacionales contraídos por España. de 21 de julio del mismo ministerio detalla las modalidades de transferencia a la CE de determinadas funciones previstas en el Real Decreto (Orden Ministerial. en todo lo relativo a la información y acceso a las actividades en las que no se usan sustancias nucleares. la UE y el OIEA subscribieron un acuerdo de salvaguardias (OIEA. los inventarios periódicos de material. b) Las inspecciones del OIEA se realizan a la vez que las de EURATOM. Los elementos de la contabilidad incluyen: las áreas de balance de materiales. 1998) que establece un marco para la aplicación coordinada de las salvaguardias del OIEA y del sistema de control de las sustancias nucleares del Tratado EURATOM. 2003a) regula las obligaciones del Estado relativas a los aspectos del Protocolo Adicional que no quedan cubiertos por la legislación comunitaria. La Orden ITC/2637/2004. La aplicación de las salvaguardias en España se rige en el derecho interno por el capítulo XIII de la Ley de Energía nuclear (Ley. concretamente. entre otras. Tras la entrada en vigor del PA. involucren o no sustancias nucleares. la emisión de informes para los organismos de control y la verificación de la contabilidad del material por estos organismos. En concreto.

2. 2003a). convenientemente acreditados. Así mismo. mantener un sistema de contabilidad y control de las sustancias nucleares y comunicar. deben permitir el acceso a los lugares donde se realizan dichas actividades en los plazos establecidos en la normativa citada a los inspectores del OIEA y de EURATOM. incluyendo aquellas en las que no se utilizan sustancias nucleares (investigación y fabricación de equipos). • La vigilancia técnica continuada de los recintos. las instalaciones nucleares están obligadas a mantener una contabilidad detallada del material nuclear y a remitir informes a las organizaciones de control en los plazos es- . Información adicional sobre las instalaciones nucleares y sobre actividades relacionadas con el ciclo de combustible nuclear. Las organizaciones que ponen en práctica las salvaguardias han desarrollado procedimientos y dispositivos para asegurar el funcionamiento eficaz de las medidas de contabilidad. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 95 2. las transferencias o exportaciones de material entre Estados. y que eviten el acceso no detectado y la interferencia o manipulación no autorizada de las sustancias nucleares o los equipos de salvaguardia (tales como sellos. si procede. Reforzamiento de los derechos de acceso de los inspectores del OIEA a los emplazamientos nucleares y a los lugares en los que se desarrollan actividades sujetas a declaración. transportistas y agentes de almacenamiento temporal. tales como composición. En el ejercicio de sus funciones. muestras o cámaras de vigilancia). • La contención de las sustancias en recintos precintados. ubicación y posible manipulación o movimiento. Vigilancia: Recogida de información in situ por los inspectores de salvaguardias. 3.4. Según la reglamentación nacional deben remitir una información que se detalla en el mencionado Real Decreto 1206/2003 (Decreto. así como la interferencia o la manipulación de los equipos. enriquecimiento y masa. El Protocolo Adicional refuerza el sistema de salvaguardias clásicas mediante los siguientes elementos: 1. El Sistema de Salvaguardias del OIEA se basa en: • La contabilidad periódica de las sustancias nucleares. registrada mediante dispositivos o instrumentos. incluyendo instalaciones que utilicen material básico o material fisionable especial. El régimen que establece la legislación comunitaria y la reglamentación nacional en materia de salvaguardias obliga a todas aquellas personas o empresas que manejen material nuclear directa o indirectamente. Contención: Instalación de elementos estructurales en las instalaciones. contención y vigilancia. dirigida a detectar la interferencia o manipulación no autorizada del material nuclear o los equipos. beneficio de minerales. intermediarios y todas las personas o empresas que traten o almacenen material nuclear que previamente haya sido declarado como residuo conservado o acondicionado. contenedores o equipos con sustancias nucleares que aseguren la integridad física de un área o un elemento específico y la continuidad del conocimiento del estado del área o el elemento. Por su parte. los inspectores de salvaguardias están dotados de instrumentos y equipos con la tecnología más avanzada y sofisticada que les permite obtener todo tipo de información sobre los materiales. En concreto. los titulares de las instalaciones sometidas al régimen de salvaguardias están obligados a remitir información sobre sus actividades a la CE.

3.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 96 tablecidos. que en un principio estuvieron protagonizadas por los servicios de seguridad del Estado y con el tiempo fueron evolucionando. El OIEA ha emitido recomendaciones específicas en materia de seguridad física. 4. 28 El uso del término protección física se prefiere aquí sobre el más moderno seguridad física. El preaviso puede ser inferior si los inspectores del OIEA consideran que es necesario para no comprometer los objetivos que se persiguen con el acceso. incluso con anterioridad a la elaboración de esta Convención. En suma. 1987). 1978) que reconoce el derecho de los ciudadanos a su propia seguridad.3 Marco regulador de la seguridad física En el derecho interno español. Los atentados terroristas que afectaron a la central nuclear de Lemóniz durante su construcción obligaron a tomar medidas excepcionales en esta central. desde sus orígenes. 2005) que extendía su ámbito de aplicación a las propias instalaciones y contemplaba explícitamente como objetivo de la seguridad física la prevención del sabotaje de las instalaciones nucleares. hacia una situación mixta en la que tienen cabida los servicios de seguridad privada y los servicios de seguridad del Estado. Las instalaciones nucleares y también las principales instalaciones radiactivas españolas han dispuesto. con un preaviso de 24 horas. La práctica española vigente en materia de seguridad física se basa en la doctrina internacional cuyo instrumento principal es la Convención sobre protección28 física de materiales nucleares (Convención. Esta Convención estaba inicialmente focalizada en la protección física durante el transporte de los materiales nucleares. La integridad de la contención de las sustancias nucleares se asegura por medio de sellos. de medidas específicas de seguridad física. La autorización de construcción de la central nuclear de Trillo fue la primera que recibió tales requisitos. la obligación de todos de proteger el medio ambiente y la obligación de los poderes públicos de proteger el ejercicio de estos derechos. Se decidió también imponer a los titulares de las nuevas autorizaciones de construcción límites y condiciones específicas. que queda reducido a dos horas cuando se solicita en el curso de una inspección de salvaguardias. la seguridad física tiene su base en el Capítulo II de la Constitución Española (Constitución. ejercido por la UE y el OIEA. para verificar que las sustancias nucleares destinadas al uso civil no se utilizan para la producción de armamento nuclear. en cualquier momento. . El Protocolo Adicional ha modificado las condiciones de acceso de los inspectores con el denominado acceso complementario. los cuales están sujetos a verificación en las inspecciones que periódicamente se realizan. En 2005 se aprobó una Enmienda a esta Convención (Convención. que habilita a los inspectores del OIEA para acceder a cualquier lugar dentro de los emplazamientos nucleares. medidas de vigilancia y exámenes periódicos. el régimen de salvaguardias vigente en España somete a sus instalaciones nucleares e industrias auxiliares a un sistema de inspección y control supranacional. a la par que lo hacía el marco regulador aplicable.

1992a) consagra implícitamente el principio de autoprotección de las instalaciones industriales que supongan riesgo para las personas y el medio ambiente. 1999) requiere que la solicitud de la autorización de explotación incluya un Plan de Protección física. de 3 de febrero. Este requisito es también aplicable a las instalaciones radiactivas de primera categoría del ciclo del combustible nuclear. prevención y rechazo de agresiones) Al titular de una instalación nuclear le corresponde también la responsabilidad de garantizar la seguridad física de la instalación y de las sustancias nucleares y materiales radiactivos que en ella existen. 1986) establece las obligaciones del Estado en materia de seguridad pública y determina las competencias de los diferentes servicios públicos de seguridad. El Real Decreto 158/1995. 2005) haciendo necesaria una actualización de la legislación interna para adaptarla a los nuevos compromisos adquiridos con la Comunidad Internacional en esta materia y. en función de la naturaleza y demarcación geográfica en la que deben actuar. Esta misma ley asigna al Ministerio del Interior la función de dictar las normas necesarias para prevenir la comisión de actos delictivos contra las instalaciones industriales que generen riesgos directos a terceros. El artículo 20. 1995) establece las medidas de protección física que deben adoptarse en el transporte del material nuclear que. 1992b) y el reglamento que la desarrolla regulan el régimen de prestación de servicios de seguridad privada referidos a la instalación. incluido el transporte. La Ley Orgánica de Fuerzas y cuerpos de seguridad (Ley. del RINR (Decreto. El sistema de protección física de una central nuclear incluye medidas físicas internas (control de accesos. en concreto. así como la prestación de servicios de seguridad por empresas privadas que en todo caso deben estar habilitadas al efecto por el Ministerio del Interior. son aplicables a su almacenamiento.4. y constituye el instrumento legal que regula específicamente la seguridad física en el ámbito nuclear. Es también responsable de las actividades que afecten a tales sustancias y materiales. estableciendo el régimen de autorización de uso. almacenamiento y manipulación de los materiales nucleares. El Real Decreto adapta las previsiones de la Convención sobre Protección física de materiales nucleares a las instalaciones y materiales nucleares españoles. la normativa nuclear. protección de zonas vitales) y un sistema nacional de protección externa (inteligencia. La Ley Orgánica sobre Protección de la seguridad ciudadana (Ley. en gran medida. la normativa sobre transportes y la normativa derivada de los acuerdos de salvaguardias y de protección de sustancias nucleares y materiales radiactivos suscritos por España. y regula de forma específica las diferentes categorías de materiales nucleares. detección de intrusos. apartado k). sobre Protección física de los materiales nucleares del Ministerio de la Presidencia (Decreto. a . LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 97 La aplicación de este precepto constitucional a la seguridad física de las instalaciones y actividades nucleares está regulada por un conjunto de normas técnicas y administrativas que tienen su base en varios ámbitos normativos: la legislación sobre seguridad privada. que debe tener un tratamiento confidencial. En 2007 España ratificó la Enmienda de la Convención (Convención. mantenimiento y operación del sistema de seguridad física. las medidas de protección física aplicables a cada una y las funciones del titular en relación con ellas. La Ley de Seguridad privada (Ley. asignando a sus titulares el deber de adoptar y mantener las medidas de seguridad que sean necesarias para su protección.

la Secretaría de Estado de Seguridad cuenta con las capacidades técnicas y operativas de las fuerzas y cuerpos de seguridad. obtener y analizar la información necesaria para valorar el grado de amenaza existente en cada momento y dar respuesta ante cualquier acto delictivo que pueda afectar a las instalaciones. a través de la Secretaría de Estado de Seguridad. de las autoridades públicas y de los titulares de las instalaciones de acuerdo con una distribución de papeles nítidamente definida en la legislación aplicable. 3. en tramitación avanzada. es también extensible a las demás instalaciones nucleares y a las instalaciones radiactivas que utilizan fuentes radiactivas de alta intensidad. le corresponde. aportar las medidas de seguridad externa previstas en el sistema. Debe existir un plan de información e inteligencia preventivo diseñado para detectar con tiempo suficiente cualquier intento malévolo y adoptar las medidas reactivas que sean precisas. conjunta y coordinada. La puesta en práctica del modelo se hace a través de la actuación. Asuntos Exteriores. 2006b) en la que se establece un conjunto muy pormenorizado de criterios a los que deben atenerse los planes. que inicialmente se diseñó para las centrales nucleares. Al Ministerio del Interior. A la Guardia Civil corresponde vigilar el entorno de cada instalación. la protección física de las centrales nucleares se rige por un modelo integrado que ha sido desarrollado por sus titulares y aprobado por el CSN. Justicia y CSN. actividades y materiales nucleares y radiactivos. En paralelo con estas actuaciones. declarar el nivel de protección requerido en función del grado de amenaza que los servicios de inteligencia detecten en cada momento. establecer y ejecutar los planes de información y participar en la verificación de que los titulares de las instalaciones adoptan y mantienen operativas las medidas necesarias. La seguridad exterior debe ser asumida por las fuerzas y cuerpos de seguridad pública. 2. Tras la ratificación de la Enmienda a la Convención. y que se basa en tres pilares: 1.3. La seguridad interior es responsabilidad directa del titular de cada instalación.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 98 través de las recomendaciones que dicte el OIEA. 4.4 El modelo español de seguridad física En la actualidad. intervenir las armas de los servicios de seguridad privados. para adaptarlo plenamente a los compromisos derivados de la ratificación de la Convención. creó un grupo de trabajo con el mandato de revisar el Real Decreto vigente en materia de seguridad física. Para el desarrollo de sus funciones. Este modelo. la función de coordinar y dirigir el sistema. en avanzado estado de tramitación. dictar las medidas de seguridad física que deban adoptar las instalaciones. . de forma genérica. servicios y sistemas de seguridad física. en colaboración con los Ministerios del Interior. el Ministerio de Industria. el CSN publicó en 2006 la Instrucción IS-09 sobre la Protección física de las instalaciones y materiales nucleares (Instrucción.

A los titulares de las instalaciones nucleares corresponde la función de proteger su instalación o actividad de conformidad con los requisitos marcados en la reglamentación aplicable. contribuir a la detección y análisis de la amenaza y participar en la respuesta ante situaciones delictivas que afecten a las instalaciones. Así mismo. en su caso. retardarlas hasta la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.4. operar y mantener los sistemas físicos adecuados para cada instalación o actividad para detectar y retardar las acciones malintencionadas que pudieran poner en peligro a la instalación hasta la actuación de las fuerzas públicas de seguridad. Desarrollar las acciones formativas adecuadas para asegurar que sus efectivos dispongan de los conocimientos en materia de planes. de los servicios de las empresas de seguridad debidamente habilitadas por el Ministerio del Interior. 6. Informar a las autoridades y a las fuerzas y cuerpos de seguridad pública sobre cualquier hecho que pueda amenazar a la instalación o actividad cuya seguridad tiene encomendada. 3. que en todo caso deberán intervenir cuando se trate de actuaciones delictivas. Diseñar. Los titulares dispondrán. procedimientos y medios humanos necesarios para impedir las situaciones intencionadas que puedan poner en peligro a la instalación o. Declarar la situación de emergencia correspondiente cuando una amenaza se haya materializado y constituya un riesgo directo e inminente para la seguridad nuclear y radiológica de la instalación. Al CSN corresponde ejercer las funciones reguladoras del sistema. De forma específica. corresponden a los titulares de las instalaciones. con el concurso de las empresas de seguridad privada. . evaluar los sistemas y servicios de seguridad de los titulares. las siguientes funciones: 1. 2. seguridad nuclear y protección radiológica necesarios para desarrollar sus funciones dentro de las instalaciones nucleares y radiactivas. Colaborar con las fuerzas y cuerpos de seguridad pública aportando la información que posean y que sea de utilidad para la planificación de las intervenciones de estas. 5. de acuerdo con los planes y procedimientos que se establezcan conjuntamente. colaborar con las fuerzas y cuerpos de seguridad pública en sus actuaciones preventivas o reactivas. dar recomendaciones para el mejor cumplimiento de los requisitos reglamentarios y colaborar con las fuerzas y cuerpos de seguridad en el mantenimiento de la operatividad del sistema. 4. Poner en marcha las medidas previstas en sus planes de protección física adecuadas al nivel de amenaza que haya declarado la Secretaría de Estado de Seguridad. Establecer y mantener operativos los planes. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 99 Al Cuerpo Nacional de Policía corresponde autorizar y supervisar la actuación de los servicios privados de seguridad. procedimientos y sistemas de protección física. además de sus propios recursos técnicos y humanos. instalar. verificar el cumplimiento de la normativa y las condiciones de licencia. 7. emitir normativa técnica.

siempre por debajo de los límites establecidos. El principio de la limitación exige que: ‘Las medidas de control de los riesgos asociados a las radiaciones deben garantizar que ninguna persona se vea expuesta a un riesgo de daños inaceptable’. son dos principios complementarios especialmente dedicados a proteger a las personas. y el Principio 6. como a los miembros del público. Limitación de los riesgos para las personas. que no deben ser superados. el cual requiere que: ‘La protección debe optimizarse para proporcionar el nivel de seguridad más alto que sea razonablemente posible alcanzar’. buenas prácticas y sentido común para reducir al máximo posible. Optimización de la protección. la exposición de las personas a la radiación.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 100 4. Pero tales límites no son suficientes por sí solos y deben ser complementados con el principio de la optimización. Detector pórtico de contaminación radiactiva personal en la entrada-salida de una zona controlada . de los Principios fundamentales de seguridad del OIEA. tanto trabajadores expuestos a la radiación por su profesión. Los riesgos se declaran inaceptables cuando las dosis de radiación superan los límites legalmente establecidos. Esto significa la adopción de criterios.4 LA GESTIÓN DE LA PROTECCIÓN RADIOLÓGICA Y LABORAL El Principio 5.

que se denomina zona controlada30 en la que también se incluye la piscina de desactivación o almacenamiento del combustible irradiado. cuanto mayor es dicha transferencia tanto mayor es el daño biológico causado. y es tanto mayor cuanto mayor es la transferencia lineal de energía31 de la radiación a la materia irradiada o energía transmitida por unidad de longitud recorrida por la radiación en el medio irradiado. en los materiales estructurales y en el refrigerante y sus impurezas. que equivale a la absorción de un julio de la energía de la radiación por kilogramo de la materia irradiada. la optimización o reducción de las dosis hasta los valores más bajos posibles y la limitación de las dosis. Las radiaciones ionizantes interaccionan con la materia por la que pasan.4. La producción de estas sustancias está asociada al proceso de fisión que tiene lugar en el combustible nuclear y al proceso de activación neutrónica que se produce en el propio combustible. que están confinados en una determinada zona de la misma. Gy. 31 La transferencia lineal de energía depende de la masa y carga eléctrica de la partícula. han sido aceptados en el mundo Un aspecto singular de las centrales nucleares es la presencia de sustancias que emiten radiaciones ionizantes29. 4. la zona controlada ha de estar sometida a una regulación específica a fin de proteger a las personas que trabajan en ella. Se analizan también los riesgos laborables y se comparan con los propios de las instalaciones de producción de energía eléctrica. La dosis equivalente es igual a la dosis absorbida multiplicada por factores adimensionales que tienen en cuenta los efectos biológicos relativos32 de los distintos tipos de radiaciones. p. dependientes de la transferencia lineal de energía. es mayor en las partículas alfa que las beta y por ello las primeras producen un daño biológico 20 veces mayor que las partículas beta para la misma dosis absorbida. es la unidad utilizada para medir la dosis absorbida. El Gray. 32 Se toma como referencia el efecto biológico de las partículas beta. La unidad que mide el deterioro de la materia viva que produce la radiación es la dosis equivalente.4. sino también del tipo de radiación. depositando en ella la energía que poseen y produciendo deterioros —ionizaciones y roturas— en las moléculas de las células de la materia viva con las que interaccionen. 30 A causa de la presencia de radiación. se definen y cuantifican los conceptos de dosis de radiación que se aplican a los trabajadores expuestos por razón de su trabajo en las centrales nucleares y se comparan los resultados de la vigilancia radiológica con los de otros países. . en lo sucesivo Sv. pueden desplazarse a través del fluido refrigerante a otros lugares de la instalación. también una unidad del SI. Aunque dichas sustancias radiactivas solo se generan en el núcleo del reactor y en sus alrededores. El daño biológico producido por las radiaciones no solo es función de la dosis absorbida. incluyendo los cromosomas del núcleo. la justificación de las instalaciones y actividades. En este apartado se analizan los conceptos básicos de la protección radiológica. 29 Las radiaciones ionizantes tienen la capacidad de desplazar los electrones de los átomos y de romper los enlaces moleculares produciendo iones y radicales libres que se recombinan formando nuevas moléculas extrañas a la célula irradiada. e. en lo sucesivo SI. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 101 Los trabajadores de una central nuclear están sometidos a los riesgos específicos atribuibles a las radiaciones y a los riesgos laborales inherentes a las instalaciones industriales de magnitud comparable. que se mide en Sievert. El daño biológico producido por estas radiaciones está relacionado con la energía depositada por unidad de masa de la materia irradiada.1 Las bases de la protección radiológica Los tres principios fundamentales de la protección radiológica. Es una unidad del Sistema Internacional.

