Clase # 16.

Curso: Vo1
Fecha: 10 de enero del 2015
Enzimas.

Los enzimas son proteínas que catalizan reacciones químicas en los seres
vivos. Los enzimas son catalizadores, es decir, sustancias que, sin consumirse
en una reacción, aumentan notablemente su velocidad. No hacen factibles las
reacciones imposibles, sino que solamente aceleran las que espontáneamente
podrían producirse. Ello hace posible que en condiciones fisiológicas tengan
lugar reacciones que sin catalizador requerirían condiciones extremas de
presión, temperatura o pH.
Podríamos decir entonces que son moléculas de naturaleza proteica y
estructural que catalizan reacciones químicas, siempre que sean
termodinámicamente posibles: una enzima hace que una reacción química que
es energéticamente posible, pero que transcurre a una velocidad muy baja, sea
cinéticamente favorable, es decir, transcurra a mayor velocidad que sin la
presencia de la enzima. En estas reacciones, las enzimas actúan sobre unas
moléculas denominadas sustratos, las cuales se convierten en moléculas
diferentes denominadas productos. Casi todos los procesos en las células
necesitan enzimas para que ocurran a unas tasas significativas. A las
reacciones mediadas por enzimas se las denomina reacciones enzimáticas
Prácticamente todas las reacciones químicas que tienen lugar en los seres
vivos están catalizadas por enzimas. Los enzimas son catalizadores específicos:
cada enzima cataliza un solo tipo de reacción, y casi siempre actúa sobre un
único sustrato o sobre un grupo muy reducido de ellos. En una reacción
catalizada por un enzima:

La sustancia sobre la que actúa el enzima se
llama sustrato.

El sustrato se une a una región concreta de la enzima, llamada centro activo. El
centro activo comprende (1) un sitio de unión formado por los aminoácidos que
están en contacto directo con el sustrato y (2) un sitio catalítico, formado por
los aminoácidos directamente implicados en el mecanismo de la reacción
Una vez formados los productos el enzima puede comenzar un nuevo ciclo de
reacción
1.- El enzima y su sustrato
2.- Unión al centro activo
3.- Formación de productos
Coenzimas

Una coenzima es una molécula orgánica pequeña necesaria para la actividad
de una enzima. Las coenzimas son cofactores de naturaleza orgánica.
Una coenzima es un cofactor de naturaleza orgánica. Las coenzimas son
necesarias para la actividad de muchas enzimas. La tetrahidrobiopterina, el
ATP, el GTP, el NAD, la coenzima A o la coenzima Q son algunos ejemplos de
coenzimas. Muchas coenzimas son vitaminas o derivados de ellas
especialmente de la vitamina B.
Normalmente sufren reacciones de oxidación, reducción y transferencia de
grupos químicos. Las coenzimas sufren las transformaciones químicas
necesarias para la catálisis enzimática evitando que la enzima las sufra. De

este modo la enzima queda intacta y puede llevar a cabo otro ciclo de
reacciones simplemente cambiando la coenzima.
Las coenzimas tienen un papel fundamental en el metabolismo y en la
fisiología del organismo y, de hecho, hay muchas enfermedades producidas por
defectos en coenzimas. Algunos ejemplos de este tipo de enfermedades son la
fenilcetonuria en la que existe un defecto de tetrahidrobiopterina o la pelagra
que se produce por un déficit de NAD (Nicotina mida Adenina Di nucleótido
La principal función de las coenzimas es actuar como intermediarios
metabólicos. El metabolismo conlleva una amplia gama de reacciones
químicas, pero la mayoría corresponden a unos tipos básicos de reacciones que
implican la transferencia de grupos funcionales. Esta química común permite a
las células utilizar un pequeño conjunto de intermediarios metabólicos para
transportar grupos químicos entre las diferentes reacciones. Estos
intermediarios en la transferencia de grupos son las coenzimas.

ACIDOS NUCLEICOS.
Los ácidos nucleicos son grandes polímeros formados por la repetición de
monómeros denominados nucleótidos, unidos mediante enlaces fosfodiéster.
Se forman, así, largas cadenas; algunas moléculas de ácidos nucleicos llegan a
alcanzar tamaños gigantescos, con millones de nucleótidos encadenados. Los
ácidos nucleicos almacenan la información genética de los organismos vivos y
son los responsables de la transmisión hereditaria. Existen dos tipos básicos, el
ADN y el ARN.

TIPOS:
ADN.
El ADN por las siglas de Acido Desoxirribonucleico, es una molécula de gran
tamaño que guarda y transmite de generación en generación toda la
información necesaria para el desarrollo de todas las funciones biológicas de
un organismo. El ADN está formado por la unión paralela de dos cadenas, cada
cadena se encuentra conformada por 4 diferentes nucleótidos. Lo que hace que
el ADN sea tan variado.
Su estructura fue dilucidada en 1953 por los científicos Watson y Crick,
descubrimiento que años más tarde los haría ganadores del premio Nobel.

