En ingeniería estructural, los esfuerzos internos o esfuerzos de sección son magnitudes

físicas con unidades de fuerzasobre área utilizadas en el cálculo de piezas
prismáticas como vigas o pilares y también en el cálculo de placas y láminas.

Definición
Los esfuerzos internos sobre una sección transversal plana de un elemento estructural se
definen como un conjunto de fuerzas y momentos estáticamente equivalentes a la
distribución de tensiones internas sobre el área de esa sección.
Así, por ejemplo, los esfuerzos sobre una sección transversal plana Σ de una viga es igual
a la integral de las tensiones t sobre esa área plana. Normalmente se distingue entre los
esfuerzos perpendiculares a la sección de la viga (o espesor de la placa o lámina) y los
tangentes a la sección de la viga (o superficie de la placa o lámina):

Esfuerzo normal (normal o perpendicular al plano considerado), es el que viene
dado por la resultante de tensiones normales σ, es decir, perpendiculares, al área para
la cual pretendemos determinar el esfuerzo normal.

Esfuerzo cortante (tangencial al plano considerado), es el que viene dado por la
resultante de tensiones cortantes τ, es decir, tangenciales, al área para la cual
pretendemos determinar el esfuerzo cortante.

Esfuerzos de sección en vigas y pilares
Para un prisma mecánico o elemento unidimensional los esfuerzos se designan como:

Esfuerzo normal (Nx)

Esfuerzo cortante total (V, T o Q)

Esfuerzo cortante según Y (Vy)

Esfuerzo cortante según Z (Vz)

Dado un sistema de ejes ortogonales, en que el eje X coincide con el eje baricéntrico de un
elemento unidimensional con sección transversal

uniforme, los anteriores esfuerzos son

las resultantes de las tensiones sobre cada sección transversal:

En un abuso de lenguaje, es común también denominar esfuerzos a:

Momento torsor (Mx)

pero estas tensiones normales también pueden estar producidas por un momento flector. el esfuerzo normal (tracción o compresión) implica la existencia de tensiones normales σ. . de acuerdo con la ley de Navier. por otro lado los esfuerzos cortantes y el momento torsor implican la existencia de tensiones tangenciales τ. Supondremos también que sobre este prisma actúan fuerzas externas activas en el plano de su eje baricéntrico (o línea recta que uno los baricentros de todas las secciones transversales rectas del prisma). Momento flector  Momento flector según Z (Mz)  Momento flector según Y (My)  Bimomento (Bω) Donde es el alabeo seccional de la sección transversal. Los bimomentos también provocan tensiones normales por efecto del alabeo seccional. Cada uno de estos esfuerzos van asociados a cierto tipo de tensión:  tensión normal. Cálculo práctico de esfuerzos en prismas Consideremos la viga o prisma mecánico que se observa en la primera figura y supongamos que se encuentra vinculado al resto de la estructura de forma isoestática.  tensión tangencial.

. Llamaremos a la fuerza R2-1 del bloque 2 sobre el bloque y al momento lo llamaremos M2-1. R2-1.y a la fuerza descompuesta en sentido vertical y R2-1. La fuerza R2-1 puede descomponerse en una componente vertical y otra horizontal en el plano que se halla contenida.x a la descompuesta en sentido horizontal. A las fuerzas reactivas R2-1.  Las fuerzas reactivas P1 y P2.  Las fuerzas reactivas R2-1. Llamaremos R2-1. Como se puede ver este bloque ahora no se encuentra vinculado isoestáticamente. R2-1. Y representan respectivamente el esfuerzo normal (N = R2-1. Quedan determinados los bloques 1 y 2 de la figura. Las fuerzas reactivas del bloque 2 sobre el 1 pueden ser reducidas a una fuerza y un momento actuando sobre el baricentro de la sección recta A.x. donde aparecen 2 fuerzas externas reactivas actuando (P1 y P1). deben de ser una fuerza contenida en dicho plano y un momento perpendicular a mismo plano.y) y el Momento flector (Mf = M2-1). Resumiendo tenemos que el sistema de fuerzas en equilibrio que está formado por:  Las fuerzas activas externas sobre el bloque 1. el momento y la fuerza al que se reducen las fuerzas reactivas del bloque 2 sobre el bloque 1.x).El primer paso es dividir el rígido en dos bloques más pequeños. así que para que pueda quedar en equilibrio deben existir fuerzas que equilibren al mismo. De hecho estas fuerzas y momentos son la fuerza resultante y el momento resultante de la distribución de tensiones sobre el área recta A.x. el esfuerzo de corte (Q = R2-1. Estas fuerzas son fuerzas reactivas también y corresponden a la acción del bloque 2 sobre el bloque 1. Como estamos tratando el caso especial de fuerzas externas activas actuando sobre el plano del eje baricéntrico.y y al momento M2-1 se los conocen como esfuerzos internos.y y el momento M2-1. Seguidamente estudiaremos el bloque 1.