Estos límites se aplican a la suma de las dosis procedentes de las exposiciones externas en el período especificado (anual o quinquenal) y las dosis efectivas comprometidas a cincuenta años a causa de las incorporaciones producidas en el mismo período. de 6 de julio. 150 mSv por año oficial. A efectos legales. En su cómputo no se incluye la dosis causada por el fondo radiactivo natural ni la exposición sufrida como consecuencia de exámenes y tratamientos médicos. y sumar los resultados parciales obtenidos. que es específica de cada órgano o tejido. de 13 de mayo. el tiempo de irradiación se ha fijado en 50 años para los adultos y 75 años para los niños y se tiene en cuenta la evolución de la contaminación interna por desintegración y eliminación biológica. Adicionalmente existen otros límites específicos en distintos órganos. se llama dosis efectiva comprometida a la dosis efectiva recibida por todo el organismo durante el tiempo especificado. tales como: a) El cristalino. 1996). se fija en 50 mSv33 anuales. dependiendo del alcance de las radiaciones en el interior del cuerpo humano. es decir 20 mSv de media por año cada cinco años. 500 mSv por año oficial. 33 El mSv es la milésima parte de un Sv. Dicho límite se aplicará a la dosis promediada sobre cualquier superficie de 1 cm2. Estas magnitudes constituyen la base del llamado sistema de limitación que es parte esencial de los Reglamentos de Protección sanitaria contra las radiaciones ionizantes. por el que se aprueba el Reglamento de Protección Sanitaria contra las Radiaciones Ionizantes. El valor obtenido recibe el nombre de dosis efectiva y también se expresa en Sv. con la limitación adicional de 100 mSv en 5 años. estas se distribuyen en los distintos órganos de acuerdo con los procesos biológicos que correspondan al elemento o molécula radiactiva incorporada. con independencia de la zona expuesta. Se llama dosis equivalente comprometida durante un tiempo dado a la dosis equivalente recibida en un órgano o tejido durante el tiempo que se especifique.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 102 Cuando la dosis se recibe en varios tejidos y órganos del cuerpo humano. que transpone los límites fijados por la Directiva 96/29/EURATOM del Consejo. Los límites reglamentarios de exposición a la radiación se fijan en el Capitulo II del Titulo II del Real Decreto 783/2001. Por este motivo. antebrazos. y c) Las manos. por la que se establecen las Normas básicas relativas a la protección sanitaria de los trabajadores y de la población contra los riesgos que resultan de las radiaciones ionizantes (Directiva. Cuando se incorporan sustancias radiactivas en el cuerpo humano. b) La piel. El límite de la dosis efectiva para personas profesionalmente expuestas. La energía de las radiaciones emitidas puede ser absorbida en el órgano o tejido portador o en cualquier otro. . la persona portadora recibe en los distintos órganos y tejidos una dosis de forma continuada mientras persista la contaminación interna. 500 mSv por año oficial. pies y tobillos. es preciso ponderar el daño biológico general multiplicando la dosis equivalente recibida en cada órgano o tejido por un factor adimensional. propio de la sensibilidad del órgano irradiado a la radiación recibida.

por las condiciones en las que se realiza su trabajo. Las responsabilidades que tiene tanto la empresa externa que contrata al trabajador como el titular de la instalación están definidas en la Directiva 90/641/EURATOM. la piel y las extremidades. 4. teniendo en cuenta factores económicos y sociales. Por razones de vigilancia y control radiológico. Un caso especial de trabajador expuesto son los trabajadores externos. antes expuesto. personas en formación o estudiantes. estos trabajadores expuestos se dividen en dos categorías: ‘Categoría A: Pertenecen a esta categoría aquellas personas que. la piel y las extremidades. También definidos en el Anexo I del Reglamento como: ‘Cualquier trabajador clasificado como trabajador expuesto. que se aplica tanto a las personas expuestas como a la población en general. que efectúe actividades de cualquier tipo. que tiene una aceptación global. de 4 de diciembre de 1990.2 Los trabajadores expuestos En el Anexo I del Reglamento de Protección sanitaria contra las Radiaciones ionizantes (Decreto. o que preste sus servicios en calidad de trabajador por cuenta propia’. Estos trabajadores deben estar sometidos a los mismos controles y sistemas de protección que los trabajadores propios de la instalación. incluidos los trabajadores en prácticas profesionales. puedan recibir una dosis efectiva superior a 6 mSv por año oficial o una dosis equivalente superior a 3/10 de los límites de dosis equivalente para el cristalino. según se establece en el apartado 2 del artículo 9’. La aplicación de este principio obliga a que cada actividad con riesgo de exposición a la radiación debe analizarse cuidadosamente con objeto de que la exposición final a las personas afectadas sea la mínima posible.4. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 103 El sistema de protección contra las radiaciones ionizantes. en la zona controlada de una instalación nuclear o radiactiva y que esté empleado de forma temporal o permanente por una empresa externa. Este principio. En terminología inglesa este principio se enuncia como As Low As Reasonably Achievable. Categoría B: Pertenecen a esta categoría aquellas personas que. según se establece en el apartado 2 del artículo 9. en el artículo 20 del citado Reglamento. en lo sucesivo ALARA. sobre . 2001) se define a los trabajadores expuestos como: ‘Personas sometidas a una exposición a causa de su trabajo derivada de las prácticas a las que se refiere el presente Reglamento que pudieran entrañar dosis superiores a alguno de los límites de dosis para miembros del público’. por las condiciones en las que se realiza su trabajo.4. establece que las dosis individuales. es muy improbable que reciban dosis superiores a 6 mSv por año oficial o a 3/10 de los límites de dosis equivalente para el cristalino. incluye también el principio de la optimización de la protección. además del principio de la limitación. el número de personas expuestas y la probabilidad de que se produzcan exposiciones potenciales deberán mantenerse en el valor más bajo que sea razonablemente posible.

de 21 de marzo. 1997). b) Hacer estudios estadísticos de carácter sectorial sobre las tendencias de la exposición a radiaciones de distintos colectivos de trabajadores. que es el resultado de trasponer la Directiva 90/64/EURATOM. en el que se centralizan los historiales dosimétricos de todos los trabajadores expuestos en las instalaciones nucleares y radiactivas españolas. El BDN constituye una herramienta básica para el CSN. Como muestra del volumen de información contenido en el BDN. 1970). transpuesta por el Real Decreto 413/1997 de 21 de marzo sobre el mismo tema (Decreto. lo que permite identificar áreas de interés desde el punto de vista del principio ALARA. El desarrollo normativo se completa con la promulgación de la Instrucción IS-01. y c) Estudiar las dosis resultantes del funcionamiento de cualquier instalación nuclear o radiactiva en España.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 104 protección operacional de los trabajadores externos con riesgo de exposición a radiaciones ionizantes por intervención en zona controlada. 2001). Unión Europea. además del formato y contenido del mismo. correspondientes a unos 274. La obligatoriedad de este documento se introduce en el artículo 7 del Real Decreto 413/1997. sobre Protección operacional de los trabajadores externos con riesgo de exposición a radiaciones ionizantes por intervención en zona controlada (Decreto. NEA/OECD). el CSN acordó la implantación en España de un Banco Dosimétrico Nacional. Tras una experiencia piloto. 4. Esta herramienta permite: a) Disponer de información actualizada sobre los historiales dosimétricos de cada uno de los trabajadores. de 31 de mayo de 2001 por la que se establece el formato y contenido que debe tener el carné radiológico (Instrucción.665.000 trabajadores y . empresa externa y titular de la instalación. en lo sucesivo BDN. el CSN consideró necesario establecer que todo trabajador expuesto en las centrales nucleares. baste señalar que al cierre del ejercicio dosimétrico de 2008 había registros por un total aproximado de 14. Datos comparativos de las dosis recibidas en los países de la OECD se recogen anualmente en el Sistema de Información sobre Exposiciones Ocupacionales. debería estar obligado a disponer de un documento individual de seguimiento radiológico. las responsabilidades que adquieren las diferentes partes implicadas. que se denomina carné radiológico. Naciones Unidas. En la Instrucción IS-01. tanto para el control regulador. el CSN ha establecido. donde se recogen los aspectos oportunos relativos a los trabajadores procedentes de la aplicación del sistema de vigilancia radiológica. En 1985. el CSN requirió el uso preceptivo de dicho documento a través de los requisitos de las autorizaciones.4. de plantilla y de contrata.000 mediciones dosimétricas. en lo sucesivo ISOE (Information System on Occupational Exposure) de acceso al público (NEA.3 El carné radiológico y el banco dosimétrico nacional En 1986. como para preparar la información requerida periódicamente desde el ámbito nacional (Informe anual al Congreso de los Diputados y al Senado) o internacional (en especial. 1997a). El carné radiológico es básicamente un instrumento para el registro de datos.

El estudio epidemiológico a que se refiere el apartado 5.2. En ambos casos. según el riesgo que se presente. Para la gestión de todo este sistema de seguimiento de los trabajadores.persona y una dosis individual media de 1.5 demuestra que los efectos radiológicos de los vertidos radiactivos no tienen efecto alguno sobre la salud de la población potencialmente afectada. las zonas están vigiladas por dosímetros y monitores de área.4. está sujeto a medidas especiales de protección y vigilancia. 1997).667 trabajadores involucrados en las centrales nucleares recibieron una dosis colectiva de 2. Cada una de esas mediciones lleva asociada información sobre el tipo de instalación y el tipo de trabajo desarrollado por el trabajador.12 mSv. Estas medidas dependen de si el riesgo se limita a la exposición a campos de radiación —riesgo de irradiación— o también existe riesgo de incorporación de sustancias radiactivas a la piel o al organismo —riesgo de contaminación—. que miden las dosis y la contaminación ambiental en las zonas que vigilan para poder diseñar las medidas de protección a adoptar. . mediante la Resolución de 16 de julio de 1997 (Resolución. dosis efectiva. por lo tanto. equivalente o comprometida que recibe el conjunto. Adicionalmente. Aunque la dosis de radiación tiene sentido físico como magnitud individual.4. 4. En dicho año.persona y se obtiene sumando las dosis recibidas por cada uno de los miembros del conjunto. Se mide en Sv. LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 105 a unas 48.749 mSv. aproximadamente el 50% en operación normal y el 70% en paradas de recarga del combustible accede a la zona controlada de las instalaciones donde aumenta el riesgo de contacto con la radiactividad y. el CSN ha establecido y gestiona un Registro de empresas externas.4 La experiencia radiológica española Del colectivo de trabajadores de una central nuclear. 6. siempre se dota a los trabajadores de dosímetros que registran las dosis recibidas.000 instalaciones. se adoptan también medidas de protección como blindajes. habitualmente se utiliza la magnitud dosis colectiva34 para medir el grado de exposición global Contador DIYS cama 34 Contador Quicky Con referencia a un conjunto determinado de personas. protección total de la piel y protección respiratoria.

5 1. fruto de la aplicación generalizada del principio ALARA y la mejora de materiales y procesos. Figura 4. 1997b) se establece un nuevo enfoque en la prevención del daño a la salud a causa de los riesgos derivados del trabajo. En condiciones de operación normal.0 1. como en el resto del mundo. La prevención integrada.000 trabajadores aproximadamente. Con la publicación de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales (Ley. 1995). Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (Decreto.8 se muestra la evolución de las dosis colectivas del conjunto de las centrales nucleares españolas y se comparan con los valores medios internacionales. con la finalidad de garantizar la protección adecuada de la seguridad y salud de los trabajadores.5 España Europa Dosis colectivas (Sv • persona) 2.0 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 Fuente: ISOE 4. Mundo 0. se implanta como nuevo modelo de gestión de la salud y seguridad en el trabajo y se basa en un conjunto de medios humanos y materiales necesarios para desarrollar las actividades preventivas. en una central nuclear suele trabajar un colectivo de 1. y del Real Decreto 39/1997.5 Prevención de riesgos laborales La prevención de riesgos laborales en una central nuclear es una cuestión relevante en la gestión de la empresa.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 106 de un colectivo. El personal de la empresa titular de la .0 0.UU. Se observa que son valores que están en el mismo orden de magnitud y presentan. una tendencia decreciente.8 Evolución de las dosis colectivas de las centrales nucleares españolas en el contexto internacional 2.5 EE.4. derivada de este marco normativo. sobre el Reglamento de los Servicios de Prevención. En la figura 4.

que ‘se consideran bien controlados’ reconociendo que la ‘gestión preventiva y los daños a la salud están en situación satisfactoria y muy por encima de la media en cualquier empresa’ (MITYC. convocada por el MITYC. Ello obedece a varios factores. desde el inicio de su explotación.000 personas. c) Índice de gravedad. todas las centrales nucleares españolas disponen de Servicios de Prevención propios. Los resultados son similares a los del sector eléctrico español en su conjunto. de salud y seguridad de los trabajadores en el ámbito de las centrales nucleares fue analizada en una ponencia con dicho título presentada por la Confederación Sindical de Comisiones Obreras en la Mesa de Diálogo sobre la Evolución de la energía nuclear en España. Desde el año 1998. . LA RESPONSABILIDAD DEL TITULAR 107 central se sitúa alrededor de un 50% (500 personas) y el resto pertenece a empresas colaboradoras que prestan servicio permanente u ocasional en la instalación. número de jornadas perdidas por accidentes con baja por cada mil horas trabajadas. En dicha ponencia. y los Servicios Médicos son una parte de los Servicios de Prevención. número de accidentes con baja por cada millón de horas trabajadas. número de accidentes con baja por cada mil trabajadores. pero inferiores a los del sector industrial global y a la media española. Para analizar los datos de accidentabilidad se utilizan diversos indicadores anuales. 2006). dotados de las cuatro especialidades preventivas: seguridad en el trabajo. ergonomía y psicosociología aplicada y medicina del trabajo. entre 2005 y 2006. Estos Servicios de Prevención suelen estar integrados dentro de la organización de recursos humanos.9 se indican los valores para el período 1988 a 2008. En la figura 4. entre los que destaca la cultura de seguridad que comporta la prevención desde el diseño de la instalación y a una formación rigurosa del personal que accede a trabajar a la central. Las centrales nucleares españolas. La situación laboral.4. 35 En estos índices. higiene industrial. se analizan los riesgos laborales de todo tipo. se excluyen los accidentes in itinere. UNESA determina los valores de los citados indicadores para el conjunto de las centrales nucleares. Estos índices35 tienen el siguiente significado: a) Índice de incidencia de accidentes con baja. b) Índice de frecuencia de accidentes con baja. Este número de trabajadores aumenta significativamente durante las paradas programadas para recarga de combustible y mantenimiento. el índice de frecuencia y el índice de gravedad. han sido pioneras en considerar la gestión de la prevención como factor fundamental en las actividades de operación y mantenimiento que se realizan. Los más importantes son: el índice de incidencia. durante las cuales la población trabajadora puede alcanzar 2.

4 10 0. El marco legal de prevención de riesgos laborales conlleva la responsabilidad compartida. como en cualquier central de generación térmica. Todos los accidentes de la empresa titular y de las empresas contratistas son investigados desde la óptica de coordinación de actividades empresariales y sus acciones correctoras se aplican a todas las empresas que participan en las actividades de las instalaciones nucleares españolas.6 15 0.1 Índice de incidencia Índice de frecuencia Índice de gravedad Índices de incidencia y frecuencia 20 0 0 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 Fuente: UNESA En una central nuclear los riesgos más significativos son: caídas al mismo y diferente nivel.3 0.5 0. distensiones o lumbalgias). de acuerdo con las recomendaciones de la autoridad laboral.9 Evolución de los índices de accidentabilidad del parque nuclear español Índice de gravedad 0. estrés térmico y ritmos de trabajo. en los que participan representantes de todas las centrales nucleares. . desde el punto de vista estadístico.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 108 Figura 4. En estos resultados no se incluyen.7 0. los accidentes in itínere. ambiente sonoro.2 5 0. verificación y mantenimiento de equipos y circuitos eléctricos. manejo de sustancias químicas. luxaciones. Los accidentes más frecuentes son los que afectan al sistema músculo-esquelético (esguinces. Este intercambio de información se lleva a cabo en los Grupos de trabajo específicos de UNESA.

5. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES
NUCLEARES ESPAÑOLAS

109

5. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES
NUCLEARES ESPAÑOLAS

SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL

110

5. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS
Los Principios fundamentales de seguridad del OIEA proclaman que:
‘el objetivo fundamental de la seguridad es proteger a las personas y al medio
ambiente contra los efectos nocivos de las radiaciones ionizantes’.
Este objetivo debe ser compatible con la operación segura de la instalación nuclear
sin restricciones innecesarias. Entre otros requisitos, el cumplimiento de este objetivo
exige la evaluación de la seguridad de cada central nuclear, lo que entraña el análisis
sistemático del diseño y la explotación, las formas en que pueden producirse fallos y
las consecuencias derivadas. La evaluación de la seguridad de las centrales nucleares
se considera con detalle en la primera parte de este capítulo.
El proceso de evaluación de la seguridad de la central nuclear debe estar siempre presente y ser repetido, en todo o en parte, para tener en cuenta la aparición de nuevas normas,
novedades científicas y tecnológicas, el envejecimiento y la experiencia de operación,
tanto propia como ajena. La medida real de la seguridad de la central en operación debe
ser una actividad permanente, que se consigue mediante la observación de parámetros
cuantificables. En la segunda parte de este capítulo se definen los parámetros establecidos por WANO, su aplicación a las centrales del parque nuclear nacional y la comparación con los parámetros de las centrales controladas por el centro WANO de París.

5.1 METODOLOGÍAS DE EVALUACIÓN DE LA SEGURIDAD
Para garantizar que la operación de las centrales nucleares tiene el nivel de seguridad más
alto que se pueda alcanzar de un modo razonable, es necesario adoptar medidas para:
a) Controlar la exposición de las personas a las radiaciones ionizantes y la liberación
de material radiactivo al medio ambiente;
b) Reducir la probabilidad de sucesos que puedan dar lugar a una pérdida de control
sobre el núcleo del reactor nuclear, y
c) Mitigar las consecuencias de esos sucesos, en caso de que se produzcan.
Para conseguir el objetivo de la seguridad se ha optado por la aplicación del concepto
defensa en profundidad, también llamado seguridad a ultranza, es decir seguridad en
primer lugar, consolidado por el INSAG del OIEA (INSAG, 1997). El concepto es una
estrategia de protección consistente en introducir múltiples niveles de seguridad que
permitan reducir la probabilidad de que se produzcan daños en el exterior de la central y, en el peor de los casos, minimizar el impacto. La defensa en profundidad requiere en la actualidad una combinación apropiada de los elementos siguientes:
a) Un sistema de gestión eficaz, con un firme compromiso del titular en favor de la
seguridad y una sólida cultura de la seguridad, como se expone en el apartado
4.2.1;

5. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES
NUCLEARES ESPAÑOLAS

111

b) Una adecuada selección del emplazamiento y la incorporación de elementos técnicos y de diseño que proporcionen márgenes de seguridad y garanticen la diversidad y la redundancia mediante diseños y tecnologías probadas; materiales de alta
calidad y fiabilidad; sistemas de control, limitación y protección y elementos de vigilancia redundantes, y una combinación apropiada de elementos de seguridad inherentes al sistema y salvaguardias técnicas incorporadas, y
c) Procedimientos y prácticas operacionales y procedimientos satisfactorios de gestión de accidentes, completos y bien conocidos y practicados en simuladores por
el personal responsable de la explotación.
Correctamente aplicada, la defensa en profundidad garantiza que ningún fallo técnico,
humano o de organización pueda, por sí solo, dar lugar a efectos perjudiciales, y que
las combinaciones de fallos que pudieran causar efectos perjudiciales importantes
sean sumamente improbables. La estrategia de aplicación se muestra en la tabla 5.1.

Tabla 5.1
Niveles de la defensa en profundidad, objetivos y medios
Niveles de defensa
en profundidad

Objetivo

Medios

Nivel 1

Prevención de funcionamiento
anormal y fallos

Diseño prudente así como
construcción y explotación de gran
calidad

Nivel 2

Control de funcionamiento anormal
y detección de fallos

Sistemas de control, limitación y
protección y otros dispositivos de
vigilancia

Nivel 3

Control de accidentes comprendidos
en la base de diseño

Dispositivos tecnológicos de
seguridad y procedimientos para
casos de accidentes

Nivel 4

Control de situaciones graves en la
central, incluida la prevención de la
progresión de accidentes y la
mitigación de las consecuencias de
los accidentes graves

Medidas complementarias y gestión
de accidentes

Nivel 5

Mitigación de las consecuencias
radiológicas de emisiones
importantes de sustancias radiactivas

Respuesta a emergencias fuera del
emplazamiento

Fuente: INSAG 10

Un componente esencial de la defensa en profundidad es confinar las sustancias radiactivas que se generan en los procesos de fisión del combustible y activación neutrónica de los materiales en varias barreras físicas sucesivas, diseñadas de tal modo
que sea muy poco probable la rotura súbita o sucesiva de dichas barreras; esta aproximación fue conocida como teoría de las barreras físicas. En el caso de las centrales nu-

dotado de capas de estanqueidad de acero y de hormigón. encargó a un notable grupo de científicos y tecnólogos nucleares estadounidenses que estimasen si los riesgos de los escapes accidentales de productos radiactivos podían ser cuantificados. Aún conservando el concepto de defensa en profundidad y la teoría de las barreras físicas. se supone que pueden ocurrir un conjunto de situaciones de accidente —accidentes base de diseño— que han de ser afrontadas sin consecuencias mediante los procedimientos previamente establecidos y contando con las salvaguardias tecnológicas incorporadas de forma prescriptiva. creando la metodología probabilista para el análisis y cuantificación de la seguridad de las centrales nucleares (NRC.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 112 cleares con reactores de agua a presión o en ebullición. Esta tendría que ser diseñada. 1975). códigos. cuya ocurrencia constituye la base de diseño de la central. Definida la seguridad como lejanía de accidentes. muchos autores no lo consideran como una auténtica barrera de contención. 1957). guías. diseño y construcción. es preciso conocer la probabilidad de que estos accidentes puedan ocurrir y estimar sus consecuencias. • La barrera de presión del refrigerante. límites y condiciones. otro grupo de científicos estadounidenses desarrolló un procedimiento para estimar la probabilidad de los accidentes en centrales nucleares. Esta circunstancia constituyó la base de la aproximación determinista. una fracción considerable de los productos radiactivos de fisión y de activación poco volátiles. que ha de ser satisfactorio y completo. mediante la inferencia estadística. • El recinto de contención. se consideran las siguientes barreras físicas para evitar la dispersión de material radiactivo al exterior: a) El propio material combustible de óxido de uranio36. requisitos. d) El recinto de contención. se encontró necesario desarrollar metodologías para cuantificar la seguridad de las instalaciones nucleares. En la aplicación del cuerpo normativo. En la metodología determinista. Los expertos concluyeron que los daños podían ser cuantificados pero no así las probabilidades de los accidentes (AEC. b) La vaina de aleación de circonio que contiene las pastillas de combustible. operación y desmantelamiento. después de muchos años de trabajo y con referencias en tecnologías avanzadas. tales como la defensa y los vuelos espaciales. que se concretan y definen en los procesos de autorización de las diferentes fases del proyecto: estudio del emplazamiento. • La vaina de las barras combustibles. en lo sucesivo AEC. la normativa establece además re36 El óxido de uranio es un material cerámico que tiene la propiedad de retener. 5. por esta razón. a veces doble. En el año 1957.1 La aproximación determinista La aproximación determinista se basa en la aplicación de un conjunto de regulaciones. c) La barrera de presión de acero que contiene el refrigerante primario del reactor. cuando todavía se encontraban las primeras centrales nucleares en las mesas de proyecto. . basada en la aceptación de un conjunto de accidentes hipotéticos. MATERIALES RADIACTIVOS I II III IV Las barreras de contención de los materiales radiactivos del reactor Los materiales radiactivos que se encuentran en el reactor están protegidos por barreras múltiples: • El propio material combustible. incluso en estado fundido. normas.1. construida y explotada de modo que tales accidentes previsibles no supusiesen un riesgo indebido para la población. En 1975. la Atomic Energy Commission de Estados Unidos.

