68

PATOLOGÍA

DEL

APARATO LOCOMOTOR, 2007 · V OL .5 · Nº 1 · 68-74

ORIGINAL

Implicación de la termografía en el diagnóstico de la
distrofia simpático refleja: a propósito de un caso
Implication of the thermografy in the diagnosis of the
sympathetic reflex dystrophy: with regard to a clinic case
González Rebollo A. Mª. 1 , Antón Andrés
Mª J. 1 , Fuertes González S. 1 , Blázquez
Sánchez E. 2 , Alonso Margüello A. I. 1 ,
Antón Andrés M. 3

1
2
3

Hospital Rio Hortega. Valladolid
Hospital Virgen de la Luz. Cuenca
Fisioterapeuta Atención Primaria gap 0. Cantabria

RESUMEN

ABSTRACT

La Distrofia Simpático Refleja o Síndrome Regional Complejo tipo I es una patología de difícil diagnóstico y tratamiento especialmente debido al desconocimiento que
existe sobre la fisiopatogenia de la enfermedad, y que
puede tener consecuencias graves.

Sympathetic Reflex Dystrophy or Complex Regional Syndrome Type I is pathology of difficult diagnostic and treatment especially due to the ignorance that exists on the
physiopathogenicity of the disease, and that can have serious consequences.

En el siguiente artículo describimos un caso de distrofia
simpático refleja de 5 meses de evolución de origen postraumático. Mujer de 45 años diagnosticada de este síndrome tras sufrir fractura de 5º metacarpiano de mano
derecha. Aunque ninguna de las pruebas complementarias es definitiva, nosotros hemos realizado el seguimiento
con termografía infrarroja, observando un paralelismo entre la mejoría clínica y termográfica en los tres primeros
meses de tratamiento rehabilitador y farmacológico.

We presented/displayed the case of a woman of 45 years
diagnosed of this syndrome after undergoing metacarpial
fracture of 5º of right hand. Although no of the complementary test is definitive, we have made the pursuit with
infrared thermography, observing a parallelism between
the clinical and thermal improvement the three first
months of physical therapy and medical treatment.

Palabras claves:
Síndrome doloroso regional complejo. Distrofia simpático
refleja. Teletermografia infrarroja. Algodistrofia.

Key words:
Complex regional pain syndrome. Sympatho-reflex dystrophy. Infrared telethermography. Algodystrophy.

Patología del Aparato Locomotor, 2007; 5 (1): 68-74

INTRODUCCIÓN
La Distrofia Simpático Refleja (DSR) es una enfermedad compleja (código CIE-9 CM 733.7),
cuyas causas se desconocen y que puede tener
consecuencias graves.
El término fue introducido por Evans (1) en
la literatura médica en 1946, habiendo recibido
Correspondencia:
A. Mª. González Rebollo
Servicio de Rehabilitación y Medicina Física Hospital Rio Hortega
Puerto Rico 1. 47014 Valladolid
kabat982@gmail.com

varias denominaciones, todas ellas imprecisas,
denotando algunas el origen del trastorno,
otras los mecanismos del dolor y otras la evolución del mismo. Así, se le ha llamado: Síndrome
de causalgia (mayor y menor), atrofia de Sudeck, algoneurodistrofia, distrofia refleja neurovascular, síndrome de Steinbrocker, osteoporosis postraumática, distrofia postraumática,
vasoespasmo postraumático, edema crónico
postraumático, etc.
A partir de 1994 la Asociación Internacional
para el Estudio del Dolor (International Association for Study of Pain-IASP, por sus siglas en in-

