Primero los hechos y luego las interpretaciones.

1. China:
1839. Primera guerra del Opio.
1842. Tratado de Nankin.
1851. Empieza la revuelta de Taiping (no sofocada hasta 1864).
1857. Segunda guerra del Opio.
1860. Tratado de Pekín.
1895. Guerra chino-japonesa.
1900. Revuelta de los bóxers.
1911. Revuelta antimanchú y república.
1931. Inicio guerra civil Gobierno-comunistas. Invasión japonesa de Manchuria.
1937. Inicio de la guerra chino-japonesa.
2. Japón:
1854. Llegada de la escuadra del comodoro Perry. Ultimátum americano.
1868. Revolución Meiji. Fin del shogunato.
1895. Guerra chino-japonesa.
1904-1905. Guerra ruso-japonesa.
1910. Anexión de Corea.
1914. Japón entra en la Primera Guerra Mundial. Anexión territorios alemanes en Chin
a.
1931. Invasión de Manchuria.
1937. Invasión de China. Inicio de la guerra chino-japonesa.
Bien, este es el resumen de la evolución de dos imperios asiáticos desde la llegada
del colonialismo hasta la Segunda Guerra Mundial. Lo primero que hay que decir q
ue la situación precolonialista de ambos territorios era muy parecida. Cuando los
europeos se lanzaron a conquistar el mundo se encontraron con toda clase de soci
edades, con muy distinta evolución política y económica. Japón (el antiguo reino de Cipa
ngo) y China son dos de los territorios más desarrollados en todos los aspectos co
n los que toparán. Por eso resistirán al colonialismo hasta bien entrado el siglo XI
X. No es que no quieran saber nada de occidente, pues nos conocen y hay contacto
s. Se habla mucho del carácter cerrado de la sociedad japonesa y se olvidan dos co
sas: ya en tiempos de Felipe II el emperador japonés envió una embajada a la corte e
spañola. Además, cuando los barcos americanos se presentan en las costas japonesas a
llí ya se encontraban misioneros jesuitas holandeses, que desempeñaban sus tareas re
ligiosas pero también diplomáticas sin problemas.
Por otra parte China nunca fue un territorio desconocido. Los árabes abasíes se enfr
entaron al emperador chino en la batalla de Talas, en el 751, pero eso no impidió
el desarrollo de la Ruta de la Seda ni impidió la llegada de comerciantes venecian

China es demasiado grande para comérsela de un bocado. en lugar de dest inar ese dinero para lo que estaba inicialmente previsto: modernizar su flota na val. se resisten a aceptar que su época ya ha concluido. pero todo cambia cuando ven que a los chinos les encanta. que no se an da con tonterías: «o por las buenas o por las malas».os. la rebelión de los cipayos de 1857. la familia imperial y toda su corte. la seg unda guerra del Opio. cuando se produce una rebelión nativa. Y no volverá a interesarles hasta que les dé la excusa para una nueva guerra. la conquista de China es una opción no válida. y que. en cuanto ven los potentes cañones de los barcos amer . O comprar a los ingleses el primer ferrocarril que hubo en China. Pero los chinos solo aceptan pl ata a cambio de esos productos. las porc elanas. lo cierto es que estos contactos existieron y se mantuvieron a lo largo del tiempo. Pero el Gobierno chino. su sistema de gobierno. con todo su preso opresor. Puede que algunos nativos cooperen y puede que a algunos les beneficie la llegad a de los blancos. en el tratado de paz. incomprensib les. por otro lado. esta sociedad comercial es sustituida por el pro pio Estado inglés. que ahora s e han convertido en simples reliquias vivas del pasado. Si permiten que se mantenga el sistema de castas en la India. o bien porque interesa que sea así. Entonces se les ocurre venderles opio. ¿Podemos culparlos por ell o? Desde nuestro punto de vista cometen errores terribles. o b ien porque no les molesta lo más mínimo. desde luego. Ya han conseguido tantos beneficios comerciales que el comercio del opio deja de interesarles. Se cultiva cerca. E l pueblo será el primero que vea esto y se rebele contra los occidentales. Y por ese muro solo se cuela lo que los blancos quieren q ue se cuele o lo que no les importa en absoluto que se cuele. su economía eso ya nunc a va a ser lo que era. Pero todo lo