Renovación de la novela en el siglo XX

Benito Varela Jácome
Justificación
La novelística del siglo XX es un complejo testimonio de conocimiento de las
estructuras mentales, económicas y políticas de nuestro tiempo. El estudio detenido de
las técnicas narrativas, la densidad temática, la problemática social, las orientaciones
del pensamiento filosófico, la revolución industrial, las conquistas de la cibernética, las
conmociones políticas y bélicas, contribuirán a ofrecernos las distintas caras del
mundo contemporáneo.
Mi propósito, demasiado ambicioso, esbozado ya en forma panorámica en
Novelistas del siglo XX (San Sebastián, 1962), tendrá, además del presente volumen,
una continuación en los libros: Problemática social en la novelística del siglo XX,
Crisis religiosa y moral en la novela contemporánea, El mundo social de la novela
hispanoamericana y Realidad y evasión en la actual novela española.
La Renovación de la novela en el siglo XX está sujeta a este amplio plan, y recoge
ensayos sobre procedimientos y escritores que han contribuido más directamente a las
profundas innovaciones técnicas y mentales. Otros novelistas significativos entrarán en
alguno de los proyectados volúmenes. Queda, por lo tanto, justificada la exclusión de
sus páginas de Martin du Gard, George Duhamel, Malraux, Simone de Beauvoir;
Alberto Moravia, Curzio Malaparte, Cesare Pavese, Elio Vitorini; Knut Hamsum, Pär
Lagerkvist; Niko Kazantzakis; Hemingway, Steinbeck, Erskine CaldweIl, Truman
Capote, Carson McCullers, William Styron; Jorge Amado, Erico Verissimo, Fernando
Namora; Bernanos, Mauriac, Graham Green, Heinrich Böll...
Determinantes de la renovación novelística en el siglo XX
[21]La novelística sufre en el siglo XX una múltiple transformación. Se emancipa de
las fórmulas tradicionales; deja de ser puro entretenimiento, distracción del ocio, para
convertirse en testimonio de conocimiento, preocupación intelectual, reflejo de
profundos problemas humanos.
En contacto con las teorías filosóficas, con el progreso científico y tecnológico, con
las estructuras económicas, sociales y políticas, adquiere el relato nuevas dimensiones
internas. Pero, además del enriquecimiento temático, tiene una especial significación la
renovación técnica, el cambio radical de la estructura: desplazamiento del punto de vista
narrativo, enfoque de una acción desde distintos ángulos ópticos, ruptura de la
secuencia temporal, contrapunto, monólogo interior...

Crisis de la novela ochocentista

Stendhal. se observa». penetra en un universo polidimensional. al mismo tiempo. como le llama Georges Lukacs(1). solidifica la realidad. a una realidad problemática. este universo denso. con un procedimiento personal de elaboración literaria. . reacciona contra los procedimientos experimentales y se muestra partidario de que la novela no refleje la vida tal como es. se repite una y otra vez. [23] trazada desde el interior de los estamentos sociales y desde la panorámica histórica de la época. con los mismos conflictos conyugales. el derecho y el envés de las cosas. que permite al lector que los juzgue. Ahora bien. estable. en cambio. se proyecta desde su nacimiento hasta su muerte. aún en plena época romántica. artistas. La cosmovisión omnisciente transforma al autor en una especie de demiurgo. El autor de la Comedie humaine aplica la psicología de las facultades del alma. una profesión.. traza detallados retratos. fija. La andadura novelesca coincide con la andadura vital. la incomunicabilidad de afectos. la alternativa de la fortuna.. Para Goethe: «La novela es una epopeya subjetiva en la cual el escritor se toma la libertad de pintar el universo a su manera». otea el pasado. especuladores. sino tal como debe ser. entre lo humanitario y lo inhumano. más que figuras vivas. elaboran un mundo complejo. corresponde preferentemente a un Inundo soñado. En España. Los héroes del realismo crítico se mueven en un escenario minuciosamente descrito. Doña Emilia Pardo Bazán difunde los procedimientos naturalistas en La cuestión palpitante (1883) y los aplica en algunas de sus novelas. desde la impetuosa mentalidad romántica. Sus amplias perspectivas desbordan las limitadas posibilidades de los protagonistas. con sus inventadas peripecias. describe los rasgos somáticos y los movimientos de la conciencia. Balzac crea «nouveaux riches». está ambientado en una realidad enteramente pasada y se caracteriza por una disconformidad entre la interioridad y el mundo en torno. Los novelistas decimonónicos. Juan Valera. además. abiertos a la realidad contemporánea. hace suyo el principio de Saint-Real: «La novela es el espejo paseado [22] a lo largo del camino real»(2). de química psicológica. están rodeados de una doble perspectiva. que entonces se enseña en la Universidad. el presente y el futuro. hasta el objetivo testimonio naturalista. formas elementales de determinadas pasiones(3). es demasiado convencional. crea un mundo novelesco que oscila con movimiento de péndulo entre «good y wieked». detallan sus antecedentes familiares. multiforme. coherente. Pero la creación novelesca del «romanticismo de la desilusión». «parvenus». un encuadre social. Carlos Dickens refleja en sus relatos las experiencias vividas. heredada de una larga tradición de los discípulos de Descartes. desde la proyección sentimental. Los escritores realistas-naturalistas siguen procedimientos biográficos para la creación de los protagonistas: les dan un nombre propio. Sin embargo.La novela sufre una serie de profundas transformaciones a través del siglo XIX. son pluralidades. dotados de un carácter que dicta sus acciones. Fernán Caballero proclama en 1849: «La novela no se inventa. Se hallan. la sátira y el sarcasmo. unívoco. «cocottes». capta.