. pero que con el tiempo se extiende. las zonas donde aparece con mayor frecuencia son: mano. Cara palmar y dorsal mano derecha.. Tras retirada de inmovilización. En el 50 por ciento de los casos. En la exploración física se objetiva hipersudoración palmar. dolor urente/quemante. edema sin fóvea. En su desarrollo se han implicado múltiples factores.5 · Nº 1 · 68-74 González Rebollo A. Fuertes González S. Termografia Pre-tratamiento. glés) reunió todas estas definiciones bajo el término de Síndrome Doloroso Regional Complejo (2). aunque en estos momentos no conocemos los mecanismos precisos por los que se produce este trastorno. muñeca. Implicación de la termografía en el diagnóstico de la distrofia simpático refleja: a propósito de un caso CASO CLÍNICO Se presenta el caso de una mujer de 45 años de edad que el 3-Octubre-05. 2007 · V OL .. Cara palmar y dorsal mano izquierda. pie. o en el área cubierta por el nervio lesionado. 2. del 2º al 5º dedo de la mano derecha. incluso en algunas ocasiones puede afectar la extremidad opuesta. 1. Además. Termografia Pre-tratamienro.. et al. Mª. tobillo y rodilla. el dolor dura más de 6 meses y algunas veces años. Quien la padece presenta durante mucho tiempo. la paciente refiere inflamación e impotencia funcional de las articulaciones metacarpofalángicas e interfalángicas. la paciente presenta dolor difuso en Fig. persistente y penetrante. Se trata de urgencia con férula de yeso durante 7 días y se completa tratamiento ortopédico con yeso cerrado hasta el 8-Noviembre-05. presenta fractura de cabeza de 5º metacarpiano. proximal y distal. frecuentemente involucra toda la extremidad. tras caída accidental con traumatismo sobre la mano derecha. Es derivada al Servicio de Rehabilitación con fecha 14-Febrero-06. Aunque se puede tener una distrofia en cualquier parte del esqueleto. que puede estar localizado en el sitio de la lesión.69 PATOLOGÍA DEL APARATO LOCOMOTOR. Fig. Antón Andrés Mª J. hipertricosis y rigidez de las articulaciones ya citadas.

por lo que se asocia gabapentina a dosis de 1800 mg/ día y se retira el antiinflamatorio oral. En la revisión a las 4 semanas se evidenció persistencia de dolor de características neuropáticas. Fuertes Fuertes González González S. En la siguiente revisión al mes. en la radiografía aparece resorción trabecular irregular en 5º MTC y falanges proximal. /día y calcio oral. Las pruebas de laboratorio fueron normales (VSG…). al Implicación de la termografía en el diagnóstico de la distrofia simpático refleja: a propósito de un caso Fig. RX simple y termografía infrarrojo.I. 4. Como pruebas complementarias se solicitaron analítica de sangre. Termografía post-tratamiento. mejoría de la movilidad analítica y global de la mano derecha. disminución del dolor (EVA 6/10) y simetría térmica respecto a la mano contralateral (Figura 3). que presentan predominio distal de síntomas anormales.70 PATOLOGÍA DEL APARATO LOCOMOTOR. Mª. La evaluación termográfica detectó disminución de la temperatura en 4º y 5º dedo mostrando una amputación térmica a ese nivel (Figura 2). posteriores a una lesión. etet al. Antón Andrés Mª Mª.. excediendo en magnitud y duración al curso clínico esperado del incidente inicial. Termografía post-tratamiento. además se añadió cinesiterapia pasiva y activa suave y magnetoterapia..5 · Nº 1 · 68-74 González Rebollo A. Ante estos hallazgos es diagnosticada de Síndrome Doloroso Regional Complejo y se establece el siguiente plan terapéutico: inicialmente se pautó tratamiento con AINE oral combinado con calcitonina intranasal a dosis de 200 U.. Fig. DISCUSIÓN La IASP (2) define el SDRC como «variedad de condiciones dolorosas de localización regional. Pasados 2 meses mostró una mejoría clínica significativa: control de hipersudoración. 3. mano derecha urente y alteración de la sensibilidad de tipo alodinia. ocasionando con frecuencia . con un EVA de 9/10.. J. media y distal. del 2º al 5º dedo (Figura 1).. Cara palmar y dorsal mano derecha. Cara palmar y dorsal mano izquierda. S. 2007 · V OL . J. la paciente refería persistencia del dolor neuropático por lo que es derivada a la Unidad del Dolor para la valoración de bloqueos nerviosos.