Cálculo de tensiones en prismas Artículo principal: Teoría de vigas de Navier-Bernouilli En piezas prismáticas sometidas a flexión compuesta (no esviada y sin torsión). según la dirección de la línea coordenada β. Si se considera un sistema de ejes principales de inercia sobre la viga. .  Esfuerzos cortantes:  Esfuerzos de flexión. parametrizado por dos coordenadas α y β. En un elemento bidimensional. flexión y cortante resultan ser: Donde es el coeficiente que relaciona la Tensión cortante máxima y la tensión cortante promedio de la sección. el cálculo de las tensiones resulta sencillo si se conocen los esfuerzos internos. ya que en ese caso se subestima la tensión normal susceptible de desarrollarse en la pieza. Esfuerzos en placas y láminas Artículos principales: Teoría de placas y láminas y Membrana elástica. según la dirección de la línea coordenada α. para una pieza simétrica en la que el centro de gravedad esté alineado con el centro de cortante y con un canto total suficientemente pequeño comparado con la longitud de la pieza prismática. de tal manera que se pueda aplicar la teoría de Navier-Bernouilli. Un criterio frecuentemente empleado para las vigas metálicas es verificar que en todas las secciones se verifique la siguiente condición: Siendo la tensión última o tensión admisible normalmente definida en términos del límite elástico del material. Para piezas prismáticas susceptibles de sufrir pandeo el cálculo anterior no conduce a un diseño seguro. . el tensor tensión de una viga viene dado en función de los esfuerzos internos por: Donde las tensiones normal (σ) y tangencial (τ) pueden determinarse a partir de los esfuerzos internos . las tensiones asociadas a la extensión. el número de esfuerzos que deben considerarse es mayor que en elementos unidimensionales:  Esfuerzos de membrana. . considerada como prisma mecánico.

2001). F): Esfuerzo = fuerza / área = F / A (4) En algunos casos. triaxiales. biaxiales. 1999). es el coeficiente de Poisson del material de la placa.Cálculo de esfuerzos en placas En una lámina sometida fundamentalmente a flexión en la que se desprecia la deformación por cortante y los esfuerzos de membrana se llama lámina de LoveKirchhof. 5. como se muestra en las figuras 2. entonces el nivel de esfuerza se considera en un punto (MOTT. por flexión. los esfuerzos y deformaciones producidos pueden ser axiales. como en el esfuerzo debido a flexión. 4. los esfuerzos internos se carazterizan por dos momentos flectores según dos direcciones mútualmente perpendiculares y un esfuerzo torsor . es la rigidez en flexión de la placa. y) en cada punto por: Donde: . como en el esfuerzo normal directo. o combinados. 3. en estos casos el esfuerzo puede calcularse con la simple división de la fuerza total por el área de la parte que resiste la fuerza. por torsión. Cálculo de tensiones en placas Las tensiones sobre una placa son directamente calculables a partir de los esfuerzos anteriores: Esfuerzo es la resistencia que ofrece un área unitaria (A) del material del que está hecho un miembro para una carga aplicada externa (fuerza. la fuerza aplicada se reparte uniformemente en la totalidad de la sección transversal del miembro. Dependiendo de la forma cómo actúen las fuerzas externas. . Estos esfuerzos están directamente relacionados con la flecha vertical w(x. En otros casos. . siendo: el módulo de Young del material de la placa. el esfuerzo variará en los distintos lugares de la misma sección transversal. 6 y 7 (SALAZAR. es el espesor de la placa. y el nivel del esfuerzo será el mismo en un punto cualquiera de una sección transversal cualquiera.

Figura 4: Esfuerzo y deformación triaxial.Figura 2: Esfuerzo y deformación uniaxial. . Figura 3: Esfuerzo y deformación biaxial.

Figura 5: Esfuerzo y deformación por flexión. Dependiendo de que la fuerza interna actúe perpendicularmente o paralelamente al área del elemento considerado los esfuerzos pueden ser normales (fuerza perpendicular al área). como se muestra en las figuras 8 y 9 (SALAZAR. debido a una fuerza paralela al área). cortantes (tangenciales o de cizalladura. . Figura 6: Esfuerzo y deformación por torsión. Figura 7: Esfuerzo y deformación combinados. 2001).