Si pudiésemos tomar una cadena de ADN humano y la estiráramos de forma
lineal nos daríamos cuenta que el ADN humano tiene una longitud de extremo
a extremo de 2 metros, el ADN se enrolla sobre proteínas y se compacta
formando los cromosomas.

Desde el punto de vista químico, el ADN es un polímero de nucleótidos, es
decir, un polinucleótido. Un polímero es un compuesto formado por muchas
unidades simples conectadas entre sí, como si fuera un largo tren formado por
vagones. En el ADN, cada nucleótido, y cada nucleótido, a su vez, está formado
por un azúcar (la desoxirribosa), una base nitrogenada (que puede ser
adenina→A, timina→T, citosina→C o guanina→G) y un grupo fosfato que
actúa como enganche de cada nucleótido con el siguiente.

ARN.
ARN (ácido ribonucleico): Ácido nucleico formado por una cadena
polinucleotídica. Su nucleótido, consiste en una molécula del azúcar ribosa, un
grupo fosfato, y una de estas cuatro bases nitrogenadas: adenina, uracilo,
citosina y guanina.
El ácido ribonucleico (ARN o RNA) es un ácido nucleico formado por una cadena
de ribonucleótidos, lineal y de hebra sencilla.

ARN mensajero (ARNm)

ARN lineal, que contiene la información, copiada del ADN, para sintetizar una
proteína. Se forma en el núcleo celular, a partir de una secuencia de ADN. Sale
del núcleo y se asocia a ribosomas, donde se construye la proteína. A cada tres
nucleótidos (codon) corresponde un aminoácido distinto. Así, la secuencia de

aminoácidos de la proteína está configurada a partir de la secuencia de los
nucleótidos del ARNm.

ARN ribosómico (ARNr)

El ARN ribosómico, o ribosomal, unido a proteínas de carácter básico, forma los
ribosomas. Los ribosomas son las estructuras celulares donde se ensamblan
aminoácidos para formar proteínas, a partir de la información que transmite el
ARN mensajero. Hay dos tipos de ribosomas, el que se encuentra en células
procariotas y en el interior de mitocondrias y cloroplastos, y el que se
encuentra en el hialoplasma o en el retículo endoplásmico de células
eucariotas.
Ribosomas unidos entre sí mediante ARN mensajero, formando un polisoma.

ARN transferente (ARNt)

El ARN transferente o soluble es un ARN no lineal. En él se pueden observar
tramos de doble hélice intracatenaria, es decir, entre las bases que son
complementarias, dentro de la misma cadena. Esta estructura se estabiliza
mediante puentes de Hidrógeno.
Además de los nucleótidos de Adenina, Guanina, Citosina y Uracilo, el ARN
transferente presenta otros nucleótidos con bases modificadas. Estos
nucleótidos no pueden emparejarse, y su existencia genera puntos de apertura
en la hélice, produciendo bucles.
En el ARNt se distinguen tres tramos (brazos). En uno de ellos (1 en la figura),
aparece una secuencia de tres nucleótidos, denominada anticodon. Esta
secuencia es complementaria con una secuencia del ARNm, el codon. En el
brazo opuesto (2 en la figura), en el extremo 3' de la cadena, se une un
aminoácido específico predeterminado por la secuencia de anticodon.
La función del ARNt consiste en llevar un aminoácido específico al ribosoma. En
él se une a la secuencia complementaria del ARNm, mediante el anticodon. A
la vez, transfiere el aminoácido correspondiente a la secuencia de aminoácidos
que está formándose en el ribosoma.

EN CONCLUSION:
El ADN y el ARN se diferencian porque:
1. El peso molecular del ADN es generalmente mayor que el del ARN.
2. El azúcar del ARN es ribosa, y el del ADN es desoxirribosa.
3. El ARN contiene la base nitrogenada uracilo, mientras que el ADN
presenta timina.
4. La configuración espacial del ADN es la de un doble helicoide, mientras
que el ARN es un polinucleótido lineal, que ocasionalmente puede
presentar apareamientos intracatenarios.

Clase #17.
Fecha: Machala a 12 de enero de 2015
Curso: VO1
CITOLOGÍA.
La citología o biología celular es la rama de la biología que estudia las células
en lo que concierne a su estructura, sus funciones y su importancia en la
complejidad de los seres vivos. Citología viene del griego κύτος (célula).