• El sistema de aspersión y el sistema de control del hidrógeno protegen el recinto de contención.1. y un sistema estricto de garantía de calidad en el diseño. El conjunto de regulaciones. algunos de probabilidad significativa y consecuencias pequeñas. que conduce a la necesidad de utilizar sistemas de vigilancia y protección redundantes. que podrían dominar la seguridad de la instalación. la fabricación de equipos. Las autorizaciones de explotación se conceden por períodos de 10 años y han de ser renovadas acompañando las solicitudes correspondientes con las Revisiones Periódicas de Seguridad. quisitos para el mantenimiento de márgenes de seguridad. Cuando la instalación comienza su vida operativa. cuyo cumplimiento estricto se requiere. que se requiere acompañen a las respectivas solicitudes de autorización reguladas por el RINR.5. como se explica de forma detallada en el apartado 2. constituyen la conocida base de la autorización. En la nueva metodología se trata de forma 37 Este criterio supone aceptar que algún componente o sistema significativo no es capaz de realizar la función de seguridad para la que fue instalado. RPS. La implantación y cumplimiento de los criterios deterministas quedan reflejadas en el Estudio preliminar de seguridad (autorización de construcción) y en el Estudio de seguridad (autorización de explotación) y demás documentos preceptivos. requisitos. • El sistema de relajación de la presión protege la barrera de presión.1. 1975). a los que la central debe hacer frente sin riesgos indebidos para la población. los materiales utilizados. La aproximación determinista identifica los accidentes supuestos que se incluyen en el diseño. de muy pequeña probabilidad. como en cualquier otra tecnología. . la supervisión del cumplimiento con las condiciones establecidas y los criterios de seguridad aplicados se realiza de forma continua por el CSN mediante el desplazamiento de equipos de inspección y de los inspectores que están desplazados de forma permanente en la propia instalación. 1999). y el conjunto de accidentes base de diseño. 1999). El diseño ha de incluir sistemas de seguridad capaces de detectar e impedir la aparición de tales circunstancias y mitigar sus consecuencias en el caso de que se produzcan. diversos e independientes (INSAG. La evaluación de estos documentos se realiza tradicionalmente usando metodologías deterministas. límites y condiciones. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 113 La integridad de las barreras está protegida por salvaguardias tecnológicas incorporadas: • El sistema de protección y refrigeración de emergencia protege la integridad del combustible. normas. El estudio demostró que serían posibles accidentes distintos de los considerados en el diseño determinista. basadas en el concepto de defensa en profundidad (INSAG. lo que obliga a incorporar componentes o sistemas redundantes y basados en principios diferentes para evitar la avería por causa común. guías.2. cuyo mantenimiento hay que seguir demostrando a lo largo de la vida en servicio de la instalación. con la potencialidad de producir consecuencias graves. pero no cuantifica la probabilidad. 1997) y en principios básicos de seguridad (INSAG. 5.2 La metodología probabilista La metodología probabilista tuvo su origen en 1975 con la publicación del documento Reactor Safety Study (NRC. Tales sistemas de seguridad han de ser capaces de satisfacer su misión de seguridad aun aplicando el conocido criterio del fallo simple37. construcción y explotación de la central nuclear. otros no considerados en el diseño.

aunque su frecuencia esperada sea muy remota. la aproximación determinista considera la existencia de un camino principal de respuesta al accidente. También se incluyen sucesos externos a la propia instalación. y sus relaciones. Nivel 3. seguridad y mitigación. Se han desarrollado métodos para cuantificar la probabilidad de éxito o fallo de cualquier intervención humana. La aproximación determinista centra su esfuerzo en las funciones de seguridad que han de satisfacer los sistemas de seguridad como un conjunto. Nivel 1. En el desarrollo de los estudios APS se realizan los siguientes tipos de análisis: a) Identificación de sucesos iniciadores. Nivel 2. y daño a la población y al medio ambiente a causa de la liberación de productos radiactivos. el APS tiene en cuenta la posibilidad de que puedan existir múltiples fallos simultáneos. cuantificando la probabilidad de éxito de cada uno. cuantificando su probabilidad. A diferencia de los análisis deterministas. control. El resultado de los estudios APS permite identificar las funciones más importantes para la seguridad y. Tales sucesos iniciadores suponen perturbaciones en los equilibrios térmico y neutrónico que se deben mantener en el núcleo del reactor. a la vez que permite identificar situaciones donde los márgenes establecidos son excesivos en relación con la escasa importancia del riesgo que evitan. Los estudios APS permiten valorar posibles mejoras en los procedimientos de actuación en caso de accidente y en la formación de los operadores. en términos matemáticos. mientras que en el APS se consideran todos los métodos aceptables de mitigación. En el desarrollo de los estudios APS se da crédito a las acciones humanas factibles en cualquier escenario accidental. Como medida del riesgo. mientras que la metodología probabilista considera en su análisis el comportamiento de cada uno de los componentes. El objeto de esta tarea es identificar todos los posibles sucesos en la planta que la separen de un estado seguro —parada u operación normal— y requieran la actuación de los sistemas de vigilancia. . tales como terremotos y sucesos meteorológicos e hidrológicos más severos que los elegidos en las bases del diseño.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 114 explícita el mayor espectro razonable de escenarios de accidente y se estima su probabilidad de ocurrencia. Con dicha valoración se analizan e implantan las medidas de seguridad necesarias. que forman parte de los sistemas de seguridad. los Análisis Probabilistas de Seguridad. como el producto de la probabilidad de ocurrencia por el daño producido en cada uno de los escenarios accidentales posibles. en lo sucesivo APS. donde se considera el criterio del fallo simple para determinar el número de redundancias requeridas. concepto complementario de la seguridad. Adicionalmente. daño al sistema de contención y retención de los productos radiactivos. aquellas en las que es necesario disponer de mayores márgenes de diseño. definido como la lejanía del daño o. Se definen y evalúan tres niveles: daño al núcleo del reactor. se enfocan a determinar la probabilidad de un cierto daño. Considera para ello los sucesos postulados en la aproximación determinista y la experiencia operativa propia y de otras centrales. supuesto que se ha deteriorado el núcleo. se analizan y ponderan sus consecuencias concluyendo con una valoración del riesgo. supuesto el deterioro del núcleo y el daño al sistema de contención. por tanto. probando así la importancia del factor humano en el control de las secuencias accidentales.

5. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES
NUCLEARES ESPAÑOLAS

115

b) Definición de secuencias de accidente. Usando un método gráfico basado en la teoría
de la decisión, para cada uno de los sucesos iniciadores, se definen los distintos caminos por los que puede transcurrir el escenario accidental en función del comportamiento —éxito o fracaso— de los distintos sistemas de vigilancia, control y seguridad
que han de intervenir sucesivamente para controlar los efectos del suceso iniciador.
Cada uno de los caminos identificados constituye una secuencia, que puede conducir
al éxito o al fracaso, en este caso produciendo el deterioro del núcleo del reactor.
Ante cualquier suceso iniciador, los sistemas de seguridad de la central han de ser
capaces de apagar y mantener apagado el núcleo del reactor, mantener el inventario de refrigerante para mantener el núcleo refrigerado a corto, medio y largo plazo,
y mantener intacto el recinto de contención, para impedir el escape de radiactividad al exterior. Para llevar a cabo tales funciones de seguridad pueden existir varios
sistemas redundantes y distintos, que pueden fallar o no; cada fallo o éxito es un
tramo de una de las secuencias. Para cada combinación de la función de seguridad
a realizar y el sistema que la realiza se definen criterios de éxito, que son los requisitos mínimos de actuación del sistema para que se garantice su función con éxito.
Una vez completado el análisis, este se plasma en un árbol de sucesos, propio de
cada suceso iniciador, que es una representación esquemática de los posibles caminos —de éxito o fracaso— que puede seguir el escenario accidental provocado por
cada suceso iniciador. En la figura 5.1 se representa el árbol o diagrama simplificado
de sucesos para un suceso iniciador que requiera la parada del reactor, la aportación
de refrigerante, para lo cual existen dos sistemas independientes, y la extracción del
calor residual38 a largo plazo; se observa que el árbol contiene seis secuencias accidentales, de las que dos de ellas, sin duda las más probables, terminan en éxito y
cuatro en deterioro del núcleo del reactor.

Figura 5.1
Diagrama de sucesos
SUCESO INICIADOR
(SI)

PROTECCIÓN
DEL REACTOR
(A)

APORTACIÓN
REFRIGERANTE 1
(B)

APORTACIÓN
REFRIGERANTE 2
(C)

ÉXITO

P(D)

P(B)

P(D)

P(C)
FRACASO

EXTRACCIÓN
CALOR RESIDUAL
(D)

P(A)

1 Si

NÚCLEO REFRIGERADO

2 SiD

DETERIORO LENTO DEL NÚCLEO

3 SiB

NÚCLEO REFRIGERADO

4 SiBD DETERIORO LENTO DEL NÚCLEO

5 SiBC DETERIORO RÁPIDO DEL NÚCLEO
6 SiA

DETERIORO RÁPIDO DEL NÚCLEO

El ejemplo se refiere a un suceso iniciado por pérdida pequeña de refrigerante. El suceso iniciador requiere la parada del reactor, la aportación del agua perdida mediante al menos
uno de los dos sistemas de aporte de agua a alta presión y la extracción del calor residual. Se identifican dos caminos de éxito y cuatro fracasos que dañan el núcleo del reactor.
38

En una central nuclear apagada continúa la generación de calor a causa de la energía de desintegración de
los productos radiactivos generados en el núcleo del reactor por fisión y activación del combustible nuclear.

SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL

116

c) Análisis de sistemas. Para cada uno de los sistemas que se identifican en el análisis
de secuencias, con sus correspondientes criterios de éxito, se determinan todos sus
modos de fallo. Este análisis se estructura de forma también gráfica en árboles o
diagramas de fallo, utilizando bloques lógicos o puertas de la teoría de conjuntos.
En estos diagramas se recopilan todas las causas de fallo de los sistemas: fallos de
componentes aislados, fallos de causa común, fallos de los sistemas soporte, fallos
de origen humano o indisponibilidades de equipos debidos a pruebas o mantenimiento. En la figura 5.2 se representa un diagrama simplificado del fallo del sistema automático de parada del reactor.

Figura 5.2
Diagrama simplificado del fallo del sistema automático de parada del reactor 39
EL REACTOR NO SE
APAGA
AUTOMÁTICAMENTE
x

NO SE DETECTA LA
SITUACIÓN ANÓMALA

LA SEÑAL DE ACTUACIÓN
NO SE RECIBE EN EL
BANCO DE SEGURIDAD

NO SE INSERTAN LAS
BARRAS DE SEGURIDAD

B

C

D

FALLA EL DETECTOR
DE TEMPERATURA

FALLA EL DETECTOR
DE POTENCIA
P

T

FALLA EL
SENSOR 1

FALLA EL
SENSOR 2

FALLA LA
CÁMARA 1

FALLA LA
CÁMARA 2

T1

T2

C1

C2

FALLA EL PRIMER
CANAL DE
INSTRUMENTACIÓN

FALLA EL SEGUNDO
CANAL DE
INSTRUMENTACIÓN

I1

I2

Analiza el suceso “el reactor no se apaga de forma automática”. Para que eso ocurra, deben fallar los sensores de temperatura y de potencia, ambos duplicados, o los dos sistemas de actuación que reciben la señal de parada, o el sistema de inserción de las barras de seguridad. Del diagrama se deduce la expresión
lógica X=T1.T2:C1.C2+I1.I2+D, que relaciona el suceso de salida, o suceso buscado, en función de los sucesos iniciales. La probabilidad de fallo de los sucesos
círculo se encuentra en los bancos de datos, mientras que los sucesos rombo deben ser desarrollados en nuevos diagramas hasta llegar a sucesos conocidos.

39

En la simbología utilizada, el suceso de salida de una puerta o bloque lógico en arco gótico es la conjunción
o suma de los sucesos de entrada. En el caso de una puerta o bloque lógico románico, el suceso de salida es
la unión o producto de los sucesos de entrada.

5. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES
NUCLEARES ESPAÑOLAS

117

d) Análisis de datos. Existe una correspondencia biunívoca entre el árbol o diagrama
de fallos de un sistema y su expresión en el álgebra de Boole40, de forma que el suceso de cabecera que se quiere analizar es la suma de los llamados conjuntos mínimos de fallo, que se deducen de la expresión de Boole; cada uno de dichos conjuntos identifica el número mínimo de componentes que han de fallar para que
falle el sistema. Conocida la expresión booleana del sistema, es posible estimar la
probabilidad de fallo del sistema en función de la probabilidad de fallo de los componentes individuales. Estos datos se pueden obtener de bancos de datos de fiabilidad y de la experiencia propia y ajena.
e) Fiabilidad humana. El objeto de esta tarea es realizar un análisis de los principales
factores que contribuyen a los errores en la actuación de los operadores en su tarea de controlar el reactor y dar respuesta a los hipotéticos accidentes. De este
análisis se obtiene una probabilidad de fallo humano que se utiliza, tanto como
parte del análisis de secuencias como del de sistemas. Se utilizan distintas metodologías para evaluar la fiabilidad humana, que tienen en cuenta la ergonomía o
interfase hombre-máquina, el entrenamiento recibido por los operadores, la disponibilidad y claridad de los procedimientos de actuación y el tiempo disponible para
la realización de las acciones. Los valores de la fiabilidad humana obtenidos se incorporan de forma apropiada al estudio general.
f) Cuantificación. Una vez descritos todos los sucesos iniciadores cuya frecuencia esperada es conocida, analizadas todas las secuencias accidentales posibles para
cada suceso iniciador, realizados y cuantificados los árboles de fallo de cada uno
de los sistemas dentro de la secuencia donde se encuentren e incorporados los valores de la fiabilidad humana, es posible estimar la frecuencia esperada de cada
una de las secuencias accidentales que producen el deterioro del núcleo. La suma
recibe el nombre de Frecuencia de Daño al Núcleo, en lo sucesivo FDN, valor que
en los análisis probabilistas de Nivel 1 se toma como medida de la seguridad de la
instalación.
En el análisis de Nivel 2, más complejo que el Nivel 1, se analizan los complicados fenómenos que tienen lugar en el núcleo deteriorado del reactor, el escape de los productos radiactivos al recinto de contención y su comportamiento en función de los
sistemas de mitigación incorporados a la central y los modos de fallo del recinto de
contención, todo ello para determinar el llamado término fuente, en el que se cuantifica la actividad potencialmente liberada al exterior, la composición isotópica y las
propiedades físicas y químicas de los productos radiactivos liberados, para grupos de
secuencias de las mismas características.
Se busca con especial interés aquellos modos de fallo de la contención que produzcan
una liberación temprana, menos de 12 horas después de iniciado el accidente, y significativa, más del 3% del inventario radiactivo inicial. Las frecuencias de dichas secuen-

40

El álgebra de Boole es una forma simbólica que permite la manipulación de relaciones lógicas. Se basa en
dos relaciones fundamentales ligadas a las puertas o bloques lógicos descritos en la llamada anterior, la expresión a+b significa a o b, mientras que ab significa a y b, en las que a y b representan sucesos definidos.

Consolidada la metodología probabilista. En la Cátedra de Tecnología Nuclear de la ETSII de Madrid se inició.1. Una instrucción del CSN (Instrucción. El número 21 de la revista Seguridad Nuclear. todos los países con centrales nucleares en explotación decidieron aplicarla a sus centrales. en lo sucesivo FLTS. Este tipo de análisis solo se ha realizado para unos pocos casos en Estados Unidos y en Alemania. de los valores recomendados. y de Nivel 2 con el reactor a potencia nominal. índice que también se utiliza como una medida de la seguridad de la central. en todos los casos. De dichos estudios se deducen los valores de los índices de seguridad: FDN y FLTS. Kadak A. Sin embargo. como mínimo. se dedicó a glosar el desarrollo que ha- . 2010) regula estos estudios. 1998). Los resultados de los estudios probabilistas nacionales se encuentran. El Grupo INSAG recomienda que el primer valor sea inferior a una vez en diez mil años de operación y el segundo inferior a una vez en cien mil años de operación (INSAG. cuya seguridad había sido evaluada mediante la aproximación determinista.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 118 El riesgo tiene cuatro realidades distintas propias de cada sector implicado: Riesgo percibido por la sociedad Riesgo calculado por los expertos Riesgo aceptado por la autoridad competente Gestión del riesgo cias se suman para determinar la Frecuencia de Liberaciones Tempranas y Significativas. un requerimiento que obligaba a los titulares a realizar estudios probabilistas de sus centrales nucleares. 5.3 Integración de la aproximación determinista y la metodología probabilista La metodología probabilista no puede ser utilizada como método único de evaluación a causa de la incertidumbre asociada a algunos de los datos que requiere. Las empresas de ingeniería y servicios también comenzaron a preparar sus cuadros técnicos y el CSN publicó. En el análisis de Nivel 3 se estiman las consecuencias radiológicas y económicas de las potenciales liberaciones accidentales de productos radiactivos al exterior y se manipulan los resultados con el objetivo de obtener las llamadas funciones de superación de los daños. con el reactor a potencia nominal y en parada. diez veces por debajo. su mejor estructura científica puede ser integrada con la aproximación determinista lo que permite mejorar la explotación segura y económica de las centrales. que constituyen una expresión del riesgo atribuible a la central. el mantenimiento. También se han considerado sucesos iniciados por incendios e inundaciones y terremotos. 1994). publicación del CSN. la explotación y la fiabilidad de las centrales nucleares españolas. han descrito cómo ha progresado la aplicación de la metodología probabilista en Estados Unidos (Kadak y Matsuo. 2007). con un alcance creciente para consolidar la metodología y asegurar la garantía de calidad de los resultados (CSN. en 1982. Todas las centrales nucleares españolas han realizado estudios probabilistas de seguridad de Nivel 1. y Matsuo T. La madurez alcanzada por la metodología probabilista permite una integración cada vez más profunda y productiva con la aproximación determinista en la mejora de la seguridad y de la fiabilidad de la central. un programa de investigación para conocer la metodología y formar técnicos en la materia. Estos análisis han sido verificados y reconocidos por el CSN y son aplicados y considerados para mejorar la seguridad. C. de productos radiactivos al medio ambiente. en 1986.

sobre una misma planta.1. tales como: a) Cambios de diseño o de procedimientos. Ambos accidentes han sido evaluados de forma exhaustiva tanto por las instituciones de los países propietarios como por las organizaciones internacionales. los APS se actualizan periódicamente llegando en algunos casos a disponer de un APS ‘vivo’ donde los cambios se incorporan a los modelos de forma rápida tras su implantación. considerando los cambios que. Los resultados de estos análisis ofrecen una valoración de la seguridad que permite. mantenimiento y vigilancias. El objetivo del APS es disponer de una herramienta complementaria a la aproximación determinista que permite la identificación de vulnerabilidades en el diseño y la gestión.4 Impacto de los accidentes de TMI-2 y Chernóbil-4 El desarrollo de la seguridad nuclear ha estado marcado por dos hitos de especial trascendencia: los accidentes ocurridos en la unidad 2 de la central nuclear de Three Mile Island. en el marco del SISC del CSN. b) Configuraciones de planta asociados al plan de mantenimiento o cambios en las especificaciones técnicas de funcionamiento. a los equipos más significativos. en 1986. se incorporan las mejoras metodológicas que permitan la mejor representación del riesgo real de la planta. aún en fase de desarrollo pero muy prometedor (INSAG. bien a través de su aplicación en actividades específicas. El accidente de . así como actualizándose con la experiencia operativa más reciente. y en la unidad 4 de la central nuclear de Chernóbil-4. Por último. de forma que haya una respuesta reguladora objetiva y centrada sobre aquellos que resulten más significativos para el riesgo. se van incorporando al diseño y a los procedimientos de operación de la instalación.2. el Grupo INSAG ha creado un nuevo proceso de integración llamado IRIDIM. cuantificar la significación para el riesgo de los hallazgos de inspección. La metodología probabilista se usa para evaluar los efectos sobre la seguridad de las decisiones que se han de tomar en la explotación de la central. 5. Por tanto. 2001). 2010).2. por unas u otras causas.5. la metodología probabilista se puede utilizar para valorar el incremento del riesgo por incumplimiento de los requisitos legales establecidos o desviaciones de las normas y cuantificar mejor las medidas coercitivas y la imposición de sanciones. La aplicación del APS durante la explotación de las centrales requiere que los modelos de análisis se mantengan al día. priorizar entre diferentes opciones de cumplimiento de las funciones de seguridad. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 119 bía alcanzado la metodología probabilista en España hasta el año 2001 (CSN. Así mismo. y c) Índices de importancia para el riesgo de componentes y sistemas con la finalidad de priorizar su importancia para la seguridad y orientar los recursos. Aunque todavía no se ha desarrollado. en 1979. bien por su aplicación directa. que se describe en el apartado 3. Integrated Risk-Informed Decision Making. con el fin de introducir mejoras en la seguridad de la instalación. Por su lado. medido a través del índice FDN. cabe destacar que las técnicas de APS permiten.

El accidente de TMI-2 ocurrió el 29 de marzo de 1979 en una central de diseño occidental de Estados Unidos. construcción y explotación de la central nuclear y en su regulación. Aunque no se produjeron consecuencias radiológicas significativas. organismos reguladores y empresas explotadoras y propietarias de las centrales.3. descartada en la aproximación determinista. Figura 5. G. Kemeny (1979) la redacción de un informe sobre las causas y consecuencias del accidente. como alerta sobre la operación segura de las instalaciones. Del análisis realizado se dedujo el estado final del núcleo del reactor que se representa en la figura 5.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 120 TMI-2 puso de manifiesto la importancia de la relación hombre-máquina. no suficientemente contemplada hasta entonces.3 Representación conceptual del estado del núcleo del reactor de TMI-2 después del accidente Tobera de entrada 2B Daño en la rejilla soporte superior Recubrimiento de material previamente fundido sobre las superficies interiores del baipás Tobera de entrada 1A Cavidad Residuos no fundidos desprendidos de la parte superior del núcleo Corteza Material previamente fundido Agujero en la placa que conforma el núcleo del reactor Deterioro en el tubo guía de la instrumentación intranuclear Fuente: OIEA Residuos en el plenum inferior Región posible empobrecida en uranio . y la posibilidad de accidentes con deterioro grave del núcleo del reactor. permanece en el recuerdo de todos los involucrados en la industria nuclear. El accidente de Chernóbil-4 puso de manifiesto la importancia de mantener una cultura de seguridad en el diseño. En aquella época se acuñó la frase. muy repetida: ‘un accidente en una central nuclear en cualquier país es un accidente en todos los países’. El propio Presidente de Estados Unidos encargó al profesor J.

cuya importancia acrecentó el mal entendimiento entre los operadores. crearon programas de investigación sobre accidentes graves en los que España participó muy activamente a través del Ciemat y la Cátedra de Tecnología Nuclear de la ETSII de la UPM. d) La necesidad de profundizar en el conocimiento de otros accidentes graves. a través del Electrical Power Research Institute. De los múltiples cambios que se introdujeron como consecuencia del análisis realizado (NRC. lo que tiene un impacto positivo en la seguridad. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 121 El análisis del accidente evidenció como causa una combinación de errores humanos y fallo de componentes. A tal fin. las personas y organizaciones que participan en la operación segura de una instalación deben actuar de acuerdo con una cultura de seguridad. aunque ha existido . Por ello. que van más allá de los supuestos en el diseño. como en caso de estados transitorios. En la figura 5. sobre la información suministrada por las autoridades soviéticas en su declaración en la sede del OIEA en agosto de 1986 (INSAG. se introdujo un importante número de mejoras en la normativa y requisitos de seguridad aplicados y en los mecanismos de supervisión realizados por los Organismos Reguladores. que fue interrumpida por los operadores. que iniciaron correctamente su función. a petición del Director General del OIEA. El accidente de Chernóbil-4 tuvo lugar en la central ucraniana de Chernóbil con características de diseño y medidas de seguridad muy diferentes de las adoptadas en las centrales del mundo occidental. para conocer y corregir las debilidades que puedan identificarse en las centrales para afrontarlos. c) La importancia de compartir experiencias operativas y conocimientos entre los explotadores de centrales. El accidente fue analizado por el recién creado Grupo INSAG. que los titulares españoles han mantenido desde su inicio a través de UNESA. en especial en lo relativo a las interacciones entre el hombre y la máquina. que compartió sus conocimientos con la industria nuclear mundial a través de acuerdos bilaterales. los titulares norteamericanos. EPRI. el accidente evidenció nuevamente que la mayoría de los problemas que pueden ocurrir en una central nuclear están de alguna manera causados por el error humano a la vez que la mente humana es eficaz para detectar y evitar problemas potenciales.5. b) La necesaria adaptación del hombre y la máquina para minimizar en todo momento el riesgo de errores. mas allá del cumplimiento con los procedimientos.4 se representa el estado del reactor después del accidente. Como resultado del análisis de lo ocurrido. El concepto de la cultura de seguridad. 1987) y fue revisado siete años después sobre nuevas bases y mejor información (INSAG. No obstante estas diferencias. que no identificaron a tiempo el fallo ocurrido y el funcionamiento de los sistemas de seguridad. lo que exigió la mejora y refuerzo del entrenamiento de los operadores y de todo el personal participante en la explotación de las centrales. incidentes y accidentes graves. A tal fin. la propia industria nuclear estadounidense creó INPO. 2009) son de destacar: a) La importancia del comportamiento humano como parámetro crítico de la seguridad nuclear. 1994). lo que supuso la mejora de la instrumentación y presentación de datos en sala de control. tanto en circunstancias normales de explotación.

SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 122 implícitamente desde los inicios de la industria nuclear.1ª cavidad Blindaje biológico inferior Fuente: Nuclear Safety. En dicho informe se reconoce que la cultura de seguridad nuclear tampoco estaba entonces muy arraigada en muchos países. la primera publicación del entonces recién creado INSAG.2ª cavidad Piscina de supresión de presión . El concepto de cultura de seguridad nuclear fue inmediatamente recogido en INSAG-1. con toda claridad. Después de dos semanas de presentaciones por parte de la delegación soviética y discusiones con los representantes de los países.4 Representación conceptual del estado del núcleo del reactor de Chernóbil-4 después del accidente Colector-Separador de vapor Piscina de desactivación del combustible (norte) Piscina de desactivación del combustible (sur) Blindaje biológico superior Blindaje biológico lateral de agua Blindaje biológico lateral de agua Blindaje biológico lateral (relleno de arena y grava) “Pata de Elefante” (material fundido procedente del reactor) Región debajo del reactor Cavidad de distribución del vapor Piscina de supresión de presión . volumen 36-1. cuatro años más tarde. se concluyó que la causa radical del accidente de Chernóbil-4 fue la falta de cultura de seguridad en las instituciones soviéticas nucleares. de una publicación espe- Figura 5. lo que motivó la edición. enero-junio 1995. en la evaluación del accidente que se hizo en la sede del OIEA. N . se puso de manifiesto.

2. (2) Verificación sistemática de los comportamientos asociados a la cultura de seguridad mediante la realización de evaluaciones periódicas para verificar la existencia de los atributos que definen la cultura de seguridad por una organización externa. también escasos en la primera época. La aceptación del principio de la central de referencia suponía además el cumplimiento. Es por ello que las centrales que operan en España han seguido fielmente el cumplimiento con la normativa del país de origen de la tecnología (Estados Unidos. sin duda los más abundantes. y Alemania en el caso de Trillo I) y utilizando los mismos mecanismos de evaluación determinista que los de dichos países. 5. Este esquema regulador permitía adaptar los criterios de seguridad utilizados en el país a los mejores estándares internacionales y tener un marco de referencia en su aplicación. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 123 cífica de dicho Grupo sobre cultura de seguridad (INSAG. como indicadores. muy escasa en los primeros momentos del desarrollo nuclear español. que describe las tres etapas que se consideran claves en el proceso de implantación de un programa de cultura de seguridad: (1) Dimensiones y atributos de la organización asociados a la cultura de seguridad. la aplicación de los requisitos de aquellos organismos internacionales a los que pertenezca el Estado español. 1991). al haber sido país importador de la tecnología. como evaluaciones internas.5 Aplicación en España de los métodos de evaluación de la seguridad En el caso de las centrales nucleares españolas. b) Alcance. de la normativa nacional. que se realiza mediante la recopilación de información proveniente del uso de herramientas que produzcan resultados medibles. en primer lugar. o no medibles. y c) Seguimiento de la eficacia del programa de cultura de seguridad. se aplicó el principio pionero de central de referencia que se hizo figurar de forma explícita en las autorizaciones de construcción y que más tarde lo asimiló el propio OIEA: No se construiría aquí ninguna central en condiciones tales que no pudiera ser construida en el país de origen de su tecnología. (3) Programa de actuaciones para la mejora de la cultura de seguridad asociadas a dichas evaluaciones externas. sus objetivos y las responsabilidades asignadas sobre el programa. en especial las normas del OIEA. que ha tenido una repercusión extraordinaria en todo el mundo. En dichos programas se incluyen elementos como: a) Introducción y definición de la cultura de seguridad. que describe el contexto y la base que la justifica. Francia en el caso de Vandellós I. El esquema se ha mantenido a lo largo del tiempo. incluyendo el establecimiento de los principios en los que se asienta. emitidos por las centrales nucleares españolas a partir del año 2000 y continuamente revisados y actualizados por cada central desde su edición.1. La cultura de seguridad es una de las áreas de trabajo a la que se presta una atención especial dentro de los Programas de evaluación y mejora de la seguridad en organización y factores humanos. si bien .1. el principio admitía el uso de la normativa del país de origen de la tecnología. para cubrir la ausencia de requisitos. El concepto de cultura de seguridad y su aplicación se describe en el apartado 4.5.

Cualquier modelo certificado podrá tener ventajas en los procesos nacionales de autorización Por su parte. combinando métodos y criterios tanto probabilistas como deterministas.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 124 su evolución ha pasado por el incremento de la normativa nacional desde la promulgación de la Ley sobre Energía Nuclear.14 sobre las aplicaciones de los análisis probabilistas (Guía de seguridad. surgió una nueva fase en la que se sintió la necesidad de ampliar el uso que se hace de dichos APS a otros campos relacionados con la seguridad. 1998). 1986) se hizo especial hincapié en este segundo objetivo. de acuerdo con algunos organismos reguladores. las instrucciones y las guías de seguridad emanadas del CSN. cuya evolución describe en sus informes anuales al Congreso de los Diputados y al Senado. han preferido someter los nuevos modelos a un proceso formal de certificación. Los suministradores de equipos nucleares. 2010) completa la regulación.3. A la luz de todo ello. En la actualidad existe una tendencia a ir aplicando de forma paulatina. y reconocidos los beneficios obtenidos de este tipo de análisis en el reforzamiento de puntos débiles del diseño y de la operación de las centrales nucleares. que se concreta más adelante con la edición en 2001 de la Guía de Seguridad 1. por parte de los gestores de las centrales y del CSN.2 LA MÉTRICA DE LA SEGURIDAD NUCLEAR Y LA PROTECCIÓN RADIOLÓGICA: EXPERIENCIA NACIONAL La medida de la seguridad de una central nuclear debe estar basada en la observación y análisis de su comportamiento global y en la fiabilidad de los distintos componentes y sistemas. en la edición de 1989 del Programa integrado de realización y utilización de los APS en España (CSN.1. Después de la primera fase de ejecución de los APS. los titulares asociados en WANO han definido indicadores de funcionamiento que incluyen tanto aspectos económicos como de seguridad. con la aprobación por el CSN del Programa integrado de realización y utilización de los APS en España (CSN. Por su parte. pasando por los reglamentos. de forma que las mismas se puedan sistematizar al máximo en su ejecución. 1998). Por este motivo. Su enfoque fue desarrollado en colaboración con los titulares y otras instituciones interesadas. La instrucción IS-25 (Instrucción. la metodología probabilista se inició en 1986. las nuevas ideas sobre regulación informada por el riesgo o integración de la aproximación determinista y la metodología probabilista que se expone en el apartado 5. A los indicadores de funcionamiento se añaden otros parámetros estrictamente radiológicos relacionados con las dosis de radiación recibidas por los trabajadores ex- . 5. el CSN ha definido siete indicadores de funcionamiento relacionados con la seguridad de la instalación. El programa de desarrollo se planificó escalonado en el tiempo entre las distintas centrales y los diversos alcances para aprovechar la experiencia adquirida tanto en los realizados como en los nuevos desarrollos. estos indicadores tienen la ventaja de que es posible establecer comparaciones con los correspondientes de otros países. en diferentes campos de la regulación. permitiendo la gestión de niveles de riesgo variables durante las paradas de la central. Su finalidad es conseguir una mayor comprensión de la seguridad de las centrales y proporcionar la base para futuras aplicaciones. el CSN plantea la forma más conveniente de abordar estas aplicaciones de los APS. A tal fin.

que se describe en el apartado 3. situación que se mantiene en años sucesivos a causa del incendio en el área del generador eléctrico en Vandellós II en 2008.2. La comunicación al CSN de los sucesos notificables es una responsabilidad de los titulares y ya se ha considerado en el apartado 4. El incremento en la tasa promedio de paradas forzosas. f) Las paradas forzosas por fallo de equipos cada 1. no comunicadas con anterioridad. b) Las actuaciones de los sistemas de seguridad. que ha exigido la comunicación de deficiencias latentes en el diseño. la producción de residuos radiactivos. y las paradas que tuvieron lugar en la central de Trillo a causa de los problemas surgidos en la inserción de una barra de control y en la central de Cofrentes por apertura espúrea y mal funcionamiento de las válvulas de alivio y seguridad. a la promulgación de la instrucción IS-10.2. d) Los fallos de los sistemas de seguridad. más estricta que la guía de seguridad anterior. g) Las dosis colectivas recibidas por los trabajadores expuestos. con la excepción de los sucesos notificables y la tasa de paradas forzosas.5. que incluye la evolución de los indicadores entre 2000 y 2009. la actividad de los efluentes y la vigilancia radiológica ambiental.2. es el programa de vigilancia SISC. 5. e) La tasa de paradas forzosas.2. se observa una mejora. Un método de evaluación independiente de la seguridad de cada instalación. para el conjunto de todas las centrales: a) Las paradas automáticas con reactor en estado crítico.1 Indicadores de funcionamiento considerados por el Consejo de Seguridad Nuclear Los indicadores de funcionamiento considerados por el CSN muestran una mejora paulatina en el número de paradas automáticas y actuaciones de los sistemas de seguridad. bajo la responsabilidad del CSN. c) Los sucesos significativos.000 horas de funcionamiento comercial.5. El aumento de los fallos detectados en los sistemas de seguridad revela una mejora en la vigilancia de tales sistemas En sus informes anuales al Congreso de los Diputados y al Senado. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 125 puestos. siete índices de funcionamiento que incluyen los promedios anuales por central. al menos en parte. muy pequeño hasta el año 2002 y razonable en los años 2003 y 2004. en todos los indicadores. . La tendencia al alza del número de sucesos notificables a partir del año 2006 se debe. el CSN analiza y evalúa la experiencia operativa de las centrales nucleares usando. entre otras tecnologías. se dispara en el año 2005 como consecuencia del incidente de corrosión en el sistema de servicios esenciales de la central de Vandellós II. a veces considerable. Los resultados se muestran en la figura 5.

SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL

126

Figura 5.5
Evolución de los indicadores de funcionamiento de las centrales nucleares españolas definidos por el CSN
Promedio de paradas automáticas con reactor crítico
1,8

1,67

1,56

1,22

1,2

1,33

1,4

1,23
1,11

1,11

1,0

0,88

0,8

0,75

0,67

1,0

Número de SSA

Número de paradas

1,6
1,2

Promedio de actuaciones de los sistemas de seguridad
1,4

0,63

0,6

0,8

0,89
0,78

0,5

2006

2007

0

0,0
2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2000

Promedio de sucesos significativos

2001

2002

2003

2004

2005

2008

1,8
3,5

3,5

1,56

1,6

1,63
1,5
1,38

1,4

2,5

Número de fallos

3,0
2,25

2,0

1,68
1,33

1,5
1

1
0,67

0,67

1,13

0,89

1,2
1,0
0,8

0,2
0,0
2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

0,11

2000

5,0

4,35

EFO (%)

2,4
1,96

1,96
0,81

2001

2002

2004

2005

2006

2007

2008

2009

0,24

0,20

4,2

4,0

0,66

2003

0,25

5,03

0,43

2002

0,30

6,42

2,0

2001

Promedio de paradas forzosas por fallo
de quipo/1.000 horas críticas comerciales

6,0

3,0

0,78
0,56

Tasa promedio de paradas forzosas
7,0

0,89

0,4

0,0
2001

0,89
0,78

0,6

0,5
2000

2009

Promedio de fallos de los sistemas de seguridad

4,0

Número de sucesos

0,48

0,2

0,0

FOR (%)

0,75
0,56

0,4

0,2

1,0

0,78

0,6

0,4

1,0

0,78

0,15

0,18

0,18

0,15

0,14

0,13

0,10

0,1

0,1

2004

2005

0,16
0,11

0,05

0,0

0,00
2000

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2000

2001

2002

2003

Promedio de exposición colectiva a la radiación

Exposición (REM-persona)*

140

133

120

112

100
80
60

82

81

79

72
50
40

40

34

31

20
0
2000

2001

2002

2003

* REM-persona equivale a 10-2 Sv.persona

Fuente: Informe 2009 del CSN al Congreso de los Diputados y al Senado

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2006

2007

2008

2009

5. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES
NUCLEARES ESPAÑOLAS

127

5.2.2 Indicadores de funcionamiento de la Asociación Mundial
de Operadores Nucleares
Los indicadores de funcionamiento de WANO constituyen una herramienta mediante
la cual la dirección de una central monitoriza su funcionamiento, permite establecer
objetivos sobre los resultados observados y comparaciones con otras centrales con el
fin de mejorar la seguridad y la fiabilidad de la central observada. Los indicadores expresan cuantitativamente la eficacia del funcionamiento de la central en los aspectos
más significativos.
Los indicadores que se mencionan a continuación son los que todas las centrales
del mundo reportan trimestralmente a WANO, desde 1990. Gran parte de estos indicadores proceden de los elaborados y utilizados anteriormente por organizaciones
internacionales que existían antes de la fundación de WANO en 1989, tales como el
INPO, y la Union Internationale des Producteurs et Distributeurs d’Énergie Electrique,
UNIPEDE.
A continuación se muestran las definiciones y valores de los indicadores de WANO
según el Performance Indicador Tri-fold Report de WANO de 2008 (WANO, 2008) y
la comparación de los resultados de explotación, durante el período 2000-2008, de
las centrales nucleares españolas con los indicadores alcanzados a nivel mundial. La
comparación se hace en todos los casos siguiendo la práctica de WANO, a través de
la representación gráfica de las medianas; se exceptúa el índice correspondiente al
número de paradas automáticas del reactor donde se comparan los valores medios
anuales.
Al analizar dicha comparación, hay que tener en cuenta que se está contrastando una
población de 8 reactores españoles con un total de 364, que son los que aportan todos los indicadores a WANO, de un total de 441 reactores, por lo que cualquier incidencia, como un alargamiento de paradas de recarga en alguna central española, tiene
una gran influencia en las gráficas. Así mismo, hay que tener en cuenta que las centrales de tipo BWR, Cofrentes y Santa María de Garoña, funcionan con paradas de recarga cada dos años, mientras que las centrales tipo PWR se ajustan a ciclos más cortos,
generalmente de 18 meses.
Factor de disponibilidad 41. En inglés, Unit Capability Factor, UCF, es la razón porcentual entre la energía que la central podría haber producido teniendo en cuenta solamente las limitaciones técnicas de la central, no las ajenas a la misma, y la que hubiera podido producir funcionando a su potencia nominal. Es el complemento a cien
de la suma de los factores de indisponibilidad programada y de indisponibilidad no
programada (figura 5.6).

41

Este índice, cuando se utiliza en comparaciones económicas, recibe también el nombre de factor de carga.

SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL

128

Figura 5.6
Evolución de los factores de disponibilidad de las centrales nucleares
españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO
%
100,00
98,00
96,00
94,00
92,00
90,00
88,00
86,00
84,00
CCNN del Mundo
CCNN Españolas

82,00
80,00
2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

Fuente: UNESA

Factor de indisponibilidad no programada. En inglés, Unplanned Capability Loss Factor,
UCLF, es la razón porcentual entre la energía no producida por paradas o reducciones de
potencia no programadas, atribuibles a la propia central, y la que se habría generado en
el mismo intervalo, funcionando a potencia nominal. En la práctica de WANO, se considera actividad no programada la que no ha sido prevista con, al menos, cuatro semanas
de antelación. El máximo alcanzado a partir de 2005 se debe principalmente a las largas
paradas de Vandellós II para resolver la corrosión del sistema de servicios esenciales y los
problemas de Trillo y Cofrentes antes mencionados (figura 5.7).

Figura 5.7
Evolución de los factores de indisponibilidad no programada de las centrales
nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO
%
5,00
4,50
4,00
3,50
3,00
2,50
2,00
1,50
1,00
CCNN del Mundo
CCNN Españolas

0,50
0,00
2000
Fuente: UNESA

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

50 CCNN Españolas 0.00 2. por cualquier motivo. Figura 5. ni las que son consecuencia de disparos manuales de turbina. UA7.000 Hours Critical. muestra la media de las paradas automáticas no programadas.9).8). . En inglés.00 CCNN del Mundo 0. muy influenciados por el número de redundancias y otras características de diseño. o previstas en pruebas programadas. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 129 Tasa de pérdidas forzadas. por cada 7. Los resultados se ven. Forced Loss Rate. En inglés. SP1. mayor será la probabilidad de que estos sistemas estén en condiciones de actuar para mitigar los efectos de un suceso (figuras 5. En inglés. Funcionamiento de los sistemas de seguridad.8 Evolución de las tasas de pérdidas forzadas de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO % 3.000 horas de criticidad.11 y 5.000 horas de criticidad del reactor (un año de operación aproximadamente) (figura 5.50 1.5.10. atribuible a la propia central (figura 5. y dividiendo el resultado por el número de horas que se requiere que el sistema esté disponible y por el número de sub-sistemas o trenes redundantes del conjunto. Se calcula para cada sistema sumando los tiempos de indisponibilidad de sus componentes. FLR.00 1.00 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 Fuente: UNESA Disparos automáticos no programados por cada 7.50 3. 5. por tanto.12). Safety System Performance. sin incluir las paradas manuales del reactor. Cuanto más bajas sean las indisponibilidades. es la razón porcentual entre la energía que se ha dejado de producir durante los períodos de operación y la que se habría producido en el mismo intervalo de tiempo si no hubiese ocurrido ninguna parada o reducción de potencia no programada. SP2 y SP5 son indicadores adimensionales que muestran la indisponibilidad de tres importantes sistemas de seguridad.50 2. Unplanned Automatic Scrams per 7.

40 1. SP1.0012 0.0002 CCNN Españolas 0.0000 2000 Fuente: UNESA 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 .0004 CCNN del Mundo 0.0014 0.60 0.0010 0.0016 0.9 Evolución de los disparos automáticos no programados por cada 7. de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO 0.20 CCNN Españolas 0.00 0.80 0.000 horas de criticidad de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO % 1.40 CCNN del Mundo 0.80 1.60 1.0006 0.0008 0.10 Evolución del indicador del funcionamiento de los sistemas de inyección de alta presión.20 1.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 130 Figura 5.00 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 Fuente: UNESA Figura 5.

0025 0.5.0008 0.0010 0.0005 0.0045 0.0035 0.12 Evolución del indicador del funcionamiento de los diésel de emergencia.0014 0.0004 CCNN del Mundo CCNN Españolas 0.0030 0. de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO 0. SP5.0010 CCNN del Mundo CCNN Españolas 0.0016 0.0000 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 Fuente: UNESA Figura 5. SP2.0002 0.0018 0. de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO 0.0020 0.0050 0.0000 2000 Fuente: UNESA 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 .0020 0.0006 0.0012 0.11 Evolución del indicador del funcionamiento del sistema de agua de alimentación auxiliar.0015 0. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 131 Figura 5.0040 0.

material usado en el mantenimiento de equipos. del OIEA. los bultos42 generados corresponden a residuos solidificados (resinas. Por su parte. como es el caso del Power Reactor Information System. los concentrados del evaporador. 2010a). lodos). con una actividad 42 Se entiende por bulto el embalaje con su contenido radiactivo tal como se presenta para su transporte o almacenamiento.500 bultos de producción anual en el conjunto del parque nuclear actual. De modo general. Según la información recogida en el informe anual del CSN al Congreso de los Diputados y al Senado (CSN. Por lo general. guantes o ropas. A este grupo pertenecen. Además de los indicadores de WANO. producidos en la explotación de las centrales nucleares pertenecen a alguno de los siguientes tipos: a) Residuos del proceso: materiales y reactivos químicos que intervienen en alguna de las fases del proceso de producción de la planta.400 bultos de residuos de baja y media actividad sólidos. estos residuos se encuentran almacenados de forma segura en las propias instalaciones. en espera de proceder a su gestión definitiva. que pueden plantear problemas específicos por su naturaleza. residuos sólidos compactados y no compactables y residuos inmovilizados (filtros). Se espera que en el medio plazo la generación de bultos se pueda reducir hasta 2. la tasa de fugas de la barrera de presión del refrigerante. ya son once los años en los que la producción anual se ha mantenido por debajo de los 3. por ejemplo. concentrados. resinas de intercambio iónico y lodos de filtros.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 132 Las centrales nucleares españolas están entre las que tienen mejores resultados en el mundo Del análisis de los indicadores se concluye que las centrales nucleares españolas están dentro de las que tienen globalmente mejores resultados. Como se puede apreciar en el gráfico de la figura 5. La reducción que se observa a partir de 1998 es consecuencia directa de las actuaciones y proyectos acometidos para la reducción de volumen en la generación de RBMA en la operación de las centrales nucleares. ya que mide la integridad de las vainas del combustible. Teniendo en cuenta el acondicionamiento realizado.000 bultos (en los años 2007 y 2009 se superó esta cifra fundamentalmente a causa del acondicionamiento de residuos históricos). 5. el CSN dispone de los indicadores del sistema SISC. PRIS. bien de proceso o tecnológicos. . en el año 2009 las centrales nucleares españolas generaron 3. volumen o actividad. c) Residuos especiales: residuos sólidos. las reparaciones y sustituciones de equipos contaminados y la eficacia del sistema de tratamiento de residuos de la central. en lo sucesivo RBMA. los Residuos de Baja y Media Actividad. incluyendo el año 2009.2. b) Residuos tecnológicos: constituidos fundamentalmente por material de laboratorio.13.3 Gestión de residuos de explotación La generación de residuos de explotación es también un índice de satisfacción. existen otros establecidos internacionalmente.

000 1. acondicionados en bidones de 220 litros y en contenedores tipo CMT. . En el pasado se usaba como unidad el curio.7.000 0 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 Fuente: UNESA estimada en 31.000 3. 43 El bequerelio.000 2. se retiraron de las centrales nucleares españolas 3.1010 Bq y aproximadamente igual a la actividad de un gramo de radio. símbolo Bq. CRC. Es igual a una desintegración por segundo. mediante dosímetros personales para la dosimetría externa y medidas periódicas en el Contador de Radiación de Cuerpo entero. la observancia de los vertidos de efluentes radiactivos y la vigilancia radiológica ambiental son índices de gran interés social.4 Dosis del personal de explotación Nueva unidad móvil de dosimetría de Tecnatom El control dosimétrico del personal de explotación. El Servicio de Protección Radiológica es responsable del control dosimétrico que lleva a cabo. tanto a la atmósfera como al sistema hidrológico afectado.000 4.914 bultos de RBMA para su almacenamiento definitivo en las instalaciones de El Cabril. Un Gigabequerelio es igual a mil millones de bequerelios. están limitados y se vigilan de forma continua. símbolo Ci. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 133 Figura 5. un curio es igual a 3. es la unidad usada para medir la actividad. Durante el año 2009. 5. Los efluentes radiactivos. La vigilancia de la radiactividad ambiental constituye un esfuerzo considerable bajo la responsabilidad del titular y un control de calidad del CSN.546. bajo el control del CSN. incluidos los trabajadores externos.2.5.13 Bultos totales de residuos de explotación generados por año en las centrales nucleares 5.72 GBq43 (equivalente a 852 Ci). para la dosimetría interna.