Figura 8: Esfuerzo normal. En el caso de fuerzas axia1es (de tensión o compresión). se producirán en el elemento alargamientos o acortamientos. las cuales pueden ser de tensión o de compresión. son aquellos debidos a fuerzas que actúan a lo largo del eje del elemento. Esfuerzos axiales. Los esfuerzos normales axiales por lo general ocurren en elementos como cables. barras o columnas sometidos a fuerzas axiales (que actúan a lo largo de su propio eje). 2001). es decir tener capacidad de oponerse a las deformaciones (d) puesto que una estructura demasiado deformable puede llegar a ver comprometida su funciona1idad y obviamente su estética. Además de tener resistencia. los materiales deben tener rigidez. ESFUERZOS NORMALES AXIALES Esfuerzos normales. son aquellos debidos a fuerzas perpendiculares a la sección transversal. respectivamente. como se muestra en la figura 10 (SALAZAR. .

Figura 10: Deformación debida a esfuerzos de tensión y de compresión. está dada por:  = m  (6) . Lo: longitud inicial del elemento deformado. : deformación total. sometiendo alambres enrollados (resortes). a la acción de diferentes cargas y midiendo las deformaciones producidas. La mejor manera de entender el comportamiento mecánico de un material es someterlo a una determinada acción (una fuerza) y medir su respuesta (la deformación que se produzca). sometiendo a pruebas determinadas porciones del material (probetas normalizadas) para obtener esta información. o en otras palabras. Parece que el primero que realizó ensayos para conocer la resistencia de alambres fue Leonardo Da Vinci. La figura 11 muestra una relación directa entre el esfuerzo aplicado y la deformación producida: a mayor esfuerzo. esto es lo que se conoce en su forma moderna como la LEY DE HOOKE (SALAZAR. 2001). De este procedimiento se deducen las características acción – respuesta del material. en la figura 11. respectivamente. calcular la deformación que sufrirá una longitud unitaria del material. lo que le permitió enunciar los resultados obtenidos en forma de ley (“como la tensión así es la fuerza”). la cual se denomina deformación unitaria e. es expresarla como una deformación porcentual. por lo general se obtienen mediante ensayos en laboratorio (resistencia de materiales experimental). pero probablemente el primero en sistematizar la realización de ensayos y en publicar sus resultados en forma de una ley fue Robert Hooke. Una forma de comparar la deformación entre dos elementos. Figura 11: Relación directa entre el esfuerzo aplicado y la deformación producida (Ley de Hooke). es necesario establecer la relación entre el esfuerzo () y la deformación unitaria (). Algunas características mecánicas de los materiales como su resistencia (capacidad de oponerse a la rotura). 2001). Debido a que la fuerza y la deformación absolutas no definen adecuadamente para efectos comparativos las características de un material. 2001):  =  /Lo (5) donde. en su tratado publicado en 1678. mayor deformación (SALAZAR. La ecuación de la recta. : deformación unitaria. su rigidez (capacidad de oponerse a las deformaciones) y su ductilidad (capacidad de deformarse antes de romperse). La deformación unitaria se calculará como (SALAZAR.

m = tan =E La pendiente de la recta. se conoce como el módulo de elasticidad. La mayoría de los materiales tienen una respuesta elástica hasta cierto nivel de la carga aplicada y a partir de ella ya no tendrán la capacidad de recuperar totalmente su forma original una vez retirada la carga. Lo anterior se conoce como comportamiento elasto – plástico y se muestra en la figura 12 (SALAZAR. Análogamente a lo que sucede con el esfuerzo normal. se conoce como Módulo de Young.donde. donde la fuerza es paralela al área. o de cizalladura (figura 13). la ecuación (6) se convierte en la expresión de la Ley de Hooke. el esfuerzo cortante se define como la relación entre la fuerza y el área a través de la cual se produce el deslizamiento. ESFUERZOS CORTANTES Las fuerzas aplicadas a un elemento estructural pueden inducir un efecto de deslizamiento de una parte del mismo con respecto a otra. Entonces. porque se comportan plásticamente. y en los ensayos con fuerzas tensoras. o tangencial. : es el esfuerzo cortante F: es la fuerza que produce el esfuerzo cortante A: es el área sometida a esfuerzo cortante . 2001). En este caso. como:  = E  (7) En el comportamiento mecánico de los materiales es importante conocer la capacidad que estos tengan de recuperar su forma cuando se retira la carga que actúa sobre ellos. 2001): Esfuerzo cortante = fuerza / área donde se produce el deslizamiento (8)  = F / A (9) donde. El esfuerzo cortante () ser calcula como (figura 14) (SALAZAR. en honor de Thomas Young. sobre el área de deslizamiento se produce un esfuerzo cortante. Figura 12: Comportamiento elasto – plástico de los materiales. .