irradia a una serie de novelas. Pero. son. la concentración del capital. Ejerce también una influencia decisiva el predominio de la experiencia sobre la observación. las teorías políticas. resulta insuficiente. Este cuarto poder se hace sentir en acontecimientos escandalosos como el de Dreyfus. el progreso científico. como crónica de los mismos problemas de la sociedad. según la feliz expresión de Lukacs. En otro plano. los personajes solo están descritos. «héroes problemáticos». El novelista mueve la tramoya. Sus cuadros Los picapedreros y el Entierro de Ornans (1850) son representación vigorosa y brutal de la diaria vida popular. el materialismo dialéctico.. de faire de l'art vivant. está siempre presente en el escenario. . no tienen vida propia. con diálogos que nunca se han oído. además.La novela. la crítica literaria de Hipólito Taine. desde los representantes del realismo socialista hasta Sartre. Están operando en este viraje: las ideas de Saint-Simon y Fourier. Dos antecedentes: naturalismo y Dostoyevski La evolución del pensamiento filosófico. una profunda transformación. destruye la kalokagathia clasicorromántica. crea un arte dirigido a la amplia mayoría. entre personas que no han vivido jamás». aparece una masa trabajadora que interviene activamente en la vida: la fuerza dinámica del trabajador que genera sistemas políticos y estructuras sociales con la trascendencia del sindicalismo revolucionario. movido por sentimientos políticos. en la descripción de la tipología humana. Nos encontramos ante una más profunda toma de conciencia de la realidad. En el campo social se opera. mina el antiguo ideal de belleza. la difusión del razonamiento experimental de Claude Bernard a través de sus obras: Introduction [24] à l'étude de la médecine expérimentale (1865) y Le science expérimentale (1878).. las teorías de Spencer. Pero ya el cubano José Martí descubre uno de sus fallos al demostrar su desdén por el género novelesco: «porque hay mucho que fingir en él y los goces de la creación no compensan el dolor de moverse en una ficción prolongada. contribuyen a crear una nueva orientación novelística hacia 1870. opuesto a las formas burguesas. tan relacionado con Zola. los teorizadores contemporáneos revisan con dureza los procedimientos de la narrativa tradicional. asimismo. El pintor Courbet se muestra partidario de la «auténtica verdad». Pero. además. el narrador levanta un telón y el lector tiene que aceptar sus ficciones. surgidas de las experiencias del industrialismo. se hacen más objetivos. con sus personajes biografiados desde fuera. considerada por Georg Lukacs como la creadora del hombre «total». Por esto. influye la prensa. las ideas sociales. Toda esta efervescencia ideológica. convierten al «homo economicus» en el miembro más importante de la época. El arte y la literatura se redimen del individualismo. la filosofía de Augusto Comte. Sigue un procedimiento de la cámara oscura del teatro burgués. La filosofía marxista de la historia. La revolución industrial. no se manifiestan. social y científica determina el movimiento naturalista.

Para Pierre Cogny(6). en el cambio del enfoque narrativo. son hombres conmovidos por una civilización reciente. «Un même déterminisme doit régir la pierre des chemins et le cerveau de l'homme»(5). Los protagonistas novelescos disgregan su personalidad en el interior de las estructuras sociales y económicas. Estructura inflexiblemente unos determinados medios sociales. deterministas. son tarados moral o físicamente. de su justicia. Zola crea un mundo complejo. Siguiendo a Dalton. misterioso. al análisis de los personajes. Emilio Zola crea la novela experimental. juega con la ley de la herencia. Emplea un persistente detallismo descriptivo. Millet pinta la apoteosis del trabajo corporal y convierte al campesino en héroe de una nueva epopeya. el autor de Germinal es el primero en empuñar sistemáticamente el bisturí y tender al paciente sobre la mesa de operaciones. en la asimilación de nuevas concepciones humanas. de sus diversiones. «demoníaco». Daumier proclama: «Il faut être du temps». de movimientos subyacentes primitivos. psicológicos. y el hombre subterráneo dostoievskiano es un anticipo de algunos héroes kafkianos. a comienzos del siglo XX. de Dostoyevski. como ebrios. el orgullo y la humildad. El replanteo de las estructuras novelescas se basa en el abandono de la forma analítica. los principios más importantes de la psicología moderna. pero no por esto está libre de convencionalismos. El mundo subyacente explorado por Dostoyevski alcanzará nuevas formas en Proust. la ambivalencia de sentimientos. Cambio del enfoque narrativo La novela testimonial del naturalismo es un precedente de las tendencias objetivistas de nuestro siglo. impulsados por pletóricas fuerzas primitivas. y descubre toda la farsa fantasmal que se esconde detrás de la respetabilidad burguesa(4). se mofa de su política. modelado por la fábula. el primero en aplicar al alma humana el método del campo operatorio. La dostoyevskina descubre el desgarramiento del alma. Pero son los novelistas del XX los que se dan cuenta de que los viejos métodos descriptivos. . [25] Se acerca a la ley de Bertillon. El centro de gravedad de la novela se desplaza.Por su parte. En sus novelas se imbrican el amor y el odio. al dar preferencia al tipo somático. la crueldad y el masoquismo. en Joyce. Muy distinto es el cosmos extraño. a la búsqueda de una nueva realidad. de gesticulaciones. a los datos fisiológicos. desde el personaje biografiado. Las exigencias de la anécdota son cada vez menores. Sus protagonistas se mueven como ciegos. a los tics tipificadores. resultan insuficientes para expresar las situaciones del hombre dentro del mundo actual. y Daumier describe al burgués mantenedor del Estado en su obstinación y su torpeza. aplica los métodos de las ciencias al estudio de los medios sociales. lo que lógicamente debe ver. Pero sabe siempre lo que quiere ver. Y cae también en la vulgaridad psicológica.