14 y 5.persona 2.0 1.3 se ha descrito la implantación del carné radiológico y la creación del banco dosimétrico nacional de donde es posible obtener el historial dosimétrico de cada persona profesionalmente expuesta.0 Asia 0.8 0.14 Dosis colectiva media trienal por reactor para reactores tipo PWR Laboratorio de Calibración de Equipos de Protección Radiológica de la central nuclear de Cofrentes 1.0 0.0 96-98 97-99 98-00 99-01 00-02 01-03 02-04 Fuente: Informe 2009 del CSN al Congreso de los Diputados y al Senado 03-05 04-06 05-07 06-08 . Las figuras 5.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 134 Control dosimétrico. En el apartado 4. En los reactores PWR se observa un notable descenso de casi un factor 3.2 EEUU 0. desde 1996 hasta 2004.2 España Sv.15 Dosis colectiva media trienal por reactor para reactores tipo BWR 2.15 muestran la evolución temporal de la dosis colectiva por tipo de reactor y períodos de tres años correspondiente a las centrales nucleares españolas comparados con los valores registrados internacionalmente. En todo caso.5 Europa EEUU 0.5 España Sv. a causa de las mejoras introducidas en los Servicios de Protección Radiológica. y una estabilización posterior mantenida.persona 1.4.5 1.6 Asia 0. Figura 5.4 1. las dosis ocupacionales en las centrales nucleares españolas de tecnología PWR siguen mostrando valores inferiores a los presentados por centrales de los países del mismo entorno tecnológico.4 Europa 0.0 96-98 97-99 98-00 99-01 00-02 01-03 02-04 03-05 04-06 05-07 06-08 Fuente: Informe 2009 del CSN al Congreso de los Diputados y al Senado Figura 5.

tales riesgos no pongan en cuestión la salud y seguridad de las personas. del 1 al 2% sobre la tasa natural de incidencias. 5. Los titulares están obligados a enviar anualmente al CSN los datos procedentes de PROCER. en lo sucesivo PROCER. vigilancia radiológica ambiental. No obstante. en general. Las autoridades sanitarias y los propios afectados aceptan que la incidencia laboral de la radiación es prácticamente despreciable y mucho menor que la causada por otras muchas actividades industriales. Efluentes radiactivos. se ha establecido un programa de control de los efluentes radiactivos. inferiores a las observadas en este mismo tipo de reactores en Estados Unidos. Risk of cancer after low exposure doses of radiation: Retrospective cohort study in 15 countries. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 135 En los reactores BWR. . donde se publican junto con los datos de otros Estados miembros de 44 Cardis. país de referencia para las centrales españolas de esta tecnología. E. vigilancia de la radiactividad en el medio ambiente. hacen que. las medidas de protección no eran tan perfectas y la experiencia más pobre. Formando parte de las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento.2. de cada central nuclear se ha establecido un Programa de Control de Efluentes Radiactivos. sin embargo. dosis a la población y estudio epidemiológico Con el objetivo de proteger al público y al medio ambiente de los efectos de las radiaciones ionizantes. que han recibido dosis internas y externas conocidas y con historiales médicos detallados. La cohorte utilizada en este estudio incluye fundamentalmente trabajadores expuestos en las primeras familias de centrales nucleares.5 Vertidos radiactivos. esta dosis colectiva trienal se ve afectada mayoritariamente por el alto valor alcanzado en la recarga del año 2007.5. ETF. et al. que somete a revisiones de calidad antes de incorporarlos en el Informe anual al Congreso de los Diputados y al Senado y de enviarlos a la UE en cumplimiento del artículo 36 del Tratado de EURATOM (Tratado. a causa de los trabajos excepcionales. realizados por vez primera en el mundo. durante la sustitución de las toberas del sistema hidráulico de actuación de las barras de control de la central nuclear de Cofrentes.633 trabajadores—. cuyos expedientes dosimétricos y médicos cubrían el período 1970-96. 2005.391 trabajadores de los países con centrales nucleares —la muestra española en tal estudio incluyó 3. estimación de las dosis potencialmente recibidas por la población y las afecciones que pudieran resultar de tales dosis. cuando los límites establecidos eran superiores a los actuales. sobre todo en caso de intervenciones anormales en zonas radiactivas. 1987). En las últimas décadas. las dosis individuales han descendido en al menos la décima parte. reveló un incremento de casos de cáncer. las medidas de protección que se toman y la utilización de la robótica. las dosis ocupacionales son superiores a las registradas en Europa y. La irradiación es el riesgo más significativo al que están expuestos los trabajadores de las centrales nucleares. y en cumplimiento de los requisitos establecidos en la ley de creación del CSN. Un estudio realizado por el Instituto Internacional del Cáncer44 realizado sobre una cohorte de 407. incluidas leucemias. aun en dichos casos. estimado en el 10% de la población.

en lo sucesivo PVRA. Toma de muestras de vegetales y peces del Plan de Vigilancia Radiológica Ambiental Vigilancia radiológica ambiental. el consumo de energía eléctrica. En las figuras 5. Consisten en la medición. durante los últimos años. agua subterránea. . salvo en la emisión del tritio y los gases nobles. Los titulares de las instalaciones nucleares son también responsables de aplicar los Programas de Vigilancia Radiológica Ambiental. suelo.16 a 5. la radiación ambiental y el análisis radiológico periódico en laboratorio de muestras ambientales de polvo. En todos los casos. que también se definen en las ETF y se enlazan con PROCER antes descrito.1 (Guía de seguridad. organismos 45 El Gigavatio-hora es una unidad de energía. Los valores se comparan con los disponibles de centrales de Estados Unidos y de Europa con reactores del mismo tipo. Las peculiaridades químicas del tritio y de los gases nobles dificultan su incorporación a matrices sólidas y su retención como residuos que pueden ser gestionados. 1993).SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 136 la Unión Europea. agua potable. que equivale a 106 kilovatio-hora. sedimentos. medidos en Gigabequerelios por cada Gigavatio-hora45 de energía eléctrica producida. Estos programas de vigilancia se encuentran desarrollados en la Guía de Seguridad 4. a través del muestreo continuo del contenido de nucleidos radiactivos en el aire.27 (tomadas del Informe 2007 del CSN al Congreso de los Diputados y al Senado) se muestra la evolución. lluvia. en especial. radiación directa. Los registros históricos mantienen los valores habituales y son equiparables a los de las otras instalaciones europeas y norteamericanas. se nota un cierto descenso atribuible al mejor comportamiento de las vainas del combustible y a mejoras en los procesos de solidificación de los residuos. que se usa para medir la producción y. tanto en centrales con reactores PWR como BWR. de los distintos tipos de efluentes.

0E–06 1.0E–02 1. Efluentes gaseosos.0E–05 1980 1984 1988 1992 1996 2000 2004 1.0E–02 1.0E–02 1.0E–06 1.0E+02 1.19 Centrales PWR.0E–01 1.0E–02 1.0E+03 1. Efluentes gaseosos.0E–05 1.21 Centrales PWR.0E+01 1.0E+00 1.0E–01 1.0E–03 1.0E–03 1. Efluentes líquidos.0E+03 1.0E+00 1. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 137 Figura 5.0E–03 1.0E+00 1.0E+02 1.17 Centrales PWR.0E–04 1. Actividad de I-131 (GBq/GWh) 1.0E–03 1.0E+01 1.5.20 Centrales PWR.0E–07 1984 1988 1992 1996 2000 2004 1.0E–02 1.0E–04 1. Actividad total (GBq/GWh) excepto tritio Figura 5. Efluentes gaseosos. Actividad de gases nobles (GBq/GWh) 1.0E–01 1. Efluentes gaseosos.0E+02 1.18 Centrales PWR.0E–03 1980 2008 Figura 5.0E–03 1980 1984 1984 1988 1992 1996 2000 Fuente: CSN 2004 1.0E+00 1. Efluentes líquidos.0E–01 1.0E–02 1.0E–07 1.UU. Actividad de partículas (GBq/GWh) 1.0E–04 1. Actividad de tritio (GBq/GWh) Figura 5.0E+01 1.0E–01 1. UE 1984 1988 España 1992 1996 2000 2004 2008 .16 Centrales PWR.0E+01 1.0E–05 1.0E–01 1.0E+04 1.0E–08 1980 2008 1992 1996 2000 2004 2008 1984 1988 1992 1996 2000 2004 2008 Figura 5.0E–04 1980 2008 EE.0E–08 1980 1988 Figura 5. Actividad de tritio (GBq/GWh) 1.

0E+02 1.0E–02 1. Actividad de I-131 (GBq/GWh) Figura 5. Efluentes gaseosos.27 Centrales BWR.0E–01 1.0E+04 1. Efluentes líquidos.0E–02 1.0E–06 1.0E+00 1.0E+01 1.0E–08 1980 1984 1988 1992 1996 2000 Fuente: CSN 2004 1.22 Centrales BWR.0E+01 1.0E–06 1984 1988 1992 1996 2000 2004 1988 1992 1996 2000 2004 2008 Figura 5. UE 1984 1988 España 1992 1996 2000 2004 2008 .0E–01 1.0E–01 1.0E+00 1.0E–01 1. Actividad de tritio (GBq/GWh) Figura 5.0E–01 1.0E–07 1. Efluentes gaseosos.0E+00 1.0E–02 1.0E+02 1.0E+00 1.0E+03 1. Efluentes gaseosos.0E–02 1.0E–06 1980 1984 1988 1992 1996 2000 2004 1.0E–04 1. Actividad total (GBq/GWh) excepto tritio 1.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 138 Figura 5.0E–07 1980 2008 1984 1988 1992 1996 2000 2004 2008 Figura 5. Actividad de gases nobles (GBq/GWh) 1.0E–04 1.0E–02 1980 1984 1.0E–04 1.0E–03 1.0E–03 1980 2008 1. Actividad de partículas (GBq/GWh) 1.0E+02 1.UU. Efluentes líquidos.0E–03 1.23 Centrales BWR.25 Centrales BWR.26 Centrales BWR.0E–03 1. Efluentes gaseosos.0E+01 1.0E+00 1.0E–02 1.0E–05 1.0E–05 1.24 Centrales BWR.0E–04 1980 2008 EE.0E–03 1. Actividad de tritio (GBq/GWh) Figura 5.0E–05 1.0E–00 1.

aves.28 se representan de forma esquemática las vías de exposición de la población a los vertidos y en la figura 5. Es importante poder separar de las medidas los radionucleidos naturales de los que realmente provienen de la central. ALIMENTICIA NU ID BEB DE UA CHIMENEA O VENTEO AG RESIDENCIAS HABITADAS PESCA C ADENA TOMA DE AGUA 5 . un equipo de la Dirección Ge- Figura 5.3 se da una relación del número de muestras anuales por emplazamiento nuclear.5. RA 1 Punto más desfavorable del límite de la propiedad o fuera de la misma donde se supone.29 los puntos de muestreo prototípicos de un sistema de vigilancia de la radiactividad alrededor de una central nuclear. En la tabla 5. para el cálculo de los efectos debidos al paso de la nube radiactiva. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 139 indicadores y alimentos (cultivos. normalmente en los laboratorios del Ciemat. En la tabla 5. huevos. La Comisión tiene derecho de acceso a las instalaciones de control a fin de verificar su funcionamiento y eficacia. en especial los isótopos radiactivos del yodo y del cesio. El titular está obligado a remitir información periódica y anual de los resultados del PVRA. El programa de toma y análisis de muestras es responsabilidad del titular. En el año 2008. tritio. bajo el control del CSN.1 establece que entre un 5% y un 15% de las muestras se sometan a un proceso de garantía de calidad mediante análisis realizados en laboratorios independientes. tales como gases nobles. En la figura 5. que una persona del público permanece continuamente expuesta.28 Representación esquemática de las vías de exposición a los efluentes radiactivos de una central nuclear RÍO 3 DESCARGA 4 B E AR RO YO CT PASTOS GANADO 5 Reactor nuclear. su frecuencia y el tipo de análisis efectuado. carbono-14. IVA CARRETERA N BOSQUE A 1 DIA 2 Punto donde se aplican los límites para la población en su conjunto. 4 Punto donde se limita la cantidad de material radiactivo evacuado a la atmósfera. productos de fisión y de activación. carne. que son evaluados y sometidos a un control de calidad antes de ser incorporados en el Informe Anual al Congreso de los Diputados y al Senado y remitidos a la Comisión Europea en cumplimiento del artículo 36 del Tratado de Euratom. pero la Guía de Seguridad 4. leche y peces).2 se resumen los tipos de muestra. C ADENA ALIME NTI CIA C ADENA IA ALIMENT IC GRANJAS POBLACIÓN 2 AGRICULTURA 3 Punto donde se limita la cantidad de material radiactivo evacuado en forma líquida.

MCDE.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 140 Figura 5. junto con los datos del sistema PVRA. . Dosis recibidas por el público. dentro de PROCER. el Manual estima de forma muy conservadora las dosis que podrían recibir distintos grupos representativos de la población en función de la distancia a la central y verificar así el cumplimiento de los límites establecidos. DG TREN. Los modelos de cálculo se basan en la Guía Reguladora 1. 1977). en los que es necesario también introducir los hábitos de la población y la dieta que consumen. se incluye un Manual de Cálculo de Dosis en el Exterior. visitó el emplazamiento de Cofrentes con tal fin y no encontró anomalías dignas de mención. 2009) del CSN orienta a los titulares sobre la metodología a seguir en estas evaluaciones. Formando parte de las Especificaciones técnicas de funcionamiento de cada central nuclear.9 (Guía de seguridad.109 del organismo regulador de Estados Unidos (NRC. La Guía de Seguridad GS-G-0. Usando los datos procedentes de la medida de la radiactividad en los efluentes gaseosos y líquidos que se evacuan al medio ambiente.7-0.29 Representación del sistema de toma de muestras de un programa de vigilancia radiológica ambiental neral de Energía y Transportes. así como la transferencia de la radiactividad a las plantas y a los productos animales. El Manual incluye modelos matemáticos muy sofisticados.

042 1. peces.5.044 Total .035 1. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 141 Tabla 5.053 994 1. y cultivos en época de cosecha Carne.2 Programa de Vigilancia Radiológica Ambiental en el entorno de las centrales nucleares Tipo de muestras Frecuencia de muestreo Análisis realizados Aire Muestreo continuo con cambio de filtro semanal Radiación directa Cambio de dosímetros después de un período de exposición máximo de un trimestre Agua potable Muestreo quincenal o de mayor frecuencia Actividad beta total Estroncio-90 Espectrometría gamma Yodo-131 Dosis integrada Actividad beta total Actividad beta resto Estroncio-90 Tritio Espectrometría gamma Estroncio-90 Agua de lluvia Muestreo continuo con recogida de muestra mensual Agua superficial y subterránea Muestreo de agua superficial mensual o de mayor frecuencia y de agua subterránea trimestral o de mayor frecuencia Espectrometría gamma Suelos.308 1. y semestral de sedimentos y organismos indicadores Leche y cultivos Muestreo quincenal de leche en época de pastoreo y mensual el resto del año. sedimentos y organismos indicadores Muestreo anual de suelo.3 Número de muestras tomadas por las centrales nucleares en 2009 Tipo de muestras José Cabrera Santa María de Garoña Almaraz Ascó Cofrentes Vandellós II Trillo Atmósfera 785 782 778 811 768 819 766 Agua 108 188 212 136 142 131 140 Alimentos 142 152 318 106 84 92 138 1. mariscos y miel Muestreo semestral Actividad beta total Actividad beta resto Tritio Espectrometría gamma Estroncio-90 Espectrometría gamma Estroncio-90 Espectrometría gamma Yodo-131 Espectrometría gamma Tabla 5.122 1. huevos.

aproximadamente como sigue: a causa de la radiación gamma de los nucleidos radiactivos existentes en el suelo (10%). que ha sido formalmente presentado en junio de 2010. 1991a) y de agua en ebullición (NRC. se han analizado más de mil municipios con una población total de ocho millones de personas. Estos valores son muy variables de persona a persona. El Pleno del Congreso de los Diputados. en España.03 mSv/año. El estudio epidemiológico del CSN. pero por término medio y dependiendo del nivel de vida de los países se encuentran entre 1/6 y 1/4 de la radiactividad natural. El valor obtenido debe ser comparado con los 2 ó 3 mSv/año. a causa de la radiación emitida por la central sería necesario analizar cohortes de muchos miles de personas y utilizar cohortes de control de igual magnitud que reciban una dosis de radiación natural parecida y con los mismos hábitos de vida para evitar el efecto de los llamados factores de confusión. inhalación de gas radón.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 142 que tiene un reconocimiento muy amplio. y nucleidos radiactivos naturales que se incorporan al cuerpo por ingestión e inhalación. sobre el Impacto radiológico de las instalaciones nucleares y radiactivas del ciclo del combustible nuclear (CSN. y varían entre 0. De las dosis estimadas no es posible deducir los riesgos a la población. en especial el potasio-40 (13%). así como en documentos de detalle emitidos por dicha organización para el caso de los reactores de agua a presión (NRC. 2010b). suscribió un acuerdo con el Instituto de Salud Carlos III. y sus descendientes (67%). por encima de los casos naturales. se ha elaborado un mapa nacional de la radiación gamma natural. que representan el cúmulo de circunstancias —dieta. que toda persona recibe como consecuencia de las radiaciones naturales distribuidas. aprobó instar al Gobierno la realización de un Estudio Epidemiológico. Como indicador de la exposición a las radiaciones se usó la dosis efectiva . el CSN. cerca de 500 municipios se encuentran en el área de influencia de las instalaciones analizadas y otros 500 en las dos áreas de referencia seleccionadas con alto y bajo índice de exposición a la radiactividad natural. En total. alcohol. en menor grado gas torón. radiación cósmica (10%). establecida en 1 miliSievert/año. en sesión plenaria del nueve de diciembre de 2005. De ellos. colaboración entre el CSN y ENUSA. A la radiación natural es necesario añadir la dosis que las personas reciben en actos médicos. Para discernir el incremento de casos de cáncer que pudieran aparecer en la población. que constituye una base útil para estudios epidemiológicos y vigilancia de la radiactividad En todos los casos. creó un amplio y competente Grupo de Trabajo y un Comité Consultivo para garantizar la transparencia. Tanto el análisis de las dosis recibidas como el estudio del índice de mortalidad por cáncer se han llevado a cabo usando las metodologías y herramientas más avanzadas disponibles. hasta un máximo de 6 mSv/año dependiendo del lugar donde se viva.3 y 0. las dosis históricas estimadas atribuibles a dichos vertidos son muy inferiores a los límites de dosis para el público. Mapa de la radiación gamma natural en España Dentro del proyecto MARNA. salubridad— que también son causa de la enfermedad. Para satisfacer tales fines. 1991b). El estudio incluye los municipios situados en el entorno de las centrales nucleares hasta una distancia de 30 km desde el comienzo de la explotación de la central. considera tanto la exposición a las radiaciones propias de las centrales como las naturales y garantiza la independencia de la investigación y la transparencia del desarrollo. en abril de 2006. tabaco.

su comportamiento en la biosfera y las dosis estimadas se apoyaron en parámetros físicos contrastados y en los usos y costumbres de la población usando las mejores estadísticas nacionales. 0.09) 0. En la gráfica se da por supuesto que se conoce con suficiente certeza el punto P de la representación. donde se discute que también puede existir un efecto beneficioso.15 P(200. la que más atención ha recibido es la aproximación lineal.30 se representan de forma esquemática las cuatro teorías o aproximaciones sobre los efectos de las dosis y tasas de dosis muy pequeñas. ya que las dosis potencialmente recibidas se encuentran en la zona incierta de la aproximación lineal sin umbral. .35 mSv/año.30 Relación entre el incremento relativo del riesgo y la dosis recibida Incremento relativo del riesgo 0. LA SEGURIDAD DE LAS CENTRALES NUCLEARES ESPAÑOLAS 143 previa consulta con la Comisión Internacional de Protección Radiológica. En la figura 5. Los conocimientos actuales no permiten deducir con certeza que pueda existir una relación entre dosis y cáncer. De entre ellas. No se han observado resultados consistentes que muestren un patrón de incremento de la mortalidad por cáncer asociado con la dosis de radiación potencialmente recibida por las personas que habitan en el entorno de las centrales nucleares. un tercio de la dosis límite anual y probablemente más de seis veces la dosis recibida por la misma persona como consecuencia de la radiactividad natural. La hormesis —disminución del riesgo a dosis bajas— es una hipótesis defendida por muchos especialistas.10 SUPRALINEAL 0. Se han tenido en cuenta los posibles factores de confusión y se han considerado todos los posibles tipos de cáncer.5. con respecto al natural. La Comisión Internacional de Protección Radiológica y la mayor parte de las instituciones nacionales consideran que la extrapolación lineal es una hipótesis aceptable. de contraer cáncer que experimenta un individuo y la dosis por él recibida. entre el incremento relativo del riesgo. para dosis bajas. El valor más alto de la dosis efectiva potencialmente recibida por el individuo más expuesto se ha limitado a 0. Algunas relaciones puntuales encontradas no han podido ser atribuidas a la exposición derivada de las instalaciones nucleares. en el que se supone que el riesgo natural aumenta en el 9% cuando la dosis recibida es de 200 mSv.05 “HORMESIS” 0 40 100 Dosis (mSv) 140 200 Un problema significativo reside en saber con certidumbre suficiente qué relación existe.05 LINEAL 0 EAL SUBLIN UMBRAL -0. En la gráfica se incluyen cinco hipótesis que han ido surgiendo a lo largo del tiempo. El transporte de los contaminantes radiactivos. Figura 5.

23 mSv/año. con valores comprendidos entre 1. .25 y 2. La zona de alta radiactividad natural se ubicó en el sur de Galicia. incluso a niveles de dosis más de diez veces superiores a los que se pueden derivar de la operación de las centrales nucleares.27 y 5. y la de baja en las provincias de Valencia y Alicante.85 mSv/año. con dosis comprendidas entre 4. Este resultado revela de nuevo la no existencia de una correlación dosis-cáncer.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 144 El estudio epidemiológico de la radiación natural tampoco ha revelado que exista una relación entre las dosis de radiación que reciben las personas que habitan en las zonas de alta y baja radiación natural que se han analizado.