y las fracturas son la causa más frecuente de la aparición de SDRC (44%) (4. de intensidad variable. rápido. 2007 · V OL . PCR. se manifiesta como dolor espontáneo o alodinia / hiperalgesia. Antón Andrés Mª J. como acabamos de decir. de la temperatura o de la regulación de la circulación sanguínea de la piel podría ser uno de los mecanismos implicados. moteada. con una progresión variable en el tiempo». Z Termografía infrarroja: el diagnóstico termográfico se basa en el análisis de las asimetrías térmicas que aparecen entre mitades paralelas del cuerpo y en la diferencia de temperatura existente entre una zona determinada y su entorno. Sobre datos de incidencia se encuentra muy poco en la literatura médica mundial. y desproporcionado al episodio desencadenante. Algunos estudios recientes describen una elevación de la IL-6. hay o ha habido evidencia de edema. anormalidad en el flujo sanguíneo cutáneo o actividad sudomotora anormal.71 PATOLOGÍA DEL APARATO LOCOMOTOR. Mª. Tiene una especial utilidad en aquellos síndromes dolorosos en los que se sospeche una implicación del sistema nervioso simpático. Z Gammagrafía ósea con Tc99: es un test muy sensible para confirmar la sospecha clínica de la DSR en las fases iniciales. El término Dolor Regional intenta definir que el dolor. En un estudio de cohortes retrospectivo realizado en Holanda de 1996 a 2005. pero no es válido en los casos tardíos (11). sin que exista ninguna específica. El diagnóstico debe ser primeramente clínico y posteriormente confirmado por las exploraciones complementarias. En un artículo publicado en 2004 . El factor encontrado con mayor frecuencia. Los criterios clínicos de la IASP (2) para el SDRC tipo I son los siguientes: 1.2 por 100 personas por año. Así el SDRC queda clasificado en tipo I y en tipo II. heterogénea. El término «complejo». Etiológicamente existen algunos factores bien conocidos que pueden favorecer o desencadenar dicha patología.. siendo la más típica la desmineralización subcondral. es un síndrome que se desarrolla tras un episodio nocivo desencadenante. et al. 4. Tiene las ventajas de ser un método objetivo. La extremidad superior se afecta más frecuentemente que la inferior. Z RMN: poco valor para el diagnóstico del DRS. IL-8 y el TNF-alfa (8. intenta definir las múltiples formas de presentación de los síntomas y signos que lo caracterizan (3). sobrepasa la localización esperada en función de la causa aparentemente originaria. no invasivo. diferenciándose fundamentalmente por la presencia de lesión nerviosa periférica definida en el tipo II. de bajo costo y con un área de aplicación extensa lo que permite su utilización para el diagnóstico de la DRS. que la media de edad es de 46 años (5). Z radiología convencional: las imágenes radiológicas son inespecíficas. Se puede apreciar un aumento mal definido de las partes blandas por el edema provocado por los fenómenos vasomotores. Fuertes González S. existiendo una mayor incidencia en mujeres entre 61-71 años (4). es el traumatismo o una fractura (6). sin limitaciones. usualmente una extremidad pero en otras ocasiones referido a otras partes del cuerpo. No se sabe por qué algunos pacientes desarrollan esta patología y otros no. Las mujeres se afectan tres veces más que los hombres. este diagnóstico se excluye por la presencia de otras condiciones que pudieran explicar el grado de dolor y disfunción.9). un deterioro motor importante. Las pruebas complementarias que se realizan habitualmente son las siguientes: Z analítica: los datos analíticos sugestivos de inflamación aguda (VSG. encargado entre otras cosas del control de la sudoración.5 · Nº 1 · 68-74 González Rebollo A. Implicación de la termografía en el diagnóstico de la distrofia simpático refleja: a propósito de un caso 2. sin embargo. no limitado a la distribución territorial de un nervio periférico. han observado que la incidencia en conjunto del SDRC se estima en 26. también puede aparecer después de sufrir una apoplejía o un infarto de miocardio. En un estudio realizado en USA entre 1989-1999 observan. En un estudio publicado en el 2002 se concluye que estos criterios de la IASP para el SDRC tipo I son poco utilizados en las publicaciones médicas (7). Se cree que una alteración del sistema nervioso simpático. desproporcionado y continuo.5). etc. en la región dolorosa desde el episodio desencadenante.. Para que sea apreciable deben transcurrir varias semanas desde la injuria (10).. leucocitos…) suelen ser normales. 3.

