LA INMORTALIDAD DEL ALMA O LA RESURRECCIÓN DE LOS CUERPOS

REDACCIÓN CRITICA
Nombre y apellido:
Nombre de Asignatura:
Programa:
Mención:
Docente:

Edwing Steven Quintana Bravo
Cosmovisión del ser humano
Maestría en Educación
Psicología Educativa
Dr. Víctor Figueroa Villarreal

El autor afirma haber causado una serie de reacciones frene al articulo escrito,
pero que ninguno a refuta desde el plano exegético, mejor dicho no hay apoyo bíblico
en sus refutaciones.
Lo que el autor quiere señalar y dejar en claro es que los primeros cristianos no
tenían como creencia fundamental la inmortalidad del alama, tal como los griegos la
tenían en ese tiempo, y como la mayoría de cristianos piensa hoy, para ello refuta
diciendo que los lectores tienen que entender que su trabajo está basado en la Biblia (o
palabra sagrada), las reacciones al trabajo presentado son de índole filosófico,
psicológico y sentimental, no teológico.
También se afirma que no es concebible tener dos creencias paralelas como la
inmortalidad del alma y la esperanza Cristiana de la resurrección de los muertos puesto
que son incompatibles la una de la otra.
El hecho de compara las muertes de Jesús con la de Sócrates, explicar el estado
de espera provisional de los muertos, mediante el sueño, privados de cuerpo en posesión
del espíritu Santo, a hecho que los lectores se maravillen de estas creencias que no
reconocen como comunes y que piensan que no son sacadas de la Biblia por ellos tener
otro tipo de creencia.
Sin importar el credo la pregunta que plantea el autor de la lectura es ¿Qué
enseña el nuevo testamento sobre la serte individual del hombre después de la muerte?,
se pinta en el nuevo testamento a la muerte como un enemigo, Pablo en 1 Cor. 15.53,
dice el autor que la concepción bíblica de la muerte esta fundada en la historia de la
salvación y de ahí su diferencia entre su entendimiento bíblico y el griego y para ello se
contrastará la muerte de Sócrates y la de Jesús.
Platón en su obra Fedón habla sobre la muerte de Sócrates, y cómo este tomó
con mucha tranquilidad el hecho de que moriría , puesto que sus enseñanzas afirman
que le morir el alma se libera del cuerpo que es como un carcelero, y pasará a otro
estado, uno mucho mejor que el actual. A diferencia de cómo enfrentó la muerte Jesús,
que desde que daba indicios que él moriría no lo mostraba como algo bonito de pasar,
sino como algo que le causaba angustia, e inclusive le pedía al padre ayuda por si fuera
por el pase esa copa, pero nunca hacía su voluntad sino la del padre, el veía la muerte
como una enemiga, algo oscuro, enemiga.
La mejor manera de contrastar la Filosofía Griega con la esperanza de la
resurrección de los muertos es comparando la muerte de Sócrates con la de Jesús.