LA GESTIÓN NACIONAL DE LOS RESIDUOS RADIACTIVOS 145 6.6. LA GESTIÓN NACIONAL DE LOS RESIDUOS RADIACTIVOS .

de separación de las sustancias nucleares. que a su vez. mientras que los ciudadanos deberán aceptar la decisión tomada de la forma que se ha dicho y se haya mantenido el principio fundamental. Sin embargo. cada generación recibe de la anterior los riesgos y beneficios de todos los desarrollos científicos. Las instituciones que toman las decisiones deben tener en cuenta el principio que se glosa. se renuncia a una fuente energética de magnitud considerable. se refiere a la Protección de las generaciones presentes y futuras. aunque no definitivos. Esta diatriba ética no es específica de la energía nuclear. de los Principios fundamentales de seguridad del OIEA. es necesario tomar la decisión de someterles a un proceso. procede reconsiderar la decisión tomada. En el caso de que no pueda liberar más energía en el reactor en el que haya funcionado. de modo que las personas y el medio ambiente permanezcan protegidos contra los efectos de las radiaciones ionizantes El Principio definido se ajusta a la necesidad que se ha descrito. recibe el nombre de combustible gastado. tecnológicos y económicos conseguidos. el llamado Almacén Tem46 El combustible nuclear que ha suministrado energía en el núcleo de un reactor recibe el nombre de combustible irradiado. tal residuo debe estar sujeto a procesos de gestión. Los residuos radiactivos generados en las actividades nucleares de las generaciones presentes son los medios a través de los cuales es posible propagar riesgos radiológicos a las generaciones futuras sin tener estas acceso a los beneficios ya disfrutados por las generaciones anteriores. la decisión tomada en 1983 se inclinó por declarar residuo al combustible irradiado. En España. junto con los adelantos propios. ya industrial. que tienen la doble condición de contener productos radiactivos y sustancias combustibles nucleares. Estado actual de la CN Vandellós I Hasta que los procesos de desintegración nuclear no reduzcan la actividad de un residuo por debajo de los valores establecidos en la ley. Sin embargo. La generación española que ahora está produciendo residuos radiactivos en las centrales de su parque nuclear debe encontrar y aplicar soluciones seguras. . Este capítulo describe el entramado jurídico nacional e internacional que se ha creado para la gestión segura de los residuos radiactivos. el argumento social más contundente contra la energía nuclear se basa en la larga vida radiactiva de algunos de los residuos radiactivos y en la necesidad de una gestión adecuada. para ello se ha propuesto la instalación de almacenes seguros. circunstancia que introduce otra consideración ética de importancia: si se declaran residuos radiactivos. que tiene la connotación de residuo radiactivo de alta actividad. demostrar que se están tomando las medidas que exige el principio. Se describe la gestión definitiva de los residuos de baja y media actividad. de combustible irradiado46. Los residuos radiactivos deben ser gestionados de modo que no se imponga una carga indebida a las generaciones futuras. Se glosa también la situación de los elementos combustibles irradiados. Cuando el combustible irradiado pueda ser usado en otro reactor o reelaborado recibe el nombre de combustible usado. viables y económicas para protegerse a sí misma y a las generaciones futuras de los riesgos radiológicos de los residuos radiactivos que se producen. así como los de muy baja actividad en la instalación de El Cabril. LA GESTIÓN NACIONAL DE LOS RESIDUOS RADIACTIVOS El Principio 7. si se declaran combustibles nucleares.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 146 6. los transmite a las generaciones que siguen. informar a la población y escuchar sus opiniones y tomar la decisión mejor. en lo sucesivo PGRR. a la vista de la situación internacional. y así se considera en los sucesivos Planes Generales de Residuos Radiactivos. y exige que: ‘Deben protegerse contra los riesgos asociados a las radiaciones las personas y el medio ambiente del presente y del futuro’.

LA GESTIÓN NACIONAL DE LOS RESIDUOS RADIACTIVOS 147 poral Centralizado. 1964). 2009). En este Decreto se requiere la elaboración cada cuatro años. en el caso de que continúen siendo considerados residuos. en lo sucesivo ATI. previo informe del CSN’. y el desmantelamiento y clausura de las instalaciones nucleares. tutelada por la Secretaría de Estado de la Energía del MITYC. en lo sucesivo ATC. 6. hasta que en 1984 se constituye ENRESA mediante el Real Decreto 1522/1984 (Decreto. en el que se reagrupaba la dispersa normativa emitida que regulaba las actividades que esta empresa desarrolla y su financiación. disposición final novena. consagra los siguientes principios sobre los que se sustenta actualmente la gestión de los residuos radiactivos en España: a) ‘La gestión de los residuos radiactivos. encaminadas a la adecuada gestión de los residuos radiactivos y al desmantelamiento y clausura de instalaciones nucleares y. o Almacén Temporal Individualizado. incluido el combustible nuclear gastado. tecnológicas y administrativas. de la revisión del PGRR. radiactivas’. define ENRESA como un medio propio y servicio técnico de la Administración.1 DESARROLLO LEGAL DE LA GESTIÓN DE RESIDUOS RADIACTIVOS EN ESPAÑA La gestión segura de los residuos radiactivos está salvaguardada por un entramado de barreras múltiples. y en todo caso cuando lo requiera el Ministerio de Economía.6. Este Real Decreto fue sustituido por el Real Decreto 1349/2003 sobre Ordenación de las actividades de ENRESA y su financiación (Decreto. cuando sirve a las unidades del mismo emplazamiento o vecinas. que debe incluir: ‘Las actuaciones necesarias y las soluciones técnicas que vayan a desarrollarse durante el horizonte temporal del plan. Estos almacenes han de ser considerados como bancos de energía del futuro. 2003b). cuando sirve a todo el parque nuclear. así como ‘las previsiones económicas y financieras para llevarlas a cabo’. modificó la definición de residuo radiactivo contenida en la Ley 25/1964 de Energía Nuclear (Ley. La gestión de los residuos radiactivos en España estuvo encomendada inicialmente a la JEN y posteriormente a ENUSA. 2006) y fue aprobado en el Consejo de Ministros del 23 de junio de 2006. reguladora del Sector Eléctrico (Ley. en su caso. que impiden se diseminen por la biosfera de forma incontrolada La disposición adicional cuarta de la Ley 54/1997. 1997). Esta Ley 11/2009. La nueva definición ha quedado redactada como sigue: ‘Residuo radiactivo es cualquier material o producto de desecho. que contiene o está contaminado con radionucleidos en concentraciones o niveles de actividad superiores a los establecidos por el Ministerio de Industria y Energía. realizando las funciones que le sean encomendadas por el Gobierno. constituye un servicio . para el cual no está previsto ningún uso. que se utiliza como vehículo para añadir un artículo 38 bis sobre Gestión de los Residuos Radiactivos a la Ley 25/1964 de Energía Nuclear (Ley. La Ley 11/2009 por la que se regulan las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Ley. 1984). de 27 de noviembre. 1964). Esta solución intermedia resulta también necesaria para desarrollar la disposición definitiva de los combustibles irradiados. El vigente PGRR es el sexto (ENRESA.

mediante el pago de la correspondiente tasa. la condición de beneficiaria. que le será elevado por el MITYC. mediante una tasa cuya base imponible es la energía nucleoeléctrica bruta generada por cada una de las centrales en cada mes natural. 1998). una vez haya transcurrido el período de tiempo que se establezca en la correspondiente declaración de clausura’. Las instalaciones necesarias para el cumplimiento de los fines que le son propios se declaran de utilidad pública a efectos de expropiación forzosa’. una vez oídas las Comunidades Autónomas en materia de ordenación del territorio y medio ambiente. en su caso. Este esquema se mantiene para otros productores de residuos radiactivos (fábrica de elementos combustibles. hospitales y pequeños productores) quienes. de Reformas para el impulso a la productividad (Ley.2 de la Constitución Española’. asumirá la vigilancia que. y del que dará cuenta posteriormente a las Cortes Generales’. 2005). El Fondo para la financiación de las actividades del PGRR se nutría inicialmente de las cantidades recaudadas por la Oficina de Compensaciones de la Energía Eléctrica. Esta función fue transferida a la Comisión Nacional del Sistema Eléctrico. OFICO. Un aspecto a destacar es la sucesiva transformación que ha sufrido el sistema de financiación de las actividades relacionadas con la gestión del combustible irradiado y los residuos radiactivos generados en la operación de las centrales nucleares. Para sufragar los costes de gestión de los residuos generados con anterioridad a esta fecha. 1983). incluido el combustible nuclear gastado. mediante la constitución de una tasa cuya base imponible es la energía nucleoeléctrica bruta generada por cada central. d) ‘El Estado asumirá la titularidad de los residuos radiactivos una vez se haya procedido a su almacenamiento definitivo. supuso un punto de inflexión al internalizar en las centrales nucleares los costes futuros de gestión de los residuos radiactivos generados por ellas con posterioridad al 31 de marzo de 2005. cuya base imponible venía constituida por la recaudación total derivada de la aplicación de los peajes a que se refería la Ley 54/1997 (Ley.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 148 público esencial que se reserva a la titularidad del Estado. 1997). mediante Real Decreto 2596/1998 (Decreto. pudiera requerirse tras la clausura de una instalación nuclear. de 18 de noviembre. se mantenía una componente sobre la tarifa eléctrica a través de una tasa. a tales efectos. la ya citada Ley 11/2009 ha vuelto a reformar el sistema de financiación. mediante la aprobación del PGRR. CNSE. de conformidad con el artículo 128. de acuerdo con el PGRR aprobado por el Gobierno. c) ‘El MITYC ejercerá las facultades de expropiación que sean precisas para el cumplimiento de los fines de ENRESA. hacen frente a los costes actuales y futuros de la gestión encomendada a ENRESA. sobre la tarifa eléctrica. En la actualidad. según el cual las centrales nucleares deben financiar totalmente los costes de la gestión de los residuos generados por ellas. y el desmantelamiento y clausura de las instalaciones nucleares. previo informe del CSN. . al amparo de la Orden de 12 de mayo de 1983 (Orden Ministerial. Asimismo. Corresponde al Gobierno establecer la política sobre gestión de los residuos radiactivos. la cual tendrá. que ahora refleja un esquema de internalización total. b) ‘Se encomienda a ENRESA la gestión de este servicio público. con independencia de su fecha de generación. La Ley 24/2005.

y las Convenciones y Tratados Internacionales El ámbito de aplicación de la Convención comprende exclusivamente la gestión de combustible gastado47 y desechos48 radiactivos que provengan de aplicaciones civiles. d) Prever una protección eficaz de las personas. f) Esforzarse en evitar acciones cuyas repercusiones razonablemente previsibles para las generaciones futuras no sean mayores que las permitidas para la generación presente. 48 En la terminología oficial del OIEA se usa el término desecho radiactivo en lugar de residuo radiactivo. hasta cualquier nivel en una central nuclear. en el marco de su legislación nacional. Como en las centrales nucleares. Para ello se establecen los siguientes requisitos de seguridad: a) Prestar la debida atención a la criticidad y a la remoción del calor residual producido durante la gestión del combustible gastado. . 47 Combustible gastado es sinónimo de combustible irradiado. Enresa. que es el término usado en los instrumentos legales nacionales. 2001a). las barreras administrativas incluyen: la responsabilidad del titular. la sociedad y el medio ambiente aplicando métodos adecuados de protección a nivel nacional. Por otro lado. que tenga debidamente en cuenta criterios y normas internacionalmente aprobados. b) Asegurar que la generación de desechos radiactivos se mantiene al nivel más bajo posible. cuando el residuo haya sido aceptado. y ratificada por el Estado español el 23 de abril de 2001 (Convención. e) Tener en cuenta los riesgos biológicos.6. hecha en Viena el 5 de septiembre de 1997. aprobados por el órgano regulador. las funciones del Gobierno. c) Tener en cuenta las interdependencias entre las distintas etapas de la gestión del combustible gastado y los desechos radiactivos. a la sociedad y al medio ambiente contra los riesgos radiológicos. que se encuentra fuera del núcleo del reactor. En España se ha preferido la dispersión de los requisitos esenciales en otros instrumentos jurídicos. el control del CSN. LA GESTIÓN NACIONAL DE LOS RESIDUOS RADIACTIVOS 149 Muchos países han decidido promulgar leyes específicas sobre la gestión de residuos radiactivos.2 LA CONVENCIÓN CONJUNTA SOBRE SEGURIDAD EN LA GESTIÓN DEL COMBUSTIBLE GASTADO Y SOBRE SEGURIDAD EN LA GESTIÓN DE DESECHOS RADIACTIVOS Por su interés administrativo y técnico y por constituir una medida internacional de la situación nacional en lo que se refiere a la gestión de residuos. La Convención persigue que cada país adopte las medidas apropiadas para asegurar que en todas las etapas de la gestión del combustible gastado y los desechos radiactivos se proteja adecuadamente a las personas. se describe aquí la Convención conjunta sobre Seguridad en la gestión del combustible gastado y sobre Seguridad en la gestión de desechos radiactivos. químicos y otros riesgos que puedan estar asociados a la gestión del combustible gastado y los desechos radiactivos. 6. el CSN ha decidido establecer un conjunto satisfactorio de Instrucciones. g) Procurar evitar que se impongan cargas indebidas a las generaciones futuras. Instrucciones técnicas y Guías de seguridad.

Los residuos sólidos se tratan.3 GESTIÓN DE RESIDUOS RADIACTIVOS GENERADOS EN LA OPERACIÓN DE LAS CENTRALES NUCLEARES En la operación de una central nuclear se generan distintos tipos de residuos radiactivos sólidos. Se dio cuenta de las actividades llevadas a cabo en el cumplimiento de las obligaciones de la Convención conjunta y los compromisos adquiridos desde su anterior edición. España presentó su informe nacional liderado por el MITYC.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 150 España. La Tercera Reunión de la Convención Conjunta se celebró en Viena durante el mes de mayo de 2009. 2) Un inventario de los desechos radiactivos regulados por la Convención. acondicionan y se introducen en bidones para su almacenamiento y gestión posterior. y en especial al protocolo implantado en España para la detección y control de fuentes huérfanas. . Este inventario contiene una descripción de los materiales y otro tipo de información pertinente. Entre las cuestiones tratadas en esta última reunión de la Convención. su ubicación. mientras que los residuos gaseosos se almacenan en tanques de desactivación (en reactores PWR) o se retrasa su vertido (en reactores BWR). Así mismo. el VI Plan General de Residuos Radiactivos y la autorización del almacenamiento de residuos radiactivos de muy baja actividad de El Cabril (Córdoba). describe en su informe. apoyado por el CSN y por ENRESA (Convención Conjunta. que se celebró en Tarragona durante el mes de febrero de 2009. Este Protocolo fue consecuencia de la fusión de una fuente de Cesio-137. cabe destacar el análisis de los sistemas nacionales para el seguimiento. 6. En concreto. principalmente de corrosión contenidos en el refrigerante. y el control de fuentes radiactivas huérfanas. registro y gestión de fuentes radiactivas en desuso. actividad y radionucleidos específicos. se hizo mención a la Conferencia internacional sobre el Control y gestión de material radiactivo inadvertido en material metálico. que inicialmente pasó desapercibida en la acerería de recuperación de metales de Acerinox en Algeciras. se detalló la situación actual en nuestro país en lo que se refiere al almacenamiento de residuos de alta actividad y del combustible gastado. En el informe se incluyen también: 1) Una lista de las instalaciones de gestión de desechos radiactivos reguladas por la Convención. se describen las políticas y prácticas de gestión del combustible gastado y los desechos radiactivos así como los criterios empleados para definir y clasificar por categorías dichos desechos. 2009). los residuos líquidos son tratados por evaporación y cambio de ión seguido de un proceso de solidificación. líquidos y gaseosos que tiene su origen principal en la actividad presente en el circuito refrigerante primario como consecuencia de las fugas de productos de fisión contenidos en la matriz combustible y la activación de productos. tal como volumen o masa. las medidas adoptadas para cumplir cada uno de los requisitos anteriores. finalidad principal y características esenciales. cada tres años. que es considerado una referencia internacional. En este sentido. como los demás países firmantes.

Estos residuos se tratan mediante adsorbentes de carbón activo. filtración de muy alta eficacia usando filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air Filter) y recombinación. tratamiento químico y decantación. Los residuos radiactivos gaseosos de una central BWR proceden principalmente de los eyectores del condensador principal. Además. como ocurre con el tritio. los procesos de descontaminación de los residuos líquidos y gaseosos no pueden ser absolutos. Esta es la razón por la que muy pequeñas cantidades de algunos nucleidos radiactivos se vierten de forma controlada a través de los sistemas de ventilación y los vertidos de agua sobrante. centrifugación.6. desmineralización por intercambio iónico. de drenajes y fugas del edificio del reactor y de la ventilación de edificios potencialmente contaminados. las fugas de los sellos de turbina. ya que su condición de gas inerte hace imposible su eliminación salvo por desactivación a largo plazo en tanques de almacenamiento.1 Esquema simplificado del tratamiento de residuos radiactivos líquidos y gaseosos en una central nuclear Vigilancia Al medio ambiente Filtración Efluente radiactivo Evaporación Residuos sólidos compactados acondicionados Almacén de residuos sólidos en la central . así como residuos radiactivos secundarios como las resinas y los filtros que pasan a ser residuos radiactivos sólidos húmedos. tanques de almacenamiento de retardo. las purgas del edificio del reactor y de la ventilación de edificios potencialmente contaminados. de la expansión del refrigerante al calentarse. en especial el Criptón-85. evaporación. desgasificado. ósmosis inversa. y también con los gases nobles. LA GESTIÓN NACIONAL DE LOS RESIDUOS RADIACTIVOS 151 Aunque muy perfectos. no es siempre posible separar algunos nucleidos radiactivos contaminantes. Fruto de estos tratamientos se obtienen líquidos concentrados que se solidifican (normalmente con cemento) o que se desecan en plantas especiales. mientras que en una central tipo PWR proceden de las purgas y desgasificación del circuito primario. por sustituir al hidrógeno en la molécula de agua. Los métodos más frecuentes de tratamiento de estos fluidos radiactivos son: filtración. Figura 6.

mediante Orden Ministerial.3. en la provincia de Córdoba. en lo sucesivo RBBA. RBMA. incluyendo el Estudio de Impacto Ambiental. el Permiso de Explotación Provisional de El Cabril por un período de cuatro años prorro- . se almacenan en celdas como se observa en la fotografía de la página 154. aunque también cuenta con diversas capacidades tecnológicas. Los bidones. El proyecto de las actuales instalaciones del centro de almacenamiento de El Cabril se inició en el año 1985. talleres. tras la obtención de los correspondientes permisos y autorizaciones. debidamente acondicionados. incluyendo instalaciones de tratamiento y acondicionamiento donde se procesan los residuos procedentes de las instalaciones radiactivas. El centro también dispone de capacidades de almacenamiento temporal.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 152 Bidón estándar de residuos radiactivos sólidos 6. En 1990 se inició la construcción de las instalaciones. en forma sólida. que son la base para la realización de los ensayos previstos para la aceptación de los diferentes tipos de residuos. así como los resultantes de intervenciones en instalaciones no reglamentadas. tiene como objetivo fundamental el almacenamiento definitivo de los Residuos de Baja y Media Actividad.1 Gestión de las instalaciones de El Cabril El centro de almacenamiento de residuos radiactivos de El Cabril (ver fotografía de la página 153). Igualmente se realizan algunos tratamientos complementarios sobre residuos de instalaciones nu-cleares. así como para la verificación de sus características. La solicitud de Autorización de Construcción y Puesta en Marcha. laboratorios y sistemas auxiliares necesarios para su funcionamiento. y en 1992 se concedió a ENRESA. y Residuos de Muy Baja Actividad. data de 1988. El Centro de El Cabril dispone de laboratorios de caracterización y verificación de los residuos.

6.61% de su capacidad.3. deberá disponer de un plan de gestión del combustible gastado aprobado por el MITYC. el titular deberá haber descargado el combustible del reactor y de las piscinas de desactivación o. 6.043. Desde su entrada en operación hasta el 31 de diciembre de 2009. Para obtener la autorización de desmantelamiento.2 Gestión de residuos radiactivos sólidos procedentes del desmantelamiento de las centrales nucleares ENRESA es la empresa que tiene asignadas las competencias para el desmantelamiento de las centrales nucleares. de acuerdo con el artículo 28 del RINR (Decreto. de 21 de julio de 2008 (Resolución. se han almacenado 952.95 m3.70% de su capacidad. 2008). tras el informe favorable del CSN. así como haber acondicionado los residuos generados durante la explotación. El Cabril ha recibido 30. en defecto de esto último. Desde el 1 de enero de 1986 hasta el 31 de diciembre de 2009. En 2002 se iniciaron los trámites para la construcción de una instalación complementaria para RBBA. por la que se autorizó la modificación de diseño de la instalación para posibilitar el almacenamiento de RBBA. que concluyeron en 2008 con la concesión por el MITYC de la autorización de puesta en marcha.67 m3 de RBMA. Vista aérea de las instalaciones de El Cabril (Córdoba) . lo cual representa un grado de ocupación del 61. lo que representa una ocupación del 0. cuyos límites y condiciones de funcionamiento se modificaron por Resolución de la DGPEM. previo informe del CSN. 2001). La instalación dispone de autorización de explotación otorgada por Orden del Ministerio de Economía y Hacienda de 5 de octubre de 2001 (Orden Ministerial. 1999). LA GESTIÓN NACIONAL DE LOS RESIDUOS RADIACTIVOS 153 gables.

aplicación de prácticas y técnicas de descontaminación. Las actividades relacionadas con el desmantelamiento de las instalaciones nucleares llevan asociadas trabajos de segregación y clasificación de materiales. y deberá remitirse la misma al MITYC y al CSN. que pueden ser gestionados en las instalaciones de El Cabril. Ambas partes suscribirán un Acta de Toma de Posesión de la parte que se transfiere en un plazo determinado por el Ministerio a partir de la fecha de notificación de la Orden Ministerial. aunque también se genera una pequeña cantidad de residuos de actividad intermedia. para su desmantelamiento y clausura. que exceden los criterios de aceptación de esta instalación. La mayor parte de los materiales residuales con contenido radiactivo son RBBA y RBMA. la transferencia deberá ajustarse a lo establecido en el Acuerdo sobre la transferencia entre el titular de la central y ENRESA. desclasificación de materiales y acondicionamiento de residuos. para llevar a cabo el plan de desmantelamiento de dicha central. fundamentalmente algunos componentes internos del reactor. medidas de contaminación. por lo que deberán ser gestionados de modo similar al combustible irradiado.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 154 Detalle de una de las 28 celdas de almacenamiento de residuos radiactivos de baja y media actividad en fase de llenado Una vez autorizada por el MITYC la transferencia de titularidad de la central nuclear a ENRESA. .