el desenvolvimiento de la personalidad. los derechos del hombre. En What Maisie Knew (1897).. por ejemplo. cambian la naturaleza del capitalismo occidental. sostenida por la escuela alemana Völkerpsychologie. reside en el desplazamiento del «punto de vista de la narración». The Turning of the Screw. Pero a finales del XIX se opera una transformación económica más radical que se proyectará en la novela. en «introducirse dentro de la piel de los protagonistas». Los trusts. conocemos a su protagonista. influye en la paralela transformación de la novela. Este cambio de estructuras. señalan la imposibilidad de concebir las reacciones de una multitud como una suma de reacciones individuales. con su teoría de las relaciones y las formas sociales. a través de la conciencia de los demás. Los criminalistas italianos. El escritor norteamericano nos presenta a sus héroes a través del reflejo. la sociología formalista. Pascuali Rossi admite la existencia de un alma colectiva. está determinada por las estructuras de las sociedades líberales: [26] el mercado concurrencial. La libre concurrencia es reemplazada por la economía de cartels y monopolios. el capital financiero. que comienza a operarse entre 1900 y 1910. Jeffrey Aspern Papers. el problema del doble divorcio y el doble casamiento de los padres está visto indirectamente a través de la conciencia de la niña Maisie. Otra diferencia básica entre la novelística tradicional y la del siglo XX es puramente técnica. de indudable repercusión en la roman fleuve.. completa su educación en varias ciudades europeas y se establece definitivamente en Londres en 1876. Sus principales novelas se publican entre 1897 y 1904: The Ambassadors. El punto de vista de Henry James El primer novelista que se esfuerza en estar ausente de sus relatos. La biografía. A veces. a través del . hermano del famoso psicólogo William James. en las narraciones cíclicas francesas(7). es Henry James. Charlotte Stant. de unos sucesos vistos desde el enfoque del novelista. El relato de unas peripecias. Creo que influyen singularmente en la desaparición del individuo como realidad esencial tres especulaciones: la influencia de la vida colectiva. los espejos de James son múltiples. el planteamiento de la conciencia colectiva por Emile Durkheim.La biografía individual. The golden Bowl. [27] Henry James. nacido en Nueva York en 1843. es sustituida en los novelistas de comienzos de siglo por valores ideológicos diferentes. los monopolios. Esta tendencia está en relación con las nociones filosóficas del alma colectiva. es sustituido por la óptica de uno o de varios protagonistas. por las ideas de comunidad y realidad colectiva. Tenemos un buen ejemplo en la novela The golden Bowl (1903). contenido básico de la narración. el valor universal del individualismo. The Sacred Fount. considerado por los marxistas como paso del capitalismo liberal al imperialista. elemento básico en la novela decimonónica.

