Proyectos de

T

ratamiento y Rehabilitación

con perspectiva de género para mujeres
adultas con consumo problemático de drogas

Las Buenas Prácticas

Area Técnica en Tratamiento y Rehabilitación
2006 

Página

Proyecto de tratamiento y rehabilitación con perspectiva
de género para mujeres adultas con consumo
problemático de drogas
Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes
Ministerio del Interior
Gobierno de Chile
I.S.B.N. 956-7808-57-0
Registro de Propiedad Intelectual Nº 156.318
Area Técnica en Tratamiento y Rehabilitación
Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes 2005 

Página

Diseño: www.controlzeta.cl
Impresión: www.androsimpresores.cl

Índice
I. Marco institucional

5

II. Introducción

8

III. Principios y orientaciones

10

IV. Reflexiones

14

y sugerencias en torno a la Práctica Clínica

1. Constitución de equipos

14

2. Asignación de roles por estamento

16

3. Proceso de diagnóstico y acogida

22

4. Proceso de estructuración y tratamiento

45

5. La Inclusión de los hijos en el programa de tratamiento

60

6. Trabajo en red

65

7. Algunos indicadores de seguimiento sugeridos

67

8. Deserciones

69

9. Sistemas de registro

71

V. Bibliografía

74

VI. Anexos

76

1. Pauta de Supervisión a Proyectos de tratamiento y rehabilitación
con perspectiva de género para mujeres adultas con consumo
problemático de drogas 2005

76

2. Pauta de compromiso biopsicosocial para población femenina

90

3. Escala de género

92 

Página

 Página .

Durante el año 2002 se convocó una mesa de trabajo con profesionales clínicos con experiencia en el abordaje terapéutico de mujeres con problemas de drogas. organismo de Gobierno encargado de formular y coordinar la política y las estrategias para la reducción de la oferta y la demanda del consumo de drogas en el país. Desafíos para su tratamiento”. de tal manera de favorecer el acceso. En este marco. “Mujeres y consumo de drogas. ha planteado como uno de sus objetivos estratégicos: “Rehabilitar y reinsertar socialmente a personas afectadas por el consumo de drogas mediante oportunidades de tratamiento y programas de reinserción”. ha promovido el desarrollo de intervenciones terapéuticas diferenciadas. a través de su área técnica en tratamiento y rehabilitación. que contiene las orientaciones técnicas para la incorporación de la variable de género en el tratamiento y rehabilitación de mujeres con problemas de drogas y que constituye el marco teórico-práctico para la  Página . elaboración de documentos y material de apoyo para los equipos ejecutores de programas de tratamiento de centros públicos y privados del país. la adherencia y los resultados de los programas de tratamiento para población femenina. Servicio Nacional de la Mujer y Gendarmería de Chile. que dio como resultado un documento con orientaciones técnicas para el tratamiento y rehabilitación de mujeres desde una perspectiva de género. Marco institucional E l Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes.I. vienen desarrollándose diversas estrategias que posibiliten el cumplimiento del objetivo anteriormente expuesto. dando origen a la publicación denominada “Mujeres y tratamiento de drogas”. población infantoadolescente general y en situación de vulnerabilidad social. capacitaciones continuas. población femenina). representantes del Ministerio de Salud. En lo que se refiere al tratamiento de mujeres con consumo problemático de drogas. El año 2004 se organizó un seminario a nivel nacional. en el que se socializó el documento anteriormente mencionado. CONACE. CONACE. desde el año 2001. desde el diseño e implementación de programas de tratamiento para población general y específica que presenta consumo problemático de drogas (población penal adulta y adolescente.

implementación el año 2005 de proyectos de tratamiento y rehabilitación para mujeres con consumo problemático de drogas en modalidades de intervención ambulatorias básica. Quinta y Séptima. intensiva y residencial en 7 centros públicos y privados de la Región Metropolitana. Respectivamente: Centro  Página Región Modalidad Nºusuarias mensuales ONG Dianova Metropolitana Residencial 10 Hogares Crem Metropolitana Residencial 7 Clínica Rayencura Metropolitana Residencial 7 Hospital Peñablanca Servicio de Salud Viña-Quillota Quinta Residencial 7 ONG Dianova Séptima Residencial 10 Comunidad Terapéutica Talita Kum Metropolitana Ambulatorio Intensivo 12 Comunidad Terapéutica Talita Kum Metropolitana Ambulatorio Básico 10 Hospital Padre Hurtado Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente Metropolitana Ambulatorio Intensivo Hospital Padre Hurtado Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente Metropolitana Ambulatorio Básico 7 10 .

El documento que a continuación se presenta es el resultado del levantamiento de información del rescate de las buenas prácticas que realizó el equipo asesor y las orientaciones y sugerencias que surgen de la experiencia en terreno. que potencian y perpetúan el problema en las mujeres. evidenciando empíricamente los procesos terapéuticos. El desarrollo del trabajo terapéutico fue asesorado y supervisado por un equipo de expertas: médico psiquiatra y psicólogas. fortaleciendo con ello el mejoramiento de las prácticas clínicas en coherencia con las orientaciones técnicas previamente diseñadas.  Página . en un sistema que permite la incorporación de los hijos menores de cinco años al programa residencial y facilita espacios físicos y de contención para el cuidado de los hijos durante la permanencia de la mujer en las actividades terapéuticas de los programas ambulatorios.Los proyectos. sino que también de la incorporación de una mirada que dé cuenta de las variables discriminatorias de género. con una población que requiere no sólo de la atención por su problema de consumo. embarazadas o no. las modificaciones requeridas y las posibilidades reales de implementación en el contexto del tratamiento y rehabilitación del consumo de drogas en los centros de la muestra. atendieron mujeres adultas con consumo problemático de drogas. con y sin comorbilidad psiquiátrica. en cuestión. como un material de alta relevancia para ir avanzando en el desarrollo de intervenciones terapéuticas eficaces.

Los objetivos definidos por el área técnica de tratamiento para estos proyectos fueron: Objetivo 1: Implementar cinco programas de tratamiento residencial. para el desarrollo del seguimiento. con un enfoque biopsicosocial y con perspectiva de género. en concordancia con las orientaciones técnicas diseñadas desde CONACE y para la organización y desarrollo de dos jornadas de reflexión en torno al quehacer de los equipos de los proyectos en ejecución. Para tal efecto. con equipos multiprofesionales y con un programa terapéutico con objetivos destinados a la recuperación e integración social de las mujeres y sus familias. indicadores de seguimiento y procedimientos clínicos. monitoreo. La supervisión tuvo como objetivo observar las condiciones en las cuales se desarrolla cada programa de tratamiento y evaluar la concordancia de los mismos con los términos de referencia previamente diseñados. atendidas mensualmente bajo un modelo que incorpore la perspectiva de género. Objetivo 2: Constituir un equipo profesional. Introducción D urante el año 2005 CONACE apoyó financieramente la implementación de 9 proyectos de tratamiento y rehabilitación en 7 centros de tratamiento (2 públicos y 5 privados). El objetivo fue atender las necesidades y requerimientos particulares de las mujeres. supervisión y asesoría permanente en terreno de cada uno de los centros. trabajo en red. dos ambulatorio intensivo y dos ambulatorio básico para el tratamiento y la rehabilitación de 80 mujeres con consumo problemático de drogas. 1  Página Ver anexo 1 . estrategias de autocuidado. se programaron visitas de supervisión en las que se aplicó una Pauta de Supervisión1 que recogió información respecto del perfil sociodemográfico de las mujeres en tratamiento.II. cantidad y capacidad de atención de los recursos humanos. con el fin de brindar una atención especializada en población femenina con problemas de drogas. análisis de resultados.

visitas en las que se analizaron casos clínicos que representaban alguna dificultad para el equipo. y las principales dificultades y fortalezas de su trabajo. Se programaron reuniones bimensuales de asesoría para todos los centros. las que tuvieron por objeto conocer el rol de cada uno de los miembros de los equipos. para lo cual se realizaron actividades de asesoría y apoyo técnico en la gestión clínica con los equipos ejecutores de los proyectos. técnicos y profesionales.  Página . Asimismo.Otro requerimiento del equipo fue apoyar a los centros de tratamiento en la prestación de una atención de calidad a las mujeres beneficiarias. se realizaron reuniones por estamento. y se entrenaron destrezas terapéuticas para el trabajo con mujeres y sus hijos.

la comorbilidad diagnóstica. desarrollo de habilidades y entrenamiento en destrezas sociales. En lo social. en coherencia con las orientaciones técnicas previamente diseñadas. y las estrategias terapéuticas más eficaces según la evidencia clínica actual. Principios y orientaciones A continuación se describen los principios y orientaciones que dieron el marco al trabajo contemplado en los términos de referencia de los proyectos. y trascender las actividades terapéuticas. autoestima y valoración personal. resolución de conflictos. Estos objetivos deben estar presentes como marco teórico a la base de los distintos modelos terapéuticos. los factores asociados al consumo de sustancias en mujeres. en un contexto social y cultural donde la mujer ha adquirido pautas y comportamientos socialmente aceptados.III. sus motivaciones a tratamiento. abuso y dependencia de drogas. autoimagen y relaciones vinculares. En lo biológico dará cuenta de los problemas específicos asociados al consumo de sustancias en mujeres y potenciará el desarrollo de un estado de salud favorable. psicológica y social de cada una de las usuarias en tratamiento. deberá trabajar con una mirada que integre a la familia y que posibilite . En lo psicológico trabajará con aspectos intrapsíquicos. Enfoque con perspectiva de género Entregar atención terapéutica a través de un programa personalizado y estructurado que considere: las particularidades del proceso de socialización de las mujeres. la motivación diferenciada para el uso. reparación de duelos y traumas. pero no necesariamente afines a sus necesidades de autonomía y desarrollo personal. Enfoque biopsicosocial 10 Página Abordar la problemática biológica. develar la relación entre acontecimientos traumáticos de la infancia e historia familiar en la génesis del abuso de drogas. el impacto de la identidad de género femenina sobre su salud física y mental. de forma integral y complementaria. facilitando en las usuarias el reconocimiento de su problemática personal.

Integración de las terapias con un enfoque biopsicosocial. con satisfacción personal y en concordancia con los ambientes en que se desempeña. enlazándolos y coordinándolos sin disociar funciones artificialmente y manteniendo un enfoque con perspectiva de género. otorgando los espacios correspondientes para que cada técnico y profesional aporte desde su quehacer hacia una meta común. Enfoque interdisciplinario Asegura la participación de varias disciplinas complementarias y sinérgicas entre sí. Roles definidos y complementarios: la composición del equipo está orientada a dar respuesta a todos los ámbitos de la vida de la usuaria. Planificar el tratamiento y rehabilitación de forma integral. Este enfoque no acepta intervenciones reduccionistas. el éxito terapéutico. El enfoque interdisciplinario se caracteriza por: Grupo de especialistas con objetivos y enfoques comunes. contando con todos los recursos existentes. Enfasis en el autocuidado. Modelo democrático y transversal de intercambio de información. basado en la experiencia del equipo más que en la opinión individual. la integración social y la construcción de un estilo de vida saludable. Evaluación periódica e integral de proceso y resultados. Tratamiento integral. Enfoque en red Integrar la atención terapéutica en el conjunto de planes y acciones sociosanitarias existentes para la población general. mediante niveles interrelacionados (multidimensional). contribuye al logro de las metas terapéuticas desde diferentes marcos teóricos (multiparadigmático). con mayor coordinación interdisciplinar. El equipo de tratamiento comparte con la usuaria y su familia. Además. Comunicación horizontal y fluida entre sus miembros. sino que trabaja con la gran complejidad de la problemática adictiva.el desempeño de roles con objetivos y propósitos personales definidos. que promocione la autonomía. 11 Página .

El inicio o disolución de relaciones. Esto es concordante con lo observado en los proyectos implementados durante este año: el 58% de las usuarias refieren como motivación a iniciar tratamiento a sus hijos. . Enfoque relacional Diversos autores2 señalan que la motivación principal de la mujer es su necesidad de crear un sentido de enlace con los demás. cumplen una función determinante en el consumo de sustancias en la mujer. con una pareja que también lo hace). la violencia y el uso de drogas.Algunas de las ventajas de incorporar un trabajo interdisciplinario son: Permite entender la problemática de cada usuaria de manera más integral. Esto protege la salud mental del equipo (autocuidado) y a la usuaria frente a eventuales pérdidas de miembros del equipo. Tanto en adicciones como en otras problemáticas de salud (dolor crónico. Una hipótesis es que las mujeres pueden consumir drogas para conservar estas relaciones (por ejemplo. sin cuestionar las jerarquías propias y necesarias de toda institución. dado que ellas asumen la responsabilidad de generar y conservar las relaciones afectivas. Muchas de estas mujeres mantienen relaciones que se han caracterizado por los abusos. Contención de la usuaria por un equipo clínico. por ejemplo) este modelo permite. 2 S. Facilita la contención entre pares. 12 Página S Covington y J. a largo plazo. para llenar el vacío creado por una relación insatisfactoria o malograda. Coherencia en el modelo de tratamiento. la estrategia terapéutica y el grado de avance. o para soportar el dolor de una relación abusiva. Dominio similar entre distintos miembros del equipo respecto del diagnóstico. disminuir costos y tiempos de tratamiento tanto para el usuario como para el prestador.com. Surrey The Relational Model of Women’s Psychological development: Implications for Substances abuse.stephaniecovington. Mayor información consultar en www. padres o pareja. más que por individuos. y señala que la noción de sí misma y de su propia valía se basan en esta vinculación.

se reconoce la importancia de los vínculos de la mujer con sus hijos y la función que puede cumplir un sólido apoyo social para que se recupere de los problemas de consumo de sustancias. lo cual erróneamente es interpretado como sabotaje al proceso terapéutico. comienzan a emerger sus relaciones anteriores y actuales. Además. respetando el significado particular que tiene para cada mujer y su familia dicha dinámica de relación. 13 Página . que explicaban la drogodependencia como un fenómeno centrado en la sustancia y no en la relación entre sustancia. pudiéndose dar la oportunidad de reparar y construir relaciones interpersonales más saludables. El resultado de intervenciones que intencionan la ruptura de estos vínculos en mujeres suele ser el abandono del tratamiento. la conducta de volver con su pareja o familia por la necesidad vincular. La teoría relacional incorpora una mirada circular de la problemática del consumo.Algunos enfoques de tratamiento han intencionado que la mujer rompa con vínculos disfuncionales. persona y contexto. estrategia que hoy es cuestionable. lo cual es un paso más adelante de las interpretaciones teóricas lineales. Al incorporar esta mirada en los programas de tratamiento destinados a la mujer. por el aporte y desarrollo de las teorías psicológicas. Con la incorporación de la teoría relacional en las intervenciones con mujeres se complejiza y enriquece la comprensión del fenómeno de consumo.

se sugiere que se incorporen varones en la última etapa de tratamiento (reinserción e integración social). Evitar la discriminación en las funciones. Parecieran ser significativas dos características en los miembros del equipo de tratamiento: 1º Tener cierta conciencia del propio proceso de socialización de género. principalmente en la etapa inicial de tratamiento. Es en el espacio administrativo donde se contemplan actividades como: reuniones de equipo. 2º Es fundamental la capacidad del terapeuta de modelar funciones atribuidas al rol materno. Sugerencias generales para la constitución de equipos: 14 Página Definición de los roles y funciones de cada integrante del equipo en relación al objetivo general.Constitución de equipos Para acoger y abordar las diversas problemáticas que aquejan a las usuarias es necesaria la presencia de terapeutas mujeres. registro de fichas. Considerar las habilidades y destrezas extra perfil de contratación que ayudan al enriquecimiento del cargo.IV. del equipo y al bienestar propio del funcionario. autocuidado. Respeto de las visiones interdisciplinarias. que faciliten el desarrollo de la confianza básica. Reflexiones y sugerencias en torno a la práctica clínica 1. favoreciendo la complementariedad que enriquece lo terapéutico. Considerar funciones técnicas (terapéuticas) y administrativas en la jornada horaria de cada miembro del equipo. Junto a esto. etc. así como de los prejuicios asociados al ser mujer consumidora de drogas. como la contención y sostén permanentes. . Favorecer la expresión de la espontaneidad. a los objetivos específicos del programa y a las experticias de cada integrante.

6. Restricciones en el uso del dinero. Respecto del funcionamiento normativo de los centros se sugiere mantener las siguientes normas mínimas: a) Para el personal: Velar por derechos y deberes de la usuaria. 5. b) Para las usuarias: Respetar el autocuidado: no permitir el uso e ingreso de sustancias ilegales al interior del centro. 3. no permitir el uso de alcohol y restricciones al uso de tabaco. 2. necesidades. Cumplimiento de horarios y actividades diarias. Respeto de horarios de trabajo y turnos. inquietudes. No permitir la violencia física o verbal al interior del centro. Revisión interna de casos clínicos y supervisiones externas. 15 Página . donde los miembros del equipo pueden expresar las emociones y reacciones que les van gatillando las usuarias a lo largo del proceso sin ser juzgados.En este aspecto caben señalar las siguientes estrategias de autocuidado: 1. Respeto de normas de higiene personal. Restricciones para visitas. Cuidado de las instalaciones. 4. No permitir el robo. Espacios de reunión con la dirección de la Institución para plantear dudas. en especial en mujeres embarazadas. Relación asimétrica terapeuta-usuaria. Beneficios o premios asociados al cumplimiento de metas. etc. No permitir relaciones amorosas y/o sexuales al interior del centro. Actividades técnicas de apoyo entre distintos miembros del equipo: modelaje de experticias. Espacios de catarsis en las reuniones de coordinación. No permitir relaciones amorosas de pareja. reclamos. salidas y comunicación telefónica. No permitir el consumo de drogas ilegales.