6. traslado de materiales desclasificados. traslado de residuos convencionales. tareas de descontaminación. se establecen 3 niveles en el proceso de desmantelamiento de las centrales nucleares: Nivel 1: Define el período inmediatamente posterior a la parada final de una central nuclear y cubre el proceso de dejar la planta en condiciones seguras para los trabajos de desmantelamiento. Las principales tareas abarcarán el desmontaje de equipos y sistemas. desmantelamiento de edificios. traslado de residuos radiactivos. que se prolongarán hasta el año 2015. LA GESTIÓN NACIONAL DE LOS RESIDUOS RADIACTIVOS 155 Gran parte de la experiencia adquirida por ENRESA con el desmantelamiento hasta el Nivel 249 de la central de Vandellós I (ENRESA. rellenos y restauración ambiental del emplazamiento. Vista aérea de la central nuclear de Vandellós I en estado de latencia. . Los residuos radiactivos resultantes se almacenan fuera del emplazamiento y el reactor se sella. los residuos de operación y aquellos edificios auxiliares que no se necesiten. Nivel 3: Comprende la retirada del reactor nuclear con su blindaje y la rehabilitación final del emplazamiento dejándolo libre de uso. desmontaje de grandes componentes. Nivel 2: Tiene como objetivo desmantelar los edificios y las plantas exteriores al blindaje. Al fondo se encuentra la central nuclear de Vandellós II 49 Según la terminología del OIEA. 2007) se pondrá en práctica en los trabajos para desmantelar la central de José Cabrera hasta Nivel 3. retirar el combustible gastado.

los denominados Almacenes Temporales Individualizados. o en otras independientes que pueden dar servicio a todas o a varias de ellas. Todos estos productos son retornados al remitente para su utilización o almacenamiento.4 GESTIÓN DEL COMBUSTIBLE IRRADIADO El combustible irradiado en el reactor de las centrales nucleares de agua ligera se deposita temporalmente en piscinas de desactivación construidas para tal fin en el recinto de la central. respectivamente. Piscina de desactivación de elementos combustibles irradiados En el caso de que el ciclo de combustible sea abierto. mediante la utilización de diversas tecnologías como contenedores o nichos de hormigón. que se acondicionan debidamente para su posterior gestión como residuo radiactivo. el combustible irradiado se considera como combustible gastado y tras un período más o menos prolongado de almacenamiento temporal se acondiciona para su almacenamiento definitivo en una formación geológica profunda mediante un sistema de barreras múltiples. . tras un período de desactivación en estas piscinas. opción contemplada en el escenario base del PGRR. el combustible irradiado también se puede almacenar en seco. en instalaciones que pueden construirse en el propio emplazamiento de las centrales. envuelto en una atmósfera de gas inerte. en las que se recuperan los materiales con potencial energético (uranio y plutonio) separándolos del resto.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 156 6. Ante la saturación de la capacidad de las piscinas de desactivación de las centrales. ATIs. como el denominado Almacén Temporal Centralizado. los elementos combustibles se transportan a las instalaciones de reprocesado. ATC. En el caso del ciclo cerrado.

en un sistema en seco como paso previo a su gestión definitiva. en su caso. 2009) se efectuó la convocatoria pública para la selección de los municipios candidatos a albergar el emplazamiento del ATC y su centro tecnológico asociado. para su elevación al Gobierno. una propuesta de emplazamientos candidatos. Mediante Resolución de la Secretaría de Estado de la Energía de 23 de diciembre de 2009 (Resolución. respectivamente. en el año 2012 está prevista la entrada en operación de un tercero para la central de Ascó. en base a las evaluaciones técnicas realizadas sobre su idoneidad y teniendo en cuenta las propuestas que. establecer e impulsar los procesos de información y participación pública.6. A instancia del Congreso de los Diputados. seleccionados entre los municipios interesados. . estando pendiente la decisión final. ambientales y socioeconómicas que han de reunir los emplazamientos potencialmente candidatos para albergar el ATC. desarrollar el procedimiento por el que los municipios interesados puedan optar a ser candidatos para el emplazamiento y elaborar. La pieza clave de esta aproximación se basa en disponer de un ATC en 2014. formulen las comunidades autónomas afectadas’. La estrategia básica del PGRR está centrada en el almacenamiento temporal del combustible irradiado y Residuos de Alta Actividad. En la reunión de la Comisión Interministerial celebrada el 22 de febrero de 2010 se aprobó la lista definitiva de candidaturas admitidas y excluidas. cuyo período operativo sería del orden de unos 60 años. se encuentran en operación dos ATIs en los emplazamientos de las centrales de Trillo y José Cabrera desde 2002 y 2008. 2006) mediante el que se constituyó una Comisión Interministerial con las funciones de: ‘establecer las condiciones técnicas. RAA. el Gobierno aprobó el Real Decreto 775/2006 (Decreto. LA GESTIÓN NACIONAL DE LOS RESIDUOS RADIACTIVOS 157 Almacén temporal de combustible irradiado de la central nuclear de Trillo En España.

.

159 7. EPÍLOGO .

en especial desde que se le concedió la potestad de emitir instrucciones de obligado cumplimiento. utilizando modernos sistemas de evaluación y vigilancia de la seguridad. las dosis de radiación que recibe el personal de explotación. Los valores de estos índices son comparables con los de otras centrales nucleares del mismo tipo. la cancelación de las autorizaciones de construcción de cinco unidades. se recoge y evalúa la experiencia de explotación propia y ajena para mejorar la seguridad. tecnológico e industrial relacionado con la operación segura y fiable del parque nuclear español. en el que se decidió la limitación de la potencia nuclear. y se declaró abierto el ciclo del combustible nuclear. El Consejo es miembro activo de todas las instituciones internacionales relacionadas con la energía nuclear y de todas las instituciones supranacionales nucleares de su ámbito. responsabilidad civil por daños a terceros. La seguridad de cada central nuclear se vigila de forma continuada y se mide mediante índices internacionales. Las actividades se llevan a cabo de forma coordinada a través del Comité de Energía Nuclear de UNESA y sus comisiones y Grupos de trabajo.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 160 7. El Estado español es Parte Contratante de todos y cada uno de los Tratados. Los sucesivos Gobiernos nacionales han establecido un marco jurídico satisfactorio que incluye un sistema de autorizaciones y sanciones. como por la Asociación Internacional de Operadores Nucleares. planes de emergencia e información pública. la producción de residuos radiactivos. existe un sistema satisfactorio de protección radiológica y prevención de riesgos laborales. que valoran la fiabilidad de los equipos. la evacuación de efluentes y la vigilancia radiológica ambiental. El CSN cumple su función reguladora. Se ha creado un sistema eficaz de formación del personal de explotación. La interrupción no ha impedido el desarrollo científico. Se han establecido las bases jurídicas y las normativas técnicas suficientes para gestionar los residuos radiactivos producidos en las centrales nucleares sin que supongan . que fomentó el desarrollo científico. Se ha creado el CSN como único organismo independiente y competente en materia de seguridad nuclear y protección contra las radiaciones ionizantes. Cumple su función coercitiva y correctora participando con sus dictámenes preceptivos en el régimen sancionador nacional. se han establecido programas sólidos de liderazgo y mantenimiento de una cultura de seguridad. cuatro de ellas en un estado muy avanzado de construcción y montaje. tecnológico e industrial del país. tanto por el OIEA. EPÍLOGO La energía nuclear tuvo en España un desarrollo precoz y satisfactorio. WANO. Este desarrollo fue interrumpido por el Plan Energético de 1983. la seguridad laboral. Convenciones y Convenios internacionales relacionados con el uso de la energía nuclear. Los titulares de las centrales nucleares españolas asumen sus responsabilidades. Cumple con su función de vigilancia de la seguridad de las instalaciones y la protección radiológica de las personas y del medio ambiente. se ha aceptado el régimen de salvaguardias nucleares y la protección física de las instalaciones y han sometido sus instalaciones a la revisión independiente.

se han creado almacenes temporales individualizados y existe en proyecto un almacén temporal centralizado. muy amplio y fundado sobre bases científicas sólidas. no habiendo encontrado relación alguna entre las dosis potencialmente recibidas por la población y la mortalidad por cáncer. Central nuclear de Ascó . Aunque no son documentos sancionadores. EPÍLOGO 161 un riesgo indebido para la salud y seguridad de las generaciones presentes y futuras. La Convención sobre Seguridad Nuclear y la Convención conjunta sobre Seguridad de la gestión del combustible gastado y sobre Seguridad de la gestión de desechos radiactivos son instrumentos internacionales de gran trascendencia en los que el Estado español es Parte Contratante.7. en las reuniones de examen ya celebradas no se han encontrado circunstancias ni incumplimientos de las prescripciones de dichos convenios en las instalaciones y actividades nucleares españolas. sino promotores. entre tanto. No se ha desarrollado todavía el sistema de gestión definitivo de los elementos combustibles irradiados. decisión que corresponde al Gobierno. en espera de que se decida la naturaleza del ciclo nuclear. por parte del CSN se ha realizado un estudio epidemiológico. A instancias del Congreso de los Diputados. en torno de las centrales nucleares y las instalaciones del ciclo del combustible.

.

163 8. REFERENCIAS .

Instrumento de ratificación de 20 de abril de 1987 de la Convención de 3 de marzo de 1980 sobre protección física de los materiales nucleares. Madrid. Constitución Española de 1978. Theoretical Possibilities and Consequences of Major Accidents in Large Nuclear Power Plants.1. • Constitución (1978). Madrid. Madrid. BOE nº 311. hecha en Viena el 20 de septiembre. Madrid. ENRESA-CSN. Convención sobre Seguridad Nuclear: Tercer informe nacional. hechas en Viena el 26 de septiembre de 1986. • Convención (2001b). CSN. Washington. Madrid. BOE nº 261. • Convención (2004). • Convención (1998). • Convención (2007). de 2 de febrero de 1967. hecha en Viena el 5 de septiembre de 1997. CSN. Convención sobre Seguridad Nuclear: Quinto informe nacional. BOE nº 256. • Convenio (1960). Instrumento de ratificación de la Convención conjunta sobre seguridad en la gestión del combustible gastado y sobre seguridad en la gestión de desechos radiactivos. CSN. Instrumento de ratificación de la Convención sobre Seguridad Nuclear. • Convención (1987). BOE nº 248. de 23 de abril. Madrid. BOE nº 236. de 25 de octubre. Madrid. sobre responsabilidad civil en materia de energía nuclear. Madrid. Convención sobre Seguridad Nuclear: Segundo informe nacional. . • Convención Conjunta (1999). Convención conjunta sobre seguridad en la gestión del combustible gastado y sobre seguridad en la gestión de desechos radiactivos: Tercer informe nacional. de 30 de septiembre. • Convención (2010). CSN. Madrid. Instrumento de ratificación de la Convención sobre la Pronta notificación de accidentes nucleares y la Convención sobre Asistencia mutua en caso de accidente nuclear o emergencia radiológica. CSN. de 17 de octubre. • Convención (2005).1 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS • AEC (1957). de 31 de octubre de 1989. Convención sobre Seguridad Nuclear: Cuarto informe nacional. Convenio de París. BOE nº 28.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 164 8. Madrid. Convención sobre Seguridad Nuclear: Primer informe nacional. Convención sobre Asistencia en caso de accidente nuclear o emergencia radiológica. Madrid. • Convención (1989). • Convención (2001a). Madrid. • Convención (1996). WASH-740. hecha en Viena y Nueva York. Madrid. US Atomic Energy Commission. BOE nº 97. ratificado por Instrumento de 1961. de 29 de julio de1960. de 29 de diciembre.

BOE nº 91. de 24 de octubre. Real Decreto 2869/1972. Ministerio de la Presidencia. sobre el Reglamento de los Servicios de Prevención. ratificado por Instrumento de 1 de abril de 1965. Programa integrado de realización y utilización de los Análisis Probabilistas de Seguridad (APS) en España. Informe del año 2008 del Consejo de Seguridad Nuclear al Congreso de los Diputados y al Senado. Workshop on Lessons Learned from the Integrated Regulatory Review Service (IRSS). IAEA-CSN. Estudio epidemiológico sobre el impacto radiológico de las instalaciones nucleares y radiactivas del ciclo de combustible nuclear. BOE nº 313. • CSN (2008). de 28 de marzo de 1968). BOE nº 303. • Decreto (1972). (Modificado por el Decreto 742/68. • Decreto (1997b). Ministerio de la Presidencia. BOE nº 27. de 4 de julio. • Decreto (1999). Seguridad Nuclear. CSN. • Decreto (1984). de 1 de enero. de 22 de agosto. CSN. por el que se aprueba el Reglamento sobre Instalaciones Nucleares y Radiactivas. ENRESA. Real Decreto 39/1997. Madrid. de 3 de febrero. de 16 de abril. complementario al Convenio de París de 1963.. de 3 de diciembre. por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas. Madrid. Madrid. nº 21. Madrid. por el que se autoriza la constitución de la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos. • Decreto (1967). • CSN (2010b). sobre protección operacional de los trabajadores externos con riesgo de exposición a radiaciones ionizantes por intervención en zona controlada. Real Decreto 158/1995. Madrid. Madrid. CSN. Ministerio de Industria y Energía. Decreto 2177/1967. • Decreto (1997a). Madrid. Real Decreto 1522/1984. sobre Protección física de los materiales nucleares. de 31 de enero de 1963. Convenio de Bruselas. • CSN (2010a). S. . Ministerio de Industria. Madrid. BOE nº 223. Madrid.8. Madrid. • Decreto (1998). sobre la liquidación y extinción de OFICO y traspaso de sus funciones y medios al CNSE. de 19 de diciembre. Ministerio de Hacienda. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. por el que se aprueba el Reglamento sobre Cobertura de riesgos nucleares. Real Decreto 2596/1998. • CSN (2009). BOE nº 54. Informe del año 2009 del Consejo de Seguridad Nuclear al Congreso de los Diputados y al Senado. CSN. de 31 diciembre. Madrid. Madrid. Real Decreto 413/1997. • Decreto (1995).A. BOE nº 281. de 21 de marzo. CSN. BOE nº 201. • CSN (2001). de 21 de julio. Madrid. de 4 de marzo. BOE nº 255. del 4 de diciembre. de 22 de julio. Real Decreto 1836/1999. Madrid. Ministerio de Industria y Energía. de 22 de noviembre de 1975. de 18 de septiembre de 1967. REFERENCIAS 165 • Convenio (1963). Primera edición en 1989. • CSN (1998).

BOE nº 18. S. Ministerio de Industria. por el que se modifica el Reglamento sobre Instalaciones nucleares y Radiactivas. BOE nº 178. de 8 de noviembre. • Decreto (2006). Madrid). • Directiva (1989). Madrid. de 29 de junio. • Decreto (2001). Decreto Ley de la Presidencia del Gobierno. y su financiación. por la que se establecen las Normas básicas relativas a la protección sanitaria de los trabajadores y de la población contra los riesgos que resultan de las radiaciones ionizantes. de 7 de diciembre. Madrid. relativa a la información de la población sobre las medidas de protección sanitaria aplicables y sobre el comportamiento a seguir en caso de emergencia radiológica. de 22 de octubre de 1951. BOE nº 169. de 26 de julio. Turismo y Comercio. de 3 de diciembre. de 23 de junio. sobre ordenación de las actividades de la Empresa Nacional de Residuos Radiactividad. Real Decreto 1349/2003. BOE nº 268. Madrid. • Directiva (1996). ENRESA. Luxemburgo. de 5 de julio. por la que se establece un marco comunitario para la seguridad nuclear de las instalaciones nucleares. Real Decreto 783/2001. 1999. Turismo y Comercio. y de su centro tecnológico asociado. Directiva 96/29/EURATOM. Real Decreto 1546/2004. de 24 de octubre. por el que se aprueba un nuevo Plan Básico de Emergencia Nuclear. Madrid (modificado por Real Decreto 35/2008. BOE nº 241. Madrid. de 25 de junio.. de 14 de julio. de 18 de enero. Consejo de las Comunidades Autónomas.A. de Creación de la Junta de Energía Nuclear. Ministerio de Industria. . Directiva 89/618/EURATOM. • Decreto (2004). Luxemburgo. de 2 de julio. BOE nº 42. Consejo de la Unión Europea. Diario Oficial nº L 159. de 18 de febrero. de 27 de noviembre de 1989. Madrid. Real Decreto 775/2006. de 6 de julio. para la aplicación de los compromisos contraídos por el Estado español en el Protocolo adicional al Acuerdo de salvaguardias derivado del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares. aprobado por el Real Decreto 1836/1999. Madrid. por el que se crea la Comisión interministerial para el establecimiento de los criterios que deberá cumplir el emplazamiento del almacén temporal centralizado de combustible nuclear gastado y residuos de alta actividad. • Decreto (2003a). • Decreto Ley (1951). BOE nº 297. • Decreto (2003b). Directiva 2009/71/EURATOM. de 25 de junio. aprobado en el Consejo de Ministros celebrado el 23 de junio de 2006. de 19 de septiembre. Real Decreto 35/2008. Ministerio de la Presidencia. Madrid. Ministerio del Interior. BOE nº 159. Turismo y Comercio. • ENRESA (2006). de 18 de enero.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 166 Ministerio de Industria y Energía. Ministerio de Industria. Ministerio de la Presidencia. Ministerio de Economía. Diario Oficial nº L 172. Diario Oficial nº L 357. • Directiva (2009). Ministerio de Economía. Madrid. • Decreto (2008). por el que se aprueba el Reglamento sobre protección sanitaria contra radiaciones ionizantes. de 8 de octubre. Sexto Plan General de Residuos Radiactivos. de 13 de mayo. ENRESA. Luxemburgo. de 31 de octubre. Real Decreto 1206/2003.

Principios básicos de seguridad para las centrales nucleares. 14. Madrid. Vienna.01. OIEA.13. CSN. Reference Report for IAEA Safety Culture Assessment Review Team. Madrid. Central Nuclear de Vandellós I. Vienna. GSG-01. Guía de Seguridad GSG-01. Diciembre 2007. Guidelines for Peer Review and for Plant Self-assessment of Operacional Experience Feedback Process’. Madrid. Review of Methodologies for Analysis of Safety Incidents at NPP. • Guía de Seguridad (1986). • Guía de Seguridad (2009). . The Mangement System for Facilities and Activities. Aplicaciones de análisis probabilistas. Guía de Seguridad 1. IAEA. PROSPER Guidelines.1). Memoria del desmantelamiento. OIEA. OSART Guidelines 2005 Edition. CSN. CSN. Viena. Plan de emergencia en centrales nucleares. Madrid. IAEA. GS-G-04. • Guía de Seguridad (1993). CSN.1. Vienna. • Guía de Seguridad (1998a). GS-R-3. Integrated Regulatory Review of the Safety System (IRSS) to Spain. IAEA.06. TECDOC-1278. • IAEA (2008b). Diseño y Desarrollo del Programa de vigilancia radiológica ambiental para centrales nucleares. Viena. • IAEA (2008a). 75-INSAG-3. Vienna. Guía de Seguridad.1. • Guía de Seguridad (2007). Vienna. GSG-01. CSN. Madrid. SCART Guideline. Madrid. Manual de Cálculo de dosis en el exterior de las instalaciones nucleares. Sucesos notificables en centrales nucleares en explotación. • Guía de Seguridad (1990). CSN. Department of Nuclear Safety and Security. Guía de Seguridad 1. Services Series 12. NS/2008/01.9. Madrid. Madrid.7-0. OIEA. Revisiones periódicas de la seguridad de las centrales nucleares. • INSAG (1989). 75-INSAG-4. Vienna. ENRESA. • IAEA (2002).03. • INSAG (1987). IAEA. Informe resumido sobre la Reunión de examen a posteriori del accidente de Chernóbil. CSN. • IAEA (2003). • Guía de Seguridad (2000). IAEA. IAEA Services Series nº 10.6. Cultura de seguridad. • INSAG (1991). Guía de Seguridad GSG-0.INSAG-1. GSG-01. Guía de Seguridad. IAEA. 75. CSN. Guía de Seguridad 4.8. Madrid.10 (Rev. • Guía de Seguridad (1998b). Guía de Seguridad 1. Cualificaciones para la obtención y uso de licencias del Personal de operación de centrales nucleares. Viena. 1998-2003. Contenido de los Reglamentos de funcionamiento de las centrales nucleares. • IAEA (2006). REFERENCIAS 167 • ENRESA (2007). • IAEA (2005).

Criterios a los que se han de ajustar los sistemas servicios y procedimientos de protección física de las instalaciones y materiales nucleares. Viena. CSN. Definición del formato y contenido del documento individual de seguimiento radiológico (carné radiológico) regulado en el Real Decreto 413/1997. INSAG-21. CSN. en el ámbito de las centrales nucleares. de 25 de julio de 2006. • Instrucción (2007b). El accidente de Chernóbil: Actualización de INSAG-1. • Instrucción (2002). 75. BOE nº 100. OIEA. de 26 de abril. Vienna. CSN. CSN. • INSAG (1997). de 6 de noviembre de 2002. Cualificaciones para obtener el reconocimiento de experto en protección contra las radiaciones ionizantes. • INSAG (2010). Madrid. La defensa en profundidad en seguridad nuclear. BOE nº 263 de 3 de noviembre. de 6 de agosto. Criterios y requisitos sobre la realización de los análisis probabilistas de seguridad y sus aplicaciones a las centrales nucleares. Madrid. Viena. CSN. • Instrucción (2007a). Key practical issues in strengthening safety culture. Basic safety principles for nuclear power plants. Instrucción IS-10.INSAG-15. INSAG-12. Strengthening the Global Nuclear Safety Regimen. Instrucción IS-09. Requisitos del sistema de gestión de las instalaciones nucleares. . Instrucción IS-01. Requisitos de seguridad para la gestión del envejecimiento y la operación a largo plazo de las centrales nucleares. Madrid. de 31 de mayo de 2001. • INSAG (2006). de 8 de noviembre. OIEA. Madrid. OIEA. de 21 de febrero de 2007. INSAG-10. • Instrucción (2006a). de plantilla y externo. OIEA. Definición de los requisitos de cualificación y formación del personal sin licencia. de 10 de julio.OIEA. de 22 de octubre de 2008. • INSAG (1999). de 9 de junio de 2010. Instrucción IS-11. CSN. Madrid. Madrid. de 14 de junio. de 11 de mayo. Instrucción IS-03. Instrucción IS-19. Madrid. Viena. de 1 de julio de 2009. Instrucción IS-12. INSAG-7. de 24 de junio. • Instrucción (2009). • Instrucción (2010). de 7 de julio. de 12 de diciembre. • Instrucción (2008). BOE nº 270. A framework for integrated risk-informed decision making process. • Instrucción (2006b). OIEA. CSN. Madrid. CSN. Instrucción IS-22. de 28 de febrero de 2007. Madrid. Instrucción IS-25. BOE nº 113. BOE nº 161. Licencias de personal de operación de centrales nucleares. BOE nº 187. Criterios de notificación de sucesos en centrales nucleares. BOE nº 153. BOE nº 166. • INSAG (2002). Vienna. CSN. BOE nº 297. Vienna.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 168 • INSAG (1994). • Instrucción (2001).