Kafka la sustituye por una especial mitología(10). El incongruente (1922). de explicar la figura central. de la que algunas veces no sabemos nunca otra cosa más que las interpretaciones diversas. La conciencia de Zeno (1923). La despsicologización de la novela comienza con Proust. ante unos personajes intermediarios. fragmentarias y contradictorias»(8). Una consecuencia del nuevo viraje es el autoanálisis intelectualista de Marcel Proust. Otro. la honda penetración de Joyce en los menores secretos de sus protagonistas. de Italo Svevo. de Marcel Proust. El mundo de Guermantes (1920-21). Andrés Biely. Maggie Verver. Durante cinco años se publica una decena de novelas significativas: El castillo y El proceso. Fanny y otros.«semáforo psíquico». ambientada en un viejo «palazzo» veneciano. Nuestro Padre San Daniel (1921). Por eso afirma Jaloux que «una obra de James es una serie de pequeñas novelas que aíslan y explican la figura central. enlazada aún con la cultura histórica. aflora un mágico mundo subyacente. por lo tanto. de James Joyce. Pero más importancia tiene el fondo de misterio. iniciado por la novela [28] situacional de Kafka y prolongado hasta la gradual deshumanización del género. además. Este bucear penetrante en el fondo subterráneo de los seres ya lo encontramos en Stendhal y en Dostoyevski pero a partir de Svevo. La montaña mágica (1924). con el objetalismo francés. Proust. la posesión demoníaca de los niños protagonistas de La vuelta del tornillo. caracterizado por la disgregación del protagonista individual. Las especulaciones psicológicas entran en crisis. El cuarto de Jacob (1922). Pirandello. la tradición intelectual y la dicotomía del arte moderno. James es. de Gómez de la Serna. Las teorías psicológicas Ejercen una influencia decisiva en las concepciones literarias contemporáneas las teorías psicológicas esbozadas a finales del XIX y desarrolladas en los primeros años . de Gabriel Miró. Se impone una poderosa introspección. Belarmino y Apolonio (1921). el creador de dos mundos distintos: uno internacional. de Virginia Woolf. El milagro de 1920-1924 Lucien Goldmann(9) señala dos períodos en la renovación novelística de nuestro siglo: uno de transición. Estamos. James Joyce.«sólo nos muestran las cosas y los seres en función de la conciencia que los percibe». de Franz Kafka. puede ser un ejemplo de cómo el autor está ausente del relato. y una zona de subestructuras desconocidas de muchos novelistas del siglo XX. El autobiografismo de Los papeles de Jeffrey Aspern. de Thomas Mann. Ulises (1922). continúa en Joyce. de determinadas estructuras sociales. los novelistas -como afirma Wladimir Weidlé(11). La literatura evoluciona en la primera veintena de siglo. a través de lo que podríamos llamar -utilizando la expresión de Weidlé. encargados de refractar las imágenes.Príncipe.

al desarrollar la problemática del psicoanálisis. La introspección revela el mecanismo íntimo del pensamiento individual. y el llamamiento a la conciencia mediante un drenaje del pasado. de las pasiones. El psicoanálisis renueva los métodos de la patología mental. el complejo de Edipo. la fenomenología y las doctrinas caracteriológicas. [30] El doctor Breuer. Pierre Janet señala la importancia de las «ideas fijas subconscientes»(12). considera la introspección como el medio fundamental de investigación.. Las especulaciones de la psicología patológica. están profundamente unidos al irracionalismo de comienzos de siglo. aplicada a la concepción del mundo a finales del XIX. Y en las exploraciones de la vida mental significan un gran avance los estudios del norteamericano William James y del danés Lange. puesto en acción al momento de la experiencia. Dentro de la concepción global del psiquismo se estructura la Gestalttheorie alemana. . la acción causal del complejo. por otro lado. y sus investigaciones del subconsciente. patógenos por inconscientes. se orientan hacia [29] el análisis de las tendencias inconscientes. sentimientos intelectuales. percepciones e imágenes aparecen como simples reproducciones del pasado. Se suceden las investigaciones de Théodule Ribot. el simbolismo rígido instintual: instinto de la conservación del «yo» e instinto sexual o «líbido». La corriente psicológica se perfila en la última década del XIX. Más adelante veremos la decisiva influencia de Bergson. actitudes mentales. sobre todo en la concepción del tiempo proustiano. George Dumas. descubre la «desazón de la cultura». En el campo de la introspectiva experimental investiga el grupo de la Universidad de Würzburg: Ostwald Külpe. El vienés Segismund Freud (1856-1939) orienta sus investigaciones hacia distintos campos que influirán más o menos en la literatura contemporánea: la búsqueda del pasado. La «psicología del desvelamiento». Bühler y Messer. Freud. Influencia del psicoanálisis En la renovación novelística del siglo XX influyen decisivamente dos especulaciones científicas de signo distinto: el psicoanálisis y el behaviorismo. lo inconsciente. Como consecuencia del movimiento experimental surge un objetivismo radical. Marbe. tendencias».del XX. descubre la expresión de los recuerdos olvidados. después de repetidas observaciones. a través de las investigaciones de Chaicot y Bernheim. Alfred Binet observa que las sensaciones. activos. Pierre Janet. instintos y sueños. alcanzará una extraordinaria resonancia en la literatura. borrado de la mente de algunos pacientes. y en 1909 confirma «la revelación de una multitud de estados de conciencia casi indefinibles: conciencia de las relaciones. después de los estudios sobre las enfermedades de la memoria y la voluntad. Nietzsche había enseñado la significación preferente de las categorías vitales sobre la razón y la inversión de todos los valores.. Se difunden.