3 16 Página Práctica rescatada de la Comunidad terapéutica Talita Kum. Evitar que las mujeres se retiren del programa dejando al hijo al cuidado del centro. . En relación a este punto. Ante una solicitud. control de impulsos y tolerancia a la frustración. elaboración. verbal y/o psicológica hacia los niños propios o ajenos. se destaca una experiencia denominada la “mesa terapéutica”3. Esta instancia -que es una dinámica relacional del equipo multidisciplinario con las usuarias. Velar por los derechos de los hijos de las usuarias. Además. Evitar violencia física. Asignación de roles por estamento En el segundo semestre del año de implementación de los proyectos de tratamiento para mujeres con perspectiva de género.Además. Cuando se ha cometido una falta. esta modalidad de relación favorece el desarrollo de otras habilidades como: reflexión. 2.decide ante peticiones de las usuarias y también frente a una falta o conducta inapropiada. Cuidar y observar el vínculo establecido con las usuarias: tener claridad en el límite relacional. se observaron los roles y actividades que desempeña cada miembro del equipo de tratamiento. es también la usuaria quien debe plantear formas de reparar el daño cometido. entre otras. se sugiere considerar los siguientes aspectos en el desarrollo cotidiano de los programas de tratamiento con mujeres: Cuidar la conducta del equipo en función del modelaje de identidad y de relación que se ejerce. redacción y fundamentación. la mesa terapéutica entrega alternativas y el usuario decide.

se establecen las siguientes definiciones de rol.En el siguiente cuadro se enumeran las prestaciones que cada profesional es responsable de brindar. Actividades Psiquiatra Psicólogo Consulta psiquiátrica Asistente Social Terapeuta Técnico en Ocupacional Rehabilitación x Psicoterapia Individual x Psicoterapia de grupo x Intervención psicosocial de grupo de pares x x Psicodiagnóstico x Consulta psicológica individual x Consulta psicológica familiar x Consulta de salud mental individual x x Intervención psicosocial de grupo familiar x x x Consulta de salud mental familiar x x x Intervención con niños x x x x x x x Visita de Salud Mental x x Trabajo en Red x x Reuniones clínicas x Funciones administrativas x x x x x x x x x x x En función de esto y de aquellas fortalezas observadas en cada estamento. 17 Página . sin desmedro de las diversas funciones que cada estamento puede cumplir en los distintos programas.

cumplir horarios y actividades. Recolectar información de la familia y las actividades realizadas tanto dentro como fuera del centro. Este rol involucra acompañar a la usuaria en todo el proceso terapéutico. respaldar sus intervenciones y contener el impacto de éstas sobre las usuarias. Las demás intervenciones están estructuradas en el tiempo. Los técnicos pueden ser los encargados de monitorear la asistencia a tratamiento de la usuaria. 18 Página . Acompañar a la usuaria durante todo el proceso. acogiendo las intervenciones que el resto de los profesionales realizó con ella. grupal e individualmente y ser el nexo con los otros miembros del equipo de tratamiento. en la medida que ellos están presentes durante el tiempo libre. Implica recopilar información para entregarla a los profesionales.2. Reforzar logros y avances obtenidos. el cual tiene los siguientes objetivos: Establecer vínculo con las usuarias. en algunos casos. de manera tal que si se ausenta realice las estrategias descritas en el procedimiento de seguimiento. también con la familia. bañarse todos los días y usar lenguaje adecuado.1 Técnico en rehabilitación El rol fundamental del técnico en rehabilitación es el acompañamiento terapéutico. por lo que este acompañamiento terapéutico podría ser el centro del vínculo con el programa. manejando situaciones cotidianas o administrando la rutina (comúnmente planificada por un terapeuta ocupacional). de manera que cada terapeuta registre lo acontecido en el día y que todos los miembros del equipo puedan mantenerse informados. Monitorear la actividad cotidiana y actuar frente a situaciones emergentes (levantarse en la mañana. etc. En este acompañamiento resalta como útil el uso de una bitácora diaria. ser puente entre las distintas intervenciones de los profesionales y.).

a través de la aplicación de instrumentos y/o entrevista clínica en estos casos será útil disponer de una batería de test. Los instrumentos utilizados con más frecuencia son Autorreporte de Eysenk. Fortalezca su motivación al cambio y trabaje sobre aspectos psicológicos y/o familiares relacionados con el inicio y mantención del consumo de sustancias. una buena práctica indica tener ambos roles en figuras distintas. 19 Página . en la elaboración de experiencias pasadas y presentes y en el desarrollo de proyectos personales significativos. En este punto. reconozca y modifique los pensamientos.2. Es importante tener presente que estas evaluaciones deben hacerse en etapas más tardías. es frecuente que el psicólogo/a tenga además a su cargo la coordinación o dirección clínica del equipo. mantener la coherencia en el tratamiento.2 Psicólogo/a El rol fundamental del psicólogo/a en los programas de tratamiento para mujeres es promover la modificación de los factores psicológicos asociados al consumo problemático de sustancias. luego de un período de desintoxicación y estabilización emocional de la usuaria (mínimo después de 1 mes). WAISS y Test de Roscharch. cognitivos. con el fin de lograr mayor autocontrol. Otra función importante es la realización de Psicodiagnóstico. conductuales. En la psicoterapia se debiera tender a que la usuaria: Descubra. Su trabajo debiera centrarse fundamentalmente en procesar y elaborar temáticas presentes de la usuaria. el riesgo de desgaste del profesional y confusión de roles para las usuarias es mayor. sin desmedro del trabajo terapéutico de experiencias pasadas que afecten la vida actual. así. guiar y promover la discusión en torno al trabajo terapéutico en las reuniones clínicas. Se centre en el desarrollo de recursos personales. relacionales y sociales. Finalmente. sentimientos y acciones de los que surgen problemas emocionales. Esto implica: estructurar. supervisar que la planificación del trabajo cumpla con los objetivos del programa y. En este punto se observa que cuando la misma persona concentra la dirección clínica y la dirección administrativa del programa.

orden. Los programas han contado históricamente con una rutina estructurada. oportunidades. etc. etc. Además.3 Médico-Psiquiatra El rol fundamental del psiquiatra es realizar el diagnóstico psicopatológico y médico general de cada usuaria. Historia de consumo: tipos de sustancias. Evaluación de comorbilidad psiquiátrica y física. Estimación de su red de apoyo y análisis de fortalezas. la estabilización medicamentosa de su patología psiquiátrica.) y la prevención biológica de recaídas. Evaluación de motivación a tratamiento.2. diagnóstico adictivo. Alternativas de recompensa al consumo. la evaluación de la farmacoterapia (ajuste de dosis.). 20 Página . debilidades y amenazas (FODA). así como también brindar contención y psicoeducación a la usuaria y su familia. cocina. talleres y actividades de reinserción. Evaluación de aspectos gananciales del tratamiento. consecuencias de la vida adictiva. es responsable de la desintoxicación. Otra función del psiquiatra debiera ser asesorar el diseño terapéutico y el manejo de patologías más complejas. 2.4 Terapeuta Ocupacional El rol del terapeuta ocupacional (TO) en planes de tratamiento de adicciones está orientado a otorgar un objetivo y fundamento a la ocupación de la usuaria. potenciación. cambios de fármacos. asunción de responsabilidades como en la estructuración e introducción de un enfoque laboral y socioocupacional en los talleres. En relación a la evaluación integral de cada usuaria. frecuencia y cantidad de consumo. efectos reforzadores y síndromes privacionales. el manejo del síndrome privacional. Historial de tratamientos anteriores. ésta debiera contemplar: Registro de datos demográficos. En este contexto el TO se inserta para brindar especificidad en relación a la ocupación tanto en actividades instrumentales (aseo.

en la que cada usuaria complete su rutina diaria y de fin de semana. o que puedan incorporar un estilo de vida saludable. Mantener y desarrollar las capacidades cognitivas superiores y motoras. Descubrir nuevas habilidades e intereses. 21 Página . Otra tarea del TO es que las usuarias puedan entender el sentido que tiene para ella cumplir con la rutina y las diversas actividades. a través del aprendizaje de hábitos de higiene. Desarrollar capacidad de autogestión y responsabilidad. cumplimiento de las tareas diarias de la casa. Además es importante realizar un informe de diagnóstico socioocupacional. cuidado de sus hijos/as. Listado de intereses. El TO también estructura y desarrolla un taller de ergoterapia. Fortalecer autoestima y autoeficacia. 5 Adaptación de CONACE de la Escala diseñada en el Modelo de Ocupación Humana.Su aporte radica en el reconocimiento de las habilidades e intereses que cada usuaria tiene para la asignación personalizada de cada actividad o responsabilidad. Es recomendable utilizar una pauta de programación individual de actividades. Favorecer el desarrollo de la tolerancia a la frustración. así como también permite registrar información relevante para el equipo de tratamiento. pues le permite observar mejor la rutina diaria. Algunos instrumentos de evaluación utilizados son: OPHI–II4. Ficha autoaplicada socioocupacional5. Autoevaluación ocupacional. Listado de roles. Esto se ve favorecido si el TO está como mínimo media jornada o jornada completa. el cual quede en la ficha de la usuaria y sea parte del diagnóstico integral. Este instrumento permite monitorear el que haya una rutina equilibrada fuera de la comunidad. 4 Adaptación de Gary Klinhofher de la Escala diseñada desde la Terapia Ocupacional en el Modelo de Ocupación humana. en programa para la integración socioocupacional de drogodependientes Abriendo Puertas. cuyos objetivos debieran orientarse a: Desarrollar y reforzar habilidades laborales y sociales.

2004. debiera sumar la implementación de intervenciones con las usuarias y sus familias de manera sistemática. Un aspecto fundamental del diagnóstico integral ha sido la incorporación de la evaluación socioocupacional6. . con el fin de promover la generación de dinámicas familiares saludables. posterior al diagnóstico integral. 3. Es decir. Este acompañamiento real favorecería la inserción y vínculo de las usuarias en la red sociosanitaria. además de incluir la contención. tanto de sus diagnósticos como de las estrategias terapéuticas desplegadas en relación a ellos. el énfasis está puesto en establecer las condiciones psiquiátricas. 22 Página 6 Texto basado en el documento de Conace: “Diagnóstico. Otro aspecto clave es el trabajo con las familias. Es de interés motivar a los equipos a homologar la consignación de los diagnósticos de las usuarias sobre la base de los siguientes fundamentos: Manejar un lenguaje de diagnóstico común. En este sentido.2. que permita dialogar fluida y concienzudamente respecto de las usuarias. motivación y alianza terapéutica”. en la etapa de diagnóstico.5 Asistente Social El rol fundamental de la asistente social es promover la integración familiar y social de las usuarias. Etapa de diagnóstico y acogida En el primer semestre de implementación de los proyectos de tratamiento para mujeres con perspectiva de género. la asistente social debiera apoyar el desarrollo de la administración autónoma de la usuaria de la red de apoyo. Esto implica dedicar tiempo para acompañarla físicamente (fuera del centro de tratamiento) en la gestión de trámites asociados a sus necesidades sociales. El diagnóstico de una mujer que consulta por problemas asociados al consumo de drogas suele constituir el paso inicial de un proceso de tratamiento. el reforzamiento de la adherencia y motivación a participar en el tratamiento de la usuaria. psicológicas y familiares de las usuarias. disminuyendo su aislamiento. realizar un diagnóstico integral del compromiso biopsicosocial. sosteniéndola en este proceso. el cual. se observó en todos los centros que.

Organización Mundial de la Salud. Lo anterior se realiza a través de entrevistas diagnósticas.Asociar variables socioculturales con los diagnósticos consignados.I. del compromiso biopsicosocial asociado. El diagnóstico integral de una mujer con consumo problemático de drogas comprende los siguientes niveles de evaluación: 1. 23 Página . Diagnóstico Diagnóstico Diagnóstico Diagnóstico Diagnóstico clínico asociado al consumo de sustancias. ya sea de investigación epidemiológica como terapéutica. del estadio motivacional. presencia de consumo perjudicial o dependencia. Trastornos Mentales y del Comportamiento) y DSMIV (Diagnóstico Estadístico de los Desórdenes Mentales. de los trastornos psiquiátricos asociados. 3. familiares y sociales protectores y de riesgo asociados. 3. de manera de ir observando tendencias propias de las mujeres chilenas consumidoras de drogas. 5. 2. Clasificación Internacional de Enfermedades (C.E. Criterios diagnósticos de los trastornos mentales y comportamentales por consumo de sustancias. de identidad y rol de género. utilizando como instrumento los sistemas internacionales de clasificación de las enfermedades mentales: CIE10 (Clasificación Internacional de las Enfermedades. 4.1 Diagnóstico Clínico asociado al consumo de sustancias El objetivo central del diagnóstico clínico es identificar si existe o no un trastorno del consumo de drogas o alcohol. en su cuarta versión). Se pretende conocer la existencia de abuso o dependencia a drogas e identificar los factores personales. Participar en estudios multicéntricos. reconocidos por la Organización Mundial de la Salud y validados a nivel internacional para este fin. 10). esto es. a cargo del médico psiquiatra y psicólogo/a del equipo. cuyos resultados den luces a los especialistas respecto de las políticas necesarias a implementar y las buenas prácticas clínicas.

Intoxicación aguda Estado transitorio. traumatismos. Sólo en el caso del alcohol existe una condición llamada “intoxicación patológica”. afectivo. El grado de la intoxicación generalmente depende de la dosis de sustancia psicoactiva consumida previamente. En todo caso. depresión) deben ser causados por la sustancia misma (daño hepático por el alcohol). Las personas con consumo perjudicial reciben a menudo críticas por ello y experimentan consecuencias sociales adversas de variados tipos. Dependencia 24 Página Conjunto de manifestaciones fisiológicas. una prioridad desproporcionada en relación con otras conductas que antes tenían alto valor. el solo hecho que una forma de consumo sea criticada por el entorno en general. Los daños (hepático. donde con pequeñas dosis de alcohol que no alcanzarían a producir intoxicación. comportamentales y cognoscitivas que demuestran que el consumo de una o más sustancias adquiere. cognitivo. . aparecen en el sujeto comportamientos no habituales en estado de sobriedad. frecuentemente de carácter agresivo. no es por sí mismo indicativo de consumo perjudicial. coma. tales como depresión postprivación de estimulantes o de alcohol). conductual o en las funciones y respuestas psicofisiológicas. para la persona afectada. que provoca una alteración en los niveles de la conciencia. por las formas de uso (infecciones por uso de drogas inyectables o por las consecuencias sobre el equilibrio psicológico. aunque algunas personas reaccionan en forma desproporcionada. perceptual.a. convulsiones y otras enfermedades físicas. b. Consumo perjudicial (abuso) Patrón de consumo de una sustancia que provoca daños a la salud física o psicológica. consecutivo al consumo de alcohol u otra sustancia psicoactiva. c. La intensidad de la intoxicación disminuye con el tiempo y la recuperación generalmente es completa. En algunos casos es importante descartar la presencia de hipoglicemia.

Se confirma porque los síntomas característicos se alivian al consumir nuevamente la misma sustancia que los provoca. detener o disminuir la cantidad consumida. d.La manifestación característica de la dependencia es el deseo imperioso (compulsión. “craving”) de ingerir la sustancia. tras un consumo reiterado. Las personas reconocen una menor capacidad para: controlar el comienzo del consumo de una sustancia. si la persona vuelve a consumir la sustancia luego de un período de abstinencia. como daños somáticos. Síntomas somáticos de un síndrome de abstinencia cuando el consumo de la sustancia se reduce o cesa. generalmente prolongado o a dosis elevadas. Persistencia en el consumo a pesar de las evidentes consecuencias perjudiciales. 25 Página . Síndrome de privación o abstinencia Conjunto de síntomas de varios niveles de gravedad que se presentan cuando hay una abstinencia absoluta o relativa de una determinada sustancia. El diagnóstico de dependencia sólo debe hacerse si. estados de ánimo depresivos consecutivos a períodos de consumo de alguna sustancia o deterioro cognitivo secundario. Abandono progresivo de otras fuentes de placer o diversión. Además. reaparecen rápidamente los diversos síntomas o manifestaciones de la dependencia. a causa del consumo de la sustancia. en algún momento durante los doce meses previos o de un modo continuo. Aumento del tiempo necesario para obtener o administrarse la sustancia o para recuperarse de sus efectos. Aumento de la tolerancia: se requiere de un aumento progresivo de la dosis de la sustancia para lograr el mismo efecto que originalmente se producía con dosis más bajas. han estado presentes tres o más de las siguientes manifestaciones: Deseo intenso o vivencia de una compulsión a consumir la sustancia. El comienzo y la evolución del estado de abstinencia son limitados en el tiempo y están relacionados con el tipo de sustancia y las cantidades consumidas inmediatamente antes de la abstinencia.