72 PATOLOGÍA DEL APARATO LOCOMOTOR. aunque su eficacia no está demostrada en este síndrome. un valor predictivo positivo del 90% y negativo del 94%. Z Electromiografía: presenta alteraciones en el SDRC tipo II. La temperatura de la mano afecta se compara con la contralateral midiendo las diferencias entre ambas (13). sensibilidad y valor predictivo de la teletermografía infrarroja en el CRPS tipo I .C produce una reducción significativa del dolor del SDRC tipo I en las fracturas de muñeca (17). El SDRC tipo I es un dolor de tipo neuropático muy difícil de tratar por la gran dificultad de establecer los mecanismos responsables del mismo. la inhibición de la reabsorción ósea y el probable efecto analgésico central.5 · Nº 1 · 68-74 González Rebollo A. 4.. 3. asociado a electroterapia (electroestimulación transcutánea o TENS. manteniendo previamente al paciente 15 minutos con la región a explorar descubierta. y obtener así un incremento significativo de las diferencias termográficas (14). tiene un efecto leve en la disminución del dolor y reduce significativamente el déficit sensorial en la extremidad afecta (19). de la extremidad afecta (debiendo evitarse una fisioterapia excesivamente agresiva que agrave el dolor).. Ningún medicamento ha demostrado tener un efecto definitivo a largo plazo. realizado para valorar la especificidad. entonces se debe someter a ambas extremidades superiores a variaciones de temperatura entre 15±1. Mª. Fuertes González S. Z Bloqueos simpáticos: orienta hacia opciones terapeúticas concretas.. Los antiinflamatorios no esteroideos son poco eficaces. et al. se utiliza por la vasodilatación periférica que produce. t La palma es isoterma con hipertermia moderada en el centro. rehabilitación.16): farmacoterapia.5ºC y 45±1ºC (mediante la introducción de las manos en agua fría y caliente) para provocar al sistema nervioso simpático. bloqueos nerviosos y técnicas psicológicas. Antón Andrés Mª J. 2007 · V OL . analítica y global. Sin embargo el tramadol a dosis de 150-300 mg/día puede ser beneficioso para el control del dolor. 5. Los parámetros típicos del termograma de la mano son: t Simetría izquierda-derecha y homogeneicidad. cuando la calcitonina no es bien tolerada por el paciente (18). una especificidad del 89%. ultrasonidos. Suele combinarse con otros tratamientos para aliviar el dolor. Según un estudio del 2006. siendo normal en el tipo I.. b) Rehabilitación: El tratamiento rehabilitador es fundamental y está recomendado en la mayoría de estos pacientes. también se le debe indicar que suspenda el consumo de tabaco dos o tres horas antes de la prueba. magnetoterapia) y terapia ocupacional (20). así como disminuir el edema. Los bifosfonatos son eficaces en el SDRC tipo I en fases iniciales. . siendo su eficacia prácticamente nula en fases tardías. concluyen que esta técnica presenta una sensibilidad del 93%. Se utilizan diferentes técnicas como cinesiterapia pasiva. Implicación de la termografía en el diagnóstico de la distrofia simpático refleja: a propósito de un caso por lo que necesita un enfoque multidisciplinario (15. Antidepresivos tricíclicos tipo amitriptilina. El objetivo es mantener la movilidad de la extremidad evitando la rigidez y la contractura muscular asociada al dolor. pudiendo por tanto ser utilizado para el diagnóstico del CRPS tipo I (12). así como la exposición solar en los días previos. La prueba se realiza en una sala con temperatura ambiente constante (debe oscilar entre 2123ºC). Hay que advertir al paciente que evite utilizar cremas en la zona a estudio así como recibir terapia el día de la exploración. La calcitonina. 2. t Los dedos deben ser visibles en el termograma hasta las puntas de las superficies interna y externa. a) Farmacoterapia: 1. t Línea anisotérmica sobre los vasos grandes y las venas hipodérmicas grandes. autoasistida y libre. activoasistida. Un estudio randomizado de Zollinger y colaboradores concluye que el tratamiento profiláctico con vit. si a temperatura ambiente no se consiguen observar cambios termográficos entre la extremidad sana y la afecta. Antiepilépticos tipo gabapentina a dosis de 900-2400 mg/día.