juega con la inconsciencia de la actividad psíquica. en su afán de plasmar la realidad. de desvelarla interioridad humana. Algunos personajes de Faulkner toman conciencia de su vida subconsciente. enlazado con el vitalismo biológico. en el Ulises. sin refrenar por la estratificación de las leyes. Con razón afirma Graham Hough(14): «La posición de Freud en relación con las bellas artes es semejante a la de Platón en el Renacimiento». el psicoanálisis freudiano pretende modificar el «Yo» del sujeto y permitir el flujo libre de las fuerzas de su líbido. desvelan la censura de la razón. siguen la doctrina freudiana. con su descubrimiento de los reflejos condicionados. una participación latente. descubre que los procesos psíquicos no son necesariamente conscientes. intenta también reconstruir todo el comportamiento humano a partir de los reflejos condicionados. junto a la participación manifiesta.Para Luis Martín-Santos. El Zeno Cossini. Otro ruso. el imperativo sexual mueve el largo [31] monólogo de Marion Bloom. el mundo de los sueños influye en algunas concepciones kafkianas. apoyado en el evolucionismo de Darwin y Spencer. la acción dilucidante del análisis. El psicoanálisis. los investigadores Köhler. se enfrenta con la zona de vida psíquica. Ya en 1906 Watson inicia sus teorías de psicología humana objetiva. puede mostrar sin dificultad en el goce artístico. «El psicoanalista. se relaciona con Freud. en la aversión hacia el padre del propio Kafka está presente el complejo de Edipo. desde finales de siglo. Las teorías de Freud abren para los novelistas el mundo maravilloso y desconocido del inconsciente. Bechterew. al delirio. cristalizadas en sus obras Behavior (1914). de Italo Svevo. Mientras tanto. el neurólogo W. Psychology from the Standpoint of a Behaviorist (1919) y Behaviorism (1925). según el propio Freud. se somete a una larga curación psicoanalítica. De la aplicación de los métodos experimentales surgen teorías de distinto signo que la introspección y la intervención de la conciencia en el campo de los recuerdos. con la penumbra de lo preconsciente y las tinieblas de lo inconsciente. proclamado por los surrealistas. . aun cuando infinitamente más activa. en la dirección objetiva de la psicología. Morgan y Thorndike impulsan la tendencia de la psicología animal. merced a una realización objetal plena y a una sublimación satisfactoria»(13). desatan las válvulas del subconsciente. La «libido». entra en bastantes novelas. que proviene de las fuentes ocultas de la liberación de los instintos». El derecho al sueño. Muchos escritores. La primera conquista significativa en el campo de la psicología objetiva está lograda por el ruso Pavlov. a la incongruencia. El «behaviorismo» norteamericano Las ciencias físicas influyen.

que percibe un observador exterior. con una sensación de vida propia. la sugestión increíble del instante. Hacen hablar a sus personajes sin ninguna preparación. desnudo. también objetivamente observables. los hechos de la vida corriente. Los novelistas norteamericanos. delastrado de retórica.El «behaviorismo» se basa en la observación y el análisis puramente objetivo de la conducta. captan la sensación [33] fugaz. Claude-Edmonde Magny(15) considera como modelos rigurosos de este método objetivo las novelas de Dashiel Hammett. La realidad psicológica queda reducida a una serie de comportamientos. el matiz lumínico. Los acontecimientos son presentados con fría objetividad. el lenguaje dirigido a otro y a sí mismo. sometidos a un ajustamiento mecánico. los elementos del paisaje. manteniéndose a una cierta distancia. Se atiende a la serie de conductas. Los pintores impresionistas transforman la vieja técnica de representar la realidad. Incluso algunas formas de monólogo interior están filtradas con cierta objetividad. no puede decirnos: «Ned Beaumont sintió que se volvía loco». adoptan el método objetivo «behaviorista». imponen las pinceladas abiertas. . un destello de astucia pasó por su único ojo visible». los objetos transfigurados por la luz. Estudia «el conjunto de respuestas adaptativas. desde Hemingway hasta Caldwell. a los ademanes. sueltas. con un enfoque real. Magny enjuicia así su psicología del comportamiento. como captados por un «cameraman». «Así. a los gestos. el dibujo abocetado. Al mirarlo. provenientes del medio psíquico o del medio social en el cual viven los seres». las cosas. simple frase que tiene que reemplazar por: «Despain miró fijamente durante largo rato a Ned Beaumont. desde su nacimiento hasta su muerte. El halcón de Malta. tomado como un todo. Registran en sus novelas el comportamiento externo de los personajes. objetivamente observables. Como ha escogido la actitud de no saber nada de los sentimientos de sus héroes. «representado en el límite por el objetivo de una cámara fotográfica». además de todo lo que el hombre hace. que el organismo. estudian científicamente la luz y el color. nos ofrece todo el proceso verbal de las «conductas» ante una situación dada. Este «behaviorismo» novelístico. se limitan a registrar los diálogos. le está prohibido escribir: «Despain sintió pánico». El estilo de Hammett es sobrio. a causa de su posición de absoluta objetividad. en relación con la conciencia. a los cambios de fisonomía. a las palabras y a las respuestas a los estímulos externos y a los estímulos internos. con una imparcialidad de cámara fotográfica. Con un procedimiento casi taquigráfico recoge las conversaciones de los protagonistas. La llave de cristal y Cosecha roja. sustituyen la imagen táctil por las vivencias sensoriales. Impacto de la revolución pictórica No podemos dejar al margen de la revolución literaria contemporánea las renovadoras tendencias pictóricas. sino: «Sacó su encendedor y lo miró. abordan. ejecuta en respuesta a los estímulos. como si experimentase una fascinación horrible». desde el impresionismo hasta la abstracción. [32] las conductas.