El consultante puede señalar además. 26 Página . insomnio y otras alteraciones del dormir. Los síntomas pueden aparecer en pocos minutos u horas luego de la última dosis. Es el llamado síndrome de privación tardío o postergado. También el sujeto experimenta en forma súbita o inmotivada la aparición de sensaciones de urgencia e impulsos por consumir o. La pasta base presenta esta característica.El síndrome de abstinencia se presenta con síntomas psicofisiológicos que varían con las diversas sustancias. por ejemplo. urgencia o “craving” por consumir una nueva dosis de la droga. temores y desconfianzas que luego enjuicia como absurdas. Finalmente. Se acompaña de ansiedad. al menos. En este caso. En otros casos. generalmente tienen un menor grado de intensidad. Los síntomas en estas circunstancias son desencadenados por situaciones-estímulo. comportamientos erráticos. pero de todos modos resultan muy perturbadores. Los consumidores relatan angustia. las que pueden ser evitadas o manejadas por los consultantes. los síntomas se presentan 1 a 2 días y hasta 30 días después de suspender la sustancia. dolores abdominales y una focalización marcada de la atención y dedicación exclusivamente a obtener alivio con una nueva dosis. con información y entrenamiento. irritabilidad. que parecen evocar y despertar la urgencia o “craving”. si ocurren. Esta es una de las bases del tratamiento. Entre los usuarios de cocaína y/o estimulantes anfetamínicos será frecuente este tipo de privación. fenómenos similares pueden también presentarse semanas o meses luego de haber suspendido el consumo activo. y pueden ser gatillados por imágenes y recuerdos de situaciones de consumo anteriores. sociales o puramente internos del usuario. la identificación de los estímulos desencadenantes de la apetencia y urgencia por consumir y practicar una forma de convivir con ellos y resistir su efecto angustiante y presionante. ánimo depresivo. así como disminución de intereses. alteración de la capacidad de concentración. Otras veces ello se asocia a estímulos físicos. fallas de la atención. acercarse a la droga. concentración y cambios de humor que afectan su rendimiento en las tareas. intranquilidad motriz. en medio de un proceso de rehabilitación. Entre los más típicos y comunes a todas las drogas está la apetencia por la droga que con el tiempo se convierte en un deseo imperioso. a los amigos con quienes consumía o a los lugares donde la obtenía habitualmente.

a pesar de que ese consumo ha cesado. Trastornos residuales de personalidad.2. éxtasis). e. que se presentan cuando las dosis y períodos de uso de cocaína son muy prolongados o con diversas sustancias cuando hay características de personalidad o de predisposición de los sujetos que los hacen más probables. ideas o interpretaciones delirantes de la realidad). d. en los que aparecen alteraciones conductuales y síntomas psicóticos (alucinaciones. pero que persisten en el tiempo. Delirium o estados confusionales o de alteración de la conciencia. apatía. ideas delirantes o de autoreferencia paranoideas. conductuales o afectivos Se refieren a alteraciones en cuyo comienzo el consumo de una o más sustancias fue determinante. llenar el vacío de los recuerdos por contenidos imaginados e improvisados en el momento.3. Todo ello con claridad de la conciencia. las alucinosis. pero además otros cuadros psicóticos.El síndrome de abstinencia puede complicarse con: d. e. Son frecuentes la alteración de la orientación en el tiempo y la dificultad de aprendizaje. paranoia y celotipia alcohólicas. e.1.2. alteraciones psicomotoras (excitación o estados estuporosos) y una afectividad alterada (angustia. Síndrome amnéstico secundario a drogas Se caracteriza por la alteración de la memoria para hechos recientes. Pueden haber confabulaciones. Convulsiones. 27 Página . con conservación de la memoria remota.1. e. esto es. Trastornos psiquiátricos secundarios al consumo de drogas. Este cuadro puede alcanzar grados progresivos hasta llegar a la demencia. falsos reconocimientos. depresión. La recuperación ocurre generalmente en un período entre 1 a 6 meses. Trastorno psicótico secundario a drogas Se manifiesta por alucinaciones generalmente auditivas muy nítidas. negligencia en el cuidado personal. pérdida de iniciativa. de naturaleza más transitoria y menos sistematizados. Generalmente se agregan cambios de la personalidad. Incluye las psicosis anfetamínicas.

dado que la GGT no es una enzima específica del hígado. España. Chile.. 28 Página 7 Psiquiatría Clínica. 2003. pancreáticas. 1997. moclobemida. 1989. Editorial médica Panamericana. Psiquiatría y Neurocirugía.Diagnóstico de la dependencia por exámenes de laboratorio a. esta enzima también podría estar aumentada sobre su nivel sérico normal en usuarios/as de fenitoína. Sociedad Española de Toxicomanías. Marcadores biológicos de consumo crónico de alcohol No existen en la actualidad tests de laboratorios específicos de dependencia alcohólica. Julio 2000. Las pruebas hepáticas son útiles para evidenciar una alteración funcional u orgánica hepática debido a un consumo masivo o a largo plazo de alcohol. Ediciones de la Sociedad de Neurología. Cabe señalar que los niveles de GGT no se modifican con la ingesta aguda de alcohol. sugiriendo únicamente consumo prolongado de alcohol. diabetes.. y por cursar un embarazo. y cuyo objetivo no es la detección precoz del consumo de alcohol ni tienen por sí mismos validez diagnóstica. barbitúricos. y puede hallarse en otros tejidos como riñón. Santo-Domingo et al.. tabaquismo. sólo tests que dejan en manifiesto un consumo excesivo de esta sustancia. Esta enzima se encuentra elevada en un 75% de los alcohólicos/as sin mediar daño hepático. Detección de daños secundarios al uso de alcohol7 Para la detección de consumo de alcohol en los últimos tiempos existen marcadores de estado. Sin embargo. insuficiencia cardíaca. páncreas e intestino delgado. Su utilización puede apoyar el diagnóstico ante una actitud de negación o minimización. . dado que toma semanas que aumente o se normalice luego de la abstinencia de alcohol. Rodríguez-Martos et al. obesidad. personas con enfermedades hepatobiliares. La gamaglutamiltransferasa (GGT) es una de las enzimas hepáticas más sensibles (50% sensibilidad) y específicas (80%) para diagnosticar consumo de alcohol. que son pruebas biológicas empleadas para confirmar los datos obtenidos de la historia y exploración del paciente. 8 Santo-Domingo et al. objetivar la intervención sobre el alcoholismo en casos de patología orgánica o para el seguimiento del tratamiento8. Manual SET de Alcoholismo. Madrid. 1997. La actividad enzimática hepática microsomal está aumentada por inducción alcohólica. disulfiram.

etc. Este examen es más costoso y no se realiza habitualmente. Un examen de alta especificidad es la medición de la transferrina carbohidrato (CDT). No es sensible a las fluc- 29 Página .. La determinación conjunta de CDT más GGT tiene una capacidad predictiva del 100% en consumidores de más de 60 g de etanol/día. Su aumento traduce macrocitosis con anemia o sin ella en consumidores de más de 60 g de alcohol diarios por períodos prolongados. Por lo general. Aún no está claro el mecanismo de este fenómeno. indica necrosis hepatocelular. Otro elemento orientador de Alcoholismo o Consumo Problemático de Alcohol es un volumen corpuscular medio (VCM) aumentado en el hemograma. ya que en procesos crónicos puede dar valores normales dado que la muerte celular se produjo hace mucho tiempo y ya sólo resta tejido cicatricial en hígado (fibrosis). Tampoco mide consumo ocasional. Su aumento se correlaciona en un 70-99% con consumo significativo de alcohol. Existen pacientes con consumo excesivo de alcohol y valores bajos de CDT (Stibler. IAM (infarto agudo al miocardio). pudiendo estar alterada en personas con afecciones musculares (miopatías. distrofias). Se altera en un 30 a 50% de los bebedores problema. Los niveles alterados de la transaminasa glutamicopirúvica (SGPT) son insuficientes por sí solos para diagnosticar daño hepático por alcohol. La transaminasa glutámico-pirúvica es una enzima intracelular cuya actividad es casi exclusiva en el hígado. La transferrina deficiente en carbohidratos es una forma de transferrina con bajo contenido de hidratos de carbono. precursores de los eritrocitos. siempre y cuando sean consunidores/as de altas cantidades de alcohol. Jaakkola et al. pero más específico (ver tabla). En ocasiones no es un buen reflejo de hepatopatía ni alcoholización.La transaminasa glutámico-oxalacética (SGOT) es una enzima intracelular cuya actividad se puede encontrar en distintos tejidos: músculo estriado. Por lo mismo es bastante inespecífica. riñón e hígado. Esta alteración hematológica se condice con la acción tóxica directa del alcohol sobre los eritroblastos. dado que es menos sensible y específica que la GGT. mayor a 60-80 g por día durante al menos una semana (Stibler. Su elevación. 1991. 1994). cuyo resultado mayor a 2 es un fuerte indicador del mismo. por lo tanto. afecciones renales y hepatopatías agudas y crónicas de diversa etiología. 1991). Este elemento es un indicador de abuso de alcohol menos sensible que la GGT. excepto si se saca la razón SGOT/SGPT. cuya concentración aumenta conforme se incrementa el consumo de alcohol. está aumentada en procesos hepáticos agudos y crónicos de cualquier etiología.

1997). necrosis 2 es sugestivo de tubular aguda. tabaquis- caída en 5 días es mo. – Santo-Domingo et al. VCM 20-40% 80-90% Déficit de vitamina B Es menos sensible o ácido fólico. sindrome CDT se normaliza congénito. infarto de SGPT mayor de miocardio. principalmente por reducción de la sustancia blanca. el valor de embarazo. hepatobilia- Se normaliza luego res. uso fluctuaciones de la de ciertos fármacos. uso de fármacos patognomónica inductores. cias en H de C. he- consumo crónico.tuaciones de la abstinencia.en unas 2 semanas. . variaciones genéticas 30 Página de la transferrina. Exámenes como EEG. de la sustancia gris cortical. diabetes.que la GGT a las medad hepática. GOT 10-40% Menos de 50% Afecciones muscu- El cociente SGOT/ lares. lo más probable es que este daño también pueda evidenciarse al examen clínico. En mujeres estos cambios son más prematuros. deficien. enfer.. También se alteran el ácido úrico. Sin embargo. con pérdidas selectivas de neuronas de la corteza frontal superior. Tabla 1 : Rendimiento de las pruebas de laboratorio en bebedores excesivos Test Sensibilidad GGT 35-90% Especificidad 50-90% Falsos Positivos Comentarios Enf. los triglicéridos y la urea. abstinencia. CDT 69-100% 70-99% Enfermedad he- Durante la absti- pática avanzada. patopatías. de la densidad neuronal. nencia. TAC cerebral pueden evidenciar daño neurológico por consumo crónico de alcohol. insuficiencia de 4-5 semanas cardíaca. de abstinencia (su obesidad. Los alcohólicos/as sufren una disminución del peso y volumen cerebral. tabaquismo.

Perfil hepático: SGOT. ELP. Si el resultado es positivo.Pruebas biológicas recomendables en mujeres con dependencia a alcohol: 1. PAP. Tuberculosis. La serología para Hepatitis Delta se usa sólo cuando es positiva para Hepatitis B. uremia. Perfil lipídico. Mamografía. GGT. 9 Consenso de la Sociedad española de Psiquiatría sobre diagnóstico y tratamiento del alcoholismo y otras adicciones. VIH. situación de muy baja incidencia en nuestro país. Se realiza una sola vez. IFI). uricemia. En esas circunstancias. Hepatitis. Hemograma completo y VHS. Endocarditis infecciosa. 4. excepto si la persona mantiene las conductas de riesgo. Precaución con los falsos positivos en: Neumonía neumocócica. Siempre se requiere del consentimiento informado del paciente para su realización y se debe asegurar confidencialidad de los resultados. Lupus. Hepatopatía crónica. fosfatasas alcalinas. hay una serie de determinaciones biológicas básicas para la detección de patologías asociadas: Serología de Hepatitis B. b. 3. Detección de daños asociados al consumo de drogas9 En el caso de Adicción a Drogas Vía Parenteral (ADVP). VDRL y VIH. 2. 5. Octubre 2003. SGPT. bilirrubina total. debe realizarse una confirmación diagnóstica con pruebas de mayor especificidad (Western Blot. C y Delta. Mononucleosis infecciosa. dado que se presenta como coinfección con el VHB o por sobreinfección en un portador crónico de VHB. Perfil bioquímico: Glicemia. creatininemia. deben realizarse periódicamente. en especial en pacientes con prácticas sexuales de riesgo. 31 Página . CPK. Serología luética. ADVP y embarazo.

6. uremia. Análisis de orina. Radiografía de tórax en usuarios/as de PBC. 10. 5. excepto si están recibiendo quimioprofilaxis secundaria o tratamiento tuberculostático completo. Mamografía. 7. creatininemia. Glicemia. VHS (Velocidad de sedimentación). 9. Para realizar un diagnóstico de embarazo lo más precoz posible y proteger al producto de la concepción y su madre. Serología luética (VDRL). Pruebas biológicas recomendables en mujeres con ADVP: 32 Página 1. PAP. Hemograma completo. 9. Función renal. Serología Hepatitis B. 2. Pruebas biológicas recomendables en mujeres con dependencia a drogas no endovenosas: 1. 7. Ecotomografía transvaginal. . Serología luética (VDRL). 5. 4. C y Delta. 4. Función renal. VIH positivo. 6. uremia. Perfil bioquímico general: Función hepática. Debe complementarse con baciloscopías en esputo y radiografía de tórax. Perfil bioquímico general: Función hepática. Prueba de embarazo. Glicemia. 3. VHS (Velocidad de sedimentación). Determinación de anticuerpos anti-HIV. Ecotomografía transvaginal. Perfil lipídico completo. 2. creatininemia. Mamografía. Análisis de orina. LDH. Perfil lipídico completo. 8. PAP. 3. Hemograma completo. LDH. 8.Prueba de Mantoux o PPD: prueba clave en usuarios/as ADVP.

Y van a determinar un plan terapéutico y un pronóstico individualizado según sea el nivel de severidad del compromiso. 33 Página . ítemes específicos para evaluar a mujeres incluyendo un enfoque con perspectiva de género. 10 Adaptación de la original. sueño. pero se ha utilizado en múltiples áreas de intervención diagnóstica (convenio Conace-Fonasa. adiccionólogo/a. así como de hábitos relacionados con la higiene. La intervención diagnóstica social es responsabilidad de los/as asistentes sociales. etc. etc. La intervención diagnóstica en el plano biológico es realizada por el/la profesional médico/a general y/o psiquiatra e involucra el diagnóstico con relación al estado de salud física general de la usuaria (eje III del DSM IV).3.2 Diagnóstico del compromiso biopsicosocial asociado Se refiere a la presencia de problemas asociados al consumo de drogas en los ámbitos biológico. médico/a familiar con formación en terapia. Adolescentes. Para realizar este diagnóstico se sugiere utilizar la Pauta de Compromiso Biopsicosocial para Población Femenina10 (Ver Anexos). etc. conducta sexual. En la medida que exista mayor severidad de problemas asociados. realizada por el equipo asesor de proyectos de mujeres con consumo problemático de drogas. ya sea por la frecuencia o la intensidad de ellos. la complejidad de la situación requerirá de un tratamiento de mayor contención.) con bastantes buenos resultados. alimentación. La intervención diagnóstica psicológica es efectuada por el/la profesional psicólogo/a o médico/a con formación psicoterapéutica (psiquiatra. Gendarmería. Es necesario recordar que este instrumento no está validado en nuestro país. psicológico y social. Recientemente se han incorporado a la pauta original para población general.) mediante la utilización de procedimientos y técnicas relativas a su área. CONACE 2005.

Por ejemplo: Trastorno Depresivo Mayor Reactivo. Los cuadros más frecuentemente relacionados a personas con problemas asociados al consumo de drogas son: Síndromes depresivos. por ejemplo). ideación e intentos suicidas actuales. Trastornos alucinatorios que. Diabetes. según un criterio temporal.3. Para el diagnóstico de los trastornos psiquiátricos severos o no asociados deben utilizarse las escalas CIE10 y/o DSM IV. Es importante recordar que no es conveniente realizar un diagnóstico definitivo de trastorno de personalidad antes de seis meses de abstinencia. Fibromialgia. Dislipidemia. psicopatía estructural. También se han subdividido estos diagnósticos en concurrente y recurrente. Hipertensión Arterial. Trastornos psiquiátricos no severos: síndromes depresivos. Síndromes angustiosos y mixtos. trastornos afectivos graves. Por ejemplo: Trastorno de Personalidad.3 Diagnóstico de los trastornos psiquiátricos y médicos asociados Es necesario diagnosticar la presencia de alteraciones psiquiátricas. Diagnóstico concurrente es aquel paralelo o gatillado por el diagnóstico principal. Trastorno de Ansiedad Reactivo. Fractura de Tobillo. Gastritis Aguda. . Y diagnóstico recurrente es aquel que persiste en el tiempo. pero es previo al diagnóstico principal. síndromes ansiosos. depresión mayor severa. Trastorno psiquiátrico severo: psicosis. etc. Trastorno del Sueño Secundario (al consumo de SPAs11 o a un trastorno emocional. dado que se ha 11 34 Página Sustancias psicoactivas. pero requieren de intervención terapéutica y/o farmacológica. Distimia. Trastorno Bipolar. trastornos psicológicos y/o médicos concomitantes. son de carácter esporádico. Esquizofrenia. enfermedad bipolar descompensada. trastorno de personalidad limítrofe. en la generalidad de los casos. Trastornos de personalidad. trastornos de personalidad leves-moderados y otros menos comunes.