.Figura 13: Esfuerzos cortantes.

sino deformaciones angulares .La fuerza P debe ser paralela al área A Figura 14: Cálculo de los esfuerzos cortantes. de tal forma que el esfuerzo cortante ( ). También puede establecerse la Ley de Hooke para corte de manera similar a como se hace en el caso de los esfuerzos normales. 1999): G = E / (2 (1 + )) (11) . será función de la deformación angular () y del módulo de cortante del material (G):  = G  (10) Los módulos de elasticidad E y G están relacionados mediante la expresión (MOTT. como se muestra en la figura 15: Figura 15: Deformación debida a los esfuerzos cortantes. no son ni alargamientos ni acortamientos. Las deformaciones debidas a los esfuerzos cortantes.

en las superficies en contacto se desarrolla la forma de esfuerzo conocida como esfuerzo de apoyo. ESFUERZO DE APOYO Cuando un cuerpo sólido descansa sobre otro y le transfiere una carga. que asegurarán que el miembro satisfaga las condiciones de funcionamiento. 1999): Esfuerzo de apoyo = Fuerza aplicada / Área de apoyo (12)  b = F / Ab (13) UNIDADES DE ESFUERZO La unidad de esfuerzo en el sistema internacional es el Pascal. Después. y la fabricación de las piezas. Un psi se define como la relación entre una libra y una pulgada cuadrada. Figura 16: Perfiles de acero y aluminio más usuales. estas unidades se definen como: Un Pascal (Pa) se define como la relación entre un kN y un m 2 . se conocen valores mínimos aceptables para dimensiones. entonces se encuentra el megapascal (MPa) y el kilopascal (kPa). y se calcula como (MOTT. Se utiliza también el ksi (1000 ps MEDIDAS PREFERIDAS Y PERFILES ESTÁNDAR Una de las responsabilidades del diseñador es especificar las dimensiones finales de los miembros que soportan cargas. Luego de terminar el análisis para el esfuerzo y la deformación. el diseñador típicamente especifica las dimensiones finales como valores estándar o convenientes. En la figura 16.donde. mientras que en el sistema inglés. se muestran las designaciones para perfiles de acero y aluminio más comunes (MOTT. que facilitarán la compra de materiales. Se utilizan prefijos. El esfuerzo de apoyo es una medida de la tendencia que tiene la fuerza aplicada de aplastar el miembro que lo soporta. : es la relación de Poisson del material El coeficiente de Poisson corresponde a la relación entre la deformación lateral y la deformación axial de un elemento. es el psi. . 1999).

por ejemplo. con los cables de un puente colgante o con una lámpara que está colgada del techo. o de las patas de una silla cuando estamos sentados en ella. como sucede.Tracción Se dice que un elemento está sometido a un esfuerzo de tracción cuando sobre él actúan esfuerzos que tienden a estirarlo. como es el caso. de los pilares de nuestra casa. Compresión Un elemento se encuentra sometido a compresión cuando sobre él se aplican fuerzas que tienden a provocar su aplastamiento. .

Imagen 40. Imagen 41. Flexión Este tipo de esfuerzos es el que se aplica sobre elementos que tienden a doblarse. como sucede con una pasarela o en una estantería que se comba debido al peso de los libros.Cuando un elemento esbelto. Fuente propia. es decir mucho más largo que ancho. Es una combinación de compresión y tracción. Torsión .Flickr. Fuente propia. las inferiores se alargan. Imagen 43. mientras que las fibras superiores de la pieza sometida a un esfuerzo de flexión se acortan. es sometido a este tipo de esfuerzos puede sufrir importantes deformaciones características debidas a flexiones laterales llamadas pandeo.

los cigüeñales y las manivelas o de un bote cuando abrimos su tape de rosca Imagen 45.Es el tipo de esfuerzos que soportan los elementos que tienden a ser retorcidos sobre su eje central. es el caso de los ejes. Fuente propia. Estructuras de esfuerzos . Es el caso de la bola de enganche de una caravana o simplemente del corte con una tijera Tipos de esfuerzos. Se produce cuando sobre el mismo plano se aplican esfuerzos en sentidos opuestos. Cortadura o cizalladura Es el esfuerzo que al ser aplicado sobre un elemento provoca su desgarro o corte.

.

Estructuras fuerzas y esfuerzos. .