en Paul Bourget. me atrevo a establecer tres relaciones: la «ruptura de niveles» del cubismo influye seguramente en la ruptura sintáctica de los monólogos encabalgados de Joyce y Faulkner. se convierte en antiimpresionista. tonos y colores. exterminio. Proust y Bergson se acercan al impresionismo en la utilización de un elemento vital. la interpretación del tiempo. y los documentales de Mediados de siglo. de otro. Joyce y Kafka. durante la primera gran guerra. sucede la profunda y decisiva influencia del Manifeste du surréalisme (1924). es para André Breton «automatismo psíquico. la pintura deja de ser un dibujo montado en un lienzo. De un lado tenemos los ejemplos de Eliot y Valéry. influye profundamente en la novelística de Marcel Proust. A. el rumano Marcel Janco y el alemán Richard Huelsenbeck. el poeta alsaciano Hugo Ball. creación del novelista ingles Wyndham Lewis y del poeta norteamericano Ezra Pound. pasa a ser un «objeto combinado y arreglado a la manera de una máquina». Pero. Cubismo y surrealismo En las escalas de bajada del impresionismo contribuyen a la liquidación del sensualismo decadente tres pintores que informan toda la renovación artística de nuestro tiempo: Cézanne. con su tradición intelectual. El autor de À la recherche du temps perdu emplea una técnica impresionista en sus sensaciones. o superrealismo. ruptura radical con las estructuras tradicionales. algunas poesías de Eluard. consciencia del pasado. El cubismo condiciona los caligramas poéticos de Apollinaire. Le désir attrapé par la queue. El simultaneísmo de Léger y Delaunay es la base del contrapunto espacial [34] y temporal de Huxley. Extremando un poco las semejanzas. recuerdo. A la rebelión dadaísta. de clara huella en los poetas simbolistas. por el estudiante rumano Tristan Tzara. con su legado de ideas y formas. primera gran aventura estética.El impresionismo. en su transfiguración luminosa de la realidad. del manifiesto futurista de Marinetti (1909). A los recortes periodísticos pegados en algunos lienzos cubistas corresponden los «news reels» (noticieros) fragmentados de la trilogía U. El tiempo deja de ser disolución. aplicación del color puro y propio del objeto. de John Dos Passos. Gauguin y Van Gogh. el automatismo psíquico conducido a las más extremas consecuencias. influye en páginas de Max Jacob. Paul Dermée y Jean Epstein. el pintor franco-danés Hans Arp. S. «belleza cautiva». para convertirse en contemplación. se aproxima a Claude Monet en la descripción de la catedral de Amiens. «la imaginación sin hilos». destruye motivos pictóricos tradicionales. el arte trata de olvidar el atractivo de las formas. Con el cubismo. los aforismos de Cocteau. También pueden influir en la subconsciencia de algunas situaciones novelísticas las «palabras en libertad». mediante el cual se . Tampoco podemos olvidar el vorticismo. sobre todo. Desde comienzos del siglo XX. El surrealismo. elaborada en Zurich. La profunda transformación del arte y la literatura se ajusta a la dicotomía ya señalada por Arnold Hauser: la experiencia de la cultura. en el teatro de Chejov. la comedia de Picasso. y la experiencia de la pura y primaria existencia. concepto dinámico y lírico del maquinismo.