Cuando aparece una usuaria con trastorno de personalidad. dado que sólo un mínimo porcentaje pasa a la leche materna. ya que puede llevar a errores diagnósticos y a pérdida de recursos. heteroagresiones. con riesgo suicida.observado una disfunción transitoria de la personalidad como producto del consumo de drogas. entre consumidores de Pasta Base de Cocaína.) resultan relevantes para la comprensión diagnóstica y posterior tratamiento de las usuarias. 35 Página . Frente a la duda diagnóstica se deberá consignar como “observación de trastorno de personalidad” y no como rasgos o estructura limítrofe. autoagresiones. éste se debe consignar como diagnóstico recurrente. conducta manipulatoria. 12 Inhibidores de recaptación de la serotonina. dado que la serotonina parece estar implicada en la conducta compulsiva (de búsqueda de droga inducida por cocaína y pasta base de cocaína. es fundamental tener presente la distinción entre rasgos. e inicio de acción más rápido que los tricíclicos (con excepción de la fluoxetina). además de bloquear la recaptación de serotonina e hiposensibilizar los receptores postsinápticos (down regulation) con el consecuente aumento del ánimo. inestabilidad emocional. los atracones y vómitos compulsivos en la bulimia). difusión de identidad. La sertralina es la molécula ideal en mujeres embarazadas con un trastorno afectivo y consumo problemático de sustancias psicoactivas. También es el antidepresivo de elección en puérperas en esta misma condición. estructuras y trastornos de personalidad. en especial. etc. No se debe olvidar que inicialmente la fluoxetina produce una disminución del apetito (durante 2 meses aproximadamente) y un aumento de la ansiedad. su seguridad (en caso de sobredosis no pone en riesgo vital a la usuaria). Además. el uso de ISRS reduce el comportamiento obsesivo-compulsivo. Por estos mismos motivos no es recomendable la aplicación de test proyectivos en esta etapa. inclusive durante el primer trimestre de embarazo. Algunas orientaciones para la administración de psicofármacos en mujeres En lo que se refiera a la prescripción de antidepresivos para mujeres con consumo problemático de drogas. Su uso está indicado en Episodios Depresivos Mayores moderados a severos. se sugieren los ISRS12 por su posología (monodosis). Si bien la consignación de características limítrofes (impulsividad.

H1 y M1. en especial por alcohol. y aumento de la actividad onírica). aumento de peso. convulsiones. hipotensión ortostática. porque no altera la arquitectura del sueño. ansioso generalizado. Para disminuir el riesgo de dependencia se sugiere el uso de ansiolíticos de vida media intermedia y/o larga. fragmentación y disminución del horario total del sueño.). de pánico. En el grupo de los neurolépticos la clorpromazina sigue siendo una muy buena opción para disminuir episodios micropsicóticos y reducir la ansiedad en usuarias con trastorno de personalidad limítrofe. T. colonpatía funcional. trastornos cardíacos. diplopia. de personalidad. como clonazepam y diazepam. En especial esta última. hipotensión ortostática. La amitriptilina es una molécula muy bien tolerada a dosis bajas para alteraciones del sueño y cuadros psicosomáticos como: jaqueca mixta. Cuando se desarrolla tolerancia. taquicardia. etc. retención urinaria. La trazodona es bien tolerada y no altera la arquitectura del sueño cuando se usa como hipnoinductor. síntomas extrapiramidales. aumento del tiempo de vigilia. Fobias. Y siempre deben asociarse estrategias de higiene del sueño. y no exceder los 4 meses de tratamiento continuo. así como también en comorbilidad diagnóstica (T. sequedad bucal. es preferible usar zopiclona y/o zolpidem. Los inconvenientes son sus efectos adversos inducidos por el bloqueo de los receptores L1. temblor. Los ansiolíticos deben usarse con gran precaución en esta población y por el menor tiempo posible. dorsolumbalgia. constipación. aparece a las 2 semanas para el efecto sedante y a las 4-5 semanas para el efecto hipnótico. Sin embargo. bruxismo. En caso de insomnio.Estas recomendaciones deben seguirse en aquellas mujeres que no han respondido a psicoterapia de contención y cuya sintomatología las expone en cuanto a su salud física y mental. T. T. visión 36 Página . Otro efecto adverso del uso prolongado de benzodiazepinas es la alteración de la memoria (reversible) y del sueño (insomnio de rebote por aumento de la latencia del sueño No-REM. anergia psíquica. y la estimulación de receptores como consecuencia de la inhibición de la recaptación de noradrenalina y serotonina: sedación. fibromialgia. Su uso está recomendado para tratar el síndrome de privación. sedación. sudoración. disfunción sexual. hipertensión arterial. sequedad bucal. así como también al feto y/o recién nacido. presenta muchos efectos secundarios: aplanamiento afectivo. etc. etc. depresivo mayor con síntomas de angustia o crisis de pánico.

El acamprosato se recomienda para reducir el deseo de beber alcohol y la disforia ligada a la abstinencia. eutimizante y facilitadora del control de impulsos. algunos fármacos para manejo de situaciones de emergencia: clomipramina parenteral. los duales tienen un mejor perfil de tolerabilidad y. El primero reduce los consumos de alcohol y evita el “craving” a cocaína. mejoran la adherencia a tratamiento. y “anticraving” como naltrexona y/o acamprosato. lamotrigina. ziprazidona parenteral. flupentixol. etc. actúan sobre los síntomas somáticos de la depresión: dorsalgia. Para usuarias con mayor compromiso se sugiere agregar al arsenal farmacológico previamente señalado. Cada una de las etapas tiene ciertas características que es necesario reconocer para determinar las acciones o conductas a seguir por parte del equipo en pos 37 Página .borrosa. desipramina) y los duales (venlafaxina) tienen una mayor eficacia de acción.4 Diagnóstico del estadio motivacional El estadio motivacional se refiere a un aspecto fundamental a considerar para ayudar a una persona en la modificación de una conducta adictiva y dice relación con un estado de mayor o menor disponibilidad o deseo de cambiar. Neurolépticos como quetiapina. lorazepam parenteral. constipación. Respecto a la sugerencia de gabapentina o pregabalina se puede decir que además de disminuir el “craving” (deseo irrefrenable) a cocaína. La risperidona tiene menos efectos secundarios. olanzapina parenteral. haloperidol parenteral. Como estabilizadores del ánimo y antiimpulsivos se sugieren: gabapentina. cólicos. pero puede ser muy activante en algunas mujeres. También tienen acciones antiepiléptica. en bajas dosis. un potente efecto antidepresivo. por lo tanto. midazolam parenteral. el cual puede entenderse como un proceso dinámico que tiene una serie de etapas o fases. Sin embargo. síntomas gastrointestinales (pesadez. taquicardia. distensión abdominal). Además. cefalea. La segunda tiene. tienen un efecto ansiolítico dado su acción inhibidora del sistema glutamato. diazepam parenteral. 3. tanto sobre los síntomas depresivos como ansiosos. y en estudios científicos a largo plazo presentan una menor sintomatología residual y recurrencia. Los tricíclicos y tetracíclicos (clomipramina. son muy útiles en el manejo del control de impulsos. además.

antes que cambiar su conducta de consumo de sustancias. Brown14 y sus colegas ampliaron las etapas del modelo de cambio anteriormente señalado. 14 V. Las etapas son: precontemplación. Brown y otros. preparación. del cambio en donde se reconoce que la disposición de las personas a modificar su comportamiento atraviesa distintas etapas.del cambio de la persona. Prochaska y DiClemente13 elaboraron un modelo de etapas del cambio o modelo transteórico. . y cuyo principal objetivo es inducirla a cambios del comportamiento que faciliten la reflexión y resolución de sus problemas y ambigüedades. Las mujeres con problemas de consumo de sustancias tienen con frecuencia otras dificultades complejas y urgentes que se deben tomar en cuenta en la planificación del tratamiento. el uso indebido de sustancias y los problemas emocionales. los comportamientos sexuales de riesgo. de escucha activo. Journal of substance abuse treatment. actuación y mantenimiento. su estudio indica que algunas mujeres pueden estar dispuestas a cambiar aquello que las expone a violencia doméstica o su comportamiento sexual de riesgo. Women’step of change and entry into drug abuse treatment: a multidimensional stages of change model. incorporando lo que definieron como fases específicas para el cambio de la mujer. Por ejemplo. centrado en la persona. por lo que los terapeutas deben aplicar estrategias e intervenciones que se ajusten a la fase de cambio de cada uno de ellos. Estas fases abarcan cuatro aspectos de la vida de las mujeres que han sido identificados como susceptibles de cambiar: la violencia doméstica. La definieron como un estilo de entrevista acogedor. 38 Página 13 Modelo Transteórico del Cambio. La entrevista motivacional tiene un enfoque de orientación centrado en la persona y fue elaborada por Miller y Rollnick. Las mujeres con consumo problemático de drogas que solicitan ayuda presentan una disposición a cambiar basada en la urgencia o inmediatez de resolver algunos de estos problemas que les son más sensibles. vol 18 número 3 año 2000. contemplación.

la escuela. Su identidad. de acuerdo con el sexo. 15 Citado en Mujeres y Tratamiento de Drogas. está puesta en las relaciones. a partir de los cuales se promueven actitudes y comportamientos de riesgo diferentes para la integridad física y mental de hombres y mujeres. por extensión. jerarquías.5 Diagnóstico de identidad y rol de género La identidad de género corresponde a una producción cultural que se gesta a partir de procesos de socialización de hombres y mujeres a lo largo de sus vidas. de los recursos familiares y sociales necesarios para la promoción y protección de la calidad de vida y la salud de cada persona. Esta modalidad de construcción de género impacta sobre la salud de las mujeres y podría explicarse a través de dos niveles fundamentales: individual y social. sanitarias. Esta valoración diferencial se aplica. significaciones de identidad y de función. por tanto.y la valoración diferencial asignada a esas actividades en términos de prestigio y remuneración. las condicionantes de género actúan a través de la división sexual del trabajo -practicada por las instituciones económicas. responsabilidades y construcciones ideológicas15. a través del efecto del proceso de socialización. los medios de comunicación.. CONACE 2004.3. A partir de una evidencia biológica (sexo) generamos una red de significados y una trama de relaciones. tales como la familia. 39 Página . a las personas que las desempeñan y termina por traducirse en una asignación también diferencial. familiares. El ordenamiento de género de cada sociedad determina un conjunto de percepciones y pautas de comportamiento obligadas. educativas. En el nivel social. sin esperar valoración por su aporte social y ubicándose en un lugar secundario. religiosas. gran parte de las mujeres aprende a centrarse en los demás. En el nivel individual. en especial con su pareja e hijos. donde lo que se considera femenino y masculino es una idea construida culturalmente a partir del modo en que han sido percibidas las diferencias biológicas. etc. que reproduce paradigmas culturales de feminidad y masculinidad sexistas. Históricamente. permitidas y prohibidas para hombres y mujeres. que se transmiten a través de los diferentes espacios de socialización. etc.

el cambio y la autonomía. con el objetivo de facilitar en el curso del tratamiento un desarrollo consciente de una identidad de género que posibilite el desarrollo. autoestima y autoeficacia estarán entonces condicionadas a la diferencia entre el rol de género esperado social y culturalmente y la vivencia del ejercicio de dicho rol. Dentro de este marco. 40 Página Dado que este instrumento aún no ha sido validado. Por lo tanto. para mujeres adultas con problemas de drogas. y que posibilita visibilizar la articulación. sin reproducir estereotipos culposos y dependientes. a modo de conocer la forma particular en que estos determinan la conducta de la mujer consultante. Se sugiere también aplicar la escala diseñada por el equipo asesor de proyectos de tratamiento y rehabilitación con perspectiva de género. dentro del diagnóstico integral es preciso conocer cuáles son las expectativas de roles de género. las mujeres con problemas asociados al consumo de drogas. La autoimagen. Vivencia del ejercicio del rol e intención de cambio. mayor el riesgo de desarrollar trastornos que interfieran con su salud. donde transcurre gran parte de la vida de las mujeres y una parte de la vida de los hombres. Consiste más bien en un instrumento de apoyo clínico. año 2005 (ver Anexos: Escala de Género). de salud y de reproducción social. como un espacio donde tienen lugar las prácticas de socialización. por tanto. contrastándolas con las normas. . 3. El instrumento se construyó en base a las tres siguientes variables: 1.El enfoque de género demanda reconocer la importancia de la cotidianeidad de lo privado y lo familiar. reciben del contexto micro y macrosocial una reprobación y estigmatización desde lo que se espera culturalmente de ellas -normas y roles de género-. se sugiere incorporar preguntas orientadas a indagar la historia familiar transgeneracional en el ejercicio de los roles masculinos y femeninos. 2. Para implementar lo señalado anteriormente. coherencia y distorsión de tres aspectos asociados a la identidad de género. para la estructuración de este aspecto en el plan de tratamiento. comportamientos y conductas asociadas a ellas en cada mujer consultante. Atribución positiva o negativa otorgada al rol. Mientras más diferencia existe entre el rol de género adscrito al ser mujer y el ejercicio y cumplimiento eficaz del mismo. Estereotipos masculino y femenino. mayor es el nivel de estrés que se vive y. no es susceptible de utilización cuantitativa.

Dar acogida. Incorporando las características del diagnóstico integral. es posible plantear tres niveles en la etapa de diagnóstico y acogida: Aproximación diagnóstica diferencial: debiera realizarse en el mínimo tiempo posible. Psicólogo: Evaluar las condiciones psicológicas y el compromiso biopsicosocial de las usuarias. 1 a 3 días. establecer un diagnóstico psicológico. cada centro dispone de un período de tiempo distinto según los objetivos terapéuticos específicos de su programa de tratamiento.3. pues está enfocada a establecer un diagnóstico inicial que dé cuenta del perfil de ingreso o derivación. contención y apoyo a la usuaria y su familia. Además. En estas intervenciones o conversaciones participan todos los miembros del equipo que toman contacto con la usuaria. Acogida: junto al diagnóstico integral se desarrollan intervenciones orientadas a motivar a la usuaria y su familia a tratamiento. situación transversal a todos los programas. 41 Página . contención y apoyo a la usuaria y su familia. Toda la etapa de diagnóstico integral y acogida debiera considerar una duración de dos meses. No obstante. Diagnóstico integral: proceso más largo en el cual participan la mayor parte de los miembros del equipo con el fin de cumplir los estándares diagnósticos descritos en el punto anterior. establecer un diagnóstico psiquiátrico. durante el proceso diagnóstico los objetivos por profesional son los siguientes: Psiquiatra: Evaluar las condiciones de salud física y mental de las usuarias.6 Tiempos y roles Generalmente. Dar acogida. evaluar la situación familiar y el estadio motivacional. de nivel de severidad y definir la farmacoterapia correspondiente. Esto es especialmente crítico en tratamientos residenciales que requieren de una rápida decisión frente a la usuaria. Requiere de la existencia de reuniones de coordinación entre los profesionales y técnicos.

Asistente Social: Evaluar las condiciones sociales, laborales y familiares
de la usuaria. Además, evaluar la presencia de otras redes sociales de
apoyo y el funcionamiento familiar; dar acogida, contención y apoyo
a la usuaria y a su familia, y establecer normas y compromisos con la
usuaria y su familia.
Terapeuta Ocupacional: Evaluar la historia laboral y ocupacional, explorar intereses y capacidades de desempeño en cuanto a habilidades,
potencialidades y debilidades personales. Incrementar la confianza de
las usuarias para enfrentar las demandas ambientales. Lograr una mayor organización de las rutinas diarias que mejoren la eficacia en el
manejo de las responsabilidades relacionadas con sus propios roles.
Técnico en Rehabilitación: Contener emocionalmente, observar conductas, potenciar la motivación al cambio y la adherencia a tratamiento, reforzar normas y compromisos de las usuarias y sus familias con el
programa, abordar factores de riesgo y protección asociados al consumo de drogas, entregar apoyo y contención a los familiares.

3.7 Contrato terapéutico
Este instrumento facilita los procedimientos diagnósticos y terapéuticos que la
institución requiere realizar en pos de la salud de la persona que ingresa. Se firma luego que el profesional que acoge a la usuaria le ha informado verbalmente
sobre las características del tratamiento al cual está ingresando.
Sugerencias para el trabajo con mujeres:
El contrato terapéutico es más efectivo cuando se firma en un estadio
motivacional de “acción”16 y/o al finalizar la etapa de acogida.
Al ingreso al programa la usuaria puede firmar un contrato administrativo de respeto de normas mínimas del centro y/o un consentimiento
informado.

42
Página

16

Modelo Transteórico del Cambio.

Se sugiere que el contrato terapéutico tenga partes comunes a todas
las usuarias y partes que rescaten la individualidad de la motivación a
tratamiento de cada usuaria.
Se sugiere que el contrato terapéutico sea firmado por la usuaria, el
terapeuta y un familiar que viva o tenga relación con la usuaria. Si está
en situación de calle o no dispone de redes familiares disponibles, es
posible incluir inicialmente un tutor.
Se sugiere que incorpore todas las situaciones y procedimientos relacionados con la tenencia y cuidado de los hijos que ingresen con la
usuaria al programa.

3.8 Algunas experiencias de acogida
Quienes han tenido la experiencia de acoger mujeres durante el puerperio en la
maternidad17, refieren que estas usuarias necesitan ser escuchadas y contenidas.
Hay mujeres que han consumido durante todo el embarazo y es durante el puerperio, ante el contacto físico con el bebé, que surge la motivación al cambio. Por
esto, el trabajo coordinado con Servicios de Maternidad es un recurso necesario
en la pesquisa de mujeres con consumo problemático de drogas.
La motivación a tratamiento se verá reforzada si la madre ha sido pesquisada
antes del parto y ha sido visitada por el programa de tratamiento durante su
embarazo. Esto necesariamente requiere un trabajo coordinado con la Matrona
o la Asistente Social del Servicio de Maternidad. Estos contactos iniciales puede
realizarlos un técnico en rehabilitación, quien evalúa la conducta de consumo
y el riesgo del hijo, para luego citar a entrevistas de evaluación para iniciar el
diagnóstico integral. Es importante tener presente que es probable que la motivación inicial a tratamiento esté anclada en evitar medidas de protección que
las pongan en riesgo de perder a su hijo/a, será un desafío entonces incrementar
estrategias motivacionales con estas usuarias.
En estos contactos iniciales se observan como aspectos facilitadores del vínculo:
Escuchar sin cuestionamiento, permitiéndole vaciar su historia.