que vaya contra los intereses de la metrópoli será prohibido y borrado del mapa sin contemplaciones. pero no p ara usarlo sino para desmantelarlo. Y cuando las a utoridades chinas empiecen a prohibir su comercio y a requisar los cargamentos l es darán la excusa perfecta para declararles la guerra. o si permiten que se ma ntengan sus religiones o sus creencias es. Evidentemente hay que decir que los occidentales llegan a Japón más tarde que a China. cachito a cachito. pero su sociedad. Hasta ese momento a los ingleses el opio no les ha importado gran cosa. De hecho les enc anta tanto que muy pronto llega a ser un grave problema en China. ¿Se olviden? No. Habrá que i r poco a poco. productos muy bien pagados en Occidente. Si se compara la actitud de los gobernantes chinos con la actitud de los goberna ntes japoneses se ve una diferencia radical. se «olviden» de mencionar el asunto del opio. Los occidental es ya están colonizando África y el resto de Asia. la Compañía in glesa de las Indias Occidentales. por ejemplo. que se produce básicamente porque los chinos se resisten a a ceptar lo que es más que evidente: que ellos ya no controlan la economía de su país. Y es un comercio a gran escala. En cuanto un territorio se convierte en colonia se traza un muro con el pasado. Primero con una sociedad comercial. destruido por los ingleses en la segunda guerra del Opio. Lo que venga después ya será otra cosa. Hay muy pocos territorios que estén cerrados a su comercio. la seda. la emperatriz. como por ejemplo preocuparse por reconstruir el Palacio de Verano del emper ador. Y entonces los ingleses llegan a China y descubren que a los chinos no les inter esa nada de lo que ellos venden. y aun suponiendo que Marco Polo inventara parte de su historia. Los ingleses quieren el té. el emp erador. ese es su lema. en la India y en Afganistán (un terr itorio teóricamente independiente que los ingleses no quieren que caiga en manos d e los rusos). y así se producen las rebeliones de Taiping y de los bóxers. Los ingleses lo han puesto en práctica en la India. La operación no les sale muy rentable. estúpidos. Se llamará «guerra del Opio» aun que cuando los ingleses la ganen. Pero lo cierto es que los japone ses comprenden de inmediato. La situación cambia radicalmente en la primera mitad del siglo XIX. Lo primero el comercio. Como si con desmantelar un ferrocarril se pu diera dar marcha atrás al reloj para así volver al pasado. Luego. intrusivo. se resisten a cambia r su modo de vida.

ahora su poder es real. la revolución industrial. que muy ponto empezará a querer un pedazo del pastel. con un ejército poderoso y modern o. y casi podíamos decir que no podía acabar de otra manera: c on una república. aunque él lo llame pomposamente «la larga marcha») vuelven a aparecer uno s viejos conocidos. la sociedad burguesa. y c uanto más débil sea más descontento estará su pueblo y más rebeliones contra los occidenta les y contra el Gobierno habrá. Solo que la república tampoco traerá la estabilidad. con una economía que pasa de ser de subsistencia a de mercado a una velocidad c asi increíble. con una Constitución. que están pre parados por si acaso. Compren den que es el fin de su antiguo modo de vida. Y cuanto más ceda a los europeos más débil será. pero a la hora de la verdad evitan que muera. En pocos años Japón se convierte en un E stado moderno. de las más ambicio sas y de las menos violentas. Por otra parte en China los occidentales no pueden dejar de intervenir. No l es interesa que muera. y cuanto más débil más estará al acecho Japón y más veces ten rán que ir los occidentales a «sacarle las castañas del fuego» y más débil será el emperador. Comprenden lo que significa eso. las ideas liberales . Lo que pasa con el final de la dinastía manchú me recu erda mucho el fin del Imperio otomano. que siglos de feudalismo se van a ir al garete y que ellos no pueden hacer nada por evitarlo. los japoneses lo hac en en veinte años. con un parlamento. Naturalmente hay resistencias. el emperador se las apaña para seguir siendo