Heckel-. por su intenso cromatismo. en forma especial. Dictado del pensamiento. deriva en el «expresionismo constructivo de Oskar Schlemmer y Willi Baumeister. la posición expresionista de Frank Kafka. el entusiasmo por Freud. en los versos de Kandinsky. un ejemplo significativo Georg Trakl. Pero es. su metamorfosis de lo extraño. Tenemos un ejemplo en los graves poetas alemanes que reflejan tensas escenas de la guerra de 1914(16).».propone expresar verbalmente. con la denominación Cage aux fauves. su estilo autonómico. Camoin. su «experiencia de una eterna desventura». en ausencia de toda vigilancia ejercida por la razón. es más amplia y profunda la influencia del movimiento expresionista. Kubin. Determinan las tentativas de superar la realidad-ambiente y elevar sobre la madeja sensorial y emotiva una ultrarrealidad espiritual. Los procedimientos expresionistas influyen poderosamente en distintas manifestaciones literarias. en la producción literaria del pintor Kokoschka. por escrito o de otra manera. de Hermann Hesse. En un plano opuesto se desarrollan. con la metamorfosis del hombre en animal. Al lado de la fuerte configuración interna aportada por Matisse.. en dos narraciones de La ruta interior. Die Brück -Hodler. visión ciclópea y atlética del cosmos. y [35] Gauguin. Rohlfs. La «belleza convulsiva» del surrealismo. Procedimientos expresionistas Una nueva voluntad creadora arranca del Salón de Otoño de 1905. desventura y destrucción. a la incongruencia. Ciertas estructuras mentales de las novelas kafkianas. en Van Gogh. Habría que encasillar dentro del expresionismo los poetas Georg Heym. Dufy. caen dentro del expresionismo. Nolde. evoluciona en los hallazgos de Paul Klee y en la libertad sin límites y la irradiación interior del ruso Wassili Kandinsky. de Gustav Meyrinck. en la novela Golem. los textos automáticos. como ya ha señalado Walter Falk(17). el fauvismo y el expresionismo.. con sus imágenes de desconsolación. Por su conjunción de fantasía. de indudable raíz kafkiana. Else LaskerSchüler y Cofried Benn. . El expresionismo. Pero para este libro nos interesa. por una parte. inspirado. La singular técnica esperpéntica del teatro de Valle-Inclán y de sus novelas Tirano Banderas y la trilogía El ruedo ibérico tienen una correspondencia pictórica expresionista. tenemos la obra de Marquet. cristaliza en el grupo de Dresde. sobre todo. Encontramos el pathos expresionista en Weininger. al delirio. Van Dougen y la carga literaria y el mundo infantil de Marc Chagall. por su búsqueda de un nuevo sentimiento de la naturaleza. están presentes en varias de las novelas analizadas. con su ocaso de la naturaleza. el funcionamiento real del pensamiento. desde la primera década de siglo. el derecho al sueño. dinamismo y abstracción orgánica.

formas laberínticas. de Joyce. Y el catalán Julio González juega en El sueño (1931) con instrumentos de dolor y de martirio. algunos protagonistas-narradores conservan el afán pluralista de los héroes decimonónicos. podemos descubrir la influencia de Kafka en algunas creaciones artísticas. es otra muestra significativa.Al mismo tiempo. sobre todo en los grandes escultores superreales Giacometti. la técnica autobiográfica alcanza una nueva dimensión. El protagonista Meursault nos explica su rebeldía. Un buen ejemplo es La náusea. al dar plena libertad al protagonista. El viraje del relato en primera persona llega cuando Kafka afirma: «He entrado en la literatura cuando he podido sustituir el 'él' por el 'yo'». de Jean Paul Sartre. el «clímax» en que se mueve. siguen el mismo procedimiento de biografiar la totalidad de su andadura vital o elaboran un denso y complejo mundo circunvalente. El extranjero. se hace intérprete de sus historias. no . Parte de este autobiografismo sigue enlazado con los procedimientos tradicionales. se manifiestan en unos momentos de vida auténtica. una manifestación de revolucionaria [37] originalidad a partir del monólogo interior del Ulises. que busca el sentido de la angustia. El autobiografismo tiene. La sustitución del «él» por el «yo» es decisiva. introspectivo. es el propio personaje el que se autoanaliza. otras se desnuda él mismo a los ojos del lector. La óptica se desplaza al protagonista. Un nuevo autobiografismo Frente al enfoque desde el punto de vista del autor -narración en tercera persona. Alberto Giacometti inventa lugares fantásticos. al seguir un procedimiento más objetivo. Enfoque narrativo múltiple Al lado de un ángulo único de visión encontramos el enfoque múltiple: una misma acción presentada desde diferentes puntos de vista. enigmáticos escenarios. A veces se esfuerza en ocultar su personalidad. Pero el nuevo autobiografismo está representado por personajes que. Un ejemplo típico de esta última posición es Knut Hamsum. En la novelística francesa que bucea en el absurdo. del sufrimiento. El novelista. la pesadilla y los gestos hieráticos de su Palacio hacia las cuatro de la madrugada evoca el mundo carcelario de Kafka. diario lento. más real que las cosmovisiones globales del XIX. en vez de autodescribirse.se prolifera en el siglo XX el autobiografismo. del intelectual Antoine Roquetin. su trayectoria ideológica. Roszak y Julio González. rodeado por el persistente torbellino encendido de la «náusea». de Albert Camus. además. personaje terriblemente analítico. confunde el instrumento de tortura y el hombre torturado como una dramática resonancia de La colonia penitenciaria del novelista praguense(18). El novelista se transmuta en el personaje-narrador. Theodore Roszak identifica perseguidor y perseguido en su Ballenero [36].