17

Práctica rescatada de Hospital de Peñablanca y Hospital Padre Hurtado.

43

Página

Ser técnico mujer, pues se produciría una “empatía de género” en un
encuentro en el cual son respetadas y validadas.
Hablar en un lenguaje más cercano y coloquial.
Permitir el contacto físico (tocar o dar un abrazo).
Mostrar cuidado (ofrecer agua, dejar que llore).
Esta entrevista puede durar entre 30 y 40 minutos y puede requerir hasta 3 intervenciones.
Otra experiencia constructiva18 ha sido la adaptación de la etapa de acogida
para mujeres en un plan ambulatorio, buscando incorporar la flexibilidad. Se ha
observado como obstaculizador para iniciar tratamiento, la necesidad de cumplir
con requerimientos o responsabilidades que no desean o no es posible delegar
(cocinar, asistir a reuniones de colegio, por ejemplo). Concretamente, las usuarias hacen preguntas durante las entrevistas iniciales, respecto del tiempo y
horario del tratamiento. Frente a esto se tomó la idea de uno de los Centros de
Tratamiento, que diseñó un horario en blanco -adjunto a la ficha de acogidapara recoger la rutina diaria y semanal de la usuaria, con el fin de definir previamente sus responsabilidades (asociadas al rol de madre fundamentalmente) y los
tiempos en los cuales un programa de intervención se puede insertar. Teniendo
esta información, el equipo clínico puede flexibilizar el plan de tratamiento,
adaptándolo a las necesidades de la usuaria, sin desatender la estructuración de
un plan de calidad.

44
Página

18

Práctica rescatada de CT Talita Kum.

En este sentido. mejorar sus estrategias de resolución de problemas. 45 Página . los períodos más breves de tratamiento (3 meses aproximadamente) pueden constituirse en procesos de tránsito 19 Práctica rescatada de Clínica Rayencura. Cada grupo debe ser desglosado en objetivos específicos en las distintas áreas del tratamiento integral. pero debiera considerarse como referencia: 4 meses para planes ambulatorios básicos. especialmente en programas residenciales.1 Tiempos y roles La duración de esta etapa es variable de acuerdo a las características propias de cada centro. 4. (b) Potenciar el autocuidado a través de la prevención de recaídas y de la adquisición de una rutina y un estilo de vida saludables. con el fin de desarrollar un mejor autoconcepto. por los niveles de regresión que emergen -en especial en usuarias con trastornos de personalidad graves-19. La mayoría de los centros también incorpora el desarrollo de habilidades socioocupacionales. mejorar el control y expresión de emociones. En este punto ha resultado relevante el ejercicio de la flexibilidad. Si bien varios centros tienen actividades con la familia de las usuarias. tomar consciencia de problemáticas intrapsíquicas y relacionales. Etapa de estructuración y tratamiento En esta etapa los objetivos terapéuticos pueden ser ordenados en dos grandes grupos: (a) Promover el autoconocimiento. 5 meses para planes ambulatorios intensivos y 7 meses para planes residenciales. en los cuales existen usuarias que pueden no beneficiarse de un período de internación limitado a un año (proceso completo). sólo 3 explicitan objetivos terapéuticos en la esfera familiar.4.

Durante el proceso de estructuración o tratamiento. exploración física. acompañamiento cotidiano o intervenciones psicosociales de grupo: grupos de autoayuda o grupos psicoeducativos. desarrollar las habilidades interpersonales para el autocuidado y la prevención de recaídas en intervenciones individuales o grupales. a través de consultas de salud mental. profundizar en procesos individuales acorde a los objetivos de la etapa. a través de ergoterapia. Contacto e inserción asistida en redes de apoyo. los objetivos por profesional son los siguientes: Psiquiatra: Evaluar el diagnóstico principal y comórbido y dar tratamiento farmacológico. consulta psicológica individual. a través de psicoterapia individual. Coordinación con asistente social para derivación asistida a dispositivo de salud correspondiente. y realizar la coordinación con el psiquiatra. 46 Página . Psicólogo: Realizar psicodiagnóstico cuando es requerido. desarrollo de habilidades individuales de interacción familiar. Asistente Social: Realizar visitas domiciliarias de acuerdo a las necesidades del proceso. análisis de laboratorio y otros). atención de familias (en algunos casos) y de la dupla madre-hijo. incrementar la confianza para enfrentar las demandas del contexto y lograr una mejor organización y administración de sus rutinas. entregar apoyo y contención a los familiares. Reuniones con familiares de la usuaria de psicoeducación y orientación. Terapeuta Ocupacional: Desarrollar habilidades ocupacionales de las usuarias. Diagnóstico y tratamiento de patología intercurrente (anamnesis. potenciar la motivación al cambio y la adherencia a tratamiento. Técnico en Rehabilitación: Promover el logro de objetivos de autocuidado. donde se continuaría la etapa de estructuración e integración social hasta lograr las metas individuales de tratamiento. Entrega de pautas de manejo del paciente y pronóstico clínico. a través de intervenciones psicosociales de grupo. seguimiento de las usuarias cuando dejan de asistir.hacia programas ambulatorios.

Si bien las temáticas pueden ser similares entre las intervenciones psicosociales de grupo y la psicoterapia de grupo. Auxiliar de Párvulos: Apoyar el trabajo de la educadora de párvulos. talleres de relajación y talleres temáticos.2 Intervenciones grupales con mujeres La psicoterapia de grupo corresponde a sesiones semanales en las que participan todas las usuarias. su duración es entre 90 y 120 minutos y debiera estar a cargo de un psicólogo.Educador de Párvulos: Diseñar e implementar actividades cotidianas con los hijos de las usuarias. entre las que se encuentran: grupos de autoayuda. grupos motivacionales al inicio y al término de la jornada. Analizar la dinámica grupal. pudiendo ser acompañado por otro miembro del equipo (coterapia). Analizar conflictos interaccionales familiares. talleres psicoeducativos. Otros miembros del equipo que participan en esta etapa: monitores. la presen- 47 Página . 4. Las psicoterapias grupales debieran focalizarse en temáticas más emergentes que psicoeducativas. actividades recreativas y deportivas. Abordar un problema de convivencia. Analizar cadenas de conducta. Validar percepciones de sí misma y de otros. bajo la supervisión del equipo técnico profesional. tanto de eventos individuales como de dinámicas grupales. la diferencia debiera estar en la técnica terapéutica utilizada. Algunos ejemplos son: Trabajar sobre un evento particular en la vida de una usuaria. Prevención de recaídas. La intervención psicosocial de grupo involucra una serie de actividades habituales en los programas de tratamiento en adicciones. profesores o voluntarios a cargo de intervenciones psicosociales de grupo (talleres). El énfasis al trabajar con mujeres está dado por los contenidos interaccionales y los temas que aparecen (dinámica grupal.

Los objetivos de este tipo de intervenciones debieran considerar siempre: reforzar adherencia al tratamiento. mostrándose tensa. Algunos ejemplos son: autoconcepto y autoestima. cosmetología. Respecto al manejo de las intervenciones grupales se plantea la complejidad en la identificación del límite de la intervención entre el técnico y el psicólogo. un déficit en organización implica que se le den tareas relacionadas con estas falencias. 20 Práctica rescatada de Comunidad terapéutica Hogares CREM. incentivar comportamientos de autoayuda y habilidades psicosociales. Por ejemplo. En este aspecto se rescata la experiencia de un centro. pues es un espacio crítico de adaptación y así se puede promover la apropiación del espacio donde va a vivir. éste debiera comenzar con la generación de vínculo para la aplicación de pautas de evaluación para orientar y motivar la participación en talleres. En estas situaciones es útil observar en las usuarias indicadores tales como: la imposibilidad de verbalizar lo que le sucede (la mujer se queda callada. sexualidad femenina.cia de los hijos.). comunicación y expresión de sentimientos. 22 Práctica rescatada de Hospital de Peñablanca. Algunas experiencias en relación a esto muestran la necesidad de respetar la consigna “no abrir lo que no puedo cerrar”. Los técnicos en rehabilitación pueden dirigir estos grupos de manera autónoma. desarrollo de habilidades interpersonales. o la imposibilidad de descentrarse de la temática y continuar con la dinámica grupal21. Estas conductas podrían dar cuenta de la necesidad de intervenir individualmente. cuerpo y autocuidado. Luego se sugiere iniciar la participación en talleres a través de trabajos breves y que no requieran destrezas complejas. ONG Dianova y Comunidad Terapéutica Talita Kum. tal como traumas o duelos. 21 48 Página . Práctica rescatada de ONG Dianova. Respecto del trabajo de los terapeutas ocupacionales. repostería. Esto dado que al inicio pueden estar en abstinencia o con alto número de medicamentos. indicando la derivación a atención psicológica. por ejemplo). lo cual favorece la vinculación y la atención de la usuaria en las necesidades específicas de ellos22. sobre todo frente a temáticas complejas. También se puede incorporar la elaboración de juguetes o juegos didácticos para sus hijos. en el cual se comienza por hacer un adorno para la pieza de la usuaria. Aplicar pautas permite hacer un buen diagnóstico y enfocar mejor qué se busca desarrollar en cada persona que está en taller. cuando es una intervención psicoeducativa específica en drogas y cuando tienen un grado adecuado de experticia en el tema a abordar y en manejo grupal. historia de vida20. etc.

Respecto de los talleres deportivos. Estos relatos no pueden estar descontextualizados del modelo de tratamiento del centro y de la forma como se ideó esta actividad. según sus características psicológicas. dificultad para persistir en algo planificado. Taller de Manualidades23 “Asisten 10 usuarias al Taller de Manualidades (otras 4 están alimentando a sus hijos). Esto a veces no lo sustenta la disponibilidad de recursos. Es interesante como algunas usuarias antes de partir el taller se veían a sí mismas como incapaces de “terminar algo”. que además harán una obra de teatro para los niños. Finalmente. mientras trabaja con los materiales. 49 Página . máscaras. donde trabajan en la decoración de la comunidad para la próxima fiesta del Día del Niño. Si bien la usuaria puede tener dificultad para esperar hasta obtener un buen resultado. pero es favorable que se permita en la medida de lo posible. ya que “la cancha del barrio” es un espacio de socialización presente y validado en la vida de vecindario. Realizarán una fiesta que incluye la acogida de 15 familias con sus niños. a. con límites contenedores pero no rígidos. necesidad de inmediatez. Impresiona un espacio amable. telas. Utilizan papeles. etc. pero sin intervenir mayormente en la dinámica que se va dando. guirnaldas. se ha observado que el fútbol puede tener una acogida favorable entre mujeres. así como tampoco se pueden desligar del significado que las usuarias y el equipo le asignan dentro del proceso de tratamiento. se describirán a modo de ejemplo 3 experiencias clínicas interesantes. dificultad para dividir por etapas en distintas sesiones. alambres y adornos varios para construir juguetes. y ahora se sienten muy felices al ver el juguete listo para ser regalado. observadas en las visitas de asesoría. Cada niño recibirá un peluche fabricado por las “manos” de ellas. Una de las usuarias cuenta. En la obra han incorporado a los padres de los tres chanchi- 23 Experiencia tomada de ONG Dianova San Bernardo.Los patrones adictivos que se observan en el uso de materiales son: devorar. acogedor. el modelo de terapia ocupacional integra esto como una exploración. de manera que pueda aprender de la experiencia. La terapeuta ocupacional que dirige el taller las coordina y guía en el uso correcto de los materiales. En privado comparte con la asesora las características de personalidad de las asistentes al taller y las metas con cada una de ellas. que consiste en una adaptación de “Los Tres Chanchitos”.

ella acepta silenciosa. al restaurant McDonald y a un lobo que finalmente decide convertirse en un amigo de los chanchitos. observa. Hablan de cómo ayudan a otros a verse mejor. hijos e hijas adolescentes. ella dice que está para cerrar el tejido. En medio de la sesión aparece una usuaria mayor que saluda y saca su tejido: una bufanda casi terminada. b. Dos de ellas muestran claramente sus habilidades para “hermosearse”. Hablan de sus dificultades con sus parejas. Es bellísimo cómo ven y hablan de los cambios de estas personas (considerando al cliente y a ellas mismas en su visión de belleza). . Mientras una silenciosa intenta urdir ayudada por la terapeuta. tiró mi ropa y 50 Página 24 Experiencia tomada de Comunidad Terapéutica Talita Kum. otra -que es muy expansiva. unas hacen y otras deshacen: “yo siempre soy así”. y que el aseo se reparte entre todas al final del segundo bloque de trabajo después de almuerzo”.tos. de los reecuentros y desencuentros. etc. El tema familiar ocupa prácticamente todo el resto de la hora. con lo que comienza una nueva conversación que pasa a una segunda temática.ha urdido demasiados puntos y el tejido ya no parece una bufanda. Hablan de los colores y sus preferencias. A medida que tejen. se inicia la conversación. “nunca termino nada”. proyectos y miedos. tema posible de interpretar como el intento de las usuarias de incorporar los aspectos oscuros de ellas mismas. una es estilista y la otra modista. La terapeuta le sugiere deshacerlo. me dejó en el hospital. enseña y corrige. lo que les permite escoger el tamaño que quieran. Todas ríen y bromean. Al final de la sesión saca la voz una muchacha silenciosa. a unas el tejido las relaja y a otras las tensiona. Es una vorágine de información que fluye junto con el tejido. Comienzan a urdir y tejer una bufanda. Respecto del uso de los materiales y aseo de la sala. Otras dos se ofrecen de modelos. Taller de Tejido24 “Lo primero que aparece son palillos de madera hechos por las mismas mujeres. También pueden elegir las lanas a su gusto. la terapeuta ocupacional refiere que las usuarias son cuidadosas. luego ella enloqueció. ante lo que la terapeuta sugiere alargarla un poco. culpas. En el curso de la actividad también aparecen las diferencias. dice: “mi madre me tuvo a los 5 meses. que apoya.

Las mujeres se presentan dando su nombre. cuando a esa edad pudo morir. Observamos que sus edades fluctúan entre 20 y 45 años de edad aproximadamente y que el tiempo de permanencia es variable. soy fuerte”. La mujer silenciosa sonríe y dice “sí. El grupo en esta oportunidad no interactúa verbalmente. sin evidenciarse conflictos interpersonales entre pares o 25 Experiencia tomada de Hogares CREM. y es una preparación para la salida de fin de semana y/o la visita de sus seres queridos. En este clima de respeto y armonía. El equipo menciona que esta actividad mejora la autoestima y el ánimo. los comentarios fluyen espontáneamente en torno al cuidado de la piel. La terapeuta asesora interviene diciéndole que sus padres la hicieron muy fuerte porque vivió. siendo 5 meses la de mayor estadía. mientras hablan de temas relacionados con lo que están haciendo en la sesión (marcas de productos. tonos. quien en esta actividad participa maquillando y enseñando a maquillarse a las residentes. Relatan cómo sus familias se asombran positivamente los fines de semana. sólo sigue tejiendo. etc. cuando llegan maquilladas a sus casas (padres. colores. Durante toda la sesión está presente una psicóloga de la comunidad. Nos invitan a sentarnos a su lado y a participar de este rito de belleza. estuve en incubadora y después de 15 días me volvió a buscar”. Taller de Cosmetología25 El Taller de Cosmetología ha sido otra instancia muy bien recibida por las usuarias. parejas. hijos) y bromean respecto de que una de ellas va a casarse “con razón si va tan bonita”. Durante la hora y media que participamos en el taller se dan relaciones positivas entre las residentes. del pelo y de las diferencias que existen entre “estar arreglada y no estar arreglada”. El grupo la apoya. c. que dirigen a libre albedrío. “Nos incorporamos al taller en el que están participando 10 usuarias del total de las residentes actuales. Observamos cómo las residentes utilizan con cuidado los distintos materiales y los comparten generosamente entre ellas.). 51 Página . Algunas hacen comentarios sobre las diferencias positivas que han tenido entre el momento que ingresaron y el actual. Ellas se encuentran sentadas en torno a una mesa cubierta de distintos materiales y herramientas para maquillarse.se fue. edad y tiempo de permanencia en la comunidad.