un ser divino. en concreto de Japón. Pero lo más increíble de todo es que pese a toda la modernidad que le r odea. el emperador japonés aprovecha la oportunidad que le dan los c olonizadores para quitarse de encima a todos los nobles feudales. Pasaran varios años pero al final solo quedarán dos grandes fuerzas: los c omunistas contra los nacionalistas del Kuomintang. con la diferencia de que si antes su poder er a casi simbólico (en realidad el que gobernaba era el shogun. Y justo cuando parece que Mao se retira (y de hech o se retira. con los señores feudal es que lo acompañan). que no tienen nada que hacer contra ellos. franc eses. algunos nobles feudales protesta n. rusos. desde luego. tan real como es el poder del káiser a lemán o del zar ruso. con un sistema económico centralizado e igualitario (adiós a los impuestos feudales. aun que han estado un poco distraídos dando una paliza a los rusos en 1904-1905. y convertirse en un gobern ante moderno. empezando por el mismo shogun y acabando por el último de los samuráis. que está buscando un puert o como terminal del Transiberiano). Y esto acaba como acaba. que en realidad nunca han dejado de planear sobre China. El comercio nunca es comercio a secas. que en un principio no estab an en el guion: los comunistas. Pero no se quedan ahí. sino a otras potencias como Alemania. Al contrario: el poder se fracc ionará y estallará la anarquía. con unas élites que se van a estudiar a las universidades europeas. que hace ya tiempo tienen Hong Ko ng. ¿Cómo lo ha hecho? Eso es lo que llamamos «revolución Meiji». Los ingleses. Los que salgan a defender a los chinos y obli guen a los japoneses a renunciar a gran parte de sus conquistas. Mientras el emperador chino sigue encer rado en su palacio. serán los occidentale s los que frenen a los vencedores. con unos ministros. alemanes. tendrá que ir c ediendo territorios (y no solo a los ingleses. anexi . a los poderes locales). Y de tod as las revoluciones que hay en el mundo esta es de las más rápidas. para seguir sien do tan venerado como lo era antes. Sin necesidad de ninguna guerra abren todos sus puertos a los comercia ntes occidentales. Pero tampoco que esté fuerte y se pueda librar de ellos. Cuando los japoneses venzan a los chinos en 1895. Los occidentales. No. Lo comprenden y obran en cons ecuencia. con ciudadanos vestidos a la manera occidental. pero los problemas se solucionan muy rápidamente. China tendrá que pagar muy caro por la ayuda occidental. ¿Cuánto le cuesta a Europa pasar del Antiguo Régimen al sistema liberal-burgués? Lo que nosotros hacemos en un siglo. Será la amenaza comunista lo que una a los viejos enemigos. tendrán que defender al poder chino de su propi o pueblo (sofocando las revueltas que los gobernantes chinos son incapaces de so focar) y de las amenazas extranjeras. Los occidentales hacen el papel de un «parási to bueno»: le chupan la sangre. O dicho de otro modo: Mao Tse Tung contra Chiang Kai Shek. americanos.icanos. El Estad o chino es tan frágil que si no es por ellos se cae a pedazos. Y aparecerán otras fuerzas. a la s ociedad estamental. Con el comercio lleg a el progreso. o como Rusia. no tienen que llegar a intervenir. Pero no lo harán gratis.

cañones.onándose Corea en 1910 y ocupándose de convertirse en una gran potencia mundial: nue stros amigos los japoneses. sino a eso. bombas. que muestren la misma crueldad con las poblaciones sometidas. . que plag ien descaradamente la frase del presidente Monroe y cambien lo de «América para los americanos» por «Asia para los asiáticos» (pero mandando ellos. ¿Habéis visto la película El último samurái? Pues todo es un gran mentira. Con unas armas compradas a los occiden tales. pistolas. Y cuando digo mismas armas no me refiero solo a que copien las tácticas del demoni o blanco. a ar mas. claro). ametralladoras. fusiles. A tener un ejército moderno . Un ejercito entrenado por occidentales. Esos que sí han aprendido la lección: para derrotar a lo s occidentales hay que tener sus mismas armas. Y sin em bargo todo es cierto.