EL PETRÓLEO

El petróleo es un compuesto formado
mayoritariamente por hidrocarburos. Es un
combustible orgánico y de origen fósil creado a
través de la transformación de materia orgánica
procedente de zooplancton y algas, que se
acumuló en grandes cantidades en los fondos
marinos. Este proceso se lleva a cabo sin oxigeno
y que posteriormente enterrados bajo pesadas
capas
de
sedimentos.

Posee un elevado poder
calorífico.
Las infraestructuras para
su transporte están muy
desarrolladas.
Gran cantidad de
maquinaria esta adaptada
al uso del petróleo.
La tecnología para su
procesado y refinado esta
muy desarrollada.

La velocidad a la que se
consume este recurso es muy
alta.
Para los países no productores
supone la dependencia de un
producto importado.
El transporte supone un
riesgo para el medio
ambiente.
Los aditivos son muy
contaminantes.
Produce mucha cantidad de
CO2 durante su combustión.
Es un recurso no renovable.

El petróleo tiene el problema de ser insoluble en
agua y por lo tanto, difícil de limpiar. Además,
la combustión de sus derivados
genera
productos muy contaminantes. En los casos
que se ha derramado el petróleo al mar las
consecuencias han sido terribles puesto que
todas las especies marinas y las que dependen
de estas se han visto seriamente afectadas. Si la
fuga se produce cerca de la costa toda la zona
del litoral queda bajo una capa negra que
dificulta mucho la habitabilidad al igual que
pasa en el mar ya que el petróleo de la
superficie no deja pasar la luz, impidiendo la
vida en la zona afectada.

FASES E IMPACTOS
DE LA
EXPLOTACION
PETROLERA EN
ECUADOR

IMPACTOS DE LA ACTIVIDAD PETROLERA
EN CADA UNA DE LAS FASES

Los desechos tóxicos de la perforación se
depositan en piscinas sin recubrimiento a lado de
los pozos

Se provoca la contaminación de las
aguas

Las aguas de formación son
depositadas en estas grandes
piscinas

Red de tuberías en
Shushufindi

• En las zonas de
actividad
petrolera existen
enfermedades
relacionadas con
esta actividad
como son
infecciones de
piel,
respiratorias,
anemia, abortos y
cáncer

Si la extracción continúa
al mismo ritmo que en
el año 2002, salvo que se
encontrasen nuevos
yacimientos, las
reservas mundiales
durarían
aproximadamente 40
años. Se calcula que
quedan unas 143.000
millones de toneladas.