Clínica Rayencura. sentimiento o recaída determinados. Análisis de conductas que interfieren en el tratamiento como imposibilidad de recibir ayuda. Relaciones vinculares: pareja y redes sociales. Las técnicas usadas son: Validación como estrategia terapéutica: se valida su percepción de otras personas. así como también resulten coherentes con las demás intervenciones del equipo clínico. resulta fundamental que éstos sean coherentes con los objetivos generales y específicos del programa de tratamiento.hacia el equipo. en el cual cada una participa espontáneamente”. de sí misma. sus propuestas y sus metas. modelo integrativo supraparadigmático de psicoterapia26 y terapia dialéctica comportamental27. 26 52 Página 27 ONG Dianova. hoja de la usuaria o pizarra) de los pasos que la llevaron a un pensamiento. Es un ambiente muy agradable. enfoque cognitivoconductual. 4. Las temáticas abordadas con más frecuencia en los programas de tratamiento con mujeres son: Sentimientos de culpa asociados al consumo de drogas y otras conductas transgresoras. Reforzar comportamientos prosociales: ignorar o sancionar comportamientos asociales y perjudiciales para ella y los demás. Se describirá brevemente la Terapia Dialéctica Comportamental (Marsha Linehan) por su aporte técnico en el manejo de trastornos de personalidad. .3 Intervenciones individuales La psicoterapia se realiza una vez por semana con una duración entre 45 y 60 minutos en sesiones individuales. modelo integrativo de adicciones. de su familia. Los enfoques o modelos teóricos pueden ser variados. pero tal como se ha dicho antes. enfoque constructivista. Algunos modelos usados son: psicoterapia de apoyo. Análisis de cadena de conducta: construcción gráfica (ficha clínica.

y en la medida que el psicólogo esté capacitado para hacerlo. éstos deben ser abordados de manera cuidadosa. Una situación frecuente en todos los programas de tratamiento es la existencia de “conversaciones informales” o intervenciones no programadas con las usuarias. sin prejuicio que estos temas sean abordados al egreso del tratamiento. dado que en ellas. priorizando su situación actual. Será necesario evaluar en la usuaria la necesidad de derivar el tratamiento de experiencias de abusos.La maternidad y el desempeño del rol de madre. Por otra parte.4 El trabajo con mujeres madres y embarazadas Como conclusiones de lo observado en las supervisiones y asesorías se podría relevar lo siguiente28: a) Importancia de lo observado: Las mujeres expresan como motivación al cambio el estar con o recuperar a sus hijos. En estos casos será recomendable contener. pues es probable que emerjan numerosas problemáticas y al mismo tiempo relevantes. generalmente. Elaboración de traumas: abuso sexual y maltrato. duelos u otros traumas a atención psicológica especializada en estos temas. La presencia de mujeres embarazadas y de mujeres con sus hijos en un centro de tratamiento para dependencias tiene un impacto emocional 28 Práctica rescatada de Hospital Peñablanca y Hospital Padre Hurtado. 53 Página . existe acuerdo en que es importante mantener el foco de la intervención. 4. Respecto de la elaboración de traumas. se hace una evaluación del estado global de la usuaria y se pesquisan elementos catalizadores u obstaculizadores del proceso terapéutico que no se hayan observado en las intervenciones programadas. sobre todo en usuarias con alta vulnerabilidad psicosocial. Diario de vida: procesamiento diario de sucesos. las cuales debieran ser consideradas como consultas de salud mental. cuando la usuaria esté compensada.

2 Los procesos de cambio estudiados por la Psicología de la Salud. F. especialmente con la madre y es un momento de crisis donde es posible el cambio o el riesgo de perpetuarse en la conducta destructiva (M. la evidencia y la literatura existente y el sistema de tratamiento. b. muestran que sólo alrededor de los 5 años puede lograrse una calidad de vida saludable.1 El tipo de apego que se produzca entre la madre y el bebé dependerá de lo que cada uno aporte a la relación y tenderá a establecerse como el tipo de vínculo creado. Mauricio Troncoso. Langer. laborales y sociales en general.removedor en todos los integrantes del proceso: usuarias. Ingresan además con problemas legales. Molinat).3 En el embarazo se reviven relaciones con las propias figuras parentales. en su libro de “Abordaje Multifamiliar en dependencia”. por la posibilidad de sostén dada por la familia o por el centro que ayuda a contener la díada. económicos y familiares. El Dr. . de tal modo que las intervenciones y actividades sean sinérgicas y eficientes. Las mujeres aparecen muy desconectadas de redes familiares. terapeutas y todo el equipo que allí trabaja. c) Coherencia en los modelos de intervención 54 Página Es fundamental que exista coherencia entre lo observado. territorial y cultural. Estos patrones pueden cambiar en función de acontecimientos que activen la conducta de los individuos que forman parte de la relación de apego. b. Por ejemplo. b) Evidencia y literatura descrita b. que podría lograrse en no menos de 5 años. plantea que el cambio de estilo de vida requiere de una descontaminación familiar. Prochaska plantea en el estudio de los procesos de cambio de las conductas adictivas que entre 3 y 5 años podría lograrse la estabilización del cambio.

el que por lo observado aun aparece menos desarrollado que los otros aspectos: (biológico y psicológico). de tal manera que su rol no sea sólo como acompañante. 55 Página .5 Aspectos a considerar en situaciones específicas en la intervención con mujeres con y sin hijos. c) Si la red social es precaria Explorar e intencionar acercamiento a toda posibilidad de grupo de autoayuda o grupo social organizado donde pueda asistir la usuaria y/o su familia. sino también como participante del proceso. resulta imprescindible intensificar el trabajo en el ámbito de lo social. 4. b) Si hay situaciones legales: Indagarlas y explicitarlas desde el comienzo. Sesiones con una frecuencia semanal con los familiares. además de visitas domiciliarias. Reencuandre de la familia. cartas. Incorporándola al contrato terapéutico. para no confundir y perturbar tanto los procedimientos legales como los psicoterapéuticos. Lograr acuerdos con la familia desde un comienzo respecto a la situación de los hijos (protección y cuidado). delimitando funciones.).Desde el modelo biopsicosocial propuesto. Articulación de redes territoriales. durante y postratamiento. teléfonos. Establecer todas las coordinaciones necesarias y pertinentes con los organismos correspondientes (Corporación de Asistencia judicial. a) Si hay abandono en la red familiar: Contactos con la familia desde la primera entrevista. Utilización de contactos tales como correos electrónicos. SENAME Municipio. etc.

4. b) En lo psicológico: Priorizar su cualidad de mujer embarazada por sobre la de consumidora problemática de drogas (F. c) En lo social: Establecer contactos con la familia. horarios. Contener. Derivación al servicio que corresponda cuando se detecten problemas específicos de salud. etc. Escuchar sin enjuiciar. 56 Página b) En lo psicológico: Incluir la contención de los hijos (a través de la incorporación en el contrato terapéutico de las normas. trabajando desde un comienzo su incorporación al proceso de tratamiento. . ni devaluar.4. Prestar especial atención a la alimentación y cuidados generales.7 Aspectos a considerar en la intervención con mujeres y sus hijos a) En lo biológico: Establecer contacto inmediato con la red de salud correspondiente (Control Niño Sano. Permitir la expresión de emociones y sentimientos sin ahondar en sus conflictos y problemáticas que tenderán a aparecer (transparencia psíquica) para trabajarlos y profundizar posteriormente a su estado de embarazo. Programa de Vacunación. Fomentar la participación en grupo de embarazadas. apoyar. Fomentar e intencionar la participación en grupos de autoayuda (contar con un catastro y facilitar el contacto). Molinat). matronas).6 Aspectos a considerar en la intervención con mujeres embarazadas a) En lo biológico: Establecer en forma inmediata los contactos y coordinaciones con la red de salud correspondiente (controles médicos. etc.).). Especial atención a la alimentación y cuidados en general.

y menos de la mitad ejerce violencia. llamadas telefónicas. juegos y cuidados de bebés. Si bien muchas situaciones de violencia requieren intervenciones orientadas a elaborar traumas. Conectarlas con los padres de sus hijos. Más de un tercio de las mujeres fueron violentadas sexualmente. de tal manera de posibilitar la relación de apego con el padre.Apoyar a través de la creación de un ambiente que permita desplegar las funciones de cuidado materno. Acompañarlas físicamente a realizar los contactos iniciales con jardines infantiles y guarderías cuando corresponda.8 Aspectos a considerar en violencia Se ha observado que un amplio porcentaje de mujeres en tratamiento presenta historia de violencia. juegos. es importante indagar en estos 57 Página . es primordial. cartas. especialmente de sus padres o parejas. por lo que su insistencia y perseverancia en obtener su participación en el trabajo. reafirmando vínculos y relaciones de apego seguros. Estos antecedentes obligan a considerar la presencia de dinámicas violentas en los vínculos de las usuarias. actividades conjuntas. factor preponderante en la prevención de trastornos de salud mental en los hijos. etc. sin invalidar. siendo mayor la proporción de mujeres agredidas que de aquellas que han estado en el rol de agresoras. escuela para padres. grupos de autoayuda. trabajando las dificultades y ensayando soluciones con las otras madres en tratamiento. c) En lo social Acompañarlas físicamente a realizar contactos iniciales con organismos judiciales y trámites legales cuando corresponda. Incentivarlas a participar de grupos de madres. 4. especialmente sobre sus hijos. En el grupo de mujeres en tratamiento seguido durante el año 2005 se observó que más de un cuarto de las mujeres eran víctimas actuales de violencia. Facilitar el apego a través del contacto físico y a través de canciones. a través de sesiones realizadas en el centro. La incorporación de la familia desde el comienzo es el mejor elemento protector de los niños durante el proceso de tratamiento.

Siendo siempre fundamental definir 3 círculos: el macrosistema (creencias y valores). se trata de un delito. la claridad en las funciones le ofrece a la víctima una realidad definida y predecible. control social. ha sido central que la función del abogado no se mezcle con la de psicoterapeuta y que éste a su vez no sea intrusivo a través de indagar más que de comprender y ampliar las significaciones del abuso. Karla Álvarez K. 29 58 Página Algunas sugerencias que aquí aparecen están tomadas del artículo “Los sentidos psicológicos y éticos de la reparación de abuso sexual en niños y adolescentes”. etc. sin embargo existen modos de ejercer el control social a través de crear contextos de sospecha (citaciones a pediatra. cuya particularidad es que se instala sobre la dinámica del secreto en un estado de conciencia denominado hechizo. Por ejemplo. coaccional. La denuncia es importante. con el fin de estar preparados a la hora que estos emerjan en el proceso de tratamiento. existen algunas sugerencias29 a considerar por el equipo de tratamiento: Reconocer el problema como relevante en salud pública. el exosistema (instituciones) y el microsistema (familia). Se requiere de ductilidad. de redes. Sin embargo. perspectiva del trauma. .). puesto que habrá circunstancias en la que será necesario realizar un abordaje individual y otras familiar. familiar. El equipo es quien protege y sostiene la tendencia a renegar o desmentir el horror. Su abordaje requiere de múltiples modelos el ecosistémico. Se ha visto que en equipos especializados en abuso. evaluaciones sicológicas.antecedentes a medida que se profundiza en el proceso diagnóstico. Las experiencias traumáticas deben ser abordadas de manera cuidadosa y siempre será necesario evaluar la necesidad de derivar el tratamiento de experiencias de abusos a atención psicológica especializada. Ps. etc. la puesta de límites en el actuar de los equipos genera sentimientos encontrados y se requiere de una protección jurídica y social que reinstale la norma. El abuso implica conectarse con el horror. Frente a la posibilidad de denunciar.

59 Página . Si bien cualquier familiar o conocido puede hacer la denuncia de una situación de abuso. se refuerza. se repara y se reconstruye. es fundamental promover la protección de las madres sobre sus hijos abusados.Finalmente. La capacidad de proteger no es una condición sino que se construye. Por otra parte. si es hecha por la madre el valor reparatorio y protector de su rol se potencia. invertir en este trabajo y lograr resultados satisfactorios permitirá actuar preventivamente sobre los posibles trastornos que los hijos puedan desarrollar.

terapeuta-hijos. especialmente en sus primeros años. la de escuchar a las madres dependientes que planteaban no poder hacerse un tratamiento por no querer o no poder dejar a sus hijos. Desde el punto de vista práctico30 Inicialmente la incorporación de los hijos a los proyectos movilizó altas resistencias en los distintos equipos terapéuticos. usuaria-hijos. aun cuando el hijo no esté presente. En esta área se busca lograr: Incorporar y/o reforzar la mirada relacional en el trabajo terapéutico. Diseñar actividades para los niños en el centro de tratamiento.5. ha motivado la promoción de cambios en las intervenciones tradicionales. La inclusión de los niños plantea un desafío y consecuencias tanto desde el punto de vista teórico como práctico en el trabajo terapéutico con mujeres. 60 Página 30 Experiencia de todos los proyectos 2005. Valorar y comprender las relaciones madre-hijo. El reconocimiento de que la participación de los hijos de las usuarias en su proceso de rehabilitación reporta un beneficio tanto para ellas como para sus hijos (prevención terciaria y primaria respectivamente). la necesidad de los hijos de estar con sus madres. . La inclusión de los hijos en el Programa de Tratamiento Un desafío relevante para los equipos de tratamiento de mujeres en los proyectos asesorados fue la incorporación del trabajo con los hijos de las usuarias. en donde se observaron dos líneas de acción: una. quienes acostumbrados históricamente a dejar a los niños “afuera”. Esta modalidad de trabajo que busca incluir la maternidad y el trabajo con hijos en el tratamiento y rehabilitación de mujeres. y otra. surge a partir de una revisión práctico-teórica del quehacer terapéutico en usuarias consumidoras problemáticas de drogas (año 2002 mesa de trabajo mujeres en CONACE). no habían tenido que enfrentarse a la necesidad de desarrollar las estrategias inclusivas pertinentes. Redefinir roles terapeuta-usuaria.

Este periodo duró aproximadamente 3 meses en la mayoría de los centros. Como resultado de esta experiencia se sugieren algunas recomendaciones como buenas prácticas con los niños: Si los niños están en un centro residencial se requiere su cuidado y protección según normas sanitarias existentes. para consultar sin dejar pasar situaciones preocupantes pero tampoco diagnosticar y patologizar cualquier conducta. estrategias de resolución de conflictos entre las madres por los niños y/o entre los niños. Esta resistencia se evidenció de distintas maneras. escuelas de lenguaje. ampliándolo más allá de lo que habitualmente se hace con las personas con consumo problemático de drogas e incorporando organismos tales como: jardines infantiles. jardines infantiles y con otras redes como SENAME -en el caso de los niños que están con medida de protección simple. etc. Fue necesario asesorar respecto de espacios y actividades que permitieran la incorporación de los niños en conjunto con las usuarias. En caso de aparecer comportamientos no esperados a su edad. Realizar evaluaciones de equipo basadas en la observación y características y edad de cada niño.Se observaba el temor y el miedo de incluirlos y. observar y usar los criterios de frecuencia. intensidad y edad. gestión de traslados y coordinaciones con consultorios de atención primaria. también la resistencia a hacerlo. Permitir que se desarrollen en el ambiente lo más cercano a su contexto natural y con el máximo de contacto con su familia. El continuo trabajo de equipo más la incorporación real de los primeros niños permitió traspasar la barrera inicial del temor fantasmático y avanzar hacia la etapa de resolución de problemas reales como: enfermedades físicas de los niños. 61 Página . colegios. por lo tanto. siendo el factor común que se producía de manera inconsciente. Usar las redes de salud habituales. Con todo esto se dio inicio a un trabajo más intenso con el concepto de red.entre otras.

secundaria y terciara en forma conjunta. en el Instituto Psiquiátrico J. muertos o no tenidos. Es una experiencia removedora para los/as terapeutas. hijos perdidos. plantea el segundo elemento que emerge con la incorporación de los hijos: trabajar con los elementos que las usuarias entregan en el aquí y el ahora. . Esta apertura a distintas temáticas profundas del ser humano.las usuarias madres y las otras que están en tratamiento. Inclusive ha situado el vínculo que ocurre antes del nacimiento. aunque claramente hay que respetar los distintos niveles posibles de materialización según la persona específica que sea la usuaria y el grupo particular en el que se encuentra en el centro.Permitir y favorecer la actividad más natural y autosanatoria que es el jugar. Al ampliarse las conversaciones en los diferentes espacios terapéuticos. Ver a una madre y sus hijos es conmovedor en sí mismo y esto trasciende cualquier punto de vista teórico que se tenga. abandonos. Surge así el primer elemento a trabajar. irrefrenable en cuanto a las asociaciones directas que surgen con las propias historias infantiles. Mauricio Troncoso. realizándose así la prevención primaria. Horwitz. el modelo ecológico social multifamiliar ya había incorporado a los niños en un trabajo integrado en la primera comunidad terapéutica chilena dirigida por el Dr. el impacto de observar a una madre y su bebé en terreno. a través de la incorporación de mujeres embarazadas en algunos de los centros. El indicador más severo de alteraciones en el desarrollo es que un niño en forma habitual no juegue. Surgen con mayor facilidad temas tales como abusos sexuales. a una mirada que aborda la relación más primaria y conmovedora que es la de madre-hijo. abandonados. formado en la escuela de Zagreb. proporcionando los espacios y condiciones para que se exprese. todo lo cual obliga a los terapeutas (profesionales y técnicos) a estar más capacitados y dispuestos a trabajar estas problemáticas. Como consecuencia de este impacto se tiene una conmoción emocional. En algunos centros se trabaja 31 En 62 Página este sentido. adopciones. desde una mirada que sólo tomaba a un individuo. en 1972. Desde el punto de vista teórico La inclusión de los niños ha llevado a extender el horizonte de tratamiento. maltrato. aparece un tercer elemento a trabajar: la familia31. El abordaje clínico se hace necesario.

el cual es más bien lineal y apunta a un trabajo prioritario de psicoeducación por sobre la relación propiamente tal entre los individuos de un sistema familiar. vale decir. abuelos y otros cuidadores. son las abuelas que no confían en sus hijas para el cuidado de sus nietos.con la familia. es necesario señalar que el derecho del niño a vincularse con sus progenitores no sólo es un tema terapéutico. Respecto de la necesidad de incorporar a la familia al tratamiento de la usuaria es importante consignar que se requiere flexibilizar horarios de atención compatibles con las jornadas laborales de los familiares. la amplificación de la red. Lo importante es considerar que forman parte de un todo que se articula e influye. Aparece insuficiente el concepto de codependencia. 29 y 30 de julio 2005). desde donde surge el tema de la transmisión transgeneracional. Una buena integración familiar significa trabajar con todos los actores. y esto es igualmente válido. 32 Conferencia dictada en el Seminario de Salud Mental Perinatal. visitas. Asimismo. realizado en Santiago (28. es la importancia de ir generando “confianzas” entre todos los actores del proceso terapéutico. En estos espacios externos a los centros de tratamiento se dan tiempos más prolongados de apoyo familiar que los previstos en los tratamientos habituales. Aparece la importancia de considerar a la familia como un sistema. ya que los permisos. sino que está constituido legalmente. sino que también se debe invitar a los padres. sin embargo en esta experiencia resulta mucho más prioritario. como quinto elemento que no se puede obviar. Para los padres es altamente significativo participar en un vínculo más cercano con sus hijos. Un elemento técnico que se ha señalado. aunque se trabaje con uno o dos miembros de ella. Francoise Molénat32 hace alusión a ejemplos variados de familias que sin intencionalidad mantienen estilos relacionales dependientes. poder conectarse con grupos de autoayuda o grupos de la comunidad que alimenten y mantengan procesos más amplios de apoyo a la familia de la usuaria. En los casos que esto parezca abrumador para los equipos es central reconsiderar un cuarto elemento. planificación del cuidado de los niños no son posibles de hacer considerando sólo a las madres. La Dra. un ejemplo de esto. También se menciona la necesidad de incluir a los padres y/o al resto de la familia como un factor protector del maltrato infantil y de la prevención del consumo de sustancias en el total de la misma familia. 63 Página .