Con la invención del microscopio óptico fue posible observar estructuras nunca
antes vistas por el hombre, las células. Esas estructuras se estudiaron más
detalladamente con el empleo de técnicas de cito química y con la ayuda
fundamental del microscopio electrónico.
La biología celular (antiguamente citología de citos=célula y Logos=Estudio o
Tratado ) es una disciplina académica que se encarga del estudio de las células
en cuanto a lo que respecta a las propiedades, estructura, funciones, orgánulos
que contienen, su interacción con el ambiente y su ciclo vital
La teoría celular constituye uno de los principios básicos de la biología, cuyo
crédito le pertenece a los grandes científicos alemanes Theodor Schwann,
Matthias Schleiden y Rudolph Virchow, aunque por supuesto, no hubiese sido
posible sin las previas investigaciones del gran Robert Hooke.
La invención del microscopio en el siglo XVI abrió las puertas del mundo celular
a los naturalistas y científicos, quienes rápidamente comenzaron a describir
mediante bosquejos y observaciones, muchas veces rústicas y poco acabadas,
lo que sus ojos veían: pequeños mundos contenidos en gotas de agua, sangre
u otros fluidos, pequeños “animáculos” que habían estado conviviendo con los
humanos desde siempre y que sólo ahora se hacían patentes para el común de
las personas. Si bien muchos científicos e inclusive aficionados realizaron
múltiples observaciones, destacan entre ellos las realizadas por:
Robert Hooke (1665): acuña el término de “célula” al observar el tejido vegetal
muerto del corcho, viendo finas celdillas uniformes en él.
o Anton Van Leeuwenhoek (1675): observa la composición celular de la
sangre humana y la describe, además observa “animáculos” formados
por una célula en gotas de agua de charco.

o

o

o

Matthias Schleiden (1837): observó múltiples estructuras vegetales en el
microscopio, lo que le permitió generalizar que todas las plantas están
formadas por células.
Theodor Schwann (1839): observó múltiples tejidos animales en el
microscopio, lo que le permitió generalizar que todos los animales están
formados por células.
Rudolf Virchow (1858): observó y describió la división celular, notando
que a partir de una célula se forman dos nuevas idénticas a su
predecesora.

En función de estas observaciones, y otras menores que fueron realizados por
otros científicos, aparece y es formalmente aceptada hacia fines del siglo XIX la
teoría celular, cuyos postulados plantean que:

La célula es la unidad estructural: todos los seres vivos están formados
por al menos una célula, independiente de su origen animal o vegetal.
En ese sentido, las células deben ser entendidas como los cimientos
estructurales de lo vivo, no es posible concebir vida en ausencia del
fenómeno celular.
La célula es la unidad funcional: todos los procesos y reacciones
químicas necesarias para que un organismo viva, ocurren al interior de
las células, y no en otro espacio. Es decir, el sinfín de transformaciones
moleculares de las cuales depende un organismo para su sobrevivencia,
llamadas metabolismo, ocurren en compartimientos específicos dentro
de las células, y no fuera de ellas.
La célula es la unidad de origen: toda célula, mediante el proceso de
división celular, dará origen a dos células hijas, idénticas en tamaño,
forma, contenido y estructura a su predecesora. El mecanismo mediante
el cual los organismos definen su continuidad estructural y funcional
está determinado por las mismas células.
La célula es la unidad hereditaria: toda célula contiene la información
necesaria para replicar las características propias que definen a un

organismo completo. La información que definirá todo aspecto de la vida
de un organismo, independiente de su origen animal o vegetal, o del
número de células que puedan constituirlo estarán guardadas en un
código genético específico, único e irrepetible para cada ser vivo.
CUADRO CRONOLÓGICO.
AÑO
1665

CIENTÍFICO
ROBERT HOOKE

1670

ANTON
LEEUWENHOEK

VAN

1676

ANTON
LEEUWENHOEK

VAN

1830

MATTHIAS SCHLEIDEN
THEODOR SCHWANN

1831

ROBERT BROWN

1838

THEODOR SCHWANN

1839

PURKINGE

1855

REMARK Y VIRCHOW

DESCUBRIMIENTO
MICROSCOPIO Y
OBSERVO TEJIDOS
VEGETALES ( CÉLULAS
DE CORCHO)
OBSERVO LAS CELULAS
EUCARIOTAS
(ESPERMATOZOIDES)
Y LAS PROCARIOTAS EN
LAS MISMAS BACTERIAS.
CONSTRUYE
UN
MICROSCOPIO
DE
MAYOR AUMENTO
ESTIDARON
LAS
CELULAS ANIMALES Y
POSTULARON QUE LAS
CELULAS
SON
LAS
UNIDADES
EN
LA
FORMACION
DE
PLANTAS Y ANIMALES.
MOVIMIENTO
BROWNIANO, OBSERVO
QUE EL NUCLEO ESTABA
EN TODAS LAS CELULAS
VEGETALES.
POSTULO
QUE
LA
CELULA
ERA
UN
PRINCIPIO
DE
CONSTRUCCION
DE
ORGANISMO
MAS
COMPLEJO.
OBSERVO
EN
EL
MICROSCOPIO
EL
CITOPLASMA CELULAR
AFIRMARA QUE TODA
CELULA PROVIENE DE
OTRA CELULA

1865

GREGOR MENDEL

1869

FRIEDRICH NIETZSCHE

PRIMERA
LEY
OPRINCIPIO
DE
LA
SEGREGACION O 2 LEY
O PRINCIPIO DE LA
DISTRIBUCION
INDEPENDIENTE.
AILO EL ADN