2006. Geertzen JH. Reinders MF.. alteraciones sensitivas y rigidez matutina. Sandroni P. 3. 2005.. Reflex sympathetic dystrophy: changing concepts and taxonomy. 2002. Seattle: IASp Press. Klein J. Merskey H. Pain 2003. una diferencia de temperatura de 0. Evidence for local inflammation in complex regional pain syndrome type I. eds. 22: 235-9. Dijkstra PU. Rev Esp Reumatol 1998. Diagnosis of post-traumatic complex regional pain syndrome of the hand: current role of . Huygen FJ. Antón Andrés Mª J. c) Bloqueos nerviosos: Se planteará la realización de estas técnicas en estadios iniciales para disminuir el dolor y facilitar la fisioterapia y rehabilitación funcional (21) o cuando los tratamientos anteriores no han producido un resultado satisfactorio. Bal CS. Zaspel J. a population-based study. Complex regional pain syndrome type I: incidence and prevalence in Olmsted county. Dieleman JP. The incidence of complex regional pain syndrome: A populationbased study. Bogduk N. En nuestro caso. 2. La termografía permite seguir objetivamente la respuesta al tratamiento y es más precoz que los cambios clínicos cutáneos o las alteraciones radiológicas. de Bruijn AG. de Mos M. Huygen FJ. cambios tróficos de las uñas y pelo. Eura Medico Phys. Mª. Groeneweg JG. De Bruin MT. en especial a los pacientes que sufren una evolución más adversa. Schuermann M. De Bruijn AG. Inflammatory mediators are altered in the acute phase of posttaumatic complex regional pain syndrome. Gaertner A.73 PATOLOGÍA DEL APARATO LOCOMOTOR. Pankaj A. Deepak kk. Stricker BH. Hassenbusch S. 11. Schinkel C.5 · Nº 1 · 68-74 González Rebollo A. 8. Clin J Pain.41-42. Pichot C. Faist E. una vez instaurado el síndrome es fundamental el díagnóstico y tratamiento precoz para evitar una evolución tórpida y la aparición de secuelas. A complex regional pain syndrome. Jänig W. 7. Distrofia Simpático Refleja/ síndrome de dolor regional complejo tipo I: exploraciones complementarias. 41: 283-92. Referencias bibliográficas 1. CONCLUSIONES El mejor tratamiento en el SDRC tipo I es la prevención. Complex regional pain syndrome type I: use of the International Association for the Study of Pain diagnostic criteria defined in 1994. 2007 · V OL . Surg Gynecol Obstrect 1946. Reflex sympathetic dystrophy. 2002. Shoulder-hand syndrome after stroke.. Benrud-Larson LM. Pain 1995.. Sturkenboom MC. Mediators Inflamm. intolerancia al frío. Descriptions of chronic pain syndromes and definitions of pain terms. 25:270-5. Zijistra FJ. Mittal R. McClelland RL et all. la termografía infrarroja ha contribuido a la evaluación y seguimiento del tratamiento prescrito. Benedetto P. d) Apoyo psicológico: En todos los casos se debe realizar un tratamiento psicológico individualizado. 9. Fuertes González S. Kotwal PP. A pesar del diagnóstico y tratamiento adecuado un porcentaje no despreciable de pacientes van a presentar secuelas tales como dolor. 1994. Clin J Pain. Es muy probable que condiciones que producen ansiedad o estrés incrementen la nocicepción en el SDRC tipo I a través de mecanismos alfa-adrenérgicos (22). 63:127-133. La termografía infrarroja es la técnica más aceptada para demostrar las alteraciones de temperatura cutánea en el SDRC tipo I (23. 82:36-43.24). 2nd ed. 5. Pain 2006 Nov 3. 103: 199207.6º C es sugerente. 6. observando en un primer momento hipotermia con respecto a la mano contralateral y posteriormente una progresiva normalización del patrón termográfico. Evans JA. Zedler S. et al. 10. Classification of chronic pain. Implicación de la termografía en el diagnóstico de la distrofia simpático refleja: a propósito de un caso En el diagnóstico del SDRC tipo I es indiscutible el valor de los datos clínicos. mientras que la diferencia de un grado es considerada prácticamente diagnóstica para SDRC Tipo I (25). Pertoldi S. 8(4):207-15. 11: 47-51. apoyándose en diferentes exploraciones complementarias. 4. Stanton-Hicks.