Los hijos están en el discurso de las madres y estarán en el de los trabajadores en este campo. Esta red “lo más amplia posible” es una invitación a los equipos de tratamiento a trabajar con las redes formales e informales. de manera de distribuir la tarea terapéutica y compartir entre equipos las distintas experticias. Finalmente se hace necesario crear registros para los niños y la familia en general. Incluir a los niños significa un cambio epistemológico. un nido que sustituya y restaure en parte estas fracturas en la vida de las familias”33. hasta las sesiones grupales. Usuarias que tienen padres consumidores de alcohol o drogas escogen parejas también consumidoras y desde allí se puede hipotetizar que hijos nacidos en este contexto podrían repetir la experiencia de sus antecesores. 64 Página 33 Dra Francoise Molinat . que permitan hacer un seguimiento y evaluación de aquellos aspectos de las intervenciones que son susceptibles de ser mejorados.En el trabajo en terreno se observaron ejemplos de esto. La intención de incorporar a los hijos de las usuarias en el tratamiento y a los padres y otros significativos se asocia con la idea de “ser y hacer con la red familiar y social extensa. una mirada diferente que no necesariamente implica internación con ellos. individuales y/o familiares. Se sugiere incluirlos desde el contrato terapéutico o consentimiento informado. Un equipo bien constituido y articulado sirve de modelaje coherente y persistente en el tiempo para la mujer que está en tratamiento: la madre puede incorporar un modelo de articulación con su propia familia y con la sociedad en general (aprender a pedir ayuda a otros).

acuerdos de trabajo conjunto y cumplimiento de los acuerdos.6. El primero apoya el proceso de inserción del programa terapéutico. objetivos del programa. también han resultado útiles los siguientes contactos: Matrona del consultorio más cercano. Conace Regional. Previene de la Comuna. el que es llevado cada vez que ella asiste a alguna atención de 34 Práctica rescatada de ONG Dianova y Hogares CREM. horario de atención. también es relevante realizar el trabajo en red de manera sistemática. Así como se ha planteado que el trabajo en red debe tener destinadas horas profesionales. con objetivos claros. ubicación. Corporación de Asistencia Judicial. entregando la información de las redes que conoce. Servicio Nacional de Menores. No obstante lo anterior. Se constató que tanto el Encargado de Tratamiento de CONACE Regional como el Encargado de Salud Mental del Servicio de Salud correspondiente son actores claves en esta labor. nombre y teléfono de contacto. Enfermera del programa de control del niño sano del consultorio. Juntas de vecinos. población beneficiaria. La sistematicidad estará dada por una calendarización de visitas a actores clave. Trabajo en red En esta variable ha sido necesario poner énfasis en la destinación de horas profesionales (asistente social) para buscar contactos en las redes sociocomunitarias y de salud (sanitaria) de derivación. En la etapa de sensibilización de la red ha resultado valioso que cada centro cuente con un breve folleto de difusión que indique el nombre del programa. Junta Nacional de Jardines Infantiles. Asistente social del consultorio. 65 Página . y el segundo difunde la existencia de los programas y los conecta con las redes asistenciales. Dirección de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad. Un instrumento útil es el uso de un cuaderno de salud u hoja de interconsulta34 por cada usuaria.

salud externa. Es así como se deben aclarar y establecer -una vez derivada la usuaria. el centro de tratamiento se debe hacer cargo de sus medicamentos. la información que se entregará y las responsabilidades de cada uno. y no sólo esperar a que la usuaria “aparezca”. El contacto puede hacerse telefónicamente. por ejemplo. Los profesionales externos escriben en el cuaderno o lo timbran. si fuera necesario. que una vez que la usuaria haya sido derivada.las coordinaciones que se harán durante el proceso. Otra experiencia observada en este campo ha sido la relación con los Programas Ambulatorio Comunitario. yendo al centro de origen a buscar a la usuaria. En este sentido. 66 Página 35 Práctica rescatada de Comunidad Terapéutica Talita Kum. personalmente. Esta práctica35 facilita la confianza y el establecimiento de vínculo con la nueva institución. . de CONACE. de activar los vínculos con los dispositivos de salud local y gestionar el traslado a dichos centros. Existe el riesgo de confundir el rol del tutor con el de un familiar. Es recomendable anticiparse a establecer contacto con la usuaria una vez anunciada su derivación. en la interfase que se genera entre que la mujer es derivada y efectivamente llega al lugar de derivación. los cuales también son una fuente de derivación de usuarias. Un aspecto importante a considerar en lo observado en el trabajo en red tiene relación con las pérdidas que se producen en el proceso de derivación. Esto permite tener un instrumento de referencia y contrarreferencia para velar por la obtención de información de los profesionales que atienden a las usuarias en interconsultas. para transmitir el mensaje “la estamos esperando” o. Esto implica. por el activo acompañamiento y apoyo emocional brindado a la usuaria. es importante definir la relación a establecer entre ambos equipos profesionales.

Generalmente es el técnico en rehabilitación y/o la asistente social el/la encargado/a de monitorear estas ausencias.7. Nº de recaídas. a cargo de la asistente social. familiar. aspectos a evaluar) mejores resultados tendrá como reforzador de los logros del tratamiento. 67 Página . Nº de entrevistas en el centro. social y laboral). b) Indicadores de seguimiento ante ausencias: Los programas ambulatorios deberían incorporar procedimientos frente a la ausencia consecutiva de una usuaria. Si con esta estrategia no se consigue la reincorporación a tratamiento se realizará una visita domiciliaria para intentar el rescate. Además. a) Indicadores de seguimiento postratamiento: Luego del alta. más aquel miembro del equipo que tenga mayor cercanía con la usuaria. Esta visita debiera realizarse en un plazo máximo de 15 días de producida la ausencia. se puede realizar un seguimiento de tipo laboral y social. Mientras más especificado esté el procedimiento (número de contactos. periodicidad. Nº de contactos telefónicos con la usuaria y/o su familia. Mantención de logros del tratamiento (individual. realizar llamadas telefónicas a familiares y usuarias. especialmente en programas ambulatorios. Algunos indicadores de seguimiento sugeridos Es importante considerar estrategias de seguimiento tanto en la etapa posterior al alta terapéutica como también ante ausencias o deserciones. encargado. por un tiempo mínimo de tres meses. Los indicadores serían: Nº de visitas domiciliarias. Los indicadores serán los mismos del punto anterior. visitas domiciliarias y entrevistas periódicas en el centro de tratamiento. Se sugiere realizar: llamado telefónico en el momento de producirse la ausencia y en los días siguientes. tanto a la usuaria como a su familia.

68 Página .Resulta interesante utilizar grupos de autoayuda como colaboradores en el seguimiento de las usuarias. ya que si se han incorporado a ellos tendrían visitas domiciliares en casos de ausencias o recaídas. que evitaría tiempo y trabajo si se articula adecuadamente. información fundamental para los centros.

pues esta acción generará aprendizajes importantes para mejorar la calidad de las intervenciones. 69 Página . pero no menos relevante deserta porque no se adapta al régimen residencial y extraña a su familia. así como también permitirá anticiparse a estas situaciones e implementar acciones tempranamente. Permitirá al equipo contar con una fuente de retroalimentación respecto del impacto de sus intervenciones y de aquellas áreas que son necesarias de reforzar o modificar. lo cual lleva asociado situaciones de recaída en el consumo. nos permitirá transmitirle la idea de que el proceso puede continuar. la construcción relacional del sentido de sí misma y el trabajo con la familia. ya sea para reforzar la adherencia o iniciar un proceso de derivación. ya sea padres. Es fundamental evitar la pérdida de la usuaria en la red. trastornos de personalidad. y a revisar la manera como se están abordando los vínculos. También ponen el foco en la necesidad de evaluar las condiciones iniciales que facilitan o dificultan la adaptación de una usuaria nueva a un programa de tratamiento. lo constituye la ausencia de conciencia de enfermedad o problema. La segunda causa de deserción. ya que el poder hacer seguimiento y evaluación de su situación luego de una deserción o derivación.8. pero fundamentalmente durante los dos primeros meses. Deserciones Una situación observada en los programas de tratamiento es que cerca de la mitad de las usuarias que desertan lo hace por problemas de adaptación a las normas de funcionamiento del centro. Cada equipo de tratamiento debe estar atento a analizar en profundidad y llevar un registro de todas las condiciones y contextos en torno a una deserción. en especial aquellas usuarias de mayor complejidad diagnóstica. tal vez cuando ella esté dispuesta a (o se generen las condiciones para) reintentarlo. problemas de convivencia y conflictos con otras usuarias. conductas agresivas. Esto permite dejar la puerta abierta a un proceso de recuperación en el futuro. entre otros). pareja o hijos. Un porcentaje menor. La deserción coincide con usuarias con diagnósticos complejos y severos (mayor compromiso biopsicosocial. La sola presencia de estas razones que motivan deserción obliga a reforzar las estrategias motivacionales durante todo el tratamiento.

la posibilidad de reintegración de la usuaria es mayor y la salud mental de la familia está más protegida. la perspectiva de ver la familia como un sistema tiene como consecuencia práctica que si una usuaria deserta de un tratamiento o recae y el resto del sistema familiar continúa su proceso o contacto con otro centro o en grupos de autoayuda. 70 Página .Por otra parte.

Durante el desarrollo de los proyectos de tratamiento del año 2005 se ha logrado construir la siguiente tabla que permite identificar: tipo de violencia e historia de violencia v/s de situación actual de violencia. el plan de tratamiento diseñado (objetivos y metas individuales). En síntesis. 36 Práctica rescatada de Hogares CREM. Sistemas de registro 36 Se ha observado la importancia de que cada programa cuente con un adecuado sistema de registro. permite garantizar atenciones y cuidado de la usuaria.). la interpretación y la investigación. con una ficha individual por usuaria que permita centralizar toda la información sobre ella. fundamentalmente distinguiendo tipos de prestaciones. exámenes. contar con una base de datos para el análisis. en primer lugar. test. evaluar y reorientar recursos disponibles.9. las conclusiones a las que llega el equipo cuando su caso es discutido en reunión y las diferentes intervenciones que se hacen. Otro aspecto fundamental en este punto es la manera en que se consigna la presencia de violencia en los vínculos de la usuaria. 71 Página . Esto implica planificar la implementación de un sistema sencillo de recolección de información. garantizar la calidad de la atención y reportar las prestaciones entregadas. orientada a facilitar la gestión técnica y administrativa. Esto requiere asignar tareas administrativas y horas profesionales para el registro de información y planificar una capacitación al equipo o a miembros nuevos en la que se defina qué y cómo se debe registrar. Un sistema de registro permite identificar las necesidades de las usuarias y realizar una intervención oportuna. en la segunda Jornada de Capacitación de Proyectos de Tratamiento y Rehabilitación con Perspectiva de Género. etc. el proceso diagnóstico (pautas. informes de evaluación de distintos profesionales. Para esto se requiere contar. resúmenes de entrevistas. evaluar el proceso y los resultados del proyecto. interconsultas.

Pauta de Registro de Violencia Ejerce violencia de tipo: Sobre: Física Pareja Psicológica Hijos Verbal Progenitor Sexual Otro:___________ Mixta Es víctima de violencia de tipo: SI NO Violencia histórica: SI NO De parte de: Actualmente activa SI Física Pareja Psicológica Hijos Verbal Progenitor Sexual Otro:___________ Mixta Actualmente activa: NO Violencia histórica SI NO En Hogares CREM han incorporado el registro del ciclo menstrual en una tabla como la siguiente: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre 72 Página Menstruación: 1 = escaso 2 = normal 3 = abundante Situaciones especiales: O = He olvidado tomarme la pastilla M = Malestar general V = Vómito D = diarrea C = Dolores de cabeza T = Tensión mamaria S = Sangrado irregular .

breve descripción de lo realizado (temas.Para optimizar el registro de actividades grupales se sugiere disponer de un cuaderno para intervenciones psicosociales de grupo. haga un registro en la ficha de la usuaria en el que especifique la fecha. 73 Página . también otros centros han implementado un cuaderno de salud que acompaña a la usuaria en cada interconsulta y que puede estar en la ficha de ésta. un resumen de lo realizado e información relevante que haya surgido. Así. Es importante que cada técnico o profesional que realiza una intervención individual. indicaciones y observaciones. etc. el cual puede ser el responsable de supervisar que los registros de su usuaria estén completos en los tiempos estipulados. Usar registros sistematizados permite disponer de información de la usuaria de mejor calidad y en menos tiempo. De manera especial. es importante registrar cualitativamente lo observado en las intervenciones con niños o de la díada madrehijo. Existen centros en donde existe un encargado de caso. registrar y actualizar el plan de tratamiento individual. disminuir la repetición de información y analizar oportunamente la información nueva. incorporar información resumida. planificada o no. acuerdos.) y nombre de quien realiza la intervención. en el que cada encargado registre sesión a sesión: asistencia.

1973. Hernán Silva I. Daniel N Stern. 7. 3. Paidós. Grupo Editorial Norma. El vínculo afectivo. 6.V. 2. Santiago. Avances en Enfermedades del Ánimo. Buenos Aires. 1997. Acceso en www. 1997. Barcelona. Universidad de Chile. 8.insp. Chile: Sonepsyn. España: Ediciones Paidós Ibérica. Bibliografía 1. El nacimiento de una madre: cómo la experiencia de la maternidad te cambia para siempre.222 1996. CyC Aconcagua División Editorial. John Bowlby. Educación y Salud de la mujer: reflexiones desde una perspectiva de género en salud pública Campero-Cuenca. CONACE. 2004. diagnóstico y tratamiento. Chile. Pedro Retamal C. Paidós. Campus Oriente. 74 Página . 12. Santiago. Argentina: Ed. Alison. ¡Estoy Agotada! Alejandra Parada Escribano: Santiago. Chile: Dolmen Ediciones. Buenos Aires. Argentina: Ed. 5. Abriendo Puertas Programa para la integración socioocupacional de personas drogodependientes. El niño y sus juegos. 1993. Argentina: Ed. 1992. Ediciones Departamento de Psiquiatría. Barcelona. 2001. Paidós.mx/salud/38/383-85 México 38: 217. Daniel Stern. Arminda Aberastury. Facultad de Medicina. Gobierno de Chile. Freeland. 1997. 10. Donald Winnicott. Familia y separación matrimonial. Buenos Aires. Dr. Depresión. Volumen 1. 11. 2004. 2003. 1999. 9. España: Ediciones Paidós Ibérica. La constelación maternal: la psicoterapia en las relaciones entre padres e hijos. Nadia. Bruschweiler-Stern. 4. Pedro Retamal C. El Trastorno Bipolar y el Espectro de la Bipolaridad. 1997. Arturo Roizblatt. Conversando con los padres: aciertos y errores en crianza de hijos. Monografías de Psiquiatría Biológica.

Raquel Soifer. Serie Roja. 1971. Paidós. Eduardo Correa Donoso. Argentina: Ediciones Kargieman. 18. Santiago. España: Paidós Ibérica. Chile: Pontificia Universidad Católica de Chile.mujereschile. 1999. Santiago. S. 1977.13. Santiago.A. Psiconeuroinmunoendocrinología. Chile: CONACE. Médicos del Mundo. Un estudio psicológico. Cierra. Chile: Ediciones de la Sociedad de Neurología. Chile. Sojo. Enrique Jadresic. Chile: Ediciones Sonepsyn.. Editorial Polemos. 1997. 21. La pérdida afectiva: tristeza y depresión. Andrés Heerlein L. Ediciones Barcelona. 17. Irene. Madrid. Tu hijo.. Benjamín Spock. Alexander. Barcelona. 14. 25. clínicos y 20. Psicología del embarazo. Andrea Márquez López Mato. Ed. 1997. 22. 15. 2002. Beatriz y López.org 23. Perú: Cedro. 24. 1993. John Bowlby. 16. Salud y Género. 2002. 19. Ediciones Daimond Manuel Tamayo. terapéuticos. Mujeres que consumen sustancias psicoactivas. Una enfermedad desconocida: Sergio Zamora D.A.medicosdelmundo. Psiquiatría y Neurocirugía. Santiago. Lawrence Shapiro. Buenos Aires. Javier Vergara Editor S. 2000. Gobierno de Chile. Acceso en www. 2004. Una base segura: aplicaciones clínicas de una teoría del apego. John Bowlby. 26. social y cultural sobre 627 casos. 1996. Lima. Psiquiatría Clínica. parto y puerperio.cl 75 Página . Aspectos epidemiológicos. La Depresión. Diana. Argentina: Ed. Ternura y firmeza con los hijos. 2000. www. Milton Rojas Valero. Mujeres y Tratamiento de drogas: Orientaciones técnicas para la incorporación de la variable género en el tratamiento y rehabilitación de mujeres con problemas de drogas. Lyford-Pike Santiago. Buenos Aires. Psicopatología de la Mujer. La Inteligencia Emocional de los Niños.