Madrid.8. de 21 de febrero. • MINER (1982). • Ley (1992a). de 28 noviembre. Reliability Engineering and System Safety. de 22 de abril. BOE nº 107. Madrid. de 4 de mayo. BOE nº 285. Ley 25/1964. • Kemeny J G (1979). Ley 24/2005. de 10 de noviembre. Madrid. de 4 de mayo. de 29 de abril sobre Energía Nuclear. Resultado de la Misión IRSS del OIEA a España. Madrid. núm. de 7 de noviembre. BOE nº 313. de 31 de diciembre. de 30 de diciembre. Madrid. Madrid. Plan Energético Nacional 1983-1992. de 19 de noviembre. Seguridad Privada. Madrid. Madrid. CSN. Real Decreto-Ley 14/1999. de 22 de abril de Creación del Consejo de Seguridad Nuclear. de 4 de agosto. Ordenación del sistema eléctrico nacional. Madrid. IV trimestre. de 8 de noviembre. • Ley (1995). Report on the President’s Commission on the Accident at Three Miles Island. Madrid. Ley 54/1997. Washington. Ley 2/1986. • Ley (2005). Madrid. Madrid). de 8 de noviembre. • Ley (1997). de 27 de octubre. BOE nº 259. • Ley (2007). Reformas para el impulso a la productividad. de 18 de noviembre. nº 92. Ley 23/1992. Regulación de las Sociedades Anónimas cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario. de 5 de mayo. Ley 33/2007. Protección de la Seguridad Ciudadana. 4. Reforma de la Ley 15/1980. MINER. BOE nº 107. Tasas y Precios Públicos por Servicios prestados por el Consejo de Seguridad Nuclear. BOE nº 100. BOE nº 277. Madrid. de 25 de abril. . • Ley (1992b). • Ley (1980). • Mellado I y Lentijo J C (2008). Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. BOE nº 186. de creación del Consejo de Seguridad Nuclear. (Modificada en BOE nº 259. Sector Eléctrico. Ley Orgánica 1/1992. de 22 de febrero. disposición final 9ª. Madrid. Prevención de Riesgos Laborales. Ley 31/1995. BOE nº 63. Ley 15/1980. de 30 de julio. Washington. Madrid). Ley 11/2009. • Ley (1986). • Ley (1994). REFERENCIAS 169 • Kadak A C y Matsuo T (2007) The nuclear industry’s transition to risk-informed regulation and operation in the United States. BOE nº 268. (Modificada por la Ley 33/2007. BOE nº 269. • Ley (1964). de 14 de marzo. 2007. de 26 de octubre. Ley 40/1994. de 27 de Octubre de 2009. • Ley (1999). de 13 de marzo. BOE nº 46. • Ley (2009). BOE nº 268. de 8 de noviembre. de 27 de noviembre. Alfa.

OIEA. Backgrounder on the Three Mile Island Accident. Orden ITC/1785/2009. GS-R-1. US Nuclear Regulatory Commission. Colección de Normas de Seguridad nº. • NRC (2009). Washington. Madrid. Orden de 12 de mayo de 1983 por la que se dictan normas complementarias al Real Decreto 2967/1979. Acuerdo de fecha de cese definitivo de la explotación de la Central Nuclear de Santa María de Garoña el 6 de julio de 2013 y se autoriza su explotación hasta dicha fecha. Washington. Mesa de Diálogo sobre la evolución de la Energía Nuclear en España. • NRC (1977). INFCIRC/193. Infraestructura legal y estatal para la seguridad nuclear. • MITYC (2009). OIEA. . Madrid. de 4 de julio. BOE nº 161. SF-1. Washington. Colección de normas de seguridad del OIEA. INFCIRC/540. Madrid. OIEA. NEA/OECD.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 170 • MITYC (2006). Offsite Dose Calculation Manual Guidance: Standard Radiological Efluent Controls for Pressurized Water Reactors. Principios fundamentales de seguridad. WASH-1400. • OIEA (2008). Washington. NRC. BOE nº 118. • OIEA (2000). de 7 de diciembre. • OIEA (2007). de 6 de noviembre. • OIEA (1998). OIEA. NUREG – 1301. Washington. NRC. Offsite Dose Calculation Manual Guidance: Standard Radiological Efluent Controls for Boiling Water Reactors. Vienna.109. NUREG – 1302. Viena. sobre ordenación de actividades y ciclo del combustible nuclear. Acuerdo de Salvaguardias entre la UE. de los desechos radiactivos y del transporte. Information System on Occupational Exposure. NRC. Madrid. el OIEA y los Estados de la UE no poseedores de armas nucleares. • Orden Ministerial (2001). • NRC (1991b). Viena. Viena. BOE nº 266. Paris. ISOE. Viena. Reactor Safety Study. NRC. • NRC (1991a). Ministerio de Industria. Turismo y Comercio. referentes a la segunda parte de dicho ciclo y se complementa la de 29 de diciembre de 1980 por la que se regula la financiación del stock básico de uranio. Calculation of Annual Doses to man from Routine Releases of Reactor Efluents for the Purpose of Evaluating Compliance with 10 CFR Part 50. • OIEA (1997). de 18 de mayo. Regulatory Guide 1. • NRC (1975). radiológica. • NEA (1970). OIEA. INES: Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos. Orden de 5 de octubre de 2001 por la que se otorga autorización de explotación de la instalación nuclear de almacenamiento de residuos radiactivos sólidos de sierra Albarrana. • Orden Ministerial (1983). de 3 de julio. Protocolo Adicional al Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.

• UNE (1995). Instrumento de ratificación del acta única europea (incluido el tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica. WANO. por la que se autoriza a ENRESA la modificación de diseño de la instalación nuclear de almacenamiento de residuos radiactivos sólidos de Sierra Albarrana (El Cabril). de protección operacional de los trabajadores externos. Madrid. para la aplicación de los compromisos contraídos por el Estado Español en el Protocolo Adicional al Acuerdo de Salvaguardias derivado del Tratado sobre la no Proliferación de las Armas Nucleares. de la Secretaría de Estado de Energía. REFERENCIAS 171 • Orden Ministerial (2004). relativo a la adhesión del Reino de España y de la República Portuguesa a la Comunidad Económica Europea y a la Comunidad Europea de la Energía Atómica. BOE nº 313. de 19 de septiembre. Resolución de 21 de julio de 2008. BOE nº 158. Orden ITC/2637/2004. Performance Indicator Tri-fold Report. Madrid. Madrid. Madrid. London. Resolución de 16 de julio de 1997. EURATOM. AENOR. • Resolución (2008). de 4 de agosto. • Tratado (1986). BOE nº 195. UNE 73. para el almacenamiento de residuos radiactivos de muy baja actividad. por su encomienda a la Comisión Europea. de 4 de octubre. de 1 de enero. de 13 de agosto. Convocatoria pública para la selección de los municipios candidatos a albergar el emplazamiento del Almacén Temporal Centralizado de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos de alta actividad (ATC) y su centro tecnológico asociado. de 3 de julio. de 21 de julio. Madrid. BOE nº 1. Madrid. Madrid. .8. • WANO (2008). de 29 de diciembre. Constitución del Registro de Empresas Externas regulado en el Real Decreto 413/1997. • Resolución (1997). Aplicación de determinadas disposiciones del Real Decreto 1206/2003. Garantía de calidad en instalaciones nucleares. • Resolución (2009). de 21 de marzo de 1997. Resolución de 23 de diciembre de 2009. firmado en Roma el 25 de marzo de 1957) firmado en Luxemburgo el 17 de febrero de 1986.401:1995. de la Dirección General de Política Energética y Minas. • Tratado (1987). BOE nº 187. Instrumento de ratificación de 20 de septiembre de 1985 del Tratado hecho en Lisboa y Madrid el día 12 de junio de 1985. BOE nº 238.

Atomic Energy Commission (Comisión de Energía Atómica estadounidense). • ENRESA. Comisión Europea. Comité de Seguridad Nuclear del Explotador. • CCH. Comisión Nacional del Sistema Eléctrico. S.2 LISTA DE ACRÓNIMOS • AEC.A. • BDN. • BWR. • ATC. • CEIDEN. Medioambientales y Tecnológicas. • CRPPH. Empresa Nacional de Residuos Radiactivos. • DOEs. Banco Dosimétrico Nacional. Dirección General de Energía y Transportes. Centro de Investigaciones Energéticas. • CSNE. Committe on Nuclear Regulatory Activities. • CNRA. Boiling Water Reactor (Reactor de Agua en Ebullición). Committee on the Safety of Nuclear Installations (Comité de Seguridad Nuclear de Instalaciones Nucleares). Almacén Temporal Individualizado. • ATI. Consejo de Seguridad Nuclear. • CNSE. Contador de Radiación de Cuerpo Entero. Plataforma Tecnológica de Energía Nuclear de Fisión. Dirección General de Política Energética y Minas. • Ciemat. • CRC. • CSNI. Comité de Seguridad Nuclear de la Central. • AIE. • ALARA. • DG TREN. As Low As Reasonably Achievable (`Tan bajo como sea posible’). Comité de Categorización de Hallazgos.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 172 8. • APS. Agencia Internacional de la Energía. Documentos Oficiales de Explotación. Committee on Radiation Protection and Public Health (Comité de Protección Radiológica y Salud Pública). . • CSN. • CE. • DGPEM. Almacén Temporal Centralizado. • CSNC. Análisis Probabilista de Seguridad.

• FLTS. • INES. Incident Reporting System. • IAEA. • EPRI. • FDN. Sistemas y Componentes. (actualmente ENUSA Industrias Avanzadas). Forced Loss Rate (Tasa de pérdidas forzadas). • INSAG. • GIASN. Integrated Regulatory Review Service (Servicio Integrado de Examen de la Situación Reguladora). . REFERENCIAS 173 • ENSA. Estructuras. • IRIDIM. • IRRS. • ETSII. • ESCs. International Nuclear Event Scale (Escala Internacional de Sucesos Nucleares). • ENUSA. Investigación y Desarrollo.A.8. • INRA. S. Frecuencia de Daño al Núcleo. Especificaciones Técnicas de Funcionamiento. International Nuclear Regulators Association (Asociación Internacional de Reguladores Nucleares). • IS. • FLR. • I+D. Electrical Power Research Institute (Instituto de Investigación sobre la Energía Eléctrica). • EURATOM. Grupo Internacional Asesor en Seguridad Nuclear (sus siglas en inglés. • IRS. Equipos Nucleares. International Atomic Energy Agency (Organismo Internacional de Energía Atómica. Frecuencia de Liberaciones Tempranas y Significativas. European Nuclear Safety Regulators Group (Grupo Europeo de Reguladores de Seguridad Nuclear). OIEA). S. International Nuclear Safety Group). International Nuclear Safety Advisory Group (Grupo Internacional Asesor en Seguridad Nuclear). • ETF.A. Integrate a Risk-Informed Decission Making. • INPO. • ENSREG. Empresa Nacional del Uranio. INSAG. Instrucción de Seguridad. Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales. Sus siglas en español. Institute of Nuclear Power Operations (Instituto de Operaciones Nucleares de Estados Unidos). European Atomic Energy Community.

• PA. Protocolo Adicional. Plan Base de Inspección. Modelos Avanzados de Simulación. Nuclear Regulatory Commission (Organismo Regulador Estadounidense). Organismo Internacional de Energía Atómica (Sus siglas en inglés. • MCDE. • PEN. Plan General de Residuos Radiactivos. Máster en Ingeniería Nuclear y Aplicaciones. Licencia de Operador. • NRC. • MAS. IAEA). Nuclear Energy Agency (Agencia de Energía Nuclear)/Organization for the Economic Cooperation and Development (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Manual de Cálculo de Dosis en el Exterior.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 174 • ISO. Ministerio de Industria. • MORT. Oficina de Compensaciones de la Energía Eléctrica. • PGRR. • LO. • ISOE. • PBI. Ley sobre Energía Nuclear. Information System on Occupational Exposure (Sistema de Información sobre Exposiciones Ocupacionales). . • ORNL. Junta de Energía Nuclear. Oak Ridge National Laboratory. Licencia de Supervisor. • PENCRA. Operational Safety Assessment Review Team (Equipo de Evaluación de la Seguridad en la Explotación). • OSMIR. Programa de Acciones Correctivas. • OSART. OSART Mission Results (Resultados de la misión OSART). Turismo y Comercio. • OIEA. • NEA/OECD. Management Oversight and Risk Tree (Árbol de Supervisión de la Gestión y su Riesgo). Plan de Emergencia Nuclear del Nivel Central de Respuesta y Apoyo. • LEN. • PAC. • JEN. International Standard Organization (Organización Internacional de Normalización). • LS. • OFICO. • MINA. • MITYC. Plan de Emergencia Nuclear.

8. REFERENCIAS

175

• PIE, Plan de Investigación Electrotécnico.
• PLABEN, Plan de Emergencia Nuclear.
• PRs, Peer Reviews (Evaluaciones Globales por Homólogos).
• PRI, Panel de Revisión de Incidentes.
• PRIS, Power Reactor Information System (Sistema de Información de Reactores de
Potencia).

• PROCER, Programa de Control de Efluentes Radiactivos.
• PROCURA, Plan de Refuerzo Organizativo, Cultural y Técnico.
• PROSPER, Peer Review of Operational Performance Experience Review (Revisión por
Homólogos de la Experiencia Operativa).

• PVRA, Programa de Vigilancia Radiológica Ambiental.
• PWR, Pressurized Water Reactor (Reactor de Agua a Presión).
• RAA, Residuos de Alta Actividad.
• RBBA, Residuos de Muy Baja Actividad.
• RBMA, Residuos de Baja y Media actividad.
• RF, Reglamento de Funcionamiento.
• RINR, Reglamento sobre Instalaciones Nucleares y Radiactivas.
• ROP, Reactor Oversight Process (Proceso de Supervisión del Reactor).
• RPS, Revisiones Periódicas de Seguridad.
• RWMC, Radiactive Waste Management Committee (Comité para la Gestión de Residuos Radiactivos).

• SCART, Safety Culture Assessment Review Team (Equipo de evaluación de la cultura
de seguridad)

• SGI, Simulador Gráfico Interactivo.
• SI, Sistema Internacional de unidades.
• SISC, Sistema Integrado de Supervisión de las Centrales Nucleares.
• SP1, SP2 y SP5, Safety System Performance (Funcionamiento de los Sistemas de Seguridad).

• SPD, Significance Determination Process (Proceso de Determinación Significativa).

SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL

176

• TICs, Tecnologías de la Información y la Comunicación.
• TMI-2, Unidad 2 de la central nuclear Three Mile Island.
• TNP, Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.
• TWG-T&Q, Grupo Internacional de Entrenamiento y Cualificación.
• UA7, Unplanned Automatic Scrams per 7,000 Hours Critical (Disparos automáticos
no programados por cada 7.000 horas de criticidad).

• UAM, Universidad Autónoma de Madrid.
• UCLF, Unplanned Capability Loss Factor (Factor de indisponibilidad no programada).
• UE, Unión Europea.
• UNESA, Asociación Española de la Industria Eléctrica, S.A.
• UNIPEDE, Union Internationale des Producteurs et Distributeurs d’Énergie Electrique
(Unión Internacional de Productores y Distribuidores de Energía Eléctrica).

• UPC, Universidad Politécnica de Cataluña.
• UPM, Universidad Politécnica de Madrid.
• WANO, World Association of Nuclear Operators (Asociación Mundial de Operadores
Nucleares).

• WENRA, Western European Nuclear Regulators Association (Asociación de Organismos Reguladores Nucleares de Europa Occidental).

8. REFERENCIAS

177

8.3 LISTA DE TABLAS
Tabla 1.1
Los Principios fundamentales de seguridad del OIEA.
Tabla 1.2
El programa nuclear español con sus características fundamentales, fechas de concesión de las correspondientes autorizaciones —previa, construcción y operación— y situación actual.
Tabla 2.1
Cuantías de las multas que se aplican a las instalaciones nucleares.
Tabla 3.1
Indicadores de funcionamiento de los pilares del SISC.
Tabla 3.2
Matriz de acción del SISC y respuesta del Consejo de Seguridad Nuclear.
Tabla 4.1
Materias y dedicación en horas de un programa de preparación de licencia de operador de una central nuclear española.
Tabla 4.2
Calificación en la escala INES de los sucesos de Nivel 1 o superior ocurridos en las
centrales nucleares españolas.
Tabla 4.3
Evolución y clasificación del número de sucesos notificables (2005-2009) en las centrales nucleares del parque nacional.
Tabla 4.4
Evolución y clasificación del número de sucesos notificables (2005-2009) en las centrales nucleares de Francia.
Tabla 5.1
Niveles de la defensa en profundidad, objetivos y medios.
Tabla 5.2
Programa de Vigilancia Radiológica Ambiental en el entorno de las centrales nucleares.
Tabla 5.3
Número de muestras tomadas por las centrales nucleares en 2009.

2 Esquema de los componentes esenciales de la cultura de seguridad. Figura 4.5 Esquema de la metodología de trabajo de las misiones OSART del OIEA.2 Representación esquemática del proceso del sistema de supervisión SISC. Figura 4.3 Pirámide del régimen de evaluaciones continuadas de la seguridad de las centrales nucleares establecido por los titulares en cumplimiento de la Instrucción IS-19 del Consejo de Seguridad Nuclear.3 Organigrama de un Plan de Emergencia Nuclear. Figura 4.1 Organigrama del Consejo de Seguridad Nuclear. Figura 4. .1 Zonas de planificación de emergencia. Figura 2. INES.2 Sector circular y zona de atención preferente.6 Niveles de importancia creciente de la Escala Internacional de Sucesos. Figura 4. Figura 5.4 LISTA DE FIGURAS Figura 2. Figura 4. Figura 3.4 Evolución y comparación del factor de disponibilidad de las centrales nucleares españolas (período 1993-2008).8 Evolución de las dosis colectivas de las centrales nucleares españolas en el contexto internacional. Nucleares y Radiológicos. Figura 4. Figura 4. Figura 2.1 Organigrama del Comité de Energía Nuclear de UNESA.7 Soporte lógico para el establecimiento de los niveles de gravedad de la escala INES.9 Evolución de los índices de accidentabilidad del parque nuclear español.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 178 8. Figura 3. Figura 4.1 Diagrama de sucesos.

Figura 5.5 Evolución de los indicadores de funcionamiento de las centrales nucleares españolas definidos por el CSN.11 Evolución del indicador del funcionamiento del sistema de agua de alimentación auxiliar.10 Evolución del indicador del funcionamiento de los sistemas de inyección de alta presión. .13 Bultos totales de residuos de explotación generados por año en las centrales nucleares. Figura 5. Figura 5.7 Evolución de los factores de indisponibilidad no programada de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO. de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO.6 Evolución de los factores de disponibilidad de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO.000 horas de criticidad de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO. SP1. Figura 5. Figura 5. Figura 5. de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO.2 Diagrama simplificado del fallo del sistema automático de parada del reactor.12 Evolución del indicador del funcionamiento de los diésel de emergencia.4 Representación conceptual del estado del núcleo del reactor de Chernóbil-4 después del accidente. REFERENCIAS 179 Figura 5.8 Evolución de las tasas de pérdidas forzadas de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO. de las centrales nucleares españolas y de las centrales que participan en el sistema WANO. Figura 5. SP2. Figura 5. Figura 5.3 Representación conceptual del estado del núcleo del reactor de TMI-2 después del accidente. Figura 5. Figura 5. Figura 5.8.14 Dosis colectiva media trienal por reactor para reactores tipo PWR.9 Evolución de los disparos automáticos no programados por cada 7. SP5.

Efluentes líquidos.1 Esquema simplificado del tratamiento de residuos radiactivos líquidos y gaseosos en una central nuclear. Efluentes líquidos. Efluentes gaseosos. Figura 5. Actividad Total (GBq/GWh) excepto tritio.17 Centrales PWR. Figura 5.20 Centrales PWR.29 Representación del sistema de toma de muestras de un programa de vigilancia radiológica ambiental.19 Centrales PWR. Efluentes líquidos. . Figura 5. Figura 5.22 Centrales BWR. Figura 5. Actividad de partículas (GBq/GWh).16 Centrales PWR.30 Relación entre el incremento relativo del riesgo y la dosis recibida. Actividad de gases nobles (GBq/GWh). Efluentes gaseosos. Figura 5. Figura 5.15 Dosis colectiva media trienal por reactor para reactores tipo BWR.23 Centrales BWR. Figura 6.24 Centrales BWR. Efluentes gaseosos. Figura 5.27 Centrales BWR. Actividad de tritio (GBq/GWh). Figura 5.28 Representación esquemática de las vías de exposición a los efluentes radiactivos de una central nuclear.25 Centrales BWR. Figura 5. Efluentes gaseosos. Actividad de tritio (GBq/GWh). Efluentes gaseosos. Actividad de tritio (GBq/GWh). Actividad de I-131 (GBq/GWh). Figura 5. Figura 5. Efluentes gaseosos. Efluentes gaseosos.26 Centrales BWR. Figura 5. Efluentes gaseosos.SEGURIDAD DEL PARQUE NUCLEAR ESPAÑOL 180 Figura 5. excepto tritio. Actividad de partículas (GBq/GWh). Actividad de gases nobles (GBq/GWh). Actividad de I-131 (GBq/GWh). Figura 5.18 Centrales PWR. Actividad total (GBq/GWh). Efluentes líquidos. Actividad de tritio (GBq/GWh).21 Centrales PWR. Figura 5.

Esta publicación ha sido impresa en papel ecológico .

.

INDUSTRIA Y NAVEGACIÓN DE BARCELONA • CLUB ESPAÑOL DEL MEDIO AMBIENTE • CONSEJO SUPERIOR DE COLEGIOS DE INGENIEROS DE MINAS DE ESPAÑA • ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIEROS DE MINAS DE MADRID • ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIEROS INDUSTRIALES DE BARCELONA • ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIEROS INDUSTRIALES DE BILBAO • ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIEROS INDUSTRIALES DE LA UNED • ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIEROS INDUSTRIALES DE MADRID • ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR • DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA ELÉCTRICA DE INGENIEROS INDUSTRIALES DE VALENCIA Y ENERGÉTICA • INSTITUTO DE LA INGENIERÍA DE ESPAÑA (Universidad de Cantabria) • OFICEMEN • DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA MECÁNICA. ENERGÉTICA • SEOPAN Y DE LOS MATERIALES • SERCOBE (Universidad de Extremadura) • TECNIBERIA • ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIEROS DE CAMINOS DE MADRID • UNESID .SOCIOS DE FORO NUCLEAR • APPLUS/NOVOTEC • AREVA MADRID • BERKELEY MINERA ESPAÑA • BUREAU VERITAS • CENTRAL NUCLEAR ALMARAZ • CENTRAL NUCLEAR ASCÓ • CENTRAL NUCLEAR COFRENTES • CENTRAL NUCLEAR TRILLO • CENTRAL NUCLEAR VANDELLÓS II • COAPSA CONTROL • EMPRESARIOS AGRUPADOS • ENDESA • ENSA • ENUSA Industrias Avanzadas • GAS NATURAL SDG • GE-HITACHI NUCLEAR ENERGY • GHESA • GRUPO DOMINGUIS • HC ENERGÍA • IBERDROLA • INGENIERÍA IDOM INTERNACIONAL • NUCLENOR • PROINSA • SIEMSA • TAMOIN POWER SERVICES • TECNATOM • TÉCNICAS REUNIDAS • UNESA • WESTINGHOUSE ELECTRIC SPAIN • WESTINGHOUSE TECHNOLOGY SERVICES SOCIOS ADHERIDOS • ANCI • ASOCIACIÓN ESPAÑOLA PARA LA CALIDAD • AGRUPACIÓN DE MUNICIPIOS EN ÁREAS CON CENTRALES NUCLEARES • CÁMARA OFICIAL DE COMERCIO.

Boix y Morer.foronuclear.org www.org Tel. 6 • 28003 Madrid correo@foronuclear.: +34 91 553 63 03 .