con un complejo enfoque múltiple a través de los doce defensores de la casa minada. de Manuel Aldecoa. La realidad enfrentada así desde diferentes perspectivas está condicionada a las ópticas peculiares de los personajes. el símbolo. desde las memorias de Gilbert. y entonces la asedia desde la interpretación de cada uno de los personajes. También en la novelística española encontramos ejemplos polivisionales. Juan y Luigi. de Graham Green.puede ofrecernos las distintas caras de una historia. Otro claro ejemplo español de polivisión es el Premio Nadal de 1964. Ratliff. parcial de Liberata. Cabría aquí una comparación con los procedimientos pictóricos del cubismo: los elementos de la realidad se rompen. Los amores de Liberata y Telmo están vistos en La enferma. en vez del punto de vista del autor vivimos la acción «a través» de los tres protagonistas: Dedalus.[39] . se descomponen ante el enfoque polivisional. desde distintas perspectivas: el relato equilibrado del cura Simón Pedro. hermana de Telmo. En el Fin de la aventura. El problema religioso y sentimental de Triángulo. a diferentes tensiones. el mito. del doctor Laugthorne y del padre Rushby. en Tres pisadas de hombre. Bloom y Marion. con una imbricación de la historia. Pero al superponerse tienen que ensamblarse. el trasmundo onírico. significa una angustiosa búsqueda de Dios. tres versiones de la aventura de contrabando. exploración de distintos niveles humanos a través del filtro de la conciencia de los protagonistas. y la interpretación apasionada de Angustias. Este ensamblaje se logra en el cuadro cubista mediante un ritmo especial. las alusiones de la muchacha Lucía. de Juan Goytisolo: cuatro relatos autobiográficos en torno a un mismo problema de crisis amorosa. Otro ejemplo significativo puede ser el procedimiento «pluridimensional» faulkneriano [38] de Mientras agonizo. de Elena Quiroga. Bendrix narra las circunstancias presentes en relación con el pasado a través de la evocación de las relaciones con Sarah. la narración detallista de la fiel Alida. La pluridimensión de El fulgor y la sangre. y el diario de ésta. está elaborada a través de las ilusiones y la angustia de las esposas de los guardias civiles. además de una confesión de amor humano. a través de los relatos sucesivos de Gad. Charles Mallison. la inquietud metafísica. por lo tanto. El miedo y la esperanza. William Faulkner nos presenta las incidencias de una comunidad urbana a través de los tres protagonistas de En la ciudad. Más original es Fin de fiesta. En la novela se consigue con la creación coordinada de un fuerte elemento estilístico. K. de Matirice Baring. Gabin Stevens y V. Antonio Prieto nos ofrece. La acción de La sibila. de Alfonso Martínez Garrido. del sueco Pär Lagerkvist. sometida. En el Ulises. se bipolariza en el relato del extranjero y en la narración de la vieja pitonisa de Delfos. está analizado por triplicado.

London. GOLDMANN. Berlin. LIII. René: Mensonge romantique et vérité romanesque. 1963. siècle. 1951. François: Le romancier et ses personnages. Penser. 1935. E. R. Buenos Aires.: Spatial Form in modern Literature.: Théorie des Romans. en «Revue de l'Institut de «Sociologie». BRANDEMBURG. Seix Barral. 1927. JENS. Helsinki. 1945. LUKACS. ALLOTT. Walter: Herr Meister: Dialog über einen Roman. Mariano: Proceso de la novela actual. J. Ed. «Sewanee Review». 1952. 1946. LUGOWSKI. 1933.: L'aventure intellectuelle du XXème. Barcelona. Rialp. Hans: Die Kunst der Erzählung. Roger: Sociologia de la novela. Buenos Aires. Minneápolis. Nueva York. 1963. 1934. Edwin: The structure of the novel. . española: La aventura intelectual del siglo XX. 1946. MUIR. René-M. Madrid. JAMES. George: Die Theorie des Romans. 2. 1920.: Aspects of the Novel. Henry: The Art of the Novel: Critical Prefaces. Günther: Die Bedentung der Zeit in der Erzählkunst. Piper. BAQUERO GOYANES. Brenien-Horn. GIRARD. Artur: Stilkinde der deutscen Dichtung. KUTSCHER. 1925. Los novelistas y la novela. Munich. Londres. 1932. Clemens: Die Form der Individualität im Roman. MÜLLER. Lucien: Introduction aux problèmes d'une sociologie du roman. FRANKE. FORSTER. José: Ideas sobre la novela. O'CONNOR. Ed. 1963. Universidad de Bruselas. GOLDMANN. París. Versión española. en «Revue de l'Institut de Sociologie». Madrid. London. Bonn. M. 1963. ORTEGA Y GASSET. Williams: Forms of Modern Fiction. 1942. Munich. MAURIAC. CAILLOIS.Bibliografía ALBÈRES. Lucien: Nouveau roman et réalité. 1966. 1947. 2. Berlin. 1960. KOSKIMIES. 1948. Miriam: Novelist on the novel.

Berlín. E. WEST. Paul: The Modern Novel. An introduction to the study of the novel. Bernard: Der Roman. Story.: Der lebende Roman. SOUVAGE. Freiburg. http://www.10) . 1965.com/servlet/SirveObras/04709511911336539732268/p0000001. Londres. RANG. V.10. Robert: Wesen und Formen der Erzählkunst. PRITCHETT. Halle. htm(16. 1963. París.PETSCH. Gaëtan: Panorama des idées contemporaines. Gallimard. S. 1934. Gent.cervantesvirtual. Verlag Herder. 1947. Hutchinson. Jacques. PICON. 1954.