Pauta de Supervisión a Proyectos de tratamiento y rehabilitación con perspectiva de género para mujeres adultas con consumo problemático de drogas 2005 N° visita: Supervisión I. Anexos 1. . Características del Centro de Tratamiento Nombre del Centro: Nombre del director o directora: Plan de Tratamiento otorgado: PAB PAI Fecha visita: PR Duración de la visita: Asistentes: II. Caracterización de la población atendida en el centro Información de cobertura. de acuerdo a los siguientes rangos Rango 1: entre 12 y 19 años37 Rango 3: entre 36 y 50 años Rango 2: entre 20 y 35 años Rango 4: 51 años y más 76 Página 37 Sólo para embarazadas.V.

Mujeres que reciben atención Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Total Actualmente en tratamiento (consultantes activos) Total ingresos a tratamiento desde el inicio del proyecto Total de deserciones a tratamiento desde el inicio del proyecto Total de Altas a tratamiento desde el inicio del proyecto Total de derivaciones a otros programas desde el inicio del proyecto Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (Droga principal) Droga principal Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Total Alcohol Marihuana Pasta Base Cocaína Anfetaminas Tranquilizantes Benzodiazepinas Sedativos Analgésicos Estimulantes sintéticos Chicota (Flunitrazepam) Tonaril Alcohol y otra droga (especifique) 77 Página .

ansiedad. minusvalía) Aumentar sociabilidad /disminuir timidez Ser aceptada o valorada por pareja Acompañar a la pareja Bajar de peso Otro (especifique) Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (Motivación inicial a tratamiento): Motivación a tratamiento Salud Pareja Padres Hijos Otro (especifique) 78 Página Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Total . dolor. frustración. sentir placer Aumentar capacidad de trabajo Disminuir el estrés Evitar estados emocionales displacenteros (aburrimiento. soledad. tristeza. vacío.Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (Motivación al consumo): Motivación al consumo Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Total Estar a gusto.

diferenciadas por edad (rangos). No registrar el número de hijos. 79 Página .Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (Edad de Inicio): Edad de Inicio Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Total Antes de los 12 años Entre 12 y 19 años Entre 20 y 35 años Entre 36 y 50 años Después de los 50 años Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (hijos): Mujeres con Hijos* Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Total Sin Hijos Embarazada (sin hijos) Hijos menores de 5 años Hijos mayores de 5 años Hijos menores y mayores de 5 años Embarazada con hijos menores de 5 años Embarazada con hijos mayores de 5 años Embarazada con hijos menores y mayores de 5 años *Registrar el número de mujeres presentes en cada categoría.

Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (pareja): Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Pareja Total En la actualidad con pareja En la actualidad sin pareja Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (Trabajo): Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Total Trabajo En la actualidad con trabajo fuera de la casa Dueña de casa En la actualidad sin trabajo fuera de la casa Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (nivel de escolaridad) Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Total Hijos Sin escolaridad Básica incompleta Basica completa Media incompleta Media completa Superior incompleta Superior completa 80 Página .

cuyos hijos participan en actividades en el centro de tratamiento: Hijos Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Total 0 a 1 año de edad 1 a 5 años 2 2 Mayores de 5 años 3 3 *Registrar el número de hijos presentes en cada categoría. diferenciado por edad de la madre (rangos). Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (Lugar de residencia actual o al momento de ingresar al plan residencial): Dónde vive Casa de sus padres Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Total 6 6 Casa propia Arrienda 1 1 Allegada Situación de calle Otra condición ¿cuál? 81 Página .Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual en Plan Residencial. diferenciado por edad de la madre (rangos). Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual en Plan Ambulatorio. cuyos hijos duermen en el centro de tratamiento: Hijos Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Total 0 a 1 año de edad 1 a 5 años Mayores de 5 años *Registrar el número de hijos presentes en cada categoría.

**Consignar (marcando con una cruz) a la persona que ejerce violencia sobre la mujer o quién es víctima de violencia por parte de la mujer. 82 Página .Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (estado civil): Rango 1 Rango 2 Rango 4 Rango 3 Estado Civil actual Total Soltera 4 4 Casada 1 1 Conviviendo 1 1 Separada Viuda 1 1 Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (circuitos de violencia): Mujer Rango de edad 1 2 2 2 3 2 4 2 5 2 6 7 VIF Tipo de Violencia* Quién** Psicológica Verbal Física Sexual Mixta Hijos Pareja Progenitor Otro Ejerce Víctima Ejerce Víctima Ejerce Víctima Ejerce Víctima Ejerce Víctima Ejerce Víctima Ejerce Víctima *Marcar con una cruz (X).

Diagnóstico que persiste en el tiempo y es anterior al diagnóstico principal.Perfil sociodemográfico de mujeres en tratamiento actual (Comorbilidad ) Rango 1 Rango Rango 3 38 39 2 Diagnóstico Diagnóstico Concurrente38 Recurrente 39 Diagnóstico Principal Compromiso Biopsicosocial Diagnóstico Principal Compromiso Biopsicosocial Diagnóstico Concurrente Diagnóstico Principal Compromiso Biopsicosocial Diagnóstico Concurrente Diagnóstico paralelo o gatillado por el diagnóstico principal. Diagnóstico Recurrente Diagnóstico Recurrente 83 Página .

autocuidado del equipo. autocuidado del equipo. . Párvulos Terapeuta Ocupacional Técnico Rehabilitación Auxiliar Paramédico Auxiliar Párvulos Personal Administrativo Otros (especificar) 40 84 Página 41 Reuniones técnicas.III. actividades de sistematización. Recursos humanos a) Cantidad y capacidad de atención: Profesionales o Técnicos actualmente en funciones Horas semanales por recurso humano Horas semanales de actividad terapéutica contratadas por el proyecto Horas semanales de actividad administrativa40 contratadas por el proyecto Horas semanales de actividad terapéutica contratadas por el centro Horas semanales de actividad administrativa41 contratadas por el centro Total Psiquiatra Psicóloga/o Asistente Social Ed. Reuniones técnicas. llenado de fichas. actividades de sistematización. llenado de fichas.

M.IV. 43 Registrar 85 Página . según categoría APS PAB PAI PR Red S. por ejemplo. aquellos casos en los que el equipo ha requerido enviar a la usuaria a un dispositivo de salud (sin derivarla). PREVIENE Otros Grupos de Demanda Autoayuda espontánea (*) Ingreso desde42 Referencia Asistida a Interconsultas43 b) El centro participa en redes formales e informales: Sí Red convocada por No Objetivos Frecuencia de reuniones 42 Registrar el dispositivo desde el cual es enviada la mujer al centro de tratamiento. consulta dental en un consultorio.Trabajo en red a) Flujo de atención en la red: número de mujeres Categorías Número de mujeres referidas desde y hacia.

que ha suprimido el consumo / Nº total de mujeres en tratamiento Nº de mujeres en tratamiento. Nº de mujeres en tratamiento. colocando las cifras en el numerador y denominador (numerador/denominador).V. del total de mujeres en Plan de Tratamiento Ambulatorio? Exprese la asistencia en porcentaje: c) Reducción del consumo de drogas: se responde en relación a la droga principal. que no ha modificado el consumo / Nº total de mujeres en tratamiento 86 Página . que ha disminuido el consumo / Nº total de mujeres en tratamiento Nº de mujeres en tratamiento. Análisis de Resultados de avance del proceso de tratamiento a) Diagnóstico: ¿Cuántos días en promedio dura el proceso diagnóstico? ¿Qué miembros del equipo participan en el proceso diagnóstico?: Cargo Nº de sesiones (Promedio) Objetivo b) Asistencia: ¿Cuál es el promedio de asistencia mensual a actividades.

que han cumplido las metas parciales individuales / N° total de mujeres en tratamiento. N°de mujeres que se han reintegrado a. durante el período de tratamiento / N° total de mujeres en tratamiento. Indicadores de seguimiento ¿Existen indicadores de seguimiento? Sí No ¿Cuáles?: VII. o iniciado en. actividades laborales o educacionales. que no se ajustan a las normas de convivencia del programa / N° total de mujeres en tratamiento N°de mujeres en tratamiento.d) Ajuste psicosocial: N°de mujeres en tratamiento. que han mejorado la relación con familiares / N° total mujeres con familia en tratamiento N°de mujeres en tratamiento. Aspectos clínicos a) Diagnóstico clínico: qué sistema de clasificación diagnóstica se utiliza actualmente. VI. registro del diagnóstico clínico del problema de consumo en el instrumento de evolución individual. 87 Página .

Sistema de
Clasificación

Sí No

Observaciones

CIE – 10
DSM – IV
Otro, especificar

b) Diagnóstico Compromiso Biopsicosocial: se emplean criterios de diagnóstico
psicosocial del problema; qué tipos de instrumentos se utilizan para realizarlo.
Sistema de
Clasificación

Observaciones

Sí No

Protocolo Norma
Técnica Convenio
CONACE FONASA
Protocolo S. Salud
Propio del Centro
Otro, especificar

c) Reglamentos y protocolos en uso en el centro:
Instrumento
Orientaciones Técnicas de
Tratamiento y Rehabilitación,
MINSAL (1996)
Normas de Calidad de la Atención,
MINSAL (1999)
Orientaciones técnicas para
el tratamiento de mujeres
con consumo problemático de
drogas CONACE
Normas internas de funcionamiento
del Programa
Programa Terapéutico Escrito
Contrato Terapéutico

88
Página

No

Observaciones

Procedimientos para el manejo
de problemas de salud específicos
o emergencias

VIII. Observaciones del equipo supervisor respecto del desarrollo de la implementación del proyecto en el centro, de
acuerdo a todas las variables consideradas en este formulario

89

Página

2. Pauta de compromiso biopsicosocial
Variables
Biopsicosociales
1. Tipo y número de drogas.
Vía de administración.
Frecuencia de consumo.

Página

de Compromiso
Leve

Una sola sustancia.
Vía oral o respiratoria.
En forma esporádica.

2. Diagnóstico de consumo de sustancias
CIE 10.

Consumo perjudicial.

3. Síndrome de abstinencia.

Ausente.

4. Patología psiquiátrica.

Descartada.

5. Percepción de molestias físicas asociadas.

Leves o ausentes.

6. Contexto del motivo de consulta.

90

Grado

Voluntario.

7. Motivación al cambio.

Convincente en su propósito de iniciar
un proceso de cambio.

8. Tratamientos anteriores.

Ninguno.

9. Intentos de abstinencia
sin tratamiento.

6 o más meses en los últimos 3 años.

10. Percepción de autoeficacia.

Percepción de obtención de logros en resolución
de problemas y actividades ocupacionales.

11. Actividades laborales o académicas.

Mantiene su trabajo, estudio o actividades
de casa.

12. Consumo y/o tráfico en otros familiares.

Descartados ambos.

13. Violencia intrafamiliar.

Ausencia de VIF.

14. Problemas judiciales asociados.

Sin detenciones o demandas.

15. Red de apoyo familiar y social.

Presencia de red de apoyo.

para

con gran conflicto relacional. Obligado por demanda judicial. Consumo en la semana y fines de semana. Precaria red de apoyo. abandono de actividades laborales. Ambivalente y contradictoria (etapa de contemplación). Detenciones por consumo y actos delictuales. Condicionado por familia u otros. 1 a 3. Percepción de bajo control del medio y de la conducta de consumo. dispuesta con reparos. Muy contradictoria. Presentes. No puede realizar labores de casa. Autopercepción de muy bajo control del medio o absoluta ineficacia en el control del consumo. pero no limitantes. Consumo perjudicial o menos de 3 criterios para dependencia. Vía oral y/o respiratoria. Más de 3 criterios para dependencia. Presentes y limitantes. Se suma la vía inyectable. 1 a 5 meses en los últimos 3 años. Percepción de fracasos en lo ocupacional. 2 o más sustancias. Sin ningún período de abstinencia. con crisis de ingestión. Presencia actual de VIF (ejerce o es víctima). Ha discontinuado su actividad o asiste en forma intermitente. sin tráfico. Con molestias que puede controlar. Con trastorno psiquiátrico severo. Detenciones por porte de sustancias. Despidos laborales. Antecedentes de VIF (ejerce o es víctima). Ausente. 91 Página . Requiere de ayuda para tolerar las molestias.ra población femenina Biopsicosocial en Población Femenina Severo Moderado 2 o más sustancias. débil o ausente (etapa precontemplativa). interrupción de estudios. Uso semanal o fin de semana. en uno o más de sus miembros. Trastorno psiquiátrico leve a moderado. Consumo. Presente ambos. Más de tres. Percibe dificultad para realizar labores de casa.

Relación y cuidado de los hijos. Acepta responsabilidades. Mantención y cuidado de los hijos sin cambios por el consumo. 3. Consumo durante embarazos. Se ha visto que algunas de estas conductas pueden ser dañinas. Ha realizado elecciones ocupacionales. A continuación le invitamos a usted a contestar la siguiente escala escogiendo la característica que más se asemeja a su sentir y pensar habitual respecto de sí mismo. Escala de género La siguiente escala ha sido construida en base a un listado de características reconocidas socialmente como las conductas deseables para el género masculino y femenino. Mantiene hábitos. Desempeño ocupacional. Nº 1 92 Página Pregunta Me considero una mujer dulce 2 Es bueno que una mujer sea dulce 3 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) dulce 4 Me considero una mujer sensible 5 Es bueno que una mujer sea sensible 6 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) sensible 7 Me considero una mujer sumisa Sí No . No hay consumo en períodos gestacionales. 17. Espera el éxito. cuando se instalan rígidamente en las personas y no les permiten la expresión variada y espontánea de algunas conductas. emociones y/o pensamientos. Organiza su tiempo libre. 18.Variables Biopsicosociales Grado de Compromiso Leve 16.

Pregunta Sí No 8 Es bueno que una mujer sea sumisa 9 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) sumisa 10 Me considero una mujer preocupada de la apariencia física 11 Es bueno que una mujer sea preocupada de la apariencia física 12 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) preocupada de la apariencia física 13 Me considero una mujer complaciente 14 Es bueno que una mujer sea complaciente 15 16 17 18 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) complaciente Me considero una mujer que renuncia a lo que le gusta en beneficio de los otros Es bueno que una mujer renuncie a lo que le gusta en beneficio de los otros Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) alguien que renuncia a lo que le gusta en beneficio de los otros 19 Me considero una buena madre 20 Es bueno que la mujer sea una buena madre 21 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) buena madre 22 Me considero una mujer frágil 23 Es bueno que una mujer sea frágil 24 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) frágil 25 Me considero una mujer que llora delante de los otros 26 Es bueno que una mujer llore delante de los otros 93 Página . Disminución del consumo en períodos gestacionales.Biopsicosocial en Población Femenina Severo Moderado Descuidos o cuidado irregular de los hijos por el consumo. Mantención o aumento del consumo en períodos gestacionales. Nº Incapacidad para lograr el autocontrol. Franca negligencia o abandono de los hijos por el consumo. Gran inseguridad frente al éxito. Percepción de fracaso al organizar su rutina. Mantiene un estilo de vida altamente estresante. Se frustra fácilmente al enfrentar desafíos. Dudosa capacidad para lograr el autocontrol. Presenta dificultad para organizar las rutinas diarias.

28 Las respuestas “no” en las preguntas 31. 13. 43.Nº Pregunta 27 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) alguien que llora delante de los otros 28 Me considero una mujer que se queda callada cuando está enojada 29 Es bueno que una mujer se quede callada cuando está enojada 30 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) alguien que se queda callada cuando está enojada. 46 94 Página Sí No . 22. 22. 10. 16. 40. 7. 25. 19. 37. 31 Me considero una mujer fuerte 32 Es bueno que una mujer sea fuerte 33 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) fuerte 34 Me considero una mujer decidida 35 Es bueno que una mujer sea decidida 36 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) decidida 37 Me considero una mujer competitiva 38 Es bueno que una mujer sea competitiva 39 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) competitiva 40 Me considero una mujer autónoma 41 Es bueno que una mujer sea autónoma 42 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) autónoma 43 Me considero una mujer segura 44 Es bueno que una mujer sea segura 45 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) segura 46 Me considero una mujer arriesgada 47 Es bueno que una mujer sea arriesgada 48 Me gustaría cambiar la característica de ser (o no ser) arriesgada Describen identidad de género: 1. Femenina Las respuestas “sí” en las preguntas 1. 16. 19. 46 2. 28 Las respuestas “sí” en las preguntas 31. 40. 4. 7. Masculina Las respuestas “no” en las preguntas 1. 43. 34. 25. 37. 4. 10. 13. 34.

14. 47 Necesidad percibida de cambiar la identidad de género: Las respuestas “sí” en las preguntas 3. 6. 11. 8. 11. 12. 24. 27. 48 95 Página . 30. 12. 39. 35. 24. 45. 18. 47 2. 23. 8.Validación de la identidad de género: 1. 41. 48 Las respuestas “no” en las preguntas 3. 45. 9. 5. 5. 21. 38. 9. 20. 17. 36. 21. 30. 17. 14. 27. 42. 18. 6. 38. 35. Masculina Las respuestas “no” en las preguntas 2. 29 Las respuestas “sí” en las preguntas 32. 29 Las respuestas “no” en las preguntas 32. 26. 41. 20. 33. 15. 15. 36. 23. 44. 44. 26. 42. 33. 39. Femenina Las respuestas “sí” en las preguntas 2.