Breederveld RS. Zijlstra FJ. Ollet A. Kock FX. Lubenow TR. Nath H. 5:445-54. Tuinebreijer WE. 5:30. Grabow TS. Observaciones sobre los componentes psicológicos del SDRC tipo I (DSR). 48:150-7. 13:50-59. Westra M. Clin J Pain. 13:162-6. What is the place of diphosphonates in the treatment of complex regional pain syndrome I ?. and Wim Ej Weber.74 PATOLOGÍA DEL APARATO LOCOMOTOR. Ed. Pathophysiology. Niehof SP. 96:1254-60. Randomised controlled trial of gabapentin in Complex Regional Pain Syndrome type 1 [ISRCTN84121379]. 24. Lockwood B. 32:418-31. Lancet 1999. Stress infrared telethermography is useful in the diagnosis of complex regional pain syndrome. 4:13. Huygen Fj. 2007 · V OL . Masson. 12: 316-325. Antón Andrés Mª J. Teletermografía y aplicaciones clínicas en algología. Complex regional pain syndrome I (reflex sympathetic dystrophy). Furst H. 557-71. Dolor 1998. Madrid Arias JL. Ann Readapt Med Phys 2005. Gulerich Steven J. 25. Medicina del Dolor. Conf Proc IEEE Eng Med Biol Soc 2004. Gulvich S. Implicación de la termografía en el diagnóstico de la distrofia simpático refleja: a propósito de un caso 18. Anton C van de Vusse. Ecografía Articular. Thermography imaging during static and controlled thermoregulation in complex regional pain syndrome type I: diagnostic value and involvement of the central sympathetic system. and therapy.. Fuertes González S. 19. Smith To. 13. Type I (formerly reflex sympathetic dystrophy). Pellas F. Kreis R. Alfons HF Kessels. Complex regional pain syndrome type I (CRPS I). Validation of thermography in the diagnosis of reflex sympathetic dystrophy. Barcelona. 354:2025-8. van der Weerd RW. 15. How effective is physiotherapy in the treatment of complex regional pain syndrome type I? A review of the literature. Suzanne GM Stomp-van den Berg. Type 1. Koester B. Orthopade 2003. En: Torres LM. Mª. Effect of vitamin C on frequency of reflex sympathetic dystrophy in wrist fractures: A randomized trial. 21.. Schurmann M. 23. Bruehl S. 12. Borisch N. Gradl G. Herisson C. Chauvineau V. Complex regional pain syndrome type I in the upper extremity. BMC Neurol 2004. 22. Doro C. Andress HJ. Muscolosdeletal Care 2005. . Raja SN. Clin Occup Environ Med 2006. Anesthesiology 2002. 14. Assessment of peripheral sympathetic nervous function for diagnosing early post-traumatic complex regional pain syndrome type I Pain 1999. Schildberg FW. 1997. 80:149-59. diagnostics. 16. Conwell T. Pelissier J. Hayden RJ. Louis DS. Zollinger PE. 14: 284-90. Codine P. sympathetic skin response and three-phase bone scintigraphy. et al. 17. Rosenberg N.. Naredo E y Mayordomo L. Lane J. 1997.5 · Nº 1 · 68-74 González Rebollo A. 3:181-200. Barton Goldman L. Stress Infrared Telethermography is usefull in the diagnosis of Complex regional Pain Syndrome. Biomed Eng Online 2006 12. 2:1178. Schwettmann R. Grifka J. Clin J Pain 1996. 20. J Orthop Surg (Hong Kong) 2006.